News aggregator


¿Nos toman por idiotas?

Tortuga Antimilitar - fai 21 horas 55 min

Juan Carlos Rois
Tortuga

Si se fijan ustedes. Cualquier tiempo es bueno para las justificaciones de aumento del gasto militar (que parece un dragón voraz e insaciable de núbil alimento presupuestario) y para las pretensiones recurrentes de «profesionalizar» y «modernizar» nuestro sistema de defensa (¡caramba, ¿tan mal lo hacen los planificadores del asunto que nunca acaban de profesionalizarse ni modernizarse?): Que vivimos una recesión, pues momento pintiparado por el peligro y la coyuntura para aumentar el chorro de pasta a los ejércitos; que vivimos en la abundancia, pues oportunidad para aumentar el gasto militar ahora que estamos en vacas gordas; que nos asola una pandemia, nada mejor que aumentar las capacidades militares por dicha causa y para así defendernos mejor de ella; que amaina, mejor que nunca para aprovechar cual hormiga laboriosa para llenar las despensas militares por si acaso; que llueve, paraguas para los militares; que hace sol, sombrillas para los militares … y así una especie de condena encadenada que hace que todo tiempo sea el tiempo del gasto militar.

Deuda brutal

Ahora ocurre que nuestra ministra de Defensa, Doña Margarita Robles, nos ha endiñado toda una retahíla de explicaciones que, partiendo de la pandemia y la labor encomiable (¿?) del ejército en la misma, pretende justificar nada menos que un nuevo ciclo de rearme, del cual ya hemos conocido la punta del iceberg: 2.100 millones de euros para blindados, otros 2.000 millones más para reemplazar los F18 que operar en Gando y que en su día nos costaron un ojo de la cara, más otros más de 6000 millones (al menos) para sustituir los que operan en Torrejón y Zaragoza, una dotación nada despreciable para satélites militares, drones y sistemas de guerra no tripulados, helicópteros, fragatas para la “proyección” de nuestra capacidad militar a miles de kilómetros (algo que antes simplemente se llamaba invadir) y los emblemáticos y nunca bien ponderados submarinos made in Spain, todo lo cual supondrá un “esfuerzo” sostenido en una década de, al menos, otros 20.000 millones de euros a sumar a los 41.396 ya consolidados hasta 2019, si hacemos caso a la intervención del Secretario de Estado Ángel Olivares en Enero de 2019 en la Comisión de Defensa del Congreso.

Lo que ahora se nos «justifica» como urgencia por la coyuntura pandémica es pura propaganda, pues antes de la pandemia ya tenían acordado hacer dicho gasto, eso sí, entonces «justificado» porque la economía iba bien y teníamos que seguir la escalada acordada por nuestros socios atlánticos.

La inversión en alimentar el militarismo es brutal. Las cifras, escandalosas, nos hablan de más de 41.000 millones de euros comprometidos y de la nada despreciable cifra de otros 20.000 a añadir en la próxima década, lo que viene a equivaler a una losa superior a la que nos sepultó con la gloriosa idea de rescatar a la banca y al tinglado de racionalidad técnica y neutra del régimen bajo el cual sobrevivimos.

Caramelo envenenado

Pero, como en las malas pesadillas, eso no es todo.

Primero, porque si hacemos caso de la experiencia acumulada en los últimos 30 años, los presupuestos de los Programas Especiales de Armamentos que tan inteligentemente desarrolla el Ministerio de Defensa con la encomiable ayuda del de industria (en sus múltiples denominaciones desde entonces) y el auxilio del complejo militar industrial, suelen crecer respecto de lo previsto en una horquilla que va del 40 al 80% sobre lo inicialmente presupuestado.

Y segundo, porque suele acompañarse de pequeñas sorpresas y caramelos envenenados que hacen que, una vez iniciado el «encargo» de nuevos sistemas de guerra, a posteriori nos veamos obligados a adquirir nuevos sistemas para hacer que funcionen los ya adquiridos.

Pongamos de esto último un ejemplo: Las fragatas F-110.

Estas fragatas están pensadas para mostrar una cierta superioridad marítima y para formar parte del dominio marítimo de la OTAN como primer actor militar mundial y de la UE como actor regional.

Se trata de un barco de guerra con una obsolescencia programada de 35 años, dentro de los cuales los diversos sistemas se van gastando (lo que supone reparaciones) o haciendo viejos (lo que supone gasto para sustituirlos por otros nuevos). Tales costes parecen los normales y son parte de la justificación del siempre en marcha gasto militar, y no deberían escandalizarnos excesivamente, al menos si los comparamos con otros que no se muestran al público aunque se sabe que tendrán lugar. Veamos.

Las fragatas F-110 están pensadas para transportara aviones de combate de despegue vertical. España tiene aviones de esta naturaleza, pero su tecnología ya está anticuada en relación a los nuevos stands guerreriles, lo cual supone que, una vez nos entregan las fragatas, nada valen si no compramos los aviones que la convierten en un eficaz sistema de guerra.

Por casualidad los aviones de despegue vertical hoy de moda se llaman F35 y son producidos por la industria americana Lockheed Martin. Adquirirlos supone un gasto añadido. Una vez que se adquieren, vienen «mondos y lirondos», lo que quiere decir que habrá que hacer un tercer gasto para dotarlos de las capacidades militares requeridas. Sus pilotos, a su vez, deben ser formados en EEUU porque este avión no lo conduce cualquiera, lo que implica un cuarto gasto. Pero además, para poder convertirse en plenamente operativos, debe adquirirse aparte un casco por cada piloto que es un ingenio de la técnica, aunque cada uno cuesta unos 350.000 euros. Sin casco el piloto anda ciego. Sin piloto el avión no despega. Sin formar al piloto, el avión ni siquiera arranca. Sin avión, la nave navega por capricho. Sin sistemas avanzados de guerra, la nave, aunque navegue, no mete miedo… Al final, el precio de cada fragata tan necesaria se multiplica sin cesar y sin fondo.

¿No saben los «programadores» de todo este gasto que adquirir la fragata no es sólo adquirir la fragata? ¿Por qué no cuentan los añadidos cuando dan el primer paso? ¿por qué no lo informan cuando llevan su retahíla de justificaciones a la Comisión de Defensa? ¿por qué nadie pregunta en ésta? … ¿Nos toman por idiotas? ¡Nos toman por idiotas!

Los Submarinos.

El tema de los submarinos de Navantia ha seguido el mismo proceso de planificación.
España construía con la empresa estatal francesa DCNS un submarino, el Scorpéne, que suministraba este sistema de armas a los ejércitos español y francés y que además se vendía (se sigue vendiendo) a otros países.

En un momento dado, Aznar pensó que era mejor desvincularse de los franceses y construir un submarino por nosotros mismos, con el fin de destinarlo tanto a las propias fuerzas armadas como al negocio preferido de nuestra casta política: la venta de armas.

Ocurrió que los franceses se mosquearon y litigaron porque entendieron que España se aprovechaba de su trabajo de ingeniería y de sus patentes. Hubo pleito internacional y, como España iba a palmarlo, Aznar llegó al acuerdo de crear una tecnología nueva y no copiada de la francesa para los submarinos made in spain.
Así nace hace unas décadas el Programa Especial de Armamento del submarino S-80, con la idea de fabricar cuatro submarinos con tecnología de propulsión AIP (no gasoil y con mayor capacidad de inmersión por largo espacio), con un coste inicial de 1.300 millones de euros y fecha prevista de entrega en 2013.

Diversos problemas, por otra parte característicos de nuestro sello de calidad militar-industrial, retrasaron todo. El proyecto fue cometiendo diferentes problemas y errores tanto en su diseño como en sus capacidades, lo que hizo que en el años 2014 aún no existiera un prototipo de dicho submarino y que la cifra de gasto previsto (para producir en su día el primer submarino) subiera a 3.000 millones de euros (más del doble de lo presupuestado).

Entre los fallos de diseño el más gordo será que calcularon mal los pesos y el submarino diseñado no podía flotar, con lo cual debieron proceder a un rediseño del mismo, el aumento de su casco y el correlativo aumento de gasto hasta los 3.995 calculados en 2018, con la idea de poner a flote el primero de ellos en 2021 y sin saberse aún cuándo costará, una vez el primero en funcionamiento, producir cada uno de los tres submarinos restantes.

El despropósito no acaba ahí: Para el rediseño debieron pagar a una empresa de EE.UU que les explicó que si el peso del submarino hacía que no flotara, la solución era aumentar el volúmen del cachivache, algo que les habría contado un alumno de la ESO gratis. Como para fabricar el submarino, una vez analizado que debía ser más largo, era preciso contar con una dársena más grande de las que tiene Navantia en Cartagena, se tuvo que presupuestar un gasto más destinado a fabricar dicha dársena, y otro destinado a permitir que los submarinos S70 con los que España contaba en activo, siguieran en actividad hasta que boten los nuevos, lo que incorporó otros al menos 130 millones de euros más.

A su vez, como ya se había adquirido la pila de combustible a la empresa americana de turno, pero ésta es insuficiente para desplazar un submarino más grande del presupuestado, ahora tienen que comprar una más grande y cara ( y mandar a la basura la ya comprada) o bien optar por que el primero de los submarinos no use el sistema de propulsión que aparentemente era el que le daba el valor añadido frente a los submarinos franceses.

¿quieren más? Pues lo hay. El submarino está diseñado para lanzar misiles Scud, de producción de EEUU y que sólo EEUU e Israel tienen en la actualidad. ¿Tenemos licencia o acuerdo para su uso con EEUU? No. ¿Se apuestan algo a que, una vez botado el primer submarino nos salen con que es necesario un gasto añadido para dotarle del sistema de armas que precisa? ¿Se apuestan algo a que al precio de los Scud hay que añadir el precio político de que EEUU nos autorice a usarlos?
No creo ser muy imprudente si calculo que la broma del submarino español nos podrá salir por más de 4.000 millones para poner en el agua un único submarino de dudosa eficacia, a los que habrá que añadir lo que cueste producir cada uno de los restantes, pongamos que unos 400 millones de euros por cada uno de ellos por ser prudentes (1200 millones de euros más a añadir a los ya más de 4.000 gastados). Un submarino que en el mercado puede costar menos de 400 millones/unidad nos sale de momento por alrededor de 1300 por aparato.

Como dice la cultura popular no existen duros a peseta, pero parece que para nuestros políticos sí existen pesetas a precio de duro.

¿Más aún? Dado que el precio de producir estos submarinos (que según nuestros militares necesitamos tanto) es tan descabellado, sólo hay una manera de amortizarlo: Hacer que lo acaben pagando otros (Y si para ello se endeudan tanto mejor porque los hace dependientes). Es decir, producir muchos más y venderlos, aunque sea al precio de incrementar la carrera de armamentos y la peligrosidad de zonas ya excesivamente militarizadas.

Es previsible por ello que, igual que pasó con las fragatas aparentemente tan necesarias para la defensa nacional pero que se pasaron años paseando por Australia hasta que dicho país encargó fragatas a Navantia, los submarinos S-80 pasen una buena temporada de su tiempo útil exhibiéndose por los mares del mundo con el fin de mostrar sus capacidades y encontrar encargos.

Luego… ¿tan necesarios son para nuestra seguridad que pueden pasar varios años por ahí haciendo de agentes de ventas? ¿Nos toman por idiotas? ¡Nos toman por idiotas!

La pujanza de la industria militar

A preguntas que tras la crisis del COVID ha realizado la izquierda nacionalista y republicana de Cataluña en el Congreso, ha contestado el Ministerio de Industria con una retahíla de medias verdades.

Los diputados Nuet y Margall habían efectuado preguntas parlamentarias referidas a los Programas Especiales de Armamentos. El ministerio ha provechado la contestación para endiñarnos en bruto su argumentario de siempre.

Según el Ministerio no existe «deuda de I+D» de las industrias militares hacia el Estado porque, aunque el Ministerio de Industria anticipa una cantidad importante del coste de producción de las armas que encarga el ministerio de Defensa (por cierto a «coste cero», es decir que cuando se devuelve, si se devuelve, se devuelve lo prestado sin intereses y sin tener en cuenta la inflación, luego se devuelve menos de lo prestado), estas partidas que teóricamente adeuda la industria militar, luego se compensan con las que debe el ministerio de Defensa a dicha industria, debido a que entre lo presupuestado y el coste definitivo de los programas de armas hay una diferencia a favor de las industrias militares (luego la deuda es del estado con la Industria militar que financia el coste de las armas que nos vende con el dinero que le anticipa el Estado y luego pasa factura por el beneficio del negocio).

El argumento es poco matemático. Si yo anticipo dinero, corro con los gastos y costes de ese dinero durante diez o doce años, y luego pago más de lo pactado por lo que contraté, no se ve claramente que no exista deuda de la industria militar con el Estado. Pero además es que en la contabilidad sí se computan estos créditos como deuda.

En todo caso, la deuda real la contrae la sociedad, cautiva y sin poder de decisión, con la industria militar, porque es el Estado el que, sin necesitarlas desde el punto de vista de la defensa, le encarga sistemas de armas sofisticados y de precio inabordable, endeudándose para pagarlas. Es asi que los sistemas de armas encargados hasta la fecha suponen una deuda pública de más de 41.000 millones de euros en firme y otros 20.000 programados para la próxima década que en nuestro nombre pero sin nuestro consentimiento se han negociado entre ministerios, industrias militares y comisionistas de toda laya.

Señala Industria que el mimo con el que ha tratado a la industria militar es un claro ejemplo de éxito, porque ha servido para consolidad un sector de alta tecnología y de gran valor en la generación de I+d+i que nos ha hecho una potencia de reconocido prestigio en el sector y que, además, esta tecnología es susceptible de doble uso y aprovechamiento civil.

Para Industria, los PEAS son un ejemplo de cómo mediante encargos públicos, se desarrolla un complejo industrial de tecnologías avanzadas y destaca que en la lucha contra el Covid-19 y en la lucha contra el cambio climático, han mostrado su eficacia, lo que pone de manifiesto la necesidad de contar con una base tecnológica e industrial de la defensa.

Podríamos poner muchos reparos a esta visión cínica y falsa de la realidad, pero no voy a perder el tiempo. Hace mucho calor y la mentira, cuando es grosera, ni siquiera hace reír.

Basta con señalar que si el Estado quiere poner el valor sectores industriales esenciales para la sociedad, podría ponerse a ello en los que tienen que ver con la generación de vida (no con amenazarla), con la seguridad humana (no con la militar) o con los bienes y necesidades sociales básicas (no con los intereses del complejo militar-industrial).

¡Qué bueno hubiera sido una inversión a coste cero de más de 40.000 millones de euros para fortalecer un sector industrial-sanitario, o para generar ciencia, o para el sector del conocimiento y la educación, o para un sector de energías limpias y renovables, o para casi todo … menos para potenciar la venta de armas y administrar las prebendas de los señores del a guerra y de las puertas giratorias!

¿Nos toman por idiotas?

¡Nos toman por idiotas!

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las atrocidades de la guerra serbia de Bill Clinton expuestas en una nueva imputación

Tortuga Antimilitar - fai 21 horas 55 min

James Bovard

En 1999, la administración Clinton lanzó una campaña de bombardeos que duró 78 días y mató a más de 1.500 civiles en Serbia y Kosovo, en lo que los medios estadounidenses describieron con orgullo de cruzada contra la discriminación étnica. Esa guerra, como la mayoría de las pretensiones de la política exterior de EEUU, no fue más que una farsa.

El presidente de Kosovo, Hashim Thaci, fue acusado de diez cargos de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad por un tribunal internacional en La Haya, que acusó a Thaci y a otros nueve hombres de “crímenes de guerra, incluidos el asesinato, la desaparición forzada de personas, la persecución y la tortura”. Thaci y los otros sospechosos acusados fueron imputados por ser “criminalmente responsables de casi 100 asesinatos” y la acusación se refería a “cientos de víctimas conocidas de albaneses de Kosovo, serbios, romaníes y otras etnias, entre las que también se incluían opositores políticos”. Pero el sesgo y/o la incompetencia ridícula de los medios estadounidenses en esa guerra continúa. El New York Times respondió ante la acusación contra Thaci con un tuit que declaraba que “el líder serbio estaba acusado de crímenes de guerra”.

La sórdida carrera de Hashim Thaci ilustra cómo el antiterrorismo es una bandera de conveniencia para los políticos de Washington. Antes de convertirse en presidente de Kosovo, Thaci era el jefe del Ejército de Liberación de Kosovo (KLA, terrorista) y luchaba para obligar a los serbios a abandonar Kosovo. En 1999 la administración Clinton destacó a los “luchadores por la libertad” del KLA a pesar de su horrible pasado y les brindó ayuda masiva. El año anterior el Departamento de Estado había condenado “las acciones terroristas del denominado Ejército de Liberación de Kosovo”. El KLA estaba muy involucrado en el tráfico de drogas.

Pero armar al KLA y bombardear Serbia ayudó a Clinton a retratarse a sí mismo como un cruzado contra la injusticia y a distraer la atención del público después de su juicio político [por tener sexo con una menor en la Casa Blanca]. Clinton recibió la ayuda de muchos miembros desvergonzados del Congreso ansiosos por santificar los asesinatos de EEUU. El senador Joe Lieberman (demócrata por Carolina del Norte) dijo que EEUU y el KLA “defienden los mismos valores y principios. Luchar por el KLA es luchar por los DDHH y los valores estadounidenses”.

Y dado que los funcionarios de la administración Clinton compararon públicamente al líder serbio Slobodan Milošević con Hitler, cualquier persona decente se vio obligada a aplaudir la campaña de bombardeos. (Alexander Cockburn fue uno de los pocos periodistas que condenó la injusta guerra en ese momento; esta columna [en inglés] de Los Angeles Times de 1999 estableció la regla de oro para desafiar las mentiras de Clinton sobre Serbia).

Los albaneses étnicos cometieron atrocidades en la lucha implacable en Kosovo. Pero para santificar su campaña de bombardeos, la administración Clinton agitó una varita mágica e hizo desaparecer las atrocidades del KLA. El profesor británico Philip Hammond señaló que la campaña de bombardeos de 78 días “no fue una operación puramente militar: la OTAN también destruyó lo que llamó objetivos de ‘doble uso', como fábricas, puentes de la ciudad e incluso el principal edificio de televisión en el centro de Belgrado, en un intento de aterrorizar al país para conseguir que se rindiera”.

La OTAN lanzó repetidamente bombas de racimo sobre mercados, hospitales y otras áreas civiles, y hasta sobre la embajada de China. Las bombas de racimo son dispositivos antipersonas diseñados para esparcirse sobre formaciones de tropas enemigas. La OTAN arrojó más de 1.300 bombas de racimo sobre Serbia y Kosovo y cada bomba contenía 208 bombas separadas que cayeron flotando en paracaídas sobre la tierra. Los expertos en bombas estimaron que más de 10.000 bombas sin explotar quedaron dispersas por el paisaje cuando terminó el bombardeo, lo que sirvió para mutilar a un buen número de niños mucho después de alcanzado el alto el fuego.

En los últimos días de la campaña de bombardeos el Washington Post informó que “algunos ayudantes presidenciales y amigos están describiendo los bombardeos sobre Kosovo en tonos churchillianos como la “mejor hora de Clinton”. El Post también informó de que, según un amigo de Clinton,“lo que Clinton cree que eran los motivos inequívocamente morales para la intervención de la OTAN representaban una oportunidad para aliviar los arrepentimientos que albergaba su propia conciencia… El amigo dijo que Clinton se lamentaba a veces de que la generación anterior a él no hubiera sido capaz de servir en una guerra con un propósito claramente noble y que se sentía ‘casi defraudado' de que ‘al llegar su turno no tuviera la oportunidad de ser parte de una causa moral'”. Según el estándar de Clinton, la matanza de serbios estuvo “suficientemente cerca de una causa moral en sus trabajos de gobierno”.

Poco después del final de la campaña de bombardeos de 1999 Clinton enunció lo que sus ayudantes llamaron la doctrina Clinton: "Ya sea dentro o fuera de las fronteras de un país, si la comunidad mundial tiene el poder de detenerlo, debemos detener el genocidio y la limpieza étnica”. En realidad la doctrina de Clinton postulaba que los presidentes tienen derecho a comenzar a bombardear tierras extranjeras sobre la base de cualquier mentira descarada que regurgiten los medios estadounidenses. Así, la lección del bombardeo de Serbia es que los políticos estadounidenses simplemente necesitan recitar públicamente la palabra “genocidio” para obtener licencia para matar.

Una vez que terminó de bombardear, Clinton aseguró al pueblo serbio que EEUU y la OTAN habían acordado ser fuerzas de paz solo “en el entendimiento de que protegerían tanto a los serbios como a los albaneses étnicos y que se marcharían cuando la paz se afianzara”. En los meses y años posteriores las fuerzas estadounidenses y de la OTAN se mantuvieron al margen mientras el KLA reanudaba su limpieza étnica, matando a civiles serbios, bombardeando iglesias serbias y oprimiendo a los no musulmanes. Casi un cuarto de millón de serbios, gitanos, judíos y otras minorías huyeron de Kosovo después de que Clinton prometiera protegerlos. En 2003 casi el 70% de los serbios que vivían en Kosovo en 1999 habían huido y Kosovo tenía un 95% de etnia albanesa.

Pero Thaci siguió siendo útil para los responsables políticos de EEUU. Aunque fue ampliamente condenado por opresión y corrupción después de tomar el poder en Kosovo, el vicepresidente Joe Biden elogió a Thaci en 2010 como el “George Washington de Kosovo”. Meses más tarde un informe del Consejo de Europa acusó a los agentes de Thaci y KLA de tráfico de órganos humanos. The Guardian señaló que el informe alegaba que el círculo íntimo de Thaci “trasladó cautivos a través de la frontera a Albania después de la guerra, donde se dice que varios serbios fueron asesinados para sacarles los riñones, que eran vendidos en el mercado negro”. El informe indicó que cuando los “cirujanos encargados de los trasplantes” estaban “listos para operar, los cautivos [serbios] eran sacados de la ‘casa segura' individualmente, ejecutados sumariamente por un hombre armado del KLA y sus cadáveres transportados rápidamente a la clínica donde se efectuaría la operación”.

A pesar de la acusación de tráfico de cuerpos, Thaci fue un asistente estrella en la conferencia anual de Iniciativa Global de la Fundación Clinton en 2011, 2012 y 2013, donde posó para las fotos con Bill Clinton. Tal vez fuera esa una gratificación incluida en el contrato de cabildeo de 50.000 dólares al mes que el régimen de Thaci firmó con The Podesta Group, cogestionado por el futuro gerente de campaña de Hillary Clinton, John Podesta, como informó el Daily Caller.

Clinton sigue siendo un héroe en Kosovo, erigiéndosele una estatua en la capital, Pristina. El periódico The Guardian señaló que la estatua mostraba a Clinton “con la mano izquierda levantada, el gesto típico del líder saludando a las masas”. En su mano derecha sostiene documentos grabados con la fecha en que la OTAN comenzó el bombardeo de Serbia, el 24 de marzo de 1999”. Habría sido una representación más precisa y adecuada representar a Clinton sobre una pila de cadáveres de mujeres, niños y otras personas asesinadas en la campaña de bombardeos de EEUU.

En 2019 Bill Clinton y su fanática exsecretaria de Estado del bombardeo, Madeline Albright, visitaron Pristina, donde fueron “tratados como estrellas de rock” mientras posaban en las fotos con Thaci. Clinton declaró: “Amo este país y siempre será uno de los mayores honores de mi vida haber estado con ustedes contra la limpieza étnica (por parte de las fuerzas serbias) y por la libertad”. Thaci otorgó las medallas de la libertad a Clinton y Albright “por la libertad y la paz que nos trajo a toda la región”. Albright se ha reinventado a sí misma como una advertencia visionaria contra el fascismo en la era Trump. En realidad el único título honorífico que merece Albright es el de “Carnicera de Belgrado”.

La guerra de Clinton contra Serbia fue una caja de Pandora que el mundo todavía sufre. Debido a que los políticos y la mayoría de los medios describieron la guerra contra Serbia como un triunfo moral, al gobierno de Bush le resultó más fácil justificar el ataque a Irak, al gobierno de Obama bombardear Libia y al gobierno de Trump bombardear repetidamente Siria. Todas esas intervenciones no hacen más que sembrar el caos que continúa azotando a los supuestos beneficiarios.

El bombardeo de Serbia de Bill Clinton en 1999 fue un fraude tan grande como el de George W. Bush engañando a esta nación para atacar Irak. El hecho de que Clinton y otros altos funcionarios del gobierno de EEUU siguieran glorificando a Hashim Thaci a pesar de las acusaciones de asesinatos en masa, tortura y tráfico de personas y órganos, es otro recordatorio de la venalidad de gran parte de la élite política de EEUU. ¿Volverán los estadounidenses a ser crédulos la próxima vez que los políticos de Washington y sus aliados mediáticos inventen falsos pretextos para hacer desencadenar un infierno sobre una desventurada tierra extranjera?

counterpunch.org. Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Policía no

Tortuga Antimilitar - fai 21 horas 55 min

Categorías: Tortuga Antimilitar

Así destapan el infame papel de Juan Carlos I en la entrega del Sáhara Occidental

Tortuga Antimilitar - 12 July, 2020 - 00:00

Por Lehbib Abdelhay/ECS

El Sáhara Occidental es un tema de descolonización que no sólo afecta a la región del Maghreb. Hay muchos países pendientes de cuanto sucede en este conflicto por los daños colaterales que puede suponer.

La Agencia Central de Inteligencia americana compartió varias fotos de soldados saharauis lanzando misiles y otros marroquíes capturados por las fuerzas saharauis.

La decisión de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, CIA, de abrir el acceso a más de 10 millones de páginas de más de 900.000 documentos desclasificados permite conocer lo que sucedió exactamente a partir de marzo de 1979.

La agencia de inteligencia americana revela que Marruecos estaba perdiendo la guerra contra el Frente Polisario. Según el documento, Marruecos estaba perdiendo la batalla hasta que países europeos y Árabes intervinieron para ayudar a la dictadura de Hassan II.

''La anexión del Sáhara Occidental por Marruecos en 1975 fue por la fuerza y desembocó en una guerra'', según los documentos desclasificados, la guerra del Sáhara que estuvo muy disputada entre el Frente Polisario y Marruecos, fue determinante la ayuda que recibieron los marroquíes por parte de Estados Unidos, Francia, España y Arabía Saudí gracias a las relaciones de Hassan II con Henry Kissinger, entonces consejero de Seguridad Nacional de EEUU y con los Saud de Arabía Saudí.

Pero qué ha hecho Juan Carlos con el pueblo del Sáhara Occidental.

El 21 de agosto de 1975, el Departamento de Estado norteamericano da luz verde a un proyecto estratégico secreto de la CIA, financiado por Arabia Saudí, para arrebatar la antigua provincia del Sahara (270.000 Kms cuadrados) a España. Un territorio vital desde el punto geoestratégico, rico en fosfatos, hierro, petróleo y gas, que EE.UU no está dispuesto a dejar en manos de España dada la situación en que se encuentra el régimen de Franco.

El plan consiste en invadir la zonamediante una marcha de unos 300.000 ciudadanos marroquíes (Marcha Verde), que se harían pasar por antiguos habitantes de la zona.

El 6 de octubre de 1975, los servicios de Inteligencia del Ejército español informan a Franco, ya muy enfermo, de los planes de EE.UU en relación con el Sáhara Occidental y le piden que actúe en consecuencia.

El 16 de octubre de 1975, la Marcha Verde es anunciada por Hasan II, al mismo tiempo que el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU rechaza las pretensiones de Maruecos sobre ese territorio. Hassan II declara sin vergüenza ninguna: ''Tenemos que iniciar una marcha verde desde el Norte de Marruecos hacia el Sur y del Este al Oeste. Tenemos, querido pueblo, que levantarnos como un solo hombre, con orden y organización para dirigirnos al Sahara y encontrarnos con nuestros hermanos allí.'

El 21 de octubre de 1975, el príncipe Juan Carlos de Borbón, heredero del dictador, se niega a aceptar la jefatura del Estado con carácter interino. Quiere plenos poderes para poder actuar en el Sáhara Occidental.

El 22 de octubre de 1975, el presidente del Gobierno español, Arias Navarro, con conocimiento de Franco, manda al ministro José Solís a Rabat para tratar de parar el órdago marroquí prometiendo negociaciones sobre el tema en cuanto la situación del dictador mejore.

El 26 de octubre de 1975, da comienzo la Marcha Verde en territoriomarroquí. Toda la planificación operativa y la organización logística del plan ha corrido a cargo de técnicos norteamericanos.

El 31 de octubre de 1975, Juan Carlos de Borbón se hace cargo de la jefatura del Estado español. Mostrándose muy preocupado por la situación en el Sahara, pues tiene muy presente el caso portugués. No quiere que la situación le desborde.

Finalmente el monarca español asumió oficialmente la jefatura de Estado el 31 de Octubre después de negarse a hacerlo una semana antes. Ese mismo día convocó un Consejo de Ministros y se puso manos a la obra. Sus contactos con su homólogo marroquí fueron constantes. Hasta entonces, según transmitió Stabler, "el Gobierno seguía vacilante" ante la falta de liderazgo y, sobre todo, el aumento de las presiones marroquíes.

Rabat envió el primer grupo de "marchadores verdes" al Sáhara el 30 de octubre, y no el 6 de noviembre, fecha oficial del inicio de la Marcha Verde, para bloquear una posible intervención de Argelia contra la invasión.

El 31 de octubre de 1975, el príncipe preside un Consejo de Ministros en La Zarzuela. Cuestión prioritaria: el Sahara. Juan Carlos manifiesta su férrea determinación de ponerse al frente de la situación. Sin embargo, no les dice a los reunidos que él ya ha enviado a su hombre de confianza, Manuel Prado y Colón de Carvajal, a Washington, para solicitar la ayuda de Henry Kissinger. Es consciente de que una guerra colonial con Marruecos en aquellos momentos podría precipitar los acontecimientos al estilo de lo acaecido en Portugal y que podría perder su corona antes de ceñirla.

El Secretario de Estado norteamericano acepta la mediación solicitada por el nuevo jefe del Estado español, intercede ante Hassan II y en las siguientes horas se firma un pacto secreto por el que Juan Carlos se compromete a entregar el Sahara español a Marruecos a cambio del total apoyo político americano en su próxima andadura como rey de España.

El 2 de noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón visita las tropas españolas en El Aaiún en un viaje sorpresa. Está en tratos secretos con los americanos para la entrega del territorio, pero no tiene ningún reparo en aparentar con los militares (a los que traicionará en las siguientes horas igual que al pueblo español, a los saharauis y a la propia ONU) En este centro, en el curso de una bien regada amistad con los militares, hasta se permite decirlesa los oficiales de las tropas allí destacadas: “España no dará un paso atrás, cumplirá todos sus compromisos, respetará elderecho de los saharauis a ser libres” y también, dice “No dudéis que vuestro comandante en jefe estará aquí, con todos vosotros, en cuanto suene el primer disparo”.

El 6 de noviembre de 1975, la Marcha Verde invade la antigua provincia africana española. En virtud del pacto secreto (alta traición) entre Kissinger, Hassan II y el traidor nuevo jefe del Estado español. Los campos de minas de la frontera han sido levantados y los legionarios españoles prudentemente retirados. España hasta se permite la desvergüenza de enviar al ministro de la Presidencia para que gire una visita de cortesía a los campamentos marroquíes de la Marcha Verde. La ONU, incómoda y sin saber qué sucede, urge a Hassan II a retirarse y a respetar la legalidad internacional. Mientras España mira hacia otro lado porque bastante tiene el principe con asegurar su corona y el monarca alauí no hace el menor caso.

El 9 de noviembre de 1975, Hassan II da por alcanzados todos sus objetivos en el Sahara y en espera de las conversaciones de Madrid, retira los campamentos de la Marcha Verde a Tarfaya. Argelia protesta y retira su embajador en Rabat. Los saharauis, traicionados por España, se aferran a la lucha armada.

El 12 de noviembre de 1975, comienza la Conferencia de Madrid entre España, Marruecos y Mauritania, dirigida y controlada por EE.UU en la sombra.

El 14 de noviembre de 1975 se produce la famosa Declaración de Madrid sobre el Sahara (acuerdos tripartito de Madrid). Por ella se entrega a Marruecos toda la parte norte de la antigua provincia española:

Las Cortes y el pueblo español no saben nada del asunto. Todo se ha tejido entre bastidores, con la CIA, el departamento de Estado norteamericano y los servicios secretos marroquíes como maestros de una ceremonia bochornosa en la que el príncipe Juan Carlos ha movido sus hilos a través de sus hombres de confianza: Armada, Mondéjar y Torcuato Fernández Miranda.

Mientras el Gobierno del anonadado Arias Navarro, con Franco moribundo y su porvenir político acechando, se limitó a ejercer de convidado en la mayor vergüenza política y militar de España en toda su historia. Porque, efectivamente, este país nunca jamás había traicionado de una forma tan perversa a sus propios ciudadanos (los saharauis lo eran en 1975), se había humillado de tal manera ante un pueblo más débil que él pactando en secreto su rendición, y abandonado cobardemente el campo de batalla sin pegar un solo tiro y después entregando a su enemigo acuartelamientos y armas.

Ver el documento aquí: https://www.cia.gov/library/reading...

Fuente: https://www.ecsaharaui.com/2020/07/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Industria de control migratorio: Un negocio de lucrativa sobredimensión

Tortuga Antimilitar - 12 July, 2020 - 00:00

Un estudio de la Fundación PorCausa investiga el lucrativo negocio que se expande tras las políticas migratorias comunitarias. Oscurantismo, puertas giratorias y discurso del miedo confluyen en una maraña de intereses que la organización ha querido visibilizar a través de una propuesta irónica: el conglomerado industrial Espectram.

Redacción El Salto

La Fundación PorCausa presentaba ayer 2 de julio los resultados de su investigación Industria de Control Migratorio, al término de un año de trabajo del que ha resultado un estudio estructurado en dos volúmenes, el primero de ellos dedicado al diseño de las políticas migratorias de la Unión Europea y los actores implicados, y el segundo focalizado en el caso español.

Para presentar los principales hallazgos de la investigación la Fundación echaba ayer mano de creatividad e ironía, a través del imaginario conglomerado Spectram, acrónimo de Securitización, Privatización, Externalización y Tráfico de Migrantes. En la presentación a la prensa, a través de Zoom, un representante del ficticio grupo introducía al público en el negocio de la migración. Serio y trajeado, contextualizaba el giro de la industria hacia el ámbito migratorio en la disminución de un 60% en el presupuesto destinado a defensa entre 1960 y el año 2000 a nivel internacional.

Es en ese marco que puede entenderse el volumen de un negocio que mueve presupuestos desproporcionados para la situación a la que dice hacer frente, pues, como afirman en la investigación “los migrantes no autorizados (incluidos demandantes de asilo pendientes de resolución) eran solo el 1% de la población total de Europa en 2017. En el caso de España, a finales de 2019, los migrantes irregulares sumaban entre 390.000 y 470.000 personas, entre el 11% y el 13% del total de inmigrantes extra-comunitarios y alrededor del 0,8% de la población total que reside en España. Tan solo un 9% provienen de África. Partiendo de estas cifras ¿a qué intereses obedece esta concentración de recursos financieros y políticos en el blindaje fronterizo?”, se preguntan en el informe.

La (irónica) respuesta se halla en el documento de Espectram que integra la propuesta de visibilización por la que ha apostado PorCausa, señalando cómo desde la industria “cuentan con partidas presupuestarias proporcionales a la percepción de la magnitud del problema”. “¿Has oído eso de “la Europa Fortaleza”? Pues es uno de nuestros hits. Lo bonito de la Europa Fortaleza es que no es un sitio: es una forma de pensar”, reza el texto para explicar el clima en el que se produce el ascenso de esta industria que cuenta con cuatro grandes ramas: securitización, externalización de las frontera —gracias a la colaboración de quienes llaman con sorna “Vecinos Extracomunitarios de Lealtad Renegociable”—, privatización de su control y criminalización de las personas que migran.

La parodia continuaba con una serie de servicios de marketiniano etiquetado: el MigraStay, el MigraGoBack, el MigraKeepOut, el MigraClean y el MigraAssimil, son los nombres bajo los que el equipo de PorCausa enumeraba la ayuda a la cooperación destinada a mantener a los migrantes en sus países de origen, la externalización de las fronteras, la vigilancia de los perímetros fronterizos, la detección, detención y expulsión de quienes consiguen cruzar, y los programas de integración e inclusión, respectivamente.

La original estrategia de visibilización señala las sinergias entre el negocio del control de fronteras y el negocio del paso ilegal de fronteras: “Cuanta más securitización más desesperación, y cuanta más desesperación más beneficio”, ironizaban en la presentación. A la sinergia entre control y tráfico se sumaría la relación entre los empresarios abocados a esta industria y los funcionarios responsables de diseñar las políticas migratorios y licitar los contratos: los lobbies y las puertas giratorias son elementos centrales de esta lucrativa coreografía.

Una connivencia que se mantiene aceitada por una buena política comunicativa, ironizaban a través de la ficiticia Espectram, recomendando decir “barbaridades para mover la ventana de Overton”, consejo que encabeza una lista de estrategias mediáticas que incluye silenciar otros modelos de gestión de la migración, evitar narrativas alternativas, o demonizar o angelizar a los migrantes para que nunca sean consideradas personas. Mantener la opacidad, a la manera clásica de Frontex, actor central del entramado, también sería garantía de éxito.

“Tras la ultima revisión de su mandato en 2019, Frontex no solo ha multiplicado su presupuesto sino que pasa de ser una herramienta institucional al servicio de los estados miembros a ser un actor que adquiere su propio equipamiento, coordina operaciones conjuntas, ejecuta retornos, firma acuerdos con países terceros o recluta un cuerpo de 10.000 guardias fronterizos armados”, denuncia el informe de PorCausa al respecto. En el texto, en línea con los comentarios sobre comunicación incluidos en el discurso de Espectram, se apunta al lenguaje securitario de la agencia que “parece dirigido tan solo a proteger a la ciudadanía europea. Las personas migrantes son invisibles, no hay apenas consideración práctica ni estadística de muertes, datos desagregados o información que personalice a los migrantes”.

“Hemos hecho una sátira, pero lo alarmante es que no nos hemos alejado demasiado de la realidad”, comentaba Gonzalo Fanjul, impulsor de la Fundación, al término de la peculiar presentación del informe. “Nos planteamos seguir el camino del dinero desde Bruselas al Sahel, pero no fue posible por falta de medios y fuerza, y por la opacidad de una maraña de intereses”, confesaba la investigadora Ana González, responsable de la primera parte del informe. “En lugar de hacer el camino vimos cuánto hay en el bote y quién se está beneficiando”.

En su mirada a los contratos encontraron “cantidades irracionales” en relación a la dimensión de la migración irregular, centrada particularmente en el freno de inmigrantes “cuanto más lejos mejor”. Un blindaje de las fronteras que, como ya comentaban satíricamente, “se basa en el discurso del miedo hilvanado por lobbies muy poderosos”. González señalaba en particular los recursos dedicados a la innovación tecnológica, “un colador de fondos”.

A este respecto, el informe detalla que en el marco de la propuesta de 2018 de la Comisión para el futuro Horizon Europe (2021-2027), que podría ser modificado a raíz de la emergencia sanitaria, la Unión Europea “intensificará su rol como proveedor de seguridad y defensa con una asignación de 30.800 millones de euros a migración y control de fronteras (2.7% del presupuesto total y 207% más que el período anterior), 24.300 millones de euros irán a seguridad y defensa (2.1% del total), así como una gran parte de los 100.000 millones para innovación y la economía digital”.

Para que todos estos recursos acaben en manos de la industria del control migratorio es imprescindible, señalaba González, la existencia de lobbies “susurrando al oído de los legisladores cómo diseñar las políticas migratorias”. En este contexto, España se ha convertido “en una gallina de los huevos de oro, como frontera sur, donde esta industria prolifera”.

“Se sabe quién pierde con la política migratoria pero no tanto quién gana”, comentaba por su parte José Bautista, responsable de la parte de la investigación centrada en España para la que han revisado 1667 contratos, todos los públicos, a los que se han destinado 660 millones de euros desde 2014. De estos contratos el 54% de los fondos pertenecen al Ministerio de Interior, algo que, según Bautista, da cuenta del enfoque securitario predominante en las políticas migratorias. El investigador aclaraba que en realidad las cantidades comprometidas serían mucho más altas. Quedan afuera subvenciones, fondos reservados, o los gastos asociados al despliegue de policía y guardia civil en terceros países.

Son cantidades ingentes que van destinadas principalmente a frenar migrantes, y no para la integración y acogida, crear vías de acceso seguro, o apoyar a los trabajadores migrantes de sectores esenciales, criticaba el investigador. Fondos que se distribuyen en una opacidad total, señalaba poniendo como ejemplo el Centro de Atención Temporal de Extranjeros en Motril, un “experimento, del que no hay un solo informe publicado, y cuyos contratos son secretos”. De hecho, explicaba Bautista, de los 1.667 contratos revisados, 7 de cada 10 habrían sido adjudicados a dedo, con cantidades ligeramente inferiores a los 18.000 euros, cantidad a partir de la cual habrían de someterse a concurso público.

Y son cantidades ingentes muy concentradas: el 80% de los contratos examinados fueron parar a 20 empresas que incluyen Indra, Clece, Telefónica, Eulen, entre otras. Un entorno en el que abundan las puertas giratorias: “entre las 20 multinacionales españolas y extranjeras que más dinero obtuvieron, el equipo de porCausa identifica al menos a 121 ex altos cargos del Estado con puestos de responsabilidad en el consejo de administración y otros órganos de poder de estas corporaciones”, recoge el estudio. Se trata de “ex ministros, ex altos mandos del Ejército, ex consejeros autonómicos, ex embajadores del Reino de España, ex altos mandos del CNI, aristócratas y miembros de la Familia Real”. En el top de puertas giratorias: Telefónica, Repsol, Indra y Grupo ACS. Bautista afirmaba que ninguna de las preguntas hechas a empresas y ministerios ha sido contestada, salvo en el caso del ministerio de exteriores.

En el cierre de la presentación la PorCausa admitía que lo que denuncian en su informe ha sido investigado y documentado también por muchas otras organizaciones, denuncias que en muchos casos no tienen visibilidad y repercusión en la opinión pública, por ello defendían el enfoque satírico e innovador propuesto a través de Espectram, con la esperanza de dar una mayor visibilidad a estas denuncias, para combatir lo que de manera irónica reflejaban con su propuesta comunicativa: “Si quieres seguridad, tienes que mirar a otro lado mientras violamos Derechos Humanos”

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/migra...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un monumento en Lisboa

antimilitaristas.org - 11 July, 2020 - 00:30
Categorías: antimilitar

Contra la mascarilla obligatoria

Tortuga Antimilitar - 11 July, 2020 - 00:00

Nos llega este breve panfleto contra la obligatoriedad de uso de mascarilla. Suscribimos lo ahí dicho en su totalidad, y por eso lo compartimos con los lectores de Ed. El Salmón y animamos a su difusión, crítica y discusión.

Si eres de los que se da un baño en el mar con la mascarilla y los guantes puestos; o si eres de los que le encasqueta la mascarilla al crío de cuatro años; o si eres de los que considera que llevar la mascarilla ocho, diez, doce o catorce horas en el puesto de trabajo es un derecho de los trabajadores y no un atentado contra su salud y su dignidad; o si eres de los que piensa que llevar mascarilla es de ser buen ciudadano; o si eres de los que va a la manifa contra los recortes, contra el racismo o contra la ley mordaza con la mascarilla puesta; o si estás conforme con que entre en vigor en Cataluña la obligación de llevarla siempre, aunque haya distancia de seguridad; o si sencillamente eres de los que no entiende por qué hay que ponérsela a la fuerza y encima creerse que eso puede ser bueno para algo… entonces tal vez te interese leer esta hoja, en la que se dan ALGUNAS RAZONES CONTRA LA MASCARILLA OBLIGATORIA.

Si te parece oportuna y útil para lo que sea, difúndela y repártela de la manera que mejor te parezca.

¿TE HAS PARADO A PENSAR EN SI LA MASCARILLA OBLIGATORIA DE VERDAD SIRVE PARA LO QUE NOS DICEN QUE SIRVE?

¿TE HAS PARADO A PENSAR EN QUE PARA LO ÚNICO QUE SEGURO QUE SIRVE ES PARA NO DEJARNOS HABLAR NI RESPIRAR, PARA ALIMENTAR EL CLIMA GENERALIZADO DE MIEDO, PARA QUE CADA CUAL MUESTRE SU OBEDIENCIA, PARA SEÑALAR AL QUE NO SE SOMETE?

¿TE HAS PARADO A PENSAR EN QUE, CUANDO UNA ORDEN ES TAN ESTÚPIDA Y TAN DAÑINA, SE PUEDE DESOBEDECER?

CONTRA LA MASCARILLA OBLIGATORIA,
¿TE HAS PARADO A PENSAR?

Desde la orden gubernamental del 19 de mayo, confirmada y retocada por Real Decreto el 9 de junio (es decir, en pleno estado de excepción), y hasta que el gobierno tenga a bien declarar «finalizada la situación de crisis sanitaria» (es decir, hasta no se sabe cuándo), «las personas de seis años en adelante» están obligadas a llevar mascarilla.

Son muchos los estudios que muestran que las mascarillas no sirven para impedir el contagio de enfermedades respiratorias del tipo del virus corona.* La propia OMS reconoce que «no hay suficientes pruebas a favor o en contra del uso de mascarillas (médicas o de otro tipo) por personas sanas».** ¿Qué sentido tiene entonces imponer su uso por ley, y encima a enfermos y sanos por igual?

Por otra parte, se nos ha obligado a usar mascarilla justo cuando lo peor de la epidemia ha pasado. Los hospitales ya no están saturados. Y no tiene sentido querer frenar a cualquier precio una enfermedad que sólo resulta peligrosa en unos pocos casos. Siempre ha habido enfermedades de transmisión similar y nunca se nos ha obligado a llevar mascarilla. Ahora mismo hay menos peligro que en plena temporada de gripe en otros años.

Pero no es sólo que haya muchas dudas, y muy razonables, sobre la capacidad de la mascarilla para evitar contagios. Es que además puede ser perjudicial para la salud. Cualquiera sabe que llevar mascarilla es un incordio y una guarrería que no puede sentar bien a nadie. Pero si alguien necesita que se lo confirme la ciencia, que sepa que no faltan científicos que avisan de que el vapor que exhalamos y se va acumulando en la mascarilla es un caldo de cultivo perfecto para virus, bacterias, hongos y parásitos presentes en el aire, y de que las mascarillas impiden que eliminemos correctamente el anhídrido carbónico que exhalamos, haciendo que ese desecho nocivo vuelva a entrar en la sangre a través de los pulmones, de modo que, en lugar de nutrir las células con el oxígeno que necesitan, se les devuelve una sustancia tóxica, lo que puede hacer enfermar de maneras mucho más graves que las que se pretenden impedir con la mascarilla.*** ¿Cómo puede ser que en nombre de la salud se nos impida respirar correctamente?

Si no sirve para lo que dicen lo que sirve, ¿para qué sirve entonces la mascarilla obligatoria?

Utilizar correctamente una mascarilla exige el cumplimiento constante de una serie de instrucciones bastante engorrosas que nadie o casi nadie observa. Cada cual lleva la mascarilla como buenamente puede. O sea, mal. Y no pasa nada, porque lo único que está mandado es que la lleve. Esta imposibilidad de usar correctamente la mascarilla, y la palmaria indiferencia de las autoridades al respecto, demuestra que la función de la mascarilla no es sanitaria, sino política y religiosa: no se trata de recomendaciones más o menos razonables, sino de una imposición legal, de un acto de fuerza; no se trata de mirar por la salud, sino de que se cumpla el ritual mágico de adhesión y de obediencia, que es la manera, única y obligatoria, de conjurar la amenaza abstracta y de evitar el castigo concreto.

Pero cualquiera se da cuenta de que el efecto principal que tiene esta imposición legal y este ritual supersticioso es el de separar (en el doble sentido de aislar y clasificar) a la gente: la mascarilla hace que sea muy difícil hablar, oculta la mitad de la cara o más y alimenta así la idea de que somos peligrosos los unos para los otros, dejando señalado como «egoísta» (y quién sabe qué más) a quien no se somete, de forma que los obedientes puedan volverse contra él. La agresividad, los malos modos y la intimidación contra quienes se resisten más o menos a llevar la mascarilla, y el desprecio absoluto por las razones que puedan asistirles, están ya a la orden del día.

Pues bien, contra una norma tan estúpida y tan dañina, o sea, tan irracional, cabe desobedecer, o al menos no obedecer más de lo que manda la propia Ley. Digan lo que digan policías, vigilantes, empleados de comercios y servicios públicos y nuestros propios vecinos, por ahora la mascarilla sólo es obligatoria por ley cuando no se puede guardar la distancia de seguridad de metro y medio, lo mismo en sitios cerrados que abiertos, y en los transportes públicos. Y están exentos de ella los niños de menos de seis años; quienes hagan deporte al aire libre; personas en supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad; quienes tengan algún problema de salud que les impida llevarla; quienes estén haciendo cosas incompatibles con el uso de mascarilla. Así que quienes coman pipas en el tren, quienes se besen en los autobuses, quienes se suenen los mocos o fumen o beban o lo que sea donde sea han de estar exentos. Claro que las principales actividades incompatibles con el uso de las mascarillas son hablar y respirar. Exentos están también quienes tengan, por ejemplo, algo de asma o les dé ansiedad llevarla, y esto último da la impresión de que nos pasa más o menos a todos. Como las autoridades tienen la manía de no creer a la gente y la cosa se ha puesto tan violenta, hay quien prefiere que un médico le certifique por escrito esta incompatibilidad suya con las mascarillas (por mucho que la ley no exija estos certificados). Otros prefieren obedecer de manera paródica o exagerada y pintarse en la mascarilla lemas como «Yo obedezco», o el dibujito que ilustra este panfleto, o se ponen un bozal encima de la mascarilla, o salen a la calle con una escafandra o con un burka… Otros desobedecen sin más y no se la ponen nunca, o no se la ponen hasta que no les obligan. Las ocurrencias de la inteligencia no sometida no tienen fin.

Porque la salud no puede ser obligatoria

Porque no tiene sentido perder la vida para salvarla

Porque lo que nos están obligando a sacrificar no son nimiedades

o lujos prescindibles, sino la vida misma…

CONTRA LA MASCARILLA OBLIGATORIA,

¿POR QUÉ NO DAMOS LA CARA?

* https://contraelencierro.blogspot.c...

**https://www.who.int/es/emergencies/...

***https://www.youtube.com/watch?v=c0F..., minuto 33 y ss.

Fuente: http://www.edicioneselsalmon.com/20...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El ejército de Colombia reconoce que 118 uniformados están implicados en abusos sexuales

Tortuga Antimilitar - 11 July, 2020 - 00:00

Camilo Galvis

El comandante del ejército, el general Eduardo Zapateiro, reveló que 118 militares entre suboficiales y oficiales tienen hoy investigaciones por casos de abuso sexual.

"Dolorosamente tengo que comunicar que al momento, luego de hacer una verificación detallada desde el 2016, hemos identificado que 118 integrantes de la fuerza tiene procesos por presuntos actos sexuales abusivos o violentos, entre esos están el caso del Guaviare y el Cantón Sur en Bogotá", dijo el alto mando militar.

Sin embargo, aclaró que de los 118 investigados, 45 ya fueron retirados del Ejército y que los 73 restantes están aún en proceso, y sus investigaciones las llevan otros organismos de control, como la Fiscalía y la Procuraduría.

Fuente: https://caracol.com.co/radio/2020/0...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Prueba

Tortuga Antimilitar - 11 July, 2020 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pan y Rosas, Noticias de Paz de junio

Tortuga Antimilitar - 10 July, 2020 - 00:00

En este programa del mes de Junio compartimos los siguientes contenidos:

Sin Noticias de Paz, sección facilitada por las compañeras de Tortuga.
Noticias de la IRG, con Pedro MOC de Tenerife.
Relato de la presentación en la Junta de Accionistas de Indra el 25 de Junio de nuestra denuncia y exigencias, a la voz Koldobi, de AAmoc Las Palmas.
Información proyecto internacional de Objeción fiscal al gasto militar contra la violencia sexual, con Jesús de Mambrú.
Poemas por la Paz, con Almudena de Mujeres de Negro de Madrid.
Segunda presentación del libro Manual para entender el militarismo con Juan Carlos Rois.

Un programa realizado desde AAmoc Las Palmas para el mundo y con todo el mundo.

Pincha acá: https://www.ivoox.com/pan-rosas-not...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Este verano, asegúrate de que tus hijos se aburran

Tortuga Antimilitar - 10 July, 2020 - 00:00

maría dotor

"Mamá, papá, me aburro". Esta es quizá una de las frases que más miedo nos da escuchar de la boca de nuestros hijos. Y ahora que vienen tres meses de verano, sabemos que la van a pronunciar muchas veces. No tienen colegio, ni extraescolares... Las horas libres abundan y las posibilidades de aburrimiento se multiplican.

Como dice Kim John Payne, de Simplicity Parenting, vivimos que nuestros hijos se aburran como "un fracaso personal", tal vez porque nos encontramos en una sociedad obsesionada por hacer y no parar.

¿Cómo? ¿Qué ya tienes una lista hecha de actividades para anticiparte a este problema? Ni hablar, olvídate de convertirte este verano en animadora sociocultural de tus hijos, porque el aburrimiento, como nos dice Álvaro Bilbao, es "la madre de la creatividad. Hace que el niño se fije, observe... En definitiva, que mate ese aburrimiento tirando de imaginación".

Pero no solo él le otorga cualidades positivas al aburrimiento, muchos otros expertos destacan lo maravilloso que es que nuestros hijos se aburran.
Silvia Álava: "Los niños tienen que tener tiempo para aburrirse"

La psicóloga infantil Silvia Álava lamenta que «en ocasiones carguemos a los niños con tal cantidad de actividades que luego no tienen tiempo libre para disfrutar». Por eso, nos recuerda que «los niños tienen que tener tiempo para estar ellos solos, para aburrirse, para fomentar su creatividad, tiempo sin estar constantemente con un adulto que le esté dirigiendo».

Heike Freire: "El aburrimiento es un momento de creatividad"

La experta en innovación educativa nos propone educar en verde, es decir, en contacto con la naturaleza. Pero es consciente de que en el campo «nuestros hijos se quejan más que nunca de que están aburridos". ¿Nos hemos planteado por qué? Quizá, en el día a día les ofrecemos tantos dispositivos externos para entretenerse que hemos atrofiado su capacidad de inventiva.

Eva Millet: "En esta carrera por lograr el súper-hijo nos cargamos la infancia y el tiempo para aburrrirse"

Nuestro miedo al aburrimiento de nuestros hijos tiene mucho de sobreprotección y de persecución de un ideal de perfección en la educación de nuestros hijos, tal como lo ve la periodista y autora de Hiperpaternidad: «En esta carrera por lograr el súper-hijo nos cargamos la infancia: el tiempo para jugar y para aburrirse y la adquisición de otras habilidades que también son básicas en la vida». Y es que, nos decía Eva, «la educación no solo es la adquisición de conocimientos puros y duros, también es la formación de un carácter para implementarlos (que incluye aprender a tener paciencia, capacidad de esfuerzo, empatía, curiosidad, tolerancia a la frustración...)», y, claro, también aprender a aburrirse.

Bei Muñoz, de Tigriteando: "Nuestros hijos no tienen tiempo de aburrirse y organizar su tiempo"

Cuando le preguntamos a Bei Muñoz cuál podría ser el reto educativo principal de las familias hoy en día, la autora de Tigriteando lo tuvo claro: la falta de tiempo. «No tenemos tiempo, es un ritmo de vida frenético el que llevamos, es prácticamente imposible dedicarnos a observar, simplemente observar, lo que hacen nuestros hijos, muchas veces no tienen si quiera tiempo de aburrirse y organizar su tiempo». Y es que nuestras prisas y «los horarios rígidos chocan con las necesidades de los niños, que realmente son bastante parecidos al primer Homo Sapiens que pisó la Tierra», es decir, que las prisas y el estrés «van en contra de la naturaleza, y cuando luchas contra ella siempre tienes las de perder».

Kim John Payne: "El aburrimiento es un regalo"

Payne es el creador de Simplicity Parenting (Parentalidad Sencilla), un movimiento que aboga por volver a los básicos al educar y evitar la sobreestimulación, la sobreprotección y el exceso de actividades dirigidas. Con la idea de que «menos es más», Payne no duda en afirmar que «el aburrimiento es un regalo, el puente entre no hacer nada y el juego profundamente creativo». Para Payne, los padres deberíamos desear que «nuestros hijos se aburran y así tengan que pensar qué hacer con ese aburrimiento, sin pantallas y sin nuestra ayuda».

Muchos expertos insisten en esta misma idea de Payne: "El precursor de la creatividad es el aburrimiento. Cuando los niños se aburran, hay que evitar las pantallas, en donde ven la creatividad de otras personas». Sin embargo, en una cultura en la que se ensalza el estar continuamente ocupado como un valor, «nos hemos acostumbrado a ver el aburrimiento de nuestros hijos como un fracaso personal».

Alberto Soler: "A veces proyectamos en los niños nuestra intolerancia al aburrimiento"

El conocido psicólogo afirma en una de sus Píldoras de Psicología que «a menudo los padres tenemos miedo al aburrimiento de los niños. Pensamos que si no les damos algo que hacer y les tenemos entretenidos nos la van a liar... ¡y puede que sea verdad! Pero... ¿es bueno evitarles siempre el aburrimiento a los niños?», se pregunta. Y es que «a algunos padres les agobia tanto el aburrimiento de sus hijos que se acaba convirtiendo en un parque de atracciones ambulante: les organizan juegos en el parque, contratan animadores en el cumple...».

Rescatar a nuestros hijos del aburrimiento no es bueno, porque «no les estamos dando la oportunidad de pensar ellos solitos cómo llenar ese vacío. Si nunca pueden decidir qué hacer con su tiempo libre, ¿cómo van a aprender a gestionarlo?». Alberto considera que somos los adultos «los que proyectamos en ellos nuestra intolerancia al aburrimiento. Esa intolerancia se ha agudizado desde que tenemos el telefonito inteligente. Nos ha invadido un horror al vacío en el que no podemos estar más de medio minuto sin estar ocupados en algo», como cuando sacamos el móvil mientras esperamos el autobús, por ejemplo.

Javier Urra: "Nuestros hijos tienen que aprender a aburrirse"

El primer Defensor del Menor advierte de la tendencia de los padres y madres a buscar la felicidad y la alegría de los hijos por encima de todo: "Educar para que mañana los niños sean felices no es real, no es verdad. Las pérdidas y las incomprensiones son parte de la existencia. Nuestros niños tienen que aprender a aburrirse, a manejarse en la soledad. Creo que esta sociedad exige a la vida mucho más de lo que la vida le puede dar".

Claves para gestionar el aburrimiento de nuestros hijos

1. No sacar el salvavidas: nadie muere de aburrimiento y no es muy positivo que les rescates de esa sensación. Y por salvavidas nos referimos a tus dotes de animador sociocultural, tu catálogo de soluciones o incluso las pantallas.

2. Ver el lado positivo del aburrimiento. Si vivimos el aburrimiento como un problema o como una pesadez o tenemos miedo, como dice Alberto, de que nos la líen, tal vez nuestros hijos verán el aburrimiento como un problema difícil de solucionar. Sin embargo, si les transmitimos que el aburrimiento es una oportunidad para pararse y pensar qué quiero y puedo hacer con mi tiempo, seguramente lo verán de otro modo.

3. Transmitir confianza en que podrán encontrar algo interesante que hacer. Muchas veces vivimos el aburrimiento de nuestros hijos como la obligación de sacarlos de ahí y, por lo tanto, los sobreprotegemos. Pero si pensamos que son ellos los que saben, mejor que nadie, qué hacer con ese tiempo y cómo divertirse, si les transmitimos el mensaje de que ellos pueden gestionar su tiempo, seguro que sentiremos menos presión y haremos a nuestros hijos más autónomos.

4. Vivirlo como una oportunidad para conectar y ser creativos. La unión hace la fuerza, y también contra el aburrimiento. Seguro que juntos se os ocurren muchos juegos, muchas actividades que realizar juntos o mucho por inventar.

Levante

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un monumento en Lisboa

Tortuga Antimilitar - 9 July, 2020 - 00:00

Por cuestiones laborales, me encuentro en Lisboa.

La imagen de las dos chicas paseando por delante del memorial y de los tres niños que nadan al fondo a la derecha hace pensar que las guerras terminadas hace muchos años apenas sirven para que los Santos Inocentes se refresquen y se distraigan un rato sin prestar atención alguna a lo que no son sus juegos y probablemente sin reparar en que éstos son a costa de los muertos. Quizás algunos están enterrados ahí.

Monumento A os Combatentes do Ultramar

O monumento é constituído por um lago com uma estátua no seu meio. No ano 2000, ao longo do Forte do Bom Sucesso, foram afixadas lápides onde figuram os nomes dos caídos no cumprimento do dever.

Para que se pudesse conceber o Monumento houve que definir objectivos, sendo os mais importantes, os seguintes:

Cumprir um acto de justiça, de homenagem àqueles que, como Combatentes, serviram Portugal no ex-Ultramar português;
Exercer uma acção cultural e pedagógica de exaltação do amor a Portugal;
Traduzir de uma forma simples, mas duradoura e pública, o reconhecimento de Portugal a todos esses combatentes

Categorías: Tortuga Antimilitar

Bicicleta y tanque

Tortuga Antimilitar - 9 July, 2020 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Sahel, una guerra por la gracia de Dios

Tortuga Antimilitar - 9 July, 2020 - 00:00

Diferentes informes están alertando de que desde hace varias semanas en el marco de la guerra que fuerzas militares occidentales, fundamentalmente Francia, Estados Unidos y Reino Unido, junto a ejércitos de la región del Sahel, mantienen contra diferente khatibas que responden tanto al Daesh como al-Qaeda, estas dos organizaciones están teniendo enfrentamientos armados entre ellas.

En una de las últimas ediciones del boletín informativo semanal al-Naba, órgano semi oficial del Daesh, denuncia que al-Qaeda, no pierde oportunidad de golpear arteramente a los “hombres del califato”. Definiendo esas acciones directamente como de “guerra” lo que la organización fundada en 1988 por Osama bin Laden, ha declarado en contra de sus muyahidines, mientras estos luchan contra los “cruzados occidentales”.

En el extenso territorio que las potencias occidente libran la guerra contra el terrorismo en África Occidental que ocupa amplias regiones de Mali, Burkina Faso, Chad, Níger y que con diferentes características también ocupan el oeste de Mauritania, norte de Nigeria, norte de Camerún y sur de Argelia, la guerra intra takfirista ha comenzado a producir bajas ha a ambas organizaciones.

Tanto la banda signataria de al-Qaeda, conformada en 2017 por media docena de organizaciones independientes conocida como Jamāʿat nuṣrat al-islām wal-muslimīn, (Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes) o JNIM, como la organización Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS) repiten ahora en el corazón del Sahel, el mismo cuadro que ya se jugó en Siria, y actualmente también se desarrolla en Afganistán.

En 2012, en plena guerra contra el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad, cuándo una multitud de organizaciones terroristas y mercenarios alentados y financiados por las monarquías del golfo, con la anuencia de los Estados Unidos , Francia y Reino Unido, llegaban a Siria, entre las que se encontraba una organización conocida como Estado Islámico de Irak y el Levante, o EIIL, la sucursal de al-Qaeda en Irak, lo que produjo la inmediata reacción del Frente al-Nusra, el capítulo sirio de al-Qaeda global. No fueron pocas las batallas entre las khatibas “hermanas”, las que se estaba produciendo mutuamente decenas de bajas, con un derroche inútil de recursos, que no eran utilizados contra las fuerzas del presidente al-Assad, por lo que la orden del sucesor de bin Laden, el emir de la organización, el médico egipcio, Aymán al-Zawahirí, fue taxativa: los iraquíes debería retornar a su país. Dicho edicto provocó la insubordinación de un emir conocido como Abu Bakr al-Bagdadí, quien después de auto proclamarse como el Califa Ibrahim, fundaría en Mosul en junio de 2014, el Daesh. La organización que escribirías las páginas más sangrientas de terrorismo wahabita.

De alguna manera este espectro se ha reproducido en Afganistán, donde desde el 2015-2016, han desembarcado numerosos milicianos del Califato, para conformar lo que se conoce como el Daesh Khorasan, provocado la reacción de los talibanes, que junto a sus viejo aliados de al-Qaeda, están disputando algunas áreas en distintas provincias afganas. Si bien el talibán nunca ha tolerado la presencia de ninguna organización terrorista extranjera en Afganistán, más allá de al-Qaeda, ya que son prácticamente lo mismo, desde los acuerdos de Doha firmados el 29 de febrero último con los Estados Unidos, los talibanes están obligados a impedir y combatir a cualquier organizaciones terrorista que pretenda operar en sus territorios.

También en Yemen ambas organizaciones han tenido sus enfrentamientos el Daesh de la Willat (provincia) de Yemen, en un video publicado a fines del pasado abril, acusa a al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) junto a al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de trabajar con los apostatas.

Es claro entonces que este fenómeno que hoy se está reproduciendo en el Sahel, por lo que en diferentes editoriales de al-Naba acusa al JNIM de trabajar con diferentes bloques armados de todo tipo, en el norte de Malí, incluidos los que se oponen al gobierno “apóstata” (por el gobierno con sede en Bamako) y los que son leales a él, para alcanzar una alianza suficientemente poderosa como para armar una base política que le permita su extensión territorial. Incluso se acusa a al-Qaeda de estar trabajado con los movimientos tribales, a los que el Daesh, cataloga de “idólatras”, ya que mixturan el islam con creencias animistas.

El odio sin fronteras

En uno de sus últimos editoriales apunta la mayor responsabilidad a los dos emires principales y fundadores del JNIM Iyad Ag Ghaly y Amadou Kouffa, a quienes cataloga de apostatas y de pergeñar esta guerra hace mucho tiempo.

Por su parte los integrantes del JNIM, tratan de kharijitas (extremistas) a los hombres del Estado Islámico en el Gran Sahara. El malí Iyad Ag Ghal antiguo líder Ansar Dine, organización que se incorporaría a JNIM, al asumir como líder de este último grupo no solo hizo su bayat, (juramento de lealtad) al emir de AQMI (al-Qaeda para Magreb Islámico) al argelino Abdelmalek Droukel y a Aymán al-Zawahiri, sino también al Príncipe de los Creyentes o Amīr al-muʾminīn, título honorifico que lleva el líder de los talibanes desde 2016 el mullah, Hibatullah Akhundzada, lo que perfila perfectamente las diferencia ideológicas que dividen las dos organizaciones sahelianas.

Se conoció que a principio de año hubo deserciones de algunas brigadas del JNIN, que habría jurado lealtad al sucesor de al-Baghdadi, tras su muerte, el emir Abu al-Qurashi. También se informó que en el centro del país, poco después de esa deserción un importante grupo perteneciente a la tribu Fulani históricamente leales a Khatiba Macina de al-Qaeda también desertó.

Una de las principales críticas del Daesh a el JNIM, es que esta organización se ha mostrado dispuesta a negociar con Bamako, con la condición de que las fuerzas francesas de la operación Barkhane, unos 5mil efectivos, que están operando en el norte del país desde 2014, que es la principal barrera de contención de la actividad takfirista, abandonen Malí, coincidiendo con las políticas del Talibán a la hora de negociaciones con los Estados Unidos, con vista a la pacificación del país centroasiático, que exigía la retirada de todas las trompas norteamericanas. De abandonar Mali, las fuerzas francesas sería una jugada de alto riesgo para la subsistencia de Bamako.

En las últimas semanas ambas organizaciones se han arrogado diferentes acciones, Daesh, asevera que en el norte y centro de Mali, abarcado también el norte de Burkina Fasoha realizado diferentes operaciones contra blancos de al-Qaeda al tiempo que informa haber rechazado dos incursiones de al-Qaeda cerca de Nampala, un área próxima a la frontera con Mauritania, y al este de Macina en la región de Segou.

En esta primavera se están repitiendo las acciones militares que se produjeron en el último otoño, pero de mayor envergadura. Según lo han reportado medios locales a principio de abril, se produjeron fuertes enfrentamientos entre ambas organizaciones en las localidades de Dialloube, Koubi, Djantakai y Nigua en la región de Mopti. Y en marzo, hubo combates cerca de la ciudad mauritana de Fassala, en la frontera con Malí.

Después de los presuntos ataques rechazados en Nampala, se produjeron choques al sur de Boulikessi, que habría le habrían provocad 35 muertos y más de una docena de heridos a los hombres al-Qaeda.

El 20 de abril, se registraron enfrentamientos en Pobe y Keraboule localidades de la provincia Soum, en Burkina Faso y en batallas de más intensidad en las localidades burkinesa de Arbinda y Nassoumbou, donde se produjeron más de sesenta muertes de ambos bandos.

El 18 de abril, se libró el área de Ndaki (Mali) una dura batalla cuando un contingente del JNIM (al-Qaeda) atacó cuatro grandes pueblos de la zona fronteriza de entre Mali y Burkina Faso, que estaban bajo el control del Daesh. En dichos enfrentamientos participaron columnas de vehículo blindados de hasta más de cuarenta unidades, y docenas de motocicletas, lo que da una dimensión de la disponibilidad de recursos con que cuentas los fundamentalistas en esas regiones. Según el Daesh, esas acciones se habrían producido una semanas antes y señala que sus hombres pudieron sostener los embates de los al-qadianos después que utilizaron un coche suicida que produjo importantes bajas y destrucción en las filas enemigas.

Según el Daesh, en esa batalla habría capturado 40 motocicletas y tres vehículos, una afirmación que no ha podido ser verificada por ningún medio, una maniobra usual en estos casos, donde la información es brindada por los bandos en disputa, aunque según medios locales, dada la diferencia de fechas, no se sabe si la información se refiere al mismo hecho, o en realidad hubieron dos batalla de magnitud con una semana de diferencia. Al-Naba, también consigna, en su última entrega, un tiroteo en la región de Gao, norte de Malí, en cercanías de las aldeas nigerinas de In-Tillit y Aghay, en la región de Tillaberi el pasado 16 de abril. En que el Daesh, habría matado a cuatro miembros de JNIM y capturado otros tres.

Esta guerra entre Daesh y al-Qaeda, como todo lo que se produce en África, está condenada a profundizase y seguirá matando gente, en este caso, por la gracia de Dios.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en África, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainter...

https://rebelion.org/sahel-una-guer...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La agresión saudita intensifica sus ataques aéreos contra Yemen

Tortuga Antimilitar - 8 July, 2020 - 00:00

Los aviones de combate de coalición saudí continuó lanzando redadas en varias provincias yemeníes, y violando el acuerdo de alto el fuego en la gobernación de Houdiedah, causando daños materiales significativos a la propiedad civil.

Una fuente militar explicó a la agencia de noticias yemení (SABANEWS ) que se registraron 82 violaciones cometidas por parte de las fuerzas de agresión en el distrito Beit al-Faqih y el distrito de Hais.

La fuente confirmó el fracaso de un intento de infiltrarse de las fuerzas de agresión al oeste de la aldea de Maghazi en Hayis, indicando que las fuerzas de agresión lanzaron 45 proyectiles de artillería contra hogares y granjas civiles en el área montañosa del distrito de Al-Tahita, lo que resultó en daños materiales.

Asimismo, los helicópteros Apache pertenecientes a las fuerzas de agresión dispararon varios misiles al sur del distrito de Al-Jah y otros nueve proyectiles de artillería contra el pueblo de Al-Qurashiya.

Además, los cazas sauditas s fuerzas de efectuaron una incursión en el distrito de Shada en la gobernación de Saada, cuatro incursiones en el distrito de Nateh en la gobernación de Al-Bayda y otras nueve incursiones en Jabal Al-Ashsha en el distrito de Al-Hazm, en la gobernación de Al-Jawf.

En la gobernación de Marib, las fuerzas agresoras lanzaron 41 ataques aéreos en los distritos de Majzar y Madghal, y otras nueve incursiones en el distrito de Abediyah y dos incursiones en el área de Najd al-Ataq , en el distrito de Sarwah.

M.M

Fuente: http://sana.sy/es/?p=145565

Categorías: Tortuga Antimilitar

El ejército homenajea a dos militares franquistas bautizando con su nombre un salón de actos en Torrejón

Tortuga Antimilitar - 8 July, 2020 - 00:00

Julio Ríos Angüeso fue uno de los militares que participó en la planificación del golpe de Estado.
Barreiro se declaró inválido para servir a la Segunda República, pero tras el golpe de estado apoyó el levantamiento franquista.

Pascual Serrano

La sala principal de actos de la Escuela de Técnicas Aeronáuticas (ESTAER) del Ejército del Aire, centro docente militar situado en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, donde se forman sus oficiales ingenieros e intendentes, ha sido denominada “Capitán Barreiro y Teniente Ríos” en homenaje a estos dos militares. Se trata del capitán Manuel Barreiro Álvarez y el teniente Julio Ríos Angüeso, ambos oficiales que fueron abiertamente partidarios del golpe de estado franquista de 1936.

En concreto, Julio Ríos Angüeso fue uno de los militares que participó en la planificación del golpe contra el Gobierno constitucional de la Segunda República. Lo más insultante es que su participación en el levantamiento franquista se destaca en el texto de la semblanza del militar que se ha colgado en las paredes de la sala de esta escuela del Ejército del Aire. En ella, se le destaca como mérito que se retire del Ejército cuando está bajo la autoridad de la república salida de las urnas y se incorpore para participar en el golpe franquista: “Con el advenimiento de la República, en 1931, se retiró del Ejército. Entre los meses de marzo y mayo de 1936, participa en la preparación del Alzamiento. El 17 de julio de 1936, es recluido en la Dirección General de Seguridad como desafecto a la República y, posteriormente en la Legación de Noruega, como refugiado político, hasta marzo de 1937 que se acoge a la embajada de Chile. Reintegrado en el recién creado Ejército del Aire, y ascendido a teniente coronel, fue nombrado jefe de las Fuerzas Aéreas del Atlántico hasta su nombramiento como jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas de Marruecos”. Su lealtad al franquismo le llevó a alcanzar el grado de general de división en 1952.

La semblanza presenta, además, a la Segunda República como un régimen represor que le persigue por desafecto, cuando su delito de conspiración y traición militar era evidente. En realidad, según consta en la documentación de la Real Academia de Historia, Ríos dedicó los primeros meses de 1936, mientras se encontraba en retiro, a entrevistarse en Tetúan con los jefes marroquíes de la Mehal-la y las Mehaznías, obteniendo su adhesión al levantamiento que se preparaba. Esas unidades armadas formarían la denominada Guardia Mora de Franco, que tan “eficaz servicio” hicieron en las masacres protagonizadas por el ejército sublevado.

Placa en homenaje al Capital Barreiro y al Teniente Ríos. / C.P.

Por su parte, el capitán Barreiro, al estallar la Guerra Civil, se encontraba internado en situación de invalidez en el sanatorio Hispano Americano, en la sierra de Guadarrama. Su invalidez para servir a la Segunda República no tardó en convertirse tras el golpe de estado en voluntariedad de lucha para apoyar el levantamiento franquista, y se refugió en una embajada a través de la cual pudo pasar a Francia, entrando desde allí en la zona fascista, donde ofreció sus servicios.

Con el homenaje a estos dos militares, el Ejército del Aire pone como ejemplo a los alumnos de su Escuela de Técnicas Aeronáuticas a dos oficiales que renegaron de sus obligaciones con su patria cuando estaba gobernada por la democracia republicana y que se incorporaron a la conspiración y al golpismo cuando se gestó el levantamiento militar franquista que llevaría a España a la guerra civil y a la dictadura.

Diversos exalumnos de esta escuela han expresado a cuartopoder su indignación por esa situación y solicitan al hasta hoy coronel director de la ESTAER, Agustín Quesada García, -o a su sustituto, porque es inminente su relevo- que se cambie el nombre de la sala y proponen dedicarla al General Emilio Herrera Linares, quien se considera el más importante ingeniero aeronáutico militar de la historia de España y desgraciadamente silenciado por el Franquismo.

Según su propuesta, se trataría de “honrar al mejor ingeniero aeronáutico militar que ha dado España, padre del traje espacial, de múltiples estudios sobre cosmología, relatividad, aeronáutica o física atómica, con fuerte convencimiento antifranquista que se exilió en 1939 y fue entre 1960 y 1962 presidente del Gobierno de la República Española en el Exilio”. Condenado durante décadas al ostracismo por su oposición a la dictadura franquista, recientemente se le ha rendido homenaje con un documental emitido en RTVE así como en la serie El Ministerio del Tiempo. De igual manera, el astronauta y actual ministro de Ciencia, Pedro Duque lo rememoró: “Herrera fue un hombre excepcional, que se implicaba con fuerza y empuje en los proyectos que emprendía. Su historia me es muy cercana por mi formación y trayectoria".

Malamente se puede tener un ejército democrático si en sus salones se homenajea precisamente a los que participaron en la represión a los militares democráticos que la sociedad científica y civil reconoce.

Fuente: https://www.cuartopoder.es/espana/2...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Denuncian que en la cárcel de Soto del Real se explota a presos laboralmente

Tortuga Antimilitar - 7 July, 2020 - 00:00

Texto que habla de la explotación laboral de las personas presas en los talleres de la cárcel de Soto del Real (Madrid V), la cual no se ha interrumpido más que unos pocos días durante el “estado de alarma”, mientras las comunicaciones con las familias y amistades, las salidas al exterior de cualquier tipo y la entrada de gente de la calle para realizar actividades educativas, culturales y ocupacionales estaba prohibida –y esta es la hora en que todavía no se permiten las comunicaciones vis a vis–, “por el peligro de contagio”. En el texto se hacen muchas preguntas saturadas de sentido común –y crítico– y se pone en evidencia la hipocresía de la autoridad carcelera que ha hecho sufrir a las personas presas un estado de excepción agravado, con la excusa de la “pandemia”, a base de arbitrarias medidas de endureciendo de las condiciones de vida carcelarias adoptadas como por juego –un juego sádico, por supuesto–, siempre que no pusieran en peligro el lucro parasitario que el negocio del castigo asegura, sin que ni por casualidad ninguna de esas medidas haya tenido nada que ver con la verdadera prevención médico-sanitaria.

....

«Hola, como familiar de un interno en un Centro Penitenciario me gustaría comentarles una cuestión relevante con respecto a la reanudación de la actividad de los talleres en las prisiones.

Concretamente en la prisión de Soto Del Real los internos trabajan con los Talleres electromecánicos Pinazo que se encargan de hacer los paneles eléctricos, entre otras cosas, a empresas españolas de gran envergadura por lo que he podido averiguar en su página web. Estos talleres dan trabajo a entre 200 y 300 presos por lo que tengo entendido. Por supuesto, ni que decir tiene que la mano de obra de un interno es infinitamente más barata que la de un trabajador normal, por tanto los beneficios de toda esta producción son elevados, esto ya lo saben ustedes de sobra.

Dicho esto vengo a exponer que a pesar del estado de alarma (decretado desde el 15 de marzo) no cerraron la actividad con estos talleres hasta principios de abril y se han reanudado hace un par de semanas, todavía en estado de alarma y en fase 1 en la Comunidad de Madrid. Si desde Instituciones Penitenciarias ya advirtieron de la peligrosidad de que los internos interactuaran con el exterior y evitar a toda costa que no haya ningún tipo de contacto con el exterior, no logro entender como se reanudan de nuevo estos talleres antes de tiempo y no esperar a una fase posterior e inclusive a la tan deseada “nueva normalidad”.

Y digo que me cuesta entenderlo porque las comunicaciones por locutorio siguen estando limitadas a dos personas por cabina. Que el peculio sólo se puede hacer por transferencia y pedir las citas por teléfono, en vez de poder hacer ambas gestiones por ventanilla de forma presencial y con las medidas de seguridad impuestas por sanidad. Además el servicio de entrega y salida de paquetes necesita seis días de cuarentena, así como que los internos que salgan al exterior ya sea por una urgencia hospitalaria, acudir a un juzgado o salir de permiso, entre otras opciones, tienen que estar 15 días mínimo en los módulos habilitados para cuarentena en los centros penitenciarios. En estos módulos habilitados exclusivamente para pasar la cuarentena están todos mezclados habiendo algunos que dan positivo con otros que dan negativo compartiendo turnos de salida al patio o para llamar por teléfono, por poner algún ejemplo. Además en algunos Centros se les ha limitado inclusive el tiempo de llamadas diarias.

Pero a pesar de todo y ya no estar en estado de alarma, las restricciones tanto para internos como familiares continúan, pero los trabajos en talleres se han reanudado ya y con mucha prisa, parece ser. Esto implica que haya contacto entre internos y gente del exterior diaria y constantemente, pero sin ningún tipo de cuarentena posterior. Esto se permite, pero aún no se han reanudado los vis a vis porque suponen un riesgo alto de contagio, pero entonces ¿los trabajos en talleres que están en continuo contacto con personal exterior?.¿Que ha sido de salvaguardar la salud del preso, es que solamente se restringen sus necesidades vitales como el poder disfrutar de su familia como mucho dos veces al mes?. ¿Saben ustedes realmente como les está afectando a nivel psicológico el doble confinamiento que están viviendo y que muchos de ellos sólo hayan tenido una videollamada para poder ver a su familia en general y concretamente a sus hijxs?. Que muchos han estado confinados, encerrados 23 horas seguidas en una celda, ¿pero a ustedes esto realmente les parece normal, les parece humano?. Como bien saben una celda tiene un espacio muy limitado, les han castigado a cumplir un primer grado o una sanción de aislamiento durante más de dos meses seguidos en muchos casos.

Creo que es el momento de pensar seriamente que deberían de reforzar el servicio de psicólogos o las áreas sociales que correspondan. ¿O es que simplemente van a dejar que se desquicien y echarles la culpa cuando sus formas de comportamiento no sean las más adecuadas y se les sancionen no teniendo en cuenta en ningún caso la situación límite en la que se encuentran?. Tienen ustedes que reconocer que bastante bien se han portado y comportado ¿no creen?. Desde un principio se echaban las manos a la cabeza al pensar que iba a haber motines tan importantes como se han dado en otros países del mundo, pero no ha sido así ¿verdad?. Estaban muy preocupados porque ahora que los familiares supuestamente no podían meter ningún tipo de estupefaciente iban a estar más nerviosos, pero no ha sido así, entre otras cosas porque se ha comprobado, según han apuntado algunos medios de comunicación, que algunos trabajadores de Centros Penitenciarios son la fuente de estos ¨trapicheos¨, pero desde los estamentos gubernamentales siempre se les echa la culpa a los familiares, una pena.

Permítanme que les diga que queda claro que el interés económico prima sobre el deber de proteger la salud de los internos, ¿por qué el contacto directo con la familia no, pero el contacto en ámbito laboral como el reanudar la actividad de talleres sí? ¿Por qué tanta prisa por reanudar estos talleres? Porque seguramente no es para que los internos tengan su trabajo precisamente, claramente es porque genera mucha riqueza, dinero en beneficio de quién, de las grandes multinacionales que se nutran de la producción de esta mano de obra barata de estos talleres eléctricos.

Y es que se ha demostrado que esta actividad laboral ha sido el mayor foco de contagio de Covid-19 concretamente en el Centro Penitenciario Madrid V Soto del Real, afectando a un porcentaje muy elevado de sus trabajadores y por consiguiente propagando el virus a sus compañeros de módulo. Concretamente a los módulos de respeto, en los cuales hay mayor porcentaje de internos con más alto riesgo de mortalidad ante el Coronavirus por patologías previas y edad avanzada. Contagios que se podían haber frenado con protecciones adecuadas, mascarillas y distancia de seguridad, entre otras medidas. De hecho en las comunicaciones por locutorio los internos no llevan mascarillas, no se protegen unos de otros, a estas alturas, aún no se les ha dotado debidamente del material necesario, es vergonzoso.

Me pregunto dónde están las excarcelaciones de los internos con factor de riesgo frente a este virus tan peligroso y desmasificar así las prisiones como medida de protección. Eso que se prometió para poder proteger a muchos de ellos y que estuvieran en casa con sus familias con la pulsera telemática correspondiente. ¿Riesgo de fuga de personas enfermas en estado de alarma? ¿De verdad? Los presos, sin duda, los grandes olvidados. Ahora ustedes se quieren colgar medallas porque creen que lo han hecho muy bien, pero saben de sobra que se han ocultado los índices de contagios y mortalidad en esta pandemia, pero sobre todo han tenido suerte, no lo duden, porque las medidas, las pocas adoptadas, han llegado tarde, muy tarde y gracias al sentido común en muchos casos de los propios internos cuidando unos de otros se han podido evitar males mayores. Pero cuidado, que ya han anunciado de un posible rebrote y esta vez espero que ya no les pille desprevenidos y que no tengan la excusa de no saber como actuar en esta situación, porque creo que ya han tenido un ensayo de cuatro meses nada más y nada menos para saber exactamente las medidas que hay que adoptar a tiempo o poner en práctica las que no han querido acatar.

Cuatro meses de calvario han pasado los internos, un tiempo que se puede prolongar, se puede volver para atrás concretamente en los Centros Penitenciarios por culpa de la reanudación de la actividad de estos talleres, pero claro, se sigue restringiendo el contacto directo con los seres queridos porque lo que prima no es precisamente el estado de salud tanto físico y mental de los internos. Seguramente ante una situación de posible retroceso por rebrote se echará la culpa al simple hecho de que se hayan reanudado las comunicaciones por locutorio, donde no hay ningún tipo de contacto directo con familiares ni ningún tipo de masificación y con las medidas de protección adecuadas en cada Centro Penitenciario. Unas comunicaciones que los internos necesitan como el comer en estos momentos tan delicados para no volverse locos a la espera desesperada del ansiado vis a vis que parece no llegar nunca.

Un saludo. Muchas gracias

En: Boletín Tokata.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Seis voces insumisas para reivindicar la desobediencia

Tortuga Antimilitar - 7 July, 2020 - 00:00

EGUNEKO GAIAK

«2 URTE 4 HILABETE ETA EGUN BAT»
SEIS VOCES INSUMISAS PARA REIVINDICAR LA DESOBEDIENCIA

El documental «2 urte, 4 hilabete eta egun bat» de Lander Garro narra la historia de seis personas que lucharon contra el servicio militar obligatorio. Todas fueron encerradas por elegir la cárcel antes que el Ejército y todas apostaron por la desobediencia civil no violenta como herramienta de lucha contra el Gobierno español.

Ibai AZPARREN

Perciben que compartieron algo que les une, que los relatos carcelarios de hace más de 30 años han dejado una huella indeleble en su memoria, que sus destinos se congregaron a la sombra de una lucha, de una batalla ganada pero no celebrada y, quizás, poco recordada. Gaizka Aranguren, comunicador, Fernan Mendiola, coordinador del Grado de Historia y Patrimonio en la UPNA; Juan Kruz Lakasta, periodista en Euskalerria Irratia; Iñigo Balbas, bombero; Jaxin G. Viniegra, periodista y técnico de cooperación, y Tonino Carotone, músico, unieron fuerzas en una de las campañas de desobediencia civil no violenta más exitosas que se han vivido en Europa en las últimas décadas. Por su lucha contra el servicio militar obligatorio fueron presos y cumplieron condena en la antigua prisión de Iruñea. Los seis ponen voz, tres décadas después, al documental “Bi urte, lau hilabete eta egun bat”, dirigido por Lander Garro y coproducido por Izaskun Arandia (Izar Films) y el propio Aranguren (Labrit Multimedia).

Un largometraje que es, en cierto modo y según Garro, una «crónica del movimiento contra el servicio militar», en la que se reivindica el testimonio de una forma de lucha y la «influencia que esta puede tener en el futuro» a la hora de afrontar nuevos retos. Lejos de una crónica autocomplaciente, de conmemorar una victoria diluida en el tiempo, el documental pretende, en palabras de Aranguren, reivindicar la desobediencia civil y no violenta como instrumento político para influir en nuestra sociedad. Un documental político cuya base ha sido la convivencia de aquellas seis personas, hoy convertidas en personajes, en aquella prisión derruida en el año 2012 y cuyo solar hoy se apellida Parque de la Insumisión.

Precisamente, Aranguren explica que la idea del documental emana de las imágenes grabadas aquel año de demolición: «Cuando me enteré de que el Ayuntamiento iba a derruir la cárcel, hice algunas llamadas para entrar con cámaras. Enrique Maya me llamó para saber exactamente qué queríamos hacer; la idea era entrar unos diez insumisos y recrear algunas cosas. Me hizo una pregunta elocuente: ¿saldréis esta vez?». Salieron, y el documental partió de aquellas grabaciones tomadas hace ocho años; también de las actas de las asambleas que realizaron en prisión, entonces prohibidas y que reflejan la facultad de cientos de jóvenes para organizarse dentro de lo que fue una trinchera.

«Ver las imágenes de la cárcel fue para mí decisivo, porque en definitiva esto es un artefacto cinematográfico y el cine siempre es una sucesión de imágenes. Sin imágenes, puedes contar una historia igual en los libros o en la wikipedia. A partir de ahí, mi tarea fue completar esos testimonios principales con testimonios periféricos que han quedado al margen de crónicas oficiales, como las mujeres militantes o familiares de insumisos», detalla Garro. Una polifonía de voces insumisas que llenaron las cárceles, primero las militares, tras ser procesados en consejos de guerra, y luego las civiles, cuando eran condenados a dos años, cuatro meses y un día de prisión por no hacer la Prestación Social Sustitutoria.

Nafarroa fue la punta de lanza de la insumisión en Euskal Herria y también en el Estado español; hubo más de 3.000 insumisos en el herrialde y, durante muchos años, más de la mitad de los presos del Estado se concentraban en la vieja cárcel de Iruñea. «Es una experiencia dura entrar en prisión porque ves cómo este sistema trata peor a la gente que está peor; la cárcel está pensada para los pobres, el sistema es absolutamente autoritario. Sin frivolizar, uno de cada cuatro presos lo pasó muy mal», recuerda Lakasta.

Su paso por la cárcel fue, no obstante, una fase de crecimiento personal, de aprendizaje, de larguísimas discusiones entre cuatro paredes. «Funcionábamos a través del consenso y eso es muy especial. Al final, nos juntamos insumisos de diferentes tendencias ideológicas y buscar ese consenso no es fácil. Hicimos mucha mala leche, pero aprendimos mucho», recalca. Esas relaciones de confianza entre diferentes, esa transversalidad, fue para Garro una de las claves del éxito. «Desde las instituciones insisten en que lucha de la calle no sirve para nada. La desesperación de la sociedad es el sueño más erótico de la burocracia. Y si te das cuenta, cuando empezó el movimiento de la mili, cuenta el pionero Pepe Beunza, el mero hecho de oponerse a los soldados parecía una quimera, un sueño loco. Sin embargo, mucha gente se unió a la lucha, y poco a poco, con mucho sacrificio, se consiguió derribarla. La lección, en este sentido, es nítida: el que no juega no gana, y el que juega siempre tiene alguna opción. Donde pone mili, pongamos capital, libre mercado, burocracia... pongamos el sueño más disparatado y hermoso», remarca.

Aquella lucha logró volver atractiva la rebelión y demostró, según Lakasta, que la desobediencia civil no violenta podía servir para «construir mayorías sociales que posteriormente, y con toda la humildad, tuvieron su influencia en el desarrollo de la política vasca. No digo que fuera la principal característica, pero sí que la impulsó en una dirección y luego diversos movimientos aprovecharon ese medio como fuente de inspiración, como los solidarios o los muros populares. Algunas formas de defender el referéndum en Catalunya tienen ese aire».

una victoria no capitalizada

Tras muchos años de lucha, generosas dosis de prisión y un recorrido por los juzgados, los insumisos lograron lo que años atrás parecía impensable: el 1 de enero de 2002 cesaban por completo los llamamientos a filas. «Vino de la mano del Gobierno del PP, después de acordarlo con CIU, y para nosotros era muy difícil salir a la calle para celebrarlo. Un raro final de una hermosa victoria que no se capitalizó adecuadamente. Eso, en realidad, no sería un problema si no hubiéramos tenido otros muchos retos posteriores, pero los hemos tenido, y los tendremos, por eso es importante demostrar que hay maneras de cambiar las cosas», señala Garro.

Es irrefutable que la profesionalización de las Fuerzas Armadas fue una de las causas subyacentes de la desaparición de la mili, pero también el impedimento para ejecutar las penas previstas contra los insumisos y para lograr un cumplimiento de la prestación social sustitutoria que desbordaron la capacidad del sistema, hasta el punto de que quedaron para la historia las palabras del entonces ministro de Defensa de Felipe González, Julián García Vargas: «Los objetores y los insumisos nos llevan a un callejón sin salida».

Sin embargo, Aranguren explica que acabar con la mili era «una batalla más» que respondía a un objetivo táctico, pues su lucha tenía como fin la desaparición de todos los ejércitos. Lakasta precisa en este sentido que «éramos antimilitaristas y además teníamos muy claro el papel que el Ejército español había jugado históricamente en Euskal Herria. También había una cuestión anticapitalista. Yo creo que, en cuanto a los movimientos sociales, el camino es lo importante, no tanto conseguir el objetivo, pero además de eso, conseguimos la victoria y no la identificamos y, en ese sentido, este documental puede jugar un papel muy importante».

Lakasta opina, por otro lado, que «el relato tiene su importancia, por un lado para saber cuál fue la historia, pero también para aprender lo que se puede utilizar y yo creo que la desobediencia civil no violenta, tal y como se hizo en aquella época, tiene muchas virtudes y es muy eficaz. Hacer esa transmisión a los jóvenes me parece muy importante». Y es que los nacidos en el presente siglo o a finales del anterior tal vez les suene marciano lo de la mili. En el libro “Ez dugu nahi,” de Edurne Elizondo, la autora comparte esa preocupación, la de olvidar una lucha exitosa. «Esta revuelta pacífica de miles de jóvenes logró poner en aprietos al propio Gobierno español, pero a pesar de ello, los jóvenes de hoy en día ni siquiera saben lo que fue la insumisión», señala. Quizá tanto su obra como el documental de Garro, que se preestrenará el 24 de junio en el Antzoki Zaharra de Donostia, sirvan de altavoz e incluso de impulso.

16 segundoko epaiketak, Lacalleren irudiak... intsumisioaren istorioak

«Ehun intsumiso inguruk errepidea moztu zuten Beriainen, Espainiako Txirrindularitza Itzuliaren hamahirugarren etapan, Nafarroako hiriburuko espetxean preso dauden intsumisoen askatasuna eskatzeko». Horrela hasi zen “Egin” egunkariak gertakari haiei eskaini zien kronika, 1994ko maiatzaren 8an. Iñaki Vigor “Egin”-eko kazetaria zen orduan eta ongi gogoratzen ditu intsumisoen aurkako epaiketak: «Hainbeste kasu zeuden epaileak erabat gaindituta zeudela. Azkenerako epaiketak abiada bizian egitea erabaki zuten, desobedientziaren arrazoiak azaltzeko denborarik utzi gabe». Kasuetako batean, honela hasi zuen epaiketaren kronika: «16 segundo baino ez zituen iraun atzo egindako epaiketak...».

Garai hartan, Iruñeko kartzela intsumisioaren mugimenduaren erdigune bihurtu zen. «Ehun bat intsumiso egon ziren aldi berean preso. Horietako askok hirugarren gradua zuten, eta espetxera lo egitera bakarrik joaten ziren. Egunean zehar, lan egitera irteten ziren. Horien artean zen, adibidez, Cesar Ekisoain, ‘Egin'-en gurekin lan egiten zuena», gogoratu du Martxelo Diaz kazetariak. «Intsumisoek hirugarren graduen aurrean planto egitea erabaki eta Iruñeko kartzela kolapsatzea lortu zuten. Egun batean, espetxetik bota zituzten eta intsumisoek berriz sartu nahi zuten! Egoera kafkiarra zen», gogoratu du.

Garaiko mobilizazioen argazkiak “Egin” eta “Egunkaria”-rentzat lan egiten zuen Joxe Lacallek ateratzen zituen. Oraindik ez zen argazki-makina digitalik. Ondorioz, Iruñean errebelatu eta autobusez bidaltzen zituzten argazkiak Donostiara, gero Hernanira eramateko. Hori zen ohikoena, baina norbait Hernanira joatekoa bazen, argazkiak eramaten zituen. Martxelori tokatu zitzaion egun horretan: «Abendua zen eta elurra hasi zen. Etxegaraten geratu ginen trabatuta. Eta gurekin, intsumisoen argazkiak kartzelara sartu nahian! Erredakziora deitu eta artxiboko irudiak sartu behar izan zituzten».I.A.

Fuente: https://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas