Tortuga Antimilitar


Marruecos someterá a una prueba de virginidad a las mujeres antes de acceder al servicio militar obligatorio

Tortuga Antimilitar - 31 August, 2018 - 00:00

Marruecos reinstaura el servicio militar obligatorio para hombres y mujeres de entre 19 y 25 años. Según informa la Cadena Ser, se someterá a las mujeres a una prueba de virginidad y, en caso de no ser virgen, se informará a su familia para que no puedan decir que fue violada en el Ejército.

Más de 10.000 marroquíes se han unido en Facebook contra la inesperada decisión del Gobierno de Marruecos de recuperar el servicio militar obligatorio.

Para la llamada 'Reagrupación marroquí contra el servicio militar obligatorio', el objetivo del Ejecutivo es alejar a los jóvenes de cualquier distracción política.

El grupo denuncia que la iniciativa, que afecta a hombres y mujeres de entre 19 y 25 años, fue tomada sin debate social y sin diálogo con los interesados.

El texto filtrado precisa que los jóvenes deberán cumplir 12 meses de servicio militar, pero se eximirá a aquellos que demuestren ineptitud física, que estén cursando estudios o que mantengan a su familia.

Además, según informa la Cadena Ser, al igual que ocurre en otros ejércitos de países musulmanes, se someterá a las mujeres a una prueba de virginidad. Si la mujer no es virgen, se informará a su familia para que no puedan decir que fue violada por el Ejército.

El fundador de este grupo, Abdelah Nizar, explicó que la decisión gubernamental pretende "someter" a la generación de jóvenes que rechaza la actual situación social, política y económica en Marruecos.

Los opositores creen que el servicio militar obligatorio, suprimido en el país en 2006, no puede sustituir el papel de la escuela, sumida en diversas crisis, y de espacios culturales.

La Sexta.

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Está el Negre Yoma enterrado en el Valle de los Caídos en lugar de Primo de Rivera?

Tortuga Antimilitar - 31 August, 2018 - 00:00

Raquel Andrés Durà

Muchos debates está suscitando la exhumación del dictador Francisco Franco en el Valle de los Caídos, que eclipsan otra actuación prevista de forma simultánea en el mausoleo. Los restos mortales de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española, se reubicarán en un lugar no preeminente del recinto, porque el Ejecutivo de Pedro Sánchez lo considera una víctima de la Guerra Civil. Fue fusilado por las autoridades republicanas el 20 de noviembre de 1936 en Alicante, acusado de conspiración y rebelión militar.

Este traslado ha despertado un singular interés en Alicante, donde es muy popular una leyenda urbana sobre esta sepultura. Según la rumorología popular, en la tumba de Cuelgamuros no yace realmente el falangista, sino un peculiar personaje local: el ‘Negre Yoma'. ¿Qué hay de cierto?

Su nombre real era John Moore y era norteamericano, aunque quizás por su fonética, fue conocido como Juan Mallol, John Back, John Bull y otros motes como Seneque, ‘el Negro del Muelle' o el ‘Negre Yoma'. Cocinero superviviente de un petrolero belga que se incendió frente al puerto de Alicante en 1915, la experiencia le traumatizó tanto que no quiso volver a enrolarse en una embarcación y vivió como un vagabundo, de la caridad ciudadana. Era conocido por su gran estatura, afición al alcohol y al juego y a acosar a las mujeres.

Recorte de prensa de la época sobre el Negre Yoma (AlicanteVivo.org)

Era habitual verle pasear por la Explanada, borracho y acosando a mujeres

Hoy todavía se puede escuchar la dicha “eres más vago que el Negre Yoma”, porque al parecer no aceptaba donativos que le obligaran a agacharse. Solía pasear desgarbado por la Explanada de Alicante y, aunque protagonizó varios altercados (peleas y acosos sexuales, según la prensa del momento), los cronistas subrayan que era bastante querido por los alicantinos.

Un día apareció muerto, solo, a las afueras, en el barrio de Vistahermosa. Algunos historiadores como Luis Miguel Pérez Adán, cronista oficial de Cartagena, sitúan el hallazgo en la madrugada del 20 de noviembre de 1936. En aquellas mismas horas, pero en otro lado de la ciudad –concretamente, en el actual albergue juvenil La Florida–, fusilaban a José Antonio Primo de Rivera. Y, por ello, se llegó a escribir que ambos acabaron en la misma fosa común. Un espacio que hoy, por cierto, luce una tumba recubierta con los colores de La Falange y es punto de encuentro y homenaje al fascismo en Alicante.

Tumba en el cementerio de Alicante sobre la que estaba la fosa común donde se echó el cuerpo de José Antonio Primo de Rivera (lafalange.org)

Al fin de la Guerra Civil, los dirigentes falangistas viajaron a Alicante para recuperar los restos de Primo de Rivera y llevarlos a Madrid a hombros para darle una “sepultura digna” (fue posible entre cinco mil personas). Según Pérez Adán, algunas crónicas del momento aseguran que los restos fueron “perfectamente identificados”, mientras que otras sostienen que se llevaron al cocinero borracho en vez de al abogado y político fusilado.

Fruto de la épica falangista, se cuenta que los primoriveristas sentenciaron que los huesos a trasladar debían ser aquellos de mayor envergadura. Fuese como fuese, los rumores afloraron y la leyenda ya estaba creada. Se dice también que al paso de la comitiva fascista, los vecinos murmuraban: “Ahí va el Negre Yoma”.

No estuvieron enterrados en la misma fosa común

Otros autores, como Raúl Álvarez Antón, datan como fecha de defunción del sintecho americano el 31 de octubre, casi un mes antes del asesinato del falangista. La asociación cultural Alicante Vivo zanja que es “una leyenda urbana”, a raíz de una investigación de Álvarez en 1992 en el Registro General de Enterramientos del Cementerio de Alicante.

Descubrió que John Moore no figuraba por ningún lado, y en cambio, sí encontró a un tal Juan Mallol, con iniciales que coinciden y cuya licencia de enterramiento saca de dudas: “La defunción de Juan Mallol natural de Norteamérica de 46 años de edad, que se halla domiciliado en Alicante, en el Hospital Civil, ocurrida ayer a las catorce horas a consecuencia de alcoholismo crónico, según certificación facultativa, se procederá a dar sepultura a su cadáver en este cementerio, transcurridas que sean las veinticuatro horas del fallecimiento. Alicante 1º de noviembre de 1936. El juez”. Álvarez averiguó, así, que Primo de Rivera y el Negre Yoma estuvieron enterrados en una fosa común, pero no en la misma.

El Negre Yoma espera su calle en Alicante

A día de hoy el Negre Yoma es un personaje que se sigue recordando con cierta regularidad en las Hogueras de Alicante y que da nombre a una peña del Hércules CF. De hecho, se dice incluso que es el protagonista laureado que aparece en el escudo de este club de fútbol… Aunque de nuevo, no son más que rumores.

El vagabundo norteamericano llegó a tener una calle efímera en pleno centro de Alicante en noviembre de 2016, a las puertas del Ayuntamiento, donde estaba el Capitán Meca, por el cambio del callejero en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica y llevado a cabo por el malogrado tripartito de izquierdas.

Sin embargo, un recurso del PP y la consiguiente resolución judicial anuló las modificaciones y el Negre Yoma perdió su cartel. Hoy está a la espera de que le den una calle, que previsiblemente será en un espacio con menos relevancia. En cualquier caso, y sin pruebas forenses concluyentes, la leyenda del Negre Yoma perdura en Alicante y con las inhumaciones en el Valle de los Caídos suscita más chascarrillos que nunca.

La Vanguardia

Categorías: Tortuga Antimilitar

Venezuela = dolor

Tortuga Antimilitar - 30 August, 2018 - 00:00

Por Mariza Bafile

Masas de desesperados, en filas ordenadas y llevando a cuestas lo poco que les permite el cuerpo, se alejan de Venezuela, tierra en la cual nacieron y creyeron morir.

Al verlos, con los cuerpos demacrados y la angustia reflejada en sus rostros, nos preguntamos dónde quedó atrapado el optimismo de un pueblo conocido, y a veces criticado, por su alegría, ironía y ganas de disfrutar de la vida. Un pueblo fiestero que sabía reír de sí mismo y vivía al día porque nunca perdía la esperanza de un mañana mejor.

Nos preguntamos en qué rincón del mundo esas personas lograrán esconder su dolor, secar las lágrimas y volver a comenzar.

Los primeros venezolanos salieron en avión, en un pasado reciente en autobuses y ahora como pueden. Un océano de personas, con tal de alejarse del hambre, las enfermedades, la violencia callejera, y sobre todo de la falta de esperanza, está dispuestos a aventurarse a pie. Lo único que les importa es llegar a otra tierra, otro pueblo, otra ciudad; a un lugar en el cual recuperar los pedazos rotos de sus cuerpos y almas y recomponer una vida.

Los primeros emigrantes tenían título universitario y ahorros suficientes para enfrentar con dignidad los meses iniciales lejos de su tierra. Tuvieron buena acogida, fueron elogiados por su capacidad de resiliencia y les ofrecieron trabajo. Muchas las muestras de solidaridad. Cuando la emigración en gotas se ha ido transformando en un río cada día más caudaloso, elogios y solidaridad se han ido disolviendo. Los gobernantes de otros países han empezado a hablar de “emergencia Venezuela” y a mirar con preocupación creciente el deterioro de un país que se desangra.

Queda en el recuerdo de la historia una nación rica, con enormes posibilidades de desarrollo, y también el de un gobierno “revolucionario” que regalaba sueños y negocios al primer mundo y maletines llenos de dinero a los aliados latinoamericanos y caribeños. La vida de por sí difícil en la capital, se ha vuelto una pesadilla en la mayoría de los pueblos y ciudades del interior del país. Pobreza, violencia y enfermedades alimentan un desespero que ve en la emigración una tabla de salvación. Sin embargo esas masas de desesperados y muchas veces de enfermos, llega a países y poblaciones igualmente pobres agravando su ya delicada situación social. Y así, sin poderlo imaginar, se transforman en un regalo para gobernantes locales y nacionales que buscan pretextos para justificar su ineficiencia. Los emigrantes son la cebada perfecta para quien necesita culpables. Gracias a ellos y al despliegue de noticias falsas que rebotan por las redes, los brotes de xenofobia, odio e intolerancia van in crescendo. Hace unos días asistimos con dolor e indignación al pogromo del que fue objeto la comunidad venezolana en la frontera de Brasil. En la ciudad de Pacaraima, en el estado de Roraima, los locales incendiaron un campamento de inmigrantes venezolanos quienes habían levantado carpas improvisadas. Atacaron a 700 de ellos y expulsaron a más de mil en un incidente que indigna y que debería avergonzar a un país que mucho se benefició de la ayuda venezolana en los tiempos de vacas gordas.

Fue una guerra de pobres la que se desató en Pacaraima, y nos preguntamos qué pasará con esas poblaciones y sobre todo con los inmigrantes venezolanos si logrará llegar al poder el ultraderechista Jair Bolsonaro.

La reacción del Presidente Temer fue decir, a través del ministro Carlos Marun, que estaban contemplando la posibilidad de cerrar la frontera con su vecino del norte.

Si bien el de Brasil haya sido el brote xenófobo más violento, otros fuegos se están prendiendo en diferentes países. Colombia es sin duda alguna la nación más golpeada por la crisis venezolana. Se considera que hasta el momento ha llegado al país vecino casi un millón de venezolanos. Viven como pueden y en los últimos dos operativos de la policía local contra las redes de prostitución, se evidenció que casi la mitad de las jóvenes sometidas eran venezolanas.

Pero la marea venezolana se alarga a muchas otras naciones. Casi dos millones y medio de ciudadanos han dejado el país y los gobiernos están buscando respuestas coordinadas para evitar que ese gran flujo de personas altere un equilibrio social en muchos casos ya bastante precario. A empeorar un panorama ya de por sí muy grave llegó la crisis de Nicaragua, nación en la cual el gobierno de Ortega, gracias a la ayuda que recibió en el pasado de Venezuela, se ha enroscado en el poder y está reprimiendo con sangre la valiosa oposición de la población que pide elecciones libres. Los nicaragüenses han buscado un desahogo en la cercana Costa Rica y la reacción de un sector de la población de ese país ha sido extremadamente violenta. Cientos de personas han salido a la calle en una manifestación xenófoba. Muchos de ellos enarbolaban carteles con esvásticas.

Frente a un problema humanitario de tan grandes dimensiones, los gobiernos de la región saben que tienen que tomar medidas urgentes y coordinadas para evitar males peores. A tal propósito tienen prevista una reunión en Bogotá en los próximos días. A pesar de la petición de las agencias de las Naciones Unidas que piden dejar abiertas las fronteras, tanto Ecuador como Perú, dos de las metas finales de millares de venezolanos, pusieron controles más estrictos para reducir el número de los inmigrantes que pueden entrar. Exigen una documentación que gran parte de los venezolanos no posee en cuanto el gobierno no la está suministrando desde hace meses. Al momento Perú prevé excepciones solamente para los enfermos, las embarazadas y los menores que van a reunirse con familiares. Millares de personas quedaron atascadas en la frontera recordando a los prófugos europeos que huían de las guerras.

El conjunto de naciones que conforma el Grupo de Lima emitió una declaración con la cual piden, entre otras cosas, a los gobiernos de los países receptores actuar articuladamente y con apego a los estándares internacionales vigentes en materia de asilo y refugio o de atención humanitaria. Instan además a dichos gobiernos a que diseñen fórmulas ágiles y efectivas, que permitan lograr “protección temporal o acuerdos de estancia”.

A pesar de este humillante y doloroso momento histórico, el pueblo venezolano así como el de Nicaragua no pierden las esperanzas de volver a tener países dignos de su gente. Fuera y dentro de las fronteras de sus patrias mantienen inalterado el deseo de luchar. Fuera y dentro de las fronteras se multiplican los gestos de solidaridad y resiliencia.

Y un día esos pueblos volverán a encontrar la alegría que un día aciago les robó un vendedor de sueños.

Fuente: https://www.viceversa-mag.com/venez...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Traficantes de armas

Tortuga Antimilitar - 30 August, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Argelia gobernada por un cadáver. Bouteflika pretende presentarse a las elecciones presidenciales del 2019

Tortuga Antimilitar - 30 August, 2018 - 00:00

Encontré al primer presidente de la Argelia libre Ben Bella en Córdoba (Andalucía) cuando fue a visitar en el año 1997 la Universidad Averroes de Al Andalus. Un hombre espigado de 1.85 de estatura que a pesar de su edad se mantenía en plena forma pues no por casualidad en su juventud había sido futbolista. Venía con la intención de fomentar ese diálogo entre las dos orillas del Mediterráneo que era una de sus máximas obsesiones. Ben Bella y su esposa Zohra, de honda raigambre andalusí, no perdían la fe en el renacimiento del mítico Al Andalus y por tal motivo hicieron entrega a modo de donativo o sakat a los responsables de la universidad de una casa para albergar a los estudiantes de lengua y cultura árabe. Estuvimos largo rato conversando acerca de Argelia, del Islam, de Cuba y la influencia del imperialismo norteamericano en América Latina. En esos momentos se desarrollaba en Argelia una sangrienta guerra civil entre los militares y los islamistas que a él le preocupaba de sobremanera.

Ben Bella nació en Tlemcen, hijo de campesinos pobres marroquíes (Marrakech) que emigraron a trabajar en Argelia allá a principios del siglo XX. Tlemcen es una ciudad argelina situada en la frontera con Marruecos que en el siglo XV fue repoblada con exiliados de al Andalus, sobre todo, los procedentes de Córdoba (expulsados de la península durante la época de la reconquista cristiana)

Ben Bella participó activamente en la Segunda Guerra Mundial como integrante del 5 Regimiento de Cazadores Marroquíes -adscrito al ejército francés- y por su valiente accionar en la ofensiva a Monte Casino fue condecorado como héroe de guerra por el general de Gaulle (más adelante se convertiría por los avatares del destino en su más enconado rival)

En 1949 Ben Bella se afilia en un principio al PPA (Partido del Pueblo Argelino) y tras un confuso incidente es detenido y encarcelado en Argel. A las pocas semanas ayudado por sus camaradas logra evadirse y se refugia en el Cairo. Allí ejerce el cargo de representante en el exterior del FLN. En el año 1956 cuando iba junto a otros destacados miembros de la resistencia a participar en una reunión en Túnez su avión fue intempestivamente desviado a Argel por cazabombarderos franceses. Desde entonces permaneció detenido en las prisiones de la Santé, Fort Liedot, Fessardiere, Turquant, d'Unoy (en la metrópoli). Un episodio que le impediría participar en la guerra de liberación de Argelia.

En esta lucha de liberación tuvo un papel destacado como uno de los fundadores del FLN Ibrahim Omar (converso al Islam) Frantz Fanón, ideólogo, psicólogo y revolucionario de Martinica. Fanón rechazaba la política asimilacionista francesa y brindó su apoyo incondicional a la resistencia argelina. En 1960 quiso abrir un tercer frente de batalla en el desierto del Sahara pero cayó enfermo de leucemia y tuvo que ser evacuado a un hospital de EEUU donde murió a la temprana edad de 36 años. Tras la independencia su cuerpo fue repatriado a Argelia donde está enterrado como un mártir en Ain Kerma.

Argelia fue durante 132 años una colonia francesa (a partir de 1955 departamento francés de ultramar). La colonización comenzó con la III República que impuso el modelo de la laicidad con una política discriminatoria a los autóctonos privilegiando la minoría europea. Los misioneros cristianos quisieron evangelizar ese islam arcaico y retrasado que era un obstáculo para la civilización.

Pero a partir de los procesos de descolonización que comenzaron a surgir a nivel global los argelinos exigieron su independencia. Los franceses se negaron abandonar la colonia y combatieron con las fuerzas especiales de paracaidistas, la OAS y los servicios secretos utilizando el terror, la tortura y los métodos más sanguinarios para desmovilizar la resistencia del FLN. Francia cometió un brutal genocidio que ha quedado para siempre impune.

Tras ocho años de cruenta guerra colonial con más de 500.000 muertos, otros tantos miles de heridos, mutilados, encarcelados los representantes del gobierno francés y los del Gobierno Provisional de la Republica Argelina firmaron los acuerdos de Evian (el alto el fuego). Como estipulaba en los mismos el 1 de julio se llevó a cabo un referéndum de autodeterminación cuyo resultado fue un aplastante 70% de los votos a favor de la separación de Francia y el 3 de julio de 1962 se sella por fin su independencia.

Del 1.000.000 de colonos 600.000 abandonaron inmediatamente el país -entre ellos los Pies Negros (colaboracionistas de la época nazi)

Ben Bella dotado de gran carisma y poder de oratoria fue elegido en 1963 por abrumadora mayoría presidente de la autodenominada República Democrática y Popular de Argelia. Se propuso aplicar para Argelia una política socialista equidistante de la URRS y China (se adhirió al Movimiento de los No Alineados) y sacar de la miseria a sus compatriotas. Por su carácter profundamente tercermundista y antimperialista se encontraba muy próximo al Egipto de Nasser y a la Cuba castrista con la que mantenía estrechas relaciones.

El proyecto del Consejo de la Revolución era el de instituir el socialismo argelino siguiendo la línea de Cuba y del trotskismo del político griego Michel Pablo y su estrategia autogestionaria: la reforma agraria y la nacionalización de la banca, las industrias y las empresas francesas. El comercio argelino debería ser dirigido por los propios argelinos.

Bajo la batuta de Ben Bella el Consejo de la Revolución del FLN (el verdadero poder en la sombra) de tendencia panarabista impuso una acelerada islamización en contra del laicismo y la educación francesa dirigida por clérigos egipcios de la universidad de Al Azhar y los Hermanos Musulmanes. El plan consistía que en 5 años la lengua y la cultura francesa deberían desaparecer de las escuelas, universidades y en los programas de la televisión. Ser argelino es ser musulmán como parte de la identidad nacional. La constitución de 1963 declara que Argelia es un país socialista y el FLN el partido único. Los Tamazigh (bereberes más laicos y de izquierdas) de la Kabilia fueron perseguidos por oponerse a la arabización.

Ben Bella a principio de su gobierno tuvo que acometer la Guerra de las Arenas cuando el ejército marroquí lanzó una ofensiva para recuperar territorios ricos en minerales en la franja de Tinduf y Béchar.

Tal y como lo describiera el periodista polaco Kapuchinsky: " Ben Bella era una fuerza hirviente, electrizada, imposible de contener en ningún cauce. Impulsivo e impetuoso, agitado por pasiones. Fue su impaciencia la que lo llevó al fracaso"

Mantuvo varios encuentros con la Che Guevara que estaba muy interesado por exportar al mundo la revolución cubana. Según sus propias palabras se vio obligado a responder a la llamada de auxilio de sus hermanos congoleños ante la intervención militar de Bélgica y EEUU que combatían al rebelde Kabila. El 11 de febrero de 1965 el Che Guevara toma la decisión de partir con un comando cubano a Dar Es Salam para unirse allí al Movimiento de Liberación del Congo que acabaría en un estrepitoso fracaso. Antes de que iniciara su aventura africana Ben Bella -igual que se lo había expresado el líder egipcio Mohamed Heikal- lo previno que su presencia sería vista como un "Tarzán liderando un ejército de negros" "Un blanco tiene poco futuro allí" -le advirtió categóricamente y no se equivocaba.

Ben Bella por su compromiso antimperialista se convirtió en una figura muy relevante entre los movimientos de liberación del Tercer Mundo a los que proporcionaba asilo y campos de entrenamiento. En Argelia estuvieron aparte del Che Guevara, Mandela, Amílcar Cabral y el psicólogo Frantz Fanón.

La verdad es que su figura representaba un serio peligro para los países occidentales capitalistas que urdieron una conspiración para quitárselo de encima. (El mismo reconoce dicha versión). Y sin mayores prolegómenos el día 19 de junio de 1965 fue depuesto por un golpe militar infringido por sus propios compañeros del FLN –Consejo de la Revolución en cabeza de su ministro de defensa Hoari Buomediene. Comienza entonces una era marcada por la creciente burocratización corrupta dominada por la cúpula de las fuerzas armadas que se consideraba la única garante de la "revolución". El socialismo árabe (islam liberador de la esclavitud del pueblo) sostenido por las ganancias de los hidrocarburos ya que tras la independencia la agricultura y la industria se encontraban en la más absoluto abandono.

Justo al morir su enemigo Buomediene en 1978 Ben Bella pasó bajo arresto domiciliario y en el año 1981 fue indultado por el nuevo presidente Chadli Bendjedid quien le dio carta blanca para partir al exilio.

Francia y España le negaron la residencia por sus actividades políticas -ya que ejercía su oposición al régimen argelino- y entonces se instala en Suiza con su familia. A principios de los años noventa volvió a la vida pública convertido en un pacifista dispuesto a mediar en el conflicto entre los yihadistas y los militares (que resultaron infructuosas)

Tras la primavera argelina de 1988 (pionera de las revoluciones árabes del 2011) los estudiantes convocaron multitudinarias manifestaciones de protesta a causa del creciente desempleo y la crisis económica. Entonces el gobierno se vio obligado a realizar reformas democráticas como la legalización de partidos políticos independientes. Y es aquí donde surge el FIS (Frente Islámico de Salvación)

Ben Bella regresó a Argelia en 1990 y ejerce el liderazgo del partido el MDA (Movimiento de la Democracia de Argelia) que se propone recoger las ideas básicas que sirvieron para obtener la independencia del país fundamentadas en la defensa de la fe islámica y la preservación del patrimonio arabo-islámico de Argelia. Pero como su nombre había sido borrado por la Junta Militar de los libros de historia las nuevas generaciones apenas lo conocían su candidatura no llegó a cuajar.

Desde la independencia Argelia es un país dirigido por la cúpula militar del FLN, es decir, que los militares son los que controlan el parlamento y los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En la actualidad impera es la corrupción, el fraude, los sobornos, empezando por el férreo accionar de los organismos de seguridad y el servicio secreto militar que se encarga de censurar los medios de comunicación que se desvían de la versión oficial. Cualquier opositor que ose desestabilizar el gobierno es detenido y encarcelado sin juicio previo. La violación sistemática de los derechos humanos se justifica en aras de la lucha antiterrorista. La persecución contra los periodistas críticos con el régimen, los imanes de las mezquitas, intelectuales y disidentes es constante. Los propios organismos oficiales de información se dedican a fabricar noticias falsas y ocultar la realidad para preservar la imagen impoluta del régimen que se jacta de ser una "democracia ejemplar". La UE y EEUU han certificado el país con una nota de sobresaliente.

Bouteflika, paradójicamente nacido en Oujda (Marruecos), se unió desde muy joven al ALN (brazo armado del FLN) Una vez materializada la independencia ocupó distintos puestos políticos en el partido único argelino FLN- En 1965 participó en el golpe de estado con el que Boumedian derrocó a Ben Bella. Fue nombrado ministro de relaciones exteriores y en el cumplimiento de su mandato se reestablecieron las relaciones con Francia. Bouteflika como independiente (con el apoyo del FLN) gana las elecciones de 1999 planteando un programa de reconciliación nacional entre islamistas y el ejército. Por tal motivo el FIS anunció el cese definitivo de sus acciones y su sometimiento a las políticas gubernamentales. De inmediato fueron amnistiados 2.000 militantes del FIS y de su brazo armado el EIS (Ejército Islámico de Salvación) Al gobierno de Bouteflika se deben los acuerdos de paz que dieron por finalizada la guerra civil.

Bouteflika sufrió un derrame cerebral en 2013 por lo que estuvo 80 días hospitalizado en un hospital de Paris. Un ataque que le dejó secuelas irreversibles y para movilizarse debe utilizar constantemente una silla de ruedas que empujan su séquito de edecanes. El palacio presidencial de Mouradia se ha convertido en una UVI medicalizada Por sus escasas apariciones públicas se teme que no se encuentre en pleno uso de sus facultades psíquicas (fuentes anónimas aseguran que es incapaz de hablar)

El gobierno argelino no ofrece ningún parte médico sobre su estado de salud que se mantiene bajo el más estricto secreto. Jefes de estado y autoridades de distintas partes del mundo de visita en Argelia han tenido que suspender sus encuentros con Bouteflika pues inesperadamente se encontraba "indispuesto". Su salud no le permite salir del país ni hacer giras por las distintas regiones. Sus viajes al exterior los ha reservado para seguir tratamiento en prestigioso hospital militar de la Val-de-Grace. Constitucionalmente no debería estar ejerciendo el cargo pues es nada más que un muerto viviente. De vez en cuando el gobierno convoca una rueda de prensa y lo saca a pasear para que los periodistas le hagan una foto o lo filmen y den fe de que está en plenas facultades para dirigir Argelia. Lo cierto es que quien toma las decisiones no es otro que el Consejo Militar y su hermano pequeño Said que ejerce de consejero presidencial. (Acusado de drogadicto, alcohólico, perverso pedófilo por Mon Journal et Djaridati) La intención es presentarlo a las próximas elecciones en el 2019, o sea, que aspira a un 5 mandato. Bouteflika ganó las pasadas elecciones del 2014 con el 81% de los votos -evidentemente favorecido por un monumental fraude.

La economía argelina se basa esencialmente en el monocultivo del petróleo y sus derivados (98% del PIB procede de los hidrocarburos- noveno exportador mundial de gas) y que se suponía iba a impulsar del desarrollo social y el estado de bienestar. Pero muy por el contrario se ha convertido en un obstáculo pues depende de las alzas o las caídas del petróleo según la cotización del barril de crudo en el mercado internacional. Cuando entre 2006 y 2007 los precios del petróleo subieron el régimen militar incluso pensó construir la mezquita más grande del mundo después de la de Meca para ganarse la simpatía de los votantes del FIS y superar a la gran mezquita de Hassan II de Marruecos. El ejército argelino ejerce el monopolio de los hidrocarburos, la industria textil y mecánica.

Argelia es además el primer proveedor energético de España, d Francia e Italia (con planes de extenderse al norte de Europa) y, por supuesto, es un socio estratégico de la UE pues es la mejor alternativa a la dependencia del gas ruso.

Aunque Argelia no está adscrita al tratado de la francofonía -que es una especie de Commonwealth francesa- hoy por hoy la lengua dominante entre los universitarios, las clases acomodadas y la casta militar es el francés.

El petróleo ha impedido diversificar su economía y encima buena parte de las regalías se quedan las cuentas personales de la cúpula dirigente. Como es el caso de Sonatrach la empresa de hidrocarburos argelina que siempre ha estado ligada a casos de corrupción por parte de los militares, sus familiares y amigos. Sin contar los millones y millones de euros que se obtienen en contratos y licitaciones de las multinacionales extranjeras. Los tres hermanos de Bouteflika (del conocido clan de los Bouteflika) están implicados en el desfalco del banco Khalifa. Varios ministros del gabinete y funcionarios de alto rango tienen apartamentos en los Campos Elíseos de Paris y son asiduos a los hoteles 5 estrellas, restaurantes VIP y tiendas de moda de categoría. Para su mayor comodidad y mejor eficacia en sus negocios se puso en marcha el puente aéreo Argel-Paris-Argel.

El FIS (Frente Islámico de Salvación) en las elecciones generales de 1991 obtuvo en la primera vuelta el 24% de los votos. Como se proyectaba ganador de la 2 vuelta el gobierno argelino ante tamaña amenaza y presionado por las potencias occidentales anuló las elecciones por temor a la victoria islamista. También se les quitaron las alcaldías que habían ganado en 1990 aduciendo que la democracia estaba en peligro pues se iba a imponer la Sharia. Había que primar la defensa de los valores occidentales contra el oscurantismo islámico. "Su base religiosa era anticonstitucional" una sentencia que sirvió de espoleta para que estallara la sangrienta guerra civil. El MDA de Ben Bella firmó el "acuerdo de Roma" (en el que se reunieron representantes de 8 formaciones políticas incluido el FIS para encontrar una solución pacífica a la crisis nacional) exigiendo el boicot a las elecciones presidenciales de 1995.

Hasta que en 1994 los militares imponen como salvador de la patria al general Zeroual que aplica una política de erradicación de los grupos terroristas. En 1999 con la asunción al poder de Bouteflika se declaró una amnistía general en un intento por pacificar el país.

En esta guerra o yihad se lanzaron los islamistas del MIA, el GIA y el EIS contra el "kufar occidental" representado por los "traidores" militares argelinos. Un enfrentamiento que tuvo y tiene graves repercusiones en Europa, especialmente en Francia, donde se encuentra el grueso de los inmigrantes argelinos que representan el 18% del gran total de 7.910.000 de extranjeros (es decir 1.500.000) muchos de los cuales mantienen sus raíces religiosas y culturales.

Los Tamazigh son un tercio de la población argelina opuestos al islamismo y a los militares pues han forjado un hondo sentimiento independentista pues poseen una lengua, cultura y costumbres propias. Durante la guerra civil se armaron en milicias populares de autodefensa en la Cabilia.

Miles de militantes del FIS, incluidos sus líderes Madani y Belhadj, fueron encarcelados y sometidos a torturas físicas y psicológicas acusados de terroristas. El FIS terminó ilegalizado con la bendición de la UE y los EEUU.

A raíz de la brutal represión militar muchos jóvenes radicales decidieron pasar a la lucha armada. En el verano de 1992 comenzaron los primeros atentados islamistas del GIA (Takfiri) que condenaban a muerte a todo musulmán afrancesado (apóstatas). Especialmente los músicos, artistas, periodistas, escritores, actores, ciudadanos extranjeros y las mujeres que se negaban a ponerse el hiyab. Como se proponían imponer el Califato los liberales y laicos prooccidentales apoyaron la política represiva de los militares argelinos con el fin de que "floreciera la paz". Las élites de la sociedad argelina usan habitualmente el francés y prefieren identificarse con la metrópoli donde muchos de ellos tienen su segunda residencia. En los años de la guerra civil medio millón de argelinos huyeron con dirección a Europa y EEUU.

Entre 1997 y 1998 con la ofensiva del grupo salafista de predicación y combate la guerra alcanzó su punto más álgido pues se contabilizaron miles de muertos. Así nació la rama magrebí de Al Qaeda (Al Qaeda Al Magreb Islámico) que inició su expansión por el Sahel. Los yihadistas llegaron a la siguiente conclusión: Si el islamismo, que ganó las elecciones de 1991, no puede imponerse por métodos democráticos tendrá que hacerlo mediante la guerra santa. La democracia los traicionó y solo la yihad podrá darles la victoria.

Argelia tiene una extensión de 2.381.740 kms² (lo que significa que es el segundo país más extenso de África) y una población de 42 millones de habitantes de los que 15.000.000 son jóvenes entre 15 y 34 años. El argelino menor de 34 años representa el 64% de una población que está totalmente excluida de cualquier participación en los asuntos de estado. Argelia carece de diversificación económica y distribución equitativa de los ingentes ingresos obtenidos de los hidrocarburos. A pesar de la aparente bonanza financiera más de 8 millones de personas viven con menos de dos dólares diarios.

Geográficamente el país está dividido entre el norte de influencia Mediterránea (donde vive la mayor parte de la población) y el sur dominado por el desierto del Sahara (que representa el 70% de la extensión del país) donde viven tribus bereberes y beduinos dedicadas al nomadismo y el pastoreo.

El sur de la cuenca del Mediterráneo es musulmán mientras el norte es cristiano lo que históricamente se ha convertido en una zona de guerra y enfrentamientos religiosos. La Europa imperialista siempre ha querido invadir y conquistar el norte de África.

Son dos orillas que se dan la espalda pues existen prejuicios de tipo, religioso, cultural y étnicos irreconciliables. El Mediterráneo ha sido más un mar de confrontación que un vínculo de unión entre ambas orillas.

Para comprender el papel de Argelia en la geopolítica africana tenemos que remitirnos a los atentados a las embajadas de EEUU de Dar es-Salam y Nairobi en 1998 y posteriormente los ataques contra las Torres Gemelas en el 2001 -que desataron la guerra global al terrorismo por parte de George Bush. Argelia ejerce el papel de muro de contención en la lucha antiterrorista mundial y es por ello que Francia y EEUU (en el 2004 acordaron iniciar un diálogo militar oficial) le entregan anualmente una importante remesa de ayuda militar y económica. Argelia se ha convertido en el segundo y ejército de África y su principal función es la de enfrentar a los grupos islamistas procedentes de Libia y el Sahel.

El Sahel es una franja conocida como el "cinturón del hambre africano" que va desde Eritrea hasta el Senegal y que marca la transición entre el desierto del Sahara y la sabana africana. El desmesurado crecimiento demográfico de la población, la pobreza extrema aparte del el cambio climático -que ha arruinado las cosechas y la ganadería- son factores que impiden cualquier esperanza de futuro. Solo las ONGs intentan aliviar un drama humanitario prácticamente imposible de contrarrestar. Miles y miles de personas por pura supervivencia huyen a la costa del Mediterráneo con la intención de cruzar a Europa.

En el territorio inhóspito del Sahel han buscado refugio grupos tales como AQMI, Boko Haram, Al Shabaab, EI o Nusrat el Islam. Es tal su crecimiento y la actividad yihadista que en Mali y el Chad ha tenido que intervenir el ejército francés, la ONU y las unidades de la OUA. Mientras tanto las labores de control del espacio aéreo corren a cargo de la AFRICOM (46 bases de las que 15 son permanentes del Comando de EEUU para África) Todo este despliegue bélico se justifica en defensa de la "democracia, la paz y el fortalecimiento del desarrollo económico". Vuelos de vigilancia y espionaje a órdenes del Pentágono que se mantenían en absoluto secreto hasta que fueron revelados en los papeles de Wikileaks. Los intereses americanos en África son de suma importancia pues ahora tienen que competir con el empuje colonizador de China.

La seguridad nacional de EEUU, según el Pentágono, se decide en África. La AFRICOM es un organismo especializado en inteligencia, espionaje y servicios secretos cuyas principales bases son: USAF Dakar, USAF Enntebe, USMC Djibouti, Santo Tomé y Príncipe US Navy- Pentágono Tan Tan, Morón y Rota OTAN. También existe otro programa militar de los EEUU llamado Iniciativa Contra el Terrorismo del Trans Sahara -donde está incluida Argelia- y cuyo principal objetivo es frenar la presencia de grupos yihadistas en la región. Tropas de EEUU realizan muy a menudo ejercicios conjuntos con el ejército argelino en una base cerca de Tamanrasset. La ayuda militar y económica de EEUU a Argelia se hay incrementado espectacularmente en los últimos tiempos. (Argelia es el país de África con el que tiene una relación más estrecha)

La estabilidad de Al Magreb es fundamental no solo para la seguridad de Europa sino también de los EEUU. Históricamente el principal baluarte ha sido Marruecos pues fue el primer país del mundo en reconocer la independencia de los EEUU. El papel de los países situados en el norte de África es la de contener el flujo migratorio de ilegales además de combatir a los grupos yihadistas en primera línea de fuego. Como es de suponer Argelia sigue al pie de la letra las directrices emanadas desde el Eliseo o la Casa Blanca.

Si EEUU y Argelia hace unas décadas eran acérrimos rivales hoy son aliados estratégicos.

Entre Argelia y Marruecos desde la época de la descolonización existe un conflicto fronterizo que no se ha podido resolver ni en la ONU o el Tribunal de la Haya. El reino alauita reclama las provincias de Béchar y de Tinduf (pertenecientes al Gran Marruecos) y donde se llevó a cabo la conocida "Guerra de las Arenas" en 1963 ricas en minerales (petróleo, gas natural, fosfatos, hierro). En el año1976 el gobierno argelino decidió brindarle su apoyo incondicional a los guerrilleros del Frente Polisario que luchan por la independencia del Sahara Occidental, o sea, por la expulsión del ocupante marroquí. Litigio que se viene desarrollando desde hace décadas y que tiene visos de eternizarse. Las relaciones diplomáticas con el reino alauita se han deteriorado considerablemente al brindarle asilo a los guerrilleros del Frente Polisario en Tinduf. Desde 1994 los 1.550 kilómetros de frontera terrestre se encuentran cerrados. Son países vecinos irreconciliables en una permanente guerra fría.

En el exilio dorado suizo Ben Bella se dedicó por completo a la defensa del panarabismo (como respuesta al neocolonialismo) y el proyecto de la unión de Al Magreb. Como un humanista y luchador por la paz y el diálogo entre los países de la cuenca del Mediterráneo especialmente entre España y al Magreb Durante la guerra de Irak le brindó su apoyo incondicional a Sadam Hussein " Los argelinos deben ir a combatir en esta cruzada contra los pueblos árabes" En los últimos años de su vida se comprometió firmemente en la búsqueda de la paz en Palestina (Tribunal Russell) Según sus propias palabras Israel y EEUU han provocado el rebrote del islamismo radical al aplicar una política de confrontación. La resistencia a la invasión sionista de Palestina ha engendrado odio, terror y guerras racistas contra el islam.

En 2007 Ben Bella fue nombrado director del Grupo de Sabios de la Unión Africana, también se destacó como miembro activo del Movimiento Alter mundialista. Mohamed VI de Marruecos lo condecora a Ben Bella con el Wissan Alauita lo acepta a pesar de la represión infringida por Marruecos en los territorios ocupados del Sahara Occidental. Ben Bella se presenta en la toma de posesión de Bouteflika en el 2009 dándole un claro espaldarazo a su política de estabilidad. Es el tiempo de la reconciliación y de olvidar viejas rencillas.

En el 2012 Ben Bella muere en Argel a los 95 años y a su funeral asistieron jefes de estado y la cúpula militar presidida por su antiguo enemigo el presidente Bouteflika. De esta forma queda reivindicado para la historia como un héroe del FLN.

En el 2013 Bouteflika fue víctima de un derrame cerebral que lo dejo sin voz y condenado a una silla de ruedas (no se sabe si igualmente sufrió secuelas mentales) Otros aseguran que quizás está muerto o momificado ¿Quién sabe? Lo cierto es que todo lo que giran en torno a él es un misterio.

¿Qué pasa en Argelia? En todo caso a quién le importa, ya no es noticia, ha pasado al olvido desde el fin de la guerra civil y ya ni siquiera ocupa las páginas interiores de los periódicos o las notas luctuosas de los telediarios. A la opinión pública mundial le importa poco quien gobierne ese país para muchos desconocido aunque se encuentre a tan solo a 200 kilómetros de las costas europeas (Andalucía). Los países occidentales se han mostrado completamente tolerantes con el régimen dictatorial de Bouteflika del que obtienen incalculables prebendas.

La revolución argelina ha sufrido una extraordinaria metamorfosis: del socialismo han pasado a abrazar el capitalismo proccidental, del antimperialismo más beligerante ahora se revela como un fiel aliado del imperialismo. Además existe una creciente secularización aparatos de poder, la burocracia institucional del partido único y el enaltecimiento de la burguesía de tecnócratas y funcionarios de alto poder adquisitivo gracias al desvío de capitales del sector de hidrocarburos. El Consejo Militar argelino ha mantenido en absoluto secreto los pactos firmados en la sombra con EEUU y la UE en asuntos de seguridad y defensa.

Bouteflika, el hombre de confianza para los EEUU y la UE, se dispone a presentarse a un 5 mandato según todas las predicciones. El clan Bouteflika (encabezado por su hermano Said y el Consejo Militar) incomprensiblemente pretenden lanzar su candidatura para las próximas elecciones del 2019 con el fin de "reforzar su legitimidad". Es una verdadera provocación que se vuelva a reelegir -seguramente con casi el 90% de los votos- porque estamos hablando de un país agobiado por la miseria, las desigualdades, la corrupción y el nepotismo. Si se llega a dar el hipotético caso de que este cadáver bien maquillado y bien vestido gane las elecciones (fraudulentas y manipuladas) se prevé un renacer del islamismo radical que sigue latente y en la oposición. En la casbah, como en la Batalla de Argel, en las intrincadas callejuelas no se respira más que rabia e indignación en un claro presagio de que en cualquier momento puede producirse un estallido popular de impredecibles consecuencias.

Carlos de Urabá 2018

Categorías: Tortuga Antimilitar

Patriotismo de ida y vuelta

Tortuga Antimilitar - 29 August, 2018 - 00:00

La humanidad estaría mejor si se abolieran las Fuerzas Armadas, y sobre todo España, porque la única guerra que ganó nuestro glorioso Ejército fue la que libró contra su propio pueblo.

Por Rafael Cid

Otra vez el esperpento. Celtiberia show a toque de corneta. La trifulca sobre la exhumación de la momia de Franco ha vuelto a colocar la cosa militar en la agenda social ante la indiferencia de la sociedad civil. Sea por las embestidas de los franquistas recalcitrantes o por las buenas intenciones de algunos antifranquistas sobrevenidos, la ciudadanía anda nuevamente sometida a su juego de patriotas. Porque cuando se elevan banderas al viento el pensamiento se bate en retirada.

Si al cumplirse el cuarenta aniversario de la Constitución aún persisten en el Ejército defensores a ultranza de aquel “Caudillo por la gracia de Dios”, lo que se demuestra es la supina insolvencia de los gobiernos habidos desde la Transición para garantizar la soberanía del pueblo sin tutelas cuarteleras. Reducidos a la condición de electores y contribuyentes, nuestra paupérrima autoestima como titulares de la democracia permite el vaivén protagonista de la casta militar más allá de su estricto cometido oficial. Otra “injerencia humanitaria” del atado y bien atado. Y ello mientras las cunetas siguen siendo los osarios de los asesinados durante la larga dictadura y las sentencias de sus tribunales de excepción han sido casadas en el actual corpus jurídico (82.000 procesos y más de 3.000 ejecuciones).

Varias personas, unas que por edad no vivieron el franquismo y otras que incluso sufrieron su saña, me han hecho llegar un “pásalo” con la carta de un capitán de la Armada retirado contra el manifiesto de antiguos mandos militares exaltando la figura de Franco, bando que lleva 700 adhesiones. En ambos casos, la intención que guiaba a mis amigos era la misma: celebrar el coraje cívico del protestante, Arturo Maira, que así se llama el osado ex marino que ha cantado las cuarenta a sus nostálgicos y facciosos colegas a través de un comunicado con 30 firmas más. Y confieso mi sorpresa cuando leo que el elogiado texto de repulsa basa su crítica en que como “somos funcionarios servidores del Estado” los militares deben fidelidad al poder y no interferir en política.

Pues bien, ese es precisamente el problema. El de “la obediencia debida”, que cada bando utiliza a su conveniencia, pero que en sustancia les identifica como rectas paralelas que se juntan en el infinito. El “prieta las filas” de los cerriles franquistas porque indica una unidad de destino en la barbarie. Y el “no pasarán” de los nuevos demócratas porque oculta el origen espurio de su meritoria rectificación. De hecho, unos y otros son en la actualidad militares en la reserva, sin mando ni destino, clases pasivas, aunque ambos acataron la legalidad vigente en la dictadura. La oveja negra es un modesto cabo, uno de los pocos militares en activo que ha hecho uso de su libertad de expresión para defender la democracia y la constitución con todas las consecuencias. Por eso mismo será el que más tiene que perder.

Aquí también ha funcionado la amnesia que fecundó el consenso para pasar de la dictadura a la democracia. Pero sería un error, que dejaría aún más postrada a la asténica sociedad civil, si no recordáramos cómo paso. Enterraríamos a los que verdaderamente lucharon contra los fascistas en tiempo y forma, y encumbraríamos al podio de la excelencia a los que, a toro pasado, se proclaman demócratas de toda la vida. El paradigma de esta posición podría ser el último JEMAD Julio Rodríguez, hoy dirigente de Podemos y promotor del contramanifiesto antifranquista desde el Foro Milicia y Democracia. Rodríguez se graduó como teniente del Ejército en la Academia General del Aire en 1969. El mismo año en que Franco decretó en toda España el primer estado de excepción desde el final de la guerra; fue asesinado despeñándole por una ventana el universitario Enrique Ruano; y terminaba la “guerra secreta” de Ifni entregando territorio y habitantes a Marruecos. Nada de esto perturbó su ascenso a la cúpula del Ejército. Haciendo méritos para progresar en el escalafón Rodríguez, tuvo que contemporizar con el garrote vil a Puig Antich en 1974; el aún oscuro golpe militar del 23-F en 1982; los fusilamientos de Hoyos de Manzanares en 1975; y la desarticulación de la UMD en 1977. Aparte de cohabitar con la actividad del funesto Tribunal de Orden Público (TOP), que solo entre 1975, 1976 y 1977 tramitó 13.010 procedimientos, el 60% del total desde su creación en 1963, el mismo año también de los fusilamientos del comunista Julián Grimau y los anarquistas Joaquín Delgado y Francisco Granado.

Pongamos las cosas en sus justas dimensiones por respeto a quienes no se pusieron de perfil ante el fascismo. Los hombres y mujeres que defendieron la democracia cuando significaba arriesgar algo más que el pellejo jamás fueron servidores de aquel Estado criminal. Otra cosa distinta es lo del espíritu militar y sus patriotas de ida y vuelta. Esa condición al servicio del Estado de turno que faculta a sus funcionarios el don de la ubicuidad. El mejor testimonio de ese privilegio lo ha ofrecido el citado Rodríguez, jefe del operativo aéreo de la OTAN contra la Libia de Gadafi, al declararse “pacifista y antimilitarista” a fuer de belicista. La humanidad estaría mejor si se abolieran las Fuerzas Armadas, y sobre todo España, porque la única guerra que ganó nuestro glorioso Ejército fue la que libró contra su propio pueblo.

Fuente: http://kaosenlared.net/patriotismo-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El último hombre de Europa

Tortuga Antimilitar - 29 August, 2018 - 00:00

Hola, amigos y amigas seguidores de nuestro blog. Tras algunos meses de silencio debido varios viajes que hemos realizado, de nuevo volvemos a nuestros encuentros de reflexión. El primer tema que nos ha salido, versa en torno a la novela, que cada día nos perece más profética de Orwell, 1984. He aquí nuestra humilde reflexión, por si es de vuestro interés.

REFLEXIÓN EN TORNO AL ÚLTIMO HOMBRE DE EUROPA.

La crítica a los gobiernos totalitarios que nos presenta Orwell en su gran obra, la encontramos cada día de más de actualidad. Hemos relacionado algunos referentes de la obra, por referentes actuales, y como conclusión vemos que nos encontramos precisamente a las puertas del “Último hombre de Europa”. Los principios y valores que se presentan en la obra de Orwell, a través de la Teoría y práctica del colectivismo oligárquico, que en la obra se atribuye a Goldstein, los identificamos con esos valores con los que se identificaba a la vieja Europa, “libertad de expresión” “respeto a los derechos humanos”, “prosperidad, desarrollo, respeto al medio ambiente” “espacio de acogimiento, de solidaridad, de garantía y de derechos”, “espacio de justicia y libertad”, etc. Esa sociedad de progreso que narra Goldstein, en la que “todos trabajaran pocas horas y tuvieran bastante que comer, vivieran en casas cómodas e higiénicas, con cuarto de baño, calefacción y refrigeración, y poseyera cada uno un auto o quizás un aeroplano»

Comenzamos por EL GRAN HERMANO:

· En el centro de la obra de Orwell está ese gobierno totalitario en el que aparece la figura omnipresente del dictador, un ser mítico que aparece de fondo en las telepantallas, alguien que nadie nunca ha visto en persona, cuya existencia se llega a poner incluso en duda llegado el caso, es el Gran Hermano.

En nuestros días, encontramos la figura de ese omnipresente dictador, en el Sistema Capitalista. En la obra de Orwell esa mítica imagen del Gran Hermano, aparece en el fondo de las telepantallas, es la imagen de quién todo lo ve, de quién todo lo vigila, de alguien omnipresente. En nuestros días, ese papel lo ejerce el Capitalismo, que se encuentra omnipresente en todos nuestros actos, que nos inunda, nos invade, nos vigila, nos controla, se encuentra dentro de nosotros mismos, forma parte de nosotros, de nuestras organizaciones políticas y sociales, nadie lo cuestiona, (es curioso que hoy en día, no exista ningún partido político que cuestione el capitalismo como sistema, incluso los llamados anti-capitalistas, se encuentran plenamente integrados/as en el sistema capitalista), es algo que está ahí, que se apodera de nuestra intimidad, que lo sabe todo de nosotros. Es nuestro actual GRAN HERMANO.

Desde que salimos a la calle, somos protagonistas de una extraña película rodada con pequeños trozos de nuestro día a día: el momento de bajar al parking a por el coche o la irrupción en el metro a primera hora, la llegada al trabajo, la cola que se forma en el banco a media mañana. Las miles de cámaras que nos miran también ofrecen imágenes de entradas y salidas de los restaurantes, graban cuando accedemos al gimnasio y dan fe de nuestro paso por hospitales, gasolineras, joyerías, taxis, puertos, aeropuertos, carreteras, grandes superficies, polígonos industriales, fábricas, urbanizaciones, discotecas, farmacias, campos de fútbol, casinos, comisarías e iglesias, entre otros lugares.

Nadie sabe cuántas cámaras de video vigilancia hay en España, podríamos estar hablando de unos cinco millones o de una cifra de este orden, ya que hay muchísimas sin registrar. Nada más que en Madrid hay alrededor de 8.000 dispositivos electrónicos en los autobuses y una cifra todavía superior en el metro. En Barcelona, según fuentes de Transports Metropolitans de Barcelona, en el metro hay 7.022 cámaras. De ellas, 4.416 están en las estaciones, 2.288 en los trenes, 285 en talleres y apartaderos y 33 en otras dependencias. En Badalona (Barcelona), el instituto Enric Borràs dispone desde el 2012 de un sistema de reconocimiento facial que manda a los padres un SMS o un correo electrónico cuando sus hijos hacen novillos. Según Oriol Martí, director técnico de Xip Solucions, la empresa responsable del software, "el programa lee en 3D el cuadrado formado desde las cejas hasta debajo del labio". Así, en un minuto, el dispositivo puede reconocer hasta 50 alumnos. "Los estudiantes entran a clase a las 8.30, por ejemplo, y a las 8.45 –prosigue Martí– los padres reciben un SMS o un correo electrónico donde se les informa de que su hijo ha faltado a clase. Pese a ello, España no es el país que más video controla a sus ciudadanos. No podemos olvidar que el Estatuto de los Trabajadores faculta al empresario para adoptar las medidas de vigilancia que estime más oportunas para verificar el cumplimiento por el empleado de sus obligaciones laborales y con la irrupción de Internet, el Gran Hermano, que nos vigila día y noche, lo llevamos en nuestro bolsillo, llega directamente y le abrimos voluntariamente la puerta nuestro hogar, vamos hacia un mundo repleto de sensores (con las nuevas tecnologías de 5G), donde los objetos domésticos y el mobiliario urbano facilitarán muchísima información. Paradójicamente el éxito del programa televisivo Gran Hermano, ha sido la vanguardia para la venta voluntaria de nuestra intimidad. Ésta, la intimidad, es la última mercancía de la que se ha apropiado nuestro “Gran Hermano”: El Capitalismo. Ahora aparentemente no es el Gran Hermano totalitario y omnipresente de Orwell, sino que el Capitalismo ha conseguido que todos nosotros nos convirtamos voluntariamente en “pequeños hermanos” y demos toda clase de facilidades para que nos miren, nos vigilen y comercien con nosotros, ejerciendo con nuestra actitud, hacia los otros, esa represión que ejercía el Gran Hermano de Orwell, y que ahora la ejercemos voluntaria e inconscientemente cada uno de nosotros, liberando paradójicamente al verdadero Gran Hermano, (el Capitalismo), de su responsabilidad.

LIBERTAD DE PENSAMIENTO. POLICIA DEL PENSAMIENTO

· EL PODER, es otro elemento central de la obra de Orwell: “el Partido quiere tener el poder por amor al poder mismo […] No la riqueza, ni el lujo, ni la longevidad, ni la felicidad; sólo el poder, el poder puro», ya que «el poder no es un medio, sino un fin en sí mismo».

El Capitalismo (nuestro Gran Hermano), adora El Poder. Este deseo de poder nunca está saciado, siempre necesita más y cuanto más poder acumula, más necesidades de poder tiene. En el Capitalismo, el PODER se ejerce a través de la mal llamada “democracia”. La función de la mal llamada “democracia”, no es la de que el pueblo ejerza su poder en aras al bienestar de la población, sino la de mantener al Capitalismo. Para que esto sea posible, lo mismo que en la obra de Orwell, es necesario imbecilizar a esa inmensa mayoría de la población. Si en la obra de Orwell, esto se consigue prohibiéndoles el acceso al conocimiento, a la educación, porque como dice Goldstein «a la larga, una sociedad jerárquica sólo sería posible basándose en la pobreza y en la ignorancia». En nuestros días, con la mal llamada “democracia” se consigue el mismo efecto de imbecilizar a la población, PARCELANDO EL CONOCIMIENTO, MUTILANDO LA EDUCACIÓN Y SATURANDO SU MENTE CON LA COMUNICACIÓN. En la obra de Orwell, son los “proles”, esa inmensa mayoría a la que el Estado pretende anular e idiotizar. El Capitalismo se vale de la democracia representativa, para anular e idiotizar a esa inmensa mayoría que conforman el conjunto de los trabajadores. En la enajenación está la clave del triunfo. El mismo Winston, sin saber hasta qué punto se equivoca, expresaba su esperanza en la prole con una frase que se repite en varias ocasiones: «¡Si había alguna esperanza, radicaba en los proles!».

El economista David Anisi, en su libro Creadores de escasez, definía así el poder (extensible al poder económico y al poder político):

El poder es el ejercicio de apropiación del tiempo de los demás, y se mide como la relación entre el tiempo obtenido de los demás y el tiempo necesario para conseguir esa movilización.​

En relación con las clases de poder:

El poder jerárquico se sustenta en la autoridad y en última instancia en la fuerza, (es el poder que narra Orwell en su obra), el poder valorativo se sustenta en el respeto y en última instancia en la convicción, y el poder de mercado se sustenta en la capacidad de compra y en última instancia en el dinero (poder en el que se sustenta el Capitalismo). En este tiempo, nuestro Gran Hermano (el Capitalismo), opera principalmente, desde el poder del mercado. Para el Capitalismo el mercado lo es todo. Está por encima de la naturaleza, del planeta y por supuesto de las personas. Si en la obra de Orwell, el poder que ejercía el Gran Hermano era jerárquico y se ejercía a través de la fuerza y la represión, en nuestros días el capitalismo lo ejerce desde el mercado y a través del mercado, el Gran Hermano, nos vigila, nos controla, y dirige nuestros comportamientos, nos dice cuáles son nuestros gustos, y nuestras aficiones, establece nuestros entretenimientos, nuestro ocio y diversión, nuestra alimentación y nuestras relaciones personales. Para el control de los “proles”, ya no es necesario el ejercicio del “poder jerárquico”, ya no es necesaria la represión, ahora el Gran hermano nos controla a través de nuestro voluntario consumo.
La sociedad jerárquica, en la obra de Orwell, necesaria para el ejercicio del Poder Jerárquico, se mantiene con el ejercicio de la dictadura hacia los “Proles”. En el mercado, el ejercicio del poder se “democratiza”, ahora ya no hay “abierta represión”, ahora existe la “voluntaria colaboración”, y son los “Proles” quienes eligen a los representantes de los que controlan el “Poder del Mercado”, y como dice Goldstein, para que esto sea posible, es necesario “imbecilizar” a la inmensa mayoría de los “Proles”. Tanto para el ejercicio del Poder Jerárquico, como para el ejercicio del Poder del Mercado, será necesario la imbecilización de los “Proles”. Dice Goldstein, que esto se consigue al prohibirles el acceso al conocimiento, a la educación, porque «a la larga, una sociedad jerárquica sólo sería posible basándose en la pobreza y en la ignorancia». Esa mayoría a la que el Estado pretende idiotizar a toda costa para anularlos son los “proles”. Para el ejercicio del Poder del Mercado, ya no es necesario el secuestro del conocimiento, pues el conocimiento también está al servicio del Mercado, y lo mismo que en la obra de Orwell, “el duro trabajo físico, el cuidado del hogar y de los hijos, las mezquinas peleas entre vecinos, el cine, el fútbol, la cerveza y sobre todo, el juego, llenaban su horizonte mental y no era difícil mantenerlos a raya». El Poder del Mercado, también canaliza el malestar, la posibilidad de un incipiente sentimiento de rebeldía en dos frentes: las minucias de la vida corriente, al margen de los grandes males universales, (a través de los innumerables canales y programas basura de TV, a través de las redes sociales, las ONGs, etc), o a través del enemigo común, independientemente del nombre que tuviera, se llame Eurasia o Asia Oriental, ahora son (las armas de destrucción masiva, el terrorismo internacional, el miedo al otro, miedo a la falta de recurso, miedo a un futuro incierto, el nacionalismo, etc),. En la enajenación está la clave del triunfo, tanto del Poder Jerárquico como del Poder del Mercado.

EL MINISTERIO DE LA VERDAD

· Es el instrumento que aparece en la obra de Orwell, para la manipulación de la verdad. Este complejo sistema de propaganda consigue la alienación del pasado con el presente. No se tiene conciencia de que hubiera existido una época anterior a la revolución, un momento que sobrevive sólo en recuerdos vagos e imprecisos, entre los que es difícil tener certezas de verdad o falsedad. Esa ambigüedad puesta en pie por el Partido se aprovecha para difundir una visión del pasado pre-revolucionario como un periodo oscuro, indefinido, donde todo resulta incierto y confuso.

· El Ministerio de la Verdad, entiende la manipulación no como la necesidad de falsificar el pasado, sino como una forma de hacer concordar lo ocurrido con lo que el Partido dice que ha ocurrido. Todos aquellos documentos que contradicen de alguna manera al Partido son destruidos en el llamado «agujero de la memoria».

En nuestro tiempo la información se manipula con numerosos estudios, investigaciones, informes, etc, todos al servicio del Poder del Mercado, donde se presenta el pasado, el presente y el futuro, según las necesidades del Mercado en su ejercicio de alcanzar más cotas de Poder. En los innumerables informes sobre el cambio climático, en las legiones de tertulianos al servicio del Mercado, así como en la cultura de la “pos-verdad”, podemos encontrar la mano de este Ministerio de la Verdad de nuestro tiempo.

El Ministerio de la Verdad del Capitalismo, en sus ansias de alcanzar más cotas de Poder, se vale de un amplio espectro de formas para la manipulación de la verdad, se mueve desde la sutil superficialidad hasta la falsedad. El capitalismo, tras habernos idiotizado, nos presenta al error como verdad, por lo que será muy difícil saber descubrir la apariencia de verdad en la que está envuelto el error; no hay nada absolutamente falso, aunque previamente hayamos sido idiotizados, que sea admitido por nuestro entendimiento, siempre reconoceremos una parte –más o menos grande -de verdad, y esta capacidad de reconocimiento de una parte de la verdad, es lo que constituye la apariencia de verdad que hace que nuestra inteligencia la conozca como absoluta.

El Ministerio de la Verdad del capitalismo, controla el 100 % de los grandes medios de comunicación y de información, conformando estos, algo parecido, a un departamento propio dentro del Ministerio de la Verdad. Lo mismo que sucedía en la obra de Orwell, los complejos y costosos sistemas de comunicación actuales, son instrumentos que formando parte del propio Capitalismo, dejan de cuestionarlo y lo normalizan para que forme parte de nuestra vida cotidiana, y lo mismo que en obra de Orwell se presenta “el pasado pre-revolucionario como un periodo oscuro, indefinido, donde todo resulta incierto y confuso”. El capitalismo, ya no es cuestionado por nadie, y el pasado donde las esperanzas en una sociedad más justa y equitativa para todos/as, se presenta como algo trasnochado, irrealizable, fuera de toda lógica y de igual manera confuso y oscuro, siendo la alineación con el tan grande, que se ha perdido la conciencia de una época anterior en la que el Capitalismo fue fuertemente cuestionado. Esta amnesia generalizada y normalizada a través de los medios del Ministerio de la Verdad del Capitalismo, pone en cuestión un pasado lleno de ilusión y esperanza de un mundo más justo y humano, siendo destruidas estas esperanzas en el “agujero del olvido y de lo desconocido”
Nos presentan la información sólo en su apariencia de verdad, y nos hacen pensar que esa apariencia es toda la verdad; es como si nos vendieran una manzana mostrándonos sólo su parte sana mientras que nos ocultan la zona que ya está podrida. Cuando algo deformado se nos presenta como correcto, cabe pensar que existe una falta de rectitud en quien actúa así, no obstante tenemos experiencia que en muchas ocasiones no hay tal falta de rectitud. La manipulación, por lo tanto, puede ser o no intencionada, en el primer caso, cuando la manipulación es intencionada, sucede como en la obra de Orwell, es una forma de hacer concordar la noticia, la información que se da con lo que el Capitalismo necesita que se sepa, en el segundo caso, cuando la manipulación no es intencionada, puede suceder que sea fruto de la ignorancia, o que responda a la “falsa ética informativa”, que consiste en dar la noticia tal como sucede sin verter opinión alguna sobre ella, dejando que sea el oyente quién saque sus conclusiones, que evidentemente estarán mediatizadas por la saturación informativa de la “manipulación intencionada”. Este segundo caso de manipulación “no intencionada”, es mucho más sutil y peligroso, ya que hace un lavado de cara del propio capitalismo, que se presenta como democrático y transparente”, olvidándose de las causas y de dónde se encuentra la raíz de los problemas, de los que se hace eco la noticia en cuestión.

En los últimos tiempos lo vemos muy claro, por ejemplo, con respecto a las noticias que se vierten en torno a los migrantes que llegan a las costas europeas. La “manipulación intencionada” de esta noticia está en aquellos artículos que relación las migraciones con nuestro bienestar, generando en la población preocupación por la llegada del migrante, presentando a este como una amenaza para nuestro bienestar. La “manipulación no intencionada”, sería aquella que presenta la noticia como el drama de la migración, la narra tal como sucede, y traslada el hecho migratorio a la conciencia de la ciudadanía, persiguiendo principalmente su compasión y su caridad católica, que no cristiana. Las dos formas de presentar la noticia son manipulativas, la primera, es peligrosa pero posiblemente menos que la segunda. La primera es más fácilmente detectable, y generalmente cualquier persona con un mínimo de conciencia y formación solidaria la detecta. La segunda es la más peligrosa, porque es más difícil de detectar, ya que presenta la noticia dentro de los parámetros que el “Ministerio de la Verdad o sea el Capitalismo”, nos ha inculcado como “solidaridad”. En ambas formas de presentar la noticia se omite, la raíz del problema, las causas que generan que millones de personas arriesguen la vida, paguen miles de euros para abandonar su lugar de nacimiento, y se aventuren a un futuro incierto en tierras desconocidas y en muchos casos inhóspitas. Se omite la raíz del problema precisamente porque en esa raíz se encuentra, directa o indirectamente implicado el Capitalismo, nuestro Gran Hermano al que no se le puede cuestionar y de hecho, nadie pone en cuestión.

La manipulación de la verdad es uno de los mayores adversarios con los que nos encontramos hoy día; no se trata de enfrentarnos contra un tirano como en otros tiempos Nerón, o Hitler, sino contra una multitud confusa cuya arma disuasiva no es la tortura sino el silencio.

“Estamos asediados por la radio, la pantalla, el periódico, los medios de información. Ahora bien, una información es incompleta, parcial, puesto que nunca lo dice todo. Y a menudo el silencio de la información cae sobre lo insoportable, es decir sobre lo esencial. La obra maestra del arte de informar es engañar no diciendo nunca más que la verdad”. (Jean Guitton)

No todo lo importante lo dicen los medios de comunicación, ni lo dicen respetando las formas y los modos que merece el contenido de la información; y por otra parte, no todo lo que nos presentan los medios de comunicación es importante, en ocasiones es al contrario: lo importante es precisamente aquello que omiten.
Jean Guitton, aconseja estar precavidos ante el ambiente que nos ha tocado vivir, es lo que podríamos llamar la (falsa) cultura del silencio sobre lo esencial. Algún pensador ha llegado a decir que “nunca hemos ido tan deprisa hacia ninguna parte”, y es que esta es la consecuencia de silenciar lo esencial para el hombre.
Todos buscamos hacer cosas, conocer más, trabajar, investigar; pero ¿qué es lo que realmente nos interesa más?, ¿encontraremos la verdad en hacer o trabajar mucho con objeto de tener más cosas, de consumir más?; si la respuesta fuera afirmativa, la prueba la encontraríamos en que gozaríamos de la paz y la felicidad interior que parece escasear tanto en nuestros días.

Cuando buscamos la verdad donde no está, nos disponemos a ser sujetos fáciles de engañar, de ser manipulados; es decir, vendemos la verdadera felicidad por un plato de lentejas, por algo superficial, por una bagatela, que pueda satisfacer nuestra vanidad o un capricho pasajero.

El error lo cometemos cuando caemos en el uso y consumo de esa moneda falsa, la manipulación de la verdad, mercadeada por tantos medios y en tantos lugares.
¡Cuántas veces nos dicen que es necesario comprar algo para ser feliz!, y, sin embargo, cuántos silencios sobre cómo ser para alcanzar esa felicidad deseada, y es que la manipulación consiste en el silencio de lo verdaderamente humano y en la ostentación de lo accidental, de lo artificioso.

Todos tenemos el deber de romper el silencio sobre lo esencial al hombre, de servir de altavoces de la verdad, sin prejuicios, sin interesados intermediarios.

LA GUERRA Y EL MILITARISMO

· A lo largo de los tiempos, la guerra siempre ha sido un instrumento para mantener a raya a los proles y a través de la historia se han llevado a cabo innumerables acciones de “Bandera Falsa”. Los ataques terroristas en algunas ocasiones son operaciones de bandera falsa, como la estrategia italiana de tensión , en la cual varias explosiones de bombas en los años 1970 se atribuyeron a organizaciones de extrema izquierda y anarquistas,​ y que fueron en realidad llevadas a cabo por organizaciones de extrema derecha en cooperación con los servicios secretos italianos para desacreditar a los movimientos sociales y justificar la represión hacia estos. En la obra de Orwell, las bombas lanzadas diariamente sobre Londres son arrojadas por el mismo Gobierno de Oceanía como mecanismo para mantener la sociedad jerarquizada generando pánico y odio hacia el enemigo, al mismo tiempo que se destruye cualquier signo de riqueza o desarrollo. Es por eso que Eurasia y Asia Central se van alternando como enemigos y aliados, sin importar quién desempeñe qué papel, aunque los ciudadanos consideren que el enemigo siempre ha sido el mismo, lo que da lugar a un espeluznante episodio en el que la manipulación de la información llega a su máximo apogeo. Dentro de esta guerra se encuentran los ciudadanos más bajos en la escala social, los que viven en los territorios fronterizos que pasan constantemente de manos de un país a otro y que no pertenecen a nadie. Reducidos poco menos que a condición de esclavos, se les equipara con cualquier materia prima como el carbón o el aceite, y se utilizan como mano de obra en la fabricación de armas.

El enemigo común que nos presenta el Gran Hermano de nuestros días (El Capitalismo), es ahora el “terrorismo islamista” y como si se tratara de una operación de “Bandera Falsa”, este terrorismo islamista se alimenta precisamente a través del Poder del Mercado. El Mercado lo creó, lo alimentó y lo amamantó, le facilita las armas, le compra el petróleo y las materias primas que controla y para justificarse a sí mismo, hace como si lo intentara combatir, mostrando al “pueblo idiotizado”, el espectáculo de su actuación.

La Guerra, se encuentra en el corazón mismo del Mercado, o sea en el corazón del Capitalismo. Nuestro Gran Hermano, necesita de la guerra, para elevar sus cotas de poder. A través de la fabricación, venta de armas y la guerra, el Mercado o sea el Capitalismo se introduce en los países y en los continentes y hoy en día, el Capitalismo y su brazo “armado” el Mercado, ya posee, tanto por la acción como por el pensamiento, el 100 % del planeta. El Gran Hermano, ya es respetado, admirado y considerado como nuestro único “protector” en la totalidad del planeta. Su brazo “protector” ya no es cuestionado. Pero contrariamente a lo que pensaba Winston, expresando su esperanza en la prole, diciendo que: «¡Si había alguna esperanza, radicaba en los proles!», hoy los “proles” ya no son esperanza de cambio, los “proles” forma parte del Mercado, son “los que (en la obra de Orwell), viven en los territorios fronterizos que pasan constantemente de manos de un país a otro y que no pertenecen a nadie. Reducidos poco menos que a condición de esclavos, se les equipara con cualquier materia prima como el carbón o el aceite, y se utilizan como mano de obra en la fabricación de armas y sobre todo, para el mantenimiento del Mercado. Por tanto si existen algunas esperanzas para el cambio, estas se encuentran dentro del propio Mercado y de sus ansias de “Acumulación de Poder”. Nuestro Gran Hermano, el Capitalismo, solo busca el “poder”. Su “poder” crece con el Mercado. El Mercado crece con el Consumo. Para que la “prole” pueda consumir se necesitan productos, baratos y de pronta caducidad. La “prole” para poder consumir necesita poder adquisitivo con el que comprar los productos basura que produce el Mercado. Cuando la “prole” no cuente con el poder adquisitivo para consumir los productos del Mercado, el Capitalismo establecerá la “Renta Básica Universal”, para que la “prole” pueda seguir consumiendo sus productos basura. Para que puedan ser fabricados estos productos basura, el Capitalismo y por tanto, el Mercado necesita de las materias primas que posibiliten su fabricación a costes reducidos. Para que esto sea posible, el mercado introduce “cizaña”, entre las poblaciones pobres pero ricas en materias primas, les da armas y provoca guerras por el control de las materias primas. Gracias a estos enfrentamientos, por un lado el Mercado consigue materias primas casi regaladas con las que poder fabricar sus productos basura, y por otro lado, cuenta con grandes bolsas de migrantes y de poblaciones empobrecidas, que son “los que no pertenecen a nadie” y que les fabrican sus productos basura. El Mercado o sea el Capitalismo, no duda en destruir lo que necesite destruir en aras a conseguir más Poder. El Mercado y el Capitalismo es de naturaleza “vampiresca”, para alimentarse, para aumentar su Poder, va destruyendo precisamente todo lo que le va proporcionando el Poder. Esquilma las materias primas, destruye a las poblaciones que viven de ellas, reduce a sus trabajadores a esclavos, (recordemos las declaraciones de aquel presidente de la COE, que hoy está en la cárcel, “desgraciadamente hay que trabajar más y ganar menos”), nos atontan de tantas formas que nos convencen, de que la solución al problema del deterioro medio ambiental se encuentra en el reciclado de los productos basura que fabrica el Mercado, mientras nos esmeramos en separar los residuos, nuestro consumo de sus productos aumenta y con ello las cotas de Poder de nuestro Gran Hermano, el Capitalismo.

Ver también en: https://colectivonena.blogspot.com/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La ONU cree que la cúpula militar de Myanmar deberá ser juzgada por crímenes contra la humanidad

Tortuga Antimilitar - 28 August, 2018 - 00:00

En un informe la ONU cree que la actuación militar, que incluyó la destrucción de aldeas, matanzas y violaciones, “fue totalmente desproporcionada con respecto a las amenazas reales a la seguridad”.

Duras críticas al papel de Facebook y de la premio Nobel de la Paz Suu Kyi

Héctor Alonso

El ejército de Myanmar llevó a cabo asesinatos masivos y violaciones colectivas de mujeres, niñas y niños rohingya con “intención genocida”, por lo que el comandante el jefe del ejército de Myanmar y cinco de sus generales deberían ser procesados por crímenes contra la Humanidad, según el informe que la ONU ha publicado hoy. El informe, al que el gobierno de Myanmar (antigua Birmania) no ha respondido incluye graves acusaciones contra la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi y críticas al papel de Facebook en el desarrollo de la crisis, por no impedir los mensajes de propagación de odio contra la minoría musulmana.

El gobierno dirigido por Aung San Suu Kyi permitió que el discurso de odio avanzara, destruyó documentos y no protegió a las minorías de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos por el ejército en los estados de Rakhine, Kachin y Shan, según el durísimo informe elaborado por especialistas e investigadores de la ONU. Al no impedir estos hechos, contribuyó a que el ejército, que mantiene aún mucho poder en la antigua Birmania, “llevara a cabo crímenes atroces”, apoyados por milicias de extremistas budistas, dice el informe.

Los rohingya pertenecen a una minoría musulmana que vivía en el estado de Rakhine y que nunca ha sido reconocida como tal por Myanmar, hasta el punto que son considerados apátridas.

Hace un año el ejército birmano comenzó una brutal represión en el estado Rakhine de Myanmar en respuesta a los ataques cometidos por el Ejército de Salvación Rohingya de Arakan (ARSA) contra una treintena de puestos de la policía y una base militar. Esta represión se saldó con la huida de más de 700.000 rohingya, que buscaron refugio al otro lado de la frontera, en Bangladesh, donde ahora viven en condiciones casi inhumanas en un gigantesco campo de refugiados. Los informes recogen la destrucción de las aldeas y de graves violaciones de los derechos humanos, como asesinatos y violaciones en grupo contra mujeres, niñas y niños.

Para los autores del informe, estos crímenes han sido tan graves como los que en otros sitios derivaron en juicios por crímenes contra la Humanidad, como la Antigua Yugoslavia o Ruanda.

En el informe final de 20 páginas dice que “hay suficiente información para justificar la investigación y el enjuiciamiento de los mandos del ejército, para que un tribunal competente pueda determinar su responsabilidad por genocidio en relación con el situación en el estado de Rakhine”.

El gobierno de Myanmar, que ha recibido una copia del informe, no ha reaccionado de momento.

El informe, firmado por el ex fiscal general de Indonesia Marzuki Darusman, cita al comandante en jefe del ejército de Myanmar, el general Min Aung Hlaing, y otros cinco generales, a quienes se debería juzgar por crímenes concretos, como el asesinato de diez hombres rohingya en la aldea de Inn Din, matanza documentada por dos periodistas de Reuters, que fueron detenidos en diciembre y esperan ser juzgados “por violar la Ley de Secretos Oficiales” del país. Sin embargo, siete soldados han sido condenados a trabajos forzados por participar en la masacre, lo que es una confirmación de que ésta se produjo.

Suu Kyi no hizo nada para impedirlo

El informe es muy duro con Aung San Suu Kyi, máxima mandataria civil de Myanmar y premio Nobel de la Paz: “no ha utilizado su posición de facto como Jefa de Gobierno ni su autoridad moral para frenar o prevenir los acontecimientos que se desarrollan o buscar vías alternativas para cumplir con la responsabilidad de proteger a los civiles”. Desde hace algunos meses muchas organizaciones internacionales piden que se le retire el Premio Nobel por su responsabilidad moral en estos crímenes. La ciudad de Oxford le ha retirado ya el premio más importante que concede la ciudad, el Premio a la Libertad.

Tanto el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, como el máximo responsable de ACNUR, Zeid Ra'ad al-Hussein, han calificado los actos contra los rohingya como un “ejemplo de libro de limpieza étnica”.

El gobierno de Suu Kyi, por su parte, ha negado las denuncias de atrocidades cometidas contra los cuerpos de seguridad contra los refugiados y ha alegado que el gobierno ha construido centros de tránsito para facilitar el regreso de los rohingya, aunque ninguno ha querido regresar por falta de seguridad, falta de seguridad corroborada por organizaciones humanitarias y agencias internacionales.

Tribunal Penal Internacional

La intención del Consejo de Seguridad de la ONU es que todos los culpables rindan cuentas, o bien remitiendo a Myanmar al Tribunal Penal Internacional, o creando un tribunal ad hoc.

Además, el Consejo de Seguridad deberá adoptar sanciones específicas individuales, como la prohibición de viajar a otros países y la congelación de cuentas y activos de los responsables principales de los crímenes, así como imponer un embargo de armas a Myanmar.

Además del jefe del ejército, los cuatro generales que deberían ser procesados ​​son el general Soe Win; el comandante de la Oficina de Operaciones Especiales-3, teniente general Aung Kyaw Zaw; el comandante del Comando Militar Regional del Oeste, el Mayor General Maung Maung Soe; y el comandante de la 99.ª División de Infantería Ligera, general de brigada Than Oo.

Para elaborar el informe, se entrevistaron a 875 víctimas y testigos en Bangladesh y otros países, y analizaron documentos, videos, fotografías e imágenes de satélites, que documentaban destrucciones de aldeas y fosas comunes.

Críticas a FACEBOOK

El informe critica el papel jugado por la red social Facebook en esta crisis, al haber sido utilizada para incitar al odio y la violencia contra los rohingya sin que se tomaran medidas efectivas para evitarlo. Facebook es con diferencia, el principal medio de comunicación social en Myanmar, y es utilizado con profusión por el gobierno, el ejército, los políticos y muchos líderes religiosos budistas, acusados de propagar el odio. Facebook ha reconocido su lentitud en actuar.

Fuente: https://actualidadhumanitaria.com/m...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La valla de Ceuta y el asalto a las normas

Tortuga Antimilitar - 28 August, 2018 - 00:00

Patricia Orejudo
Abogada. Observatorio del Racismo Institucional RAIN, Comisión Legal Sol.

26 de julio de 2018. Frontera Sur. 601 personas saltan la valla que separa Marruecos de Ceuta. Casi un mes después, todas ellas se encuentran aún en territorio español, a la espera de que las autoridades españolas decidan sobre su permanencia.

22 de agosto de 2018. Frontera Sur. 116 personas saltan la valla que separa Marruecos de Ceuta. Un día después, la práctica totalidad de estas personas se encuentra en paradero desconocido: han sido devueltas expeditivamente a las autoridades marroquíes.

La devolución del 23 de agosto no aguanta el mínimo filtro jurídico. Lo explica con precisión el Manifiesto que han firmado 48 organizaciones y colectivos. Pero, además, con respecto al salto anterior comporta una diferencia de trato, que el Ministerio del Interior intenta justificar, esgrimiendo que responde a la “intolerable” violencia que esta vez habrían ejercido “los asaltantes”. Desde el punto de vista legal, el argumento tampoco se sostiene.

En la aplicación de las normas jurídicas, el principio de igualdad es una garantía fundamental para las personas y un mandato insoslayable para las autoridades: situaciones iguales han de ser tratadas de forma equivalente. Las normas jurídicas —que es lo único que cabe aplicar, atendiendo a otro principio esencial, el de legalidad— no prevén que pueda darse un trato diferente a una persona extranjera en función de que haya empleado, o no, violencia en su acceso al territorio. Lo que sí establecen es que se debe perseguir y sancionar toda agresión sobre cualquier persona. Es más: castigan con mayor severidad cuando el agredido es un funcionario público que actúa en el ejercicio de sus funciones (delito de atentado).

Si en el segundo salto a la valla se ejerció violencia contra guardias civiles, la obligación del Estado sería detener y poner a disposición de la Justicia a los autores del delito —si lo hubo—, aportar pruebas en el marco de un procedimiento penal con garantías, y demostrar qué persona fue la autora del concreto daño infligido.

El Gobierno, sin embargo, se extralimita, prevarica, miente. Dice albergar una absoluta seguridad sobre las agresiones perpetradas por ese “centenar de violentos”, aunque no presenta ninguna prueba que la sustente. Se arroga la capacidad de juzgar sumariamente y en grupo a todas esas personas. Decide, en 24 horas, que todas y cada una de ellas emplearon la violencia en el “asalto”. ¿Todas? Y determina que lo que procede es castigarlas con su devolución inmediata. Sí, a todas, salvo a las que aparenten ser menores de edad.

Falta a la verdad, en fin, cuando niega que esta práctica sea nueva. No hay novedad en que los gobiernos socialistas contribuyan a destruir el capital jurídico de los derechos humanos cuando implementan sus políticas migratorias. Bajo sus diversos mandatos se fabricó la irregularidad, se instauraron los siniestros CIE, se colocaron concertinas, se articularon redadas racistas, murieron migrantes baleados en la frontera. No es nuevo, pues, que ellos también desjerarquicen las normas supremas y los valores que formalmente rigen nuestra sociedad: llevan tiempo haciéndolo, como sus alternantes en el poder.

Duele pensar que la decisión va a encontrar apoyo en un sector de la sociedad, a pesar de su clamorosa irregularidad y a pesar del daño que ha causado

Pero sí hay un elemento antes desconocido. El propio Gobierno incoherentemente lo reconoce cuando alega haber “reactivado” un Acuerdo bilateral de 1992 para devolver a ese centenar de personas. ¿No es esto nuevo? Sí, definitivamente es nuevo que de un día para otro se pueda deportar a un grupo de extranjeros con el argumento de que emplearon violencia al entrar, aunque no se aporten más pruebas que las que, en boca de la vicepresidenta, Carmen Calvo, “conocen todos los ciudadanos”.

Debería saber la ministra de Igualdad que, de existir esas pruebas, tendrían que ser puestas en conocimiento de los tribunales, a los que la Constitución reserva la función de juzgar. Recuérdese que las agresiones constituirían delitos. Pero el Ejecutivo prefiere tomar la justicia por su mano, mostrar “firmeza” para ganarse a una ciudadanía amedrentada y calculadamente desinformada, y trasladar su comprensión y apoyo a la labor de unas fuerzas de seguridad a las que desde hace años se compromete, con sus órdenes ilegales.

Cuesta creer que para tomar esta decisión, el Ministerio de Interior haya consultado a expertas o expertos en Derecho internacional, en Derecho de asilo y en Extranjería. Más allá de que difícilmente cabe sostener su legalidad (no todas las interpretaciones caben), lo indudable es que se ha adoptado en solo un día. Un día del mes de agosto. Todo conduce a suponer que la resolución ha sido improvisada. Un ejercicio irracional y abusivo del poder, un acto de venganza, con el único cálculo del rédito electoral.

Duele pensar que la decisión va a encontrar apoyo en un sector de la sociedad, a pesar de su clamorosa irregularidad y a pesar del daño que ha causado, cuando menos a quienes no participaron de la violencia, que son todos los que saltaron, salvo que se demuestre lo contrario: también a los extranjeros se les aplica la presunción de inocencia. No se me ocurre mayor violencia que la ejercida contra estas personas, en nuestro nombre.

Hiere tal normalización del sufrimiento de miles de personas, bajo pretexto de la protección de nuestras fronteras. Hiere que a quienes se ha desposeído a través de la violencia, la explotación y el expolio, ahora se les niegue incluso su condición humana y se les prive también de sus derechos más básicos. Porque cuando los derechos de “los otros” no se protegen, cuando el Estado actúa al margen del Derecho, el daño es mucho más profundo e irreparable de lo que imaginamos. Si el discurso del miedo y del odio siguen asentándose, si las políticas racistas y xenófobas se justifican y proliferan, lo que peligra es la construcción de sociedades justas e igualitarias. Peligran los derechos de todas.

El Salto: https://www.elsaltodiario.com/opini...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Entrevista de trabajo

Tortuga Antimilitar - 28 August, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pandora, Piñata y Ice: Tres operaciones contra un "terrorismo anarquista" que nunca existió

Tortuga Antimilitar - 27 August, 2018 - 00:00

Si acaso existiesen esas organizaciones serían "defectuosas, incapaces y objetivamente disfuncionales", concluyó la Audiencia Nacional

Marcos Pinheiro

"El terrorismo anarquista se ha implantado en nuestro país". Con esta rotundidad se expresó en 2014 el entonces director general de la Policía, Ignacio Cosidó, hoy portavoz del PP en el Senado, poco después del atentado contra la Basílica del Pilar. Durante los meses siguientes se sucedieron tres operaciones policiales contra grupos vinculados a ese supuesto nuevo tipo de terrorismo, siempre con el fantasma de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC) de fondo. La Audiencia Nacional ha cerrado todas esas aparatosas investigaciones sin una sola condena.

Apenas un año separó las operaciones Pandora -que tuvo dos fases-, Piñata y Ice. La primera corrió a cargo de los Mossos d'Escuadra y las otras dos fueron obra de la Policía Nacional. Decenas de detenidos, muchos de los cuales pasaron varios meses en prisión preventiva, y unas investigaciones que se prolongaron durante años. La Audiencia Nacional archivó Pandora y Piñata por falta de pruebas. La Operación Ice sí llegó a juicio, aunque muy desinflada, y ha acabado con la absolución de todos los detenidos, que pasaron de estar acusados tenencia de explosivos y de pertenencia a organización terrorista a ser juzgados por unos tuits.

Todas esas operaciones siguieron al atentado en Zaragoza. Una pareja colocó un artefacto explosivo en la Basílica del Pilar que estalló en la nave central y causó daños a una mujer en el oído. Cosidó utilizó ese atentado para proclamar que una serie de grupos anarquistas estaban "intentando subvertir nuestra democracia" mediante el uso de la violencia. "Frente a estos violentos, máxima firmeza y determinación", añadió.

Unos meses después de que pronunciase esas palabras tuvo lugar la Operación Pandora. Los Mossos detuvieron en la primera fase a 11 personas, a las que el juez Javier Gómez Bermúdez acusó de "constitución, promoción, dirección y pertenencia a organización terrorista, en relación con delitos de tenencia y depósito de sustancias o aparatos explosivos y delitos de daños y estragos con finalidad terrorista". Siete detenidos estuvieron mes y medio en prisión.

Pandora tuvo una segunda fase en octubre de 2015 con la detención de nueve personas más en espacios libertarios de Barcelona, también bajo la acusación de haber constituido una "organización terrorista de corte anarquista". La Audiencia Nacional archivó primero esta segunda fase entre duros reproches a la investigación de los Mossos. La jueza Carmen Lamela afirmó que del conjunto de pinchazos telefónicos y de la documentación incautada en los registros "el único resultado obtenido por los investigadores es la comprobación de que los investigados se relacionan con personas del colectivo anarquista".
Nada más que la "sospecha policial"

"No se advierte en definitiva ningún avance sustancial que permita continuar con la investigación", escribió Lamela en junio de 2016. Casi un año más tarde, en mayo de 2017, la jueza tomaba la misma decisión sobre la primera fase de Pandora. El auto era prácticamente calcado al anterior, con los mismos reproches a los Mossos, y la conclusión de que "no se han averiguado hechos nuevos" para sustentar la "sospecha policial" de que los detenidos estaban vinculados con grupos terroristas.

Entre los dos capítulos de Pandora se desarrolló la Operación Piñata, en marzo de 2015. En total, 15 detenciones en varias ciudades españolas de nuevo por su supuesta vinculación a una organización terrorista de ideología anarquista. Las primeras informaciones de la Policía apuntaban a su relación con el atentado de Zaragoza, con un ataque en la Catedral de la Almudena de Madrid, y hablaban de la detención de los principales líderes de los GAC.

Tres meses después, en un duro auto contra Eloy Velasco, el juez que mandó a algunos de los detenidos a prisión, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional criticaba esa decisión por tomarse sin haber concretado los indicios delictivos y las "circunstancias personales" de los imputados. La medida de prisión provisional era "innecesaria e inadecuada", dijo la Sala.

En febrero de este año llegó el archivo definitivo de la causa. Lo habían pedido las defensas de los acusados y se unió la Fiscalía. "No ha podido acreditarse suficientemente que los investigados fueran autores de los hechos investigados", sostuvo la Audiencia Nacional para concluir la segunda gran operación contra el "terrorismo anarquista".

La última en cerrarse ha sido la Operación Ice, en esta ocasión con una sentencia absolutoria. La Policía detuvo en noviembre de 2015 a seis activistas de Straight Edge a los que acusó de haber atentado contra entidades bancarias. Formaban, dijeron, un grupo terrorista anarquista vinculado, de nuevo, con el atentado de Zaragoza, y aseguraron que en su casa se habían encontrado artefactos explosivos.

La investigación se desinfló rápidamente, pero eso no impidió que el principal acusado pasase 16 meses en prisión en el régimen más duro mientras los Tedax analizaban petardos y botes con azúcar y vinagre. Los presuntos terroristas llegaron al juicio con una única acusación por su actividad en redes sociales, de la que fueron finalmente absueltos. La Fiscalía ha renunciado a presentar recurso ante el Supremo y el caso ha muerto ahí.
El fantasma de los GAC

Tras cada operación contra el terrorismo anarquista los investigadores situaban a las mismas siglas. Los detenidos estaba siempre vinculados, según los policías, con los GAC, los Grupos Anarquistas Coordinados. La Policía los situó tras el atentado contra la Basílica del Pilar y los jueces, en sus autos de prisión contra los detenidos en la sucesivas redadas, siempre les asociaban con esta supuesta organización terrorista.

Sin embargo, tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo acabaron por rechazar que los condenados por el atentado de Zaragoza tuvieran relación con los GAC. Ambos estaban guiados por guiados "por sus ideas anarquistas insurreccionistas, pero sin que conste que estuvieran integrados en algún grupo de afinidad de FAI-FRI, ni de los GAC, y actuando de manera autónoma".

La tesis de los investigadores siempre ha sido que los GAC eran el brazo armado de FAR-FRI (Federación Anarquista Informal / Frente Revolucionario Internacional). Esta organización, según el Supremo, está formada por "un numeroso conjunto de pequeños grupos diseminados por múltiples puntos del planeta, que conforma una especie de organización informal y desestructurada, que tienen como denominador común poseer una ideología de corte anarquista insurreccionista basada en el principio de atacar al Estado en cualquier lugar".

Los GAC sería, por tanto, su facción en España. Según el alto tribunal, "los GAC se constituyeron en una especie de coordinadora de un número indeterminado de grupos de afinidad insurrecionistas". Habían nacido unos años antes, en 2012, cuando se anunciaron "en diferentes páginas de contrainformación". Su única actividad acreditada, la publicación de un libro llamado 'Contra la democracia'.

Sin embargo, no hay constancia de que hayan estado detrás de nada más. Los tribunales descartaron su vinculación con el atentado de Zaragoza y han rechazado que estén vinculados con los detenidos en las distintas operaciones contra el anarquismo. "La vinculación que se lleva a cabo de estos grupos es absolutamente gratuita. (…) No se ha acreditado la existencia de tales grupos (GAC) y mucho menos la pertenencia a los mismos del ahora recurrente. Sus actividades eran absolutamente legales y no tenía nada que ocultar, como lo demuestra el hecho de que conocía que eran objeto de investigación policial, dijo la Audiencia Nacional en uno de sus autos.

Los abogados de Red Jurídica, que han asistido a detenidos de las tres operaciones, han calificado la persecución de los GAC como una "película de ficción". En un artículo titulado 'El extraño caso de la organización terrorista anarquista sin terroristas ni organización' destacaron las conclusiones a las que llegó la Audiencia Nacional en su sentencia sobre el atentado de Zaragoza, en la que desvincularon a los autores de los GAC: "Si se considerase a la FAI/FRI-GAC organizaciones terroristas, serían tan defectuosas, incapaces y objetivamente disfuncionales que ni siquiera tendrían relevancia penal. Y es que una organización horizontal no es una organización".

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Así es el Comicsgate, el fenómeno que tiene en pie de guerra a la industria y los fans del cómic de superhéroes

Tortuga Antimilitar - 27 August, 2018 - 00:00

Alex Serrano

En Estados Unidos, una parte de lectores de cómics de superhéroes se ha organizado para detener lo que consideran un imperdonable ataque a las esencias mismas de su afición, y que no es otra cosa que la puesta al día de los universos Marvel y DC, en los que habitan personajes con hasta 75 años de historia y aventuras a sus espaldas, para que resulten más acordes con una realidad diversa y, a la vez, más inclusivos para un público internacional y cada vez más globalizado.

Estos lectores (y autores) descontentos con lo que entienden como una agresión a "lo que se ha hecho toda la vida" y alarmados por lo que consideran una invasión de feministas, radicales y Social Justice Warriors, se han congregado alrededor de un movimiento que han denominado Comicsgate, replicando el Gamergate de los videojuegos. El impacto en la cultura popular del cómic de superhéroes y las posibles ramificaciones de este fenómeno en España hacen que valga la pena asomarse al Comicgate y analizar datos, situaciones y razones.

El arquetipo de lector tradicional de cómic de superhéroes en Estados Unidos es el de un hombre blanco de clase media, una concepción que va más allá del tópico y se sustenta en cifras concretas. El portal especializado en análisis e información del sector geek ICV2 recogía datos de un estudio cone estadísticas sobre los compradores y compradoras de cómics y novelas gráficas, entendiendo esta separación como el tradicional formato mensual de 24 páginas con lomo grapado y los volúmenes recopilatorios u obras en formato tomo, a partir de una encuesta realizada entre 72.000 personas.

Las cifras que arroja es que el 63% de compradores de cómic son hombres y el 37% por ciento mujeres. En lo referente a edades, el 57% de compradores tiene, según el estudio, entre 13 y 29 años. El 69% son blancos, el 12% latinos, el 10% afroamericanos, y el 8% asiáticos.

Dentro del género de superhéroes, la cifra de compradores masculinos sube hasta el 78%. Según el estudio, el 50% tiene una edad de entre 13 y 29 años, mientras que la otra mitad tendría entre 30 y 54. El porcentaje de lectoras es ligeramente más joven. Comparativamente, hay un mayor equilibrio de género en los lectores de manga en EE.UU (56% hombres y 44% mujeres), que también son más jóvenes (el 76% tiene menos de 30 años).

Otras cifras que aportan luz sobre el ecosistema comiquero estadounidense se refieren al de las librerías especializadas en cómic. Desde los años setenta del siglo pasado, en los que el sistema de distribución de mercado directo fuese un importante catalizador del trasvase de los cómics de los kioscos, farmacias y supermercados a las tiendas de cómic especializadas, estas se han convertido durante décadas en parada obligada y segundo hogar para un nuevo tipo lector.

En los Estados Unidos del boom del cómic popular y de superhéroes los cómics formaban (de manera no muy diferente a la edad de oro del tebeo popular en España) una parte prácticamente inseparable de la educación sentimental de los norteamericanos durante su infancia que, habitualmente, se aparcaba con la llegada de la adolescencia, en la que los intereses y afinidades cambian. A partir de finales de los sesenta, empieza a convertirse en más habitual que el lector de cómics de superhéroes, en vez de abandonar sus viejos tebeos en el garaje en pos de fiestas, romance y demás experiencias asociadas a la llegada de la vida adulta, siga siendo no solo lector, sino también fan y coleccionista de aventuras protagonizadas por los personajes de Marvel y DC.

La librería especializada permite acceder a todos los cómics que se publican mensualmente, conseguir números atrasados de las colecciones y generar una comunidad en la que coincidir con otros aficionados y departir con ellos o con los propios dependientes. Estos, a su vez, son fans con acceso a una cantidad ilimitada de lectura y, por ello, apreciados prescriptores. Hasta la popularización de los cómics dentro de la cultura popular y su llegada a un público más amplio a través, por ejemplo, de las películas y series de televisión protagonizadas por superhéroes, las tiendas de cómics eran el refugio y principal recurso del fan del género.

Causa-efecto de esta popularización es que tanto librerías y grandes superficies como gigantes de la venta online, han ido añadiendo cómics a sus estanterías, incorporando a su oferta tomos recopilatorios y obras en formato deluxe que dejasen un mayor margen de beneficio que las "grapas" y "cuadrasen" al lado de libros, creando un nuevo espacio para lectores ocasionales y recién llegados. Golpeadas por el estallido de la burbuja especulativa de los años 90, las librerías especializadas estadounidenses han visto cómo aumentaba exponencialmente su competencia mientras se consolidaba como refugio de los lectores y coleccionistas "de toda la vida".

Así, los datos del estudio antes mencionado muestran cómo el 72% del público comprador en tiendas de cómics estadounidenses, último reducto del cómic-book, el de 24 páginas y grapa, es masculino, blanco (69%) con estudios superiores (85%) y mayoritariamente, de entre 30 y 50 años.

En todo caso, el que cada vez se sumen más lectoras debería ser considerado, más que una novedad, la regeneración de algo que también era "de toda la vida". Y es que, durante los años 40 o 50, los cómics eran considerados algo tanto para chicos como para chicas. El enraizado argumento de que "a las chicas no les interesan los cómics" en Estados Unidos respondería más bien a una interesada construcción que arranca en los años setenta, coincidiendo con el boom de las librerías especializadas y con una generación de creadores que habían empezado a centrar sus esfuerzos en una narrativa dirigida a lectores en los que los personajes femeninos eran fantasías románticas o eróticas con diverso grado de hipersexualización u ocupaban papeles de corte maternal.

Un supernegocio de hombres para hombres

Con más de un 40% de cuota de mercado, diez años de éxitos continuados en su universo cinematográfico e integrada dentro de la todopoderosa Disney, la editoria Marvel sigue siendo líder indiscutible de un sector que, solo en 2016, movió más de 1.000 millones de dólares. DC Comics, propiedad del grupo Time Warner, le sigue de cerca en segundo puesto, rondando el 30%.

Los empresarios que crearon las que hoy son grandes editoriales del cómic en EE.UU, así como la inmensa mayoría de creadores de los personajes históricos más populares de Marvel y DC tienen, abrumadoramente, algo en común: fueron y son hombres blancos.

Por supuesto, eso no quiere decir que, a lo largo de las décadas de vida del cómic de superhéroes no haya habido nombres fundamentales de mujeres editoras, guionistas, dibujantes o coloristas: Dorothy Woolfolk, Ramona Fradon, Alice Marble, Marie Severin, Jenette Kahn, Ann Nocenti, Glynis Oliver, June Brigman, Louse Simonson, Jo Duffy, Karen Berger, Mindy Newell o Jan Duursema, entre otras muchas son responsables de algunos de los momentos más brillantes del género desde la Edad Dorada hasta finales del siglo pasado pero, cuantitavamente, han sido una minoría que, además, ha tenido que lidiar con los prejuicios de una industria mayoritariamente masculina dirigida también mayoritariamente a hombres.

En la actualidad, en un momento en el que la apertura del sector a la diversidad es un tema candente y en el que los imparables y necesarios avances en materia de igualdad de género configuran una sociedad bien distinta a la de los orígenes del negocio editorial del cómic de superhéroes, el porcentaje de trabajadoras en las dos grandes editoriales del sector se sitúa en torno al 15%.

Un sector que ha vivido su propio caso Harvey Weinstein en la figura del todopoderoso editor de DC Eddie Berganza, quien, después de años de avances de tipo sexual hacia compañera y subordinadas, fue despedido de DC después de un demoledor artículo. No era la primera vez que la editorial de Batman y Superman sufría los desmanes de acosadores: el mismo artículo se hacía eco de un secreto a voces durante décadas: el editor Julius Schwartz, considerado uno de los más importantes en la compañía, también contaba con un largo historial de avances y acercamientos hacia dibujantes y trabajadoras. El portal feminista de comics y cultura geek The Mary Sue recopila una escalofriante línea temporal de acoso en la industria del cómic.

El miedo a un cierto tipo de cambio

Con miles de personajes a los que mantener vivos y décadas de historias a sus espaldas, el cómic de superhéroes se ha especializado en hacer que todo cambie para que todo siga igual. La difícil y -a veces- contradictoria necesidad de que los personajes mantengan la esencia que les hizo populares y les granjeó la entrega de miles de seguidores se topa con otra necesidad: la de ofrecer nuevas emociones y aventuras, la de crear nuevos dramas y conflictos, la de romper la rutina de una manera que se mantenga el idilio con los lectores de siempre y, a ser posible, alistar más por el camino.

Si tenemos en cuenta que el superhéroe por excelencia, Superman, ha sufrido tradicionalmente en sus carnes la problemática de ser todopoderoso y perfecto, y que añadir nuevos retos resultaba un quebradero de cabeza para sus guionistas, con la consiguiente banalización de sus aventuras, podemos empezar a entender la necesidad del género de crear ídolos no demasiado perfectos que naveguen en un mar de incertidumbre y cambio para no aburrir al personal.

Así, desde el momento en el que los cómics de superhéroe dejan de ser divertimento ocasional de niños, para serlo de una comunidad de lectores adultos con memoria enciclopédica que exigen y esperan historias más complejas, coherencia y continuidad en los personajes y tramas, pero también nuevas emociones, todo se complica. Los personajes se ven sometidos a todo tipo de desafíos, transformaciones y adaptaciones que permiten que la maquinaria siga rodando. Se abre la era de los grandes terremotos comiqueros, los megaeventos, los reboots...

A lo largo de los años, han muerto y resucitado personajes como Superman o Lobezno; Batman se ha quedado en silla de ruedas; Hulk ha sido tonto, listo, verde, gris y rojo; Magneto ha sido un villano, luego un superhéroe, luego un villano y, así sucesivamente; el anillo de Green Lantern ha pasado de manera prolongada de Alan Scott a Hal Jordan y a Kyle Rayner (y también a Guy Gardner, John Stewart), El título de Starman lo han asumido multitud de personajes desde el primigenio Ted Knight y ha habido hasta tres personajes principales en ostentar la identidad de Flash: Jay Garrick, Barry Allen y Wally West. Son solo algunas gotas en el inmenso océano en perpetuo movimiento que es el cómic de superhéroes.

Los cambios y modificaciones más o menos radicales de los personajes Marvel y DC han creado polémicas, disputas y, en ocasiones, encendidos debates entre defensores y detractores de las novedades, pero no ha sido hasta que estos cambios han ido dirigidos a incluir una mayor diversidad de géneros, orientación sexual y razas que los detractores se han organizado bajo una bandera común, han realizado una llamada al boicot o han acosado a autores, editores o periodistas defensores de que el cómic de superhéroes abra la mano a una representación más diversa en sus personajes. Este concienzudo análisis del papel y presencia de las mujeres en los cómics de superhéroes permite ver de dónde viene el género.

Desde algunos sectores, convertir a Thor en mujer, incluir personajes LGTB o diversificar las razas presentes en los cómics de superhéroes se ha convertido en el símbolo de todo lo que está mal dentro de un género y un medio que, con siete décadas de vida y la amenaza de los avances tecnológicos y la multiplicación de las competencia en la cultura del entretenimiento, se ve obligado a renovarse o morir. Algunos incluso han acusado a los intentos de diversificación de ser culpables del progresivo descenso de ventas de los comic-books. Una afirmación que las propias cifras se encargan de desmentir.

Todo empezó con una foto

Los indicios de que algo se estaba cocinando en un determinado sector del fandom superheroico se empezaron a percibir con la tormenta de memes y encendidas reacciones que ocasionó la cancelación de la serie regular del personaje Pajaro Burlón, cuyas discretas ventas se achacaron al supuesto tono "demasiado feminista" que había elegido la guionista Chelsea Cain,. Las críticas crecieron a causa de la camiseta de la protagonista en la portada del último número de la serie, que llevaba inscrita la frase "ask me about my feminist agenda". Sin embargo, como veremos, el verdadero kilómetro cero del Comicgate parte de una inocente foto.

Mientras tanto, la guerra de trincheras seguía, esta vez con la polémica generada por algunas de las portadas de Howard Chaykin para su última serie The United States of Hysteria, que acentuaba la polarización de la comunidad. Chaykin es un reputado artista con una larga carrera en la que ha sido reconocido por su carácter innovador en lo gráfico y que nunca ha huido de la polémica, en parte por los planteamientos de algunas de sus obras y en parte por su personalidad y su declarada ideología de izquierdas.

Nada de eso sirvió a la hora de valorar la portada de una serie que nadie había leído todavía, y la representación gráfica de un crimen racial a una persona de origen paquistaní fue interpretada como una glorificación de este odio, pidiendo la retirada de la portada, algo a lo que Image y el autor finalmente accedieron. Chaykin ofreció su punto de vista sobre el tema en una interesante entrevista.

Además de ser aprovechada por el sector más reaccionario de los fans norteamericanos para cargar contra lo que denominan como Social Justice Warriors y snowflakes por atentar contra la libertad de expresión, la polémica posicionó a autores a favor y en contra de Chaykin.

A finales de julio de 2017, la editora de Marvel Heather Antos subía en su cuenta de twitter un selfie en el que aparecía con otras trabajadoras de la editorial tomando un batido, con el que quiso homenajear a Flo Steinberg, la que fuera primero secretaria de Stan Lee y pieza fundamental en las oficinas de Marvel Comics durante años y, posteriormente pionera del cómic independiente a través de su papel de editora de Big Apple Comix.

Un gesto inocente que despertó las iras de un cierto tipo de fan Marvel, así como airadas acusaciones en las que se tildaba a las presentes en la foto de "falsas frikis" o de "Social Justice Warriors" y ocasionaba comentarios abiertamente sexistas. Un gesto, también, que abrió una enorme brecha en redes sociales entre quienes apoyaron a Heather Antos y a sus compañeras y quienes aprovecharon la foto para encender antorchas virtuales sobre todo lo que les parece mal sobre los cómics de superhéroes en la actualidad.

Señores que luchan como señores que se aman

El siguiente episodio lo protagonizó el guionista Aubrey Sitterson, un personaje polémico en redes sociales por su tono intenso y por declararse abiertamente de izquierdas, algo imperdonable en amplios sectores de la sociedad norteamericana. Sitterson escribía guiones para los cómics de G.I. Joe publicados por la editorial IDW.

En ellos cambió el sexo, raza y orientación sexual de algunos personajes, recibiendo fuertes críticas por parte de los fans. Estas culminaron cuando se anunció una portada alternativa de la serie que celebraba el mes LGTB. Se había encargado al dibujante Ed Luce, el primer artista queer en ilustrar una portada de G.I. Joe en la historia de la franquicia, y mostraba una escena de lucha libre con un tono abiertamente homoerótico. La guinda del pastel fue un comentario sobre la gente que conmemoraba el 11 S sin ser de Nueva York bastante mal redactado que abrió la caja de los truenos. Sittertson acabó siendo despedido de IDW.

A finales de 2017, se filtraban declaraciones una reunión de negocios entre el vicepresidente de Marketing de Marvel y los representantes de las principales tiendas de cómics de Estados Unidos en las que el responsable de la editorial se mostraba comprensivo con dueños de tiendas que culpaban a la inclusión de personajes femeninos no sexualizados, LGTB o pertenecientes a minorías raciales del descenso en las ventas de títulos Marvel, hecho que las propias cifras que arroja el mercado desmienten.

En febrero de 2018, los partidarios del Comicsgate daban significativos pasos adelante en su agenda distribuyendo una lista negra que señalaba a profesionales del sector que habían hecho público su apoyo a las iniciativas prodiversidad y que incluía a editores, guionistas, periodistas, coloristas y dibujantes. Además, se creaba un wiki de Comicsgate en el que se explicaban los objetivos del movimiento.

Los nombres detrás de Comicsgate

Aunque uno de los principales aliados para las campañas de protesta, acoso y persecución que ha generado Comicsgate es la impunidad que confiere el uso anónimo de cuentas en redes sociales, hay dos nombres que destacan como cabezas visibles y, en cierto aspecto, ideólogos de este movimiento reaccionario.

El primero es el ex militar y youtuber Richard C. Meyer. Meyer lleva desde principios de esta década publicando cómics de temática bélica a través de plataformas de micromecenazgo. En 2013 empezó su cruzada copiando el "Make America Great Again" de Donald Trump en su Make Comics Great Again. Desde abril de 2017, también es responsable de un canal de Youtube con el irónico nombre de Diversity & Comics. en él, bajo la habitual excusa de la incorrección política, se ha dedicado a criticar las iniciativas prodiversidad en el sector y a señalar a autores y editores, a menudo dedicándose abiertamente a insultarles por su raza u orientación sexual.

Meyer ha hecho que convertirse en catalizador de odio le resulte un provechoso negocio. Su canal cuenta con más de 85.000 suscriptores y recibe cerca de 1.000 dolares en donaciones de los 300 fans que aportan a su Patreon. Cifras no espectaculares pero que le permiten dedicarse en cuerpo y alma a la persecución de Social Justice Warriors.

Su gran pelotazo, sin embargo ha sido el cómic Jawbreakers, una serie que reincide en sus fantasías militaristas de aire noventero que había intentado llevar adelante mediante micromecenazgo con moderado éxito en 2015. Meyer volvió a intentarlo en mayo de este año a través de la plataforma Indiegogo, esta vez con el apartado gráfico cubierto por autores habituales de Marvel y DC. Aupado por la polémica, los militantes de Comicsgate hicieron que el proyecto recaudase más de un cuarto de millón de dólares, e incluso se anunció que habría una edición a cargo de Antarctic Press, una pequeña editorial antaño especializada en amerimanga.

El acuerdo con Antarctic Press volvería a generar discordia cuando numerosas tiendas de cómics anunciaron que no realizarían pedidos de la serie (y que fueron posteriormente señaladas por Meyer en redes sociales), y cuando guionistas como Gail Simone o Mark Waid criticaron abiertamente el proyecto. El último, además, habría llamado directamente a la editorial para ponerles en antecedentes sobre el autor al que iban a publicar, haciendo entender que hablaba en representación de Marvel. Todo ello llevó a que Antartic Press anulase el acuerdo y las acusaciones de ataque a la libertad de expresión, una de las libertades más reivindicadas en EE.UU, generasen un aluvión de adhesiones al proyecto. Richard C. Meyer ha anunciado la creación de un sello propio de comics, Splatto Comics.

El otro nombre destacado es el del dibujante de títulos como Green Lantern, Flash o los X-Men Ethan Van Sciver. Van Sciver, que se dio a conocer en la industria a través de un personaje de creación propia, Cyberfrog, ha tenido siempre el aura de ser una personalidad que practica un humor transgresor y ha apoyado abiertamente las iniciativas ultraconservadoras de Donald Trump. Además, ha estado envuelto en varios episodios de ciberacoso y/o bullying a fans y autores.

El dibujante ha apoyado abiertamente a Richard C. Meyer y se vio envuelto en diversas polémicas debido a su tono beligerante en redes sociales y a su uso de iconografía alt-right, como memes de Pepe the Frog. La más notoria surgió alrededor de la portada de uno de sus sketchbooks, llamado "Mi lucha" y que muestra a un personaje cósmico con claras reminiscencias a Adolf Hitler. Tras tres lustros trabajando ininterrumpidamente para DC, con quien tenía un contrato en exclusiva, van Sciver anunció que volverá a publicar Cyberfrog mediante micromecenazgo, y figura como colaborador en Splatto Comics. Además, mantiene su belicosa actividad a través del canal de Youtube C

El Comicsgate en España

En España, la llegada de Comicsgate se produce por dos vías: una clara y textual y otra implícita. La primera, que probablemente haya pasado desapercibida a la gran mayoría de lectores de cómics españoles, viene de la mano de un instructor de kickboxing que también pretende abrirse camino como dibujante de cómics, Ibai Canales.

Prácticamente desconocido para el público español, se alinea en su cuenta de Twitter con las proclamas ultraconservadoras de Donald Trump, escribe en inglés y aprovecha esta red social para insultar a personalidades conocidas de ideas progresistas o a cualquiera que contradiga su agenda (incluido el autor de este texto). Su perfil de Facebook abunda en mensajes antifeministas y antiinmigración e incluso ha intentado, sin éxito, emular a su admirado Richard C. meyer con un canal de youtube en el que ha publicado varios vídeos en los que, desde la habitación de su casa y con ánimo condescendiente y pretendidamente provocador, ataca a feministas y transexuales.

El vasco, además de publicar un par de webcomics de dibujo amateur en los que combina lugares comunes del género de acción y ciencia-ficción con posicionamiento ideológico, será el dibujante de Iron Sights, un nuevo proyecto de la editorial de Richard C. Meyer, viendo recompensado así su apoyo ideológico.

En España no es especialmente conocido el nuevo dibujante del sello del Comicsgate. Tampoco ninguna web de fans ni ningún youtuber español ha apoyado abiertamente el Comicsgate. En términos generales, el fan "de toda la vida" convive con el interés suscitado por las versiones cinematográficas de los héroes Marvel y DC y la popularización de una cultura anteriormente minoritaria y reservada a un núcleo de verdaderos creyentes.

El principal motivo de disputa surge por lo que algunos perciben como amenaza al statu quo comiquero: el uso de la expresión "novela gráfica" para definir cómics en un formato recopilatorio que les asemeje más a los libros frente a los cómics de grapa, y los conflictos que les genera que se emplee el término como recurso de marketing frente a lo que ha sido la utilización concepto de graphic novel o novela gráfica a lo largo de las últimas décadas del medio. Un sector del fandom recurre a supuestas situaciones y anecdótas para reforzar su idea preconcebida del uso reciente del término novela gráfica como una imposición gafapasta e intelectualoide que mira por encima del hombro al tebeo de superhéroes o tradicional.

Un repaso al principal foro de fans Marvel en España, el de Universo Marvel, muestra un tono mayoritariamente neutral a los títulos diversos de Marvel, con la excepción de esporádicas aportaciones sexistas o tradicionalistas por parte de usuarios puntuales. Los lectores y fans de superhéroes más acérrimos han volcado su fiereza tradicionalmente en la sección de comentarios de páginas referente como Zona Negativa y, los artículos escritos por colaboradoras se han convertido en presa favorita de los más radicales.

Así, la labor de difusión, divulgación, y vertebración comunitaria sobre cómic a través de webs, podcasts, vídeos o redes sociales que sacan adelante fans como las que hay detrás de proyectos como Avocadon't o Fan Grrrl se encuentran con un ámbito tradicionalmente muy combativo a la hora de debatir diferencias y extremadamente encarnizado al evaluar la precisión y tono de las aportaciones que se realizan quienes hablan o escriben sobre el medio que aman. Un entorno en el que la línea entre el afán por corregir, sugerir y aportar conocimiento y el trato paternalista o el ataque sexista llega a ser muy difusa y genera un clima general de hipersusceptibilidad.

En el aspecto profesional, no existen cifras concretas sobre el porcentaje de mujeres, minorías étnicas y personas LGTB que trabajan en editoriales de cómic en España, aunque cualquiera que conozca mínimamente el sector puede citar los nombres de editoras, traductoras o responsables de prensa. Se conocen también las cifras de cómics publicados en España en que hayan participado autoras: 257 del total de 2740 obras publicadas en 2016 o, lo que es lo mismo, un 13%, según datos de la Guía del Cómic, mientras que Tebeosfera habla de que casi uno de cada cuatro cómics editados en España cuenta con la participación de una autora.

España disfruta, además, de una de las mejores generaciones de dibujantes de la historia del medio. Más allá del lamentable episodio de ciberacoso en Twitter sufrido por la dibujante Mamen Moreu, no se conoce ningún caso en la industria de acoso o similares que haya sido denunciado por trabajadoras del sector o por el Colectivo de Autoras de Cómic. Sí existe por parte de parte de los medios de comunicación, que han visto en el feminismo una oportunidad de sumar clicks y páginas vistas, la asignatura pendiente de realizar un tratamiento no sensacionalista a la hora de informar sobre obras de autoras y de evitar tics y lugares comunes paternalistas en las entrevistas a autoras, carencias fácilmente extrapolables al resto de sectores de la cultura, el ocio, el entretenimiento y al resto de ámbitos socioeconómicos.

Fuente: https://m.magnet.xataka.com/en-diez...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los vehículos militares no pagarán peajes en España a partir de septiembre

Tortuga Antimilitar - 26 August, 2018 - 00:00

EFE - Madrid

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy una acuerdo de interpretación de los contratos de concesión de autopistas de peaje, que entrará en vigor en septiembre, que aclara que los vehículos militares están exentos del pago por el uso de dichas vías.

Desde 2015, la Ley de Carreteras establece en su artículo 23 que, en el caso de que estuvieran establecidos peajes, no están obligados a su abono los vehículos de las Fuerzas Armadas, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad ni de los servicios contra incendios.

Tampoco lo están vehículos al servicio de las autoridades judiciales, de emergencia o Protección Civil, las ambulancias, ni los de la propia explotación e inspección de carreteras, ni los de la explotación y conservación de equipamiento para la gestión, control y vigilancia del tráfico, cuando estén cumpliendo sus funciones.

La entrada en vigor de dicha normativa suscitó un problema de interpretación en la aplicación de dicho artículo y varios representantes de Fuerzas Armadas pusieron de manifiesto que les seguían cobrando por el uso de las autopistas de peajes.

La patronal de constructoras y concesionarias Seopan sostenía que los militares debían abonar los peajes porque la normativa de 2015 no derogaba la ley de 1973 en la que dicho colectivo no figuraba entre los vehículos exentos del pago.

El acuerdo aprobado hoy por el Consejo de Ministros a propuesta de Fomento aclara la interpretación de la normativa de 2015 y establece que los vehículos militares no deberán pagar por el uso de las vías de paje.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Fronteras

Tortuga Antimilitar - 26 August, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

“Incluso la guerra tiene leyes”: Yemen padece mientras se deforma y se oculta la verdad

Tortuga Antimilitar - 26 August, 2018 - 00:00

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Incluso para los perversos estándares de la agresión liderada por los saudíes contra el Yemen con el apoyo de Occidente, el bombardeo de un autobús escolar el 9 de agosto marcó un nuevo hito. Según Save the Children, el autobús se había detenido en un mercado cuando trasladaba al colegio a los niños que volvían de una excursión. Funcionarios de la sanidad yemení han informado que el ataque mató a 47 personas e hirió a 77. Es probable que esas cifras aumenten con el paso de las horas.

La mayoría de las víctimas tenían menos de diez años. Tras el ataque, Frank McManus, el director de Cruz Roja Internacional para el Yemen, cuyos trabajadores atendieron a los heridos, dijo: “Hoy debería ser el día en que el mundo despertara ante las atrocidades que se perpetran en Yemen… un autocar lleno de escolares no puede considerarse como meros daños colaterales. Incluso las guerras tienen leyes, pero las leyes sin consecuencias no significan nada”.

Sin la cobertura adecuada

No obstante, es difícil que el mundo despierte si los medios occidentales no brindan la cobertura adecuada a la agresión en curso. Puede que hayan pensado que los titulares recogerían sin falta el bombardeo selectivo de un autobús lleno de niños que estaba aparcado junto a un mercado y alejado de cualquier actividad militar por parte de unas fuerzas que disfrutan del apoyo de Estados Unidos y el Reino Unido. Y, sin embargo, no ha sido así.

Por ejemplo, tomemos The Guardian, supuestamente un bastión de valores liberales y preocupaciones humanitarias. Su información sobre el incidente apareció online poco antes de las siete horas de anoche. Sin embargo, esta mañana, no figura ya entre sus trece historias de cabecera y ni siquiera es una de las once historias destacadas en su sección “Noticias del mundo”. Pero sí informaba del deseo de la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, de prohibir las bolsas de plástico.

The Independent, que ahora sólo puede leerse online, y quizá por ello hayan pensado que al estar menos sometido a las presiones de los anunciantes, que impulsan parte de la autocensura de sus primos de la edición impresa, actuaría de forma algo diferente. Pero el Yemen no aparecía entre sus ocho “Historias principales” de esta mañana. Tampoco en su sección de “Más historias”. Aunque las historias sobre los campistas británicos en Francia y las opiniones sobre el Brexit del entrenador del Tottenham Hotspuer, Mauricio Pochettino, estaban allí.

Minimizando los asesinatos

Por supuesto, en cierto sentido, estos medios actúan con total corrección al no considerar la historia como prioridad de sus cabeceras, ya que no hay nada realmente nuevo en la atrocidad del miércoles. De hecho, sólo durante la pasada semana, un ataque aéreo contra un mercado y un hospital mató al menos a 60 personas; esas carnicerías se han convertido en rutinarias. Incluso la matanza de los niños es una práctica habitual: en realidad, los 29 niños asesinados en el autobús bombardeado ayer son sólo una fracción de los 130 niños asesinados cada día en el Yemen por el hambre y la enfermedad que la agresión ha traído al país.

Un pequeño herido huye de una zona donde los ataques aéreos alcanzaron una casa en Saada, 27 de febrero de 2018 (Reuters)

Además de la mera ausencia de cobertura, la minimización del nivel de las matanzas en el Yemen constituye una segunda forma, más sutil, de apagón mediático. En algún momento, alguien decidió que 10.000 era la cifra de víctimas que había que asociar siempre a la guerra del Yemen, y ese número es el que lleva años apareciendo en todos los artículos sobre el tema.

Realmente, esa cifra supone una subestimación inmensa, teniendo en cuenta que se cree que, sólo durante el pasado año, murieron al menos 150.000 personas a causa del hambre y de enfermedades evitables como consecuencia directa de la agresión contra el Yemen, el bloqueo de sus puertos y los ataques a sus civiles e infraestructura agrícola.

Por tanto, la “cifra de muertos” repetida incansablemente por los medios -y esto incluye, vergonzosamente, a los medios alternativos- es en realidad una fracción diminuta del verdadero nivel de sufrimiento que Occidente y sus compinches están derramando sobre ese país.

Destruyendo Yemen

Otra forma de apagón es presentar el conflicto como una guerra civil. Hubo una guerra civil en el Yemen cuyo final se alcanzó cuando el movimiento Ansar Allah capturó la capital, Sanaa, en septiembre de 2014, y el presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi huyó del país. Desde entonces, desde principios de marzo de 2015, lo que ha venido teniendo lugar es un ataque exterior contra el país.

En palabras del historiador Isa Blumi, lo que “está estratégicamente fuera de discusión a ese respecto son los facilitadores externos del imperio cuya guerra ha creado nuevas oportunidades para saquear los recursos del Yemen. En lugar de ver la mano dura del imperio, se espera que las personas de a pie se crean lo que dicen los medios y expertos de los think tanks de que son las propias patologías yemeníes, su atraso social y económico, los que los hacen susceptibles a la violencia y, por lo tanto, a la ‘guerra civil'. Ese tropo de que ‘están en guerra consigo mismos' se repite continuamente en diversos medios y círculos académicos y confunde finalmente sobre quiénes son los responsables, echándole la culpa al ochenta por ciento de la población de un país que en estos momentos se muere de hambre”.

Una cuarta forma de apagón de los medios consiste en presentar de alguna forma la guerra como una iniciativa de los saudíes que Occidente, en el mejor de los casos, está simplemente “apoyando” o “aceptando” para vender armas y suministros de petróleo. Esto es realmente como poner el carro delante de los bueyes. La verdad es que esta es una guerra de Estados Unidos y el Reino Unido, planificada en los pasillos de Whitehall y Washington, pero ejecutada por sus fieles apoderados del Golfo.

Sabemos ya, por los emails filtrados por Wikileaks el año pasado, que incluso el mismo príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman, quiere salirse de la guerra. Pero sabe que el dominio del poder que ostenta su familia depende en gran medida del apoyo occidental. Y el precio de ese apoyo es que la política exterior saudí no la determine él. El acuerdo, que se remonta a los días del Imperio británico, consiste en que Occidente provea de seguridad a la familia al-Saud y, a cambio, los al-Saud cedan su política exterior a Occidente. Y, en estos momentos, hay un deseo angloestadounidense de mantener el conflicto en el Yemen.

Grupos antibelicistas como Stop the War tienden a participar de esa narrativa centrada en los saudíes, retratando la reciente visita a Gran Bretaña del príncipe heredero bin Salman, por ejemplo, en términos de una Gran Bretaña inmaculada contaminándose por la asociación con un sangriento “déspota” árabe. Esta es una inversión total de la realidad: la verdad es que el mayor crimen de los saudíes es su colaboración con la clase dominante de Gran Bretaña y Estados Unidos.

Victimismo o resistencia

Pero aún hay otra forma de apagón mediático respecto al Yemen, ante el que incluso sucumben a menudo los medios alternativos (y aquí incluyo algunos de mis trabajos sobre el conflicto en el pasado). Y es la presentación de los yemeníes como meras víctimas pasivas que carecen de voluntad y capacidad para actuar, los desventurados receptores de los bombardeos y las políticas de inanición. En realidad, la lucha del Yemen no es en absoluto una historia de victimismo, sino de resistencia.

Cuando lamentamos los tres años de bombardeos, no deberíamos olvidar que estamos también celebrando tres años de resistencia verdaderamente heroica y extraordinaria. Haber sobrevivido a esas incursiones de castigo durante tanto tiempo demuestra fuera de toda duda que el pueblo yemení, y en especial el movimiento Ansar Allah, contra el que se emprendió esta guerra devastadora, es un movimiento genuinamente popular y representativo; porque si no fuera así, hace años que se habría derrumbado.

El estribillo constante de los medios sobre que los hutíes son meros agentes iraníes que combaten al “gobierno legítimo” está deformando la realidad.

La legitimidad no proviene de ser ordenado por el sacerdocio del capital global, como lo fue Hadi, el expresidente y mariscal de campo, sino por el tipo de apoyo popular que por sí solo permite a un movimiento enfrentarse a una coalición de diez países respaldada por los más poderosos militares en el mundo.

¿Y qué es lo que está impulsando esta resistencia? La determinación de rechazar el proyecto imperial de vender el Yemen, de entregar sus recursos a las corporaciones financieras occidentales y su sistema político a los títeres saudíes. De hecho, al actuar de esa forma, el Yemen hoy no es más que la última encarnación de un espíritu de resistencia ante el capitalismo occidental que se remonta a más de cien años.

Es este espíritu lo que los bombardeos actuales están tratando de aplastar en un acto de la futilidad más brutal. Es este espíritu el que los medios tratan desesperadamente de ocultar. Y es este espíritu el que finalmente verá al imperio, y a todos sus títeres y apologistas, desmoronarse en el polvo.

Dan Glazebrook es un periodista especializado en temas políticos y editor de stopstarvingyen.org. Es autor de Divide and Ruin: The West's Imperial Strategy in an Age of Crisis. Su blog es danglazebrook.com.

Fuente: https://www.middleeasteye.net/colum...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El activista de Straight Edge que pasó año y medio encarcelado: "He ido a prisión por unos tuits de mierda siendo inocente"

Tortuga Antimilitar - 25 August, 2018 - 00:00

Marcos Pinheiro

Se llama Juan Manuel Bustamente pero todo el mundo le conoce con el nombre de Nahuel. La Policía le detuvo el 5 de noviembre de 2015, cuando acababa de cumplir 25 años, acusado de liderar un grupo terrorista inspirado en el movimiento Straight Edge. Casi tres años después, la Audiencia Nacional ha cerrado el caso definitivamente después de confirmar que no hay rastro de terrorismo en Nahuel ni en los otros cinco acusados, cerrando un proceso sin condena que le tuvo 16 meses en prisión.

Durante ese tiempo fue sometido al régimen penitenciario más severo, con cambios continuos de cárcel y periodos en aislamiento. Allí se enteró de que los delitos de los que le acusaban sumaban más de 35 años, para luego quedarse en una acusación de enaltecimiento del terrorismo por unos tuits de la que finalmente fue absuelto como el resto de acusados. Entre los tuits, imágenes con lemas como "Muerte al capital", Odiando a España, odiando el tabaco" o "No des a nadie el poder de arrebatarte la libertad. Eres dueña de tu vida, ya no una esclava".

Ahora Nahuel trata de recuperar su vida, aunque reconoce que no es fácil. Recuerda cómo vivió su periodo en la cárcel, en el que normalizó la violencia diaria, y las secuelas que le ha dejado su paso por la prisión.

¿Te esperabas la absolución?

La verdad es que no me lo esperaba, me esperaba que hubiese una condena, simplemente para justificar el tiempo que había estado en prisión. La absolución me la esperaba ya en Europa, no aquí, fue una sorpresa. Una sorpresa buena, pero también se mezcló con otros sentimientos. No sé cómo decirte. Después de que te absuelven, de que has estado todo este tiempo diciendo que no habías hecho nada, que no tenías nada que ver... después de que has visto a la gente pensar "algo habrá hecho" si está en la cárcel. La absolución no te gratifica si has estado en prisión.

La operación dio a conocer el movimiento Straight Edge y el colectivo que habíais formado en Madrid. ¿En qué consiste ese movimiento?

Yo viví en Perú en un barrio muy afectado por la pobreza y las drogas, a mí ese movimiento me sirvió como una vía de escape. Lo conocí por los conciertos de hardcore, donde la banda formaba parte del público y se retroalimentaba, y me alejó de ese tipo de vida. Siempre ha estado muy relacionado con la música, más allá de que seas abstemio u otro tipo de cosas, siempre Straight Edge tiene que estar relacionado con la música.

Cuando se organizó aquí era porque conocí a un par de chicos que también hacían conciertos de hardcore. Curiosamente, también eran abstemios y les interesaba el movimiento de Straight Edge, así que decidimos organizar esto con la idea principal de montar un grupo. Esa era la idea, un grupo con letras reivindicativas y teniendo claro que no íbamos a permitir una serie de cosas como apolitismo o racismo. Pero siempre nos faltaba un bajista, o un baterista, y entonces decidimos formar el colectivo y hacer otro tipo de actividades con lo que teníamos más en común.

La mayoría veníamos de sindicatos de Universidad o de algún tipo de activismo, así que nos dijimos que, como tenemos este tipo de cosas en común, ya que estamos aquí, vamos a hacer algo. Vamos a mostrar que hay gente que tiene otro tipo de modelo de vida que es contrario a lo que se piensa del antifascismo, es decir, estamos dentro de esa subcultura pero con otro modelo de vida.

"Queríamos hacer un comedor-taller para que la gente aprendiese a hacer comida vegana, explicar que incluso era más barato."

¿Qué tipo de acciones llevabais a cabo?

Conseguimos formar la banda y estábamos haciendo conciertos libres de drogas. Es una cuestión que salió en el juicio, donde nos enteramos de que un policía nos había estado siguiendo durante meses pero sin detectar ninguna actividad delictiva, sino otras del tipo conciertos, organizar comedores veganos o eventos para ver documentales de derechos animales.

Justo dos días antes de arrestarnos teníamos un concierto en el que íbamos a recaudar fondos para hacer un comedor para atraer a la gente del barrio. Habíamos estado trabajando con gente de Tetuán [un barrio en el centro de Madrid], pero no solo para darles comida y ya está. Queríamos hacer un comedor-taller para que la gente aprendiese a hacer comida vegana, explicar que incluso era más barato y que no te ibas a morir por falta de nutrientes. Que la gente aprenda y sea partícipe de eso. Porque aunque me digan que soy un anarquista vegano, para mí la lucha siempre ha sido más de clase.

¿Qué pensaste cuando los agentes irrumpieron en vuestras casas para arrestaros?

Cuando nos arrestan me pareció sorprendente porque no sabía qué habíamos hecho. Estábamos en casa de la que entonces era mi novia con un amigo, jugando con la consola, era puente y no teníamos nada que hacer. Sobre las 4 o 5 de la mañana empieza a sonar la puerta muy fuerte y era la Policía, que nos estaba buscando. Me asomé a la ventana y vi a los agentes y pensé "¿y ahora qué?".

Pues entró la Policía, me puso contra la pared, contra el sueldo, no sabían dónde ponerme. Nos dijeron que nos arrestaban por terrorismo y no entendía nada, conocía las operaciones Piñata y Pandora pero no sabía si tenía relación. También pensé en que un día organizamos un concierto donde decían que se reunía esa gente y que igual nos relacionaban con ellos, pero no tenía sentido, nos reuníamos donde podíamos. En parques, restaurantes, en la casa de alguien o hasta en el metro. No sabía nada de las acusaciones, más adelante me enteré. Me chocó mucho.

Tras la detención pasaste un año y cuatro meses en prisión sometido a un régimen penitenciaron muy duro.

Pasé por cinco cárceles. Había presos de ETA, no podía tener contacto con ellos pero llegue a tener al final contacto con uno, y a todos les sorprendía. Había gente que llevaba 10 o 15 años encarcelados y no les habían trasladado tanto como a mí, yo había pasado por cinco cárceles y me preguntaban que qué había hecho para que me hicieran esto. Una de las peores cosas junto con el aislamiento eran los traslados, porque te meten en un pequeño cubículo donde apenas cabes y te pasas horas. El traslado dura varios días, pasas por varias cárceles...para mí era horroroso.

¿Te explicaron por qué te trasladaban tanto de cárcel?

No. Era curioso porque ya al final, cuando me mandaron de Sevilla a Aranjuez, uno de los agentes me preguntó que qué era el GAC -los Grupos Anarquistas Coordinados- y le dije que una editorial que estaba sacando libros y tal. Y me dijo: "Ah, es que en tus papeles aparece que eres del GAC". ¿En serio? Me puse a reír. Para justificar esas medidas tienen que poner que eres de un grupo terrorista, y esperaba que pusiese Straight Edge Madrid, pero ponía que era del GAC. Y era como...no soy del GAC, no me han acusado de eso en ningún momento.

Es absurdo, pero nunca llegaron a justificar esas medidas. Siempre era por motivos de seguridad. Ya en Soto del Real ingresé directamente en aislamiento.

¿Cuánto tiempo pasaste en aislamiento?

Casi un año, gran parte del tiempo que pasé en prisión, me sacaron los últimos cuatro o cinco meses.

En algún momento de tu estancia en prisión, tus abogados te comunicaron que los delitos de los que te acusaban sumaban penas superiores a los 35 años. ¿Cómo lo afrontaste?

Cuando entré pensaba que no había hecho nada, sabía que no había hecho nada. Pensé que sería lo que les sucedió a los de la Operación Piñata, que iba a estar uno o dos meses en prisión, porque era lo máximo que estaban. Luego me iré a casa y ya está, esto es como una reprimenda, pero no he hecho nada.

De las acusaciones me enteré más tarde, a los dos o tres meses. Sabía que me acusaban de terrorismo pero no sabía de qué ni por qué. Asusta al principio, te choca la magnitud de los años que quieren ponerte, pero al fin y al cabo sabía que no había hecho nada. Claro, no habían pasado casos como el de Alsasua, así que no me llegué a asustar del todo. La única experiencia era la de Alfon, que tampoco tenía ni una mínima base.

"La gente del PP siempre dice que nadie ha entrado en prisión por la Ley Mordaza. Pues yo he ido a prisión por unos tuits de mierda, tal cual, y no pueden negarlo."

Cuando se fue a celebrar el juicio, la Fiscalía rebaja todas esas acusaciones a un único delito, el de enaltecimiento del terrorismo, penado con dos años. ¿Te sorprendió?

Si te soy sincero, me dio rabia. Nos molestamos todos porque si había estado un año y medio en la cárcel por los otros delitos, pensamos "ahora justifícalo". Durante mucho tiempo mi abogado buscó todo tipo de pruebas que demostraban que era imposible que yo tuviera que ver con esos delitos, pruebas a las que la jueza, la Fiscalía y la Policía tenían acceso. Todo demostraba que yo no tenía nada que ver pero ellos no lo veían. Me sentía impotente.

Llegué a mandarle una carta a la jueza. Sentía que cada vez que pedía la libertad por la vía legal, con recursos, no nos hacía caso, así que la escribí directamente contándole todos los detalles y demostrando que era imposible que yo tuviese algo que ver. Curiosamente, tras salir mi caso en El País, la juez que me había negado no sé cuantas veces la salida en prisión dice que vale, que salgo, sin más.

Cuando se cayeron todas las pruebas sentí rabia. La gente del PP siempre dice que nadie ha entrado en prisión por la Ley Mordaza. Pues yo he ido a prisión por unos tuits de mierda, tal cual, y no pueden negarlo. He ido a prisión por unos tuits de mierda siendo inocente.

Y sin esperarlo, un día te dejan libre.

Me llegó a sorprender. Antes de salir me había hecho a la idea, ya había pasado lo de Alsasua, así que me hice a la idea de que estaría dos años más, lo que tardase el juicio. Me hice a lo que era la cárcel, no me esperaba nada. De la noche a la mañana me dicen "sales, recoge tus cosas que te vas". No me lo esperaba, estaba mentalizado. Salí apático. Todo el mundo estaba alegre pero yo no sabía cómo reaccionar.

Yo había estado en un ambiente totalmente distinto al que vivía antes de entrar en la cárcel. Allí nunca estuve en un módulo de respeto o de estudiantes, pese a que estaba estudiando Derecho en la cárcel. Porque no se me dejaba, siempre tenía que estar en los peores módulos, en los más conflictivos.

En la cárcel de Aranjuez yo estaba en un módulo abarrotado de gente en el que había una pelea cada día o cada dos días. Y a la hora de subir a las celdas, veía al otro lado el módulo donde había estado Carlos Fabra -el expresidente de la Diputación de Castellón- y era muy distinto. La sala de lectura de mi módulo estaba cerrada porque la gente se metía a drogarse o a pelearse y en su sala tenía dos plantas y estaba llena de libros.

La revista que más se lee en la cárcel es Interviú, y vi un reportaje sobre Fabra con fotos tomadas en la cárcel. Tenía dos colchones especiales para la columna y una celda para él solo. En la mía la ventana estaba rota y tenía que poner un cartón para no morirme de frío en las noches de invierno. Mi colchón era una espuma que era como no tener colchón, y tras un año y medio con él, junto con los traslados, se me jodió la espalda. Sigo yendo al fisioterapeuta hasta ahora. Yo pedía ese maldito colchón y nadie me hacía ni puto caso.

"Me chocaba que hubiese peleas, pero luego lo normalizas. Me acuerdo de que si otros presos empezaban una pelea con bandejas de metal, mi única preocupación era comer rápido antes de que nos metiesen a todos en la celda otra vez."

Después de la cárcel y el proceso judicial, ¿has podido recuperar la vida que llevabas antes?

Yo pensaba que mi vida la podía rehacer. Cuando sales después de año y medio piensas que las cosas siguen igual, pero han cambiado. Y no has visto que han cambiado.

Yo pensaba que la cárcel no me había afectado, pero claro, me di cuenta de que sí, de que tenía una serie de problemas. Había pasado un año en aislamiento sin hablar con nadie. Estuve días sin decir ni una sola palabra, solo los buenos días a los funcionarios de prisión. Y cuando me juntaba con otros presos fuera del aislamiento tampoco tenía con quien hablar, porque eran gente muy violenta que hablaba principalmente de drogas o de cualquier otra tontería. Iba de un lado a otro en ese micropatio. Cuando salí no sabía de qué hablar, me costaba mucho socializar.

Además, me lo dijo un preso de allí, tu límite de tolerancia en la cárcel cambia y yo no me había dado cuenta. Yo pensaba que seguía siendo normal, que me daba risa todo y me burlo de todo. Era así antes de la cárcel, pero cuando salí estaba muy a la defensiva, en estado de alerta. Me lo decían mis amigos. Porque en la cárcel había tenido que estar así, no puedes estar de otra manera.

La violencia en las prisiones era muy normal. En Sevilla había peleas todos los días. Por ejemplo, cuando entré me chocaba que hubiese peleas, pero luego lo normalizas. Me acuerdo de que si otros presos empezaban una pelea con bandejas de metal, mi única preocupación era comer rápido antes de que nos metiesen a todos en la celda otra vez.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Argentina: Denuncian instalación de una base militar norteamericana encubierta en La Quiaca

Tortuga Antimilitar - 25 August, 2018 - 00:00

La Asamblea Popular de La Puna alertó sobre incursiones militares estadounidenses vinculadas a un acuerdo entre el gobierno de Macri y la Guardia Nacional de Georgia, de los Estados Unidos.

El Gobierno de Mauricio Macri, con el aval del Gobernador de Jujuy, el Radical Gerardo Morales, están instalando una Base Militar en La Quiaca con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, la trata de personas y el terrorismo.

Este despliegue militar desproporcionado, viola las leyes de Seguridad Interior y Defensa Nacional y rompe el pacto político-social desde el retorno a la Democracia, sostienen desde la Asamblea Popular de La Puna.

El actual despliegue militar obedece -según denunciaron- al Acuerdo que firmó el Gobierno Nacional en noviembre del año 2016 con la Guardia Nacional de Georgia, perteneciente al Ejército de los Estados Unidos. Acuerdo que incluye la subordinación del Gobierno y del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas argentinas a los objetivos y al mando del Ejército de los EEUU.

Además, establece la instalación de Bases Militares encubiertas en áreas de recursos naturales estratégicos como Neuquén, Misiones y Jujuy, que bajo la subordinación mencionada favorece a la diplomacia estadounidense para coercionar sobre el actual y los sucesivos gobiernos nacionales con el fin de obtener ventajas en la adjudicación de explotaciones de esos recursos.

Por último, habilita en territorio nacional, escenarios de intimidación militar y abre la posibilidad de incursiones del Ejército Argentino bajo mando extranjero en agresiones a países Sudamericanos.

En este contexto, durante el próximo 17 de Agosto, aniversario del paso a la inmortalidad del Gral. José de San Martín, Macri pretende realizar un acto militar en la pequeña localidad de Yavi Chico, literalmente sobre la frontera con Bolivia. Acto que constituye una provocación hacia este país y un insulto a la memoria del padre de la patria, dado que las políticas de este gobierno representan todo lo contrario a sus ideales de hermandad entre los pueblos sudamericanos y liberación del yugo colonial.

Fuente: https://portaldenoticias.com.ar/201...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Defensa investiga a un militar en activo por suscribir un manifiesto que califica a Franco de "genocida"

Tortuga Antimilitar - 24 August, 2018 - 00:00

ep / madrid

El Ministerio de Defensa ha abierto una información reservada sobre el cabo del Ejército de Tierra Marco Santos Soto por firmar un manifiesto en el que se tacha de "genocida" al general Francisco Franco, en respuesta al escrito impulsado por militares retirados que exalta la figura del dictador.

Según han informado a Europa Press fuentes de Defensa, el Ministerio, que ya abrió una investigación sobre cinco reservistas que suscribieron el documento en apoyo a Franco, actuará "igual" en el caso de este cabo.

Sin embargo, estas fuentes han precisado que al estar el cabo actualmente en activo, el procedimiento será "distinto". De esta manera, en lugar de abrir el procedimiento la propia ministra del ramo, Margarita Robles, lo hará el superior directo del cabo, quien deberá nombrar un instructor para la información reservada —en el caso de los reservistas, fue Robles quien designó al teniente general Miguel Ángel Villarroya para la instrucción—.

Los militares en activo y los reservistas no pueden expresar opiniones políticas, al contrario que los militares retirados por completo, motivo por el que Defensa no investigará al resto de los profesionales castrenses que han apoyado uno u otro manifiesto.

Diario Información

Categorías: Tortuga Antimilitar

Racialización del clasismo

Tortuga Antimilitar - 24 August, 2018 - 00:00

Nietzsche decía que habría de prohibirse la mendicidad porque, si das limosna a un pobre, te sientes mal por dar las migajas sobrantes, y si no se la das, también te sientes mal. La mendicidad incomoda al pequeño burgués con conciencia de “izquierdas” mientras que, la persona que la ejerce, es despreciada por la derecha.

El odio, rechazo, persecución, criminalización y violencia contra las personas pobres (llamada aporofobia y consecuencia del clasismo) se ensaña con los sujetos más visibles, como es el caso de los miles de “indigentes” que viven encerrados en la calle. Pero, sobre todo, se dirige hacia categorías etiquetadas y repudiadas por tener un determinado color de piel, tendencia sexual, nacionalidad, edad o sexo adscrito y que, además, son pobres.

Efectivamente, la racialización es un mecanismo de discriminación hacia categorías estigmatizadas. No es lo mismo ser mujer, musulmán, negro, joven, menor, marroquí, sudamericano, ciego, cojo o enfermo mental, si se es o no pobre. Por ello, la racialización del clasismo significa que el odio al pobre se vincula a quienes no son hombres, blancos, ricos, adultos y no discapacitados. Moldea una sociedad en la que los estereotipos responden a la valorización de esta minoría, frente al desprecio y consideración como personas de 2ª (o como no personas), a las mayorías que no somos un hombre blanco, rico, adulto y “no discapacitado”.

Desde aquí, las empresas de la necropolítica y sus estados, no están para atender las necesidades de todas las personas, ni para garantizar sus derechos. Están para servir a esa minoría privilegiada que, se brinda para perpetuarlos. Para ello, se hace servir de una maquinaria de guerra comercial y militar contra las clases pobres, instaurando un derecho privado y mercantil, sacralizador del clasismo, la xenofobia, la homofobia, el patriarcado y la gerontocracia, pilares del capitalismo y génesis de todas las formas de discriminación y violencia.

César MANZANOS BILBAO

Soziologia eta Gizarte Langintza Saila/Departamento de Sociología y Trabajo Social

Categorías: Tortuga Antimilitar

Rescate

Tortuga Antimilitar - 24 August, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas