Tortuga Antimilitar


Teniente General Gan Pampols: "Con un salafista yihadista no cabe negociar, solo aniquilarlo"

Tortuga Antimilitar - 11 June, 2018 - 00:05

MANUEL BRUQUE / EFE

El teniente general Francisco José Gan Pampols, máximo representante de las Fuerzas Armadas en la Comunitat Valenciana, asegura que con un salafista yihadista "no se puede negociar" y cuando ya están implantados en una zona "lo único que se puede hacer es aniquilarlos" y, aunque defiende la prevención y el control como arma para luchar contra este terrorismo, advierte que esta guerra "va a ser larguísima".

En los "Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia", el máximo responsable del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad defiende que el salafismo yihadista se está extendiendo de forma "globalizada" y que, para atajarlo, hay que controlar las prédicas en las mezquitas, trabajar en la socialización de los individuos y controlar las redes y los flujos económicos.

"Con un salafista yihadista no se puede negociar. Es imposible porque no hay un elemento común, una zona de aproximación, está la subyugación o la eliminación, eso es lo que pretenden" con quien no comparta sus creencias.

Preguntado sobre si solo se les puede vencer con las armas, el también jefe del Cuartel General de Rápido Despliegue de la OTAN en Bétera, asevera que "en primer término sí: cuando los tengas implantados, lo único que puedes hacer es aniquilarlos y a partir de ahí atacar sus raíces".

"Ante un salafista yihadista decidido a actuar y armado lo único que se puede hacer es abatirlo o intentar capturarlo, pero ten la certeza de que si puede actuar, actuará, y lo hará de la forma más dolorosa y causando el mayor daño posible", alerta.

Gan Pampols incide en que "el yihadismo 3.0 se ha extendido" y es un "fenómeno global" presente en países como Irak, Siria o Nigeria, así como en Malasia, Indonesia, Pakistán, India, algunas zonas de Sudamérica y los países del Sahel (Mauritania, Senegal, Mali, Níger, Chad, Sudán y Somalia), países "susceptibles de radicalización" porque han perdido los medios de subsistencia tradicionalmente agrarios ante la influencia del cambio climático y porque "el radicalismo supone una fuente de ingresos".

El militar asegura que en Occidente el problema es de personas musulmanas de "segundas y terceras generaciones", en algunos casos arraigadas, pero que experimentan "procesos de radicalismo exprés" quizá porque "no tienen sentido de pertenencia a una sociedad", ya que "no se ha hecho el tránsito de los valores tradicionales a los actuales".

Explica que valores como la democracia o la diferencia entre la vida pública y la privada no existen en el Islam radical donde solo hay una forma de regirse, una comunidad y un ideal, lo que "llevado al radicalismo, les lleva a la aniquilación del adversario".

Para atajarlo primero "hay que tener conciencia del problema y no demonizar" solo por llevar hiyab o tener barba, impedir "que vivan en guetos aislados", controlar su socialización en los colegios, "obligarlos a que, sí o sí, compartan los valores de la sociedad democrática" y "controlar la prédica de las mezquitas" porque el límite de la libertad de culto es "el respeto a los principios básicos de la convivencia".

Gan Pampols considera también que intervenir sobre las creencias de un país tercero "es el camino más corto para radicalizar" y añade que "tiene que ser el propio país quien entre en las reglas del juego, y esto es muy complicado".
Nuestro país, receptor de musulmanes

España, resalta, es "receptor nato de musulmanes" pero con porcentajes de población menores que en países como Francia y con otro tipo de modelo pero señala que "es un país con un bajo nivel de radicalización".

Valora la "encomiable" labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Plan de Lucha contra la Radicalización Violenta que incide en que el proceso de integración "se base en el respeto a las creencias y la exigencia del compromiso", en el control de la prédica y en los procesos de radicalización en las cárceles.

"No se están haciendo las cosas mal pero hay que hacer más cosas", sostiene, y apunta a la necesidad de trabajar en la prevención de la radicalización "con el control constante de las redes" y sobre todo, "de los flujos económicos".

Indica igualmente que es "prácticamente atajar" la actuación de un "lobo solitario" salvo que se produzca un golpe de suerte, aunque recuerda que ese terrorista "siempre tiene alguien que lo radicaliza, hay una red detrás y no es flor de un día".

Afirma además que una de las grandes "vulnerabilidades" de Europa es su bajo índice de natalidad, sostenido en muchos casos por los nacimientos de hijos en las comunidades de inmigrantes de origen musulmán, lo que podría implicar el surgimiento de partidos islámicos.

"Es una tendencia y la única forma de poder acotarla es que la democracia tenga capacidad para defenderse y que, en ningún caso y por ningún tipo de votación, se pueda prescindir de la esencia democrática", como que los estados sean aconfesionales y las esferas públicas y privadas estén separadas, apunta.

El Mundo

Categorías: Tortuga Antimilitar

Agradecimiento a la selección argentina por negarse a jugar en Jerusalén

Tortuga Antimilitar - 11 June, 2018 - 00:00

El anuncio por parte de la selección argentina de la suspensión del partido con la selección israelí que iba a celebrarse en la ciudad ocupada de Jerusalén ha despertado fuertes sentimientos por todo el mundo y los palestinos, con razón, la ha considerado una victoria para su causa y una humillación para el Estado de la ocupación israelí, y particularmente para su primer ministro, Benjamin Netanyahu, y para su arrogante ministra de Cultura y Deportes, Miri Regev, quien se empeñó en trasladar el partido de Haifa a Jerusalén y se jactó de su capacidad para presionar al equipo argentino (y al mismísimo presidente argentino que recibió una llamada de Netanyahu para que obligara al equipo a cambiar de decisión) y para romper el poder del movimiento de boicot mundial a favor de los palestinos.

El plan israelí no solo se apoyó en la presión del fuerte lobby judío de Argentina sino también en el empleo del dinero para conquistar al equipo argentino (dos millones de dólares por participar).

Lo quería Regev era, sencillamente, hacer publicidad del “ultraje” de Jerusalén respaldado por EE.UU, y burlarse de la sangre de los palestinos que desde que se anunciara la decisión del presidente estadounidense Donald Trump no ha dejado de dar la vida por Jerusalén, su capital política y religiosa.

(…)

La Asociación del Fútbol Argentino y la selección nacional argentina, con su capitán Lionel Messi, han logrado salir airosos de un gran dilema moral con el que se les iba a utilizar para la guerra de Trump e Israel contra los palestinos y el mundo. Su decisión puede contribuir en gran medida a la paz mundial. Es de ley nombrar a quienes han contribuido a este logro genial, a la cabeza de los que se encuentra, naturalmente, el BDS y los defensores de la causa palestina en Argentina y España que se han manifestado delante del equipo argentino. Resulta irónico que la ministra de Cultura y Deporte israelí y algunos medios de comunicación de extrema derecha, consideraran esas manifestaciones un acto terrorista como suele ser la costumbre de los racistas, los ocupantes y los dictadores cuando las cosas no salen como ellos quieren.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Objeta

Tortuga Antimilitar - 11 June, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Manuel a Harvey, en "Capitanes Intrépidos", de Victor Fleming

Tortuga Antimilitar - 10 June, 2018 - 18:28

"¿Qué no tengo nada? Mi padre me enseñó a cantar al sol y a las estrellas, me regaló este instrumento con el que hacer música, me enseñó a pescar y me dio brazos y piernas fuertes, y además tenía dieciséis hijos más. ¿Qué sabrás tú, pescadito...?"

Categorías: Tortuga Antimilitar

Casi mil militares de EE.UU. se reúnen entre el campo de San Gregorio y la Base de Zaragoza

Tortuga Antimilitar - 10 June, 2018 - 18:23

Ramón J. Campo
Zaragoza

Zaragoza revive, a menor escala y de manera coyuntural, los tiempos de la Guerra del Golfo de 1991. Casi mil militares de las tropas de Estados Unidos van a reunirse en la capital aragonesa la próxima semana entre la Base Aérea y el campo de maniobras de San Gregorio. Al despliegue de un centenar de militares norteamericanos instalados en la Base con tres aviones de transporte, desde el pasado 28 de marzo, se sumarán más de 600 integrantes de la 173 Brigada Paracaidista del US Army procedentes de la base de Vicenza (Italia) que van a realizar el ejercicio ‘Saber Strike West'. Este incluye dos saltos multitudinarios en el Centro Nacional de Adiestramiento San Gregorio.

Además fuentes militares señalaron que un grupo de un centenar de paracaidistas españoles de la Brigada Almogávares empezaron ayer las maniobras ‘Eagle strike' en San Gregorio, que durará dos semanas, hasta el próximo día 24. "Es un ejercicio bilateral con Estados Unidos para operaciones de entrada inicial. Colocan las fuerzas en las zonas de objetivo, como cuando la UME llega a un incendio, y luega buscan abrir una zona para rescatar personal civil", detalló un portavoz de la Brigada Paracaidista Almogávares.

El ejercicio está dirigido al intercambio de experiencias y la mejora de la interoperatividad de las unidades españolas y de EE. UU., que no es la primera vez que comparten maniobras, porque otra brigada de paracaidistas de la División 82 de la US Army participó en los Trident Juncture en 2015 en San Gregorio.

Un centenar de paracaidistas españoles de la bandera Roger de Flor se desplazaron ayer a la Base Aérea de Aviano (Italia) para integrarse en el batallón norteamericano y estarán dos días de instrucción para preparar el primer gran salto de unos 700 militares (600 de ellos norteamericanos) que será en San Gregorio.

"Acuden a una zona de conflicto en la que hay que evacuar personal civil, pero hay grupos terroristas hostiles que quieren impedirlo. El ejemplo que se utiliza es el de la isla Granada, ocupado por Cuba, donde las tropas de EE. UU. rescataron a los ciudadanos norteamericanos", apuntaron las fuentes militares.

El próximo martes está prevista la primera de las operaciones de entrada inicial programadas para el ejercicio donde el grupo táctico hispano norteamericano procedente de Vicenza efectuará un lanzamiento paracaidista desde seis aviones Boeing C-17 Globemaster, un avión de transporte militar de largo alcance cuyas bases están en EE. UU, y un Hércules C-130. Habrá otro salto multitudinario el próximo día 21.

"Si participan en las maniobras unas 1.300 personas, saltarán 700 paracaidistas. En San Gregorio realizarán toma de objetivos y consolidación de las posiciones. El tamaño del CNAD es muy clave para este ejercicio que es muy importante. Los americanos lo realizan en toda Europa, sobre todo en Lituania, Letonia y Estonia", apuntó el portavoz de la Brigada Almogávares.

Respecto al despliegue en la Base de Zaragoza, han pasado de tres a dos aviones de transporte para reabastecer cazabombarderos que prepararían ataques en Oriente Medio.

España cedió la instalación militar aragonesa (que dejó de ser una base americana en 1992) hasta septiembre debido a las obras que se están llevando a cabo en la base de Morón (Sevilla).

Heraldo

Categorías: Tortuga Antimilitar

Al menos 51 muertos en la "mayor masacre" de 2018 en el noreste de Siria

Tortuga Antimilitar - 10 June, 2018 - 00:00

El número de fallecidos ha aumentado en las pasadas horas a medida que se han ido hallando más cuerpos debajo de los escombros de los edificios, que quedaron considerablemente dañados.

eldiario.es

Al menos 51 personas han perdido la vida este viernes, entre ellas 9 menores de edad y 11 mujeres, y decenas han resultado heridas en bombardeos contra una población de la provincia siria de Idlib, localizada en el noreste de Siria, lo que supone la "mayor masacre" de 2018 en esta región, según ha asegurado hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Varios aviones de guerra -que podrían ser rusos- bombardearon anoche varios puntos de la localidad de Zardana, al noreste de Idlib, capital de la provincia homónima, donde el pasado mes de marzo murieron 43 personas en ataques atribuidos a la aviación rusa, según ha asegurado la organización.

El Observatorio ha agregado que el número de fallecidos en Zardana ha aumentado en las pasadas horas a medida que se han ido hallando más cuerpos debajo de los escombros de los edificios, que quedaron considerablemente dañados.

Además, ha advertido de que todavía la cifra de víctimas mortales puede subir porque hay heridos en estado grave y desaparecidos debajo de las viviendas derrumbadas. El OSDH ha detallado que entre las víctimas mortales hay un miembro de la Defensa Civil siria, los también llamados "cascos blancos", cuerpo que realiza labores de rescate en las zonas fuera del control de las autoridades de Damasco.

La provincia de Idlib está controlada casi por completo por grupos opositores, islamistas y yihadistas, incluido el Estado Islámico (EI), y es blanco de ataques por parte del Ejército sirio, y su aliado, Rusia, además de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El Observatorio destacó que desde principios de mayo se han registrado bombardeos continuos contra esta región, situada en el noreste de Siria y fronteriza con Turquía.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las sospechas de torturas a detenidos bajo su custodia persiguen a Grande-Marlaska

Tortuga Antimilitar - 10 June, 2018 - 00:00

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura también criticó los métodos del juez (sin nombrarlo) y varios magistrados de la Audiencia Nacional han criticado la ausencia de "garantías" que han sufrido algunos detenidos bajo su custodia.

ALEJANDRO TORRÚS

La sombra de las denuncias de las torturas planea sobre el nuevo ministro del Interior del Gobierno socialista, Fernando Grande-Marlaska. Y lo hace por diferentes flancos. Por las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH); los informes del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT); por varios de sus compañeros en la propia Audiencia Nacional; y, por último, por la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura. La sombra tiene una forma bien definida y concreta: Grande-Marlaska no investigó suficientemente bien las denuncias de torturas por parte de detenidos que estaban bajo su custodia ni ha implementado medidas que garanticen que no existan malos tratos a los detenidos.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a España hasta en cinco ocasiones por no investigar las torturas de detenidos por su presunta integración o colaboración con ETA que estuvieron bajo custodia del entonces juez Grande-Marlaska. Se trata de los casos de Igor Portu y Mattin Sarasola (2018); el de Beatriz Etxebarria (2014); de Oihan Ataun Rojo (2014);​de Patxi Arratibel Garciandia (2015); y de Xabier Beortegui Martínez (2016). La abogada de estos detenidos, con excepción de Etxebarria, fue la letrada Amaia Izko, que en conversación telefónica con Público, señala que:

"En los casos mencionados conseguimos demostrar que el juez no hizo nada por investigar o evitar las torturas o malos tratos durante el tiempo de incomunicación. Pero hay muchos más casos. He defendido a cientos de personas que han denunciado torturas con Grande Marlaska como juez instructor. Solo en un caso conseguí que se repitiera una declaración. Estas personas además siempre decían que el juez mantenía una especie de burla en su talante. Estoy hablando también de denuncias por agresiones sexuales o vejaciones por la condición de homosexual de algunos de los detenidos", explica Amaia Izko, que considera el nombramiento de Grande-Marlaska como "una burla" a la lucha contra la tortura en el Estado español.
"En los seis casos mencionados conseguimos demostrar que el juez no hizo nada por investigar o evitar las torturas o malos tratos durante el tiempo de incomunicación", dice la abogada Izko

La última condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra España por un caso instruido por Grande-Marlaska fue la de Portu y Sarasola, donde el Tribunal Europeo de Derechos Humanos también acreditó malos tratos policiales para los detenidos. Sarasola denunció esos malos tratos durante los cinco días en los que estuvo incomunicado. Antes, Estrasburgo había condenado a España por otros cuatro casos en los que Grande-Marlaska era el juez instructor responsable de los detenidos.

El penúltimo fue el caso de Xabier Beortegui Martínez, que también fue recogido por la propia Amnistia Internacional. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos destacó que ni el Juzgado Central de Instrucción nº3 de la Audiencia Nacional, donde estaba el actual ministro, ni tampoco el juzgado ante el que posteriormente se denunciaron los hechos, en Pamplona, llevaron a cabo ninguna investigación efectiva sobre estas alegaciones.

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT), que visitó España en 2011, también censuró a España por sus deficiencias estructurales para evitar casos de tortura en detenidos y por no investigar las denuncias de torturas o malos tratos suficientemente cuando se producen.

Así, es más que destacable que el CPT apuntara directamente contra Grande-Marlaska cuando calificó como "sorprendente" que "todas las detenciones en régimen de incomunicación" de los cinco primeros meses de 2011 (cuando el CPT visitó España) "fueran autorizadas por el mismo juez" [Grande-Marlaska]. Asimismo, este informe también destaca el hecho de que el flamante nuevo ministro no aplicó nunca el protocolo que crearon otros magistrados para evitar que pudieran producirse torturas o malos tratos a detenidos.

En este sentido, Jorge del Cura, portavoz de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT), señala a Público que mientras que el resto de jueces de la Audiencia Nacional terminaron aplicando este protocolo que aumenta las garantías de los presos, Grande-Marlaska siempre lo desestimó. Fue el único.

"No deja de ser curioso que la inmensa mayoría de las detenciones de Policía y Guardia Civil fueran realizadas mientras que él estaba de guardia en la Audiencia Nacional", incide Jorge del Cura, que apunta que este dato es "un indicador" de cuál era la actitud que el juez mantenía ante las denuncias de torturas de los detenidos bajo su custodia.

Un juez de la Audiencia dice que no toma "garantías"

El juez de la Audiencia Nacional Ramón Sáez Valcárcel también dudó en un voto particular discrepante sobre las medidas que el actual ministro del Interior tomó para evitar las sospechas de torturas a detenidos bajo su custodia. Sucedió en el juicio a miembros de ETA Íñigo Zapirain Romano; Daniel Pastor, 'Txirula', y Beatriz Etxeberria.

"No es un juez especialmente comprometido con los derechos humanos ni con la lucha contra la tortura", denuncia Jorge del Cura.

Sáez Valcárcel señaló que la declaración inculpatoria que el miembro del 'comando Otazua' de ETA Zapirain Romano realizó ante la Guardia Civil y ratificó ante el instructor Fernando Grande-Marlaska debería ser considerada "nula" porque éste no adoptó las "suficientes garantías materiales" contra la tortura o los malos tratos.

Sáez Valcárcel estimó que la declaración en régimen de incomunicación de los tres etarras, en la que Zapirain inculpó a los otros dos detenidos y reconoció la participación del 'comando' en 12 atentados, se produjo en "circunstancias anormales" porque "a la denuncia de torturas y la retractación de lo declarado" hay que unir "una intensa privación de los derechos básicos del detenido". El Supremo, de hecho, mandó repetir este juicio al asumir la jurisprudencia del TEDH de que hay que investigar las denuncias de torturas hasta el final.

Más críticas de la Audiencia Nacional

Ha habido otro caso en el que jueces de la Audiencia Nacional también critican Grande-Marlaska por su poco interés en las garantías procesales de los detenidos. Es el caso de la sentencia que absolvió a 40 jóvenes acusados de formar parte de Segi, una organización juvenil que fue declarada ilegal en 2012.

La sentencia estimó que el juez central de instrucción, es decir, el actual ministro, no tomó medidas para evitar que fueran torturados para arrancarles una declaración. El fallo, de hecho, contiene varias críticas veladas a la instrucción y ni tan siquiera tiene en cuenta las declaraciones que los acusados realizaron ante la policía durante el régimen de incomunicación por estar "en un contexto inquisitivo y secreto donde no pueden realizarse las garantías del proceso".

La sentencia estimó que el juez central de instrucción, es decir, el actual ministro, no tomó medidas para evitar que fueran torturados para arrancarles una declaración.

El fallo de la Audiencia Nacional también detecta irregularidades cuando los detenidos fueron puestos a disposición judicial e interrogados por Grande-Marlaska. “La declaración se celebraba de manera inmediata, en algunos casos pocas horas después del interrogatorio policial. Asistía al detenido el abogado de oficio. Aunque en algún acta constaba que se levantaba la incomunicación, lo cierto es que su régimen legal seguía aplicándose: el imputado no era acompañado ni aconsejado por letrado de confianza, ni había podido entrevistarse con el abogado de oficio”, sostiene el tribunal.

Asimismo, el fallo destaca el hecho de que los 36 detenidos inicialmente detenidos se acogieron inicialmente a su derecho a no declarase culpables, pero que 22 de ellos se autoinculparon durante las declaraciones ante la Policía, a sabiendas de que esto podía perjudicarles. "El contraste es revelador", dice el fallo.

"Una mala noticia"

Con este currículum en su haber, el portavoz de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura, Jorge del Cura, considera una "mala noticia" el nombramiento de Grande-Marlaska como ministro del Interior: "No es una cuestión personal mía. El juez Grande-Marlaska, durante los años que ha estado en la Audiencia Nacional, ha sido un juez poco preocupado, por decirlo suave, con el problema de las torturas en el Estado. Y lo dice el CPT, la Audiencia Nacional y Estrasburgo. Al margen de su calidad profesional o personal, sí ha quedado acreditado que no es un juez especialmente comprometido con los derechos humanos ni con la lucha contra la tortura".

Público

Ver también:
Grande Marlaska: Una trayectoria en las cloacas o el brazo judicial de la represión.
x Guillermo Toledo

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los jóvenes que repoblaron Fraguas, condenados a prisión y a pagar la demolición del pueblo

Tortuga Antimilitar - 9 June, 2018 - 12:47

La Justicia castiga con penas de cárcel a los seis activistas procesados por ocupar, rehabilitar y repoblar la aldea abandonada de Fraguas, situada en la Sierra Norte de Guadalajara, y les obliga a costear la demolición y a abonar más de 16.000 euros en concepto de multa.

S. Jiménez

GUADALAJARA.- El Juzgado de lo Penal número 1 de Guadalajara ha condenado a los jóvenes repobladores de Fraguas, acusados de ocupar, rehabilitar y repoblar sin autorización el pueblo abandonado, a un año y medio de prisión y una multa de 2.160 euros cada uno, por un delito contra la ordenación del territorio.

Así lo recoge la sentencia en la que también se les condena a una multa de tres meses a razón de seis euros de cuota diaria, lo que asciende a 540 euros por un delito de usurpación. Asimismo se les condena a abonar, en concepto de responsabilidad civil a la Junta de Comunidades, el coste de la demolición de las construcciones e instalaciones, así como la retirada de residuos y restos de la finca ocupada.

Importes que de no hacerse efectivos por parte de los condenados ‑recoge la sentencia‑ se traducirían en un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias insatisfechas, alrededor de siete meses de prisión.

Isaac Alcázar, Isabel Turina, Gonzalo Aracil, Milagros Aguilera, Daniel Gómez y Javier Pablo Ruggiero son los integrantes de la Asociación de Repobladores Rurales de la Sierra Norte que han sido condenados por trabajar en la rehabilitación de este antiguo núcleo poblacional desde hace cinco años. Un lugar que fue abandonado tras la expropiación forzosa sufrida por sus vecinos en el año 1968, y que hasta la llegada de estos 'okupas' había permanecido abandonado y en ruinas.

La sentencia, que no es firme al caber recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Guadalajara, considera acreditada la ocupación de la finca en la que los acusados se establecieron en la primavera de 2013 y que han ocupado durante determinados periodos de tiempo, siguiendo en la misma dos de ellos.

Un fallo en el que se indica que Fraguas se encuentra en un monte de utilidad pública que forma parte del Parque Natural de la Sierra Norte, cuyo suelo es rústico no urbanizable de especial protección. Asimismo, incide en que los repobladores sabían que no tenían autorización administrativa y que las obras que estaban realizando no eran autorizables, pese a lo cual llevaron a cabo tareas de reconstrucción de edificaciones sobre las ruinas de las preexistentes, instalaciones y acopio de materiales y efectos.

Argumentos que fueron esgrimidos por parte de la acusación particular, ejercida por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que finalmente rebajaba la petición de cárcel para los seis jóvenes encausados por la ocupación, rehabilitación y repoblación de Fraguas sin autorización.

Cabe recordar que en un principio se solicitaba una pena de 4 años y 4 meses para cada uno de los acusados, aunque finalmente en sus conclusiones se rebajaba a 2 años al retirar la acusación el delito de daños contra el medio ambiente. De este modo se abría la posibilidad de que los acusados no fueran a prisión.

También desde la Fiscalía se consideraban probados los delitos de usurpación y contra la ordenación del territorio, puesto que conocían el carácter "ilícito" de la ocupación que llevaban a cabo y que "por muy loables que fueran sus objetivos" no podían "arrogarse el uso de un espacio público con carácter particular".

Una petición de condena que finalmente se ve reducida a año y medio en la sentencia conocida este viernes, y en la cual también se les condena al pago de las costas.

Una sentencia que no han podido evitar las más de 73.000 firmas de apoyo a los procesados y a su proyecto de reconstrucción, y contra la posible condena de cárcel que la semana pasada se entregaban en la Delegación de la Junta en Guadalajara.

NUMEROSOS MENSAJES DE APOYO

Tras conocerse la sentencia condenatoria, han sido numerosas las muestras de apoyo recibidas por los repobladores de Fraguas a través de las redes sociales.

Entre ellas las de Ecologistas en Acción de Guadalajara, colectivo que ha expresado a través de las redes su "total apoyo al trabajo realizado por los pobladores de Fraguas". Asimismo rechazan la sentencia, la cual consideran "injusta".

Apoyo que también han recibido desde las Juventudes Comunistas, que en su perfil guadalajareño de Twitter han manifestado su "repulsa" a esta condena y trasladado todo su apoyo a los componentes de Fraguas Revive.

Por su parte, desde Izquierda Unida Castilla-La Mancha subrayan que el "único delito" de estos jóvenes, a los que se ha condenado a un año y seis meses de prisión y 16.380 euros de multa "ha sido repoblar tierras abandonadas para buscarse un modo de vida alternativo".

También se ha pronunciado al respecto su coordinador regional, Juan Ramón Crespo, para quien con esta sentencia se demuestra que "el Gobierno de Castilla-La Mancha reprime con prisión la repoblación". Asimismo trasladaba a los repobladores de Fraguas "toda la solidaridad" de Izquierda Unida Castilla-La Mancha y les recordaba que pueden contar con ellos, puesto que "la lucha sigue".

El diputado regional y portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, ha calificado por su parte esta sentencia como una "vergüenza", al tiempo que ha trasladado a los jóvenes condenados todo su apoyo "frente a la represión del Gobierno de Castilla-La Mancha".

Fuente: https://www.periodicoclm.es/articul...

Categorías: Tortuga Antimilitar

"Clink"

Tortuga Antimilitar - 9 June, 2018 - 00:00

¿Solo cambia el final?

Se levantaba, cada mañana, con la necesidad de encontrar un motivo para estimarse. Pero no lo tenía fácil... Había sonado el despertador, hurtándole las horas que su sueño demandaba, y debía afeitarse para ir al trabajo. Como era inteligente, le avergonzaba trabajar.

Miraba a su alrededor y ahí hallaba una de sus ilusiones cumplidas: una verdadera familia. Un verdadero infierno. Aquella conquista de su libertad, ahora la sufría como un lastre. En su familia, finalmente ya solo se sentía libre para una cosa: para pelear con su compañera. En aquellas discusiones diarias, acaloradas y casi violentas, sentía, al menos, que aún subsistía un resto de vida viva en la Casa.

Al caer la tarde, acudiría a la sede del Partido, para “lucirse” en la asamblea, confirmar que todavía era capaz de convencer a media docena de idiotas y destruir, con sus argumentos afilados, a algún amigo, dejándolo en evidencia.

Mientras se afeitaba, comprobaba que no era muy feo, que hasta se le podía mirar. Se reconocía atractivo y pensaba entonces en esas cuantas mujeres a las que estaba procurando seducir.

Para la noche, podría embriagarse, como siempre. Se lo merecía, después de una agotadora jornada laboral. Si su compañera se apiadaba de él, habría también algo más. Pero eso, en los últimos tiempos, ya no era tan seguro. Ni tan satisfactorio.

Y sí, tenía su auto. Y sí, tenía su perro. Y sí, solía comprar bastantes cosas. Y sí, no vestía mal. Y sí, podía permitirse “extras” en la alimentación, de vez en cuando, cenando caro o cenando fuera. Y sí, los demás lo veían como un triunfador.

Pero un día, su cerebro hizo “clinck”, enmendó sus pasos y algo cambió en su vida de un modo rotundo: hoy es Rector de la Universidad en la que trabajaba y diputado por su partido, tan radical y tan anticapitalista.

Final alternativo:

Pero un día, su cerebro hizo “clinck”, enmendó sus pasos y algo cambió en su vida de un modo rotundo: se ahorcó en el living de su casa, sobre una mesa de cristal, con la correa “Pierre Cardin” que usaba en las festividades.

Con Awka y Pikmin de Pikmin De Lucia

Pedro García Olivo
www.pedrogarciaolivo.wordpress.com

Fuente: https://www.facebook.com/photo.php?...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pasolini: "El verdadero fascismo es lo que los sociólogos han llamado demasiado alegremente sociedad de consumo"

Tortuga Antimilitar - 9 June, 2018 - 00:00

“Ningún centralismo fascista ha logrado lo que el centralismo de la civilización de consumo. El fascismo proponía un modelo, reaccionario y monumental, que luego se quedaba en letra muerta. Las culturas particulares (campesinas, subproletarias, obreras) seguían obedeciendo, imperturbables, a sus modelos antiguos. La represión se limitaba a obtener su adhesión de palabra. Hoy, por el contrario, la adhesión a los modelos propuestos por el Centro es total e incondicional. Se reniega de los modelos culturales reales. La abjuración es un hecho. Se puede decir, por lo tanto, que la tolerancia de la ideología hedonista implantada por el nuevo poder es la peor de las represiones de la historia humana. ¿Cómo se ha podido ejercer esta represión? Mediante dos revoluciones en el interior de la organización burguesa: la de las infraestructuras y la del sistema de información. Las carreteras, la motorización, etc. han unido estrechamente la periferia con el Centro, anulando las distancias materiales. Pero la revolución del sistema de información ha sido aún más radical y decisiva. Con la televisión, el Centro, ha igualado todo el país, tan diverso por su historia y tan rico en culturas originales. Ha emprendido una labor de homologación destructora de la autenticidad y la concreción. Ha impuesto, como decía, sus modelos, los de la nueva industrialización que ya no se conforma con un hombre que consume y pretende que las ideologías distintas de la del consumo sean inconcebibles. Un hedonismo neolaico, ciegamente olvidadizo de los valores humanistas y ciegamente ajeno a las ciencias humanas.”

(...)

“… en la medida en que el poder inmoviliza y se vincula a las masas con la ideología hedonista, sembrando la ilusión de que ésta es realizable (y, por lo menos en el caso de los bienes superfluos, ha podido hacerla en parte realidad), ya no necesita iglesias ni fascismos. Ha conseguido que sean arcaicos, y con ellos el antifascismo. La mayor parte de los antifascistas están implicados con el nuevo poder que, al homologarlo todo y a todos, sí es fascista, en el sentido de que impone implacablemente sus modelos.”

(...)

“Yo creo, lo creo profundamente, que e. Una definición que parece inocua, mera indicación. Pero no es así. Si uno observa bien la realidad, y sobre todo si sabe leer a su alrededor, en los objetos, en el paisaje, en el urbanismo y, sobre todo, en los hombres, ve que los resultados de esta despreocupada sociedad de consumo son los de una dictadura, los de un auténtico fascismo. (…) El fascismo, en realidad, les había convertido en payasos, en siervos, a una parte de ellos quizá en convencidos, pero no había llegado al fondo de su alma, no había alterado su modo de ser. En cambio este nuevo fascismo, esta sociedad de consumo, ha transformado profundamente a los jóvenes, les ha tocado en lo íntimo de su ser, les ha dado otros sentimientos, otros modos de pensar, de vivir, otros modelos culturales. Ya no se trata, como en la época mussoliniana, de un alistamiento superficial, escenográfico, sino de un alistamiento real que les ha robado y cambiado el alma. Lo que significa, en definitiva, que esta civilización del consumo es una civilización dictatorial. Si la palabra fascismo significa prepotencia del poder, la sociedad de consumo ha realizado cabalmente el fascismo.”

Pier Paolo Pasolini. “Escritos corsarios” (1975)

Categorías: Tortuga Antimilitar

La objeción de conciencia en la Constitución del 78

Tortuga Antimilitar - 8 June, 2018 - 00:00

Juan-Ramón Capella

En la Constitución de 1978 se pone de manifiesto un derecho básico al que no se reconoció claramente como fundamental. Se trata del derecho a la objeción de conciencia. Eso dio lugar a una interesante jurisprudencia constitucional y al primer giro a la derecha, restrictivo, de la doctrina del Tribunal Constitucional en materia de derechos fundamentales.

En la sentencia del 11 de abril de 1985, el Tribunal Constitucional había incluido la objeción de conciencia entre los derechos fundamentales: «La objeción de conciencia forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa contenido en el artículo 16.1 de la Constitución», y añadía: «La Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos fundamentales». Eso significaba considerar vigente un derecho fundamental a objetar que se podía ejercer con independencia de que estuviera o no regulado por normas infraconstitucionales.

Con anterioridad, una sentencia del 23 de abril 1982 había ido en el mismo sentido: «La objeción de conciencia constituye una especificación de la libertad de conciencia, la cual supone no sólo el derecho a formar libremente la conciencia, sino también a obrar de modo conforme con los imperativos de la misma».

Quizá convenga señalar —al objeto de comprender el trasfondo del posterior giro doctrinal del TC— que los objetores recurrentes de 1985 eran antiabortistas opuestos a las nuevas regulaciones del Código Penal de 1982; objetar no tuvo para ellos coste alguno.

Hasta aquí tenemos a un Tribunal Constitucional claramente abierto a considerar la objeción de conciencia como un derecho fundamental. Eso significaba un intento de integrarla pacíficamente en el sistema de libertades. Se tenía ante los ojos a objetores al servicio militar pertenecientes principalmente a grupos religiosos (como los Testigos de Jehova), a quienes la dictadura militar había impuesto condenas sucesivas hasta que cumplían 38 años de edad; solo a principios de los 70 una alteración de la normativa había mitigado las penas.

La Constitución —el nuevo régimen— pretendía simplemente una regulación de la objeción de conciencia al servicio militar. En 1971 había surgido ya un primer objetor por razones de rechazo de la guerra y de la preparación para la guerra. Preciso es recordar que la Constitución de 1978, a diferencia de la republicana, ni siquiera contenía una renuncia a la guerra.

El gobierno de la transición se limitó a decretar en diciembre de 1976 una prórroga a la incorporación a filas de los objetores por razones religiosas que permitía sustituir la mili por un servicio cívico. Ahora, sin embargo, la mayoría de los objetores eran ya laicos y antibelicistas. E iniciaron un primer movimiento de desobediencia civil contra aquel decreto. Con resultados tan amplios y liantes para el ejecutivo que éste acabaría acordando su no incorporación a filas, a la espera de una regulación infraconstitucional. Los objetores de esta primera oleada no tuvieron que hacer la mili ni cosa subsidiaria ninguna.

Como decía Dylan, los tiempos estaban cambiando: los años ochenta fueron tiempos de intensificada guerra fría, con armas nucleares, químicas y bacteriológicas; con proyectiles intercontinentales y de alcance medio; con bombas atómicas “tácticas”; con estrategas que proyectaban “guerras de teatro”, no generalizadas, en el teatro europeo entre otros. El rechazo a la guerra y su preparación se convirtió en una obligación moral para muchas personas, religiosas o no. En 1981 la revista mientras tanto había publicado la versión castellana del panfleto de E. P. Thompson y otros Protesta y sobrevive, un imperativo extendido entre las gentes a ambos lados del “telón de acero”.

Sin embargo el nuevo Gobierno del PSOE, en la inopia, en diciembre de 1984 hizo aprobar una ley reguladora de la objeción de conciencia y de la prestación social sustitutoria. El Defensor del Pueblo y la Audiencia Nacional, a instancias de los objetores, recurrieron esa ley ante el Tribunal Constitucional. La ley contenía varias disposiciones inaceptables para los objetores: no se podía objetar una vez cumplida la incorporación al Ejército; había que obtener la aprobación de la objeción por parte de un organismo administrativo estatal ante el que declarar sobre las propias convicciones y creencias; y se preveía un servicio social sustitutorio penalizador, de mayor duración que el servicio militar. El Tribunal Constitucional mutó su doctrina para alinearse con el Gobierno: en su sentencia de 27 de octubre de 1987 la objeción de conciencia pasa a ser «un derecho constitucional autónomo, de naturaleza excepcional», pero no fundamental.

Sin embargo no hubo forma de vencer al Movimiento de Objeción de Conciencia, una de las más importantes aportaciones sociales a la democratización y moralización del sistema político, que hoy pocos conocen ya (lo describe muy bien Sainz de Rozas en Las sombras del sistema constitucional español). Pese a las reiteradas “amnistías” a los objetores, el impulso de la desobediencia civil a la ley —rechazar la prestación sustitutoria, el examen de conciencia administrativo, etcétera— fue masivo; las penas previstas para los desobedientes no pudieron aplicarse fácilmente gracias a jueces y fiscales comprensivos. Finalmente un nuevo gobierno entonó el requiem al servicio militar obligatorio.

Hoy, jurídicamente, se mantiene una objeción de conciencia descafeinada. Que ha sido invocada con más o menos éxito por jueces opuestos al divorcio, por médicos opuestos al aborto, por farmacéuticos contrarios a la píldora del día después. No ha corrido la misma suerte la objeción de conciencia fiscal de personas contrarias a sufragar gastos militares, que han visto sus cuentas corrientes embargadas por la Hacienda pública.

Tal es la calidad del régimen político.

Por eso, porque el derecho fundamental a objetar en conciencia ha quedado en agua de borrajas, porque es preciso poder objetar en conciencia los gastos militares, sin penalización, y por anticipar previsibles nuevas objeciones de jueces o funcionarios cuando se impongan las normas internacionales sobre genocidio —y sea posible investigar causas civiles y penales por hechos de la guerra civil—, es necesario dar carta de naturaleza constitucional al derecho fundamental de objeción de conciencia, y, sobre todo, delimitar con precisión su alcance entre los servidores públicos para que ninguno pueda ignorar la ley sin consecuencias amparándose en la objeción.

Juan-Ramón Capella es catedrático emérito de Filosofía del Derecho, Moral y Política de la Universitat de Barcelona.

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/o...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La política militarista en Brasil y Argentina

Tortuga Antimilitar - 8 June, 2018 - 00:00

Vanessa Dourado
Virginia Bolten (Argentina)

El ascenso de las derechas en Latinoamérica es marcado, entre otros hechos, por un avance de las fuerzas represivas del Estado justificado por el combate a la violencia y a las drogas ilegales combinado con los discursos del miedo difundidos por los medios de comunicación. La búsqueda de popularidad por parte de los gobiernos de las derechas a través de la espetacularización de medidas cosméticas las cuales no tienen la capacidad de resolver los problemas de fondo es un factor que debe ser analizado con cuidado.

El último 16 de febrero, el presidente ilegitimo de Brasil, Michel Temer, decretó una intervención federal con el uso de las fuerzas armadas en la seguridad pública de la provincia de Rio de Janeiro, alegando que la situación del crimen organizado en Rio sería “una metástasis que se propaga por el país y amenaza a la tranquilidad del pueblo”. La polémica medida que guarda una carga simbólica importante visto que esta es la primera vez, desde la promulgación de la Constitución de 1988 –concebida en el proceso de redemocratización pos dictadura militar-civil-empresarial-eclesiástica (1964-1985)– que se decreta una intervención de esta naturaleza.

Sin embargo, esta no es la primera vez que la provincia de Rio de Janeiro sufre intervención de las fuerzas armadas en la seguridad pública. Según la profesora y especialista en Seguridad Publica, Jacqueline Muniz, desde 1992 –cuando Rio recibió La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, conocida como “Cumbre de la Tierra Eco-92”– la provincia venía sufriendo sistemáticas intervenciones de las fuerzas armadas con resultados poco efectivos y sin transparencia con relación a los informes de las operaciones. Jacqueline también alerta sobre el uso político y electoral de las medidas tomadas en momentos clave del escenario político nacional.

La decisión de la intervención ocurrió días antes de la discusión del texto de la Reforma Previsional para posterior votación, que será el próximo 19 de febrero. Según el artículo 60 de la Constitución, ninguna modificación constitucional puede ser hecha mientras haya un proceso de intervención federal en alguna provincia del país. El gobierno niega cualquier intento de maniobra en la votación de la Reforma Previsional, alegando que se podría suspender la intervención para garantizar la votación del texto, especialistas afirman que la suspensión no está amparada por la constitución.

Brasil, desde el proceso de golpe palaciego que destituyó a la presidenta electa Dilma Rousseff, viene sufriendo modificaciones importantes en cuanto a la garantía de los Derechos Humanos a través de una política de ajuste marcada por varias medidas de retirada de derechos sociales.

En los últimos meses, bajo el aspecto mediático del golpe, la narrativa de que “el bandido bueno es el bandido muerto” viene tomando un lugar importante en varios sectores de la sociedad. En este proceso, los políticos de la línea “mano dura” han tenido un importante aumento de su popularidad.

En Argentina, siguiendo esta misma línea, el presidente Mauricio Macri, en los últimos días, salió en defensa de un agente de la policía que asesinó por la espalda a una persona que había robado la billetera de un turista en el barrio de La Boca. Macri dijo “Como ciudadano, no entiendo cómo en el fallo dice que hizo todo bien pero en el último instante se excedió. Estamos hablando de un policía que perseguía a un asesino”. La ministra de seguridad de Argentina, Patricia Bullrich también salió en defensa del policía afirmando que “Tenemos que cuidar a los que nos cuidan”.

Fuente: http://virginiabolten.com.ar/politi...

Tomado de Rebelión

Categorías: Tortuga Antimilitar

Empresas de armas

Tortuga Antimilitar - 7 June, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

España es el país de la UE con mayor número de policías por habitante (gráficos)

Tortuga Antimilitar - 7 June, 2018 - 00:00

Además de copiar la información gráfica (ver abajo), añadimos estos comentarios tomados de la web Menéame, en la que se estaba debatiendo sobre la cuestión, que nos resultan muy ilustrativos. Nota de Tortuga.

#6 Anda que no habré puesto ese enlace de la Wikipedia en comentarios, para explicar por qué en España sobran policías. Ahora el análisis político del tema:
Hay dos razones para tener un número de policías tan elevado. Uno es el tener una tasa de delincuencia elevada (la secuencia correcta es delincuencia elevada —> contratar más policías para perseguirlos, lo de la supuesta prevención es un cuento oriental). Dado que la delincuencia en España no es especialmente elevada, sino más bien lo contrario, este no es el caso.
La otra razón es. . . control social. Las dictaduras tienen mayores números de fuerzas policiales, por razones obvias.

#10
#6 Ante eso cabe la pregunta de siempre: ¿es la tasa de policía lógica con la baja tasa de delincuencia que hay o es ésta precisamente tan baja por tener tanto policía? Yo creo que es la segunda opción

#20
#10 Coñe, que ya lo he explicado. La policía nunca puede "prevenir" la mayoría de crímenes, al menos hasta que inventen la bola de cristal que funcione. No se puede prevenir de ninguna manera que un chalado agarre un cuchillo y salga a apuñalar al primero que se cruce. Lo único que se puede hacer es reaccionar rápido para que la cosa no sea demasiado grave. Pero para entonces el delito inicial ya se ha cometido, claro, así que no se ha prevenido nada.
Al contrario, el tener un mayor número de policías puede aumentar la tasa de delincuencia. ¿Cómo? Supongamos la siguiente situación: vas andando hacia tu casa, un sábado noche a las 5 de la madrugada, y te vas fumando un porro. Tecnicamente es ilegal, claro, pero no es un delito violento, no pones a nadie en peligro y nadie con quién te cruces te va a denunciar. Excepto si te cruzas con algún policía, que tiene que justificar su sueldo añadiendo tu "delito" a la estadística, aumentando de hecho la sensación de inseguridad del público el leer las estadísticas.
Por otro lado, si el tener mayor número de policías hiciese bajar la delincuencia, hay países con un número aún mayor de fuerza policial. Y resulta que la mayoría de esos países tienen mayores tasas de delincuencia que España. Tu argumento queda rebatido entonces por ambos lados.

Cada cual que saque sus conclusiones.

Número de policías por cada 100,000 personas

Fuente: https://jodi.graphics/2018/05/09/nu...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Tras "La Manada", el machismo no se disuelve, se refuerza

Tortuga Antimilitar - 7 June, 2018 - 00:00

Este silencio que ahora guardan muchos hombres solo es el prefacio que prepara el machismo y su posmachismo para no perder terreno.

A los hombres les gusta mucho contar con las palabras y con los números. Cuentan las cosas tomando su posición como referencia y la de las mujeres como un ataque o una provocación. Y cuentan los casos de violencia con números marcados capaces de hacer pasar el todo por la parte y la parte por el todo, según interese.

Y lo hacen porque sus números no van solos, no son números primos, sino una especie de números “primos hermanos” a los que siempre les acompaña el relato para que al final les salgan las cuentas y también los cuentos. Lo vemos estos días, cuando el destino caprichoso ha puesto ante nuestros ojos un ejemplo de lo que un hombre solo es capaz de hacer, al tiempo que otros dudaban de que cinco pudieran llevarlo a cabo.

Ha ocurrido en Burgos, justo tres días después de hacerse pública la sentencia de “la manada”. Un hombre asesinó a su expareja a golpes en plena calle. La mató con sus manos y su violencia, no necesitó recurrir a ningún objeto ni arma alguna para asesinarla, los traumatismos ocasionados con sus pies y sus puños fueron suficientes para dejarla mortalmente herida en mitad de la acera, en una agonía criminal que finalizó en el hospital horas después. Un modus operandi que, tal y como recogen los informes del Observatorio del CGPJ, se presenta en el 20-30% de los homicidios por violencia de género, en los que el agresor acaba con la vida de la mujer con sus propias manos, bien mediante golpes o por medio de la estrangulación o sofocación.

La realidad es objetiva: los hombres son capaces de maltratar y matar a las mujeres sólo con sus manos, y la consecuencia directa: las mujeres se sienten intimidadas y amenazadas ante la presencia de un hombre en muchas circunstancias, aunque se trate de un encuentro fortuito y en un contexto en principio alejado de cualquier escenario relacionado con posibles actividades criminales, como puede ser caminar por una calle solitaria a plena luz del día.

Un punto de partida que facilita que conforme el contexto se hace más amenazante, por ejemplo al unir la oscuridad al escenario poco transitado o al aumentar el número de hombres, la intimidación aumente. ¿Qué debió pensar y cómo debió sentirse la víctima de “la manada” en las circunstancias en las que se produjo el asalto?

Unas circunstancias, según recoge la sentencia, creadas por los agresores tras introducirla de modo “súbito y repentino” en el portal, decirle “¡calla!”, rodearla entre los cinco, comenzar a desnudarla entre todos, llevar la “mandíbula” de ella hasta los genitales de uno de los agresores para que le hiciera una felación, al tiempo que los cinco comenzaban a penetrarla vía oral, vaginal y anal. ¿No era para sentirse intimidada ni amenazada?.

Si un hombre es capaz de asesinar a una mujer con sus propia manos, tal y como ha ocurrido en Burgos hace unos días y como sucede en el 20-30% de los homicidios por violencia de género, cinco hombres son mucho más capaces de asesinar a una mujer con sus manos. Y si una mujer se puede sentir intimidada a plena luz del día en un lugar solitario ante la presencia inesperada de un hombre, una mujer en un cubículo oscuro sin salida, rodeada por cinco hombres que empiezan a desnudarla y a llevar a cabo conductas sexuales, se siente mucho más intimidada y amenazada, tanto que los hechos le han producido un trastorno por estrés postraumático.

Pero no son cinco, son cientos los hombres que violan, miles los que estarían dispuestos a violar si les aseguraran que no iban a ser descubiertos, como recogen los trabajos de Sarah Edwards, de la Universidad de Dakota del Norte (2014), con un 31,7% de estudiantes universitarios que lo harían, y son millones los hombres que callan ante toda esta realidad que conforma la “cultura de la violación”. Por eso este silencio de ahora que guardan muchos hombres sólo es el prefacio que prepara el machismo y su posmachismo para no perder terreno. Y lo hacen sobre dos argumentos principales:

1) El primero es el recurso a presentar a los hombres como víctimas. Víctimas de la manipulación de las mujeres y de sus denuncias falsas, algo que la propia sentencia insinúa en el voto particular, y víctimas de la violencia sexual de las mujeres, pues ya empiezan a aparecer trabajos en los que presentan la “presión de ser hombre” y de “tener que responder sexualmente” ante determinadas insinuaciones y solicitudes de las mujeres como “coerción sexual”, e incluso como violación, aunque en ningún momento su consentimiento esté comprometido. Eso es lo de menos, lo importante es poder contar con “números” para luego contar sus historias.

2) El segundo es la amenaza, una amenaza que se materializa en los hombres, de ahí su victimismo, pero que amplían a toda la sociedad al presentar al feminismo y a la movilización por la Igualdad como un ataque al orden establecido y la forma de enriquecerse a través de ayudas y subvenciones.

Si no somos capaces de entender todo el contexto en clave machista, desde la situación previa a la agresión sexual cometida por “la manada”, lo que sucede en este momento post-sentencia, y lo que va a continuar cuando pase algo de tiempo, el machismo puede salir reforzado, da igual que lo haga con cinco agresores en la cárcel, siempre ha necesitado hombres que actúen como chivos expiatorios para demostrar que los problemas de la desigualdad se deben a unos “pocos hombres”.

No lo olvidemos, el machismo es cultura, no conducta.

Por Miguel Lorente Acosta

blogs.publico.es

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los fusilaron y les destrozaron la cara a golpes

Tortuga Antimilitar - 6 June, 2018 - 00:00

Los fusilaron y después, para que no los reconocieran o para certificar que estaban muertos, les destrozaron la cara a golpes. Los asesinos no contaban con que, cerca del lugar, recogiendo leña, estaba Celestino García García, que sin quererlo se convertió en el testigo clave de una historia que hoy, 3 de junio de 2018 llega al principio de su fin. Celestino recordó nítidamente durante más de setenta años la dantesca escena y cómo, minutos después de las balas, uno de los asesinos paró junto a una mujer que ordeñaba y le pidió leche. Ella le dijo "tienes las botas manchadas de sangre" y él respondió "vengo de matar unos carneros". Era noviembre de 1937 (un día sin concretar entre el 6 y el 9 de noviembre, de hecho) y los muertos no eran carneros, eran vecinos de las cuencas mineras, casi todos del concejo de Aller, que quedaron tirados en el monte. Solos, muertos, con las caras destrozadas. Se encargó de enterrarlos un hermano de Celestino, poco más se podía hacer en plena guerra, en pleno asedio.

Décadas después, muchas, muchas décadas después fue fácil encontrar el lugar, Celestino se lo sabía de memoria. Es el lugar conocido como Parasimón, en la carretera del Puerto de Pajares, en el concejo de Lena. Se encontró el lugar y la familia Naves Cienfuegos, una de las impulsoras de la exhumación de estos días, quieren pensar que allí se encontrará también el cuerpo de su abuelo Luis Cienfuegos*, que era el Jefe de la Policía Local de Aller. No buscan más que dignificar la memoria de su antepasado y resolver una incógnita que su madre, la hija del asesinado, nunca pudo hacer. Uno de los nietos de Cienfuegos me dijo hace ya unos años: "Sólo una vez la escuché decir a mi madre que le gustaría saber dónde estaba su padre. Para mi es suficiente”. Hoy los Naves Cienfuegos miran con detenimiento y en silencio los trabajos silenciosos del equipo de arqueólogos.

En Lena hay 26 fosas comunes y 500 enterrados. En Parasimón entre ayer y hoy han exhumado 12, calculan que puede haber diez personas más en otro enterramiento en la misma zona, pero quién sabe, si de mano, en este iban a buscar 9 y ya van por 12...

La foto es de las 11:11 de la mañana de hoy, 3 de junio de 2018. Me la manda Elena Ruidíaz, compañera de TPA Noticias destinada en la exhumación. Solo me pone tres palabras: "Pelos de punta".

*Luis Cienfuegos era padre de cinco hijos, natural de Parana (Lena) y residente en Santibañez de Murias (Aller). Hay documentos que lo identifican como militante de Izquierda Republicana, miembro de la Federación de trabajadores de la Tierra (UGT). En la guerra entró en el Batallón de milicias de la República nº 226 "Manuel Llaneza" y al ser dado de baja pasa a desempeñar el trabajo de empleado de Arbitrios en el Ayuntamiento de Aller.

PD: Los habrá que digan que esto es reabrir heridas, pero qué queréis que os diga, yo creo que es cerrarlas. España es, solo detrás de Camboya, el país del mundo con más fosas comunes con cuerpos sin identificar. Y el tiempo corre en nuestra contra. Los Celestinos que nos dan las claves, se nos están yendo...

Fuente: https://www.facebook.com/photo.php?...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Estamos trabajando el doble que los campesinos de la Edad Media

Tortuga Antimilitar - 6 June, 2018 - 00:00

Iñaki Berazaluce

El trabajador español del siglo XXI que cumple su horario, si es que existe tal ejemplar, disfruta de 22 días de vacaciones al año, gracias a una de las legislaciones más “generosas” del mundo. Una semana menos que nuestros vecinos franceses pero quince días más que los chinos, mexicanos y japoneses, los trabajadores que tienen menos vacaciones pagadas del mundo.

Si sumamos a estos 22 días los fines de semana, fiestas de guardar y puentes diversos, estamos trabajando algo más de 222 días al año, unas 1.780 horas, sin contar las horas extra. En comparación, un trabajador de la Edad Media no dedicaba más de 140 o 150 días al año a trabajar, y empleaba el resto del tiempo en descansar… y celebrar. A partir de los relatos de la época, los historiadores concluyen que un campesino español en la Alta Edad Media podía disfrutar de cinco meses de vacaciones. En aquellos tiempos el 75% de los trabajadores se dedicaban a las tareas del campo, ahora menos del 3% en sociedades post industriales.

Si tenemos la sensación de que ahora disfrutamos de mucho más ocio que “antes” es porque es verdad… dependiendo de dónde situemos ese “antes”. Desde la llegada de la Revolución Industrial es indudable que la cantidad de horas trabajadas ha ido descendiendo drásticamente, desde las 70 horas semanales que curraba un trabajador industrial en EE.UU. o Europa en 1840 a las 40 horas que laboraba un siglo después, a partir de 1940. España fue el primer país europeo en adoptar la jornada laboral de 8 horas, en 1919, a raíz de una huelga en La Canadiense, en Barcelona.

Los sindicatos y partidos que exigieron la jornada de 40 horas a principios del siglo XX no estaban pidiendo un imposible, sino un retorno a lo que se consideraba normal durante siglos y que sólo la irrupción del capitalismo convirtió en excepcional. Según el economista Juliet Shor, durante períodos de altos salarios, como en el siglo XIV inglés, los campesinos no necesitaban trabajar más de 150 días al año. Bien es cierto que con esa labor se mantenían en un estado próximo a la subsistencia, pero ¿para qué necesitaba más? Tampoco había demasiadas opciones para consumir.

La Iglesia, preocupada por las posibles rebeliones del pueblo, impulsó numerosas vacaciones obligatorias: “Las bodas y nacimientos suponían una semana de vacaciones (para todo el pueblo), regadas con abundante cerveza, además de juglares y eventos deportivos. El domingo era día libre, claro, y una vez la cosecha había acabado el campesino tenía todo el tiempo de descanso hasta la siguiente cosecha”.

“La economía pre-capitalista estaba inscrita en los ritmos de una sociedad predominantemente agraria, modesta y humilde, desconocedora de la abundancia material y tecnológica de la que disfrutamos en la actualidad, pero rica al parecer en tiempo libre”, escribe Luis B. en Agencia Tigris. “Se estima que la media de tiempo libre en el Reino Unido, Francia y España era de aproximadamente 100 días, 180 y 150 respectivamente”.

Ojo, que con esta comparación no estamos sugiriendo un retorno a los “felices tiempos de la Edad Media”. Ya sabemos que la vida en el pasado era, en esencia, una mierda pinchada en un palo. Pero lo cierto es que en aquellas vidas “desagradables, brutales y breves” (Hobbes dixit) disfrutaban mucho más del ocio que nosotros, los felices habitantes del “futuro”.

Con información de Business Insider, Historia de Iberia Vieja, Lost Kingdom, Agencia Tigris, La Pizarra de Yuri y Capital Humano.

http://blogs.publico.es/strambotic/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas