Historically, Australian medical schools have followed the British tradition by conferring the degrees of Bachelor of Medicine and Bachelor of Surgery (MBBS) to its graduates whilst reserving the title of Doctor of Medicine (MD) for their research training degree, analogous to the PhD, or for their honorary doctorates. A notable exception is the Bachelor of Medicine (BMed) joint program of the University of Newcastle and the University of New England. Although the majority of Australian MBBS degrees have been graduate programs since the 1990s, under the previous Australian Qualifications Framework (AQF) they remained categorised as Level 7 Bachelor degrees together with other undergraduate programs. The latest version of the AQF includes the new kamagra ireland buy kamagra category of Level 9 Master's degrees (Extended) which permits the use of the term 'Doctor' in the styling of the degree title of relevant professional programs.





antimilitaristas.org

Distribuir contido
Actualizado: hace 15 min 17 seg

Dossier informativo NO A HOMSEC

14 February, 2017 - 12:24
Categorías: antimilitar

Europa ante l@s refugiad@s: Políticas de acogida y alternativas

23 January, 2017 - 09:04

Zaragoza Acoge- Bienvenidxs Refugiadxs ha organizado el pasado 19 de enero de 2017 esta charla debate en la que se diserta sobre las políticas europeas de acogida, la vulneración de derechos que representa el acuerdo UE- Turquía y alternativas al mismo, y de las campañas de Amnistía internacional a favor de la población desplazada que necesita ser refugiada.

Por una parte, el abogado zaragozano especialista en derecho migratorio e internacional, Pascual Aguelo aborda, en primer lugar, las causas de dichos desplazamientos, una parte de ellos provocados por los conflictos armados. Posteriormente, detalla los instrumentos jurídicos internacionales, regionales (Sistema Europeo Común de Asilo: SECA) y nacionales de protección de los diversos colectivos migrantes. Y, por último, propone medidas concretas para su regulación en los Estados de acogida.

Por su parte, Raquel Ornat, miembro de Amnistía Internacional (AI), detalla las propuestas de la organización en favor de lxs refugiadxs y, en especial, explicará la campaña “Yo acojo”. Una iniciativa a nivel mundial que exige que los Estados brinden protección a las personas refugiadas con garantía de respeto hacia sus derechos.

https://www.ivoox.com/europa-ante-l...

Migración y Asilo. P.A.
Alternativas AI. R. Ornat
Categorías: antimilitar

Europa ante l@s refugiad@s: Políticas de acogida y alternativas

23 January, 2017 - 09:04

Zaragoza Acoge- Bienvenidxs Refugiadxs ha organizado el pasado 19 de enero de 2017 esta charla debate en la que se diserta sobre las políticas europeas de acogida, la vulneración de derechos que representa el acuerdo UE- Turquía y alternativas al mismo, y de las campañas de Amnistía internacional a favor de la población desplazada que necesita ser refugiada.

Por una parte, el abogado zaragozano especialista en derecho migratorio e internacional, Pascual Aguelo aborda, en primer lugar, las causas de dichos desplazamientos, una parte de ellos provocados por los conflictos armados. Posteriormente, detalla los instrumentos jurídicos internacionales, regionales (Sistema Europeo Común de Asilo: SECA) y nacionales de protección de los diversos colectivos migrantes. Y, por último, propone medidas concretas para su regulación en los Estados de acogida.

Por su parte, Raquel Ornat, miembro de Amnistía Internacional (AI), detalla las propuestas de la organización en favor de lxs refugiadxs y, en especial, explicará la campaña “Yo acojo”. Una iniciativa a nivel mundial que exige que los Estados brinden protección a las personas refugiadas con garantía de respeto hacia sus derechos.

https://www.ivoox.com/europa-ante-l...

Migración y Asilo. P.A.
Alternativas AI. R. Ornat
Categorías: antimilitar

Anticiclón en Las Bardenas

20 January, 2017 - 09:51

En esta heladora semana, en la que las bajas temperaturas y el cierzo han barrido las plazas y calles de la Ribera, hemos sufrido un extraño fenómeno de calentamiento ambiental en una de nuestras joyas naturales, las Bardenas. Más concretamente en su parte más fea, el polígono de tiro.

En esta semana hemos asistido a la visita del nuevo y honorabilísimo presidente de la comunidad de Bardenas al Ministerio de Defensa para hacer algo que no se había hecho nunca hasta ahora “Abrir una línea de colaboración medioambiental” (ironía).

Esta historia la han contado tantas veces de igual manera que no perderemos mucho tiempo, simplemente denunciaremos que durante años se ha estado bombardeando en época de nidificación de aves, hecho que reconoció la propia comunidad de Bardenas al hacer una petición a defensa para que no bombardease en esas fechas. Que nos enseñen los datos de años anteriores y se dejen de  decir como loros que cumplen la ISO.

También aprovecharon para marcar terreno, anunciando su voluntad de mantener el polígono hasta 2028, nada nuevo. Lo resaltable de esta visita es que se haga pública a escasas horas de la visita, por parte de una representación del Parlamento de Navarra, a las instalaciones militares en un claro gesto de “aquí mando yo y tú eres un turista”.

A esta visita que fue propuesta en su día por Izquierda Ezkerra, y pedida formalmente por PP PSN y UPN (EL triángulo del régimen) que han acudido a la visita. No ha acudido ni Bildu, que saco una nota de prensa explicando sus motivos, ni IE que justifica su no asistencia en su postura antimilitarista, pese a ser ellos mismos quienes sugirieron realizar la visita en sede parlamentaria.

Además del mencionado triángulo ha acudido a la visita una representante de Podemos, lo hacía para hacer unas preguntas, aunque no han transcendido mucho al estar publicadas únicamente en su web. Esperamos la publicación de las respuestas con impaciencia.

También ha asistido Geroa Bai, que pedía a Defensa el cumplimiento del compromiso de “Revisar el contrato en 2018”, según nos ha informado la prensa local.

Desde BardenasYa no éramos conscientes de la existencia de tal compromiso, de lo que si somos conscientes es del motivo de tanto ruido por parte del Ministerio de Defensa, tienen miedo.

Tienen miedo porque saben que al calor de las estufas somos muchas y muchos los que desde hace tiempo venimos haciendo una labor de hormiguitas en contra del polígono.

Tienen miedo porque saben que cada vez somos más y más las que nos estamos uniendo. Pero sobre todo tienen miedo porque saben que ya estamos a punto de terminar una nueva colmena mas grande y fuerte que las anteriores. Por mucho que ladren y pataleen pronto saldremos del agujero…

NO TE QUEDES FUERA, ÚNETE AL FRENTE COMÚN CONTRA EL POLíGONO DE TIRO.

http://bardenasya.blogspot.com.es/

Categorías: antimilitar

Anticiclón en Las Bardenas

20 January, 2017 - 09:51

En esta heladora semana, en la que las bajas temperaturas y el cierzo han barrido las plazas y calles de la Ribera, hemos sufrido un extraño fenómeno de calentamiento ambiental en una de nuestras joyas naturales, las Bardenas. Más concretamente en su parte más fea, el polígono de tiro.

En esta semana hemos asistido a la visita del nuevo y honorabilísimo presidente de la comunidad de Bardenas al Ministerio de Defensa para hacer algo que no se había hecho nunca hasta ahora “Abrir una línea de colaboración medioambiental” (ironía).

Esta historia la han contado tantas veces de igual manera que no perderemos mucho tiempo, simplemente denunciaremos que durante años se ha estado bombardeando en época de nidificación de aves, hecho que reconoció la propia comunidad de Bardenas al hacer una petición a defensa para que no bombardease en esas fechas. Que nos enseñen los datos de años anteriores y se dejen de  decir como loros que cumplen la ISO.

También aprovecharon para marcar terreno, anunciando su voluntad de mantener el polígono hasta 2028, nada nuevo. Lo resaltable de esta visita es que se haga pública a escasas horas de la visita, por parte de una representación del Parlamento de Navarra, a las instalaciones militares en un claro gesto de “aquí mando yo y tú eres un turista”.

A esta visita que fue propuesta en su día por Izquierda Ezkerra, y pedida formalmente por PP PSN y UPN (EL triángulo del régimen) que han acudido a la visita. No ha acudido ni Bildu, que saco una nota de prensa explicando sus motivos, ni IE que justifica su no asistencia en su postura antimilitarista, pese a ser ellos mismos quienes sugirieron realizar la visita en sede parlamentaria.

Además del mencionado triángulo ha acudido a la visita una representante de Podemos, lo hacía para hacer unas preguntas, aunque no han transcendido mucho al estar publicadas únicamente en su web. Esperamos la publicación de las respuestas con impaciencia.

También ha asistido Geroa Bai, que pedía a Defensa el cumplimiento del compromiso de “Revisar el contrato en 2018”, según nos ha informado la prensa local.

Desde BardenasYa no éramos conscientes de la existencia de tal compromiso, de lo que si somos conscientes es del motivo de tanto ruido por parte del Ministerio de Defensa, tienen miedo.

Tienen miedo porque saben que al calor de las estufas somos muchas y muchos los que desde hace tiempo venimos haciendo una labor de hormiguitas en contra del polígono.

Tienen miedo porque saben que cada vez somos más y más las que nos estamos uniendo. Pero sobre todo tienen miedo porque saben que ya estamos a punto de terminar una nueva colmena mas grande y fuerte que las anteriores. Por mucho que ladren y pataleen pronto saldremos del agujero…

NO TE QUEDES FUERA, ÚNETE AL FRENTE COMÚN CONTRA EL POLíGONO DE TIRO.

http://bardenasya.blogspot.com.es/

Categorías: antimilitar

Patxi López y la Insumisión (1991)

19 January, 2017 - 09:44
Categorías: antimilitar

Patxi López y la Insumisión (1991)

19 January, 2017 - 09:44
Categorías: antimilitar

Declaración de la red anarquista Black Rose contra la conquista de Alepo Oriental por el régimen de Assad

28 December, 2016 - 17:48

Publicado orginalmente en inglés el 26 de diciembre de 2016 en http://www.blackrosefed.org/assad-regimes-conquest-eastern-aleppo/

Los miembros del Comité de Solidaridad Rojava-Siria de Rosa Negra (BRRN-RSSC) condenan con la máxima contundencia al régimen de Bashar al-Assad y a sus aliados rusos e iraníes por su reciente conquista de Alepo Oriental. Esta brutal derrota de los rebeldes de Alepo, tanto seculares como islámicos, ha sido el resultado de un bombardeo y un asedio masivos indiscriminados por parte del régimen sirio y las fuerzas rusas e iraníes aliadas contra una población civil de 250.000 personas en los últimos meses. El 12 de diciembre de 2016, esta despiadada política de «tierra quemada» dirigida contra Alepo Oriental produjo una derrota final de los rebeldes, además de un «acuerdo» estipulando supuestamente su evacuación con las familias hacia áreas seguras. Informes fidedignos, sin embargo, advierten que, en numerosos casos, las fuerzas victoriosas de Assad y sus aliados no han observado estas anunciadas treguas desde la captura del resto de la ciudad: se les acusa de hacer desaparecer por la fuerza a cientos de hombres y niños desde que retomaron las restantes áreas donde había presencia rebelde dentro de la milenaria ciudadela. La derrota de los defensores de lo que antes se conocía como «Alepo Libre» ha sido alcanzada por los métodos más crueles, que incluían la destrucción ilícita de vidas humanas, especialmente las de niños, mediante el bombardeo aéreo masivo del régimen y ruso, y los ataques de artillería a los distritos rebeldes. Las extensas atrocidades de las que están acusadas las fuerzas militares y paramilitares sirias que han tomado Alepo Este coinciden con el modus operandi general de terror despótico del régimen de Assad, que ha dado lugar a una cifra estimada de 60.000 desapariciones forzadas desde el comienzo de la Revolución Siria en marzo de 2011.

El RSSC reconoce claramente que la Revolución Siria existe y continúa, incluso en medio de la pérdida de Alepo a manos de las fuerzas del régimen. La devastadora caída de Alepo y el enorme sufrimiento humano que ha sufrido representan tragedias de inmensas proporciones que no pueden ser ignoradas por los revolucionarios y revolucionarias o la humanidad en general. Esta «victoria» para el régimen de Assad y sus crímenes contra la humanidad también anticipan consecuencias en general negativas para la revolución siria. Con la reciente captura por parte del Estado de Alepo y de Daraya hace cuatro meses, quedan pocas ciudades importantes de Siria que permanezcan fuera del alcance dictatorial de Assad. Salvo Rojava y el territorio todavía ocupado por el Estado Islámico, solamente Idlib y otras ciudades más pequeñas siguen bajo control rebelde. Desde los espacios saqueados, la destrucción de las necesidades básicas y el resurgimiento de las enfermedades raras hasta las desapariciones, las ejecuciones en masa, el enterramiento bajo los escombros de los edificios derrumbado, o el hecho de que sólo un hospital funcione en una ciudad de casi 2 millones... La gente se enfrenta a dos opciones posibles; o escapar de la guerra o luchar en ella. En cuanto a la lucha armada, deseamos aclarar que la tan denostada y ultraderechista Fatah al-Sham (anteriormente Jabhat al-Nusra o JAN) mantuvo una clara minoría dentro de las fuerzas rebeldes de Alepo Este, y que de hecho había sido expulsada del área por los revolucionarios organizados durante casi un año hasta el verano pasado, cuando se reagrupó para ayudar a romper el asedio mantenido por Assad y sus aliados, lo que lleva al resultado final que ahora observamos. En paralelo, los rebeldes del este de Alepo expulsaron a las fuerzas del Estado islámicos de la zona ya en 2014. En virtud de las circunstancias creadas por líderes autoritarios como Assad y los estados imperialistas como EEUU y Rusia, hay que apoyar a los refugiados a toda costa, y de todas las maneras que podamos. Es de esperar que Assad y sus aliados militares rusos e iraníes ahora repetirán el terror ejercido contra la población civil de Alepo Este, bombardeando de manera similar el resto de ciudades de mayoría suní y a la población hasta su sometimiento y llevando a cabo desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias en masa.


Refugiados de Alepo - crédito Abdalrhman Ismail / Reuters

Al reflexionar sobre la caída de Alepo, debemos criticar el papel que el Partido de la Unión Democrática Kurda (PYD) y sus mundialmente conocidas milicias YPG e YPJ, jugaron en este proceso. Mientras que la izquierda antiautoritaria internacional ha aclamado acertadamente a la Revolución de Rojava (2012-presente) como un proceso emancipador que recuerda a la Revolución española de 1936-1939, se ha prestado menos atención a la relación entre Rojava y el régimen sirio. La verdad es que los innegables logros de la Revolución del Kurdistán sirio fueron posibles gracias a la retirada de las fuerzas de Assad de la región noreste de Siria en 2012.Todo lo contrario por desgracia que la situación de la Revolución Siria, con las pérdidas masivas durante estos mismos años de los movimientos de la mayoría árabe suní en las regiones del país levantadas contra Assad. De hecho, algunos comentaristas críticos han acusado al PYD, ya sea por permanecer «neutral» o incluso ponerse abiertamente del lado del régimen desde 2012. En lo que respecta a Alepo, se acusa a las milicias del PYD de haber conspirado con Assad y sus diversos aliados internacionales reaccionarios para el desmantelamiento de sistema del consejos de Alepo Este y de ayudar a llevar el distrito de la ciudad de nuevo bajo el control del estado. Deseamos investigar más estas afirmaciones sobre las acciones de las milicias del PYD en Alepo, expresando nuestra preocupación, y declaramos nuestro apoyo -salvo en algunos de los aspectos militares del PYD- al movimiento TEV-DEM que lucha para implementar el confederalismo democrática mediante la construcción de poder popular basado en las comunas y concejos de la región, así como a los elementos específicamente feministas de la Revolución de Rojava.

En medio de este giro negativo de los acontecimientos posteriores a la caída de Alepo -el silenciamiento de las revoluciones árabes, tal vez, al menos en este momento- reconocemos la dignidad de la resistencia de la defensa civil de Siria a las atrocidades de Assad, Rusia, Irán y sus milicias aliadas. Declaramos nuestro apoyo a la revolución siria que se mantiene viva en los restantes Comités Locales de Coordinación (LCC) y en los esfuerzos paralelos de autoorganización, así como en el martirio de las personas muertas desde el inicio de la revolución y su desarrollo en una guerra civil regional/mundial . Denunciamos el terrible desprecio por la vida humana demostrado por el Estado contrarrevolucionario y las fuerzas militares internacionales en Alepo y en gran parte de Siria. Exigimos el cese inmediato de las ventas y transferencias de armas al régimen de Assad y la retirada de los militares rusos e iraníes y las milicias chiítas iraquíes, libanesas y afganas que están sosteniendo una dictadura que se tambalea, además de la cancelación del apoyo de EE.UU y la OTAN a las milicias kurdas y el apoyo económico y militar a los rebeldes islámicos de derecha por parte de Turquía, Arabia Saudí, Qatar y el resto de monarquías reaccionarios del Golfo. Creemos que sólo despejando Siria de todas las intervenciones imperialistas se logrará avanzar hacia la justicia y la liberación, ya que estas fuerzas imperialistas inevitablemente sólo causarán una degradación de las estrategias emancipadoras, y contribuirán a un aumento de la guerra entre potencias. Apoyamos además la investigación inmediata y el enjuiciamiento de Assad y sus aliados por sus violaciones del derecho internacional y natural. Animamos a nuestros camaradas y lectores en todas partes a que se organicen a favor de los refugiados sirios y de la revolución amenazada, contra la intervención extranjera y el militarismo en Siria, así como contra el resurgimiento fascista de Assad.


Alepo Este - crédito Omar Sanadiki / Reuters

الشعب يريد إسقاط النظام ¡Al-sha'ab yourid isqat al-nizam! «¡El pueblo quiere la caída del régimen!»

El Comité de Solidaridad Rojava-Siria de Rosa Negra / Black Rose

Categorías: antimilitar

Declaración de la red anarquista Black Rose contra la conquista de Alepo Oriental por el régimen de Assad

28 December, 2016 - 17:48

Publicado orginalmente en inglés el 26 de diciembre de 2016 en http://www.blackrosefed.org/assad-regimes-conquest-eastern-aleppo/

Los miembros del Comité de Solidaridad Rojava-Siria de Rosa Negra (BRRN-RSSC) condenan con la máxima contundencia al régimen de Bashar al-Assad y a sus aliados rusos e iraníes por su reciente conquista de Alepo Oriental. Esta brutal derrota de los rebeldes de Alepo, tanto seculares como islámicos, ha sido el resultado de un bombardeo y un asedio masivos indiscriminados por parte del régimen sirio y las fuerzas rusas e iraníes aliadas contra una población civil de 250.000 personas en los últimos meses. El 12 de diciembre de 2016, esta despiadada política de «tierra quemada» dirigida contra Alepo Oriental produjo una derrota final de los rebeldes, además de un «acuerdo» estipulando supuestamente su evacuación con las familias hacia áreas seguras. Informes fidedignos, sin embargo, advierten que, en numerosos casos, las fuerzas victoriosas de Assad y sus aliados no han observado estas anunciadas treguas desde la captura del resto de la ciudad: se les acusa de hacer desaparecer por la fuerza a cientos de hombres y niños desde que retomaron las restantes áreas donde había presencia rebelde dentro de la milenaria ciudadela. La derrota de los defensores de lo que antes se conocía como «Alepo Libre» ha sido alcanzada por los métodos más crueles, que incluían la destrucción ilícita de vidas humanas, especialmente las de niños, mediante el bombardeo aéreo masivo del régimen y ruso, y los ataques de artillería a los distritos rebeldes. Las extensas atrocidades de las que están acusadas las fuerzas militares y paramilitares sirias que han tomado Alepo Este coinciden con el modus operandi general de terror despótico del régimen de Assad, que ha dado lugar a una cifra estimada de 60.000 desapariciones forzadas desde el comienzo de la Revolución Siria en marzo de 2011.

El RSSC reconoce claramente que la Revolución Siria existe y continúa, incluso en medio de la pérdida de Alepo a manos de las fuerzas del régimen. La devastadora caída de Alepo y el enorme sufrimiento humano que ha sufrido representan tragedias de inmensas proporciones que no pueden ser ignoradas por los revolucionarios y revolucionarias o la humanidad en general. Esta «victoria» para el régimen de Assad y sus crímenes contra la humanidad también anticipan consecuencias en general negativas para la revolución siria. Con la reciente captura por parte del Estado de Alepo y de Daraya hace cuatro meses, quedan pocas ciudades importantes de Siria que permanezcan fuera del alcance dictatorial de Assad. Salvo Rojava y el territorio todavía ocupado por el Estado Islámico, solamente Idlib y otras ciudades más pequeñas siguen bajo control rebelde. Desde los espacios saqueados, la destrucción de las necesidades básicas y el resurgimiento de las enfermedades raras hasta las desapariciones, las ejecuciones en masa, el enterramiento bajo los escombros de los edificios derrumbado, o el hecho de que sólo un hospital funcione en una ciudad de casi 2 millones... La gente se enfrenta a dos opciones posibles; o escapar de la guerra o luchar en ella. En cuanto a la lucha armada, deseamos aclarar que la tan denostada y ultraderechista Fatah al-Sham (anteriormente Jabhat al-Nusra o JAN) mantuvo una clara minoría dentro de las fuerzas rebeldes de Alepo Este, y que de hecho había sido expulsada del área por los revolucionarios organizados durante casi un año hasta el verano pasado, cuando se reagrupó para ayudar a romper el asedio mantenido por Assad y sus aliados, lo que lleva al resultado final que ahora observamos. En paralelo, los rebeldes del este de Alepo expulsaron a las fuerzas del Estado islámicos de la zona ya en 2014. En virtud de las circunstancias creadas por líderes autoritarios como Assad y los estados imperialistas como EEUU y Rusia, hay que apoyar a los refugiados a toda costa, y de todas las maneras que podamos. Es de esperar que Assad y sus aliados militares rusos e iraníes ahora repetirán el terror ejercido contra la población civil de Alepo Este, bombardeando de manera similar el resto de ciudades de mayoría suní y a la población hasta su sometimiento y llevando a cabo desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias en masa.


Refugiados de Alepo - crédito Abdalrhman Ismail / Reuters

Al reflexionar sobre la caída de Alepo, debemos criticar el papel que el Partido de la Unión Democrática Kurda (PYD) y sus mundialmente conocidas milicias YPG e YPJ, jugaron en este proceso. Mientras que la izquierda antiautoritaria internacional ha aclamado acertadamente a la Revolución de Rojava (2012-presente) como un proceso emancipador que recuerda a la Revolución española de 1936-1939, se ha prestado menos atención a la relación entre Rojava y el régimen sirio. La verdad es que los innegables logros de la Revolución del Kurdistán sirio fueron posibles gracias a la retirada de las fuerzas de Assad de la región noreste de Siria en 2012.Todo lo contrario por desgracia que la situación de la Revolución Siria, con las pérdidas masivas durante estos mismos años de los movimientos de la mayoría árabe suní en las regiones del país levantadas contra Assad. De hecho, algunos comentaristas críticos han acusado al PYD, ya sea por permanecer «neutral» o incluso ponerse abiertamente del lado del régimen desde 2012. En lo que respecta a Alepo, se acusa a las milicias del PYD de haber conspirado con Assad y sus diversos aliados internacionales reaccionarios para el desmantelamiento de sistema del consejos de Alepo Este y de ayudar a llevar el distrito de la ciudad de nuevo bajo el control del estado. Deseamos investigar más estas afirmaciones sobre las acciones de las milicias del PYD en Alepo, expresando nuestra preocupación, y declaramos nuestro apoyo -salvo en algunos de los aspectos militares del PYD- al movimiento TEV-DEM que lucha para implementar el confederalismo democrática mediante la construcción de poder popular basado en las comunas y concejos de la región, así como a los elementos específicamente feministas de la Revolución de Rojava.

En medio de este giro negativo de los acontecimientos posteriores a la caída de Alepo -el silenciamiento de las revoluciones árabes, tal vez, al menos en este momento- reconocemos la dignidad de la resistencia de la defensa civil de Siria a las atrocidades de Assad, Rusia, Irán y sus milicias aliadas. Declaramos nuestro apoyo a la revolución siria que se mantiene viva en los restantes Comités Locales de Coordinación (LCC) y en los esfuerzos paralelos de autoorganización, así como en el martirio de las personas muertas desde el inicio de la revolución y su desarrollo en una guerra civil regional/mundial . Denunciamos el terrible desprecio por la vida humana demostrado por el Estado contrarrevolucionario y las fuerzas militares internacionales en Alepo y en gran parte de Siria. Exigimos el cese inmediato de las ventas y transferencias de armas al régimen de Assad y la retirada de los militares rusos e iraníes y las milicias chiítas iraquíes, libanesas y afganas que están sosteniendo una dictadura que se tambalea, además de la cancelación del apoyo de EE.UU y la OTAN a las milicias kurdas y el apoyo económico y militar a los rebeldes islámicos de derecha por parte de Turquía, Arabia Saudí, Qatar y el resto de monarquías reaccionarios del Golfo. Creemos que sólo despejando Siria de todas las intervenciones imperialistas se logrará avanzar hacia la justicia y la liberación, ya que estas fuerzas imperialistas inevitablemente sólo causarán una degradación de las estrategias emancipadoras, y contribuirán a un aumento de la guerra entre potencias. Apoyamos además la investigación inmediata y el enjuiciamiento de Assad y sus aliados por sus violaciones del derecho internacional y natural. Animamos a nuestros camaradas y lectores en todas partes a que se organicen a favor de los refugiados sirios y de la revolución amenazada, contra la intervención extranjera y el militarismo en Siria, así como contra el resurgimiento fascista de Assad.


Alepo Este - crédito Omar Sanadiki / Reuters

الشعب يريد إسقاط النظام ¡Al-sha'ab yourid isqat al-nizam! «¡El pueblo quiere la caída del régimen!»

El Comité de Solidaridad Rojava-Siria de Rosa Negra / Black Rose

Categorías: antimilitar

Desplazamiento forzoso: el menor de dos crímenes en Alepo (Mansour Omari)

23 December, 2016 - 18:32

Mansour Omari, Enab Baladi in English, 16/12/2016

Después de un largo silencio ensordecedor y la inacción del mundo hacia los horrendos crímenes de Assad y Putin en la ciudad de Alepo, la comunidad internacional habló, exigiendo un crimen adicional.

Hoy empezó la puesta en práctica del acuerdo para permitir que se marche la poblacion de Alepo. Aunque este acuerdo salva de una masacre inminente a los que quedaron en las zonas controladas por la oposición en la ciudad de Alepo, refleja el acuerdo internacional sobre un crimen.

Salvar vidas es una prioridad urgente, por supuesto, pero la evacuación de la población de Alepo supone un crimen de guerra y un crimen contra la humanidad de desplazamiento forzoso, y la comunidad internacional y las Naciones Unidas lo están viendo. Este delito está prohibido por el «Derecho Internacional Humanitario», 7 resoluciones del Consejo de Seguridad y otros acuerdos internacionales. Estos principios teóricos de las Naciones Unidas e internacionales de protección resultaron inútiles para ayudar a las personas de Alepo a evitar ser desplazados forzosamente de sus tierras. Todos esos principios fueron reemplazados por un solo principio: «Assad, o quemamos el país», que fue lanzado por el régimen sirio en los primeros días del inicio de las reivindicaciones populares legítimas en Siria en marzo de 2011.

El régimen sirio y sus aliados impusieron un estrecho bloqueo en las zonas de la oposición en Alepo, y lanzaron una violenta ofensiva militar contra ellos. La Fuerza Aérea de Rusia y su experiencia, así como grupos militantes sectarios, entre ellos el «Hezbollah» libanés y el «Movimiento Nujabaa» iraquí dirigido por un oficial iraní, contribuyeron a esta campaña de terror contra los sirios en Alepo.

El asedio, los bombardeos de artillería indiscriminados y los intensos ataques aéreos rusos mataron y desplazaron a miles de civiles, incluidos niños y mujeres. El bombardeo destruyó la infraestructura de la zona y se dirigió a escuelas, hospitales y estructuras civiles.

El régimen y sus aliados siguieron la política de tierra quemada y bombardeos indiscriminados, con el propósito de destruir la infraestructura en las áreas controladas por la oposición y aterrorizar a los civiles. Esta campaña de terror llevó al desplazamiento de decenas de miles de personas que huyeron hacia las zonas del régimen para escapar de su bombardeo y el resto de alrededor de 70 mil civiles quedaron atrapados en un lugar muy pequeño y sometidos a bombardeos bárbaros sin descanso, que incluso utilizan armas prohibidas internacionalmente.

El silencio de la comunidad internacional contra este horrible crimen suscita la sospecha de la existencia de un acuerdo previo sobre la decisión de permitir que el régimen sirio tome la ciudad de Alepo. Las facciones armadas de oposición y grupos alrededor de Alepo, también guardaron silencio y no hicieron nada para salvar a los civiles atrapados ni siquiera para atacar a las tropas que los sitiaban. Las poblaciones árabes, islámicos y occidentales también guardaban silencio.

Los civiles que permanecían en el sitiado Alepo perdieron la esperanza de ser rescatados de una eminente masacre y llegaron al convencimiento de que nadie en el mundo haría nada para protegerlos de la máquina asesina sirio-rusa.

La gente de Alepo aceptó ser desplazada por la fuerza. Acepto un crimen adicional contra ellos, y aceptó el menor de los dos crímenes. En ese momento, comenzó a llamar a quienes les escuchaban para asegurar corredores seguros para poder escapar de la masacre.

Los países árabes y europeos han sido testigos de protestas y eventos en defensa de la población de Alepo. Religiosos, parlamentarios, organizaciones internacionales y gobiernos y jefes de Estado condenaron los crímenes rusos y sirios y exigieron que se detuvieran y proteger a los civiles o asegurar la salida a donde quisieran.

Turquía y Rusia han llegado a un acuerdo para asegurar un corredor seguro para la población de Alepo, después de que Rusia también recibiera exigencias de los gobiernos europeos y estadounidense para que asumiera la responsabilidad de proteger a los civiles.

El régimen sirio y el gobierno ruso son los únicos que supervisaron el desplazamiento. Ni las organizaciones internacionales, ni otros gobiernos, ni siquiera las Naciones Unidas interfirieron en los procedimientos del desplazamiento. Aunque Rusia pidió a la ONU que ayudara en la evacuación de civiles. Rusia y el régimen sirio serán los responsables de este crimen.

Después de que el régimen de Assad complete su control en las áreas de oposición en Alepo, las víctimas podrían perder una cantidad tremenda de evidencia tangible de los crímenes cometidos por el régimen y sus aliados en su contra. Assad enterrará la evidencia con los restos de las víctimas de sus crímenes.

Lo que queda es un llamamiento para recopilar y preservar las pruebas disponibles y documentar este crimen, hasta el momento en que Siria sea remitida a la Corte Penal Internacional. La impunidad causada por la falta de pruebas, equivale a otro delito contra las víctimas.

Fotografías aéreas de los convoyes para evacuar a los heridos de la sitiada ciudad de Alepo a la campiña occidental de Alepo, 15 de diciembre de 2016 (Aleppo media center)

Categorías: antimilitar

Desplazamiento forzoso: el menor de dos crímenes en Alepo (Mansour Omari)

23 December, 2016 - 18:32

Mansour Omari, Enab Baladi in English, 16/12/2016

Después de un largo silencio ensordecedor y la inacción del mundo hacia los horrendos crímenes de Assad y Putin en la ciudad de Alepo, la comunidad internacional habló, exigiendo un crimen adicional.

Hoy empezó la puesta en práctica del acuerdo para permitir que se marche la poblacion de Alepo. Aunque este acuerdo salva de una masacre inminente a los que quedaron en las zonas controladas por la oposición en la ciudad de Alepo, refleja el acuerdo internacional sobre un crimen.

Salvar vidas es una prioridad urgente, por supuesto, pero la evacuación de la población de Alepo supone un crimen de guerra y un crimen contra la humanidad de desplazamiento forzoso, y la comunidad internacional y las Naciones Unidas lo están viendo. Este delito está prohibido por el «Derecho Internacional Humanitario», 7 resoluciones del Consejo de Seguridad y otros acuerdos internacionales. Estos principios teóricos de las Naciones Unidas e internacionales de protección resultaron inútiles para ayudar a las personas de Alepo a evitar ser desplazados forzosamente de sus tierras. Todos esos principios fueron reemplazados por un solo principio: «Assad, o quemamos el país», que fue lanzado por el régimen sirio en los primeros días del inicio de las reivindicaciones populares legítimas en Siria en marzo de 2011.

El régimen sirio y sus aliados impusieron un estrecho bloqueo en las zonas de la oposición en Alepo, y lanzaron una violenta ofensiva militar contra ellos. La Fuerza Aérea de Rusia y su experiencia, así como grupos militantes sectarios, entre ellos el «Hezbollah» libanés y el «Movimiento Nujabaa» iraquí dirigido por un oficial iraní, contribuyeron a esta campaña de terror contra los sirios en Alepo.

El asedio, los bombardeos de artillería indiscriminados y los intensos ataques aéreos rusos mataron y desplazaron a miles de civiles, incluidos niños y mujeres. El bombardeo destruyó la infraestructura de la zona y se dirigió a escuelas, hospitales y estructuras civiles.

El régimen y sus aliados siguieron la política de tierra quemada y bombardeos indiscriminados, con el propósito de destruir la infraestructura en las áreas controladas por la oposición y aterrorizar a los civiles. Esta campaña de terror llevó al desplazamiento de decenas de miles de personas que huyeron hacia las zonas del régimen para escapar de su bombardeo y el resto de alrededor de 70 mil civiles quedaron atrapados en un lugar muy pequeño y sometidos a bombardeos bárbaros sin descanso, que incluso utilizan armas prohibidas internacionalmente.

El silencio de la comunidad internacional contra este horrible crimen suscita la sospecha de la existencia de un acuerdo previo sobre la decisión de permitir que el régimen sirio tome la ciudad de Alepo. Las facciones armadas de oposición y grupos alrededor de Alepo, también guardaron silencio y no hicieron nada para salvar a los civiles atrapados ni siquiera para atacar a las tropas que los sitiaban. Las poblaciones árabes, islámicos y occidentales también guardaban silencio.

Los civiles que permanecían en el sitiado Alepo perdieron la esperanza de ser rescatados de una eminente masacre y llegaron al convencimiento de que nadie en el mundo haría nada para protegerlos de la máquina asesina sirio-rusa.

La gente de Alepo aceptó ser desplazada por la fuerza. Acepto un crimen adicional contra ellos, y aceptó el menor de los dos crímenes. En ese momento, comenzó a llamar a quienes les escuchaban para asegurar corredores seguros para poder escapar de la masacre.

Los países árabes y europeos han sido testigos de protestas y eventos en defensa de la población de Alepo. Religiosos, parlamentarios, organizaciones internacionales y gobiernos y jefes de Estado condenaron los crímenes rusos y sirios y exigieron que se detuvieran y proteger a los civiles o asegurar la salida a donde quisieran.

Turquía y Rusia han llegado a un acuerdo para asegurar un corredor seguro para la población de Alepo, después de que Rusia también recibiera exigencias de los gobiernos europeos y estadounidense para que asumiera la responsabilidad de proteger a los civiles.

El régimen sirio y el gobierno ruso son los únicos que supervisaron el desplazamiento. Ni las organizaciones internacionales, ni otros gobiernos, ni siquiera las Naciones Unidas interfirieron en los procedimientos del desplazamiento. Aunque Rusia pidió a la ONU que ayudara en la evacuación de civiles. Rusia y el régimen sirio serán los responsables de este crimen.

Después de que el régimen de Assad complete su control en las áreas de oposición en Alepo, las víctimas podrían perder una cantidad tremenda de evidencia tangible de los crímenes cometidos por el régimen y sus aliados en su contra. Assad enterrará la evidencia con los restos de las víctimas de sus crímenes.

Lo que queda es un llamamiento para recopilar y preservar las pruebas disponibles y documentar este crimen, hasta el momento en que Siria sea remitida a la Corte Penal Internacional. La impunidad causada por la falta de pruebas, equivale a otro delito contra las víctimas.

Fotografías aéreas de los convoyes para evacuar a los heridos de la sitiada ciudad de Alepo a la campiña occidental de Alepo, 15 de diciembre de 2016 (Aleppo media center)

Categorías: antimilitar

Declaración de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad: Alepo está diciendo adiós a la Humanidad

15 December, 2016 - 01:08

Si usted es una persona activa en Twitter o Facebook y sigue las noticias mundiales, éste no será probablemente el primer texto que haya leído sobre lo que está sucediendo actualmente en Alepo. Pero si lo es, entonces prepárese para lo peor antes de leer lo que sigue.

La ciudad siria septentrional de Alepo ha sido una zona clave de la guerra en Siria durante los últimos cuatro años. Sin embargo, el desarrollo de la guerra desde julio del año 2016 ha provocado una serie de puntos de inflexión consecutivos en la historia de la ciudad que le han conducido a su catástrófica destrucción esta semana. Desde que el dictador sirio y sus aliados extranjeros, incluyendo a Rusia e Irán, rodearon definitivamente la parte oriental de la ciudad en septiembre pasado, Alepo ha sido testigo de los bombardeos aéreos más implacables e indiscriminados desde que la revolución pacífica se transformó en un conflicto sangriento.

Fuentes locales e informes internacionales han dibujado un patrón sistemático de atentados con armas explosivas por el régimen sirio y sus aliados que han tenido como objetivo especialmente las instalaciones médicas y escuelas, lo que ha traído consigo un número extremadamente alto en las cifras de muertes civiles. El uso de armas explosivas en Alepo, incluyendo dispositivos explosivos improvisados, como bombas de barril, así como armas prohibidas como las armas químicas, bombas de racimo e incendiarias, han destruido la infraestructura civil y han provocado una crisis humanitaria. Mientras más de 250.000 civiles han quedado atrapados bajo el asedio impuesto por el régimen desde julio de 2016, las necesidades básicas como alimentos, combustible y medicamentos han sido negadas y la privación de las mismas se ha utilizado como arma de guerra, obligando a los civiles a confiar en el mercado negro para sobrevivir.

TODAVÍA, OTRO PUNTO DE INFLEXIÓN

Los acontecimientos de esta semana constituyen otro punto de inflexión para Alepo. Medios de comunicación locales han informado acerca de ejecuciones masivas de civiles en las calles de Alepo, incluyendo la inmolación de varias mujeres. Naciones Unidas ha informado de que las fuerzas progubernamentales sirias han estado entrando en casas de Alepo oriental matando a quienes estaban dentro. También han informado de que tenía «pruebas fiables de que en cuatro zonas, 82 civiles fueron ejecutados en el acto.» También hay informes del reclutamiento forzoso de varones para el ejército sirio, lo que es normal aunque a menudo se pasa por alto como una forma de violencia de género. Un portavoz de Naciones Unidas ha descrito la situación como un «colapso total de la humanidad».

A pesar de que muchos informes y fuentes están por confirmar, cabe pensar que la persecución y las represalias, por medio de violaciones, arrestos, detenciones, desapariciones forzosas, torturas y asesinatos puedan ser reales, conociendo la historia del régimen de Assad de violaciones de los derechos de los civiles y prisioneros de guerra.

LAS MUJERES SIGUE SIENDO AFECTADAS EXAGERADAMENTE EN ALEPO

Una vez más, las mujeres sufren de manera desproporcionada y están en grave peligro. Según fuentes locales no confirmadas, varias mujeres se suicidaron por temor a ser violadas u otras formas de abuso sexual por las fuerzas progubernamentales. Además, y en medio de la escasez de alimentos, las mujeres embarazadas y lactantes se enfrentan a consecuencias sobre su salud que amenazan su vida. Algunas mujeres han muerto de hambre. Mientras que muchas mujeres se han convertido en el único sostén de sus familias, la escasez de alimentos y medicamentos está haciendo que sea difícil para ellas asegurar las necesidades básicas de su entorno. Sin toallas sanitarias o agua limpia, las mujeres también se ven obligadas a tomar medidas insalubres durante sus ciclos menstruales, causando complicaciones de salud graves e infecciones.

EL FRACASO DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Una no puede sino preguntarse: ¿dónde ha estado la comunidad internacional a lo largo de este tiempo? La respuesta es evidente. La comunidad internacional ha estado allí todo el tiempo; organizaciones humanitarias impotentes frente a la intransigencia del Estado; líderes mundiales mirando con insolencia y siendo testigos de las peores atrocidades que se convierten en crímenes de guerra y contra la humanidad, mientras están demasiado ocupados, redactando condenas que expresen su preocupación.

La crisis en Alepo no ha salido a la luz esta semana; se trata de una crisis prolongada, manifestación de la incapacidad colectiva y la falta de acción de la comunidad internacional. Los líderes mundiales han hecho poco, por no decir más, para poner fin a la masacre y el desplazamiento de civiles sirios. La mayoría de ellos han estado involucrados en el empeoramiento de la situación, ya sea mediante el apoyo a los criminales de guerra o por la participación en el comercio de armas con Siria.

Esta crisis no es más que un microcosmos de cómo las potencias mundiales están dando forma a la dinámica del sistema multilateral contemporáneo: grandes potencias militarizadas adoptan una diplomacia poco ética e inhumana que tolera violaciones graves de los derechos humanos con el fin de recoger los beneficios de la guerra y la violencia o para lograr algún objetivo geoestratégico o militar. Alepo no será la única víctima de esta política, al igual que en 1995 y 1982 Srebrenica o Hama no fueron las últimas ciudades en ser aplastadas por la violencia estatal y la indiferencia internacional. Mientras los criminales de guerra sigan impunes por sus crímenes contra la humanidad, la esperanza de la justicia, de la exigencia de responsabilidades y la compensación a las víctimas sigue siendo tenue.

REDISEÑAR LAS ESTRATEGIAS DEL MOVIMIENTO FEMINISTA ES UN DEBER

La Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad cree firmemente que la comunidad internacional tiene que revisar su postura, para luchar contra la total impunidad por las graves violaciones de los derechos de los civiles en Siria. Llamamos a las organizaciones por los derechos humanos internacionales y los sistemas multilaterales para que vayan más allá de la condena y la presentación de informes y se adopten medidas eficaces y sostenibles para salvar las vidas de millones de civiles sirios. La ONU tiene un plan de evacuación de Alepo. La comunidad internacional debe ayudar a proporcionar un pasaje seguro para las personas atrapadas en Alepo.

También creemos que el movimiento pacifista y feminista tienen el deber de reagruparse y desarrollar estrategias para cambiar estas horribles realidades. No debemos ser observadoras pasivas,mientras el mundo está en llamas. Entendemos que hay maneras de prevenir este conflicto, a través de la cooperación, la conciliación, la construcción de la paz y el desarme y el control de armas. Ahora nos enfrentamos con la destrucción total de una ciudad antigua, la muy grave violación de los derechos humanos y una catástrofe humanitaria de proporciones casi sin precedentes. No podemos seguir diciendo «nunca más». Tenemos que trabajar para garantizar ese “nunca más”, ahora.

14 de diciembre de 2016

Publicado originalmente en el sitio web de Women International League for Peace and Freedom

La Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad (LIMPAL; WILPF en inglés) es una organización no gubernamental, pacifista y feminista, fundada en La Haya en abril de 1915. Tiene dos oficinas internacionales —su sede central en Ginebra y la oficina en las Naciones Unidas, en Nueva York— y secciones nacionales en 32 países. Es la organización femenina pacifista más antigua del mundo. Dos de sus miembros fundadoras, las sufragistas Jane Addams y Emily Greene Balch recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1931 y 1946, respectivamente.

Entre sus objetivos está «unir a mujeres de diferentes opiniones políticas y diversos puntos de vista filosóficos y religiosos dispuestas a estudiar y difundir las causas de la guerra y a trabajar por la paz permanente» y a quienes se oponen a la opresión y la explotación.

Categorías: antimilitar

Declaración de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad: Alepo está diciendo adiós a la Humanidad

15 December, 2016 - 01:08

Si usted es una persona activa en Twitter o Facebook y sigue las noticias mundiales, éste no será probablemente el primer texto que haya leído sobre lo que está sucediendo actualmente en Alepo. Pero si lo es, entonces prepárese para lo peor antes de leer lo que sigue.

La ciudad siria septentrional de Alepo ha sido una zona clave de la guerra en Siria durante los últimos cuatro años. Sin embargo, el desarrollo de la guerra desde julio del año 2016 ha provocado una serie de puntos de inflexión consecutivos en la historia de la ciudad que le han conducido a su catástrófica destrucción esta semana. Desde que el dictador sirio y sus aliados extranjeros, incluyendo a Rusia e Irán, rodearon definitivamente la parte oriental de la ciudad en septiembre pasado, Alepo ha sido testigo de los bombardeos aéreos más implacables e indiscriminados desde que la revolución pacífica se transformó en un conflicto sangriento.

Fuentes locales e informes internacionales han dibujado un patrón sistemático de atentados con armas explosivas por el régimen sirio y sus aliados que han tenido como objetivo especialmente las instalaciones médicas y escuelas, lo que ha traído consigo un número extremadamente alto en las cifras de muertes civiles. El uso de armas explosivas en Alepo, incluyendo dispositivos explosivos improvisados, como bombas de barril, así como armas prohibidas como las armas químicas, bombas de racimo e incendiarias, han destruido la infraestructura civil y han provocado una crisis humanitaria. Mientras más de 250.000 civiles han quedado atrapados bajo el asedio impuesto por el régimen desde julio de 2016, las necesidades básicas como alimentos, combustible y medicamentos han sido negadas y la privación de las mismas se ha utilizado como arma de guerra, obligando a los civiles a confiar en el mercado negro para sobrevivir.

TODAVÍA, OTRO PUNTO DE INFLEXIÓN

Los acontecimientos de esta semana constituyen otro punto de inflexión para Alepo. Medios de comunicación locales han informado acerca de ejecuciones masivas de civiles en las calles de Alepo, incluyendo la inmolación de varias mujeres. Naciones Unidas ha informado de que las fuerzas progubernamentales sirias han estado entrando en casas de Alepo oriental matando a quienes estaban dentro. También han informado de que tenía «pruebas fiables de que en cuatro zonas, 82 civiles fueron ejecutados en el acto.» También hay informes del reclutamiento forzoso de varones para el ejército sirio, lo que es normal aunque a menudo se pasa por alto como una forma de violencia de género. Un portavoz de Naciones Unidas ha descrito la situación como un «colapso total de la humanidad».

A pesar de que muchos informes y fuentes están por confirmar, cabe pensar que la persecución y las represalias, por medio de violaciones, arrestos, detenciones, desapariciones forzosas, torturas y asesinatos puedan ser reales, conociendo la historia del régimen de Assad de violaciones de los derechos de los civiles y prisioneros de guerra.

LAS MUJERES SIGUE SIENDO AFECTADAS EXAGERADAMENTE EN ALEPO

Una vez más, las mujeres sufren de manera desproporcionada y están en grave peligro. Según fuentes locales no confirmadas, varias mujeres se suicidaron por temor a ser violadas u otras formas de abuso sexual por las fuerzas progubernamentales. Además, y en medio de la escasez de alimentos, las mujeres embarazadas y lactantes se enfrentan a consecuencias sobre su salud que amenazan su vida. Algunas mujeres han muerto de hambre. Mientras que muchas mujeres se han convertido en el único sostén de sus familias, la escasez de alimentos y medicamentos está haciendo que sea difícil para ellas asegurar las necesidades básicas de su entorno. Sin toallas sanitarias o agua limpia, las mujeres también se ven obligadas a tomar medidas insalubres durante sus ciclos menstruales, causando complicaciones de salud graves e infecciones.

EL FRACASO DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Una no puede sino preguntarse: ¿dónde ha estado la comunidad internacional a lo largo de este tiempo? La respuesta es evidente. La comunidad internacional ha estado allí todo el tiempo; organizaciones humanitarias impotentes frente a la intransigencia del Estado; líderes mundiales mirando con insolencia y siendo testigos de las peores atrocidades que se convierten en crímenes de guerra y contra la humanidad, mientras están demasiado ocupados, redactando condenas que expresen su preocupación.

La crisis en Alepo no ha salido a la luz esta semana; se trata de una crisis prolongada, manifestación de la incapacidad colectiva y la falta de acción de la comunidad internacional. Los líderes mundiales han hecho poco, por no decir más, para poner fin a la masacre y el desplazamiento de civiles sirios. La mayoría de ellos han estado involucrados en el empeoramiento de la situación, ya sea mediante el apoyo a los criminales de guerra o por la participación en el comercio de armas con Siria.

Esta crisis no es más que un microcosmos de cómo las potencias mundiales están dando forma a la dinámica del sistema multilateral contemporáneo: grandes potencias militarizadas adoptan una diplomacia poco ética e inhumana que tolera violaciones graves de los derechos humanos con el fin de recoger los beneficios de la guerra y la violencia o para lograr algún objetivo geoestratégico o militar. Alepo no será la única víctima de esta política, al igual que en 1995 y 1982 Srebrenica o Hama no fueron las últimas ciudades en ser aplastadas por la violencia estatal y la indiferencia internacional. Mientras los criminales de guerra sigan impunes por sus crímenes contra la humanidad, la esperanza de la justicia, de la exigencia de responsabilidades y la compensación a las víctimas sigue siendo tenue.

REDISEÑAR LAS ESTRATEGIAS DEL MOVIMIENTO FEMINISTA ES UN DEBER

La Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad cree firmemente que la comunidad internacional tiene que revisar su postura, para luchar contra la total impunidad por las graves violaciones de los derechos de los civiles en Siria. Llamamos a las organizaciones por los derechos humanos internacionales y los sistemas multilaterales para que vayan más allá de la condena y la presentación de informes y se adopten medidas eficaces y sostenibles para salvar las vidas de millones de civiles sirios. La ONU tiene un plan de evacuación de Alepo. La comunidad internacional debe ayudar a proporcionar un pasaje seguro para las personas atrapadas en Alepo.

También creemos que el movimiento pacifista y feminista tienen el deber de reagruparse y desarrollar estrategias para cambiar estas horribles realidades. No debemos ser observadoras pasivas,mientras el mundo está en llamas. Entendemos que hay maneras de prevenir este conflicto, a través de la cooperación, la conciliación, la construcción de la paz y el desarme y el control de armas. Ahora nos enfrentamos con la destrucción total de una ciudad antigua, la muy grave violación de los derechos humanos y una catástrofe humanitaria de proporciones casi sin precedentes. No podemos seguir diciendo «nunca más». Tenemos que trabajar para garantizar ese “nunca más”, ahora.

14 de diciembre de 2016

Publicado originalmente en el sitio web de Women International League for Peace and Freedom

La Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad (LIMPAL; WILPF en inglés) es una organización no gubernamental, pacifista y feminista, fundada en La Haya en abril de 1915. Tiene dos oficinas internacionales —su sede central en Ginebra y la oficina en las Naciones Unidas, en Nueva York— y secciones nacionales en 32 países. Es la organización femenina pacifista más antigua del mundo. Dos de sus miembros fundadoras, las sufragistas Jane Addams y Emily Greene Balch recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1931 y 1946, respectivamente.

Entre sus objetivos está «unir a mujeres de diferentes opiniones políticas y diversos puntos de vista filosóficos y religiosos dispuestas a estudiar y difundir las causas de la guerra y a trabajar por la paz permanente» y a quienes se oponen a la opresión y la explotación.

Categorías: antimilitar