antimilitaristas.org


Subscribe to antimilitaristas.org feed
Actualizado: hace 18 min 26 seg

Qué significa que el gasto militar esté aumentando en un mundo tan inestable

24 February, 2020 - 08:00

www.bbc.com - Jonathan Marcus, Corresponsal De Defensa Y Diplomacia

Las cifras se incluyen en el Balance Militar de este año, la publicación anual del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés), que se presentó hace pocos días en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

El gasto en defensa en Europa también está en alza, alcanzando niveles que no se habían visto desde antes de la crisis financiera, con un incremento de alrededor del 4,2% el año pasado, en comparación con 2018.

Todo ello es reflejo de un mundo cambiante y del retorno de la competencia entre Estados.

Tanto en Estados Unidos como en China, el gasto en defensa aumentó un 6,6% en 2019, aunque la tasa de crecimiento se está acelerando en EE.UU., mientras que en China se está desacelerando.

En Asia, donde el gasto en defensa ha estado aumentado en respuesta al ascenso de Pekín como superpotencia regional, continúa la tendencia. El gasto general en defensa en ese continente creció en un 50% en una década, impulsado por los crecientes niveles de PIB de la región.

El informe de Balance Militar sostiene que el debate sobre defensa sigue dominado por un entorno de seguridad internacionalinestable. Los elementos clave del orden internacional basado en reglas que caracterizaron el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, apunta, están siendo desafiados.

Uno de los mejores ejemplos de ello es el desarme de los acuerdos de control de armas heredados de la Guerra Fría.

El informe de Balance Militar hace referencia a la desaparición del tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), provocado por las infracciones rusas y una creciente preocupación en Estados Unidos por las armas chinas en esta categoría; Pekín no fue parte del tratado original.

El documento del IISS afirma que los observadores están «mirando nerviosamente» hacia Moscú y Washington para ver si el último elemento clave del aparato de control de armas -el tratado Nuevo START- será renovado.

El pacto expira en menos de un año y es el único acuerdo sobreviviente que limita los arsenales estratégicos de las dos superpotencias nucleares.

La creciente inquietud sobre el comportamiento ruso es uno de los factores que impulsan el aumento del gasto en defensa en los países de la OTAN.

A esto se puede añadir un componente importante de presión por parte de Estados Unidos, con un presidente como Donald Trump que rara vez pierde la oportunidad de condenar la actitud oportunista que, en su opinión, muestran los aliados europeos de Washington.

El gasto europeo está creciendo -pero incluso en 2019 solo alcanzó los niveles registrados cuando comenzó la crisis financiera en 2008-, aunque el Balance Militar señala que poco a poco se está invirtiendo más dinero en adquisiciones, investigación y desarrollo.

El IISS dice que Alemania, un país muy criticado por Trump, representa un tercio del aumento general en el gasto de defensa europeo. Según los cálculos, se incrementó en un 9,7% entre 2018 y 2019.

Sin embargo, Berlín todavía no ha cumplido con el objetivo de la OTAN de gastar el 2% del PIB en defensa. El informe de Balance Militar calcula que solo siete miembros de la OTAN cumplen actualmente este objetivo: Bulgaria, Grecia, Estonia, Rumania, Letonia, Polonia y Reino Unido.

Además, el documento señala avances significativos en tecnología militar; sistemas que ahora están entrando en servicio o que ya han dejado su huella. La relativa omnipresencia de los vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) utilizados ahora por actores estatales y no estatales ha provocado un renovado interés en los sistemas anti-UAV.

A nivel estratégico, tanto Rusia como China parecen estar en el proceso de desplegar vehículos de planeo hipersónicos y misiles de crucero hipersónicos, sistemas súper rápidos que amenazan con contradecir los cálculos sobre la efectividad de las defensas antimisiles.

El Balance Militar de este año también aborda uno de los problemas estratégicos fundamentales de nuestros días: la preocupación de que los «Estados competidores» ahora están usando «estrategias para conseguir resultados operando por debajo del umbral de la guerra».

Respecto a este punto, el documento señala la actuación inicial de Rusia en Crimea; su negación de cualquier involucración en el este de Ucrania; su uso de armas químicas en Reino Unido; y su presunta intromisión electoral. Así mismo cita como ejemplo las actividades de Irán, particularmente su capacidad para actuar en la guerra a a través de terceros.

Todos estos enfoques son difíciles de contrarrestar con respuestas militares convencionales.

Como concluye el informe de Balance Militar: «Estos no solo confieren una gran importancia al desarrollo de las capacidades militares y de inteligencia correctas, sino también a la capacidad de adaptación y resistencia de los equipos y fuerzas militares y, en general, de las sociedades y la toma de decisiones políticas».

Fuente: https://telegra.ph/Qu%C3%A9-signifi...

Categorías: antimilitar

Las armas que golpean Rojava vuelan desde Sevilla

22 February, 2020 - 00:04

Una concentración denunciaba el 18 de febrero ante la planta de Airbus de Getafe la venta de aviones militares de esta compañía a Turquía. Trabajadores y colectivos que apoyan a Rojava recordaban que la guerra contra el Norte de Siria persiste, y que, en gran medida, es así gracias al armamento que procede de Europa.

Sarah Babiker

Mientras que Rojava se adentra en su quinto mes tras la invasión turca, en un polígono industrial del Sur de Madrid, frente a la planta que el consorcio europeo Airbus tiene en la ciudad de Getafe, unas cincuenta personas se concentraban ayer para denunciar la venta de aviones militares a Turquía.

Lejos quedan las airadas reacciones de la comunidad internacional cuando, el pasado 9 de octubre, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan inició su ofensiva contra el kurdistán sirio. También se han ido espaciando las muestras de solidaridad con el pueblo kurdo, ante la crudeza de una ofensiva que llegaba después de que EEUU retirara sus tropas, en lo que se interpretó como un favor a su aliado de la OTAN y una traición a las fuerzas kurdas integrantes de la alianza que había derrotado al Daesh.

David Gallego, de la CGT, sindicato convocante de la concentración, cuenta que en realidad hacía meses que planeaban realizar un acto en apoyo al pueblo kurdo, con el fin de mostrar su rechazo a la venta de aviones militares a Turquía por parte de Airbus. En concreto, se trata del modelo A4000M que —según reveló el pasado noviembre eldiario.es en cooperación con la organización Lighthouse Reports— el ejército turco usaría para transporte de tropas y materiales en el Norte de Siria.

“Ahora tenemos que enfrentarnos a algunos planteamientos sobre por qué hemos elegido este momento para manifestarnos, es algo que nos puede pasar factura”, lamenta Gallego. Se da la circunstancia de que hoy, 19 de febrero, al personal de Airbus le pueden llegar malas noticias: se prevé que les sea comunicado que hay un exceso de plantilla en la sección militar del consorcio. Por ello, comenta Gallego, muchos compañeros no piensan que sea el mejor momento para estas reivindicaciones, cuando peligran sus puestos de trabajo.

La iniciativa ha surgido de la CGT de la Zona Sur de Madrid, que venía tiempo colaborando con colectivos que apoyan a Rojava. Gallego entiende las resistencias a abordar el tema entre los empleados, pues, si bien él ha conseguido no acabar en el ámbito militar de la empresa tras declararse objetor, es consciente de que no todo el mundo ha podido elegir. Los A400M, de hecho, no salen de la planta de Getafe sino que se exportan desde Sevilla, donde se ensamblan las piezas.

Jorge Sepúlveda pertenece a la sección sindical de Airbus Getafe. Comenta que si bien en Sevilla no se ha hecho concentración, no descarta que en algún momento esto suceda. De momento, a la protesta de Getafe no se han unido muchos trabajadores. Son sobretodo activistas del resto de los colectivos convocantes quienes entonan lemas en apoyo al pueblo kurdo.

Consuelo Núñez es integrante de las iniciativas Women Defends Rojava y Azadi Rojava, ambas entre las convocantes de la concentración. Cuando se le pregunta ¿por qué ahora?, se remite a la invasión por parte de Turquía del Norte de Siria. Una invasión que ha causado el desplazamiento de 400.000 personas y que no se ha detenido. “Turquía quiere dejar la franja libre para poblarla con desplazados árabes sirios, propiciando un cambio demográfico en la zona”, afirma rotundamente esta activista que denuncia el silencio cómplice con el que se estaría permitiendo este “crimen contra la humanidad”.

Según Ramzi Mobati, de la Asociación de Amistad con el Kurdistán —colectivo también presente en la convocatoria— “mientras que otros países europeos bloquean la venta de armas. España sigue con buena armonía y vende las armas que quiere Turquía. Bombas, aviones de combate, accesorios para luchar con los kurdos a los que Turquía trata como terroristas”.

Consuelo cuestiona el embargo de armas anunciado por varios países europeos tras la invasión. España se sumó a las restricciones el 15 de octubre. Sin embargo, como ha analizado el Centro Delàs de Estudios por la Paz, los contratos ya comprometidos siguieron su curso, contemplándose el embargo solo para nuevas licencias. Por otro lado, según denuncia la alianza “Armas bajo control”, es difícil saber si incluso los compromisos mínimos se han cumplido dado que el gobierno lleva un año sin facilitar nuevos datos sobre el comercio de armas.

Las últimas cifras de 2017, según el Centro Delàs de Estudios de la Paz, eran contundentes: España es el tercer exportador de armamento de la UE (con un 19% en total) solo detrás de Francia y Alemania. Además es el segundo país que exporta a Turquía con un 37%. Por delante, solo Italia. Con estos números muchos ven complicado que el rumbo cambie.

“El tema es el capital. Turquía es un país que es una economía importante y que tiene muchos proveedores a los que no les interesa perder un buen cliente”. Núñez piensa que el gobierno socialista está siendo prudente porque no quiere malas noticias en un momento en el que tendrá que defender sus políticas económicas frente a la derecha. Por otro parte, recuerda: “Europa está atada de pies y manos porque tiene mucho miedo a las oleadas de refugiados que puedan llegar desde Turquía”.

“La industria armamentística europea no duda en vender material militar al gobierno de Turquía a sabiendas de que este va a a ser utilizado contra la población civil”, rezaba el comunicado que convocaba a la concentración del 18 de febrero. “En concreto el consorcio europeo Airbus ha suministrado a Turquía los aviones A400m que están siendo utilizados para transportar material militar, tropas turcas y milicias yihadistas para la ocupación de esta zona”.

De fondo, para los trabajadores del consorcio, la contradicción entre defender ideales pacifistas y jugarse el propio trabajo. “No es fácil, yo he podido elegir estar en la parte civil, pero no todo el mundo puede elegir”, admite David Gallego. Lo que quiere es que así como hay un veto en Arabia Saudí, se vete a Turquía.

En efecto el veto por parte de Alemania a la venta de Eurofighter en Arabia Saudí detuvo la venta de aviones al país por su uso contra la población civil yemení, decisión que originó unas pérdidas de 221 millones de euros. Como recuerda Gallego, Guillaume Faury, CEO del consorcio europeo, lamentó estas pérdidas en la presentación del balance del gigante aeronaútico. Sin embargo, para dimensionar esta cifra, Gallego cita los 3.598 millones de euros que la compañía tuvo que abonar a franceses, británicos, y estadounidenses por malas praxis.

Para los portavoces de CGT la dirección a seguir está clara: “Airbus está formado por una parte civil y otra militar, la parte civil es espectacularmente beneficiosa, año tras año se supera, y este año ha habido un récord de beneficios y de ventas, en efecto se facturaron 7.500 millones de euros. Vemos que Airbus debería centrarse en la parte civil, dar un giro hacia otro tipo de producción”.

Más allá de las contradicciones que deben enfrentar, contradicciones que ya tuvieron que enfrentar otros trabajadores, como en el caso de Navantia ante la venta de corbetas a Arabia Saudí, apunta Sepúlveda: “Creo que es importante que los trabajadores tengamos claro que no queremos ser partícipes de que lo que fabricamos sirva para matar a nadie en ningún lugar del mundo. Por eso es importante tener una visión internacionalista”.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/indus...

Categorías: antimilitar

La protesta contra los barcos de la muerte se vuelve global

21 February, 2020 - 00:07

Oscar Allende

Distintos puertos europeos, como en el caso de España el de Santander o Bilbao, se están solidarizando con Génova, adonde ha llegado este lunes el Bahri Yanbu, buque de la naviera estatal saudí con explosivos que acaban en la guerra de Yemen.

Si se trata de un problema con dimensiones globales, con un barco que recorre mares de todo el mundo (el Yanbu llegaba desde Estados Unidos a Bilbao para acabar en Arabia Saudí), la respuesta también se está convirtiendo en global: en las últimas singladuras de Bahri, que ya venía de sufrir protestas de movimientos ciudadanos en Bilbao o Santander, ya se produjeron protestas de los estibadores de Marsella o Génova.

Y en esta lo que se ha dado es una reacción global, pero, sobre todo, coordinada, con una jornada de acción convocada este domingo de forma simultánea en distintos puertos que han recibido en diferentes momentos a barcos de esta compañía estatal.

Entre ellos, ayer mismo, los de Bilbao –de donde justo había zarpado el Bahri Yanbu que llega ahora a Italia—o Santander, convocados por Pasaje Seguro –ciudad en la que precisamente Bahri Yanbu fue el último barco con armas que estuvo en su puerto.

Militantes de organizaciones como Pasaje Seguro o Amnistía Internacional se concentraban el domingo frente al monumento al Machicacho, el barco que hace más de un siglo explotó y queda como recordatorio de los efectos del tráfico de explosivos sobre la población.

Protesta este lunes en Génova

Mientras, en Génova ya se producen las primeras protestas sobre el terreno contra la llegada de Bahri.

Fuente: https://www.elfaradio.com/2020/02/1...

Categorías: antimilitar

No queremos ser cómplices de la guerra

10 February, 2020 - 22:28

Este domingo, 9 de febrero, de manera inesperada, un buque de la naviera Bahri ha vuelto a fondear en Bilbao, con intención de cargar armas a pesar de las denuncias internacionales y del importante rechazo social mostrado en diversas partes del mundo.

Esta naviera saudí lleva años transportando armas españolas y de otras procedencias a Arabia Saudí que el gobierno de este país ha utilizado en la guerra de Yemen. Esta guerra comenzó en marzo de 2015 y, desde entonces, se han cometido y se siguen cometiendo violaciones graves de derechos humanos. La ONU calcula que han muerto 233.000 personas y que casi la mitad son niñas y niños menores de 5 años.

La respuesta en Bilbao no se ha hecho esperar: Amnistía Internacional, Greenpeace, KEM-MOC, Ongi Etorri Errefuxiatuak y Oxfam-Intermón convocaron una concentración de denuncia a las 12 del medio día en la plaza del Teatro Arriaga bajo el lema: “La guerra empieza aquí, parémosla aquí”.

Las armas cargadas con toda probabilidad serán utilizadas para cometer violaciones de derechos humanos en Yemen. Por eso estos colectivos exigen que se detenga inmediatamente el tráfico de armas en el puerto y una reconversión de esta industria de la muerte.

Categorías: antimilitar

Aumentan los barcos de la 'Navy' en Rota y el americio de la 'Air Force' en Palomares

8 February, 2020 - 00:00

El 17 de enero de 1966, un bombardero B-52 de la USAF (US Air Force) que portaba cuatro bombas termonucleares, colisionó con un avión cisterna en el transcurso de una operación de reabastecimiento en vuelo sobre el cielo de Palomares (Almería). De las cuatro bombas, dos impactaron contra el suelo y liberaron unos nueve kilos de plutonio que el viento se encargó de diseminar por una amplia zona.

Los norteamericanos hicieron una limpieza cosmética. Por orden expresa del entonces secretario de Estado, Dean Rusk, se llevaron a EEUU tan solo 1.000 metros cúbicos de material radiactivo que contenían unos 270 gramos de plutonio. El resto de material radiactivo lo dejaron abandonado al aire libre, salvo una superficie de 103,6 hectáreas que se molestaron en tapar con tierra. También escavaron dos fosas clandestinas, una de 1.000 metros cúbicos y otra de 3.000 metros cúbicos donde enterraron materiales contaminados.

El Gobierno de Franco y el de EEUU acordaron engañar a la opinión pública diciendo que los terrenos estaban limpios y firmaron un acuerdo llamado Proyecto Indalo por el cual se comprometían a investigar las consecuencias de la radiactividad en los seres humanos, en la flora, en el ganado, en los alimentos, en la fauna silvestre y doméstica y en el medio ambiente en general, pero sin tomar ninguna medida paliativa. Es decir utilizaron a Palomares como un laboratorio en vivo sin el consentimiento de sus habitantes.

Los agricultores, desconociendo que sus tierras estaban contaminadas de plutonio las cultivaron durante décadas, mientras los científicos españoles y estadounidenses aprovechaban para analizar las consecuencias de estos trabajos agrícolas en la salud humana sin advertir a sus protagonistas de que estaban siendo utilizados de cobayas. Estas investigaciones ilícitas se llevaron a cabo durante la dictadura y la democracia, con gobiernos de derechas y de izquierdas.

Como muestra de las investigaciones llevadas a cabo por el CIEMAT, sucesor de la Junta de Energía Nuclear y responsable de lo que está sucediendo en Palomares, voy a citar algunas frases de la investigación llevada a cabo en noviembre de 1999 por tres científicos del CIEMAT, J. Martínez, A. Espinosa y A. Aragón: “…en 1988 se construyó una balsa de riego con amplia movilización de tierras, situada a unos 500 m de la estación de muestreo de aire. En la Tabla 5 se muestran las concentraciones en masa de partículas y de actividad de Pu, así como la actividad específica de polvo en suspensión en Palomares y el factor TF calculado en este periodo… en Palomares las concentraciones másicas en aire aumentan en el periodo de construcción de la balsa… las concentraciones másicas de partículas en las zonas afectadas por el accidente de Chernóbil son inferiores a las medidas en Palomares”.

Por supuesto a los trabajadores que construyeron esa balsa y otra contigua, durante meses, nadie les advirtió de que estaban trabajando en una nube de polvo radiactivo que el viento se encargaba de esparcir por la zona. Incluso las tierras radiactivas eran transportadas en camiones sin cubrir que iban esparciendo polvo radiactivo a lo largo de su recorrido, según explicaba el responsable del CIEMAT, E. Iranzo, en sus informes periódicos enviados al Dr. Chester Richmond, director del Laboratory for Biomedical and Environmental Sciences.

La situación actual no ha variado gran cosa, la única medida paliativa que se ha adoptado ha consistido en expropiar y vallar parte de la zona radiactiva. Esta medida se comenzó a adoptar con la publicación del artículo 130 de la Ley 62/2003, cuyo contenido se aprobó ocultando deliberadamente a la opinión pública que los terrenos a vallar estaban en Palomares. Cualquier lector curioso puede apreciar fácilmente el engaño leyendo el citado artículo 130 de la Ley 62/2003 (puedes hacerlo aquí).

La necesidad de limpiar Palomares no surgió por problemas morales, sanitarios o de cualquier otra índole similar, no. El Gobierno de turno decidió iniciar los trámites para limpiar Palomares por la presión de la burbuja inmobiliaria y consiguiente necesidad de limpiar los terrenos radiactivos porque nadie compra un adosado con plutonio en la planta baja. El plan de limpieza de Palomares, que por cierto ha sido declarado confidencial, está paralizado a la espera de que los EEUU decidan llevarse el plutonio, cosa que obviamente no están dispuestos a hacer.

Por tanto, según el CIEMAT y el Consejo de Seguridad Nuclear, la limpieza de Palomares depende exclusivamente de que los EEUU decidan llevarse el plutonio propiedad de la USAF, algo que evidentemente no va a ocurrir a medio plazo.

El problema para los habitantes de Palomares, turistas y consumidores europeos y nacionales de productos hortícolas en general, es que el plutonio 241 emite radiaciones alfa de escasa penetrabilidad pero con el paso del tiempo ese plutonio 241 se está transformando en americio 241 que emite radiaciones gamma de mucho mayor alcance.

Según el científico del CIEMAT Carlos Sancho, la transformación de plutonio 241 en americio 241 alcanzará sus máximas cotas dentro de diez años. A partir de entonces, si no se ha procedido a limpiar la zona, los habitantes de Palomares deberían evacuar el pueblo, algo que se debió de hacer en 1966 pero que no se hizo para evitar la alarma y para que los norteamericanos pudiesen disponer de un laboratorio en vivo.

La culpa de que los EEUU no se lleven el plutonio y el americio es de los sucesivos gobiernos españoles, que les importa tanto Palomares como el asesinato del periodista Couso en Bagdad. A principios de este siglo se celebraron varias reuniones en los EEUU para limpiar Palomares. La delegación española iba encabezaba por un agregado militar del Ejército de Tierra que no sabía absolutamente nada de Palomares, mientras los norteamericanos enviaban a altos responsables del Departamento de Defensa. Lógicamente los norteamericanos al ver tan escaso interés por parte española se desentendieron del tema.

Por esas fechas se estaba negociando el despliegue del escudo antimisiles en Rota. Las conversaciones las llevaba el general Cachinero por parte española. Un representante de Ecologistas en Acción y Teresa Mendizábal, científica del CIEMAT, se entrevistaron con el entonces JEMAD, el general Julio Rodríguez, al que pidieron que el general Cachinero incluyese el plutonio de Palomares en las negociaciones del escudo antimisiles. La respuesta vino del propio presidente Zapatero: “Las contrapartidas del escudo antimisiles serán exclusivamente los puestos de trabajo que se van a crear en Rota”. Zapatero entonces estaba purgando la ofensa de no haberse levantado al paso de la bandera americana.

Posteriormente, cuando los norteamericanos pidieron instalar una fuerza de reacción rápida de 3.000 soldados en la Base de Morón, el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, le pidió al ministro de Defensa que negociara también el plutonio de Palomares. La respuesta de Morenés fue: “Bastantes problemas tiene España como para enturbiar las relaciones con EEUU por una menudencia”. Los 3.000 soldados de Morón se instalaron a cambio sólo de la construcción de unas viviendas.

La sumisión de los sucesivos gobiernos españoles a los intereses de los EEUU no es nueva. En el año 2002 el Gobierno autorizó que, el servicio de información de la Navy, NCIS, y el de la USAF, AFOSI, operasen como policía judicial en España de tal forma que si un militar norteamericano comete un delito, no será la policía española quien lo investigue sino la NCIS o la AFOSI, pudiendo incluso ser la jurisdicción norteamericana quien juzgue el caso. Recomendamos a los roteños que tengan mucho cuidado de no tener ningún roce con un militar norteamericano porque pueden verse absolutamente indefensos en su propio país.

El 6 de abril de 2017 destructores con base en Rota lanzaron 59 misiles Tomahawk sobre Siria. La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, dijo al día siguiente que se había enterado por la prensa. Los EEUU nos metieron en la guerra de Siria sin consultar y el Gobierno español lo aceptó resignadamente.

En junio de este año el Gobierno de EEUU impuso aranceles a productos agrícolas españoles como castigo por la retirada de la fragata Méndez Nuñez de la flotilla de acompañamiento del portaaviones Abraham Lincoln cuando se adentró en el Golfo Pérsico. La tibia respuesta del Gobierno español fue llamar al embajador americano, noticia que duró unas horas, sin embargo los aranceles unilaterales siguieron vigentes. En el tema de los aranceles, al igual que con otros muchos, han tenido que ser los ciudadanos de a pie los que se defiendan de los abusos norteamericanos. En este caso la asociación Asemesa ha conseguido anular los aranceles arbitrarios en el Tribunal Federal de Comercio Internacional de EEUU mientras el Gobierno español mira sumiso para otro lado.

Recientemente el Gobierno español ha permitido, sin autorización del Congreso, el despliegue de seis helicópteros Sikorsky SH-60 Seahawk en Rota. La disculpa para saltarse el trámite parlamentario ha sido que no se trata de ampliar los efectivos militares sino de cambiar cuatro destructores antiguos por otros más modernos que transportan helicópteros.

Hace unas semanas el Ministerio de Defensa lanzó un globo sonda diciendo que en vez de cuatro destructores podrían traer hasta seis, con ocho helicópteros. Si se amplía el número de destructores de la Navy sería buen momento para proponer de nuevo, como medida compensatoria, que se lleven el americio de la USAF a los EEUU. Esta iniciativa la tendremos que proponer los ciudadanos, salvo que el nuevo Gobierno cambie su política servil por otra algo más propia de un aliado.

Fuente: http://www.infolibre.es/noticias/op...

Categorías: antimilitar

Holocausto y noviolencia

7 February, 2020 - 00:00
Categorías: antimilitar

Pedro Sánchez elige a Paz Esteban como directora del Centro Nacional de Inteligencia

5 February, 2020 - 00:00

Pedro Águeda

El Gobierno de Pedro Sánchez ha elegido a Paz Esteban como directora del Centro Nacional de Inteligencia, puesto que ocupaba de forma interina desde la jubilación de su antecesor, Félix Sanz Roldán, el pasado mes de julio, según ha informado Moncloa este viernes. Esteban es una funcionaria de dilatada trayectoria en el CNI -ingresó en 1983- como parte de su personal civil, mayoritario hoy frente al procedente de las Fuerzas Armadas.

Madrileña, de 62 años, Paz Esteban se convertirá en la primera mujer al frente del servicio de Inteligencia español, como ha ocurrido en la Guardia Civil con María Gámez. Con Esteban, el Ejecutivo opta por un perfil sin vinculación política y procedente del CNI, algo insólito desde la Ley Orgánica que remodeló el espionaje español en 2003 y dejó atrás la etapa del Cesid. Desde entonces, los distintos Gobiernos de PP y PSOE habían optado por directores ajenos al CNI con desigual resultado. Esteban fue la secretaria general, número dos, en la época de Sanz Roldán.

Fuentes del Centro Nacional de Inteligencia defienden la experiencia y aptitudes de Esteban para hacerse cargo del organismo y añaden su carácter de funcionaria pública «apartidista». «Ha ocupado puestos de responsabilidad con Gobiernos de PP y PSOE», destacan. El mandato de director del CNI, según establece la citada Ley, es de cinco años renovables y es una decisión que no puede adoptar un Gobierno en funciones, de ahí el periodo de interinidad que ha vivido Paz Esteban estos siete meses.

Se trata de un perfil opuesto al de su predecesor. Sanz Roldán se alargó en el cargo, entre otras cuestiones, por su habilidad para ganarse la confianza de los políticos. Del Gobierno de Zapatero pasó al de Rajoy, con dependencia directa de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y una vez triunfó la moción de censura consiguió continuar en el puesto hasta su jubilación.

Paz Esteban seguirá trabajando adscrita al Ministerio de Defensa, que dirige Margarita Robles, pero departirá semanalmente con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como marca la Ley que regula el Centro. Una vez derrotado el terrorismo de ETA hace casi una década, su mandato tendrá como retos la ciberseguridad y el combate del terrorismo internacional, principales ocupaciones hoy del servicio de Inteligencia español.

«La principal misión del Centro Nacional de Inteligencia será la de proporcionar al Gobierno la información e inteligencia necesarias para prevenir y evitar cualquier riesgo o amenaza que afecte a la independencia e integridad de España, los intereses nacionales y la estabilidad del Estado de derecho y sus instituciones», dice en su introducción la Ley reguladora del Centro. Este es el párrafo que explica el principal fracaso en la época de Sanz Roldán, la celebración del referéndum secesionista del 1-O en Catalunya y la incapacidad para interceptar las urnas.

El Diario

Categorías: antimilitar

El ejército despide a más de 3.000 militares por baja psicológica en nueve años

29 January, 2020 - 00:00

EDUARDO BAYONA

¿Es normal que uno de cada 40 militares deje el Ejército español por haber perdido sus aptitudes psicológicas para dedicarse a la milicia? ¿Y que el goteo de salidas alcance un ritmo de casi una baja diaria durante en nueve años? Normal o no, sí es lo que ocurre en las Fuerzas Armadas españolas, según los datos que ofrece el Ministerio de Defensa en su respuesta a una consulta en el Portal de Transparencia.

Defensa señala que entre 2010 y 2018, ambos incluidos, causaron baja en el Ejército español por problemas mentales posteriores a su ingreso un total de 3.164 militares, lo que supone un 2,5% del total de las tropas: 59.069 miembros de carrera, incluyendo todas las escalas y cuerpos, y 64.929 más de complemento, algo más de la quinta parte de estos últimos (14.815) en fase de “compromiso inicial”, según los últimos datos disponibles del ministerio, correspondientes a 2018.

Solo 89 de esas 3.164 bajas psicológicas, que arrojan una cadencia de 0,96 ceses diarios en esos nueve años, tuvieron relación con actos de servicio, lo que pone sobre la mesa la posibilidad de que los controles de acceso previos a la incorporación a las Fuerzas Armadas puedan contener algún tipo de carencias.
Y, si estos son correctos, los datos sobre la evolución de la salud mental del personal militar resultan cuando menos inquietantes, ya que la prevalencia de los problemas psicológicos de entidad suficiente como para motivar la devolución del uniforme se sitúa en torno al 2,5% cuando, según el Ministerio de Sanidad, las patologías mentales afectan a entre un 9,6% y un 11,6% del conjunto de la población española.

Obviamente, el porcentaje de esta última que maneja armas o vehículos pesados, actividades cuyo riesgo es susceptible de aumentar para quienes se encuentran cerca cuando quien las realiza padece problemas mentales, es muy inferior al que se da en el Ejército.

“Una cuestión relacionada con la salud mental”

Los datos facilitados por Defensa, las salidas de las Fuerzas Armadas por baja psicológica en esos nueve años se reparten entre 2.681 integrantes del Ejército de Tierra (1.891 soldados y cabos, 694 suboficiales y 96 oficiales), 232 de la Armada (186, 42 y 4) y otros 251 (141, 93 y 17) de Aviación.

Paralelamente, los ceses por bajas psicológicas relacionadas con actos de servicio se reducen a 83 en Tierra (33, 47 y tres), cuatro en la Armada (tres, cero y una) y dos en el Aire (una, otra y ninguna).

“Se entiende por baja psicológica la baja médica derivada de una cuestión relacionada con la salud mental”, explica la respuesta de Defensa, que añade que “el servicio médico de la unidad, centro u organismo” donde esté destinado el afectado tiene la “responsabilidad” de “realizar un seguimiento de los procesos patológicos del personal que esté de baja por causas médicas, especialmente en aquellos casos que tienen su origen en una reiteración de bajas temporales”.

Médicos de especialidad distinta a la de la baja

Los datos del ministerio provocaron la sorpresa de la asociación de militares Red 45+, que fue la solicitante. Tanto en ella como en Cuestión de Justicia y Honor ponen en duda que entre los miembros del Ejército se de semejante prevalencia de las patologías mentales al tiempo que destacan que, además, los desencadenantes de ese tipo de situaciones están prácticamente desvinculados de las ocupaciones habituales de un soldado. En cualquier caso, apuntan a que en ocasiones la vía de la pérdida de las aptitudes psicofísicas ha sido utilizada para forzar la salida de militares incómodos para los mandos por su carácter reivindicativo.

Por otro lado, explican desde Red 45+ que “la baja psicológica no se considera como una contingencia laboral”, por lo que no genera una situación de invalidez como sí ocurriría con una lesión física y el subsidio derivado de ese diagnóstico es escaso. Por otro lado, de estar relacionadas con actos de servicio, darían derecho a recibir el doble del sueldo base como pensión.

“La pérdida de aptitudes psicofísicas, que es algo que no deja de responder a una valoración subjetiva que a veces resuelve un médico cuya especialidad no tiene nada que ver con la que provoca la baja, es la manera más sencilla de justificar una baja en el Ejército”, anotan desde Cuestión de Justicia y Honor. De hecho, se ha dado el caso de que un ginecólogo dictamine sobre un tema psiquiátrico.
Varios casos de salidas del Ejército por pérdida de aptitudes psicológicas, como el de la excomandante y actual diputada Zaida Cantera (en este caso a petición propia), han tenido como protagonistas a denunciantes de situaciones de acoso, como la afectada por el episodio de los falsos vídeos, que nunca antes había estado de baja por causas mentales, una cabo que denunció el hostigamiento de un superior en Burgos y Segovia, la paracaidista que tuvo que soportar cómo un mando llegaba a masturbarse hasta quince veces al día delante de ella en una base de Murcia durante dos años o dos suboficiales de Zaragoza y León que reclamaron sus derechos laborales.

Público

Categorías: antimilitar

El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

22 January, 2020 - 00:00

Pere Brunet
Investigador del Centro Delàs de Estudios por la Paz

Las conversaciones que la Convención de Armas Convencionales de la ONU (CCW) celebró en Ginebra los pasados días 19, 20 y 21 de agosto, no acabaron bien. La reunión, con representantes de más de 80 países, trataba el tema de las armas totalmente autónomas. Un total de 28 países piden su prohibición, además de miles de expertos en inteligencia artificial y 21 premios nobel.

En su intervención, Mary Wareham, de Human Rights Watch y coordinadora de la campaña internacional Stop Killer Robots, mostró su profunda preocupación mientras constataba la poca atención que se está prestando a los aspectos éticos, morales, humanitarios y de derechos humanos. Pero al final, según fuentes de personas asistentes a la convención, algunos Estados— como los Estados Unidos y Rusia— boicotearon la toma de acuerdos que hubieran permitido avanzar.

Los sistemas de armas autónomas, que por definición deciden a quién atacar y que a continuación atacan sin intervención humana, nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos. Porque delegar en una máquina la decisión de matar va en contra de la dignidad humana y de los derechos de las personas, que pueden acabar siendo asesinadas extrajudicialmente con independencia, además, de si se encuentran implicadas o no en los conflictos.

Estas armas autónomas, todavía en fase de estudio y diseño, desgraciadamente tienen muchos defensores. Los drones que rondan (loitering) y los enjambres de drones (dron swarms) que están fabricando Estados Unidos, Rusia, China, Israel, el Reino Unido y otros países, pueden evolucionar fácilmente hasta disponer de capacidades totalmente autónomas. Su fabricación y venta será un gran negocio. Solo hay que observar que los sistemas militares robóticos, y en particular los drones, han conseguido abaratar drásticamente las operaciones militares mientras han incrementado significativamente el volumen de negocio del sector industrial militar. El sector de las empresas que fabrican y exportan drones militares se encuentra ya en pleno auge.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lo dijo muy claro: “Las máquinas que puedan tener el poder y la capacidad de matar personas son políticamente inaceptables, son moralmente repugnantes, y tendrían que ser prohibidas por el derecho internacional”

Por otro lado, los drones permiten llevar a cabo acciones sin riesgo y sin cobertura mediática en un estado de cosas que se mantendrá, si no ponemos remedio, cuando aparezcan los drones letales autónomos. Estos sistemas acabarían rebajando los umbrales para iniciar acciones militares, descartando soluciones basadas en la política y el diálogo y posibilitando una escalada incontrolada de los conflictos. Un escenario que algunos, interesadamente, ven muy atractivo.

En este contexto, puede ser bueno aportar un comentario sobre los sistemas de aprendizaje profundo (de inteligencia artificial) que se encontrarán en el corazón de la gran mayoría de estos sistemas de armas autónomas. A lo largo de los últimos años se ha ido construyendo una falsa narrativa que habla solo de las bondades de la inteligencia artificial, y que tiene tendencia a ignorar todos aquellos aspectos que, por ejemplo en el campo militar, podrían suponer una crítica negativa a su funcionamiento.

Desde los sectores científicos y académicos, en cambio, se ha intentado generar conciencia sobre los riesgos asociados a determinados usos de estos sistemas de inteligencia artificial que pueden ser extremadamente lesivos para los derechos civiles y humanos, sobre todo cuando se militariza la tecnología. Porque, como es muy conocido, los sistemas militares robóticos autónomos basados en técnicas de aprendizaje profundo tendrán comportamientos no explicables, es probable que tomen “decisiones” sesgadas (debidas en parte a sesgos en el big data que usarán para aprender) y tendrán un grado limitado de fiabilidad. Esto los convierte esencialmente en no aptos en situaciones donde los errores serán vidas humanas y donde su inherente inexplicabilidad hará difícil, además, la rendición de cuentas.

Delegar en una máquina la decisión de matar va en contra de la dignidad humana y de los derechos de las personas, que pueden acabar siendo asesinadas extrajudicialmente con independencia de si se encuentran implicadas o no en los conflictos

Teniendo en cuenta la vulneración de principios jurídicos como el de distinción, que obliga a distinguir entre combatientes y no combatientes, y el de responsabilidad, que pide que después de toda acción pueda haber una persona que sea responsable legalmente, parece claro que habría que aplicar el también principio legal de precaución, actuando antes de que estos sistemas sean desarrollados, y parando la actual carrera, previa en el despliegue de las armas autónomas.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lo dijo muy claro: “Las máquinas que puedan tener el poder y la capacidad de matar personas son políticamente inaceptables, son moralmente repugnantes, y tendrían que ser prohibidas por el derecho internacional”. Hará falta un gran esfuerzo internacional para conseguir una desmilitarización en este campo de los drones militares, y sobre todo para llegar a un acuerdo mundial de prohibición de los sistemas de armas autónomas.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/indus...

Categorías: antimilitar

Especulador de la guerra del mes: Falken SA

19 January, 2020 - 16:38
Categorías: antimilitar

Páxinas