antimilitaristas.org

Distribuir contido
Actualizado: hace 27 min 30 seg

Breathing Death: en conmemoración de la masacre química de Ghouta (Siria)

fai 29 min 46 seg

La masacre química, que tuvo lugar en Ghouta, periferia de Damasco, hace un año, fue una catástrofe para toda la humanidad. Durante más de dos años y medio de asesinato despiadado, el régimen de Assad ha utilizado armas de fuego, artillería y misiles en masacrar al pueblo de Siria, cuyo único crimen ha sido exigir libertad. El régimen fue incluso más lejos y usó armas químicas prohibidas internacionalmente. El ataque químico del régimen mató, en cuestión de minutos, a más de un millar de personas, la mayoría de las cuales fueron mujeres y niños que estaban durmiendo tranquilamente en el Este y el Oeste de Ghouta. Como otras masacres, la masacre química ha pasado y el culpable que había estado matando despiadada y deliberadamente durante más de tres años ha quedado impune. Hasta la fecha, el número de mártires ha superado la cifra de un cuarto de millón, y sigue subiendo.

A pesar de la indignación de los líderes mundiales en aquel momento, las reacciones fueron simples declaraciones a los medios que quedaron muy lejos de cualquier medida concreta para obligar al régimen a aceptar su responsabilidad o impedir que realizara nuevas masacres. Tanto es así, que hasta el informe de la misión de la ONU evitó establecer culpabilidades o nombrar a los autores, a la vez que se limitaba meramente a confirmar que se habían usando realmente armas químicas aunque esto era algo incuestionable después de más de mil muertes por gas tóxico desde la noche del 21 de agosto de 2013.

La eliminación y destrucción del arsenal químico de Assad, siguiendo la propuesta de su aliado ruso, fue en el mejor de los casos una iniciativa sin sentido para el pueblo sirio. En lo que respecta al criminal que asesinó a los sirios con armas químicas, igual que lo hace con armas convencionales, sigue en libertad persistiendo en su campaña de asesinato y mutilación. No sólo eso, ha llegado a usar armas químicas de nuevo varias veces cuando bombardeó a civiles con cloro, lo cual es una violación de la Convención de Armas Químicas que el régimen ratificó como parte del acuerdo de eliminación del arsenal químico.

Los pueblos del mundo tienen que enfrentarse a sus obligaciones con el pueblo sirio en sus justas demandas de libertad y democracia. Deben presionar a sus gobiernos para que detengan los crímenes de guerra perpetrados por el régimen de Assad. Assad y su régimen deben ser llevados ante un tribunal y la comunidad internacional debería entender que el silencio significa complicidad puesto que permite la continuación de las masacres y las violaciones de los valores de justicia y humanidad por parte de los enemigos de la humanidad.

#‎BreathingDeath‬

Más información:

Declaración de solidaridad con el pueblo palestino del movimiento sirio de noviolencia y activismo civil

Declaración de solidaridad con la revolución siria

«Seguimos aquí»: la lucha de las mujeres sirias

Syria Untold Stories

Categorías: antimilitar

Ucrania: El anarquismo en el contexto de guerra civil

16 August, 2014 - 13:44

Publicado originalmente en avtonom.org el 12 de mayo de 2014

El viernes 2 de mayo la Casa de los Sindicatos en Odessa fue incendiada. Un total de al menos 42 personas perdieron la vida durante los enfrentamientos en la ciudad, la mayoría de ellas en el incendio y las otras en peleas callejeras. Hay un excelente testimonio en ruso de un testigo presencial de los hechos disponible aquí.

Los acontecimientos comenzaron a desarrollarse cuando combatientes armados pro-rusos AntiMaidan atacaron una manifestación organizada por ultras de fútbol con simpatías nacionalistas. En el ataque hubo muertes, pero pronto los pro-rusos fueron superados. Huyeron de vuelta a su campamento de protesta en la plaza Kulikovo Pole, pero los manifestantes pro-Kiev los siguieron y prendieron fuego al campamento de protesta. Los pro-rusos escaparon a la Casa de los Sindicatos, que en poco tiempo fue incendiada. La propagación del fuego puede verse en este vídeo. A partir del segundo minuto se puede ver una llama tras una ventana cerrada, por lo que es posible que alguno de los incendios fueran iniciados desde el interior. Por ejemplo debido a los accidentes con cócteles molotov que fueron utilizados por ambos bandos durante la lucha. Sin embargo también se puede ver nacionalistas pro-ucranianos lanzando cócteles molotov, lo que les hace al menos parcialmente responsables del fuego.

Hay dudas sobre si el grupo central de pro-rusos que atacaron la manifestación con armas de fuego eran provocadores externos. Pero es cierto que en la Casa de los Sindicatos había gente que nada tenían que ver con el ataque. En una serie de fotografías se puede ver a policías que protegen el núcleo de los atacantes. De todos modos la policía fue muy pasiva durante el incendio, y no interfirió en los acontecimientos. Incluso si la policía no formó parte de una conspiración, por lo menos, actuaron con una absoluta falta de profesionalidad.

Durante el fin de semana tropas del gobierno central y “federalistas” locales habían estado librando una guerra en la ciudad de Kramatorsk en la Ucrania del este. Esto quiere decir que lo que está sucediendo en Ucrania puede ya ser considerado una guerra civil. En las próximas semanas se esclarecerá hasta donde se extenderá la guerra y si Rusia va a interferir.

Me considero un experto en el contexto ruso porque viví en Moscú durante más de 12 años, pero esto no quiere decir que sea un experto en temas ucranianos. Sólo he visitado el país en tres ocasiones en los últimos años, y tengo poco más de 20 amigos allí. Sin embargo, habiéndome familiarizado con Ucrania, comprendí rápidamente que podría ser el escenario de una posible guerra civil. Todos mis amigos ucranianos, sin embargo, estaban absolutamente seguros de que aquello era imposible. A pesar de todas las diferencias entre la Ucrania del este y del oeste, nadie estaba dispuesto a matar en su nombre. Estaban convencidos de que Ucrania nunca podría convertirse en otra Yugoslavia. Todos ellos tenía conocidos, amigos y seres queridos a ambos lados del río Dniéper, y de habla ucraniana y rusa. Pero si uno sólo tiene en cuenta sus propios amigos, cae en la trampa de diferencias de escala, ignorando los mecanismos que generan odio a gran escala.

La guerra no requiere odio personal entre las personas, las razones geopolíticas y económicas son suficientes. Y en Ucrania los intereses geopolíticos son mucho mayores que en Yugoslavia. Si alguien tiene interés en inflamar el odio o la guerra étnica, con un pequeño roce étnico es suficiente. Unos pocos abusos, asesinatos y secuestros, y todo el mundo estará listo para la batalla. Esto ha funcionado ahora en Ucrania, al igual que anteriormente en muchos otros lugares.

Por el momento la “izquierda” occidental parece estar desorientada en relación con la situación en el país. Es porque la “izquierda”, en términos generales, no es un concepto muy útil en la antigua Unión Soviética, ya que puede significar cualquier cosa, desde los socialdemócratas y los anarquistas, a estalinistas que apoyan a Putin. Personalmente prefiero escribir siempre la palabra entre comillas. Me identifico con los anarquistas, no con la “izquierda”, ya que, desde hace bastante tiempo los anarquistas han sido la única fuerza política en Rusia, que unía el espíritu de oposición contra el racismo, el sexismo y la homofobia a la ética de la igualdad social. Hasta hace muy poco no había mucha “nueva izquierda” de tipo occidental en Rusia, con la excepción de un puñado de trotskistas .

Una división dentro de la “izquierda” en Ucrania es completamente predecible y hasta necesaria. En Járkiv la organización callejera estalinista “Borotba” (“Lucha”) ha estado en el lado opuesto de los anarquistas. En esta región de la antigua Unión Soviética, el 99,9 % de la “izquierda” siempre apoyará el imperialismo por el bien de “estar con el pueblo”. Ya es hora de que los anarquistas rechacen la etiqueta de “izquierda”. Nosotros no tenemos nada en común con esa gente.

Pero los anarquistas también pueden ser fácilmente manipulados con palabras de moda tales como “autoorganización” y “democracia directa”. Por ejemplo Boris Kagarlitsky, un intelectual ruso ampliamente conocido entre la “izquierda” occidental y un invitado frecuente de los Foros Sociales Mundiales, ha encontrado terreno fértil en el este por el uso de estas palabras de moda.

Al parecer los anarquistas de Ucrania y Rusia no fueron capaces de prever el desarrollo de los acontecimientos que han conducido a la guerra civil. El movimiento Maidan sólo se había debatido desde el punto de vista de que podría ofrecer algo mejor que el régimen de Yanukovich. No se esperaba que Rusia reaccionase a un victoria del Maidan fomentando de manera consciente el conflicto, y que la situación eventualmente pudiese llegar a una guerra civil.

Mientras que Rusia es el principal proveedor de maquinaria de propaganda y armas del conflicto, los países occidentales no lo están haciendo mucho mejor, ya que sólo reconocen los intereses del nuevo gobierno en Kiev y presentan al movimiento de Ucrania del este como unas simples marionetas de Rusia. El brazo armado de los “federalistas” son sin duda títeres del Kremlin, pero si no fuera por el descontento generalizado y las protestas contra el nuevo régimen en Kiev, no habría aparecido este brazo armado.

No creo que una guerra civil sea el objetivo del Kremlin. En primer lugar quería desestabilizar Ucrania al máximo con el fin de que Kiev renunciase a cualquier intento de recuperar el control de Crimea. Ahora la situación está fuera del control del Kremlin, y puede que tenga que enviar tropas regulares a Ucrania con el fin de cumplir con la promesa de apoyo que ha dado a los “federalistas”.

El gobierno de Kiev ha dado tantos “ultimátums finales” que fueron rápidamente olvidados, y ha anunciado tantas “operaciones antiterroristas” inexistentes, que es evidente que tiene muy pocas tropas listas para la batalla. En realidad las tropas del gobierno central han pasado unas cuantas veces a la acción con resultados tragicómicos. Por lo tanto el gobierno entiende que todavía se cuestiona si tendría éxito en un guerra civil a gran escala. Sin embargo, también entiende que la guerra puede ayudar a disciplinar la sociedad, estabilizar el nuevo orden y relegar las promesas dadas al Maidan al olvido. Con el tiempo ambas partes han llegado a comprender que podría ser necesario para sus intereses desencadenar una guerra a gran escala, aunque no hubiera sido el plan inicial.

Los desacuerdos dentro del movimiento anarquista

En el transcurso de los acontecimientos los movimientos anarquistas de Ucrania y Rusia se han dividido en tres partes diferentes. El primer grupo se ha concentrado en producir declaraciones para Internet, en contra de ambos lados del conflicto. Para ellos el mantenerse fuera de cualquier proceso social es casi un principio y sólo quieren hacer seguimiento y evaluar. La participación en la protesta social no es su objetivo, ya que prefieren mantener sus manos limpias. Como en cada proceso participan o los liberales repugnantes, los odiados nacionalistas, los horribles estalinistas, o los tres al mismo tiempo, u otros indeseables, uno no puede participar nunca plenamente en nada y la única alternativa es quedarse en casa y publicar declaraciones en Internet escribiendo cómo todo va de mal en peor. Sin embargo, la mayoría del tiempo estas declaraciones son sólo obvias banalidades.

El segundo grupo lo componen los que se entusiasmaron con todo el espectáculo de los disturbios (“riot porn”) y la violencia contra la policía de Kiev, sin tener en cuenta quién ejecutaba esta violencia y en interés de quién. Ciertos antifascistas incluso llegaron tan lejos que empezaron a defender la “unidad nacional” en el Maidan, y amenazaron a algunos anarquistas de Kiev por sus críticas al Maidan y su negativa a participar. La mayoría de esta gente son sólo fans de la violencia contra la policía sin ningún marco teórico, pero algunos quieren darle al Maidan un imaginario sabor antiautoritario, equiparando la junta general del Maidan (“Veche”) con los consejos revolucionarios establecidos durante las revoluciones del siglo XX. Basan esta afirmación en las demandas sociales ocasionalmente presentadas en el Maidan, pero estas demandas siempre han sido marginales dentro de la agenda del Maidan.

Una de estas demandas marginales fue la propuesta de que los oligarcas paguen una décima parte de sus ingresos en impuestos, lo cual, en general, correspondía con las ideas del populismo nacionalista. Sin embargo, las demandas del Maidan de Kiev estaban muy lejos de exigir que los oligarcas devolvieran los miles de millones robados a la sociedad. En Vinnytsa y Zhitomir hubo un intento de expropiar fábricas de propiedad de capital alemán, pero fue el único caso que conozco que intentó ir más allá del contexto nacional-liberal.

En cualquier caso, el problema principal en el Maidan no era la ausencia de una agenda social y de democracia directa, sino el hecho de que la gente ni siquiera lo exigía. Incluso aunque todas las participantes repetían que no querían otra “revolución naranja”, como en 2004, ni que volviese Yulia Timoshenko, al final del día, el magnate del chocolate Poroshenko y el boxeador Vitaly Klichko están liderando las encuestas. Ésta fue la elección del pueblo una vez se cansaron de la vía revolucionaria, tal como la proponían los nacionalistas radicales de “Pravy Sektor” (Sector de Derechas). A partir de ahora la gente quiere volver a “la vida normal y corriente”, a la vida de antes de Yanukovich, y no están dispuestos a hacer los sacrificios que los nuevos acontecimientos revolucionarios exigen. La democracia representativa es, en efecto, como una hidra, si cortas una cabeza, dos crecerán en su lugar.

Sin embargo, ninguno de los temores de “golpe de estado fascista” se han materializado.
Los fascistas ganaron muy poco poder real, y en Ucrania su papel histórico es ser los soldados de asalto para las reformas liberales que exige el FMI y la Unión Europea - es decir, recortes de pensiones, la subida de más de cinco veces del precio de consumo de gas, y otras medidas. El fascismo en Ucrania tiene una larga tradición, pero ha sido incapaz de poner en marcha su propio programa en la ola revolucionaria. Es muy probable que el partido “Svoboda” (“Libertad”) se haya desacreditado por completo ante sus votantes.

Pero cualquiera que hubiera tratado de intervenir, anarquistas incluidos, habría encontrado el mismo destino - es decir, ser marginalizado después de todo el esfuerzo. Durante las protestas, anarquistas y la “izquierda” miraban hacia el Sector de Derechas con envidia, pero al final de todo la visibilidad y notoriedad, por las que pagaron un alto precio, no ha sido suficiente para ayudar al Sector de Derechas a ganar una influencia real.

Si los anarquistas de Kiev hubieran escogido la posición de “observadores neutrales” después de que Yanukovich disparase a los manifestantes, los habría desacreditado completamente. Si después de ser fusilados, la clase obrera, o más exactamente “el pueblo”, es decir, la clase obrera junto con la capa más baja de la burguesía, no hubieran derrocado a Yanukovich, la sociedad ucraniana caería en un sueño letárgico, experimentado ya en la actualidad por las sociedades rusa y bielorrusa. Obviamente, después de la masacre no había otra opción posible excepto derrocar el poder, no importa lo que viniera en su lugar. Los anarquistas de Kiev estaban en posición de influir significativamente en la situación, pero mantenerse al margen ya no era una opción.

Y así llegamos a la tercera posición adoptada por anarquistas, la “centrista” - entre el afán por acción sin pensamiento previo y las declaraciones “neutrales” en Internet. El grupo de los anarquistas realistas entendió, que incluso si las protestas del Maidan prácticamente carecían de un programa positivo significativo, algo había que hacer o en el futuro sería terrible .

Los límites de la intervención

Los anarquistas de Kiev participaron en una serie de iniciativas importantes durante la oleada revolucionaria - en primer lugar, la ocupación del Ministerio de Educación, y el asalto contra la Oficina de Inmigración por parte del grupo local de “No Border”, que estaba buscando pruebas de cooperación ilegal con los servicios de seguridad de países extranjeros. Pero la intervención anarquista más exitosa fue la de Járkiv, donde el Maidan era relativamente débil, pero también más libre de influencia nacionalista.

Sin embargo, este centrismo tiene sus propios problemas. Por un lado, puedes ayudar sin querer a que las fuerzas equivocadas ganen poder, también desacreditando la protesta radical. Un segundo problema sería que podrías terminar luchando en una guerra que no es la tuya. Cuando el AntiMaidan atacó el Maidan en Járkiv, su enemigo imaginario no fueron los anarquistas, sino la OTAN, la UE o los fascistas occidentales de Ucrania. Ya que los anarquistas se habían unido al Maidan, habría sido una cobardía abandonar la lucha una vez comenzada. Así, los anarquistas acabaron luchando codo con codo con los liberales y fascistas. No quiero criticar a los anarquistas de Járkiv; después de todo, lo que hicieron fue, tal vez, el intento más serio entre los anarquistas ucranianos de influir en el trascurso de los acontecimientos, pero ésta apenas era su lucha, y éstos no eran en absoluto los aliados que querían.

Y así llega el momento en que la deserción se convierte en imperativo, y es cuando comienza la guerra civil. Hasta ahora todavía es demasiado pronto para hacer una evaluación definitiva de los intentos anarquistas por influir en el Maidan, y tras el comienzo de una guerra civil, el Maidan ya no juega ningún papel. A partir de ahora, las asambleas se convertirán en ejército, y los rifles de asalto reemplazarán los cócteles molotov. La disciplina militar reemplazará la organización espontánea.

Algunos partidarios de la organización ucraniana “Borotba” y el Frente de Izquierda rusa han declarado que están tratando de hacer las mismas cosas que los anarquistas hicieron en el Maidan, es decir, protestar directamente por demandas sociales. Pero el AntiMaidan no tiene estructuras de democracia directa, ni siquiera distorsionadas. Adoptaron rápidamente el modelo de las organizaciones jerárquicas, militares. El liderazgo del AntiMaidan se compone de ex-agentes de policía y de la reserva del ejército. No intenta ejercer influencia a través de las masas, sino con el poder militar y las armas. Esto tiene mucho sentido, teniendo en cuenta que según una reciente encuesta incluso en la zona más pro-“federalista”, en Lugansk, apenas un 24 % de la población está a favor de la toma armada de estructuras gubernamentales. Es decir, el AntiMaidan no puede alcanzar la victoria a través de manifestaciones masivas.

Considerando que en su esencia el Maidan era una protesta liberal de clase media y nacionalista, con el apoyo de parte de la burguesía, el AntiMaidan es de tendencia puramente contra-revolucionaria. Por supuesto que el AntiMaidan tiene sus bases populares. Un intento anarquista de intervenir en el movimiento significaría apoyar el enfoque soviético e imperialista. El Partido Comunista de la Federación Rusa, Borotba, el Frente de Izquierda Ruso y Boris Kagarlitsky se han sumado a este sector chovinista soviético. Intervenir en el Maidan sólo tenía sentido siempre y cuando el enemigo fueran las fuerzas de policía Berkut y matones a sueldo. Cuando los oponentes son participantes del AntiMaidan desorientados, ya no tiene sentido luchar en las calles.

Cuando se mira a ambos lados del conflicto se puede ver una tendencia peligrosa, con la que cada anarquista y antiautoritario se enfrentará en el futuro: la recuperación de la retórica y terminología anti- autoritaria para fines de ideologías jerárquicas. Por un lado tenemos a los “nacionalistas autónomos”, que han encontrado la simpatía entre muchos anarquistas, y, por otro, los intelectuales como Boris Kagarlitsky. Ambos lados caracterizan facciones en guerra con atributos tales como “democracia directa” y “autoorganización”. En realidad, estas características están, o bien, presentes de una forma distorsionada, o no están presentes en absoluto. Cuando dos diferentes sabores de nacionalismo son “autorganizados” con el fin de mutilarse y asesinarse entre sí, no hay nada que celebrar. Tras los acontecimientos en Ucrania, está claro que los anarquistas deben explicar al mundo la diferencia esencial entre la “autoorganización” y la autoorganización.

Según la encuesta de opinión a la que se hace referencia más arriba, en la Ucrania del este como conjunto sólo el 12 % de la población apoya las acciones armadas de los “federalistas”, mientras que al gobierno de Kiev le apoya un 30 %. El restante 58 % no apoya a ninguno de ellos, y en condiciones de guerra civil, esta es la mayoría con la que debemos contar. Debemos alentar la deserción y la prevención de conflictos. En cualquier otra situación, y si los anarquistas tuvieran más influencia, podríamos formar unidades independientes en contra de ambas facciones beligerantes.

Civiles desarmados han detenido baños de sangre en varios lugares moviéndose entre las tropas como escudos humanos. Si no fuera por este tipo de desobediencia civil, una guerra a gran escala habría estallado mucho antes. Deberíamos apoyar este movimiento y tratar de dirigirlo al mismo tiempo contra los “Federalistas” y las tropas del gobierno. En caso de que Rusia reaccionase, ya sea mediante la ocupación de partes Ucrania del este, o el país en su conjunto, podríamos tomar el ejemplo de los partisanos anarquistas de la época de la Segunda Guerra Mundial en Francia e Italia. Bajo tales condiciones, el principal enemigo es el ejército de ocupación, que generaría muy rápidamente en toda la población gran hostilidad hacia el invasor. Pero también es necesario mantener la máxima distancia de los elementos nacionalistas de la resistencia, pues cualquier alianza con ellos dificultaría que anarquistas realizasen su propio programa en el marco de la resistencia.

Los acontecimientos de Odessa son una tragedia, y es posible que entre las que murieron en la Casa de los Sindicatos también hubo personas que no participaron en la escalada de violencia. Las personas que lanzaron cócteles molotov al edificio debían haber entendido las consecuencias. Aún cuando el incendio no fue exclusivamente su culpa, no fue por falta de intentos.

En caso de que la guerra civil se extienda, estas muertes son sólo el comienzo. No cabe duda de que en ambos lados la mayoría sólo quiere una vida mejor para los suyos y su tierra, y que muchos odian a los gobiernos y oligarcas en igual medida. Cuantas más personas sinceramente ingenuas mueran, mayor será la presión para apoyar a una de las facciones en la guerra, y debemos luchar contra esta presión.

Aunque en ciertas ocasiones creemos que puede valer la pena respirar gases lacrimógenos o sentir la porra policial en una revolución burguesa, no tiene ningún sentido en absoluto morir en una guerra civil entre dos bandos igualmente burgueses y nacionalistas. No sería otro Maidan, sino algo completamente diferente. Ninguna sangre, anarquista o de cualquier otro, debería derramarse por esta estupidez.

Antti Rautiainen

Categorías: antimilitar

Declaración de la War Resisters League contra la acción militar de EEUU en Iraq

14 August, 2014 - 11:41

La War Resisters League se opone a todos los preparativos de la guerra y el militarismo tengan o no tengan la aprobación del Congreso de los EEUU. La crisis que se desarrolla en Iraq no se arreglará mediante la acción militar y los ataques aéreos. No se resolverá formando ejércitos en Iraq dotados de misiles “Hellfire” ni mediante políticas de desarrollo neoliberales. No se resolverá con fuerzas que reducen la población de Iraq a facciones religiosas o víctimas impotentes atrapadas en medio de conflictos geopolíticos. No se resolverá felicitándonos por haber predicho el resultado de las sanciones, la invasión y la ocupación, ni por simplemente haber descubierto las raíces históricas de esta devastadora situación.

La solución ya ha empezado con el dificultoso y poderoso trabajo de la supervivencia común, de la reconciliación, conexión, reconstrucción y el sueño que determina la vida de muchas personas iraquíes y hace crecer la esperanza de un futuro más allá de la guerra. Más allá de la seguridad, el bienestar procede de la vivienda, la sanidad y una comunidad activa. La liberación de la violencia y el miedo proviene de la igualdad y la democracia.

Limitar nuestra acción a los términos y plazos dictados por los fabricantes de la guerra es una trampa. Para ser parte de la solución debemos profundizar nuestra solidaridad con la gente cuyo trabajo nos lleva más allá de los cínicas palabras de lo que nos cuentan que es lo posible. En vez de eso, debemos prestar atención a la urgencia que hay detrás de su insistencia en tomar conciencia del mundo que necesitamos.

La Organización para la Libertad de las Mujeres en Iraq (OWFI) está pidiendo apoyo económico para su tareas de evacuación de emergencia. El 100% de vuestras contribuciones a través de la organización MADRE, miembro de Right to Heal, irá inmediatamente y directamente a sostener esta labor vital.¡Haz tu donación aquí!

Más información:
Organización para la Libertad de las Mujeres en Iraq – owfi.info
Federación de Consejos Trabajadores y Sindicatos de Iraq – uuiraq.org
The Right to Heal Initiative – righttoheal.org
Shakomako – shakomako.net
War Resisters League - Iraq Now: Reports

War Resister League

La War Resister League es la organización pacifista estadounidense no religiosa más antigua. Lleva oponiéndose a la guerra interna y a la guerra externa desde 1923. Nuestro trabajo por la revolución noviolenta se extiende durante décadas y ha sido modelado por las nuevas visiones y estrategias de cada generación de pacifistas.

WRL's Newest Statement Against US Military Action in Iraq

NO to continued war in Iraq!

War Resisters League resists all war-making and militarism, regardless of US Congressional approval. The crisis unfolding in Iraq will not be solved by military action and air strikes. It will not be solved by arming forces in Iraq with “Hellfire” missiles nor by neoliberal development policies. It will not be solved by forces that reduce the humanity in Iraq to sectarian factions or powerless victims caught between geopolitical conflicts. It will not be solved by congratulating ourselves for predicting the outcome of sanctions, invasion, and occupation nor by simply historicizing this devastating moment.

The solution has already begun in the difficult and powerful work of common survival, healing, connecting, rebuilding, and dreaming that conditions the lives of many Iraqis and grows hope for a future beyond war. Beyond security, well being comes from housing, healthcare, and vibrant community. Liberation from violence and fear grows from equality and democracy.

To limit our action to the terms and timelines dictated by war-makers is a trap. To be part of the solution we must deepen our solidarity with people whose work leads us beyond the cynical terms of what we are told is possible, instead we must heed the urgency behind their insistence in realizing the world we need.

The Organization of Women's Freedom in Iraq (OWFI) is requesting funding to support their emergency relocation efforts. 100% of your contribution through Right to Heal partner MADRE will go immediately and directly to supporting this vital work. Please donate here!

For more information:
Organization of Women's Freedom in Iraq – owfi.info
Federation of Workers Councils and Unions in Iraq – uuiraq.org
The Right to Heal Initiative – righttoheal.org
Shakomako – shakomako.net
War Resisters League - Iraq Now: Reports

Categorías: antimilitar

Declaración contra la guerra en Ucrania de grupos musicales y colectivos antifascistas rusos, ucranianos e internacionales

12 August, 2014 - 13:43

Against the War

Nosotros, representantes de grupos musicales, colectivos antifascistas y DiV-Inicitiv de diferentes países, creemos que ha llegado el momento para pronunciarse sobre la situación en el este de Ucrania y su influencia negativa sobre el movimiento antifascista en general.

Hemos sido y seremos antifascistas e internacionalistas siempre. Muchos de nosotros hemos visto amenazada nuestra integridad física y nuestra libertad por mantener esta postura. No podemos seguir manteniendo los ojos cerrados ante la «neutralidad criminal» y la esperanza de que la situación cambie a mejor. Seguros de lo que pensamos decimos lo siguiente:

Exigimos el fin del enfrentamiento bélico y la resolución mediante la vía pacífica, mediante una negociación abierta y sin amenazas.

Estamos seguros que a ambos lados del conflicto manipulan y mandan criminales militares que defienden los intereses de los oligarcas y los políticos y que constantemente intentan involucrar a la población civil. De ambos lados participan mercenarios de tristemente conocidos organizaciones de ultraderecha y pseudopatrióticas de Rusia, Ucrania, Bielorusia y otros países europeos.

Condenamos a todos aquellos «antifascistas» que mediante una manera u otra apoyan la operación antiterrorista en el este de Ucrania, esta supone la destrucción de la población civil y las infraestructuras. Rechazamos a todos aquellos que dan apoyo financiero, moral o de cualquier otro tipo a las fuerzas armadas que estas al gobierno antipopular, profascista y oligárquico de Kiev que está provocando una catástrofe en la zona y muchos refugiados. Los políticos partícipes buscan su propio beneficio y no el del pueblo de Ucrania

Condenamos a todos aquellos «antifascistas» que apoyan a los regímenes oscurantistas prorrusos, inventos artificiales para desestabilizar la situación en el este del país. No estamos en el mismo bando con aquellos que no entienden que las repúblicas de Donetsk y de Lugansk están patrocinados por oligarcas y clanes criminales y que utilizan a la población civil para sus propios propósitos. No creemos que está «guerra de la independencia» sea para proteger a los intereses de la población del este. No creemos en la libertad con el signo de la ametralladora, tampoco en este repentino «antifascismo» de mercenarios armados por los cuales también muere gente. No queremos tener nada en común con la gente que últimamente se ha pronunciado como «antifascista» o «anarquista» y que en el fondo son o nacionalistas locales o chovinistas imperiales. Nada en común con aquellos que apoyan la guerra civil y el asesinato, militarismo, ideas imperialistas, culto a la personalidad, incitan al odio entre diferentes países y se alegran de las muertes ajenas. Aquellos que sin saberlo o a sabiendas traza barreras entre activistas de diferentes países y que con sus intrigas difunden propaganda y agitación falsa. No tenéis sitio entre nosotros. Ninguna tolerancia con los provocadores o y los idiotas.

Consideramos enemigos del pueblo a aquellos que declarándose «antifascistas» pactan con hooligans de derechas de equipos de fútbol, que simpatizan con organizaciones y partidos políticos de derechas. A los que justifican a mercenarios fascistas intentando reescribir así la historia que fue escrita con sangre de muchas generaciones. Hay hechos que cuentan como los nazis y los fascistas acabaran matando a sus propios «amigos» y estamos seguro de que esta vez será así.

Os recordamos cuando sangre se derramó en los últimos diez años para poder crear un movimiento antifascista internacional. Nuestros amigos no pelearon y murieron para que ahora jóvenes antifascistas se degraden y sean víctimas de la propaganda estatal. Estamos igual de alejados de los dos bandos del conflicto.

No - a cualquier compromiso o bloque con nazis

No - a cualquier signo de nacionalismo o chovinismo imperialista

No - a la justificación de crímenes de guerra y genocidios

No - a la política de doble cara y al poder de los oligarcas.

En estos tiempos que la sociedad está partida por el lavado de cerebros y la guerra informativa pedimos a la gente normal que aún queda en el movimiento antifascista unirse y apoyar nuestra declaración, firmándola y difundiéndola. Escríbenos a againstwar2014 list.ru

Con saludos antifascistas,

(Lista de firmantes no completa, actualizada)

Distemper (Russia)
Mister X (Belarus)
Cios (Ukraine)
Moscow Death Brigade (Russia)
Stage Bottles (Germany)
Brigadir (Russia)
What We Feel (Russia)
210 (Russia)
Crowd Control (Russia)
Klowns (Russia)
Двадцатые (Russia)
Choix (Russia)
Blackwalker (Russia)
Opposite Against (Russia)
Endless War (Russia)
xSFTCx (Russia)
НАШИхНАДЕЖДЫ (Russia)
Mutagen (Russia)
Concrete (Russia)
Resist Now (Russia)
2VAGONA(Russia/Belarus)
Karramba! (Belarus)
Der Feind (Germany)
Паразиты (Russia)
Will to win (Russia)
Moro Moro Land (Russia)
Barren Ground (Russia)
Tender Branson (Russia)
Confront Stage (Ukraine/Russia)
Diagens (Russia)
Purgen (Russia)
The Riot Gang (Russia)
Залитые Бельмы (Россия)
ЗнЭсло Дах (Ukraine)
ЧЕбурашка (Russia)
Kablam! (Russia)
West Guns (Russia)
Zoraki (Russia)
Интерпретация Жизни (Russia)
Цынник (Russia)
Kick the wife (Belarus)
Не хочешь - не слушай (Russia)
Old Robbers (Russia)
Свое Мнение (Ukraine)
Total Control (Russia)
Axidance (Russia)
Юность (Russia)
Нормы Морали (Russia)
Dead President (Russia)
Changes (Russia)
RV (Russia)
Faces Injured (Russia)
Азон (Russia)
faceOFF (Belarus)
Direct Action (Russia)
Gwynplaine (Russia)
Protones (Russia)
Marshall Ar.ts (Germany)
Ignore Idols (Russia)
Территория Отчуждения (Russia)
Не Имеет Значения (Russia)
Старов (Russia)
Pay For Progress (Russia)
ASSHOLES' SYNDICATE (Russia)
Hopes & Disasters (Russia)
Политзек (Russia)
GROSSEBOMBEALLESWEG (Germany)
Hausvabot (Germany)
Электрические партизаны (Russia)
Последний Пионер (Russia)
Кушать продано (Russia)
S'n'D (Belarus)
Beyond The Borders (Латвия)
Саблин МЦ (Russia)
Индульгенция (Russia)
Action Sédition (Canada)
Rise&Shine (Belarus)
Devil Shoots Devil (Belarus)
ВремяОтвечать (Russia)
Good Memory (Russia)
Tilidin (Germany)
коллективы:
Ultra St.Pauli (Germany)
Antifa.cz (Czech)
STC (Russia)
Беспартия (Russia/Ukraine)
xПобедах (Russia)
Wild West Initiative (Russia)
AFA Novi Sad (Serbia)
FNB-UFA (Russia)
Farp (Brasil)
коллектив фестиваля Карельский мор (Russia)
BRIGADA ACAB (Mexico)
Manchester 161 (England)
REST SUMMER FEST (Russia)
UST-Сыктывкар (Russia)
коллектив фестиваля Удар По Ценам (Russia)
United Hardcore Front (Russia)
mob30 (Russia)
ПРОЕКТ В (Russia)
Mobchik (Russia)
3 side ultras (Belarus)
Libertäre Interaktive Aktion Düsseldorf (Germany)
букинги/лэйблы/дистро
Mad Butcher Records (Germany)
Street Beat Records (Belarus)
Street Influence Records (Russia)
MLM records (Russia)
Fatality Records (Russia)
Gorgona Records (Russia)
Bookcake Records (Russia)
Earth Under Attack (Russia)
Unity Booking (Russia)
No Rules Booking (Germany)
1000 Travels to noise (Germany)
Red Dogs Rec (Russia)
East Beat Records (Russia)
Long Journey Booking (Russia)
CARPET ATTACK (Russia)
Southern City's Lab (Russia)
Ural Distro (Russia)
порталы:
Antifa.fm (Russia)
Mosh Beatdown Hardcore (Belarus/Ukraine/Russia) ‪- #‎diy_music‬ (Russia)
На Кибертроне (Russia)
Punk on Vinyl (Russia)
Красно-Черный Блог (Россия)
Марксист (Russia)
Straight Edge Tattoos (Russia)
Музыка Культурной Революции (Russia/Ukraine)
GNWP.ru (Russia)
SocFilm.ru (Russia)
PunkWay.ru (Russia)
InsideWay.ru (Russia)
СЛОМАЙ МУЗЫКУ! (Russia)
Counter-Culture (Belarus)
anarcho-news.com (Russia)
Made in Moscow (Russia)
Sadwave (Russia)
Баррикада (Russia)
Tacm4000 (Russia)
Design against prejudices (Russia)
DIY nation (Russia)
anarcho_rastishka (Russia)
OPPOSING MUSIC (Russia)
радиостанции:
xBeeRx xRadiOx (World)
UnityFm (Belarus)
Свободный узел

Categorías: antimilitar

La oposición en Venezuela

11 August, 2014 - 20:51

Insumissia no hace suyas todas las informaciones de este artículo, escrito desde una clara óptica pro-bolivariana. Nos hacemos eco de esta opinión porque, desde la subjetividad, aporta elementos para entender el conflicto de Venezuela y el papel que está jugando una oposición fuertemente organizada que combina tácticas de boicot y sabotaje a los suministros, con acciones de desobediencia civil, entre otras estrategias, en su afán por descabalgar al chavismo del control de las instituciones del estado. El militarismo no es patrimonio exclusivo del poder y éste, según se denuncia desde diferentes fuentes, quizá podría ser un caso de militarismo insurgente disfrazado de ciudadanismo defensor de «la democracia» y los derechos humanos. En cualquier caso que cada cual consulte las diversas fuentes y extraiga su propia opinión.

Lidia Falcón
Público

11 ago 2014

La oposición al gobierno bolivariano de Venezuela, de momento concentrada en la llamada MUD, Mesa de Unidad Democrática,  ha establecido la alianza contra natura de las fuerzas capitalistas liberales, los veteranos Acción Democrática y COPEI, con las más derechistas como Primero Justicia que lidera Capriles y Voluntad Popular de Leopoldo López -encarcelado por ser el instigador y  promotor de los ataques violentos de las guarimbas de este año- partidos que se reclaman de izquierdas como el MAS, Bandera Roja, la Causa R, y otras igualmente minúsculas formaciones que se autodenominan progresistas. Este extraño maridaje no ha conseguido convencer al pueblo venezolano de la bondad de sus propuestas. Sabe que la oposición no les traerá más que la miseria anterior. La MUD únicamente ha ganado tres de las veinticuatro gobernaciones de Estado y menos del tercio de las alcaldías. Ante este fracaso continuado, las estrategias que los llamados demócratas han seguido para derrocar a Maduro y hacerse con el poder son toda la cadena de actuaciones que conocemos bien del fascismo y de la CIA.  Campaña continuada de calumnias, sabotajes y boicot empresarial, asesinatos, lesiones, estragos, daños en bienes públicos y privados.

Apenas fracasado el golpe de Estado de 2002, los dirigentes de la MUD organizaron el paro petrolero en diciembre del mismo año, que causó miles de millones de pérdidas. Los gerentes, ingenieros y técnicos adeptos a la línea ideológica del capitalismo liberal, que pretende sustituir el gobierno actual revolucionario, urdieron la astuta estrategia de detener a los barcos petroleros en los puertos. De tal modo, al no poder transportar el combustible este se almacenaba en los tanques hasta que estaban llenos y ya no se podía seguir refinando. Solamente la fidelidad de la mayoría de los trabajadores y la intervención del Ejército, además de la compra de petróleo a países amigos, permitió que los venezolanos no pasaran unas Navidades miserables como pretendía la oposición.

Transcurrieron diez años pero el enemigo no se cansa nunca. Haber perdido el poder en Venezuela, que desde que existe como nación, había sido propiedad de los terratenientes, los banqueros y las compañías multinacionales, convertido el país en el patio trasero petrolero de Estados Unidos, es insoportable para esa coalición que se presenta con la bandera de la democracia. Por ello, cuando tampoco el paro petrolero fue eficaz para conseguir que el pueblo se rebelara y echara al odiado presidente Hugo Chávez, intentaron vanamente ganar financiando la corrupción, saboteando la importación de insumos y acabaron por cavar su tumba absteniéndose de presentarse a elecciones, en lo que creyeron que sería un sabotaje electoral eficaz, y que únicamente sirvió para que la Asamblea Nacional fuese totalmente chavista.

Tuvo que morir Hugo Chávez para que en enero de este año -no se había cumplido uno del fallecimiento- organizaran las guarimbas: incendios, asesinatos, destrozos de tiendas, de autobuses, de centros médicos, de escuelas, y hasta colgaron cables para decapitar a motoristas y peatones. Después de que transcurrieran varios meses sin que a pesar de los disturbios ni los venezolanos ni las venezolanas hubieran claudicado y se hubiesen entregado a los designios salvadores de la MUD, la oposición tuvo que aceptar la derrota y cambiar de estrategia.

Quedaba la operación que cuarenta años atrás la oligarquía con el apoyo de EEUU puso en marcha en Chile. Sitiar a la población por escasez.  Las grandes, y a veces las pequeñas empresas también –que hacen su agosto-, se han dedicado al sabotaje continuado de las mercancías. Las corporaciones siguen dominando los más importantes sectores: la alimentación, bebidas, automóviles, ropa, zapatos, electrodomésticos, y la gente tiene, a veces, que hacer largas colas para comprar algunos productos de alimentación, siempre los más necesarios. Que soporta con total tranquilidad, porque este pueblo sabe que ese es el peaje que ha de pagar por mantener su gobierno revolucionario, y que de perderlo no le quedará más futuro que el pasado, en que volverán  a la miseria y el abandono y a ser colonia estadounidense.

El gobierno bolivariano, al que acusan de dictador, no ha intervenido ninguna de las grandes multinacionales, y esta tolerancia la están aprovechando para acaparar alimentos, productos sanitarios y de limpieza, y utilizan los dólares que el gobierno les entrega para la importación en comprar productos de cosmética y perfumería, pero no  leche, harina ni papel higiénico. La Polar, el gigante productor de cerveza y alimentación, acaba de subir el 67% el precio de la harina de maíz, principal ingrediente de las arepas, el pan venezolano, y el gobierno se ve obligado a subvencionarla para no dañar la modesta economía de los trabajadores y las trabajadoras.

Pero sin duda la oposición que intenta derrocar al gobierno bolivariano en Venezuela cuenta con el inestimable apoyo de Estados Unidos. No solo la MUD recibe de éste subvención económica, que no se avergüenza de reconocer, sino que el Departamento de Estado continuamente toma medidas claramente hostiles al gobierno bolivariano. Primero fue la peripecia de detener a un cónsul venezolano en Aruba, donde Holanda siguió fielmente las instrucciones norteamericanas, para tener más tarde que dejarlo en libertad y pedir excusas. Ahora EEUU ha decidido no conceder la visa para entrar en su país a 27 funcionarios venezolanos, a los que acusa de violar los derechos humanos. No ofrece detallada información de cuáles han sido las acciones que se inscriben en ese rublo, por lo que esa genérica inculpación obliga a sospechar que se trata únicamente de seguir minando la resistencia de la V República, cuyas medidas de avance de la revolución socialista en la que están inmersos tanto el gobierno como el pueblo venezolano parecen desesperar tanto a Capriles como a Obama.

Pero aún aceptando que esos funcionarios hubieran podido cometer excesos en el cumplimiento de sus funciones, y tampoco se aclaran cuáles sean esas, me gustaría tener información de a cuántos políticos hondureños les ha negado EEUU la visa por considerarlos incumplidores de los derechos humanos. En Honduras, donde un golpe de Estado militar arrancó de su dormitorio al que era Presidente de la República, Manuel Celaya, en plena noche y en pijama y lo trasladó inmediatamente en un avión a Costa Rica, se ha legitimado un cruento e injusto régimen. Los rankings oficiales consideran a Honduras el más violento de los países latinoamericano: los abusos policiales, las desigualdades económicas y la falta de protección de los más débiles, las mujeres y los niños las principales víctimas, sin leyes ni sistema judicial que los ampare, están denunciados por las redes sociales y el Movimiento Feminista. Pero no he leído nunca que el Departamento de Estado le niegue el visado a ninguno de sus funcionarios.

En Méjico los asesinatos de mujeres con la connivencia de la policía constituye un escándalo internacional; la corrupción del narcotráfico y los malos tratos en comisarías están denunciados en varios documentales y películas, pero no he leído nunca que el Departamento de Estado le niegue el visado a ninguno de sus funcionarios. Ni a los colombianos, en cuyo país lleva desarrollándose una guerra de la oligarquía contra el pueblo desde hace sesenta años, y en el que varios de sus militares y policías, incluyendo al anterior Presidente Álvaro Uribe, están procesados por genocidio, secuestros y asesinatos de campesinos a los que dieron en presentar como guerrilleros. Ni a los militares y funcionarios guatemaltecos que cometieron toda clase crímenes contra su pueblo y cuyo Presidente Efraín Ríos Montt,  ha sido acusado y juzgado por genocidio ni a los salvadoreños ni a ninguno de los mandatarios, funcionarios o empleados de gobiernos corruptos y asesinos, conocidos en el mundo entero. Han tenido que ser venezolanos los que han suscitado la indignación y sanción de EEUU. Con la anuencia del Presidente Obama que se ha permitido hacer declaraciones diciendo que se conculcan los derechos humanos en Venezuela, el mismo que apoya a Israel para que lleve a cabo el exterminio de la población de Gaza.

Difícil es para el pueblo y el gobierno venezolanos enfrentar a tantos y tan poderosos enemigos. Pero observando cotidianamente el entusiasmo, la seguridad, la tenacidad con que los trabajadores, las mujeres, los comuneros y las comuneras, están construyendo el socialismo en Venezuela, queda la esperanza de que esta vez el triunfo sea suyo.

http://blogs.publico.es/lidia-falco...

Categorías: antimilitar

La Revuelta Árabe y la Izquierda Conspiracionista

9 August, 2014 - 15:02

Publicado originalmente por Unrepentant Marxist el 30 de julio de 2012.

Tras leer el artículo de 5000 palabras de Charlie Skelton publicado en The Guardian el 12 de julio, titulado “The Syrian opposition: who's doing the talking?“ (La oposición siria: ¿quién participa en las conversaciones?), me acordé de las diferencias entre marxismo y lo que yo llamo “conspiracionismo”.

El marxismo se basa en un análisis de clase pero el conspiracionismo subscribe en esencia la teoría del Gran Hombre, en la cual la Agencia Central de Inteligencia (CIA) e instituciones paraestatales mueven los hilos en una función de marionetas global. Piensan que la tarea principal de la izquierda es tirar de la cortina igual que Toto en “El Mago de Oz”, y poner a la vista a los titiriteros, como si este conocimiento pusiera fin a la intervención capitalista en Oriente Medio o en cualquier sitio. Y más problemáticamente, los conspiracionistas ven el apoyo de la CIA a los movimientos insurgentes como una evidencia prima facie de que hay que oponerse a ellos. Para la mayoría de la izquierda conspiracionista, Libia y Siria son los arquetipos de su peculiar visión del mundo. Pero al menos para un notable miembro de esta corriente —Michel Chossudovsky de Globalresearch.org— la red abarca mucho más. La revolución egipcia también está podrida, ya que algunos de sus líderes tienen el apoyo de Occidente.

El artículo de Skelton consiste en un esfuerzo por conectar la líneas de puntos entre el movimiento contra Assad y el imperialismo occidental mediante numerosas “revelaciones” como los vínculos con Bilderberg de una líder del Consejo Nacional Sirio.

Aquí tenemos a Bassma Kodmani, vista abandonando la conferencia de Bilderberg de este año en Chantilly, Virginia. Kodmani es miembro del comité ejecutivo y jefe de asuntos exteriores del Consejo Nacional Sirio. Kodmani está cerca del centro de la estructura de poder del CNS, y es una de las portavoces del CNS que se prodiga más. “No es posible ningún diálogo con el régimen en el poder. Solamente podemos hablar de cómo pasar a otro sistema político diferente”, declaró ella esta semana. Y aquí está, citada por la agencia de noticias AFP: “El próximo paso tiene que ser una resolución bajo el Capítulo VII, que permita el uso de todos los medios legítimos, medios coercitivos, embargo de armamento, así como el uso de la fuerza para obligar al régimen a cumplir la resolución.” Este año fue el segundo Bilderberg de Kodmani. En la conferencia de 2008, Kodmani fue etiquetada como francesa; en 2012, su nacionalidad francesa había desaparecido y se la consideraba simplemente como “internacional”. Su patria se había convertido en el mundo de las relaciones internacionales.

Skelton es una especie de corresponsal especial en Bilderberg para The Guardian. Su primer artículo data de 2009. No estoy muy seguro de cómo consiguió este encargo, ya que sus anteriores trabajos fueron escribir comedia y la crítica de películas porno para Erotic Review. Bueno, quizás sí que era la preparación idónea.

Bilderberg es el Santo Grial de las mentes conspiracionistas. Supuestamente se trata del lugar donde la clase gobernante se reúne una vez al año para trazar sus planes de cómo dominar el mundo. Para un Ian Fleming izquierdista, es una colección de supervillanos a la espera de que aparezca un James Bond de izquierdas. Quizás alguien como Charlie Skelton.

Llegué anoche, bajo la protección de la oscuridad. Le dije al taxista que parara a 50 metros del hotel. Me preguntó por qué. No podía decirle que lo hacía para inspeccionar la entrada en busca de cámaras del FBI. Simplemente murmuré que no podía decírselo. Sus ojos se abrieron. “¡Ah, ya entiendo!” ¿Qué era lo que sabía? ¿Y qué era eso que nos seguía? Un hombre conduciendo un BMW. Estremecedor.

En todo el artículo de 5000 palabras de Skelton no había ni una referencia a los sirios normales que han arriesgado sus vidas por oponerse a Bashar al-Assad, o bien mediante protestas pacíficas o mediante la lucha armada. Hasta ahora 20.000 personas han perdido sus vidas en este conflicto, la inmensa mayoría de las cuales es razonable decir que se oponen a la dictadura. Si Siria tuviera la misma población que EEUU, esta cifra equivaldría a 300.000 muertos, una cifra desoladora.

¿Qué puede hacer que tanta gente arriesgue su vida en una batalla tan desigual? Para encontrar una respuesta a ello, hay que mirar en un sitio distinto a los relatos de comediantes conspiracionistas como Charlie Skelton. Por toda la preocupación con la elite corporativa occidental y la CIA, la respuesta real se encuentra en el interior de la propia Siria, y los intensos cambios sociales que el investigador marxista Bassam Haddad ha identificado en el artículo The Syrian Regime's Business Backbone:

A finales de los años 90, la comunidad de negocios que habían creado los Assad a su propia imagen, había transformado Siria de un estado semisocialista a un estado de capitalismo de amigotes por excelencia. La liberalización económica que empezó en 1991 había redundado fuertemente en beneficio de los magnates que tenían vínculos con el estado o lo que eran socios de altos funcionarios del estado. El sector privado creció por encima del sector público, pero los miembros más pudientes del sector privado eran altos funcionarios estatales, políticos y sus familiares. El crecimiento económico registrado a mediados de los años 90 fue poco más que un boom del consumo de corto recorrido, como pone de manifiesto la depresión de final del siglo. Las tasas de crecimiento han caído del 5-7% al 1-2% entre 1997 y 2000 y en adelante. Después de que Bashar al-Assad sucediera a su padre en 2000, los arquitectos de la política económica siria buscaron revertir el decrecimiento liberalizando aún más la economía, por ejemplo reduciendo las ayudas públicas. Se permitieron los bancos privados por primera vez en casi 40 años, y se empezó a diseñar un mercado de valores. Después de 2005, se reforzaron los lazos entre el Estado y el mundo de los negocios mediante el anuncio de la Economía Social de Mercado, una mezcla de enfoques estatales y de mercado que en definitiva privilegió al mercado, pero un mercado sin instituciones robustas ni responsabilidad. De nuevo, el régimen había consolidado su alianza con los grandes negocios a expensas de los pequeños negocios y de la mayoría de los sirios que dependían del Estado para servicios, ayudas y bienestar. Se había perpetuado el amiguismo, pero con un nuevo disfraz. Las familias asociadas con el régimen de una manera u otra llegaron a dominar el sector privado, además de ejercer un control considerable sobre los recursos económicos públicos. Estos clanes incluyen las familias Assad y Makhlouf, pero también las Shalish, al-Hassan, Najib, Hamsho, Hambouba, Shawkat y al-As‘ad, por citar solamente unas pocas. La comunidad de negocios reconstituida, que ahora incluía a altos funcionarios estatales, simpatizantes cercanos y ancha franja de la burguesía tradicional, causó una profunda (y, para el régimen, peligrosa) polarización de la sociedad siria a lo largo de los ejes de ingresos y región. Los años siguientes de escasas lluvias y sequía tras 2003 produjeron una masiva inmigración hacia las ciudades -emigraron más de un millón de personas, ensanchando aún más las desigualdades sociales y regionales. Las grandes ciudades, como Damasco y Aleppo, absorbieron la inmigración más fácilmente que las más pequeñas, que cada vez carecían más de inversión en infraestructuras. Las capitales de provincia como Dir‘a, Idlib, Homs y Hama, junto con las áreas dónde se hallan, son ahora el principal campo de batalla para la rebelión. Los que vivían en las áreas rurales han visto como sus subsistencia consumida por la reducción de los subsidios, la falta de inversión y los efectos de la urbanización, así como por los efectos de décadas de gobierno autoritario corrupto. Los levantamientos tunecino y egipcio los motivaron para expresar su descontento abierta y colectivamente. Otra cosa que nunca encontraremos en la literatura conspiracionista es un repaso a una de las reveladoras conexiones entre la CIA y el mundo árabe, concretamente el servicio que Ghadafi y al-Assad prestaron al programa especial de vuelos de detención del presidente Bush. Comparado con ellos, la asistencia de Bassma Kodmani a las reuniones de Bilderberg son el chocolate del loro.

Una de las víctimas fue Maher Arar, un ciudadano sirio-canadiense e ingeniero de telecomunicaciones que pasó un año en las cárceles de Bashar al-Assad siendo golpeado con cables de metal. Acusado de ser miembro de al-Qaeda, las opiniones de Arar son cualquier cosa menos islamistas. Hace poco fundó una publicación online llamada Prism que es radical y secular. Aquí se puede encontrar un artículo de Arar, titulado Syria: Foreign Interference Between Myth and Reality, un oportuno correctivo a las divagaciones de Skelton:

La exageración de la “influencia exterior” Afirmar que no existe ninguna interferencia exterior, extranjera en los asuntos internos de Siria es negar lo obvio. Pero en mi opinión, esta “interferencia” ha sido exagerada (los análisis que he leído con respecto a este tema se basan en especulaciones que no están apoyadas por los hechos sobre el terreno). Sí, hay países que han tenido siempre un fuerte deseo de ver cómo se deshace el matrimonio sirio-iraní. Pero hasta qué punto estos países están influyendo en los acontecimientos sobre el terreno está lejos de ser saberse con certeza. Por ejemplo, los esfuerzos supuestamente liderados por Qatar y Arabia Saudí para equipar a los rebeldes con armas pesadas todavía no han dando frutos, y parece que el Ejército Libre Sirio está usando principalmente armas ligeras y medias. La mayoría de estas armas han sido o bien compradas a oficiales corruptos del ejército, o bien adquiridas asaltando arsenales. Según informaciones Qatar y Arabia Saudí habrían querido asegurarse de que el armamento sólo se distribuyera entre aquellos grupos que les prometieran lealtad a ellos. Aunque algunos grupos puede que aceptaran el trato, difícilmente todos los grupos aceptarían ninguna precondición, como informa la revista Time. Aunque la CIA puede estar presente cerca de la frontera sirio-turca, toda la evidencia apunta a que EEUU no tiene muchas ganas de armar a los rebeldes, por miedo a que la armas pudieran acabar cayendo finalmente en manos de al-Qaeda o grupos de ideología similar. De hecho, Washington, a pesar de la retórica anti-Assad que leemos en los titulares de los medios, no tiene muchas ganas de reemplazar el régimen de Assad por otro cuya lealtad a los EEUU es incierta. Las dos razones que acabo de mencionar explicar por qué EEUU se han negado hasta ahora a suministrar armas a la oposición armada siria. Las recientes conversaciones que tuvieron lugar en Ginebra demuestran que EEUU prefiere todavía “una solución política” (sea lo que sea lo que esto signifique). Al hilo de la referencia de Arar a los temores de la CIA de que las armas puedan caer en manos de islamistas, debería señalarse que la prensa burguesa ha incrementado sus advertencias sobre la amenaza del yihadismo en Siria de una manera que parece sugerir obediencia a la agenda política de exterior de Obama. A pesar de todo lo que se dice sobre que EEUU maneja los hilos en Siria, hay muchos motivos para creer que Washington tiene más o menos el mismo control sobre el Ejército Sirio Libre que el que tiene sobre Hamas o Hezbollah.

Para algunos conspiracionistas, el ángulo yihadista es el no va más. Al-Qaeda está debajo de todas las camas en Oriente Medio, un miedo que se originó con el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2011. Para la gente como Michel Chossudovsky de Global Research y Thierry Meyssan de Voltairenet, las revueltas en Libia y en Siria son sólo la última evidencia de los complots de la CIA que echan mano de recursos humanos islamistas.

Meyssan es el autor de dos libros conspiracionistas: 9/11: The Big Lie y Pentagate, un libro que argumenta que fue un misil en vez de un avión lo que impactó contra el Pentágono. Ordinariamente, me tomaría a Meyssan como un típico caso de chiflado, pero aparentemente tiene algo de tirón entre autodenominados marxistas como Diana Barahona, que recomendaba a los lectores del North Star:

Para una buena explicación de quién es realmente la oposición siria armada, lean “Quién está luchando en Siria”, de Thierry Meyssan, informando desde Damasco. http://www.voltairenet.org/Who-is-f...

Brian Slocums, el autor del artículo Sobre el terreno con la oposición siria, del que estaba hablando Barahona, echó un vistazo al texto de Meyssan y le pareció lleno de carencias:

A pesar de ello, echemos una mirada al resto de las afirmaciones en este artículo. Los acompañantes de Conroy en la foto son descritos como líderes de “al Qaeda”. Abdulhakim Belhadj (correctamente identificado) ciertamente no tenía nada que ver con al Qaeda en el momento en que se tomó la foto, pero es verdad que tenía un pasado yihadista 10 años atrás, así que es una verdad a medias (un buen tanto para Meyssan). El tipo que yo creo que está incorrectamente identificado como al-Harati, probablemente tiene un pasado similar. Pero el verdadero al-Harati no tiene ni vínculos con al Qaeda ni pasado yihadista: vivía tranquilamente en Dublín desde sus años de adolescencia hasta el estallido de la revolución Libia en 2011. El artículo afirma: “Según el ex Primer Ministro José María Aznar, Mahdi al-Harati todavía está en busca y captura por su implicación en los atentados de Madrid”. Esta pieza de aritmética de Meyssan es un bulo dentro de un bulo: la acusación que hizo Aznar iba dirigida contra Belhadj, no al-Harati, y además no tiene ningún fundamento real. No existe ninguna persona “en busca y captura” en España por los atentados de Madrid. Siempre me ha impresionado desagradablemente que sectores de la izquierda, ya sean marxistas com Barahona o conspiracionistas como Meyssan, puedan ser tan crédulos en lo que respecta a asuntos como éste. Cuando sus enemigos escriben algo que va contra su núcleo ideológico, utilizarán hasta el último gramo de su energía intelectual para desmontar a una Judith Miller o un Christopher Hitchens. Pero cuando promueven la misma agenda que ellos, sus facultades críticas se van por el sumidero.

Por su parte, Michel Chossudovsky culpa de los atentados del 11-S a un complot conjunto CIA/ISI:

Los terroristas del 11-S no actuaron por propia voluntad. Los secuestradores suicidas fueron instrumentos en una operación de inteligencia cuidadosamente planeada. Las evidencias confirman que Al Qaeda está apoyada por la inteligencia militar paquistaní, la Inteligencia Inter-Servicios (ISI). Está ampliamente documentado que ISI le debe su existencia a la CIA.

Así no es de extrañar que considere la revuelta siria como más de lo mismo:

Desde mediados de marzo de 2011, grupos armados islamistas, apoyados encubiertamente por la inteligencia occidental e israelí, han llevado a cabo ataques terroristas dirigidos contra edificios del gobierno, incluyendo incendios provocados. Está ampliamente documentado que pistoleros entrenados y francotiradores, incluyendo a mercenarios, han disparado contra la policía, las fuerzas armadas, y también civiles inocentes. Existe una amplia evidencia, como se señala en el informe de la Misión de Observación de la Liga Árabe, de que esos grupos armados de mercenarios son responsables del asesinato de civiles. En honor a la verdad hay que decir que Chossudovsky por lo menos es coherente al aplicar su esquema conspiracionista a la política de Oriente Medio. Libia y Siria no son las únicas víctimas de una conspiración de la CIA. Ésta puede encontrarse virtualmente en todas partes, incluido Egipto y Túnez: La cooptación de líderes de los grandes partidos de la oposición y las organizaciones de la sociedad civil previamente al colapso de un gobierno títere autoritario es parte de un plan trazado por Washington, aplicado en diferentes regiones del mundo. El proceso de cooptación se implementa y se financia mediante fundaciones con base en EEUU, incluyendo el National Endowment for Democracy (NED) y la Freedom House (FH). Tanto FH como NED tienen vínculos con el Congreso de EEUU, el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), y el mundo de los negocios de EEUU. Tanto el NED como la FH tienen lazos conocidos con la CIA. El NED participa activamente en Túnez, Egipto y Argelia. Freedom House apoya varias organizaciones de la sociedad civil en Egipto.

Pero el complot se hace más denso. La víctima de esta masiva conspiración no es sólo Oriente Medio. ¿Sabéis qué? ¿Os acordáis de aquellas protestas en Wall Street que mostraron su solidaridad con las revueltas en Oriente Medio? Pues también estában manipuladas por los Másters del Universo cuyos cuarteles generales están en lugares como Langley y Foggy Bottom:

En el transcurso de la última década, las “revoluciones de colores” han emergido en varios países. Las “revoluciones de colores” son operaciones de inteligencia de EEUU que consisten en apoyar encubiertamente movimientos de protesta con el objetivo de disparar un “cambio de régimen” bajo la bandera de un movimiento a favor de la democracia. Las ”revoluciones de colores” son apoyadas por el National Endowment for Democracy, el International Republican Institute y la Freedom House, entre otros. El objetivo de una “revolución de colores” es fomentar la inestabilidad social y usar el movimiento de protesta para derribar el gobierno existente. El objetivo final de política exterior es instalar un obediente gobierno aliado de EEUU (o “gobierno títere”). La “Primavera Árabe” En la “primavera árabe” egipcia, la mayoría de las organizaciones de la sociedad civil incluida Kifaya (Basta) y el movimiento juvenil “6 de abril” no solamente estaban apoyados por fundaciones radicadas en EEUU, sino que además tenían el respaldo de Departamento de Estado de EEUU. (Para más detalles ver Michel Chossudovsky, El movimiento de protesta en Egipto: “Dictadores” no dictan, obedecen órdenes, Global Research, 29 de enero de 2011) Varias organizaciones clave actualmente implicadas en el movimiento Occupy Wall Street (#OWS) tuvieron un papel significativo en la “primavera árabe”. Por su importancia, “Anonymous”, el grupo hacktivista en las redes sociales, estuvo implicado en la comisión de ciberataques contra los sitios web del gobierno egipcio paralelamente a la “primavera árabe”. (http://anonops.blogspot.com, y también http://anonnews.org/) En mayo de 2011, “Anonymous” realizó un ciberataque contra Irán y el pasado agosto, realizó ciberataques similares dirigidos contra el Ministerio de Defensa Sirio. Estos ciberataques se realizaron en apoyo a la “oposición” siria en el exilio, que está ampliamente integrada por islamistas. (Ver “Syrian Ministry Of Defense Website Hacked By ‘Anonymous' “, Huffington Post, 8 de agosto de 2011). Las acciones de “Anonymous” en Siria e Irán son coherentes con el esquema de las “revoluciones de colores”. Buscan demonizar el régimen político y general inestabilidad política. (Para un análisis de la oposición siria, ver Michel Chossudovsky, SIRIA: Quién está detrás del movimiento de protesta. Fabricando un pretexto para una “intervención humanitaria” de EEUU-OTAN, Global Research, 3 de mayo de 2011)

¡Pero qué conspiración más alucinante! Tan profunda que es capaz de convertir al movimiento anticapitalista más poderoso de la historia reciente en un pelele al servicio de los intereses de las multinacionales.

La mayoría de la gente que escribe en Global Research no son más que pelmazos, como Chossudovsky, o marxistas con desviaciones conspiracionistas como Richard Becker, uno de los líderes del Partido para el Socialismo y la Liberación. Desgraciadamente, también pueden verse textos de gente como John Pilger y Eva Golinger, que deberían saber lo que hacen.

Es difícil saber con antelación cómo le irá a la corriente conspiracionista en un periodo de profundización de la confrontación de clases. Con su obvia hostilidad a los movimientos de base en Oriente Medio y su inclinación a redefinir incluso el movimiento Occupy Wall Street como un complot imperialista, está claro que tratamos con gente que no sabe diferenciar entre el bien y el mal. Hubo un tiempo en que esta incapacidad podía ser usada como defensa por enfermedad mental en un juicio por asesinato. Esperemos que las cosas no lleguen a un punto tal que dentro de un tiempo en la izquierda tengamos que enfrentarnos a locos criminales entre nosotros.


Louis Proyect

Categorías: antimilitar

Godzilla en Madrid 6: Cárceles en negro sobre blanco (2ª parte)

8 August, 2014 - 23:14

GODZILLA EN MADRID

PROGRAMA 6

AUDIO DEL PROGRAMA:

Cárceles en negro sobre blanco 2ª parte

Dos muertos en las cárceles en la última semana

NOTICIA PUBLICADA POR DIAGONAL EL 6/2/2014

AYER TRASCENDÍA LA MUERTE DE ARKAITZ BELLÓN EN LA CÁRCEL POCOS MESES ANTES DE SU PUESTA EN LIBERTAD

J.M.O.D, en la cárcel de Aranjuez, y Arkaitz Bellón, en la cárcel de Puerto I, han perdido sus vidas esta semana. En base a los datos de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura serían cuatro las muertes registradas en las cárceles del Estado español en lo que va de 2014.

Jorge Del Cura, portavoz de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) explica que en lo que va de 2014 se han producido dos muertes según sus registros, un caso en Burgos a primeros de año y otro en los calabozos de el Paseo de Justicia de Málaga, a las que se unirán las dos muertes registradas en la última semana, en los centros penitenciarios de Aranjuez (Madrid) y el Puerto de Santa María (Cádiz). Del Cura señala que «un número importante de estas muertes se produce por falta de atención médica, también hay que tener en cuenta que es difícil de demostrar». Aparte, el portavoz del CPDT indica que las muertes por suicidio son frecuentes y que en la práctica se renuncia a comprobar si se trata de «suicidios provocados», que en cualquier caso también son difíciles de probar. Por último, Del Cura refiere que los casos de presos muertos por agresiones de otros presos es limitado.

El primer caso que ha sido denunciado esta semana es la muerte de J.M.O.D conocido como ‘Orka', fallecido, según colectivos afines, por desatención médica. Preso en la cárcel de Aranjuez (Madrid), Orka fue encontrado muerto en su celda el pasado día 29 de enero. Según denuncian diferentes colectivos de apoyo a las personas presas, Orka padecía continuos ataques epilépticos por causa de una bala alojada en su cráneo tras un disparo hace más de diez años. En el último año había sufrido dos pérdidas de conciencia.

Según la información aportada por estos colectivos, Orka debería haber estado en observación constante en enfermería debido a sus continuos ataques epilépticos y pérdidas de conocimiento. Además de tener diagnosticado una enfermedad hepática crónica por virus C, no tenía tratamiento alguno y estaba en estudio para un posible inicio de un tratamiento para la infección por VHC, pese a que el artículo 208 del reglamento penitenciario prevé respecto de las prestaciones sanitarias que a todos los internos sin excepción se les garantizará una atención sanitaria equivalente a la dispensada al conjunto de la población. A preguntas de DIAGONAL, el centro penitenciario de Aranjuez ni confirma ni desmiente el deceso y remite a Instituciones Penitenciarias, que hasta el momento no se ha pronunciado después de la llamada de este periódico.

Un segundo caso se confirmaba ayer 5 de febrero a través de un comunicado la asociación Etxerat, Arkaitz Bellón fue encontrado muerto en su celda del centro penitenciario Puerto I (Cadiz) el martes 4 de febrero. Según informaba en un comunicado Instituciones Penitenciarias, no constaban antecedentes de patologías médicas que pudieran hacer predecible este desenlace. Etxerat afirma que los servicios médicos del centro constataron que el interno se encontraba sin vida y sin ningún signo externo de violencia, de este modo y siempre según la información facilitada por Instituciones Penitenciarias, el fallecimiento apuntaría a causas naturales, si bien se ha ordenado la apertura de una investigación que permanecerá bajo información reservada. Por ultimo el comunicado señala que este preso se encontraba en régimen de 1º grado, motivo por el cual se encontraba solo en la celda.

Arkaitz Bellón, nacido en Elorrio hace 36 años, estaba cumpliendo una condena que iba a concluir el próximo mes de mayo. Bellón fue detenido por la Ertzaintza el 16 de agosto de 2000 en Donostia, acusado de participar en los disturbios registrados durante la Semana Grande que tuvieron lugar en la capital guipuzcoana ese mismo año, tras la muerte de cuatro miembros de ETA cuando circulaban por con un coche cargado de explosivos que estalló de forma accidental. Permaneció en prisión preventiva hasta enero de 2002 cuando quedo en libertad bajo fianza. Posteriormente, en octubre de 2003 fue condenado junto con otras dos personas a trece años de cárcel. Para el tribunal quedó demostrado que era responsable de la quema de un cajero automático, del incendio de dos autobuses y de varios contenedores de basura, así como del lanzamiento de cócteles molotov contra agentes de la Ertzaintza.

En el comunicado que de Etxerat que se mencionado anteriormente también se hace alusión a que esta muerte es la tercera en menos de un año tras los fallecimientos de Anjel Figueroa y Xabier López Peña a la vez que subrayaba que Bellón había denunciado torturas y agresiones el pasado mes de marzo en la prisión de Sevilla así como en Puerto III en 2010 y en Algeciras en 2008.

Mientras los abogados de la familia han solicitado una segunda autopsia con un médico de confianza, la autopsia del médico del Estado se estaba realizando esta mañana, según declaraba a DIAGONAL el responsable de prensa de Etxerat, y se espera que a lo largo del día Instituciones Penitenciarias acepte la petición de segunda autopsia.

Medio millar de personas se manifestaron ayer miércoles por la tarde en Elorrio para denunciar esta muerte, y para hoy jueves hay una nueva convocatoria a las 19:30h.

Cientos de muertes bajo custodia

Según el informe (PDF) elaborado por la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura durante 2013, 43 personas murieron mientras se encontraban bajo custodia o en el transcurso de operaciones policiales.

Jorge del Cura, portavoz de esta asociación, puntualiza: «es lo que hemos podido confirmar, pero por ejemplo en este informe no se incluyeron los dos suicidios en la cárcel de Topas (Salamanca)». Según los datos de la Generalitat, en Catalunya habría habido entre 50 y 55 muertes bajo custodia, más de la mitad dentro del hospital, por lo que Del Cura estima: "si eso lo extrapolamos al estado español, estaríamos hablando de unas 350 muertes al año”.

Este portavoz de CPDT explica que es muy difícil que los casos por fallecimientos en prisión prosperen por la vía penal. Hasta 2005, explica, se acudía a la vía de reparación patrimonial, y se conseguían pequeñas reparaciones. «Desde ese año no se concede casi ninguna reparación, la administración dice que es culpa compartida», es decir, que la responsabilidad de quien se suicida, independientemente de las circunstancias del encarcelamiento, o las muertes por falta de atención médica, es del recluso.

Categorías: antimilitar

«No quiero que mis impuestos se dediquen a fabricar misiles para el ejército israelí. Esta es mi manera de frenar la masacre en Gaza»

6 August, 2014 - 18:36

YAYAFLAUTA, HACIENDA, Y EL EJÉRCITO ISRAELÍ

«No quiero que mis impuestos se dediquen a fabricar misiles para el ejército israelí. Esta es mi manera de frenar la masacre en Gaza»

En la Declaración de Renta del año pasado (2013), Pepa Pretel desvió 100€ a una radio libre valenciana, una cantidad pequeña comparada con la parte de sus impuestos que el Gobierno de España destina a comprar material de guerra y financiar la industria militar.

Esta ex-profesora de instituto jubilada de 70 años comenta que, de esta manera y en términos simbólicos, está haciendo efectiva su propuesta de dedicar a temas sociales (en este caso la emisión de la voz de los sin-voz) aquello que cada año se destina a gasto militar y producción de armamento, a la vez que traslada al Gobierno la petición de que adopte la misma iniciativa. El gesto no ha gustado a Hacienda que acaba de requerirle, vía providencia de apremio, el importe desviado más el 20% de recargo. La yayaflauta sigue en sus trece, reafirmándose en que ha de ser la ciudadanía, a través de procesos participativos reales y transparentes, quien decida las prioridades en las asignaciones presupuestarias del Estado.

En esa línea, afirma que «no es de recibo que, en unos tiempos en que las principales agresiones que sufre la población son la insuficiencia de servicios públicos como salud, educación y justícia, y la falta de trabajo, vivienda y alimentación, amenazas directas a nuestra supervivencia, se dediquen miles de personas y miles de millones de euros a la creación, compra-venta y utilización de armas de destrucción». Pepa Pretel, incorporada a los movimientos sociales surgidos tras el 15M, ha visto en la Objeción Fiscal a los Gastos Militares (una forma de desobediencia civil promovida por Alternativa Antimilitarista-MOC y compartida por centenares de personas) una herramienta para promover el debate público sobre lo que considera una democracia defectuosa: «esos recursos malgastados en la preparación de la guerra, se podrían desviar a satisfacer las necesidades bàsicas de la población y a promover valores igualitarios y no violentos que superen los valores del miedo y la agresión promovidos por el sistema militarista que padecemos. No quiero que mis impuestos se dediquen a fabricar misiles para el ejército israelí. Esta es mi manera de frenar la masacre en Gaza». A pesar del requerimiento de Hacienda, la yayaflauta persiste: “cada año seguiré haciendo objeción fiscal al gasto militar”.

alternativa antimilitarista-moc valència
retirada (en) pangea (punto) org
Facebook (moc valència) y Twitter (@mocvalencia)

Categorías: antimilitar

«El Espía Digital»: la extrema derecha española como repetidor de la propaganda de guerra rusa

6 August, 2014 - 15:14

¿QUIÉN ES «EL ESPÍA DIGITAL»?

«El Espía Digital» es una publicación web de análisis internacional en la que escriben ex militares y ex miembros del espionaje español. Este halo de misterio y profesionalidad aséptica seguramente ha permitido que la publicación sea citada habitualmente en ciertos sectores de la izquierda y en medios de contrainformación (incluso ha participado en la tertulia de La Tuerka), especialmente en el caso de los conflictos en Siria y en Ucrania. Y ello a pesar de que con una simple lectura crítica se puede ver como en el caso de estos conflictos, El Espía Digital adopta con precisión milimétrica la versión de los hechos procedente del ministerio de defensa de Rusia y los medios de comunicación propiedad del Kremlin. Esto ha hecho también que el director de EEP y otros colaboradores hayan sido entrevistados en calidad de «expertos» analistas internacionales en la cadena estatal rusa Russia Today en español, y la cadena estatal iraní en español HispanTV.

Pero la verdadera sorpresa viene al hacer una sencilla búsqueda en internet del «currículum» tanto del director como de los colaboradores de El Espía Digital. Todos ellos tienen en común una militancia y posicionamiento político de extrema derecha, ultranacionalista y ultramilitarista: ex militares haciendo llamamientos al golpismo ante la ruptura de la «unidad de la patria», ex legionarios, articulistas de la Fundación Francisco Franco y de Alerta Digital, ex militantes de España 2000, MSR y Bases Autónomas, un general que da charlas glorificando los muertos de la División Azul...

El Espía Digital: Qué somos.
http://www.elespiadigital.com/index.php/que-somos

En concreto, su director Juan Antonio Aguilar fue fundador en los 80 de Bases Autónomas, candidato en 2000 por España 2000, militante entre 1996-1998 de Falange Española, fundador en 2005 de la neofascista UST (Unión Sindical de Trabajadores) y dirigente del ultraderechista MSR (Movimiento Social Revolucionario) hasta finales de 2006. Según fuentes sindicales, en 2009 intentó infiltrarse en CC.OO y en CGT a través del comité de empresa de Tecnocom España Solutions.

http://www.publico.es/espana/331567...

A continuación una pequeña selección de los colaboradores y redactores:

Salvador Fontenla: general del Ejército y autor de “Los combates de Krasny Bor”, libro que glorifica la actuación de la División Azul en la II Guerra Mundial.
http://laestanteria.blogia.com/2012...
http://www.congresoladivisionazul.c...

Enrique Área Sacristán: ex teniente coronel de artillería cesado por un artículo en el que abogaba por el uso del ejército ante el independentismo catalán
http://www.diariomilitar.es/?p=4834

Guillermo Rocafort; caballero legionario y colaborador habitual de ABC y La Razón
http://elblogdecassia.blogspot.com....
http://www.berenguerderocafort.com/...

Honorio Feito: articulista habitual del boletín de la Fundación Francisco Franco y la ultraderechista Alerta Digital
http://www.fnff.es/Los_heroes_de_An...
http://www.alertadigital.com/author...

José María Manrique: coronel de artillería arrestado en 2005 por enviar proclamas golpistas a través de la intranet del Ejército
http://elpais.com/diario/2005/07/22...

Carlos Martínez-Cava: responsable jurídico del partido Alternativa Española (AES).
http://www.minutodigital.com/notici...

Y para acabar, el presidente del Consejo Editorial, Fernando J. Muniesa, ex colaborador del CNI-CESID implicado en el escándalo de las escuchas a políticos de la Comunidad de Madrid ordenadas por Esperanza Aguirre, y relacionado con Xavier Anglada, líder del ultraderechista y xenófobo Partit per Catalunya (PxC).

¿Extraño? Quizás no tanto viendo los movimientos que se están produciendo en la extrema derecha europea, que a cuenta de su postura antisemita y a favor de la demolición de la UE ha encontrado un poderoso aliado en Putin y el ultraderechista Movimiento Internacional Euroasiático ruso liderado por Aleksandr Dugin. Que esta alianza goza de buena salud tenemos prueba en, por ejemplo, la invitación a militantes procedentes de partidos europeos de extrema derecha para que actuaran como observadores en las elecciones de Crimea tras la invasión del ejército ruso. En definitiva, la «infiltración» de El Espía Digital (y otros medios de línea similar) como medio alternativo debería hacernos reflexionar sobre si manejamos y difundimos información veraz o sólo intoxicación informativa de signo diferente al dominante.

Carlos Pérez Barranco

Más información:

Ucrania, el “fascismo rojo” y la Cuarta Teoría Política (Rafael Cid)

Kaos en la izquierda (Rafael Cid)

Expertos ucranianos en movimientos ultras: el papel de la extrema derecha en las protestas en Ucrania

La guerra de la propaganda en Ucrania

Categorías: antimilitar

«La Unión Europea debe poner fin a su apoyo militar a Israel»

4 August, 2014 - 15:24

Traducción del Centre Delàs d'Estudis per la Pau de Barcelona

N/P. A medida que el conflicto en la Franja de Gaza se intensifica, y el número de muertos sigue aumentando, la Red Europea Contra el Comercio de Armas (ENAAT) hace un llamamiento para que cese de inmediato todo el apoyo militar europeo a Israel y que la Unión Europea declare un embargo total de armas a todas las partes en conflicto. A la espera de tal embargo, todos los estados de la UE deben suspender de inmediato todas las transferencias de material militar y municiones a las partes en conflicto.

Los países europeos en conjunto son uno de los principales proveedores de sistemas y equipos militares de Israel, sólo por detrás de EEUU. En los últimos diez años, los países de Europa han conseguido 2.000 millones de euros en contratos militares con Israel, incluyendo más de 600 millones de € solo en 2012. Contratos que incluyen municiones, equipos de tiro y componentes para aviones y vehículos militares. De acuerdo con informes de la UE, los países europeos no han enviado armas o sistemas militares a Palestina desde 2002.

Componentes holandeses de cazas F-16, helicópteros de ataque Apache y misiles Hellfire terminan en las fuerzas armadas de Israel a través de acuerdos de coproducción con empresas estadounidenses. Italia es el principal proveedor de la Unión Europea de sistemas militares a Israel. Desde que comenzaron los recientes ataques aéreos israelíes contra la Franja de Gaza, Alenia Aermacchi (una empresa italiana controlada por el grupo Finmeccanica) envió los primeros dos M-346, aviones de entrenamiento, para la Fuerza Aérea Israelí. Del mismo modo, las exportaciones de armas españolas a Israel se han duplicado desde 2008.

Andrew Smith, de la Campaña contra el Comercio de Armas, dijo: "La venta de armas no sólo da apoyo militar a Israel, sino que también le da un apoyo político fuerte. Europa tiene que utilizar su influencia para promover la reconciliación, no alimentar el ciclo de la guerra y el conflicto. Un embargo inmediato de todas las ventas de armas de los países de la UE a Israel y todas las partes en conflicto es esencial para que la UE desempeñe un papel pacificador y para enviar un mensaje de que no avala las acciones del gobierno israelí y la escalada del conflicto .

Varios países europeos tienen una relación de dos vías con Israel, con un elevado gasto anual de millones de euros en armas "probadas en combate 'de las compañías israelíes. Una de las relaciones con mayor volumen de crecimiento se está dando en el área de los drones o aviones no tripulados. Por ejemplo, España ha importado el avión no tripulado Searcher de Israel Aerospace Industries (IAI). En 2005, el Ministerio de Defensa (MoD) de Reino Unido concedió a UAV Tactical Systems Ltd (U-TAC), una joint venture compuesta por la compañía de armas israelí Elbit Systems y Thales UK, un contrato que en última instancia alcanzará cerca de 1.000 millones de libras para el desarrollo de los drones Watchkeeper WK450.

Giorgio Beretta del Red Italiana para el Desarme afirma que: «Apreciamos el llamamiento a todas las partes en el conflicto para un alto el fuego inmediato expresado por la Ministra de Asuntos Exteriores, Federica Mogherini. En consecuencia, el Gobierno italiano - que este semestre ejerce la Presidencia del Consejo de la Unión Europea y es uno de los principales exportadores europeos de sistemas militares a Israel - debe sin demora promover medidas para un embargo de la UE sobre las armas y equipos militares a todas las partes en el conflicto, a fin de proteger a los civiles y promover la reanudación de las negociaciones».

Firmado por:

Centre Delàs d'Estudis per la Pau (Spain)
Campaign Against Arms Trade (UK)
Bremen Foundation for Arms Conversion and Peace Research (Germany)
Group Switzerland Without an Army – GSoA (Switzerland)
Stop Wapenhandel (The Netherlands)
Rete Italiana per il Disarmo (Italy)
Norwegian Peace Association (Norwey)
The Human Rights Institute of Slovakia
NESEHNUTÍ Brno (Czech republic)
Internacional de Resistentes a la Guerra (WRI-IRG)

Texto original en inglés en la web de la ENAAT.

Categorías: antimilitar

Expertos ucranianos en movimientos ultras: el papel de la extrema derecha en las protestas en Ucrania

29 July, 2014 - 12:11

Publicamos ahora una traducción de la declaración de febrero de 2014 firmada por 40 investigadores e investigadoras en movimientos de extrema derecha en Ucrania y Rusia. Este texto ayudará entender la verdadera naturaleza del movimiento de protestas que sacudió Ucrania desde 2013 y que para la opinión pública internacional quedo caracterizado por los medios de masas como un movimiento de ultraderecha, unas veces por puro sensacionalismo y otras veces como estrategia de deslegitimación propagandística que, procedente de los medios cercanos al Kremlin, caló especialmente en amplios sectores de la izquierda europea. Obviamente, la declaración no trata ni la evolución posterior del movimiento ante la represión feroz del gobierno de Yanukovich, ni los acontecimientos posteriores, como la masacre en la plaza de Maidan a manos de francotiradores, la caída del gobierno de Yanukovich o el gobierno provisional posterior. Ver también el artículo de Rafael Cid «Kaos en la izquierda» publicado también Insumissia para una comprensión alejada de la propaganda al uso de los acontecimientos actuales en el país. (Nota de Insumissia)

El artículo a continuación es una declaración conjunta de 40 expertos en nacionalismo ucraniano y grupos de extrema derecha dentro del movimiento de protesta ucraniano. El enlace también conduce a una petición dirigida a periodistas, comentaristas y analistas que escriben sobre el movimiento de protesta en Ucrania «Euromaidan» enviada por Andreas Umland, que también es uno de los firmantes de la carta. Estas personas ucranianas han observado una gran cantidad de informaciones y comentarios inexactos y hacen un llamamiento a aquellos “sin un conocimiento profundo de Ucrania a que no hagan comentarios sobre las complicadas cuestiones nacionales de esta región sin hacer antes una mínima investigación en profundidad.” Temen que las inexactas declaraciones estén “desacreditando uno de las acciones masivas de desobediencia civil más impresionantes en la historia de Europa...

El Euromaidan de Kiev es una acción masiva de desobediencia civil emancipadora, no extremista

Declaración colectiva de expertos en el nacionalismo ucraniano sobre el papel de los grupos de extrema derecha en el movimiento de protesta en Ucrania, y una advertencia sobre los efectos beneficiosos para el imperialismo ruso de algunas crónicas de medios supuestamente antifascistas desde Kiev.

Somos un grupo de investigadores que incluye especialistas en el campo de los estudios sobre el nacionalismo ucraniano, y la mayoría de los escasos expertos en la izquierda radical ucraniana post soviética. Algunos de nosotros publicamos regularmente en revistas evaluadas por expertos y a través de editoriales académicas. Otros hacen su investigación dentro de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales especializadas en el monitoreo de la xenofobia en Ucrania.

Como resultado de nuestra especialización profesional y nuestra experiencia investigadora, somos conscientes de los problemas, peligros y potencialidades de la participación de ciertos grupos de extrema derecha en las protestas en Ucrania. Tras años de estudio intensivo de este tema, entendemos mejor que muchos de los demás comentaristas cuáles son los riesgos que supone para el Euromaidán la participación de la extrema derecha. Algunos de nuestros comentarios críticos sobre las tendencias nacionalistas han desencadenado airadas respuestas de etnocentristas en Ucrania y en la diáspora ucraniana que vive en Occidente.

A la vez que somos críticos con las actividades de extrema derecha en el Euromaidan, estamos también molestos por una peligrosa tendencia en demasidas crónicas de medios internacionales que tratan los recientes sucesos en Ucrania. Un número creciente de las valoraciones sobre el movimiento de protesta ucraniano, en mayor o menor grado, representa erróneamente el papel, la prominencia y el impacto de la extrema derecha dentro del movimiento de protesta. Numerosos informes alegan que el movimiento proeuropeo está siendo infiltrado, impulsado o dominado por grupos etnocentristas radicales fanáticos. Algunas descripciones crean la impresión que induce a error de que los agentes e ideas ultranacionalistas están en el núcleo o en el timón de las protestas en Ucrania. Existe una gran demanda de viñetas, citas pasadas de tono, comparaciones malintencionadas y turbias referencias históricas. Se combinan con una consideración desproporcionada de un segmento particularmente visible aunque políticamente menor dentro del confuso mosaico formado por los cientos de miles de manifestantes con sus distintas motivaciones, trasfondos y metas.

Tanto la resistencia violenta como la noviolenta en Kiev incluye representantes de todo el espectro político, así como personas sin ideología definida a las que no les resulta fácil situarse políticamente. No solamente los manifestantes pacíficos, sino también los que usan palos, piedras e incluso cócteles molotov en sus enfrentamientos físicos con las unidades especiales de la policía y los matones a las órdenes del gobierno, constituyen un amplio movimiento descentralizado. La mayoría de los manifestantes solamente se volvieron violentos en respuesta a la creciente ferocidad policial y a la radicalización del régimen de Yanukovich. Entre los manifestantes había liberales y conservadores, socialistas y libertarios, nacionalistas y cosmopolitas, cristianos, no cristianos y ateos.

Es cierto, entre los manifestantes violentos y noviolentos también había una variedad de radicales tanto de extrema derecha como de extrema izquierda. Sin embargo, el movimiento en general simplemente era un reflejo de la sociedad ucraniana entera, jóvenes y viejos. El enorme énfasis en los radicales en las crónicas de los medios internacionales es, por tanto, injustificable y engañoso. Esta sobrerrepresentación puede que tenga más que ver con el potencial sensacionalista de los eslóganes, símbolos y uniformes extremadamente etnonacionalistas, que con la situación real sobre el terreno.

Llegamos a sospechar que, en algunos reportajes semiperiodísticos, especialmente en los medios de masas bajo la influencia del Kremlin, la excesiva atención prestada a los elementos ultraderechistas en el movimiento de protesta en Ucrania no tiene nada que ver con el antifascismo. Paradójicamente, la producción, parcialidad y diseminación de tales informaciones puede estar impulsada por una forma imperialista de ultranacionalismo, en este caso, su versión rusa. Mediante la desacreditación de uno de las más impresionantes acciones de desobediencia civil en la historia de Europa, estas informaciones ayudan a proporcionar un pretexto para la intervención política de Moscú, o, quizás, incluso para la intervención militar rusa en Ucrania, como en Georgia en 2008. (En un blog revelador, Anton Shekhovtsov ha detallado recientemente algunos autores, instituciones y conexiones obviamente pro Kremlin. Ver “Pro-Russian network behind the anti-Ukrainian defamation campaign". Probablemente existan más.)

A la vista de estas amenazas, hacemos un llamamiento a los articulistas, sobre todo a los de la izquierda política, para que sean cuidadosos cuando expresen sus justificadas críticas contra el etnonacionalismo ucraniano. A más declaraciones alarmistas sobre el Euromaidan, más probable es que sean usadas por los “tecnólogos políticos” del Kremlin para la implementación de los proyectos geopolíticos de Putin. Al proporcionar munición dialéctica para la batalla de Moscú contra la independencia ucraniana, este alarmismo ayuda involuntariamente a una fuerza política que supone una amenaza muchísimo más grave a la justicia social, los derechos de las minorias y la igualdad política que todos los etnocentristas ucranianos juntos.

También hacemos un llamamiento a los comentaristas occidentales para que muestren empatía con una nación-estado que es muy joven, poco consolidada y bajo una grave amenaza exterior. La frágil situación en que se encuentra todavía Ucrania y las enormes complicacioes de la vida cotidiana en una sociedad en transición como ésta, da lugar a un amplio abanico de opiniones, conductas y discursos extraños, destructivos y contradictorios. El apoyo al fundamentalismo, el etnocentrismo y el ultranacionalismo puede que tenga a veces más que ver con la confusión permanente y las angustias cotidianas de la gente que vive en estas condiciones, que con sus creencias profundas.

Finalmente, hacemos un llamamiento a quienes no tienen ni un interés especial en, ni un conocimiento en profundidad de Ucrania para que no hagan comentarios sobre las complicadas cuestiones nacionales de esta región sin hacer antes una mínima investigación en profundidad. Como especialistas en este campo, algunos de nosotros lucha diariamente para interpretar correctamente la creciente radicalización política y paramilitarización del movimiento de protesta ucraniano. Frente a lo que solamente puede ser calificado como un estado de terror contra la población ucraniana, un creciente número tanto de gente común ucraniana como de presuntuosos intelectuales de Kiev están llegando a la conclusión de que, aunque seguramente es preferible, la resistencia noviolenta no es práctica. Los reporteros que tengan el tiempo, la energía y los recursos necesarios, deberían visitar Ucrania, y/o hacer algún tipo de lectura rigurosa sobre los temas que tratan en sus artículos. Los que no puedan hacer esto, quizás deberían dirigir su atención hacia otros temas más familiares, menos complicados y menos ambivalentes. Esto ayudaría a evitar en el futuro, los desgraciadamente numerosos clichés, errores en la descripción de los hechos, y opiniones desinformadas que a menudo acompañan los debates sobre los acontecimientos en Ucrania.

FIRMANTES:

Iryna Bekeshkina, investigadora sobre conductas políticas en Ucrania, Instituto de Sociología de la Academia Nacional de Ciencias, Ucrania

Tetiana Bezruk, investigadora sobre la extrema derecha en Ucrania, Academia Kyiv-Mohyla, Ucrania

Oleksandra Bienert, investigadora sobre el racismo y la homofobia en Ucrania, PRAVO. Grupo para los Derechos Humanos en Ucrania, Berlín, Alemania

Maksym Butkevych, investigador sobre xenofobia en la Ucrania post soviética, “No Borders” Proyecto del Centro de Acción Social de Kiev, Ucrania

Vitaly Chernetsky, investigador sobre cultura rusa y ucraniana moderna en el contexto de la globalización, University of Kansas, EEUU

Marta Dyczok, investigadora sobre identidad nacional ucraniana, medios de masas y memoria histórica, Western University, Canadá

Kyrylo Galushko, investigador sobre el nacionalismo ucraniano y ruso, Instituto de Historia Ucraniana, Ucrania

Mridula Ghosh, investigador sobre violaciones de derechos humanos y extrema derecha en Ucrania, Instituto de Desarrollo de Europa Oriental, Ucrania

Olexiy Haran, investigador sobre los partidos políticos ucranianos, Academia Kyiv-Mohyla, Ucrania

John-Paul Himka, investigador sobre la participación nacionalista ucraniana en el Holocausto, University of Alberta, Canadá

Ola Hnatiuk, investigadora sobre las tendencias ultraderechistas en Ucrania, Universidas de Varsovia, Polonia

Yaroslav Hrytsak, investigador sobre el nacionalismo ucraniano histórico, Universidad Católica de Ucrania, L'viv, Ucrainia

Adrian Ivakhiv, investigador sobre los grupos religiosos nacionalistas en la Ucrania post soviética, University of Vermont, EEUU

Valeriy Khmelko, investigador sobre estructuras etnonacionales en la sociedad ucraniana, Instituto de Sociología de Kiev, Ucrania

Vakhtang Kipiani, investigador sobre el nacionalismo ucraniano y samizdat, “Istorychna pravda” (www.istpravda.com.ua), Ucrania

Volodymyr Kulyk, investigador sobre el nacionalismo ucraniano, identidad y medios, Instituto de Estudios Políticos y Éticos de Kiev, Ucrania

Natalya Lazar, investigadora sobre la historia del Holocausto en Ucrania y Rumanía, Clark University, EEUU

Viacheslav Likhachev, investigador sobre la xenofobia rusa y ucraniana, Congreso Euroasiático Judio, Israel

Mykhailo Minakov, investigador sobre la modernización política en Rusia y en Ucrania, Academia Kyiv-Mohyla, Ukraine

Michael Moser, investigadora sobre idiomas e identidades en Ucrania, Universidad de Viena, Austria

Bohdan Nahaylo, investigador sobre tensiones étnicas en Europa Oriental y el CIS, anteriormente con ACNUR, Francia

Volodymyr Paniotto, investigador sobre la xenofobia post soviética, Instituto Internacional de Sociología, Ucrania

Olena Petrenko, investigadora sobre el nacionalismo ucraniano durante la guerra, Ruhr University of Bochum, Alemania

Anatolii Podolskyi, investigador sobre la historia del genocidio y el antisemitismo, Centro Ucraniano para el Estudio del Holocausto, Kiev, Ucrania

Alina Polyakova, investigadora sobre movimientos de derecha radical, Universidad de Berna, Suiza

Andriy Portnov, investigador sobre los nacionalismos ucraniano, polaco y ruso modernos, Universidad Humboldt de Berlín, Alemania

Yuri Radchenko, investigador sobre el nacionalismo ucraniano durante la guerra, Centro de Relaciones Interétnicas en Europa del Este de Kharkiv, Ucrania

William Risch, investigador sobre pensamiento y política ucraniana nacionalista, Georgia College, EEUU

Anton Shekhovtsov, investigador sobre el extremismo de derecha en Europa Occidental y Oriental, University College London, Reino Unido

Oxana Shevel, investigadora sobre la memoria histórica y la identidad nacional ucranianas, Tufts University, EEUU

Myroslav Shkandrij, investigador sobre el nacionalismo ucraniano radial entreguerras, University of Manitoba, Canadá

Konstantin Sigov, investigador sobre las estrategias de discurso post soviéticas sobre el “otro”, Kyiv-Mohyla Academy, Ucrania

Gerhard Simon, investigador sobre asuntos de nacionalidad e historia ucraniana contemporánea, Universidad de Colonia, Alemania

Iosif Sissels, investigador sobre los discursos del odio y el antisemitismo, Asociación de Organizaciones y Comunidades Judías (VAAD), Kiev, Ucrania

Timothy Snyder, investigador sobre el nacionalismo ucraniano histórico, Yale University, EEUU

Kai Struve, investigadora sobre el nacionalismo radical ucraniano y el Holocausto, Universidad de Halle, Alemania

Mykhaylo Tyaglyy, investigador sobre genocidio y antisemitismo, Centro Ucraniano de Estudios sobre el Holocausto, Kiev, Ucrania

Andreas Umland, investigador sobre la extrema derecha rusa y ucraniana post soviética, Academia Kyiv-Mohyla, Ucrania

Taras Voznyak, investigador sobre la vida intelectual y el nacionalismo ucranianos, Magazine “JI” (L'viv), Ucrania

Oleksandr Zaitsev, investigador sobre el nacionalismo integral ucraniano, Universidad Católica Ucraniana de L'viv, Ucrania

Yevgeniy Zakharov, investigador sobre la xenofobia y los crímenes de odio en la Ucrania actual, Grupo de Protección de los Derechos Humanos de Kharkiv, Ucrania

Coordinador del proyecto: Andreas Umland. La declaración se publica también en el sitio web del periódico de Kiev “The Day.”

Fuente: Ukraine Experts: The Role Of Extreme Right In Ukraine Protests

Más información:

Informe de los sindicatos anarquistas SAC (Suecia) e IP (Polonia) de su visita a Ucrania durante las protestas de la plaza Maidan (abril de 2014)

Categorías: antimilitar

Ucrania: Kaos en la izquierda (Rafael Cid)

25 July, 2014 - 16:57

A una semana del derribo de un avión comercial sobre el cielo de Ucrania, este es el momento en que nadie en las webs y digitales de la izquierda ha salido a la palestra para denunciar el horrible crimen. 298 muertos, de 11 nacionalidades, que viajaban en el Boeing 777 de Malasia Airlines parecen carecen de interés para esos medios alternativos que con tanta diligencia y muy justamente denuncian a diario las masacres que el criminal Estado de Israel infringe al pueblo palestino (ahora en la Franja de Gaza y siempre en cualquier lugar) y los continuos atropellos del imperialismo norteamericano y la barbarie capitalista. Seguramente porque no “eran uno de los nuestros”. Incluso cabe temer que esa sórdida abstinencia se deba a pensar que se trata solo de simples “daños colaterales”.

Sin caer en la tentación de avanzar en el vidrioso terreno de las especulaciones sobre los verdaderos autores de tan horrendo suceso, algunas evidencias tenemos ya para intuir en qué contexto deben moverse las investigaciones que aclaren los hechos. Sabemos que el misil Buk tierra-aire que impacto en la aeronave a más de 10.000 metros de altitud fue lanzado desde la zona ocupada por los independentistas prorrusos. En este sentido su desplome sobre la vertical de la localidad de Grabovo, a pocos kilómetros dela frontera rusa, se antoja como un “testigo de cargo” de carácter técnico-logístico. Además, según todas las fuentes y dadas las herramientas de extrema precisión de que van dotados estos sofisticados equipos antiaéreos, existe la convicción de que el disparo-diana fue deliberado, conociendo sus ejecutores de antemano que no se trataba de un aparato militar.

Datos aparentemente suficientes para despejar de plano cualquier intento de enredar el caso con sospechas sobrevenidas y teorías de la conspiración amparadas en la diversidad de países dotados con semejante armamento (Rusia y Ucrania, entre otros de la antigua URSS) o la circunstancia de que en 2001 el gobierno de Kiev abatiera un transporte civil causando 78 víctimas. Esos datos tienen su oportuna contraparte en otros, igualmente no determinantes, como el hecho de que la propia URSS derribara en dos ocasiones sendos aviones comerciales (en 1978 y 1983) con el resultado conjunto de 271 muertos. Y tampoco la destrucción de media docena de aviones de guerra de Kiev por los combatientes separatistas, aunque demostraría la pericia de esas milicias y estar en posesión de armamento procedente de arsenales de alguna potencia, permitiría a día de hoy concluir en un acta acusatoria.

Siempre con la prudencia por delante, dejemos las grandes respuestas a la pericia de la encuesta oficial y el registro de la caja negra. Pero lo que no que no podemos obviar es la responsabilidad in vigilando de cierta izquierda por callar ante semejante atrocidad con objeto de comprometer el prestigio de sus abanderados. Desde que empezó el conflicto ucraniano, casi sin solución de continuidad, y salvo raras excepciones que eran conveniente vapuleadas por el fervor dominante en las referidas webs a favor de Putin y sus coaligados, casi todo han sido proclamas monográficas sobre “el régimen fascista de Kiev”. Importaba poco el evidente sobredimensionamiento de la participación en el Maidan de grupos de iconografía ultra, siguiendo la hoja de ruta marcada por la propaganda de los medios próximos al Kremlin. O que en las elecciones presidenciales, realizadas con un alto nivel de participación popular, esas bandas de la porra resultaran literalmente barridas de la contienda política. El ardor guerrero de nuestra izquierda alternativa, anticapitalista y antiimperialista, se deshizo en elogios cuando la actual Rusia de los oligarcas, que es lo mismo que decir capitalismo mafioso al por mayor, ocupaba militarmente la región ucraniana de Crimea, emulando las hazañas de la misma ralea que perpetra la Casa Blanca con su realpolitik de las cañoneras. Sería un auténtico disparate imaginar a esos mismos digitales informando sobre la agresión israelí reproduciendo lo que dicen los medios al servicio del gobierno asesino de Netanyahu o aireando las versiones de los periodistas empotrados en la siniestra cruzada sionista.

La nómina de los responsables de la margen izquierda es abultada. Combinando el silencio de las atrocidades del bando amigo, de una parte, y magnificando imprudentemente como “genocidio nazi-fascista” las barrabasadas del adversario, de otra, la cobertura informativa-opinativa ofrecida por estos colectivos ha mostrado una de las etapas más lamentables y vergonzosas de su corta pero intensa historia como opositores al monolitismo ideológico de los portavoces del sistema. Desde Kaos en la Red a Rebelión pasando por Nodo 50, en la izquierda nominal, y desde A las Barricadas al Portal Libertario LOACA, en el campo antiautoritario, la mayoría de los voceros de la galaxia alternativa ha estado, en mayor o menor grado, censurando la libertad de expresión. Y no porque no haya habido (al menos en el caso de Kaos) reseñas críticas, sino porque ante la “guerra de Ucrania” ha funcionado la famosa “espiral del silencio” teorizada por Noelle-Neuman, fórmula de solapamiento cognitivo que instaura la censura a través de una deliberada y sofocante acumulación de mensajes de un solo signo. Irónicamente, aquí también se ha cumplido aquello de que “el medio es el mensaje”.

Esto ha dado lugar a fenómenos de opacidad y arbitrariedad informativa casi desconocidos desde la época de la guerra fría, cuando los atributos de la izquierda consistían en lo fundamental en divulgar urbi et orbi las inmundicias del bloque capitalista mientras se tendía un tupido velo sobre todo lo que de semejante rasero ocurría en el “socialismo real”. La consecuencia entonces, que ahora volvemos a regurgitar, fue clonar entre las generaciones que luchaban por un mundo mejor los levantamientos de Hungría o Checoslovaquia como meras provocaciones fasci-imperialistas. Tanta ceguera programada por el bien de la causa todavía impide saber cómo pudo derrumbarse el Muro de Berlín y tras él todo el Este prosoviético sin que nadie entre sus ciudadanías defendieran sus celebradas conquistas. Ese paradigma es el que ahora se ha manifestado, por ejemplo, en el veterano y tantas veces plural portal Kaos en la Red, donde hemos podido seguir el conflicto ucraniano a través de informaciones tomadas directa e íntegramente de canales y agencias ligadas a Moscú (del productor al consumidor), o mediante opiniones de colaboradores ocultos tras un seudónimo (¿un ku-klus-klan mediático?) que surtían toda su sabiduría sobre el “gobierno nazi-fascista de Kiev” de otras webs descaradamente estalinistas (por su reivindicación del georgiano, de sus métodos punitivos y el blasonar de su efigie en la carátula de presentación de esa terminal) a las que se remitían.

Y es que cuando nadie discute el carácter genocida del régimen nazi y su holocausto, considerando la exhibición de símbolos fascistas como una provocación y un supremo atentado a la inteligencia, y al mismo tiempo se exhibe orgullosamente los emblemas, ideas y biografías de aquel estalinismo killer, algo va mal en esa izquierda convicta de la misma mentalidad totalitaria que la felizmente denostada ultraderecha. Por no mentar las iniciativas negacionistas del “cuanto peor, mejor” que recita aquella estupidez de en “toda revolución siempre hay víctimas inocentes”. Como si derribar un avión comercial en un incalificable acto de guerra con casi 300 inocentes a bordo (hombres, mujeres, niños, ricos, pobres, religiosos, laicos, rojos, azules, blancos, negros…) tuviera algo que ver con su revolución pendiente. A ese macabro modo de justificar la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal, el famoso novelista Martín Amis lo llamó “la perfección negativa”.

Nada bueno se puede esperar de una izquierda que condiciona la libertad y la vida a la obediencia debida a una ideología, sino trágicas consecuencias para aquellos que dentro de sus filas sienten sinceramente que anuncian algo nuevo. Un dejá vu. Ya lo advirtió aquel Marx que nunca fue marxista: “la tradición de las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos”.

Nota: Rectifico. A la hora de cerrar esta edición, si ha habido un primer colaborador de Kaos que ha opinado sobre la tragedia del vuelo MH17. Y ha sido para atribuir la responsabilidad del acto criminal a una operación encubierto de la OTAN y el imperio (sic), sin facilitar más detalle sobre cuáles son las fuentes para tan rotunda afirmación. Nada que objetar. Está en su perfecto derecho. Los hechos son tozudos y las opiniones libres. De ahí que existan teorías de la conspiración que aún hoy nieguen la existencia del pacto nazi-soviético, rechacen la masacre de Katyn por las tropas de la KGB, estimen que el siniestro Gulag y sus casi 20 millones de inmolados fue un invento de Holliwood o insinúen que el atentado del 11-S está en el haber de la CIA. En una guerra la primera víctima siempre es la verdad.

Denunciar sin paliativos el genocidio que el gobierno de Israel practica contra la indefensa población de Gaza y la infame pasividad de la llamada “comunidad internacional” no autoriza a instrumentalizar de parte los repetidos indicios sobre la “mano invisible” responsable de la barbarie del avión civil derribado con 298 personas a bordo, sino todo lo contrario. Una izquierda que se merezca ese nombre exige como imperativo moral la denuncia de todos los verdugos y sus cómplices. Caiga quien caiga y estén donde estén. En Tel Aviv o en Moscú.

Radio Klara: El vaivén de Rafa Cid

Categorías: antimilitar

Llamamiento Urgente desde Gaza: ¡Actúa ahora!

24 July, 2014 - 18:16

13.7.2014

Llamamiento Urgente desde Gaza: ¡Actúa ahora!

Nosotr@s, Palestin@s atrapad@s dentro de la sangrienta y sitiada Franja de Gaza, pedimos a las personas conscientes a lo largo del mundo que actúen y protesten, intensifiquen los boycots, desinversiones y sanciones contra Israel hasta que termine el ataque asesino contra nuestro pueblo y quienes lo apoyan .

Mientras el mundo vuelve a darnos la espalda, durante los últimos 4 días [1] en Gaza hemos presenciado masacre tras masacre. Mientras leéis estas palabras más de 120 palestin@s han muerto, incluid@s 25 niñ@s.

Más de 1000 han sido herid@s, incluyendo heridas horrorosas que limitarán sus vidas para siempre, más de dos terceras partes de las personas heridas son mujeres y niñ@s. De hecho, muchas más se irán añadiendo los próximos días. ¿Quién será el siguiente, mientras permanecemos despiertos cada noche, en nuestras camas, por el ruido de las matanzas, cada noche?

Exigimos el final de los crímenes y la opresión contra nosotr@s.

Exigimos:

>Embargo de armas a Israel, sanciones que corten el suministro de armas y ayuda militar de Europa y los Estados Unidos, de los que Israel depende para cometer semejantes crímenes de guerra.

>Suspensión del libre comercio y los acuerdos bilaterales con Israel, como el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea e Israel.

>Boycot, desinversión y sanciones como es exigido por la abrumadora mayoría de la Sociedad Civil Palestina desde 2005.

Sin presión y aislamiento, el régimen israelí ha probado una vez tras otra que continuará las masacres como vemos a nuestro alrededor y continuará las décadas de limpieza étnica, ocupación militar y políticas de apartheid.

Escribimos esto el Sábado por la noche, encerrados en nuestras casas mientras las bombas caen sobre nosotros en Gaza. ¿Quién sabe cuando terminarán los actuales ataques?. Cualquier persona mayor de 7 años tiene grabados los ríos de sangre que corrieron por las calles de Gaza, en 2009, cuando más de 1400 palestinos fueron asesinados incluidos más de 330 niños. Fósforo blanco y otras armas quíicas se usaron en áreas civiles y contaminaron nuestra tierra con el resultado del aumento del cáncer. Más recientemente, 180 personas fueron asesinadas en una larga semana de ataques, a finales de Noviembre de 2012.

Esta vez, ¿qué?: 200, 500, 5000. Preguntamos ¿cuántas de nuestras vidas tienen que perderse para que el mundo haga algo? ¿Cuánta de nuestra sangre es suficiente? Antes del bombardeo israelí, una miembro del Parlamento israelí, Ayelet Shaked, del partido de extrema derecha Hogar Judío, demandó el genocidio del pueblo palestino. «Deberían irse, como deberíann irse físicamente de sus hogares, en los que crecen como serpientes», dijo, «de otra manera, más pequeñas serpientes crecerán allí». Ahora mismo, nada está al margen de la naturaleza asesina del Estado Israelí, nosotr@s, población mayoritariamente infantil, somos sólo serpientes para ellos.

Como decía Omar Ghraib en Gaza, «El corazón se rompe en pedazos al ver las fotos de chicos y chicas asesinadas cruelmente. También cuando una mujer anciana fue asesinada mientras estaba preparando su iftar al atardecer y su casa fue bombardeada. Murió sosteniendo la cuchara, una imagen que necesitaré mucho tiempo para olvidar» Casas enteras son objetivo y familias enteras están siendo asesinadas. Hace unos días, por la mañana, la familia Al-Hajj fue borrada, el padre Mahmoud, la madre Bassema y sus cinco hijos. Sin problema, una familia desaparecida. El mismo día, por la noche, 5 muertos más, 4 de la familia Ghannam, una mujer y un niño de 7 años entre ellos.

Dos días después, por la mañana, la familia Kaware llamó contando que su piso de 3 habitaciones había sido bombardeado. La familia empezó a salir cuando un depósito de agua fue atacado, pero volvieron con miembros de comunidad que les acompañaban con gente de toda la vecindad. Los cohetes israelíes bombardearon el edificio con el tejado lleno de gente, civiles. Siete personas murieron inmediatamente, incluidos 5 niños, menores de 13 años. 25 más fueron heridos y Seraj Abed Al-Aal de ocho años murió por sus heridas, el mismo día por la tarde.

Quizas la familia intentaba despertar la humanidad del régimen israelí, pensando que no bombardearían el tejado lleno de gente. Pero como hemos visto con familias destrozadas a nuestro lado, está claro que las acciones de Israel no tienen nada que ver con la humanidad. Otros lugares han sido atacados, incluyendo un vehículo marcado como prensa, matando al periodista independiente Hamed Sheraba, hiriendo a otras ocho personas, el ataque contra la ambulancia de la Media Luna Roja, ataques contra hospitales que obligaron a la evacuación de los mismos y trajeron más heridos.

Esta última sesión de la barbarie israelí se enmarca en el contexto de los siete años de bloqueo inhumano de Israel que ha cortado el suministro de mercancías a Gaza y la circulación de personas dentro y fuera de Gaza. Como resultado del mismo se ha producido desabastecimiento de productos médicos y comida de nuestros hospitales y clínicas. El cemento para reconstruir las miles de casas destruidas por los ataques israelíes ha sido prohibido y a muchas personas heridas y enfermas no se les ha permitido viajar al extranjero para recibir tratamiento médico urgente lo que ha ocasionado la muerte de más de 600 pacientes.

Las nuevas noticias que llegan afirman que los líderes israelies prometen dar nuevos pasos en la línea de la brutalidad. Nuevos horrores están por llegar. Por esto te pedimos que no nos des la espalda. Te pedimos que exijas la justicia y la humanidad y demostrar y apoyar a l@s valientes hombres, mujeres y niños que viven en la franja de Gaza y hacen frente a los más oscuros tiempos que hay por delante.

Insistimos en la acción internacional:

>Poner fin a los lazos diplomáticos con Israel.

>Juicio para los crímenes de guerra.

>Protección internacional inmediata para los civiles en Gaza.

Te pedimos que te unas a la creciente campaña de boycot, desinversión y sanciones para detener a este estado cruel que demuestra una y otra vez su violencia con toda impunidad. Únete a la creciente masa crítica en todo el mundo que se compromete con el día en el que l@s Palestin@s no tengan que educarse entre implacables asesinatos y la destrucción ocasionada por el régimen israelí y podamos movernos libremente, cuando el cerco se levante, la ocupación termine y los refugiados palestinos del mundo alcancen la justicia finalmente.

Actúa ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Firmado por

Palestinian General Federation of Trade Unions
University Teachers' Association in Palestine
Palestinian Non-Governmental Organizations Network (Umbrella for 133 orgs)
General Union of Palestinian Women
Medical Democratic Assembly
General Union of Palestine Workers
General Union for Health Services Workers
General Union for Public Services Workers
General Union for Petrochemical and Gas Workers
General Union for Agricultural Workers
Union of Women's Work Committees
Pal-Cinema (Palestine Cinema Forum)
Youth Herak Movement
Union of Women's Struggle Committees
Union of Synergies—Women Unit
Union of Palestinian Women Committees
Women's Studies Society
Working Woman's Society
Press House
Palestinian Students' Campaign for the Academic Boycott of Israel
Gaza BDS Working Group
One Democratic State Group

Nota de insumissia:

Traducción del Colectivo Antimilitarista Mambrú, integrado en las redes Alternativa Antimilitarista.MOC e Internacional de Resistentes a la Guerra

Más información: http://palsolidarity.org

[1] 18h.30' del jueves 24 de julio: vía @ISMPalestine RT @ Omar_Gaza : Estadísticas: 788 palestinos muertos, 5.118 heridos hasta el momento debido a la ofensiva en curso de #Israel contra la asediada #Gaza! #GazaUnderAttack

Categorías: antimilitar

Siria: Declaración de solidaridad con la lucha del pueblo palestino

18 July, 2014 - 01:09

Días de la libertad #Syria4Palestine

En respuesta a la violenta campaña de castigo colectivo desarrollada por el ejército israelí de ocupación y los colonos contra los civiles palestinos que se levantaron en demanda de sus derechos, las personas que firmamos esta declaración del movimiento sirio de noviolencia y activismo civil, expresamos nuestra solidaridad y apoyo a la lucha del pueblo palestino en sus esfuerzos por liberarse de la ocupación y el régimen de apartheid de Israel, y para exigir sus derechos humanos sobre su propia tierra.

El sufrimiento de los sirios en su lucha por la libertad y los derechos humanos, en un país que ha sido deformado por décadas de opresión y discriminación sectaria, nos ha acercado a comprender el sufrimiento del pueblo palestino. El aislamiento de nuestra resistencia civil y noviolenta ha alimentado una intensa solidaridad con Palestina.

Creemos en los derechos para todos los pueblos del mundo y en la legitimidad de su lucha civil para alcanzar esos derechos y defender su humanidad y dignidad, y destacamos aquí la histórica lucha del pueblo palestino. Hemos aprendido a través de nuestra propia lucha contra la dictadura y la tiranía en Siria que la más indignante injusticia a la que puede enfrentarse un pueblo es que las continuas violaciones de sus derechos sean ignoradas por los demás.

Desde nuestra creencia en la importancia de construir la solidaridad entre las luchas de los pueblos oprimidos por sistemas de discriminación e injusticia, extendemos los brazos hacia los activistas palestinos y los movimientos civiles y políticos, y expresamos nuestra solidaridad y apoyo a su causa. Consideramos esta declaración como una invitación a construir puentes de comunicación y cooperación para lograr nuestra meta común de traer la justicia y los derechos humanos a la región.

11 de Julio, 2014

freedom.days.syria (at) gmail.com
https://www.facebook.com/Freedom.Days.Syria
https://twitter.com/#!/Freedom_Days
https://www.youtube.com/user/FreedomDaysSyria

Categorías: antimilitar

Fin a la agresión de Israel contra Palestina

17 July, 2014 - 19:48
Categorías: antimilitar

Godzilla en Madrid 5: Cárcel para todos, todos a la cárcel

17 July, 2014 - 19:41

GODZILLA EN MADRID

PROGRAMA 5

AUDIO DEL PROGRAMA:

Cárceles en negro sobre blanco 1ª parte

Epílogo de Patricia Moreno Arrarás a «El siglo de los castigos - Prisión y formas carcelarias en la España del siglo XX»

«La desinformación y el recurso obsesivo al castigo y a la prisión no es, en este caso, patrimonio exclusivo de esa gran mayoría mal informada nacida del bipartidismo. Es también la respuesta de la práctica totalidad del espectro social, incluidos los partidos políticos minoritarios o un gran número de movimientos sociales. Los ejemplos son infinitos: movimientos feministas que abogan por la cadena perpetua para los asesinos de sus parejas o por el cumplimiento íntegro de las penas para maltratadores; asociaciones de madres contra la droga que se oponen a la semilibertad o a los permisos penitenciarios para traficantes; ecologistas que reclaman un endurecimiento de las penas para delitos urbanísticos o contra el medio ambiente; asociaciones de víctimas del terrorismo que se indignan ante cualquier mínima expresión de humanitarismo penitenciario con los condenados por los delitos que les afectan».

Cumplimiento íntegro y efectivo de las penas. Cadena perpetua. Macrocárceles. Libertad vigilada. Hacinamiento. Cifras récord de población reclusa. Tolerancia cero. Todo es delito. Cárcel para todos, todos a la cárcel. Estas y no otras son las voces a las que habrá que apelar para definir la política criminal española en el cambio de milenio. Las cifras, rotundas, no permiten discusión. En 1.975, son 15.518 las personas que reciben la noticia de la muerte de Francisco Franco en prisión. Apenas veinte años después, en 1.995 -año en el que se aprueba el denominado Código Penal de la Democracia- España mantenía encarceladas a 44.956 personas. Quince años más tarde, en 2.010, ese Código Penal “democrático” había conseguido elevar la cifra de población penitenciaria a 73.849. Últimamente, entre 2011 y 2012, los incrementos anuales ya no son tan llamativos. Las últimas estadísticas apuntan una tendencia de ligero descenso de la población reclusa debido a la activación de las expulsiones de extranjeros y a la ralentización de la construcción y/o apertura de nuevas prisiones.

¿Somos más o delinquimos más?. Ni lo uno ni lo otro. Ciñéndonos a un periodo concreto de tránsito entre los dos siglos (1995-2010), nos encontramos con un incremento de población reclusa del 64,26 % en un país que, en el mismo periodo, presenta un crecimiento demográfico del 19,98%. Por su parte, los datos criminológicos tampoco logran explicar este escandaloso aumento de las cifras de presos. En el año 2.010, la tasa de delitos por cada 1000 habitantes fue en el estado español de 45,1, muy por debajo de la media europea que, en los últimos años, se ha venido situando en torno a los 70 delitos por cada 1000 habitantes. ¿Será entonces que el ciudadano se ha aficionado a reaccionar con la denuncia penal en cuanto sufre el más mínimo atropello?. No es el caso porque es también un dato estadístico incontestable que, en los últimos tiempos, nos sentimos cada vez menos atropellados. Así, las encuestas sobre victimización nos confirman que el porcentaje de encuestados que declara haber sido víctima de un delito ha disminuido sensiblemente en el periodo analizado. No se trata de que denunciemos ahora determinados delitos que, cometidos siempre, no llegaban al papel, a la policía o al juzgado. El hecho es que, preguntados sobre si hemos sido o no víctimas de un delito, afirmamos ahora haberlo sido en mucha menor medida que en periodos precedentes.

Una explicación de un fenómeno tan complejo que se reduzca a un análisis simplista del derecho positivo es a todas luces insuficiente. Pero a nadie se le escapa que la causa inmediata de la omnipresencia en nuestra sociedad del castigo y, en particular, de la cárcel, la conforman determinadas reformas legales que han presidido este tránsito de siglos. Así, mientras la opinión pública ha vivido convencida de que España se estaba convirtiendo en el paraíso perfecto para cualquier delincuente, la evolución legislativa iba construyendo un marco normativo que, hoy por hoy, nadie mínimamente informado duda en situar entre los más represivos de Europa. Hoy –en octubre de 2.011- es mucho más fácil entrar en la cárcel y mucho más difícil salir de lo que lo era, por ejemplo, en 1.973 o incluso, me atrevo a decir, en pleno franquismo, si no por delitos políticos, sí por lo que siempre hemos conocido como delitos comunes.

Paradójicamente –o no- el arranque del último encarnizamiento penal puede situarse en el denominado “Código Penal de la Democracia”, aprobado en 1995 y en vigor desde el 25 de mayo de 1996. Cuando empiezo a ejercer la abogacía, en el año 1991, estaba vigente el que se conocía como Código Penal de 1973, texto refundido que se basaba en el Código Penal de 1944, aprobado este último en la más cruda posguerra que, a su vez, derogó al Código Penal republicano de 1932. Razones estéticas imponían el cambio. La “nueva España” merecía una normativa moderna acorde con los nuevos tiempos, especialmente necesaria, por razones obvias, en un ámbito –el de la represión del delito- que, como en cualquier dictadura, exigía un rápido y tupido, tupidísimo velo. Aparentemente, el Código Penal de 1995 iba a responder a esta necesidad de modernización. Sin embargo, las consecuencias prácticas de la reforma, tan fácilmente previsibles, resultaron dramáticas. El Código de 1995 suprimió el beneficio penitenciario de la redención de penas por el trabajo y acabó con la posibilidad, casi generalizada, de cumplir la pena en un periodo de tiempo notablemente inferior a la duración de la condena impuesta en la sentencia. A partir de 1995, ya sin redenciones, la pena impuesta era –y es- la pena que debía cumplirse. Por tanto y aunque, en determinados delitos, el Código Penal de 1995 aparentaba una rebaja de penas respecto al Código Penal franquista, lo cierto es que la estancia de un condenado en prisión por el mismo delito aumentó sensiblemente. Gracias al moderno código penal, una vez dentro, era más difícil salir. Las prisiones empezaban a saturarse.

Ajenos a esta realidad, los partidos políticos mayoritarios comenzaron a remodelar el Código Penal de 1995 compulsivamente, respondiendo con anunciadas –y luego ejecutadas- reformas del Código Penal a lo que, en su peculiar interpretación, entendían como demandas de la ciudadanía. Entre 1995 y 2010, el Código Penal fue modificado en veinticinco ocasiones, a una media de reforma por año. El resultado, lejos de corregir la presión punitiva, abundó en la misma línea: la práctica totalidad de las reformas lo fueron para tipificar conductas hasta entonces atípicas o para endurecer las penas para delitos ya definidos como tales. En materias tales como la violencia doméstica o la seguridad vial, el endurecimiento fue salvaje aunque nunca suficiente para una gran mayoría siempre convencida de la cantinela según la cual “los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra”. No fue menor el impacto de la Ley Orgánica 7/2003, de cumplimiento íntegro y efectivo de las penas que, sin embargo, también paso casi desapercibida para la opinión pública. La referida Ley, que fue mediáticamente presentada como una herramienta más en la “lucha contra el terrorismo”, tuvo una incidencia importantísima en las condenas de personas sentenciadas por cualquier otro tipo de delito al endurecer explícitamente los requisitos para poder acceder al régimen abierto. Así, por ejemplo, la referida reforma introdujo el denominado periodo de seguridad -que, para penas superiores a cinco años, impedía el acceso a la semilibertad propia del tercer grado de tratamiento antes del cumplimiento de la mitad de la condena- o la exigencia de abono de la responsabilidad civil impuesta en la sentencia para poder progresar al referido tercer grado o para ver concedida la libertad condicional, exigencia esta última que, en la práctica, está suponiendo un cierto resurgimiento de la prisión por deudas, formalmente abolida pero tristemente vigente en nuestras cárceles. Una vez más, la generación de políticas criminales de excepción para determinados delitos acabó impregnando todo el sistema penal y penitenciario sin que las voces críticas se escucharan más allá de los círculos académicos o asociativos especializados.

En resumen: la evolución legislativa expuesta desembocó en una mayor probabilidad de entrada en prisión –hay más conductas tipificadas como delito y más conductas sancionadas con el encarcelamiento –, una mayor duración del cumplimiento efectivo de la pena y una menor probabilidad de ver aligerado el encarcelamiento con regímenes abiertos.

Lo hasta aquí expuesto poco aporta al informado, a quien ha estado en contacto con la política criminal real, con la realidad de las prisiones o con unos sencillos datos estadísticos. Sin embargo, pruebe el lector a comentar las afirmaciones precedentes en cualquier foro que no esté compuesto por expertos. Comprobará que, con independencia de la ideología o adscripción política de los componentes del auditorio, la desinformación es absoluta. La derecha tradicional, convencida de que la prisión no va a formar parte de su biografía y con un desprecio absoluto a la verdad, afirmará tener la certeza de que en España las penas no se cumplen. Por su parte, la “izquierda” más convencional no hará tan rotundas afirmaciones pero, en la práctica, ha obrado exactamente igual, dando su beneplácito o incluso promoviendo las sucesivas vueltas de tuerca que, en su caso, han estado dirigidas a apretar en aquellos tipos penales especialmente odiosos para la progresía tales como, por ejemplo, la violencia doméstica.

Nada nuevo bajo el sol. Nada distinto de lo que ocurre a cualquier otro nivel de la vida política y social. ¿O sí?. En mi opinión, sí porque la desinformación y el recurso obsesivo al castigo y a la prisión no es, en este caso, patrimonio exclusivo de esa gran mayoría mal informada nacida del bipartidismo. Es también la respuesta de la práctica totalidad del espectro social, incluidos los partidos políticos minoritarios o un gran número de movimientos sociales. Los ejemplos son infinitos: movimientos feministas que abogan por la cadena perpetua para los asesinos de sus parejas o por el cumplimiento íntegro de las penas para maltratadores; asociaciones de madres contra la droga que se oponen a la semilibertad o a los permisos penitenciarios para traficantes; ecologistas que reclaman un endurecimiento de las penas para delitos urbanísticos o contra el medio ambiente; asociaciones de víctimas del terrorismo que se indignan ante cualquier mínima expresión de humanitarismo penitenciario con los condenados por los delitos que les afectan. Pocos, muy pocos son los que no están recurriendo y revalidando el derecho penal –y, muy en especial, la prisión- para resolver éste o aquel conflicto social. Unos y otros deseamos ver sentados en el banquillo a colectivos o personas diferentes pero sólo una minoría invisible cuestiona el abuso de la privación de libertad. Por razones históricas obvias, la sociedad española post-franquista no tuvo apenas tiempo de impregnarse de humanismo penal y penitenciario. A la pérdida de fuelle de estas filosofías en el ámbito europeo se le sumaron otros factores: la judicialización de la vida social y política; la continua proyección mediática de esa judicialización, mayormente reducida a un periodismo morboso centrado en la retransmisión del dolor de la víctima y de consignas vengativas; la bonanza previa a la actual crisis económica que parecía haber fortalecido a una clase media incapaz de percibir el sistema penal y, mucho menos, la prisión como un fenómeno que pudiera afectarle; los dolorosísimos y desastrosos efectos de la opción armada como solución del denominado “conflicto vasco” y los sucesivos endurecimientos penales que apenas nadie se atrevía a cuestionar en tal contexto y con semejantes cifras de personas asesinadas sobre la mesa; las igualmente escandalosas cifras de mujeres muertas víctimas de la violencia de género; las tragedias cotidianas de los accidentes de tráfico; la generalizada corrupción política y un largo etcétera de las más diversas explicaciones.

Sea como fuere y sean cuales fueren las razones, lo cierto es que los discursos reconciliadores y empáticos no han conseguido estar presentes ni trascender de ambientes académicos o del asociacionismo militante que, por otra parte y en ocasiones, también se han refugiado en exceso en eternos debates teóricos alejados de la realidad del delito e incapaces de ofrecer hoy soluciones concretas a problemas concretos. No es del todo injusta la crítica que califica de “salida fácil” la apelación al necesario cambio social global. El cambio social global es, efectivamente, urgente y necesario pero esa necesidad imperiosa no debería obviar otra reflexión: a día de hoy, no estamos social y personalmente preparados y educados para el perdón y para la reconciliación.

El perdón es otra de las palabras estropeadas. En este tránsito de siglos, conceptos tales como perdón, reinserción, alternativa o tolerancia, se han difuminado, manido y prostituido hasta el punto de evocar realidades profundamente alejadas del verdadero significado de las palabras. El aislamiento propio de los regímenes cerrados es denominado primer grado “de tratamiento”. Algunas prisiones se denominan ya “centros de inserción social”. La delación de los demás presos es la piedra angular del funcionamiento de los módulos de respeto. El desgaste de las palabras es paradigmático e ilustra una época de decadencia y falta de imaginación generalizada. Por eso, es probable que no sólo sea precisa una transformación social a gran escala y a todos los niveles; necesitamos también ser conscientes de nuestras propias limitaciones para responder al dolor que provocan determinados hechos delictivos. Necesitamos, todos, minimizar el derecho penal, dejar de castigarlo todo con las penas del infierno; necesitamos, todos, pensar en cómo atender a la víctima antes de echar a correr tras el culpable; necesitamos, todos, dedicación, imaginación, generosidad y, por qué no, empezar por recuperar las palabras y por reconciliarnos con la verdadera esencia del perdón, de la tolerancia, de la inserción social o del tratamiento.

Categorías: antimilitar

Godzilla en Madrid

17 July, 2014 - 19:40

Hace unos años decir que los ejércitos mataban era una obviedad que hubiese obtenido como respuesta un “pues claro”. En cambio, tras años de un maquillaje democrático estas certezas se han ido disolviendo, invisibilizando tras una capa aparente de derechos y libertades que han construido un discurso en el que la muerte por las balas de los militares es justa o humanitaria, y sus atropellos son cosa del pasado. Hemos conseguido desterrar la barbarie de nuestra sociedad a costa de esconderla, de ahuyentarla del discurso. La hemos vestido con los ropajes del estado de derecho y este disfraz la ha hecho desaparecer de nuestra vista y sonar extraña.

Así hemos construido un mundo en el que las bombas caen a nuestro alrededor, pero nadie se da cuenta. El monstruo avanza terriblemente, pero lo hace en silencio, lo hace amparado en la lógica de «esto aquí no pasa». Godzilla es esa bestia que salía del mar y arrasaba Japón, era la materialización de la locura nuclear, era algo terrorífico, pero que sucedía en silencio, sucedía en ondas invisibles que seguían castigando a la población, mucho después de que las bombas destrozaran ciudades enteras. De la necesidad de expresar lo que no se alcanza a narrar nace una bestia que es capaz de representar todo este mensaje.

Nuestro Godzilla es también un monstruo terrible a través del cual deseamos encarnar y hacer tangible la barbarie que sigue presente en nuestras sociedades. Un monstruo que nos rodea y nos asedia a diario parapetado en el disfraz de sus discursos, en el maquillaje de unas palabras vaciadas por tanta mentira. Es esa amenaza difusa que nos instala en el programa de la muerte y frente a la cual alzamos nuestras voces a través de las ondas.

http://radioela.org/_Godzilla-en-Madrid_.html

PROGRAMAS

5. Cárceles en negro sobre blanco 1ª parte Oír directamente el audio

4. La maraña legislativa Oír directamente el audio

3. Dejadnos hablar, dejadnos actuar Oír directamente el audio

2. Una vez más: mujeres, ejércitos, guerra y violencia sexista Oír directamente el audio

1. De las emergencias a la guerra asimétricas Oír directamente el audio

Categorías: antimilitar

Godzilla en Madrid

17 July, 2014 - 19:40

Hace unos años decir que los ejércitos mataban era una obviedad que hubiese obtenido como respuesta un “pues claro”. En cambio, tras años de un maquillaje democrático estas certezas se han ido disolviendo, invisibilizando tras una capa aparente de derechos y libertades que han construido un discurso en el que la muerte por las balas de los militares es justa o humanitaria, y sus atropellos son cosa del pasado. Hemos conseguido desterrar la barbarie de nuestra sociedad a costa de esconderla, de ahuyentarla del discurso. La hemos vestido con los ropajes del estado de derecho y este disfraz la ha hecho desaparecer de nuestra vista y sonar extraña.

Así hemos construido un mundo en el que las bombas caen a nuestro alrededor, pero nadie se da cuenta. El monstruo avanza terriblemente, pero lo hace en silencio, lo hace amparado en la lógica de «esto aquí no pasa». Godzilla es esa bestia que salía del mar y arrasaba Japón, era la materialización de la locura nuclear, era algo terrorífico, pero que sucedía en silencio, sucedía en ondas invisibles que seguían castigando a la población, mucho después de que las bombas destrozaran ciudades enteras. De la necesidad de expresar lo que no se alcanza a narrar nace una bestia que es capaz de representar todo este mensaje.

Nuestro Godzilla es también un monstruo terrible a través del cual deseamos encarnar y hacer tangible la barbarie que sigue presente en nuestras sociedades. Un monstruo que nos rodea y nos asedia a diario parapetado en el disfraz de sus discursos, en el maquillaje de unas palabras vaciadas por tanta mentira. Es esa amenaza difusa que nos instala en el programa de la muerte y frente a la cual alzamos nuestras voces a través de las ondas.

http://radioela.org/_Godzilla-en-Madrid_.html

PROGRAMAS

5. Cárceles en negro sobre blanco 1ª parte Oír directamente el audio

4. La maraña legislativa Oír directamente el audio

3. Dejadnos hablar, dejadnos actuar Oír directamente el audio

2. Una vez más: mujeres, ejércitos, guerra y violencia sexista Oír directamente el audio

1. De las emergencias a la guerra asimétricas Oír directamente el audio

Categorías: antimilitar

Declaración de la IRG en el presente asalto israelí contra Gaza

16 July, 2014 - 15:45

10 de julio de 2014

La Asamblea de la Internacional de Resistentes a la Guerra, se reunieron en el Ayuntamiento de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, condena enérgicamente el asalto en curso por el ejército israelí contra los palestinos en Gaza y Cisjordania. La Internacional de Resistentes a la Guerra considera toda la guerra un crimen contra la humanidad, y por eso reclaman el cese inmediato de las hostilidades, y en particular la agresión repetida por el Estado de Israel contra los palestinos.

Como los opositores de la guerra, también nos oponemos a las causas de la guerra, y en solidaridad con los pueblos oprimidos de todo el mundo. Por consiguiente, pedimos el fin de la ocupación de Palestina y, sobre todo reunido en el edificio de la que Nelson Mandela pronunció su primer discurso después de su liberación de la cárcel-hacemos un llamamiento para el final de todas las formas de apartheid en todas partes.

Apologistas de Israel presentan sus bombardeos en Gaza, una vez más, como una forma de defensa propia, o como una mera respuesta a las hostilidades desde el otro lado. Pero consideramos que este es, más bien, un bien planeado, precisamente cronometrado, asalto, llevado a cabo en la parte posterior de los muertos, heridos y traumatizados civiles de ambas partes con fines políticos claros.

El acuerdo de tregua reciente entre el Fatah y Hamás planteó la posibilidad de un liderazgo palestino unido como un adversario de Israel en la resistencia y un socio potencial para la paz. Creemos que es esta posibilidad la que Israel está atacando con este asalto, y que aprovechó la oportunidad para hacerlo presentado por el asesinato, por desconocidos, de tres hombres jóvenes de las colonias en Cisjordania. Una campaña de medios de comunicación se puso en marcha en torno al asesinato, presentado por primera vez como un secuestro, y esta campaña proporcionó el pretexto necesario para un ataque concentrado contra los activistas de Hamas en Cisjordania y por romper los términos de un acuerdo de tregua relativamente duradera entre Israel y Hamas en Gaza. Después de violar el acuerdo de tregua, Israel intensificó lentamente los bombardeos en la Franja de Gaza, hasta que un asalto total podría llevarse a cabo, al parecer justificado por el lanzamiento de cohetes desde Gaza que Israel provocó a sabiendas.

Creemos firmemente que la manera más justa y eficaz de la resistencia, incluso a violencia grave, es la resistencia no violenta. Por lo tanto, hemos decidido apoyar a los palestinos y los israelíes, así como activistas internacionales, que comprometen la resistencia no violenta a la ocupación ilegal de Palestina. No apoyamos la violencia armada, el que lo usa, pero apoyamos el derecho de todos los pueblos oprimidos a luchar por su liberación.

Lloramos todos los muertos y el dolor por todas las víctimas de este conflicto en ambos lados. Hacemos un llamado a los militares israelíes y el gobierno controla a terminar inmediatamente este asalto a Palestina y la ocupación que es su causa raíz.

Categorías: antimilitar

Venezuela: El país como un cuartel (Keilyn Itriago Marrufo)

10 July, 2014 - 14:15

Provea denuncia el nuevo registro militar obligatorio por inconstitucional. Control Ciudadano advierte sobre una versión de la Ley Sapo derogada en 2008, que atenta contra la disidencia. La decisión de permitir a militares participar en marchas políticas es rechazada por abogados constitucionalistas

KEILYN ITRIAGO MARRUFO

http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=104597&tipo=REP

Desde diferentes espacios de la sociedad se viene advirtiendo desde hace tiempo sobre una progresiva y profunda militarización del país y de las organizaciones sociales, promovida desde el Ejecutivo Nacional.

La promulgación de la Ley de Registro y Alistamiento para la Defensa Integral de la Nación, la creación de la Brigada contra las actuaciones de los grupos generadores de violencia y la decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia sobre la participación de los castrenses en eventos de proselitismo político, son los actos de Estado más recientes, que a juicio de Control Ciudadano, vinculados al rol de la Fuerza Armada Nacional en sociedad, atentan claramente contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Control Ciudadano recuerda que solo son dos los registros obligatorios en Venezuela, el Registro Civil y el Registro Electoral. No obstante, la Ley de Registro y Alistamiento para la Defensa Integral de la Nación, aprobada por la Asamblea Nacional y publicada en Gaceta el pasado 25 de junio, obliga a todas las personas naturales y jurídicas entre los 18 y 60 años de edad del país a estar bajo un registro de naturaleza militar.

Según denuncia Provea, el incumplimiento del registro impediría por ley la satisfacción plena del derecho al trabajo, al no poder ser contratado por entes públicos ni privados ni tener la posibilidad de obtener solvencias laborales; el derecho a la libertad de tránsito, al prohibir la tramitación de licencias de conducir y el derecho a la educación, al impedir el otorgamiento de títulos universitarios.

SUBORDINADOS A LAS FAN

Pese a que esta nueva norma reitera lo establecido por la Constitución acerca de la prohibición del reclutamiento forzoso, a Provea le resulta preocupante que no figuren como causales de no prestación del servicio militar la posibilidad de elegir libremente un servicio civil o ejercer el derecho a la libertad de conciencia como se dispone en el artículo 61 de la Carta Magna, pues sólo se podría prestar el servicio civil tras haber sido seleccionado como “No elegible” por presentar enfermedad, ser sostén de hogar, estar casado-a o tener sentencia firme de prisión.

La ONG señala además que el servicio civil, que en la Constitución posee el mismo rango que el militar, quedaría subordinado a las Fuerzas Armas, siendo operativizado bajo jurisdicción y reglamentación castrense. “La Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en su resolución 1998/77 ha establecido claramente que el servicio alternativo debe ser de carácter civil, fuera de la esfera militar y no bajo órdenes militares.

A pesar de su naturaleza civil y contradiciendo sus postulados humanistas, el presidente Nicolás Maduro mediante esta ley transforma al conjunto de la sociedad venezolana en un cuartel, a ser regulada por la jurisdicción militar”, señala el comunicado publicado recientemente por Provea.

INSISTEN CON LEY SAPO

Control Ciudadano manifiesta que el Gobierno venezolano ha decidido retomar el articulado de la Ley Sapo, dictada en 2008 pero invalidada al mes siguiente de entrar en vigor. Por la vía de un Decreto Presidencial, se activa un nuevo órgano de Seguridad del Estado denominado Brigada Especial contra las actuaciones de los Grupos Generadores de Violencia (BEGV), al cual las instituciones públicas y privadas estarán en el deber de aportar toda la información que requiera en el despliegue de sus funciones.

Para la ONG presidida por Rocío San Miguel, será de tal magnitud el inmenso poder de esta nueva institución que los órganos de seguridad ciudadana, defensa, inteligencia, orden interno, relaciones exteriores y otras instituciones públicas o privadas estarán en la obligación de apórtale todas las informaciones que requiera esta Brigada, sin ningún mecanismo de control democrático y con el agravante de no especificarse en el instrumento de creación del órgano, definición o concepto alguno de los llamados Grupos Generadores de Violencia.

Un nuevo monstruo en el que podrán operar militares, dependiente jerárquicamente del Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz que además podrá declarar secreta cualquier información, hecho o circunstancia que conozca o sea tramitada por este órgano.

Está claro que los factores críticos, disidentes y opositores, algunos de los cuales ya han sido calificados por el gobierno como generadores de violencia, estarán en la mira”, sentencia San Miguel.

MILITARES MARCHANDO

La reciente sentencia de los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ en la que se establece que la participación de los integrantes de la FAN en actos con fines políticos no constituye un menoscabo a su profesionalidad, “sino un baluarte de participación democrática y protagónica", es para San Miguel un golpe histórico a la institucionalidad venezolana que implica la legalización de la Fuerza Armada Nacional como el partido armado de la Revolución.

En el marco de una ruta de discursos políticos partidistas de mandos militares sin precedentes en la historia republicana, la permisividad de los poderes del Estado frente a la inscripción de generales y almirantes de alta graduación en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), así como las declaraciones de generales y almirantes en actos oficiales y en presencia de los representantes de los poderes públicos, donde refirieren a la existencia de una Fuerza Armada Chavista, todo ello sin la posibilidad de control democrático o sanción alguna que impida estas graves violaciones a la Constitución”.

Esta lectura del máximo juzgado del país, a juicio del abogado constitucionalista, José Vicente Haro, demuestra una vez más que con cada sentencia la Sala Constitucional “está desarmando, desdibujando y desnaturalizando la Constitución porque se están alterando sus normas y principios fundamentales”. Haro considera que se está reescribiendo otra Constitución que se aleja cada vez del deseo del Constituyente del 99 y que se acerca aceleradamente a la base el Plan de la Patria, “porque todo lo que dicen sus sentencias se puede encontrar allí”.

ENTREGANDO EL PODER A MILITARES

Para el abogado y profesor de derecho constitucional, Enrique Sanchez Falcón, las instituciones fundamentales del país han estado al servicio de un sector de la dirigencia de país que está entregando cada vez más el poder a los militares. Considera que esta pretensión se ha acentuado aún más desde que se impuso el lema “Patria, socialismo o muerte” en las Fuerzas Armadas. Que se les permita a los militares participar en actos públicos del PSUV, es a su juicio, una decisión absolutamente contraria a las disposiciones constitucionales.

LA BOTA PISA DESDE 1999

A criterio de Rafael Uzcátegui, coordinador del programa de monitoreo, investigación y difusión de Provea, desde el mismo momento en el que el fallecido presidente Hugo Chávez asumió el gobierno en 1999, comenzó un proceso de militarización del país.

El activista de derechos humanos recuerda que el primer hito formal quedó plasmado en la Constitución, al darles a los castrenses la posibilidad de votar y tener opinión política. Luego, tal como sostiene Uzcategui, vino la militarización de las organizaciones sociales de apoyo al Presidente, la promoción de las milicias y el esquema de la polarización de la política de ver al diferente como una amenaza.

El representante de Provea considera que si hubiera que describir cuáles son los puntos más predominantes de un esquema militar, nombraría en primer lugar la alta presencia de militares activos y retirados en altos cargos de la administración pública. En segundo lugar, el excesivo gasto para las funciones del ministerio de defensa.

Es la cuarta institución del Estado venezolano que más recibe presupuesto, y esto ha sido una constante. Por ejemplo, recibe 120 veces más dinero que el ministerio destinado a los pueblos indígenas aun cuando este último triplica en número a las personas que están en las Fuerzas Armadas. Además, Venezuela es uno de los países de América Latina que más ha comprado armas en los últimos diez años”.

Y por último, Uzcátegui considera el manejo discursivo de los altos funcionarios en un esquema integral de la nación que pasa por la militarización de las organizaciones sociales, en la promoción de las milicias y cuerpos combatientes de las empresas públicas y privadas.

En Provea teníamos expectativas muy grandes cuando el presidente Chávez designó a Maduro como candidato. Pensábamos que como venía del movimiento sindical, y de naturaleza civil y experiencia en las luchas sociales, iba a minimizar esta tendencia de militarización, pero más bien la ha profundizado”, asevera Uzcátegui, al tiempo que recuerda que una de sus primeras políticas del actual Jefe de Estado fue la promoción del Plan Patria Segura, que según dice militariza las políticas orientadas a la seguridad ciudadana.

:: Bitácora en www.rafaeluzcategui.wordpress.com : Twitter: @fanzinero

Categorías: antimilitar