antimilitaristas.org

Distribuir contido
Actualizado: hace 1 hora 49 min

Internacional de Resistentes a la Guerra

22 March, 2015 - 21:14
Categorías: antimilitar

Periodista que estuvo en Venezuela califica el clima como “una revuelta de los ricos”

14 March, 2015 - 01:07

El periodista Mark Weisbrot fue enviado a Caracas por el prestigioso medio inglés apenas comenzaron los primeros brotes de protestas en Venezuela. Allí, según escribe en una crónica publicada en la edición de este jueves de The Guardian, se fue distanciando de la percepción que traía desde su país, modelada por “Los medios de comunicación principales”.

A su regreso las conclusiones de Waisbrot respecto a la situación venezolana eran claras: acepta haber sido engañado por las imágenes mediáticas y se convence que las revueltas son financiadas por los ricos de Caracas e incitadas por el departamento de Estado norteamericano.

“Imágenes forjan la realidad, la concesión de un poder de la televisión e incluso fotografías fijas pueden zambullirse profundamente en la conciencia de la gente sin que ellos lo sepan. Pensé que yo también era inmune a las representaciones repetitivas de Venezuela como un Estado fallido en medio de una rebelión popular. Pero yo no estaba preparado para lo que vi en Caracas este mes: poco de la vida cotidiana parecía estar afectada por las protestas, la normalidad se impuso en la gran mayoría de la ciudad. Yo, también, había sido engañado por las imágenes mediáticas”, así parte la crónica del periodista Mark Weisbrot titulada “La verdad sobre Venezuela: una revuelta de los ricos, no una ‘campaña de terror”.

La crónica redactada para el periódico The Guardian sigue: “Los medios de comunicación principales ya han informado de que los pobres de Venezuela no se han unido a las protestas de la oposición de derecha , pero eso es un eufemismo : no se trata sólo de los pobres que están en abstinencia, en Caracas casi todo el mundo, con excepción de unas pocas áreas ricas como Altamira , donde pequeños grupos de manifestantes participan en batallas nocturnas con las fuerzas de seguridad, tirando piedras y bombas incendiarias y corriendo por los gases lacrimógenos” .

Weisbrot aterrizó en Carcas en el mes de febrero, cuando se inició el conflicto tildado de crisis por la prensa del mundo y permaneció allí un par de semanas, recorriendo las calles, subiéndose al transporte público, observando in-situ los movimientos del chavismo y de la oposición de derecha.

“La naturaleza de clase de esta lucha ha sido siempre cruda e ineludible , ahora más que nunca. Al pasar por la multitud que se presentó el 5 de marzo en las ceremonias para conmemorar el aniversario de la muerte de Chávez , era un mar de obreros venezolanos , decenas de miles de ellos . No había ropa cara o zapatos de 300 dólares. ¡Qué contraste con las masas descontentas de Los Palos Grandes, con jeeps Cherokee de 40.000 dólares con el lema del momento: SOS VENEZUELA” relata el periodista inglés.

Luego indaga en el rol que le asigna a Estados Unidos en el asunto. “La retórica ‘campaña de terror' de Kerry es igualmente divorciada de la realidad; aquí está la verdad sobre los cargos de Kerry : desde que comenzaron las protestas en Venezuela , parece que más personas han muerto a manos de los manifestantes que de las fuerzas de seguridad . De acuerdo con las muertes reportadas por CEPR en el último mes , además de los que murieron por tratar de eliminar las barricadas , -incluyendo un motociclista decapitado por un cable se extendía a través de la carretera – y cinco agentes de la Guardia Nacional han sido asesinados”.

Waisbrot también se explaya sobre la realidad económica en Venezuela: “Quizás Kerry cree que la economía venezolana va a colapsar y que traerá algunos de los no ricos venezolanos a las calles en contra del gobierno. Pero la situación económica se estabiliza en realidad – la inflación mensual se redujo en febrero , y el dólar en el mercado negro ha caído fuertemente; el gobierno está introduciendo un nuevo tipo de cambio basado en el mercado”.

Finalmente el periodista de The Guardian lanza una sentencia luego de su estadía en Caracas: “La oposición entonces probablemente perderá las elecciones parlamentarias , ya que han perdido todas las elecciones en los últimos 15 años. Pero su estrategia insurreccional actual no está ayudando a su propia causa : parece haber dividido a la oposición y unido a los chavistas. El único lugar donde la oposición parece estar obteniendo un amplio apoyo es Washington”, culmina la crónica.

A continuación lea el artículo completo

Caracas, 21 Mar. AVN.- Publicamos el artículo integro, escrito por el economista estadounidense Mark Weisbrot, para el periódico inglés The Guardian, este jueves, donde describe la situación vivida en Venezuela, que contrasta abiertamente con su propia percepción previa, resultado de su exposición a piezas informativas de medios de comunicación de habla inglesa.

En el texto denuncia la falsedad de la información del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien ha dicho que el gobierno venezolano lleva adelante una supuesta “campaña de terror” en contra de la población, aún cuando la realidad demuestra que esta campaña es realizada por sectores de la ultraderecha radical de la oposición con apoyo de Estados Unidos. La verdad sobre Venezuela: Una revuelta de ricos, no una “campaña de terror”

Las imágenes forjan la realidad, lo que da a la televisión, los videos y hasta a las fotografías un poder con el que pueden cavar profundo en la mente de las personas, incluso sin que ellas se den cuenta. Pensé que también yo era inmune a los repetitivos retratos de Venezuela como Estado fallido en medio de una rebelión popular. Pero no estaba preparado para lo que vi en Caracas este mes: qué poco de la vida cotidiana parecía estar afectado por las protestas, la normalidad que reina en la gran mayoría de la ciudad. También yo había sido engañado por la imaginería mediática.

Grandes medios han reportado que los pobres en Venezuela no se han unido a las protestas de la oposición de derecha, pero esto es un eufemismo: no es solamente que los pobres se abstienen – en Caracas, son casi todos excepto pocas áreas como Altamira, donde pequeños grupos de manifestantes se meten en batallas nocturnas con las fuerzas de seguridad, lanzan piedras y bombas incendiarias y corren del gas lacrimógeno.

Caminando desde el barrio de clase trabajadora Sabana Grande hasta el centro de la ciudad, no hay señales de que Venezuela esté al borde de una “crisis” que requiera la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA), a pesar de lo que John Kerry diga. El Metro también trabajaba muy bien, aunque no pude bajarme en la estación Altamira, donde los rebeldes habían puesto su base de operaciones hasta que los sacaron esta semana.

Logré ver las barricadas por primera vez en Los Palos Grandes, área de clase alta donde los manifestantes sí tienen apoyo popular y los vecinos gritarán a cualquiera que trate de remover las barricadas – algo arriesgado de intentar (al menos cuatro personas aparentemente han sido asesinadas a tiros por hacerlo). Pero incluso aquí en las barricadas, la vida era bastante normal, excepto por algún tráfico fuerte. El fin de semana, Parque del Este estaba lleno de familias y corredores sudando en un calor de 32 grados – antes de Chávez, había que pagar para entrar y los habitantes, según me dijeron, estaban decepcionados porque a los menos acomodados se les permitía entrar de gratis. Los restaurantes siguen llenos en la noche.

Viajar ayuda a verificar la realidad un poco más, por supuesto, y yo visité Caracas principalmente para obtener información en el área económica. Pero vine escéptico respecto al cuento, reportado a diario en los medios, de que el desabastecimiento de productos básicos era la razón para las protestas. La gente a la que la escasez le crea más molestias es, por supuesto, los pobres y las clases trabajadoras. Pero los habitantes de Los Palos Grandes y Altamira, donde vi verdaderas protestas, tienen sirvientes que hacen cola para lo que necesitan y tienen el ingreso y el espacio para acumular algo de existencias.

Esta gente no está sufriendo – les está yendo muy bien. Sus ingresos han aumentado a buen paso desde que el gobierno de Chávez tomó control de la industria petrolera hace una década. Incluso tienen un gran apoyo del gobierno: cualquiera con una tarjeta de crédito (excepto pobres y millones de la clase trabajadora) tiene derecho a $3.000 por año, a una tasa de cambio subsidiada. Después, pueden vender los dólares seis veces más caros de lo que pagaron, en lo que suma un subsidio anual multimillonario en dólares para los privilegiados – y todavía estos son los que abastecen la base y a las tropas de la sedición.

La naturaleza de clase de esta lucha siempre ha sido cruda e irrefutable, ahora más que nunca. Caminando entre las masas que fueron a las ceremonias por el aniversario de la muerte de Chávez, el 5 de marzo, se veía un mar de venezolanos de la clase trabajadora, decenas de miles de ellos. No había ropas caras o zapatos de $ 300. Qué contraste con las masas descontentas de Los Palos Grandes, que tenían camionetas todoterreno Grand Cherokee de $ 40.000 portando el eslogan del momento: SOS VENEZUELA.

En lo que se refiere a Venezuela, John Kerry sabe de que lado de la guerra de clases está. La semana pasada, justo cuando me iba, el Secretario de Estado de Estados Unidos duplicó su descarga de retórica contra el gobierno, acusando al presidente Nicolás Maduro de fomentar una “campaña de terror contra su propio pueblo”. Kerry también amenazó con invocar la Carta Democrática Interamericana de la OEA contra Venezuela, así como de aplicar sanciones.

Alardear sobre la Carta Democrática contra Venezuela es casi como amenazar a Vladimir Putin con un voto de la ONU sobre la secesión en Crimea. Quizás Kerry no se dio cuenta, pero apenas unos días antes de sus amenazas, la OEA votó una resolución que Washington introdujo contra Venezuela y le dio la vuelta, declarando la “solidaridad” del organismo regional con el gobierno de Maduro. Veintinueve países la aprobaron y sólo los gobiernos de derecha de Panamá y Canadá se aliaron con Estados Unidos contra ella.

El artículo 21 de la Carta Democrática de la OEA aplica ante la “interrupción inconstitucional del orden democrático de un Estado miembro” (como el golpe militar de 2009 en Honduras, al cual Washington ayudó a legitimar, o el golpe militar de 2002 en Venezuela, que tuvo aún más colaboración del gobierno estadounidense). Debido a este voto reciente, la OEA podría invocar la Carta Democrática más en contra del gobierno de Estados Unidos, por las muertes que causan sus drones a ciudadanos estadounidenses sin juicio, de lo que podría hacerlo contra Venezuela.

La retórica de “campaña de terror” de Kerry está igualmente divorciada de la realidad y como era de esperarse provocó una respuesta equivalente del canciller de Venezuela, que llamó “asesino” a Kerry. Esta es la verdad sobre las acusaciones de Kerry: desde que comenzaron las protestas en Venezuela, resulta que más personas han muerto de la mano de los manifestantes que de las fuerzas de seguridad. De acuerdo a las muertes reportadas por el CEPR (Centro de Investigación en Economía y Política) durante el último mes, además de los asesinados por tratar de remover las barricadas puestas por los manifestantes, por lo menos siete aparentemente han muerto debido a las obstrucciones creadas por los manifestantes – incluyendo un motorizado que se degolló con una guaya colocada en la carretera – y cinco oficiales de la Guardia Nacional han sido asesinados.

Respecto a la violencia por parte de cuerpos de seguridad, presuntamente tres personas podrían haber sido asesinadas por la Guardia Nacional u otras fuerzas de seguridad – incluyendo dos manifestantes y un activista que apoyaba al gobierno. Algunas personas acusan al gobierno de otras tres muertes por civiles armados; en un país con un promedio de más de 65 homicidios por día, es completamente posible que esta gente actuara por su cuenta.

Un total de 21 miembros de las fuerzas de seguridad están bajo arresto por supuestos abusos, incluyendo por algunos de los asesinatos. Esto no es una “campaña de terror”.

Al mismo tiempo, es difícil encontrar una denuncia seria sobre la violencia opositora entre los más importantes líderes de la oposición. Según datos de encuestas, las protestas son rechazadas en gran medida en Venezuela, aunque se ven mejor afuera cuando son promovidas como “protestas pacíficas” por gente como Kerry. Las encuestas también sugieren que la mayoría de los venezolanos ven estos disturbios como lo que son: un intento de derrocar un gobierno elegido.

La política interna de la postura de Kerry es bastante simple. Por un lado, tienes el lobby cubano-americano de la derecha de la Florida y sus aliados neoconservadores gritando a favor del derrocamiento. A la izquierda de la extrema derecha, bueno, no hay nada. A esta Casa Blanca le importa muy poco América Latina y no hay consecuencias electorales por hacer que la mayoría de los gobiernos del hemisferio se molesten con Washington.

Quizás Kerry piensa que la economía de Venezuela colapsará y que eso llevará a algunos de los venezolanos no ricos a las calles contra el gobierno. Pero la situación económica en realidad se está estabilizando – la inflación mensual bajó en febrero y el dolar del mercado paralelo ha bajado drásticamente ante las noticias de que el gobierno está introduciendo una nueva tasa de cambio basada en el mercado. Los bonos soberanos de Venezuela tuvieron un rendimiento de 11,5% desde el 11 de febrero (el día que comenzaron las protestas) al 13 de marzo, el más alto rendimiento según el índice de bonos de mercados emergentes de Bloomberg. La escasez probablemente bajará en las próximas semanas y meses.

Por supuesto, esto es exactamente el principal problema de la oposición: la próxima elección será dentro de un año y medio y para esa fecha, la escasez económica y la inflación que han aumentado tanto en los últimos 15 meses se habrán aliviado. En este sentido, la oposición posiblemente perderá las elecciones legislativas, así como ha perdido cada elección en los últimos 15 años. Pero su actual estrategia insurreccional no está ayudando a su propia causa: parece que han dividido a la oposición y unido a los chavistas.

Fuente: http://rinacional.com.ar/periodista...

Categorías: antimilitar

«Crisis» U$A-Venezuela: Entre la prepotencia de la Casa Blanca, la demagogia de Miraflores y las reyertas inter-imperialistas

13 March, 2015 - 19:07

Datos y hechos concretos desmienten la afirmación que los intereses “imperialistas” han sido amenazados en Venezuela con la llegada del llamado gobierno bolivariano. Como la realidad revela, las presidencias de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han profundizado el rol extractivista asignado al país por la globalización capitalista, que junto al capital financiero y especulativo continúan obteniendo grandes ganancias en territorio venezolano. Indicaremos dos ejemplos: el primero se ve en el informe Chevron: La conexión bolivariana (ver http://bit.ly/1AeNjRt), que refleja la fabulosa expansión de esa transnacional de origen norteamericano bajo el llamado “Socialismo del Siglo XXI”; el segundo se evidencia en lo que sucede con el “fracking”, denunciado por el presidente de PDVSA como “arma del capitalismo”, pero usado sin reparos en Venezuela por la petrolera estatal (ver http://bit.ly/1E4AZoi y http://bit.ly/1l0RBr2).

El gobierno de Estados Unidos utiliza la excusa de los derechos humanos para castigar a funcionarios de un régimen que le resulta diplomáticamente incómodo, mientras al mismo tiempo restablece relaciones con el gobierno de Cuba; siendo ambas jugadas casi simultaneas en tanto se busca complacer a distintos factores de poder interno en los U$A. Las sanciones motivaron la respuesta oficial venezolana, exigiendo visado para todas las personas de origen norteamericano con intenciones de visitar el país (como antes Brasil y Bolivia lo establecieron) y la prohibición de entrada a algunos funcionarios norteamericanos. La réplica de la administración Obama fue sobredimensionada: Declarar a Venezuela como “una inusual y extraordinaria amenaza a la Seguridad Nacional y a la política exterior de los Estados Unidos”, activando mecanismos previstos en la llamada Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos, mediante la cual el presidente puede imponer sanciones de tipo económico sin la aprobación del Congreso. En años recientes, Estados Unidos ha calificado de manera similar a Irán, Birmania, Sudán, Rusia, Zimbabue, Siria, Bielorrusia y Corea del Norte. Toda una hipérbole que ni el mismo Jefe de Estado norteamericano se la cree. Además, se anuncian sanciones a figuras medias del Estado venezolano soslayando a los más relevantes.

Como libertarios latinoamericanos no podemos dejar de recordar todas las iniciativas de intervención imperialista llevadas a cabo por Estados Unidos contra los países de la región desde el S. XIX. Todas y cada una de ellas - invasiones militares con subsecuentes ocupaciones territoriales, golpes de Estado, financiamiento al paramilitarismo, cobros compulsivos de supuestas deudas, entre las más graves - han originado claro y contundente rechazo desde el anarquismo, repudio que sería el mismo si este tipo de situaciones se repitieran en el futuro contra cualquier área de América Latina.

El gobierno venezolano y su aparato de propaganda nacional e internacional afirman que dicha medida constituye una “declaración de guerra” contra Venezuela y es la antesala de un “ataque militar norteamericano”, muy poco factible. Sin embargo, a pesar de este pronóstico alarmista, Miraflores no toma ninguna acción político-diplomática coherente con lo que pregona, como la ruptura de relaciones, el cierre de sus embajadas y consulados en territorio gringo, o la suspensión de los negocios bilaterales. Por su parte, el presidente Obama aclaró que no se interrumpirán los nexos comerciales, que es bien sabido y documentado lo amplios que son (ver http://bbc.in/1EyLWDP).

Ciertamente, la reacción de la Casa Blanca le es funcional a Nicolás Maduro en tiempos en que la presidencia venezolana tiene los índices de popularidad más bajos desde 1999, cuando el país padece la inflación más alta del planeta y se viene aplicando de manera progresiva un paquete económico que descarga en la población el costo de la crisis. Maduro utilizará el argumento de la “invasión imperialista” como excusa para aumentar la represión, silenciar cualquier tipo de disidencia y aplicar medidas de ajuste estructural, enmascaradas con una retórica antiimperialista para caldear el teatro político y la falsa polarización, haciendo tiempo para intentar convencer al cada vez mas desconfiado apoyo popular heredado de Chávez sobre las bondades de un proyecto que se jacta de ser socialista pero que, arrastrando los peores vicios de sus supuestos antagonistas, es claramente un capitalismo de Estado. En la solicitud de la ley habilitante “antiimperialista” a la Asamblea Nacional subyace la probabilidad de arreciar las medidas que dejan sobre las espaldas de las mayorías el peso de la crisis, solapando tras declaraciones tipo Cipriano Castro las decisiones urgentes rematando activos nacionales, como el swap o permuta financiera a materializarse con oro del Erario (ver http://bit.ly/1xc0d1q).

Venezuela padece intromisiones de signo imperial, silenciadas por el aparato de propaganda bolivariano pero patentes a quien quiera verlas: la entrega de territorios al capital chino para su explotación y la exorbitante compra de armas a la Federación Rusa son dos ejemplos. En ese mismo orden de ideas, no sería sorpresa si tras esta alharaca de embajadas y cancillerías, se encubre una respuesta preventiva de Washington ante la acción que llevan en diversos frentes de Latinoamérica sus eventuales adversarios por la hegemonía imperial. La real comprensión de la dinámica actual del capitalismo globalizado pasa por entender que si bien en Estados Unidos está el centro de la red de flujos de poder político, económico y financiero, ese rol se cumple en medio de amplias tensiones con otros estados aspirantes al trono o, por lo menos, a una mayor tajada en el pastel de la opresión y la explotación.

Por lo demás y como hemos hecho siempre, desde El Libertario denunciamos a ese sector de la oposición que aplaude cualquier iniciativa proveniente del gobierno yanki y aspira a su intervención más activa y directa en la situación venezolana, como si no valieran las experiencias terribles a las que nos referíamos al comienzo de esta declaración. Ante esa y otras propuestas que se afincan en la tradición estatista nuestra opción es clara: reiteramos la necesidad de la construcción de una alternativa social libertaria enfrentada no sólo al capitalismo autoritario bolivariano sino a la recomposición de los partidos políticos tradicionales – igualmente procapitalistas - y a sus juegos tramposos de representatividad con coartada electoral.

Colectivo Editor de El Libertario – Caracas, 11 de marzo de 2015

Categorías: antimilitar

Repercusión en prensa de la acción de bloqueo en la fábrica de armas nucleares de AWE Burghfield

6 March, 2015 - 18:35

Resumen de prensa sobre la acción de bloqueo internacional en la fábrica de armas nucleares de AWE Burghfield:

Naiz

Berria

Uriola

La Ser: EL Drago

La Provincia: Antimilitaristas del Archipiélago protestan contra una fábrica de armas nucleares

La ventana de Canarias (02/03/2015) - Cadena SER

Koldobi Velasco, protesta antimilitarista

Entrevista en medio del bloqueo a Koldobi, del minuto 8:40 a 11:33. Hoy por hoy

Ser Canarias: Dos canarios se encadenan a las puertas de una fábrica de armas nucleares británica

La casa de mi tía: Gente canaria, entre antimilitaristas que bloquean entrada de fábrica de armas nucleares en Londres

Canarias semanal: Antimilitaristas canarios participarán en bloqueo a fábrica de bombas nucleares

Somos Nadie: Antimilitaristas bloquean entrada de fábrica de armas nucleares en Londres

Bloquean durante 9 horas el acceso a la fábrica de armas nucleares de Burghfield, en Inglaterra

Unos 150 activistas impidieron durante buena parte el domingoel acceso a las instalaciones de la fábrica de armamento nuclear. Entre los participantes en la protesta se encontraban tres integrantes de KEM-MOC de Bilbo.

Naiz|Burghfield|2015/03/02

Los activistas vascos, a las puertas de la empresa.

En un intento por evitar que las cabezas nucleares británicas sean fabricadas y transportadas para ser usadas en los misiles Trident, activistas de diversos grupos de toda Europa se unieron en un bloqueo no violento de la fábrica de bombas nucleares de Burghfield, cerca de Reading, en Inglaterra, este domingo.

Según ha explicado el movimiento antimilitarista, a solo unos pocos kilómetros de la base de Aldermaston, AWE Burghfield empaqueta explosivos de gran potencia incluyendo las cabezas nucleares de plutonio para las armas Trident. Este trabajo se lleva a cabo en una instalación inmensa, cerca de Reading, a 72 kilómetros al oeste de Londres. La fábrica de bombas envía las cabezas nucleares activas en grandes camiones por carretera hasta el almacén en Coulport, Escocia, donde se acoplan en los misiles Trident fabricados en Estados Unidos y se despliegan, listos para ser disparados desde submarinos nucleares.

«Llamamos al Reino Unido a cancelar el programa Trident, dejar de amenazar al mundo con un desastre nuclear accidental o intencionado, y apoyar las negociaciones para prohibir y eliminar todas las armas nucleares», indicaron los manifestantes.

Vídeos:

Categorías: antimilitar

Venezuela: ¡ni con militares ni con políticos, el rumbo es autogestión! (Periódico El Libertario)

2 March, 2015 - 15:21

2015 en crisis: ¡ni con militares ni con políticos, el rumbo es autogestión!

http://www.nodo50.org/ellibertario/

Ante la crisis económica, social, política y moral que hoy afecta a Venezuela, dejamos asentada la opinión y propuesta de quienes participamos en El Libertario:

1) Rechazamos la pretensión que existe, tanto en sectores del chavismo como de la oposición, en cuanto a que los militares sean los actores resolutorios de la crisis, o en confiar para ello en un líder mesiánico surgido de las filas castrenses. L@s anarquistas, como antimilitaristas consecuentes, hemos condenado y condenaremos todo cuartelazo, sea con el tradicional despliegue de tanques en la calle y obesos uniformados en el palacio presidencial, o con el estilo S. XXI que se disimula tras subterfugios constitucionales y renuncias “sin querer queriendo”. Es una ficción que los cuadros militares altos y medios, hoy oportunistamente “socialistas”, garantes del contrabando de gasolina y alimentos a gran escala, beneficiarios del acceso a dólares a precios preferenciales y del tráfico de minerales estratégicos y drogas, tengan alguna virtud para conducir el país, vía autogolpe, a mejores situaciones para las mayorías. Sería como el “fujimorazo” peruano, una asonada tipo Bordaberry en Uruguay o la deposición de Isabelita y López Rega en la Argentina de los 70's, que en nada cambiaría la situación del país.

2) Repudiamos el paquetazo económico en marcha promovido por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, el cual descarga el costo de la crisis en las costillas de la colectividad. Mientras hay impunidad para los traficantes de la boliburguesía que recibieron más de 20.000 millones de dólares para empresas fantasmas, los asalariados somos castigados con escasez e hiperinflación en alimentos y medicinas, el deterioro brutal de los servicios básicos y la imposición de tributos neoliberales como el Impuesto al Valor Agregado.

3) Condenamos con energía que hoy padezcamos la creación de un Estado policial, sustentado en un entramado jurídico autoritario, con la excusa de la guerra económica y mediática, pero que a corto, mediano y largo plazo será usado para reprimir las luchas y protestas colectivas. Este Estado policial se expresa en: el Sistema Popular de Protección para la Paz, una ley que fuerza a la ciudadanía a convertirse en “patriotas cooperantes” (eufemismo para denominar a soplones y delatores); en las zonas de seguridad donde se prohíbe el derecho a huelga y a manifestación; en los “cuerpos de combatientes”; en los Batallones Hugo Chávez; en la Resolución N° 8.610 de Min-Defensa; y en el uso de grupos paramilitares contra la población. La jurisprudencia del Tribunal Supremo de Justicia ha establecido que la posibilidad de manifestar públicamente depende de la autorización gubernamental y no se concibe como derecho.

4) Reprobamos absolutamente los negocios de la jerarquía “bolivariana” con el capital transnacional mediante la creación de empresas mixtas y la aprobación de las llamadas Zonas Económicas Especiales, territorios colonizados para las maquilas e inversión de los imperialismos ruso y chino con todas las garantías. Así mismo señalamos el proceso de legitimación de capitales de la boliburguesía que, ante la posibilidad de perder la hegemonía política, hoy realiza fabulosas inversiones secretas, como la adquisición de medios de difusión masiva, bienes raíces y equipos deportivos, por no hablar de sus escondrijos en paraísos financieros como Suiza, Panamá y algunas islas del Caribe.

5) Denunciamos la existencia de la hegemonía comunicacional estatal tras la adquisición de medios de comunicación privados por parte de testaferros anónimos que actúan como emisarios de boliburgueses y militares en el poder. Los principales afectados no son la oposición político-partidista, que cuenta con acceso a internet y a medios internacionales, sino los sectores populares en lucha.

6) Calificamos a la oposición político-partidista del país como falsa alternativa, herederos de las exclusiones e injusticias del pasado, negociadores de los principios que dicen defender y portadores de un proyecto populista y desarrollista petrolero que poco se diferencia del chavo-madurismo. Basta con revisar el programa petrolero de Leopoldo López para entenderlo como el mismo rentismo y extractivismo. En cuanto a la MUD, su casi total silencio sobre estos temas es elocuente, en cuanto a que no pretenden nada muy distinto a lo que hay. En este año electoral, prometerán villas y castillas, ante lo cual insistimos en que solo merecen desprecio y abstención.

Como activistas antiautoritari@s trabajaremos por la profundización de la crisis de representatividad de los diferentes partidos políticos, tanto el PSUV como la MUD y sus derivados, abordando las luchas de calle como vía para la recuperación del espacio público, la autonomía y acción directa, impulsando la expansión de todas las prácticas de solidaridad y apoyo mutuo fuera y en contra del control de los políticos. Promoveremos iniciativas de economía cooperativa y autogestión como respuesta inmediata a la crisis, así como experimentos para el ejercicio de la democracia directa y asamblearia. Participaremos en plataformas colaborativas de comunicación y en redes sociales donde se ejerza la libertad de opinión e información, respaldando las luchas de la gente contra los poderes autoritarios establecidos.

Finalmente, llamamos a luchar en contra de este modelo político y económico, enfermo en todos sus recovecos de corrupción, autoritarismo y militarismo.

COLECTIVO EDITOR DE EL LIBERTARIO - 1° de febrero de 2015

Categorías: antimilitar

Ucrania Oriental: ¿Comunistas y nazis en la misma trinchera? (Rafa Cid)

2 March, 2015 - 15:14

El Vaivén de Rafael Cid

“Combatíamos comunistas y nazis juntos”. “Todos queremos lo mismo: la justicia social y la liberación de Rusia de la invasión ucrania”. Las frases citadas corresponden a las manifestaciones efectuadas ante la policía por dos de los ocho españoles arrestados en Madrid a su regreso de luchar en el este de Ucrania. Todos ellos enrolados junto a cientos de voluntarios prorrusos llegados de otros países entre los que, aseguran, “la mitad son comunistas y la otra mitad nazis”.

Con lo que ahora acaban de revelar estos auténticos testigos de cargo (http://politica.elpais.com/politica...), lo que era un secreto a voces adquiere carta de naturaleza. Milicianos de ideología nazi junto a Putin para ayudarle a implantar Novorrusia, su proyecto imperialista. Aunque la izquierda nostálgica de la antigua URSS se haya obstinado en lo contrario. Mimetizada al compás de la propaganda de los halcones del Kremlin, su lectura del conflicto versaba monolíticamente sobre un contencioso originado por un golpe de Estado inspirado por la UE y EEUU, la toma del poder en Kiev por una Junta fascista y otros trampantojos de similar calibre. Hazañas bélicas de buenos y malvados.

La flagrante contradicción entre lo que cuentan los medios de comunicación disciplinados a la voz de Moscú y lo que ahora sostienen sus propios combatientes, demanda una explicación razonada. Porque evidencia algo más que una contradicción del tipo de alistarse en la Brigada Internacional Carlos Palomino, en honor del activista antifascista asesinado en Madrid en 2007 por un paracaidista ultra, y compartir trinchera con tres ex militares españoles y nazis. Resulta obvio que la anexión de Crimea y la escalada militar a favor de los secesionistas de la región de Dombás emprendida por Putin incita a que comunistas y nazis compartan armas porque ambos buscan la “justicia social y la liberación de Rusia de la invasión ucrania”.

Pero admitamos como hipótesis que “comunistas y nazis “quieren lo mismo: justicia social”. Algo que está en la retórica de todos los movimientos sociales que buscan captar el fervor de las masas. Esa convergencia, de cimentarse en el tiempo y en la camaradería que insufla el ardor guerrero, podría llevar a una cohabitación futura dentro de la sociedad civil. Quizás su estela asome ya en la imitación de ciertas prácticas que, como la okupación urbana, comienza a ser frecuente entre los grupos de extrema derecha españoles. Porque por encima de las categorías tradicionales parece estar emergiendo un frentismo indiscriminado. Que “comunistas y nazis” estén de acuerdo en jugarse la vida por un Estado oligárquico, nuclear e hipercapitalista, que depreda a las naciones de su “patio trasero” como los peores tiempos de Estados Unidos con Latinoamérica, merece una profunda reflexión.

Ya no vale tirar balones fuera y echar mano del falsos victimismos. Son demasiadas las pruebas que indican que alrededor de la crisis humanitaria desatada en Ucrania se están reactivando algunos de nuestros peores demonios familiares. Se pasó por alto la presencia de observadores de los principales partidos xenófobos europeos (desde el partido Amanecer Dorado a la formación Plataforma per Catalunya) como avalistas de las posiciones rusas en la anexión de Crimea. Se hizo el silencio al divulgarse que el Kremlin es el principal financiador del Frente Nacional (FN) francés de Marine Le Pen. Se minimizó el hecho de que uno de los principales ideólogos de Putin, Alexander Duguin, apóstol del ultranacionalismo, la homofobia y el tradicionalismo religioso, sea el teórico de cabecera de muchos grupos neonazis europeos (aquí es un conferenciante de plantilla del ultra Movimiento Social Republicano). Pero las aportaciones de primera mano de los brigadistas españoles han confirmado las peores sospechas: Putin ha logrado que comunistas y nazis estén en la misma trinchera.

Y no estamos en 1939. Cuando Hitler y Stalin se aliaron para repartirse por la fuerza media Europa incendiando con ello la Segunda Guerra Mundial. Sino un siglo después de que el mundo sufriera las consecuencias de las políticas represivas llevadas a cabo por los dos estados totalitarios más homicidas de la historia. Por eso no se comprende que con esas trágicas experiencias sobre nuestras conciencias la sociedad civil democrática permanezca pasiva. Al menos el actual movimiento anarquista, que padeció en sus carnes como ningún otro la barbarie nazi-estalinista y la combatió desde sus inicios sin ningún tipo de componendas ni subterfugios, debería denunciarlo para que poder seguir reconociéndose libertario. Reclamar la paz como valor supremo de la humanidad es absolutamente de izquierdas.

(Nota. El título de este artículo va entre interrogaciones adrede, rectificando el tenor literal de la cita que lo sustenta. Por respeto a las personas de buena voluntad que pueden sentirse injustamente ofendidas por una afirmación genérica de “comunistas” donde en realidad debería decir “estalinistas”).

Categorías: antimilitar

Termina el cierre a la Fábrica de Armas Nucleares tras 9 horas de bloqueo

2 March, 2015 - 12:43

Burghfield Lockdown en AWE Burghfield, cerca de Reading, Reino Unido - Lunes 02 de marzo 2015

Perturbación grave en la fábrica de armas nucleares con el bloqueo que ha ido aumentando durante la mañana

Actualización a las 17:00: Termina el bloqueo tras 9 horas, sin ningún detenido.

Actualización a las 16:15: A esta hora se mantiene el bloqueo, según nos informan, con más policía que manifestantes.

Desde las 5.00 horas de esta mañana los trabajos mortales de Atomic Weapons Establishment (AWE) Burghfield se han visto gravemente perturbados con la actividad de bloqueo, que aumenta durante la mañana. Activistas de Gran Bretaña y de toda Europa están actualmente bloqueando pacíficamente las entradas al sitio, a pocos kilómetros del centro de Reading. Los manifestantes dicen que van a quedarse tanto tiempo como les sea posible para evitar la fabricación de armas de destrucción masiva. La policía aún no ha tomado medidas para reducir a los activistas, pero están asistiendo a cada lugar de bloqueo alrededor del sitio Burghfield.

Activistas no violentos de Finlandia, Suecia, España, Francia y Bélgica han viajado a unirse al bloqueo. La fabricación de cabezas nucleares para los Trident no es sólo un problema para Gran Bretaña. Las fronteras estatales no significarían nada si las armas nucleares explotaron en un accidente o guerra. «Nosotros no queremos sufrir el invierno nuclear y la radiación causada por las armas nucleares británicas u otros. Apoyamos el derecho de Escocia para convertirse en libre de armas nucleares, y exigimos al Reino Unido que cancele el proyecto Trident, deje de amenazar al mundo con el desastre nuclear accidental o intencional, y apoye las negociaciones para prohibir y eliminar todas las armas nucleares», dijo Ruka Toivonen, un bloqueador de Finlandia.

En el bloqueo participan activistas de Andalucía, Las Palmas y Bilbao.

Hay más imágenes disponibles en: http://www.actionawe.org/burghfieldlockdown

Ver la nota de prensa de esta acción: http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article5502

Vídeo:

Categorías: antimilitar

Cierre de AWE Burghfield: 25 activistas europeos interrogados bajo la Ley británica de prevención del terrorismo, en Calais

1 March, 2015 - 17:56

Cierre de AWE Burghfield: 25 activistas europeos interrogados por el anexo 7 de la Ley de prevención del terrorismo de 2000 en Calais

25 activistas por la paz internacionales de Finlandia, Suecia y Bélgica que viajaban en un autobús desde Finlandia a Burghfield en Berkshire para participar en el bloqueo para cerrar la base de Burghfield que tendrá lugar el lunes 2 de marzo fueron parados y registrados por el anexo 7 de la Ley de prevención del terrorismo por policías británicos antiterroristas en Calais el 28 de febrero de 2015. Los/as pacifistas de los grupos Unión de Objetores de Conciencia de Finlandia (AKL), ofog de Suecia y Acción por la Paz de Bélgica, entre otros, son parte de un grupo de más de 40 activistas europeos que van a participar en el bloqueo de AWE Burghfield el lunes 2 de marzo de 2015, para presionar contra la renovación del sistema de armamento nuclear británico Trident [1].

Al llegar a la terminal del Eurotúnel en Calais nuestro autobús fue primero registrado por el personal de aduanas. Cuando encontraron pancartas, panfletos y equipo para el bloqueo, el conductor del autobús, un compañero activista y yo fuimos interrogados por la policía antiterrorista británica, quienes explicitaron que lo hacían bajo el anexo 7 de la Ley de prevención del terrorismo de 2000, y nos dieron el correspondiente folleto de la Policía, Cuando les preguntamos el porqué, nos respondieron que la Policía sospechaba que fuéramos a tomar parte en la acción en Burghfield el lunes. ¿Quiere decir esto que la protesta noviolenta contra las armas nucleares en el Reino Unido ahora se considera un acto de terrorismo?”, pregunta Ruka Toivonen de la Unión de Objetores de Conciencia de Finlandia, una de las organizadoras del autobús.

El Anexo 7 de la Ley de prevención del terrorismo de 2000, según el folleto de la policía, “es usada por los agentes de policía para determinar si una persona tiene (o ha tenido) que ver con el terrorismo”, explica Andreas Speck del contingente español de Alternativa Antimilitarista.MOC. “es la misma legislación que se usó para detener a David Miranda, el compañero del entones periodista de The Guardian Glenn Greenwald quien publicó las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje masivo de datos de la NSA y la GCSQ, en el aeropuerto de Heathrow en agosto de 2013. Es la misma legislación que se ha usado dos veces para interrogarme sobre mi activismo al re-entrar en el Reino Unido. ¿Tiene alguna de estas cosas algo que ver con el terrorismo?”, añade. Según la Red para Monitorizar a la Policía, “hay … abundantes evidencias de que la policía está usando los poderes respecto al terrorismo para parar e interrogar a activistas sobre sus actividades políticas cuando pasan por los aeropuertos británicos.” [2]

Estamos aquí para protestar noviolentamente contra la renovación de las armas nucleares británicas que podrían – si se usaran – causar muerte y sufrimiento a una escala más allá de lo que ninguna ley antiterrorista podría alcanzar. Tiene que ser considerado el acto de terrorismo definitivo. Que paren e interroguen a activistas por la paz bajo la legislación terrorista te hace preguntarte si la policía ha perdido completamente el norte. En vez de prevenir el crimen que supone la preparación para usar armas nucleares, malgastan su tiempo acosando a aquellos que interponen su cuerpo en la línea de la destrucción nuclear masiva”, añade Hannah Brock de la Internacional de Resistentes a la Guerra. “A pesar de todo, esta intimidación no nos detendrá. En todo caso, nos anima para bloquear Burghfield el lunes 2 de marzo con mayor determinación”, concluye.

Notas para los periodistas

[1] Acción AWE es una campaña de acciones noviolentas de base para detener la producción de armas nucleares en la Fábrica de Armas Atómicas (Atomic Weapons Establishment - AWE),situada en Aldermaston y Burghfield en Berkshire. Ver http://www.actionawe.org. Acción AWE está comprometida con la noviolencia activa. Involucra a gente de diversas religiones y gente no religiosa. El bloqueo de AWE Burghfield bajo el lema “Cierre de Burghfield” comenzará a las 7am (hora de Inglaterra) el lunes 2 de marzo de 2015. El Parlamento decidirá sobre la renovación del sistema de armas nucleares Trident en 2016.

[2] Red para la Monitorización de la Policía: Anexo 7 atenta contra las leyes al ser usado para interrogar activistas, 12 de diciembre de 2012, https://netpol.org/2012/12/12/schedule-7-terror-laws-used-to-interrogate-activists/

Categorías: antimilitar

Acción AWE: Nota de prensa

27 February, 2015 - 09:00

MIEMBROS DE ALTERNATIVA ANTIMILITARISTA.MOC PARTICIPARÁN EN LA ACCIÓN INTERNACIONAL DE BLOQUEO EN LA FÁBRICA DE ARMAMENTO NUCLEAR DE BURGHFIELD

BLOQUEO INTERNACIONAL PARA IMPEDIR CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

2 de marzo 7a.m. (8 a.m. hora española) AWE Burghfield, Inglaterra

En un intento por evitar que las cabezas nucleares británicas fabricadas y transportadas para ser usadas en los misiles Trident, activistas por la paz de diversos grupos del Estado Español se unirán a las y los manifestantes de toda Europa en un bloqueo noviolento de la fábrica de bombas nucleares de Burghfield, cerca de Reading, en Inglaterra, el 2 de marzo de 2015.

A solo unos pocos kilómetros de distancia de la conocida Base de Armas nucleares de Aldermaston, AWE Burghfield empaqueta explosivos de gran potencia incluyendo las cabezas nucleares de plutonio para las armas Trident del Reino Unido. Este peligroso trabajo se lleva a cabo en una instalación inmensa, cerca de Reading, a 72 kilómetros al oeste de Londres. La fábrica de bombas envía las cabezas nucleares activas en grandes camiones por carretera hasta el almacén en Coulport, Escocia, donde se acoplan en los misiles Trident fabricados en Estados Unidos y se despliegan, listos para ser disparados desde submarinos nucleares.

“Si se disparasen, los Trident causarían una catástrofe humanitaria con consecuencias devastadoras en todo el mundo”, dijo Angie Zelter, una de las organizadoras de Acción AWE. “Al hacer cabezas nucleares, sabiendo que podrían ser detonadas con la consecuente pérdida de millones de vidas, Burghfield está contribuyendo a los crímenes contra la humanidad. La resistencia civil noviolenta prolongada es esencial para parar esto. En lugar de seguir adelante con las armas nucleares y las amenazas de asesinatos en masa, los recursos deberían dedicarse a nuestras necesidades reales de seguridad, tales como prevenir que se siga destruyendo nuestro medio ambiente y el clima. Nuestro bloqueo en Burghfield es parte de un levantamiento mundial del poder de la gente tratando de asegurar nuestra supervivencia en este planeta”.

Esto no es sólo un problema para Gran Bretaña. Las fronteras estatales no significarían nada en un accidente nuclear, lo que desencadenaría un «invierno nuclear». Activistas noviolentos de Finlandia, Suecia, España, Francia y Bélgica están llegando para unirse al bloqueo. «Esta es una responsabilidad para todas nosotras», según Alternativa Antimilitarista.MOC. «Apoyamos el derecho de Escocia para declararse libre de armas nucleares, y llamamos al Reino Unido a cancelar el programa Trident, dejar de amenazar al mundo con un desastre nuclear accidental o intencionado, y apoyar las negociaciones para prohibir y eliminar todas las armas nucleares.»

“ Viajamos a Burghfield desde las Islas Canarias para participar en este bloqueo porque queremos unirnos a los esfuerzos para erradicar la amenaza nuclear, y porque una renovación del programa Trident se volvería contra todo el planeta” afirma Alternativa Antimilitarista.MOC Las Palmas

Cuando 157 gobiernos se unieron a la Tercera Conferencia Internacional sobre los Impactos Humanitarios de las Armas Nucleares en Viena en Diciembre de 2014, un número cada vez mayor de gobiernos, incluyendo en español, parlamentarios y grupos de la sociedad civil hicieron un llamamiento para que se alcance un tratado global para la prohibición de todas las armas nucleares.

“A menos que el gobierno prometa que Burghfield solo se dedicará a desmantelar cabezas nucleares, y a no hacer ninguna más, vamos a poner nuestro cuerpos frente a las puestas de AWE Burghfield para evitar crímenes contra la humanidad”, dijo Hannah Brock, una activista de la Internacional de Resistentes a la Guerra. “ En 2016, el Parlamento Británico decidirá si malgastar o no miles de millones de libras en una nueva generación de misiles nucleares. Hacemos un llamamiento a todos/as los/as candidatos/as electorales para que se comprometan a aprovechar la oportunidad para desguazar los Trident en 2016 y unirse a las negociaciones para prohibir y eliminar las armas nucleares globalmente.”

Para más información ver http://actionawe.org/topics/burghfieldlockdown/

AWE

Notas para los editores

1. Acción AWE es una campaña de base de acciones noviolentas dedicadas a detener la producción de armas nucleares en las fábricas de armas atómicas de Aldermaston y Burghfield. Acción AWE está comprometida con la noviolencia activa.

2. Los medios están invitados a visitar el bloqueo de AWE Burghfield el 2 de marzo, empezando a las 7.00 am (hora de Inglaterra).

3. El gobierno británico tiene permanentemente un submarino nuclear armado patrullando y listo para disparar, con la capacidad para borrar una ciudad entera del mapa en casi cualquier lugar del planeta en 15 minutos. El gobierno británico tiene unas 225 cabezas nucleares almacenadas, cada una de ellas con ocho veces la potencia explosiva de la bomba lanzada en Hiroshima en 1945, que mató a entre 140.000 y 200.000 personas. Mantener el sistema de armas nucleares Trident cuesta actualmente 2 mil millones de libras al año y no ha sufrido ninguno de los recortes que han afrontado otros gastos gubernamentales y los servicios públicos. En 2016 el gobierno votará para decidir si invierte en el sistema de armas nucleares Trident 30 años más. Trident no es un sistema “independiente”, sino que depende del apoyo técnico de EEUU.

4. Las encuestas muestran claramente que más de la mitad de la población británica se opone a la renovación del Trident. La cifra parece ir en aumento, con un 79% que se oponen a la renovación del Trident en un sondeo de The Guardian, en abril de 2014. Ver http://www.cnduk.org/campaigns/no-to-trident/opinion-polls (web externa).

5. El bloqueo de Burghfield es apoyado en Gran Bretaña por Aldermaston Women's Peace Camp, Berkshire Greenpeace, Campaign for the Accountability of American Bases, Campaign Against Arms Trade, Campaign for Nuclear Disarmament, Campaign for Nuclear Disarmament Cymru, Christian CND, Faslane Peace Camp, Greenpeace UK, Japanese Against Nuclear, Kick Nuclear, Kingston Peace Council/Campaign for Nuclear Disarmament, Knighton Action for Peace and Justice, Lush, Nipponzan Myohoji Milton Keynes Dojo, No Nuclear Trains, Nuclear Morality Flowchart Project, People against Wylfa B, Pax Christi, The Peace Party, Quakers, Reading and Wokingham Green Party, Reading Peace Group, Scientists for Global Responsibility, Scottish CND, South West Against Nuclear (SWAN), Trident Ploughshares, Veterans for Peace, Plaid Werdd Cymru (Wales Green Party), Women in Black UK, Women's International League for Peace and Freedom, Wool Against Weapons. Internationally, it is supported by Agir Pour La Paix, Vredesactie (Belgium), Aseistakieltäytyjäliitto (AKL, Unión Finlandesa de objetores de conciencia), Abolition 2000, Armes Nucleaires Stop, Maison de Vigilance (France), Canarias Por La Paz, KEM-MOC Bilbao, Grupo Antimilitarista Tortuga (estado español), Alternativa Antimilitarista.MOC, Information Bureau for Peace, Büchel 65, Cattenom - No Merci!, Catholic Peace Ministry, The Tacoma Dominican Community, Ground Zero Center for Nonviolent Action, Hilton Head for Peace (Carolina del Sur), Jonah House, The Nuclear Resister, NukeWatch, Pax Christi Pacific North West, Physicians for Social Responsibility, Tacoma Catholic Worker, The Peace Forum, The Puget Sound Nuclear Weapon Free Zone, Tri-Valley CAREs, WarIsACrime.org (en EEUU) y Better World Links, European Antimilitarist Network, International Peace Bureau y War Resisters' International.

7. Para actualizaciones sobre acciones en marcha, seguir @ActionAWE en Twitter.

8. Para más información, o para concertar entrevistas con la gente participante, escribir a:

noticias[arroba]antimilitaristas.org

Categorías: antimilitar

Acción en el Ministerio de Justicia: Empapelamos para que no nos empapelen

23 February, 2015 - 21:51

Hoy, 23 de febrero de 2015, la Plataforma por la Desobediencia Civil queremos denunciar las Leyes-mordaza que están a punto de terminar su protocolario trámite parlamentario. Otro 23-F, otro golpe de estado a la democracia y al buen vivir, 34 años después de aquel intento, parece que por fin se salen con la suya.

Las leyes mordaza, es decir, el nuevo Código Penal que el Gobierno de España quiere aprobar en estos días y la nueva Ley de Seguridad Ciudadana nos convierte a tod@s en delito. Por querer ser personas libres, como si de un nuevo pecado original se tratara, estamos bajo sospecha.

En otras ocasiones, se ha tratado de criminalizar a un sector social, preferentemente joven y comprometido. En este caso, el alcance de estas brutales reformas afecta a casi todos los sectores. Se sea joven, adult@ o ancian@, mujer o varón... nadie (salvo quienes estafen grandes sumas de dinero público) se librará.

En la Reforma del Código Penal se incluyen nuevos delitos que apuntan directamente hacia colectivos que no suponen un peligro para la sociedad, como activistas, inmigrantes y personas sin recursos, y sin embargo no se endurece el castigo contra la corrupción ni contra otros delitos cometidos sólo por quien maneja grandes cantidades de dinero.

No es menor el hecho de que una reforma de este alcance solo esté refrendada por un grupo parlamentario, el PP, que quiere dejar atadas las cosas ahora que, según es opinión general, parece que van a ser desalojad@s del poder. Por ello, han de equiparar desproporcionadamente actitudes valientes y solidarias de la ciudadanía a penas que, antes, ni siquiera eran merecedoras del más mínimo reproche penal. Cierto que es una actitud de miedo y de debilidad.

Muchos de estos cambios vienen motivados por la decidida respuesta social que se ha producido en España desde el 15-M de 2011, cuando, en plena estafa y saqueo del país, la ciudadanía decidió dar un paso al frente y, al menos, denunciar y señalar a los verdaderos culpables de tanto sufrimiento. Son estos mismos culpables quienes ahora promueven unas reformas legislativas que dan al traste con conquistas sociales penosamente conseguidas.

Por ello hemos decidido protestar en el mismo centro simbólico que está perpetrando estos desmanes, la sede del Ministerio de Justicia. Porque tenemos dignidad. Porque tenemos que apoyarnos, mostrar solidaridad y luchar por nosotr@s, por nuestra gente y por quienes no tienen posibilidad de alzar su voz.

Piénsalo. No podemos decidir por ti. Y nos necesitamos.

Vídeo de la acción:

Categorías: antimilitar