antimilitaristas.org


Subscribe to antimilitaristas.org feed
Actualizado: hace 2 horas 23 min

El ejército despide a más de 3.000 militares por baja psicológica en nueve años

29 January, 2020 - 00:00

EDUARDO BAYONA

¿Es normal que uno de cada 40 militares deje el Ejército español por haber perdido sus aptitudes psicológicas para dedicarse a la milicia? ¿Y que el goteo de salidas alcance un ritmo de casi una baja diaria durante en nueve años? Normal o no, sí es lo que ocurre en las Fuerzas Armadas españolas, según los datos que ofrece el Ministerio de Defensa en su respuesta a una consulta en el Portal de Transparencia.

Defensa señala que entre 2010 y 2018, ambos incluidos, causaron baja en el Ejército español por problemas mentales posteriores a su ingreso un total de 3.164 militares, lo que supone un 2,5% del total de las tropas: 59.069 miembros de carrera, incluyendo todas las escalas y cuerpos, y 64.929 más de complemento, algo más de la quinta parte de estos últimos (14.815) en fase de “compromiso inicial”, según los últimos datos disponibles del ministerio, correspondientes a 2018.

Solo 89 de esas 3.164 bajas psicológicas, que arrojan una cadencia de 0,96 ceses diarios en esos nueve años, tuvieron relación con actos de servicio, lo que pone sobre la mesa la posibilidad de que los controles de acceso previos a la incorporación a las Fuerzas Armadas puedan contener algún tipo de carencias.
Y, si estos son correctos, los datos sobre la evolución de la salud mental del personal militar resultan cuando menos inquietantes, ya que la prevalencia de los problemas psicológicos de entidad suficiente como para motivar la devolución del uniforme se sitúa en torno al 2,5% cuando, según el Ministerio de Sanidad, las patologías mentales afectan a entre un 9,6% y un 11,6% del conjunto de la población española.

Obviamente, el porcentaje de esta última que maneja armas o vehículos pesados, actividades cuyo riesgo es susceptible de aumentar para quienes se encuentran cerca cuando quien las realiza padece problemas mentales, es muy inferior al que se da en el Ejército.

“Una cuestión relacionada con la salud mental”

Los datos facilitados por Defensa, las salidas de las Fuerzas Armadas por baja psicológica en esos nueve años se reparten entre 2.681 integrantes del Ejército de Tierra (1.891 soldados y cabos, 694 suboficiales y 96 oficiales), 232 de la Armada (186, 42 y 4) y otros 251 (141, 93 y 17) de Aviación.

Paralelamente, los ceses por bajas psicológicas relacionadas con actos de servicio se reducen a 83 en Tierra (33, 47 y tres), cuatro en la Armada (tres, cero y una) y dos en el Aire (una, otra y ninguna).

“Se entiende por baja psicológica la baja médica derivada de una cuestión relacionada con la salud mental”, explica la respuesta de Defensa, que añade que “el servicio médico de la unidad, centro u organismo” donde esté destinado el afectado tiene la “responsabilidad” de “realizar un seguimiento de los procesos patológicos del personal que esté de baja por causas médicas, especialmente en aquellos casos que tienen su origen en una reiteración de bajas temporales”.

Médicos de especialidad distinta a la de la baja

Los datos del ministerio provocaron la sorpresa de la asociación de militares Red 45+, que fue la solicitante. Tanto en ella como en Cuestión de Justicia y Honor ponen en duda que entre los miembros del Ejército se de semejante prevalencia de las patologías mentales al tiempo que destacan que, además, los desencadenantes de ese tipo de situaciones están prácticamente desvinculados de las ocupaciones habituales de un soldado. En cualquier caso, apuntan a que en ocasiones la vía de la pérdida de las aptitudes psicofísicas ha sido utilizada para forzar la salida de militares incómodos para los mandos por su carácter reivindicativo.

Por otro lado, explican desde Red 45+ que “la baja psicológica no se considera como una contingencia laboral”, por lo que no genera una situación de invalidez como sí ocurriría con una lesión física y el subsidio derivado de ese diagnóstico es escaso. Por otro lado, de estar relacionadas con actos de servicio, darían derecho a recibir el doble del sueldo base como pensión.

“La pérdida de aptitudes psicofísicas, que es algo que no deja de responder a una valoración subjetiva que a veces resuelve un médico cuya especialidad no tiene nada que ver con la que provoca la baja, es la manera más sencilla de justificar una baja en el Ejército”, anotan desde Cuestión de Justicia y Honor. De hecho, se ha dado el caso de que un ginecólogo dictamine sobre un tema psiquiátrico.
Varios casos de salidas del Ejército por pérdida de aptitudes psicológicas, como el de la excomandante y actual diputada Zaida Cantera (en este caso a petición propia), han tenido como protagonistas a denunciantes de situaciones de acoso, como la afectada por el episodio de los falsos vídeos, que nunca antes había estado de baja por causas mentales, una cabo que denunció el hostigamiento de un superior en Burgos y Segovia, la paracaidista que tuvo que soportar cómo un mando llegaba a masturbarse hasta quince veces al día delante de ella en una base de Murcia durante dos años o dos suboficiales de Zaragoza y León que reclamaron sus derechos laborales.

Público

Categorías: antimilitar

El negocio de las armas que van contra la ética y las personas

22 January, 2020 - 00:00

Pere Brunet
Investigador del Centro Delàs de Estudios por la Paz

Las conversaciones que la Convención de Armas Convencionales de la ONU (CCW) celebró en Ginebra los pasados días 19, 20 y 21 de agosto, no acabaron bien. La reunión, con representantes de más de 80 países, trataba el tema de las armas totalmente autónomas. Un total de 28 países piden su prohibición, además de miles de expertos en inteligencia artificial y 21 premios nobel.

En su intervención, Mary Wareham, de Human Rights Watch y coordinadora de la campaña internacional Stop Killer Robots, mostró su profunda preocupación mientras constataba la poca atención que se está prestando a los aspectos éticos, morales, humanitarios y de derechos humanos. Pero al final, según fuentes de personas asistentes a la convención, algunos Estados— como los Estados Unidos y Rusia— boicotearon la toma de acuerdos que hubieran permitido avanzar.

Los sistemas de armas autónomas, que por definición deciden a quién atacar y que a continuación atacan sin intervención humana, nos sitúan en un claro escenario de deshumanización, fuera de los planteamientos éticos más básicos. Porque delegar en una máquina la decisión de matar va en contra de la dignidad humana y de los derechos de las personas, que pueden acabar siendo asesinadas extrajudicialmente con independencia, además, de si se encuentran implicadas o no en los conflictos.

Estas armas autónomas, todavía en fase de estudio y diseño, desgraciadamente tienen muchos defensores. Los drones que rondan (loitering) y los enjambres de drones (dron swarms) que están fabricando Estados Unidos, Rusia, China, Israel, el Reino Unido y otros países, pueden evolucionar fácilmente hasta disponer de capacidades totalmente autónomas. Su fabricación y venta será un gran negocio. Solo hay que observar que los sistemas militares robóticos, y en particular los drones, han conseguido abaratar drásticamente las operaciones militares mientras han incrementado significativamente el volumen de negocio del sector industrial militar. El sector de las empresas que fabrican y exportan drones militares se encuentra ya en pleno auge.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lo dijo muy claro: “Las máquinas que puedan tener el poder y la capacidad de matar personas son políticamente inaceptables, son moralmente repugnantes, y tendrían que ser prohibidas por el derecho internacional”

Por otro lado, los drones permiten llevar a cabo acciones sin riesgo y sin cobertura mediática en un estado de cosas que se mantendrá, si no ponemos remedio, cuando aparezcan los drones letales autónomos. Estos sistemas acabarían rebajando los umbrales para iniciar acciones militares, descartando soluciones basadas en la política y el diálogo y posibilitando una escalada incontrolada de los conflictos. Un escenario que algunos, interesadamente, ven muy atractivo.

En este contexto, puede ser bueno aportar un comentario sobre los sistemas de aprendizaje profundo (de inteligencia artificial) que se encontrarán en el corazón de la gran mayoría de estos sistemas de armas autónomas. A lo largo de los últimos años se ha ido construyendo una falsa narrativa que habla solo de las bondades de la inteligencia artificial, y que tiene tendencia a ignorar todos aquellos aspectos que, por ejemplo en el campo militar, podrían suponer una crítica negativa a su funcionamiento.

Desde los sectores científicos y académicos, en cambio, se ha intentado generar conciencia sobre los riesgos asociados a determinados usos de estos sistemas de inteligencia artificial que pueden ser extremadamente lesivos para los derechos civiles y humanos, sobre todo cuando se militariza la tecnología. Porque, como es muy conocido, los sistemas militares robóticos autónomos basados en técnicas de aprendizaje profundo tendrán comportamientos no explicables, es probable que tomen “decisiones” sesgadas (debidas en parte a sesgos en el big data que usarán para aprender) y tendrán un grado limitado de fiabilidad. Esto los convierte esencialmente en no aptos en situaciones donde los errores serán vidas humanas y donde su inherente inexplicabilidad hará difícil, además, la rendición de cuentas.

Delegar en una máquina la decisión de matar va en contra de la dignidad humana y de los derechos de las personas, que pueden acabar siendo asesinadas extrajudicialmente con independencia de si se encuentran implicadas o no en los conflictos

Teniendo en cuenta la vulneración de principios jurídicos como el de distinción, que obliga a distinguir entre combatientes y no combatientes, y el de responsabilidad, que pide que después de toda acción pueda haber una persona que sea responsable legalmente, parece claro que habría que aplicar el también principio legal de precaución, actuando antes de que estos sistemas sean desarrollados, y parando la actual carrera, previa en el despliegue de las armas autónomas.

El secretario general de la ONU, António Guterres, lo dijo muy claro: “Las máquinas que puedan tener el poder y la capacidad de matar personas son políticamente inaceptables, son moralmente repugnantes, y tendrían que ser prohibidas por el derecho internacional”. Hará falta un gran esfuerzo internacional para conseguir una desmilitarización en este campo de los drones militares, y sobre todo para llegar a un acuerdo mundial de prohibición de los sistemas de armas autónomas.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/indus...

Categorías: antimilitar

Especulador de la guerra del mes: Falken SA

19 January, 2020 - 16:38
Categorías: antimilitar

Las bases militares de Rota, Morón y Viator colocan sobre Andalucía una diana

13 January, 2020 - 00:00

La Otra Andalucia

En las bases militares en Andalucía de Rota y Morón, utilizadas por el Pentágono, nunca hubo tanta actividad aérea desde las vísperas de la segunda Guerra del Golfo, en 2003. En ellas aterrizan y despegan en estos días, con una frecuencia inusual, enormes aviones cargueros como el Lockheed C-5 Galaxy y otros más pequeños como el Lockheed C-130 Hercules, según las webs que rastrean el tráfico aéreo.

Allí también ha efectuado escala un C-32, una versión castrense del Boeing 757-200, que es normalmente utilizado por el equipo de apoyo de emergencias en el extranjero (Foreign Emergency Support Team), con el que EEUU responde a ataques terroristas, aunque también ha transportado al brazo armado de la CIA (CIA Special Activities). Su rastro despareció cuando se adentró en el Mediterráneo Oriental.

Mucho menos conocida, pero también en la diana está la base militar de Viator, en Almería. Allí se ubica la Brigada Alfonso XIII que es considerada, desde años atrás, de interés estratégico por parte del alto mando de la OTAN. Esta brigada de la Legión es utilizada por el imperialismo de la OTAN para intervenciones en operaciones militares que se desarrollan en diversos lugares del mundo, al tiempo que la base militar es usada junto con unidades extranjeras, para entrenamientos estratégicos de los ejércitos reaccionarios.

Su importancia es tal que en 2017, la Brigada de la Legión de Viator, pasó a formar parte de la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad, lo que significa que será parte oficial y vanguardia de la estructura militar de la OTAN, incumpliendo una vez más, uno de los compromisos aprobados en el referéndum estatal de 1986 que hacía referencia a la no entrada en la estructura militar de la OTAN.

La presencia de estas bases al servicio de los intereses militares de la OTAN, en el país andaluz, nos convierte en objetivo militar de los países en conflicto o de potenciales enemigos de esa alianza. Además de un títere de la delirante política internacional de D. Trump.

Andalucía, en cuyo territorio están instaladas bases norteamericanas, inglesas y españolas, se ha convertido en estos últimos días en un claro blanco.

Fuentes: www.insurgente.org / www.elconfidencial.com

Categorías: antimilitar

Guerra y fuego: La venganza del cambio climático

12 January, 2020 - 00:00

Alejandro Nadal

El nuevo año despertó con un doble llamado sobre la realidad del cambio climático. Por una parte están los incendios en Australia, que han cubierto millones de hectáreas y representan una amenaza existencial para el continente. Por otra, los tambores en Medio Oriente nos anuncian la proximidad de una guerra vinculada con las reservas de crudo más importantes del mundo. Doble llamado para tomar acción decisiva y controlar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Australia se ha desempeñado mal en el tema de la reducción de emisiones de GEI. En el marco del Acuerdo de París, Australia fijó una meta de reducción de emisiones de entre 26 y 28 por ciento respecto de las de 2005 para ser alcanzada en 2030. Estas metas son demasiado modestas y lo peor es que Australia ni siquiera está en camino de cumplirlas.

De acuerdo con el índice de desempeño sobre cambio climático (www.climate-change-performance-index.org), que agrupa a las 57 economías responsables de 90 por ciento de las emisiones de GEI, Australia ocupó el último lugar en 2019. Y esta situación va a empeorar. Desde el primero de agosto de 2019 los incendios en Nueva Gales del Sur y Queensland han emitido 306 millones de toneladas de dióxido de carbono. Ese monto representa más de la mitad de las emisiones anuales de Australia.

Para el primer ministro de Australia, Scott Morrison, los incendios no tienen nada que ver con un pretendido cambio climático. Sus posturas negacionistas adoptan un tono extremo en su Partido Liberal (conservador) y la falta de acción del gobierno australiano para reducir emisiones es admirada por muchos gobiernos de derecha en el mundo.

Para cerrar con broche de oro, el gobierno en Canberra ha aprobado los planes para abrir la mina de carbón más grande del mundo. El país sigue siendo el segundo exportador de carbón más importante del planeta, con 370 millones toneladas en 2018 (principalmente a India y China). Ya veremos si las temperaturas extremas y la duración de la temporada de incendios dan para que electores y gobierno puedan ver la realidad.

Al otro lado del planeta, el asesinato de Qasem Soleimani, el general más importante de Irán, coloca a Medio Oriente al borde de una guerra que podría calificarse de intensiva en GEI por dos razones. La primera es que el conflicto tiene como telón de fondo los yacimientos petroleros más importantes del mundo.

La segunda es menos conocida: el ejército estadounidense es la institución que más emisiones de GEI tiene en todo el mundo. Al igual que cualquiera de las corporaciones multinacionales que operan en la economía global, su cadena logística integra una vasta red de barcos contenedores, buques tanque, aviones de transporte y una flota interminable de camiones para abastecer sus bases y operaciones militares.

Un estudio reciente de la Royal Geographical Society (www.rgs.org) reveló que las fuerzas armadas estadounidenses emiten más gases de efecto invernadero que la mayoría de los países del mundo. Se trata del peor contaminador institucional en todo el planeta. En 2017 las fuerzas armadas de EEUU compraron 269 mil 230 barriles de petróleo diarios y emitieron más de 25 millones de toneladas diarias de dióxido de carbono. Si esas fuerzas armadas fueran un país, ocuparía el lugar 47 en la escala de emisiones de GEI, algo comparable con las totales de Perú o Portugal.

¿Por qué consume tanta energía el ejército estadounidense? Además de la gigantesca plataforma de apoyo logístico que requiere el despliegue militar global de Washington, la eficiencia energética nunca le ha interesado al complejo militar-industrial. Por eso un bombardero B2 necesita 20 litros de combustible para recorrer una milla, y un tanque Abrams requiere cuatro litros de combustible para avanzar 950 metros.

En la Segunda Guerra Mundial las fuerzas armadas estadounidenses utilizaron un galón de combustible diario por cada soldado en el frente. En la primera guerra del Golfo ese coeficiente subió a cuatro galones al día. Para 2007, con operaciones en Irak y Afganistán, se necesitaron 16 galones de combustible diarios por cada soldado en operaciones. Tal parece que hasta los dioses de la guerra prefieren una mayor intensidad en gases de efecto invernadero.

Es cierto que hablar de las emisiones del ejército imperial se antoja algo absurdo. Después de todo, no hay guerra por más verde que sea que justifique la barbarie y la masacre. Así que antes de hablar de la contaminación que provocan esas fuerzas armadas habría que abordar las consideraciones éticas, humanitarias y geopolíticas.

Pero el análisis sobre las emisiones de las fuerzas armadas estadunidenses permite observar que en realidad el régimen de cambio climático que hoy existe es sumamente débil, por no decir que, en el fondo, no existe. Los incendios en Australia y una guerra en Medio Oriente anularán cualquier logro que se hubiera alcanzado al amparo del Acuerdo de París. El cambio climático arremete contra los que no quieren ver la autoridad de la realidad.

@anadaloficial

Fuente: https://www.jornada.com.mx/2020/01/...

Categorías: antimilitar

La fi lo món

11 January, 2020 - 00:00
Categorías: antimilitar

Destapan 25 años de sobornos de más de 100 millones por venta de armas de España a Arabia Saudí

10 January, 2020 - 00:00

público/agencias

La Fiscalía Anticorrupción ha concluido una investigación de casi una década sobre la venta de armamento por parte de España a Arabia Saudí. Durante 25 años la empresa española Defex estuvo pagando sobornos y comisiones encubiertas a funcionarios de 1991 a 2016.

Según el fiscal, Carlos Sáiz, las investigaciones han acreditado que pagaron sobornos a funcionarios saudíes en al menos 11 contratos. La red ya tiene algunos nombres propios entre los que se encuentra el que fue agregado militar en la Embajada de Arabia Saudí en España entre 2005 y 2014, Al Shamuary.

La empresa pública fue disuelta por el último Gobierno de Rajoy, una vez visto que no podría sobrevivir al escándalo de los sobornos. El escrito, remitido este miércoles por la Fiscalía, da cuenta de diversas prácticas corruptas en las transacciones comerciales desde 2005 hasta 2014, pero también se remonta a 1991, ha adelantado el diario El Mundo.

Laberinto de comisiones y empresas fantasma

Defex no realizaba esos pagos para conseguir contratos mediante la liquidación de comisiones ilícitas a autoridades y funcionarios públicos de Arabia Saudí.

El funcionamiento de la red, según la Fiscalía, se basaba en el pago de comisiones en nombre de empresas privadas. De esta forma, la estructura corrupta estaba institucionalizada y Defex siempre se llevaba un parte del negocio de exportación de armas.

Las empresas IKE y Nytel Global estaban detrás de estos 11 contratos. Esta última se conoció cuando se descubrió que los directivos de Defex habían tratado de usurpar al Gobierno de Zapatero un pedido de 2.400 millones de euros.

Agentes de la UCO descubrieron un laberinto de empresas pantalla repartidas por diversos paraísos fiscales: Suiza, Liechtenstein, Islas Vírgenes, Panamá, Bahamas, Isla de Man, Islas Caimán, Delaware y la propia Arabia Saudí, a los que llegaron a desviar 100 millones de euros.

La Fiscalía pide condenas de 29 años de prisión

La Fiscalía pide penas de entre 20 y 29 años de cárcel a ocho acusados vinculados a la empresa pública Defex, entre ellos el expresidente José Ignacio Encinas, por presuntas irregularidades en 11 contratos de suministro de material militar a Arabia Saudí entre 2005 y 2014 por más de 48 millones de euros.

A los ocho -Manuel Iglesias-Sarria, Ángel María Larumbe, José Ignacio Encinas, Fernando Aguilar, Álvaro Cervera, Verónica Luisa Blanco-Traba, Charles Ques Blandigneres y Paula Alexandra de Oliveira-, la Fiscalía les acusa de delitos de organización criminal, corrupción en las transacciones internacionales, malversación de caudales públicos, falsedad documental y, en algunos casos, también de blanqueo.

En su escrito de calificación, Saiz pide además una multa de 45 millones de euros para la empresa Defex y de 29 millones para los ocho acusados, cifra a la que deberán sumar otras multas millonarias los cuatro acusados a los que también acusa de blanqueo.

Pese al cierre de la pieza de Arabia Saudí, esta investigación continuará para averiguar los mecanismos que permitieron desviar tales cantidades de dinero durante más de 20 años.

Contratos con Angola Egipto, Brasil y Camerún

Además, se han investigado contratos en Angola, Egipto y Camerún. Casos en los que la Fiscalía llegó a sentar en el banquillo al exdirector comercial de la empresa, Manuel Iglesias, y otras personas jurídicas por supuestos delitos de corrupción, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, falsedad documental y organización criminal.

En la acusación de la pieza de Angola, el juez ya procesó en julio de 2018 a 27 personas por el presunto desvío de decenas de millones de euros en comisiones ilícitas de contratos con el gobierno del país africano obtenidos por DEFEX en junio entre 2008 y 2011.

Fuente: https://www.publico.es/internaciona...

Categorías: antimilitar

Cinco empresas de armamento de EE.UU ganan unos 12.000 millones en un día gracias a Trump

9 January, 2020 - 00:00

Desde que EE.UU asesinó esta madrugada al general iraní Qasem Soleimani, las 5 principales empresas de armamento de Estados Unidos han visto cómo sus acciones han subido sustancialmente en la bolsa, acumulando unas ganancias aproximadas de 12.000 millones de dólares en una sola mañana. La guerra es un gran negocio, y Trump y sus socios lo saben. Las víctimas y daños colaterales son problema de otros.

Esta misma madrugada, el presidente de EE.UU, Donald Trump, ordenaba el asesinato del poderoso general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, y al líder de las milicias iraquíes denominadas Unidades de Movilización Popular, Abu Mahdi al-Muhandis. Este ataque terrorista tendrá consecuencias imprevisibles en toda la región, y acerca peligrosamente el fantasma de la guerra entre los Estados Unidos e Irán. Las bolsas de todo el mundo se han resentido, y el precio del petróleo ha subido considerablemente. Sin embargo, las empresas de armamento se frotan las manos al escuchar los tambores de guerra.

Las 5 principales empresas armamentísticas de EE.UU han acumulado importantes subidas a lo largo del día, superando los 12.000 millones de dólares de beneficio a estas horas. Un lucrativo negocio a costa de la vida de millones de personas.

Fuente: https://www.eulixe.com/articulo/inf...

Categorías: antimilitar

El rey destaca «el compromiso con España y con la Constitución» de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil

7 January, 2020 - 20:50

Felipe VI obvia cualquier alusión a la situación política durante el discurso de la Pascua Militar, en el que ha agradecido la labor de los Ejércitos y de la Guardia Civil
El monarca destaca el papel jugado por las Fuerzas Armadas y el instituto armado en la defensa del «interés nacional» y sus intervenciones en los incendios e inundaciones del año pasado.

eldiario.es

El rey Felipe VI pronuncia su discurso en presencia del presidente del gobierno en funciones Pedro Sánchez (2i), y el ministro del Interior en funciones Fernando Grande Marlaska (i), durante la Pascua Militar en una solemne ceremonia celebrada hoy en el Palacio Real de Madrid.

El rey Felipe VI ha hecho una defensa del papel de los ejércitos y de la Guardia Civil en la defensa del «interés nacional» y ha agradecido la intervención de las Fuerzas Armadas durante el año pasado en catástrofes como las inundaciones y los incendios.

En el ceremonia de la Pascua Militar, que se ha celebrado este martes en el Palacio Real en Madrid, el monarca ha destacado el papel de la Guardia Civil que en 2019 cumplió 175 años. «Quiero aprovechar esta oportunidad para reiterar mi reconocimiento y profundo agradecimiento al Instituto Armado y a los más de 75.000 hombres y mujeres que lo conforman hoy en día, por su vocación, profesionalidad y dedicación; por su constante y ardua labor en favor de la seguridad y bienestar de todos los españoles. Su lealtad y compromiso con el Estado de derecho han sido y son un pilar fundamental en el desarrollo de nuestro país», ha dicho Felipe VI.

Su intervención, la víspera de la votación en el Congreso que previsiblemente investirá presidente a Pedro Sánchez, Felipe VI ha obviado cualquier alusión a la situación política en España durante sus tres folios de discurso, que ha dedicado a elogiar la labor de las tropas españolas en sus misiones internacionales como en las tareas que llevan a cabo el Ejército y la Guardia Civil en España, para ayudar por ejemplo en las situaciones de emergencia.

«Garantizar la libertad y la seguridad de los españoles es una misión fundamental para el desarrollo y bienestar de nuestro país, y vosotros la lleváis a cabo de forma rigurosa y permanente, todos los días del año, a cualquier hora, en defensa del interés nacional. Eso es así tanto en las operaciones que desarrolláis ejemplarmente en el exterior como en la rápida y eficaz respuesta ante situaciones tan difíciles como las vividas por muchos ciudadanos en diferentes lugares de nuestro país, debido a los graves incendios e inundaciones sufridos durante el año pasado», ha destacado Felipe VI.

El monarca ha hecho una defensa de la OTAN, en su 70 aniversario, que ha definido como «una organización garante fundamental de la seguridad occidental, de la paz y de la libertad». Y ha subrayado: «como organización garante fundamental de la seguridad occidental, de la paz y de la libertad. Los miembros de la Alianza, con los que compartimos una sólida base de valores democráticos y de respeto a los derechos humanos, contribuyen, sin lugar a dudas, a la estabilidad y prosperidad de nuestros países y de su entorno».

Felipe VI también ha defendido que España «quiere avanzar hacia una Europa cada vez más fuerte y unida que sea capaz de tomar decisiones de manera eficaz en cuestiones relativas a su seguridad y defensa».

El discurso tiene lugar un día antes de la segunda votación en el Congreso que previsiblemente servirá para investir a Pedro Sánchez presidente del Gobierno, tras muchos meses de inestabilidad, y en medio de un ambiente político muy crispado. En las últimas horas dirigentes del PP y de Ciudadanos han alentado a diputados socialistas a ejercer de tránsfugas y votar en contra de su secretario general. Algunos de ellos han recibido insultos y amenazas en las redes sociales a través de una campaña que intenta frenar la llegada al poder del Gobierno de izquierdas.

Partidos proclives a facilitar la investidura de Sánchez como Teruel Existe también están recibiendo presiones, aunque su único diputado, Tomás Guitarte, ya ha advertido que no cederá y mantendrá el pacto con el PSOE, después de que se le haya garantizado que no van a cerrar las taquillas de Renfe en la España vaciada.

El Congreso también fue el escenario en el que Bildu criticó esta semana el discurso de Felipe VI el 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum celebrado en Cataluña, que el partido vasco calificó de autoritario, unas palabras que motivaron la airada respuesta de las derechas que acusaron a Sánchez y a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, de no defender a las instituciones del Estado. En una intervención que tradicionalmente dedica a glosar la labor de las Fuerzas Armadas, el Rey ha obviado cualquier mención a las negociaciones para la investidura o a lo sucedido durante las últimas horas en el Congreso.

Antes que Felipe VI, ha tomado la palabra en el Salón del trono del Palacio Real, en el centro de Madrid, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, quien también ha tenido un reconocimiento para la labor que realizan los ejércitos dentro y fuera del país. Y en medio de la polémica por la retirada de las competencias de Tráfico en Navarra, fruto del pacto del PSOE con el PNV, que han criticado algunas asociaciones profesionales dentro del instituto armado, Robles ha advertido: «La Guardia Civil sabe que los españoles la admiramos». La ministra de Defensa en funciones ha definido España como un país «grande y abierto» que exige del compromiso «de todos, sin excepción».

La Pascua Militar es una ceremonia castrense que conmemora cada 6 de enero la toma de Menorca por la armada franco-española a las tropas británicas en 1782. Es la segunda vez que Sánchez acude a esta conmemoración como presidente, en la anterior edición Felipe VI hizo una defensa de la bandera como «símbolo de unidad de todos los españoles». Este año el discurso real ha evitado cualquier alusión a la situación política y se ha centrado en destacar la labor de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil.

Categorías: antimilitar

Defensa admite que el protocolo contra el acoso laboral lleva ocho años vetado

2 January, 2020 - 00:00

EDUARDO BAYONA

“En la actualidad no existe un protocolo de acoso laboral que pudiera aplicarse en aquellas situaciones en las que se vean implicados como sujetos activo y pasivo el personal militar”, señala la División de Igualdad y Apoyo al Personal del Ministerio de Defensa, en la resolución por la que rechaza la solicitud para acogerse a esas medidas que presentó C. V. A., la soldado que ha acabado despedida tras denunciar un presunto episodio de mobbing en el que un general y tres oficiales llegaron a ser imputados en la justicia civil (antes de que la militar se hiciera con el caso) por atribuirle haber protagonizado unos vídeos porno en los que, en realidad, no aparecía.

“En estos casos, se deben de reconducir los hechos, si revistiesen tal consideración, por la vía disciplinaria o penal”, anota la División de Igualdad, que añade que, “no obstante lo anterior, cabe significar que el Ministerio de Defensa está trabajando en la elaboración de un protocolo a tal efecto, que se pretende aprobar en los próximos meses”.

La resolución, fechada el 16 de diciembre y en la que Defensa constata la inexistencia del normas específicas para los episodios de mobbing entre militares, confirma también que la aplicación del que se utiliza en el conjunto de la Administración lleva más de ocho años vetada en las fuerzas armadas.

Concretamente, el veto se mantiene desde que el 1 de septiembre de 2011 la Subsecretaría de Defensa hizo pública “la adaptación” de ese protocolo al mundo castrense con un matiz sobre su ámbito de vigencia: “no será de aplicación cuando concurra la condición de personal militar en el denunciante y el denunciado”, lo que hace que en el Ejército español no exista el acoso laboral cuando este se produce entre militares por un único motivo: porque así lo dice el ministerio.

Más sombras sobre las ya existentes

La resolución añade nuevas sombras a las ya existentes sobre el grado de compromiso real de los responsables castrenses para atajar este tipo de prácticas, ya que el propio Ministerio de Defensa anunciaba a finales de julio ( ) la corrección de una instrucción ( técnica, adelantada por Público), según la cual la «violencia solo se da en una relación de trabajo» cuando al menos uno de los implicados sea civil.

Sin embargo, y según la División de Igualdad del departamento que dirige Margarita Robles, ese criterio sigue sin ser modificado medio año después del anuncio.

La soldado, vinculada a la asociación Red45+ y que en los últimos años ha sufrido un calvario en el que llegó a perder un hijo, denunciaba “haber sufrido una serie de irregularidades que han motivado que le haya sido incoado un expediente de insuficiencia de condiciones psicofísicas”, lo que le llevó a pedir “que se active el Protocolo de Acoso Laboral entre militares correspondiente” o, en caso “de no existir”, el de los funcionarios de la Administración General del Estado.

Se “excluye, expresamente, de su ámbito de aplicación”

“No procede” acceder a esa petición ya que la instrucción del 1 de septiembre de 2011 “excluye, expresamente, de su ámbito de aplicación aquellos supuestos en los que ambos intervinientes tengan la condición de personal militar”, resuelve Defensa, eliminando con esas palabras cualquier duda sobre su posicionamiento, que incluye la sugerencia a la soldado para que, “si lo estima pertinente, pudiera ejercer las acciones penales o disciplinarias que legalmente le correspondiesen”.

Cercenadas las dos primeras vías, a lo que se suma el hecho de que los tribunales castrenses pueden reclamar las causas en las que denunciado y denunciante son militares y el asunto tiene que ver con su empleo, Defensa recomienda a C. V. A. un plan “c” consistente en “plantear iniciativas y quejas relativas al régimen de personal y a las condiciones de vida”.

El contenido de la resolución choca también con el del último comunicado del Ministerio sobre el tratamiento de este tema, en el que, apelando a una “política de tolerancia cero frente a cualquier forma de acoso”, anuncia que “ha iniciado los trámites para establecer un protocolo de actuación frente al posible acoso profesional en las Fuerzas Armadas” con el que “pretende asegurar una protección adicional frente a supuestos de acoso profesional que pudieran producirse entre militares a la ya aportada por la legislación militar”.

Con más de cuatro años de retraso

Las cosas están algo más avanzadas, aunque más sobre el papel que en la práctica, en la respuesta al acoso sexual, en la que el Ejército español sí dispone de un protocolo aplicable a los militares.

Aprobado en 2015 y criticado por su laxitud y falta de presupuesto, el escaso impulso que ha recibido llega al punto de que las UPA (Unidad de Protección frente al Acoso), que eran su aportación más innovadora, van a implementarse con más de cuatro años de retraso y como consecuencia de una instrucción emitida hace dos semanas por el actual equipo ministerial.

Defensa da ahora tres meses para activar las UPA, que son las encargadas de diseñar los planes de apoyo integral individualizados para las víctimas y los de divulgación entre la tropa y los mandos, al tiempo que establece que los responsables de cada unidad militar deben activar el protocolo “desde el momento en que tenga conocimiento de cualquier conducta susceptible de ser calificada como acoso sexual o por razón de sexo” y poner en marcha de manera simultánea “la instrucción de una información reservada para la averiguación de los hechos y adopción de medidas cautelares, que se tramitará en el menor tiempo posible”.

El tratamiento que el Ejército da en la práctica al acoso sexual disuade a las víctimas de denunciar, ya sea por temor a represalias o ante la sospecha de que su paso al frente no va a llevar a ningún sitio visto que tres de cada asuntos acaban en nada, según los datos del Observatorio de la vida Militar.

Esa situación llevó a Unidas Podemos a pedir una comparecencia de Margarita Robles ante el Congreso que no llegó a producirse por la disolución de las cámaras a principios de este año.

Público

Categorías: antimilitar

La UE redobla sus esfuerzos en Defensa para reducir su dependencia de EEUU

1 January, 2020 - 00:00

Ivo Alho Cabralo

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, la salida del Reino Unido de la UE, la guerra de Siria, la situación de descontrol en Libia… Si hay algo que define al mundo del último lustro es la subida de tono y las fricciones diplomáticas. Y, por si fuera poco, cada vez es más fuerte la presión de Donald Trump para que los países europeos aumenten su gasto en defensa y alcancen el 2% del PIB acordado entre los países de la OTAN.

En este clima de desconfianza mundial los líderes europeos, encabezados por el presidente francés, Emmanuel Macron, están mostrando una voluntad cada vez mayor de coordinar esfuerzos militares. Su idea es independizarse, al menos en parte, de la protección americana y conseguir que Europa tenga mayor músculo militar por sí sola.

Así buscan tener mayor presencia en las zonas conflictivas cercanas al continente, como Malí o Libia, y otras como los Balcanes no conflictivas pero claves en el tablero de influencia mundial. Tal es la voluntad de subir el tono diplomático en Bruselas que la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, le ha dado el sobrenombre de “Comisión geopolítica” a su Ejecutivo, tras tomar posesión el pasado 1 de diciembre.

2020, clave para el fondo de defensa europeo

El año 2020 puede determinar hasta qué punto los líderes van en serio o si la integración militar europea se queda en algo menor. El principal caballo de batalla será el presupuesto del nuevo Fondo Europeo para la Defensa, en marcha desde 2017 en fase piloto, pero cuyo tamaño a largo plazo se decidirá en los próximos meses.

Las intenciones del anterior presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, eran de que el fondo recibiera 13.000 millones de euros para el período 2021-2027. Sin embargo, los planes de los Estados parecen mucho más conservadores: en el último borrador de los presupuestos a largo plazo de la UE proponen que la partida sea de 6.000 millones de euros. Si no hay contratiempos, la cantidad final se decidirá antes del fin de 2020.

¿Por qué una diferencia tan grande en las cantidades? Quizá la principal razón sea el brexit, que dejará un ‘agujero' de unos 10.000 millones de euros anuales en las cuentas de Bruselas… y no hay muchos voluntarios para cubrir ese hueco. Con ese telón de fondo, el espacio para nuevas iniciativas será muy reducido, así que el dinero extra para lo militar puede suponer el fin de otras partidas.

Los fondos irían destinados a la financiación de proyectos de investigación y desarrollo para fines militares en los que colaboren empresas de diferentes países de la UE. El ejemplo que Borrell y los técnicos de la Comisión ponen a menudo es que los países europeos tienen 17 modelos de tanque mientras que Estados Unidos tiene solo uno.

Pero el tamaño de los subsidios a la industria armamentística podría ser aún mayor. Los Estados podrán poner dinero adicional para los proyectos de desarrollo en que estén interesados, con lo que el presupuesto final de ese fondo para la Defensa podría llegar aumentar hasta 51.000 millones, según las cifras que se manejan en estos momentos.

Es más, la Comisión Europea ha creado un departamento específico de Defensa, Industria y Espacio que se encargará en parte de coordinar el desarrollo de este fondo. En su ambición por desarrollar una industria militar europea, Macron ha conseguido colocar a su comisario Thierry Breton en la supervisión de ese departamento. Breton es el exdirector ejecutivo de Atos, una de las principales multinacionales europeas en el desarrollo de servicios tecnológicos en campos como la ciberseguridad, o los servicios financieros, pero también en la industria aeroespacial y la defensa. Su nombramiento ya provocó muchas críticas en el Parlamento Europeo, sobre todo desde la izquierda.

Más artillería para la ‘fortaleza'

Pero la cooperación militar va a ir más allá del Fondo para la Defensa. El otro proyecto estrella es PESCO, una colaboración de los Estados en temas militares, en la que participan todos los países de la Unión, excepto Reino Unido, Dinamarca y Malta.

Los ministros europeos activaron este instrumento en 2017, que estaba previsto en el Tratado de Lisboa que entró en vigor en 2009 pero que se mantenía congelado. “Es hora de despertar a la Bella Durmiente”, dijo Juncker con ocasión de su activación. Tres años más tarde, hay 47 proyectos en marcha dentro de PESCO para temas como formación militar, desarrollo de armamento y tecnología punta.

PESCO se considera el embrión para la creación de una especie de ejército europeo, algo que despierta recelos en Washington, que desconfía de que la UE busque crear una alianza propia independiente de la OTAN. Macron ha recalcado que no se trata de una nueva alianza que compita con la alianza transatlántica sino que es “complementaria”.

La guinda en el pastel de la creciente colaboración militar en la UE es el control de las fronteras, cada vez más férreo. La agencia Frontex seguirá con su expansión anual: en 2020 recibirá 411 millones de euros, un 23% más que en 2019, y 20 veces más que en su primer presupuesto de 2015. La UE pretende desplegar 10.000 agentes de Frontex para 2027.

¿Hacia un “verdadero” ejército europeo?

La retórica de defensa ha empapado el discurso de Von der Leyen desde el primer instante tras su designación como presidenta de la Comisión. Un ejemplo es su carta dirigida al nuevo jefe de la diplomacia europea, el exministro español Josep Borrell, en la que describía sus prioridades para el mandato: “Debemos tomar pasos más audaces en los próximos cinco años hacia una genuina Unión Europea de la Defensa”, escribía.

Borrell recogía el guante, anunciando que su intención es que en los próximos años Europa invierta más dinero en desarrollo militar conjunto. “La UE tiene que aprender a usar el lenguaje del poder”, llegó a decir durante su examen de confirmación ante la Eurocámara.

La retórica de Borrell va en la línea del discurso de Macron, cuya entrevista en The Economist en la que dice que la OTAN en “muerte cerebral” ha sido la comidilla en los pasillos de los gobiernos y parlamentos de todo el mundo. La canciller alemana, Angela Merkel, ha respaldado el discurso de Macron, aunque es sabido que en Berlín son más reticentes a aumentar el gasto militar y que prefieren optar por desarrollar herramientas diplomáticas de paz. Aun así, el año pasado Merkel llegó a decir en el Parlamento Europeo que deberían barajar la idea de que un día tengamos “un verdadero ejército europeo”. “Los tiempos en que podíamos depender de otros han terminado”, concluía.

¿Quiere decir esto que caminamos hacia un ejército europeo? Pese a las campanas, no parece que vayamos a ver soldados bajo bandera europea ni a corto ni medio plazo. Lo que en Bruselas se interpreta es que Borrell y Von der Leyen buscan aumentar la colaboración de las capitales en materia de defensa, pero que de ahí a que veamos soldados bajo la bandera europea va un gran trecho. En cualquier caso el año 2020 será determinante en esa aspiración: dependerá en gran parte de cuántos recursos dedique Europa al desarrollo de armamento conjunto para la defensa de la ‘fortaleza'.

Público

Categorías: antimilitar

Moda y regalo para las Navidades 2019

30 December, 2019 - 00:00
Categorías: antimilitar

La guerra empieza aquí: corriendo de Santander a Burgos

28 December, 2019 - 09:28

Un grupo de activistas contra la fabricación y exportación de armamento de guerra recorrerán corriendo en 13 horas, el próximo sábado 28 de diciembre (día de los inocentes), los 130 kilómetros que separan el Puerto de Santander del burgalés pueblo Quintanilla de Sobresierra.

La acción es convocada por el grupo de acción del Colectivo Noviolencia, un espacio abierto y plural, donde diversas realidades que nacen con objetivo de impulsar la noviolencia, se encuentran, colaboran y desarrollan su acción.

Junto al citado pueblo, tiene sede la empresa Maxam con su filial Expal, que se dedica al diseño y fabricación de material bélico. Maxam-Expal lleva suministrando armamento de guerra a Arabia Saudí con la aprobación ministerial del Gobierno de España desde el comienzo de la guerra de Yemen en 2015. En concreto, ha enviado material bélico (por valor de más de 1200 millones de euros entre 2015 y 2018) incluyendo granadas de mano, minas antipersona y munición para morteros y misiles. Éstas armas se han venido transportando a Bilbao, desde dónde eran exportadas por la naviera oficial Saudí (Barhi) a Arabia Saudí.

Las presiones ejercidas por los movimientos sociales lograron hace meses que cesara la actividad desde el puerto. Sin embargo, la actividad se trasladó al puerto de Santander y al de Motril. Desde el pasado mayo, la actividad ha cesado en el puerto de Santander, sin embargo, el pasado 10 de diciembre, el carguero Bahri Abha de la naviera pública saudí, ha vuelto al puerto español de Sagunto con gran secretismo.

Un total de 14 corredores cubrirán el recorrido en relevos de hasta 20 km. pasándose mano a mano un manifiesto por el cese de las exportaciones y de la guerra. Cabe recordar que la guerra de Yemen ha sido considerada por la ONU como la mayor crisis humanitaria actual, con posibles datos que hablan de hasta 100.000 muertes.

El año pasado, al término de la acción, fueron identificados por la Guardia Civil la mayoría de los participantes tras la entrada del último relevo en terreno propiedad de la empresa.

Con motivo de esta acción, la Plataforma La guerra empieza aquí, parémosla aquí de Burgos llevará a cabo una concentración frente a delegación de gobierno en la capital a las 12.00, continuando con corredores que recorrerán los 31 kilómetros que les separan de la fábrica de armas de Quintanilla de Sobresierra, para encontrarse con los relevistas de Santander. Una vez juntos, llevarán a cabo una pequeña marcha cortando la carretera hasta la entrada de la fábrica, donde se leerá el manifiesto que, corriendo mano a mano, llegará desde el puerto de
Santander.

A su vez, Pasaje Seguro de Cantabria apoyará realizando una pequeña concentración en la capital cántabra el día antes, continuando con su insistencia en que no exista este tipo de comercio “ni en Cantabria, ni en Sagunto, ni en ningún otro lugar”.

Categorías: antimilitar

Por qué la OTAN ha lanzado este parche con un toro y la bandera española

26 December, 2019 - 00:00

Gonzalo Araluce

El toro y la bandera de España ya forman parte de la galería de parches de la OTAN. La Alianza Atlántica ha diseñado un escudo que aúna ambos elementos para destacar una función que la Armada Española llevará a cabo durante los próximos meses.

La cuenta oficial de Twitter de España en la OTAN anunció el lanzamiento del parche. Según detalla, ha sido diseñado por el Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad; órgano que a partir del 1 de enero asumirá la Fuerza de Reacción Rápida de la Alianza.

«¿Sabías que desde el 1 de enero, la Armada Española asumirá el mando del componente marítimo de la OTAN? No te pierdas el parche diseñado por el Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad», detalla la cuenta de Twitter.

El lanzamiento del parche corresponde a dicho mandato. Un escudo con algunos elementos que identifican fácilmente a nuestro país. Cabe recordar que no es el único lugar en el que se destaca el toro: militares de Estados Unidos destinados en Rota también lo llevan en su gorra.

El papel de España

Pero, ¿qué significa exactamente el papel que desempeñará la Armada Española en la OTAN? Se trata de un papel de especial sensibilidad, ya que coordina la fuerza naval de actuación rápida de la Alianza Atlántica.

O lo que es lo mismo, la Armada Española gestionará cualquier crisis naval que implique a la OTAN desde el próximo 1 de enero. La fuerza de acción rápida es la primera en intervenir en estos episodios y España asumirá las decisiones urgentes.

El Dynamic Mariner

Para adquirir esta responsabilidad, la Armada ha tenido que demostrar sus capacidades en unos complejos ejercicios de certificación a los que denominó Dynamic Mariner. Se desarrollaron el pasado mes de octubre en la Bahía de Cádiz y se implicó a más de 4.000 efectivos de once países de la Alianza.

Tras esa certificación, la Armada Española se ganó el liderazgo de la fuerza de acción rápida de la OTAN. Un puesto de especial relevancia y que, según fuentes militares, demuestra «el compromiso» de España con sus aliados; en este caso, con la Alianza Atlántica.

Y para conmemorar este hito, la OTAN ha diseñado el parche con un toro que recuerda al de Osborne (aunque éste está en movimiento) y la bandera de España.

El Español

Categorías: antimilitar

Páxinas