Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 48 min 19 seg

“Igual que se abolió la esclavitud, ahora toca abolir las guerras”

fai 11 horas 25 min

Luis Miguel Barcenilla

Gernika Gogoratuz, Centro de Investigación por la Paz, se constituyó en el marco del 50º aniversario del bombardeo de la villa vizcaína. Su propósito es tan sencillo como espinoso, tan cotidiano como metodológico, tan reflexivo como social, tan local como global, tan vasco como mundial: contribuir a una paz emancipadora y justa. Desde Gernika se despliega un especial potencial simbólico atado a la Memoria y a 1937. De hecho, gogoratu es recordar en euskera. Y, como la paz es un proceso, gogoratuz significa recordando. Siempre con la historia entre manos, María Oianguren, su directora, piensa y promueve alternativas a la guerra.

Vivimos tiempos convulsos, pero la palabra y su uso ya no son asumidas como parte de la solución. ¿Por qué sí el armamentismo?

Si echamos una mirada a la historia de la paz vemos que si somos capaces de hacer la guerra, también lo somos de procurar la paz por medios pacíficos. Lamentablemente todas las propuestas de acción civil noviolenta, acompañamiento mutuo, cooperación entre las partes y procesos de mediación no se visibilizan tanto. La educación por la paz, desde la justicia social hasta el reto del cambio climático, busca promover la creatividad para la solución de conflictos.

¿Qué es la educación por la paz?

Dar que pensar. Para que luego, a partir de ahí, desde un pensamiento crítico, contemplemos las distintas opciones que la paz nos ofrece. La paz es el desarrollo de las capacidades humanas para el cuidado de la vida con justicia social. Los seres humanos tenemos capacidades: de concertación, de acuerdo, de creación de espacios de diálogo. La educación por la paz debería incorporar todo lo que es una genealogía de las propuestas que ha habido a lo largo del pacifismo militante, las reivindicaciones de la resistencia noviolenta. Y que nos de que pensar a la hora de abordar nuestro estar en el mundo, cómo queremos vivir y, en consecuencia, cómo actuamos siendo conscientes de que nuestras acciones tienen unas consecuencias. Alternativas hay y también se pueden pensar otras propuestas que nos alienten en este camino de construcción de la paz desde lo cotidiano.

¿Cómo podemos aplacar al militar que tenemos dentro? Se ha legitimado tanto la fuerza que nos es imposible pensar en otras formas de ser y resolver los problemas.

La actuación sin violencia en esta vida se basa en su cuidado. Debemos volver a un recuerdo infantil: claro que puede haber disputa, pero también mucho juego, aprendizaje, colaboración y ganas de hacer desde la creatividad. Esa propuesta que el militarismo ha instalado debe ser cuestionada. Debemos recuperar la capacidad de renuncia. Vamos aprendiendo, contrastando, sintiendo duelos y planteando otra manera de estar en el mundo. Y en lugar de plantear las cuestiones en lógicas maniqueas o bipolares, de conmigo o contra mí, hay que enunciarlas como cuando éramos niñas y niños, escuchando y dando espacio a la participación. Debo saber cuál es el lugar que ocupo, por qué estoy aquí y qué me hace responsable.

¿De qué nos sirve la Memoria?

Acordarnos de Gernika y su historia nos hace trabajar el recuerdo. Pero de ahí, ¿recordar para qué? No es un recuerdo para nosotros, es para prestar atención a los excluidos. Debemos imaginar, procurar escenarios distintos para transformar los conflictos de manera noviolenta.

La guerra solo es una de las posibilidades y ni siquiera es creativa, ni por supuesto humana.

La guerra es un relato que se está imponiendo.

¿Y qué hace la prensa?

Afortunadamente hay medios que hablan de corresponsabilidad, que son críticos, que se prestan a las voces disidentes. Ojalá las propuestas pacifistas ocupasen más espacio.

Con armas, Ucrania podría resistir. ¿Pero después qué? Los tiempos de la paz y la guerra son distintos.

La paz es un proceso. En ese proceso se entiende también una paz desde la vida cotidiana. Hay un montón de acciones y gestos que se hacen el día a día, esfuerzos de resistencia noviolenta a la guerra. Se puede enviar material sanitario, se pueden abrir los canales de comunicación para que las voces disidentes en Ucrania y Rusia puedan ser escuchadas. Se puede acoger a las personas que huyen y facilitar la salida de las personas que no quieran participar de la guerra. Se pueden crear redes.

Y también se puede renunciar: insumisos en Ucrania y desertores en el ejército ruso.

La renuncia al uso de la violencia es un acto que requiere mucha valentía, que requiere reflexión, nos da que pensar. Ese dar que pensar va destinado a salvar vidas y al cuidado de la vida. Las voces disidentes invitan a pensar. Porque la guerra no es la solución.

Y supone además un gran esfuerzo económico.

Evidentemente. Da qué pensar cuáles son los presupuestos que se destinan a la guerra y reclamar que se dediquen a la paz, para negociar, movilizar, reflexionar y educar por la paz.

La guerra se tiene que legitimar sobre cada persona. ¿Somos vectores de resistencia?

Las personas formamos parte de una colectividad y actuamos en nuestro radio de acción, en lugares concretos, en ecosistemas propios. Habitar los espacios del mundo es habitar de distinta manera la vida. Cada colectividad puede hacer un ejercicio de aporte en el entorno en el que está y a la historia que acompaña. ¿Cuáles son las propuestas de vida que tiene para estos tiempos convulsos? La paz se construye desde la micropolítica, desde lo local, sin olvidar que los retos son globales. La política se traduce en lo cotidiano, donde se posibilitan acuerdos donde se da, también, la disputa creativa y pacífica.

Volviendo a Gernika… ¿Es perverso apelar al bombardeo de 1937 para vender la necesidad del apoyo armado, como hizo Volodimir Zelenski?

Nuestras propuestas van encaminadas a una Memoria que contribuye a la paz, una memoria crítica en cuanto que reflexiva. Para recuperar el recuerdo de las víctimas, de aquellas personas que hasta ahora han sido desplazadas, por así decirlo, de la historia. Recordar Gernika también es recordar qué sucedió en Gernika. Hablar del derecho a la Verdad, la institucionalización de esa Verdad, el elemento que aporta la Justicia y la Reparación para garantizar la no repetición. Recordamos, sí, pero ¿para qué? En nuestro caso para denunciar las guerras y poner a las víctimas y a la vida en el centro.

¿Cómo atraviesa el feminismo la resolución de conflictos?

El feminismo pacifista en sí es un marco de pensamiento crítico que está aportando mucho porque pone en cuestión las relaciones de poder y desde ahí propone otras maneras de estar en el mundo, en clave de cooperación, de interdependencia, de receptividad... La mirada feminista enseña a incorporar voces que hasta ahora no han sido incluidas en procesos de construcción social. Se pone en el centro toda la historia de la resistencia de las mujeres.

¿Qué podemos aportar desde aquí al conflicto entre Rusia y Ucrania?

Todo lo que se ha venido desarrollando a lo largo de décadas desde las movilizaciones sociales. sobre todo a la hora de crear escenarios de paz y diálogo, las alianzas que se han conformado, el tejido asociativo que denuncia, la justicia restaurativa, las segundas oportunidades. Todo lo ocurrido nos da que pensar, pero la sociedad vasca ha salido fortalecida.

Y el fin de las guerras, ¿para cuándo?

Igual que se abolió la esclavitud, en este siglo XXI toca abolir las guerras.

María Oianguren
María Oianguren, directora de Gernika Gogoratuz. Ione Arzoz

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/antim...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las señoras de la guerra

fai 11 horas 25 min

Irene Zugasti

La guerra no es sólo cosa de señores. Puede que la industria de las armas, los ejércitos profesionales, las milicias populares, o la diplomacia misma, sean la quintaesencia del poder patriarcal, donde siempre fuimos intrusas. Puede que el feminismo haya sido y sea, de hecho, el más valiente movimiento político organizado contra el conflicto armado y por la paz. Pero todas las guerras tienen señoras. Víctimas, heroínas, genocidas, titanas y tiranas. Y para quienes tenemos fascinación con las villanas, incluso desde la más profunda de las repulsiones, conviene nombrarlas y conocerlas, porque la guerra no se habría hecho sin ellas. Tampoco la de Ucrania.

“Que le jodan a la Unión Europea”. Esta frase de Victoria Nuland, filtrada en una llamada telefónica hecha en 2014 al embajador norteamericano en Kiev, resultó ser un preciso resumen geopolítico de la situación. Ella era en aquel tiempo portavoz del Departamento de Estado americano y responsable de la política exterior para asuntos europeos y euroasiáticos, y no podríamos empezar con mejor supervillana, pues sin Nuland es imposible comprender lo que ha pasado en Ucrania. Demócrata (del partido, se entiende), hija de judíos ucranianos en la diáspora y habilísima negociadora, su labor en Ucrania se recuerda por su decidido respaldo a las protestas de Euromaidán inmortalizado en un reparto de bocadillos a los activistas acampados en la plaza aquel invierno de 2013. Su trabajo fue clave para derrocar al entonces presidente prorruso, Yanukovich, y consolidar una narrativa democratizadora alrededor de las movilizaciones. Nuland cocinó el gobierno de Petro Poroshenko que emergería tras las protestas y dejó claro, en ese “fuck the EU”, el papel subalterno de Europa en esa crisis. Meses después estallaría la guerra en Donbass. Y hasta hoy.

Cuatro de las cinco principales industrias armamentísticas americanas tienen CEOs mujeres

Pero Ucrania no ha sido la única obra inacabada de Nuland, que cuenta en su haber con otros cuantos países que se han ido al carajo, o, como se dice ahora, Estados fallidos. Como representante permanente de EE.UU. en la OTAN bajo el gobierno de Bush hijo, Nuland lideró las intervenciones en Afganistán, y como embajadora americana en Rusia en los años decisivos de Yeltsin –del 91 al 93– disfrutó en primera fila del colapso soviético y sus consecuencias. Su marido es el neocon Robert Kagan, cuyas teorías sobre el destino manifiesto de Estados Unidos son la fantasía húmeda que une a rednecks, incels pajilleros, “wasps” de universidad privada, Mel Gibson o Aznar. “He is my Mars, he is my Venus, he is my planet Earth”, ha dicho de su pareja. Se enamoraron, confesó, “hablando de democracia y del rol de América en el mundo”. Siniestro, sí. Pero no estamos aquí para hablar de maridos. Sí convendría recordar que nuestra supervillana Nuland ha tenido mucho que ver en el posicionamiento internacional de las principales empresas productoras de armamentos de su país, como General Dynamics o Northrop Grumman, con las que no en vano comparte y celebra la quimera del empoderamiento y liderazgo femenino: de hecho, cuatro de las cinco principales industrias armamentísticas americanas tienen CEOs mujeres, lobistas clave en los pasillos de Washington. No sé si será su blanquitud inmaculada, sus medias melenas calculadamente cardadas, esos pendientes –ni demasiado ostentosos, ni demasiado discretos– o esa pose de seguir sonriendo para el anuario de la Universidad, pero hay en todas ellas un elemento común, un escalofriante privilegio que se asoma en esa sonrisa, y que hace que a una se le agote el stock de sororidad.

Ni siquiera hay que cambiar de pasillos para reconocer aquí a otra dama de todas las batallas que bien merece mención: la recientemente fallecida Madeleine Albright, también demócrata y secretaria de Estado con Bill Clinton. Albright –en realidad, Korbèlova– provenía de una familia checa de altos funcionarios que huyó dos veces de Praga, primero de los nazis, y de nuevo tras la llegada al poder de los comunistas en 1948, aunque, metafóricamente, nunca salió de allí. Por eso su tesis fue sobre la Primavera de Praga y su ejercicio diplomático se centró, siempre, en mantener a raya todo lo que estuviera al este de su casa. Su visión supremacista de Estados Unidos y su obsesión rusófoba se comprenden leyendo Prague Winter, su autobiografía, que no tiene desperdicio, como todas las memorias de los políticos boomer en las que intentan, casi siempre sin éxito, justificar sus actos. Albright estaba firmemente convencida de que “los Estados Unidos se erguían más alto que cualquier otra nación, y, por tanto, podían mirar más lejos”. Y rescato otra frase reveladora de sus libros: “Dos veces en mi vida he visto a Europa central perder su libertad y recuperarla. Esto es motivo de celebración, pero también de alarma: el trabajo de la OTAN no ha hecho más que empezar”. Como máxima responsable de la diplomacia estadounidense de 1997 a 2000, bajo su mandato se produjo el bombardeo de la OTAN de Yugoslavia (¡hola, Solana!), y también tuvo alguna frase desafortunada sobre los serbios que le valió un beef de la época con Emir Kusturica, que llegó a llamarla “vaca” (muy mal ahí, Emir). Pero no todo era diplomacia: Albright tuvo tiempo para hacer cameos en series como Gilmore Girls y en Parks and Recreation, porque cuando se es tan mala, hacer de una misma debe ser divertidísimo. Que se lo digan al casting español de Master Chef.

Se la recuerda también por tener algún que otro patinazo de sinceridad, como cuando, entrevistada en 1996 por la periodista Lesley Stahl en el programa “60 minutos” de la cadena CBS, se le preguntó por el medio millón de niños muertos en Irak. “Esta es una elección muy difícil, pero creemos que el precio vale la pena”. Pragmatismo, sin duda, no le faltaba. Una de las frases de Albright que ha pasado a la posteridad es que “hay un lugar en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres”. Convertida hoy en cita comodín para usar en cualquier reunión de CEOs y directivas de alto copete, Albright la utilizó en realidad para mostrar su apoyo a Hillary Clinton en las primarias demócratas contra Bernie Sanders. El objetivo, entonces, era interpelar al electorado joven y feminista que apoyaba a Sanders, con la sutil amenaza de arder en el infierno por poco sororas e insolidarias si lo hacían. Podría deseársele que descanse en paz, pero el chiste se hace solo. Como ella ha llegado primero –al infierno, digo– nos quedaremos sin comprobarlo.

¿Alguien ha dicho Clinton? Demasiados años perdidos fijándonos en el flojo de Bill cuando “the one and only” siempre fue ella, Hillary. La eterna esperanza demócrata comenzó militando como republicana, aunque visto lo visto, no parece mediar demasiada diferencia. Clinton fue pionera en el “mujerismo”, es decir, en la defensa de los derechos de las mujeres blancas, decentes y heterosexuales en nombre de la democracia y los Derechos Humanos. Hay que reconocerle, de hecho, una gran habilidad para manejar las agendas de la igualdad de género y de la diversidad, desde su aparición en aquella histórica cumbre de ONU Mujeres en Pekín 1995 a sus fotos con las Pussy Riot. Aplaudida en Belfast, adorada en Kosovo, tiene sin embargo en su cuenta, como recuerda Olga Rodríguez en este esclarecedor artículo, unas cuantas guerras, y de hecho, como secretaria de Estado, Clinton cerró la mayor exportación de armas de la historia de EE.UU., al menos hasta hoy, con la guerra ruso-ucraniana batiendo todos los récords. Junto a otras prime ladies, Cherie Blair y Laura Bush, Hilllary Clinton lideró un profuso trabajo diplomático tras el 11-S para justificar la invasión a Afganistán como una cuestión de derechos de las mujeres, a las que había que liberar del velo y del yugo del régimen talibán, otrora sus aliados “freedom fighters”. Debe de haber un lugar en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres, ¿no?

En una carta dirigida a su pastor juvenil, se describió a sí misma como “conservadora de mente y liberal de corazón”. Eran los años sesenta, y ella no quería fumar porros en Woodstock ni parar Vietnam, sino cambiar el sistema desde dentro. No sé, permítanme, de nuevo, la sospecha, porque si una piensa así siendo adolescente en la década más salvaje del siglo XX, no sé qué puede esperarse de ella a estas alturas del XXI. Aunque, bueno, aquí hay quien se afilia a las Juventudes Socialistas y a las Nuevas Generaciones.

Sería injusto hablar solo de norteamericanas cuando la guerra se libra en Ucrania y la invasión la llevó a cabo Rusia. Las mujeres del poder y la guerra del este de Europa, poco amigas del feminismo occidental, han construido su propio relato de liderazgo y dominación en femenino, y es fascinante. Piensen, por ejemplo, en Yulía Tymoshenko, princesa del gas y la corrupción y superviviente de todas las quemas de la Rada ucraniana; o en Elvira Nabiúllina, la banquera más importante de Rusia y cerebro detrás del baile de rublos. O en Ksenia Sobchak, la presentadora de TV que disputó las elecciones generales a Putin, hoy exiliada en Turquía; o Valentina Matviyenko, eterna presidenta de la Cámara Alta rusa, que acaba de poner firmes a Suecia y Finlandia a causa de su futura anexión a la OTAN. La esposa de Zelensky, Olena Zelenska, comienza también, por méritos propios, a ser una señora de la guerra, muy elegante, además, porque a ver quién gestiona vivir bajo el asedio y ser a la vez portada de Vogue. En el plano militar hay mujeres combatientes que merecen, sin duda, que se cuente su historia, porque reflejan el absurdo de la guerra y sus lógicas: Nadezhda Sávchenko, veterana piloto ucraniana, fue prisionera de guerra rusa, heroína nacional a su vuelta en Kiev en 2018 y, meses después, detenida por querer, presuntamente, atentar contra su propio gobierno. Un drama con paralelismos con el de Svetlana Druyk, la comandante de las milicias de Donbass que pasó de protagonizar cine bélico a pedir asilo político en Ucrania, con un amante-espía incluido. Pero eso merece, sin duda, otro artículo.

En la guerra, donde a las mujeres se nos condena a existir en el pack “mujeresyniños”, hemos aprendido que hay otras muchas formas de estar y ser, de huir y de sobrevivir, o de oponerse a las guerras, pero también, de vivir de ellas. Hay mujeres que disputan el poder y el privilegio, las armas y las muertas, y el mapa de las relaciones internacionales de los últimos cincuenta años no se entendería sin Albright, Nuland o Clinton, como tampoco, sin ellas, podría entenderse la feminización de la política y lo que podemos esperar de ella. Y si cupiese alguna duda, “follow the money”. Aunque en la RAE no haya un sustantivo femenino para las hembras de los halcones.

Y hablando de antagonistas, no olvidemos que aquí, en las trincheras domésticas, las del Manzanares o las de Guadalquivir, también tenemos villanas de andar por casa, que son señoras de sus guerras. Y de las nuestras.

Clinton
Hillary Clinton, durante un encuentro del Partido Demócrata.
Brett Weinstein

Autora >
Irene Zugasti

Fuente: https://ctxt.es/es/20220601/Firmas/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Foto de familia

2 July, 2022 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

La hidra del terrorismo, ahora el científico, ¿No se cansan de hacer el ridículo?

2 July, 2022 - 00:00

Por
LÚH Redacción.

El pasado 6 de abril activistas de la organización Extinction Rebellion, en una gran parte científicos, protagonizaron una acción pacífica en la puerta del Congreso de los Diputados. La acción se enmarcaba en una semana de protesta mundial para presionar a los gobiernos contra su inacción ante la emergencia climática. Durante esa acción se arrojó zumo de remolacha contra la fachada del Congreso, simbolizando la sangre que costará dejar que la crisis ecológica siga su curso sin actuar por parte de gobiernos y empresas, intentando disimular esta inacción con señuelos como el greenwashing (marketing destinado a simular responsabilidad ecológica) y la responsabilidad social corporativa.

Esta acción de protesta motivó que dos meses después la Brigada Antiterrorista haya detenido a catorce de los participantes, se supone que con la suficiente información acumulada y probatoria del perfil terrorista de los investigadores.

Me pongo en la piel de un policía antiterrorista con dos dedos de frente -que alguno habrá- y que recibe este tipo de órdenes y no sé qué se puede pensar cuando te lanzan con toda la estética robocop, pertrechado para ir a combatir a un frente enemigo, a detener a personas que no suponen ninguna amenaza para la sociedad, sino todo lo contrario: investigadores, periodistas, profesores que se juegan su futuro en este tipo de acciones, pero que lo hacen con la plena conciencia de que debemos parar nuestra carrera al abismo.

En abril de 2007 la UNED invistió como doctora honoris causa a Susan George, la conocida activista por una globalización "de rostro humano". En su discurso destacó las razones para elegir una profesión, entre las cuales la última (pero no menos importante) que dio fue la "ambición de cambiar la realidad utilizando las herramientas académicas". Para ella y para sus colegas del Transnational Institute "la acción forma parte integral de nuestras vidas como intelectuales, y nos denominamos a nosotros mismos 'académicos activistas' [...] realizamos investigaciones, escribimos y publicamos, pero también intervenimos en discusiones públicas y somos activos en los movimientos sociales". Se trata de una figura alejada tanto de la idea del intelectual refugiado en su torre de marfil como de la del investigador-gerente sometido a la lógica neoliberal.

El colectivo Extinction Rebellion está formado por este tipo de figuras, y junto a otros en este y otros países, ha tomado en gran parte la bandera de la desobediencia civil, la única que puede echar el freno de mano a la depredación capitalista, en la que todos tomamos parte. No son peligrosos terroristas ni sociópatas que nos pongan en peligro, estas figuras hay que buscarlas en otra parte, señores ministros y autoridades policiales. El problema que tiene el planeta es la obediencia, no la desobediencia (Howard Zinn). Si quieren seguir las fuentes del terrorismo, y de las guerras, investiguen un poco más el funcionamiento del capitalismo y hallarán miles de datos e informaciones de extremada utilidad.

A la sociedad solo nos corresponde admirar y agradecer a estos colectivos su labor de despertarnos de la anestesia que nos inocula el sistema. Activismo y ciencia, ciencia y conciencia, deben estar unidos, no existir en compartimentos distintos y distantes.
A aquellos intelectuales y/o académicos que no quieren mezclarse o contaminarse con la realidad social, quizás les resulte recomendable la lectura del poema Intelectuales Apolíticos del gran poeta guatemalteco Otto René Castillo, asesinado bajo tortura, como tantas personas decentes.

Fuente: https://luhnoticias.es/la-hidra-del...

Categorías: Tortuga Antimilitar

España exportó armamento por 3.300 millones en 2021

2 July, 2022 - 00:00

elEconomista.es

En el año 2021, el valor de las exportaciones realizadas por España de material de defensa alcanzó los 3.290,2 millones de euros, un 9,1% menos que los 3.622,4 millones de euros del año anterior. La mitad de estas exportaciones tuvo como origen países de la Unión Europea y de la OTAN, aunque también hubo millonarias ventas a lugares como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Marruecos o Argelia.

Así consta en el informe sobre exportación de material de defensa y doble uso correspondiente al año 2021, que la Secretaría de Estado de Comercio ha remitido al Congreso de los Diputados y al que ha tenido acceso Europa Press. Todas estas exportaciones pasan el filtro de la Junta Interministerial para el Comercio y Control del Material de Defensa y Tecnologías de Doble Uso (JIMDDU) y las diferentes regulaciones internacionales, según subraya el informe.

Las exportaciones de armamento español a países vecinos se distribuyó principalmente entre Francia (654,3 millones), Alemania (432,6 millones) y Países Bajos (407,6 millones), concentradas en transferencias de productos, equipos y tecnología dentro de los programas de cooperación existentes en el ámbito de la defensa.

Pero además, empresas españolas vendieron armas por valor de 109,1 millones de euros a Arabia Saudí, implicada en la guerra de Yemen. Fueron sobre todo piezas y repuestos para aviones de fabricación española, equipos, tecnología, lanchas para transporte de tropas, granadas de mortero y proyectiles de artillería de 155 mm.

España también exportó material de defensa a países del entorno como Emiratos Árabes Unidos -donde se vendieron 73,7 millones en un avión de transporte, piezas y repuestos, minas lapa de combate, sistemas de control remoto para armas de diversos calibres o un mortero de 120 mm-; Catar (2,4 millones) o Kuwait (2,3 millones en lanzagranadas), según publica Europa Press.

Marruecos y Argelia

Durante el año 2021 las exportaciones de armamento también llegaron a los países del norte de África. Marruecos recibió material por valor de 14,9 millones en piezas y repuestos para aviones de transporte de fabricación española, morteros con accesorios y repuestos y 91 vehículos de transporte (11,7 millones de euros).

Por su parte, se hicieron exportaciones a Argelia por 7,2 millones en piezas y repuestos para aviones de transporte, conjuntos de protección antimina para vehículos militares y sistemas de control remoto para armas de 12,7 mm.

Robles
La ministra de defensa.

El Economista

Categorías: Tortuga Antimilitar

"Pero también es verdad que es bueno para Rota, para su PIB, para generar riqueza. O como se ha dicho siempre, dame pan y dime tonto"

1 July, 2022 - 00:00

Isabel Morillo

Rota celebra que un vendedor de la ONCE repartió el martes 2,2 millones de euros por las calles del municipio gaditano en 50 cupones, lo máximo que se puede repartir. Brindan con champán los agraciados a 35.000 euros el boleto, pero también podrían levantar la copa los roteños que tengan un piso para alquilar, los que tengan un comercio o un bar o los que aspiren a un trabajo en la base. Ese mismo día, Pedro Sánchez y Joe Biden cierran como abrebocas de la cumbre de la OTAN un acuerdo que refuerza la base militar, de soberanía compartida entre EEUU y España, para que albergue dos barcos destructores más a los seis que ya integran el escudo antimisiles.

En la práctica, Rota suma enteros como una base militar estratégica y llevará al municipio unos 600 efectivos más, a los que hay que sumar sus familias. Más alquileres, más consumo y, si el convenio lo amarra bien, más carga de trabajo en la base, no solo en puestos de trabajos, sino también para las empresas auxiliares de la comarca de Cádiz, desde construcción e industria del metal a empresas punteras en desarrollo tecnológico o eficiencia energética, que ahora tienen mucha demanda en la renovación de las instalaciones militares, explica el alcalde de Rota, Javier Ruiz Arana (PSOE).Moisés Rodríguez es el único concejal de Podemos en el Ayuntamiento roteño. Admite la disyuntiva y que desde el pueblo todo se ve distinto a Madrid. Su partido ha hablado de “sumisión” a EEUU y el presidente del Gobierno ya tiene el apoyo del PP para sacar adelante el nuevo convenio con EEUU para ampliar el uso de la base naval, que debe aprobarse en el Consejo de Ministros y luego en el Congreso de los Diputados.

“Mis sensaciones están encontradas. Es verdad que reforzar la base nos convierte en un blanco más señalado, contribuye a señalarnos frente a posibles ataques en conflictos internacionales, contribuimos a la industria militar en un momento de guerra con Rusia. Pero también es verdad que es bueno para Rota, para su PIB, para generar riqueza y entonces la disyuntiva es clara: pan o guerra. O como se ha dicho siempre, dame pan y dime tonto y desde aquí claro que se ve todo distinto”, admiten el edil de Podemos. Él no es muy partidario de la base, admite, pero hay que ser prácticos y sacar el mayor beneficio posible para el municipio.

Su reflexión no difiere mucho de la de su compañero de partido y diputado en el Congreso, por poco tiempo porque pasará en breve a ocupar escaño por Cádiz en el Parlamento andaluz, Juan Antonio Delgado, que ha sido portavoz de todos los conflictos de la base naval en la Cámara Baja y conoce de primera mano la situación de la base. El guardia civil en excedencia insiste en que “muchas veces un árbol no nos deja ver el bosque”. “Es verdad que esto es más carga de trabajo para una provincia de Cádiz con una tasa de paro tan dramática y eso es una alegría pero lo que hay que exigir al Gobierno es que EEUU cumpla con los derechos laborales de los trabajadores, que se cumpla con el cien por cien del porcentaje de carga de trabajo que exige el convenio y que no se adjudiquen los servicios a empresas estadounidenses que incumple la legislación laboral española”, señala Delgado.

Un motor económico

La base de Rota es un motor económico para un municipio con una tasa de paro del 20,8%, por debajo de la media gaditana. Ocupa el 24% del suelo de una localidad con 29.000 habitantes censados, que en los meses de julio y agosto, por la afluencia de veraneantes, alcanza los 80.000. Hay más segunda residencia que primera y seis grandes hoteles de cuatro estrellas más otros dos en proyecto. El turismo es un puntal en la economía roteña, pero muy lejos de lo que genera la base, de donde procede dos tercios del PIB local, apunta el alcalde.

Hay 3.000 americanos viviendo en Rota entre militares, civiles y sus familias. No están censados ni pagan IBI o impuesto de sus vehículos, por lo que el alcalde consiguió en 2021 que el Estado recompense a las arcas locales con un 1,4 millones de euros al año. Para el próximo curso, 32 familias estadounidenses han solicitado escolarizar a sus hijos en colegios españoles, fuera de la base, uno de los trámites en los que tienen la ayuda de una de las oficinas que más pisan los americanos, la de ‘Welcome to Rota'. Quieren que sus hijos aprendan español y se relacionen con familias roteñas. Algo que cada vez pasa más y una riqueza cultural que el alcalde insiste en que hay que potenciar.

La base, de soberanía compartida, cuenta con otros 4.000 militares españoles. No todos viven en Rota, los americanos alquilan también muchas casas en municipios vecinos, como El Puerto de Santa María, Chipiona y ahora también Sanlúcar de Barrameda. La oficina de ‘Housing', que ayuda con el alquiler a los estadounidenses, tiene unos 2.000 alquileres firmados en Rota, viviendas fuera de la base. La media que pagan es alta, se hace cargo el Gobierno de EEUU, unos 1.500 euros mensuales. El impacto en el PIB local de estas rentas supera el millón y medio de euros.

Visita de Albares

La ampliación del convenio militar con EEUU ya llevaba tiempo rumoreándose, hasta tres años. Hace un mes, el último día de mayo, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, visitó Rota y el alcalde lo sentó con los representantes de los trabajadores de la Base naval. Pudo oír lo mismo que los diputados en el Congreso a finales de 2017, cuando también el Comité acudió a explicar su situación. Resumida: el acuerdo bilateral señala que debería haber un 70% de trabajadores españoles y un 30% de americanos. Hay 500 americanos y 900 españoles y bajando, porque cada vez se amortizan más puestos de trabajo. Es la reclamación que los trabajadores a través de su comité de empresa, presidido por Manuel Urbina, llevan pidiendo desde los 90. Además, EEUU se aprovecha de la singularidad de que los trabajadores civiles son contratados por el Ministerio de Defensa español pero sirven a Norteamérica, ellos pagan sus nóminas. Aprovechan para incumplir la legislación laboral vigente en España. Incluso ignoran las sentencias firmes de los tribunales españoles.

El conflicto laboral más largo de España se libra en la base de Rota con los trabajadores del aeropuerto y lejos de solucionarse se recrudece. La batalla se libra con la empresa adjudicataria de los servicios aeroportuarios de la base naval, la americana Louis Berger, que opera desde 2013. En 2015 renovó su adjudicación la US Navy y poco después puso sobre la mesa un acuerdo que el comité tildó de chantaje: 45 despidos o 15 despidos y una reducción de los sueldos del 30%. La guerra está abierta con un saldo hasta la fecha de 34 despidos, diez disciplinarios, y la subcontratación por externalizaciones de 37 trabajadores de limpieza, autobuses o taller, con condiciones mucho más precarias que las del convenio vigente.
De Eisenhower a Rajoy

El convenio con Estados Unidos es de 1988 y desde entonces se han ido aprobando modificaciones mediante adendas. La última la acordó José Luis Rodríguez Zapatero, la del escudo antimisiles, pero la firmó Mariano Rajoy un año más tarde, 2012. La presencia americana en la localidad ha aumentado en los últimos años gracias al escudo antimisiles, que solo para la reparación y mantenimiento de los barcos destructores implica que 500 personas entren a diario en la base tras firmarse un acuerdo con Navantia y otras empresas auxiliares. Ahora habrá dos barcos más.

“Vengo a esta nación con un mensaje del pueblo americano para los españoles, paz, amistad y libertad”, dijo Eisenhower desde la escalerilla del avión en la localidad gaditana para firmar con Franco el acuerdo que trajo a los militares en 1953. El premiado documental “Rota N'Roll”, dirigido por Vanesa Benítez, muestra a la perfección la influencia de la base en un pueblo que entre 1966 y 1979, la etapa de mayor apogeo económico y comercial para el municipio en relación con la base, la comunidad americana estuvo entre las 5.000 y las 12.500 personas.

Rota
Bañistas en Rota, con los buques militares enfrente.

Entonces en Rota se saltaban la censura, la radio de la base permitía oír música sin censura, una calle entera albergaba más prostíbulos que en cualquier gran ciudad y los marines bajaban de los barcos a darlo todo con alcohol, peleas y mujeres. Nada que ver con la Rota de la actualidad, aunque esa huella, esa mezcla, queda. Por algo el rincón de Cádiz conquistó al club de amigos del escritor Felipe Benítez Reyes, con Luis García Montero, Benjamín Prado o Joaquín Sabina como ilustres roteños que este año echarán mucho de menos en un verano de 'aires difíciles' a Almudena Grandes, a la que ciudadanos anónimos siguen poniendo flores en una rotonda a la entrada del pueblo que bautizaron con su nombre.

El Periódico

Categorías: Tortuga Antimilitar

La ONU denuncia la violencia policial de España y Marruecos en Melilla

1 July, 2022 - 00:00

La ONU denuncia que España y Marruecos hicieron un "uso excesivo de la fuerza" en la valla de Melilla

Madrid

Naciones Unidas ha afirmado este martes que tanto España como Marruecos han hecho un "uso excesivo de la fuerza" durante el asalto masivo de migrantes a la valla de Melilla del pasado fin de semana y en el que murieron al menos 23 personas, según cifras oficiales.

Preguntado por las habituales reacciones de "conmoción" y "tristeza" del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, el portavoz de la Secretaría General, Stéphane Dujarric, ha hecho alusión a lo acontecido a Melilla y lo ha calificado de "inaceptable".

"Ya que me preguntan sobre eso, quiero expresar utilizando un término que ya hemos usado antes lo muy impactados que estamos por las imágenes de la violencia que hemos visto en la frontera entre Marruecos y España, en el norte de África, durante el fin de semana. (...) Que, de nuevo, ha resultado en la muerte de docenas de seres humanos, de solicitantes de asilo, de migrantes", ha expresado Dujarric durante una rueda de prensa.

"Hemos visto el uso también de una fuerza excesiva por parte de las autoridades, que debe ser investigada porque es inaceptable", ha agregado el portavoz de la Secretaría General de la ONU, añadiendo que el uso desproporcionado de la fuerza se ha dado "en ambos lados de la frontera".

Por otra parte, Dujarric ha recordado a los Estados que "tienen obligaciones" en virtud del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos, y ha asegurado que Naciones Unidas les seguirá presionando para que respeten "lo que muchos de ellos acordaron en el Pacto Mundial sobre Migración".

"Las personas que se desplazan tienen Derechos Humanos, y éstos deben ser respetados, y estamos viendo que con demasiada frecuencia no se respetan", ha agregado Dujarric.

El pasado viernes un intento de saltar la valla de Melilla por parte de más de 2.000 migrantes dejó al menos 23 muertos según los datos del Gobierno de Marruecos y según las cifras de varias ONG 37 personas fallecieron.

Diario Información

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pepe Beunza, primer objetor de conciencia: “El dinero que invertimos en la OTAN cavará nuestras tumbas”

30 June, 2022 - 00:01

Sandra Vicente

“La guerra que vendrá no es la primera. Hubo otras guerras. Al final de la última hubo vencedores y vencidos. Entre los vencidos, el pueblo llano pasaba hambre. Entre los vencedores, el pueblo llano la pasaba también”. Pepe Beunza, (Jaén, 1947) recita esta poesía de Bertolt Brecht cuando se le pregunta por qué es pacifista. Su compromiso con el antimilitarismo le llevó a negarse a hacer la mili, lo que lo convirtió en el primer objetor de conciencia político de España (con permiso de los 150 testigos de Jehová que le precedieron y que se negaron por cuestiones religiosas). Obedecer a sus principios le costó tres años de prisión que cumplió en diez cárceles, dos calabozos, un batallón disciplinario y un barco.

Hace 40 años que España se unió a la OTAN. Ese aniversario se celebra con una cumbre en Madrid. ¿Qué opinión le merece tenerla tan cerca de casa?

¡Vaya gol nos metieron con la OTAN! Hacía tiempo que no nos acordábamos tanto de ella, pero con la guerra se ha convertido en un tema que ha vuelto con fuerza. Yo si viviera cerca de una base de la OTAN no estaría muy tranquilo. Cuando protestábamos contra la Alianza, muy al principio, cerca de la base de Rota, se reían de nosotros porque decían que traía puestos de trabajo. Esperemos que esos empleos no sean de funerarios. En cualquier momento Putin puede enfadarse y ¡Pum! Tienes cinco kilómetros a la redonda que se van a freír espárragos. El armamento es un gran negocio, pero solo para los ricos. En las guerras, los pobres y los despistados se empobrecen y mueren.

¿Es por eso por lo que se convierte en el primer objetor de conciencia político de España?

Mi pacifismo empieza en Francia, en la tierra de la libertad en la que pasaba mis veranos de juventud. Allí conocí la comunidad del Arca, fundada por el filósofo Lanza del Vasto, en la que había gente que hacía yoga, practicaba la no violencia y eran objetores de conciencia. No sabíamos qué era eso, pero nos interesaba porque nos tocaba hacer la mili. Empecé a informarme, a leer y a hablar con ellos y entendí que ese movimiento también tenía que llevarse a cabo en España. Mis compañeros no veían claro que esto pudiera pasar aquí, pero durante la dictadura, cualquier modo de lucha era radical e implicaba pasar por la cárcel, así que pensé que era viable. Pero alguien tenía que empezarlo. ¿Por qué no yo?

Usted pasa dos años preparándose para entrar en la cárcel. ¿Cómo se hace eso?

Cuando escuchas a gente que ha estado presa, entiendes que la cárcel es dura, pero se puede aguantar. Y si los franceses y los italianos lo han hecho, nosotros también podemos. Así que empecé a prepararme muy a conciencia, porque objetar podía suponer cumplir condena hasta los 38 años, que era cuando se acababa la carrera militar. La preparación tuvo una parte personal, pero también una parte política, porque preparamos una campaña internacional para apoyar la objeción de conciencia que empezaría cuando yo entrara en la cárcel.

Había leído mucho y sabía, por ejemplo, que se estaban preparando armas atómicas. Estaba convencido de que el antimilitarismo era el camino, pero tenía mucha presión. Iba a ser el primer objetor político y que la campaña empezara dependía de que yo no me achantara. Por eso, cuando me meten al calabozo y oigo la cerradura, me quito un peso de encima descomunal.

Abanico
Pepe, combatiendo el calor.

¿Cómo fueron sus primeros días en prisión?

No existía el delito de objeción, así que me condenan por desobediencia, por no querer vestir el uniforme. Me condenaron a 15 meses de cárcel. Primero estuve en un centro de instrucción militar en Valencia, en un calabozo sin luz, sólo un pequeño ventanuco por el que entraba la luz del pasillo. Luego me llevaron a una cárcel de presos comunes, que fue mucho más dura. Pasé 15 días sin atreverme a hablar con nadie. Yo me había preparado bien y me acabé adaptando, pero lo primero que dije a los objetores que vendrían después de mi fue que no entraran nunca solos. Si vas en grupo, haces piña, siempre hay quien ameniza el ambiente con bromas y, si uno cae, el resto le recoge.

¿Cómo se tomó su familia que entrara a la cárcel voluntariamente?

Me dio mucho apoyo y eso fue esencial. Pero es algo que siempre decía a los objetores: tú escoges ir a la cárcel, pero tu madre no escoge tener un hijo preso ni el estigma social que eso le puede provocar. Si se escoge hacer un sacrificio por una idea, hay que hablar con la familia, convencerla para que entiendan por qué lo haces. Y no era tarea fácil, porque en aquella época la mili tenía mucho prestigio, porque te hacía “hombre”.

Y, a pesar de eso, vuelve a renunciar a hacer la mili, aún después de haber pasado por la cárcel.

Sí, salgo de prisión con la orden de presentarme en un cuartel. Pero, en lugar de eso, empiezo a trabajar en una escuela nocturna y monto una guardería para los hijos de las mujeres que van a alfabetizarse. Y envío una carta al capitán general diciendo que mi patria es ese barrio y que si quiere verme, que venga él, pero que yo no iré a cuarteles.

Eso le llevó a pasar una temporada en una cárcel de presos políticos.

Me hicieron un consejo de guerra por deserción, que es algo que da mucho miedo. Imagínate una tarima alta, con cinco o seis militares, llenos de chatarra colgada en la chaqueta, con espada y un crucifijo en la mesa. Y tú abajo, pequeñito, que no sabes si te darán con la espada o con el crucifijo, pero como sea, dolerá. Me condenaron a un año en una cárcel de presos políticos en Jaén. Aquello fue una experiencia totalmente distinta porque lo primero que me dicen, al llegar, es que había tres comunas: la de los vascos, la del PCE y la de la mezcla. Y ahí me puse yo, con gente del FRAP, anarquistas y otros despistados.

La relación entre presos era dura, porque figúrate las conversaciones entre alguien del FRAP y uno de ETA... Pero yo me llevaba bien con todo el mundo y aprendí muchísimo, porque a nivel ideológico me daban mil vueltas. Aquella fue una gran escuela para aprender a defender el pacifismo, porque me pasaba el día debatiendo con gente para la cual la lucha armada no era una teoría, sino su día a día. De esa época, sólo lamento no haber tenido el coraje y la sabiduría para convencer a la gente de ETA de que la lucha armada no era el camino. Pero ellos tampoco me convencieron y, por contra, me dieron argumentos para responder a todas las preguntas.

Y ¿después de eso?

Después de la condena por deserción me enviaron a hacer la mili a un campamento de corrección disciplinario en el Sáhara. Eso era una unidad de castigo de la Legión. Estaban todos locos, tanto que no nos daban armas porque un grupo llegó a matar a un capitán. Esa fue una experiencia diferente, pero venía de la cárcel y ya me lo sabía todo.

Su periplo fue el inicio de una gran movimiento objetor que convencería a un millón de jóvenes

Sí, en 30 años hubo un millón de objetores, 20.000 insumisos y se sumaron más de 1.000 años de cárcel. Fue esa lucha la que acabó con el servicio militar obligatorio, porque sabían que, poco a poco, se irían quedando sin jóvenes dispuestos a ir a la mili. Teníamos mucha fuerza y poco miedo y ese fue nuestro gran éxito, porque si le pierdes el miedo a la cárcel, desarmas a tu enemigo. Todo ello nos dio fuerzas para protestar contra la guerra de Irak o contra la OTAN.

Volvamos a la cumbre de la OTAN. Madrid estará militarizada durante tres días, incluso se ha recomendado a los ciudadanos hacer los desplazamientos mínimos por todo el dispositivo de seguridad. ¿Qué le parece este despliegue a alguien que estuvo tres años en la cárcel por pacifista?

Todo el dinero que invertimos en la OTAN servirá para cavar nuestras tumbas. Sólo sirve para matar gente. El militarismo supone renunciar a nuestro sentido común, que es el que nos lleva a preservar la vida. Hemos llegado a un punto en el que hemos convertido el mundo en un polvorín y tenemos armas nucleares para destruir 14 veces la tierra. Por eso, cada día que me levanto y veo que ha salido el sol, pienso que es un milagro. Ante las guerras y ante la OTAN tenemos que desobedecer. No hemos nacido para cumplir órdenes, a pesar de que vivamos en una cultura que hace de la obediencia virtud. Los crímenes de guerra más grandes se han cometido por obediencia, no por maldad.

¿Qué cree que tendría que haber hecho la comunidad internacional ante la invasión de Ucrania?

Desarmarse. Nadie habla de desarme, y sé que es difícil, pero para el desarme total hace falta alguien que sea el primero en tirar su ametralladora. Si tú no lo haces, el otro te seguirá apuntando. La teoría de la defensa militar dice que el enemigo no atacará, porque si lo hace, yo me defenderé, él me destruirá, yo a él también y moriremos todos. Pero eso no es teoría de la defensa, es suicidio. Para morir matando hace falta ser valiente y generoso, pero para estar dispuesto a morir sin matar, debes ser valiente, generoso e inteligente. Si eliminamos la inteligencia de la lucha, sólo nos queda la barbarie. Y, para la OTAN, eso es un instrumento de poder. La guerra de Ucrania estaba preparadísima porque necesitaba aumentar su presupuesto. Y le ha salido bien: ahora Suecia y Finlandia quieren entrar. ¿Cómo es posible haber caído en esta trampa?

Cuando le preguntaron a la vicepresidenta Yolanda Díaz si acudiría a la cumbre de la OTAN, dijo que si la invitaban, tendría que ir por “ser institucional”. ¿Qué le pareció esa respuesta?

Ella viene de Izquierda Unida, un partido anitimilitarista. ¿Luchas por el desarme? Pues no a la OTAN. ¿Qué es eso de que, si me invitan, tendré que ir? La OTAN es un club de asesinos e ir a su cumbre es reforzarla. Eso es peligrosísimo porque es la amenaza más grande que tenemos. ¿Que Putin es un asesino? Sí. Pero si lo apuntas con una ametralladora, ¿qué crees que pasará? La OTAN no deja de crear enemigos para justificar sus guerras. Si Yolanda Díaz fuera a hacerse la foto, sería cómplice de un negocio que acabaría con ella y con todos nosotros.

¿Teme que, ante el auge de la extrema derecha y los nacionalismos, pueda volver la mili?

Es muy posible que pase. El otro día un taxista me dijo que ojalá volviera la mili, porque necesitaba que su hijo se volviera responsable. Esa es una idea que ha quedado muy arraigada, pero el problema es que la mili sólo educa a través de la autoridad, el miedo y la sumisión. Confío en que, si se vuelve a instaurar, haya un nuevo movimiento de insumisión, pero no estoy seguro, porque en esta época que nos toca vivir la gente tiene mucho miedo de todo.

¿Qué le parece que el ejército esté en el Salón de la Educación de Catalunya, como una opción formativa más?

Hacer de la muerte una formación es una locura. Durante los tres años que estuve en la cárcel, mucha gente me intentaba convencer de que la mili era buena porque muchos jóvenes llegaban analfabetos y salían sabiendo leer y escribir. Y yo les contestaba que, si todo el dinero que dedicábamos al ejército, lo dedicáramos a la cultura, esos jóvenes serían ingenieros nucleares. La educación falla, es cierto, pero eso no significa que tengamos que recurrir al servicio militar. Es importante entender que, de hecho, al sistema capitalista y militar ya le interesa que la gente sea inculta, para que, con una sola orden, se tire por un barranco, aunque sepa que se va a matar.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Crueles coincidencias

30 June, 2022 - 00:00

¡Qué crueles coincidencias! Casi a la vez que el ministro de turno declara que España pedirá que la OTAN defienda el flanco Sur, la masacre de Melilla demuestra en que consiste esa defensa-militarización de problemas de índole social pero que ellos se empeñan en tratar desde la visión militarista y como "amenazas híbridas" (tiene narices la terminología militar) y "potenciadores de riesgos".

Y el mismo día en que la ministra de defensa nos declama las bondades de la OTAN para la sociedad, el alcalde de Madrid pide a la población que no salga a la calle porque la cumbre de la OTAN ha convertido Madrid en una ciudad tomada por la policía y la obsesión securitaria.

Qué paradoja. Los que dicen defendernos garantizan inseguridad interna y externa y aseguran detenciones, apaleamientos y violación de derechos humanos, muertes, preparación de la guerra y, si llega el caso, guerra.

Sólo la toma de Madrid por tres días que la OTAN está desarrollando tiene un presupuesto de 50 millones de euros, diez menos que los que tiene asignado el ministerio de Consumo de Garzón para todo un año.

Su seguridad es nuestra inseguridad y su actuación nuestro mayor peligro.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los arrojaron al mar

30 June, 2022 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Moción del PP pide más gasto militar, más integración en la OTAN, más armas para Ucrania y que se reconozca "el papel de EEUU en la defensa de la seguridad y la libertad de Europa"

29 June, 2022 - 10:15

Directo | El PP pregunta a Garzón en el Congreso si no siente orgullo por la cumbre de de la OTAN en Madrid

En el último Pleno de control del semestre, al que faltarán Sánchez y seis de sus ministros.

EP

El PP preguntará este miércoles al ministro de Consumo, Alberto Garzón, si no siente "orgullo" por la Cumbre de la OTAN que se celebra estos días en Madrid y que cuestiona Unidas Podemos y, además, forzará un debate sobre la política exterior del Gobierno que dará lugar a una votación el jueves.

En concreto es el diputado 'popular' Pedro Navarro quien ha presentado una pregunta para el que también líder de IU explique si comparte o no el "orgullo" que, a juicio del PP, "supone para España albergar" esta reunión a la que acuden representantes de todos los países que integran la Alianza Atlántica.

Será en la última sesión de control en el Congreso de este periodo de sesiones, un Pleno al que no asistirá ni el presidente Pedro Sánchez ni seis de sus ministros, entre ellos los titulares de Exteriores, José Manuel Albares, y Defensa, Margarita Robles, que también son anfitriones de la Cumbre.

Además, han comunicado ausencia a la que será la última sesión de control al Gobierno en el Congreso de este semestre las vicepresidentas Yolanda Díaz y Teresa Ribera y los responsables de Agricultura, Luis Planas, y de Igualdad, Irene Montero.
Evidenciar la división del Gobierno

Asimismo, este miércoles se debatirá una moción del PP para dejar en evidencia la división que la política exterior y de defensa causa entre los dos socios del Ejecutivo de coalición, un texto que se someterá a votación el jueves.

Se trata de una moción consecuencia de la interpelación que la portavoz de Exteriores del PP, Valentina Martínez, dirigió el pasado miércoles a Albares. Durante el debate entre ambos, la 'popular' recalcó al ministro que la "improvisación y amateurismo" del Gobierno dejan a España en su posición exterior más débil y éste le recriminó la falta de "sentido de Estado" con la que, a su juicio, actúa el primer partido de la oposición en política exterior.

La moción, a la que ha tenido acceso Europa Press, consta de un total de 15 puntos que, previsiblemente el PP pedirá que se voten por separado, coincidiendo con la clausura de la Cumbre de la OTAN.

Así, los 'populares' persiguen que el Congreso apoye los resultados de ese foro, respalde las misiones de la organización en las que participan tropas españolas, el refuerzo de nuestra presencia en todos los esquemas de seguridad colectiva y el desarrollo de la defensa común en marco de la UE, en complementariedad con la Alianza.

Aumentar el gasto en Defensa

En el mismo texto, abogan por impulsar que el nuevo concepto estratégico contemple la garantía de todo el territorio nacional, con particular atención a los territorios no peninsulares, es decir, las islas y Ceuta y Melilla.

También incluyen un punto para garantizar una "adecuada financiación de la defensa nacional" para que llegue al 2% del PIB antes del año 2030, así como que se acelere la modernización de las capacidades de las Fuerzas Armadas y la mejora de las condiciones del personal militar.

Otra de sus peticiones, que a buen seguro será rechazada por Unidas Podemos, es que reconozca "el papel de Estados Unidos en la defensa de la seguridad y la libertad de Europa". También demandan apoyo para el ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN y condenar el "bloqueo" de Turquía a esa posibilidad.

Más apoyo militar a Ucrania

Asimismo, el PP plantea que la Cámara inste al Gobierno a seguir incrementando el apoyo militar a Ucrania ante la agresión rusa, a reconocer el papel del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en la defensa de la independencia e integridad de su país y a dar apoyo la decisión de la Comisión Europea de considerar a Ucrania como país candidato al ingreso en la UE.

Pero el grupo parlamentario que capitanea Cuca Gamarra aprovecha su moción para incluir también reivindicaciones relativas al Sáhara, América Latina o las condiciones laborales del personal laboral en el exterior.

Así, el PP aspira a que el Congreso emplace al Gobierno a recomponer la relación política, económica y comercial con Argelia, "recuperando para ello la posición de neutralidad activa respecto al futuro del Sáhara", es decir, que el presidente Sánchez rectifique su giro sobre la excolonia. De salir adelante este punto sería la cuarta vez que la Cámara Baja censura el aval del jefe del Ejecutivo a la vía autonomista propuesta por Marruecos, otro de los asuntos que separa al PSOE y Unidas Podemos.

Por último, ante las "amenazas a la libertad" que, según el PP, se están registrando en América Latina, la moción llama al Gobierno a impulsar una "política basada en la promoción de la democracia, la separación de poderes y la garantía de todas las libertades y derechos individuales y colectivos".

Diario Información

Categorías: Tortuga Antimilitar

Orriols (València) se mueve contra las guerras

29 June, 2022 - 00:00

La plaza de la Ermita de San Jerónimo en Orriols se transformó el 24 J en epicentro del movimiento antiguerra valenciano.

Convocados por la Assemblea Popular València Contra les guerras y con la adhesión de más de 20 asociaciones y organizaciones la jornada se desarrollo en un ambiente festivo, participativo y combativo.

La Asamblea reclamó detener la guerra en Ucrania, la retirada de las tropas rusas y solidaridad con los que se oponen a la guerra incluídos objetores y desertores de ambos bandos.

En su manifiesto solicitan la disolución de la OTAN y de todos los bloques militares así como la cancelación de la Deuda Externa de Ucrania.

La Asamblea Popular Valencia Contra las Guerras, en la semana de la contracumbre a la reunión de la OTAN en Madrid ,se unió este 24 Junio al movimiento antiguerra a nivel.

mundial para exigir paralizar los combates en Ucrania,la retirada de las tropas rusas al interior de sus fronteras y el derecho a ejercer la autodeterminación,bajo supervisión internacional, para las regiones de Ucrania que lo reclamen, y respeto a todas las minorías.

La jornada se inició en la plaza de la Ermita de San Jerónimo a las 19:30 con una actuación de niñas y niños del barrio representando la tragedia de las guerras.

María Ángeles Montesinos, del colectivo Orriols Convive, destacó que la representación es parte de la labor que están desarrollando con lxs niños y jóvenes del barrio para vacunarlos contra la guerra y militarización..Señaló que “esto es parte de nuestra labor como educadoras el combatir la violencia generando conciencia pacifista entre los más jóvenes “ recordando que desde hace 1 mes,cada viernes realizan lecturas de poesías por la paz y contra las guerras.

En un ambiente festivo, participativo y reivindicativo se escucharon emblemáticas canciones pacifistas ente otras la famosa Imagine de Jhon Lenon.

La segunda fase de la jornada consistió en una manifestación que transcurrió por las calles que rodean la Plazabajo el ritmo de batucada de la conocida lesbian band . En el pasacalles que encabezaba la manifestación tras la pancarta inicial y los carteles con textos antiguerra destacó la aparición de una impactante Giganta que simbolizaba la parca que con una gran guadaña era seguida por el Hongo Nuclear y equipos de descontaminación vestidos con Equipos blancos de Protección Individual.

Tanto en la manifestación como en la concentración que siguió se escucharon consignas como : “No , No Guerras NO ; No , No , OTAN NO, No ,No Putin No;” ”Gastos Militares para Escuelas y Hospitales”, o el tradicional: “¿Qué Queremos? El fin de las guerras ; ¿Cuándo lo queremos? Ya , Ya , Ya".

La tercera fase dió inicio con la lectura coral del manifiesto que condenó la criminal invasión de Ucrania por parte del ejercito de la Federación Rusa y se nombraron las organizaciones y asociaciones que se adhieren al manifiesto y han apoyado esta jornada

PAPA BALLA de la Federación Unión Africana y en nombre de un amplio colectivo de asociaciones de migrantes , alertó que los paises empobrecidos del planeta están amenazados de hambrunas y de graves efectos por efecto de la guerra y llamó a que la Unión Europea acoja a todas las personas que huyen de conflictos armados independientemente del lugar en donse se produzcan- eliminanto los filtros racistas y las discriminaciones xenófobas.

Antonio Jiménez por el MOC señaló la necesidad de “ solidarizarnos con las personas reprimidas en Rusia por oponerse a la guerra así como que demandamos protección para quienes se resisten al reclutamiento forzoso o desertan desde ambos bandos“.

La secretaria General de CGT Valencia Ana Belén Martínez señaló que aunque la la responsabilidad prinicipal de desencadenar la guerra abierta recae sobre el régimen de Putin por haber invadido un pais soberano, hay que reconocer que dicha guerra venía gestandose desde 2014 y es producto del choque entre el nacionalismo imperial de Rusia y el expansionismo de una OTAN al servicio de de los intereses estadounidenses. En la condena a la geopolítica de los imperios reivindicó la necesidad de la Disolución de la OTAN y la de todos los bloques de carácter militar.

María Huertas , del colectivo de mujeres de negro ,destacó que “el No a la guerra no representa una posición ingenua,porque como apoyamos desde Resistencia Feminista contra la Guerra [ link ; https://feministsagainstwar.org/es/...] el único camino hacia la paz es la desescalada bélica, acuerdos de desmilitarización y la reducción del arsenal nuclear“.

Mario Aráez de anticapitalistespv señaló " que no podemos resignarnos a aceptar la actual situación, Es urgente y necesario organizar una respuesta desde abajo contra la Guerra, las agresiones imperialistas y la militarización de las sociedades Debemos construir un potente movimiento internacionalista por la paz capaz de hacer frente a la espiral bélica en curso que nos conduce directamente al desastre. Y hoy esta movilización indica el camino a seguir”.

El acto concluyó con el despliegue del mural del No a la Guerra en la plaza y la colocación de flores de papel en señal de Duelo por las Guerras.

La jornada terminó con el llamamiento desde la Asamblea a continuar sumando voces y colectivos contra las guerras y el militarismo. Llamamos a las organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, partidos, movimientos sociales y ciudadanía general en sumarse al reto.

Así lo señaló Alberto Martinez de ATTAC :Seguiremos la senda con paso corto y mirada larga para que NO A LA GUERRA que surge desde Abajo, siga extendiendose entre valencianos y valencianas .Para eso trabajaremos y lucharemos para generar una marea pacifista que inunde nuestras calles ,y que consiga detener la Guerra y logre la paz entre pueblos.

Para más información:
correo valenciacontralesguerres@gmail.com

Para ver manifiesto ir a https://pv.attac.es/manifest-de-las...

Categorías: Tortuga Antimilitar

España encarga a Airbus 20 Eurofighter por 2.043 millones

29 June, 2022 - 00:00

Lucía Gómez

La Agencia de Gestión de Eurofighter y Tornado de la OTAN (NETMA) ha firmado un contrato histórico para la adquisición de 20 aviones Eurofighter de última generación para el Ejército del Aire de España. Conocido como el proyecto Halcón, el pedido cubrirá la entrega de aviones de combate equipados con radar de barrido electrónico (E-Scan), 16 monoplazas y 4 biplazas, lo que permitirá renovar la flota de F-18 que opera España en las Islas Canarias. El contrato tiene un valor de 2.043 millones.

Con este acuerdo, la flota española de Eurofighter aumentará a 90 aviones. Con la primera entrega prevista para 2026, estos nuevos aviones mejorarán y posicionarán a la flota de cazas del Ejército del Aire entre sus aliados de la OTAN con el avión de combate más moderno desarrollado en Europa favoreciendo el desarrollo industrial nacional hasta 2030.

"Este pedido adicional refuerza el compromiso de España no sólo con Eurofighter, sino también con su entorno industrial y de desarrollo. Nos gustaría agradecer al cliente su firme posición con respecto a la defensa europea en un momento en el que más se necesita", dijo Mike Schoellhorn, CEO de Airbus Defence and Space.

Eurofighter
Eurofighter

El Eurofighter español se ensambla, se prueba y se entrega en las instalaciones de Airbus en Getafe (España) y su huella industrial se traduce en más de 20.000 empleos directos, indirectos e inducidos en España. En el proceso de fabricación participan las principales empresas nacionales de defensa y tecnología.

Eurofighter es el mayor programa de defensa de Europa, en el que participan Reino Unido, España, Alemania e Italia, con 100.000 puestos de trabajo en Europa.

El Economista

Categorías: Tortuga Antimilitar

28 detenidas en Madrid por convertir con pinturas la Escuela de la Guerra del ejército en una “Escuela de Paz”

28 June, 2022 - 22:54

Con participación de Tortuga.

Redacción El Salto

Medio centenar de integrantes de Desarma Madrid y activistas antimilitaristas, sindicales y ecologistas han realizado en la mañana de este 28 de junio una acción en la Escuela de Guerra del Ejército en Madrid y la convirtieron, al menos por unas horas, en una “Escuela de la Paz”. Con pancartas de “La guerra empieza aquí, parémosla aquí” y “OTAN No”, los activistas pretendían llamar la atención sobre una cumbre que preparará la alianza atlántica para la guerra, actualizando su concepto estratégico, dotando de contenido al artículo 5 que asegura la defensa colectiva, aumentando el gasto militar de los países miembros y aumentando el compromiso de sus integrantes con la guerra de Ucrania.

28 personas han sido detenidas y trasladadas a la comisaría de Ronda de Toledo, la más cercana a la Escuela de Guerra.

Esta estrategia supondrá para España, según denuncian en un comunicado, “un fuerte incremento del gasto militar con la escalada de la tensión internacional y de los conflictos asociados a ella que esto traerá”.

Vestidas con babis escolares, a través de pintadas, pancartas y canciones, han reclamado la conversión de la Escuela de Guerra en una Escuela de Paz y han denunciado los asesinatos cometidos el viernes 24 en la frontera de Melilla y exigido “la salida de los señores de la guerra de Madrid, una ciudad que debería ser de paz y se va a convertir en la punta de lanza del militarismo”.

Acción anti OTAN
Activistas convierten por unas horas la Escuela de la Guerra del Ejército en una “Escuela de Paz”
Álvaro Minguito

Fuente y fotos: https://www.elsaltodiario.com/antim...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Melilla: una matanza “bien resuelta”

28 June, 2022 - 00:00

Las cifras son provisionales porque hay muchos heridos graves, pero al menos una treintena de seres humanos murieron en la madrugada del 24 al 25 de este mes tratando de saltar la valla que separa Nador de Melilla. A la espera de la investigación que reclaman las ONGs españolas y marroquíes, no sabemos cómo murieron, pero las imágenes de heridos y detenidos amontonados en un solar, rodeados por policías del país vecino, que solo se acercan a sus cuerpos inermes para propinarles un golpe adicional, producen un escalofrío moral. Hay asimismo imágenes, en el lado español, de “devoluciones en caliente”, violentas e ilegales, y de golpes propinados por la policía marroquí a los pocos que habían conseguido cruzar la frontera. No hay duda, en definitiva, acerca de la inhumanidad, el desprecio por la vida y la complicidad de las respectivas fuerzas de seguridad; ni de su responsabilidad criminal.

Las cifras y las imágenes son escandalosas. Pero no menos lo son las declaraciones del presidente Pedro Sánchez, quien ha elogiado a la policía marroquí por su “extraordinaria actuación” y ha calificado la operación de “bien resuelta”. Ni una palabra sobre las víctimas o sus familias: ni la menor alusión a una investigación; ni una sombra de luto por la pérdida de vidas humanas. La violencia de las imágenes –que son las de un matadero o un lager nazi– queda cínicamente absorbida en esta descripción administrativa (una “operación bien resuelta”) que deshumaniza aún más a esos cientos de seres humanos que buscaban una vida mejor en Europa y a los que una valla, la represión y la muerte han convertido en una plaga de langostas felizmente combatida y vencida. Las declaraciones de Pedro Sánchez, y las políticas subyacentes, se alinean sin la menor diferencia con las de la ultraderecha racista y xenófoba cuyo fantasma agita el PSOE en campaña cuando se trata de pedir nuestro voto.

Pero estas declaraciones, de una insensibilidad pavorosa, son, por así decirlo, de obediencia debida. Eso es lo peor. Está hablando el “hombre de Estado” que hace apenas tres meses entregó al pueblo saharaui y erosionó las relaciones con Argelia, abandonando además el marco establecido por las Naciones Unidas, para contentar a Marruecos. Ahora sabemos de qué se trataba. La cuestión de qué ganaba España con ese disparate histórico quedó terriblemente clara la noche pasada: 30 humanos muertos a los que se ha impedido para siempre entrar en nuestro país. Marruecos defenderá nuestras fronteras sin reparar en medios ni en muertos y Pedro Sánchez se lo agradecerá, tal y como está acordado. El Gobierno más progresista de la historia ha abandonado al pueblo saharaui a cambio de que Marruecos mate migrantes en su lugar. Ha sacrificado –es decir– vidas y principios al mismo tiempo y de una sola vez.

En el muro de Berlín murieron 140 personas en veintiséis años. En un solo día han muerto al menos 37, según la organización Caminando Fronteras, en esa valla melillense que mandó levantar Aznar y que Zapatero erizó de pinchos. Solo en el año 2021, en la llamada “frontera sur”, por mar y por tierra, murieron casi 2.000 personas. Las políticas migratorias españolas, pactadas con Europa, forman parte de eso que un teólogo llamó “un genocidio estructural”. Los humanos tienen que “asaltar” vallas porque hay vallas. No lo olvidemos. Mientras no se derribe esa valla y no se modifiquen nuestras políticas de acogida, los españoles y europeos no estaremos a salvo de nosotros mismos. Mientras no aceptemos que los subsaharianos son también ucranianos, y normalicemos la gestión de las fronteras, necesitaremos sicarios que maten por nosotros; y nunca mataremos lo bastante como para que dejen de entrar humanos en peligro ni para que los bárbaros, que ya están dentro, no lleguen al gobierno. De hecho, las políticas migratorias de la ultraderecha ya están en él; con ellas puede llegar muy pronto la ultraderecha misma.

https://ctxt.es/es/20220601/Firmas/...

Melilla
Migrantes retenidos por las fuerzas de seguridad marroquíes junto a la valla de Melilla.
Association Marocaine des Droits Humains
Categorías: Tortuga Antimilitar

ONG lamentan las débiles políticas de paz frente al aumento del gasto bélico

28 June, 2022 - 00:00

Agencia EFE

La Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo, que aglutina a las principales entidades sociales de acción humanitaria y defensa de los derechos humanos, ha lamentado la propuesta del Gobierno de incrementar el gasto en Defensa con motivo de la cumbre de la OTAN en Madrid el 29 y 30 de junio.

"El presupuesto para las guerras aumenta mientras las políticas de paz -como la de cooperación, la sanidad o la educación- continúan debilitadas", denuncian las ONG, quienes defienden que se apueste por "la diplomacia, el diálogo, la cultura de paz y la prevención de conflictos violentos en el centro de las decisiones políticas".

En un comunicado, la coordinadora expone que el encuentro de la OTAN que acoge esos días Madrid se produce en "un contexto mundial muy preocupante y complejo" y "echa más leña al fuego a una situación que ya es asfixiante".

Consideran que "pedir la paz es la única opción aceptable para garantizar la vida del planeta y evitar la guerra a las futuras generaciones".

Las organizaciones sociales alertan de que "la deriva belicista que impactará directamente en la vida de millones de personas; supondrá también un mazazo para el medio ambiente y el equilibrio de los ecosistemas; y alimentará la vorágine de lucha entre bloques y enfrentamientos entre ''unos' y 'otros'".

Sobre el gasto en Defensa, la intención del Gobierno sería ir paulatinamente hacia el 2 % del PIB, tal y como ha propuesto la OTAN, aunque por el momento la previsión sería llegar al 1,22 o 1,24 en el año 2024.

"Sin haber superado la grave crisis social provocada por la pandemia, el incremento de los gastos militares y la carrera armamentística se presentan como una opción inevitable fuera de todo cuestionamiento y que se está normalizando en el discurso público", exponen.

Para las ONG "es un despropósito" el aumento del presupuesto de defensa en más del doble del gasto actual, mientras que se destinan a políticas de cooperación y derechos humanos apenas un 0,25 %.

Por todo ello, piden al Gobierno que frene los presupuestos militares y garantice que el dinero público se destine a políticas de derechos humanos y seguridad colectiva, desarrollo social y económico, transición ecológica, cooperación y cultura de paz.

La adhesión al Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, priorizar la diplomacia para la solución de los conflictos, la reforma de la Ley Mordaza y el fomento de la educación para la ciudadanía y la justicia global, son otras de sus propuestas.

COPE

Categorías: Tortuga Antimilitar

Más música, menos guerras

28 June, 2022 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Policías marroquíes cruzaron la valla de Melilla y golpearon a migrantes en suelo español para devolverlos en caliente

27 June, 2022 - 22:21

Varias imágenes a las que ha accedido 'Público' en exclusiva muestran a gendarmes y miembros de las fuerzas auxiliares marroquíes cargando, junto a policías y guardias civiles, contra varios migrantes que lograron cruzar del todo el vallado. Al menos 37 personas murieron el viernes en este intento de salto, la mayor tragedia registrada en esta frontera.

Jairo Vargas Martín

Agentes de las fuerzas de seguridad marroquíes cruzaron totalmente la valla de Melilla para golpear, detener y devolver en caliente a varias personas migrantes que habían logrado superar el vallado el pasado viernes durante el trágico intento de salto en el que han muerto al menos 37 personas, según varias ONG que trabajan en terreno marroquí.

Un vídeo y varias fotografías a las que Público ha accedido en exclusiva muestran a gendarmes e integrantes de las fuerzas auxiliares marroquíes moverse en el lado español de la frontera como si estuvieran en territorio marroquí, en total connivencia con los efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional española que se movilizaron para rechazar el multitudinario intento en el que unas 500 personas, según la Delegación del Gobierno en Melilla, lograron llegar a las vallas y 133 consiguieron cruzar y quedarse en la ciudad.

Las autoridades marroquíes solo han reconocido oficialmente la muerte de 23 personas en una avalancha generada en un desnivel previo a la alambrada marroquí. Murieron por asfixia o aplastamiento, aunque varias muertes se produjeron, según estas fuentes, al caer desde lo alto de la valla, que en este punto se eleva entre diez y seis metros y es el único tramo en el que aún no se han colocado los nuevo métodos de contención, como el peine invertido o el rodillo, que el Ministerio del Interior ya ha instalado en el resto de la valla para sustituir la concertinas.

"Los migrantes que lograron cruzar estaban rodeados por la Policía y la Guardia Civil, que les empujaban con cargas hacia lado marroquí. Algunos lograron zafarse y correr más adentro de Melilla", describe el fotoperiodista Javier Bernardo, que presenció los hechos y captó las imágenes de esta información.

"Me sorprendió cuando empecé a ver los cascos verdes de las fuerzas marroquíes en el lado español de la valla. Los agentes españoles estaban en problemas, había mucha gente en un lugar muy estrecho. Me sorprendió ver a policías marroquíes en suelo español deteniendo, agrediendo y devolviendo a los migrantes. Es la primera vez que lo veo en los cuatro años que llevo trabajando en Melilla, añade.
"Rechazos en frontera"

En otras ocasiones se ha visto a agentes marroquíes recoger a migrantes entregados por los agentes españoles en la franja entre la doble valla. También se les vio el pasado viernes golpeando y empujando a migrantes en ese punto. Aunque técnicamente es territorio español, suele ser habitual la colaboración entre las fuerzas de seguridad de ambos países en esa tierra nadie, sin embargo, no es normal que los agentes marroquíes crucen del todo las vallas para recoger ellos mismos a las personas migrantes.

Fuentes del Ministerio del Interior aseguran a Público que el operativo desplegado siguió en todo momento la legalidad vigente, aunque no precisan si los agentes marroquíes tenían permiso para entrar en territorio español para ejecutar devoluciones. Interior habla abiertamente de "rechazos en frontera", la polémica figura con la que el PP trató de dar encaje legal, a través de la ley mordaza, a las devoluciones en caliente de migrantes en Ceuta y Melilla. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dio por buena esta figura en 2020 en un sorprendente cambio de criterio tras una condena previa. El Gobierno la recurrió y el PSOE, tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa, mantuvo este recurso que prosperó, a pesar de que había prometido en repetidas ocasiones que acabaría con estas prácticas que consideraba ilegales.

Diferentes expertos juristas consultados por Público muestran su sorpresa ante la presencia de efectivos marroquíes en suelo español. "Solo puede pasar en un marco de excepcionalidad jurídica donde desde hace ya tiempo Interior ha decidido hacer una interpretación laxa del derecho cuando se trata de personas migrantes", apunta Andrés García Berrio, abogado de Irídia - Centro para la Defensa de los Derechos Humanos.

Berrio considera "inaudito" que "se permita la intervención con el uso de la fuerza de agentes de un tercer país en territorio español", donde "no tiene competencias, por lo que cualquier uso de la fuerza carece de habilitación legal". "Sería un uso ilegal de la fuerza y por tanto, un delito leve de lesiones o delito de lesiones" que los agentes españoles habrían permitido.

Daniel Amelang, abogado de la Red Jurídica ve, al menos, "irregular" esta operación, siempre que no haya un tratado o acuerdo bilateral de cooperación entre España y Marruecos a este efecto, algo que Interior no ha precisado. "En cualquier caso, serían los agentes españoles los que deberían haber entregado a los migrantes a los agentes marroquíes, en ningún caso pueden detener a gente directamente en suelo español".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado en dos ocasiones que hubo un "asalto organizado y violento" y que se "trabajó coordinadamente con las fuerzas y cuerpos del Estado para repeler ese asalto". Ha mantenido su respaldo a la actuación marroquí, a pesar de las imágenes que muestran a agentes marroquíes golpeando y lanzando piedras a los migrantes, algunos encaramados a las vallas, maltratando a personas que están heridas en el suelo y a pesar de un saldo de víctimas mortales nunca visto en este tipo de operaciones.

El intento de salto, según las autoridades, estuvo protagonizado por unas 2.000 personas de las que alrededor de 500 lograron llegar a las vallas. 133 personas lograron llegar al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de la ciudad y han manifestado su intención de pedir asilo, según Interior. La mayoría proceden de países como Sudán, Sudán del Sur o Chad, envueltos en conflictos armados y susceptibles de recibir protección internacional. Ni los que no lograron cruzar ni los que fueron devueltos automáticamente podrán solcitarlo, ya que solo pueden llegar a la oficina habilitada para ello saltando la valla.

Todas las fuentes consultadas coinciden en que el nivel de violencia empleado, tanto por los migrantes como por los agentes españoles y marroquíes, no se había visto hasta ahora. Incluso la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) emitió un comunicado en el que criticaba la actitud violenta de los migrantes, que usaron palos, piedras y cuchillos artesanales en el intento, llegando a romper con una cizalla la puerta del paso fronterizo.

Sin embargo, la misma organización publicó varios vídeos en los que se ve a decenas de migrantes tumbados en el suelo, algunos heridos y otros aparentemente inconscientes o ya fallecidos durante su detención en las inmediaciones de la valla. También se ve como un gendarme marroquí golpea a un migrante que yace en el suelo y a otro que toma el pulso a otro migrante inmóvil. La AMDH junto a la ONG española Caminando Fronteras acusan a los agentes marroquíes de omisión deber de socorro y exigen una investigación exhaustiva e independiente mientras en los hospitales de Nador y Oujda siguen desbordados de heridos.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Varios inmigrantes del salto de Melilla agonizaron durante horas sin ayuda

27 June, 2022 - 00:01

Melchor Sáiz-Pardo

La tragedia del viernes por la mañana en la valla de Melilla se agranda según pasan las horas. Las autoridades marroquíes admitieron a primera hora de la noche del sábado que las avalanchas y los enfrentamientos con los agentes del país vecino acabaron con 23 subsaharinos fallecidos, cinco más de los reconocidos el día anterior.

En cualquier caso, las cifras que las autoridades marroquíes van facilitando con cuenta gotas están siendo puestas en cuarentena por las ONG de aquel país, que suelen moverse con datos muchos más fiables. La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) asegura tener confirmados 27 decesos, mientras que la organización Caminando Fronteras afirma tener localizados 37 cadáveres en las morgues de Nador.

El desencadenante de la que ya es la mayor tragedia de la historia del vallado de Melilla y que, al menos, se ha cobrado la vida de 18 migrantes fue una batalla campal que duró más de media hora y en la que Marruecos empleó una dureza y una cantidad de medios nunca antes vistos, según explican fuentes policiales españolas y confirman diversos responsables de organismos de defensa de derechos humanos del otro lado de la frontera.

Pasadas las 8:30 del viernes, los altercados entre los 2.000 subsaharianos y los más de 500 gendarmes, policías y militares desplegados desataron una avalancha humana en una vaguada cercana al vallado de la ciudad autónoma, donde un grupo de subsaharianos, ayudados de una radial y armados de garfios y palos, se había hecho fuerte para tratar de reventar una puerta.

Para intentar disolver a la muchedumbre, las fuerzas marroquíes se emplearon a fondo. Respondieron a la violencia de los subsaharianos, devolviéndoles las piedras y lanzándoles todo tipo de objetos, además de usar gas lacrimógeno.

Cuando finalmente la zona se despejó, en el suelo quedaron los cuerpos de decenas de inmigrantes, según testigos presenciales. «Algunos estaban muertos, otros agonizantes, otros malheridos», apunta al teléfono un conocido activista de derechos humanos de la vecina Nador. Durante horas esas personas no recibieron ningún tipo de ayuda, denuncian también desde la AMDH y confirman diversos responsables de las fuerzas de seguridad españolas.

Los numerosos vídeos distribuidos por las ONG corroboran esta versión: en ninguna de las imágenes se ve a personal médico, ni se aprecia ningún intento de los uniformados marroquíes por evacuar a las personas que yacían inertes. Lo que sí se observa en una de las grabaciones distribuidas en las últimas horas por AMDH es que los funcionarios marroquíes, además de no asistir a los heridos tras la avalancha, maltrataron a los inmigrantes malheridos y, al menos ya en ese momento, indefensos. Hay golpes con porras, empujones y patadas por parte de los agentes del país vecino.
Violento y organizado

La filtración de las grabaciones sobre la actuación de las fuerzas marroquíes y la confirmación de, al menos, 18 fallecidos no hizo que el presidente del Gobierno cambiara un ápice sus palabras de reconocimiento a Rabat del viernes, antes de conocer la envergadura de la tragedia humana, cuando se felicitó de que los agentes al otro lado de la valla se hubieran «empleado a fondo» para evitar el salto. Pedro Sánchez volvió a defender este sábado la actuación de la gendarmería y culpó de todo a las mafias.

«Fue un ataque a la integridad territorial del país de forma violenta». Y, en este sentido, insistió en que la gendarmería marroquí «trabajó coordinadamente con las fuerzas y cuerpos del Estado para repeler ese asalto violento y organizado por las mafias que trafican con seres humanos». «Si hay un responsable de todo lo que parece que ha sucedido en la frontera son las mafias que trafican con seres humanos», reiteró.

Heraldo

Cadáveres.
Cadáveres de varios de los inmigrantes fallecidos en el intento de salto de la valla de Melilla.Cadáveres de varios de los inmigrantes fallecidos en el intento de salto de la valla de Melilla.Vocento
Categorías: Tortuga Antimilitar

Prohibido protestar contra la OTAN

27 June, 2022 - 00:00

La Subdelegación del Gobierno de Burgos ha prohibido la concentración de protesta contra la cumbre de la OTAN que se iba a celebrar en nuestra ciudad el próximo miércoles 29 de junio. Así mismo, la manifestación que por los mismos motivos iba a celebrarse en Madrid también ha sido prohibida. Las organizaciones convocantes en Burgos han lanzado el siguiente comunicado:

Las organizaciones burgalesas CGT, CNT, Asociación Cultural Denuncia, Paremos la Guerra Burgos, Anticapitalistas, Iniciativa Solidaria
Internacionalista, y Entrepueblos denuncian públicamente que, habiendo comunicado en tiempo y forma y de acuerdo a los plazos la manifestación contra la cumbre de la OTAN, han visto denegado el permiso para su realización.

Dicha protesta, que había de tener lugar el miércoles 29 de junio por la tarde en las calles céntricas de Burgos, ha sido prohibida por la Subdelegación de Gobierno, actitud que socava el derecho a la libertad de expresión de la ciudadanía. Aduciendo razones de tipo logístico, la prohibición esconde en realidad motivos políticos: normalizar la creciente militarización de nuestras sociedades.

OTAN NO
Vuestras guerras, nuestras muertes.

Fuente: https://diariodevurgos.com/dvwps/pr...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas