Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 37 min 17 seg

Historia de la familia de pescadores que no sabía mirar hacia otro lado

10 December, 2018 - 00:00

Natalia Junquera

“Se tiraron al agua, desesperados, huyendo de una patrullera libia. No podíamos dejarlos allí, era nuestra obligación rescatarlos. Yo no dejo a nadie ahogarse delante de mí”, explica a EL PAÍS Pascual Durá, patrón del Nuestra Madre Loreto, a través del teléfono satélite del barco. Eran las ocho de la tarde del 22 de noviembre cuando el marinero, de 29 años, se encontró ante la dramática escena y llamó a su jefe, José, que también es su padre, y hace 12 años afrontó la misma situación a bordo de otro pesquero llamado Francisco y Catalina. Pascual y José decidieron que lo mejor era no mover el pesquero hasta rescatar a los náufragos “porque la hélice podía devorarlos”. Durá hijo subió a 12 inmigrantes a bordo, tantos como miembros tiene su tripulación. En 2006, fueron 51. Y en 2007 hicieron otro rescate, con 26 más. Casi un centenar de inmigrantes tuvieron la suerte de tropezar en alta mar con esta familia de Santa Pola (Alicante). Todas las veces habría sido más fácil mirar hacia otro lado, pero todas las veces los Durá decidieron acogerlos en el territorio más pequeño: su barco.

Los inmigrantes que José, el padre de Pascual, rescató en 2006, entre ellos una embarazada y una niña de dos años, relataron a la tripulación que al menos dos barcos habían pasado de largo por delante de su patera a la deriva. José guarda aún las cartas que le escribieron a bordo. “Gracias a los españoles que me han salvado de la muerte. Llevamos España en nuestra sangre para siempre”, les dice un eritreo en un enrevesado inglés. “Han demostrado gran humanidad”, se lee en otra nota, en francés. El Francisco y Catalina tuvo que esperar una semana para faenar mientras cinco países negociaban el reparto de los náufragos. Nuestra Madre Loreto esperó durante nueve días. El sábado decidió poner rumbo a España con los inmigrantes a bordo después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sugiriera que los entregara a Libia. Finalmente, cuando ya llevaban varias horas de camino de vuelta, recibieron una comunicación de Salvamento Marítimo informándoles de que tenían autorización para llevarlos a Malta.

Pascual no quiere entregar a Libia a los 12 inmigrantes que recogió el pasado 22 de noviembre y la agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, lo desaconseja. “Están huyendo de esas barbaridades. Se echaron al agua huyendo precisamente de los libios. Y además sería peligroso para nosotros porque si los acercamos y se dan cuenta pueden montar un motín”, lamenta el patrón. “Si tan seguro les parece Libia, que vayan allí de vacaciones”, apunta su padre desde Santa Pola.

Pascual es militante del PP y fue en las listas del partido por la localidad alicantina. Desde el barco, a muchas millas de distancia, no se ha enterado de que la inmigración ha sido protagonista en el debate de la campaña andaluza. Pero no comparte la teoría del “efecto llamada” que los populares atribuyen a rescates como el del Aquarius. “Los gobiernos de cualquier nación deben preocuparse de sus propios habitantes, pero también de los derechos humanos. Aquí ni se ha mirado una cosa, ni la otra”, explica Pascual.

En Santa Pola, su padre tampoco comparte las advertencias de la derecha. “No es que vengamos todos los días cargados de pateras. Tendrán que ponerse de acuerdo los países en un protocolo, pero de entrada, que imaginen que tienen un accidente de coche, que se están desangrando, pasan un montón de coches por delante, les miran y siguen. Hay que ponerse en la piel de esta gente”.

El patrón de Nuestra Madre Loreto agradece, no obstante, las llamadas al barco de varios políticos de distintos colores. “La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, ha ofrecido el puerto y se lo agradezco mucho. También llamó la alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva, del PSOE, e Isabel Bonig, del PP. Pero del Gobierno, que son los que pueden solucionar esto, nadie. Pensé que el PSOE era un partido más humanitario”, explicaba la noche del viernes.

Pascual pertenece a una larga saga de marineros. Su padre, su abuelo, su bisabuelo y tatarabuelo lo fueron. “Lo llevo en la sangre”, dice, cargado de razón. José, de 52 años, aún sale al mar, “de tanto en tanto”. “Santa Pola es un pueblo de pescadores, aunque se va perdiendo. Recuerdo cuando había más de 100 barcos que iban por todas partes. Ahora quedamos cuatro barquitos de nasas”.

Todo eso convierte a Pepi Irles en esposa y madre de hombres del mar, con los sustos y ausencias que eso conlleva. “Antes, trabajabas tres meses seguidos y pasabas 15 días de vacaciones”, recuerda José. “Ahora se organizan un poco mejor, tres meses en el mar y 40 en casa”, explica. “Ya hemos vivido esto más veces, pero esta estoy sufriendo más porque entonces era mi marido y ahora es mi hijo”, añade Pepi. “Lleva desde los 17 años en el mar, le enseñó su padre y se le da muy bien, pero me dice que no quiere llevarlos a Libia y yo le entiendo”.

Tienen problemas para comunicarse con los náufragos por el idioma, pero Pascual cuenta que sabe de sus vidas lo suficiente como para no querer entregarlos a Libia. “Me impactó mucho un chico. Lo subimos al barco, levantó los brazos, celebrando que había escapado, y cayó desplomado al suelo. Venían reventados”. El hombre fue evacuado el sábado en helicóptero con convulsiones.

“Los náufragos vienen de muchos países, pero tienen en común las ganas de vivir. Como nosotros. En mi tripulación tengo a senegaleses, a indonesios y a gente del pueblo. Somos personas, ni blancos, ni negros”, explica José, que lamenta que todo esto “invite a otros a mirar para otro lado al ver una patera”.

Se dedican a buscar gambas, pero para cogerlas, hay que saber también de personas. Pasan tres meses fuera de casa, en una superficie muy pequeña, y la selección de la tripulación es un cásting exigente que lleva años. La mayoría lleva ya muchos con esta familia, como Antonio Baeza, el mecánico, que vivió el rescate de 2006 en el Francisco y Catalina y el de ahora en Nuestra Madre Loreto. “Hay que cuidarles y hacerse respetar. En eso, mi padre ha sido un grandísimo ejemplo”, explica Pascual.

— ¿Lo volverías a hacer?

— Pues claro.

El País

Ver también:

Caballeros del mar y políticos de alcantarilla

Categorías: Tortuga Antimilitar

Guerra abierta en los tribunales entre el ejército y el Cabildo de Fuerteventura

9 December, 2018 - 00:00

Canarias Ahora /
Política

Los terrenos sobre los que decide el Ministerio de Defensa en Fuerteventura tienen más superficie, de forma individual, que 39 de los 88 municipios de Canarias.

Manuel Riveiro - Puerto del Rosario

Nuevo frente de batalla entre el Ministerio de Defensa y las instituciones de Fuerteventura. Los tribunales tendrán que decidir sobre la demanda interpuesta por el Cabildo majorero contra la nueva delimitación del Acuartelamiento Teniente Coronel Valenzuela. El ministerio ha añadido una “zona de seguridad” al cuartel que eleva a más de tres millones de metros cuadrados la superficie afectada por el uso militar y que ha sido impugnada ante la Audiencia Nacional.

No es la primera vez que el ministerio lo intenta: en abril de 2013 ya dictó una disposición para definir un espacio con el que “garantizar la seguridad de la base militar” de El Matorral. En aquel momento, el área afectada por el acuartelamiento rondaba los 2,5 millones de metros cuadrados.

Los tribunales tumbaron, en marzo de 2015, la decisión del Ministerio de Defensa, que ahora ha vuelto a la carga. El pasado mes de junio, el ministerio publicó una orden que incrementaba la superficie ‘bloqueada' por Defensa en el acuartelamiento Valenzuela en medio millón de metros más. En julio publicó una corrección de “errores” en las coordenadas, que también ha sido recurrida judicialmente, y en agosto se difundió otro cambio en la delimitación.

En la Audiencia Nacional, el Cabildo de Fuerteventura, gobernado por CC y PSOE, solicitó que se abriera una pieza de medidas cautelares para instar la “suspensión” de la orden sobre el acuartelamiento Valenzuela.

De momento, la Corporación insular ha perdido este primer asalto. En un auto reciente, la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha desestimado su petición. La resolución judicial apunta que la medida cautelar se aplica cuando, en caso de no hacerlo, el procedimiento judicial pierde su fin y, la hipotética sentencia, cuando se produzca, dejaría de tener “efectividad”.

Hace apenas tres años, la Audiencia Nacional dictó sendas sentencias a favor del Cabildo y del Gobierno de Canarias y anuló otro intento de incrementar el suelo militar en El Matorral con una “zona de seguridad”. La Audiencia señaló entonces que el Ministerio de Defensa había “omitido en el procedimiento un informe” fundamental, que debía servir de base para determinar la zona de seguridad del acuartelamiento Teniente Coronel Valenzuela, y sin el cual faltaba “la justificación suficiente” para su delimitación.

“Además de la omisión” de ese informe clave, el tribunal resaltó que se había producido “una ampliación de la zona de seguridad en 400 metros” que tampoco contaba con el dictamen de la Inspección General del Ejército, “por lo que tal ampliación o modificación debe reputarse arbitraria y no justificada, al no estar fundamentada en informe técnico alguno”, tal y como puntualizaba la Audiencia.

Ahora, el Ministerio de Defensa, a través del boletín oficial, vuelve a referirse a la ampliación del suelo militar en El Matorral de forma escueta: señala que “se hace aconsejable” preservar el cuartel “de cualquier obra o actividad” que pudiera afectar a la instalación militar, así como “asegurar” su “aislamiento”.
Los perjuicios

Además de las nuevas acciones legales ante la Audiencia Nacional, las instituciones de la Isla han aprobado iniciativas en las que se acusa al Ministerio de Defensa de no buscar “el diálogo y el consenso con vecinos y administraciones para la nueva delimitación” y de “imponerla” con “un sensible incremento de superficie”, que se calcula sobre un 20% más. Los perjuicios para el interés general de Fuerteventura son evidentes, según las instituciones de la Isla: los nuevos límites del cuartel afectan al vecindario de El Matorral, a los márgenes de la actual carretera FV-2 y, además, se extiende sobre el entorno de la población de Llanos de La Mareta, bloqueando las previsiones recogidas para este núcleo en el Plan General de Ordenación (PGO) de Puerto del Rosario.

Otro de los perjuicios, que puede tener un coste millonario para las arcas públicas, es el impacto en el “trazado previsto para el tramo de la futura autovía” incluida en el Eje Norte-Sur, que tendría que trasladarse hacia el interior, lo que provocaría el incremento de longitud de la vía y su correspondiente coste añadido.

Inaugurado en 1980, el acuartelamiento Teniente Coronel Valenzuela ha quedado encajado entre dos localidades, El Matorral y Llanos de La Mareta, cuyo crecimiento “limita” de forma evidente. También el propio aeropuerto ve cómo su “futuro desarrollo y ampliación” se lastra por una decisión del Ministerio de Defensa adoptada “unilateralmente y de espaldas a las instituciones y a la sociedad majorera”, tal y como se recoge en una iniciativa respaldada por las corporaciones locales y que ha sido enviada al Parlamento de Canarias, del que se solicita “un pronunciamiento explícito”.

La recurrente polémica por las maniobras militares

Cada vez que hay ejercicios militares de envergadura, en las instituciones de la Isla se enciende la polémica. La última ocasión tuvo lugar con las maniobras ‘Gruflex', este pasado mes de noviembre. Y sucedió en junio del año pasado, con el cuartel de El Matorral como centro de operaciones y despliegue de material bélico cerca de Playa Blanca y en Gran Tarajal. Uno de los argumentos más socorridos es el del impacto en la imagen turística de la Isla: en ocasiones partidos y patronales defienden que es una “imagen que no favorece” al sector y otras veces todo lo contrario, argumentan que dan “sensación de seguridad” a los visitantes.

Por ‘Gruflex' se celebró un pleno en el Cabildo en el que el portavoz de CC, Rafael Páez, defendía que no se volviesen a desarrollar maniobras militares en las costas de la Isla, recordaba el varamiento masivo de zifios por unos ejercicios en 2002 (‘Neotapon') y criticaba la gran cantidad de “territorio ocupado” por el Ejército, al tiempo que advertía que no iban a “renunciar” a que ese suelo se liberase de uso militar.

El portavoz de Podemos, Andrés Briansó, recordaba que las Islas rechazaron hace tres décadas la entrada en la OTAN y reivindicaba que Fuerteventura fuese considerada como “territorio de paz” y no utilizar a la Isla como escenario militar.

Para Juan Jiménez (PSOE), Fuerteventura “tiene que ser territorio de paz, pero eso no colisiona con las prácticas militares”.

En el otro extremo, Claudio Gutiérrez (PP) cuestionaba a CC por azuzar el “sentimiento antimilitarista” para luego acudir a actos de militares “dando palmadas y haciéndose fotos”.

Alejandro Jorge (NC) criticaba que CC siempre “ha demonizado las actividades militares”, que mantiene “posicionamientos radicales” que se acrecientan “en periodos electorales”, pero que cuando se necesita “ayuda” se recurre al Ejército, como sucedió con el hundimiento de las gabarras en Gran Tarajal.
Más de 45 kilómetros cuadrados en la Isla ocupados para uso militar

El Ministerio de Defensa tiene destinados para uso militar más de 45 kilómetros cuadrados en Fuerteventura. Y cuenta con “algo más de 600” efectivos en la Isla, según apuntó el que fuera ministro de Defensa, Pedro Morenés. Si los terrenos afectados por Defensa en la Isla fueran un municipio, superaría en superficie a 39 de los 88 municipios de Canarias. Los terrenos militares en Fuerteventura tienen una extensión similar a todo el municipio de Agaete, en Gran Canaria (45,4 kilómetros cuadrados), o a Fasnia en Tenerife (45 kilómetros), ocupan más superficie de la que tiene Santa Cruz de La Palma (43,3 kilómetros) y duplican en tamaño a Arrecife en Lanzarote (22,4 kilómetros).

Solo el campo de tiro de Pájara, tal y como quedó delimitado en 2012, cuando se declaró de interés para la Defensa nacional y se estableció un perímetro de protección, tiene 42 kilómetros cuadrados de superficie. El acuartelamiento Teniente Coronel Valenzuela, las instalaciones en la montaña de La Muda, enclavadas en el paisaje protegido de Vallebrón, o el cuartel de Puerto del Rosario, son otras de las instalaciones militares más destacadas de la Isla.

En cuanto al campo de tiro de Pájara, las instituciones de la Isla y colectivos como la Plataforma La Costa han recalcado que su uso militar choca con los intentos de proteger de forma efectiva el espacio por sus valores naturales. El propio Ministerio de Defensa incluye el campo de tiro de Pájara, que se utiliza para maniobras militares desde 1977, en un inventario de recursos naturales y destaca la existencia de hábitats protegidos por la Unión Europea. En concreto, 586 hectáreas de acantilados con vegetación endémica de las costas macaronésicas, dunas móviles embrionarias y áreas de matorrales de gran valor. Dentro de los límites del campo de tiro también se encuentra el Lugar de Interés Comunitario (LIC) Cueva de Lobos, con más de 623 hectáreas de superficie. En su momento, el Cabildo valoró la posible inclusión del espacio ocupado por el campo de tiro en el futuro Parque Nacional de Zonas Áridas, una iniciativa que no ha avanzado en el presente mandato.

Fuente: https://www.eldiario.es/canariasaho...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La mentira de Vox contra la inmigración: Los trabajadores extranjeros han disparado la economía de El Ejido

9 December, 2018 - 00:00

"Su aportación al modelo de agricultura intensiva almeriense ha sido creciente hasta acabar convirtiéndose en un elemento clave para su consolidación: sin su presencia la escasez de mano de obra podría haberse convertido en una importante restricción a su expansión", explica el profesor Andrés Sánchez Picón.

Los barrios ricos de El Ejido se convirten en el principal bastión del partido de extrema derecha con porcentajes de voto del 37 %, mientras los sectores donde conviven nativos y migrantes las fuerzas progresitas están más equilibradas.

Sergi Pitarch

El Ejido, y los municipios del Poniente de Almería, se han convertido en el bastión de Vox tras las elecciones andaluzas. El partido de extrema derecha que dirige Santiago Abascal ha cosechado sus mejores resultados en esta zona llegando a ser la primera fuerza con casi el 30 por ciento de los votos en la ciudad que vio nacer a Manolo Escobar y que le ha puesto una plaza y una calle. El cantante que popularizó el himno oficioso de España.

Vox ha centrado su campaña electoral en un discurso antiinmigración que, en estas zonas es como mínimo contradictorio. El 33,86 % de la población de El Ejido es extranjera, perteneciente a 90 nacionalidades, aunque los más numerosos son los marroquíes que son más de 17.000, casi el 20 % de la población total. La llegada de estas personas ha sido clave puesto que su mano de obra ha servido para la consolidación del modelo de agricultura intensiva en invernaderos que ha permitido al municipio convertirse en una de las zonas más ricas de Andalucía y a la provincia en la segunda en renta per cápita.

"Su aportación al modelo de agricultura intensiva almeriense ha sido creciente hasta acabar convirtiéndose en un elemento clave para su consolidación: sin su presencia la escasez de mano de obra podría haberse convertido en una importante restricción a su expansión", explica el profesor Andrés Sánchez Picón, quien ha elaborado numerosos trabajos sobre el "milagro" agrícola almeriense, que se ha convertido en los últimos años en la despensa de Europa.

Sánchez Picón considera que la mano de obra inmigrante es "un factor productivo absolutamente imprescindible". El profesor e investigador de la Universidad de Almería puntualiza que no cree que hayan sido los agricultores los que han abrazado la marca Vox porque "va contra su lógica económica". "La contradicción que alimenta la percepción negativa no está dentro de los invernaderos, sino fuera. Donde se disputan los servicios sociales por nivel de renta, es más un conflicto social entre dos comunidades", argumenta.

Sánchez Picón atribuye también ese crecimiento de Vox al "cabreo" motivado por el conflicto catalán y el cansancio de una parte importante de la población por un Gobierno autonómico en manos desde hace 36 años por el mismo partido.

El boom de la economía almeriense se fraguó a finales de los años noventa del siglo pasado y ha seguido creciendo durante los primeros 18 años del siglo XXI, teniendo menos problemas con la crisis que otras zonas de España. En estos momentos, el ínidce de paro en ciudades como El Ejido, Vícar o Níjar ronda según la Encuesta de Población Activa (EPA) el 12 %, varios puntos por debajo de la media española y 10 menos que la media andaluza.

Almería ha pasado en esos años de ser la segunda provincia de Andalucía más pobre a ser la segunda con mayor PIB y renta per cápita, solo superada por Sevilla. Al mismo tiempo y como palanca de ese crecimiento se situó la llegada de la inmigración. De 29.000 personas extranjeras en 2001 se pasó a 136.000 en 2017, según un informe del Instituto de la Paz y los Conflictos de la Universidad de Granada.

Pablo Pumares, director del Centro de Estudios de las Migraciones y las Relaciones Interculturales, también considera la inmigración como "fundamental" para el progreso económico de Almería. "El 60 % de la mano de obra asalariada es extranjera, por lo que es imprescindible para los agricultores que tienen pequeñas explotaciones -la mayoría del modelo de invernadero, unos 8.000 en toda la provinca-", apunta. Pumares alerta de que hay una "notable segregación residencial" en zonas del Poniente de Almería, lo que no ayuda a la convivencia.

Este experto también es de la opinión de que el discurso antiinmigración ha favorecido que Vox se diparara, pero no ha sido el único vector. "Catalunya ha sido importante, pero también el sentiminento de animadversión hacia la Junta por el abandono institucional que critican muchos sectores de la población", afirma. Este investigador teme que ahora el partido de extrema derecha que ha obtenido 12 diputados "machaque" mucho con la inmigración y puede generar conflicto.
Mapa electoral de El Ejido según el partido más votado en cada colegio.

Carlos Balaguer, un arquitecto de El Ejido, ha analizado el crecimiento de Vox barrio por barrio y su relación con la inmigración. Balaguer concluye que los barrios donde más convivencia hay entre la gente llegada de otros países y los autóctonos es donde el partido de extrema derecha ha obtenido peores resultados. En barrios cerrados de alto poder poder adquisitivo como Almerimar, Vox ha obtenido porcentajes de casi el 40 %.

"En el núcleo central de El Ejido como la calle Manolo Escobar o La Loma de la Mezquita -donde reside la población extranjera- Vox no es la opción mayoritaria", apunta, quien se apoya en el mapa "¿Qué votaron tus vecinos en las elecciones andaluzas?" publicado por eldiario.es.

Para este arquitecto experto en tasación de viviendas, "los que vivimos aquí lo hemos experimentado y sabemos muy bien que la inmigración no es un problema". Y propone espacios públicos de interrelación ciudadana -El Ejido solo tiene un parque- para la convivencia de las distintas comunidades. También reclama inversión en educación, "porque los colegios y el número de alumnos inmigrantes que tienen se han convertido en la primera causa de los cambios residenciales en la ciudad". "No todo está perdido", asegura.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Burbujas

9 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Con la Constitución en su 40º aniversario

8 December, 2018 - 00:00

EDITORIAL

Desde el amanecer mismo de la humanidad, la Constitución Española ha sido lo que ha separado a los hombres de los animales.

Nuestra Carta Magna, ratificada en un referéndum simbólico el 6 de diciembre de 1978, es el muro de hierro que separa la civilización de la barbarie, la frontera que separa a los hombres inteligentes de los hombres profundamente imbéciles. Sin la Constitución, no quedaría un solo humano vivo sobre la faz de la Tierra. Sin nuestra Carta Magna, nuestro más grande y preciado tesoro, la vida no tendría sentido. La Constitución española es el fundamento de todo lo bueno que ocurre en España y, por tanto, en el universo entero.

Y se aprobó tal día como hoy, hace 40 años.

Desde entonces, hay que reconocerlo, nos hemos sentido vacíos porque no ha habido día más glorioso en toda la historia del mundo.
Portada histórica de El Mundo Today del 6 de diciembre de 1978.

Ese día, el 6 de diciembre de 1978, los hombres y algunas mujeres que habían padecido una guerra fratricida con gente maravillosa en ambos bandos pero con diferencias irreconciliables salían a la calle y se abrazaban y decían “vamos, vamos, ya está”. Y así pusieron fin a todos y cada uno de sus problemas.

Los fascistas besaron a los comunistas. Los perros y los gatos se lamieron mutuamente. La gente que prefería el frankfurt a la hamburguesa se comió una hamburguesa y viceversa. Los fans de los Beatles escucharon a los otros Beatles que tienen el pelo más largo y toman drogas. Un bar catalán sirvió tapas gratis. Todos fuimos hermanos durante unas horas y eso es algo que muchos no podemos olvidar.

Días atrás, durante semanas, los padres de la Constitución (Fraga, Rubén, Chispi, Rogelio, Maribel, los gemelos, el gordo “Gutiérrez” y la señora María) propusieron un primer borrador de nuestra Carta Magna. Luego se pasó a limpio y le gustó a todo el mundo.

Ahora, cuarenta años después, nuestros acomodados y desagradecidos hijos ponen en cuestión la valentía con la que aquellos días grises fuimos capaces de levantar un arcoíris luminoso de paz y esperanza. No debemos permitírselo. La Constitución es el resultado natural de un proceso conocido como “conocimiento”, solo accesible a las personas españolas nacidas hace mucho tiempo y que son las únicas capaces de entender unas cosas conocidas como “hechos”.

No importa cómo se transmita o cómo le llegue a un español la Constitución, los beneficios que aporta a la sociedad están ampliamente documentados y son indiscutibles. Es posible que nuestros lectores, personas ignorantes pero afortunadas de poder informarse en El Mundo Today y por lo tanto de acceder a la Verdad, no sean del todo capaces de entender las ventajas de la Constitución de 1978. No importa. No esperamos que todo el mundo entienda el valor infinito de la Constitución o siquiera una parte ínfima de la sabiduría que emana de sus líneas, pero creemos importante que nadie ceda a la ignorancia y la ponga en cuestión.

La Constitución es la única herramienta que nos ha permitido sobrevivir y llegar hasta aquí. Y, algún día, podremos ensanchecer España y expandecerla llevando nuestras leyes a otras regiones del mundo y del espacio y hacer más españoles que sigan acatando la Constitución. Y tú, lector, podrás ser parte de esta gran aventura. No avergüences a tus conciudadanos o a tu familia cuestionando lo que hicimos aquellos días hombres mejores que tú.

De nada, españoles del futuro. De nada, humanidad.

Fuente: https://www.elmundotoday.com/2018/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Fascismo y responsabilidad compartida

8 December, 2018 - 00:00

La irrupción de VOX en el parlamento andaluz ha sacudido como nunca el escenario político de todo el Estado, pero hace ya tiempo que el neofascismo se estaba colando por la puerta de atrás. Analizamos sus causas y consecuencias. ¿Qué se puede hacer?

Miquel Ramos

Hace un par de semanas, coincidiendo con el 43 aniversario de la muerte de Franco, organizaciones de extrema derecha se concentraron en varias ciudades de estado para protestar contra el anuncio del Gobierno español de exhumar el cadáver del dictador y retirarlo del Valle de los Caídos. Estas exhibiciones de nostalgia hacia el anterior régimen han llenado páginas de periódicos y horas en las televisiones, incluso con apariciones en directo de personajes que ensalzan al dictador y su cruzada. Todos los medios han hablado del franquismo que persiste en España como un residuo caduco y casposo, como los restos del fascismo condenado a desaparecer y que se resiste a adaptarse a los tiempos que corren. No había nada que temer ante los cuatro nostálgicos que todavía sueñan con la vuelta de sus banderas victoriosas.

Mientras, y tal y como se ha demostrado tras las elecciones andaluzas, hace tiempo ya que el neofascismo se estaba colando por la puerta de atrás. Desde el mitin de VOX en Vistalegre, que congregó a cerca de 10.000 personas, los medios de comunicación han seguido con especial atención cada acto de este partido, entonces sin ninguna representación en las instituciones. Simultáneamente, los chistes y las parodias sobre VOX han llenado las redes sociales, como si todo fuese una anécdota, un sainete protagonizado por un puñado de ultras que nunca llegarían a nada con sus discursos incendiarios.

Parece que hasta entonces la extrema derecha española estaba escondida en su caverna. Sin embargo, hace tiempo que está presente y se exhibe sin complejos, visitando platós de televisión, protagonizando actos violentos o promoviendo el boicot a obras de teatro, debates o actividades de los “enemigos de España”. En València, lamentablemente, nada de esto es nuevo, y cuando oímos eso de “el despertar del fascismo”, nos pinchan y no sangramos. Y aunque aquí son una minoría irrelevante a nivel electoral hasta ahora, pero muy ruidosa, impune y bien relacionada con el poder, los 12 diputados de VOX en Andalucía advierten que, por fin, la extrema derechaoculta ha encontrado la salida del túnel.

Según el CIS, entre el 80% y el 90% de las personas que se consideraban de extrema derecha votaban al PP

La irrupción de VOX en el parlamento andaluz ha sacudido como nunca el escenario político de todo el Estado. Mientras las derechas observan como el discurso más radical funciona (a los originales más que a los que los emulan) y no hacen ascos a pactar con ellos, las izquierdas se preguntan qué han hecho mal. Y los medios, tras haber paseado por sus platós y redacciones a estos sujetos decenas de veces, siguen con el espectáculo hablando de sus audiencias durante la noche electoral y lamentándose porque han sido vetados por los mismos a los que han dado pábulo durante meses.

La extrema derecha española no acaba de llegar. Siempre ha estado aquí, acomodada en su mayor parte en el PP. Según datos del CIS, entre el 80% y el 90% de las personas que se consideraban de extrema derecha votaban al PP desde su fundación a finales de los años ‘80. El modelo catch all, que representaba hasta hoy el partido fundado por el ex ministro franquista Manuel Fraga, ha sido capaz durante 30 años de juntar bajo unas mismas siglas a la derecha cristiana, a la más moderada y a la extrema derecha. Pero el mérito no es solo suyo, sino compartido con otras opciones ultraderechistas incapaces de convencer, de unirse en una sola candidatura e inmersas en eternas batallas por el liderazgo. VOX no dice nada que otros partidos no hayan dicho antes. Le preceden España2000, Democracia Nacional, Plataforma per Catalunya, Soluciona, y así hasta llegar al GIL o al partido de Mario Conde, cada uno de estos con sus particularidades y sus diferencias, obviamente. Derechas más o menos extremas con discursos aparentemente anti-establishment, trufados de xenofobia e islamofobia, defensores del neoliberalismo, del revisionismo histórico y con un marcado ultranacionalismo. Ahora, hasta el PP y Cs se han atrevido a cruzar esa línea que les permite autodefinirse como “políticamente incorrectos”, como si fuesen los nuevos punks.

El voto de VOX no responde a un solo factor. Han sido varios los astros que se han conjuntado para alumbrar este éxito inesperado pero imposible sin el papel que han jugado otros partidos, redes sociales y medios de comunicación. El triunfo de las diferentes extremas derechas en el resto de Europa, en Estados Unidos o en Brasil han supuesto una normalización de estas opciones. Si el resto del mundo lo hace, ¿porqué nosotros no?. Media humanidad no puede ser imbécil si elige a líderes como Bolsonaro, Trump, Le Pen o Salvini. España no puede ser menos. Aunque cada caso es particular e incluso existen diferencias entre todos estos, hay varios puntos en común, y sobre todo, estrategias, que los han catapultado al estrellato.

Una de estas estrategias ha sido el hábil uso de las redes sociales que han hecho estos políticos, sus estrategas y sus seguidores. En el caso de VOX, las miles de piezas desinformativas de carácter xenófobo, irreverentes y sensacionalistas, han alimentado los prejuicios de un sector de la población que, aunque en parte ya estuviera contaminado con estas ideas, ha acabado todavía más convencido. Solo hay que darse un paseo por la web Caso Aislado, afín a VOX, para hacerse una idea de como se construye una realidad a medida que acaba colonizando las redes sociales sin ningún freno. Más aún cuando hoy, gran parte de la población ni siquiera lee la prensa convencional y tan solo se informa a través de las redes sociales, donde abundan noticias de este tipo, que son reenviadas en masa vía Whatsapp, Facebook o Twitter. Y Caso Aislado no es precisamente lo que su nombre indica: existen decenas de webs con apariencia de medio de comunicación que son también laboratorios de la extrema derecha desde donde se disparan todo tipo de contenidos, a menudo incluso falsos, para reforzar todo tipo de prejuicios. Luego, un ejército de fieles tan solo debe compartirlos entre sus contactos, multiplicando así su difusión hasta llegar a ser incluso más leídos que los medios convencionales.

Alrededor del conflicto en Catalunya se ha afianzado un relato oficial por parte de la mayoría de los medios de comunicación y de políticos, que ha resultado especialmente cómodo para la extrema derecha. Ante un supuesto golpe de estado, un adoctrinamiento feroz, un asedio constante y casi un apocalipsis propiciado por el independentismo, todo está justificado. La prensa ha escondido la presencia de todo tipo de organizaciones de ultraderecha en las manifestaciones españolistas y en los comandos que retiran lazos amarillos y propaganda independentista. Pocas veces se ha explicado qué organizaciones participan de las multitudinarias marchas organizadas por Societat Civil Catalana (SCC), secundadas por PP, PSOE, Cs y hasta miembros históricos de Izquierda Unida como Francisco Frutos. Aunque las manifestaciones no pueden catalogarse como de extrema derecha, toda la ultraderecha española está presente en todas ellas. Como lo estuvo en la gestación de la misma SCC en 2014, tal y como lo demostró el fotoperiodista Jordi Borràs en su libro “Desmuntant Societat Civil Catalana” (Saldonar, 2015). Borràs nos recordó esta semana en un articulo en Fotlipou, que el mismo Abascal estuvo en el acto fundacional de SCC en el Teatre Victòria de Barcelona en 2014, con foto incluida.

El cacareado “¡A por ellos!” dedicado a policías y guardias civiles para impedir el referéndum en Catalunya se ha convertido en un lema habitual de la extrema derecha

Lo que se conoce como “blanqueamiento del fascismo” lleva ya años pasando en varios medios de comunicación. Desde reportajes sobre dónde veranean los neonazis de Hogar Social Madrid, hasta entrevistas a conocidos fascistas que denuncian haber sido atacados “por llevar una bandera de España”. En Grecia, el líder del partido neonazi, Ilias Kasidiaris, protagonizó numerosos reportajes en revistas del corazón. En Italia, Salvini posó semidesnudo y sonriente en la portada de la revista Oggi. Y Marine Le Pen, por su parte, se merendó a Ana Pastor en su entrevista en El Objetivo. Demasiadas veces el periodismo no conoce a la extrema derecha, la encuentra divertida, irreverente, ridícula o simple, y acaba justamente picando el anzuelo. No son aficionados ni ignorantes, saben muy bien lo que hacen y cómo hacerlo. Y aunque en algunos casos se haya tratado de instrumentalizar para un “bien superior” o para reforzar un relato, la ultraderecha tiene vida propia, y la mayoría de veces no devuelve los favores.

Lejos de ‘despertar al fascismo', el conflicto en Cataluña ha servido para que la ultraderecha se sienta cómoda con el relato oficial y se exhiba sin complejos. El cacareado “¡A por ellos!” dedicado a policías y guardias civiles que partían hacia Cataluña para impedir el referéndum en 2017 se ha convertido en un lema habitual de la extrema derecha en todos sus actos. Y no solo contra los independentistas. Los discursos de la nueva ultraderecha, desde VOX hasta los más veteranos, siempre disparan contra los mismos: separatistas, feministas, personas migrantes, musulmanes, izquierdistas y casta política, estos últimos cómplices de todos los demás.

La izquierda, por su parte, hace años que navega por aguas turbulentas. Mientras los barrios se llenan de casas de apuestas, los centros sociales cada vez son menos, las asociaciones de vecinos desaparecen poco a poco, y en su lugar, algunas veces, aparecen brotes de ira vecinal contra mezquitas, centros para personas migrantes o centros de menores. Casualmente, tras la mayoría de estos casos se destapa la presencia o incidencia de personajes u organizaciones de extrema derecha, que si ven la posibilidad de atizar el odio, la aprovechan. En numerosas ocasiones han sido otros vecinos quienes han puesto el freno a estas campañas de odio. También grupos antifascistas que saben perfectamente cuando la mano negra está pegando fuego al asunto. Pero en general no existe un movimiento con la fortaleza suficiente para hacer cambiar el marco que ya han instaurado los profesionales del odio. Por mucho que se hable con los vecinos, a las pocas horas estarán de nuevo en su casa consumiendo noticias que advierten de la temible avalancha de migrantes que acecha su pan y su casa. Y lo peor de todo es que no tienen porqué entrar a los portales de desinformación. Ese mismo relato lo reproducen demasiado a menudo los medios de comunicación convencionales o los políticos de turno que hoy se sorprenden de la llegada de VOX.

No existe un movimiento con la fortaleza suficiente para hacer cambiar el marco que ya han instaurado los profesionales del odio

En este sentido, también hay voces desde la izquierda que han responsabilizado a varios colectivos de haber fragmentado la lucha de clases en pequeñas luchas identitarias que solo han beneficiado a la extrema derecha y han desmovilizado a la izquierda. No parece que sea lo más idóneo empezar a navajazos en las redes sociales entre los que son odiados por igual por los fascistas, pero este debate lleva ya tiempo hirviendo en las redes sociales y era de esperar que hoy se busquen culpables. Reclamar derechos y autonomía desde estas luchas no tiene porqué estar reñido con la lucha de clases, ni tampoco criticar ciertas actitudes de determinados colectivos que a veces se muestran impermeables debería ser motivo de tan triste espectáculo. Todo es cuestión de sentarse y hablar, y todos estos colectivos están condenados a entenderse si quieren de verdad vencer a la ultraderecha. Porque cada uno será lo que será, pero en Auschwitz todos llevaban un traje a rayas.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/fasci...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El Ministerio de Defensa no informa del número de militares que se suicidan alegando que es información reservada

8 December, 2018 - 00:00

En septiembre la justicia obligó al Ministerio a reconocer el suicidio de un militar como muerte en acto de servicio.

La Asociación Unificada de Militares Españoles lamenta que no exista una estrategia de prevención como la que tiene la Guardia Civil y prepara la Policía. En Defensa aseguran que hay oficinas "de orientación" y gabinetes de psicología.

Laura Galaup

El Ministerio de Defensa se niega a facilitar el número de militares que se han suicidado en los últimos años, alegando que se trata de "información reservada". eldiario.es solicitó estos datos al equipo de Margarita Robles, tras publicar que la justicia obligó a las Fuerzas Armadas a reconocer que el suicidio de un suboficial se produjo en acto de servicio. En un principio, Defensa no reconoció que el fallecimiento de este militar estuviera ligado a su actividad profesional, lo que limitaba la pensión a la que tenía acceso su pareja. La sentencia dictada el 14 de septiembre pasado abrió la puerta a que esa prestación fuese cuatro veces más alta que la de viudedad ordinaria.

El Ministerio mantiene una línea continuista con la actuación que el Gobierno Partido Popular mantuvo sobre este tema. Según explica el secretario de organización de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Jorge Bravo, en 2014 el equipo del exministro Pedro Morenés les negó esta información la última vez que lo solicitaron.

En la contestación, expusieron que "los fallecimientos con indicios de suicidio son objeto de investigación judicial" y remitieron su petición al Consejo General del Poder Judicial, sin recibir respuesta. Esta plataforma no es la única que plantea esta afirmación. Tanto Juan Antonio Delgado, portavoz de Defensa de Unidos Podemos, como fuentes del Observatorio de la Vida Militar y del Centro de Estudios por la Paz confirman que ellos tampoco han tenido acceso a estos datos.

El suicidio en España es un problema de salud pública, y así lo designó la Sociedad Española de Psiquiatría. Según el INE, en 2016 – último año del que existen cifras– se registraron 3.569 fallecimientos por esta causa en todo el país. Para combatir esta cifra, el Ministerio de Sanidad anunció hace un par de meses la implementación de una estrategia basada en la publicidad y detección precoz de este problema.
Sí que se publican en la Guardia Civil

En la Guardia Civil los datos de suicidios sí que son públicos. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) reivindicó la necesidad de que estos datos se difundiesen para atajar estos casos. En octubre del 2016, el Gobierno del PP facilitó al diputado socialista Antonio Hurtado las cifras. Hasta esa fecha, contabilizaron 12 muertes en 2016, ocho en 2015, 12 en 2014, nueve en 2013 y otras 12 en 2012. Este colectivo denunció que la tasa de muertes en este Cuerpo de Seguridad por esta causa supera a la de la población civil: 7,6 fallecimientos en 2016 por cada 100.000 habitantes en la sociedad en general frente a las cifras superiores de la Guardia Civil en un colectivo de 77.000 agentes.

"Lo que puede explicar las desviaciones de estadística que se producen entre la población general y los trabajadores de fuerzas de seguridad es el acceso al medio letal [arma de fuego]", reseña el psicólogo y presidente de la Sociedad Española de Suicidología, Andoni Anseán. Sobre este tema, el portavoz de AUME explica que en las Fuerzas Armadas el acceso particular a las armas se restringe a los mandos, que representa el 37% del total de los profesionales militares. En el caso de personal de tropa y marinería, solo acceden a estos instrumentos en los ejercicios de tiro.

Bravo también destaca las "situaciones de estrés" que se generan en las unidades militares debido a "problemas de conciliación, movimientos geográficos del personal, los conflictos por los contratos temporales, que dejan a la tropa en la calle con 45 años y se les viene el mundo encima".

Ausencia de protocolo de prevención

Desde esta asociación tampoco tienen constancia de que exista un protocolo para combatir estos casos. Consultados por esta estrategia, el equipo de comunicación de Defensa plantea que cuentan con "oficinas de orientación y motivación" y gabinetes de psicología militar centrados en reconocimientos periódicos y en personal que ha participado en zona de operaciones.

En otros cuerpos, como en la Policía Nacional, se está ultimando un protocolo centrado en estos casos, tal y como ha informado recientemente El País. Por su parte, la Guardia Civil lleva ya años con un Plan de Prevención de Conductas Suicidas instaurado, que comenzó a funcionar en 2002.

"Tienes que saber las características específicas que tienen los funcionarios de esa institución y qué les lleva a suicidarse. Eso se investiga realizando autopsias psicológicas de suicidio, en las que indagas en la vida pasada de estas personas", reseña Javier Jiménez, presidente de la Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (RedAIPIS), sobre la elaboración de estos protocolos de prevención. Este psicólogo clínico explica que con las conclusiones de estas autopsias se pueden elaborar programas más acorde para esa población determinada.

Sobre la opacidad del Ministerio con estos datos, Anseán destaca que "la ausencia de información no es buena". "Lo bueno es que podamos saber. No hablamos de algo que comprometa la seguridad nacional", reseña. Por otro lado, Jiménez reivindica que esta falta de transparencia "no importaría si se desarrollase un buen plan de prevención". Este profesional, así como los portavoz de AUME y Unidos Podemos señalan que el hecho de que una administración oculte datos "podría llevar a pensar que hay algo que ocultar".

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Abascal, el político que cobró sueldos de 80.000 euros de las autonomías y pide acabar con ellas

7 December, 2018 - 00:00

El líder de Vox se presentó varias veces como diputado al Parlamento Vasco hasta que Basagoiti le obligó a renunciar a su acta.

Aguirre lo colocó primero en una empresa pública de Madrid y luego en una fundación sin actividad ni empleados donde percibía 83.000 euros anuales.

La fundación que sirvió de embrión para Vox recibió enormes cantidades de dinero público inyectado desde gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid.

Marcos Pinheiro

De un sistema de autonomías a un "Estado unitario que promueva la igualdad y la solidaridad en vez de los privilegios y la división". Sin parlamentos y con la capacidad legislativa de esos territorios limitada hasta el extremo. Por supuesto, sin competencias en Sanidad, Educación o Justicia. El programa electoral de Vox, por ahora una recopilación somera de sus ideas en 100 puntos, dedica una buena parte a prometer el desmantelamiento de un modelo territorial del que su líder, Santiago Abascal, ha vivido durante años.

Ese documento surge del acto del pasado 7 de octubre en Vistalegre. Ese en el que 10.000 personas escucharon las proclamas de Abascal y otras 1.000 se quedaron fuera por falta de espacio. Allí se redactó un esbozo de programa en epígrafes muy sencillos, en los que se propone la derogación de la ley contra la violencia de género, la de memoria histórica o se alerta de los peligros de la inmigración. En casi todos sus apartados hay referencias a la limitación del estado autonómico y a su supuesto despilfarro.

Se propone, por ejemplo, la eliminación de los parlamentos regionales. Como el andaluz, a pesar de que esa cámara es la que ha permitido a Vox salir de la irrelevancia en la que ha transitado desde su fundación. También proponen acabar con las policías autonómicas, las televisiones regionales, los defensores del pueblo y todos los organismos ligados a las comunidades autónomas, a los que Abascal suele referirse como "chiringuitos". En resumen, una recentralización extrema que dé como resultado una administración central desde la que se controle todo.

El partido que Abascal fundó quiere acabar con las estructuras de las que el propio Abascal ha vivido durante los últimos años. El líder de Vox comenzó como concejal a los 23 años. Después representó al PP en las Juntas Generales de Álava. Y año y medio más tarde dio el salto al Parlamento vasco: se empeñó en ser diputado. Se presentó en 2005 pero no lo consiguió. Solo tuvo que esperar unos meses a que una renuncia le despejase el camino hacia uno de los asientos de la cámara autonómica. Percibió el generoso salario de los diputados autonómicos durante un mandato entero: 65.000 euros largos más dietas por asistencia a comisiones.

En 2009 se presentó de nuevo pero no salió elegido. De nuevo, esperó hasta que una nueva renuncia le permitiese recoger el acta de diputado. En 2011 Carlos Urquijo fue nombrado nuevo delegado del Gobierno en el País Vasco tras la victoria de Mariano Rajoy y a Abascal se le volvió a aparecer la posibilidad de convertirse en diputado autonómico. Antonio Basagoiti, entonces presidente del PP Vasco, lo impidió.

Lo contó el propio Abascal, que definió aquella jugada como "un cambalache". "Me pidieron la renuncia preventiva y previa al acta de diputado que me correspondía en caso de que Urquijo tuviera que renunciar a ella para asumir el cargo de delegado del Gobierno en el País Vasco", relató. El presidente de Vox aceptó la orden de Basagoiti y firmó por escrito la renuncia. Cuando se filtró que se había plegado a esa exigencia de la dirección no ocultó su enfado.

Abascal cobró de uno de los parlamentos autonómicos que ahora quiere eliminar y de una de esos organismos regionales contra los que carga habitualmente y define como chiringuitos. Esperanza Aguirre, una de sus protectoras dentro del partido junto con José María Aznar, le nombró en 2010 director de la Agencia de Protección de Datos de Madrid, un cargo que ocupó hasta diciembre de 2012.

El presidente de Vox ya lo era entonces de DENAES (Asociación para la Defensa de la Nación Española) y compatibilizó esa responsabilidad con el cargo en la administración regional. La misma administración regional que hinchaba a subvenciones a DENAES: 100.000 euros en 2008, 90.000 en 2009 y 57.375 en 2010. Cuando más azotaba la crisis económica, la cuantía se redujo, pero las subvenciones continuaron en los años de los recortes. Es esa asociación de la que luego nació Vox y que Abascal utilizó como herramienta para promocionarse él y sus ideas.

De hecho, la sede social de DENAES estuvo durante un tiempo en un elegante inmueble del distrito madrileño de Chamberí, uno de los más caro de la ciudad. Esa sede era propiedad de la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid.

La Agencia de Protección de Datos no sobrevivió a los recortes de la crisis, pero Abascal encontró otro destino muy bien pagado en la administración. Fue nombrado director gerente de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, también bajo el paraguas de la Comunidad de Madrid. La fundación no tenía actividad y solo contaba con un empleado, pero Abascal se embolsaba un sueldo de 83.000 euros brutos anuales.

Abascal abandonó el PP en 2013, poco antes de que la Comunidad de Madrid informase de que había liquidado la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social. Unos meses después fundó Vox, con el que cosechó fracaso tras fracaso hasta el pasado domingo. Vox ya tiene representación institucional en una comunidad autónoma, de las que reniega pero ha vivido durante los últimos años.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cuánto ha ganado la economía de Costa Rica gracias a su decisión de abolir el ejército hace 70 años

7 December, 2018 - 00:00

Redacción
BBC News Mundo

Desde hace décadas, partidarios de eliminar las fuerzas armadas de los países argumentan para ello razones morales, filosóficas, políticas y también económicas, por considerar que se trata de un negocio ruinoso.

Lo cierto es que en el caso de Costa Rica, que este 1 de diciembre celebra 70 años desde la abolición de su ejército, la decisión le resultó bastante rentable.

Esa es la conclusión de un reciente estudio realizado por el Observatorio del Desarrollo de la Universidad de Costa Rica, que asegura que la decisión de deshacerse de las fuerzas castrenses significó un incremento de casi un punto porcentual en el crecimiento anual promedio del Producto Interior Bruto (PIB) per cápita entre 1950 y 2010.

En ese periodo, el aumento promedio del PIB per cápita anual fue de 2,28% en comparación con el 1,42% en el que se habría ubicado en un escenario simulado en el que esta medida no se hubiera tomado.

Firmado por los investigadores Alejandro Abarca y Suráyabi Ramírez, el estudio "Adiós a las armas: los efectos en el desarrollo de largo plazo de la abolición del ejército de Costa Rica" es el primero en estimar los efectos económicos que tuvo este hecho sobre el desarrollo del país centroamericano.

En la década de 1940, Costa Rica vivió varios episodios de violencia política que derivaron en la guerra civil de 1948.

Tras el fin del conflicto, el gobierno del presidente José Figueres Ferrer suprimió las fuerzas armadas y la medida fue consagrada después en la Constitución de 1949.
Más crecimiento

Los expertos responsables del informe usaron una amplia base de datos para comparar los resultados obtenidos por Costa Rica entre 1920 y 2010 con el resto de países de América Latina, no solo tomando en consideración el PIB sino también otros indicadores relacionados con el desarrollo.

Descubrieron que Costa Rica era el cuarto país latinoamericano con menor tasa de crecimiento del PIB per cápita antes de la abolición del ejército. Sin embargo, tras su eliminación, se convirtió en el segundo de mayor crecimiento (solo por detrás de Brasil).

La pequeña nación centroamericana también se ubicó como el segundo país de la región, después de México, cuyo crecimiento del PIB per cápita anual promedio se incrementó en mayor medida al comparar los períodos previo y posterior a la supresión de las Fuerzas Armadas: un 0,97 anual.

Países de América Latina con mayor crecimiento (1950-2010)

País Aumento anual promedio del PIB per cápita

Brasil 2,53

Costa Rica 2,28

Chile 2,28

México 2,14

Ecuador 2,14

Colombia 1,94

Perú 1,76

Uruguay 1,74

Argentina 1,46

Fuente: Estudio "Adiós a las armas: los efectos en el desarrollo de largo plazo de la abolición del ejército de Costa Rica"

Además, logró reducir el plazo requerido para duplicar su PIB per cápita de 49 a 30 años .

Entre los países utilizados como punto de comparación, este estudio no incluyó a Panamá -el otro país latinoamericano que no posee ejército- debido a que no existían suficientes datos disponibles de ese país correspondientes al periodo previo a 1949.

Ganancias adicionales

Pero los beneficios de la eliminación del ejército no se limitan al ámbito económico, sino que afectan también otros aspectos de la vida del país.

Según señala el estudio, uno de los efectos de esta medida fue permitir la reorientación del uso de los recursos del Estado.

Así, por ejemplo, mientras entre 1940 y 1948 el gasto en seguridad pública se ubic aba en torno a l 10% del presupuesto fiscal , tras el fin de la guerra civil comenzó un declive que se mantuvo de forma constante durante los siguientes 25 años.

En cambio, pese a que el gasto en infraestructura se estaba viendo reducido durante la década de 1940, comenzó a aumentar después del conflicto interno y se ubicó, en promedio, en el 13,8% del gasto público hasta el año 1974.

En cuanto a la inversión en educación, entre 1920 y 1949 se ubicó en promedio en el 15% del presupuesto fiscal. A partir de entonces, en cambio, comenzó a crecer hasta alcanzar casi el 35% en 1969.

Los 10 países o territorios con más población que no tienen ejército
Número de habitantes

Costa Rica 4.972.914

Panamá 4.189.364

Mauricio 1.269.538

Islas Salomón 628.172

Islandia 338.850

Tuvalu 284.410

Nueva Caledonia 281.349

Samoa 198.153

Santa Lucia 179.973

Curazao 161.883

De manera similar, el presupuesto destinado a salud comenzó a incrementarse en la década de 1960. Para 1974, representaba el 29% de todo el gasto público.

Los autores también destacan que, a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial, los países de América Latina vivieron numerosos episodios de violencia y represión mientras que los avances democráticos se estancaban o incluso se revertían.

" Al final , solamente Costa Rica (tras la guerra civil de 1948) mantuvo la continuidad institucional democrátic a durante el periodo de posguerra. Esto es consistente con el hecho de que Costa Rica apenas sufrió violencia política y civil desde 1951", apuntan.

Desde ese año hasta 2010, se produjeron en la región 97 intentos de golpes de Estado, 21 episodios de violencia política internacional, 134 episodios de violencia política civil y 35 de violencia étnica. Costa Rica estuvo prácticamente al margen de estos hechos, así como de las dictaduras y gobiernos autocráticos.

"Una vez que se considera esto, Costa Rica es un país excepcional", concluyeron los investigadores.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/amp/notic...

Categorías: Tortuga Antimilitar

No en mi puerto

7 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

El patrón del pesquero de Santa Pola: "Nos quedamos con la bonita despedida de los migrantes y no con los mensajes de odio"

6 December, 2018 - 00:00

El máximo responsable del pesquero confiesa que el gobierno de Sánchez les presionó en un primer momento cuando tomaron rumbo a España para que no lo hicieran: "Nos arriesgábamos a morir aquí".

El Ayuntamiento de Santa Pola entregará la insignia de plata del municipio a los 13 tripulantes, que llegarán a casa el 22 de diciembre.

Emilio J. Martínez - Alicante

"Les dimos un abrazo a todos y nos dieron las gracias señalándose el corazón y la cabeza mientras expresaban un 'always', como queriéndonos decir que siempre nos recordarán", recuerda Pascual Durá. El patrón del barco Nuestra Madre Loreto rememora la "bonita despedida" de los 11 migrantes –uno fue evacuado en helicóptero anteriormente con síntomas de deshidratación– que fueron transferidos a la Guardia Costera de Malta el pasado domingo tras rescatarlos a 80 millas de Libia el jueves 22 de noviembre.

Diez días de convivencia entre los 13 tripulantes del buque de Santa Pola y los 12 migrantes en los que los pescadores y sus familias han venido recibiendo numerosas palabras de apoyo de políticos, vecinos y personas anónimas que alababan el gesto humanitario que habían protagonizado. Sin embargo, también han tenido que soportar "comentarios muy desafortunados y muy dolorosos en las redes sociales", asegura la mujer de Durá. Mensajes que incluyen "amenazas e insultos por privado", denuncia a través de su cuenta de Facebook.

"La verdad es que cuando los leías perdías fe en la humanidad", añade el marinero de 29 años. "Decían cosas muy feas de gente que no tenía compasión con esta situación dramática", explica. Mensajes que no han querido contestar "para no alimentar la polémica", pese a que les acusaban de "vivir de recoger inmigrantes" y de ser "traficantes de personas", unas imputaciones que su pareja ha tachado de "falsedades" contra una tripulación de la que defiende que tiene "un corazón enorme" por salvar las vidas de estas personas.

"Sin duda, nos quedamos con la bonita despedida de los migrantes y no con los mensajes de odio que nos han llegado", afirma el patrón del barco. Despedida que se produjo después de un tenso pulso con el Gobierno de España, empeñado en que el buque desembarcara a las personas rescatadas en Libia, país donde está acreditada la práctica de comerciar con migrantes en condiciones de esclavitud. Al final, Durá optó el sábado por una medida "drástica y desesperada": desoír al Ejecutivo de Sánchez y poner rumbo a Alicante ante la escasez de alimentos y combustible. "Sabíamos que nos podría acarrear consecuencias pero no los íbamos a devolver a Libia ni tampoco nos íbamos a arriesgar a morir allí", señala.

Tras la decisión del patrón llegó la respuesta del Gobierno a través de Salvamento Marítimo, que les hizo llegar un correo al barco donde les recordaba que en lugar de España, debían devolverlos a Libia al tratarse del "puerto próximo más seguro" y que en caso de seguir rumbo a Santa Pola, sería "bajo su responsabilidad". "Claro que nos sentimos presionados con este mensaje", confiesa ahora, "pero la decisión ya estaba tomada". Siguieron navegando y a las tres horas se encontraron con una nueva comunicación de Salvamento Marítimo para que se dirigieran a Malta, como finalmente hicieron. "No lo hicimos para que España cambiara de opinión, respetamos a las autoridades y en ningún momento quisimos desafiar al Gobierno, pero hicimos lo que tuvimos que hacer", repasa ahora.

Reconocimiento local

El Ayuntamiento de Santa Pola ha anunciado este lunes que aprobará en el próximo pleno del mes de diciembre la entrega de la Insignia de Plata de la villa marinera a los trece marineros de la embarcación.

El consistorio ha argumentado que el "acto humanitario" del buque "ha demostrado su solidaridad por encima de sus propios intereses", algo que reconoce Pascual Durá que no siempre pasa en el mar.

"Sí que hay otros barcos, escuchas a veces decir 'yo vi una patera que necesitaba ayuda', y que al final pasan de largo", reconoce. "En nuestro caso estas personas estaban en el agua, estábamos rescatándolas de una posible muerte, de una hipotermia, porque podrían morir en pleno noviembre y eso no lo podíamos permitir", sentencia.

El Ayuntamiento espera, con la llegada confirmada del buque para el 22 de diciembre, que la Generalitat Valenciana les conceda la Alta Distinción de la Generalitat Valenciana y el Gobierno de España la Medalla al Mérito en el Trabajo.

El Diario

Ver también:

Caballeros del mar y políticos de alcantarilla

Categorías: Tortuga Antimilitar

Suicidios por deshaucios del terrorismo financiero

6 December, 2018 - 00:00

Demoledora denuncia contra las Administraciones Públicas por su responsabilidad en la catarata de desahucios por impagos del alquiler al que hay que sumar los que tiene lugar por impago del préstamo, que están teniendo lugar en España y que no han parado de crecer en los últimos tiempos pese a que las dos alcaldesas de las principales ciudades españolas dijeron en su día que los desahucios se habían terminado. El suicidio de una mujer el pasado martes cuando iba a ser expulsada de su vivienda, provoca que alce la voz contra los innumerables suicidios habidos en España por este motivo principalmente desde el estallido de la crisis de 2008.

Antonio Muñoz

Categorías: Tortuga Antimilitar

La culpa del auge de la ultraderecha es de quienes no vamos a votar

5 December, 2018 - 20:49

La culpa del auge de la ultraderecha, al parecer, no tiene nada que ver con el bombo y platillo, la promoción, que los medios de comunicación, y los internautas en sus redes sociales han hecho todo este tiempo de sus líderes y partidos (aunque sea para hacer chistes). No: la culpa es de quienes no vamos a votar.

La culpa del auge de la ultraderecha, al parecer, no tiene nada que ver con campañas electorales abundantemente regadas de euros por no se sabe muy bien quién. No: la culpa es de quienes no vamos a votar.

La culpa del auge de la ultraderecha, al parecer, no tiene nada que ver con el hartazgo de tanta gente ante la política institucional: ante los discursos huecos y cambiantes según de dónde sopla el viento, ante el triste espectáculo de las luchas por el poder dentro de los partidos, la corrupción generalizada, la descarada búsqueda del medro personal, y la recurrente constatación de que por mucho que cambien las caras de los gobernantes, nada sustancial varía nunca. No: la culpa es de quienes no vamos a votar.

La culpa del auge de la ultraderecha, al parecer, no tiene nada que ver con que los teóricos partidos de "izquierda" sean cada vez más acomodaticios y se sometan de mejor grado a las exigencias de los poderes económicos, con que escenifiquen mejor que nadie el cainismo y la lucha permanente por el cargo y la poltrona, que se abandonen en manos de líderes que adoptan la demagogia permanente como vehículo comunicativo y el de los ricos como estilo de vida. No: la culpa es de quienes no vamos a votar.

La culpa del auge de la ultraderecha, al parecer, no tiene nada que ver con el aburguesamiento generalizado de una sociedad y una clase obrera cada vez más materialista y egoísta, y menos capaz de solidaridad. Más preocupada por sus compras del black friday que por la muerte de personas inmigrantes frente a la playa donde va en vacaciones. No: la culpa es de quienes no vamos a votar.

La culpa del auge de la ultraderecha, al parecer, no tiene nada que ver con el abandono de las calles, el desmantelamiento de los movimientos sociales y el tejido vecinal -desmovilizados por la partiditización y virtualización de la "izquierda"-, con la falta de referentes reales adonde mirar, la ausencia de espacios políticos populares en los que participar. No: la culpa es de quienes no vamos a votar.

Quienes no vamos a votar porque somos así de irresponsables y pasotas, y quienes, con toda seguridad, en caso de ir a votar, lo haríamos necesariamente por el partido de quienes nos reprenden y no por ningún otro, resolviéndose así el problema del auge de la ultraderecha. Fin.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Noruega culpa al diseño de Navantia del hundimiento de una fragata

5 December, 2018 - 00:00

Economía Digital Galicia

La fragata se hundió en la terminal de carga de Bergen tras chocar con un petrolero mientras participaba en maniobras de la OTAN / EFE

Noruega señala a Navantia. El informe preliminar de la comisión que investiga el hundimiento de la KNM Helge Ingstad tras chocar con un petrolero el 8 de noviembre apunta a un fallo de seguridad “crítico” del buque, uno de los cinco que Navantia construyó para la Marina del país escandinavo. Los astilleros públicos entregaron la fragata, ensamblada en las gradas de Ferrol, en 2009, en el marco de un contrato presupuestado en unos 1.100 millones.

La Comisión de Investigación de Accidentes de Transporte envió una alerta a la Marina, que desarrolla su propia investigación, y a Navantia, a quien pide que indague respecto al supuesto fallo de diseño y que notifique a "astilleros, propietarios y operadores" aconsejando “las medidas de seguridad necesarias”. El mensaje de Noruega indica que asume que en los otros cuatro buques entregados se produce el mismo fallo de seguridad.

En los compartimentos estancos entró agua

El primer informe sobre el accidente, acaecido en la terminal de carga de Bergen cuando el buque participaba en las maniobras de la OTAN, es un torpedo a la línea de flotación de Navantia, que debe competir por contratos internacionales y que aseguró que la fragata cumplía con todas las certificaciones internacionales que se aplican a los buques de guerra.

El fallo que describe la comisión de investigación está relacionado con la estanqueidad de los compartimentos del buque, que evita que en caso de abrirse una vía de agua, el resto de espacios de la estructura se inunde. "Se descubrió que el agua se colaba por el eje en otra sala. No eran herméticas", zanjó Kristian Haugnes, uno de los miembros del organismo investigador.

El agua entró en tres salas después del choque

Esta tesis es la que consta en un apéndice difundido junto al informe preliminar, indicando que tres compartimentos estanco acabaron inundados. En concreto, el cuarto de generadores en popa, los camarotes de la tripulación en cubierta y los almacenes.

Basándose en los daños y los documentos sobre estabilidad del buque, la tripulación concluyó que la fragata tenía un estatus de "estabilidad pobre", pero que podía ser mantenida a flote. Pero al advertir que el agua caía desde el cuarto de generadores al de engranajes a través del hueco del eje de las hélices y que este se estaba llenando rápidamente, optaron por la evacuación.

A pesar de este relato y de la alarma generada en los astilleros españoles, la comisión de investigación matizó que su objetivo no es atribuir culpas o responsabilidades civiles o penales, que se trata de un accidente complejo y que las pesquisas se prolongarán en el tiempo.

Navantia defiende su diseño

Fuentes de Navantia consultadas por Efe en Madrid señalan que el diseño de la fragata cumple con todas las certificaciones internacionales que se aplican a los buques de guerra y, en concreto, la reglamentación relativa a la longitud máxima de inundación que deben soportar, lo que permite al barco mantenerse a flote aunque se inunden varios de sus compartimentos. Contrasta esto con la aseveración de la comisión de investigación de Noruega, quien dijo que el error detectado "no está en conformidad con el estándar de estabilidad contra daños requerido" para las fragatas de la clase Nansen.

La empresa de astilleros española recuerda que desde el principio se ofreció a colaborar con la Armada Noruega para esclarecer el accidente y asegura que va a analizar todas las hipótesis posibles sobre el siniestro, ya que algunas de las que ahora se barajan nacen de una primera investigación muy preliminar. Las fuentes consultadas añaden que Navantia, que aún no ha recibido comunicación del informe, no ha participado en las actuaciones desarrolladas ni se le ha consultado sobre las posibles causas del siniestro.

Fuente: https://galicia.economiadigital.es/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La prensa miente

5 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

"No nos preguntamos si los productos que consumimos están bañados en sangre"

5 December, 2018 - 00:00

La activista colombiana denuncia la complicidad del Estado colombiano en la minería ilegal, un cáncer que contamina sus ríos y deforesta sus tierras.

Lula Gómez

.-¡Negra¡, gritó la niña al verse en el espejo. //Desde entonces, ese es mi color favorito”. Ese fue el verso elegido por Francia Márquez, la mujer afrocolombiana que ostenta el premio Goldman, considerado como el Nobel del Medioambiente, en la presentación del libro Horas de guerra, minutos de paz, de Emilio Polo. Era uno de los muchos actos que ha mantenido durante su gira por España para subrayar el abandono de sus comunidades por parte del Estado.

La activista es del Cauca, una de la zonas más golpeadas por la guerra en Colombia donde a pesar de los pactos firmados entre las FARC y el Gobierno, la guerra persiste. A esa violencia han de sumar la que trae la minería ilegal: un auténtico cáncer en sus territorios que se está comiendo su tierras –que son deforestadas en busca del metal- y ríos, envenenados por el mercurio utilizado para separar sustancias. Márquez empezó como activista siendo una adolescente, pero su “master” como defensora del medio ambiente le llegó tras una marcha que realizó para gritar al mundo, tras un sinfín de denuncias infructuosas, que la minería ilegal estaba acabando con sus tierras. Caminó 350 kilómetros durante 10 días junto con otras 130 mujeres y jóvenes. Consiguió sacar unas máquinas retroexcavadoras de sus tierras, pero solo unas; las hay por miles. Según fuentes de la Fiscalía colombiana, el 80% de todo el oro minado anualmente en Colombia se produce de forma ilegal con métodos que causan una devastadora destrucción ambiental. Un reciente estudio de la Universidad Externado de Bogotá encontró que hasta 80 ríos del país están contaminados. La Fiscalía también señala que diez importantes ríos están a punto de "desaparecer".

Francia Márquez, que tuvo que desplazarse de su tierra y vive amenazada, dice haberse inspirado en la sabiduría de sus mayores, “gente que no sabía leer pero que le decían: ‘ustedes tiene que cuidar al río como a su papá y a su mamá, porque eso es el ciclo de vida'”.

Usted denuncia una política extractivista por parte del gobierno colombiano que va en contra de las comunidades.

Desde que se empezó a vender a Colombia como un país para la minería, se disparó la minería ilegal en toda la región del Pacífico. Para mí, la minería ilegal es una estrategia para justificar la gran minería y esa política extractivista en Colombia que no mira a las comunidades. Porque la minería ilegal ha llegado a nuestras regiones con la complicidad de las instituciones del Estado, que dejan pasar esas máquinas retroexcavadoras por nuestros caminos hasta llegar a los ríos. ¿Cómo llegan esas máquinas allí, no los ven los retenes de la fuerza pública? Pareciese que esas grúas y dragas fuesen cájas de fósforos se llevan en un bolsillo. ¿Quién permite esa compra de un mercurio que forzosamente debe ser importado del exterior? Con licencias o sin ellas, solo hay que asomarse y ver cómo se están destruyendo el territorio, pero eso no lo ven ni el ejército ni las instituciones ambientales.

Les acusan de ir contra el desarrollo.

En muchos territorios donde el Gobierno ha entregado títulos mineros a empresas, se nos ha acusado de ser perturbadores de mala fe. Cuando nos dicen que nos oponemos al desarrollo, yo pregunto: ¿al desarrollo de quién? A la gente la han despojado de sus tierras y ahora se ven forzadas a trabajar en latifundios de caña de azúcar, monocultivos que solo dan intereses para los grandes terratenientes. ¿De qué desarrollo estamos hablando si para construir una represa han tenido que quedar sepultadas las tierras con las que vivíamos del café, cacao y plátano, la pesca y la minería artesanal?.

El problema de la minería ilegal viene de hace años, pero además ahora con el nuevo Gobierno estamos saltándonos la Constitución del 91 y retrocediendo a la del 86, donde los afrocolombianos no teníamos derechos. Esos derechos fundamentales que nos permitían proteger nuestros territorios, entendidos como espacio de vida, donde podíamos recrear nuestra cultura, se han ido menoscabando. Se está presentando un proyecto de ley para que el derecho fundamental de la consulta previa [otorgado para la poblaciones originarias] no sea un obstáculo para la élite que defiende que el desarrollo se mida en términos económicos y no en bienestar social.

Resulta paradójico que ríos en su país sean sujetos de Derecho y sus gentes no tengan ni agua potable, ni pescado que comer.

Se explica si miras a sus habitantes: somos negros. Y yo no me olvido de nuestra historia, a nosotros nos dijeron que éramos salvajes. A nosotros nos quitaron nuestra humanidad. Y eso está ahí: el racismo hace que nosotros seamos considerados como cosas que no merecemos derechos. Y cuando nos dan derechos, se quedan en el papel. Y cuando los exigimos, nos replican: “Su derecho no puede obstaculizar nuestro desarrollo”.

Estamos hablando casi más de derechos humanos que de medioambiente.

Es que no se pueden separar. Están totalmente relacionados. Para mí, la naturaleza no se desprende del territorio, que es vida. Y esa es parte de nuestra lucha, luchamos por nuestro modo de vida, luchamos por el río.

No parece que quede mucho espacio para los derechos humanos hoy en Colombia, a pesar del pacto entre las FARC y el Gobierno.

Es cierto. Como comunidades afro, como campesinas y como mujeres hoy le apostamos a la paz, pero el nuevo panorama es muy duro: está el ELN, las disidencias de las FARC, los paras, los narcos… A mí se me parte el corazón, porque tenía la esperanza de que el conflicto iba a disminuir, y sí, ya no hay bombardeos, pero la violencia sigue, entre otras cosas, porque el Gobierno no cumple con su compromiso de implementación de esos acuerdos de paz.

No podemos hablar de paz cuando vivimos realidades como el horror del desplazamiento forzado. La semana pasada en una audiencia pública el gobernador de Nariño denunciaba que en este año se han desplazado por el conflicto armado 5.000 personas en su departamento. ¿No lo ven? Allí no hay que hablar de guerrillas, hay que hablar de gente que lucha todos los días por vivir de una forma digna y que por el contrario, les ha tocado vivir una guerra que no es la suya, una guerra que ha sido introducida por un mismo sistema económico de muerte.

Yo quisiera que no haya gente muriendo en los territorios, sobre todo porque muchos de los jóvenes, de la gente que está en esos grupos armados, son los nuestros. Y se van al ejército, a la policía o a los paramilitares por absoluta necesidad. En muchas comunidades el Estado no está en términos de inversión social. Las vías las levantan la gente a punta de pico y pala. No obstante, sí están para entregar nuestras tierras a empresas multinacionales.

La semana pasada daban el Nobel de la Paz a dos personas que luchan contra la violencia sexual ejercida contra las mujeres en la guerra. ¿Qué pasa en su país?

Ese tema no es algo que yo haya trabajado, pero por ejemplo en Buenaventura, en el mayor puerto de Colombia, el feminicidio ha sido una estrategia para generar terror en la comunidad y entrar allí con un megaproyecto sin tener oposición.

¿Qué responsabilidad tiene la comunidad internacional en esa compleja guerra?

Muchas de las presiones económicas que tenemos sobre los territorios tienen que ver con las empresas que se han lucrado y saqueado nuestros territorios, que son las mismas que esclavizaron a nuestros ancestros y ancestras. Unión Fenosa, entre ellas.

En Europa hay muchas empresas que están violentando y vaciando nuestros territorios. Y eso pasa en mi país, en el resto de Latinoamérica y en África. La gente que se está cruzando el Mediterráneo, que se está muriendo en él, es producto de cómo le han destrozado su casa, de no tener condiciones de vida dignas. Y los que tienen la suerte de llegar y no morir, deben soportar la discriminación y el maltrato, que les traten como basura.

Luego, cada persona debe ver qué hace y cómo consume. No nos preguntamos si los productos que consumimos están bañados de sangre, si el costo de obtenerlos implica la destrucción de ríos y envenenamiento del territorio. Hoy el cambio climático es una muestra de que es necesario transformar esa visión de vida basada solo en el consumo. Hay que repensarnos la vida. Pero algunos, quienes tienen una serie de privilegios, no quieren verlo: creen que los recursos son ilimitados. Quizás nosotros somos los primeros que nos vamos a morir allá, pero el planeta se está apagando día a día. Todos los días esa lucecita se va mermando y va a llegar un momento en donde ya no va a alumbrar más.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

La ONU no mantiene la paz en la República Centroafricana, mantiene las matanzas

4 December, 2018 - 00:00

Los Cascos Azules mauritanos de la ONU encargados del mantenimiento de la paz en la República Centroafricana de Minusca han sido acusados de complicidad en la masacre de Alindao cometida el 15 de noviembre, en la que unas 60 personas fueron asesinadas, según un testigo presencial, Benoît Lallau, miembro de Cáritas (*).

El jefe de Minusca es un representante especial del Secretario General de la ONU en la República Centroafricana. Desde su cargo se dedica a redactar comunicados de prensa condenando -siempre muy enérgicamente- los asesinatos de unos u otros, pero no hace absolutamente nada por impedirlos.

Alindao es un centro de acogida para los numerosos refugiados que huyen de la guerra. Los pueblos de la periferia quedaron calcinados y no se puede contabilizar el número de víctimas con exactitud.

Entre las víctimas del obispado de Alindao hay dos sacerdotes que fueron martirizados. La parroquia católica fue diezmada y los lugares de culto arrasados por jóvenes de la Unión para la Paz en África Central (UPC) de Ali Darassa Mahamat, originario de Níger.

La UPC es el nombre que recibe en la actualidad la antigua Seleka, que desató una ola de terror con la llegada al poder de Michel Djotodia Am Nondroko, tras el Golpe de Estado de 2013.

Ali Darassa Mahamat impone el terror en la región bajo la mirada indulgente de los Cascos Azules mauritanos. En 2015 el encargado de negocios estadounidense pidió inútilmente al jefe de Minusca que detuviera a Ali Darassa Mahamat.

Como Libia, Somalia y otros, la República Centroafricana es un Estado follado por los imperialistas. A pesar de que el Estado casi ha desaparecido por completo (o precisamente por ello), el dinero desde el exterior sigue fluyendo y no en pequeña cantidad: sólo el coste operativo de Minusca es de 1.000 millones de dólares.

En la capital, el Presidente Touadera y su clan familiar derivan cada céntimos hacia sus bolsillos y para que nadie se queje, ha integrado a la oposición en su gobierno. Todos se reparten el pastel. Entre sus asesores presidenciales se encuentra Hassan Bouba, uno de los dirigentes de la UPC, la misma que acaba de arrasar Alindao y sus alrededores.

En la República Centroafricana la ONU no mantiene la paz; mantiene las matanzas. Si algún día ocurre un milagro y deja de haber matanzas, se acaba el flujo del dinero.

(*) https://www.la-croix.com/Monde/Afri...

https://movimientopoliticoderesiste...

Tomado de Kaosenlared: https://kaosenlared.net/la-onu-no-m...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El gobierno intentó amedrentar al pesquero de Santa Pola para que no regresara a casa con los inmigrantes

4 December, 2018 - 00:00

Salvamento Marítimo advirtió al patrón del pesquero de Santa Pola de que si volvía a casa con los rescatados era «bajo su responsabilidad». Dos horas después, y visto que el viaje proseguía, le comunicó que desembarcaran en Malta, de donde serán trasladados hasta España.

mercedes gallego

El Gobierno demoró hasta que no pudo más la solución a la dramática situación creada después de que el pesquero de Santa Pola Nuestra Madre Loreto auxiliara a doce inmigrantes cuando huían en su patera de las lanchas libias, hace de eso once días.

A las dos horas de que el patrón de la embarcación, Pascual Durá, pusiera rumbo a España con los rescatados a bordo cansado de que el Gobierno no diera una respuesta al problema, Salvamento Marítimo le envió un correo en el que le «trasladaba» que tenía la obligación de llevarlos «al puerto seguró más próximo», invocaba la legislación internacional y le advertía que traer a España a esas once personas (una está hospitalizada desde el viernes en Malta) se acordaba «bajo su responsabilidad».

El correo llegó a las 22.25 horas del sábado. Hacía unas dos que el Madre Loreto había puesto rumbo a Santa Pola. Visto que la advertencia sobre las posibles consecuencias que le podía acarrear su decisión no había surtido efecto y que el pesquero continuaba su viaje con los inmigrantes a bordo, al correo del patrón llegó otro mensaje. Eran las 0.54.

No habían transcurrido ni tres horas y la nueva comunicación de Salvamento Marítimo rezaba: «Buenas noches. Las autoridades españolas han realizado gestiones a través de la Embajada y permiten el desembarco de los rescatados en Malta. Les indicamos por tanto que se dirijan rumbo a Malta para poder realizarlo». Es decir, que lo que no se había resuelto en diez días de desesperadas e insistentes llamadas de auxilio tanto del barco y su entorno como de varias ONG se logró solventar en apenas un momento y de madrugada.

Durá se dirigió entonces a la isla donde una embarcación se acercó para recoger a los inmigrantes, que no podían ocultar su alegría por pisar por fin tierra firme y segura. Hasta ese momento el Gobierno había insistido en que regresaran a Libia pese a no reunir este último requisito.

El Gobierno maltés explicó que los inmigrantes serán trasladados a España en virtud del acuerdo alcanzado entre ambos ejecutivos por el que las autoridades españolas ordenaron al buque poner rumbo a La Valleta.

Óscar Camps, fundador de Open Arms, la ONG que desde el principio ha estado asistiendo al Nuestra Madre Loreto, lamentó que se haya «jugado con la seguridad de las personas, diez días sin noticias, un temporal duro, una persona evacuada en helicóptero y un alto riesgo para toda la tripulación».

Una vez concluido el desembarco, el pesquero regresó al caladero donde seguirá faenando en la campaña de la quisquilla, actividad que había suspendido por este incidente, hasta el próximo día 22, cuando tiene previsto regresar al puerto de Santa Pola.

Diario Información

Ver también:

Caballeros del mar y políticos de alcantarilla

Categorías: Tortuga Antimilitar

Aprendizaje

3 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas