Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 1 hora 4 min

Vota a Pana

15 October, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nou Informe del Centre Delàs: "Violència, seguretat i construcció de pau a les ciutats"

15 October, 2019 - 00:00

(Más abajo, en castellano)

És a les ciutats on es concentra la major part de la ciutadania mundial, el 55%, i alhora, és l'espai on es dirimeixen la major part de conflictes. Els conflictes estan directament relacionats amb la mercantilització de la ciutat, la ciutat com a negoci; i la diversitat i pluralitat de les persones que conviuen en les conurbacions urbanes. És llavors la confrontació d'interessos i la diversitat social i cultural la que genera els conflictes, i el repte és com afrontar-los, aprendre a gestionar- los i transformar-los de manera positiva creant relacions de respecte mutu, de reciprocitat i de justícia mitjançant accions que no comportin violència.

Coincidint amb la celebració del Dia Internacional de la Pau, el Centre Delàs d'Estudis per la Pau publica un nou informe que aborda la construcció de pau a les ciutats per aportar propostes alternatives a l'actual model securitari. La recerca dona peu a una proposta d'Agenda de Pau a les Ciutats a partir d'una anàlisi prèvia de les violències urbanes i les seves diferents tipologies i afectacions sobre les vides i cossos de totes les habitants de les ciutats arreu.

Autores: Tica Font i Pere Ortega

Pots consultar i descarregar el resum executiu en català i en castellà; i l'informe complet en català i en castellà, pròximament disponible en anglès.

Informe 38: "Violencia, seguridad y construcción de paz en las ciudades"

Es en las ciudades donde se concentra la mayor parte de la ciudadanía mundial, el 55%, y a la vez, es el espacio donde se dirimen la mayor parte de conflictos. Los conflictos están directamente relacionados con la mercantilización de la ciudad, la ciudad como negocio; y la diversidad y pluralidad de las personas que conviven en las conurbaciones urbanas. Es entonces la confrontación de intereses y la diversidad social y cultural la que genera los conflictos, y el reto es cómo afrontarlos, aprender a gestionarlos y transformarlos de manera positiva creando relaciones de respeto mutuo, de reciprocidad y de justicia mediante acciones que no comporten violencia.

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Paz, el Centre Delàs d'Estudis per la Pau publica un nuevo informe que aborda la construcción de paz en las ciudades para aportar propuestas alternativas al actual modelo securitario. La investigación da pie a una propuesta de Agenda de Paz en las Ciudades a partir de un análisis previo de las violencias urbanas y sus diferentes tipologías y afectaciones sobre las vidas y cuerpos de todas las habitantes de las ciudades en todo el mundo.

Autores: Tica Font y Pere Ortega

Puedes consultar y descargar el resumen ejecutivo en castellano y en catalán; y el informe completo en castellano y en catalán, próximamente disponible en inglés.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Esto no es un Estado de Derecho: Bienvenidos a la realidad

14 October, 2019 - 20:40

Seguramente en esta ocasión no es precisa una de nuestras notas introductorias a las noticias de actualidad ante la condena a los presos políticos catalanes. Es más que evidente que la sentencia del tribunal supremo ni ha buscado la justicia, ni es una expresión de la imparcialidad judicial en el seno de un estado de derecho. Salvo muy fanáticos o muy obtusos, nadie puede dejar de ver dicha realidad. De hecho, la sentencia ha confirmado las previsiones de que el juicio era innecesario y que los políticos catalanes estaban sentenciados de antemano. El tribunal se ha limitado simplemente a retorcer el diccionario y el sentido de los tipos penales para encontrar alguna forma semántica (que no propia ni justa) de argumentar el castigo y escarmiento que se desea dar al independentismo catalán en la figura de las personas condenadas.

Entre las secuelas que deja esta barbaridad judicial, apoyada por el resto de poderes del estado, cabe preocuparse por el fuerte recorte de libertades que ampara esta nueva jurisprudencia. Una mujer ha sido condenada a once años y medio de cárcel por permitir que se votara una moción en un parlamento. Dos hombres, a nueve años, por manifestarse pacíficamente con un megáfono en crítica a una actuación policial. A partir de ahora la retorcida figura de la sedición podrá aplicarse a todo tipo de protesta y desobediencia contra el poder. Basta que un policía, un fiscal o un juez interprete la intención de alterar el orden público en una acción política, para que el activista pueda ser condenado a un mínimo de diez años de cárcel. En realidad a quienes hacemos esta página nunca nos pareció que el estado español fuese una democracia o un estado de derecho. Hechos como el de hoy no hacen más que corroborar nuestra idea, y nos animan a la lucha, desobediente, contra un poder que se vuelve más y más dictatorial. Nota de Tortuga.

Los presos denuncian una "venganza" del Estado

Los políticos condenados ven la sentencia como "la triste culminación de una instrucción que no ha respetado las garantías procesales propias del Estado democrático y de derecho"

efe

Los políticos condenados por el Tribunal Supremo que están en prisión han llamado este lunes a la movilización "no violenta" contra la sentencia del caso del "procés", que ven como una "venganza" del Estado pero que, aseguran, no les desviará de su apuesta por el diálogo.

Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull han emitido un comunicado conjunto para responder a la sentencia del "procés".

"No se ha hecho justicia", han afirmado los políticos en prisión, que ven la sentencia como "la triste culminación de una instrucción que no ha respetado las garantías procesales propias del Estado democrático y de derecho".

"El Estado ha buscado venganza y castigo", han indicado los condenados, que han hecho un llamamiento a salir a la calle para que se escuche la voz del soberanismo de forma "firme", con "todo el coraje" y con una "insobornable e incondicional adhesión a los principios y la práctica de la no violencia".

En este sentido, han pedido evitar "provocaciones": "Desautoricemos por la vía de los hechos a aquellos que quieren confundirnos y mezclarnos con las prácticas de una violencia que nunca hemos avalado ni avalaremos", han subrayado.

Los presos han expresado su "orgullo" por haber impulsado el referéndum del 1-O y han asegurado que mantienen "intacto" el convencimiento de que el futuro colectivo de Cataluña "pertenece solo a la ciudadanía" de este territorio.

Los condenados han enfatizado que la sentencia, pese a que creen que les condena "injustamente", no será "un obstáculo, sino al contrario, para expresar de nuevo" su compromiso con el "diálogo" y para "renovar nuevamente la apuesta para encontrar, mediante vías democráticas, una solución al conflicto".

Los presos han criticado el "uso y abuso" de la prisión preventiva y un proceso judicial con "carencias procesales", que opinan que ha servido al Estado para "escarmentar a millones de personas" que han defendido el derecho a la autodeterminación.

También resaltan que el procesamiento por rebelión -finalmente han sido condenados por sedición- se ha demostrado, a su juicio, que era "premeditado con el único propósito de secuestrar la voluntad de la ciudadanía expresada por las urnas", ya que ha impedido que algunos de ellos ejercieran de diputados.

Los presos han aprovechado el comunicado para agradecer el apoyo recibido y han lanzado un mensaje de optimismo al independentismo: "Saldremos adelante".

Diario Información

Junqueras, condemnat a 13 anys de presó; Romeva, a 12, i Jordi Sànchez i Jordi Cuixart, a 9

Carme Forcadell, condemnada a 11 anys i mig de presó, i Joaquim Forn i Josep Rull, a 10 anys i mig. Els exconsellers Mundó, Vila i Borràs eviten la presó

DLV

VALÈNCIA. L'exvicepresident del govern català, Oriol Junqueras, ha sigut condemnat a 13 anys de presó pels delictes de sedició i malversació, segons la sentència del judici de l'anomenat 'cas Procés', que ha sigut donada a conéixer aquest dilluns pel Tribunal Suprem.

D'altra banda, els exconsellers Raül Romeva, Josep Turull i Dolors Bassa han sigut condemnats a 12 anys de presó, també per delictes de malversació i sedició. Així mateix, l'expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha rebut una condemna d'11 anys i mig només pel delicte de sedició.

Pel que fa als exconsellers Joaquim Forn i Josep Rull, el tribunal els ha condemnat a 10 anys i mig de presó. Els líders de l'Assemblea Nacional Catalana i d'Òmnium Cultural, Jordi Cuixart i Jordi Sánchez, han sigut condemnat a 9 anys de presó pel delicte de sedició.

Finalment, els exconsellers Santi Vila, Meritxell Borràs i Carles Mundó evitaran la presó. Tots tres han rebut una multa de 60.000 euros i han sigut condemnats a inhabilitació sols pel delicte de desobediència.

Desgranant la sentència, el tribunal el Suprem considera que Forcadell va fer "possible", des de "la seua posició privilegiada", "la creació d'una legalitat paral·lela mancada de validesa", i conclou que amb la seua actuació va "entorpir greument" la tasca dels tribunals els manaments dels quals van ser "clarament burlats". A més, també atribueixen a Forcadell haver "animat, organitzat i protagonitzat" actuacions multitudinàries que van "entorpir la tasca judicial". El tribunal considera que Forcadell va tindre un "paper decisiu en la direcció d'un procés de creació normativa" que, tot i la seua "evident insuficiència jurídica", va servir "d'il·lusòria referència per a una ciutadania que anava a ser mobilitzada com a instrument de pressió al govern espanyol".

Pel que fa a Junqueras, la condemna es basa en el fet que va ser advertit per la cúpula dels Mossos d'Esquadra que hi podria haver violència durant l'1-O i va decidir, juntament amb l'aleshores president, Carles Puigdemont, seguir endavant. El tribunal recorda que Junqueraas va admetre que l'objectiu de les 'lleis de desconnexió' i el referèndum era aconseguir una Catalunya independent, malgrat reivindicar-ne la legitimitat. Així, destaca el seu paper en el procés que va "conduir a la inobservança de les lleis i al contumaç menyspreu a les resolucions del Tribunal Constitucional i el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya".

En el cas de Rull, el Suprem el condemna per la seua participació en l'organització del referèndum, que no es va "limitar a una idea o la seua expressió, sinó a l'execució d'actes". Entre d'altres, la seua "intervenció per a impedir l'amarratge" d'un vaixell al port de Palamós (el Baix Empordà), dependent de l'administració autonòmica, que anava a servir d'allotjament temporal als integrants del desplegament policial, i la posada a disposició del referèndum prohibit de locals gestionats pel Departament de Territori i Sostenibilitat, del qual era responsable".

A l'exconseller de la Presidència i exportaveu del govern català, Jordi Turull, el Tribunal Suprem el condemna per un delicte de sedició en concurs amb un delicte de malversació. Segons el tribunal, Turull "va intervindre activament en l'actuació sediciosa concertada" i va participar en les diverses reunions que van definir l'estratègia a seguir. La sentència recorda que les campanyes publicitàries del referèndum depenien del Departament de Presidència que liderava i esmenta la petició d'ampliació del pressupost per un import de 3,43 milions d'euros per a la campanya ‘Civisme', o l'anunci de les vies del tren. Els magistrats també assenyalen que la titularitat del domini web del referèndum també depenia de Presidència.

El Tribunal Suprem considera que l'exconseller d'Interior, Joaquim Forn, va "neutralitzar" la capacitat operativa dels Mossos d'Esquadra l'1-O . A més, considera que va "reconduir la interpretació" dels manaments judicials per a aconseguir "simular l'aparent compliment" d'aquests i fer-los "inefectius".

En el cas dels 'Jordis' el Suprem justifica la condemna perquè "el que va passar l'1 d'Octubre no va ser només una manifestació o un acte massiu de protesta ciutadana. Si haguera sigut això, no hi hauria reacció penal. Va ser un aixecament tumultuari encoratjat per l'acusat –Cuixart–, entre moltes altres persones, per a convertir en paper mullat –amb l'ús de vies de fet i força física– unes decisions judicials del Tribunal Constitucional i del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya". De Sànchez diu que "l'actuació de l'acusat com a líder de l'ANC va ser absolutament necessària per a l'execució dels plans sediciosos".

Font: https://www.diarilaveu.com/junquera...

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Qué hay realmente detrás de la crisis en Haití?

14 October, 2019 - 00:00

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Décadas de neoliberalismo, neocolonialismo y ahora la injusticia climática han llevado a Haití al límite.

Desde hace meses Haití se ha visto sacudido por la intensificación de las protestas. Una crisis económica cada vez más profunda y la creciente escasez de combustible y alimentos han enviado a las personas a las calles, exigiendo la renuncia del presidente respaldado por Estados Unidos, Jovenel Moise, quien hasta ahora se ha resistido a renunciar.

La crisis comenzó el año pasado y se vio agravada por los desastres naturales que devastaron repetidamente la nación isleña: los huracanes destruyeron viviendas, la producción de alimentos, medios de subsistencia e infraestructura y una sequía severa agotó los recursos hídricos de la isla.

Si bien los medios internacionales se han centrado en una historia familiar de corrupción y mala gestión, lo que subyace a esta crisis debilitante es mucho más grave: una combinación mortal de neocolonialismo, neoliberalismo e injusticia climática. De hecho, lo que está sucediendo ahora en Haití es extremo y debería asustarnos a todos, ya que presagia lo que podría pasarle al resto del planeta si no tomamos medidas inmediatas.

Petrocaribe y la crisis del combustible

En enero de 2006, Haití se unió al programa de solidaridad venezolano Petrocaribe, que le suministró petróleo en condiciones favorables. El país pudo comprar 60.000 barriles por día a un precio con descuento, con la mitad de los costos reembolsables durante 25 años a una tasa de interés del uno por ciento en efectivo, o a cambio de bienes que Haití exportó.

Se suponía que esto liberaría recursos para iniciativas de desarrollo económico en infraestructura e impulsaría la producción agrícola. Sin embargo, la corrupción a gran escala se tragó miles de millones de dólares de ganancias que el programa reportó al Gbierno, al tiempo que acumuló una deuda creciente con Venezuela.

Con la economía venezolana en ruinas, Caracas tuvo que detener los envíos de petróleo en marzo de 2018, lo que provocó la escasez de combustible en Haití. La crisis se vio agravada por la medida del Gbierno en julio de ese año para eliminar los subsidios a la energía, que aumentó los precios del combustible en más del 50 por ciento.

La decisión fue tomada bajo presión del Fondo Monetario Internacional, que prometió un paquete de préstamos financieros de 96 millones de dólares para ayudar al país a pagar su deuda, y el G20 y las agencias internacionales, que han estado pidiendo el fin de los subsidios de combustible. La medida también reflejó los compromisos de política de Haití en virtud del Acuerdo de París para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 31 por ciento para 2030.

El corte del suministro de petróleo del programa Petrocaribe también obligó al Gobierno haitiano a recurrir al mercado global, en particular al proveedor de energía con sede en Estados Unidos Novum Energy Corp, para suministrar combustible. A medida que el Gobierno ha caído más en deuda, ahora debiendo unos 130 millones de dólares a los proveedores de combustible, la escasez empeoró.

Subsidios de combustible muy necesarios

Al sucumbir a la presión internacional para recortar los subsidios, el Gobierno haitiano acomodó las agendas extranjeras pero puso en peligro la supervivencia de su propia población. El país produce solo el 0,02 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y, sin embargo, su gente está pagando un precio desproporcionado por cumplir con las normas financieras internacionales y los controles de emisiones.

Los subsidios a los combustibles se incrementaron en solo el 2,2 por ciento del PIB de Haití y fueron una de las formas en que el Gobierno pudo apoyar a los ciudadanos empobrecidos, aun luchando después del terremoto masivo de 2010 y las consecuencias de los desastres naturales anuales.

Después de los recientes huracanes, muchas comunidades quedaron fuera de la red y se ha necesitado mucho combustible para hacer funcionar los generadores de electricidad. La economía del país también ha sido devastada, con la mayoría de las personas empleadas en el sector informal y altamente dependientes de tener acceso a combustible más barato.

De hecho, estos subsidios energéticos estaban brindando el apoyo muy necesario a más de 6 millones de haitianos empobrecidos que viven con 2,41 dólares al día.

Desde mediados de 2018, la crisis ha empeorado progresivamente y, recientemente, las protestas contra el Gobierno se han intensificado.

Para cualquiera que visite Haití hoy está claro que las medidas de austeridad y las fuerzas de "libre mercado" no pueden resolver los problemas de un país que enfrenta los peores efectos del cambio climático, la disfunción del Gobierno, la corrupción de los donantes y una crisis de deuda interminable.

Al mismo tiempo, a pesar de los esfuerzos realizados para desprenderse de los combustibles fósiles y a pesar de estar clasificado entre los tres primeros países más vulnerables al cambio climático, Haití ha tenido problemas con la acción climática. Sus esfuerzos carecen de enfoque y son impulsados ​​principalmente por donantes internacionales.

Por ejemplo, según una investigación que hice el año pasado, el país está luchando para acceder a financiamiento asignado a través de iniciativas globales como el Fondo Verde para el Clima (GCF). Las barreras burocráticas y los criterios onerosos hacen que sea casi imposible para el Gobierno aprovechar estos recursos.

Esto ha impedido que el país construya su resiliencia climática y, ahora, con cada desastre natural que le golpea, tiene que depender de las donaciones a corto plazo de las agencias de ayuda internacional para manejar sus consecuencias.

Neocolonialismo en tiempos de cambio climático .

La crisis haitiana es producto de la combinación tóxica de colonialismo, neoliberalismo y un enfoque injusto para enfrentar el cambio climático.

La degradación ambiental, que se exacerba con cada temporada de sequía y huracán, se remonta al dominio colonial francés sobre Haití cuando se abusó de la tierra y los bosques, lo que hace que grandes extensiones del país sean estériles e infértiles.

Después de que Haití lograse liberarse del dominio colonial francés a principios del siglo XIX, cayó dentro de la creciente esfera de influencia de EE.UU. y no ha podido liberarse desde entonces. Estados Unidos no solo ocupó el país durante casi dos décadas e interfirió reiteradamente en sus asuntos, sino que hoy también está apoyando a un presidente muy impopular cuya dimisión sigue exigiendo el pueblo en sus protestas masivas.

Al tiempo que evita que el pueblo haitiano responsabilice a sus políticos y combata la corrupción, Washington también ha estado imponiendo políticas neoliberales en el país, lo que ha contribuido a su crisis económica.

El enfoque estadounidense de la economía haitiana ha sido predominantemente extractivo. El país tiene aproximadamente 2.000 millones en depósitos minerales explotados principalmente por corporaciones estadounidenses y canadienses.

Es hora de la justicia climática

Es hora de que el mundo comience a prestar atención a lo que está sucediendo en Haití, porque su crisis ilustra lo que sucederá al resto del mundo si las políticas neoliberales y neocoloniales continúan dominando la economía global.

Los haitianos ahora han despertado con la idea de que la economía de libre mercado al estilo estadounidense solo empeorará su creciente crisis frente al cambio climático y el subdesarrollo. Han estado luchando por su cuenta, totalmente conscientes de que sus élites nacionales no abordarán sus preocupaciones y solo podrán permanecer en el poder debido a la intervención de Estados Unidos.

Hasta este momento, el movimiento internacional de acción climática ha ignorado por completo lo que ha estado sucediendo en Haití. Si bien los llamamientos para un nuevo acuerdo verde global son encomiables, no pueden ignorar la continua injusticia climática que está ocurriendo en lugares como Haití.

Si realmente va a haber un "nuevo" acuerdo, entonces no puede seguir el enfoque paternalista de "sabemos lo que es mejor para usted". Necesita dar cuenta de las realidades en el terreno en el Sur global, de manera que no cause más daño que beneficio.

La transición a un nuevo sistema energético solo puede tener éxito si se reconoce el poder que el Norte global aún tiene sobre el Sur y la necesidad de justicia climática.

La acción climática solo puede generar un statu quo nuevo y sostenible si reconoce la acción y la experiencia de los países en desarrollo y los movimientos indígenas, de la clase trabajadora y campesina, y se basa en este conocimiento.

En Haití, el apoyo debe extenderse a los haitianos negros de la clase trabajadora, que constituyen la mayoría de la población, y satisfacer sus necesidades básicas. Las protestas populares y sus demandas deben ser respaldadas y se debe facilitar un proceso de asunción de responsabilidades.

El país también necesita una importante inversión sin compromisos realizada bajo un escrutinio anticorrupción para ayudar a alejar su economía del extractivismo y la dependencia de la exportación de recursos y ponerla en un camino hacia el desarrollo verde. Solo entonces puede comenzar el proceso de construcción de resiliencia climática bajo el liderazgo de los propios haitianos. De hecho, Haití será la primera gran prueba para el movimiento transnacional de justicia climática. Si no se hace justicia climática con los haitianos, entonces el nuevo acuerdo verde global está condenado al fracaso.

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no reflejan necesariamente la postura editorial de Al Jazeera.

Keston K Perry es un economista político con experiencia en política climática en el Caribe y América Latina. @kestontnt

Fuente: https://www.aljazeera.com/indepth/o...

Tomado de: http://www.rebelion.org/noticia.php...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los heavys que se queden calvos no podrán seguir ejerciendo, según el Colegio de Heavys de España

14 October, 2019 - 00:00

EL PAÑUELO EN LA CABEZA YA NO SERVIRÁ DE SUSTITUTO

Javi Ramos

El Colegio de Heavys de España ha anunciado esta semana que los heavys que se queden calvos no podrán seguir ejerciendo. “Los que no puedan agitar su melena al viento serán vetados de nuestros conciertos y de tomarse unas birras con nosotros”, informa en su última circular.

La entidad establece asimismo que los heavys que pierdan su melena y, por tanto, su número de colegiado, tendrán que entregar sus camisetas negras, sus collares de pinchos y sus chaquetas de cuero. “La idea es que las nuevas generaciones que sí tienen pelo puedan heredarlas”, explican los académicos del heavy metal. “Hasta ahora, a los calvos les permitíamos ponerse un pañuelo en la cabeza, pero eso se acabó”, reza la circular.

Aunque muchos heavys calvos intentan colarse en los conciertos con pelucas, con sus violentos movimientos de cuello éstas acaban cayéndose al suelo. “Los servicios de limpieza recogen entre diez y quince pelucas del suelo después de cada concierto”, lamentan desde el Colegio de Heavys de España. A partir de ahora, para evitar este tipo de situaciones, a los heavys calvos también se les retirará la licencia para gritar, por lo que tendrán que quedarse en sus casas.

La asociación cierra su comunicado anunciando que los heavys que, por culpa de la artrosis, no puedan hacer los cuernos con los dedos, serán relegados a raperos. “En el ambiente rap las personas con artrosis pueden pasar completamente desapercibidas y vivir una vida normal”, informan.

Fuente: https://www.elmundotoday.com/2018/0...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los Patriot españoles protegen la base aérea desde donde se ataca a los kurdos de Siria

13 October, 2019 - 00:05

Margarita Robles, máxima responsable de Defensa, asegura que, si se complica la guerra contra los kurdos, planteará retirar el destacamento español que, con misiles Patriot, defiende la base turca de Incirlik y sus entornos.

Las declaraciones de la ministra han sido recogidas ampliamente por la prensa nacional pero, sin embargo, ha pasado desapercibido que precisamente desde esta importante base aérea parten los aviones que están bombardeando las ciudades kurdas.

Ya se han producido muertes de civiles, entre ellas un niño de 11 años, Mohamed Yusef, alcanzado en la zona de Qamisli por un proyectil que también seccionó la pierna derecha a su hermana Sara Yusef, de 8 años de edad, según informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR).

Igualmente resultaron heridas varias personas cuando un convoy de notables de la región, en vehículos civiles y que se dirigía a la ciudad de Tel Abyad, fue atacado por los bombarderos turcos.

Sara Yusef, de 8 años, es atendida en Qamisli mientras su hermano Mohamed, de 11, yace sin vida a su lado. / SOHR

Se calcula que la cifra de desplazados se acercaría a las 100.000 personas, mientras los combates se intensifican, sobre todo en estas dos ciudades –Qamisli y Tel Abyad-, desde donde, al parecer, el Ejército turco, junto a sus milicias islamistas, pretenden dividir la región kurda en tres partes, aislando así a las Unidades de Protección Popular kurda (YPG). En algunas localidades, como en Dadat, próxima a Tel Abyad, ya se han denunciado casos de palizas a la población y saqueos por parte de las milicias pro-turcas.

No estamos más que ante el inicio de una operación de limpieza étnica de consecuencias históricas, sin precedentes, que puede implicar la desaparición del Kurdistán sirio, una región habitada por más de tres millones de personas que se extiende desde la frontera con Irak hasta el llamado Kurd Dag (Montes Kurdos), cuya capital es Afrín, próximo al Mediterráneo.

Precisamente, lo ocurrido en esta región es un precedente de lo que va a vivir el resto del Kurdistán sirio. También despegaban desde Incirlik los aviones que, a comienzos de 2018, iban abriendo el camino a las milicias islamistas para que expulsar a los kurdos de sus pueblos. Hoy, la región de Afrín es una zona sin ley, donde se denuncian continuamente robos, secuestros, torturas y asesinatos tras haber provocado el desplazamiento de más de 200.000 personas. Y entonces, como hoy, la misión española “Apoyo a Turquía” protegía con sus misiles Patriot la base de Incirlik, desde la que despegaban.

Es cierto que la misión española “Apoyo a Turquía” se enmarca en la operación Active Fence de la OTAN y que, por lo tanto, depende del mando de la Alianza Atlántica, pero no es menos cierto que Alemania se retiró el año 2017 unilateralmente del operativo por no estar de acuerdo con las políticas de Erdogán y que Holanda hizo lo propio dos años antes bajo la excusa de que necesitaba mejorar su capacidad técnica.

España, sin embargo, nunca ha dudado en dar su apoyo a Turquía, sobre todo en lo que se refiere a la cuestión kurda, siendo indiferente que el Gobierno fuera del PP o del PSOE. En los años 90, por ejemplo, se enviaron aviones de transporte de tropas CN-235, fabricados por CASA, que luego se utilizarían para trasladar a unidades especiales de la Jendarma a las provincias kurdas de Turquía, donde miles de pueblos fueron arrasados y despoblados por el Ejército con el correspondiente desplazamiento en masa de la población.

Incluso se llegaron a prohibir y censurar en España, en colaboración con la Embajada turca, exposiciones de carácter cultural que intentaban explicar este grave problema internacional, como ocurrió en el Centro Cultural Galileo Galilei, dependiente del Ayuntamiento de Madrid, y en el Museo Nacional de Antropología, perteneciente al Ministerio de Cultura. Igualmente, varios representantes kurdos fueron apresados en Madrid por la Policía española y acusados de terrorismo tras requisitorias de la Policía turca.

No será, por lo tanto, precisamente el Gobierno español quien proponga dentro de la OTAN parar los pies a Turquía y mucho menos plantear su posible expulsión de la Alianza, como ya han hecho algunos parlamentarios europeos y norteamericanos, por llevar a cabo, durante años, políticas contrarias a los principios fundacionales de esta organización internacional.

Pero, fracasada la iniciativa de cinco países europeos para que el Consejo de Seguridad de la ONU detuviera la invasión turca debido al veto de Washington y Moscú, solo la Alianza Atlántica, de la que depende el sistema militar turco, puede parar esta locura de Erdogán a no ser que la OTAN con su “Apoyo a Turquía” quiera convertirse en cómplice de un etnocidio que creará en Oriente Medio un problema mayor que el palestino.

Fuente: https://www.cuartopoder.es/internac...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Buenas, venimos a hablar sobre la independencia

13 October, 2019 - 00:00

Hola, buenas, venimos a hablar en representación de una parte importante de la población de Catalunya.
Sí, dígannos.
Miren, es que nos gustaría ser un estado independiente.
Ningún problema, están ustedes en su derecho a aspirar a eso, siempre que lo hagan por vías legales y legítimas.
Sí, de eso queríamos hablarles. Es que resulta que los partidos políticos que representamos esa aspiración hemos ganado las elecciones en Catalunya.
Muy bien, pues gobiernen la comunidad autónoma.
Ya, pero es que en nuestros programas electorales se planteaba la independencia, y si la gente nos ha votado...
Esa no es la forma legal de conseguir eso.
Tal vez podríamos mantener algún tipo de conversaciones para ver cómo hacemos...
Estamos dispuestos a dialogar con ustedes de todo lo que quieran excepto de una posible independencia.
En otros países con una situación similar se ha organizado un referéndum para conocer de forma inequívoca cual es la voluntad popular...
Sí, pero en España tenemos una ley, según la cual para realizar cualquier tipo de consulta hay que obtener el permiso del gobierno central.
Estupendo, pues aprovechamos para solicitar dicho permiso.
Permiso denegado.
Bueno, entonces podemos organizar una consulta informal y no vinculante, que al menos nos sirva para saber qué piensa la gente.
Se lo prohibimos. Eso es contrario a la constitución.
¿Pone en algún sitio de la constitución que no se pueda preguntar a la gente a ver qué quiere?
Es contrario a la constitución cualquier cosa que ponga en peligro la unidad de España.
Bueno, pero si fuera el caso de que la mayoría de la población catalana no deseara formar parte de España debería haber alguna forma democrática para abordar eso, ¿no creen?
La constitución no prevé ni permite ese caso.
Pero la constitución se puede reformar. De hecho ustedes ya lo han hecho alguna que otra vez, y no precisamente para dar cauce a los deseos del pueblo.
Para esto no se va a reformar.
Pues no nos dejan otro camino que la desobediencia civil pacífica.
¡Rebelión!, ¡sedición!, ¡malversación! ¡A la cárcel!

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas