Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 1 hora 5 min

El muro

14 March, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cárcel y explotación laboral

14 March, 2018 - 00:00

El Estado español ha ido introduciendo en su discurso justificativo algunos de los valores inherentes a una nación democrática que reconoce el derecho al trabajo en las cárceles, pero no garantiza la igualdad de todas las personas en el acceso y en la remuneración de una labor profesional.

Beatriz Palmés
Asesora jurídica y futura abogada

Al cierre del año, el Gobierno anunció que iba a incrementar el Salario Mínimo Interprofesional progresivamente hasta dejarlo en la insinuante cantidad de 850 euros para el cierre de 2020. En este presente 2018 se preveé una subida del 4%, lo que nos sitúa en los 735,90 euros al mes, una cifra que sigue siendo un espejismo para miles de personas trabajadoras en el Estado español. ¿El por qué? Sencillo: tras la falacia de la mejora de la economía gracias al repunte de las contrataciones se esconde una política general permisiva con el abuso empresarial en los contratos precarios. Y es que aunque el SMI se reconoce como una norma de mínimos, no se han establecido las medidas de protección necesarias para que hablemos de aplicación efectiva.

En las cárceles, como en otras instituciones estatales, el Estado español ha ido introduciendo en su discurso justificativo algunos de los valores inherentes a una nación democrática que reconoce el derecho al trabajo. Estos cambios, no obstante, no garantizan la igualdad de todas las personas en el acceso y en la remuneración de una labor profesional.

EVOLUCIÓN DE LA PRIVACIÓN DE LIBERTAD

No es casual que los centros de privación de libertad que conocemos comúnmente como cárceles se llamen ‘Centros Penitenciarios'. Si una penitencia es cumplir una pena, la palabra castigo es sinónimo, sobre todo teniendo en cuenta que el referente anterior e inmediato a la pena de prisión institucionalizada son las torturas físicas y sicológicas. En este sentido, la fe religiosa ha tenido una incidencia fundamental en cómo se enjuicia el comportamiento humano. El período histórico que mejor lo evidencia es la Edad Media; entonces, el encierro de carácter provisional [1] sólo servía como paso intermedio entre la captura y el juicio con ejecución de sentencia. Para muestra, un botón: en la caza de brujas de la Inquisición española, persecución por la que conocemos relatos de todo tipo de crueldades cometidas en actos públicos para facilitar el control social, se aprecia la indisoluble relación entre moral cristiana y sociedad.

La reclusión en tanto que pena en sí misma no tiene más de trescientos años y hay que decir que es el resultado de consideraciones modernas: la pena de privación de libertad se institucionaliza con el cambio del Absolutismo al Liberalismo durante la Ilustración, instaurándose con una finalidad correctiva o transformadora. Sumado a ello, en los tempranos comienzos del capitalismo, surge la idea de obtener un provecho económico de la reclusión de las personas presas y con este giro de tuerca se abandona la tortura como moneda de cambio por el delito cometido, orientando progresivamente el discurso político-jurídico hacia el presente y la reinserción, una política que presupone caracterizar regímenes de gobierno humanitarios y que para el caso del Estado español se expone en el artículo 25 de la Constitución [2].

GÉNERO Y CÁRCEL

La política actual del trabajo en los centros penitenciarios no dista tanto de la explotación esclavista del Régimen de Franco. Durante la Dictadura, la explotación laboral sustentó el entramado de medios económicos y ejecutivos para asegurar la supervivencia del Régimen. Así, los hombres ‘válidos' serían destinados a campos de trabajo y tareas forzosas en construcción, minería y labores agrícolas. En el caso de las mujeres, el precedente inmediato de la cárcel femenina en el Estado español son las ‘Casas Galera' [3], creadas para suplir la necesidad de reprimir a ‘mujeres vagantes, y ladronas, alcahuetas, hechiceras, y otras semejantes' [4]. Si bien en algunas de estas cárceles la puesta en marcha de talleres profesionales sería tardía, en otros las presas comenzarían a prestar su mano de obra tempranamente con el correspondiente aprovechamiento económico de la Institución; Muchas de estas mujeres trabajaron en talleres de costura y otras labores asignadas cultural y tradicionalmente a la figura de la mujer: apostamos por creer que en la posición de poder de la Institución y con la desvalorización de la figura de la persona interna, es plausible que al menos una parte de esas labores profesionales no fueran remuneradas y se prestaran en auténticas condiciones de esclavitud.

Volviendo al presente, a fecha de julio de 2017, hay 55.814 hombres en prisión y 4.546 mujeres -el 7,53% de la población reclusa-. Aunque estas cifras no son un reflejo de la criminalidad sino de la política criminal del Estado, esta lectura diferencial de la persona delincuente en términos de género binario nos hace reflexionar sobre la educación de género y la cultura patriarcal que presume antagonistas al hombre y a la mujer. Sumado a ello, y debido a lo anterior, el Estado no asume que el sexo femenino constituya un riesgo o una amenaza que se deba contemplar en las más diversas formas en las que se extiende la potestad sancionadora: hay menos mujeres en los cuerpos de seguridad así como que es poco frecuente observar presencia policial en manifestaciones, acciones y concentraciones no mixtas; en cuanto a la distribución de los propios espacios, en España sólo hay tres cárceles para mujeres. El resto son módulos femeninos que se crean dentro de cárceles masculinas. Pasa así también en otros espacios de privación de libertad como centros de menores de edad y los CIE -Centros de Internamiento de Extranjeros-.

Recogiendo lo expuesto por la Constitución en materia de derechos fundamentales, la página de Instituciones Penitenciarias reconoce que ‘el trabajo es un instrumento básico para la reinserción de la persona en prisión pues la prepara para una mejor integración en el mundo laboral una vez cumplida la pena'. La normativa vigente encargada de estructurar la prestación de trabajo de las personas internas es el Reglamento de Centros Penitenciarios del Estado español, que dedica un escueto e incompleto capítulo al desarrollo de la relación laboral especial penitenciaria [5]. Veamos cuán especial es esta relación.

Por un lado, el Reglamento diferencia entre los trabajos de carácter productivo y los no productivos. El trabajo productivo se desarolla en los denominados ‘talleres profesionales' cuya gestión puede ser directa, a través de la Entidad Estatal de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo o puede ser indirecta, gestionada por empresas externas. En la modalidad gestión directa, los talleres son propios de la Institución, normalmente para autoabastecimiento; así, por ejemplo, las personas presas se emplean confeccionando los uniformes del personal funcionario, o bien son empleados de la propia prisión, encargándose de labores como lavandería, cocina o mantenimiento.

El trabajo productivo en gestión indirecta es aquel en el mediante un convenio de colaboración con una entidad privada se elabora un producto, un bien material, que posteriormente será expuesto en el mercado laboral para su venta. Una de sus ‘especialidades' es el privilegio que ostentan las 130 entidades privadas que colaboran con la Institución: el espacio de trabajo está en la propia cárcel, por lo que los suministros y estructura están sufragados por el Estado. La misma Institución Penitenciaria es quien facilita la mano de obra, poniendo a disposición de las empresas a las personas internas que quieran emplearse. La remuneración de este trabajo que corre a cargo del Real Decreto 782/2001, de 6 de julio, por el que se regula la relación laboral de carácter especial de los penados que realicen actividades laborales en talleres penitenciarios, deja mucho por decir al regular que ‘para la determinación de la retribución [...] se tomará como referencia el Salario Mínimo Interprofesional vigente en cada momento, de tal manera que el salario resultante se fijará proporcionalmente al número de horas realmente trabajadas y al rendimiento conseguido por el trabajador'.

Una de las cuestiones que particularmente pervierte esta relación laboral es que aún con las facilidades de ahorro en costes de producción, no sólo no hay obligatoriedad de aplicar un referente salarial sino que además estas empresas, con el beneplácito de la administración penitenciaria, NO aplican el criterio del salario mínimo interprofesional. De las más de 60.000 personas privadas de libertad en Centros Penitenciarios, se estima que hay 12.000 empleadas, de las que unas unas 3.500 prestan mano de obra para alguna de las empresas colaboradoras. Actualmente, la población reclusa que trabaja es un escaso y aproximado 24% del total. De ese porcentaje, la mitad cobra MENOS DE 200 EUROS.

Si el SMI se ha consignado como un derecho fundamental, un contenido de base que regula la prestación de trabajo en el Estado español. ¿Acaso la realidad que acontece de muros adentro de las prisiones trasciende la Jurisdicción española? ¿Cómo es posible que esto ocurra bajo la supervisión de un Estado que se vanagloria de ser garantista de derechos fundamentales?

Los muros de la prisión no abren las puertas a Narnia. Esto tiene un nombre y se llama esclavitud laboral.

[1] Medida similar a la actual prisión preventiva mediante la que se pretende garantizar que la persona presa asista al acto de juicio, no cometa otro delito y/o se hagan las averiguaciones pertinentes para el enjuiciamiento.

[2] Del Título I. De los derechos y deberes fundamentale. Capítulo segundo. Derechos y libertade. Sección 1.ª De los derechos fundamentales y de las libertades públicas. Artículo 25: [...] Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado a pena de prisión que estuviere cumpliendo la misma gozará de los derechos fundamentales de este Capítulo, a excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la ley penitenciaria. En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad. [..]

[3] La Pena por Galeras es una pena de servir remando en las galeras reales que se imponía a ciertos delincuentes. Existieron otras penas basadas en trabajos forzosos que llevarían a los presos a la muerte. No obstante, como apuntamos antes, esto sería modificado por los intereses económicos.

[4] Consulta más infor interesante aquí: http://archivodeinalbis.blogspot.co...

[5] Consulta el régimen dispuesto para ello a partir del artículo 132 y siguientes aquí: https://www.boe.es/buscar/act.php?i...

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/conqu...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La Plataforma Global Contra Las Guerras denuncia la complicidad del Ayuntamiento de Madrid con el yihadismo

13 March, 2018 - 00:00

Tortuga publica este comunicado remitido a nuestro buzón sin hacer propias necesariamente las manifestaciones que en él se contienen ya que no tenemos medio de contrastarlas debidamente. Nota de Tortuga.

Nos dirigimos a la a la alcaldesa doña Manuela Carmena ante la intención que ha mostrado de dedicarles una calle a los cómplices del terrorismo en Siria, los llamados Cascos Blancos (“White Helmets”).

En diciembre de 2016, ya apagaron las luces consistoriales “en señal de dolor por lo acontecido en Alepo”, dando a entender que fue arrasada por lo que llaman pérfido régimen de Damasco. Lo que ocurrió, y ya lo podía saber cualquiera hilvanando cabos, es que la ciudad fue liberada del yugo integrista, y la prueba está que ahora mismo ha vuelto a ser la ciudad próspera que siempre había sido. A diferencia de Trípoli (Libia), que tras la “altruista” mano de la OTAN y de sus aliados, llamados al igual que en Siria “rebeldes”, se ha convertido en un gigantesco mercado de esclavos, como ha recalcado incluso la prensa generalista occidental. Y referente a toda Libia en sí, desde la culminación de la intervención es un estado fallido.
Nos duele especialmente este blanqueamiento de acciones en una ciudad que ya sufrió un ataque terrorista yihadista, que causó doscientos muertos y que todavía guardamos en la memoria. Es inmoral condenar y combatir esta violencia aquí para luego financiar y sostenerlo en Oriente Medio. En Libia es sabido que como órgano de ordenamiento jurídico se implantó la sharía, que a buena parte de la ciudadanía le hizo saltar las alarmas sobre quiénes eran verdaderamente esos rebeldes a los que estaban apoyando. A ayuntamientos e instituciones no. No creemos que vayan a ser tontos, más bien, que están jugando a otra cosa. Siria, en cambio, sigue organizada y resistiendo y el precio que está pagando es carísimo. Y si no pueden derrocar al legítimo Gobierno Sirio por la vía militar, a los grandes medios de Occidente y a sus instituciones únicamente les queda dibujar el relato de una falsa victoria. Y que quede el poso en la opinión pública de que allí había una dictadura que gaseaba a sus conciudadanos.. y que si no ahora, habrá que intentar volver a invadir más tarde. Una mentira tras otra.

“La utilización propagandística de organizaciones no gubernamentales, supuestas o reales, en conflictos y operaciones de cambio de régimen, tiene una larga historia reciente, (..). Los “Cascos Blancos” de Siria han estado en el centro de una de esas acciones cuyo objetivo reciente, y frustrado, fue la campaña en pro del Premio Nobel de la Paz 2016” (1). El papel de las ONGs de la más variada índole está ahora en la picota por múltiples y repugnantes casos de corrupción y abusos sexuales. Pero también tienen que estar en el punto de mira porque son sospechosos, y a menudo claramente culpables, de manipular la información y a la opinión pública.
Los Cascos Blancos han protagonizado burdos montajes en la zona del conflicto, como el del falso herido al que socorrían, en un “mannequin challenge”, tan de moda en las redes sociales (2). O como a la misma niña era “rescatada” en tres sitios distintos (3). Si desconoce de lo que estamos hablando, señora alcaldesa, documéntese o más sencillo, apóyese en las referencias que la proporcionamos (4)(5).” los Cascos Blancos son usados por los principales medios de comunicación occidentales como una herramienta de propaganda antisiria. Esta función la cumplía el Ejército Sirio Libre antes de perder su utilidad. La organización existe como una tapadera de Occidente para financiar a grupos armados que operan en el norte del país árabe. Los activistas de la organización de una u otra manera participan en diversas acciones de intimidación, ejecuciones y masacres que tienen lugar dentro del territorio sirio. Los medios de comunicación afines a las autoridades sirias han publicado en varias ocasiones fotos y vídeos que indican la conexión de los Cascos Blancos con el Frente al Nusra y otros grupos yihadistas.” Ello es palpable en vídeos donde son cómplices de ejecuciones a la luz del día, o imágenes donde se ven a terroristas disfrazados de enfermeros (6) (7).

Por todo ello, y por mucho más exigimos la retirada de la iniciativa de darles una calle, así como que renuncien a cualquier otra actividad pagada con nuestros impuestos de sutil apología del terrorismo y del imperialismo – a ello acaba desembocando todo lo citado – disfrazada de honesta acción humanitaria.
Atentamente: Plataforma Global Contra Las Guerras

1 _ http://blogs.lavanguardia.com/paris...

2 _ https://www.youtube.com/watch?v=Zgl...

3 _ http://agendacomunistavalencia.blog...

4 _ https://es.sott.net/article/49544-A...

5 _ https://es.sott.net/article/50068-E...

6 _ https://www.liveleak.com/view?i=fd8...

7 _ https://twitter.com/Ameen_media/sta...

8 _ https://www.youtube.com/watch?v=nG0...

9 _ http://madrizalaizquierda.blogspot....

10 _ https://www.youtube.com/watch?v=L2k...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Volver a tierra: Guy Debord y la crítica de la sociedad del espectáculo

13 March, 2018 - 00:00

Amador Fernández-Savater
29/11/2014 -

Guy Debord fue un revolucionario, filósofo, aventurero, escritor y cineasta francés nacido en el año 1931. Fundó el grupo y la revista Internacional Situacionista (IS), considerado por Mario Perniola como “la última vanguardia del siglo XX”. En 1967, publicó La sociedad del espectáculo, un libro mítico y una referencia de primer orden en el debate crítico sobre la naturaleza del capitalismo moderno. “Todo lo que era directamente vivido, se aleja hoy en una representación”, afirmaba Debord en la primera tesis del libro. La IS tuvo una influencia significativa en los lenguajes, las estéticas, los estilos y los contenidos de la revuelta de Mayo del 68.

Guy Debord se quitó la vida el 30 de noviembre de 1994, justo ahora hace 20 años. Aprovechamos la excusa de este aniversario para volver sobre la teoría y la práctica situacionista. No sólo de Guy Debord, porque la IS fue una aventura colectiva con multitud de aportaciones y distintos protagonistas. Lo hacemos de la mano de Luis Navarro, filósofo y activista, teórico del arte y las redes, que en los años 90 fue pionero en España en el rescate de aquella experiencia, traduciendo textos, poniéndolos en circulación a través de libros, fanzines y redes como el Archivo Situacionista Hispano, estableciendo contactos entre los documentos y los movimientos críticos vivos en aquel momento (insumisión, okupación, fanedición, antiglobalización, etc.). ¿Qué fue y qué queda de la teoría crítica de los situacionistas sobre la sociedad del espectáculo?

***

1- ¿En qué sentido piensas que tienen hoy actualidad los situacionistas, más allá del estudio del pasado o la nostalgia?

Luis Navarro. Me gusta contemplar la experiencia de los situacionistas, más que como un corpus teórico o un sistema, como un relato, una especie de ciclo épico que ilumina las movilizaciones que se han sucedido desde entonces, desde mayo del 68 hasta el 15M. Existe un antes y un después de la práctica de los situacionistas que la convierte en referencia imprescindible para todos los movimientos sociales y artísticos, y la clave fundamental está en la ruptura consciente con los viejos códigos de representación y la búsqueda experimental de nuevas formas de política y de producción cultural.

2- Los viejos códigos de representación, supongo, es lo que ellos llamaban “sociedad del espectáculo”. ¿Qué es el espectáculo?

Luis Navarro. Tal y como Debord nos lo presenta, en las sociedades marcadas por el modo de producción capitalista avanzado, el espectáculo es todo, en su indefinición y en su concreción absoluta.

Es la forma en que nos relacionamos a través de las imágenes que se construyen desde los grandes medios de comunicación y no de la experiencia viva, es la forma en que consumimos un menú de mercancías degradadas y aceptamos una construcción artificial y dirigida del sentido del mundo como si fuese nuestro medio natural.

El espectáculo cumple en la sociedad de masas una función equivalente a la que cumplía la religión en las sociedades tradicionales o el arte en la formación del capitalismo. Su lógica consiste en hacer de la representación que muestra algo más real que la experiencia vivida, más real que nuestras propias necesidades, reduciendo al individuo a la condición de espectador pasivo en la política, en la producción y el consumo, en la aceptación del estado de cosas existente.
La vida cotidiana como campo de investigación y de batalla

3- El espectáculo, decía Debord, es la reconstrucción material de la ilusión religiosa, el "cielo" donde los seres humanos sitúan sus propios poderes separados de ellos, las "nubes" donde proyectamos nuestros deseos, capacidades y posibilidades. “De ese modo, es la vida más terrena la que se vuelve opaca e irrespirable”, concluía. Por el contrario, la apuesta de los situacionistas era, creo, bajar de las nubes y regresar a esa vida terrena, hacerla vivible, respirable, intensa. Politizar la vida. ¿Cómo investigaron los situacionistas la vida cotidiana de su época y buscaron transformarla? ¿Por medio de qué procedimientos, de qué dispositivos, de qué invenciones?

Luis Navarro. En su primera época, los situacionistas desarrollaron una serie de prácticas que -quizá en un exceso de racionalización- pretendían elevar a la condición de técnicas, pero que en su campo no pasaron de ser, como tu bien dices, “procedimientos”. Algunos muy eficaces, como la deriva experimental, el paseo sin meta como forma de romper con las rutinas que rigen los comportamientos habituales y propiciar experiencias inéditas. El desvío era el modo de eludir los pasos establecidos, tanto en el plano físico como en los textos. La psicogeografía pretendía ser la ciencia que explorase la relación entre calidad de vida (de vida interesante) y las condiciones del entorno urbano, que habría de servir para la composición de un “urbanismo unitario” que integrase todos los procedimientos técnicos y artísticos conocidos en la construcción de ese entorno. Hay una lista interminable de procedimientos que intentaron explorar y aplicar, pero éstas serían sus líneas maestras, junto a la construcción de situaciones, es decir la producción técnica de acontecimientos.

4- ¿Qué entendían por “construcción de situaciones”?

Luis Navarro. Una situación es un momento de la vida capaz de traducirse en experiencia, en conocimiento irreductible que puede equipararse a la vivencia del creador en el momento de producir su obra, o a la contemplación ensimismada y despreocupada de ésta. Podríamos ver la situación como el “tiempo estético” fugaz y eterno de los modernos artistas, pero profanado por la vida cotidiana.

Una situación puede ser espontánea o construida, es decir, producto de una secuencia azarosa de acontecimientos capaz de generar sentido en quien los vive, o resultado de un diseño consciente que apunta a resultados específicos.

A los surrealistas les gustaba descifrar situaciones espontáneas; los situacionistas, que eran sus discípulos arrogantes y rebeldes, preferían diseñar situaciones y explorar sus efectos. Una revuelta es una situación, medie o no la acción de una vanguardia. Una exaltación amorosa es una situación, provocada o no por la seducción consciente. Los situacionistas confiaban en producir efectos tales aplicando técnicas conscientes, como las enumeradas antes.

5- Hay un impulso utópico muy fuerte en los situacionistas. No deseaban la vida como es, sino cómo podría ser. Para ellos se trataba, a la vez e indisociablemente, de “transformar el mundo y cambiar la vida”. ¿Qué ha sido de la imaginación utópica, hoy cuando reivindicamos una casa, un trabajo y una vida digna?

Luis Navarro. El contexto ha cambiado sensiblemente. Por muy radicales que fuesen los situacionistas en sus planteamientos, estos se situaban en un contexto de desarrollo y progreso tecnológico. Lo que denunciaban era la falta de aplicación de este progreso a la conquista de una vida más elevada, a la liberación del trabajo, a la recuperación del entusiasmo de la aventura y la integración de la creatividad en la vida cotidiana.

Paradójicamente, hoy disponemos de más adelantos tecnológicos, han aumentado los niveles de riqueza pero nuestras vidas se han precarizado hasta el punto de amenazar derechos fundamentales. Esto no debería para mí suponer una rebaja en el tono de las reivindicaciones que planteaban los situacionistas, sino una confirmación material de la inviabilidad del sistema que atacaban y una invitación a explorar otras posibilidades.

Creo que el reclamo situacionista de una vida buena sigue siendo operativo en las condiciones actuales y logra ser inspirador a pesar de todo. A mí me sigue resonando en eslóganes 15M como “La revolución enamora” o “No somos mercancías en manos de políticos y banqueros”. Es cierto que los situacionistas luchaban contra el aburrimiento y la represión de una sociedad de abundancia y hoy lo hacemos en una situación más bien de precariedad, pero el problema de fondo solo se ha acentuado: la expropiación de las condiciones de existencia en beneficio del capital concentrado.

Revolución cultural: cambiar las formas de la experiencia

6- En 1958, Debord escribió unas “tesis sobre la revolución cultural”. Fue uno de los primeros textos de la IS. ¿Por qué una revolución cultural, cómo la entendían, dónde la veían?

Luis Navarro. Uno de los aciertos de los situacionistas fue poner la cultura, considerada anteriormente como un epifenómeno o un efecto superestructural, en el centro de la transformación social, y reinterpretar el marxismo a la luz de los fenómenos de subjetividad.

Era común entre las vanguardias utilizar el término revolución y buscar una salida política para sus prácticas, con el deseo de romper la distancia entre el mundo artístico, objeto de tantas revoluciones fugaces, y la vida real que seguía siendo igual de plana. Los intentos de los situacionistas se inscribían más bien en la búsqueda de la “obra de arte total”, que habría de ser ni más ni menos que la transformación de la sociedad, la creación de situaciones que no admitiesen vuelta atrás.

7- ¿Dónde ves la herencia de sus ideas más propiamente artísticas o culturales?

Luis Navarro. La búsqueda de un tipo de práctica simbólica capaz de superar los límites del arte y de generar efectos vivos ha tenido su importancia en la integración de formas performáticas de protesta en los movimientos. El desvío humorístico de mensajes previos, el uso de memes y eslóganes o la producción de pequeños escándalos que funcionan como disloques perceptivos, son herramientas que han sido ampliamente utilizadas por el mundo contestatario. Pero muchas de estas prácticas han sido ampliamente recuperadas también por los medios de comunicación, que las ha reformulado y adaptado a sus propios fines de entretenimiento y dominación.

En el momento en que muchas de estas prácticas se han banalizado o se han integrado en el sentido común, es preciso profundizar la acción para que tenga efectos reales, plantearla de forma estratégica y no sólo ocurrente. Creo que lo más importante que ha sucedido desde entonces tiene que ver con la apuesta más radical de Debord: la generación de una contracultura capaz de enfrentar el discurso oficial y construir un poder paralelo.

8- “El estado de doble poder en la cultura”, que decía Debord.

Luis Navarro. La opción de Debord en las tesis era la construcción de culturas paralelas en los márgenes del sistema, como los antiguos burgos o las chabolas del extrarradio, hasta crear una situación crítica de enfrentamiento y “doble poder”.

Pero hoy esas culturas se están construyendo, no tanto en el exterior, como más bien mediante la apropiación y difusión de las herramientas de la comunicación entendidas como armas necesarias dentro del conflicto, es decir, mediante la elaboración de redes de contrainformación, medios libres, autoedición y más tarde mediante las posibilidades que ha abierto internet. Estas experiencias han roto con el flujo unilateral de la información y han instaurado nodos de crítica que fueron muy importantes ya en el movimiento antiglobalización y luego en el 15M.

El escenario de Sol en los primeros días de la acampada, imagino también que el de otras plazas, constituye para mí el ejemplo más claro de cuantos he vivido personalmente de creación colectiva de una situación sin vuelta atrás, es decir, de la obra total que rompe todas las separaciones.
Más allá de los situacionistas

9- De alguna manera, ¿no hay, en esa apropiación que hace la gente de los medios a su alcance, una refutación de algunas de las tesis situacionistas más importantes? Por ejemplo, el desprecio elitista del espectador como un sujeto esencialmente ignorante y pasivo; o la magnificación de la capacidad espectacularizadora del capital, considerada casi omnipotente, y que conduce a la paranoia, la inacción, al silencio, a la no comunicación o a la acción autorreferencial.

Luis Navarro. Por un lado, creo que los situacionistas menospreciaron el papel crítico del espectador en su interacción con los medios. El espectador está en disposición de elegir qué tipo de representaciones determinan sus actuaciones. Aunque el marco esté restringido, su interacción tiene la potencia material de ampliar ese marco. Lo que da sentido al mensaje (o lo que, en otro contexto, explica y realiza la obra de arte) no son los arcanos que el emisor haya enterrado en ella, sino el contenido que el receptor es capaz de descifrar y de integrar en su mundo.

Por otro lado, es cierto que las tecnologías de redes han cambiado en gran medida el escenario social y han permitido enfrentar con representaciones alternativas el flujo unidireccional de información, la versión única de la realidad que los grandes medios proponen. Pero hay que entender que estas herramientas, estas tecnologías de la información en cuyas coordenadas entendemos la realidad, no son neutrales, sino que han surgido en determinado contexto y están ideológicamente cargadas. No contienen en sí mismas el componente emancipador, sino que en ocasiones juegan como obstáculos.

10- Un amigo del 15M dice que, a día de hoy, las máquinas electorales “le han pegado un patadón al balón de la política y lo han mandado al tejado”. Así, de actores de la política cotidiana (en las plazas o las mareas) habríamos vuelto a ser espectadores del teatro de la representación. ¿Lo vives así o se trata de otra paranoia situacionista?

Luis Navarro. El 15M surgió con un componente cultural que se instalaba en su núcleo: la crítica de la representación, tanto en el marco político como en el de las imágenes que ofrecen los grandes medios, reclamando una “democracia real”.

De forma completamente consecuente, pero absolutamente sorprendente, se organizó en asambleas públicas y abiertas en la calle, recuperando formas de hacer política que creíamos arrasadas por el “espectáculo”. Construyó una ciudad alternativa en territorio hostil y todo el universo de valores que podría hacer que funcionase sobre la marcha.

Una de las sensaciones más vivas que me quedan de aquellos días era ese choque brutal con la realidad, con su erotismo y su tragedia, la realidad excesiva que desbordaba e inundaba cualquier intento de canalizar institucionalmente la indignación en forma de partido político. Todo esto sembró un tejido organizativo notable y un cambio de percepción en la sociedad, pero la sensación que proyecta el espectáculo es que no se avanza en los objetivos fundamentales, y que sin un asalto institucional todos estos esfuerzos se quedan en una nueva subcultura.

Podemos ha aprovechado este vacío tratando de subvertir las lógicas del espectáculo con un discurso que se acercaba a la sensibilidad del 15M, pero conforme avanza en sus objetivos observamos cada vez más un acondicionamiento a estas lógicas que denunciaba Debord: personificación del movimiento en el líder, gestión de los especialistas, retorno de lo televisivo y abandono de la calle, listas abiertas pero opacas, en definitiva, centralización del poder y abandono de la pluralidad que pugna en las redes.

Pero también hay que decir y reconocer que, en este momento de descomposición del régimen del 78, existe un vacío, una oportunidad histórica, un deseo y una posibilidad, una aspiración que hay que saber cómo colmar para que no quede frustrada y Podemos ha interpretado a su modo todo eso muy eficazmente.

11- Por último, Luis, ¿cómo explicas el marcado carácter sectario de los situacionistas, qué les llevaba una y otra vez a erigirse en un Tribunal (de los demás y de sí mismos) con exclusiones, expulsiones, insultos, etc.? Es una herencia terrible.

Luis Navarro. Creo que es un efecto de las contradicciones derivadas de su propia posición en la cultura. Pese a que sus propuestas en este campo son radicales y destructivas, la Internacional Situacionista surge como una vanguardia artística y el propio Debord responde todavía al perfil del artista moderno, ese individuo privilegiado y pagado se sí mismo que necesita afirmarse en la producción de algo nuevo. Aquí todavía funciona el folklore de las vanguardias, los enfrentamientos entre grupos, la dificultad para componer una identidad de movimiento basada en individualidades plurales, e incluso el olor rancio de la vieja política que todavía impregna a tantas organizaciones.

Fuente: http://www.eldiario.es/interferenci...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Santander: ¡No queremos en nuestro puerto armas y explosivos para la masacre en Yemen!

12 March, 2018 - 00:00

Por Pasaje Seguro y otras ONGs

Exigimos a las autoridades competentes que tomen medidas inmediatamente.

No queremos ser cómplices ¡No en nuestro nombre!
Vecinos y vecinas de Santander hemos tenido conocimiento de que un barco cargado de armamento y explosivos para Arabia Saudí está atracado en Cantabria, en el Fondeadero de los Mártires de Santander. Entendemos que su destino final será contribuir a la masacre que Arabia Saudí está perpetrando contra la población de Yemen.

Creemos que es la primera vez que viene a Cantabria, pero no queremos que se convierta en algo habitual. No son bienvenidos, porque las armas se usarán contra la población yemení masacada en un conflicto tan extremadamente cruento como silenciado en los medios y que se ha cobrado ya más de 10.000 muertos y al menos dos millones de desplazados, la mitad sin refugio.

Tampoco, por cierto, queremos exponernos a un nuevo incendio como el del Machichaco, y tenemos entendido que el barco tiene explosivos en su carga.

En resumen: no admitimos que este emisario de la guerra se quede en nuestro puerto. Los compañeros y compañeras de Ongi Etorri Errefuxiatuak, junto con Greenpeace, ya consiguieron con sus denuncias que los echaran de Bilbao, y aquí tiene que ocurrir lo mismo. Esperamos que no se haga necesario llevar a cabo acciones como las que a estos colectivos les ha supuesto sufrir el castigo penal —cuatro activistas se encuentran a la espera de juicio—.

Exigimos a las autoridades competentes que tomen medidas inmediatamente.

No queremos ser cómplices ¡No en nuestro nombre!

Fuente: http://kaosenlared.net/santander-no...

Categorías: Tortuga Antimilitar

A guanyar diners

12 March, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

España es un país más seguro de lo que el programa de Ana Rosa nos enseña cada mañana

12 March, 2018 - 00:00

Sandra Sánchez

De las diez noticias más leídas a nivel global en 2017, cuatro tenían que ver con sucesos. Lo mismo ocurre con una de las cabeceras españolas de mayor tirada como es el diario El Mundo, con cinco de diez.

La existencia de una correlación entre la sobreexposición de sucesos en los medios y un aumento de la percepción del riesgo por parte de la población, ya ha sido en varias ocasiones materia de estudio. Y algo parecido puede estar ocurriendo en España. Y es que los últimos sucesos no sólo están copando espacio en prensa, radio y TV, sino también buena parte de la conversación en las redes sociales.

Así, desde Magnet, y atendiendo a los datos, hemos querido constatar si realmente España es un país cada vez más peligroso.

¿Cuántos asesinatos y homicidios se cometen en España?

Cada año, el Ministerio de Interior realiza un balance de criminalidad en el que aporta una serie de estadísticas que hacen referencia al número de delitos y crímenes ocurridos en España. Una de las variables que se maneja es el número total de homicidios dolosos y asesinatos consumados, pese a que ambos crímenes se juzgan de manera diferente.

El asesinato se produce cuando en el crimen cometido ha habido alevosía, ensañamiento o concurrencia de precio (matar a alguien a cambio de una retribución). Delito que supone una pena de prisión de 20 a 25 años. Mientras, el homicidio sucede cuando una persona acaba con la vida de otra, pero sin incurrir en los tres supuestos anteriores. La pena, en este caso, es de 10 a 15 años.

Con todo, según los datos de Interior, en España hubo 292 homicidios y asesinatos consumados en 2016. Por primera vez, desde que empezó a realizarse esta estadística en el año 2000, se baja de la barrera de los 300.

Es una cifra que supone una tasa de 0,63 por cada 100.000 habitantes, según cálculos realizados entre los datos de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) y los datos de crimen de Interior.

En el año 2000, se registraron 553 homicidios y asesinatos consumados. Ahora, el número de crímenes es un 38% menor.

Los condenados por homicidio no llegan ni al 1% del total… y 9 de cada 10 son hombres

En el 2016 hubo un total de 271.526 adultos condenados en España. De esos, 1.252 fueron por homicidio en todas sus formas, según datos del INE. Cifra, como vemos, superior a la que manejan los datos de Interior de los que acabamos de hablar. Esto se debe a que las estadísticas del INE incluyen los detenidos por homicidio, asesinato, homicidio imprudente, tentativa, conspiración, etc. Es decir, no todos estos crímenes son consumados.

Así, de todos los adultos condenados en España en 2016, tan sólo un 0,46% fueron por homicidio. El porcentaje más bajo de la última década.

Si atendemos a las estadísticas por sexos, la diferencia es clara. Nueve de cada diez adultos condenados por homicidio son hombres. En otras palabras: 1.126 varones frente a 126 mujeres en 2016. O lo que es lo mismo: 6,08 cada 100.000 adultos, frente a 0,64 cada 100.000 adultas.

Datos que, por cierto, tienen luces y sombras. Y es que en 2016 se registró la cifra más alta de mujeres mayores de 18 condenadas por homicidio de la última década. Al contrario de lo que ocurre en el sexo opuesto, pues sólo en el 2008 hubo menos hombres condenados.

En España las principales causas externas de muerte (es decir, que no tengan que ver con enfermedades) son por suicidio, accidentes de tráfico, ahogamiento o caídas accidentales. Para ver las defunciones por homicidio, tenemos que irnos a los últimos puestos de la lista.

Y es que de las 410.611 muertes que hubo en 2016, unas 280 fueron por homicidio o asesinato, según datos del INE. Es decir, un 0,07% respecto del total. El porcentaje más bajo de la última década, junto al 2015.

Y si un alto porcentaje de condenados por homicidio son hombres, lo mismo sucede con las víctimas. Del total de defunciones por homicidio que hubo en 2016, un 63,12% son varones, frente al 36,87 de las mujeres.

Así, España se ha convertido en uno de los países con menos tasa de homicidios y asesinatos del planeta

Los asesinatos y homicidios consumados en España no llegan ni a 1 por cada 100.000 habitantes. Pero, ¿qué ocurre si comparamos España con sus vecinos europeos o con Estados Unidos?.

Según las estadísticas de Eurostat, España es el tercer país con menos tasa de asesinatos y homicidios consumados cada 100.000 personas. Sólo está por detrás de Austria (0,51) y los Países Bajos (0,62).

España se encuentra por debajo del promedio europeo que se sitúa en 1,44 homicidios y asesinatos por cada 100.000 personas. Y si lo comparamos con sus vecinos más próximos, tampoco hay mucha variación, pues Francia (1,53), Italia (0,77) o Alemania (0,84) siguen teniendo números más altos que los de España.

Atendiendo a las cifras de Estados Unidos, la brecha con España se hace todavía más grande. En el 2016, se registraron al otro lado del charco más de 16.000 homicidios y asesinatos consumados. Es decir, 5,40 cada 100.000 personas.

Vale. España tiene muchos menos homicidios y asesinatos consumados que Estados Unidos y también está muy por debajo de la media europea pero... ¿qué ocurre en el resto del mundo? Pues prácticamente lo mismo.

A nivel global, sigue siendo una de las que menos porcentaje de homicidios y asesinatos consumados tiene, según los datos de la oficina de naciones unidas contra la droga y el delito (UNODC, por sus siglas en inglés). El Salvador es el que más tiene, tras registrar 108,64 crímenes cada 100.000 personas. Le siguen Honduras (63,75) y Venezuela (57,15).

Así, en una lista global con todos los estados ordenados de mayor a menor porcentaje, España se encuentra en el puesto 200 de 219. Es decir, sólo hay 19 países que tengan un número más pequeño de asesinatos y homicidios consumados cada 100.000 habitantes.

Fuente con gráficos: https://magnet.xataka.com/en-diez-m...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un barco saudí carga armas en el puerto de Santander con destino «a la guerra de Yemen»

11 March, 2018 - 00:00

Daniel Martínez

El pasado 16 de febrero, la asociación ecologista Greenpeace y otros colectivos realizaron una acción en el puerto de Bilbao para dar a conocer que un barco saudí utilizaba esas instalaciones de forma habitual para embarcar armamento y explosivos «de forma ilegal». Cuatro de esos activistas llegaron hasta Laredo huyendo de la Guardia Civil y allí fueron detenidos. Están a la espera de juicio y sus botes aún están en poder de las autoridades, pero consiguieron su objetivo: no ha vuelto a Bilbao. Lo consiguieron, a medias.

En la madrugada de ayer, el navío amarró en Santander. Según confirma la Autoridad Portuaria, a las 20.00 horas se terminaron de subir los cerca de 40 contenedores previstos y quedó listo para partir. Según organizaciones como Pasaje Seguro, con rumbo a Arabia Saudí y Emiratos Árabes. Desde allí, las armas después serán utilizadas «en la guerra de Yemen». «Creemos que es la primera vez que viene a Cantabria, pero no queremos que se convierta en algo habitual. No son bienvenidos no sólo porque las armas se usa en un conflicto muy cruento, es que además es ilegal», apunta Aurora Otero, miembro de este colectivo, que ayer reunió a algunas decenas de personas en el Fondeadero de los Mártires de la capital.

Como también subrayaban hace tres semanas desde Greenpeace, están convencidos de que este tipo de comercio no se ajusta a las normas nacionales e internacionales. Pero los servicios jurídicos de la Autoridad Portuaria tienen otro parecer. A su entender, no hay ningún argumento legal para impedir la entrada del Bahri, este navío que, al menos desde julio y de forma periódico una vez al mes, ha estado repitiendo la ruta Bilbao-Arabia.

«Queremos dejar claro que no es bienvenido. Su forma de actuar no se ajusta a las normas internacionales» Aurora Otero ONG Pasaje Seguro

«Creemos que todo es legal, pero podemos estar equivocados. Si es así, rectificaremos» Jaime González Presidente del Puerto

«Creemos que todo está en regla, pero claro que podemos estar equivocados. Si es así, rectificaremos», afirma Jaime González, presidente de la Autoridad Portuaria, quien recuerda que tampoco es especialmente raro que este tipo de transportes utilicen Cantabria como base. Además, González recuerda que todo el operativo se ha hecho con el conocimiento de la Capitanía Marítima y las autoridades policiales e invita a las personas que «legítimamente» piensen que se está cometiendo una ilegalidad a que lo denuncien.

Pasaje Seguro tuvo conocimiento de la llegada del Bahri a través de la ONG vasca Ongi Etorri (en euskera 'Bienvenida', en referencia a los refugiados). Esta organización viene haciendo un seguimiento del barco desde verano a través de un geolocalizador obligatorio para este tipo de navíos. «Lo esperábamos esta madrugada en Bilbao, pero apagaron el dispositivo y cuando lo volvieron a encender ya estaba en Santander», cuenta Luis Arbide, portavoz de la entidad, quien detalla que el material lo forman granadas y proyectiles de alto calibre fabricados en Burgos, Álava y Guipúzcoa. Pero también hay 'made in Cantabria'.

Otero dice que, dejando a un lado la parte moral o legal, el atraque de un barco con explosivos es una amenaza evidente para la población del entorno: «Podría producirse una explosión que afectaría a toda la zona del Barrio Pesquero y Marqués de la Hermida. Santander ya tuvo suficiente con un Machichaco».

Fuente: http://www.eldiariomontanes.es/cant...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cospedal anuncia que España duplicará el gasto militar en siete años

11 March, 2018 - 00:00

Miguel González

La cifra anunciada, 18.470 millones de euros, se queda lejos del 2% que los países de la OTAN fijaron como objetivo en la cumbre de Gales de 2014 para la siguiente década, pero supone duplicar el porcentaje actual (0,86% del PIB en 2018).

Este compromiso, condicionado a la situación ecoómica y presupuestaria, figura en la misiva que el embajador español ante la OTAN, Nicolás Pascual de la Parte, remitió a finales del pasado año al secretario general aliado, Jens Stoltenberg, y que adelantó EL PAÍS el 27 de diciembre.

Esta carta es consecuencia del compromiso en mayo pasado por los mandatarios aliados en Bruselas (en la primera cumbre a la que acudió el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, quien abroncó a los europeos por su escaso esfuerzo militar) de presentar antes de final de año sus planes nacionales para cumplir los objetivos de Gales. Está previsto que los ministros de Defensa aliados debatan dichos planes en su reunión de febrero.

Cospedal ha admitido que para España “sería imposible” llegar al 2% del PIB en solo siete años, pero ha subrayado que la hoja de ruta remitida a la OTAN supone un “claro incremento” del gasto militar, que será menor en los primeros años y más acelerado en el arranque de la próxima década. De hecho, el porcentaje del gasto militar respecto al PIB bajará este año del 0,91 al 0,86% debido al crecimiento económico y la prórroga de los presupuestos. En realidad, la cumbre de Gales no obligaba a llegar al 2% del PIB en 2024, sino a tender hacia dicho objetivo.

La OTAN no solo incluye en el gasto militar el presupuesto del Ministerio de Defensa sino otras partidas como las pensiones de los militares y de los empleados civiles de Defensa, por eso atribuye a España unos 10.400 millones de gasto militar. Aunque España está a la cola en porcentaje del PIB, sí cumple el objetivo, también fijado en Gales, de destinar el 20% de dicho gasto a la adquisición de equipos. También es uno de los mayores contribuyentes a misiones militares de la OTAN, la UE o la ONU y está previsto que en 2018 destine 1.100 millones de euros a sufragarlas.

Ante las críticas del PSOE por no haber hecho pública la carta remitida a la OTAN, la ministra se ha mostrado inicialmente dispuesta a entregarla al Congreso, aunque luego ha dado marcha atrás y ha dicho que buscará la forma de informar a los grupos parlamentarios, alegando que parte de su contenido está clasificado como secreto.

Durante la comparecencia, de más de cinco horas, Cospedal ha explicado también la participación española en la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO, por sus siglas en ingles) de la UE en materia de Defensa. En concreto, ha anunciado que España liderará el proyecto del Sistema de Mando y Control para Misiones y Operaciones de la UE y participará en otra decena de programas referidos a sanidad militar, ciberseguridad o vigilancia marítima.

La Comisión de Defensa ha aprobado este miércoles por 25 votos a favor y ninguno en contra (con la abstención de Unidos Podemos, que acusó a la ministra de "saltarse la ley") aumentar de 140 a 292 militares el contingente en la misión de la UE en Mali, que desde el 31 de enero mandará el general español Enrique Millán Martínez. Cospedal ha reconocido el "deterioro de la seguridad" en el Sahel y ha considerado imprescindible el apoyo de la UE para evitar una "degradación irreversible" de la situación que tendría graves consecuencias para Europa. El incremento de tropas supondrá que el coste de la misión pasa de 72,9 a 88,5 millones.

El País

Categorías: Tortuga Antimilitar

Sin riesgo de ofensa no hay libertad de expresión

10 March, 2018 - 00:00

La lucha contra la corrección política es la eterna lucha por la defensa de la libertad de expresión. En ocasiones, incluso señalar humildemente la realidad con el dedo puede convertirse en un delito de lesa corrección. En otras, los dictados de lo que se considera correcto nos conmina a asumir las mentiras más ridículas. Pero todo ello no quiere decir que cualquier cosas que se oponga a la corrección política sea razonable o moral.

Comienzo con esta salvedad para referirme al caso del periodista Eulogio López. Él publicó en YouTube un vídeo en el que decía “no nos engañemos”, para desmentir de inmediato su propósito y afirmar: “homosexualidad, es decir, sodomía, y pedofilia y pederastia son dos ramas del mismo tronco”. López quiso reforzar su posición con una afirmación más imprecisa de lo que él hubiese deseado: “el noventa y tantos por ciento de los casos de pedofilia son homosexuales, de práctica sodomita, hombre; no neguemos la evidencia”.

Más allá o, cabe decir, más acá de la relación que él establece entre homosexualidad y pederastia, lo que exhalan las palabras de López es una aversión hacia la homosexualidad, y un intento de vincularla con crímenes execrables como es la manipulación sexual de los menores.

Corona su afirmación con ese gatillazo estadístico del “noventa y tantos por ciento”, sin entender que, aunque respondiese a la realidad y los “tantos” respondiesen a las fluctuaciones normales del comportamiento humano, esa incidencia de más del 90 por ciento no sería suficiente para tintar con esos crímenes la homosexualidad. Pues un porcentaje abrumador de los hombres, homosexuales o no, rechaza de plano ese trato con menores.

Es más, vamos a bajar a la aritmética política de bar de Eulogio López y digamos, por ejemplo, que el noventa y tantos por ciento de las violaciones las cometen varones heterosexuales. Si acudimos con nuestro descubrimiento de carajillo al propio Eulogio y lo observamos como varón y heterosexual, ¿quiere esto decir que él, y tantos como él, son unos violadores en potencia?

El periodista ha pronunciado unas palabras aviesas, que sólo demuestran una animadversión tanto por los homosexuales como por la lógica ¡y la estadística! Y he de confesar que nunca he llegado a entender tanta rabia por quienes, simplemente, llevan una vida sexual distinta a la suya. En fin, que es un comportamiento legítimo, y que a él, como a muchos otros, ni le roza. ¿Por qué ese rechazo? La verdad es que ni los amigos que comparten esa inquina me lo han sabido explicar.

La sección 23ª de la Audiencia Nacional ha condenado al periodista con una pena de seis meses de cárcel por esas opiniones. Vamos a las razones expuestas en el fallo. “Resulta indudable que las palabras que utiliza tienen la consideración de gravemente ofensivas” para los homosexuales. La elipsis del verbo “ser”, guadiana de su clase, me parece ofensiva para la gramática por innecesaria y torpe en esta frase, pero esa es otra cuestión. Sigue: “La dosis de menosprecio y descrédito que encierran estas palabras es sencillamente brutal; intolerable para una sociedad basada en el respeto a la dignidad y la libertad de las personas”. Y detengámonos aquí antes de acumular más agravios.

La intención de Eulogio es “indudable”, pero su defensa añade a la intolerancia el pecado de la cobardía, y lo niega. Me llama la atención la gradación del menosprecio y del descrédito. Resulta que los de Eulogio, en este caso, son “brutales”; afirmación muy razonable en el bar de las estadísticas de Eulogio. No está claro cómo calificarán otros menosprecios, otros descréditos.

Pero, cabe preguntarse: ¿Somos “una sociedad basada en el respeto a la dignidad y la libertad de las personas”? O, más bien, ¿cómo sería una sociedad así? Puede verse como una sociedad en la que cualquier ofensa esté penada con la cárcel, como en el caso de Eulogio. Pero como la ofensa es subjetiva, los más susceptibles, o los que mejor hayan organizado su capacidad de ofenderse, podrán prohibir cualquier mención que se haga de ellos. El respeto se convertirá, como está ocurriendo, en la tea con la que los intolerantes quieren quemar a los demás. Y tendrán más protagonismos los más intolerantes con las críticas de los demás.

O puede verse como una sociedad en la que todo el mundo tiene el derecho a ser como desee, y a expresar las opiniones que quiera. Y eso incluye, por supuesto, el derecho de ofender a los demás. Es decir, puede verse como una sociedad plenamente libre.

Eso no quiere decir que las opiniones no queden sin respuesta. Pero son una materia que no sale del ámbito moral, y la respuesta debe de estar en el mismo ámbito. Penar con prisión una opinión es injusto por mucha inquina que tenga.

El caso de Valtònic, por ejemplo. El rapero José Miguel Arenas se ha mostrado tal cual es, ha desnudado su alma como se dice en estas ocasiones, y lo que se ve es un odio infinito y una sed de sangre sincera, e insatisfecha. No tiene reparo en señalar sus víctimas deseadas, con nombres y apellidos. Ni sus fantasías sobre sus muertes: “le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta”, “debería morir en la cámara de gas”, “le prenderemos fuego”, “por mí habría muerto ya de una bomba”. También pide que se restituyan los métodos terroristas, e invoca, como a sus ídolos, a la ETA y al GRAPO.

Arenas ha sido condenado a tres años de prisión. En su caso se puede argüir que está más cerca del delito, pues son llamamientos al atentado contra personas específicas. Pero yo creo que tampoco es materia penal. Por un lado, si alguien cumpliese los sueños de Valtònic, sólo sería responsabilidad del autor material, porque todos tenemos la libertad, en última instancia, de rechazar todas las llamadas a actuar contra otro. Y por otro lado, sólo la violencia física es punible con medidas violentas, como la privación de libertad.

La libertad no es patrimonio de los justos. También es de quienes tienen opiniones indeseables, que empecen el entendimiento o la convivencia. Al defenderles a ellos, nos estamos defendiendo de quienes quieren robar la libertad al ciudadano común.

Por José Carlos Rodríguez

Fuente: Disidentia.com

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las compras secretas de armas de Argentina

10 March, 2018 - 00:00

Guillermo Martinez
Virginia Bolten

El gobierno nacional mediante el decreto 125/2018 inició el proceso de compras de equipamiento bélico, defensas antiaéreas de baja y muy baja cobertura que se tramita bajo el expediente 6/2017 del ministerio de defensa. El decreto establece el secreto de la adquisición por razones de seguridad y defensa nacional.

El decreto se da en el marco del incremento de compras de armas, capacitación y entrenamiento de las fuerzas represivas del estado. El día 30 de enero, fue botada en Israel la primera lancha armada GC 195 de las 4 adquiridas en una controversial adquisición por el excesivo costo de las mismas y el reclamo de organizaciones de DD.HH. y solidarias con Palestina.

Días antes de las últimas elecciones legislativas, el gobierno provincial de Maria Eugenia Vidal mediante un decretoaprobó la compra, por contratación directa con monto mayor a los $100 millones, de pulseras electrónicas a una empresa de Mario Montoto. En la provincia de Buenos Aires, se realizó capacitación de las fuerzas represivas del estado con instructores israelíes y un informe secreto de nación determinó que el contrato con Sergio Szpolski tuvo un sobreprecio de U$ 200 mil.

Los acuerdos del ministerio de seguridad y defensa

Patricia Bullrich, en noviembre de 2016, realizó una visita a Israel, donde mantuvo reuniones con militares del mencionado país. A partir de esto se realizó en diciembre del mismo año la compra por un monto próximo a los U$ 100 millones de material bélico.

En noviembre de 2017, Bullrich también firmó un acuerdo con su par israelí para el “trabajo conjunto sobre el crimen organizado, tráfico de personas, lavado de activos, tráfico ilícito de drogas, precursores químicos y sustancias psicotrópicas y crimen cibernético”, “metodologías de seguridad publica en eventos masivos” e “inteligencia”.

Recientemente Patricia Bullrich anunció en Estados Unidos la posibilidad de instalar una “fuerza de intervención” de la agencia antinarcóticos (DEA) en Misiones para supuestamente combatir el terrorismo y narcotráfico.

Oscar Aguad, actual ministro de defensa, también anunció la posibilidad que el Comando Sur de EE.UU. brinde asistencia militar con la excusa de la reunión del G20 que se realizará en noviembre. El ministerio, asimismo, posee un presupuesto próximo a los $90 millones para gastos operativos durante la cumbre. Parte de este dinero será utilizado para ciberdefensa, un posible vendedor es la empresa israelí Elbit Systems, representada también por Mario Montoto. Esta empresa pertenece a la corporación bélica que suministró misiles al Reino Unido para las Islas Malvinas y proveyó a la Argentina pantallas digitales para los aviones Pampa que nunca pudieron ponerse en funcionamiento.

Fuente: http://virginiabolten.com.ar/politi...

Tomado de Rebelión

Categorías: Tortuga Antimilitar

A mesa puesta

10 March, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Crowdfunding para el documental "La guerra empieza aquí"

9 March, 2018 - 00:00

En Euskal Herria se fabrican armas que son vendidas a países en conflicto. Una industria pujante, de dudosa moralidad.

El 13 de marzo del 2017, Ignacio Robles, bombero de Bizkaia, se negó a participar en un operativo de seguridad en el puerto de Bilbao. La maniobra tenía como objetivo el envío de toneladas de armamento fabricado en Euskadi a Arabia Saudí. El destino final de estas armas era Yemen. Ignacio Robles ha sido expedientado y está a la espera de sentencia. Desde que se conoció el caso del “bombero insumiso”, Ignacio Robles no ha dejado de recibir muestras de apoyo tanto de carácter individual como a través de diversas entidades.

Este hecho aislado ha puesto de manifiesto la importancia de la industria militar vasca y el volumen de exportación de armamento desde Euskal Herria a países de Oriente Medio que están en guerra. Países que vulneran sistemáticamente los derechos humanos, siendo especialmente la población civil quien sufre las consecuencias del conflicto armado. A pesar de la lucha antimilitarista que se ha llevado a cabo en Euskal Herria y de las campañas contra el gasto militar, poco se conoce sobre la producción y exportación de armamento. Las empresas de armas vascas son subvencionadas por el Gobierno autonómico y varios bancos vascos están implicados en su financiación.

El crowdfunding “La Guerra empieza aquí” ya está en marcha!

https://eu.goteo.org/project/docume...í

Euskal Herrian armak ekoizten dira eta gatazkan dauden herrietara esportatzen dira. Industria indartsua da, baina moralitate eskasekoa.

2017ko martxoaren 13an, Ignacio Robles Bizkaiko suhiltzaileak uko egin zion Bilboko Portuan segurtasun-operatibo batean parte hartzeari. Zamaketa haren helburua zen Euskal Herrian egindako hainbat tona armamentu Saudi Arabiara bidaltzea. Arma horiek Yemengo gatazkarako izaten dira nagusiki. Ignacio Roblesi espedientea ireki diote, eta epaiaren zain dago. ‘Suhiltzaile intsumisoaren' kasua ezagutzera eman zenetik, Ignacio Roblesek elkarte eta pertsona askoren elkartasuna jaso du.

Gertaera isolatu honek agerian utzi du Euskal Herriko industria militarraren garrantzia. Baita Ekialde Ertainean gerran dauden herrietara Euskal Herritik bideratzen den esportazioaren tamaina handia ere. Giza eskubideak era sistematikoan zapaltzen dituzte herrialde horietan, eta zibilek pairatzen dituzte bereziki gatazkaren ondorioak. Euskal Herrian, borroka antimilitarista izan dugun arren eta gastu militarraren kontrako kanpaina handiak egin badira ere, gutxi dakigu armen ekoizpenaren eta salmentaren gainean. Eusko Jaurlaritzak armamentu-enpresei diru-laguntzak ematen dizkie, eta Euskal Herriko banku batzuek finantzatu egiten dituzte enpresa hauek.

“Gerra hemen hasten da” crowdfunding-a martxan dago!

https://eu.goteo.org/project/docume...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La mujer en Siria: De Damasco a Idlib y Afrín

9 March, 2018 - 00:00

Inna García

Normalmente lo primero que te viene a la mente al hablar de Siria son los siete años de conflicto bélico que han regado con sangre la tierra de todo el país. Una larga crisis que no solo ha sembrado muerte y miseria, si no que también ha supuesto un gran aumento de las desigualdades sociales. Es fácil creer que las principales víctimas han sido las mujeres al quedar expuestas a abusos de todo tipo, sin embargo, a pesar del conflicto Siria no ha dejado de ser uno de los países más avanzados del mundo árabe en lo que a derechos de la mujer se refiere.

Cabe señalar que en el país levantino las mujeres pueden votar desde 1949. La constitución de 1973, además, llama a la igualdad de todos los ciudadanos y cuenta con un artículo que obliga al estado a eliminar todos los obstáculos para el desarrollo de la mujer.

Una de las principales bazas de la política del partido Baaz fue fomentar la integración de la mujer en la educación en un proceso de alfabetización de la población. Así lo remarca en estudio realizado por la Biblioteca del Congreso de EEUU en 1987, el cual señala que para esa década Siria había logrado la plena escolarización de los hombres y la inscripción del 85% de las mujeres en centros educativos. Pocos años después, en 2008, las mujeres llegaron a representar alrededor del 46% del estudiantado universitario, principalmente en grados relacionados con la literatura y la educación.

El gobierno Baaz también ha intentado integrar a las mujeres en el mundo laboral para que tengan una mayor independencia. Tal es así que la tasa de empleo femenino se duplicó entre la década de los 80's y la de los 2000 según los datos que recoge el Banco Mundial. Estos cambios se han dado principalmente en las ciudades, por lo que en las zonas rurales no ha habido todavía una gran integración de la mujer, que sufre peores condiciones como por ejemplo tener que trabajar más de 15 horas al día.

El sector público es el lugar en el que hay mayor concentración de mujeres; alrededor del 73%. Siguiendo los roles tradicionales de la mujer que todavía se mantienen arraigados en gran parte de la sociedad siria, éstas representan el 63% del profesorado de primaria, el 43% de secundaria y solo un 15% en la universidad. Esta estructura de sociedad se hace más tangible en las áreas rurales, donde debido al colapso del sistema por la crisis, algunos grupos tribales impiden a sus mujeres acceder a los derechos legales que les otorga el gobierno. Esto sucede principalmente en aquellas zonas más conservadoras donde proliferan con mayor facilidad los fundamentalistas islámicos.

Las desigualdades entre ambos sexos en el país generalmente son heredadas de las leyes basadas en la Sharía como por ejemplo son la idea de que lo hombres deben encargarse de las finanzas de la familia o que la mujer solo pueda obtener la mitad de lo que recibe su hermano de una herencia.

Otro de los grandes problemas a los que se está intentando hacer frente en Siria es la inseguridad de la mujer. El gobierno decidió tomar medidas en 2009 después de que las encuestas sacasen a la luz que un 67% de las mujeres habían sufrido algún tipo de violencia física o verbal. Esto forzó un mayor endurecimiento de las penas, pero con el inicio del conflicto en 2011 quedó en papel mojado ya que apenas se aplican.

En junio de 2016, Hada Half Abás fue elegida presidenta del Parlamento, convirtiéndose en la primera mujer del país en ocupar un cargo similar. La Unión General de Mujeres Siria, financiada por el gobierno sirio y afiliada al partido Baaz es una de las principales herramientas por la que se apuesta para promover la igualdad de las mujeres. Esta formación nació de la unión de varias organizaciones y asociaciones de asistencia social en 1967 con el objetivo de movilizar a las mujeres y hacer que cuenten con una herramienta para mejorar su nivel educativo, conciencia política en definitiva, prepararse para tener un papel más efectivo en el desarrollo social y económico. Según la presidenta de la Unión General de Mujeres Sirias Soad Bakkur, cuentan con 14 sucursales a lo largo del país, 114 asociaciones y 1850 centros.

La Unión General de Mujeres Sirias no solo se involucra en el movimiento feminista si no que también tiene posiciones políticas tales como el rechazo de la intervención estadounidense en el país o la ocupación israelí de Palestina y los Altos del Golán.
Mujeres de las Fuerzas de Defensa Nacional

El aspecto militar sin duda es uno de los puntos en los que resulta más destacable el papel femenino en la sociedad siria. El Ejército Sirio ha intentado fomentar la afiliación a sus filas de mujeres, principalmente en las Fuerzas de Defensa Nacional; milicias locales creadas en 2012 con el fin de defender sus pueblos. “Nos unimos al ejército para proteger nuestra ciudad y nuestra gente. Tenemos los mismos derechos que los hombres para proteger nuestra ciudad. Siria es un país que aboga por la igualdad de género”, declara Jiana Eid, una de las 50 mujeres que decidieron unirse como voluntarios a las FDN a finales de 2017.

Su contraparte son las mujeres en el territorio controlado por grupos rebeldes. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, existen alrededor de 5.000 mujeres en las filas del Ejército Libre Sirio y organizaciones afines de tendencia islamista.

Uno de los principales batallones femeninos se puede encontrar en el Batallón al-Mouminin Aisha, en referencia a la esposa del profeta Mahoma.

Um Mohamed, líder de ésta unidad que combatió bajo la bandera de la Brigada al-Tawhid en la batalla de Alepo, estableció que todas las mujeres que quisieran alistarse debían formar parte de la comunidad islámica de Alepo, tener buena reputación y cumplir con sus oraciones además de todos los demás deberes religiosos. El uniforme de la brigada son el niqab y una diadema con el tawhid la ilaha ila allah (no hay más Dios que Dios ‘Allah') con el fin de demostrar su compromiso para con el islam.

En el norte de Siria se encuentran las YPJ; brigadas femeninas ligadas al PYD y su milicia armada YPG. Una de las particularidades del discurso de las YPJ que no se da en los otros bandos es que trata el feminismo de un modo que ha hecho que se ganen el apoyo de gran parte de los izquierdistas occidentales.

Las zonas donde operan éstas brigadas kurdas no son grandes núcleos urbanos, y si las mujeres no hubiesen participado en la lucha contra el Estado Islámico, hay poblaciones que no podrían haber resistido los hostigamientos de la organización terrorista.

Consecuencia de esta amenaza, muchas mujeres se han incorporado a espacios públicos que antes tenían vetados. Sin embargo, estos cambios tienen más que ver con las brigadas y ciertos espacios políticos que con los hogares, donde las lógicas tradicionales patriarcales como lo son el burka o el niqab se siguen imponiendo.

Pero ¿qué ocurrirá en Siria cuando el conflicto termine? La sociedad ha pasado por grandes procesos de cambio y transformación en todos los ámbitos en los últimos años; principalmente tras el inicio del conflicto armado. El investigador y profesor Pablo Sapag presentaba brevemente la convivencia en el país levantino de la siguiente manera:

La sociedad siria es una sociedad multiconfesional que se rige por un estado aconfesional, que no laico (…) El estado sirio es un estado aconfesional para garantizar la existencia de una sociedad que es históricamente multiconfesional como resultado de la geografía (…) la historia (…). Hasta bien entrado el siglo XVII en Siria el Islam no llega a ser una mayoría relativa en términos cuantitativos.

Es por ello que una de las claves para la reconciliación debe hallarse en la secularidad, la cual ha sido representada por la propia sociedad durante su historia, donde las mujeres independientemente de su religión y etnia han podido convivir sin la existencia de conflictos.

Es innegable que el estatus de la mujer en Siria está pendiente todavía de experimentar mayores cambios que equiparen las definitivamente no solo a nivel jurídico si no a nivel práctico tanto en las urbes con en las zonas rurales tribales. Si bien el futuro es todavía incierto, hay algo evidente, y es que las mujeres van a jugar un papel imprescindible en la reconstrucción del país.

Fuente: http://www.descifrandolaguerra.es/l...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El gobierno incluye el pasodoble ‘La banderita' en el temario educativo de Primaria sobre la defensa de España

8 March, 2018 - 00:00

Laura Galaup / Raúl González

Las Fuerzas Armadas entrarán a las aulas de Primaria en un proyecto de 240 páginas, de acuerdo al pacto acordado entre los ministerios de Educación y Defensa en diciembre de 2015. Aunque el proyecto lleva en marcha desde ese momento, los departamentos han tardado más de dos años en publicar el primer borrador completo, que ha adelantado La Razón y que consta de 10 temas.

Entre las actividades recogidas en esta unidad, destaca la propuesta musical de que los estudiantes canten el pasodoble de La Banderita o que escuchen y marquen el compás del himno de la Armada. Esta última letra versa sobre la "gallardía española".

"Por ti, Patria, por ti sola mi vida a los mares dí, por tí al peligro ofrecí mis obras y pensamientos ¡en la Rosa de los Vientos me crucifico por tí!", es parte del fragmento que recoge esta guía y que los alumnos de Primaria escucharán mientras trabajan sobre un musicograma. "Hay que morir o triunfar, que nos enseña la Historia en Lepanto la Victoria y la muerte en Trafalgar", recoge también este himno.

Por otro lado, el pasodoble que se incorpora en esta unidad didáctica también versa sobre el sentimiento patriótico. "El día que yo me muera si estoy lejos de mi patria, solo quiero que me cubran con la bandera de España", es parte de la estrofa sobre la que planean que se marque el "compás con paso de marcha". En esa actividad pretenden los alumnos lleguen a "formar una bandera de España" levantándose cada uno a colocar un tapón rojo o amarillo en el centro del círculo que hayan formado.

"La Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías autonómicas velan para que los delincuentes y terroristas no pongan en peligro nuestros derechos", detalla el Ejecutivo sobre este contenido escolar, "las Fuerzas Armadas actúan para evitar los riesgos y las amenazas a nuestra seguridad que se originan en el exterior o en circunstancias excepcionales".

En 2015 en el acuerdo firmado por el exministro Pedro Morenés e Íñigo Méndez de Vigo reseñaron "que la puesta en marcha del currículo de las asignaturas de Valores Sociales y Valores Éticos, requirió el desarrollo de sus contenidos" para profesores y estudiantes y que así contribuyesen "a mejorar el conocimiento que los menores y jóvenes tienen sobre la seguridad de la defensa de España".

Sin embargo, ahora el Ministerio de Defensa aclara que este contenido no se va a incorporar de forma obligatoria en el temario de estas asignaturas. "Es una sugerencia de propuesta para que los centros, si lo estiman oportuno, utilicen para semanas temáticas que versen sobre las Fuerzas Armadas o apoyen el contenido de Valores", apuntan fuentes del Ministerio. Por su parte, desde el departamento de Méndez de Vigo no se han pronunciado sobre este asunto.

El Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa (CNIIE), organismo dependiente de Educación, ha sido el encargado de elaborar estas unidades didácticas. También están trabajando en un contenido para los estudiantes de Secundaria.

Además, prevén explicar a los jóvenes en qué consiste la Unidad Militar de Emergencias (UME) y cuál es su papel en las Fuerzas Armadas como un elemento que apoya a las administraciones y a los ciudadanos "en situaciones especiales: seguridad, catástrofes e incendios".

Algunos de los contenidos que recoge este acuerdo ya estaban contemplados en las asignaturas diseñadas por la LOMCE como alternativas a la Religión, Valores Éticos (Secundaria) y Valores Sociales y Cívicos (Primaria). Según explicaban en el documento, estos dos ministerios quieren que con estas medidas los jóvenes adopten una "posición activa" y se incentiven los estudios de investigación sobre temas de seguridad y defensa.

Las diez unidades del Conocimiento de la Seguridad y Defensa en Primaria

Convivimos todos
Respeto y me respetan
Los soldados y los marineros. Mi equipo
La defensa al servicio de la paz en el mundo
Amenazas que ponen el peligro nuestros valores
No tengo miedo, me protegen
Los símbolos nacionales
Trabajan para ayudarme
¡Vamos de misión!
Las Fuerzas Armadas y fuerzas y cuerpos de seguridad de España

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

El narcisismo, una incontenible epidemia social

8 March, 2018 - 00:00

Roberto es el jefe de una oficina de 10 empleados, una persona extremadamente pendiente de su apariencia. Viste de forma juvenil aunque ya sobrepasó la cincuentena, se ha realizado implantes capilares para disimular su creciente calvicie y sometido a una intervención de cirugía plástica para corregir unas leves arrugas faciales. Pero eso no es lo peor. Aunque sus cualidades son más bien mediocres, trata a sus subordinados con desprecio, con arrogancia. Les dice con frecuencia que no valen para nada, que su trabajo es deplorable. Se comporta con ellos como un tirano. Tan sólo acepta la cercanía de Mario, un tipo que le adula constantemente y muestra ante él una conducta sumisa. Su vida personal se desarrolla de manera similar: tiende a apartarse de aquellos que le critican o le tratan como a un igual y a juntarse con los pocos que le admiran o que han desarrollado una relación de dependencia hacia él, como su novia. En realidad, Roberto muestra rasgos de Narcisismo.

Aunque no exista absoluta unanimidad, muchos estudiosos coinciden en que nuestra sociedad sufre, desde hace décadas, una imparable epidemia de narcisismo. La extraordinaria preocupación por la apariencia física, el desorbitado crecimiento de la industria de la cirugía plástica, la admiración por las celebridades, el deseo de ser “especial”, de poseer el último modelo de aparato electrónico, serían síntomas de un creciente narcisismo que va engullendo a las sociedades ricas y desarrolladas.

Según cuentan Jean M. Twenge y W. Keith Campbell en The Narcissism Epidemic (2009), en los Estados Unidos, 1 de cada 10 veinteañeros y 1 de cada 16 personas de cualquier edad mostrarían rasgos narcisistas. Los casos más graves, que no son muchos, son diagnosticados como Trastorno Narcisista de la Personalidad, un síndrome identificado en 1971 por el psiquiatra Heinz Kohut y reconocido oficialmente como patología en 1980. La identificación relativamente reciente de este trastorno y su mayor incidencia de estos rasgos entre la población joven, y menor en los adultos, serían indicadores del crecimiento y la extensión del problema.

Como Narciso el joven griego que se enamoró de su propia imagen, el aspecto físico y otras señales externas son elementos que necesita el narcisista para atraer la atención del público, para sentirse protagonista, para mostrar a los demás que es especial. Los modernos medios de comunicación, como la televisión y más recientemente Internet, actúan como potentes cajas de resonancia de una cultura del “¡mírame!”.

Naturalmente, este narcisismo no afecta a todos los ciudadanos, ni a todo el mundo por igual. Aunque se encuentre bastante extendido, tiene una desmesurada incidencia en la clase política y en la llamada “élite” del periodismo.

Un narcisista se sobrevalora a sí mismo, exagera sus cualidades. Piensa que es único, especial, que supera a los demás en estatus, apariencia, inteligencia o creatividad. Pero no es así: en realidad posee, en media, las mismas cualidades que el resto. Eso sí, desarrolla una conducta particular: va seleccionando sus relaciones sociales de manera que maximicen la autoadmiración.

Se rodea de un tipo de personas que lo adule, raramente de aquellos que critiquen sus defectos. Además, carece de empatía, de cercanía, de amor por sus semejantes. Tiende a abusar de los demás, a despreciarlos y a fomentar en ellos conductas sumisas. Al centrarse en sí mismo descuida a los demás y es reacio a asumir responsabilidades: se trata de una faceta más del infantilismo.

Sin embargo, el narcisismo es una trampa retardada: la aversión a asumir responsabilidades y la excesiva autoconfianza suelen ser recetas infalibles para el fracaso en el largo plazo. Implica también un notable perjuicio social pues el narcisista suele obtener sus ventajas a expensas de otros.
Narcisismo no es lo mismo que autoestima, pero…

Narcisismo y autoestima son dos conceptos distintos. Es cierto que el narcisista posee una elevada autoestima: se cree más inteligente, más bello o más importante que los demás. Pero nunca más ético, más compasivo o más preocupado por el prójimo. Sin embargo, ambos conceptos están relacionados: una de las causas del crecimiento del narcisismo en los últimos tiempos ha sido precisamente la búsqueda de autoestima a toda costa, una tendencia que se puso de moda hace unas décadas.

En el pasado, la autoestima no se perseguía: era un subproducto del esfuerzo y del consiguiente éxito. La voluntad, la renuncia, el trabajo duro contribuían a lograr los objetivos que el sujeto se había propuesto. No es que las personas con mayor autoestima tengan más éxito: es el éxito el que conduce a una más elevada autoestima. Por ello, la autodisciplina, la cordura, la frugalidad, el aplazamiento de la gratificación, el esfuerzo, la paciencia, la tenacidad eran cualidades que definían, entre otros, el valor de una persona hasta hace unas cuantas décadas.

Pero, las tornas comenzaron a cambiar en los años 60 y 70 del siglo XX cuando aparecieron ciertas corrientes de pensamiento que ensalzaban las emociones, la supremacía de los sentimientos sobre la razón, la importancia del crecimiento personal. Surgió la llamada cultura terapéutica, una ideología que considera a los individuos frágiles, tendentes al fracaso debido a una baja autoestima. Por ello, fomentó estrategias para incrementar la autoestima de los sujetos, buscó supuestos atajos para alcanzarla… sin necesidad de trabajo o sacrificio, sin conseguir antes objetivo alguno, sin voluntad ni renuncia.

La cultura de la autoestima gratis y sin esfuerzo contribuyó a la propagación de la epidemia de narcisismo pues abrió, entre otras cosas, lo que se llamó el dogma de la autenticidad: lo importante no era que un individuo fuera trabajador, voluntarioso o esforzado sino que fuera auténtico, que expresara abiertamente sus sentimientos y emociones. “Sé tú mismo”, era el lema. Ya no se mediría a las personas por sus actos sino “por lo que son”.

Y las consecuencias no tardaron en hacerse notar. En The Culture of Narcissism (1979) el sociólogo norteamericano Christopher Lasch señalaba: “Hoy día, muchas personas persiguen ese tipo de aprobación que aplaude no sus acciones sino sus cualidades personales; no lo que logran sino lo que son. Más que respetados, buscan ser envidiados. El orgullo ha sido sustituido por la vanidad“.

Lógicamente, esta corriente abría las puertas a la irresponsabilidad personal, uno de los elementos del narcisismo. Y también a la corrección política: cada persona no sería valorada por lo que hace sino por lo que es; por el grupo al que pertenece. Tanto la cultura terapéutica como la corrección política despojaron al individuo de su responsabilidad; no lo trataron como una persona dueña de su futuro sino como una víctima de circunstancias sociales, como una mera hoja al capricho del viento.
La autoridad paterna… en crisis

La cultura terapéutica puso en duda la capacidad de los padres para educar a sus hijos sin ayuda, sin el consejo de expertos, menoscabando así la autoridad paterna. Los progenitores de los 50, acostumbrados a ser tratados muy estrictamente cuando eran niños, intentaron cambiar las tornas.

Ciertamente, el tipo de familia donde los padres ejercían poder y mando absolutos era ya producto de otra época. Pero, en lugar de encontrar el equilibrio adecuado, en demasiadas ocasiones los padres acabaron en el extremo opuesto. Intentaron ser amigos de los niños, en lugar de figuras con autoridad, buscando a toda costa la aprobación de sus hijos: la autoridad había cambiado de bando.

Con la mejor de las intenciones, los padres se volvieron demasiado permisivos. Y, siguiendo la creencia imperante de que una elevada autoestima era crucial para el futuro de sus hijos, hicieron lo imposible para proporcionársela, con efectos muy adversos. Como señalan Twenge y Campbell: “hoy día, muchos padres intentan fomentar la autoestima y la auto-admiración en sus hijos, en parte porque ciertos libros han pregonado su importancia. Desgraciadamente, muchas de las cosas que los padres creen que elevan la autoestima, como decir al niño que es especial o darle todo lo que pide, en realidad solo conducen al narcisismo“.

Estos autores cuentan el caso de un joven de 18 años, de Illinois, que indicaba a su padre el puesto de trabajo que debía aceptar. O el de un niño de cinco años que decidía el modelo de automóvil que compraría la familia. Son casos extremos, pero muestran hasta que punto llegó degradarse la autoridad paterna y ofrecen una imagen del caldo de cultivo en el que se desarrollaron las nuevas generaciones de narcisistas.

Superar la marea de narcisismo requiere recuperar la responsabilidad individual, la cultura del esfuerzo, la autonomía de los ciudadanos para tomar sus decisiones. Ser consciente de que la autoestima no se busca: se encuentra con el recto comportamiento y el trabajo bien hecho. Es necesario restaurar una autoridad paterna, razonable y equilibrada, adaptada a los tiempos. Y también combatir con firmeza la corrección política, una fuente inagotable de narcisismo, pues induce a ciertas personas a creer que son especiales, sin mérito alguno, tan sólo por pertenecer a un colectivo determinado.

A la postre, el narcisismo es la comida basura del alma humana: es atractivo, asequible, parece mostrar un buen sabor en el corto plazo… pero resulta devastador con el paso del tiempo.

Juan M. Blanco

Fuente: Disidentia

Categorías: Tortuga Antimilitar

Formas de opinar

8 March, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Declaración sobre la intervención militar de Turquía en el norte de Siria de la Human Rights Foundation of Turkey

7 March, 2018 - 00:00

Desde el 20 de enero de 2018 el ejército turco ha estado llevando a cabo una operación en Siria llamada «Rama de Olivo». Los informes de la región muestran el coste humano de esta operación, que continúa en marcha, incluyendo cientos de muertos y heridos, y cómo ha impulsado aún más el conflicto en la región.

Mientras tanto, los informes que llegan desde Turquía hablan de una creciente opresión de las voces disidentes que se oponen a la guerra. Estas incluyen a cientos de personas que han sido retenidas o detenidas por sus publicaciones en las redes sociales criticando al gobierno y su intervención militar, así como la retención y la detención de personalidades destacadas como los miembros del consejo de la Asociación Médica de Turquía que se opusieron a la operación militar declarando que «la guerra es una cuestión de sanidad pública».

La Internacional de Resistentes a la Guerra se solidariza con los activistas en Turquía que apoyan la paz y se oponen a la guerra en Siria, Turquía y otros lugares. A continuación se encuentra la declaración de la Asociación de Derechos Humanos y la Fundación de Derechos Humanos de Turquía, que respalda el Grupo de Trabajo de Turquía de la IRG, sobre la operación militar en el norte de Siria.

¡La guerra mata! ¡No a la guerra! ¡Queremos la paz!

Las declaraciones de la autoridad política turca sobre la intervención militar en Afrin, en tierras sirias, pasaron a ser una guerra caliente el 20 de enero de 2018. La operación aérea en Afrin se inició después de las declaraciones del Presidente de la República y de miembros del Estado Mayor. Además, se entiende por las imágenes de la prensa, que el asalto terrestre también se lanzó junto con la participación del llamado Ejército Libre Sirio (FSA) que consistía en grupos paramilitares indescriptibles que fueron transportados a tierras sirias a través de Turquía.

En nuestras declaraciones anteriores advertimos a la autoridad política y anunciamos nuestra postura en contra de la entrada en una guerra tan atroz.

Aunque existe un intento de pasar por alto algunos hechos claros de la guerra, nos gustaría compartir una vez más la verdad básica y habitual:

La guerra mata, mutila, causa inmigración, afecta especialmente a los niños, mujeres, personas LGBTI; es la fuente de violaciones graves de los derechos humanos, en especial la tortura; conduce a traumas profundos en los mundos emocionales de las sociedades que son traspasados a las nuevas generaciones; la guerra supone la destrucción ecológica y acaba con las fuentes económicas.

Concretamente nos gustaría compartir con el público que existen cuestiones en la declaración hecha por el Estado Mayor el 20 de enero de 2018, que no satisfacen a la opinión pública democrática y son contrarias a la ley y la legitimidad.

En primer lugar, para que Turquía pueda llevar a cabo una intervención militar en tierras sirias e iraquíes, todo el mundo sabe que es necesaria una decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El artículo 91 de la Constitución así lo exige. La autorización emitida por el Gobierno para el uso de la fuerza no es suficiente para realizar esta acción. En la declaración del Estado Mayor, se atuvieron a las resoluciones del CSNU en lo que respecta a la lucha contra el terrorismo. Sin embargo, estas resoluciones no se contemplan en el caso de organizaciones declaradas por el CSNU como organizaciones terroristas. Como bien sabe el Estado Mayor, el llamado Daesh sirve como justificación de la operación. Sin embargo el mundo entero sabe que Daesh no está presente en Afrin. En este caso, la ofensiva militar en otro país utilizando como justificación organizaciones que no se encuentran en las resoluciones del CSNU, no es válida ante la opinión pública ni ante la ONU. Además, las amenazas y los ataques de Afrin hacia Turquía deben presentarse de manera concreta. Tal ataque (quitando los hostigamientos en la frontera) no ha sido declarado al público. Por lo tanto, la base para el Artículo 51 de la Carta de la ONU no se cumple.

También es sorprendente que la justificación de una ofensiva, que significa una declaración de guerra, fuese anunciada por el Estado Mayor. El Parlamento y el Gobierno en realidad están desactivados.

La declaración del Estado Mayor indica que se tomarán todas las precauciones para evitar víctimas civiles. Sin embargo, como resultado de la ofensiva realizada, las noticias e imágenes mostradas en los diversos medios de comunicación de decenas de heridos y muertes civiles plantean profundas preocupaciones. Turquía es firmante de los Convenios de Ginebra y debe ser consciente de la responsabilidad de sus acciones. Quisiéramos compartir una vez más nuestra preocupación de que las eventualidades en Afrin, donde viven cientos de miles de personas, puedan dar lugar a una catástrofe humanitaria.

Como se ha indicado anteriormente, nos gustaría declarar que la amenaza necesaria para que Turquía ataque la región de Afrin no está concretamente disponible. Se tiene la impresión de que Turquía inició una acción belicista que puede conducir a gran sufrimiento para que la autoridad política en Turquía continúe con su carácter opresivo y autoritario y su estado de emergencia. El evaluar como una amenaza que el gobierno establecido por las comunidades esté compuesto de parientes y familiares de los pueblos kurdos y alewitas que viven en Turquía junto con otros pueblos, es contrario a la democracia y los derechos humanos. Esta situación puede dar lugar a una profunda polarización entre los pueblos que desean convivir con la paz en Turquía y poner en peligro la paz interna del país. Invitamos a la autoridad política a que retroceda en sus acciones bélicas lunáticas. Llamamos a la autoridad política una vez más a que:

Dé marcha atrás en las políticas basadas en la guerra y en conflictos dentro y fuera del país. Existe la oportunidad de vivir juntos con todos los pueblos y creencias dentro del alcance de las reglas democráticas, siempre y cuando la voluntad de solución de estos problemas se demuestre de manera pacífica y democrática. Al igual que muchos otros casos en el mundo, Turquía necesita una resolución de conflicto verdadera para solucionar la cuestión kurda.

Convirtiendo el proceso del intento de golpe de estado del 15 de julio de 2016, el cual fue reprimido con éxito, en un contragolpe y gobernando el país a través del Estado de Emergencia desde el 20 de julio de 2016, la autoridad política confrontó al país con un hecho consumado y lo arrastró a un guerra caliente, ahora justificando sus acciones según el gobierno de los cantones sirios. A menos que la autoridad política se retracte de estas políticas, es evidente que Turquía será gobernada de acuerdo con el estado de guerra. Bajo estas circunstancias no habrá nada que decir con respecto a los derechos humanos y la democracia.

Llamamos a la opinión pública, en especial a los movimientos e instituciones de derechos humanos de Turquía y del mundo a poner fin a esta guerra antes de que se extienda y a tomar la iniciativa y medidas para solucionar los problemas a través del diálogo y la negociación.

¡Defendemos la paz en contra de la guerra!

¡Deliberadamente decimos paz!

ASOCIACIÓN DE DERECHOS HUMANOS

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE TURQUÍA

Fuente: https://www.wri-irg.org/es/articulo...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Alfred Jarry: Canción del descerebramiento

7 March, 2018 - 00:00

Canción del descerebramiento de Ubú Rey. Música de Terrasse y letra de Alfred Jarry. Grabación de Paul Averty 1972.

Para los subtítulos hemos empleado la versión rimada de José Ignacio Foronda, extraída del libro Alfred Jarry: Todo Ubú, Pepitas, Logroño, 2018. Págs: 430-432. Edición de Julio Monteverde.

Alfred Jarry: Canción del descerebramiento from Carlos Plusvalias on Vimeo.

Categorías: Tortuga Antimilitar

La diferencia

6 March, 2018 - 00:30

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas