Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 29 min 7 seg

Guerra sobre la nuca

9 January, 2020 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

El gran circo, los vividores y el regreso del fascismo

8 January, 2020 - 00:00

Sé que en esto, mayoritariamente, quienes me lean van a estar bastante en desacuerdo conmigo. Algunos incluso más, en este día de euforia y felicidad ante el idílico panorama que se abre tras una investidura tan exitosa. Pero, ya que uno se pone a opinar por escrito, lo mínimo, creo, es expresar lo que realmente piensa y no lo que mejor queda decir. Y lo que opino es que el Parlamento español, con sus dos pomposas "cámaras", es lo más parecido a un circo -en el mal sentido del término- que podría hallarse. Por estar compuesto a nivel humano casi en su integridad por actores y actrices, pretidigitadores, trepacistas (sic), funambulistas y mercachifles de feria que representan un perpetuo espectáculo. Todos y cada uno (o casi) de ellos y ellas, independientemente de la vestimenta y disfraz que emplean en su puesta en escena, persiguen el objetivo personal de tener un trabajo altamente remunerado que deja mucho tiempo libre y que, además, les coloca en una ventajosa situación para satisfacer sus vanidades. Esta inercia afecta, incluso, en no pocos casos, a quienes presumen de servir causas anticapitalistas o de nacionalismo no español. Verbigracia un adornado y faltón representante de un partido catalán que, imagino que con ayuda de sus asesores de mercadotecnia, se las arregla para salir diariamente en la tele haciéndole competencia al mismísimo Miguel Ángel Revilla. Y mira que es difícil.

Lo siento, pero no puedo evitar decir que me parecen (casi) (1) todos unos jetas y unos vividores. Desde el tal Abascal, que la pasaba opulentamente como político profesional, sin dar mucho palo al agua, cobrando de las mismas mamandurrias que ahora critica oportunistamente desde su nueva marca creada ex profeso para aprovechar nuevos caladeros de votos, hasta los que venían a asaltar los cielos y hoy se disponen a ocupar cómodos sillones de ministro en estrecha alianza y abrazo con la casta corrupta de siempre. Llamadme machista si queréis, pero me permito dudar de que cierta persona procedente de ese partido de "círculos ciudadanos", heredero del 15M, hubiera llegado a la antesala del consejo de ministros si no hubiera sido consorte de quien es. Y no dudo de su meritaje y de su currículum pero, al igual que ocurrió con cierta alcaldesa de una gran capital que también era consorte de otro de estos personajes, ¿seguro que en el partido no había otras personas igual o más capacitadas para ello a las que se hubiera podido colocar en el puesto sin dar pie a la sospecha del nepotismo? O ¿qué decir del sucesor de Llamazares en la tarea de liquidar Izquierda Unida y el PCE, aupado al puesto en su día por las tertulias de La Sexta, y ahora, en agradecimiento, supongo, propuesto como ministro de consumo? Tiemblan los pilares del capitalismo. Y en medio, todos los demás: Muchos no han hecho otra cosa en su vida; son profesionales del arte de trepar en un partido político. Mejor si son guapos y guapas. No importa que sus títulos los hayan sacado en una tómbola si saben hablar (mentir) bien delante de las cámaras. Han llegado quienes mejor escalaron, quienes tuvieron mejores padrinos y menos escrúpulos, los que deben más favores. De ahí el impresionante e inacabable (siempre incompleto) desfile de políticos profesionales por los tribunales de justicia que investigan chanchullos y corruptelas.

Y la gente, mucha gente, les ve por la tele, y se cree que la pantomima va realmente en serio.

Pero, amigo, sí da cierto vértigo el giro que últimamente está adoptando el guión de la comedia. Nada pasaría si las bravuconadas, las astracanadas, los zascas, las ocurrencias de estos actores no tuvieran más alcance que el escucharse unos a otros en las contadas ocasiones en que se ven las caras en el hemiciclo. Pero lo malo es que sus recurrentes escenificaciones de falsa, o exagerada, diferencia salen en la tele. Y lo hacen a todas horas; por tierra, mar y aire. Más que el fútbol. Más, casi, que las entrevistas a Miguel Ángel Revilla. Y, aunque (salvo algún que otro perturbado) ni ellos mismos -así lo creo y lo quiero creer- lleguen a suscribir los excesos discursivos que sus especialistas en la caza de votos les dictan, lo que dicen sí cala entre la gente normal y corriente que les escucha a través de los medios de comunicación. La que trabaja todos los días y cobra un sueldecito de mil y pico, de mil o de menos. Y, se crean mucho, poco o nada sus propias palabras los que, en su afán de conseguir más escaños, concejalías y diputaciones, predican los mensajes más radicales (véase, por ejemplo, algún diputado homosexual del PP), en cambio, quienes les escuchan sí acaban haciendo suyos esos discursos afirmados en el miedo. De esta manera prolifera el odio a las personas migrantes, el señalamiento y persecución de las minorías sexuales, la exacerbación del nacionalismo español y la demonización del resto de identidades nacionales del estado (2), la designación de todo lo que huela a socialismo y a activismo no institucional como, poco menos que, heredero directo de las peores tácticas de Stalin, Pol Pot y ETA. Y así sucesivamente.

Con ayuda de esta nueva generación de políticos sin escrúpulo ninguno, ha resucitado y vuelto a la palestra un discurso que, por asociarse a la dictadura de Franco y otras experiencias políticas de infausta memoria, parecía definitivamente superado. Y eso, desde luego, me parece preocupante. Y aunque ahora, también azuzados por sus redactores de discursos mediáticos, unos y otros actores de la política profesional empleen con profusión el apelativo "fascista" a la hora de señalarse entre ellos -con justicia en todos los casos- como demócratas de medio pelo, no conviene perder de vista lo que en realidad es el fascismo: una ideología y una práctica política que aúna el nacionalismo centralista extremo con el autoritarismo despiadado, el desprecio y atropello de los derechos humanos con el señalamiento y persecución violenta de toda disidencia. Por suerte, hoy por hoy, no parece haber entre "sus señorías" elementos que lleguen a tal extremo. Pero el coqueteo que algunos mantienen con ciertas ideas y propuestas no especialmente alejadas de esa frontera, desde luego, está siendo el mejor combustible para que el fascismo de verdad -no la hipérbole- prolifere en la sociedad. Veremos cómo acaba todo esto.

Notas

(1) Podéis crucificarme y, desde luego, mi opinión al respecto no me llevaría jamás a votar a esta formación (ni a ninguna otra), pero siento algún respeto por ciertos políticos del mundo abertzale vasco, por suerte hoy muy lejos de su pasado militarista, que vienen a representar a colectividades en las que me consta que hay una apuesta por la construcción y mantenimiento de realidades concretas y locales de democracia directa.

(2) A menudo, entre cierta izquierda de inspiración libertaria, o pretendidamente libertaria, se hace tábula rasa de todo nacionalismo, llegando a equiparar el nacionalismo centralista español con los nacionalismos separatistas periféricos. Y no es lo mismo. Por mucho que algunos de éstos últimos puedan estar apoyados en estructuras institucionales y, aun, coactivas, no es igual el nacionalismo minorizado que lucha por existir, por no desaparecer, que el nacionalismo dominante, cuyo objetivo es negar y lograr extinguir los demás, empleando para ello la mayor parte del poder político, judicial, policial, mediático, y hasta militar, del Estado.

Más aportaciones de Vicent Teulera en Tortuga

Categorías: Tortuga Antimilitar

Dentro del CIE: Las "inhumanas" condiciones del centro de extranjeros de València grabadas por un interno

8 January, 2020 - 00:00

Lucas Marco - Valencia

Nunca antes se había retratado con tanta precisión la vida cotidiana dentro de un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en España. R. Y., un venezolano de 33 años que ha pasado un mes interno en el CIE de Zapadores, grabó clandestinamente varios videos con su teléfono móvil en los que muestra con todo lujo de detalles las condiciones reales de las instalaciones de uno de estos polémicos recintos.

Duchas con goteras que filtran "aguas negras", baños sucios e impracticables, comida de aspecto dudoso, celdas oscuras con varias literas y, en general, un ambiente puramente carcelario. Para muchos de estos inmigrantes su encierro en este recinto policial, anexo a la Comisaría de Zapadores, precede a una incierta y triste deportación. "Esto es peor que Guantánamo", exclama un interno argelino en una de las escenas. Una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de València, consultada por este diario, sostiene que en el CIE de Zapadores no hay goteras y que el telefonillo funciona correctamente.

Los videos, a los que ha tenido acceso eldiario.es, retratan por primera vez sin filtros la vida cotidiana en un CIE español. R. Y., documentalista accidental, grabó a escondidas las imágenes varios días distintos durante su encierro, que comenzó el pasado 13 de noviembre. El inmigrante —con VIH, sin pasaporte, con pareja en España y residente en Madrid desde 2015— denunció que este jueves le llegó la notificación de expulsión.

Su deportación estaba prevista para la mañana de este viernes pero, según confirman fuentes cercanas al interno, el Defensor del Pueblo ha presentado un escrito recomendando al Ministerio del Interior la paralización del traslado. El hombre ha permanecido incomunicado y su pareja, un ciudadano español, no ha podido hablar con él. A media tarde, el joven confirmó a este diario que se había negado a subir al avión y que volvía al CIE de Zapadores desde Madrid.

El pasado jueves grabó algunas de las escenas que publica este diario. Horas antes de su deportación fallida, R. Y. se quejaba amargamente de que "esta mierda de CIE es una violación extrema a los derechos humanos". Este es su excepcional testimonio sobre el mes que ha pasado tras los muros de Zapadores.

Primera escena: R. Y. pulsa repetidas veces el telefonillo que comunica a los inmigrantes con los policías encargados de la vigilancia del recinto pero, al parecer, nadie responde. "Aquí estamos llamando a la Policía por el telefonillo para que nos abra", explica el hombre, que afirma sufrir problemas intestinales. "Llamar, llamar, llamar y esta gente no responde", denuncia. En este mismo recinto perdió la vida el pasado 15 de julio el joven marroquí Marouane Abouobaida, de 23 años, en una celda de aislamiento y el Juzgado de Instrucción número 10 de València investiga su fallecimiento.

R. Y. continúa filmando esta suerte de documental y entra en varias celdas. "Dicen que no es una cárcel pero, mira, vivimos como en una cárcel", afirma irónicamente sin perder nunca el buen humor. "Aquí estamos todos privados de nuestra libertad , sólo por una única cosa: infringir la ley de extranjería", apostilla mientras recorre varias celdas. Un chaval aparece sentado en una litera con una pierna vendada: "no se le da el tratamiento médico necesario, esto es una locura", comenta la voz en off de R. Y., quien se lleva bien con todo el mundo.

Hay varias literas en cada una de las "habitaciones" —la jerga oficial las denomina así pero su aspecto es más bien de celda carcelaria— y las puertas están enrejadas. "Dice ser un centro de internamiento pero esto es una cárcel, nos encierran por las noches, nos tratan como si fuéramos animales, la comida es una mierda, los baños son una asquerosidad", exclama el venezolano ante unos internos que permanecen en su celda.

En otra escena unos internos latinoamericanos cuentan que vienen del CIE de Madrid, que es "un maltrato para todas las personas", dice uno de ellos. "Hijos, con propiedades, con vehículos aquí, con familia, y mira dónde está", dice uno de los entrevistados sobre un compañero. "Estamos como ilegales", comenta otro. R. Y. asegura que llegaron de Madrid el pasado 5 de diciembre e insiste: "Aquí hay un maltrato y una violación de los derechos humanos tremenda". Todos parecen atormentados.

"Espero que las personas que vean este video nos ayuden" porque "esta mierda de CIE es una violación extrema a los derechos humanos", denuncia el autor de las grabaciones. Cuenta que no le abren la puerta para ir al baño y sufre diarreas, "no me da vergüenza decirlo". "Tres baños para cien personas", grita otro interno. "Es un puto trato inhumano y aquí nos obligan a estar hasta la deportación", exclama indignado el venezolano.

En otra secuencia, graba los baños, en general en un estado deplorable, y descubre una zona donde caen muchas goteras. "Estamos en una cárcel", grita de repente un interno que pasa por ahí. Cae mucha agua de la planta superior. "Es una filtración del otro piso de aguas negras", según el interno venezolano. "A ver si difunden esto y nos pueden ayudar", suplica.

"Esto es peor que Guantánamo"

En otra visita a las duchas, varios internos de origen magrebí enseñan el diluvio de las goteras. "Aquí una mierda, aquí Guantánamo", exclama uno brazos en alto. "Peor que Guantánamo", le responden. Un chaval aparece de la nada con la mano rajada. La escena es tétrica. "¿Qué te ha pasado? Llama a la Policía, tío", le dice el venezolano. "No lo sé", responde resignado con la sangre chorreando en su mano.

Otro chaval marroquí, muy joven, le guía por los baños. "¿Por qué estás aquí?", le pregunta R. Y. "Estoy por nada, por la cara", responde el chico con una media sonrisa triste. El herido reaparece en el plano y muestra de nuevo la mano ensangrentada. El venezolano graba estas imágenes pocas horas antes de su prevista deportación que no llegaría a consumarse. La filtración del techo continúa soltando agua a todo trapo y la visita guiada por las "fabulosas instalaciones" continúa.

Ducha con "soga"

Los baños son letrinas sucias. En uno de los evacuatorios hay una suerte de "soga" que cuelga del techo para que otro interno que usa silla de ruedas pueda hacer sus necesidades, explica R. Y. El video muestra las botellas de agua que utilizan los inmigrantes para limpiarse tras usar las letrinas.

Una imagen de una letrina de los baños del CIE de Zapadores.

Todo —paredes, suelo, puertas, letrinas— ofrece un aspecto cochambroso. La porquería abunda. Cuando sale del baño espera el momento justo para que la cámara de los pasillos del CIE no le pille grabando porque "lo tenemos prohibido". Entra en una celda y aparecen dos chavales argelinos que no hablan español con las piernas vendadas, uno de ellos usa una silla de ruedas. "Es inhumano tener a una persona privada de su libertad aquí y encerrada, no recibe la ayuda médica que debería recibir, no debería estar aquí", critica R. Y. A los argelinos se les percibe decaídos pero saludan a la cámara; no son presos en un centro penitenciario, pero lo parecen.

En el comedor, entrevista a varios internos latinoamericanos sobre la alimentación que ofrece Zapadores. "Una comida muy mala que ni los cerdos se pueden comer, es un insulto", comenta un dominicano recién llegado de Madrid. Aseguran que solamente les dan una botella de agua mineral de litro y medio para cada mesa con cuatro asientos. "La comida es fría, muy mala y repiten siempre la misma", abunda el dominicano. Unos argelinos que están charlando en corro saludan a la cámara puño en alto: "Libertad". "Insha'Allah, estamos esperando", dicen.

En otros videos un joven vomita sentado en una sala y dice que le "quema el estómago". Tras una puerta enrejada aparece a unos metros un agente de policía sentado en una silla. "Y nada de médicos, mira al chaval ahí con dolor en el estómago", dice otro interno indignado. En otro video, el joven sigue en aparente mal estado y parece que esperan a un médico. "Eso es la comida de aquí", dice un interno sobre el aparente padecimiento del muchacho.

En el patio del CIE, ya de noche, los inmigrantes pasan el rato apoyados en las paredes o apalancados en alguna esquina, hay un ambiente frío aunque hablan muchos a cámara, algunos ya han aparecido en los videos anteriores.

El perímetro está amurallado y el patio vallado. Oficialmente no es el patio de una cárcel pero el video muestra cómo viven los candidatos a la deportación tras las altas paredes de Zapadores, que dan a la avenida del Doctor Waksman de València. En cualquier caso, según el improvisado documental de R. Y., prisión y CIE resultan muy parecidos, casi calcados. El pasado verano, en este mismo recinto, hubo un suicidio, un presunto intento y dos autolesionados.

"Estamos aquí secuestrados, estamos aquí por la cara", dice un interno con voz ronca.

Ver vídeo en la fuente original: https://www.eldiario.es/cv/venezola...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Logotipos antimilitaristas

7 January, 2020 - 08:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Feminismo y antirracismo en tiempos de cultura punitiva

7 January, 2020 - 00:00

Magnífico artículo, publicado en El Salto, con cuyo contenido coincidimos plenamente. Nota de Tortuga.

Y llama especialmente la atención cómo estas lógicas punitivas han sido interiorizadas por las izquierdas. Se evidencia cómo los movimientos de izquierdas han ido alejándose de una de las luchas que le caracterizaron durante mucho tiempo y que se basaba en el fin de modelo carcelario vigente.

El feminismo hegemónico debe asumir las lógicas antirracistas que van de la mano de posturas anticarcelarias y dejar de entender como conquistas sociales las reformas que endurecen el Código Penal reconociendo que el entramado penal y penitenciario solo genera más violencia

El feminismo hegemónico reconoce el sistema penitenciario como una solución al patriarcado y demanda penas más severas para los hombres acusados de diferentes delitos cometidos sobre las mujeres.

Pablo Muñoz Rojo

Vivimos en un mundo de prisiones. Unas físicas, otras mentales y algunas simbólicas. Estamos acostumbrados a estar encerrados, en nosotros mismos, en nuestras formas de pensar, de ser y de sentir. El concepto de cárcel ha llegado un punto que es útil para definir demasiados elementos de la sociedad. El cuerpo es una cárcel, el trabajo es una cárcel, la casa es una cárcel, las identidades son cárceles, las naciones son cárceles, las redes sociales, las ideologías, las epistemologías también lo son, y como nos muestra Sirin Adlbi Sibai en su maravilloso libro La cárcel del feminismo, el feminismo puede serlo también.

Estamos tan acostumbrados a estar encerrados, que cada vez más queremos encerrar al resto. Nunca antes las prisiones fueron un elemento tan importante de las sociedades, y nunca antes fueron tan aceptadas. Cada vez hay más presos en el mundo, y esto no siempre está relacionado en todos los países con un aumento de la delincuencia.

En España encontramos que las infracciones criminales han pasado en el 2008 de 2.396.900 a 2.131.000 en el 2018 con un pequeño repunte del 4,1 por ciento entre el 2017 y el 2018. Y por el contrario el número de personas en las cárceles se mantuvo, incluso llegó a aumentar, como muestra el informe Prisiones en Europa 2005-2015. Es decir, que pese al descenso de delitos que se cometen la población en las cárceles no disminuye, motivado, según diferentes expertos en la tendencia de los cambios legales que han llevado a endurecer y con ello alargar las penas de cárcel de los delitos.

Como señala María Ángeles Rueda, profesora de Derecho Penal de la Universidad de Zaragoza en unas declaraciones a Ctxt, “una causa que puede explicar la elevada tasa de población penitenciaria en España puede residir, por una parte, en que el número de conductas que se consideran delictivas y que se castigan con penas de prisión superiores a dos años es muy superior al de otros países” ya que desde 1995 “se han producido casi 30 reformas del Código Penal, y casi todas ellas con una ampliación del número de delitos y una agravación de las penas”.

Se sabe, y resulta evidente, que cuanto más tiempo pase una personas encerrada más ajena será de la evolución social externa y más complicado se volverá el proceso de reinserción social, que es supuestamente el fin último del modelo penitenciario actual tal y como se contempla en el artículo 25.2 de la Constitución Española al afirmar que “las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social”. En base a ello, se preguntaba Jacobo Dopico, profesor de Derecho Penal en la Universidad Carlos III de Madrid, en una entrevista al www.eldiario.es, “de qué modo analizarán que una persona está preparada para reinsertarse si ha pasado, por ejemplo, 30 años encerrado en una prisión”.

Con penas cada vez más largas, y con un mayor número de caso de cumplimiento íntegro, nos encontramos que el 69% de las personas se reintegra con éxito, o lo que es lo mismo, un 31% no lo consigue, lo cual no es para nada un porcentaje pequeño en tanto que hablamos de la posibilidad de que personas reales puedan vivir con todas las garantías en sociedad. A esto se le añade la percepción social de las personas que pasan por las cárceles, ya que socialmente se presupone que la persona que sale de la cárcel va a volver a delinquir. En este punto encontramos ciertas contradicciones.

La población defiende el modelo carcelario como la forma de castigo a la que se debe recurrir, pero no confía en la rehabilitación de las personas. Es decir, se puede entender que lo que se busca son condenas eternas. Parece que toda condena es poca, incluso cada vez que se mediatiza algún crimen especialmente violento, se coloca en el debate público la prisión permanente revisable e incluso la cadena perpetua, llegando estos debates a las esferas políticas.

De esta forma tienen lugar los juicios mediáticos paralelos en función de cómo narran los medios, desde una lógica del espectáculo, casos puntuales. Dentro de la propia sociedad del espectáculo en la que vivimos, se basa en elementos emocionales que buscan una condena social movida por la ira. Esto se vuelve aún más radical en los casos donde se cruzan elementos raciales como en el caso en el que una mujer dominicana afrodescendiente fue acusada de la desaparición y asesinato de un niño. Espacios donde los odios son de alguna forma legitimados y se justifican socialmente consignas extremadamente racistas que en este caso implicaron que mujeres negras los días posteriores fueran increpadas por la calle con algunos casos que llegaron a violencia física.

No solo hay una constante de exigencias para endurecer el código penal, y que no implican la misma severidad para unos cuerpos que otros, si no que cada vez es más habitual escuchar a gente que no duda en hablar castigos físicos. Se está normalizando la violencia de tal forma que hasta se llega a justificar que un grupo de personas se vaya a rodear un centro de menores extranjeros para apalearlos.

En ese juego de sentimientos extremos a los que apelan los medios de comunicación y que son instrumentalizados desde la política, existe un deseo de captar espectadores de tal forma que pareciera que les gusta crear percepciones de peligro sin que se corresponda con los datos. Así lo denunció el colegio de Criminólogos de Catalunya tras el excesivo foco mediático sobre la delincuencia en Barcelona en los últimos meses a partir de un discurso racista con las poblaciones inmigrantes. Se hablaba de Barcelona como una de las ciudades más violentas de Europa cuando según Numbeo a mitad de año estaba en el número cuarenta en el índice de criminalidad superado por ciudades como Bruselas, Milán, Roma, París o Londres.

Otro de los lados oscuros de las prisiones son las muertes que tienen lugar en ellas. A lo largo del 2017 murieron 188 personas de las cuales 35 fueron suicidios, el dato más alto desde el 2013.

Si bien es cierto que en España no existen prisiones privadas como en el caso de los Estados Unidos donde según la organización The Sentencing Project el sistema penitenciario mueve 2.900 millones de dólares anuales y se entiende como un negocio que debe ser rentable y por el que se encierran de forma desproporcionada a las poblaciones racializadas, y concretamente a las personas afrodescendientes como una doble forma de control de los cuerpos negros y enriquecimiento privado como relata perfectamente Michelle Alexander en su obra “El color de la justicia”.

En los últimos años ha habido una tendencia por externalizar mediante concesiones privadas algunos elementos esenciales de las prisiones, los centros penitenciarios de menores y los centros de internamiento de extranjeros o Cies. Desde la externalización de la vigilancia con concesiones a la empresa Ombuds recogido en el Boe del 10 de diciembre de 2012 a la apertura a la entrada de la gestión privada con el artículo 45.3 de la Ley Orgánica de responsabilidad penal del menor (LORPM) que afirma que “Las Comunidades Autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla podrán establecer los convenios o acuerdos de colaboración necesarios con otras entidades, bien sean públicas, de la Administración del Estado, Local o de otras Comunidades Autónomas, o privadas sin ánimo de lucro, para la ejecución de las medidas de su competencia, bajo su directa supervisión, sin que ello suponga en ningún caso la cesión de la titularidad y responsabilidad derivada de dicha ejecución.” Con todas las consecuencias que ello tiene y cuya lección deberíamos tener aprendida con echar un vistazo a los EE UU.

Vemos entonces cómo la sociedad está evolucionando a un sentir más punitivo alimentada con cada vez más discursos de odio normalizados en diferentes esferas mediáticas. Se quiere castigar más y más. Y llama especialmente la atención cómo estas lógicas punitivas han sido interiorizadas por las izquierdas. Se evidencia cómo los movimientos de izquierdas han ido alejándose de una de las luchas que le caracterizaron durante mucho tiempo y que se basaba en el fin de modelo carcelario vigente.

Por el contrario, estamos entrando en un modelo cada vez más punitivo respaldado por movimientos sociales de izquierdas. Un ejemplo lo vemos en el caso de los condenados por terrorismo. Cuando estas personas han cumplido sus condenas y salen de prisión se pone el grito en el cielo, señalando que siguen siendo una amenaza para la sociedad en su conjunto. Se pretende que queden inhabilitas de por vida bajo la idea de que toda sentencia es poca, pasando de la condena legal a la condena social. Otro caso lo encontramos con los Centros de Internamiento de Extranjeros, que sin ser oficialmente centros penitenciarios sirven para privar de libertad en celdas incomunicadas a personas inmigrantes. Socialmente no se cuestiona que personas inmigrantes por el mero hecho de ser ilegales, debido a toda una estructura reglamentada que les impide serlo, sean perseguidas y puedan ser encerradas en centros sin haber cometido ningún tipo de delito.

Otro ejemplo de ello, quizás el más actual, es el feminismo hegemónico que reconoce el sistema penitenciario como una solución al patriarcado. Demanda siempre penas más severas para los hombres acusados de diferentes delitos cometidos sobre las mujeres.

Al final, encerrar persona por persona, lo que hace es reducir problemáticas sociales y estructurales a meros incidentes individuales. No se articula un discurso sobre la necesidad de la reparación mientras que se sobredimensiona los postulados de castigos. Se asume así los postulados del llamado “populismo punitivo” del que nos habla Laia Serra en su artículo “Populismo punitivo, o cómo se instrumentaliza el dolor de las víctimas” en la plataforma Pikara Magazin señalado que “se define como la estrategia ideológica, manipuladora y reaccionaria del Estado de explotar las inseguridades de la colectividad para neutralizar ciertos debates sociales y criminalizar selectivamente ciertas conductas y sectores sociales para ir restringiendo libertades fundamentales”.

A partir del impacto emocional de los crímenes se refuerzan emociones de rabia que facilitan la defensa de decisiones apresuradas, así como la toma de posturas que invitan a resoluciones violentas de los conflictos. Se exigen modificaciones legales para que las condenas sean más severas y se da pie a que desde la política se refuerce discursivamente posturas punitivas que a su vez suelen ser instrumentalizadas para reforzar otros relatos racistas a partir de la constante vinculación de violencia-inmigración.

De forma paralela, y a la vez entrecruzada, lo mediático ha permitido visibilizar cómo, por ejemplo, en el caso de los delitos cometidos sobre los cuerpos de mujeres por el mero hecho de serlo, las estructuras judiciales siguen siendo ampliamente machistas en sus sentencias. Ello, que sirve para explicar, entre otros factores, la profunda rabia de tantas mujeres, no termina de ser un elemento que permita justificar que por parte de los movimientos del feminismo hegemónico se refuerce la necesidad del modelo de justicia carcelario de nuestra sociedad.

Como solicitan diferentes colectivos feministas, se debe llevar a cabo una transformación de las lógicas judiciales sobre los derechos de las mujeres y sobre lo que se entiende por dominación machista en todas las formas de violencia que afectan a las mujeres por el mero hecho de serlo. Pero, el dolor y la frustración ante un sistema judicial intrínsecamente machista no deben llevar a justificar la violencia del Estado, en tanto que no hay figura más patriarcal que el modelo de Estado actual.

El Colectivo de Apoyo a Mujeres Presas en Aragón, con un posicionamiento en contra del modelo carcelario señala la necesidad de “abogar por una justicia restaurativa para mediar entre la reparación y la reconciliación”. Es necesario generar un debate que abra alternativas a todo este modelo. O más bien, es importante que se empiece a escuchar a los colectivos, que llevan tiempo tratando de poner este tema en las agendas mediáticas.

En este sentido, si hay colectivos que saben lo que significa que les priven de libertad son las poblaciones racializadas que tanto en Estados Unidos, como en España, y como en prácticamente todos los lugares del mundo están sobre representadas en los centros penitenciarios.

De ahí la importancia del feminismo antirracista como un ejemplo de feminismo anticarcelario que está en contra del encierro de personas en los CIEs, del encierro de jóvenes en centros de menores extranjeros y que es consciente de que bajo el sistema penitenciario las principales víctimas son los cuerpos racializados a quienes se les persigue, se les detiene, se les juzga con mayor severidad, y se les encierra de forma explícitamente desproporcionada en un porcentaje más alto en todo tipo de centros de privación de libertad.

En este punto, se vuelve trascendental la figura de Angela Davis como uno de los principales referentes que entiende que el antirracismo debe ser feminista, anticapitalista y por supuesto, anticarcelario. Angela Davis, uno de los rostros más importante en el movimiento abolicionista de prisiones del mundo desde la militancia hasta la academia con publicaciones muy transcendentes como “Are Prisons Obsolete?” en el 2003 o “Abolition Democracy: Beyond Prisons, Torture, and Empire” en el 2005, señala cómo el complejo de prisiones te todo el mundo viene a ser un modelo esencialmente racista y clasista que somete a las capas más vulnerables de la sociedad. Este artículo bebe precisamente de las posturas abolicionistas expresadas por Angela Davis.

Las cárceles hacen parte de las tecnologías de poder fundamentadas en dispositivos biopolíticos que muchas veces se traducen en lo que Achile Mbembe señala como la necropolitica. Todo el entramado del estado formulado a partir de políticas que suponen la muerte física y social de diferentes sujetos con la finalidad del despojo material y cultural.

El problema es lo complejo que resulta la abolición de un sistema que está tan naturalizado que es difícilmente pensable vivir sin él. Pero como señalaba en un discurso en la Universidad de Chicago el 4 de mayo de 2013 que sería recogido en el texto “Feminismo y abolición: teorías y prácticas para el siglo XXI“ debemos aprender a pensar, actuar y luchar contra la ideológicamente entendido como “normal”.

Por eso, el movimiento feminista hegemónico debería ser responsable y frenar los ataques racistas que se vierten sobre los cuerpos de los hombres racializados, la mayoría de las veces inmigrantes, como sujetos naturalmente violentos, machistas, y en última instancia, violadores. El feminismo hegemónico debe asumir las lógicas antirracistas que van de la mano de posturas anticarcelarias y dejar de entender como conquistas sociales las reformas que endurecen el Código Penal reconociendo que el entramado penal y penitenciario solo genera más violencia.

A su vez, se debe terminar con el modelo mediático que transforma la violencia sobre las mujeres en espectáculo. Cuando una persona comete un delito que se mediatiza, ya sea un asesinato o un secuestro, u otros de carácter machista como violaciones, muchas veces se pueden encontrar fotografías exhibiendo los rostros de estas personas en todo tipo de plataformas. Vivimos en un momento en el que una persona acusada de agresión, un hombre acusado de violación o de asesinato es condenada socialmente con mucha anterioridad que las sentencias judiciales, las cuales por el contrario siempre son leídas como insuficientes. Ello, que puede ser muy recurrente bajo emociones de rabia o frustración, invita de forma directa o indirectamente un modelo de justicia paralelo cercano a la cultura de linchamiento y que una vez más se intensifican con las personas racializadas.

Es importante que replantemos el modelo de justicia, las estructuras legales de castigo individuales, alejándolo de dinámicas autoritarias extremadamente deshumanizadoras que invitan al encierro desmedido de las personas, y que hacen parte cada vez más de toda una cadena de corrección mercantilizada donde se reproducen las mismas estructuras de poder y pirámides pigmentocráticas de las sociedades. Porque al final en las cárceles lo que encontramos son los cuerpos que son pobres, racializados, divergentes y disidentes.

En definitiva, el sistema de penitenciario viene a defender el relato por el cual por una suerte de la naturaleza estas personas se convierten en ladrones, violadores y asesinos de forma irremediable, eliminando el carácter social de los individuos. Esa idea de que quien es un criminal lo será siempre impide creer en la reinserción. Y si no se cree en la reinserción entonces no se cree en el sentido de las cárceles, por lo que exigir la entrada en prisión viene a ser como exigir el castigo perpetuo estableciendo una idea de revancha y destrucción social del sujeto.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/opini...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Javier Álvarez: "Un, dos, tres, cuatro".

7 January, 2020 - 00:00
Categorías: Tortuga Antimilitar

En defensa de la fruta escarchada: Un devaluado manjar de reyes que (bien hecho) es una delicia

6 January, 2020 - 00:00

Liliana Fuchs

De niños no solo vivíamos con la inocencia de creer en los Reyes Magos, también éramos ajenos a las interminables polémicas que rodean a nuestro tradicional roscón; que si no es para tanto, que el mejor lo hacen en tal sitio, que si la nata es una abominación... Pero hay una cuestión que divide de forma radical en bandos irreconciliables: la fruta escarchada o confitada que lo decora.

Odiada y vilipendiada por muchos, la fruta escarchada es tan icónica como cada vez más maltratada por todo el mundo, objeto de mofa y maldiciones, criticada y maldecida hasta incluso desaparecer por completo de cada vez más roscones. En Directo al Paladar seguimos defendiendo esta dulce delicia, símbolo quizá de otros tiempos, pero que merece ser reivindicada.

Todo el mundo tiene derecho a tener sus propios gustos y no nos creemos superiores por afirmar que sí, nos gusta el roscón con su fruta confitada; pero se ha devaluado tanto su calidad y casi parece estar de moda hacerle ascos, que creemos necesario recordar de dónde viene y por qué sigue siendo un manjar para degustar, eso sí, con moderación.

Fruta confitada, escarchada y glaseada: ¿qué son y en qué se diferencian?

Tal y como recoge el diccionario de gastronomía, la fruta confitada es aquella que ha sido sometida a un proceso de cocción en almíbar de azúcar para extraer la mayor cantidad posible de agua. Aunque se suelen usar los términos confitada, glaseada y escarchada indistintamente, no son exactamente lo mismo.

La fruta confitada simple se presenta tal cual, en ocasiones rebozada en azúcar granulado, como la fruta de Niza. Tenemos, por ejemplo, la típicas frutas que usamos para pasteles y bizcochos de tipo *plum cake*, las cortezas de naranja con chocolate -orangettes- o las guindas, tan usadas para decorar. También las frutas de Aragón, una especialidad pastelera muy popular que presenta las piezas de fruta bañadas en chocolate con leche o negro.

Cuando al producto confitado se le aplica un glaseado posterior, se obtienen frutas glaseadas o escarchadas. Las primeras presentan un acabado más fino y homogéneo, mientras que, en el segundo caso, el almíbar más concentrado se seca, cristalizando y dando una apariencia de escarcha a la fruta, aportando un aspecto algo más festivo y un contraste crujiente en la textura exterior.

El aspecto escarchado es más habitual para piezas grandes de fruta, si bien también se aplica a las castañas para elaborar marrón glacé. Con el tiempo, una fruta glaseada puede adquirir el aspecto escarchado por la propia acción del azúcar que se va concentrando y cristalizando en el exterior.

Método de conservación, medicina y producto de lujo

Los orígenes de la fruta confitada hay que buscarlos en los mismos que dieron lugar a salazones, carnes curadas o conservas: la pura necesidad de conservar los alimentos. La fruta es un producto muy perecedero y además caro, por lo que poder alargar su conservación durante meses era una cuestión primordial cuando lo único que existían eran despensas y fresqueras.

Sabemos que en tiempos antiguos ya griegos y romanos presevaban frutas con almíbares, y también fue un método muy practicado en la antigua China para poder proveer a los emperadores de frutas todo el año sin que se echaran a perder en el trasporte. Originalmente era más habitual cocer las frutas en miel, más accesible que el azúcar granulado en según qué regiones y épocas, aunque se fue sustituyendo por este a medida que se perfeccionaron las técnicas.

De origen antiguo es también el letuario, una elaboración sefardí que entronca con el dulce de membrillo de hoy, aunque podía elaborarse con otras frutas. Estas se cocían en una mezcla de agua y azúcar o miel a fuego lento durante muchas horas, quedando la fruta confitada, a veces con la consistencia de una compota espesa. La palabra proviene del latín electuarium, un antiguo remedio medicinal reconstituyente a base de frutas o verduras cocidas en almíbar; está claro que antes el azúcar no tenía tan mala prensa como hoy.

Fue por tanto en la Edad Media cuando la elaboración de confites adquirió un mayor desarrollo, gracias también en parte por la influencia árabe. Era un producto muy apreciado por los monarcas y clases más pudientes, y no podía faltar en los grandes banquetes o celebraciones, como parte del menú y no solo como un mero postre, a menudo decorando la mesa con su vistosa presencia.

La fruta fresca fue durante mucho tiempo un bocado de verdadero lujo; los alimentos se consideraban más nobles y elevados cuanto más lejos crecían del suelo, y su producción resultaba muy costosa; por eso las clases bajas apenas podían probarla. Pero para que reyes y nobles pudieran disfrutarla todo el año, los confites se convirtieron casi en un básico de las grandes despensas.

El título manuscrito de 1401, 'Vergel de señores, en el cual se muestran a hacer con mucha excelencia todas las conservas, electuarios, confituras, turrones y otras cosas de azúcar y miel', conservado en la Biblioteca Nacional, demuestra el dominio que ya se tenía entonces de las técnicas del azúcar, y podemos ver ejemplos en numerosos cuadros de diferentes épocas, como el célebre banquete de Felip II de Sánchez Coello.

Fruta natural y azúcar: dos ingredientes de lujo que juntos daban lugar a elegantes tentaciones muy golosas que no solo endulzaban el paladar de monarcas y otros dignatarios; eran un símbolo de poder, de riqueza y fastuosidad, alimento energético y reconstituyente, y también parte de la escenografía de la mesa.

El repertorio confitero fue creciendo a medida que se profesionalizaba la labor artesana, y las frutas escarchadas compartieron protagonismo con caramelos y otras golosinas, además de elaboraciones reposteras tradicionales, como mazapanes, rosquillas o barquillos. Seguían siendo alimentos costosos, pero accesibles ya a una mayor parte de la sociedad.

Muchas de estas delicias golosas se reservaban para ocasiones puntuales, y nada más especial que la Navidad. Consideradas ellas mismas como un dulce navideño, todo un lujo para muchas personas, también fueron incorporándose como ingrediente y adorno de pasteles, mazapanes o turrones. Su presencia en el Roscón de Reyes, eso sí, no llegaría hasta prácticamente el siglo XX.

Una costosa y larga elaboración

El proceso de elaboración de la fruta confitada o escarchada no ha variado mucho en los últimos siglos, y ya viene bien detallado por Juan de la Mata en su célebre 'Arte de la repostería' de 1747, en el que se detiene a dar detalles sobre el tratamiento específico de cada fruta. Nos dice el buen Juan:

Como et Arte de confitar depende de la diverfídad dé preparaciones del Azúcar, para convertirle en almivar mas, ò menos efpefo , fegun fuere neceífario, es precifo dar las reglas , tanto para el conocimiento de fus puntos, como para faberlos executar, juntamente con el nombre , que à cai da uno correíponde, por evitar afsi la intempèftiva explicadcion: precifa en los Capítulos de las Frutas, que fe han de confitar (...).

Así pues, el resultado final dependerá de factores como la cantidad de azúcar y agua, el tiempo de cocción y la temperatura, que puede variar según el punto que se busque o la materia prima empleada. No es lo mismo confitar una pera entera que cortezas de naranja, por ejemplo.

El objetivo es eliminar el agua natural que contiene la fruta, y que es el principal causante de su putrefacción, impidiendo que se desarrollen patógenos mediante la saturación de azúcar. Es crucial controlar la concentración de azúcares y la temperatura, pues hay que evitar que la fruta se deshaga y se convierta en mermelada o compota. Por ello, el proceso es largo, y en ocasiones comienza muchas semanas antes de empezar a confitar.

Empresas especializadas en esta técnica, como la prestigiosa Francisco Moreno de La Calahorra, comienzan seleccionando las mejores frutas para dejarlas durante un año entero sumergidas en un líquido de gobierno que favorecerá la textura y la conservación.

Después, cada producto se procesa según el formato deseado y dependiendo de cada variedad: ciruelas y peras enteras, cítricos en rodajas o gajos, rectángulos o lingotes de calabaza o melón, piezas picadas en cubos, etc. Cada manufacturador precisará más el detalle, pudiendo detenerse en retirar huesos y semillas, o dejándolas tal cual.
Boqueria

Lo primero es elaborar el almíbar en una proporción de azúcar y agua que decide cada productor. Cuando el azúcar se ha disuelto por completo, se sumerge la fruta, se calienta y se retira rápidamente antes de la ebullición. El almíbar se deja espesar ligeramente, se deja templar y se vuelve a mezclar con las frutas para dejarlas en maceración durante 12-24 horas.

Este proceso se repite a lo largo de varios días, aumentando la concentración de azúcar con cada nueva cocción, hasta lograr los grados brix óptimos y el punto deseado. Entonces se puede proceder al glaseado o escarchado, dejando secar la fruta hasta que el azúcar cristaliza.

Durante el confitado se pueden agregar también conservantes -antioxidantes, sobre todo-, aromas y, más típico, colorantes alimentarios, algo que ya se hacía antiguamente. Hoy en día lo habitual es colorear melón o calabaza de rojo con ácido carmínico (E-120) y verde con una mezcla de curcumina (E-100) y azul brillante FCF (E-132).

Por qué sigue siendo un manjar

La invasión de frutas industriales en las que interesa más el color fluorescente que la calidad de la materia prima han contribuido al desprestigio de esta delicia. Desde luego, "lo verde" del roscón y esas piezas indefinidas de color rojo demasiado brillante no son precisamente las mejores representantes de la calidad de la fruta escarchada.

Esas "frutas" son en realidad piezas de calabaza o melón, que normalmente en origen no tienen ningún sabor, pero proporcionan una base firme y barata para saturar de azúcar y teñir al gusto del cliente. Lucen muy vistosas en el roscón de Reyes, sin duda, pero gastronómicamente no tienen apenas interés, por no decir ninguno en absoluto.

Lo que reivindicamos es la tradición artesana de la fruta confitada o escarchada de verdad, con ingredientes seleccionados de primera calidad y preparados con la cantidad justa de almíbar, respetando los tiempos y reposos adecuados.

Hay roscones de supermercado más baratos que la fruta escarchada que se exhibe a granel en algunas pastelerías; eso nos da una buena pista de dónde está la calidad y porqué la fruta de los primeros solo sabe a azúcar de colores.

La de verdadera calidad nos permite elegir entre sabores y aromas diferentes, pues poco tiene que ver una naranja confitada con la pera ercolini o unas ciruelas escarchadas. Son muy dulces, sí, pero no están pensadas para comerse enteras de una sentada, son bocados para degustar en pequeñas porciones, acompañando quesos o frutos secos, el café o licor, o para añadir a otras elaboraciones dulces y saladas.

Hoy en día estamos acostumbrados a disponer de dulces todo el año, y el surtido navideño cada vez se amplía y se adelanta más y más. Esa disponibilidad ha devaluado el carácter especial de la fruta escarchada, y ya no apreciamos realmente las elaboraciones festivas como algo excepcional y único, reservadas para momentos escogidos.

No hace tantos años que la presencia de las frutas escarchadas en escaparates anunciaban la Navidad y llenaban de ilusión a los más golosos, deslumbrando con su colorido y el brillo de su glaseado. No es de extrañar que los pasteleros comenzaran a usarla para engalanar el roscón de Reyes a principios del siglo XX, distinguiéndolo así definitivamente del pastel original francés.

La fruta escarchada merece recuperar su valor más allá del roscón

Admitimos por tanto la existencia de roscones de Reyes desnudos de frutas o adornados solo con almendra y azúcar; no estuvo en su origen y cada uno es libre de comer lo que le gusta. Pero devolvamos a la fruta escarchada, la de auténtica calidad, el valor que se merece.

Desterremos los calabazates insípidos y melones pastosos con colores irreales y volvamos a disfrutar de este antiguo manjar de reyes. Es parte de nuestra historia, nuestra cultura y de nuestras viejas tradiciones navideñas, que no viejunas. Y porque a muchos nos encanta, y no merecemos escarnio público por ello.

Fuente: https://www.directoalpaladar.com/cu...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La revolución agraria de los campesinos de Extremadura

6 January, 2020 - 00:00

El 25 de marzo de 1936 los campesinos extremeños se levantaron a tomar las tierras que trabajaban. Hasta entonces, los latifundios habían sido el sistema impuesto por los “señoritos” (desde el siglo XIII con la Reconquista), los cuales eran dueños y señores de las tierras donde los campesinos se dejaban alma y cuerpo.

Ese día sobre las cinco de la mañana entre 60 000 y 80 000 campesinos se concentraron en muchos pueblos de Extremadura. Tomaron en total más de 3000 fincas en 280 pueblos distintos.

La reforma agraria había sido negada durante siglos. La Segunda República trajo una Ley de reforma agraria muy prometedora que no llegó a implementarse al 100%. Entre sus puntos se encontraba la expropiación de los grandes latifundios para repartir entre sus jornaleros, subida de salario, jornadas de ocho horas y seguros de accidentes entre otros.

En el año 1934 se llevó a cabo una gran huelga campesina que terminó con 10 000 detenidos. Ese fracaso sin duda fue utilizado como lección para aprender para el que sería el siguiente intento.

El año 1936 empezó con un crecimiento del desempleo agrario, algo que se sumaba a una gran crisis económica y una larga temporada de lluvias. Estas provocaban que las tierras no pudieran ser trabajadas y en consecuencia los campesinos no tuvieran un jornal. Una suma de condiciones propiciaron la revuelta de los trabajadores de la tierra.

El Instituto de la Reforma Agraria no tuvo otra opción que legalizar las ocupaciones al ser tan grande el número de jornaleros que tomaron las fincas.

Pero con el golpe de julio de ese mismo año llegaría también la venganza de los terratenientes. Los días 14 y 15 de agosto se produjo “la matanza de Badajoz”, se asesinaron miles de personas en la plaza de toros de Badajoz. Muchos de los campesinos que habían participado en la revuelta fueron fusilados por la Columna de la Muerte del teniente coronel Yagüe. Los antiguos propietarios recuperaron sus fincas.

Una multitud de reporteros extranjeros cubrieron la matanza. En publicaciones como Le Populaire, Le Temps, Le Figaro, Paris-Soir, Diário de Lisboa y Chicago Tribune se hacían eco de las ejecuciones en masa en distintos lugares de Badajoz y de como los cadáveres cubrían el suelo de la ciudad. En la página web de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX) se recogen distintos fragmentos de dichos artículos:

…Alrededor de mil doscientas personas han sido fusiladas (…) Hemos visto las aceras de la Comandancia Militar empapadas de sangre (…) Los arrestos y las ejecuciones en masa continúan en la Plaza de Toros. Las calles de la ciudad están acribilladas de balas, cubiertas de vidrios, de tejas y de cadáveres abandonados. Sólo en la calle de San Juan hay trescientos cuerpos (…)». Jacques Berthet, de Le Temps.

«Elvas, 17 de agosto. Durante toda la tarde de ayer y toda la mañana de hoy continúan las ejecuciones en masa en Badajoz. Se estima que el número de personas ejecutadas sobrepasa ya los mil quinientos. Entre las víctimas excepcionales figuran varios oficiales que defendieron la ciudad contra la entrada de los rebeldes: el coronel Cantero, el comandante Alonso, el capitán Almendro, el teniente Vega y un cierto número de suboficiales y soldados. Al mismo tiempo, y por decenas, han sido fusilados los civiles cerca de las arenas». Le Populaire.

Los campesinos de Extremadura protagonizaron un capítulo histórico en lo que a conseguir derechos se refiere. En parte gracias al gobierno de la Segunda República, en mayor parte gracias a la determinación de un grupo de hombres y mujeres que lucharon por un futuro mejor. Otro capítulo olvidado por quiénes escriben los libros de historia y otro avance roto por el golpe de estado del 36.

Fuente: https://elestado.net/la-revolucion-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Reyes Magos

5 January, 2020 - 16:30

Categorías: Tortuga Antimilitar

Chile: "Los carabineros siguen tirando balines a los ojos"

5 January, 2020 - 00:00

Carlos Aznárez

Una de las aristas dolorosas de la represión de los Carabineros chilenos contra quienes se manifiestan contra la dictadura de Sebastián Piñera ha sido el empleo de balines de acero y granadas de gas arrojadas al rostro de los jóvenes. Con sadismo y a quemarropa, para hacer el mayor daño posible. Así es como hoy hay cientos de chicos y chicas que ha perdido un ojo o sufren dificultades de visión graves o semi-graves.

Para hablar de esta consecuencia dolorosa de la embestida represiva, Resumen Latinoamericano entrevistó en Santiago de Chile a la vocera de la Coordinadora de víctimas de trauma ocular, Marta Valdes Recabarren y a tres jóvenes que sufrieron ataques de los "pacos" y cargan con lesiones en sus ojos.

"Nosotros nos organizamos debido a la necesidad que han tenido muchos profesionales que nos ofrecían ayuda y no había forma de canalizarla para que efectivamente llegara esa ayuda a todos. Creamos esta Coordinadora con la idea de poder unirnos, hacer fuerzas y apoyarnos entre los familiares y las víctimas", nos explica Marta.

-Una pregunta que nos hacemos fuera de Chile sobre el tema de la afectación de la vista a los manifestantes en las movidas, cuando los pacos tiran al cuerpo y al rostro, Suponemos que esta modalidad represiva no nace con los acontecimientos del pasado octubre sino que es un modus operandis de estos uniformados desde siempre…

Si hablamos de la historia de Chile, en la época de la dictadura de Pinochet se vivía una brutal represión y hoy día nos trae recuerdos, por lo menos a mí, que soy de la generación del 80. Nuevamente la represión y la violación a los Derechos Humanos: en la época de Pinochet ha sido brutal porque detenían y desaparecían, actualmente lo que hacen es dejar ciegos y mutilar a la juventud. La mayoría de los mutilados que nosotros tenemos de trauma ocular son jóvenes, muy jóvenes.

-Vos tenés claridad en el sentido que lo hacen adrede, apuntan a la cabeza, a los ojos, no es que les sale de casualidad…

Es que no cumplen con el protocolo, y cuando no lo hacen es que a 15 metros o menos han disparado a los rostros. Todas las lesiones que tienen los chiquillos de trauma ocular han sido por disparos directamente a los ojos, la cabeza, la cara. Entonces, es una forma de reprimir constante de ellos. Hay en el país más de 350 traumas oculares, eso habla de que es algo que se practica de esa forma, se reprime de esa forma, no son hechos aislados.

La represión de Carabineros tiene una historia de manchar ese uniforme de años y años. Su doctrina, al parecer, es justamente que el enemigo es el que sale a manifestarse pacíficamente, entonces ellos, más que resguardarnos, nos atacan y reprimen. Pero, ya es una conducta de historia de Carabineros, desde que se involucraron en el golpe de Estado nunca más han dejado de ser represores del pueblo, están para eso.

-Cuando se habla de balines, ¿de qué tipo estamos hablando, de caucho o metálicos? ¿cuál es el material que hiere a estos chicos?

Entiendo que los balines son metálicos. Están pintados de negro, como de goma, pero son de 8mm.

-Me estabas hablando de 350 casos en todo el país, que son los denunciados, porque me imagino que habrá gente que no denuncia.

Más de 350. y sí, hay gente que no denuncia, efectivamente.

(Interviene uno de los jóvenes) De hecho, yo fui baleado y no fui a denunciar, estoy baleado por todos lados y las anteriores veces no denuncié.

-¿Cómo están encarando esta ayuda, esta coordinación? ¿tienen apoyos de organizaciones sociales, populares, partidos? ¿se han entrevistado con algún alcalde de los que quedan de la izquierda en algunos de los lugares del país?

Nos hemos contactado con un diputado, porque en la Cámara de Diputados se hizo una comisión para una acusación constitucional contra Piñera, en la que nosotros participamos con algunos testimonios para que efectivamente se lograra el éxito de esa acusación constitucional, que lamentablemente no llegó a buen puerto, pero sí nosotros participamos de eso con el diputado Boris Barrera. También, estamos con la comisión de Derechos Humanos que nos está ayudando en lo jurídico y en lo psicológico.

Hoy, nos estamos coordinando también para ir a cada una de las comunas visibilizando el tema del trauma ocular y haciendo partícipe a la gente, y que también se ayude a la Coordinadora. Con eso estamos contactando a los artistas, hay algunos que ya le han escrito canciones a los chiquillos con trauma ocular e intervenciones con obras de teatro.

-Es cierto lo que dice el Gobierno que han prohibido los balines? ¿Ustedes tienen constatación de eso, o hay lugares donde se está violando esta prohibición?

La verdad que esa es la información falsa que entrega la prensa, el presidente Piñera y también Mario Rozas, el director general de Carabineros, porque no es así, siguen disparando al rostro. Hace tres días hubo otro trauma ocular de un niño de 17 años, que tuvo un estallido ocular y perdió su ojo. Entonces, siguen reprimiendo de la misma forma y no han dejado de disparar a la cara, al rostro.

-Y no solo balines, sino también las bombas lacrimógenas.

Si. Nosotros tenemos también afectados por el guanaco (lanza agua), un compañero que le afectaron su ojo pero con agua. También desde el guanaco disparan a la cabeza, el chorro de agua es brutal también porque provoca mucho daño, y a él le provocó un daño ocular.

-¿Además de agua qué componentes químicos hay en la mezcla que utilizan habitualmente? Porque es claro que cuando te toca un chorro de agua, lo vivimos nosotros ayer, también te deja medio ciego, te genera un malestar.

(Intervienen los jóvenes) Varios de nosotros comentamos que tiene gas pimienta, eso lo mezclan con el agua y entonces es brutal cuando te pega el agua. Y soda cáustica también. Ellos niegan que no es así y que solo contiene agua, pero nosotros que vamos a las manifestaciones, y nos afecta cuando llega el agua, sabemos que tiene químicos, que no es agua nomás.

-¿Marta, vos tenés un hijo que también fue afectado?

Sí, mi hijo tiene 17 años y tiene un trauma ocular en su ojo izquierdo.

-¿Cuándo le pasó esto?

El 28 de octubre, a los comienzos de la revuelta. Esto no ha parado, hace unos días tuvimos un muerto (Mauricio Fredes) y también dispararon balines, la represión sigue igual. De hecho, en la Plaza de la Dignidad hay árboles que constatan eso, tienen una cantidad enorme de balines incrustados en sus troncos. Te podrás imaginar qué significa, lo que queda en un tronco, que lo atraviesa, que hace con la piel de una persona, como daña.

-Como militante, como partícipe de toda esta movida, ¿cómo ves que va a derivar esta revuelta? Esto que nosotros consideramos un acto de rebeldía muy grande y que además no ocurre en Chile solamente, ya que también está pasando en Colombia, París, en lugares muy distintos. ¿Cómo ves que va a derivar aquí este levantamiento?

Creo que esto no va a parar, yo por lo menos tengo esa percepción, hasta que no logremos las conquistas sociales por las que salimos a la calle, y que efectivamente no vamos a dejar gobernar a Piñera tranquilo hasta el último día que le queda, que son dos años que van a ser tortuosos para él. O renuncia o va a tener un gobierno muy tortuoso porque nosotros no vamos a dejar las calles y él tampoco va a ceder en la agenda social que le hemos pedido. Él no va a ceder y nosotros no vamos a bajar los brazos, entonces le va a ser muy complicado gobernar.

-¿Estás de acuerdo con este pacto de la Asamblea Constituyente que se resolvió recientemente y el plebiscito que va a convocar? ¿esa es la asamblea que ustedes querían?

Nosotros queremos una Asamblea que sea participativa y la Asamblea Constituyente es una forma efectivamente de ser representados y esperamos que así sea. Nosotros queremos efectivamente la participación del pueblo en las decisiones porque hace rato que no se nos escucha, y ahora es más evidente que no se nos quiere escuchar.

Entonces, estamos por una Asamblea Constituyente que tiene que cambiar esta Constitución, que no es representativa, se hizo entre cuatro paredes y no se consultó al pueblo. Es una Constitución que nos tiene sin derechos básicos, y es súper represiva, entonces creemos que hay que cambiarla. La Constitución es un tema, no puede caber una Constitución de los 80´s en una democracia, decimos que vivimos en democracia y tenemos una Constitución que la hizo un dictador, es inviable una democracia con leyes de los dictadores.

-¿Crees que este levantamiento también cuestiona este tipo de democracia burguesa?

Absolutamente, porque es una democracia, siempre nos lo planteamos y hoy en día se comprueba más, que es una seudodemocracia. Se dice que es democracia porque votamos, se presentan candidatos y nosotros hacemos elecciones en el país y los elegimos. Pero, creo que la democracia es más que eso, efectivamente es estar representados en el Parlamento, los pueblos indígenas no lo están, no hay un equilibrio tampoco de la representación de mujeres, hay más hombres en el Congreso que mujeres, y no hay una representación real.

Creemos que aquí los mapuches y las etnias debieran estar representadas, y actualmente se les sigue marginando, dejando afuera. De hecho, es un testimonio claro la “primera línea”, donde hay muchos niños que son del SENAME (Servicio Nacional del Menor) una institución donde van niños que no tiene hogar, que tiene problemas de violencia intrafamiliar, pero además de abandono. Entonces, no tienen nada que perder, como ellos mismo dicen, porque nosotros en esta sociedad no les hemos dado nada a ellos, entonces tenemos una tremenda deuda y eso hay que cambiarlo.

Jóvenes con traumo ocular:

Primer testimonio:

Soy Hernán, he peleado en Chile desde los años 80´s, era parte de la resistencia contra el dictador. Ahora, desde el punto de vista personal estaba muy desmoralizado, pensaba que en este país todas las familias estaban destruidas y la gente asesinada había sido en vano porque la gente estaba sin discutir nada. Pero, cuando salieron a la calle y empezaron a manifestarse de esta forma me volvió el alma al cuerpo y pensé que realmente teníamos un futuro y una esperanza.

-¿Qué te pasó y cómo?

Esta fue la penúltima lesión que obtuve con los pacos. A corta distancia los estábamos correteando,se fueron replegando, se pusieron detrás de los buses y comenzaron a disparar de forma desmedida harta cantidad de lacrimógenos. Afortunadamente estaba con lentes y mascarilla por lo tanto se rompió el lente y me salvó el ojo, pero fue como a 25 metros de distancia que me dispararon, obviamente apuntando porque nosotros los vemos frente a frente. De hecho, tengo fotos porque justo estaba sacando antes que me dispararan.

-¿Pero antes te habían pasado otras?

Si, esta fue la anteúltima, la última fue un rasguño nomás.

-¿Cómo ha evolucionado la herida?

Básicamente el ojo no tiene nada, pero el cráneo está destruido.
Entonces, en términos generales me he sentido siempre bien de ánimo y todo eso porque de verdad me volvió el alma al cuerpo, siempre es parte de la lucha y no me afecta eso. Pero, estuve hospitalizado y cuando llegué a la casa y revisé los scaners me dio un miedo terrible porque el cráneo está todo destruido y la parte del ojo está destruida, hay puros pedacitos de esquirlas, cuando ves los scaners el ojo está como flotando en una cavidad grande y el otro está normal.

-¿Estabas en la “primera línea”?

Más adelante, pero formaba parte.

Segundo testimonio

Soy Rafael, tengo 23 años, soy parte del movimiento que decanta en el 2011, no soy parte de un partido o algo así, pero si del movimiento y de las cosas que lo mantienen activo.

-¿Cuándo te hirieron?

Fue el 15 de noviembre en Vicuña Mackenna con Alameda, eran como las cuatro y media de la tarde, cuando recién se empieza a avanzar para poder ganar la plaza. Estábamos con unos amigos, el guanaco nos intercepta y a menos de dos metros me tira el chorro de agua, que es potente, y en la que me caigo choco con piedras, fierros, y me rajo la cabeza. Tengo 40 puntos y el daño ocular es obvio, las piedras me hicieron cagar el ojo. En eso igual logré pararme y me botó de nuevo tres veces seguidas, a la tercera ya fui carne molida. Después me llevaron los compañeros de la “primera línea” al hospital y me pudieron curar, obviamente estaba botando mucha sangre.

-¿Quedaste con un problema ocular?

Tengo problemas en la visión de larga distancia, pero mediana o corta distancia no. lo que me explicaron es que a los años se pueden producir los problemas que tiene esto, como que va a ir empeorando la visión, pero en un ojo nomás.

-¿Te sentís parte de este movimiento para ayudar a otros? ¿estás aquí en esta coordinación también?.

En realidad, soy parte de la organización por necesidades personales y colectivas, que son las que conllevan a esto, porque no cualquiera tiene estas heridas por cuestiones individuales.

-¿Volviste a la calle?

Sí, todos los días cada vez que puedo estoy ahí, y les tiro cascotazos, los voy a hacer cagar a todos.

Tercer testimonio: "Lo importante acá es no bajar los brazos"

Mi nombre es Marcelo, tengo 22 años, y, como dice el compañero, seguimos todos en el movimiento y nos apoyamos desde donde estemos y como estemos.

-¿Cómo te pasó lo de la herida en el ojo?

Estaba con un grupo de amigos en Plaza de la Dignidad en el sector que estaba muy lejano a la “primera línea” ese día. De hecho, en el trayecto para ir allí ya nos estaban disparando, a mi me dispararon perdigones y lacrimógenas, tuve que cambiarme de camino para avanzar. En un momento me junto con mis amigos en un sector ya más tranquilo, con niños y gente haciendo música y bailando, era un show más que nada, Carabineros rompe la “primera línea” y dispara lacrimógenas a una distancia de 80 o 100 metros. La velocidad y la fuerza con que llegan esos proyectiles a la gente puede causar cualquier daño, a un amigo que estaba al lado mio le cae en la mochila y a otra persona le cae en la cabeza, tiraron como 10 en el sector que estaba, todo intoxicado, gente vomitando, se provocó un caos.

La rabia que tenía ya fue demasiada y me encapucho y voy a encarar a Carabineros, pero no pensé tanto, fui a encararlos solo, estuve en la calle frente a ellos como a 30 metros, y como estaba solo dije que estaba muy a la vista y en eso que estoy pensando en retirarme me llega el balín directo al ojo. En ese momento me mareo. Ahí uno se empieza a cuestionar cosas, pero después dije que esto es la lucha y voy a seguir. De repente cuando abro los ojos con con uno y la mitad del otro veía solamente negro. Ahí, por suerte alcancé a ver a una persona que estaba como a 10 o 15 metros mio con un casco rojo y me acerco para que me ayude y me lleve, era de la Cruz Roja. Me fueron llevando unos enfermeros, tuvimos que atravesar varios sectores, fue como una caminata de 10 minutos en la que las lacrimógenas pasaban por mis piernas y los cabros de la “primera línea” se ponían como escudo humano para que yo pudiera pasar. Ahí me atendieron y me miraron.

-¿Perdiste el ojo?

No, por suerte no lo perdí, no tuve destello ocular, pero tengo muy poca visión, tengo 0,1 de visión. Pero, me tienen que operar y hay hartas posibilidades de que vuelva a ver.

-¿Volviste a la calle?

Por supuesto, no se deja la calle, menos en este momento.

-¿Cómo sigue esto? Si tuvieras un bola de cristal, ¿cómo lo ves?. ¿qué es lo que piensan conquistar con esta lucha?

Primero, ojalá tuviera una bola de cristal para saber lo que va a pasar. Segundo, lo veo muy complicado porque nosotros no vamos a ceder y veo que este dictador que tenemos tampoco quiere hacerlo y nos está reprimiendo cada vez más. Creo que lo importante acá es no bajar los brazos, no perder la calle, seguir luchando hasta el final.

(otro) Lo complicado de la situación es que no hay partidos o una organización que haya dicho que queremos tal cosa o tales elementos de victoria…

-Otros como ustedes me dicen que eso es lo complicado y lo bueno también…

En la calle decíamos que aquí no hay nadie que pueda discutir con nadie, entonces nada te pueden ofrecer. Creo que esto va a desencadenar en solo acumulaciones de fuerzas y algunas victorias materiales.

-A ustedes le habrá llegado que la gente de nuestra generación, para decirte la mía de los 70s, opina que no tienen organización política que los conduzca, no hay liderazgo. Yo no estoy con esa posición, pero los nuestros en general dicen eso.

Conversaba de eso antes, que en un momento los partidos políticos se forman así, formando partidos de cuadros y empezamos a dictaminar hacia el pueblo, entonces se repite la epidemia de dominación. En cambio está la anarquía, entonces en la primera línea todo funciona porque estamos ahí para dar lo mejor de nosotros, si hay que hacer piedras o tirar agua, pero dando todo lo que uno puede, lo mejor de uno para que funcione. En cambio, un partido político llega y quieren que nosotros estemos en función de ellos.

Lo nuestro ha durado tanto y ha sido tan unido y tan bonito a la vez porque no hay colores en este movimiento.

-¿Es como una familia?

Exacto, por supuesto, nos ayudamos como familia, lo que me pasó a mi, los chicos de “primera línea” que se pusieron como escudo humano para que yo pudiera pasar. Así estamos, y de hecho sin la “primera línea” la gente no se podría reunir en la plaza. Creo que ahí esta un pequeño problema porque igual en el movimiento obviamente hay personas que se aprovechan y lo toman para otro sentido, y esa gente no se da cuenta de que ellos no se pueden llegar a reunir en Plaza de la Dignidad si no estuviera la “primera línea”. Gracias a esos chicos, y a nosotros que a veces estamos allá, se puede lograr esa reunión en la Plaza.

(otro) Me gustaría profundizar un elemento que es que la izquierda política, el PS o algunos como Revolución Democrática, justo en este proceso estaban totalmente deslegitimados, entonces no había nada que pudiese aglomerar este gran grupo de personas que hoy vemos.

-Una de las cosas que me llamó la atención es que no vi ninguna imagen del Che Guevara en la movilización.

Hay, es que uno no está preocupado de andar con banderas. De hecho, yo soy rojo y negro, pero no puedo estar con la bandera.

(otro) Estámos inventado nuestros propios y nuevos símbolos.

La bandera mapuche… ya lleva 500 años… el veganismo.

Te decía lo de Che Guevara porque me parece que en todas las rebeliones del mundo que uno ve, sobre todo las juveniles, el Che, su imagen, es el único que no falla, porque Guevara no falló en la práctica.

No tenemos al Che Guevara pero tenemos al “Matapacos”, ese es nuestro símbolo de guerra, nuestro perrito es mucho más literal, porque ese es nuestro ser a seguir, alguien libre, alguien de la calle y que siempre está en la lucha.

-Los perros están aquí presentes en las movilizaciones...

Por décadas, desde los 80s. No conocí al “Matapacos”, estudié en la Universidad de Chile, pero el “Matapacos” creo que salió en el 2011, vi parte de un documental y era un perro que nació de la calle y que en la Universidad de Santiago había muchos perros y siempre que había protestas ellos estaban primeros, corrían al chorro del guanaco, a las lacrimógenas, y siempre nos apoyaban cuando íbamos a las marchas. El “Matapacos” era uno de esos perros, pero era como el ícono porque era como de los primeros y siempre andaba con un pañuelo diferente. Cuando los chicos iban a otro lado a luchar, él estaba con ellos siguiéndolos.

-¿Qué pasó con el “Matapacos”?

Murió de viejo, pero bien, lo tomó una señora que vivía cerca, murió en una casita ya más cómodo. Pero, como era perro callejero no podía estar en la casa, solamente llegaba a dormir, todo el día salía, iba a las marchas, y después volvía a la casa a dormir.

(otro) El viernes pasado estuvimos hasta tarde cuando les ganamos a los pacos, me fui pasadas las diez, y estuvo con nosotros peleando todo el día un perro que vivía en la calle, y se quedó ahí en la plaza, vive en la parque detrás de la feria artesanal.

-¿Creen ustedes que están haciendo una nueva cultura de esta revuelta, una contracultura?

Creo que no es cultura, es solamente abrir los ojos porque siempre estuvo esa gente así, súper despectiva, cuando no tienen los mismo niveles socioeconómicos la gente es despreciable, tenemos que tener en cuenta eso. De hecho, antes de la revuelta me caían mal los chilenos, los encontraba a todos pedantes, y ahora con esto la cabeza ha cambiado mucho, la mentalidad de la gente ha cambiado, antes no nos mirábamos las caras, eramos demasiado egoístas, ahora como que nos estamos uniendo cada vez más como personas, como tu dices, estamos volviendo a ser una familia.

(otro) Igual considero que al tener un modelo neoliberal, hay diferencia de muchos países latinoamericano, nos da como a dilucidar un poco más alternativas también de combate, de lucha. Eso puede decantar en una cultura de lucha también, que se ha ido generando en Chile porque antes del 2011 o incluso antes de octubre literalmente nadie salía con guantes a marchar, con mascarillas, lentes de protección, entonces se está dando una cultura de violencia y de autodefensa.

-Si les digo la palabra Revolución ¿ustedes en qué piensan?

Un cambio de 180 grados de toda está mierda, cambiarla de verdad, porque estos no son cambios.

(otro, con un parche en el ojo).- Para mí, Revolución es abrir los ojos, despertar, darnos cuenta sobre qué nos pasa y luchar.

LA PRIMERA VICTIMA DEL 2020

Diego Lastra, interno de Medicina UDP, perdió la visión de su ojo izquierdo este 1 de enero en plaza Dignidad, por disparo de lacrimógena directo a su rostro. Está en el Hospital Salvador y actualmente se encuentra estable, esperando cirugía reconstructiva para mañana a primera hora.

Resumen Latinoamericano

Categorías: Tortuga Antimilitar

El día en el que Suiza segó la hierba bajo los pies del ejército

5 January, 2020 - 00:00

Benjamin Von Wyl

Hace treinta años, los ciudadanos suizos votaban si abolir o no el ejército. El porcentaje de votos a favor fue tan sorprendente que impulsó una serie de reformas. ¿Fue una manera de enterrar la Guerra Fría? Echamos la vista atrás con los protagonistas de entonces.

Tres semanas después de la caída del Muro de Berlín, los ciudadanos suizos acudían a las urnas para votar una propuesta que pedía la abolición del ejército. Detrás de la iniciativa popular estaba el Grupo para una Suiza sin Ejército (GSsE), fundado en 1982. El 26 de noviembre de 1989, para sorpresa de todos, el 35,6% de los votantes –más de un millón de ciudadanos– aprobaban la iniciativa.

Primero fueron los activistas

“No, no me esperaba este resultado”, recuerda Oliver Krieg, que hoy disfruta de la jubilación. En aquella época era uno de los cien miembros del comité de la iniciativa, un número récord. Gasolinero de profesión, Krieg trabajaba turnos de noche en una estación de servicio para consagrar las horas del día a actividades de militancia contra las centrales nucleares y en defensa de la vida en comunidad.

No le suponía ningún esfuerzo recolectar firmas a favor de la abolición del ejército en las pequeñas ciudades del cantón de Solothurn: “Además, un melenudo como era yo, que llevaba un parche con el martillo y la hoz, ya no podía escandalizar más”.

Su oposición al ejército ya constaba en su biografía: Krieg era objetor de conciencia. En aquellos años el servicio militar era obligatorio para los hombres y lo sigue siendo. Solo que a diferencia de hoy, no existía el servicio civil y la única alternativa era la prisión, con penas desde varios meses hasta más de un año. Y a aquellos que se oponían a la detención, se les prohibía el acceso a ciertos trabajos, sobre todo en el sector público.

“A los objetores de conciencia se nos recomendaba viajar a Moscú con billete solo de ida”, recuerda el abogado de Zúrich y uno de los cofundadores del GSsE, Marc Spescha. Alrededor de 10.000 hombres se negaron a hacer el servicio militar durante los veinte años precedentes a la votación. Pocos respecto al número de los alistados en las tropas: el ejército de Suiza, un país neutral, era un ejército de masas a finales de la Guerra Fría, con 600.000 efectivos, es decir, uno de cada cinco hombres en un país con 7 millones de habitantes.

¿Cómo puede uno entrenarse para la guerra?

Renate Schoch, que hoy es sindicalista, consideraba un escándalo que su pareja tuviera que prestar servicio militar.Durante la primera semana que su novio pasó en la escuela de reclutas, de una persona apolítica Renate Schoch se convirtió en pacifista: “Cuando me di cuenta por lo que estaba pasando mi pareja, sentí un profundo disgusto. ¿Por qué tenemos que someternos de esta manera? ¿Cómo puede uno entrenarse para la guerra? Corría el año 1987. Para Renate Schoch, la primera asamblea del GSsE a la que asistió fue un punto de inflexión en su vida.

De repente se sentaba a la mesa con el estereotipo de enemigos de su padre – los trotskistas y socialistas de izquierda – y se percataba de que compartía con ellos valores fundamentales. Después de la votación, Schoch trabajó diez años para el GSsE. Durante un tiempo participó activamente en la política local. Hoy es miembro de la dirección de la organización sindical más grande de Suiza. La confrontación con la “vaca sagrada” la llevó a dedicarse a la política: “Me topé de forma inesperada con la política”.

El ejército es una “vaca sagrada”, decía el escritor Max Frisch antes de la votación que pretendía abolirlo. “Es un tabú. De la existencia o no existencia de Dios podemos hablar con decencia, de sexo podemos hablar con o sin decencia. Del ejército no podemos hablar”. Max Frisch se refiere a la neutralidad de Suiza. Es uno de los valores más íntimos del país que lo obliga – hasta hoy en día –a organizar solo la defensa de su propia independencia con el consiguiente dispendio.

“Una democracia debe ser capaz de tolerar”

Andres Türler ha sido coronel del Estado Mayor y concejal de Zúrich. Hace treinta años el jurista afiliado al Partido Liberal Radical (PLR, derecha liberal) luchó contra la iniciativa del GSsE. Hoy reconoce que el resultado no le sorprendió. Y aún menos que la mayoría de los soldados votaran a favor de la abolición del ejército: “El servicio militar no es ni voluntario ni divertido. Yo lo hice porque era obligatorio”.

La rabia contra esa obligación explica una parte de los votos favorables. Pero Türler considera que incluso hoy en día alrededor de una quinta parte de la población suiza sigue cuestionando al ejército. “Una democracia debe ser capaz de tolerar eso”.

El político del PLR valora el debate que generó la iniciativa del GSsE: “Los partidarios, a mi juicio, no eran traidores a la patria, sino conciudadanos con una opinión diferente. Las discusiones de entonces dieron vida a nuestra democracia”. En alguna ocasión Türler se cruzó con el objetor de conciencia Marc Spescha, que destaca también el carácter cívico de aquella campaña: “Siempre hemos insistido en que la mejor democracia es aquella en la que se discuten y cuestionan todas las certezas – incluido el ejército”.

Retórica de trinchera en el Palacio Federal

Las autoridades utilizaban la retórica de trinchera contra los detractores del ejército. “Suiza no tiene un ejército, Suiza es un ejército”, escribía el Gobierno en su mensaje al Parlamento, publicado un año antes de la votación, recomendándole que rechazara la propuesta. La iniciativa “hiere el orgullo de todos los militares de nuestro país”, decía un demócrata cristiano durante el debate parlamentario. Un diputado de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) declaraba que esta “iniciativa de traidores a la patria” le había despertado una “santa rabia”. “Hemos llegado demasiado lejos si unos locos extremistas pretenden incluso abolir nuestro ejército”.

Los diputados, a diferencia de lo que es costumbre, tuvieron que votar de forma nominal. Solo trece de ellos se pronunciaron contra el ejército. Posteriormente, dos parlamentarios confesaron bajo anonimato a la televisión suiza que habían votado a favor del ejército en contra de su convicción personal, por miedo a no ser reelegidos.

"El resultado de la votación liberó a la Suiza de habla alemana de la Guerra Fría” dijo Jo Lang. La carrera de Jo Lang, que luego sería diputado de la lista Verde Alternativa, siempre estuvo vinculada al GSsE. Para el historiador de Zúrich está claro que “el resultado de la votación liberó a la Suiza de habla alemana de la Guerra Fría”. La caída del Muro de Berlín y el final del Pacto de Varsovia influyeron en el resultado de la votación, lógicamente. Menos determinante, según Lang, fue el denominado “escándalo de las fichas” que salió a la luz la semana previa a la votación, cuando la población supo que los servicios secretos habían vigilado sistemáticamente a cerca de 900 000 ciudadanos en el país. Lang considera que el lapso entre la publicación del informe de la comisión de investigación y el domingo de votación fue demasiado corto para repercutir en el resultado.

“Fue la caída del Muro de Berlín lo que cambió las posiciones, no la iniciativa”, sostiene el entonces ministro de Defensa Kaspar Villiger El elevado porcentaje de votos a favor de la abolición del ejército fue la expresión de “todo tipo de descontento con las experiencias concretas en el ejército” al que muchos ciudadanos dieron rienda suelta a través de las urnas, explica el exministro. Villiger señala que “la aprobación inesperadamente alta” le ayudó a emprender las reformas del ejército: “Incluso los antiguos miembros de la cúpula militar entendieron que se necesitaba una reforma”.

¿El elevado apoyo a la abolición del ejército fue un mero síntoma de los cambios políticos que se estaban produciendo a nivel global? Hay opiniones divergentes.

“Simbólico” para la época

Presencia Suiza, la entidad estatal dedicada a promover la proyección internacional de Suiza, escribe que este “éxito de estima” es un “símbolo” de la época de la caída del Muro. Hoy, el número de efectivos del ejército es cinco veces menor que hace treinta años. Desde 1996, Suiza dispone de un servicio civil alternativo. Y ser oficial del ejército no es garantía ni condición para una carrera profesional de éxito y en lugar del servicio militar se puede optar por el servicio civil.

Más de un millón de personas rompieron un tabú aquel 26 de noviembre de 1989. La iniciativa movilizó tanto a defensores como a detractores del ejército: Con casi el 70% de afluencia a las urnas la primera iniciativa para la abolición del ejército alcanzó la tercera tasa de participación más alta hasta la fecha.

“Se había roto un tabú”

¿Entonces, aquel domingo de votación se sacrificó la vaca sagrada? “Se había roto un tabú, aunque no conseguimos sacrificar a la vaca sagrada”, responde Jo Lang. Al igual que Renate Schoch, Marc Spescha y Oliver Krieg, Lang sigue convencido de que Suiza no necesita un ejército.

Traducción del alemán: Belén Couceiro

https://www.swissinfo.ch/spa/hace-h...
seg%C3%B3-la-hierba-bajo-los-pies-al-ej%C3%A9rcito/45384178

Tomado de: https://vientosur.info/spip.php?art...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Autonomía leonesa, ¿si o no?

4 January, 2020 - 00:00

En fechas recientes prácticamente la totalidad de medios de comunicación a nivel nacional, se han hecho eco de las mociones aprobadas por diversos ayuntamientos de León comenzando por el de la propia capital pidiendo la formación de una autonomía propia para la Región Leonesa (Reino de León) formada por León, Zamora y Salamanca.

Ante algunas inexactitudes, errores y confusiones que se han transmitido al público en general, desde el Colectivo de Opinión “Tiburcio Fernández Álvarez”, nos parece importante explicar de forma sencilla el origen de la cuestión que nos ocupa.

Desde luego, y vaya por delante, lo que no se pide en dichas mociones ni a lo largo de la historia de esta reivindicación que ahonda sus raíces en el proceso autonómico de finales de los años setenta, es la independencia respecto de España, sino la autonomía de la región leonesa en igualdad de condiciones a como lo hicieron el resto de regiones. Aunque esta vez haya saltado la cuestión leonesa a los medios nacionales, esta no es una reivindicación reciente ni ocurrencia repentina como vamos a exponer.

Lo cierto es que el artículo 2 de la Constitución Española recoge “La Constitucion se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

Entre las regiones de España que todos conocíamos en esa fecha estaban, la de Castilla la Vieja y la del Reino de León (no confundir con el Reino de León medieval). Sin embargo se partió de un ente preautonómico que englobó a ambas, en el que comienza la historia.

Entre otros requisitos, para formar una comunidad autónoma debía darse cumplimiento al artículo 143.2 de la Constitución Española “2. La iniciativa del proceso Autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla. […]”. En el caso de la provincia de León lo que se produjo fue un fraude de ley en toda regla por la vía ordinaria del mencionado artículo 143.2 CE, y explicamos por qué, pues es bien conocido en la provincia de León, que en un 80% los ayuntamientos votaron negativamente a su inclusión en la Comunidad, sin embargo, estos acuerdos negativos provocaron que no se elevaron a públicos y así como la posterior visita de D. Gregorio Peces Barba (que había sido elegido Diputado por Valladolid y uno de los “siete padres de la Constitución” entre otro amplio abanico de méritos) y el entonces presidente provincial de UCD (que luego se convertiría en Ministro de Administración Territorial) D. Rodolfo Martín Villa para “recomendar” a los alcaldes y concejales de la provincia en la reunión que mantuvieron en la Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola, el voto favorable a la integración de la provincia en el ente preautonómico. Se adoptan nuevos acuerdos municipales con numerosas imprecisiones en actas, que más bien parecen encubrir disidencias, entre otras, las de concejales que decidieron no ir a votar, tales como omisión del número de asistentes, nombres de los votantes, forma del voto e incluso los preceptivos quórum de 2/3. También es conocida la falta de preaviso de 48 horas y la repetición de votaciones hasta conseguir el resultado deseado. Sin embargo a las provincias de Santander y Logroño se les permitió abandonar el ente preautonómico sin ninguna traba, mientras se obligó a permanecer a la provincia de León, de forma que la de Valladolid quedara centrada en el nuevo mapa.

Los argumentos esgrimidos por entonces de “razones de estado” así como de “reforzar el poder concéntrico del estado” no debían ser muy sostenibles ya entonces porque si no hubiera sido mucho más coherente y justo haber recurrido a la vía del artículo 144 CE (sustitución de la iniciativa de de las Corporaciones locales por las Cortes Generales en interés general, estos fueron los casos de Madrid y Segovia) de lo que es fácilmente deducible que más que razones de estado eran razones de partido y seguramente en algún caso personales, por ello en lugar de acudirse a la vía del artículo 144 CE se prefirió acudir a la del artículo 143.2 en fraude de Ley. De hecho nunca nos han explicado exactamente en qué consisten dichas “razones de estado” ni el “reforzamiento del poder concéntrico del estado”.

Como prueba del desmán tenemos las propias declaraciones de D. Rodolfo Martín Villa que preguntado en rueda de prensa en 1979 sobre la conveniencia para su partido de la inclusión de la provincia en “Castilla-León” responde: “la autonomía de León para UCD, no es, ni lo será nunca, una cuestión de partido sino una cuestión leonesa. Precisamente cualquier conexión con provincias o regiones vecinas favorecería a UCD como partido: en Asturias la incorporación de nuestra provincia en el ente autonómico supondría obtener la mayoría de UCD en ese ente, mayoría que hoy ostenta la unión PSOE-PCE; en Castilla, Santander y Galicia, la incorporación leonesa acrecentaría notablemente la mayoría de UCD”. Después de que Martín Villa reconociera expresamente en su respuesta que interesaba a su partido la opción Castilla-León, esta será la opción que, pasadas las elecciones de 1979, adopte UCD, independientemente de los deseos de sus votantes.

Durante el proceso electoral de 1979 destaca la figura de Baldomero Lozano (PSOE) pues se pronunció favorablemente a la autonomía leonesa llegando a afirmar: “tengan ustedes la plena seguridad de que los diputados y concejales que el PSOE obtenga en las elecciones defenderán la opción autonómica León sólo”. Durante la campaña electoral se defiende “León sólo”. Finalizadas las elecciones desgraciadamente muere Baldomero. El PCE siempre mantuvo la posición de León con Castilla.

Tras las elecciones de 1979 se realizan varias encuestas a fin de obtener un sondeo sobre la voluntad de los leoneses de la provincia de León. En ellas las opciones preferidas son León sólo o con Zamora y Salamanca, no observando ninguna de ellas, como primera opción, la de León con Castilla.

Pasadas las elecciones UCD es el ganador y sin embargo en acuerdo de marzo de 1979 adopta la opción “Castilla-León”, acorde con los intereses de UCD en ese momento, en lugar del referéndum que siempre habían insinuado.

El PSOE, por su parte, en Congreso de noviembre de 1979 resuelve: “La opción León solo encubre dejar la provincia al margen del proceso autonómico en manos de la derecha”. Continúa concluyendo que “se han de establecer contactos inmediatos con Asturias, Zamora y Salamanca y Castilla la Vieja”. Es decir no importa con quien haya de unirse ni la voluntad de los leoneses a quienes representan sino que la provincia no quede en manos de la derecha, o lo que es lo mismo, intereses partidistas a corto plazo.

Al final los grandes partidos, de una u otra forma, convierten el proceso en una razón de partido, para lo que se han servido de la excusa de “reforzar el poder concéntrico del estado” que como podemos comprobar en nada ha servido contra los nacionalismos. Si Martín Villa hubiese velado por el interés del Reino de León, ¿hubiera seguido en los puestines y con los sueldazos que siguió?

A las provincias leonesas de Zamora y Salamanca tampoco se les dio la opción de elegir, no se puede olvidar que directamente fueron incluidas en la preautonomía aún a sabiendas de que pertenecían a la Región denominada “Reino de León”. Debe hacerse notar que las regiones se encuentran perfectamente definidas en el Decreto-Ley de 30 de noviembre de 1833, conocido popularmente como “Ley de Javier de Burgos” por el que se crea la división REGIONAL y provincial, dividiendo aquellas en 49 provincias. Si la Constitución Española reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones ¿Por qué se crea una autonomía birregional del Reino de León con Castilla la Vieja y se plantea su preautonomía sin consultar a los integrantes de dichas regiones? De esta forma queda desnaturalizado desde el inicio del proceso preautonómico el Reino de León, de forma que lo único que quedan son iniciativas provinciales para separarse de la preautonomía, no iniciativas regionales, con lo que se exige algo insólito, una suerte de inversión de la carga de la prueba, el ejercicio de separación de cada una de las provincias para luego recuperar la Región, ejercicio al que no fue sometida ninguna otra región española.

Sin duda el Reino de León no debe ser más que nadie pero tampoco menos, por lo que el planteamiento lógico y coherente hubiera sido el contrario, formar la preautonomía del Reino de León y en tal caso de operar algún cambio sería el de la provincia o provincias que no estuviesen conformes con dicho planteamiento, para formar parte del ente preautonómico birregional, o de cualquier otro en su caso.

Algo es cierto por encima de todo y es que si se unen dos regiones será para algo, y ese algo no puede ser otro que salir fortalecidos, sin embargo lo único que hemos conseguido en el Reino de León, desde que formamos parte de esta autonomía inventada, es ser cada día menos, más débiles y más pobres, no así en la provincia vallisoletana de la que era diputado elegido D. Gregorio Peces Barba que no ha hecho más que beneficiarse económicamente a costa de defender la unidad de la autonomía. Los datos económicos y de población en la región leonesa no han hecho más que descender hasta ocupar los puestos de cola de las provincias españolas.

Temo que los intereses fueran ajenos a cualquiera de las tres provincias leonesas y lo ocurrido en el proceso autonómico de la provincia leonesa que no pasaba y en nuestra opinión sigue sin pasar por el aro, es la prueba. Con seguridad la opción de “León sólo” era elegida por la ciudadanía y muchos políticos en la provincia de León como mal menor ya que la preautonomía impuesta incluía las tres provincias, y la iniciativa para salir de ella correspondía a cada provincia.

Volviendo al tema provincial de León, tras la entrada en funcionamiento del órgano preautonómico castellano y leonés, a cuya creación contribuyó la Diputación Provincial de León en acuerdo de 1980, la misma institución leonesa revocó en 1983 su primer acuerdo, justo cuando el proyecto de Ley Orgánica entraba en el parlamento español. La existencia de acuerdos contradictorios y cuál era el válido fue resuelta por el Tribunal Constitucional en 1984 a favor del primero por entender que una vez integrada la provincia en dicho órgano es dicho órgano el que debe adoptar la decisión. Tras dicha Sentencia se produjeron en León diferentes manifestaciones, algunas numerosas, a favor de la opción León sólo, que según algunas fuentes congregó a un número cercano a los 90.000 asistentes, siendo una de las mayores concentraciones celebrada en la ciudad en el período democrático. (Pica en el enlace activo para ver la manifestación) https://www.youtube.com/watch?v=yTP...

Todo el proceso autonómico estuvo plagado de manifestaciones desde el momento en que a nivel político se empezó a barajar la opción de la integración “castellano-leonesa”. Sin embargo no conocemos hasta la fecha ninguna a favor de la integración con Castilla.

Como puede observarse estamos ante un proceso plagado de traiciones, de decir hoy lo que el pueblo quiere escuchar para recoger votos y hacer mañana lo que le interesa al partido sin importar a quienes se está representando y ésta es la realidad de la cuestión leonesa. Visto el proceso autonómico a que fue sometido el Reino de León y en especial la provincia de León en su intento de abandonar el ente preautonómico, claramente podemos concluir con el Profesor D. Francisco Tomás y Valiente su acertada opinión que, de forma tan clara, queda recogida en el Prólogo del libro “El Antiguo Reino de León” cuyo autor es Anselmo Carretero Jiménez: “En más de un caso, y desde luego en el de León y Castilla, su composición (no quiero hablar de fronteras) se discutió, porque era discutible con la mano en la historia, y no siempre se acertó. Mitos, embrollos, secuestros y olvidos puede que tuvieran ahí su nido. Pero también intereses partidarios, caciquismos locales y provinciales, equilibrios electorales y repartos de zonas de influencia, fueron claves de un presente político apresurado y frívolo en ocasiones. Es muy posible, por lo que a León (reino leonés, país leonés) se refiere, que su inserción en la actual comunidad fuera un error y no sólo acaso por razones historicistas”. Ahora me pregunto yo ¿Es éste un modelo de integración a exportar y de futuro? No creo que nadie en su sano juicio exportara la integración leonesa a ningún otro ámbito porque no resulta ejemplar precisamente.

Tras las manifestaciones que se han producido, todavía multitudinarias en la provincia de León, con asistentes zamoranos y salmantinos, así como las celebradas en Salamanca y en Zamora, después de 36 años de autonomía impuesta, hay un hecho destacable ante la última reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Este hecho fue la propuesta de UPL en la Diputación de León del proyecto de Estatuto, aprobado por la absoluta abstención de los grupos parlamentarios PP y PSOE, que recogía el proceso por el que la provincia de León y el resto de provincias leonesas si así lo decidían, podrían iniciar su proceso de segregación de la Comunidad de Castilla y León para formar la ya ansiada “Comunidad Leonesa”. Como era previsible, el proyecto fue rechazado por las Cortes de Castilla y León en Valladolid, pero no deja de ser un hecho la postura de la Diputación, que sigue dando aire, esperanza, y más ganas de luchar, si cabe, a todos los leoneses de bien para que algún día se haga justicia a nuestra querida tierra.

Manifestación 1984 https://youtu.be/yTP0Uy0FpP8 (unos 90.000 asistentes, hubo más manifestaciones tanto anteriores como posteriores)

Colectivo de Opinión “Tiburcio Fernández Álvarez”
Socio Fundador de ComunidadLeonesa.ES

NB: para la elaboración de este artículo, se ha utilizado como principal documento base para citas, datos etc, entre otras fuentes el libro “Proceso autonómico leonés” de David Díez Llamas S.l. : Grupo Autonómico Leonés, 1982 (León : El Taller de Copias. ISBN 84-300-7753-7

Categorías: Tortuga Antimilitar

El poder y la falacia del libre mercado

4 January, 2020 - 00:00

Jorge Molina Araneda

Karl Marx afirmó que las sociedades capitalistas son propensas a las crisis económicas y que estas empeorarían con el tiempo, lo que culminaría con una revolución proletaria contra la burguesía y las injusticias que esta clase ha llevado a cabo.

¿Dónde se concentra el poder en la sociedad actualmente? Son muchos y diferentes los tipos de personas e instituciones sociales que participan en el progreso y en la organización institucionales. Lo anterior lleva a cuestionarse si el poder está esparcido por toda la sociedad o solo está concentrado en las manos de unos pocos privilegiados.

De acuerdo a Noam Chomsky, una minoría rica controla en cada uno de los Estados las instituciones políticas y sociales clave, como los medios de comunicación y el sistema financiero, favoreciendo de esta manera sus propios intereses. Lo anterior implicaría que la posibilidad de disentimiento y efectuar cambios importantes a las estructuras institucionales es muy difícil. Las élites sociales no solo obtienen beneficios de su dinero y estatus social, sino que además se encuentran en el pináculo de una sociedad jerárquicamente estructurada para favorecerles aún más.

Según Chomsky, cualquier intento de reforma tendría alguno de estos resultados: a) un golpe de Estado militar, que volvería a poner el poder en manos privadas; b) la extinción del capital inversor, con graves secuelas para la economía en general, lo que conlleva a que los miembros más pobres de una determinada nación sostengan la posición de privilegio de los extremadamente adinerados. Si el rico es feliz, la economía está pujante.

La concentración de poder, en este caso, es estructural. Los intereses económicos de las transnacionales, de los gobiernos y de los inversores hacen que las decisiones públicas sean tomadas por grupos taninterdependientes que los cambios radicales resultarían imposibles. Además, la red interdependiente de grandes instituciones trabaja para mantener un sistema económico estable, lo que de acuerdo a las élites redundaría en el beneficio general de la sociedad. Chomsky señala que este beneficio solo es bueno para las instituciones mas no para las personas. También piensa que los países más ricos del mundo forman élites que amenazan la seguridad y los recursos naturales de los menos desarrollados. No obstante, mientras los principios de la dominación imperial han cambiado poco, la capacidad de implementarlos ha disminuido, ya que el poder está diversificado en una red de relaciones.

Actualmente, los principales elementos legitimadores del capitalismo son:

a) El socialismo está finalizado, por lo acontecido en Europa del Este durante el siglo XX.

b) La necesidad del capitalismo como forma única y esencial de desarrollo.

c) La competencia perfecta es la regla funcional del mercado, cuyo cumplimiento acarrea el verdadero bienestar.

De lo anterior surge la pregunta, ¿por qué un cúmulo de intereses particulares y egoístas, como señaló Adam Smith, derivan en un interés colectivo?

La historia del capitalismo en Latinoamérica comienza el siglo XV con el proceso de descubrimiento y conquista, destinado a la expansión del comercio, a la obtención de propiedades territoriales y a la extracción de riquezas como el oro y la plata; lo que trajo como consecuencia la muerte de millones de aborígenes en manos de los conquistadores

En Sudamérica, en el año 1879 se produjo una guerra entre Chile, Perú y Bolivia, que por más que muchos historiadores conservadores catalogaran de conflicto heroico, fue más una pugna entre distintos gobiernos por el dominio de la riqueza mineral: el salitre.

La Primera Guerra Mundial tenía como telón de fondo la expansión política y comercial de las principales potencias de Europa.

La Segunda Guerra Mundial principia con el afán del fascismo y el nazismo de abrir espacios para el desarrollo de las burguesías nacionales; como por ejemplo: la expansión fascista colonizadora de África y la expansión colonizadora nazi en Europa en busca de pueblos a esclavizar y sojuzgar en busca de riquezas materiales y de su autodenominado espacio vital.

La creencia capitalista tiene como motor los intereses privados, siempre y cuando se cumpla el requisito de que este proceso sea autorregulado por la oferta y la demanda. Esta creencia se ciega ante el hecho que la autorregulación requiere de dos condiciones: a) que la autoridad o gobierno se abstenga de intervenir, porque al hacerlo introduciría distorsiones al sistema de construcción de precios; b) que los participantes del procesoeconómico sean equivalentes en su poder de afectar la libertad del proceso de intercambio, es decir, que ninguno incida más que el otro. Si esto fuese así se haría innecesario cualquier papel de la autoridad en el nivel macro, lo cual no sería capaz de ofrecer soluciones eficaces y justas, puesto que siempre en una relación comercial existe un cierto grado de asimetría de información, por el cual uno de los agentes económicos queda en desventaja en relación con el otro.

Si el sistema capitalista fuese tan perfecto y beneficioso para la población surge la pregunta, por qué existe la pobreza y la indigencia en el planeta.

Para demostrar que la propiedad del capital y la acumulación de riqueza son moralmente aceptables, los partidarios del libre mercado suelen recurrir a la mano invisible del mercado, la cual guía a los individuos a actuar en su propio interés y de manera colateral implantar un bien colectivo. Otra teoría capitalista es la denominada filtración o chorreo, la que sostiene que la prosperidad de los que están en la cima social y económica se filtra a los niveles inferiores y hace que todo el pueblo tenga mayor abundancia material.

Ante las dos teorías anteriores es menester mencionar el informe de la fundación OXFAM, de 2016, el cual planteó que ocho personas poseen la mitad de la riqueza a nivel mundial, y además basta mencionar la concentración de industrias (automotrices, farmacéuticas, previsionales, educacionales y financieras en pocos conglomerados económicos).

Bertrand Russell decía que “Los defensores del capitalismo tienden a apelar a los sagrados principios de la libertad, que se encarnan en una sola máxima: los afortunados no deben verse limitados en el ejercicio de la tiranía sobre los desafortunados”.

El mercado, lejos de ser un espacio neutral amparado en intereses sociales, no posee una racionalidad científica, por lo tanto, es el Estado el que organiza por vía administrativa la acumulación. El capital foráneo disminuye la autonomía y el poder nacional. Ciertos grupos empresariales criollos, sobre todo aquellos interesados en propiciar estrategias desreguladoras y de exportación refuerzan esto al oponerse al fortalecimiento estatal de la economía interna. Las tesis neoliberales indican que ciertos grupos alegan que la intervención estatal se traduce en restricciones que aíslan a la economía nacional del resto del mundo, que la fijación interna de precios y salarios por parte del Estado origina rigideces en los mercados provocando inflación, que la producción directa de empresas estatales afecta el libre mercado... En fin, que la intervención estatal es ineficiente para el crecimiento económico.

Una política de acción estatal supone una intencionalidad en la orientación del desarrollo económico y social, lo que implica siempre un objetivo social. Sin embargo, esto se oculta hoy bajo el ideologismo que la asignación más eficiente de los recursos se logra por un funcionamiento del mercado sin interferencia estatal, y que la sociedad se beneficia de él (mano invisible del mercado). Pero esta supuesta racionalidad tiene como principales agentes a los de siempre… transnacionales y acaudalados empresarios; basta con solo leer los informes de la Fundación Oxfam de los últimos tres años para darse cuenta de la exacerbada acumulación de capital en escasísimas manos.

http://rebelion.org/noticia.php?id=...

Tomado de: http://asturbulla.org/index.php/tem...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Hoy más que ayer

3 January, 2020 - 21:23

Categorías: Tortuga Antimilitar

Qué majo: El jugador del Betis Joaquín felicita a las tropas españolas que ocupan países empobrecidos

3 January, 2020 - 00:00

Vamos a meter un poco de cachondeíto y uno de esos personajes simpaticones del fútbol para quitarle hierro a eso de tener mercenarios armados por aquí y por allá custodiando los negocios de la gran empresa en los países invadidos y expoliados a mayor gloria de nuestra economía y nuestro "libre" Occidente. Nota de Tortuga.

Fernando Cancio | Madrid

“A todos los soldados españoles desplegados en misiones internacionales, les habla vuestro capitán, Joaquín. Le voy a echar valor y voy para allá, que para eso somos un equipo”. Así arranca la felicitación del jugador y capitán del Betis a los militares que despedirán el año desplegados en alguna de las operaciones en el exterior en las que participan las Fuerzas Armadas.

El Estado Mayor de la Defensa (EMAD), órgano encargado de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, ha decidido este año darle un toque diferente a su felicitación y ha optado por el futbolista sevillano para trasladar sus mejores deseos a los uniformados españoles.

En el vídeo puede verse como Joaquín, vestido con uniforme de campaña árido y con las tres estrellas de seis puntas que le acreditan como capitán, sube a bordo de un “Super Puma” del Batallón de Helicópteros de Maniobra IV (BHELMA IV) de la base de “El Copero” de Dos Hermanas (Sevilla), desde donde contacta con alguna de las misiones en las que participan las Fuerzas Armadas. Así, habla con Irak, donde los militares españoles adiestran a su Ejército para que luche contra el Daesh; con la Fragata “Victoria”, que lucha contra la piratería en el Índico; con el destacamento Marfil de Senegal, que apoya a Francia con transporte aéreo por el Sahel, y con los militares desplegados en Letonia en la Presencia Avanzada de la OTAN. Todos ellos le transmiten que “todo está en orden” y que “este partido lo vamos a ganar”.

En un momento dado, Joaquín recibe la llamada de su entrenador (con el tono del Betis en el móvil), por lo que se ve obligado a abandonar el vuelo en helicóptero: “Lo siento mucho, me ha surgido otro frente, aborto misión. ¡Viva el Betis!”.

Ya en tierra, el jugador se pone serio para mandar un mensaje a los militares españoles: "Quiero ser yo, en nombre de todos los ciudadanos españoles, el que os agradezca vuestro trabajo, esfuerzo y dedicación. Que sepáis que os tenemos presentes y nos sentimos orgullosos de ustedes. Vuestra misión es nuestra libertad. ¡Vivan las Fuerzas Armadas y Viva España!

La Razón

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los buques de tráfico de armas para Arabia Saudí vuelven a los puertos españoles: Esta vez a Motril.

3 January, 2020 - 00:00

El régimen saudí vuelve a incluir al puerto de Motril en la ruta del tráfico de armamento

El Bahri Hofuf llegará a la terminal marítima andaluza el próximo 14 de enero, proveniente de Baltimore (EEUU). Hace un mes, otro buque de la naviera árabe hizo escala en Sagunto bajo absoluto hermetismo. Distintas organizaciones reclaman que el Ejecutivo en funciones impida que se utilicen puertos españoles para cargar armas.

danilo albin

La bandera de Arabia Saudí volverá a ondear en las aguas de Motril. El Bahri Hofuf, uno de los barcos de la naviera pública de ese régimen, prevé atracar en el puerto andaluz el próximo 14 de enero, un mes después de que otro buque saudí, el Bahri Abha, hiciera escala en el puerto de Sagunto bajo absoluto hermetismo. La película está a punto de repetirse.

El Bhari Hofuf ya está de camino a Motril. El pasado día 29 salió desde Baltimore, en EEUU, tras hacer una ruta que también incluyó escalas en otros tres puertos estadounidenses –Houston, Savannah y Wilmington–. Según la información disponible, antes de alcanzar la costa americana había estado en el puerto italiano de Génova.

Luis Arbide, portavoz de la comisión La Guerra Empieza Aquí del colectivo Ongi Etorri Errefuxiatuak (Bienvenidos Refugiados), advierte que las escalas de los barcos saudíes en distintos puertos de EEUU tienen como objetivo la carga de armamento. “Según datos del periodo 2013-2017, EEUU provee el 61% de las armas que utiliza Arabia Saudí”, afirma el activista.

Ahora falta conocer qué hará el Bhari Hofuf en el puerto de Motril, así como las razones por las que Arabia Saudí ha recuperado definitivamente a España en la ruta de sus barcos. Motril no figuraba en las hojas de ruta de la naviera saudí desde enero de 2019, cuando el Bhari Yanbu hizo escala en ese puerto.

Según han denunciado reiteradamente distintas organizaciones de derechos humanos y grupos antimilitaristas, el régimen utiliza sus buques para cargar armamento que posteriormente es utilizado en los ataques contra la población civil en Yemen, donde ya han muerto unas 233.000 personas.

La huella del Bahri Abha

El pasado 10 de diciembre, activistas valencianos protestaron en el puerto de Sagunto para denunciar precisamente que el Bhari Abha formaba parte de ese engranaje. El buque atracó aquella madrugada en el puerto de dicha localidad, donde estuvo unas ocho horas. Luego salió rumbo a Génova.

La plataforma Armas Bajo Control –integrada por Greenpeace, Amnistía Internacional, Intermón Oxfam y FundiPau– intentó que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez aclarase las razones de la escala de ese barco en España. El Ejecutivo, a través de la Delegación de Gobierno en Valencia, se limitó a informar que el barco iba a cargar autobuses y contenedores para Abu Dhabi y Alejandría”, ciudades situadas en Emiratos Árabes Unidos y Egipto respectivamente. Ambos países forman parte de los ataques contra Yemen.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Lucía González Mendiondo: "Antes el enemigo era el sistema patriarcal capitalista, ahora es el hombre"

2 January, 2020 - 00:01

Una entrevista de rubén olveira araujo

Bilbao- Sin pelos en la lengua ni andarse con medias tintas, Lucía González Mendiondo, sexóloga, feminista y profesora de la Universidad de Zaragoza, reflexiona sobre la deriva institucional del feminismo, el género como teoría monolítica y sus consecuencias para las relaciones entre mujeres y hombres en su libro El género y los sexos (Ed. El Salmón). El objetivo: repensar los planteamientos teóricos de la lucha feminista.

Reivindica que el feminismo vuelva a la calle.

El feminismo, como lucha social que es, estuvo y está en la calle. Lo que no está es su agenda. La lucha feminista se originó como una respuesta a una situación de cultura machista fruto del malestar que sentían las mujeres en su vida diaria. Sin embargo, durante la llamada segunda ola, el movimiento trasciende los límites de la lucha social y se convierte mediante la teoría de género en una especie de verdad científica, haciendo que el Estado y la academia se hagan feministas. Desde ese momento, la lucha que hay en la calle es importada desde la academia, las políticas públicas, los medios de comunicación? Es decir, la agenda se marca de arriba abajo y no de abajo arriba, tal y como sucedía en los inicios. Y con ello, cambian el enemigo a batir.

Habla de feminismo y género como si fueran dos cosas distintas.

Lo hago porque lo son. Feminismos hay muchos, pero el que ha calado más allá de la lucha feminista es aquella corriente del feminismo de la igualdad, a partir del que se desarrolla la teoría de género. Parece que ya no se puede ser feminista sin comulgar con el paradigma de género, tanto a nivel institucional como a pie de calle. Pero una cosa es la teoría y otra la práctica por ese reconocimiento de la mujer de estar en el mundo.

¿El género es ideología o es ciencia?

Ciencia no es. Si la ciencia feminista fuera ciencia no necesitaría el adjetivo feminista. El género representa una forma de entender el mundo, un relato sobre cómo se articulan las relaciones entre los sexos dentro del patriarcado capitalista. Por tanto, es un discurso con base ideológica porque viene del movimiento feminista marxista. Por consiguiente, con una visión concreta del mundo y un plan para transformarlo, luego es política. Y no le veo el problema a que lo sea. De hecho, cuando al género se le acusa desde de la derecha de ser un discurso político, efectivamente lo es y además a mucha honra. Un discurso social no puede no ser ideológico.

Antes ha comentado que con el cambio de agenda también ha cambiado el enemigo a batir.

La primera ola del feminismo buscaba la igualdad en la diferencia. Sin embargo, a partir de la teoría de género y su sistema sexo-género, se pasa a intentar suprimir las diferencias para lograr la igualdad. En este proceso, el enemigo pasa de ser el sistema patriarcal capitalista, sustentado tanto por hombres como por mujeres, a ser el hombre. Con esto no quiero decir que el género no haya sido útil: a nivel de análisis social ha aportado muchísimo. Sin embargo, comprender toda interacción social desde el punto de vista de la opresión es un error y más en lo que a las relaciones íntimas se refiere.

¿Pero lo personal no es político?

Lo personal es político siempre, porque somos sujetos políticos. Pero que lo personal sea político no es un pretexto ni puede serlo para que lo político, entendido como gestión pública del sistema, invada lo personal y tengamos que regularlo todo, hasta una mirada, un tocamiento de culo o un coito. Una cosa es que todo sea político y otra muy distinta es pensar que lo institucional tenga que entrar en lo personal.

Parece que no comulga demasiado con el género.

No, no lo hago. Por un lado, porque hablar de género implica hablar de subordinación de la mujer frente al hombre. Ver nuestra vida íntima desde el género implica ver en todo siempre esa subordinación, creando así esa cultura de la violación. Con esto no quiero decir que en lo íntimo no haya opresión. De hecho, sin ninguna duda el amor romántico oprime a las mujeres, pero también a los hombres. Aceptar lo primero pero no lo segundo significa negar que ambos seamos víctimas de ese sistema que nos dice cómo tenemos que ser unos y otras. Pero además, imposibilita el logro de uno de los objetivos de los feminismos: el empoderamiento.

¿Por qué?

Para empezar, hablar de oprimidas y opresores, de víctimas y verdugos, no culpabiliza al sistema sino a los hombres. En consecuencia, se pide al Estado y a otras instituciones que protejan a las mujeres frente a los hombres porque una víctima se caracteriza por no tener herramientas propias para salir de esa situación. Es decir, se promueve un victimismo femenino implícito y una criminalización masculina explícita que deriva en un asistencialismo institucional. Al final estamos pidiendo que el sistema nos dé seguridad metiendo el poder y la legislación en la cama, pero eso es lo opuesto a la libertad sexual y el empoderamiento. Yo entiendo que esta legislación aparezca porque hacía falta una protección, pero no que la legislación lo abarque todo.

¿Cuáles son los problemas de meter el poder y la legislación en la cama?

Como ya he dicho, el poder está en la cama y claro que hay machismo en las relaciones, pero ese machismo y esos ideales románticos nos oprimen a ambos. Sin embargo, cuando se habla desde el género de problemas en parejas, de relaciones que son construidas por dos, no se conciben como una relación tóxica que es tóxica para ambas partes, sino como una relación de poder en la que ella es la víctima y él, el agresor. Cuando esto se interioriza, cualquier detalle se puede interpretar como que él es un machista porque depende más de cómo se sienta ella que de cómo actúe él.

¿De cómo se sienta ella?

Así es. Claro que hay violencia y hombres violentos y, normalmente, las mujeres pagamos el pato. Eso es innegable. Pero muchas veces estamos definiendo como violencia, especialmente la psicológica, cualquier cosa que a ti te violente. Y yo me puedo sentir violentada por la situación, por contradecir mis propios deseos y un largo etcétera, pero eso no te convierte a ti en un agresor. Vivimos en la cultura de los ofendiditos, en la que cualquier cosa puede ofender, pero si todo me ofende igual la que tiene un problema soy yo.

Hay casos en los que las mujeres son violentadas pero no lo reconocen.

Por supuesto. Y en esos casos se ayuda a las mujeres a identificar situaciones de violencia. Aun así, si tú no eres consciente de ello y aun así te consideras feliz, ¿quién soy yo para decirte lo violentada que estás siendo?

¿Y cuando hablamos de relaciones de una noche?

En las relaciones de una noche, a veces nos arrepentimos al día siguiente. Al final, cuando haces cosas que no te convencen en lo íntimo, te sientes sucia, mancillada. Pero te ha mancillado la situación, no él. Muchas veces se dice: él no supo ver que yo no quería. Bueno, al igual que hay que darle herramientas a los chicos para entender ese lenguaje corporal, también habrá que darles herramientas a ellas para que si no quieren algo lo hagan saber. No se puede pedir la telepatía. Y no estoy diciendo que si no hay un 'no' explícito signifique un 'sí'. Hay situaciones, como en las que hay drogas de por medio, que la propia situación ha de interpretarse como un 'no' rotundo. Pero tampoco puede ser que al día siguiente, porque yo no me sienta bien por lo que hice, él sea considerado como un agresor. Si consientes tienes que asumir las consecuencias, aunque no sean las que deseas o esperabas.

¿Y qué supone para aquellas relaciones que no son tóxicas?

Esta perspectiva de género se traduce en un conflicto añadido a la pareja, que entra en un estado de vigilancia permanente tanto interna como externa. A mí me han llegado a decir que cómo puedo hacer una felación cuando eso es una práctica de dominación. Si a mí me gusta ver excitado a mi pareja y hacerle disfrutar, ¿por qué es un acto de dominación? Pero se piensa que es opresor porque en esa práctica solo él disfruta? Viene a ser un dogma.

Y el dogma no hay que meterlo en la cama.

Para nada, porque genera culpa, dolor y sufrimiento, ya sea un dogma religioso o uno político. Cuando unas ideas que en principio son liberadoras lo que hacen es cohibirte lo íntimo, en la cama, a lo mejor no eran tan liberadoras.

Fuente: https://www.deia.eus/actualidad/soc...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Afganistán: Víctima durante 18 años de crímenes de guerra y lesa humanidad

2 January, 2020 - 00:00

En octubre de 2019 se han cumplido 18 años de guerra de agresión por parte de Estados Unidos y sus secuaces contra Afganistán.

Los aficionados a las actuaciones de mandatarios gore pueden ver todavía hoy en la cadena estadounidense ABC la grabación del anuncio de los primeros ataques ordenados por el presidente George W. Bush el 7 de octubre de 2001.

http://abcnews.go.com/Politics/vide...

A continuación sus palabras sobre lo que iba a hacer con su coalición de naciones y lo que ha hecho en estos 18 años.

Menciona en primer lugar a su "primer aliado, Gran Bretaña", luego a "amigos cercanos: Canadá, Francia, Australia y Alemania", añade "más de 40 países que aportan logística” y "muchos más que colaboran con inteligencia".

Como sus consejeros eran conscientes de que una guerra de agresión sin justificación sería algo difícil de tragar, al menos por una pequeña parte de la opinión pública internacional, culmina diciendo que cuenta "con la voluntad colectiva del mundo".

Aunque la mayoría de países son convidados de piedra, todos, del primero al último, son responsables del crimen de agresión, cada uno en su grado, por lo que las víctimas –y la humanidad con éstas- siguen en espera de un nuevo juicio de Núremberg.

Sigue Bush: "Hace dos semanas exigí de forma clara y específica al líder talibán cerrar los campos de entrenamiento de terroristas y entregar a los líderes de al-Qaeda y no ha hecho nada, así que ahora el talibán pagará un precio."

No hay cifras precisas de afganos muertos -entre 150.000 y 500.000- y los que ordenaron matarlos no tienen ninguna gana de contarlos, identificarlos, darles sepultura, pedir perdón a las víctimas e indemnizar a éstas y sus familias.

Dejan esa tarea a los hijos y las viudas para que añadan a su dolor por las pérdidas, el de no poder olvidar que Bush dijo que “Estados Unidos es un amigo de los afganos, somos amigos de mil millones de musulmanes que practican su fe por todo el mundo.”

Quizás porque los ciudadanos de esa benemérita coalición tampoco muestran interés por las víctimas causadas por los gobiernos a los que votan, la ONU se sintió obligada a publicar en el décimo octavo aniversario del comienzo de la guerra, el 17 de octubre de 2019, que éste es un año récord de muertes de civiles afganos.”

http://news.un.org/en/story/2019/10...

Entre 2009 y 2019 ha subido la cifra constantemente: de casi 5.000 por año a más de 8.000.

La responsabilidad, por tanto, no es sólo de los que cobran millones, sino de los que se los pagan con sus impuestos, algunos encantados además.

En el primer caso se trata de cifras millonarias: “el contrato de la CIA con los creadores y directores del programa de torturas a detenidos conocido como “técnicas avanzadas de interrogatorio”, dos psicólogos estadounidenses llamados James Elmer Mitchell y Bruce Jessen, superaba los 180 millones de dólares, pero éstos recibieron solamente 81 millones cuando el contrato se rescindió en 2009.”

www.nbcnews.com/storyline/cia-tortu...

Foto: Jacques de Goldfiem | Published 7 avril 2013
http://www.asiaobserver.org/afghan-...

En el segundo caso la compensación a los contribuyentes consiste en dosis aleatorias pero constantes de satisfacciones emocionales para racistas, supremacistas, xenófobos, alienados y otros trastornados, mediante noticias en televisión y prensa sobre el castigo infligido a seres humanos inocentes.

Bush saca pecho: "Nuestras acciones los sacarán de sus cuevas y los llevaremos hasta la justicia; al mismo tiempo los oprimidos afganos conocerán la generosidad de los Estados Unidos y sus aliados."

Casi 800 'terroristas' han estado detenidos en Guantánamo.

Han sido juzgados dos y siguen detenidos indefinidamente sin juicio y sin cargo: 27

Más cifras al respecto: www.humanrightsfirst.org/resource/g...

Como el primer nombre que Estados Unidos dio a su plan genocida fue “Justicia Infinita”, luego cambiado por Libertad Duradera para no ofender a los musulmanes, los jueces de la Corte Penal Internacional debieron de pensar que era una mala idea juzgar a Bush y al resto de asesinos de la coalición porque: “ninguna instrucción y proceso tendrán éxito porque no tenemos expectativas de que los acusados, Estados Unidos, autoridades afganas y el talibán cooperen”.

Cuando el Secretario de Estados Unidos, Mike Pompeo, amenazó en marzo de 2019 a los togados de la Corte Penal Internacional con perseguirles a ellos, éstos reunieron todo su valor para declarar solemnemente que “ninguna instrucción y proceso tendrán éxito porque no tenemos expectativas de que los acusados, Estados Unidos, autoridades afganas y el talibán cooperen”.

Es comprensible que si un torturador cobra unos 20 millones de dólares al año por un trabajo para el que no hay que estudiar nada, un magistrado que se sabe muy bien la ley internacional se niegue a hacer el suyo por sólo 176.437 dólares al año.

www.theguardian.com/law/2019/apr/12...

No todo se ha perdido, al menos los jueces han visto satisfechas sus expectativas de seguir cobrando y gracias a ello los asesinos de afganos mantienen las suyas de seguir matando y cobrando.

Es lógico, por otro lado, que los jueces que no ocupan su tiempo juzgando a los mayores criminales se aburran, así que para evitar estados depresivos, se dedican desde entonces a detener negros, moros y antiimperialistas. Hoy están de moda los Mohammed, luego los Ahmed, pero también hay Ahmad, Ali y algún Abdullah.

http://en.wikipedia.org/wiki/List_o...

Los presidentes de gobiernos de la coalición, por su parte, han encontrado un nuevo sentido a sus vidas mediante la responsabilidad de proteger, la intervención humanitaria, las primaveras árabes, etc., de modo que arrasando aquí y bombardeando allí, van pasando los días tan ricamente entre reelecciones, premios nobel de la paz y otros pasatiempos tan honestos como cristianos, sin que falten un solo aniversario sus lloros y golpes de pecho en cada aniversario del Holocausto.

El corolario es que Hitler, con todos sus Mengeles, Goebbels, Riefenstahls y sus panzers era un enorme gilipollas. Ni siquiera sospechaba que la democracia, los derechos humanos y la lucha eterna contra cualquier terrorismo que no sea el suyo, da resultados mucho mejores y más beneficios.

Además, ¿alguno de los genocidas actuales ha sido colgado boca abajo como Mussolini, enviado a la horca o a cadena perpetua en Spandau, alguno se ha suicidado al menos?

"Al tiempo que golpeamos a objetivos militares, llevaremos comida, medicinas y suministros a los hombres, mujeres y niños hambrientos que sufren en Afganistán. Estados Unidos es un amigo de los afganos y somos amigos de mil millones de musulmanes que practican su fe por todo el mundo."

Hoy hay 250.000 huérfanos afganos aproximadamente

17 millones de afganos viven en áreas afectadas por los combates.

En 2020 nueve millones y medio de afganos requieren asistencia y protección humanitaria, de ellos más de cinco millones son menores de edad.

Es rutina para millones de afganos la exposición continuada a la violación de sus derechos humanos, entre otros los ataques deliberados contra centros educativos y de salud, violencia de género, desplazamiento forzado, malnutrición, etc.

www.unicef.org/appeals/afghanistan.html

A Bush no le cuesta convencer a su electorado: "Ganaremos esta guerra mediante la perseverancia de un éxito tras otro, con determinación, voluntad y una causa."

El 14 de octubre de 2001, siete días más tarde de la amenaza de Bush, el talibán ofrece entregar a Osama bin Laden a un tercer país si Estados Unidos presenta pruebas de su implicación en los ataques del 11-S. La Casa Blanca rechaza la oferta (ya tenía pagadas las bombas y los cazas y cobradas las comisiones correspondientes).

El 15 de febrero de 2007 Bush pide a la OTAN que incremente las tropas en Afganistán (ya tenía 50.000 soldados y habían pasado casi siete años de guerra contra campesinos con guaraches y un surtido de AK47).

El 20 de agosto de 2009 se celebran las segundas elecciones en Afganistán con un masivo fraude que obliga a un desempate el 7 de noviembre. Éste es cancelado y Hamid Karzai es nombrado presidente (relacionado por wikileaks con tráfico de drogas, corrupción, gansterismo, etc.)

www.theguardian.com/world/2010/dec/...

El primero de diciembre de 2009 Obama anuncia un despliegue de tropas de 30.000 soldados adicionales, lo que supone un total de 100.000 estadounidenses además de los 40.000 de la OTAN. Mientras tanto el talibán usa los ‘artefactos explosivos improvisados' con la misma soltura que el pakul.

El 18 de septiembre de 2010 se celebran elecciones parlamentarias, pero hay que retrasar los resultados por la corrupción.

El 22 de junio de 2011 Obama anuncia el fin de las operaciones de combate a finales de 2014.

El 21 de febrero de 2012 se producen protestas en Afganistán cuando se conoce que se han quemado ejemplares del Corán en una base militar estadounidense. El resultado de es de unos 50 muertos y cientos de heridos.

Durante todos los años de la guerra ha abundado la tortura de prisioneros, el asesinato de civiles, niños incluidos, por parte de soldados de la coalición y de mercenarios (contratistas); ha habido bombardeos y tiroteos indiscriminados, presentados como errores, fallos y ‘daños colaterales', en definitiva, “éxito tras éxito” –Bush dixit- hasta llegar al mayor de ellos:

El 9 de diciembre de 2019 “documentos oficiales obtenidos por el diario Washington Post revelan que los más altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos han engañado a sus ciudadanos sobre la guerra para disimular las dudas sobre la probabilidad de que Estados Unidos pudiese vencerla tras casi 20 años.”

Este engaño mayúsculo no ha sido suficiente para que dimita la cúpula militar del mayor ejército de la historia y el gobierno en pleno del país más poderoso, paladín de la democracia del mundo y garante de las libertades de la humanidad.

De toda esta montaña de podredumbre y degeneración que es la ‘civilización occidental' formada por la coalición militar encabezada por Estados Unidos, emerge un único lamento creíble, el del dinero malgastado: “Washington ha gastado enormes cantidades de dinero intentando reconvertir a Afganistán en una nación moderna”.

Los muertos afganos, ya se sabe, no se cuentan, el esfuerzo costaría dinero a los contribuyentes.

http://edition.cnn.com/2013/10/28/w...

La parte final de la alocución es la más asquerosa, Bush incluye amenazas al mundo entero, no sólo a Afganistán, presenta la guerra como un servicio altruista al mundo por parte de Estados Unidos, condena a los neutrales y opuestos a sus crímenes, al tiempo que se presenta como un padre responsable y amoroso, decidido a salvar al planeta, de paso blasfema un par de veces.

"Hoy nos centramos en Afganistán, pero la guerra es más amplia, cada nación tiene que elegir, en este conflicto no cabe la neutralidad, el que tome partido por los terroristas lo hace a su propio riesgo."

"Nosotros no elegimos esta misión, pero vamos a cumplirla. Su nombre es Libertad Duradera. No defendemos solamente nuestras queridas libertades, sino las de los demás en cualquier lugar donde los padres quieran criar a sus hijos sin miedo."

"Un comandante en jefe únicamente envía a los hijos e hijas de los americanos a la guerra con el máximo cuidado y tras mucho rezar."

"La guerra ya está en marcha, no renunciaremos, no nos cansaremos, no titubearemos y no fallaremos. La paz y la libertad prevalecerán."

"Que Dios siga bendiciendo América".

¿Quién podría dudar de que no se trata de crímenes de agresión, guerra y lesa humanidad cometidos por la coalición contra uno de los países más pobres e indefensos del mundo?

Nadie que tenga un mínimo de humanidad o de conocimiento, porque lo primero alerta claramente de una agresión injustificada por parte de los países más poderosos contra Afganistán y por supuesto que el Derecho Internacional, pero también la doctrina de la Guerra Justa obliga a millones de ciudadanos, entre éstos especialmente los católicos, a denunciar y no colaborar en esa guerra.

El conocimiento obliga a los que lo tienen también porque hace 48 años que Estados Unidos hizo exactamente lo mismo en Vietnam cuando la excusa era el comunismo en lugar del ‘terrorismo islamista':

“Los ‘papeles de Afganistán' no dicen nada que no sepamos ya. Confirman meramente lo que debimos aprender hace casi 50 años.

En 1971 el New York Times publicó el Informe de la Oficina del Secretario de Defensa encargado de la Fuerza de Combate de Vietnam, más conocido como ‘los papeles del Pentágono'.

Ese informe, filtrado a la prensa por el héroe americano Daniel Ellsberg, reveló que ‘la administración Johnson mintió sistemáticamente, no sólo a la ciudadanía, sino que también al Congreso', sobre los logros y perspectivas de la guerra de Estados Unidos en Vietnam.

La respuesta es que la guerra es rentable en todos sitios para los políticos que quieren ser reelegidos, funcionarios que buscan su propia promoción y empresas de ‘defensa' que quieren vender más armas, más bombas, más aviones, más de todo.”

www.counterpunch.org/2019/12/16/afg...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Duelo, tabú y capitalismo

2 January, 2020 - 00:00

Queridos lectores:

La vigésimo quinta Conferencia de Partes, también conocida como COP25 o Cumbre del Clima de Chile-Madrid, ha fracasado estrepitosamente.

¿Por qué?

Respuesta simple y breve:

Dentro del capitalismo es imposible dar una solución a la crisis climática, porque es el capitalismo quien la genera, necesariamente.

Ampliando un poco la respuesta:

La situación es ya tan apurada que ni siquiera se puede intentar maquillar. En esta cumbre, al contrario de las anteriores, no se ha podido hacer ver que se hace algo cuando en realidad no se hace nada. Ya estamos en el tiempo de descuento, y ya está claro que no hay manera. Cualquier medida estructural de las que se tienen que tomar ya atenta directamente contra el capitalismo, así que al final no se toma ninguna medida.

Pero si sigue el capitalismo, no seguirá el clima. No seguirá la civilización. No seguirá la Humanidad. Y, obviamente, tampoco seguirá el propio capitalismo, pero para cuando eso pase ya será demasiado tarde.

Como ven, la cosa es muy simple. Hemos fracasado porque con el planteamiento que había era imposible triunfar. Si no empezamos por el abandono del capitalismo no hay absolutamente nada que hacer. En la lucha contra el Cambio Climático ése debe ser el primer y principal paso. Cualquier otra estrategia está condenada al fracaso.

La pregunta clave ahora es:

¿Cómo se siente Vd. después de leer esto?

Si es Vd. un lector asiduo de este blog, nada de lo que he escrito arriba le habrá sorprendido. Ya hemos presentado a lo largo y ancho de estas páginas sobradamente datos para hacer comprender que no hay ninguna solución a nuestros problemas de sostenibilidad (de los cuales la crisis ambiental solo es una parte) que no pase por el abandono del capitalismo.

Pero si es Vd. un lector casual o accidental, seguramente se siente ahora mismo... incómodo. Incómodo, sí, porque he entrado directo a decir, sin paños calientes, que hay que abandonar el capitalismo.

Si Vd. no me conoce, pensará quizá que soy un idealista, o un ingenuo, o un radical con una fuerte agenda política, o un loco con ansias destructivas, o qué se yo. Pero en realidad soy un científico, y he llegado a esta conclusión simplemente analizando los datos.

Si ha llegado hasta aquí, estará planteándose dejar de leer. Alguien que critica así al capitalismo no sabe de lo que habla, por más científico que diga ser, así que todo lo que haya escrito debajo debe ser absurdo.

En ese caso, tengo otra pregunta para Vd.

¿Por qué le molesta que se critique al capitalismo?

Al fin y al cabo, tenemos libertad de expresión, ¿no?, así que podemos hablar de todo, siempre que se haga de una manera respetuosa y razonable. Además, Vd. mismo sabe de sobras que hay cosas que no funcionan bien en el capitalismo, no es un simple ni un fanático. Quizá esté Vd. pensando que, bueno, el capitalismo ha demostrado ser un sistema que funciona, y si lo abandonásemos, como digo yo, sería el desastre, habría desempleo, hambre, revueltas... No hay otros sistemas alternativos, el comunismo demostró ser mucho peor y mucho más autoritario. ¿Qué estoy proponiendo yo, entonces? ¿Pretendo colar un discurso marxista haciéndolo pasar por ecologista, aprovechándome de los males del planeta para colarla bien gorda? ¿Qué alternativas estoy dando yo? Además, se tendría que preguntar a la gente, no intentar imponerle nada a nadie, por más científico que sea.

Y aquí de nuevo se estará planteando dejar de leer.

Tranquilícese. Yo no he venido a proponer una alternativa, porque los sistemas sociales se tienen que construir por consenso. En particular, yo no vengo a venderle el comunismo, porque el sistema comunista, tal y como ha funcionado en la Tierra, es capitalismo de estado y por tanto adolece exactamente de los mismos problemas en materia de sostenibilidad, con el agravante de que encima es represivo y no democrático.

Yo solo he venido a explicarle por qué el capitalismo ya no funciona. Por qué, a pesar de sus logros del pasado, solo va traer sufrimiento y eventualmente nuestra destrucción en el futuro. Por qué tenemos que abandonarlo.

Yo solo soy el doctor que viene a darle el diagnóstico. Lo que haya que construir después es una cosa que tendremos que hablarla entre todos. Pero lo primero es entender por qué el capitalismo es el problema.

Y por qué Vd., si aún se atreve a seguir leyendo, se siente tan incómodo.

¿Por qué el capitalismo es insostenible?

Por algo muy sencillo.

El capitalismo necesita del crecimiento exponencial.

Le pongo un ejemplo sencillo. Coja una calculadora y sígame.

Hemos oído miles de veces que para que España cree empleo neto, el PIB tiene que crecer como mínimo un 2,2% anual. Que por debajo del 2% de crecimiento en España se destruye empleo.

Vamos a suponer que en España el Productor Interior Bruto anual o PIB (valor monetario de todos los bienes y servicios producidos en un territorio durante un período de tiempo) creciera siempre un 2% de media.

Crecer un 2% anual significa multiplicar por 1,02 cada año. Si multiplicamos ese 1,02 anual 25 veces, para saber que nos da al cabo de 25 años, nos sale 1,64. En suma, que el PIB tendría que crecer un 64% cada 25 años. Y si lo miramos a 100 años vista (es decir, multiplicamos 4 veces por 1,64) nos da 7,24 o, lo que es lo mismo, aumentar el PIB un 624 %.

Fíjense bien lo que estamos diciendo: cada siglo, para que no aumente el paro, tendríamos que multiplicar el PIB por más de 7. Si Vd. no está habituado a trabajar con números quizá no vea la enormidad de esto, pero realmente es algo grave. Para producir tanto PIB España tendría que incrementar varias veces (no 7, pero fácilmente 4 o 5 veces) su consumo de energía y materiales. A veces se explica el cuento de que se puede incrementar el PIB disminuyendo el consumo de energía, pero no es verdad y no ha pasado (de manera consistente) en ningún país del mundo. Encima, la mejor manera de hacer crecer el PIB es aumentando la población. ¿Vd. se imaginan una España con 5 veces más población dentro de un siglo, es decir, con unos 250 millones de habitantes? Y lo peor es que al siglo siguiente debería volver a multiplicarse por 4, hasta los 1250 millones, y en un siglo más ya sería de 6.250 millones, como cuatro veces y media la población actual de la India y el 80% de la población del planeta. Y cada siglo subiendo exponencialmente, de esa manera.

Es obvio que eso no es posible en un planeta finito. Al principio, cuando comenzó la Revolución Industrial, era fácil crecer tanto: éramos pocos, no teníamos de nada, y además disponíamos de muchísimos combustibles fósiles y minerales fáciles de extraer. Pero a medida que la población ha ido creciendo y nos hemos ido desarrollando la cosa se ha ido poniendo cada vez más complicada. Hasta el punto que se está volviendo imposible. Los combustibles fósiles ya no son capaces de seguir nuestro ritmo y, al contrario, su producción empieza a bajar. Los gases resultantes de su quema hacen que el planeta retenga más radiación y se caliente. Hemos contaminado todos los mares, arrasado la mayoría de las pesquerías, polucionado el mismo aire que respiramos. Y ahora tendríamos que multiplicar todo eso por 5 en el próximo siglo. No vamos a poder. No hay recursos suficientes, y el planeta no puede absorber más residuos. Y este planeta es todo lo que tenemos: deje de soñar con colonizar otros planetas.

Pero el capitalismo necesita del crecimiento económico. Entienda esto: lo necesita. Lo define. Sin crecimiento económico no hay capitalismo; habrá otra cosa, pero no será capitalismo.

El capitalismo se caracteriza porque el capital tiene derecho a una remuneración.

En las sociedades precapitalistas, se pagaba por un trabajo, por un servicio. A veces el servicio era impuesto, como la protección que daba el señor feudal a sus vasallos, pero en todo caso se pagaba de lo que había, de lo que se producía. No había necesidad de crecer.

En el capitalismo, al capital que se invierte se le paga un interés. Fíjese bien: el interés es un porcentaje. Yo te dejo el dinero y tú me lo devuelves y además me das un 2% adicional, o el interés que se haya estipulado. Es decir, tú has de trabajar para producir por tanto como te he dejado más un 2% adicional. Has de multiplicar la producción por 1,02 al menos, si quieres devolverme la deuda. Y si el año que viene te vuelvo a dejar dinero para mantener tu actual producción, que ya es un 2% más grande que la del primer año, tendrás que volver a multiplicar por 1,02 para poderme pagar. Y así todo el rato, en 25 años tu producción habrá crecido un 64%, y en un siglo se habrá multiplicado por 7,24, y así todo el rato. Hasta que algo reviente. Las crisis recurrentes del capitalismo, les dicen: hay un momento que algo se rompe, algo no puede seguir creciendo. Entonces se hace borrón y cuenta nueva, y volvemos a comenzar.

Por eso necesitamos crecer siempre: porque los capitalistas necesitan colocar su dinero en múltiples inversiones y que les den rendimiento. Pero el mundo está ya saturado, agotado. No da más de sí. Y los síntomas de este agotamiento se multiplican. Los ríos envenenados, el clima desestabilizado, los recursos agotándose... El capitalismo está llegando a su fin, porque no puede seguir, porque físicamente es imposible seguir. Hasta aquí lo hizo más o menos bien, al menos desde la óptica de los países más desarrollados, pero ya está, estamos llegando al final del trayecto.

Y no se equivoque: los primeros que saben esto son los propios capitalistas. El gran capital internacional es perfectamente consciente de que hemos llegado al final del camino.

El Duelo.

El capital está de luto. Está pasando un proceso de duelo. La doctora Kübler-Ross hizo un modelo para describir las fases típicas por las que se pasa en un proceso de duelo, es decir, las reacciones psicológicas cuando te comunican una noticia grave, y son por estas fases por las que ahora mismo están pasando los principales agentes económicos del mundo, a los que por simplificar llamaremos los capitalistas.

Negación. En esta fase se encuentran, aún, los pequeños capitalistas. Es propia de gente de ya cierta edad, que ya poco tienen que perder -piensan-, y de algunas personas muy cerriles. También de algunos políticos de poco fuste. Consiste en negar que esté pasando nada malo. Esta postura es cada vez más minoritaria porque la evidencia la contradice.
No hay cambio climático: el clima de la Tierra siempre ha variado. No se está agotando el diésel: los motores son cada vez más eficientes y necesitan menos. No hay problema con las materias primas no renovables: la innovación hace que se puedan explotar nuevas materias. La contaminación no es para tanto, y la innovación tecnológica la remediará. Nadie va a renunciar a sus privilegios. Todo va bien.

Rabia. En esta fase se encuentran la mayoría de los analistas económicos y cuadros medios. Consiste en actuar con despecho delante de los problemas que ya no se pueden ocultar, echando la culpa a otros o alegando que otros sistemas económicos tampoco lo harían mejor.
El comunismo mató a millones y tuvo mucho peor impacto ambiental. ¿Y tú, qué pretendes, que volvamos a las cavernas? Si no eres capaz de dar soluciones, ¿para qué hablas? Lo que deberías hacer es volver a la escuela y dejar a los verdaderos profesionales encargarse de esto. No sabes lo que es llevar un negocio de verdad, nunca has arriesgado tu dinero.

Negociación. En esta fase se encuentra la mayoría del gran capital. Saben que el problema es de verdad, pero en vez de asumirlo y actuar en consecuencia, lo que pretenden es poner pequeños parches sin cambiar nada de lo sustancial. Sus gran propuesta fue el Capitalismo Verde y ahora lo apuestan todo al Green New Deal.
El cambio climático es en realidad una gran oportunidad de negocio. Con sistemas de compensación de emisiones podemos hacer una descarbonización ordenada; el libre mercado lo puede regular. Podemos descarbonizarnos a un ritmo del 7,6% anual a base de sustituir energía fósil por renovable y ser más eficientes.

Depresión. Ésta es la posición de la gente más rica, de los ricos entre los ricos. Ellos cuentan con la mejor información y comprenden mejor que nadie que no hay solución dentro del capitalismo. En lo único que están pensando es en difrutar estos últimos años (o décadas) del capitalismo y prepararse un retiro a salvo del colapso de la civilización, el cual consideran inevitable. Si no lo conocen, les recomiendo que lean el artículo de Douglas Rushkoff, "Survival of the richest" (traducido por CTXT como "Supervivencia de los más ricos", busquen por Google, yo no pongo enlaces a diarios españoles).

Aceptación: En algún momento, los capitalistas comprenderán que no existe salvación si no es colectiva, que no podrán mantener el control en cualquier paraíso artificial que quieran construir, y que hay que buscar una solución para todos o al menos para la mayoría. Una solución en la que puedan preservar la mayoría de sus privilegios, pero que implique el abandono del capitalismo. No sé si hay alguien en esa fase, posiblemente sí, pero seguramente es gente discreta.

Y mientras el capital tiene su Duelo, el resto de los mortales tenemos el Tabú. El Tabú de no poder decir que el capitalismo no es bueno.

El Tabú.

Todos nosotros, desde muy jóvenes, hemos sido adoctrinados en el discurso del capitalismo. Asumimos de manera natural ciertos aspectos del capitalismo que atribuimos a la naturaleza humana, aunque no sea cierto. Aunque el capitalismo per se sea una cosa relativamente nueva en la historia de la humanidad (no llega a los dos siglos de vida), no queda nadie vivo que pueda recordar ninguna otra cosa, y eso se utiliza para fijar esta idea que los valores del capitalismo (individualismo, egoísmo, competición, obsesión por el consumo y el dinero, despreocupación por las generaciones posteriores...) son realmente sustanciales a los humanos desde siempre.

A esas ideas más o menos concretas y a escala humana, se le une otra idea más abstracta y a una escala social, que es la del crecimiento. Todos tenemos inculcada la idea de que el crecimiento es bueno, porque identificamos crecimiento con bienestar, desarrollo, mejora de las condiciones de vida, libertad... Sin embargo, el crecimiento por sí mismo no significa nada de eso; y resulta obvio que un exceso de crecimiento puede ser negativo (por ejemplo, intentando meter más cosas en un espacio ya lleno, o también si pensamos en una enfermedad o en un tumor). Sin embargo, todos sabemos (porque se nos ha repetido mil veces) que cuando no hay crecimiento nos va mal: hay desempleo, pobreza, crimen, hambre... Se asocia la idea de Crecimiento con la idea de Progreso (la cual es también una idea travestida, porque se asocia el Progreso con la Mejora).

El capitalismo está tan infiltrado en todos los aspectos de la vida que criticarlo nos hace sentirnos incómodos. Todos sabemos que los anticapitalistas son gente marginal, inadaptados, destructivos e incluso parásitos. A quien ataca directamente al capitalismo se le suele criticar que sus hábitos de consumo son posibles gracias al capitalismo, inclusive en aquéllos que se creen más desconectados del mismo, y que eso evidencia la hipocresía de los anticapitalistas. La idea subyacente es que realmente no hay nada fuera del capitalismo, incluso entre los que se empeñan en lo contrario; que el anticapitalismo no deja de ser una excentricidad y un lujo que solo se pueden permitir los que viven en una sociedad capitalista, y que si quisieran ser coherentes deberían irse a vivir a las cavernas y vestirse con taparrabos. Por todo esto, criticar el capitalismo implica superar la vergüenza de la estigmatización, de tener un comportamiento socialmente inaceptable.

Se podría discutir en extenso cuál es el origen de este tabú, y cómo la aparición de la socialdemocracia consolidó la legitimidad del capitalismo ya que la izquierda renunció a intentar superar el capitalismo a cambio del mantenimiento de un Estado del Bienestar (renuncia que por cierto ahora se le paga considerando "radicales de izquierda" a partidos que defienden posiciones socialdemócratas mientras que a un tiempo se va desmantelando el Estado del Bienestar). Lo cierto es que el capitalismo ha conseguido la Hegemonía del Discurso, de modo que actualmente es muy difícil ser tomado en serio cuando se critican las bases mismas del capitalismo (por ejemplo, cada vez que se habla de hacer ciertas reformas que suenan muy radicales hay que aclarar rápidamente que mediante renovables o tecnología en general se va a poder mantener la competitividad y el crecimiento). Quien se sale del guión marcado es criticado con dureza (por ejemplo, a los que hablan de redistribuir la riqueza se les dice que en realidad quieren redistribuir la pobreza) y así todos aprendemos que hay cosas que no podemos decir porque no son de buen tono en las reuniones sociales. Nadie nos ha dicho que no podamos hablar de estos temas, supuestamente tenemos libertad de expresión, pero la Hegemonía del Discurso del capitalismo es tal que nos autocensuramos cuando detectamos que nos vamos a dar de bruces con algunos de los límites impuestos. Y así, aceptando esas convenciones sociales no escritas, vivimos nuestras vidas, esperando ser sujetos productivos y dichosos y no meternos en líos innecesarios.

El problema comienza cuando, investigando, uno encuentra alguno de los múltiples síntomas de que el capitalismo se está estrellando con los límites biofísicos del planeta, y que no va a ser posible seguir manteniéndolo; más aún, que si no paramos el capitalismo cuanto antes van a sobrevenir grandes calamidades a la humanidad. Puede ser por el cambio climático, puede ser por la crisis energética, puede ser por la contaminación de los mares, o por la polución atmosférica, la pérdida de biodiversidad, el envenamiento por plásticos o metales pesados, la disminución de la cantidad de agua potable, la Sexta Extinción, la degradación de las condiciones laborales, el drama de la emigración masiva, la desertización... Y así mil temas mas. Escoja cualquiera, profundice y la misma verdad emergerá: no podemos seguir de la misma manera. Y cuando intente entender por qué seguimos de la misma manera, por qué seguimos emitiendo CO2 y tirando plástico, por qué no nos anticipamos a la crisis energética o a la de desposesión, llegará inevitablemente a la cuestión de que hace falta decrecer. No decrecer para siempre, claro está: decrecer lo justo y necesario para tener un nivel adecuado para todo el mundo y estable, y entonces mantenerlo. Porque, al final, ¿para qué uno quiere crecer siempre?

Es entonces cuando se produce otra manifestación de la Hegemonía del Discurso del capitalismo, conocida como TINA (There is no alternative, No hay alternativa). El convencimiento de la Hegemonía del capitalismo es tal que la mayoría gente cree que, efectivamente, no hay alternativa al capitalismo. Este mensaje, TINA, es repetido frecuentemente en los medios de comunicación, y particularmente cuando los costurones por los que está reventando el capitalismo se hacen más evidentes. TINA tiene un importante efecto desmovilizador: es habitual oír decir que no hay nada que podamos hacer, que no podemos cambiar las cosas, que de nada sirven las pequeñas acciones individuales o colectivas. No es cierto en absoluto, y en la historia de la humanidad un grupo de personas que se decide a levantarse y actuar son capaces de arrastrar a una gran masa que no se atrevía a actuar pero que tenía las mismas motivaciones. Sin embargo, cuesta mucho luchar contra TINA, y requiere mucha pedagogía y paciencia.

Otra de las características de la Hegemonía del Discurso es la del establecimiento de un marco conceptual erróneo. Es común ver en definiciones del capitalismo que se trata de un sistema basado en la propiedad privada de los bienes de producción y en el libre mercado, cosas que son ciertas e importantes para el capitalismo, pero que no lo definen en absoluto ya que tales cosas han existido antes que el capitalismo y seguramente seguirán existiendo una vez el capitalismo desaparezca. La característica verdaderamente distintiva y definitoria del capitalismo es que el capital tiene derecho a recibir una remuneración, que es proporcional a su propio tamaño. Estos errores de planteamiento llevan a una gran confusión en la discusiones: no será la primera vez que me encuentre a alguien a quien no le gusta que yo "ataque el capitalismo" (en realidad, yo critico o más bien expongo sus inconsistencias) porque estoy "atacando" (en el sentido de "querer acabar con") el libre mercado o la propiedad privada. En realidad, el mantenimiento del libre mercado o la propiedad privada es una cuestión de discusión política, pertinente sin duda, pero en realidad independiente (en bastante extensión) de la viabilidad o no del capitalismo, y en todo caso es un tema en el que yo no entro.

También es común encontrarse con quien cree que lo opuesto al capitalismo es el comunismo, y que si uno critica al capitalismo defiende el comunismo. El eje capitalismo-comunismo no tiene nada que ver con el problema de la inviabilidad del capitalismo, entre otras cosas porque el comunismo es también inviable; esa visión es por tanto otro ejemplo más de la reducción de la discusión a única dimensión que es en realidad ajena a la del verdadero problema. Ítem más cuando el paradigma de lo que muchos consideran hoy en día un país comunista es China, que es donde se fabrican los objetos que se consumen en todo el mundo capitalista. A decir verdad, China es hoy en día un sistema de capitalismo de Estado, en el que el Estado detenta la propiedad de todos los medios de producción y ésta se dirige a la acumulación de capital (¿o es que alguien cree que el estado chino dedica sus recursos a satisfacer las necesidades de sus ciudadanos?); la diferencia principal de China con las democracias occidentales es que China es una dictadura, lo cual le hace ser, paradójicamente (o no), más eficiente desde el punto de vista de la producción y la acumulación de capital.

El Tabú del Capitalismo, que como hemos visto va desde la autocensura hasta el derrotismo, pasando por la confusión conceptual, lleva a la futilidad de tantas acciones. Hace poco participé en un grupo donde se discutía hacer un comunicado para denunciar el fracaso de la COP25. En un momento dado, se convino eliminar de él la palabra "capitalismo" porque, según alguien dijo, "los sistemas comunistas también están agravando el problema y particularmente China es el mayor emisor de CO2 del mundo". De modo que al final se descafeinó completamente el comunicado por mor de una absurda linearización del problema, que no entiende que es a través de las otras dimensiones que quedan completamente inexploradas que se debe buscar la solución.

Estar a estas alturas del problema intentando contemporizar con el capitalismo y no llamar a las cosas por su nombres nos lleva, básicamente, a perder un tiempo que ya no tenemos. No hay negociación posible con y en el capitalismo, y en particular con eso que se ha dado en llamar neoliberalismo. No hay ninguna posibilidad de éxito sin salirse previamente de ese marco conceptual. Seamos un poco menos arrogantes: no somos los primeros que hemos intentado "humanizar" el capitalismo. ¿Por qué no íbamos a fracasar como hicieron nuestros mayores? Tendríamos que leer un poquito la Historia y comprender que por esa vía no vamos a ningún lado, no estamos yendo a ningún lado.

La Salida:

Hay que superar el capitalismo. No hay que destruirlo: hay que salir de su trampa lógica. Explicar, mostrar, demostrar y comprender por qué seguir en la línea de progresión que nos marca el capitalismo solo nos va llevar a nuestra destrucción, a nuestra extinción.

Necesitamos comprenderlo para poder pasar página, para empezar a articular una respuesta que merezca la pena. No podemos seguir escribiendo y (limitadamente) divulgando más comunicados que son rápidamente ignorados, ahogados en el fragor de la propaganda que no cesa. ¿De qué sirve que salga mi compañero Jordi Solé diciendo aquello de que "la fiesta se acabado" si a continuación, en la misma tele, en el mismo telediario, te asaltan con el anuncio de una marca de agua, colonia o coche? Y es que, como dice Marcel Coderch, la publicidad debería ser considerada delito de incitación al consumo y completamente prohibida.

Hay que movilizar a la gente, sí, a la ciudadanía. Y se le tiene que hacer comprender que con "el sistema" no se puede negociar. Porque lo que deseamos, porque lo que necesitamos, aunque no lo entendamos, supondría su muerte. ¿Qué podemos negociar, entonces?

Tenemos además el problema de que nuestros representantes no nos representan. Delante del grave problema ambiental, de recursos, de sostenibilidad en suma, que tenemos nuestros representantes se embarcan en discusiones aparentemente técnicas que tras el fárragos de articulados, disposiciones y leyes lo único que procuran es la distracción y la inacción. Todos los términos de la discusión política actual son completamente erróneos: no vamos a solucionar el problema con coches eléctricos, ni con renovables, ni con centrales nucleares, ni con gas natural como combustible de transición, ni con captura y secuestro de carbono, ni con fusión nuclear, ni con eficiencia y ahorro, ni con grafeno, ni con hidrógeno, ni con helio 3 de la Luna, ni con combustibles artificiales, ni con biocombustibles, ni con fracking, ni con carbón limpio, ni con smart grids, ni con el 5G, ni con nada de nada de todo lo que se está oyendo hablar. Solo hay una opción real: decrecer. El decrecimiento es la única salida del atolladero. Y es la única que no se discute seriamente. Nuestros representantes políticos lo saben, pero no quieren llevar la discusión a los términos lógicos, los únicos razonables, los únicos posibles. No se atreven a transitar ese camino, por miedo a la incomprensión ciudadana, sí, pero también y sobre todo por miedo al rechazo y hostilidad del mundo económico. Y, por tanto, no nos representan. No están haciendo aquello para lo que los elegimos, que es buscar nuestro bien. No lo buscan. Únicamente evitan meterse en problemas ellos, al menos durante los 4 años que estén en el cargo.

No podemos negociar con "el sistema", ni podemos esperar que nuestros representantes nos representen. Solo nos tenemos a nosotros mismos para intentar sobrevivir.

No es éste un llamado per se a la desobediencia, pero si a la exigencia. Tenemos que explicar, tenemos que hacer entender, y tenemos que reaccionar ya. Si la ciudadanía no entiende los términos exactos de lo que está pasando y por qué está pasando, seguiremos como los burros dando vueltas a la noria que extrae la vida del planeta.

Salu2.
AMT

Fuente: http://crashoil.blogspot.com/2019/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Año nuevo 20

1 January, 2020 - 07:30

Des de la riba del Mediterrani, Tortuga vos desitja un Feliç Any 2020.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas