Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 45 min 42 seg

Invasión militar en Canarias. ¡Exigimos retirada!

14 February, 2021 - 00:00

Desde el Alternativa Antimilitarista. MOC y ADNV queremos denunciar los recientes hechos que se están produciendo desde el día 3 de febrero de 2021 en las diferentes islas del Archipiélago Canario, con el despliegue de más de 450 soldados por parte de las brigadas del ejército español con motivo de unas operaciones que,según el Mando Operativo Terrestre, responden a “actividades que sirven como herramienta eficaz para mantener una vigilancia de los espacios de soberanía, que permiten detectar anticipadamente amenazas y facilitar una respuesta inmediata y viable ante una potencial crisis”.

Existen denuncias de diferentes vecinas de las islas, por la cuestionada presencia de estos cuerpos de represión, así como de las actitudes llevadas a cabo por parte de algunos militares. En la isla de Gran Canaria, un vecino de Artenara denuncia un abuso de poder por parte de un militar que, tras verlo fumando en la calle, le increpó diciéndole textualmente “tengo potestad suficiente para pegarte un culatazo en la boca”. La actitud intimidatoria por parte de los militares, metralletas en mano y dedos en gatillos, es otra de las denuncias por parte de la vecindad de la isla.

Denunciamos la decisión por parte del Ministerio de la Guerra del Gobierno de España y del Mando de Canarias de militarizar nuestras calles y pueblos utilizando como pretexto la actual crisis sanitaria y sometiendo a la población a mecanismos de control social y amedrentamiento.

Es inadmisible intentar normalizar y naturalizar la presencia de militares con metralletas patrullando nuestro territorio con excusas como que “el despliegue de unidades permite obtener un mayor conocimiento del entorno geográfico”.

¿Necesita el gobierno español desplegar brigadas militares por nuestras islas controlando a la población para un mayor conocimiento del entorno geográfico?

¿Necesita el estado español desplegar brigadas militares por nuestras calles para garantizar la seguridad? ¿la de quién?

¿Es necesario contar con otro cuerpo más de represión del estado en las calles, además de todos los cuerpos militarizados y de control que ya existen?

¿Es necesario que se paseen militares con metralletas en mano por nuestros pueblos, con la consecuente sensación de miedo e incertidumbre que esto genera en una población ya de por sí atemorizada por la actual emergencia sanitaria?

¿Es este el mensaje de tranquilidad que se quiere dar a la población?

Desde Alternativa Antimilitarista. MOC y ADNV creemos firmemente en la desmilitarización social y por ello queremos denunciar el papel que está cumpliendo el ejército en nuestras islas y exigir la inmediata retirada de las brigadas que desde el pasado día 3 de febrero se encuentran patrullando nuestras calles y pueblos. Consideramos que los mecanismos de dominación e intimidación nunca podrán ser la base de una sociedad sana que debe basarse en valores de justica, paz y noviolencia.

Apostamos por un modelo de archipiélago plataforma de paz, sostenible, que en armonía con la naturaleza y desde la cultura de la Paz haga posible la justicia social y ambiental, libre de servidumbre militares.

# Militares no Gracias; # Para la guerra nada

AAMOC y ADNV, a 11 de Febrero del 2021

Fuente: https://canariasporlapaz.blogspot.c...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Charles Eisenstein y la narrativa de la conspiración (parte III)

14 February, 2021 - 00:00

¿Qué controles ha traído consigo la COVID-19? ¿De dónde viene nuestra inclinación hacia las teorías de la conspiración? ¿Podemos permitirnos tener libertades democráticas teniendo en cuenta el coronavirus?

Charles Eisenstein

Charles Eisenstein es un escritor y conferenciante que se describe a sí mismo como "narrador de historias". Además de dar conferencias públicas en cumbres de economía alternativa, decrecimiento o incluso en festivales de música, es ensayista y contribuye artículos con regularidad a publicaciones como Reality Sandwich, o The Guardian.

Esta es la tercera parte del relato “La coronación”, de Charles Eisenstein. La primera parte habla de la crisis de la COVID-19 y los primeros cambios que supuso en nuestras vidas y la segunda, del desarrollo inicial de la pandemia, las cifras reales y los desafíos futuros a los que deberemos enfrentarnos.

* * *

Dado que la COVID-19 parece justificar muchos de los elementos de la lista de deseos totalitaria, hay quienes creen que es un juego de poder deliberado. Mi objetivo no es promover ni desacreditar esa teoría, aunque ofreceré algunos comentarios a nivel general. Primero, centrémonos en una breve visión global del asunto.

Las teorías (hay muchas variantes) hablan del Evento 201 (patrocinado por la Fundación Gates, la CIA, etc. el pasado septiembre) y un informe de la Fundación Rockefeller del 2010 que detalla un escenario llamado Lockstep (“bloqueo”, en castellano). Ambos disponen la respuesta autoritaria a una pandemia hipotética, señalando que la infraestructura, tecnología y margo legal para la ley marcial ha ido preparándose durante muchos años. Lo único que era necesario, sostienen, era una forma de conseguir que el público lo aceptara y ese momento ha llegado ahora. Independientemente de que los controles actuales sean permanentes o no, se está sentando un precedente para:

El seguimiento de los movimientos de las personas en todo momento (por el coronavirus).
La suspensión de la libertad de reunión (por el coronavirus).
La vigilancia militar de los civiles (por el coronavirus).
La detención extrajudicial indefinida (cuarentena, por el coronavirus).
La prohibición de dinero en efectivo (por el coronavirus).
La censura de Internet (para combatir la desinformación, por el coronavirus).
La vacunación y otros tratamientos médicos obligatorios, estableciendo la soberanía del Estado sobre nuestros cuerpos (por el coronavirus).
La clasificación de todas las actividades y destinos en lo expresamente permitido y lo expresamente prohibido (puedes salir de casa para esto, pero no para aquello), eliminando las zonas grises no vigiladas y no jurídicas. Esa totalidad es la verdadera esencia del totalitarismo. Aunque ahora sea necesario porque, bueno, por el coronavirus.

Todo esto es muy jugoso para las teorías de la conspiración. Hasta donde sé, una de esas teorías podría ser cierta. Sin embargo, la misma sucesión de eventos podría desarrollarse a partir de una inclinación sistémica e inconsciente hacia un control cada vez mayor. ¿De dónde viene esta inclinación? Está confinada en el ADN de la civilización. Durante milenios, la civilización (a diferencia de las culturas tradicionales a pequeña escala) ha entendido el progreso como una cuestión de ejercer el control sobre el mundo: domesticando lo salvaje, conquistando a los bárbaros, dominando las fuerzas de la naturaleza y ordenando la sociedad mediante la ley y la razón. El ascenso del control se vio acelerado por la revolución científica, que impulsó el “progreso” a unas cotas aún más altas: la clasificación de la realidad en categorías y cantidades objetivas y el dominio de la materialidad con la tecnología. Por último, las ciencias sociales prometieron el uso de los mismos medios y métodos para satisfacer la aspiración (que se remonta a tiempos de Platón y Confucio) de diseñar una sociedad perfecta.

La inclinación sistémica e inconsciente hacia un control cada vez mayor está confinada en el ADN de la civilización. Durante milenios, la civilización ha entendido el progreso como una cuestión de ejercer el control sobre el mundo.

Por lo tanto, los que gestionan la civilización recibirán con agrado cualquier oportunidad para reforzar su control ya que, después de todo, está al servicio de una gran visión del destino de la raza humana: un mundo perfectamente ordenado, en el que la enfermedad, el crimen, la pobreza y quizás el propio sufrimiento puedan eliminarse. No es necesario ningún motivo nefasto. Como es natural, les gustaría seguir el rastro de todas las personas, pues les vendría muy bien para asegurar el bien común. Para ellos, la COVID-19 muestra hasta qué punto es necesario. “¿Podemos permitirnos tener libertades democráticas teniendo en cuenta el coronavirus?”, se preguntan. “¿Debemos sacrificarlas por nuestra propia seguridad en vista de las necesidades actuales?”. Es una cantinela que nos suena, pues ya ha acompañado otras crisis en el pasado, como la del 11S.

Para reutilizar una metáfora común, imagina un hombre con un martillo, acechando por ahí en busca de una razón para usarlo. De repente, ve un clavo que sobresale. Ha estado buscando un clavo durante mucho tiempo, aporreando tornillos y pernos sin lograr gran cosa. Según él, vive en un mundo en el que los martillos son las mejores herramientas y el planeta puede mejorar a golpe de martillear clavos. ¡Y aquí hay uno! Podríamos sospechar que, en su afán por martillear, él mismo haya colocado el clavo, pero no importa. Quizás eso que sobresale ni siquiera sea un clavo, pero se le parece lo suficiente como para empezar a martillearlo. Cuando la herramienta está preparada, surge la oportunidad de usarla.
hawk conspiración

Y añadiré, para todos aquellos que tiendan a dudar de las autoridades, que quizás esta vez sí sea un clavo en realidad. En ese caso, el martillo es la herramienta adecuada; así, el principio del martillo se verá reforzado, preparado para aporrear tornillos, botones, grapas y desgarros.

Sea como fuere, el problema que tratamos aquí es mucho más serio que el derrocar a un círculo malvado de Illuminati. Aunque existieran, la inclinación de la civilización haría que la misma tendencia persistiera sin ellos, o bien surgirían unos nuevos Illuminati para asumir las funciones de los anteriores.

Cierto o no, la idea de que la epidemia es un complot monstruoso perpetrado por los malhechores sobre la población no se encuentra muy alejada de la mentalidad que busca el patógeno. Es una mentalidad de cruzadas, una mentalidad bélica. Localiza el origen de una enfermedad sociopolítica en un patógeno que podemos combatir, un victimario separado de nosotros mismos. Existe el riesgo de ignorar las condiciones que hacen que la sociedad sea un suelo fértil para que esta trama arraigue. El hecho de que este suelo se haya sembrado deliberadamente o que lo haya hecho el viento es, en mi opinión, un debate secundario.

Lo que voy a decir a continuación es relevante independientemente de que el SARS-CoV2 sea un arma biológica diseñada genéticamente o no, esté relacionado con el despliegue de las redes 5G, esté siendo utilizado “para impedir la revelación de información”, sea un caballo de Troya para un gobierno mundial totalitario, sea más mortífero de lo que nos han dicho, sea menos mortífero de lo que nos han dicho, se originase en un laboratorio biológico de Wuhan, se originase en Fort Detrick o sea exactamente lo que la CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU.) y la OMS nos han estado contando. Es aplicable incluso si todo el mundo está totalmente equivocado en cuanto al papel del virus SARS-CoV-2 en la epidemia actual. Tengo mi propia opinión al respecto, pero si hay algo que he aprendido en el curso de esta emergencia es que en realidad no sé lo que está ocurriendo. No sé cómo nadie podría saberlo, en el convulso maremágnum de noticias, rumores, información oculta, noticias falseadas, teorías de la conspiración, propaganda y discursos politizados que pueblan Internet. Desearía que muchas más personas aceptasen el no saber. Y se lo digo tanto a aquellos que aceptan la narrativa dominante como a los que están en contra. ¿Qué información deberíamos bloquear para mantener la integridad de nuestros puntos de vista? Seamos humildes en nuestras creencias: es una cuestión de vida o muerte.

Producido por Guerrilla Translation bajo una Licencia de Producción de Pares
Texto traducido por Lara San Mamés, editado por Silvia López
Artículo original publicado en la página web de Charles Eisenstein
Imagen de portada de Barkar B
Imagen de artículo de Thomas Hawk

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/guerr...(parte-iii)

Categorías: Tortuga Antimilitar

Ejército de chocolate

14 February, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un subinspector y un agente de la policía nacional detenidos en Linares tras dar una paliza en plena calle a una persona y a su hija de 14 años

13 February, 2021 - 20:06

JAÉN.- Dos policías nacionales están siendo investigados por la presunta agresión a un hombre en Linares. Una situación que está provocando un gran revuelo dentro del cuerpo por la imagen que se puede dar de la Policía. Los hechos han ocurrido sobre las 18 horas en la calle Espronceda de la localidad minera. A esa hora un hombre y dos policías nacionales, fuera de servicio, tienen una pelea junto a la terraza de un bar. Cuando todo parece calmarse los dos agentes salen a la carrera a por el hombre y le propinan una brutal paliza. En un momento, se ve cómo uno de ellos salta para propinarle una brutal patada. Varios transeúntes intentan mediar para que dejen al hombre pero son, también, agredidos por uno de ellos. De hecho, la hija de la víctima sufre, también, un puñetazo.

La Policía Nacional ha abierto ya una investigación por una agresión ocurrida y de hecho agentes de la UDEF se han desplazado desde la capital hasta Linares para conocer lo ocurrido y por qué comenzó la pelea. Según confirman fuentes policiales, tras conocerse lo sucedido eran llamados a la Comisaría de la localidad minera para declarar y conocer la versión de lo sucedido.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron unidades de Policía Local, Policía Nacional así como servicios sanitarios que atendieron al padre y a la hija y que tuvieron que trasladar al hombre hasta el hospital de San Agustín para realizarle una valoración sanitaria. La sangre en la acera era una clara muestra de lo que ha había ocurrido en esta calle de Linares.

Fuente: https://www.horajaen.com/2021/02/12...

Los policías nacionales implicados en una agresión en Linares, detenidos

JAÉN.- Los dos agentes de la policía nacional, uno de ellos subinspector, que esta tarde se han visto implicados en una agresión en la calle Espronceda de Linares han quedado detenidos y, de hecho, ya se les ha retirado la placa y la pistola hasta que concluya la investigación. Hasta la localidad minera se había desplazado esta misma noche el jefe de la UDEF de policía para iniciar las investigaciones del suceso ocurrido a media tarde y que ha levantado una gran polvareda en el municipio. Al final ha sido el Comisario, jefe de operaciones, quien se ha echo cargo de la dirección del atestado y, también, se encuentra en la Comisaría de Linares desde esta noche para esclarecer lo sucedido. Además el Comisario Principal, máximo responsable en la provincia de Policía Nacional, está siguiendo puntualmente el desarrollo de la investigación. Mañana pasarán a disposición de la autoridad judicial y ya se ha abierto un expediente disciplinario ya que tendrán que responder tanto ante el juez como ante el Cuerpo Nacional de Policía. «Lamentable hechos», han subrayado fuentes policiales, «que no deben empañar la buena labor que todos los agentes realizan día a día en sus calles».

Recordamos que esta agresión se ha producido, esta tarde, cuando varias llamadas alertaban de la pelea que se estaba produciendo en la terraza de un bar en Linares. Según ha podido saber HoraJaén, un hombre acompañado de su hija menor de edad, se enfrentaba a los agentes, señalan los testigos, por algún comentario inapropiado. Tras un primer forcejeo, se producía la brutal agresión, a escasos metros de la terraza cuando el hombre y su hija ya habían abandonado el lugar. Uno de los agentes presentaba evidentes signos de alcoholemia, según los muchos testigos que había en la zona. El hombre era trasladado al hospital de San Agustín para ser atendido de los diversos golpes recibidos, sobre todo, en la cara y en la cabeza.

Fuente: https://www.horajaen.com/2021/02/13...

La víctima de la agresión, que presenta el rostro desfigurado, vuelve al hospital por una lesión en la córnea

El hombre golpeado por dos policías nacionales fuera de servicio regresa a San Agustín para ser atendido, retrasándose su declaración ante el juez.

JUAN JOSÉ GARCÍA Linares

El hombre víctima de la agresión sufrida, ayer por la tarde, en la calle Espronceda de Linares ha tenido que volver al hospital esta mañana para ser atendido por el personal sanitario, con motivo de las numerosas lesiones que presenta. No en vano, quedó con el rostro desfigurado tras los golpes recibidos por parte de un agente y un subinspector de la Policía Nacional de la ciudad. Tanto es así, que en el lugar de los hechos sangró abundamente, viéndose los restos en la acera.

Así las cosas, el agredido tuvo que ser trasldado al Hospital San Agustín, donde recibió el alta a eso de las dos de la madrugada, según pudo saber IDEAL. Pero ha tenido que regresar al centro sanitario hoy porque presenta una fisura en la córnea, según confirman desde la portavocía de la Policía Nacional en Jaén. El hombre también está a la espera de ser revisado por un especialista maxilofacial para analizar posibles daños en la mandíbula. Además, tiene la nariz fracturada.

El hecho de tener que volver al hospital ha supuesto que la declaración de la víctima de la agresión haya tenido que retrasarse. El juez de guardia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Linares ha ordenado su comparecencia, al igual que la declaración de los dos policías implicados: un agente de escala básica de Linares y un subinspector de Granada.

Hechos

Los hechos ocurrieron en la tarde de ayer pasadas las seis de la tarde aproximadamente, en la calle Espronceda, en la terraza de un concurrido establecimiento hostelero. Según los vídeos difundidos y viralizados en redes sociales y Whatsapp, todo apunta a una pelea entre el agente de Policía, fuera de servicio en ese momento y vestido de paisano, y el hombre que resultaría agredido más tarde. Clientes y trabajadores del establecimiento, así como el subinspector, también fuera de su turno de trabajo y sin uniforme, trataban de separarlos.

Pocos minutos después, y a pesar de estar distanciados los dos participantes en la pelea, el agente de policía fue en busca de la víctima y, en presencia de su hija, menor de edad (14 años), comenzó a agredirlo. Todo ello a pesar de que hubo gente presente y testigos que intentaron impedirlo, pidiéndole que cesara en su actitud agresiva.

La tensión fue en aumento y el agente consiguió alcanzar al hombre y tirarlo al suelo. Fue entonces cuando el subinspector también se sumó para pegarle tanto él como a las diferentes personas que trataban de intermediar, incluyendo a la hija del hombre agredido, que no dejaba de gritar por lo que le estaban haciendo a su padre.

La brutalidad fue tal, que tanto el agente como el subinspector se lanzaron contra la víctima, dándole continuos golpes y puñetazos. Acto seguido, mientras el agente apaleaba al hombre en el suelo, el subinspector trataba de alejar a las personas que se encontraban alrededor para mediar y también a quienes estaban grabando la escena con el móvil, al grito de «fuera», así como a la hija del agredido, que gritaba y lloraba diciendo «¡por favor¡, ¿qué le está pasando a mi padre?«. El subinspector parecía estar fuera de sí, según se aprecia en los vídeos y así lo corroboran testigos presenciales de los hechos.

En ese momento, el agente de escala básica seguía inmovilizando a la víctima en el suelo, golpedándola y a la que produjo contusiones y heridas por las que llegó a sangrar abundantemente en plena calle. De hecho, precisó asistencia sanitaria y quedó con el rostro desfigurado, tal y como atestiguan fotografías difundidas en redes sociales sobre su aspecto.

La gente que lo vio todo desde la calle increpaba a uno de los policías, el subinspector, llamándole «sinvergüenza» y acusándolo de haber «pegado a una menor». «Tenía las manos llenas de sangre y se chuleaba y bailaba», señalaron los testigos. De hecho, llegó incluso a haber forcejeos y cruce de insultos entre familiares, amigos del agredido y testigos y el subinspector. Tras lo ocurrido, al lugar de los hechos llegaron dotaciones de Policía Nacional y Local por la llamadas de alerta recibidas.

Fuente: https://www.ideal.es/jaen/linares/v...

Foto de los agentes de la Policía Nacional, de paisano que han pegado a un hombre y a su hija: https://twitter.com/Emma1492is/stat...

Vídeo que muestra la chulería y prepotecia de uno de los agresores, una vez terminada la agresión: https://twitter.com/Emma1492is/stat...

Manifestación de los vecinos y vecinas de Linares (Jaén) frente a la comisaría de policía después de que 2 agentes le propinasen una brutal paliza a un hombre: "¡Sin la placa no sois nadie!"
Al menos un herido a manos de la policía en Linares durante las protestas.: https://twitter.com/pablom_m/status...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Polifemicidas: Durante la cuarentena 11 mujeres fueron asesinadas con balas estatales en Argentina

13 February, 2021 - 00:00

El dato surge de un relevamiento de la Casa del Encuentro, que registró 250 femicidios durante el aislamiento. Sin formación específica, la falta de protocolos de violencia de género y de estadísticas hace imposible trazar políticas efectivas. El encubrimiento posterior, otro problema.

Alejandro Marinelli

La repetición de casos de policías que cometen femicidios requiere discusiones y acciones urgentes sobre lo que sucede dentro las fuerzas de seguridad. El déficit de formación de los agentes respecto de esos temas, la falta de protocolos específicos, la ausencia de estadísticas y de análisis de los casos hace que tampoco se pueda conocer particularidades imprescindibles para trazar políticas efectivas. Es un problema que crece y que cada vez resulta más difícil de ocultar: en los últimos 10 años hubo más de 150 femicidios, travesticidios y transfemicidios cometidos con balas estatales, una relación trágicamente directa entre violencia machista y miembros de esas fuerzas. Durante los meses de cuarentena, de los 250 femicidios relevados, 11 fueron ejecutados por manos de policías.

Esos datos surgen de un estudio del espacio feminista la Casa del Encuentro, que en diciembre presentó “Por ellas”, un informe de la última década, que contiene estadísticas -en base a información de medios- sobre femicidios en las fuerzas. “El agresor forma parte del Estado, representa a la ley, al monopolio de la fuerza y cuenta con un arma de fuego. ¿Ella a quién puede pedirle ayuda? ¿Cómo hará para sentirse segura si debe denunciar en la comisaría a un policía? ¿Cómo hace para confiar en que el Estado va a intervenir y protegerla si, justamente, un agente de ese Estado es quien la agrede?”, se plantean estas preguntas en el trabajo.

“El agresor forma parte del Estado, representa a la ley, al monopolio de la fuerza y cuenta con un arma de fuego. ¿Ella a quién puede pedirle ayuda? ¿Cómo hace para confiar en el Estado si un agente de ese Estado es quien la agrede?

En el momento en que una persona ingresa a una fuerza de seguridad adquiere una serie de derechos y obligaciones que los convierte en policías tiempo completo todos los días del año. Su mandato policial dice que siempre deben estar listos para actuar. Eso implica llevarse el arma reglamentaria cuando vuelven a sus casas. En esos espacios domésticos, cuando se produce violencia de género, el arma produce daños mucho más graves que en los hogares donde no las hay: su presencia aumenta cinco veces la posibilidad de que una mujer sea asesinada por su pareja. La amplia mayoría de los femicidios ocurren cuando los policías se encuentran fuera de servicio.

También la mayoría de policías que matan en esas situaciones son hombres. Las estadísticas muestran que son marginales los casos de mujeres de las fuerzas que hayan asesinado a un hombre en una situación similar. Esta vulneración de los derechos de las mujeres en manos de agentes del Estado se ubica dentro del universo de violencia institucional.

“El femicidio en las fuerzas es un problema de seguridad, no particular y como tal el Estado tiene que responsabilizarse. Es el Estado el que se encarga de la formación y les da un arma. Por eso en ese proceso tiene que prevenir. Por supuesto que quiero que haya Justicia en todos los casos, pero además es precisa una discusión más profunda sobre qué hacer con el problema. Sino las respuestas se reducen a la coyuntura, cuando la muerte ya sucedió”, explica a elDiarioAR la integrante del equipo de Seguridad democrática y violencia institucional del CELS, Juliana Miranda. “La mayoría de las mujeres de policías que mueren a manos de policías mueren en femicidios. Algunas pocas mueren en disputas con un vecino policía o tiroteos”, agrega. Esto quiere decir que las parejas de agentes sufren más la violencia cercana que la de otros policías.

Respecto de los protocolos, las fuerzas federales (la Policía Federal, la de Seguridad Aeroportuaria, Prefectura y Gendarmería) tienen desde hace 10 años, programas que incluyen actuaciones formalizadas cuando hay denuncias por violencia de género hacia su personal. Allí funcionan equipos interdisciplinarios que, entre otras funciones, canalizan las denuncias por violencia laboral, intrafamiliar y de género, de personal propio o cuando una civil denuncia a un integrante de alguna fuerza. Allí también hacen el seguimiento de los sumarios administrativos y procesos judiciales. Además, el Ministerio de Seguridad de la Nación tiene una Dirección Nacional de Género.

En la ley N° 5.688 del Sistema Integral de Seguridad Pública de CABA se plantea “eliminar prácticas discriminatorias basadas en la superioridad de género, orientación sexual o identidad de género, dentro de la Policía de la Ciudad”. Su Protocolo de Actuación sobre violencia familiar dice que cuando un miembro es imputado en un hecho de ese tipo la Unidad Control de Desempeño Profesional es responsable de iniciar las actuaciones administrativas. En la Bonaerense, durante la gobernación de Vidal había un protocolo y tenían datos de sumarios iniciados sobre violencia de género, pero esos informes no fueron entregados. La nueva gestión informó esta semana que redactó un protocolo hace tres meses y que espera ser firmado en breve por Sergio Berni.

La mayoría de las mujeres de policías que mueren a manos de policías mueren en femicidios, pocas mueren en disputas con un vecino policía o tiroteos. Esto quiere decir que las parejas de agentes sufren más la violencia cercana que la de otros policías.

En la propia utilización de las armas de fuego también se puede ver un vínculo de género, que luego determinará quiénes las tienen y quiénes las padecen. Según los informes del ReNar, el 97% de las personas que piden tenencias o portaciones son hombres. La presencia de esas armas en manos de hombres violentos también reduce la capacidad de resistencia de las mujeres: por la posibilidad de salir lastimada o que lastimen a alguno de sus seres más cercanos. Casi el 90% de las mujeres que llaman a la línea 144 para denunciar situaciones de violencia de género tienen hijos a su cargo.

A todas estas características de los femicidios en las fuerzas hay que agregarle lo que sucede luego de consumado el asesinato con las prácticas de encubrimiento. Los policías controlan esos primeros momentos en la escena del crimen, lo que significa que pueden falsear lo sucedido. Uno de los casos que más representa esas prácticas fue el de Gisela Dupertuis, policía de Ezeiza de 32 años, que fue baleada por su novio también policía, Jhonatan Guiliani, en diciembre de 2018. El joven intentó instalar la versión del suicidio hasta que las pericias balísticas hicieron caer su relato y fue detenido.

Gisela Dupertuis, fue asesinada por su pareja también policía, quien intentó simular un suicidio con complicidad de compañeros. Archivo

En los últimos años, el aumento de mujeres en las fuerzas de seguridad y la visibilización social de la violencia género provocaron que en distintas jurisdicciones se crearan dependencias para atender las denuncias de casos dentro de las instituciones.

Pensando en políticas específicas, desde La Casa del Encuentro proponen analizar medidas de acción centradas “la prevención (con protocolos en la temática, cursos, capacitaciones y talleres de sensibilización) y la lucha contra la impunidad de estos casos”. Entienden también que “cuando la víctima de violencia de género denuncia a su pareja policía las medidas de protección deben ser adoptadas de inmediato, obligando a la entrega del arma y reforzando las restricciones de para evitar que su contacto con otros oficiales coloque a la denunciante en una situación de mayor peligro”. Miranda, del CELS, apunta que “en las fuerzas es clave el funcionamiento de Asuntos Internos y la producción de datos. Si no sabés las características no podés controlar un fenómeno que desconoces. Para actuar correctamente es imprescindible tener esa información”, concluye.

AM

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

La mujer que odia a los hombres: "Los aliados buscan alimentar su ego o seducirnos"

13 February, 2021 - 00:00

Paula Corroto

El pasado mes de agosto, la escritora Pauline Harmange, hasta entonces una desconocida, revolucionó el mundo cultural y político francés. Su libro 'Hombres, los odio', que se publica ahora en español en Paidós, y que había salido en un pequeño sello independiente, fue acusado de ir contra los principios de igualdad de la Constitución francesa, según un alto cargo del Ministerio de Igualdad. Un responsable político que instó a que el libro fuera retirado y que después admitió que ni siquiera se lo había leído. Pero aquello resultó muy beneficioso para la autora puesto que en semanas el libro fue comprado por una editorial grande y empezó a vender miles de ejemplares.

Obviamente, el asunto era polémico: Harmange desarrolla la teoría de la misandria, que para ella no es la oposición a la misoginia, sino la forma que tienen las mujeres de defenderse del machismo. La escritora aboga por un frente común de las mujeres en el que tampoco los aliados tengan espacio. Es más, esos casi, los peores. Ante todo esto, ¿es positivo cancelar a los hombres? Aquí sus respuestas.

PREGUNTA: Muchas veces en conversaciones con amigas sale el tema del feminismo, por ejemplo, ahora mucho sobre la identidad de género y la autodeterminación de género. Usted en el libro empieza diciendo que, en realidad, estos temas interesan poco a los chicos. Los derechos de las mujeres, ¿ese tema “de chicas”? Es más, ¿debe ser un tema "de chicas"?

RESPUESTA: Las mujeres se interesan por estos temas porque para nosotras es, simple y llanamente, una cuestión de supervivencia. Una vez hemos comprendido la realidad del sexismo, no podemos negar que detrás de las cuestiones supuestamente anodinas o, en todo caso, más ligeras (eliminar el uso de "señorita"», que sigue siendo motivo de burla para los antifeministas en Francia), siempre hay cuestiones profundas y literalmente vitales para las mujeres del mundo entero. Los hombres piensan que eso no les atañe –es muy sencillo: sus vidas y las de sus iguales no están en peligro. No debería ser un tema "de chicas", ya que los hombres deberían tener la suficiente empatía como para entender la urgencia que hay. Desgraciadamente, aún no es el caso.

P: ¿Por qué la misandria es necesaria y beneficiosa? Si nos atenemos al significado de la palabra sería como la misoginia, pero con respecto al desprecio que las mujeres sienten por los hombres. ¿En qué es positivo el desprecio?

R: Me niego a aceptar que nos ciñamos a la definición del diccionario. Sería lo mismo que decir que misandria y misoginia son equivalentes, pero no es así. La misoginia es un ambiente en el que las mujeres están constantemente rodeadas por quienes las oprimen. La misandria es una manera de defenderse frente a esa misoginia permanente.

P: Usted también dice: la lucha de las mujeres la tenemos que hacer las mujeres. ¿No sería más positivo incluir a los hombres ya que ellos son parte importante de esta problemática?

R: Hace siglos que las mujeres son "positivas" al recibir con los brazos abiertos a los hombres. Siempre se espera de ellas que se impliquen, y por implicarse quiero decir: educarse, cambiar profundamente de comportamiento y solo entonces, eventualmente, integrar la lucha feminista. Lo que solemos ver con más frecuencia son hombres que se infiltran en la lucha con objetivos que no son la igualdad y la justicia, sino alimentar su ego o tener la oportunidad de seducir. Por ahora, los hombres no se han ganado su lugar en la lucha feminista.

La misandria es una manera de defenderse frente a esa misoginia permanente

P: ¿Por qué no necesitamos a los hombres? Es obvio que tampoco necesito a todas las mujeres del mundo, pero sí hay personas a las que necesito en mi vida.

R: ¿Tienen los hombres, en general, la sensación de necesitar a las mujeres para sentirse realizados? Sinceramente, creo que no. No los hemos educado haciéndoles ver que la opinión de las mujeres fuese importante para su realización, ya sea personal o profesional. Eso no les impide llegar a la cima. ¿Por qué debería ser diferente en el caso de las mujeres? Esto no quita que tengamos relaciones importantes con otras personas. Pero no por el hecho de ser hombres, sino más bien porque son seres humanos sensibles e inteligentes que merecen nuestro afecto y que nos apoyan. Ambas cosas son muy diferentes, hay que ser más exigentes.

P: El aliado. ¿Qué opina de esta figura? ¿Hay algún punto de honestidad, de que la sociedad ha evolucionado? ¿O son más peligrosos que los que no dicen nada?

R: ¿Qué hacen estos aliados? En la vida pública, es fácil proclamarse "aliado" y parecer el militante perfecto. ¿Qué pasa realmente en la vida íntima, en la esfera privada? Muchos son militantes de izquierdas con pretensiones de aliado feminista que se benefician de una imagen áurea en su círculo social, pero que siguen siendo, tristemente, tíos corrientes en sus relaciones con sus mujeres. Incluso sin ser agresores. Total, que no me fío de los "aliados".

Muchos son militantes de izquierdas con pretensiones de aliado feminista que se benefician de una imagen áurea en su círculo social

P: Cuando salió su libro en agosto en una pequeña editorial provocó una revuelo impresionante, sobre todo cuando en el Ministerio de Igualdad un hombre intentó retirarlo de las librerías. ¿Qué pensó cuando sucedió todo esto? ¿Creía que iba a suceder algo así?

R: Al principio, me sorprendió mucho, porque pensaba que un hombre que trabajaba en el Ministerio de Igualdad entre mujeres y hombres tendría algo más de conocimientos factuales sobre la violencia y sus autores. Ni había leído el libro ni tenía intención de hacerlo: es la prueba flagrante de una cierta pereza intelectual, que es exactamente lo que denuncio. No me esperaba un ataque como ese en absoluto. Aún hoy sigo sin tener ni idea de cómo ese hombre se fijó en este libro.

P: ¿Una mujer no hubiera pedido que se retirara?

R: El hecho es que ha sido un hombre, y no una mujer, el que ha hecho la petición, cuando hay muchas mujeres trabajando en ese ministerio. Por algo será.

P: ¿Va el libro contra los principios de igualdad de la Constitución francesa?

R: No. Sin embargo, la sociedad francesa va contra los principios de igualdad de la Constitución francesa, de eso no hay duda.

La sociedad francesa va contra los principios de igualdad de la Constitución francesa

P: Lo cierto es que después de aquello el libro lo compró una gran editorial y se empezó a vender muchísimo. ¿También esto le sorprendió?

R: Está claro que fue algo inesperado. Creo que no me esperaba que se hiciera tanto eco de este tema entre tantas mujeres. Fue una bonita sorpresa.

P: Cuando salió el metoo hubo un manifiesto firmado por artistas francesas que era un poco el contra metoo. ¿Qué pensó de aquel manifiesto? Hay quien lo vio también como una cuestión nacionalista de Francia contra EEUU.

R: Este manifiesto por la «libertad de importunar» fue infame. Lo firmaron mujeres que, por mucho que vivan una existencia privilegiada que seguramente no las exponga a los sobones en el metro o al acoso en la calle, siguen siendo mujeres del mundo del cine, de la literatura, y sabemos ahora que estos ámbitos también tienen una buena cantidad de hombres agresores, violadores, que abusan de sus posiciones de poder. La escritora Valérie Rey-Robert escribió un libro excelente titulado 'Une culture du viol à la française' ('Una cultura de la violación a la francesa', por su traducción al español), que explica las especificidades de la cultura francesa con relación a las agresiones sexuales. Sin embargo, estas especificidades no deben hacer que el mundo se olvide de que el sexismo y el patriarcado están en todas partes. La diferencia radica en la forma en la cual se expresan en las diferentes culturas.

Este manifiesto por la "libertad de importunar" fue infame. Lo firmaron mujeres que pertenecen al cine y sabemos que en este ámbito hay agresores

P: Después del #metoo, ¿cuáles son los caminos por los que debe transitar el feminismo?

R: No soy la garante internacional del feminismo. Pienso, en cambio, que las mujeres más privilegiadas (blancas, occidentales, acomodadas, heterosexuales, cisgénero…) deben seguir escuchando más y hacerse a un lado en pro de aquellas que de entre nosotras sufren más.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/cult...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Tortura en Araba con cara y voz propia: El relato de Unai Romano cumple 20 años

12 February, 2021 - 00:00

Dos décadas después de que la foto de Unai Romano recién torturado recorriese las paredes de Euskal Herria, la denuncia del gasteiztarra toma fuerza en las redes. El caso quedó impune después de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad afirmasen que el rostro deformado del joven podía ser "producto de un golpe con una puerta". El 13 de febrero, Día contra la Tortura, habrá movilizaciones.

En torno al Día contra la Tortura (13 de febrero, 40º aniversario de la muerte de Joxe Arregi), la difusión de la lacra de la tortura en Euskal Herria cobra eco todos los años con mensajes, concentraciones y lecturas al respecto.

El escandaloso número de personas torturadas en Araba demuestra la realidad vivida durante muchos años en Euskal Herria. Al menos 272 alaveses y alavesas han sufrido torturas por parte de diferentes cuerpos policiales desde 1960 hasta 2011. Uno de los casos más conocidos fue el de Unai Romano.

Hace 19 años, en febrero de 2002, la foto del gasteiztarra Unai Romano recién torturado recorrió las paredes de Euskal Herria en forma de poster-denuncia. ahora, casi dos décadas después, la denuncia toma fuerza en las redes sociales (testimonio completo más abajo).

El caso quedó impune, tras alegar las FSE que el rostro deformado del joven de Gasteiz podía ser «producto de un golpe con una puerta». Sin embargo, el testimonio de Romano días después de ser torturado sigue viralizándose en las redes 20 años después.

En el caso de Araba, Sortu ha convocado un espacio contra la tortura de 16:30 a las 18:30 en la plaza del Arka de Gasteiz y una concentración en la misma plaza a las 18:00.

Testimonio de torturas de Unai Romano

Alrededor de las 4.00 del día 6 de setiembre de 2001, estoy durmiendo y me despiertan unos ruidos. Salgo al pasillo y veo unos guardias civiles discutiendo con mis padres. Me acerco y me preguntan si soy Unai Romano, a lo que contesto que sí (…) Me dicen que estoy acusado de «colaboración con banda armada», y en ese momento empiezan a subir por las escaleras guardias civiles vestidos de paisano y la secretaria del Juzgado. Me ponen las esposas y me dicen que van a registrar el piso.

Empezamos por mi cuarto. Miran papel por papel, libro por libro. El registro de mi cuarto es eterno (…) Lo que les interesa lo van dejando encima de la mesa (…) Luego se levanta acta de todas las cosas que se llevan de mi cuarto y pasamos al siguiente (…) La secretaria se empieza a cansar y el mando de los guardias civiles les dice que vayan más rápido (…) Se ha levantado acta de todo, y cuando parece que se ha terminado todo se acuerdan del camarote. Cuando estamos entrando no se fían y se cubren conmigo, mientras tienen la mano en la pistolera. Cuando bajamos a casa, me permiten que me duche, me vista y me despida de mis familiares pero sin abrir la boca, como ha sucedido en todo el registro.

Me bajan al soportal y me ponen contra una esquina mientras ellos discuten de cómo me sacan (…) Al final, me tapan y me llevan dos de ellos. El coche me lleva a un sitio que desconozco. Todo el trayecto lo he hecho en silencio y con la cabeza entre las piernas. Nada más bajarme del coche hay unas escaleras, no me avisan y me caigo de rodillas en ellas. Me meten a un calabozo con pasamontañas y me ponen contra la pared. Tengo problemas para respirar y el guardia civil que me cuida dice que no tengo derecho a respirar.

Me meten en una furgoneta, al rato, y sin esposar me llevan a Madrid. El viaje se realiza a gran velocidad, según deduzco por el ruido que saca el motor. Durante el traslado se mete alguien en donde estoy yo y me pregunta por qué creo que me han detenido. Le respondo que es porque conozco a algún detenido. El me aconseja, como amigo, que colabore. Me dice que hasta el momento ellos se han portado bien conmigo, y que colabore.

Me llevan a una comisaría, me ca- chean y me dan cuatro consejos muy importantes allí: obedecerles, tener los ojos cerrados, no mirarles a ellos a la cara y, si me cruzo con algún otro detenido, no mirarle. Me meten en un calabozo y me obligan a permanecer de pie.

Al cabo de un rato empiezan los interrogatorios. Me piden que colabore continuamente, mientras me golpean en la cabeza con unos palos forrados en espuma o cinta aislante. Que si conozco a fulano, que si conozco a mengano, que si puse un coche bomba, que si disparé a alguien… Me dicen que he hecho todo ese tipo de cosas, lo que yo niego rotundamente. Al instante de negarlo, me golpean tres o cuatro veces con los palos forrados. Luego me preguntan de nuevo. Cuando estoy grogui paran y me preguntan sobre la cuadrilla, sobre los familiares, sobre dónde poteaba en la Parte Vieja de Vitoria, sobre camareros, temas sobre el trabajo, política, ikastolas, gaztetxes. Cuando me tranquilizo un poco y después de que me den un poco de agua ­agua que me recupera mucho, no sé si estaría drogada o algo por el estilo­ empiezan de nuevo (…)

Todos los interrogatorios los hago con un antifaz puesto en los ojos (…), y por encima del antifaz me ponen un pasamontañas. Cada vez los interrogatorios son más duros y me llegan a colocar hasta tres pasamontañas. Yo creo que es para amortiguar los golpes, pero la sensación de agobio es terrible, y no paro de sudar la gota gorda.

Otra cosa que me hacen es la bolsa. Me colocan una bolsa en la cabeza y la cierran aguantándola, y así hasta que me tambaleo. Me lo hacen hasta unas ocho veces en total. Luego lo mismo; cuando estoy atontado, preguntas sobre mi forma de vivir, de dónde andaba y con quién, más agua y vuelta a empezar.

También me obligan a realizar flexiones. Estoy de pie y me hacen ponerme en cuclillas ­a esto le llaman «el ascensor»­. Me tienen mucho tiempo haciendo esto y acabo totalmente empapado en sudor. En una de éstas me hacen firmar una hoja para el Juzgado, según creo recordar, que tengo que volver a repetir ya que la he dejado totalmente mojada del sudor que me cae de la cabeza y del que tengo en las manos y brazos (…)

Durante los interrogatorios oigo gritos de dolor de otra gente. No sé quiénes o si los producen ellos mismos, pero son espeluznantes (…) En una de éstas, cuando me sacan de un interrogatorio y me tienen en el calabozo de pie, entra uno de ellos y solamente me coloca el antifaz (…) y me lleva a una habitación donde está una mujer. Se identifica como médico forense y me enseña su carné (…) Me pregunta por mi estado de salud en general, y le digo que estoy reventado físicamente y lo de los golpes en la cabeza. Me pregunta por las operaciones que había tenido y le comento lo de mi arritmia asintomática (…) Los guardias civiles están detrás de la puerta y me imagino que ellos nos oirían a nosotros como nosotros les oímos a ellos.

Me meten en el calabozo y, a los pocos minutos, me ponen el antifaz y la capucha o capuchas. Me meten en otro lugar y me preguntan qué le he dicho a la médico forense. Empiezo a contárselo y me interrumpe uno de ellos gritándome como un loco que ya sabía lo que le había dicho. Al instante, me golpea unas veinte veces seguidas con aquellos palos, creo.

Empiezan los interrogatorios. Estos son mucho más salvajes que los anteriores. Las preguntas son las mismas o parecidas (…) Siempre que contesto que no, me golpean duramente. Yo estoy de pie. Me preguntan constantemente y me caen golpes cada vez más fuertes, pero ahora me van girando ellos, una vuelta para aquí, media para allá, ahora para aquí…, todo ello entre golpes y preguntas intercalándose constantemente. Dos guardias civiles me suben en sillas y comienzan a golpearme desde arriba. Cada vez están más agresivos y los palazos que me meten son ya de campeonato. Los golpes son siempre en la cabeza y en la frente. No sé cuánto tiempo llevo ni qué hora es (…)

Me tienen haciendo ese tipo de flexiones, de pie, en cuclillas, de pie…, pero cuando estoy en cuclillas me golpean en la cabeza y con el mismo impulso del golpe me caigo al suelo, aunque siempre me cogen antes de que caiga del todo (…) Me dejan descansar y me dicen que soy el único «hijo de puta» que no ha hablado y que como no les diga nada, voy a salir como «el Lasa ése» (…)

Más agua, más preguntas y empezamos. Ahora me tienen sentado en una silla. Ya no me aguanto de pie, y me gol-pean constantemente. Las preguntas ya no son tan habituales, pero los golpes son constantes. Me tienen en una silla con respaldos para los brazos y ando grogui de un lado para otro. No quieren que me desmaye, y cuando ven que no puedo más, se controlan un poco. Uno de ellos me habla al oído suavemente diciéndome que diga cualquier cosa, que me lo invente, que ése es su trabajo (…) Luego viene y le digo que no lo he hecho, se pone histérico y me dice que a partir de ahora le voy a rogar que me mate. Me agarran entre unos y me golpean más fuerte en la cabeza. Ellos se cansan y se van turnando. Me ponen los electrodos con una porra eléctrica en los genitales, en el pene, en la parte superior de la oreja, y detrás de las orejas. También me ponen la bolsa, y me siguen golpeando.

Estoy roto y me empiezan a amenazar con que mi novia y mi hermano están de camino y que les van a hacer el doble de lo que me han hecho a mí (…) Los golpes continúan mientras me agarran entre algunos y me empiezan a decir que han detenido a mi madre y que está camino del pantano que está cerca de Vitoria. Los golpes continúan. Yo les ruego que dejen a mi madre, que nunca ha hecho nada. Me dicen que le están haciendo «el ascensor» en la presa, atada por los pies y en el agua. Se oyen llamadas como que están hablando con los del pantano. Uno de ellos pega un grito y se callan todos. Me sientan en una silla y uno de ellos me comunica que mi madre ha fallecido (…)

Me llevan al calabozo y me dejan allí alrededor de una hora. Mi situación es brutal. Se me está hinchando la cabeza a una velocidad increíble, y ya no veo nada. El pensamiento me juega una mala pasada y me creo lo de mi madre. La cabeza me está quemando y lo único que quiero es salir de allí. De repente viene uno de ellos y me ve que me estoy levantando de la cama (…) Me quema la cabeza entera, me la palpa y está exageradamente hinchada, me duelen los ojos y siento como si me fuera a estallar la cabeza. Lo de mi madre me tiene histérico y decido autolesionarme mordiéndome las muñecas. Tengo, o mejor dicho noto ,una pequeñas marcas en las muñecas y primero con los dedos y luego con la boca logro lesionarme.

De repente, viene uno de ellos y me dice que me levante y que le acompañe. Me coge las manos por detrás y se da cuenta de lo de las muñecas. Me llevan por los pasillos, me suben las escaleras y me meten en una habitación. La médico forense está asustada, pregunta qué me ha pasado y qué me han hecho. El guardia civil le dice lo de las muñecas, y se va. Me dejan con ella, estoy histérico, no reconozco la voz de esa mujer y no puedo verla (…) Me obliga a sentarme y me pregunta qué tal estoy, a lo que le contesto que me va a estallar la cabeza.

Son las 10.00 del 7 de setiembre. Pide un coche urgente a los guardias civiles y nos dirigimos al hospital (…) Ellos me quieren llevar a un hospital militar, pero la médico dice que no, y que vamos al hospital «no sé qué universitario», no me acuerdo del nombre. Por el camino me pongo histérico, y le digo al médico forense que han matado a mi madre y que llame a mi casa (…) Llegamos al hospital, por urgencias, creo. Me sientan en una silla de ruedas y me curan lo de las muñecas. La médico forense se va a hablar con los médicos (…) Luego viene la médico forense, que me dice que ha llamado al juez y que no le ha pasado nada a mi madre. Me sigue dando la mano y tranquilizándome.

Me empiezan a hacer las pruebas. Su mayor preocupación es que no me hayan roto el cráneo o, mejor dicho, que no tenga rotura craneoncefálica (…) No sé durante cuántas horas me tienen allí, pero la médico forense me comenta que me voy a quedar ingresado en aquel hospital. Me dice que está en contacto con el juez y que ya sabe qué ha pasado.

Cada vez que me hacen una prueba, la médico forense viene y me dice que no tengo rotura de cráneo. El dolor me mata vivo y no me quieren dar nada hasta que no tengan los resultados de todas las pruebas. Ella me sigue dando la mano. Con el paso del tiempo, me dicen que no tengo rotura craneoencefálica y que tengo un edema y contractura muscular en el cuello. Tengo toda la cabeza y el cuello hinchados. La médico forense me dice que tengo toda la cabeza morada y los ojos negros, pero que es normal con un edema. Me quieren poner un collarín, pero como tengo el cuello tan hinchado no me sirven los que tienen allí, me quedan todos pequeños y tardan una hora en encontrar uno que me pueda poner.

En un momento dado, le comento a la médico forense lo que me han hecho, y cuando le digo lo de los electrodos, me mira la oreja y me dice que la tengo quemada por la parte de arriba y que detrás está hinchada (…)

Me hacen un reconocimiento médico completo, con todo tipo de pruebas de coordinación (…) Queda por verme el oftalmólogo, ya que no puedo abrir los ojos. Viene la médico forense y me dicen que me llevan a la enfermería de una prisión, pero que primero tenemos que ir a comisaría, donde he estado anteriormente, y que después me llevan a prisión. Me entra un miedo atroz, pero ella me tranquiliza diciéndome que el juez lo sabe y que no me van a hacer nada (…)

Me llevan a la comisaría y me meten junto con la forense en su habitación. Ella pide la silla más cómoda que tengan y me traen una sin apoyabrazos. Me siento con ella. Me traen hielo y me lo pongo unos segundos en cada lugar que creo oportuno (…) Me traen la comida, aunque más o menos son las 18.00. La comida consiste en dos yogures y un sandwich. La médico forense se sienta a mi lado y me da de comer los yogures. El sandwich no puedo masticarlo y no me lo como. Ella se tiene que ir y me deja solo alrededor de dos horas. Durante ese tiempo tengo a dos guardias civiles fuera de la habitación, mirándome y riéndose continuamente. Se van turnando y se ríen del aspecto de mi cara, mientras me dicen cosas del estilo de que soy un cerdo, un monstruo, y más tonterías del estilo. Yo mientras tanto, permanezco quieto y sólo me muevo para colocarme el hielo. Hacen amagos de venir pero no me tocan ni un pelo mientras permanezco en aquella habitación. El dolor persiste y lo ! único que me calma es darme hielo y estar quieto (…)

Oigo cómo viene uno gritando que trae mi cena y escucho como agitan los yogures y se los beben mientras se ríen. Pasa el tiempo y los dolores empiezan a aumentar de nuevo. Me quejo de dolor y mandan a algunos de ellos a buscar a la médico forense, pero pasa el tiempo y no aparece nadie. De repente viene uno de ellos con una ampolla y dice que es para mí. Pero yo no me fío y pego un traguito pequeño y, como sabe a rayos, cuando oigo que se aleja vacío todo el vaso en una silla acolchada de ésas de tela que tengo a mi lado (…) Ese medicamento es muy fuerte y lo poco que bebo me produce unas enormes ganas de dormir, por lo que tengo que hacer un gran esfuerzo para no dormirme.

A la hora, aproximadamente, me meten en un coche y empiezan a hacer tonterías mientras nos dirigimos a un lado que no sé. Meten grandes acelerones y luego frenan bruscamente, ponen las sirenas y andan en zig-zag. La música la tienen muy alta y paran el coche en un par de ocasiones, se bajan los que van sentados delante y hacen como que abren la puerta, pero luego seguimos adelante. En una de las ocasiones en que hacen un zig-zag, tengo que apoyar la cabeza en el cristal para no golpearme, y noto que tiene una cortina (…)

En una de estas ocasiones paramos, y el guardia civil que va a mi lado me pregunta si quiero hablar con la Guardia Civil. Yo le respondo que no y me bajan del coche. Comienzo a oír ruidos y puertas que se abren y se cierran continuamente. Creo que estoy en una prisión, pero no me fío. Me sacan dos fotos y me toman las huellas (…)

Estoy totalmente ciego y algo atontado, y me llevan ante los médicos. Me miran por encima, me preguntan algo y me dicen que me van a poner un apoyo para dormir, ya que no puedo valerme por mí mismo, y me meten en una celda con dos camillas, un baño, un labavo y una ducha. El apoyo es un colombiano que me ayuda a acostarme, a orinar y a levantarme de la cama. Me dan otras pastillas y duermo unas horas, según me dice el apoyo. Por la mañana hablamos y me dice que tengo la cara totalmente hinchada, con los ojos negros y todo el resto morado, menos la punta de la nariz y los labios, que tienen un color normal. Me cambian de apoyo, y me ponen otro (…)

Me entero que he llegado a la cárcel el día 8 de setiembre, sobre la una de la madrugada. Estoy en Soto del Real, en el módulo de enfermería, en la zona de aislados.

A las dos horas de llegar el segundo apoyo, me comunican que estoy incomunicado y no puedo tener apoyo. A partir de ese momento, tengo que ir palpando todo, para poder ir al baño, a la cama, a comer (…)

Pasa el sábado día 8 y el domingo 9, hasta la tarde. Me pego una ducha y empiezo a ver algo. Al principio es borroso, pero con el paso de las horas veo mejor. Tengo los alrededores de los ojos negros, lo que es el blanco del ojo ensangrentado, toda la cara hinchada y oscurecida, y el cuello y los hombros, hasta el pecho, oscurecidos también (….)

No puedo dormir, ya que al apoyar la cabeza en la almohada me duele, y le digo al médico que me aumente el medicamento. Quedamos en que me va a dar dos Nolotil, pero me da una pastilla verde y blanca que resulta ser demasiado fuerte. He estado en dos ocasiones a punto de caerme al suelo, mareado, y le digo que no la quiero más y que me dé dos Nolotil.

Me tiene 24 horas al día encerrado en la celda de enfermería, y no quieren que me vea nadie ya que mi cara es bastante espectacular según me dicen los apoyos, ya que ellos sí que me ven al darme la comida. Sigo durmiendo muy mal.

El lunes, día 10 de setiembre, viene otro médico forense del juzgado (…) Toma nota de mi estado, sobre todo de la cara y del cuello, y cuando le quiero comentar algo, me dice que aquéllo es un mero trámite para poder pasar ante el juez. Acordamos que estoy en condiciones de pasar, no en muy buenas, pero accedo. Por la noche me comunican que me van a levantar a las 7.00 del día siguiente, el 11 de setiembre.

Me llevan a ingresos, me dan de desayunar y luego me ponen en manos de la Guardia Civil, que me va a llevar a la Audiencia Nacional. Le comunico al guardia civil que me va a colocar las esposas que tengo las muñecas heridas y que no me las ponga, a lo que me responde con que si tengo un papel médico que diga eso. Le digo que no y me esposa a la espalda.

El viaje a la Audiencia resulta muy duro, ya que todavía no me encuentro muy bien. Una vez allí me dejan en manos de la Policía Nacional, y uno de ellos comenta al otro que me han hecho «la del pulpo» (…) La secretaria del juez me lee mis derechos, designo a Iker Urbina como mi abogado y digo que quiero ver al médico forense.

Me llevan al calabozo y al rato me sacan para llevarme delante del médico forense. Le digo que tengo un dolor que es nuevo en la mitad del pecho, que se agudiza al moverme y que me deja tres o cuatro segundos sin respiración (…) Le cuento los tipos de torturas y toma nota, pero me dice que eso se lo diga al juez (…) Me llevan al calabozo, y al rato me suben ante el juez.

El trayecto desde el calabozo hasta el despacho del señor juez lo hago con una chaqueta en la cabeza que me impide ver nada. Empieza la toma de declaración, respondo a las preguntas y niego las acusaciones. Cuando me pregunta si quiero añadir algo más le comento las torturas y malos tratos que he sufrido y empiezo a contárselas. Al cabo de medio minuto, me interrumpe diciéndome que lleva muchos años trabajando con la Guardia Civil y que mucha gente dice sufrir las torturas y que no me cree. Dice también que además, al no haber declaración policial, que ése no es el sitio indicado para denunciarlo, y que vaya al Juzgado para poner una denuncia. Me quedo perplejo, le miro a la secretaria y asiente con la cabeza. Mi abogada de oficio no me quita la vista de la cara y tampoco no dice nada (…)

Me bajan al sótano con la chaqueta puesta de nuevo en la cabeza y me meten en una furgoneta de la Guardia Civil que me lleva de nuevo a la prisión. Yo esperaba poder ver a mi abogado, pero al parecer no quieren que nadie me vea la cara.

Una vez en prisión les digo que quiero hacer la llamada que me corresponde ya que me encuentro comunicado, y me dicen que hasta que llegue la notificación no puedo hacerla.

Me sacan de aislamiento y me llevan a una zona de hombres. A la mañana siguiente pasa el médico y me dice que hasta que no me desaparezcan las marcas de la cara voy a seguir en la enfermería (…) Para el día 14 creo estar en bastantes buenas condiciones para que me trasladen al módulo, pero no me llevan hasta el día 18, que es cuando han desaparecido todas las marcas, o casi todas (..)

He tardado tanto en escribirlo porque cada vez que me ponía a describir lo que pasó me ponía muy nervioso y tenía que ir poco a poco. Se me ha olvidado comentar que en los interrogatorios me hicieron estar mucho tiempo desnudo.

El testimonio de Unai Romano se incluye en el informe «Tortura en Euskal Herria», referido al año 2001.

Fuente: https://halabedi.eus/es/tortura-ara...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Contra la venta de armas a Marruecos

12 February, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pippi Calzaslargas, la niña transgresora que incomodó al franquismo y que se convirtió en icono feminista, cumple 75 años

12 February, 2021 - 00:00

Rocío Niebla

La niña más fuerte del mundo cogía a peso su caballo de lunares y lo guarecía en el porche, colgaba a los ladrones encima del armario cuando venían a robar o peleaba con el forzudo del circo dejándole noqueado. Pippi nació cuando, una noche de 1941, la pequeña Karin metida en cama por una pulmonía le imploró a su madre Astrid Lindgren (1907-2002): "Cuéntame algo de una niña que se llame Pippilotta Viktualia Rullgardina Krusmynta Efraimsdotter Längstrumpf". Fue Karin quién le lanzó el nombre y la escritora lo agarró al vuelo, convirtiéndolo en la niña del pelo color zanahoria en dos trenzas laterales tiesas, buscadora de sol para que le salieran cuantas más pecas mejor, vestido parcheado porque no tenía más tela para acabarlo, zapatos el doble que sus pies y un mono Señor Nilsson en su hombro.

Noche a noche, la escritora y su hija jugaban a imaginar un mundo en el que "vivía completamente sola y nadie le obligaba a tomar aceite de hígado de bacalao cuando lo que ella prefería era comer caramelos". Ahora celebramos sus 75 años, porque no fue hasta 1945 que Astrid tuvo que hacer reposo absoluto porque se hizo un esguince de tobillo, cuando escribió todas las pequeñas historias de la habitante singular de Villa Villekulla, y se lo obsequió a su hija por su décimo cumpleaños.

Lindgren presentó el manuscrito a concursos y editoriales con consistentes negativas, hasta que Rabén & Sjögren en 1946 apostó por la singular y transgresora Pippi y fue un éxito. La autora estuvo además más de veinte años trabajando como editora en Rabén & Sjögren. A la libertad, el empoderamiento y las ganas de constante aventura y juego de Pippi se le sumaban los dos vecinos, los hermanos Tommy y Annika, que representaban la educación estándar, la familia tradicional y los valores conservadores. Es por eso que cuando Pippi llega a Villa Villekulla procedente de los Mares del Sur y les cuenta que solo vive con Pequeño Tio y Señor Nilsson, Anika le pregunta: "Pero entonces ¿quién te dice que tienes que irte a dormir y esas cosas?", a lo que Pippilotta contesta: "Yo misma. Primero me lo digo con amabilidad y, si no me hago caso, me lo digo otra vez, pero enfadada, y si a pesar de todo sigo sin obedecerme, me doy un tirón de orejas". Y añade Astrid Lindgren: "Tommy y Annika no lo entendían del todo, pero pensaron que quizá era una buena fórmula".

A la España del año 45, la niña que, por ejemplo, "calentó agua en una gran cacerola y la derramó sin vacilar por el suelo de la cocina. A continuación, se quitó sus grandes zapatos y los dejó cuidadosamente sobre la bandeja del pan. Después se ató un cepillo de fregar a cada pie y comenzó a patinar de aquí para allá, levantando olas a su paso" le parecía demasiado osada e incorregible, así que por no pasar la censura franquista Pippilotta tardó en llegar. Los primeros libros, bajo el nombre Pippa Mediaslargas, los editó Juventud en 1962. Parece ser que "Pippi" les sonaba a "pipí". El éxito absoluto y la internacionalización de la niña de nueve años con un maletín de las monedas de oro llegó con la serie sueca, que la actriz Inger Nilsson interpretó, y que la propia Astrid Lindgren fue quien adaptó al formato audiovisual. La serie es de 1969 y TVE la emitió por primera vez en 1974, aunque hubo reposiciones bastantes años posteriores.

Pippi es un icono feminista, es un referente para varias generaciones. Nuestras madres y padres nos decían 'calla, junta las piernas, en la mesa no se canta', mientras veíamos a una niña autosuficiente que no le interesaban las "plumiticaciones" (multiplicaciones) del colegio y que, con su dinero, era capaz de comprarle juguetes a todos los niños del pueblo y ella solo llevarse el brazo del maniquí. Pippi era una lógica (ilógica para el heteropatriarcado social) que confrontaba con la educación sexista y con los relatos de las niñas que esperan al príncipe, las niñas esperan a ser rescatadas, las niñas siempre tienen miedo.

La historiadora y crítica de cine María Castejón ha publicado recientemente Rebeldes y peligrosas del cine (2020, Lengua de Trapo) y nos cuenta: "Pippi es muy especial porque era un personaje muy salvaje. Vivía sola sin ningún tipo de autoridad y eso ya tenía bastante atractivo, y también tiene una lectura de género: el de una niña divertida, indolente y revolucionaria. España era gris y Pippi era muy insumisa e irreverente".

Pippi va más allá del universo infantil, en el despertar feminista de muchas mujeres y en la búsqueda de nuestros referentes de mujeres o niñas fuertes nos encontramos la escasez. No hay muchas Pippis a las que agarrarse. Es por eso que, cuando en 2015 la editorial Blackie Books volvió a editar el libro de Astrid Lindgren, lo vendieron todo. Este 2020 la editorial Kókinos lo ha reeditado en tres libros con las ilustraciones de 1946 de Ingrid Vang Nyman, además de un cómic.

La editora de Kókinos, Cristina Peregrina, es una auténtica enamorada de la literatura de Astrid Lindgren más allá de Pippi: "Astrid es una eminencia a nivel mundial. Es una de las escritoras más leídas y más traducidas. En 1978 los libreros alemanes le dieron el Premio de la Paz y ella realizó un discurso al que llamó Never Violence -violencia, nunca. Antes era común el castigo físico a los niños y la violencia contra ellos. Never Violence versaba sobre esto que ella denunció. A raíz del discurso, Suecia, en 1979, creó la primera ley contra el maltrato y el castigo físico infantil".

Cristina Peregrina ha viajado a Suecia en un par de ocasiones para rastrear y conocer la historia de la autora, de la que cuenta que tuvo una infancia muy feliz, dedicada al juego libre y a relacionarse con el campo y el medio ambiente. Astrid nació en Vimmerby, donde han creado un parque de atracciones dedicado al universo literario de la autora llamado Astrid Lindgren's World. La adolescencia de Lindgren sí fue más complicada. Empezó a trabajar con 16 años en un periódico y dos años después se quedó embarazada del director del periódico, que por entonces estaba casado (existían leyes contra el adulterio). La película 'Conociendo a Astrid' (2018) retrata esta dura etapa en la que tuvo que esconderse durante su embarazo y dejar a su hijo al cuidado de otra mujer porque ella no podía mantenerlo y su propia familia no lo aceptaba.

Cristina Peregrina considera que "sus libros son el reflejo de querer volver a los años de libertad y de juegos de niños, cuando ella fue verdaderamente feliz". La obra de la escritora sueca es infinita y reputadísima. En 2012 la editorial Kókinos publicará 'Los hermanos corazón de león' (1973) e irá publicando, poco a poco, la obra completa. La editora nos despide con una de las frases célebres de Astrid Lindgren: "Quiero escribir para lectores que puedan hacer milagros. Los niños hacen milagros cuando leen. Por eso necesitan libros".

El Diario

Pippi Calzaslargas, la lideresa de las niñas que no quieren ser princesas

Carmen López

Si en una tienda de disfraces no tienen a la venta pelucas pelirrojas con trenzas tiesas es que no se merece tal categoría. En cada carnaval y Halloween habrá alguien que quiera vestirse de Pippi Calzaslargas, la niña de pecas y pelo de zanahoria inventada por Astrid Lindgren.

Es uno de los barómetros fiables para demostrar la popularidad universal del personaje, además de la traducción a más de 60 idiomas de sus aventuras que desde que saliesen al mercado por primera vez en 1945 han vendido más de 160 millones de ejemplares. Por si hacen falta más pruebas, también se pueden sumar sus adaptaciones al cine y la televisión, tan o más populares que los libros.

La editorial Blackie Books ha reeditado ahora la recopilación de todas sus historias que originalmente publicó en 2015, coincidiendo con el 70 cumpleaños de Pippilota Viktualia Rullgardina Krusmynta Efraimsdotter Långstrump. El nombre lo escogió Karin, la hija de la escritora, que con siete años y postrada en la cama por culpa de una neumonía pidió a su madre que le contase un cuento cuyo personaje principal fuese una niña con ese nombre.

Duerme con los pies sobre la almohada y vive sola en una casa destartalada llamada Villa Mangaporhombro porque su madre está en el cielo y su padre en una isla donde es el rey de los caníbales. Es vecina de Tommy y Annika, dos niños formales que tienen papá, mamá y sirvienta y se acuestan a la siete y media porque al día siguiente tienen que madrugar para ir a la escuela (sitio que la pelirroja no frecuenta).

Por supuesto, los hermanos están fascinados con la vida de Pippi, llena de ventajas. Sus mascotas son un mono y un caballo, ella misma se dice a la hora que tiene que ir a dormir y "es más rica que Creso", así que puede comprar todos los dulces y juguetes que quiera. Además, no le tiene miedo al hombre más fuerte del mundo, porque ella es la niña más fuerte del mismo planeta.

Todo el poder para las niñas

Esa autonomía de Pippi ha hecho que se la considere un modelo perfecto para iniciar a las niñas y los niños en el feminismo. El personaje de Lindgren no se ajusta a ningún rol de género normativo como sí lo hacen -y mucho- sus amiguitos que son, evidentemente, menos divertidos.

Tiene algo de duende travieso de la mitología escandinava así como de Jo March, la rebelde de Mujercitas. A su vez, se distinguen rasgos de su personalidad en personajes posteriores como la Matilda de Roald Dahl o Lisbeth Salander, protagonista de la saga Millenium, según expresó su autor Stieg Larsson antes de morir.

Por supuesto, que Pippi sea la abanderada del feminismo precoz atiende a los principios de su creadora, aunque ella nunca llegase a definirse como tal. El pasado mes de febrero se publicó en inglés la biografía de la autora firmada por Jens Andersen y titulada Astrid Lindgren: The Woman Behind Pippi Longstocking en la que se revelan muchos detalles de su vida y que hacen más comprensible aún la personalidad de la protagonista.

Astrid Lindgren fue una adelantada a su época. Hija de unos granjeros de ideología conservadora, abandonó los estudios en su adolescencia y empezó a trabajar en un periódico local. Se había cortado el pelo inspirada por La Garçonne (un bestseller de culto sobre una mujer que rechaza los estereotipos de género) y Greta Garbo y se vestía con ropa masculina, como pantalones, corbatas o gorras. El escándalo que generó en su comunidad llegó a su punto álgido cuando se quedó embarazada de su editor, un hombre de 51 años, casado y con siete hijos.

Lindgren huyó para dar a luz en Dinamarca, donde encontró un hospital privado en el que la madre no estaba obligada a dar el nombre del progenitor ("quería al niño pero no al padre", declaró años después). Se instaló en Estocolmo para estudiar taquigrafía y posteriormente trabajar en el Royal Automobile Club.

Durante sus primeros años, su hijo Lars vivió con una madre de acogida danesa, Marie Stevens. Cuando esta cayó enferma, se fue con sus abuelos que, tras su inicial negativa a conocer a su nieto, le aceptaron en la familia. Cuando Astrid pudo por fin hacerse cargo de él se lo llevó a Estocolmo con ella y su marido Sture Lindgren. Tres años después, nació Karin.

En la década de los 40 trabajó como "inspectora" para la inteligencia sueca ("mi trabajo sucio", como lo llamó). Juró confidencialidad y solo pudo expresar sus sentimientos en su diario, donde relató su temor a la brutalidad de Hitler, Stalin y Mussolini. "Evidentemente, es la intención de Hitler convertir a Polonia en un gran gueto, donde los judíos pobres mueran de hambre y miseria", escribió.

El primer libro de Pippi se publicó en 1945, después de que la autora ganase el segundo premio de un concurso literario con Cartas de Britta Mari. El gran grupo editorial Boniers había rechazado el manuscrito de Calzaslargas un año antes (aún deben de estar arrepintiéndose) y fue Rabén & Sjögren quien lo editó y puso a la venta. Ahí empezó el boom que continúa hasta hoy.

Más allá de Villa Mangaporhombro

Aunque la niña pelirroja es su personaje más universal, la obra de la escritora sueca es muy extensa. El resto de sus títulos no son tan conocidos fuera de su país, aunque algunos sí que han atravesado las fronteras (al menos 17 de ellos han sido traducidos al castellano).

De hecho, el libro de Los niños de Bullerbyn es el responsable de un síndrome que afecta a los alemanes, el 'Bullerbysyndromet'. Este fenómeno hace que la persona que lo sufre piense que la vida en Suecia es tan bucólica como Lindgren describe en sus narraciones. El término fue designado en febrero de 2008 como "La palabra del mes" en el diccionario del Consejo del Idioma Sueco.

Esta visión idílica del país que se encuentra en las historias de la escritora también es un reflejo de sus otros principios básicos: el amor a la naturaleza así como el respeto a las personas. La defensa de los animales ante el maltrato del hombre y del más débil ante el abusón es una constante en las aventuras de Pippi, por ejemplo, que siempre utiliza su fuerza hercúlea para atajar las injusticias.

Según The New York Times, la autora declaró en una ocasión que: "Ella tiene ese poder, pero nunca lo usa mal. Lo que creo que es lo más espléndido y lo más difícil". La escritora no solo plasmó sus convicciones en sus libros, sino que fue una activista política reconocida. Uno de sus hitos más recordados es su protesta en contra de los elevados impuestos que tenían que pagar los creadores como ella o Ingmar Bergman.

Lindgren publicó un artículo satírico coincidiendo con las elecciones de 1976 en el que calculaba que sus ingresos tributaban a una tasa anual del 102%. Los socialdemócratas perdieron las elecciones después de 40 años en el poder y se recortaron los impuestos.

Obtuvo el Premio Hans Christian Andersen en 1958 y en 1994 el Premio Right Livelihood, considerados el Nobel de la literatura infantil y juvenil y el Nobel alternativo, respectivamente. Pero pese a la importancia de su obra y su figura a nivel internacional nunca le concedieron "el auténtico".

De hecho, tras su muerte en 2002, a los 94 años, la sociedad sueca pidió que se lo otorgasen de manera póstuma, pero la Academia no aceptó -y recibió una tormenta de críticas- alegando que en 1974 se había consensuado que nadie podía recibir el galardón de ese modo a no ser que hubiese sido nombrado antes de su fallecimiento. De todas formas, es posible que Pippi Calzaslargas se lo hubiese tomado a risa y no hubiera ido a recogerlo: estaría demasiado ocupada siendo pirata.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

La violencia escala contra miles de manifestantes que desafían a los militares en Myanmar

11 February, 2021 - 00:00

Redacción El Salto

Decenas, sino cientos de miles, de personas están protagonizando la resistencia civil al golpe militar que ha tomado el control de Myanmar desde el pasado 1 de febrero. El bloqueo de las redes sociales del imperio Zuckerberg —Facebook, WhatsApp e Instagram— parcialmente levantado desde el domingo, no ha impedido que las masas se concentrarán en las grandes y medianas ciudades del país antes conocido como Birmania.

Rangún, la ciudad comercial por antonomasia y la capital Naipyidó, han visto cómo se sucedían las protestas al mismo ritmo que las fuerzas de seguridad escalaban el uso de armamento menos letal: gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma, durante unas cargas que ya han dejado a una mujer en condición crítica por un disparo de bala.

En Loikaw, capital del Estado de Kayah, un numeroso grupo de policías se ha unido a los manifestantes en protesta contra el golpe que ha otorgado el poder omnímodo en el país al general Min Aung Hlaing. Las deserciones de policías han goteado en otros puntos del país.

La agencia internacional Reuters ha publicado ayer, 9 de febrero, un extenso reporte sobre las circunstancias del golpe que ha depuesto de la jefatura del Ejecutivo a Aung San Suu Kyi, líder de la Liga Nacional para la Democracia, presidenta desde 2015 hasta el 1 de febrero y vencedora de las elecciones de noviembre con rotundidad.

La pieza de Reuters, firmada por Poppy McPherson, abunda en detalles sobre los preparativos del golpe, la percepción de Aung San Suu Kyi y su entorno de que iban a ser arrestados o debían emprender el exilio y la determinación de la presidenta de no revisar —como le pedía el ejército— el resultado electoral de noviembre.

“A las 3 a.m. del lunes 1 de febrero, el ejército comenzó a detener a los ministros del gobierno, legisladores, escritores, cineastas y activistas”, explica McPherson. Solo después se declaró el estado de excepción, en base a una salvaguarda que las fuerzas armadas incluyeron en la Constitución de 2008.

Suu Kyi sigue detenida oficialmente hasta el 15 de febrero por el cargo un tanto bizarro de la importación ilegal de seis walkie-talkies. Mientras, las protestas se suceden en un desafío abierto al toque de queda impuesto por la Ley Marcial vigente en el país.

Tres personas permanecen hospitalizadas y siete han resultado heridas, ante lo que la ONU ha pedido el cese de la represión violenta de las protestas. 190 personas han sido detenidas desde el golpe de Estado.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/sudes...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Londres, espiada o protegida, se dispara como la ciudad con más cámaras de vigilancia de Occidente

11 February, 2021 - 00:00

conxa rodríguez

El año de la covid-19 no ha frenado la acelerada carrera que lleva Londres para mantener el primer puesto, a holgada distancia, de ciudad más vigilada de Europa y de Occidente a tenor del número de cámaras de seguridad que cuelgan en sus calles y edificios o se insertan en farolas, autopistas y mobiliario urbano. El último recuento arroja 5,2 millones de aparatos en todo Reino Unido que cuenta con 68 millones de habitantes –una cámara por cada 13 ciudadanos-, según ha publicado este mes de diciembre la voz del sector CCTV.co.uk. La misma cifra (5,2 millones) se adjudicaba el año pasado a Alemania que tiene 83 millones de habitantes, 15 más que Reino Unido. Ambos países europeos, en sentido geográfico, van a larga distancia en número de cámaras del tercero: Francia, con una población ligeramente superior a Reino Unido y un total de 1,6 millones de aparatos. España, con 47 millones de almas, no alcanza el millón de artefactos (900.000).

España, con 47 millones de almas, no alcanza el millón de artefactos

Las últimas cifras británicas otorgan a Londres 689.000 dispositivos de CCTV para una población de 9 millones de habitantes: 76,8 cámaras por mil habitantes; la mayor cuota de vigilancia fuera de China. La proporción de dispositivos por cada mil habitantes constituye la pauta que aplica la analista Comparitech en su último estudio de 2019 en el que las cifras de Reino Unido son inferiores a las publicadas por el sector recientemente. Acotado el análisis a ciudades europeas, la compañía de análisis estableció en diciembre de 2019 la siguiente lista: Londres, 68,4 aparatos por mil habitantes; Berlín, 59,7; Moscú, 11,7; y Madrid, 4,4, en cuarto lugar.

En este año de confinamientos y restricciones en movilidad por el coronavirus, Reino Unido como país y Londres como ciudad continúan llevando el cetro de la vigilancia y el espionaje. Los datos de Comparitech coinciden con los de la consultora PreciseSecurity que vienen a ser dos organismos que estudian estas cifras de forma global a partir de la información del sector comercial, los servicios policiales y las instituciones. En Reino Unido, el 96% de las cámaras pertenecen a viviendas, oficinas, tiendas o negocios privados mientras que el 4% se adjudican a Ayuntamientos, Policías, sedes oficiales o Transporte público.

James Ritchey, portavoz del sector comercial de CCTV británico, cuenta que "las cifras publicadas cosquillean a los preocupados por el control del Estado sobre la población, sin embargo, el control del Gobierno no llega al 4% de los aparatos de seguridad de Reino Unido en donde la mayoría son instalados por propietarios que protegen su propiedad". El fantasma del Gran Hermano pulula también sobre la función de estas cámaras y la vida cotidiana y privada de los ciudadanos. "La tecnología de este tipo de sistemas de seguridad está siendo cada día más barata, esa es una de las razones del aumento de circuitos con cámaras de seguridad como las colocadas en timbres de puertas que ahora están en el punto álgido de popularidad", asegura James.

El reconocimiento facial es uno de los objetivos de los dispositivos que intentan alejar a ladrones y asaltantes de viviendas, o identificar los movimientos de personas vigiladas. La relación entre número de cámaras e índice de criminalidad en las ciudades estudiadas por Comparitech indica que una cosa tiene poco que ver con la otra; un mayor número de artefactos de vigilancia no genera más seguridad ni menor número de delitos, robos o atentados contra personas o propiedades. El índice de criminalidad se establece en la relación entre crímenes denunciados y número de habitantes de una ciudad.

Las tres ciudades que encabezan la mayor proporción de número de cámaras por mil habitantes del mundo presentan también una desconexión entre dicha relación y el índice de criminalidad: Taiyuan (capital de la provincia de Shanxi, China) con 119,5 cámaras por mil habitantes tiene un 51,4 de índice de criminalidad; Wuxi (China) con 92,1 cámaras por mil habitantes ofrece un 7,8 de índice de criminalidad; Londres, en tercer lugar mundial, con 68,4 cámaras por mil habitantes en 2019 conlleva un 52,5 de índice de criminalidad.

Tras los tres primeros puestos citados, la lista sigue dominada por China aunque van insertándose otras ciudades: en el número 29 aparece Moscú con 15,3 dispositivos por mil habitantes y 39,6 de índice de criminalidad; el puesto 46 corresponde a Los Ángeles (EEUU) con 5,6 cámaras y 46,5 de índice de criminalidad; el lugar 50 se lo lleva Berlín con 4,9 objetivos y 41 de índice de criminalidad; Madrid ocupa la casilla 53 con 4,4 dispositivos por mil habitantes y 30 de índice de criminalidad mientras que Barcelona en el lugar 68 de la lista cuenta con 1,2 cámaras de seguridad por mil ciudadanos y un 44,6 de índice de criminalidad.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

¡Se los tragó la tierra! Memorias de la desaparición forzada en México

10 February, 2021 - 00:01

Históricamente la desaparición forzada se ha utilizado para eliminar al opositor o enemigo y sembrar el pánico y el terror entre la población civil como método sistemático de dominación. Cuando el poder político está en peligro, los militares son los únicos que disponen de medios suficientes para restablecer el orden y la ley. En este caso la constitución y los derechos humanos son un obstáculo para la guerra total,

El término "desaparecido" se acuñó en Guatemala en el año 1966 cuando el gobierno de facto del coronel Peralta Azurdia utilizó en secreto este despreciable método a través de los escuadrones de la muerte para librarse de la oposición política de izquierda (intelectuales, sindicalistas, artistas, escritores, estudiantes, docentes, colaboradores y simpatizantes). En Guatemala se calcula que durante la primera década de terror policial más de 45.000 personas fueron víctimas de homicidios políticos y desapariciones. Luego esta práctica de Terrorismo de Estado, asesorada por los agentes de la CIA (la "Doctrina de Seguridad Nacional" se inscribe dentro de la guerra fría gestada tras la Segunda Guerra Mundial) se extendió por otros países de América Latina como Argentina, Chile, Uruguay Brasil (en la época de las dictaduras militares)

Durante la guerra fría la CIA no solo fomentaba golpes de estado sino también la desaparición y asesinato de opositores izquierdistas. Henry Kissinger, como jefe del Departamento de Estado, no solo instigó el golpe fascista contra Salvador Allende en Chile sino que también fue el planificador de la Operación Cóndor que dejó un saldo fatal de 50.000 personas asesinadas y 30.000 desaparecidas. Los "Archivos del Terror" descubiertos en Paraguay detallan minuciosamente el destino de miles de latinoamericanos secretamente secuestrados, torturados, asesinados o desaparecidos por los servicios de seguridad de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Para lograr tamaña eficacia fue fundamental la transferencia de información entre las dictaduras. El sumun del ensañamiento y perversidad lo superó con creces la DINA pinochetista en Chile con 3000 muertos y 1.500 detenidos- desaparecidos.

Según los manuales de inteligencia "el opositor es un ser ajeno y extraño, un loco, un alien o extranjero contra el que el "ejército salvador" podía recurrir a las más despiadadas formas de represión para garantizar "la paz y la estabilidad de la patria". Al secuestrando sea como sea había que extraerle confesiones acerca de sus cómplices o la célula a la que pertenecía -que es fundamental para eliminar "el mal de raíz". La tortura en la clandestinidad es garantía de impunidad. La clave es apartar en secreto al prisionero o al insurgente del marco legal que pueda protegerlo. Entonces, así no podrán contar con abogados ni testigos, no se haría pública su detención y sus parientes no sabrían donde se encuentran. El secuestro es un arma de destrucción masiva de enorme poder. Los genocidas llegaron a desaparecer poblaciones enteras u obligarlas a abandonar sus tierras como sucedió en Bolivia, Colombia, Perú, Guatemala o el Salvador. En este último país los grupos paramilitares ORDEN y ANSESAL se esforzaron al máximo por aniquilar a los subversivos del FMLN y a cualquier opositor que se atreviera a desafiarlos. Los escuadrones de la muerte (doctrina de contrainsurgencia exportada por EE.UU) intimidaban a la población civil enviando sufragios o publicando listas de amenazados de muerte, abandonando cadáveres irreconocibles en los basureros y a otros que colgaban en los postes a modo de advertencia. Todo era válido con tal de desmovilizar la resistencia o cualquier atisbo de rebeldía (manual de guerra preventiva).

El ejército argentino, con la anuencia de los EE. UU, decidió exportar a Centroamérica sus "geniales métodos" de guerra sucia con la Operación Charlie en el que capacitaron a las fuerzas armadas de Nicaragua, Honduras, el Salvador y Guatemala. Era esencial combatir con eficacia a los "delincuentes subversivos terroristas" siguiendo las directrices del presidente Ronald Reagan, entrenando escuadrones de la muerte y paramilitares que se encargaran de las torturas, asesinatos y desapariciones forzadas. No hubo campos de concentración, no hubo partido fascista sino militarismo, no hubo un fuhrer sino golpistas.

En los años sesentas surgió el concepto de el "enemigo interno" teorizado con maestría en los manuales de contrainsurgencia. En aplicación de la Doctrina Nixon las escuelas militares norteamericanas fueron el centro de formación y adoctrinamiento de los oficiales y militares de alto rango de América Latina. Estos serían los encargados de garantizar la prevalencia del imperialismo norteamericano. "The Emerging structure of Peace" sacando una lección de la Guerra del Vietnam y preparando a EEUU para su dominación a nivel global.

Buena parte del alto mando y las fuerzas especiales de los ejércitos latinoamericanos fueron instruidos y adiestrados en la Escuela de las Américas, ubicada en el Canal de Panamá. Esta diabólica institución se distinguió por su enorme capacidad de entrenar matones, torturadores y golpistas. Allí se graduaron los mejores elementos decididos a ejecutar acciones de terrorismo de estado como la desaparición forzada, la guerra psicológica y tortura (manual KUBARK) la extorsión y ejecuciones sumarísimas. La inteligencia militar tenía la misión de neutralizar la amenaza del enemigo externo e interno representado por el comunismo internacional (La Unión Soviética y Cuba). La radicalización de la derecha se debió al temor de una revolución izquierdista triunfante. Había que recuperar el orden social concebido como el mantenimiento del sistema político y económico dominante.

En el 2001 tras el ataque a las Torres Gemelas en NY el presidente de los EEUU George Bush le declara la guerra al terrorismo islámico. A los pocos meses el ejército norteamericano inicia la invasión de Irak y Afganistán sembrando la destrucción y la muerte como venganza a los atentados del 11S. A medida que avanzaba la campaña militar se detuvieron arbitrariamente a miles de supuestos "terroristas" -los llamados prisioneros fantasmas (secuestrados por la CIA) - que fueron enviados a la base militar de Guantánamo.

El GBI (guerra de baja intensidad) es fruto de la experiencia norteamericana en Vietnam. Igualmente se inspiraron en la estrategia diseñada por Adolf Hitler en la Segunda Guerra Mundial llamada "balance del terror" para hacer frente a los ataques de la resistencia. Por cada soldado alemán muerto tendría que pagar con un número equivalente la comunidad dependiendo del rango del ajusticiado. Además, se implantaba la idea de la detención de rehenes y se determinaba la base de un sistema orgánico. Esta orden de Hitler, ratificada de inmediato por el estado mayor alemán, parece ser el primer precedente formal e institucionalizado de desaparición forzada -un método muy sofisticado de terrorismo-. Un nuevo decreto llamado "noche y niebla" "nacht und nebel" ordenaba el desvanecimiento de esos prisioneros o deportados en los hornos crematorios de los campos de concentración. Y así con todo detalle expusieron la formula mediante las cual el estado nazi esperaba llegar a la "solución final del problema judío", o sea, el exterminio sistemático de ese "pueblo maldito". En el caso de la Guerra Civil española el franquismo utilizó la desaparición forzada para reprimir y doblegar las zonas republicanas a base del terror y el escarmiento colectivo. El exterminio sistemático de sus oponentes políticos aseguraría la paz social. Según la Plataforma de Víctimas de Desapariciones Forzadas por el Franquismo se estima que durante la Guerra Civil Española y la posterior dictadura fueron desaparecidas más de 140.000 personas. A estas alturas del 2021 todavía los grupos de pesquisidores y forenses siguen con la tarea de desenterrar los esqueletos de las fosas comunes desperdigadas por la mayor parte del territorio español.

En la Guerra Cristera (1926 a 1929) que enfrentó a los fundamentalistas católicos contra los liberales, una de las armas favoritas para aterrorizar a la población civil fueron los ajusticiamientos y masacres. Los investigadores aseguran que las victimas de este demencial enfrentamiento fratricida supera los 250.000 muertos y un número indeterminado de desaparecidos. En los años sesenta y setentas, en el periodo de las guerrillas izquierdistas, supuestamente aliadas de la Unión Soviética y Cuba, el gobierno siguió la estrategia diseñada por el Pentágono al estilo Plan Cóndor. Aquellos intelectuales, estudiantes, profesores, sindicalistas y luchadores sociales representaban un peligro latente y se les acusó de "terroristas traidores a la patria" Esta es una etapa poco conocida en la historia de México llamada de la "guerra sucia" que va desde el año 1954 a los años setenta que el PRI ha ocultado o eliminado de los archivos. La prensa también se hizo cómplice impidiendo la publicación de noticias que afectaran la estabilidad del régimen.

El código del terror de la desaparición forzada lo aplicaron los organismos de seguridad del estado para combatir la Liga Comunista 23 de septiembre, las guerrillas indígenas de Guerrero, el Partido de los Pobres o el Movimiento de Liberación Nacional. La juventud mexicana se inclinaba peligrosamente por el caos y el anarquismo. Quizás el punto más álgido haya sido la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968 donde se escribió el capítulo más siniestro de la historia mexicana. El presidente Diaz Ordaz junto con su Secretario de Gobernación Luis Echeverría fueron los directos responsables de esta masacre que dejó 78 muertos y 31 desaparecidos. Dicha operación Galeana igualmente contó con el siniestro asesoramiento de agentes de la CIA que tenían sus oficinas en la propia DFS. El estado de derecho no podía tolerar que las "hordas comunistas" destruyeran la democracia y las raíces culturales y religiosas del país.

Para contrarrestar el levantamiento Zapatista en Chiapas en el año 1994 surgen los Zetas, cartel conformado por desertores del ejército mexicano que contó con el beneplácito del gobierno federal. Porque la única posibilidad de desmovilizar la resistencia guerrillera era organizar grupos de paramilitares en connivencia con los terratenientes que desplazaran a los campesinos, les despojaran de las tierras y desaparecieran a sus líderes.

En el 2006 la guerra contra los carteles de las drogas lanzada por el presidente Calderón generó la ocupación militar de las regiones y estados con el fin de recuperar la soberanía siguiendo los mismos dictados de la Seguridad Democrática de Uribe Vélez en Colombia cuyo antecedente más cercano fue el Estatuto de Seguridad del presidente Turbay Ayala.

México es un país de casi 130.000.000 de habitantes que mayoritariamente se concentran en el medio urbano. Desde los años cuarenta del siglo pasado comenzó el éxodo millones campesinos e indígenas en busca de un mejor futuro en la ciudad redentora. Esta es la mejor demostración del fracaso de en la revolución mexicana y su infructuosa lucha por el reparto agrario. Al pueblo empobrecido se le ha condenado al destierro y el desarraigo En esos eriales o campos baldíos levantaron sus tugurios donde se refugiaron las castas desclasadas que se multiplicaron exponencialmente elevado la densidad de población por kilómetro cuadrado hasta el infinito. Como es el caso de Netzahualcóyotl con 1.200.000 de habitantes o Ecatepec con 1.700.000 habitantes que son los dos municipios más grandes del estado de México. En el valle de México viven 27 millones de personas que se hacinan en unas urbes y megalópolis completamente antinaturales y deshumanizadas producto de la explosión demográfica. La utopía de las ciudades inclusivas, equitativas y democráticas donde la principal norma sea el respeto a los derechos humanos es apenas un concepto teórico irrealizable.

El famosos etnólogo francés Paul Rivet escribió en los años cincuenta del siglo pasado: "México es ante todo una tierra indígena cuyo porvenir está condicionado por el éxito o el fracaso de la incorporación de las poblaciones indígenas a la vida nacional"

¡Última hora! desapareció un joven en el municipio de Tonalá, ayer desaparecieron cuatro personas en el estado de Guanajuato, más niños desparecidos en Veracruz, otros en Sinaloa y una y otra vez se repite la misma historia, aunque con diferentes nombres y en diferentes sitios. Por Facebook, Instagram o Twitter se lanzan las alertas Amber con las respectivas fotos de niños, jóvenes o adultos. Las madres los reclaman con un desgarrador grito de impotencia: ¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!

México se encuentra azotado por una ola inmisericorde de terror provocada por los grupos delincuenciales y carteles coludidos muchas veces con la policía o el ejército. No se sabe muy bien quién secuestra, quién tortura o quién mata. No hay una razón lógica ¿pero acaso existe una razón lógica?

Tan espantosa tragedia se convierte también en un negocio multimillonario que se reparten las mafias del narcotráfico, la delincuencia organizada. los empresarios, banqueros, políticos y en el que igualmente están involucradas en distintos niveles las fuerzas de seguridad del estado. Algo que se comprobó con el procesamiento del ex Secretario de Seguridad García Luna y la detención en EE. UU del ex Secretario de Defensa el general Cienfuegos.

Mientras tanto las élites del poder, la burguesía y oligarcas se blinda en sus cotos o condominios rodeados por grandes muros y alambradas eléctricas y protegidos por guardias de seguridad y perros de presa. Son zonas de sinigual belleza con bosques y lagos artificiales y clubes exclusivos con piscinas, campos de golf o de equitación en donde solo pueden ingresar aquellos que sean residentes o posean un pase o pasaporte que los identifique como, trabajador o invitado. Una arcadia feliz muy bien conectada con exclusivos centros comerciales en los que sobran los lujosos restaurantes, tiendas o boutiques de las marcas más exclusivas. Muchos piensan desde la tranquilidad de sus mansiones que lo que ocurra fuera de sus dominios no les incumbe en lo más mínimo. Lo importante es mantener su estatus y seguir disfrutando de su alto de nivel de vida. ¿Y el lavado de dinero, la corrupción y el enriquecimiento ilícito? No hay datos fidedignos, pero son miles de millones de dólares con el que se han construido verdaderos oasis de la mil y una noches. Una eterna luna de miel que los embarga de felicidad. Dos realidades totalmente distintas y distantes que conforman una sociedad clasista y racista. La burguesía se lleva las ganancias y el pueblo pone los muertos.

Según testigos un comando fuertemente armado vestidos de negro y encapuchados se llevó a Israel ¿serían delincuentes disfrazados de policías o de judiciales? Desde hace una semana no se ha vuelto a saber más del occiso o de la occisa. Se teme lo peor porque no hay ninguna notificación oficial. El fantasma de Ayotzinapa hace parte ya de la memoria colectiva de los mexicanos. Esta abominable masacre ocurrida en el año 2014 con la desaparición de los 43 normalistas cuyos cuerpos fueron reducidos a cenizas o convertidos en pozole (sopa) al diluirlos en ácido. los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en el operativo policial y militar llevado a cabo en Iguala. Después de seis años de su desaparición todavía no se ha resuelto el caso y sus familiares siguen planteándose las mismas preguntas: ¿dónde está mi hijo, ¿dónde está mi hermano, mi padre o mi madre?

Tal vez la respuesta se encuentre en los dos tráileres de la muerte en los que introdujeron 365 cadáveres, muchos de ellos irreconocibles, ante la imposibilidad de almacenarlos en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. 1.600 cadáveres están todavía hacinados en sus morgues, En la fiscalía hay una podredumbre escandalosa que privilegia a los delincuentes y castiga a las víctimas. Las autoridades dicen que tal ola de violencia se debe a una disputa entre el Cartel Jalisco Nueva Generación y el Cartel Nueva Plaza. En el estado de Jalisco se han producido 15.000 desaparecidos en los últimos 5 años. El 37% de las actas de defunción en las autopsias dictaminan que fueron aniquilados por golpes, por asfixia el 24% del total y el 33% restante por arma de fuego o arma blanca. La tendencia es a torturar, es decir, a infligir a la víctima el máximo sufrimiento y una prolongada agonía. Este martirio hace parte del código del terror: descuartizándolos, regándolos con gasolina y prendiéndoles fuego o disolviéndolos con ácido o sosa caustica o arrojándolos a feroces Pit Bull que los devoran en minutos. Una mortandad a nivel industrial cuya autoría se le atribuye a expertos carniceros y matarifes enloquecidos por un cóctel de estupefacientes y alcohol. El secuestro de una persona o la desaparición forzada es uno de los atentados más execrables que pueda existir contra los derechos humanos.

Más de la mitad de los migrantes centroamericanos en su camino a EE. UU terminan siendo víctimas de algún tipo de trata de personas. En el mismo tren "la bestia" que realiza este recorrido de sur a norte de México son asaltados por los carteles para atracarlos, secuestrarlos y reclutarlos en los ejércitos particulares, 270.000 personas son víctimas de la esclavitud moderna: la trata de blancas, redes de trasplante de órganos, trabajos forzados en los campos de cultivo de amapola o marihuana o para trabajar en labores agrícolas en las haciendas, laboratorios de metanfetamina o fentanilo. El año pasado las mafias obtuvieron ganancias de hasta 10.000.000 millones de dólares. Los mojados contratan a los coyotes de los carteles para que los crucen al otro lado de la raya, aunque en muchas ocasiones caen en la trampa y son utilizados de mulas para que pasen droga.

En Irapuato (Guanajuato) los colectivos "A Tu Encuentro" y "Sembrando Comunidad". encontraron en fosas comunes más de 100 cadáveres embolsados, un crimen atribuido al Cartel Jalisco Nueva Generación, en Acámbaro en Guanajuato se descubrió otra fosa común con 78 bolsas con restos humanos, y así sigue el trágico reporte con más de 70 restos en Salvatierra, que según la portavoz de "una luz en mi camino" podría rebasar los 100 cuerpos. La organización Fundej (Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos) advierte que Jalisco es el estado con mayor número de personas desaparecidas y no localizadas (9.550) La peruana Lucero Mescco viajaba de paseo a Guadalajara, junto a dos amigos peruanos y un mexicano, cuando al pasar por Atotonilco fueron detenidos por la policía municipal acusados de" extorsión". Después no se supo más de ellos. Ayúdanos a localizarlos.

Los familiares presurosos entregan en los juzgados las denuncias correspondientes a la desaparición de sus seres queridos. Sus abogados les aconsejan dirigirse a las altas instancias a ver si agilizan el caso, pero son tantos y tan intrincado el papeleo de rigor, que al cabo de unos días las autoridades suspenden la búsqueda. Los trámites burocráticos son demasiado lentos y dispendiosos y para quitárselos de encima les contestan el consabido "vuelva la próxima semana". El nivel de indignación es mayúsculo y en respuesta a tantas arbitrariedades se organizan multitudinarias manifestaciones de protesta con toma de edificios públicos, plantones, bloqueos de carreteras. No hay impartición de justicia y si niveles altísimos de impunidad y manipulación de las evidencias. Algo que denuncian continuamente las organizaciones de derechos humanos, los mecanismos de asistencia internacional, la iglesia católica, la comisión de la verdad, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el de la ACNUDH de la ONU o las comisiones de derechos humanos estatales, las ONG. También los ambientalistas, líderes indígenas o activistas sociales están en el punto de mira ya que están en contra los intereses de los terratenientes y las grandes empresas multinacionales. Este es el caso de Homero Gómez defensor de la reserva de la Biosfera Mariposa Monarca que desapareció el 13 de enero de 2020. Una semana después su cuerpo se encontró en un pozo para uso agrícola.

Decenas de miles de casos están aún archivados en los anaqueles pues los jueces no se dan abasto para tramitarlos. Infinidad de veces los ciudadanos denuncian un delito y no se procesa en el sistema. Carpetazo por falta de elementos o falta de pruebas. No hay cuerpo del delito y muchas familias por miedo a recibir represalias o revictimización no se atreven a denunciar el crimen. El 75% de los desaparecidos en México tienen entre 15 y 30 años; el 74% son hombres y el 26 % son mujeres. En México desde 1964 al 2020 se han contabilizado 177.000 desaparecidos. La Comisión Nacional de Búsqueda de la SEGOB solo reconocen unos 82.000 desaparecidos.

Los familiares indignados exigen que a los culpables les caiga todo el peso de la ley y que se pudran por el resto de la vida en la cárcel. No pueden ocultar sus sentimientos, de rabia, odio y venganza porque les han destruido física y mentalmente. Pero los sospechosos o presuntos implicados muchas veces salen libres pues las pruebas presentadas carecen de consistencia. Algo que es muy normal en un país con el 95% de impunidad.

Pero como suele suceder la policía comienza a sospechar que el occiso a lo mejor estuviera metido en algo oscuro o andaría en malas compañías. Hasta la duda asalta a sus familiares y amigos. Para los investigadores de la Fiscalía cualquier antecedente penal, cualquier indicio sospechoso basta para criminalizarlos. Puede ser un ajuste de cuentas, ¿retaliación entre bandas de narcotraficantes? Cómo puede ser si era tan estudioso y formal. Por ejemplo, los estudiantes de Ayotzinapa supervivientes en la matanza llevada a cabo en el año 2014 y que fueron detenidos por la policía se les encontró en sus teléfonos celulares música de narcocorridos y también narco películas. De inmediato las autoridades dedujeron que se trataban de miembros de algún cartel. Pero este fenómeno es normal entre los estratos más bajos de la sociedad mexicana. Fácilmente se criminaliza a las víctimas por su manera de vestir, por los tatuajes los piercing o por la edad si son jóvenes o porque viven en determinadas colonias marginales. Todos los detenidos son malos, todos los muertos son malos. Tal vez son retaliaciones que se producen entre la mafia del narcomenudeo que luchan por su territorio. No todas las desapariciones están relacionadas con el crimen organizado porque también están implicados Militares, Policía, Federales, Sedena, Instituto Nacional de Migración.

He tenido que acompañar a las madres de los desaparecidos al Instituto de Ciencias Forenses de Guadalajara, un gélido y macabro edificio donde presencie desgarradoras escenas de dolor Si al menos tuvieran una tumba donde llevar a cabo el duelo como manda la tradición cristiana. Es tal la impotencia que su único consuelo es que Dios haga justicia. De ahí que haya tantas de misas y cadenas de oración a ver si se produce un milagro y el hijo, la hija, el padre o el hermano aparecen o, mejor dicho, resucitan como Lázaro. Hay que aceptar la cruel realidad, pero los familiares no se resignan: "luchamos con amor por nuestros seres queridos que nos ha llevado a hacer todo lo que el gobierno no ha hecho por encontrar a nuestros desaparecidos" Esta es una tragedia capaz de causar sufrimiento prolongado y alterar la vida de las familias por generaciones y paralizar a comunidades y sociedades enteras. Un trauma emocional de angustia, depresión, insomnio que por lo general los psicólogos y siquiatras intentan anestesiar a base de sedantes, antidepresivos, somníferos o barbitúricos.

Las madres heridas en lo más profundo de su alma ponen el grito en el cielo pues al hijo o la hija de sus entrañas la han desaparecido. Sin saber muy bien quiénes son los culpables y el por qué se los llevaron. Pero, de repente, una mañana cuando iba caminando por la calle pasó un auto de vidrios polarizados del que se bajaron varios tipos armados cubiertos con pasamontañas que se lo "levantaron" a la fuerza. Eso declararon algunos testigos de los hechos ante el ministerio público. De ahí en adelante se perdió su pista, se esfumó o se lo "tragó la tierra". Los familiares presurosos presentan la denuncia ante las autoridades que maquinalmente redactan el atestado de desaparición. Todavía no se sabe si su ausencia ha sido voluntaria o forzada así que habrá que dejar pasar un tiempo prudencial para comprobarlo. A veces no se le puede catalogar como un secuestro porque nadie ha pedido rescate, no es una desaparición por motivos políticos porque no es un activista de izquierdas o un defensor de los derechos humanos, un ecologista o un periodista. Se visionan también las cámaras de seguridad para comprobar si registraron el "suceso" o secuestro. Quién sabe si el desaparecido anda "enfiestado" - muchas adolescentes se van con el novio, otras se quedan embarazadas y prefieren huir de sus casas por miedo a las represalias. Los jóvenes son así de "locos" -responden las autoridades. 80% de los delitos no se denuncian porque las víctimas o sus allegados no confían en el ministerio público. Demasiadas desapariciones se clasificaron con otra denominación porque el gobierno siempre está tirando a la baja para acomodarlas a sus intereses y así justificar que están trabajando con eficacia. El mensaje debe ser positivo para no crear aún más psicosis o la alarma social y no extender falsos rumores que inquieten a la ciudadanía.

Los familiares de los desaparecidos ante la inacción de los organismos estatales o federales se han organizado por su propia cuenta en asociaciones y colectivos de búsqueda. Increíblemente han de asumir el papel de policías, detectives o forenses para intentar hacer justicia por su propia mano. Incluso se movilizan por los distintos estados de la república y se dedican a pegar carteles en las calles o van repartiendo volantes con sus rostros por las estaciones de autobuses, en el metro. Van procurando información a ver si por casualidad alguien los ha visto o les dan alguna pista de su paradero. Buscamos a Jazmín, buscamos a Alondra, buscamos a Irma, a Edith 018006703600, buscamos a Wendy que desapareció el día 9 de enero mientras conducía su camioneta en un viaje de Nayarit a Guadalajara. Aliándose a la tecnología será en el ciberespacio, en Facebook, Twitter, Telegram o Instagram donde también se libre la batalla por localizarlos. Pero pocos se acuerdan ni reclama por las víctimas de la limpieza social aquellos indigentes, drogadictos o enfermos mentales que vagan por las calles y a los que la "mano negra" asesina para vender sus cuerpos en las clínicas universitarias o para "embellecer" la ciudad.

Es difícil soportar tanta incertidumbre pues las familias desoladas esperan el regreso de sus seres queridos o al menos tener alguna noticia que les devuelva la esperanza de encontrarlos vivos. Pero pasan los días, las semanas, los meses y los años y no hay respuestas positivas, solo cartas y comunicados en que las autoridades afirman que hacen lo imposible por resolver el caso. Serenidad, paciencia, que se traduce en silencio y olvido. ¡Ni perdonamos ni olvidamos! En México no se sabe el por qué desaparece la gente, no hay motivos aparentes ni siquiera piden un rescate. Así que no queda otra que orar, a encender velas a los santos y vírgenes en las iglesias y catedrales a ver si Dios Todopoderoso obra un milagro. Porque ¡si estas en nuestra memoria, no estás muerto!

En diciembre de 2019 en Ocotlán (Jalisco) desaparecieron los 4 hermanos Camarena y en el que está implicada la policía municipal. El comité de la CED de la ONU emitió un llamado urgente al gobierno mexicano para que responda por las omisiones en la carpeta de investigación. La Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas ha reclamado que se detenga a los agentes implicados en su desaparición. La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de Jalisco no ha dado respuesta alguna. Los policías aún no han sido detenidos. Hasta la Fiscalía General de la República esta infiltrada por grupos corruptos y mafiosos.

Quizás algunos buenos samaritanos desde el anonimato se atrevan a entregarles pistas que los lleven a localizar los restos de sus seres queridos ¿dónde enterraron los cuerpos de su hijo, su hija o de su esposo? ¿O talvez los quemaron o los convirtieron en pozole (sopa)? Pero el tiempo pasa y no hay ninguna respuesta positiva. Así que lo único que les queda es seguir indagando su paradero. Por ejemplo, las mujeres rastreadoras del colectivo "Sabuesos Guerreras A.C" cuando estas reciben informaciones de la existencia de fosas clandestinas inmediatamente se dirigen al lugar que les señalaron a ver si hallan a sus "tesoros perdidos". Tras identificar el terreno anormal con sus palas, rastrillos y asadas comienzan a remover la tierra esperanzadas en descubrir algún indicio de sus seres queridos: huesos, esqueletos o calaveras "Los huesos son buenos testigos, a pesar de que hablan bajo no mienten y nunca olvidan" Entonces si se confirma que el hallazgo es positivo llaman a la Fiscalía General del Estado, la Comisión Nacional y Estatal de Búsqueda de Desaparecidos y los servicios médico forenses para que se hagan cargo del levantamiento de los cadáveres. Encontrar el cuerpo de la víctima es la única posibilidad de aliviar el pesar de sus familiares. Del 2018 al 2020 han sido rescatados más de 1.700 cuerpos u osamentas en fosas clandestinas.

Las familias desesperadas mueven cielo y tierra en la fiscalía, en los servicios forenses o en los hospitales para saber ¿dónde están, ¿qué les pasó? pero todo es infructuoso y el occiso se convierte en un mero número de expediente. Por ahora no son más que fantasmas que vagan sin rumbo fijo por el limbo ¡Habrase visto mayor humillación! tener que andar buscando a sus seres queridos entre trozos de carne humana, revolcando cadáveres en alto grado de descomposición, esqueletos o huesos quebrados. Y lo peor es ese olor nauseabundo que retuerce las tripas. Y tras las exhumaciones a clasificar las osamentas: una pierna, un brazo, o la cabeza que se intentan unir a ver si coinciden con la anatomía de su hijo, su hija, de su padre, de su hermano o hermana. Mientras en las morgues los forenses, en una tarea más propia del Dr. Frankenstein, intentan recomponer unos cuerpos irreconocibles para entregárselo a sus familiares. Lo cierto es que es imposible identificarlos sin una prueba de ADN. En el Banco de Datos Genéticos se recogen las muestras de sangre de sus padres para ver si coincide con las del occiso. Luego se les comunicarán a sus deudos si el test ha sido positivo o negativo ¿Cómo se ha llegado a tan absurda carnicería? un holocausto que solamente se puede producir en un país en guerra, pero difícil de comprender en tiempos de "paz". De improviso una mujer exclama ¡esta osamenta es la de mi hijo! Por fin lo hemos encontrado. ¿Pero esto acaso es una buena noticia? Pues, aunque parezca increíble sí, porque ya se ha terminado tanto sufrimiento e incertidumbre y ahora ya puede realizar el velorio y los rituales del enterramiento cristiano. Por lo menos tienen una tumba donde llorarlo. Sin ningún pudor muchas veces se entregan a los familiares los ataúdes sellados asegurando que dentro están los restos de sus seres queridos. Como nadie se confía en la palabra de los funcionarios los abren a martillazos ¡¡¡Pero si esta cabeza no es la de mi hija!!! Lo más denigrante es observar esos cuerpos martirizados bajo atroces signos de tortura; unos mutilados otros degollados o decapitados. Muertes a nivel industrial que cada día aumentan imparables y que no tienen ningún viso de remitir.

Esto va más allá de una pesadilla: los embolsados, los enmaletados, encobijados los descuartizados. "México entero es una fosa común, un inmenso e inconmensurable camposanto y por donde quiera que vayas vas a caminar sobre los cuerpos de miles de desaparecidos" Margarita López madre de Yahaira secuestrada en el 2011 a la que torturaron y violaron durante diez días para después decapitarla y enterrar sus restos en la sierra de Oaxaca.

"Soy Karla, me secuestraron en Acapulco (Guerrero) ayúdame a volver a casa. Si sabes algo de mí, avísale a mi madre que está desesperada". Entre 2018 al 2020 han desaparecido 3.650 mujeres (niñas y adolescentes) y quizás su destino no sea otro que la explotación sexual y la pornografía infantil. O desgraciadamente las violaron y para desaparecer toda huella del delito las mataron enterrándolas en cualquier fosa común.

Otro joven al que "levantaron" (eufemismo de secuestrar) otra joven que salió de su casa y ya no regresó, todos abducidos de repente por una fuerza sobrenatural que los volatilizó pues no se ha vuelto a saber más de ellos. Sus familiares y amigos angustiados comienzan las averiguaciones; rastrean las pistas de sus teléfonos celulares, las grabaciones de las cámaras de video vigilancia también hacen llamados para que se presente algún testigo ¿sería cosa de los carteles o de las bandas delincuenciales? ¿estaba amenazado? ¿alguna venganza? ¿no pagó el derecho a piso? ¿Extorsiones o secuestros? En ocasiones los secuestradores les remiten a sus familiares cartas con dedos y orejas amputadas exigiendo el pago del rescate "a la mayor brevedad" o si no que se atengan a las consecuencias.

Tantas mujeres y adolescentes desaparecidas ¿estarían relacionadas con la trata de blancas? no se sabe nada, todo queda en meras suposiciones o especulaciones. Se piensa a veces que se fueron por su propia voluntad, ¿se habrá ido con el novio? ¿estaba embarazada y se largó para no decírselo a sus padres?

Durante décadas se ha elegido la ofensiva policial o militar como la única solución para combatir a la delincuencia. Una estrategia que solo ha generado más violencia y más muertes tal y como se demostró en el sexenio del presidente Calderón.

Parece que es más rentable mantener esta guerra de baja intensidad que beneficia a los carteles, los traficantes de armas y sus cómplices de "cuello blanco"

Los ciudadanos exigen mano dura y tolerancia cero; aumentar el pie de fuerza y duplicar el presupuesto en seguridad. Porque hay que pacificar el país y si no se cumplen las expectativas tendrán todo el derecho a armarse para defender su vida y sus bienes. Pero la espiral de violencia no cesa y al parecer es más rentable mantener esta guerra de baja intensidad que beneficia a los carteles y al propio aparato militar, político, policial y a los traficantes de armas. La ecuación es muy sencilla entre más tráfico de drogas en Estados Unidos, más violencia en México.

Al asumir su mandato en el 2018 el presidente López Obrador afirmó que cambiaría la estrategia represiva por la filosofía humanista de "besos y abrazos y nada de balazos" Es decir, la política de la no violencia, del diálogo y el respeto a los derechos humanos. Además, en campaña prometió desmilitarizar el país: "que las tropas vuelvan a los cuarteles" Pero ante el avance descontrolado de la delincuencia organizada y los carteles no le quedó más remedio que crear la Guardia Nacional con 100.000 efectivos. El gobierno para salvar la 4T (Cuarta Transformación) ha preferido fundar una "república militar centralista". Para pacificar el país hay que movilizar más policías, más federales más militares en permanente patrullaje en las calles, que se construyan más cárceles y las penas. La reinserción social es un fracaso pues los delincuentes tras cumplir sus penas salen en libertad y vuelven a reincidir.

En un intento por adoctrinar a los ciudadanos para que no se desvíen del camino recto la Secretaria de Educación Pública de México ha reeditado la Cartilla Moral de Alfonso Reyes con una tirada de 8.500.000 ejemplares. "Hay que forjar un futuro más prometedor". El partido de gobierno insiste en que la inseguridad se acaba con programas educacionales o culturales y la entrega de ayudas económicas a los más pobres. Tal vez esta sea la receta ideal para forjar un ser humano nuevo y equilibrado "por fortuna el malo por naturaleza es educable en muchos casos y, por decirlo así, aprende a ser bueno. La decadencia que hemos padecido por muchos años se produjo tanto por la corrupción del régimen y la falta de oportunidades de empleo y sus satisfactores básicos, como por la pérdida de valores culturales, morales y espirituales". "La paz y tranquilidad son fruto de la justicia"

El estado asistencialista intenta paliar dichas deficiencias estructurales entregando dádivas o limosnas como las becas de Jóvenes Escribiendo el Futuro NINIS, con una ayuda para formarse en empresas de 3.748 pesos mensuales, para estudiantes de 4.800 pesos bimestrales, las Becas Benito Juárez dotadas con 1.600 pesos bimestrales. El proletariado tendrá que conformarse con cobrar el salario mínimo (123 pesos diarios o 6 dólares) para garantizar su supervivencia. La Secretaria de Desarrollo Social manifiesta que el factor económico es fundamental para explicar el alza de los grupos delincuenciales. La sociedad capitalista neoliberal los condena a la eterna marginalidad. Pero lo cierto es que los ricos delinquen más a los pobres porque tienen en sus manos las llaves del poder político y económico.

La delincuencia organizada y los carteles recluta jóvenes desempleados ofreciéndoles un "oficio" bien remunerado en empresas de seguridad que no es más que un señuelo para enrolarlos en las filas de sus ejércitos particulares.

El Colectivo de Buscadoras de Guanajuato denunció que existe un plan de reclutamiento forzado de menores de edad por parte de los carteles.

Por ejemplo, los "halcones" de los carteles ganan 8.000 pesos mensuales y si comienzan a matar gente se eleva a 15.000 pesos. Los sicarios del Mencho ganan 20.000 pesos al mes y 500.000 pesos si sus riesgos son extremos. A los más avezados se les premia con casas, ranchos, mujeres o autos de lujo. ¿Qué se puede engendrar en esos ambientes sórdidos donde faltan escuelas y bibliotecas y sobran antros y discotecas o prostíbulos? Hay otras vías más prácticas de ganarse la vida: consigue una moto y un revolver y has valer tu ley. Entre más tiempo de ocio, más tiempo para cavilar el próximo golpe. La propaganda los deslumbra con mil y una ofertas que difícilmente pueden adquirir si en los bolsillos apenas tienen unas sucias moneditas.

La inseguridad es de tal magnitud que en el momento menos pensado en cualquier carretera hombres encapuchados que portan armas largas colocan un retén clandestino y entonces te hacen bajar del carro e interrogan: ¿a dónde van? A veces simplemente le exigen a los automovilistas pagar una suma de dinero o peaje por pasar de largo; pero en otras ocasiones los "levantan" o secuestran. Los "retenidos" se trasladan con los ojos vendados a una casa de seguridad donde se les confina en un calabozo o mazmorra. Han entrado en otra dimensión donde los utilizarán de juguetes para sus rituales satánicos. Son culpables de no se sabe qué y por eso deben ser escarmentados.

Y para mayor crueldad y sin mayores prolegómenos les anuncian que serán sacrificados a la santa muerte, la dama blanca. En medio de una orgía de drogas y alcohol, el ritual se iniciará con una sesión de torturas a base de golpes, escupitajos, apaleamientos o quemaduras con cigarros. Las clásicas prácticas sadomasoquistas de rigor porque si Jesucristo sufrió lo indecible en la cruz ahora los capturados van a experimentar en carne propia este viacrucis. Esto fue lo que aconteció hace unos meses en Chapala cuando un operativo de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas permitió localizar a ocho personas, seis hombres y dos mujeres, que se encontraban privadas de la libertad en una finca o casa de seguridad donde se encontraron distintos tipos de armas de alto poder y una flotilla de narco camionetas. Según declararon los liberados al día siguiente los iban a asesinar para posteriormente enterrarlos en una fosa que ellos mismos habían abierto. Definitivamente estamos construyendo historias siniestras que bien podría servir de inspiración para los autores de la novela negra.

En la sociedad mexicana está muy arraigado el culto a la muerte. El pueblo se ha apropiado del inframundo: la santa muerte o la niña blanca, las catrinas son las reinas del Mictlán y señoras de los muertos. Matar o torturar se ha convertido es un escalofriante pasatiempo que se graba en los teléfonos celulares para luego publicar sus hazañas en las redes sociales. Un aberrante exhibicionismo que alimenta los más salvajes instintos sadomasoquistas. El narco le rinde culto a las deidades satánicas para ser poderosos e inmortales y que se desvíen las balas de sus contrincantes: "Ángel de la guarda cuida mis pasos y vuélvelos ciegos para que no puedan dispararme" Justo las 3:33 de la madrugada es la hora que eligen los devotos como la "hora del diablo "el momento de mayor intensidad del mal". Lucifer entonces exige sangre fresca. Así ocurrió en el barrio bravo de Tepito donde la policía encontró un narco altar dedicado a la santa muerte con restos humanos, cráneos, huesos y esqueletos. Tampoco faltan las escenas más depravadas de canibalismo que solo puede surgir de mentes enfermizas de psicópatas, hienas, zopilotes que han perdido su condición humana. Se ejecuta una persona y se descuartiza como si se tratara de ganado que se desuella en el matadero. No hay ningún atisbo de compasión y se les tortura hasta que supliquen la muerte. En México hay una gran atracción por la necrofilia, el amor por el Tánatos se origina desde tiempos inmemoriales como lo demuestra el descubrimiento arqueológico más reciente en el Templo Mayor de ciudad de México y que simboliza una declaración de poder y principios bélicos en honor a Huitzilopochtli, la mayor deidad azteca.

Especialmente en esas zonas aisladas de las colonias de los extrarradios en el momento menos pensado -ya sea de día o de noche- el ángel exterminador sale de cacería en busca de las víctimas propiciatorias. Como si se tratara de un toque de queda los pobladores se atrincheran en sus hogares pues saben de antemano que lucifer con su guadaña a traición les va a asestar su zarpazo siniestro. Y sálvese quien pueda. Los capos del CJNG declaran altaneros: "Aquí no entra nadie, aquí mandamos nosotros" Es el decreto inapelable para "socializar el miedo". A lo lejos se escucha el ulular de las sirenas de las patrullas policiales, los perros ladran defendiendo su territorio mientras los vecinos se santiguan rogándole a la virgencita de Guadalupe que los ampare y los favorezca. Parte de la estrategia de los carteles es sembrar el terror para dominar sus zonas de influencia. Las fieras depredadoras atracan, asaltan y asesinan a sangre fría sin que les tiemble el pulso. "La noche es nuestra" que nadie se mueva y se queden en sus casas ejerciendo un control social sin precedentes.

Los niños de las colonias más miserables ya no son niños pues precozmente se hacen mayores. Millones de niños y jóvenes no están escolarizados o se ausentan de la escuela por falta de incentivos o se ven obligados a trabajar para ayudar al mantenimiento de sus hogares; pertenecen a familias desestructuradas, con padres desempleados o alcohólicos o son huérfanos a cargo de un tutor y encima sufren violencia doméstica. Casi 3 millones de estudiantes han desertado de los centros educativos a causa de la pandemia del coronavirus. Por eso buscan en las calles el afecto y protección de la manada o de la pandilla. Ellos son los candidatos perfectos para engrosar las filas de las maras o bandas delincuenciales. Poco a poco se van formando los futuros sicarios o sicarias -porque en los bajos fondos también hay igualdad de género- Por supuesto que el relevo generacional está asegurado pues en estas lides se fallece a muy temprana edad. México es el quinto país con mayor población juvenil en el mundo.

75.000 menores de edad están integrados en los carteles que es la única salida para escapar de la pobreza pues por medios legales es casi imposible salir del pozo sin fondo. Sueñan con emular a famosos capos como el Chapo Guzmán, Caro Quintero, el Mencho, el Mayo Zambada. Porque "progresar es delinquir"

Bajo la supervisión de eméritos maestros- aprenden con destreza a manejar los famosos "cuernos de chivo" AK 47, las Barrett. 50, las RPG 27, las Browning M2. Con las armas en la mano adquieren un poder extraordinario que los eleva al rango de vengadores. Y para inculcarles lazos de obediencia a sus cachorros se les induce a la drogadicción y al alcoholismo. Entonces como por arte de magia se transforman en guerreros invencibles, o psicópatas ahítos de sangre. En vez de apretar el botón de una consola PlayStation, aprietan el gatillo de una AK47 provocando una masacre. Se mata y se remata al ritmo del reguetón marcado por los plomazos. El homicidio es la principal estrategia de las bandas delincuenciales para ganar territorio. Los sociólogos y psicólogos intentan infructuosamente dilucidar las razones de tanta maldad y perversidad. El medio urbano opresivo desencadena enfermedades mentales: psicosis, esquizofrenia, paranoias, trastorno de la personalidad. Empujados por al alcoholismo o esclavos de las adicciones no tienen nada que perder. ¿Qué clase de individuo es capaz de violar una niña, asesinarla y como si fuera un objeto desechable tirar sus restos al basurero? Es decir, matar por matar sin ninguna razón, nomás que por puro pasatiempo.

Los reclutas según sus aptitudes y buena puntería van escalando posiciones en la pirámide jerárquica de la organización; de sicario o sicaria pasan a operador financiero, de ahí a narco junior, después de acuerdo a sus "buenas notas" ascienden a jefes de plaza y los más guapos quizás un día ejerzan de grandes capos o patrones. Las pandillas o maras tienen su propio territorio con fronteras bien delimitadas y que deben ser respetadas. El narcomenudeo es un negocio muy floreciente pues los consumidores en México están en alza. Las adicciones a la marihuana, inhalables, cocaína, crack, pastillas de diseño o heroína se han incrementado un 300% en los últimos años. Ahora a los carteles tanto les favorece el consumo interno de estupefacientes como la exportación a los mercados de EE.UU Europa o Asia. La crisis del coronavirus ha desatado una fiebre por las drogas sintéticas pues el aislamiento, la soledad y la depresión hay que atenuarlos de alguna manera.

La prensa amarillista utiliza la crónica negra como reclamo para que sus ventas aumenten imparables. Hace unas semanas los rotativos publicaron en primera página la foto de una carretilla que transportaba un costal en cuyo interior iban los restos de dos niños indígenas Mazahuas que fueron descuartizados por la Anti Unión al sospechar que pertenecían a una banda de narcomenudeo de la Unión Tepito. La audiencia pide a gritos más morbo, más sangre, más torturas y asesinatos. A través del cine, de la televisión, de las redes sociales, las series streaming, hacer la apología de la violencia, el crimen. Que si el "Patrón del Mal", la "Reina del Sur", "Sobreviviendo a Escobar", el "Señor de los Cielos", "el Desconocido", "Enemigo Íntimo", "Ascenso y caída del Chapo". La misma sociedad tolera, alienta y fomenta el estilo de vida narco, bailan y cantan narcocorridos o se entretienen con las narco series televisivas.

Los noticieros reportan las últimas noticias que no pueden ser más fatídicas: ¡atención! 9 muertos en una hora en Guadalajara, masacre en Guanajuato deja 12 muertos, el día 29 de agosto del 2020 fueron secuestrados por encapuchados dos jóvenes Karla y Christopher en un bar en Azcapotzalco. No se tienen indicios de que estuvieran cometiendo algún ilícito dentro del bar donde llegaron hombres armados disparando a los clientes y los "levantaron" para no saberse más de ellos. Descubren fosas clandestinas en el municipio del Salto (Guadalajara) donde se encontraron 130 cuerpos embolsados (la más grande de la historia del estado).

No deja de sorprendernos los numerosos casos de desaparición forzada que todos los días se denuncian en México (según las estadísticas son unos 15 diarios y de los cuales el 75% tiene entre 15 y 30 años) Desde tempranas horas comienzan a emitirse las Alertas Amber (búsqueda urgente) de aquellas personas que no han vuelto a sus casas o no han sido localizadas ¿Cuántos feminicidios se han producido hoy? ¿cuántos embolsados se encontraron hoy? ¿Cuántos secuestros? Y no solo hoy porque la lista es muy larga y se remite a años anteriores o varias décadas atrás. Hemos llegado a un punto de no retorno donde la banalidad del mal rige por completo nuestra existencia. El narco se metió en muestra vida cotidiana y nos hemos rendido ante su poderío. La ciudadanía se ha hecho insensible y ha perdido completamente la capacidad de abismarse. Las muertes se han normalizado y hasta hacen parte ya de las tradiciones y costumbres. Algo que nos conduce inevitablemente a la decadencia más absoluta.

El colectivo "A Tu Encuentro" de Guanajuato comunica que: "seguimos buscando el torso de la compañera Fátima, la pierna de Juan Carlos. Pues hoy, lamentablemente, solo nos entregan el cráneo del hijo de doña Celia. Pero falta todo el cuerpo, esos quieren decir, que la búsqueda no ha terminado pues le tienen que dar cristiana sepultura al cuerpo entero"

¿Qué nos deparará el futuro con un 55% de la población empobrecida y unas minorías de oligarcas y terratenientes tan indiferentes a este proceso crónico-degenerativo de muerte y terror? Solamente queda resignarnos a la autodestrucción.

Carlos de Urabá 2021

Categorías: Tortuga Antimilitar

La guerra empieza aquí

10 February, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Tres vidas ahogadas por un sueño

9 February, 2021 - 00:01

La pareja quería iniciar «una vida mejor» en Alicante, donde residen varios familiares desde hace años.

P. Cerrada

Las rutas marítimas migratorias se cobraron el pasado año la vida de 2.170 personas que intentaron llegar a España en pateras o cayucos para instalarse aquí o continuar viaje hacia otros países europeos. Este dato, que recoge la ong «Ca-minando Fronteras» en su informe «Monitoreo del derecho a la vida», ya es duro por sí solo al ser una elevada cifra. Pero aún lo es más cuando se pone nombre y apellidos a estas personas que se jugaron la vida pagando cantidades desmedidas a las mafias de inmigración y perecieron en las aguas del Mediterráneo y del Atlántico. Mustapha, de 26 años, su mujer, Najat, de 20, y su hijo Wasim, de solo 3 años, son tres de las nuevas víctimas que, desgraciadamente, han engrosado la lista de fallecidos en naufragios de pateras este año.

La joven pareja con su hijo, sonrientes e ilusionados con el sueño de iniciar una vida mejor. | INFORMACIÓN

La joven pareja, residente en la ciudad marroquí de Oued Zem, planeaba llegar hasta Alicante, donde residen desde hace más de una década tres hermanas de Mustapha y varios familiares. El joven se dedicaba a la venta ambulante en mercados y aunque no le iba mal decidió intentar el salto a España. Según un familiar de Mustapha que regenta un comercio en Alicante y prefiere preservar su identidad, «quería una vida mejor» y pretendía instalarse en la provincia con la ayuda de su familia, aunque también contaban con el apoyo de una hermana de Najat que reside en la Región de Murcia.

Una de las mafias de inmigración cobró a la joven pareja seis mil euros por la travesía en patera de Marruecos a Canarias. «Dos mil euros a cada uno, incluido el pequeño», afirma el familiar.

Según el relato de este allegado, la joven pareja y su hijo «recorrieron 1.800 kilómetros desde Casablanca hasta el Sahara para ir luego a Canarias». Tenían por delante una travesía de cuatro días, pero la patera en la que navegaban volcó la noche del pasado 21 de enero. El matrimonio y su hijo, que no sabían nadar, fallecieron ahogados tras el vuelco de su embarcación, igual que el resto de ocupantes de la patera. Según el familiar de Mustapha, a bordo viajaban 45 personas cuando volcó a unas dos millas de la costa, aunque en medios marroquíes hablan de más de cinco personas, sin concretar la cifra exacta. Todos perecieron ahogados. El allegado de la familia desconoce el motivo del vuelco de la patera y si había mala mar, pero alerta de que «se comenta que las propias mafias de inmigración son las que provocan muchos de estos naufragios».

La muerte del pequeño y sus jóvenes padres dejó helados a sus familiares, amigos y a toda la población de Oued Zem, donde vivían. «Ha sido un golpe muy fuerte», lamenta su familiar, asentado en un barrio de la zona norte de Alicante.

Tras el naufragio, los cadáveres de Najat y su hijo pudieron ser recuperados y ambos fueron enterrados. Sin embargo, el cuerpo de Mustapha aún no había sido recuperado a mitad de esta semana. «Su madre mira el mar todos los días a ver si sale el cuerpo», señala con tristeza el pariente del joven de 26 años desaparecido tras el naufragio.

Dos de las tres hermanas de Mustapha que viven en Alicante pudieron viajar a Marruecos tras conocer la trágica pérdida de su ser querido y el resto de familiares aguardan noticias confiados en que aparezca el cuerpo del joven.

En medios marroquíes se habló dos días después del naufragio del trágico ahogamiento de una familia en un «barco de la muerte» y la consternación en el pueblo de la pareja, Oued Zem. La noticia corrió por las redes sociales, incluida una fotografía de la familia fallecida. La pareja y su hijo aparecen sonrientes delante de las aguas donde luego perecieron ahogados y sus rostros parecían reflejar la ilusión por la nueva vida que querían empezar. Junto a ellos, un emoticono para expresar la tristeza por su pérdida y el siguiente mensaje en árabe dirigido a la joven: «Que Alá tenga misericordia de tu alma Najat. No te olvidaremos».

Un miembro de una asociación de la ciudad donde vivía la familia fallecida declaró tras la tragedia a medios de comunicación de Marruecos que los jóvenes de Oued Zem están desesperados por el paro y si encuentran trabajo el salario es muy bajo. Esta situación, agravada por la pandemia y la falta de ingresos de los compatriotas que este año no han podido regresar de vacaciones de Europa por culpa del covid-19, es la que está empujando a que los jóvenes se aventuren a jugarse la vida realizando la ruta canaria en patera.

Tres vidas ahogadas por un sueño

La estadística oficial de 2020 recoge un aumento del 74,5% de las embarcaciones que llegaron a España. El Ministerio del Interior contabilizó el pasado año la llegada de 40.106 inmigrantes por vía marítima a bordo de 2.124 pateras y cayucos, 14.003 personas y 907 embarcaciones más que el año anterior.

La ong «Ca-minando Fronteras» señala en un informe que 2020 ha sido «uno de los peores y más trágicos años en las rutas migratorias» para acceder por mar a España y la ruta canaria es, sin duda alguna, la más peligrosa. De las 2.170 personas fallecidas el pasado año, 1.784 perdieron la vida en la ruta canaria, 48 en la ruta del mar de Alborán, 23 en la argelina -que afecta a Alicante, Baleares y Murcia- y siete en el Estrecho.

Mustapha, Najat y Wasim aparecerán incluidos como cifras en la fría estadística de víctimas de los naufragios de pateras de 2021. Sus familiares, amigos y vecinos de Oued Zem les recordarán, sin embargo, por sus nombres, lamentando que su sueño, como el de cientos de personas, se truncara en las aguas del Atlántico.

Diario Información

Categorías: Tortuga Antimilitar

Dos agentes de policía golpean a un par de personas que grababan una detención en Arrecife

9 February, 2021 - 00:00

madrid

Dos agentes de la Policía Local de Arrecife han protagonizado este domingo una violenta detención en Lanzarote. Los vídeos, que se han hecho virales, muestran a un hombre detenido e inmovilizado en el suelo, mientras una pareja, que observaba justo al lado, grababa los hechos con el móvil.

La Voz de Lanzarote ha hecho públicas las imágenes donde se puede ver cómo uno de los agentes tira al suelo el móvil con el que está grabando la detención la mujer. Entonces, el hombre que estaba con ella se encara al agente, que responde golpeándole repetidamente hasta tirarlo al suelo.

La mujer, que trataba de alertar a los vecinos, se acercó a defender al hombre y también fue golpeada. En ese momento, otro policía local, que había esposado al arrestado, se levanta y golpea en la cara al otro hombre, que se desploma en el suelo.

Según recoge el mismo diario, fuentes próximas a la Policía Local aseguran que la persecución de los agentes se produjo tras darles el alto porque iban sin mascarillas y, supuestamente, bajo los efectos del alcohol y se dieron a la fuga en coche.

En otro de los vídeos grabados se escucha a los vecinos increpar a los agentes a grito de "abuso de poder".

La violenta detención ha desatado la polémica y se espera que el Ayuntamiento del municipio de Arrecife se pronuncie sobre lo ocurrido.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Siete años de prisión para dos policías de Gran Canaria por torturar y lesionar a un migrante

9 February, 2021 - 00:00

Madrid

EFE

La Audiencia de Las Palmas ha condenado a siete años y seis meses de prisión a dos policías locales de Mogán, Gran Canaria, por delitos de tortura y lesiones consumados en la persona de un migrante subsahariano al que propinaron una paliza en enero de 2011.

Además de la condena penal, recurrible ante el Tribunal Supremo, la sentencia impone a ambos acusados 10 años de inhabilitación absoluta y la obligación de indemnizar a la víctima con 20.745,75 euros por las lesiones, 2.936 por las secuelas y 20.000 por el daño moral, ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. El fallo declara la responsabilidad civil subsidiaria del Ayuntamiento de Mogán en el abono de estas sumas.

Según declara probado la sentencia, sobre las 21.40 horas del 8 de enero de 2011, los acusados, en su calidad de agentes de la policía local de Mogán, se encontraban prestando servicio vestidos de paisano en el Centro Comercial de Puerto Rico (Mogán). En un momento dado, uno de ellos se aproximó a la persona migrante, que se hallaba en la planta superior vendiendo collares en la terraza de un restaurante y, sin llegar a identificarse como agente de la autoridad, le requirió "para que le siguiese a un lugar apartado", expone el fallo.

Los agentes ya habían lesionado días antes a un familiar de la víctima que se dedicaba a la venta ambulante

El perjudicado conocía a los agentes porque habían intervenido días antes contra un primo suyo que se dedicaba a la venta ambulante y que resultó lesionado en ese servicio policial, por lo que había sido citado o propuesto como testigo en el procedimiento iniciado por estos hechos. Por ello, el perjudicado "sintió miedo por su integridad y salió corriendo, iniciándose una persecución por el centro comercial, desde la planta superior hasta el supermercado situado en la planta baja", en cuyo interior uno de los encausados logró alcanzarlo, "le puso una zancadilla y tras caer éste al suelo, le propinó dos fuertes patadas y un puñetazo, colocándose a continuación encima para inmovilizarlo", detalla el fallo.

Seguidamente, sigue la Sala, "lo sacó a rastras del establecimiento" y en el exterior se personó su compañero, procediendo ambos acusados a golpear a la víctima empleando para ello unas porras u objetos contundentes de semejantes características, "resultando fracturado el brazo del perjudicado a causa de un fuerte golpe" propinado por uno de los investigados. A continuación, sujetaron por el cinturón a la víctima y lo lanzaron violentamente contra el suelo, mientras el perjudicado, enfatiza la Sala, "gritaba de dolor y pedía auxilio a la gente que se hallaba presente por las inmediaciones".

Una vez reducida la víctima, que se encontraba maltrecha por los golpes recibidos, la resolución afirma que los encausados "le esposaron la mano derecha con grilletes y le arrastraron a la fuerza, agarrándolo del brazo y tirando del cinturón, hasta las dependencias policiales (…) eligiendo para llegar el camino por donde no había cámaras de seguridad, propinándole en el trayecto diversos golpes en distintas zonas del cuerpo y menoscabando gravemente su integridad y dignidad".

La resolución añade que "una vez en las dependencias utilizadas por la Policía, los acusados siguieron pegando al detenido hasta que llegaron los agentes 12350 y 13666, a los que avisaron para que se hicieran cargo de las diligencias".

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Myanmar: Un ejército que controla "un sistema económico complejo"

8 February, 2021 - 00:00

Arnaud Vaulerin

La confrontación se ha instalado en Birmania. Pero corre el riesgo de concluir rápidamente para quienes se oponen al golpe de Estado de la Junta. Ante la ola de resistencia y desobediencia civil lanzada desde el martes 2 de febrero de 2021, los generales ordenaron el bloqueo de Facebook, un importante canal de oposición en este país en el que la mitad de los 53 millones de habitantes tienen una cuenta, hasta el domingo. La mensajería de WhatsApp también fue suspendida parcialmente el jueves 4 de febrero. Y ante la explosión de solicitudes de VPN (Red Privada Virtual) para escapar de la censura, el Ministerio de Comunicaciones anunció que también bloquearía los servidores. La caza de opositores, activistas y miembros de la sociedad civil continúa. Según la asociación de asistencia a presos políticos, al menos 147 personas han sido arrestadas desde el lunes.

"El ejército hará todo lo posible para bloquear la expresión y no renunciará al poder", analiza un consultor en Yangon conectado por teléfono. “Recuperó viejas tácticas de los peores años de la Junta: liberar a los criminales para liberar espacio en la cárcel y armar, remunerar milicias del pueblo y de los pobres en las regiones periurbanas para imponer el orden. Ante esto, me temo que el movimiento de resistencia popular no logrará mucho".

Por tercer día, los conciertos de cacerolas y claxones estallaron en el país el jueves 4 de febrero a las 20 h, comienzo del toque de queda. Previamente, trabajadores de la salud, abogados y estudiantes habían participado en acciones de protesta. Pequeñas manifestaciones tuvieron lugar en Yangon y Mandalay. A las 8h, 70 diputados electos de la Liga Nacional para la Democracia (NLD) celebraron una sesión parlamentaria simbólica en la capital Naypyidaw. Juraron "servir al público", aunque desde el lunes, el General Min Aung Hlaing ha estado ejerciendo los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

La noche anterior, el comandante en jefe del Ejército había dicho a un grupo de empresarios que podría conservar el poder durante seis meses después del final del estado de emergencia de un año, para organizar elecciones. No es seguro que Aung San Suu Kyu pueda participar en ellas. Si es procesada por importación ilegal de walkie-talkies, el pretexto fútil presentado por el Ejército para encarcelarla, se enfrenta a tres años de prisión.

El Ejército es más que nunca dueño de la situación política, recuerda Renaud Egreteau, profesor asociado de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong y autor de Caretaking Democratization. The Military and Political Change in Myanmar (Oxford University Press, 2016), un análisis de las fuerzas militares y el cambio político en Birmania.

En vista de las declaraciones del General Min Aung Hlaing desde agosto y las acusaciones de fraude por parte del partido pro-Ejército USDP (Partido de la Unión, Solidaridad y Desarrollo) el día después de las elecciones, ¿estaba en germen este golpe desde hace mucho tiempo?

Obviamente, este golpe no fue una operación de última hora. Fue planeado, ejecutado con organización y llevado a cabo el primer día de una nueva legislatura elegida democráticamente. La negativa de la LND a convocar al Parlamento saliente para discutir el hipotético fraude electoral denunciado desde noviembre por el Ejército, la falta de claridad y transparencia de la comisión electoral sobre este tema, dejaban entrever una situación extremadamente tensa para el nuevo gobierno.

¿Son los militares birmanos malos perdedores?

Las elecciones de 2015 y 2020 fueron una formidable denuncia del control sobre la sociedad birmana de una institución militar. Esta última tiene dificultades para aceptar el hecho de que es incapaz de ampliar su base social. Pero el USDP no es el partido de los militares, hay otros dos o tres con los que la jerarquía militar comparte la misma ideología, pero ninguno es el instrumento directo del Ejército, a pesar de que haya connivencias. El Ejército, gracias a la Constitución de 2008, tiene una cuarta parte de los escaños en las asambleas legislativas nacionales y provinciales y, además, cada soldado tiene derecho a votar para elegir a su diputado civil entre el 75% restante de los escaños.

La puestas en cuestión de las elecciones y las listas electorales, la falta de convocatoria del Consejo de Seguridad y Defensa se mencionaron para justificar este golpe, pero ¿cuáles son las razones más profundas del Ejército y de Min Aung Hlaing que debía jubilarse en julio?

Min Aung Hlaing ahora parece ser el dueño indiscutible del aparato militar. Líder supremo de los ejércitos durante diez años, ha logrado no solo convivir con el pesado legado de su predecesor, Than Shwe, jefe de la Junta de 1992 a 2011, sino también garantizar la lealtad del cuerpo de oficiales superiores que ya no deben sus posiciones a los equilibrios internos y tensiones del régimen militar anterior, sino al propio Min Aung Hlaing. Es conveniente mirar más allá de las posibles ambiciones y enemistades personales dentro de las élites birmanas.

El Ejército -y su nueva generación de dirigentes- es una institución autónoma que también debe su supervivencia a un complejo sistema económico basado en el control y la explotación de territorios ricos en recursos. La perspectiva de un cuestionamiento de este lucrativo sistema por parte de un gobierno civil con instrumentos legislativos legítimos preocupa al ejército mucho más que las sanciones impuestas desde el exterior. Estas últimas han tenido dificultades para identificar objetivos creíbles en el pasado, debido a la opacidad de la economía birmana y la importancia de sus dinámicas subterráneas.

Min Aung Hlaing comenzó una carrera como dictador a los casi 65 años. ¿Se unió al club de dictadores birmanos: Ne Win [1962-1988], Than Shwe [1992-2011]?

Ampliaría la alusión haciendo hincapié en que la influencia política y social de los birmanos tiende a aumentar con la edad. Más allá de la esfera militar, la composición sociológica de los partidos políticos birmanos, incluida la LND de Aung San Suu Kyi, revela características bien conocidas de aquellos que estudian los sistemas gerontocráticos.

¿Por qué este golpe, cuando el Ejército ha dotado al país de una Constitución que le otorga amplios poderes y sistemas de bloqueo para controlar la acción política de las y los civiles?

Esto es de hecho lo que parece más singular. La generación anterior de líderes militares, la que calibraba el golpe de 1988, trabajó durante dos décadas para dar forma a un sistema político semicivil en el que se garantizaran muchos privilegios e inmunidades al Ejército y el derecho a controlar los asuntos del Estado mientras dejaba la intendencia (y los problemas relacionados) en manos de una administración civil. Sin embargo, este sistema llamado pretoriano tenía debilidades que la LND se había negado a explotar después de su victoria electoral en 2015.

Pensamos en el método de votación que promueve la tiranía mayoritaria y en las posibilidades de control legislativo y presupuestario del sector de la defensa. La segunda victoria de la LND en noviembre de 2020 y la incapacidad del Ejército para encontrar un terreno común con Aung San Suu Kyi en los últimos tres meses probablemente han elevado el temor del Ejército de que los defectos del sistema puedan ser explotados por la Señora cuya popularidad permanece intacta.

¿Una forma de intransigencia, una práctica solitaria de poder de Aung San Suu Kyi explica estas malas relaciones con los militares y, por lo tanto, también, este golpe?

Más que la personalidad y el carácter elitista de Aung San Suu Kyi, son su aura, mito y linaje [hija de la defensora de la independencia birmana Aung San, asesinada el 19 de julio de 1947] lo que no soportan los miembros de un Ejército que se ve como una casta superior, cuando no elegida, para gobernar el país desde su independencia. De ahí el uso abusivo y mezquino de leyes improbables, cueste lo que cueste.

Los únicos soldados con los que supo llegar a una buena relación pertenecen a la generación de la era Ne Win que fundó la LND con ella en 1988. Desde entonces, la LND no ha sido capaz de atraer a sus filas a militares de alto rango a pesar de la popularidad de Aung San Suu Kyi entre las tropas. Esto ilustra la creciente insularidad del ejército desde la década de 1990.

¿Al final, el Ejército nunca ha aceptado el proceso electoral y la democratización?

El Ejército no lanzó un proceso de democratización redactando la Constitución de 2008 y aceptando un reparto de poder con civiles durante la década siguiente. Más bien, fue una política de apertura lo que la generación anterior de jefes aceptó a principios de la década de 2010; una especie de Glasnost. Pero no hubo Perestroika ni revisión fundamental de las estructuras de poder, a pesar de un intento de reequilibrar esta distribución del poder político y legislativo en las dos elecciones de 2015 y 2020.

¿Así que el Ejército birmano sigue siendo un Estado dentro del Estado?

El alto mando del Ejército es una estructura tan opaca que es difícil identificar sus arcanos y dinámicas internas. Es incluso singular observar que en la era de las redes sociales, se sabe menos sobre los procesos internos de la institución que en la época de la censura y la ausencia de Internet en las décadas de 1990 y 2000. El carácter insular y la mentalidad de asedio permanente del Ejército y sus altos mandos se han fortalecido en las últimas dos décadas, incluso desde que comenzó la apertura en 2010. Esta nueva generación de generales creció en el contexto del golpe de 1988 y fue formada en academias militares reestructuradas durante la década de 1990.

¿Cuáles son las bases ideológicas y la visión de este poderoso Ejército?

La ideología y la visión del mundo de esta nueva generación de oficiales siguen guiándose por hitos intelectuales y morales violentamente supremacistas (basados en un grupo étnico bamar mayoritario en el país) y teñidos de nacionalismo religioso que buscan defender el lugar primordial de la sociedad y el orden budistas. Ciertamente, esta visión dogmática es compartida por muchos birmanos1/. Pero este exclusivo y agresivo nacionalismo budista no atrae a toda la población, incluida la comunidad de monjes budistas, tan diversa y compleja. Esto atestigua las dificultades que el ejército encuentra en sus esfuerzos por ampliar su base social y autoridad moral más allá de sus simpatizantes históricos. (Entrevista publicada en el diario Libération del 4 de febrero de 2021)

http://alencontre.org/asie/birmanie...

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

1/ Michael W. Charney - profesor de historia asiática y militar en SOAS, Universidad de Londres (institución en la que se educó Aung San Suu Kyi) - escribió en un artículo en The Conversation, fechado el 3 de febrero de 2021: "En 2017, el Ejército de Birmania lanzó un brutal ataque contra el grupo étnico rohingya en la provincia de Rakhine, en el oeste del país. Mediante campañas en los medios sociales en plataformas como Facebook, la mayoría de la población budista bamar se ha visto arrastrada a un frenesí antiislámico. Aung San Suu Kyi no se opuso a las acciones del Ejército como esperaban los militares, lo que la habría causado perder mucho apoyo popular. En cambio, negó la culpabilidad de los militares, se unió al juego político del Ejército de no reconocer a las y los rohingya como una cuestión nacional. Apoyó la detención de periodistas que habían descubierto pruebas de las acciones del Ejército e incluso defendió al ejército, más recientemente en 2019 ante la Corte Internacional de Justicia". (Red. A l´Encontre).

Fuente: https://vientosur.info/un-ejercito-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Arcadi Oliveres: "Són els meus últims dies però són feliços"

8 February, 2021 - 00:00

Sílvia Marimon

Sant Cugat
Arcadi Oliveres (Barcelona, 1945) passa els últims dies a la casa d'estiueig que el seu avi va construir a Sant Cugat, on viu des de fa quinze anys. Quan seiem a parlar ens mostra els dibuixos de dos dels seus nets. L'un ha dibuixat la casa i l'altre el seu avi a punt de parlar en públic. I és que Oliveres al llarg dels anys ha fet milers de xerrades sobre democràcia, refugiats, capitalisme, cultura de la pau, canvi climàtic, desarmament, consum responsable... Dijous de la setmana passada li van diagnosticar un càncer de pàncrees que no li donarà gaire temps de descompte i, des d'aleshores, per casa seva no hi para de passar gent. Enrere han quedat les nits a l'hospital, on no podia rebre visites. “Aquests dies són dies feliços, em sento molt estimat”, diu. A prop sempre hi té la seva dona, la Janine.

Arcadi Oliveras retratat a casa seva. CRISTINA CALDERER

Expresident de Justícia i Pau, president de la Fundació Universitària Internacional de la Pau i membre de la Societat Catalana d'Economia, Oliveres ha donat veu i ha participat en molts moviments socials. Ha rebut premis com la Medalla d'Or al Mèrit Cultural. Ha deixat escrites les seves idees polítiques en uns quants llibres d'Angle Editorial. L'últim, justament s'ha publicat aquesta setmana: Paraules d'Arcadi. Què hem après del món i com podem actuar. Quan es va jubilar com a professor d'economia aplicada a la UAB, va calcular que per les seves classes hi havien passat 17.000 alumnes. No va ser mai un professor convencional. Entre altres coses, ensenyava als estudiants a fer la declaració de la renda evitant pagar el 6% que es dedica a Defensa. Aquesta setmana són molts els que li han deixat missatges a la web que ha obert la família perquè tothom qui vulgui se'n pugui acomiadar.

Quan algú li demana mirar enrere, diu que simplement s'ha limitat a llegir molt, digerir-ho bé i explicar-ho. Que ha tingut una vida plena de privilegis. Continua defensant que les utopies són necessàries, que el món s'ha de canviar i que fer-ho no és només possible, sinó també necessari i urgent. Tan sols lamenta que potser l'última utopia no serà possible: conèixer la seva neta, l'Aila, que naixerà al maig.

Continua tenint l'agenda molt plena, aquests dies va rebent gent.

— Rebent no, estimant. Tinc la sort que la gent em coneix i m'estima. Aquest matí li deia a la Janine: són els meus últims dies però són feliços. A la vida he tingut moments de tot, alguns de feliços i d'altres no tant, com quan es va morir el meu fill, el Marcel. Però a part d'aquesta pèrdua, em considero un afortunat, no em puc queixar. El metge em va dir que em quedaven entre dos dies i dos mesos. I els he d'aprofitar. Estic gaudint de totes les converses.

El seu últim llibre comença amb una conversa amb els seus nets. Diuen que sempre parla molt i els explica sovint que el món està molt revoltat.

— Sí, això va ser idea de la Mar [Mar Valldeoriola, l'editora amb qui ha fet el llibre]. El Pol i el Marc passen aquí alguns caps de setmana. El Marc, que és el gran, és molt matiner i quan es lleva llegeix el diari de cap a peus. I després en parlem. Això de llegir el diari sí que deu ser herència de l'avi.

En molts dels seus llibres hi ha una frase que repeteix sovint: diu que s'han de perseguir les utopies.

Sí, s'han de perseguir les utopies. A mi se m'han anat presentant al llarg de la vida. Vaig participar en lluites durant el franquisme, després durant la Transició, en democràcia amb el 15-M... He pogut viure mil aventures, no polítiques, sinó socials. Mai he volgut formar part de la política institucional, no he tingut mai cap carnet de partit polític. He fet vida política a la perifèria. En part, han estat determinants la família i l'escola. El meu pare era un pacifista i un catalanista radical. I la mare era una militant de les associacions de veïns. Vaig tenir, a més, la sort d'estudiar als Escolapis, que ara pot semblar una escola carca però quan jo vaig anar-hi no ho era. Entre altres professors vaig tenir Lluís Maria Xirinacs. El 1959 vaig rebre classes de marxisme i de lluita de classes. He tingut sempre molta sort.
Xirinacs, el precursor de la desobediència pacífica

Com deia abans, sempre ha treballat des de l'altra política, mai des d'un partit polític.

— Sí, és el camí que he triat. No m'agrada la vida dels partits polítics, de les eleccions, dels pactes de partits...

Parla sovint de la llibertat, un concepte complex. A vegades, ni tan sols som conscients que no som lliures. Vostè ha triat el seu propi camí.

— Tinc dues germanes i dos germans. I les germanes sempre em diuen que a la vida he fet sempre el que he volgut i que mai ningú m'ha obligat a res. Soc el més gran dels cinc germans i el meu pare va morir jove. Em vaig haver de fer càrrec de la família. I això em va donar una absoluta llibertat.

Què li ha aportat aquesta llibertat?

— Lliure, lliure, no ho és ningú al 100% i menys en aquest món actual, però he pogut fer el que m'agrada. Com que no he seguit mai cap militància ni he tingut vincles amb partits polítics ni amb grups religiosos, mai he estat censurat. Mai ningú m'ha dit "això no ho ha de dir" o "això no ho has de fer".

No s'ha mossegat mai la llengua. Defensa que el capitalisme s'ha de destruir, afirma que la monarquia és una poma podrida que no hauria d'haver existit mai, anima a la desobediència civil, diu que vivim una democràcia més aparent que real...

— Sempre he dit el que he volgut. Fa més de vint anys vam fer una campanya contra el deute extern. Vam fer un referèndum i la Junta Electoral va dir que era un referèndum il·legal. Em va trucar el secretari de la Conferència Episcopal Espanyola, monsenyor Juan José Asenjo. Em va prohibir que hi participés com a president de Justícia i Pau. No li vaig fer cas. He tingut alguns problemes jurídics per l'objecció fiscal, però han estat multes. Durant el franquisme, esclar, també em van detenir en alguna ocasió i el Tribunal de Orden Público em va jutjar l'any 1968 per haver organitzat una manifestació il·legal, però em van absoldre.

Recordo que una vegada va explicar que cada 26 de setembre dormia malament. Va ser la nit que van afusellar Txiki.

— Sí, els que formàvem part de la campanya contra la pena de mort ens vam reunir a la seu de Justícia i Pau. Ens hi vam estar fins a les tres de la nit. Fins i tot vam trucar al Vaticà, en un últim intent. L'endemà al matí ens vam trobar amb els seus advocats, el Marc Palmés i la Magda Oranich. Van arribar amb la cara desencaixada i unes quantes bales a la mà. El dia del funeral la policia va carregar contra tothom. Des d'aquella nit, cada 26 de setembre he dormit malament.

Les bales de l'últim afusellat a Catalunya pel franquisme

Ha participat en molts moviments socials. Un dels últims va ser el 15-M. Creu que continua viu?

— No com a moviment però sí en els objectius. Després han vingut allò que han anomenat marees. Les marees dels pensionistes, educatives, solidàries. Les reivindicacions continuen.

Continua pensant que el capitalisme s'ha de destruir i que això és possible?

— Sí, s'ha de fer i és urgent perquè és un sistema pervers que mata vides. Cal anar canviant l'actitud cada dia. Com a consumidors podem produir canvis.

Durant molts anys va ser professor universitari. No és gaire habitual que els professors universitaris participin en les lluites socials.

— Sempre hi ha hagut professors que han participat en les lluites socials però és una lluita minoritària. Durant la dictadura, qui feia la revolució o pretenia fer-la era un 10%. I ara crec que és igual. Per exemple, ara fa deu anys es va posar en marxa el pla Bolonya. Si érem cent professors, només tres ens hi vam manifestar en contra. Suposo que s'hi barregen molts interessos però no em vaig fer professor ni vaig estudiar econòmiques per fer més rics els que ja ho són, sinó per treure de la pobresa els més pobres. La universitat hauria de ser un motor de canvi, una institució pagada amb diners públics no pot repetir un sistema socioeconòmic tan injust. La universitat hauria de ser crítica, transformadora.

Font: https://www.ara.cat/cultura/arcadi-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Vencer los miedos

8 February, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas