Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 11 min 4 seg

Historia de una versión policial que se desmorona pero que puede llevarte a la cárcel

30 June, 2019 - 00:00

Es también la historia de unas grabaciones destruidas por la policía y de otro joven que fue acusado de inducción a un delito de atentado a la policía cuando estaba trabajando en un pueblo a 52 kilómetros.

Iker Armentia

Esta es la historia de un globo de pintura que se convirtió en una pancarta y de un joven que huía de la policía sin echar a correr. Es también la historia de unas grabaciones destruidas por la policía y de otro joven que fue acusado de inducción a un delito de atentado a la policía cuando estaba trabajando en un pueblo a 52 kilómetros. Es la historia de más grabaciones eliminadas. Esta es la historia de un policía al que tiraron un piedra. Este es el guión perfecto para un documental de Netflix pero se ha quedado en una anécdota local que casi nadie conoce en España. Es, en definitiva, la historia de una versión policial que se desmorona pero que puede llevar a Pablo Alberdi a la cárcel.

Esta historia ocurrió hace 7 años. El 14 de noviembre de 2012. En Logroño.

Aquel día había amanecido con el llamamiento de los sindicatos a la huelga general contra los recortes durante la crisis. En Logroño, como en el resto de capitales españolas, una multitudinaria manifestación recorrió las calles del centro. La protesta derivó en graves incidentes entre la policía y grupos de manifestantes: hubo cargas policiales y lanzamientos de objetos a la policía. Un policía recibió el impacto de una piedra en la pierna. Necesitó tres días para recuperarse. Pablo Alberdi, miembro de la CNT, fue acusado de haber lanzado esa piedra y, después de rechazar un acuerdo con la fiscalía, afrontó un juicio en el que el pasado mes de septiembre fue condenado a cuatro años y nueve meses de prisión por atentado contra la autoridad y desórdenes públicos. Ahora espera la respuesta al recurso que pueda salvarle de pisar la cárcel.

El globo convertido en pancarta

La versión policial señaló que en plena tensión entre antidisturbios y manifestantes, Pablo Alberdi lanzó un globo de pintura rosa que impactó en el pecho del responsable del dispositivo policial, el inspector jefe Fernando Fernández Beneite. Se produjo una carga policial y tres agentes se dirigieron hacia Alberdi para atraparlo. Pablo huyó "a la carrera" y tras una persecución fue arrestado. Fue en el momento de la detención cuando uno de los policías le identificó como el joven que unos minutos antes también había tirado la piedra que golpeó en la rodilla a un policía. "Este es el de la piedra", dijo.

Esto fue lo que hasta cuatro policías diferentes firmaron en el atestado y que durante años refrendó la fiscalía en su acusación contra Pablo Alberdi.

Lo que había ocurrido, sin embargo, era muy diferente.

Alberdi nunca echó a correr, se mantuvo con las manos en alto. De hecho, no tiró un globo con pintura a la policía tal y como afirman varios policías en el atestado. A Beneite no le impactó ningún globo en el pecho. Era pintura que le había salpicado en la espalda del globo que cayó en el escudo de otro policía. No fueron tres policías a por él, sólo uno. El propio Beneite. Todo esto se supo mucho después, cuando la defensa de Alberdi consiguió un vídeo grabado por un manifestante que echaba por la borda la versión policial.

Repentinamente, en el juicio, el globo que Alberdi había tirado -antes de la carga policial- desapareció pero se convirtió en una pancarta que "estampó" a Beneite cuando la carga policial ya se estaba produciendo. Repentinamente, los policías dijeron que ellos no habían visto a Alberdi tirar un globo y Beneite sacó a colación que el globo lanzado por Alberdi desde lejos era en realidad una pancarta que le había estampado de cerca un rato después. La acusación se amoldó a esta nueva versión policial y la jueza, en su sentencia condenatoria, añadió algo más de épica y escribió que Alberdi "golpeó violentamente con la pancarta contra su cuerpo". Una afirmación que no se sostiene en las imágenes del vídeo sobre ese incidente.

Así que tenemos a unos policías que firman un atestado en el que acusan a Alberdi de tirar el globo de pintura, pero luego dicen en el juicio que no lo vieron, y la acusación se agarra a la explicación de la pancarta que ocurre después. Sorprendentemente lo que, por pura lógica, debería poner en cuarentena la versión policial sobre todo lo ocurrido aquella noche, para la jueza no son más que "precisiones" y "aclaraciones". Un cambio de versión policial tan significativo para los derechos del acusado es tan sólo una matización sin importancia para la justicia.

Entretanto, a Alberdi le acusan de haber tirado la piedra a la policía antes de este incidente. La única prueba contra él es el testimonio de un policía que dice verle lanzar la piedra (y digamos que los testimonios de estos policías no son muy fiables si nos atenemos al globo-pancarta y la no-huída). En realidad, el policía ve a un joven encapuchado lanzar la piedra. Cuando detienen a Alberdi más tarde por el incidente del no-globo no lleva ninguna capucha. Va a cara descubierta. El policía ni siquiera puede identificarlo por el rostro. En el juicio, este policía afirmó que lo identificó "por la forma de vestirse y de moverse". Cuando le pusieron un vídeo con varias personas encapuchadas en las protestas para que señalara quién podía haber sido, el policía respondió:

En ese vídeo, ahora mismo podría ser cualquiera.

Eso es todo lo que hay.

Las grabaciones eliminadas por la policía

Pero quizás podría haber habido más. Porque aquella noche hubo más grabaciones en vídeo que las que la defensa encontró para desmontar las acusaciones policiales. La propia policía grabó los incidentes -se aprecia en un vídeo a un policía de pie, calmado y con la cámara en la mano- pero esas grabaciones nunca se han visto. Bueno, sí, las vio la policía y las destruyó porque "técnicamente por su calidad de imagen eran ineficaces desde la perspectiva policial". La defensa las había reclamado pocos días después de los incidentes pero la policía nunca las entregó a la investigación judicial. ¿Por qué alguien que supuestamente es culpable de tirar una piedra a la policía se arriesgaría a reclamar las grabaciones de la policía? ¿Por qué la policía no dejó que fuera la justicia quien determinara si las imágenes eran útiles para la causa? Las autoridades no investigaron la destrucción de las imágenes. A día de hoy no se sabe qué policía fue quien ordenó su borrado.

Pero es que todavía quedaban otras imágenes que podían haber aclarado lo ocurrido y que fueron reclamadas también por el abogado de Pablo Alberdi. Eran las grabaciones realizadas desde las cámaras fijas del Palacete del Gobierno de La Rioja justo frente al lugar donde se estaba viviendo la bronca. Pero tampoco se han podido ver. La empresa encargada de la seguridad, Eulen, indicó a los tribunales que esas grabaciones también habían sido eliminadas a pesar de que la empresa tiene la obligación legal de conservarlas ante "la existencia de un delito o incidencia". Como era el caso. También, a día de hoy, se desconoce quién borró esas imágenes.

Es decir, la defensa removió Roma con Santiago para conseguir grabaciones de los incidentes, mientras las autoridades borraron sus propias grabaciones.

El caso tiene muchas más sombras, tantas como la estrambótica acusación contra otro joven, también miembro de la CNT, Jorge Merino -condenado a un año por un delito de desórdenes públicos por dar el discurso final de la manifestación que, según la jueza, alentó los incidentes-, pero contra quien durante años la fiscalía mantuvo una acusación añadida de, entre otros, un delito de atentado a la autoridad por inducción. Llegaron a pedirle nueve años de cárcel. Sin embargo, Merino no estaba allí cuando se armó la bronca. Él se había marchado después de terminar su discurso porque poco después entraba a trabajar en una empresa en San Adrián, a 52 kilómetros de allí. Ni siquiera se había enterado de las cargas policiales posteriores. Lo demostró con pruebas desde el principio pero la fiscalía tardó tres años en rebajarle la petición de pena a dos años de prisión. Merino también ha recurrido su condena por desórdenes públicos.

En Logroño llaman a este caso el 'no caso'. Un nombre muy apropiado.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

A orillas del arroyo de la Riguera por Donadillo (Zamora)

29 June, 2019 - 00:00

javier sainz

El arroyo de la Riguera, también llamado del Abranal, del Regato o de Fuentalba, es un modesto curso acuático, afluente del río Negro por su margen izquierda. Nace en las estribaciones del la Sierra de la Cabrera y drena, casi totalmente, los términos de los pueblos de Donado y Donadillo. Dispuestos a caminar junto a su cauce, elegimos como punto de partida esta última localidad. Conoceremos así de los parajes recónditos y serenos por donde discurre, en contacto directo con una naturaleza un tanto áspera, pero libre y primigenia.

Iniciamos el recorrido desde las proximidades de la iglesia del citado Donadillo, tomando una calzada que enfila hacia el mediodía. Dejamos atrás unas últimas casas y en dos bifurcaciones sucesivas nos desviamos por los ramales de la izquierda. Avanzamos a continuación por una especie de carril, trazado entre las paredes de las fincas, para alcanzar enseguida el cauce que buscamos. Existió en este enclave un rústico puente. De él permanecen sus sólidos estribos de mampostería, pero desapareció hace mucho su plataforma originaria de troncos. Ante esa circunstancia, para cruzar a la otra orilla y seguir por ella un breve trecho, utilizamos una rudimentaria pasarela de piedras alineadas. En momentos de caudales abundantes no es posible tal acción. Entonces hemos de rodear la finca contigua y bajar más allá. Unos ciento cincuenta metros por debajo de los restos de ese destruido puente encontramos otro, ahora firme y bien cuidado. Aprovechamos su funcionalidad para retornar sin esfuerzo a la margen derecha. Es por ese lado por donde vamos a caminar toda la primera mitad del trayecto.

En un talud inmediato sorprenden los muñones rojizos de un muro. Al parecer son los restos de un viejo tejar que fue propiedad del concejo. La persona que se hacía cargo de su explotación, aparte de concertar de antemano el precio de cada teja, tenía que entregar cien unidades a cada vecino del pueblo. Con ello la venta sólo era libre con gentes de otras localidades.

Sorprenden y agradan estos parajes, sombreados por hileras de fresnos, con sauces y alisos intercalados. Singulares se presentan tres viejos cerezos, altos, frondosos, emplazados en terrenos comunales. Alguno más resiste en las cercanías. Se generan así densas masas forestales que esconden y camuflan cualquier obra humana disonante. A su vez las praderas ribereñas exhiben suave césped, mantenido a raya por los rebaños que aún deambulan y aprovechan estos pastos. Las tenadas ganaderas quedan relativamente cerca, pero apenas llegamos a notar su presencia. Deambulamos por un valle apartado y silencioso. A trechos se angosta, constreñido entre taludes rocosos, para abrirse a continuación en navas húmedas y fecundas. Por ciertos sectores nos desplazamos al lado mismo del cauce, para retirarnos en otros, forzados a esquivar riscos agrestes o áreas encharcadas. La serenidad resulta total. Sólo percibimos el chapoteo de las aguas al saltar por encima de rudimentarias presas. Algunas de esas barreras desviaron las corrientes hacia los caces de molinos desaparecidos. Queda memoria de la existencia de tres de ellos. Bien hermosos y bucólicos resultan los remansos, sobre los que flotan, en primavera, las delicadas flores de los ranúnculos. Aprovechando una cuesta, bien orientado hacia el tibio sol y protegido por una recia pared, encontramos un modesto colmenar. Allí las abejas han de beneficiarse con la esplendorosa floración de multitud de escobas, cantuesos, caparzas y otros matorrales que prosperan por el contorno.

Tras un último encajonamiento, el valle se abre en una vasta pradera de muy poco desnivel. Allá el arroyo se retuerce en cerrados meandros, diluyéndose a tramos entre hirsutos herbazales. Para evitar corros pantanosos conviene introducirnos en el robledo inmediato. Ese frondoso bosque ha sufrido talas recientemente. Bien evidentes son tocones, con los cortes aún frescos, que todavía emiten el tan característico aroma de madera recién cortada.

Nuestra caminata se torna monótona, un tanto rutinaria; hasta que, sorpresivamente, topamos con un camino bien marcado que aprovechamos para nuestro avance. Es esta pista el enlace principal entre Donadillo y Peque, la localidad oriental más inmediata. Hacia el sur, a media distancia, se hace presente un extenso pinar, ya adulto. Ocupa los espacios del viejo desolado de El Villar. Cuentan que las últimas moradoras de ese lugar fueron dos mujeres. Decididas a abandonarlo, no se pusieron de acuerdo para irse juntas y una emigró a Otero de Centenos y la otra a Donadillo. Por ello no pudo adjudicarse el término yermo a ninguno de los dos pueblos, quedando indiviso. Por detrás, más allá, emerge el poderoso Castro de Otero, un cerro dominante en cuya cumbre quedan vestigios de un asentamiento fortificado.

Atravesamos el arroyo por un paso creado con grandes tubos e iniciamos el retorno por las riberas orientales del valle. Se nos presentan ahora incómodos obstáculos. El primero es un regato convergente, el cual genera un área semiencharcada que hemos de salvar. Ese tremedal se prolonga algunas decenas de metros, pero si pretendemos esquivarlo por la ladera adyacente la espesura de los brezos que allí crecen dificulta el avance en gran medida. Ya más arriba concluyen los impedimentos para de nuevo recuperar del sosiego. El sotobosque se hace practicable y desaparece el chapazal. Encontramos en esta parte robles de notable envergadura. Tres de ellos, juntos, forman un conjunto admirable. También hallamos un rodal de encinas, una docena de ellas que resultan interesantes por su escasez en la zona.

La vaguada principal recibe por este lado la convergencia de otra secundaria, suave y amplia. Nos adentramos por ella para conocer otros rincones del término. La drena el regato del Mular, el cual carece de verdadero cauce en largos sectores. Todos los espacios están ocupados por pastizales, ralos y pobres en las cuestas, pero mucho más tupidos en los bajos. Seguimos por ahí hasta encontrar las trochas transversales de los rebaños o las roderas de algún tractor. Aprovechando su realidad viramos hacia el oeste para penetrar de nuevo en el pueblo.

Dispuestos a disfrutar de los atractivos del casco urbano, comprobamos su amena dispersión. Posee cuatro barrios bien definidos, denominados El Cabo, El Couso, Medio y Arriba, separados entre sí por diversos huertos, dotados de densas arboledas. El más oriental se emplaza al otro lado del arroyo. Aunque encontramos algunas ruinas y edificios en precario estado, dominan las casas bien acondicionadas, de magnífico aspecto. Unas presentan nueva hechura, pero otras son las tradicionales que se han beneficiado de modélicas rehabilitaciones. Entre los inmuebles más vetustos y peculiares destaca la vieja fragua, imprescindible antaño para la vida rutinaria del pueblo. Aunque en nuestros días yace solitaria, aún se conserva en buen estado. Posee paredes de mampostería y en los tejados combina losas de pizarra, reservadas para los aleros, con teja curva en los faldones. A su servicio, para facilitar un buen temple, a pocos pasos de su puerta acondicionaron una modesta laguna. Necesario es evocar también las fuentes locales más conocidas, la de las Calinas y la de Fuentalba.

Actuando de nexo espiritual y centro común de encuentros, la iglesia es el edificio más emblemático. Desde lejos se hace presente con una esbelta espadaña de tres ventanales, animada con salientes cornisas y parejas de bolones esquineros. Aparte de ese campanario, posee larga nave y rotunda cabecera cuadrada, a la que agregaron dos capillas laterales. Centrando la atención en detalles, apreciamos que la mencionada cabecera es la parte más antigua y descollante. Sus muros, potenciados con gruesos contrafuertes esquineros, son de mampostería regularizada con gruesas llagas de mortero. No obstante, para los aleros se reservaron labores de cantería. Crearon así una cornisa decorada con una interminable sucesión de pomas, apoyada en canecillos poco salientes, provistos de gruesas bolas Se repitieron aquí las formas existentes en Villar de los Pisones, Palacios de Sanabria, Vime y otras localidades de la comarca, pero con menos delicadeza y minuciosidad. La utilización de la piedra local "ollo de sapo" no debió de consentir mayores sutilezas. Como en los lugares citados, es posible que esa parte se levantara entre los siglos XIV y XV. Conocimos el interior hace ya unos cuantos años y suponemos se conserve igual que entonces. Como punto central de atenciones descuella el retablo principal. Se nos muestra con una vistosa policromía, lograda con jaspeados de variados tonos. Adopta así unas formas neoclásicas peculiares, pero ciertos detalles incitan a pensar que en origen fue una obra barroca que en momentos posteriores a su creación debió de sufrir la eliminación de los ornatos para generar el estado actual. Persisten columnas salomónicas, insólitamente lisas, desprovistas de los sinuosos sarmientos. En su nicho central, además de imágenes de yeso, entroniza una figura de San Miguel, dejando para el ático la de la Santa Eufemia, titular de la parroquia. Sirviendo de dosel, por encima se tiende un notable artesonado leñoso, en el que pechinas esquineras tornan la planta cuadrada en octogonal. Su vistosidad se logra en la repetición geométrica de elementos, a la que se agregan labores de sogueado en vigas y estrellas pintadas en tableros. De las capillas laterales destaca la del Ecce Homo, cuyo retablo, barroco, muy denso, expone la escultura de Cristo, con todos los signos de su humillación y ultraje. Aparece sentado sobre una especie de dragón o monstruo. Por encima la escena del Calvario se completa con la presencia de Dios Padre y la paloma del Espíritu Santo, para reproducir una peculiar Trinidad.

Un segundo edificio religioso existe en la localidad. Es una pequeña ermita titulada de la Vera Cruz, ubicada a las afueras, hacia el oriente, a orillas de un camino antaño mucho más transitado. Por sus formas posee planta cuadrada, con un portalillo o tejavana amparando la puerta. A través de un enrejado de listones es posible contemplar el interior. En el centro muestra una especie de estampa a modo de retablo, quedando a los lados, apoyadas en la pared, un par de grandes cruces de madera. Su encanto proviene de su modestia y del campestre entorno en el que se emplaza. Una restauración moderna ha consolidado el edificio. Como tributo ha perdido parte del bucólico encanto que poseía.

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/za...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Objetar a la guerra

29 June, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

La militarización de la empatía

29 June, 2019 - 00:00

Por su notorio interés reproducimos este artículo de la página counterpunch.org. El artículo está en inglés y hemos empleado solamente el traductor del navegador para pasarlo a castellano. Disculpas por los errores de traducción. Al final del artículo está el enlace a la página original. Nota de Tortuga.

ABC News llevó a cabo un segmento de tipo "Estados Unidos fuerte" de un niño, a punto de celebrar su novena edición.Cumpleaños, abriendo un gran regalo, con su madre, fuera de la vista de la cámara, preguntándole: “¿Quién te envió este paquete especial?”. Refiriéndose a su padre soldado desplegado, responde: “El mejor papá en todo el mundo. . ”Abre el paquete grande, y encuentra un paquete más pequeño dentro, y una nota. Él mira fijamente la nota, luego exclama: "¡En realidad escribió esto!". Empieza a leer el mensaje de su padre: "Lo siento mucho, pero aquí han ocurrido algunos problemas, y parece que no podré estarás en casa para tu cumpleaños este año ". El niño comienza a atragantarse, y lentamente y con tristeza continúa leyendo la nota de su padre:" Lo siento mucho. Espero que entiendas. Habría hecho cualquier cosa por estar contigo. Pude conseguirte una sorpresa especial. Así que espero que me compense no volver a casa. Te amo con todo mi corazón. Te extraño mucho. Papá ". Luego se lleva la carta a la cara y se echó a llorar.("Papá desplegado sorprende a su hijo en su cumpleaños", ABC News, 6 de mayo de 2018)

La madre del niño lo alienta a abrir la caja más pequeña, como si lo que había leído no la hubiera afectado. Él reacciona con enojo: "¡Tú también estabas a punto de llorar!". Pero él sigue su consejo y abre el pequeño paquete. Dentro había una nota que decía: "Sorpresa". Mira a su alrededor, desconcertado. Luego mira hacia arriba y ve a su padre, que de repente aparece desde un pasillo. Él tira a un lado la caja grande, corre por la habitación y vuela a los brazos de su padre, gritando: "¡Papá! ¡Papi! ¡Te echo de menos! ¡Te echo de menos! ”( Ibid ) Fue suficiente para derretir el corazón y hacer que uno no piense en lo que“ papá ”pudo haber estado haciendo en el extranjero.

La militarización de la empatía es empleada repetidamente por los principales medios de comunicación para transmitir historias conmovedoras de las sorpresas fiestas de los soldados. Están los soldados disfrazados: como el padre, después de un año en Afganistán, llegando a casa en un camión de bomberos , ataviado con equipo de combate de incendios y máscara antigás. Arrodillándose ante sus dos hijas, se quitó la máscara de gas y las sorprendidas gritaron "¡Papá!", Y lo abrazaron "con lágrimas de alegría", para deleite de una multitud reunida.

Otro es un hijo con los ojos vendados en una clase de artes marciales , entrenando con su instructor. Luego, su padre, vestido de uniforme, reemplaza al instructor, y mientras combaten, con una bandera estadounidense en el fondo, el padre dice con una sonrisa: "Sigue así". El hijo habla más despacio, y su padre comenta: ¡Venga! ¿Eso es todo lo que tienes? "Conociendo esa voz, el hijo rápidamente se quita la venda y ve a su padre justo frente a él. Él dice: "¡Papá!", Y salta a los brazos de su padre, mientras la clase estalla en aplausos.

Papá Noel es un disfraz común que usan los soldados que regresan para sorprender a sus seres queridos. Pero un soldado se enfrentó a Santa para sorprender a sus dos hijas. Las hijas, junto con su madre, se sentaron junto a Santa en un centro comercial de Tennessee. Santa preguntó a las dos niñas: “¿Saben lo que quieren para Navidad?” El narrador respondió: “Todo lo que Jordan quiere para Navidad fue para su papá, quien estuvo en el Ejército y desplegado durante nueve meses, para volver a casa para las vacaciones. . ”Jordan y su hermana pequeña no sabían que su padre se escondía detrás de Papá Noel. De repente, apareció con los brazos extendidos, y Jordan gritó: "¡Papá!", Y corrió a sus brazos, con su hermana pequeña siguiéndolo. Una gran multitud se había reunido, y el narrador dijo: "No había un ojo seco en el centro comercial".

La militarización de la empatía es ciertamente extensa. Un soldado viene a casa para sorprender a su esposa, que está en la UCIN de un hospital , sosteniendo a una de sus dos hijas gemelas prematuras, con sus otros dos hijos pequeños en casa. Ella lo mira y se rompe, sollozando.

Una niña de segundo grado habla en una asamblea escolar sobre la importancia de apoyar a hombres y mujeres militares en el extranjero, ya que su padre, en uniforme militar, aparece detrás de ella en el escenario y se acerca y la sorprende, con toda la asamblea aplaudiendo. Una madre del ejército , fuera de casa por más de un año, regresa a la escuela de sus hijas de cuarto y segundo grado y, durante una asamblea, "les da la sorpresa de su vida".

La graduación de la escuela secundaria de un hijo adquiere un significado aún más especial cuando su padre soldado lo sorprende en ese día especial. Un jefe suboficial-padre desplegado en el extranjero regresa para sorprender y abrazar a su hijo en el campo de fútbol, ​​mientras el hijo juega en su último partido de fútbol en la escuela secundaria . Una madre de la Armada , desplegada durante cinco meses, sorprende a su hija de nueve años en la ceremonia del Día de los Veteranos en su escuela, el auditorio lleno de niños con banderas estadounidenses y veteranos de guerras pasadas como invitados y, "en un momento conmovedor", todos aplaudiendo cuando la madre aparece en el escenario y su hija desprevenida la ve, se mueve rápidamente hacia el escenario y se abrazan.

Estos ejemplos son la punta de la militarización de la empatía de los principales medios de comunicación. Las familias de militares, separadas por la llamada "guerra global contra el terrorismo" de Estados Unidos, se reúnen repentinamente, brevemente, en fiestas de bienvenida. Estas reuniones cargadas de emociones hacen que los espectadores se identifiquen con lágrimas con las familias y, por extensión, con las guerras globales de nuestro gobierno. O bien, la alegre identificación de los espectadores con la reunión de familias militares sirve para que no piensen en la interminable guerra de Estados Unidos. El resultado es el refuerzo de la lealtad patriótica y la amnesia. Aquí la empatía se militariza al servicio de la búsqueda de la dominación mundial por parte de Estados Unidos.

Las sorpresas de las fiestas militares conmueven los corazones de los espectadores, desviando su atención de realidades contrarias creadas por el ejército de los Estados Unidos. El padre soldado que sorprende a su hija de segundo grado en una asamblea escolar, y trae vítores y lágrimas a los ojos de todos, aleja la atención de los horrores creados por el ex presidente George W., la invasión criminal de Irak basada en la falsedad y apoyada por ambos partidos. .

Una encuesta realizada en enero de 2004 por el Ministerio de Educación de Iraq, con la asistencia de UNICEF, revela la realidad oculta por la sorpresa de los soldados en la escuela. El representante de UNICEF en Irak, Roger Wright, declaró los hallazgos de la encuesta: "Hoy en día, millones de niños en Irak asisten a escuelas que carecen de instalaciones básicas de agua y saneamiento, tienen muros de alcantarillado, ventanas rotas y techos con goteras". negligencia y falta de fondos, y la invasión y bombardeo estadounidense de marzo de 2003 a "más de 700 escuelas primarias -" un tercio de las de Bagdad - con más de 200 quemadas y más de 3.000 saqueadas ". Wright revela una realidad común no denunciada:" Irak solía tenga uno de los mejores sistemas escolares en el Medio Oriente '" (" Las escuelas de Irak sufren de negligencia y guerra ", www.unicef.org)

Los televidentes ven repetidamente a niños escolares estadounidenses llorar de alegría ante las sorpresas visitas escolares a sus padres militares, pero no a niños iraquíes de escuela que lloran de dolor por la pérdida de sus escuelas, y especialmente lloran por las innumerables muertes y heridas de sus padres. y las madres y otros miembros de la familia. La empatía que trasciende las diferencias y permite que todas las personas se identifiquen entre sí está tribalizada , es decir, transformada al servicio del imperialismo estadounidense, borrando la humanidad y los derechos de aquellos que nuestro gobierno identifica, y nuestros medios informan debidamente, como enemigos.

La realidad es mucho más que un soldado estadounidense que regresa a casa para sorprender y consolar a su esposa y dos hijas prematuras en la unidad de cuidados intensivos neonatales de un hospital (UCIN). En 2015, en Afganistán, un avión de combate de Estados Unidos bombardeó un hospital de traumatología de Médicos Sin Fronteras / Sin Fronteras (MSF), golpeando repetidamente "el edificio principal del hospital central, albergando la unidad de cuidados intensivos, salas de emergencia y sala de fisioterapia", matando a "12 miembros del personal y 10 pacientes, incluidos tres niños ”. MSF proporcionó una identificación de su ubicación para evitar ser bombardeado; y luego "condenó el ataque como un crimen de guerra", y "exigió [ed] que una investigación internacional completa y transparente sobre el evento sea realizada por un organismo internacional independiente". ("Afganistán: Kunduz Trauma Center Bombing", www.doctorswithoutborders7 de octubre de 2017)

Los espectadores de la televisión pueden ver el alivio en la cara exhausta de la prematura madre que da a luz a los gemelos cuando su esposo aparece repentinamente y le toca el hombro, y ella lo mira y comienza a sollozar. Pero los espectadores no verán el horror de los pacientes bombardeados en Estados Unidos gritando mientras se queman hasta morir en sus camas de hospital. ( Ibid )

La realidad es mucho más que una madre y sus dos hijas que visitan a Santa Claus en un centro comercial, y que Santa "concede" el deseo de la hija mayor: su padre aparece repentinamente para las vacaciones, sus hijas lo abrazan alegremente y todos los compradores. que se habían reunido aplaudir y se emocionaron hasta las lágrimas.

La realidad también tiene que ver con otro centro comercial: un mercado bullicioso en Siria que fue repentinamente devastado por las bombas estadounidenses. Según un nuevo informe de Human Rights Watch, "un avión militar de los EE. UU. Bombardeó un mercado abarrotado de gente" y "una escuela que alberga a personas desplazadas". Los investigadores de HRW "visitaron los sitios ... y recopilaron los nombres de al menos 84 civiles que murieron en los atentados, incluidos 30 niños ". ('Docenas de ciudadanos civiles murieron cuando Estados Unidos se enfrentó a una escuela y un mercado en Siria,' Por Murtaza Hussain, The Intercept, 25 de septiembre de 2017)

Además, “el grupo de monitoreo independiente AirWars” informó que “los ataques de la coalición en Irak y Siria han matado a entre 5.343 y 8.223 civiles desde las bombas empezaron a caer en agosto de 2014.” ( Ibid ) AirWars proporciona un servicio al contrarrestar la subestimación repetida del Pentágono de civil Víctimas en las guerras de Estados Unidos. Pero estos son todavía números sin los nombres de las víctimas, hechos sin las caras de los muertos y sus angustiados seres queridos y vecinos.

El teniente general Stephen Townsend, jefe de operaciones militares de EE. UU., Parecía estar hablando desde tres lados de su boca para explicar las causas civiles. Como se informó, dijo: "La Coalición continuará teniendo mucho cuidado en nuestro objetivo de proteger a los civiles, pero debemos mantener nuestro rumbo". Agregó que "la responsabilidad de cualquier muerte de civiles recae exclusivamente en ISIS". '' ( Ibid ) Mientras tanto, en todos los bulliciosos centros comerciales de Estados Unidos, el presidente Trump prometió que los compradores podrán "decir feliz Navidad de nuevo". ”

Las realidades contrastantes son numerosas. Sargento Joseph P. Collette , un soldado muerto en combate en Afganistán, es recordado en una iglesia, después de que una caravana lleva sus restos a su ciudad natal, mientras "los espectadores se alineaban en las calles para honrarlo". En Afganistán, la conmemoración de un ser querido fallecido conlleva un grave riesgo. Se informó que un avión de combate de los Estados Unidos había bombardeado una casa, matando a “cuatro mujeres y 10 niños. . . así como dos hombres ". Según" Mohammad Hashim Alokzai, un miembro del parlamento de Helmond, al día siguiente, los familiares varones de las víctimas se reunieron para un funeral masivo, y mientras enterraban a sus muertos, fueron capturados por otro ataque aéreo estadounidense, dijo Alokzai, matando a 13 hombres ". Se preguntaba:" No sabemos qué pasó con la OTAN cuando están atacando a civiles inocentes ".("Ataques aéreos estadounidenses en el área de los talibanes matan a 29 afganos a pesar de las conversaciones de paz", por Taimoor Shah y Fahim Abed, The New York Times , 26 de enero de 2019)

Es la misma historia de terror en las bodas, en Afganistán e Irak, y en Yemen. Tom Engelhardt, creador y editor de tomdispatch.com , proporciona un registro del bombardeo aéreo estadounidense en las bodas en Afganistán, Irak y Yemen. Cita matanzas de bodas, entre ellas “siete. . . Erika Eichelberger, de TomDispatch ”. Una masacre es de“ más de 100 juerguistas [que] mueren en una aldea en el este de Afganistán después de un ataque de los bombarderos B-52 y B-1B ”. En Irak, otra boda es bombardeada, con“ al menos 42 muertos ", incluidos 27 miembros de la [familia anfitriona de la ceremonia de boda], sus invitados a la boda, e incluso la banda de músicos contratados para tocar en la ceremonia 'en un ataque de aviones estadounidenses". (" Tomgram: Engelhardt, El álbum de bodas del infierno de Washington ", por Tom Engelhardt,www.tomdispatch.com )

El punto de Tom Engelhardt: "Si los talibanes o los iraníes o los norcoreanos acumulan esas cifras". . . Los clasificaríamos como bárbaros, salvajes, malhechores. Podrías imaginar que un embotellamiento de muerte y destrucción al menos merecería una atención a más largo plazo ", continúa Engelhardt. "Pero con las excepciones más raras, no se encuentra en ningún lugar, ni a la derecha, a la izquierda ni al centro, en Washington o Topeka, en las conversaciones cotidianas ni en las charlas de expertos". ( Ibid ) Este es un ejemplo de la complicidad de la corriente principal. Los medios de comunicación en la promoción de las guerras globales innecesarias de Estados Unidos.

Casi 3,000 personas murieron y más de 6000 resultaron heridas durante los horribles ataques del 11 de septiembre contra Estados Unidos. En lugar de cualquier autoexamen nacional para determinar la causa de los ataques, el ex presidente George W. Bush utilizó los ataques como pretexto para lanzar una guerra global contra el terrorismo e invadió innecesariamente a Afganistán y luego a Irak, afirmando falsamente que el presidente Saddam Hussein Tenía armas de destrucción masiva.

¿Cifras recientes sobre el número de civiles asesinados por el ejército estadounidense desde los ataques del 9/11? Una encuesta realizada por el Proyecto Costo de la Guerra en la Universidad Brown, a la que hace referencia The InterceptLa escritora Murtaza Hussain, revela el número total de muertos "en los números de las guerras de EE. UU. en. . . . Irak, Afganistán y Pakistán. . . aunque se estima que son conservadores, son asombrosos ”. La encuesta de Brown“ estima que al menos 480,000 personas han sido asesinadas directamente por actos directos de violencia en el transcurso de estos conflictos, más de 244,000 de ellos civiles ”. Y“ el número de las muertes, aquellas que resultan de enfermedades, desplazamientos y la pérdida de infraestructura crítica, se cree que son varias veces más altas y llegan a millones de personas ”. La encuesta no incluye“ los conflictos en Libia, Yemen, Somalia o Siria, donde EE. UU. ha llevado a cabo importantes operaciones militares en los últimos años ". (" América necesita contar con el número de muertos en las guerras posteriores al 11/9 ", por Murtaza Hussain, The Intercept19 de noviembre de 2018)

Murtaza Hussain señala: "La confrontación inicial con Al Qaeda, una organización clandestina que quizás sume unos pocos cientos de personas en el momento de los ataques del 9/11, de alguna manera se ha transformado en una guerra sin fin contra un universo en expansión de grupos terroristas aún más extremos. muchos de los cuales ni siquiera existían el 11 de septiembre de 2001 ”en el momento de los ataques del 11 de septiembre. Hussain continúa con el cálculo de los Estados Unidos: "Ciudades enteras se han quedado en ruinas, y Estados Unidos no ofrece una estrategia coherente para un retorno a la estabilidad, o incluso a la normalidad, en los lugares donde ha estado en guerra". ( Ibid ) El objetivo aparece ser la de crear enemigos interminables para garantizar la normalización de la guerra interminable, y las ganancias corporativas y el poder político interminables.

La periodista Hussain luego cita a Daphne Eviatar, directora del programa de Seguridad con los Derechos Humanos de Amnistía Internacional de EE. UU., Quien hace una pregunta que debería estar en la mente de todos los estadounidenses. Ella dice: "'Cientos de miles de personas han muerto en nombre de la lucha contra el terrorismo' 'y agrega:" Necesitamos preguntar quién se beneficia de esto, quién ha sufrido y cuáles son los efectos acumulativos' "( Ibid )

Nuestro gobierno nos sigue diciendo a los ciudadanos que nos estamos beneficiando porque el ejército de Estados Unidos está protegiendo nuestra seguridad. Dígale eso a los niños ansiosos y deprimidos cuyos padres y madres militares están desplegados y separados de ellos durante muchos meses o un año o más a la vez. Los niños cuya fragilidad emocional se ve cuando su padre regresa repentinamente y los sorprende, lo abrazan y gritan: “¡Papá, te extraño! ¡Te echo de menos!"

Un informe de "gran cuerpo de investigación. . . muestra el impacto negativo en los niños, los jóvenes y las familias del personal militar de EE. UU. ”y“ los hijos de familias de militares a menudo experimentan múltiples factores de estrés antes y durante el despliegue de sus padres y cuando regresan a casa ”. Además,“ según el Departamento de Asuntos de Veteranos. . . Uno de cada cinco de Irak y Afganistán veteranos, cerca de 300.000 personas, sufren de trastorno de estrés postraumático o depresión mayor.”Y‘veteranos con TEPT cometen actos de violencia doméstica a tasas superiores a los veteranos sin TEPT, y a tasas mayores que la población general.' (“ Trauma al que se enfrentan los niños de familias militares ", por Fianna Sogomonyan y Janice L. Cooper, Centro Nacional para los Niños en la Pobreza, mayo de 2010) Las guerras de Estados Unidos están creando inseguridad, no seguridad.

¿Quién se beneficia de la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo, que se ha transformado en un conflicto global armado sin fin? Ciertamente, el complejo militar / industrial / de inteligencia se beneficia, con una guerra interminable, un ganso dorado que sigue dando. El ex presidente George W. Bush, quien inició las guerras innecesarias contra Afganistán e Irak, se benefició, ya que las guerras lo ayudaron a él y a los miembros de su gobierno a obtener un segundo mandato.

Hay cerca de 800 bases militares de EE. UU. En unos 70 países de todo el mundo. No se trata de proteger a los estadounidenses, sino de obtener un beneficio en la producción de armas y en la protección de la búsqueda de la dominación mundial por parte del capitalismo. (Consulte "Las bases militares globales de Estados Unidos en realidad socavan la seguridad nacional. Aquí está cómo", por David Nine, Foreign Policy in Focus, originalmente publicado en TomDispatch, 26 de septiembre de 2015)

Obviamente, la mayoría de los estadounidenses no se benefician de la guerra contra el terrorismo. Unos 7.000 han sido sacrificados en el altar de las actividades imperialistas de Estados Unidos, con cientos de miles más heridos. La prioridad del gobierno es reducir los impuestos de las corporaciones y los ricos y aumentar el presupuesto del Pentágono, no proporcionar una educación adecuada, oportunidades laborales y atención médica a los ciudadanos. La falta de oportunidades obliga a las personas desfavorecidas de color y personas blancas a unirse al ejército, ya que es la única opción que ofrece trabajo, capacitación en vivienda, comida, viajes, beneficios y futuros beneficios educativos. Trágicamente, los hombres jóvenes y los jóvenes de medios limitados son manipulados para proporcionar los cuerpos para las interminables guerras imperialistas de Estados Unidos. Y, irónicamente, la atención médica proporcionada para los veteranos que regresan no coincide con la expulsión de los héroes que reciben como reclutas de políticos y deportistas en eventos públicos. (Ver"La falta de acceso a los servicios de salud mental que contribuyen a las altas tasas de suicidio entre los veteranos", por Ronald D. Hester, ijmhs.biomedcentral.com , 18 de agosto de 2017) Trágicamente, sirven como peones en la promoción patriótica de las guerras imperiales.

La guerra global de Estados Unidos contra el terrorismo debe ser una preocupación moral importante de las personas de fe. Las víctimas de esta guerra inmoral, ahora normalizada e interminable, son los innumerables seres humanos muertos, heridos y desarraigados por el ejército de Estados Unidos. Sus víctimas también son hombres y mujeres en las fuerzas armadas de los EE. UU. Y sus familias, y otros estadounidenses impidieron, por un presupuesto abultado del Pentágono, recibir una educación adecuada, oportunidades laborales y atención médica.

Moralmente indigna también a las personas de fe debería ser la militarización de la empatía: el robo y la nacionalización de una ética religiosa universal que inspira a las personas a trascender el tribalismo e identificarse entre sí. Esa ética es compartida por la mayoría de las religiones.. En el cristianismo: “En todo, haz a los demás como lo harías debido a ti; porque esto es la ley y los profetas”. (Mateo 7:12) En el judaísmo: “Lo que es odioso para ti, no lo hagas a tu vecino. Esta es toda la Torá; Todo lo demás es comentario. Ve y aprende ". (Hillel, Talmud, Shabbath 31a) En el Islam:" Ninguno de ustedes realmente cree hasta que desea para los demás lo que desea para sí mismo ". (El Profeta, Muhammad, Hadith) En Jainismo:" Uno debe tratar a todas las criaturas del mundo como a uno le gustaría ser tratado ". (Mahavira, Sutrakritanga 1.11.33)

Todos los niños de todas partes vuelan a los brazos de su padre y gritan: "¡Papá, te extraño. ¡Te echo de menos!"

El Reverendo William E. Alberts, Ph.D., ex capellán de un hospital en el Centro Médico de Boston, es un ministro Universalista Unitario y Metodista Unido. Su nuevo libro, The Counterpunching Minister (que no podría ser "preso" de distancia) ahora está publicado y disponible en Amazon.com. El prólogo del libro, Drawing the Line, está escrito por el editor de Counterpunch, Jeffrey St. Clair. Alberts también es autor de Un capellán del hospital en la encrucijada de la humanidad, que "demuestra cómo se ve el cuidado pastoral de primera categoría, tal vez incluso huele", afirma la revisión en el Journal of Pastoral Care & Counseling. Su dirección de correo electrónico es wm.alberts@gmail.com .

Fuente: https://www.counterpunch.org/2019/0...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Seis años de cárcel para el militar que se masturbaba ante una subordinada, a la que los mandos superiores no creyeron

28 June, 2019 - 00:00

Madrid

P. R.

El Tribunal Militar Territorial Primero ha condenado a un teniente en la reserva del Ejército del Aire a seis años de cárcel y a pagar a una subordinada —a la que acosó dos años y frente a la que se masturbó en varias ocasiones— una indemnización de más de 106.000 euros. A la víctima, que había sido además expulsada del Ejército (aunque Defensa suspendió esta expulsión a la espera de esta sentencia), no la creyeron sus superiores.

La mujer vivió un calvario de dos años en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia), en los que un veterano subteniente (hoy teniente en la reserva) se masturbó en varias ocasiones delante de ella cuando se quedaban solos, le pidió felaciones e hizo comentarios vejatorios, como por ejemplo: "Te gustaría comértela. Me gustaría correrme en tu boca", mientras le enseñaba el pene encerrados en un despacho.

Según declaró la soldado, su superior se masturbaba "hasta 15 veces al mes" delante de ella en ese periodo de tiempo. Ningún superior la creyó cuando denunció varias veces el acoso hasta que pudo sacarle una fotografía con el móvil en plena vejación. Y hasta ese momento no se puso en marcha ningún protocolo.

Incluso con un expediente abierto por estos hechos, el instructor asignado desplazado a la base "le aconsejó que no presentara denuncia". Ella, que no hizo caso del instructor, denunció este acoso en comisaría. Una juez de Elche concluyó que el testimonio de ella cumplía los requisitos de "verosimilitud, credibilidad y ausencia de contradicción". La instrucción del caso pasó de la Justicia civil a la militar, que inicialmente intentó revocar la orden de alejamiento contra el brigada dictada por la juez civil, aunque luego rectificó.

Ahora, la Justicia militar hace caso a la Fiscalía y condena al militar a seis años de cárcel y a una indemnización de 106.754 euros por los 720 días de baja médica que ha sufrido, más las secuelas de estrés postraumático y el perjuicio personal y moral.

Según subraya El País, el tribunal no tiene "ninguna duda de que la soldado no prestó su consentimiento ni tuvo voluntad de acceder a las relaciones sexuales que el acusado le vino proponiendo, ni a los tocamientos sexuales de que fue objeto. El acusado, sencillamente, se aprovechó de la situación de dominio en que se encontraba y se prevalió intencionadamente de esa circunstancia".

No obstante, uno de los miembros del Tribunal Militar ha formulado un voto particular en el que propone absolver al teniente por apreciar “incoherencias en las declaraciones de algunos testigos” y por su “trayectoria profesional intachable y más de 30 años de servicio”.

La sentencia es recurrible ante la Sala Quinta del Tribunal Supremo. El abogado de la víctima, Antonio Suárez-Valdés, manifiesta en declaraciones a El Mundo su satisfación por la sentencia, aunque apunta que "ahora Defensa debe enmendar el error de haber expulsado a la víctima por la patología psicológica sufrida, declarando que su depresión no tenía relación con dicho acoso, cuando los jueces corroboran que sí fue así".

sentencia by on Scribd

Público

Un teniente del ejército del aire condenado a seis años y medio de cárcel por acoso sexual a una militar de Elche

El juzgado togado de Madrid le obliga, además de la pena, a indemnizar a la víctima con 100.000 euros tras considerar probado que se masturbaba delante de ella.

i. j. iniesta

Un juzgado togado militar de Madrid ha condenado a seis años y medio de prisión, y a una indemnización de 100.000 euros a un teniente del ejército del aire tras considerar probado que cometió varios delitos de acoso sexual a una militar de Elche, según han confirmado desde el despacho de abogados Suárez-Valdés, que ha representado a la militar.

La joven denunció los hechos, ocurridos en la base de Alcantarilla, en la comisaría de Elche, y acto seguido fue suspendida y apartada el Ejército. La militar ya había solicitado una baja por el trauma que había sufrido.

La principal prueba de cargo contra el militar ha sido una imagen de móvil captada por la militar en la que se observa al que entonces era subteniente masturbándose.

En su denuncia, la mujer expuso que los primeros signos de acoso por parte del subteniente al que denunció comenzaron cuando ingresó en el cuerpo militar, hace unos once años, y que los comentarios fuera de tono se iniciaron de forma inmediata. Las humillaciones desde entonces han venido siendo una constante pese a haber dado cuenta a superiores, según detalla la militar en la denuncia presentada.

Con todo, la situación empeoró aún más en los últimos años, a raíz de que la destinaran a un puesto de trabajo en la misma oficina que el hombre y junto a algunas personas más, tal y como consta en la denuncia.

Entre otras cuestiones, la mujer relató que el hombre se masturbaba continuamente delante de ella en el lugar de trabajo que compartían, que le proponía con reiteración tener relaciones sexuales y que le hacía preguntas íntimas sobre su vida personal.

Incluso, tal y como pone en conocimiento de los agentes, la mujer comunicó a otros cargos superiores su situación y llegó a manifestar su disconformidad en alguna ocasión en la que se le ordenó que acompañara al hombre en desplazamientos fuera de las instalaciones de trabajo.

En todo este proceso, la denunciante aseguró que ha sufrido y sigue padeciendo un trastorno psiquiátrico a consecuencia del trato «degradante» al que se ha visto expuesta a lo largo de años.

Fue en marzo de 2016 cuando aprovechó un instante para tomar una fotografía al hombre en un momento en el que él, en la oficina en la que estaban trabajando, le mostraba los genitales. Con esa imagen, consiguió que le dieran algo de credibilidad a sus denuncias internas, y se activó el protocolo de actuación ante casos de acoso sexual, según especifica la denunciante.

Diario Información.

Ver más casos de violencia machista en el ejército español

Categorías: Tortuga Antimilitar

Solo dos psiquiatras atienden a los 455 enfermos mentales internados por cometer delitos en España

28 June, 2019 - 00:00

Los psiquiátricos de Fontcalent y Sevilla, cuya misión es contener y curar, deberían tener el triple de especialistas, admite el Gobierno.

EL PAÍS (IGNACIO ZAFRA).- Los dos hospitales psiquiátricos penitenciarios españoles, ubicados en Alicante y Sevilla, solo tienen un psiquiatra cada uno cuando según su relación de puestos de trabajo deberían contar con el triple. Los expertos consideran imposible en tal circunstancia que cumplan su objetivo de curar a los 455 internos que suman entre ambos, algunos de los cuales fueron declarados autores, pero no responsables, de graves crímenes. El motivo: bajas que llevan años sin cubrirse y la dificultad de Instituciones Penitenciarias para encontrar médicos. Sus responsables admiten el problema, pero no lo ven “alarmante”.

Los hospitales penitenciarios alojan a personas cuya participación en un delito ha sido declarada en un juicio, pero que son inimputables al no ser consideradas responsables de sus actos. Un ejemplo son los actos cometidos durante un episodio psicótico, un delirio que implique una ruptura con la realidad. La ley contempla su internamiento en centros específicos como “medida de seguridad”. Su reclusión está diseñada con una finalidad de contención, evitar que hagan daño a otros o a sí mismos, y de curación. Sin contar Cataluña, que tiene transferidas las competencias penitenciarias y presenta una ratio mucho mejor de psiquiatra por interno, en España hay dos hospitales penitenciarios. Fontcalent (Alicante), que tiene 298 reclusos y Sevilla, con 157. Los tipos de trastornos que sufren son muy heterogéneos. Y el motivo que les ha conducido allí también: desde actos penados con menos de tres años de cárcel a homicidios múltiples.

Cuatro expertos en psiquiatría penitenciaria consultados consideran inviable que con un solo psiquiatra los internos puedan recibir el tratamiento que precisan. “Es completamente insuficiente”, afirma Iñaki Markez, que fue responsable del grupo de investigación Salud Mental en Prisión y es miembro de la Asociación Española de Neuropsiquiatría. “Un solo psiquiatra no permite hacer prácticamente nada más que los informes rutinarios para la justicia y los tratamientos más básicos. Es una situación muy precaria”, añade Enrique Pérez, psiquiatra en la prisión de Alicante que trabajó también en el psiquiátrico de Fontcalent.

“Hay que cubrir esas plazas, por supuesto. Pero los equipos multidisciplinares que trabajan en ambos hospitales también están compuestos por psicólogos clínicos, educadores, trabajadores sociales, monitores terapéuticos y deportivos, enfermeros, médicos de atención primaria, auxiliares... Personas muy vocacionales que trabajan para recuperar como personas a los internos. Hay que solucionar la falta de psiquiatras, pero la situación no es alarmante”, afirma el responsable del Programa de Atención Integral al Enfermo Mental en Centros Penitenciarios de Instituciones Penitenciarias, Julián Sanz.

Solo 12 solicitudes para 37 plazas

Instituciones Penitenciarias tiene graves dificultades para encontrar no solo psiquiatras, sino también médicos de atención primaria para las cárceles. En la última convocatoria ofertaron 37 plazas y solo recibieron 12 solicitudes. En parte, señala Markez, porque los facultativos “cobran más y están más tranquilos” trabajando en los sistemas de salud de las comunidades.

Los psiquiatras de los hospitales penitenciarios elaboran los diagnósticos, supervisan los tratamientos, se encargan del seguimiento farmacológico y tienen que elaborar, cada seis meses, un informe de cada paciente dirigido a los tribunales con una propuesta sobre si el interno debe continuar en el centro o está preparado para salir. En un psiquiátrico del tamaño de Fontcalent, ello significa que su único psiquiatra tiene que redactar más de dos informes al día.

Estas propuestas son muy importantes porque los internos no tienen asignado un tiempo concreto de reclusión, solo un tiempo máximo; el que les habría correspondido en prisión de haber sido considerados responsables de sus actos. La ley prevé que abandonen la reclusión cuando se hayan recuperado y presenten un nivel bajo de “peligrosidad”.

Para determinarlo, los tribunales se guían por los informes de los psiquiátricos, pero no siempre siguen su criterio. “En los casos que en su día generaron gran alarma social y tuvieron más repercusión mediática, a los psiquiatras nos cuesta mucho convencer a los jueces de que la persona pueda salir, incluso estando bien”, afirma Enrique Pérez, que pone como ejemplo de ello el caso de la doctora Noelia de Mingo, que pasó 11 años en Fontcalent como medida de seguridad tras matar a tres personas en la clínica La Concepción de Madrid.

Más fácil entrar que salir

"De un hospital psiquiátrico es más fácil entrar que salir", coincide Pablo Gómez, fiscal decano de Vigilancia Penitenciaria de Alicante. Entre otros motivos porque apenas hay "centros civiles intermedios que permitan modificar la medida de seguridad al disminuir la peligrosidad cuando todavía no aparece indicado el tratamiento externo en los recursos comunitarios", lugares por donde los internos puedan pasar al salir del psiquiátrico antes de quedar en libertad bajo seguimiento ambulatorio. El director de la ONG penitenciaria Àmbit, Javier Vilalta, atribuye en buena medida la falta de alternativas a las comunidades autónomas.

La ausencia de recursos menos con características menos carcelarias hace que los hospitales psiquiátricos penitenciarios contengan a muchas personas que no deberían estar en ellos, porque su estado clínico y su grado de "peligrosidad" no lo justifica, asegura José Manuel Arroyo-Cobo, que fue máximo responsable de la sanidad penitenciaria española entre 2008 y 2018. Arroyo-Cobo estima que en esa situación se encuentran más del 30% de los internos, y que para una parte de ellos su permanencia resulta "claramente perjudicial para su proceso terapéutico".

El estigma de persona peligrosa

Julián Sanz, responsable psiquiátrico en Instituciones Penitenciarias, resalta, por otro lado, que los enfermos mentales sufren un "estigma de personas violentas y peligrosas" que no se corresponde con la realidad. "Deteriora muchísimo a la persona de cara a su integración y no es cierto. Las estimaciones dicen que menos del 5% de las personas con trastorno mental grave tienen episodios graves de violencia, y dentro de ese porcentaje, en la mayoría de los casos son contra sí mismos".

No todas las personas con trastornos mentales graves son declaradas inimputables —no responsables de sus actos— y enviados a hospitales psiquiátricos penitenciarios. La mayoría, 1.800 según Instituciones Penitenciarias, acaban en una prisión común. El motivo es que los tribunales no consideraron que su enfermedad les eximiera completamente de sus actos. Unos 300 de estos pacientes están en fase aguda y permanecen ingresados en las enfermerías de las prisiones. Los estudios reflejan que, además, en torno al 40% de los presos padecen algún trastorno mental común (menos graves).

El director de la ONG Àmbit denuncia que la atención que reciben en prisión es insuficiente. En 17 de las 69 cárceles dependientes de Instituciones Penitenciarias, según datos oficiales, no entra un psiquiatra ni siquiera una vez a la semana y los reclusos que lo necesitan tienen que ser trasladados al hospital para recibir su tratamiento. Vilalta coincide con una portavoz de Instituciones Penitenciarias en criticar la actitud de las comunidades autónomas, ya que desde 2003 tienen transferidas todas las competencias sanitarias de los presos, a excepción de la atención primaria, que sigue siendo competencia del organismo dependiente del Ministerio del Interior.

Fuente: http://www.derechopenitenciario.com...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Charla en Murcia

26 June, 2019 - 00:00

Charla a cargo del Grup Antimilitarista Tortuga.
Viernes 28 a las 19'30

Categorías: Tortuga Antimilitar

Escorpión, la prisión egipcia donde los presos políticos sólo pueden esperar la muerte

26 June, 2019 - 00:00

Iñigo Sáenz de Ugarte

Un millar de presos egipcios, la mayoría políticos, se encuentra encerrada en la prisión de máxima seguridad que ha recibido el nombre, no oficial, de Escorpión. La muerte en un tribunal del expresidente Mohamed Morsi hace unos días ha servido para que se vuelvan a conocer las condiciones de vida de los internos. La represión contra los disidentes decretada por el régimen del presidente Sisi continúa dentro de los límites de la prisión, según han denunciado varias organizaciones de derechos humanos, como Human Rights Watch.

El personal del centro propina palizas a los presos, los mantiene aislados en celdas de castigo, les deja sin ningún acceso a familiares o abogados (Morsi sólo vio a su familia en tres ocasiones desde que fue encarcelado) y les niega el tratamiento médico necesario.

HRW describió estas condiciones en el informe ‘We Are in Tombs': Abuses in Egypt's Scorpion Prison, difundido en 2016.

“Sus parientes creen que los cuatro bloques de Escorpión, que cuentan con 320 celdas, cuentan actualmente con unos mil presos, incluidos los principales dirigentes de los Hermanos Musulmanes, que están encarcelados junto a presuntos miembros del grupo extremista Estado Islámico, conocido como ISIS. Algunos de los encerrados en Escorpión no son miembros de ningún movimiento islamista, como el periodista Hisham Gaafar y el médico Ahmed Said”.

Desde 2013, los contactos de los presos con sus abogados son severamente limitados, incluso tienen pendiente la celebración de un juicio. Si se celebran, hay un oficial de seguridad presente en la reunión y los abogados no pueden entregar documentos a sus clientes ni llevar material de escritura para tomar notas.

La frecuente prohibición de visitas de familiares les impide entregar comida a los presos, una ayuda imprescindible porque la alimentación que reciben de forma habitual es claramente insuficiente. En la práctica, es como si los dejaran morir de hambre, porque a la falta de comida se une la asistencia médica que necesitan casi todos. La mayoría duerme sobre bloques de cemento, sin colchones, y sólo tapados por unas mantas.

Fuente: http://www.guerraeterna.com/escorpi...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Francia lo deja claro: “No hay lugar para las lenguas regionales como el euskera o el catalán”

26 June, 2019 - 00:00

El 4 de junio de 1794, la Asamblea Nacional decretó la prohibión oficial de todas las lenguas habladas en Francia y que no fueran el francés con el objetivo de “unificar lingüísticamente” el país, según los criterios redactados por el sacerdorte Henry Grégoire. Según los lingüistas y filólogos expertos en la materia, aproximadamente el 90% de los habitantes de Francia se expresaban diariamente en otra lengua que no fuera el francés, es decir, 25 millones de personas de un total de 28 millones.

A lo largo del siglo XIX, gobiernos de todos los colores continuaron aprobando legislaciones que imponían el francés como único idioma de la República. El ejecutivo presidido por el primer ministro Jules Ferry puso en marcha a lo largo de la década de 1880 diferentes medidas que prohibían la enseñanza en las escuelas de cualquier idioma regional que no fuera el francés. Incluso el líder socialista Jean Jaurès aseguró que hablar en Francia una lengua autóctono y no el francés suponía hacerlo “en el idioma de una nación derrotada”.

A finales de la década de 1950 del siglo pasado, se cuestionó la política lingüística adoptada por París contra los idiomas minoritarios. Sin embargo, la nueva constitución redactada en 1958 volvió a recalcar que el único idioma de la República era el francés. En 1972, el presidente Georges Pompidou ratificó las políticas en materia idiomática mantenidas por el Estado desde la Revolución Francesa asegurando que “no hay lugar para las lenguas regionales en Francia” en alusión al euskera, el bretón, el catalan, el occitano o el corso entre otras.

En 1992, el Consejo de Europa promovió y aprobó la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias que promovía y defendía su uso. A pesar de que Francia es miembro del citado organismo, el entonces presidente Jacques Chirac hizo caso omiso de la carta y se negó a que la carta magna reconociera que existen otros idiomas en el Estado además del francés.

Tras la negativa de París a aceptar lo aprobado en la citada carta, la Comisión Europea obligó a los Estados miembros de la Unión Europea a suscribir formalmente el tratado. Francia se negó a ratificar su contenido y se considera exenta de cumplir lo aprobado.

El 4 de agosto de 1994, la Asamblea Nacional aprobó una nueva ley promovida por el ministro de Cultura Jacques Toubon por la que se hacía obligatorio y exclusivo el uso del francés en publicaciones gubernamentales oficiales, anuncios, en el lugar de trabajo, en los contratos comerciales, en otros contextos comerciales, en las escuelas financiadas por el estado y en otras situaciones. Con esta medida, Toubon buscó “enriquecer la lengua, obligar a utilizar el francés y defenderlo como lengua de la República”, asegurando su hegemonía en todo el Estado.

Con la llegada de Nicolas Sarkozy al Palacio del Elíseo, diferentes analistas consideraron que su gobierno podía iniciar algún tipo de apertura lingüística. Aunque Sarkozy aseguró que su gobierno no albergaba ningún odio contra los idiomas regionales como el euskera, el occitano o el bretón, el presidente dejó claro que su ejecutivo no firmaría la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias ni propondría ninguna reforma constitucional que modifique el estatus que ostenta el francés como único idioma de Francia.

El gobierno de Emmanuel Macron no ha supuesto ningún cambio del estatus de las lenguas regionales en Francia. De hecho, tal y como informó Ikusle en su edición del pasado 22 de julio, la ministra de Trabajo Muriel Penicaud ratificó la decisión adoptada por el Registro Civil de Francia, avalada por los tribunales galos, de prohibir inscribir en el mismo a niños cuyo nombre contenga signos diacríticos como la letra eñe. Con esta polémica decisión, un buen número de niños con nombres en euskera como Begoña, Beñat, Eñaut, Garbiñe, Iñaki, Iñigo o Zuriñe entre otros no podrán ser inscritos, salvo que sustituyan la eñe por la letra ene.

Según explicó la ministra de Trabajo, el ejecutivo de Emmanuel Macron apoya por completo la decisión tomada por el Registro Civil y la Justicia a pesar de que la eñe es imprescindible para el uso de idiomas como el bretón o el euskera que son hablados por decenas de miles de personas en el Estado francés.

Y es que, como hemos podido ver, las leyes lingüísticas vigentes en Francia niegan al euskera, el bretón y otras lenguas regionales, a consideración de idiomas oficiales o cooficiales, gozando de este privilegio en exclusiva el francés.

Fuente: http://www.ikusle.com/francia-lo-de...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El hospital de Jerusalén donde los bebés palestinos mueren solos

25 June, 2019 - 00:00

Las madres de dos bebés ingresados en este hospital palestino en Jerusalén están a una hora y media de viaje, en Gaza, y no pueden salir de allí por el bloqueo israelí. Israel permite a los habitantes de Gaza salir por razones médicas en algunos casos, pero no en todos, además, los permisos que solicitan los padres para ir a ver a sus hijos en el hospital a menudo se retrasan demasiado.

Oliver Holmes - Jerusalén

Los pequeños muy graves son trasladados desde la Franja de Gaza hasta Jerusalén, pero habitualmente sus padres no pueden acompañarlos.

Los pequeños muy graves son trasladados desde la Franja de Gaza hasta Jerusalén, pero habitualmente sus padres no pueden acompañarlos. EFE / Geovien So

A primera vista, nada parece inusual en esta unidad de cuidados intensivos para niños. Nueve camas están ocupadas por nueve pequeños bebés recién nacidos, todos con tubos pegados a sus diminutos y enjutos cuerpos. Los monitores emiten regularmente sonidos electrónicos. Las enfermeras controlan a los bebés, uno por uno. Un pediatra con aspecto cansado rellena formularios.

Sin embargo, aquí falta algo: los padres.

Algunos se han ido a casa a descansar, otros beben café ansiosamente en la cafetería del hospital. Pero las madres de dos bebés ingresados en este hospital palestino en Jerusalén están a una hora y media de viaje, en Gaza, y no pueden salir de allí por el bloqueo israelí. Ambos niños morirán más tarde, uno de ellos sin volver a ver a su madre.

Estos bebés palestinos gravemente enfermos son llevados de la empobrecida y golpeada Gaza al hospital Makassed en Jerusalén, donde sufren y mueren solos.

Israel permite a los habitantes de Gaza salir por razones médicas en algunos casos, pero no en todos. Al mismo tiempo, los permisos que solicitan los padres para ir a ver a sus hijos en el hospital a menudo se retrasan demasiado. Algunas familias ni siquiera solicitan los permisos, ya que temen que las agotadoras revisiones de seguridad a los adultos retrasen el permiso de salida del bebé y pierdan tiempo de vital importancia.

Desde el comienzo del año pasado, 56 bebés de Gaza han sido separados de sus madres y padres. Seis de ellos murieron sin ningún familiar presente, según el hospital.

En un caso, a una madre de 24 años de Gaza le permitieron viajar a Jerusalén a dar a luz a trillizos gravemente enfermos, dos meses antes de la fecha de parto. Dos de ellos pesaron menos que un paquete de azúcar.

Pero el permiso de salida de Hiba Swailam caducó y ella tuvo que regresar a Gaza. No pudo estar en el hospital cuando su primer hijo murió, nueve días después de su nacimiento. Tampoco pudo estar allí dos semanas después, cuando murió el segundo bebé. Se lo comunicaron por teléfono.

La bebé que sobrevivió, Shahad, pasó sus primeros meses al cuidado de enfermeras, y Hiba sólo podía verla a través de videollamadas. Aunque en febrero la niña ya podía recibir el alta, ningún familiar podía ir a recogerla.

Luego de que se les pidiera una explicación a las autoridades israelíes, se le permitió a Swailam salir de Gaza. Pudo viajar a Jerusalén el mismo día que Israel respondió el pedido de comentarios de the Guardian, el 29 de mayo.

Médicos de Derechos Humanos-Israel, una organización médica israelí de caridad, afirmó que el año pasado se otorgaron más de 7.000 permisos de salida de Gaza para menores de edad. Pero se otorgaron menos de 2.000 permisos para madres o padres, lo cual sugiere que la mayoría de los niños viajaron solos. Mor Efrat, director del grupo para los territorios palestinos ocupados, aseguró que "el gobierno israelí debe rendir cuentas por este sufrimiento que está causando".

El separar a niños gravemente enfermos de sus padres puede tener efectos devastadores. Los médicos creen que uno de los trillizos que murió mientras su madre estaba en Gaza se enfermó de algo cuyo mejor preventivo es la lactancia materna. "No quiero afirmar que si su madre hubiera estado aquí no se habría enfermado, pero las posibilidades habrían sido menores", señaló Hatem Khammash, director del servicio de neonatología.

Ibtisam Risiq, enfermera a cargo de la unidad pediátrica de cuidados intensivos, ha observado el efecto psicológico en bebés recién nacidos que quedan ingresados sin sus padres cerca. "Necesitan amor. Les sube la frecuencia cardíaca. Están deprimidos", afirmó.

Sentada en su escritorio, con pilas de papeles por todos lados, Risiq observa a las enfermeras correr para mantener a los bebés con vida. Las regaña por dejar tirados en el suelo envoltorios de material médico. Detrás suyo, una gran pantalla de ordenador muestra la frecuencia cardíaca de cada uno de los pacientes. Mientras ella habla, una salta a 200 latidos por minuto."Debería estar en 130", dice, y rápidamente envía a una enfermera.

Los médicos entran y salen. Risiq levanta el teléfono para discutir con alguien de la administración, que llama porque hay otro bebé que necesita entrar a la UCI. Le preguntan a Risiq si algunos de los pacientes está lo suficientemente estable como para ser trasladado a la unidad de cuidados medios.

"Tenemos ocupadas el 100% de las camas", explica Risiq. "Esto sucede cada día. Me enfrento a esto cada día".

El hospital Makassed, que ya tenía problemas financieros, se ha visto en aún más aprietos desde que el año pasado Donald Trump recortó millones de dólares destinados a ayudas médicas para este y otros hospitales que atienden palestinos en el este de Jerusalén.

La crisis sanitaria ha empeorado a causa de la rivalidad política entre facciones políticas palestinas en Cisjordania y Gaza. La Autoridad Palestina (PA) con base en Cisjordania, el único grupo con el que colabora Israel, ha sido acusado de cortar la ayuda médica a Gaza para presionar a Hamás a que ceda el control de ese territorio, una acusación que la PA rechaza.

Saleh al-Ziq, director de la oficina de la PA para Gaza que le envía las solicitudes de salida a Israel, explica que recomienda que los niños enfermos salgan acompañados de personas mayores de 45 años, cuyas solicitudes suelen procesarse más rápido ya que las autoridades israelíes las consideran menos peligrosas.

El resultado es que en lugar de padres, que suelen tener menor edad, el hospital Makassed está lleno de abuelos. El hospital debe cubrir los gastos de su alojamiento y comida, y ha montado tráilers para que duerman. Pero en algunos casos, los abuelos también deben regresar a Gaza y los bebés quedan completamente solos.

En la UCI pediátrica, Risiq levanta un enorme libro verde que contiene los registros de admisiones, muchas de ellas de bebés prematuros. Una bebé recién nacida, Reema Abu Eita, llegó con su abuela desde Gaza para ser operada de urgencia de la columna vertebral. La operación se retrasó porque tenía una infección, afirmó Risiq mirando a la bebé, cuyos ojos estaban cerrados. El padre de Abu Eita, un conductor de ambulancia, logró obtener el permiso para visitar a su hija, pero la bebé murió antes de poder regresar a Gaza.

Otro bebé recién nacido de Gaza, Khalil Shurrab, llegó con el hígado agrandado. Amarillo por la ictericia, el bebé tenía convulsiones.

A Khalil lo acompañó su abuela, explica su padre desde Gaza. "El personal del hospital le enseñó cómo enviarnos a mí y a mi mujer fotos del bebé por WhatsApp", dijo Jihad Shurrab, de 29 años.

Su mujer, Amal, cuenta que cuando su bebé se marchó ya no pudo volver a dormir. "Ojalá hubiera podido ir con él a Jerusalén. Se lo rogué a todo el mundo, pero me dijeron que soy joven y que Israel no me lo permitiría".

Para alivio de la familia, el hospital dio el alta a Khalil después de un mes de tratamiento y el bebé pudo regresar a Gaza. Pero cuando volvió a casa se dieron cuenta de que el medicamento que necesitaba no se consigue allí. "Comenzó a aumentar la inflamación", relata el padre. Finalmente, decidió marcharse de Gaza por el sur, vía Egipto. Esa frontera también está bloqueada pero permite viajar en ciertos casos. "El día que debíamos viajar, murió".

Israel afirma que el bloqueo por tierra, aire y mar sobre Gaza es para prevenir que Hamás y otras organizaciones lancen ataques. La ONU lo llama "castigo colectivo" contra los 2 millones de personas atrapadas allí. La población de Gaza lo llama asedio.

Cogat, el organismo del Ministerio de Defensa responsable de coordinar la actividad del gobierno israelí en territorios palestinos, explica en una respuesta escrita que los permisos de salida no tienen límite de edad y que cada solicitud se analiza individualmente.

Respecto del caso de los trillizos, afirma que se trató de un "error humano en los formularios de solicitud", refiriéndose a una solicitud que la madre presentó en abril y que fue rechazada.

Cogat culpa a Hamás y la PA por la crisis sanitaria en Gaza, argumentando que "redujeron masivamente el presupuesto de ayudas médicas para los residentes en la Franja de Gaza". Hamás ha utilizado a pacientes como mulas para ingresar explosivos y "dinero terrorista" en Israel, remarca.

Y añadió que Cogat trabaja "activamente en la emisión de decenas de miles de permisos para pacientes y también en la emisión de permisos para médicos palestinos que reciben formación en hospitales de Israel".

Si bien para los residentes de Gaza es más difícil salir, el hospital Makassed también atiende pacientes de Cisjordania, y a las familias de allí también les resulta difícil, a veces imposible, llegar al hospital. Israel reclama soberanía sobre todo Jerusalén y ha aislado incluso a los barrios de mayoría árabe del resto de los territorios palestinos. Algunos pacientes del hospital, muchos de ellos niños de más edad con cáncer, tienen a su familia a minutos del hospital pero no pueden recibir su visita.

La separación de niños de sus familias es tan común que los hospitales palestinos en Jerusalén les dan tablets a los niños para que llamar a sus familias por Skype.

Una organización de caridad médica con base en el Reino Unido, Ayuda Médica para los Palestinos, ha mostrado a los parlamentarios británicos el hospital Makassed para que vean los efectos de separar a los niños de sus padres. Una parlamentaria laborista que visitó el hospital ha intentado presionar al gobierno británico para que haga algo. Rosena Allin-Khan, que trabajó como médica de emergencias, afirmó: "Ningún niño, en ninguna parte del mundo, debería estar solo cuando más necesita acompañamiento. "El gobierno británico debe presionar a las autoridades israelíes para que cambien este sistema inhumano".

Traducido por Lucía Balducci

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los burócratas y la gente pobre

25 June, 2019 - 00:00

Gran parte de lo que hacen los burócratas, al fin y al cabo, es evaluar cosas. Están continuamente valorando, auditando, midiendo, sopesando los méritos relativos de diferentes planes, propuestas, solicitudes, rutas de acción o candidatos a promoción. Las reformas del mercado no hacen sino reforzar esa tendencia. Esto ocurre en todos los ámbitos. Los pobres son quienes lo sienten en toda su crueldad, constantemente vigilados por un ejército de chupatintas moralistas que vigilan sus capacidades para criar hijos, inspeccionan sus alacenas para ver si realmente conviven con sus parejas, determinan si se han esforzado lo suficiente por encontrar un empleo o si sus enfermedades son lo suficientemente graves para impedirles realizar un trabajo físico. Hoy en día todos los países ricos emplean legiones de funcionarios cuya función primordial es hacer que la gente pobre se sienta mal por serlo.

David Graeber

La utopía de las normas. De la tecnología, la estupidez y los secretos placeres de la burocracia.
Ariel, Barcelona 20015

Categorías: Tortuga Antimilitar

Aniversario del fallecimiento de Louis Lecoin, militante anarquista y antimilitarista

24 June, 2019 - 00:05

#TalDíaComoHoy, el 23 de junio de 1971 muere en París, Louis Lecoin militante anarquista y antimilitarista, considerado el padre de la objeción de conciencia al servicio militar en Francia. Había nacido el 30 de septiembre de 1888 en Saint-Amand-Montrond (Francia).

Nacido en una familia modesta, de joven estudió tres años en la granja-escuela de Laumoy, cerca de Morlac, de donde salió diplomado en agricultura.

En 1905 va a instalarse en París donde se iniciaría en temporadas de jardinero, de albañil o empleado en cementeras. En esta época, ya preocupado por los problemas sociales, fue condenado a cinco años de prisión por haber publicado un cartel antimilitarista.

Liberado, fue incorporado en 1907 al Ejército, pero rechazó actuar contra los ferroviarios entonces en huelga. Un Consejo de Guerra en Bourges le condenó de nuevo a seis meses de prisión, pero, como rechazó las sucesivas nuevas incorporaciones, pasará 12 años encarcelado por insumisión, antes de ser indultado en 1920.

Se casó con Marie Morand, hija de un militante anarcosindicalista, y ambos irán al Midi.

En agosto de 1921 asistió en Lille al Congreso de la Confederación General del Trabajo (CGT) y, ante el rechazo de los dirigentes cegetistas a dejar expresarse libremente a los representantes de los sindicatos revolucionarios, sacó su revólver y puso en marcha unos cuantos disparos. Restaurado el orden, hizo un discurso pacifista ante León Jouhaux y su grupo, todos ellos sindicalistas partidarios de la guerra. Aunque partidario de la no violencia y opuesto a la guerra y los conflictos, no se acobardaba ante nada.

Partidario de defender todo lo referente al movimiento anarquista, pidió la liberación de Émile Cottin, joven anarquista de 23 años que disparó 10 tiros sobre Clemenceau el 19 de febrero de 1919. En una nota de extrema violencia dirigida al presidente Poincaré, afirmaba que éste era «el más repugnante bonastre de la época» y que «estaba manchado con la sangre de quince millones de hombres muertos a causa de la guerra ». Evidentemente fue encarcelado y comenzó una huelga de hambre, que gracias a las numerosas protestas y la movilización de la opinión pública, obligó al gobierno a ceder y sólo pasó seis meses encarcelado.
Robert Lazurick, futuro alcalde de Saint-Amand-Montrond, asumió su defensa y finalmente sólo estuvo retenido siete días. Cuando estalló la II Guerra Mundial, en septiembre de 1939, publicó un panfleto con el título liberación y expulsión de los activistas.

Durante el «Caso Sacco y Vanzetti» luchó vehementemente contra su ejecución, al tiempo que defendió los militantes anarquistas españoles Ascaso, Durruti y Jover, de una más que probable extradición. Bajo su impulso, el asunto de los «tres mosqueteros», que así eran llamados los tres anarquistas españoles, tuvo un gran eco y por miedo a no convertir el caso en una cuestión de Estado, el gobierno Poincaré cedió y ordenó la liberación y expulsión de los activistas. Como no pudo evitar la ejecución de Sacco y de Vanzetti, vestido con un uniforme de la American Legion se metió en una reunión donde el gobierno francés estaba invitado y gritó muy fuerte: «¡Viva Sacco y Vanzetti!» Fue nuevamente encarcelado y acusado de «apología de hechos calificados como criminales».

Cuando estalló la II Guerra Mundial, en septiembre de 1939, publicó un panfleto con el título ·”Paix immédiate. Nouveau manifieste contre la guerre”, que le llevó de nuevo a la cárcel y no fue liberado hasta el 1943. En 1958, tras la muerte de su compañera a causa de un problema cardíaco, volvió a París.

Dejó a Louis Dorleta de responsable de su revista “Défense de l'Homme”, que continuará hasta el 1970. Después, junto con Dorleta, fundará el semanario “Liberté”, con el fin de crear campaña para el reconocimiento del estatuto de objetor de conciencia en plena guerra de Argelia, cuando los objetores, la mayor parte religiosos, eran encerrados en las cárceles.

Después de numerosos años de campaña, obtuvo la liberación de los objetores que hubieran sido más de cinco años encarcelados. Pero la campaña se alargaba a causa de esta guerra colonial. Después de muchas presiones, el general De Gaulle confió la redacción del estatuto de objetor Louis Lecoin a Nicolas Faucier y Albert Camus, pero el texto quedó congelado.

El 22 de junio de 1962 decidió ponerse en huelga de hambre hasta obtener el estatuto, con el apoyo del periódico “Le Canard Enchaîné”. La huelga de hambre dura 22 días, Louis Lecoin tenía 74 años. Finalmente el gobierno cedió y el proyecto de Ley fue entregado a la Cámara, fue rápidamente discutido y considerablemente modificado por los parlamentarios y esto a pesar de las enérgicas protestas de Louis Lecoin que asistió a la discusión parlamentaria. El estatus de objetor de conciencia, aunque fuera muy distinto del original, fue finalmente votado. Pasado un tiempo, una nueva ley ponía obstáculos para la difusión y divulgación de la ley de objeción. Después participó en varias campañas y comités, como la de «España Libre», en defensa del antiesclavismo y del desarme unilateral. En 1964 fue propuesto para el premio Nobel de la Paz, pero insistió que fuera retirado para favorecer Martin Luther King.

Louis Lecoin murió el 23 de junio de 1971 en París (Francia) y días después, el 29 de junio, una concentración de casi mil personas asistió a sus exequias y a su incineración en el cementerio parisino de Père-Lachaise; entre los presentes se encontraban Bernard Clavel, Eugène Descamps y Yves Montant.

#MemoriaAnarquista #Anarquismos14

Publicado originalmente en: https://www.facebook.com/MemoriaAna...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Helena Maleno denuncia la nueva política de Pedro Sánchez sobre pateras: «Son las medidas de Salvini, pero maquilladas»

24 June, 2019 - 00:00

Reconstruimos, a través de los testimonios de trabajadores de Salvamento Marítimo y Helena Maleno lo ocurrido con la patera de la que murieron 22 ocupantes.

El 14 de mayo, en La Marea informamos de las nuevas directrices del gobierno de Pedro Sánchez a Salvamento Marítimo cuando las personas náufragas sean migrantes, consistentes en no autorizar la entrada en aguas jurisdiccionales marroquíes para rescatar, aunque sepan de la existencia de pateras en peligro –un tercio de los rescates realizados en 2018 fueron en aguas alauitas–. Y cuando las pateras se encuentren en zona SAR compartida (las aguas intermedias en las que está autorizado para ambos países hacer Salvamento y Rescate, por sus siglas en inglés), en los casos en los que lo estime oportuno la Torre de Control –ahora dirigida por un mando único de la Guardia Civil–, Salvamento Marítimo deberá limitarse a ‘custodiarlas' hasta que sean recogidas por los guardacostas marroquíes. Solo actuarán si vuelca o hay otro peligro inminente. Un riesgo que aumenta ante esta nueva forma de actuación teniendo en cuenta que cuando los ocupantes de una patera ven una lancha española de rescate, suelen ponerse en pie para pedir auxilio, a la vez que aumentan los nervios y las posibilidades de volcar la embarcación.

Los resultados, previsibles, los estamos viendo ya: según los 27 supervivientes de la patera rescatada ayer cuando fue encontrada por el ferry que comunica Nador con Motril, 22 migrantes murieron durante los casi dos días que pasaron en el mar.

Para reconstruir lo ocurrido durante aquellas horas hemos hablado con la defensora de derechos humanos Helena Maleno, de Caminando Fronteras, que alertó de la existencia de la patera, y con tres trabajadores de Salvamento Marítimo – dos de ellos, Manuel Capa e Ismael Sarmiento, portavoces sindicales de la CGT, y el tercero, de manera anónima–, y con el gabinete de prensa de Salvamento. Estos son los datos que hemos recapitulado.

El martes 18 de junio, Helena Maleno fue informada por parte de familiares de los ocupantes de una patera de que su embarcación había volcado. Así murieron parte de las 22 víctimas, según ha podido saber la activista, mientras sus compañeros de viaje conseguían dar la vuelta a la embarcación y volver a subirse en ella. A las 3 de la tarde aproximadamente , desde Caminando Fronteras dieron la voz de alerta a Salvamento Marítimo, a la vez que un familiar de uno de los migrantes avisaba a la Guardacostas marroquí de la patera, que había partido de Alhucemas (Marruecos) con 47 ocupantes. Según la información que nos ha facilitado Salvamento Marítimo, se informó inmediatamente a Marruecos con el objetivo de que se hiciera cargo de la misma siguiendo el Convenio Internacional sobre búsqueda y salvamento marítimo (1979) según el cual el centro responsable será el «de la zona en la que estuviera el objeto de la búsqueda según su última situación notificada». En este caso, su punto de partida marroquí. Siguiendo a rajatabla esta premisa, se sigue la nueva política de no entrar en ningún caso en aguas del país vecino.

Durante las siguientes horas, España envió dos aviones del Frontex -la agencia europea de control fronterizo– y otro del Ejército del Aire a su búsqueda exclusivamente en el área de las aguas españolas, sin éxito. Lo hicieron, según SM, porque están «dotados de tecnología de efectuar búsquedas nocturnas, para que no fuera necesario interrumpir la búsqueda durante la noche». En su respuesta a las preguntas de La Marea, exponen que no se envió el avión de Salvamento Marítimo que se encontraba más cercano, en Valencia, porque estaba «en parada anual preceptiva para mantenimiento». Hay que recordar que varias aeronaves de Salvamento Marítimo carecen de radar desde el año pasado, cuando se estropearon. De hecho, según los portavoces de la sección sindical de la CGT, las operaciones de rescate que realizaron el pasado verano, tuvieron que hacerlas examinando a través de la ventanilla. «Como en los tiempos del catalejo y el rifle», apuntillan.

También enviaron, según Salvamento Marítimo, una embarcación de la Guardia Civil y el buque Clara Campoamor en su búsqueda a las aguas españolas y SAR –llamadas comúnmente de solape con las marroquíes–, no así en las de Marruecos, porque este país ya había confirmado que tenía constancia de la patera y había asumido la coordinación de la búsqueda en su zona, y entrar en su territorio contravendría el Convenio SAR.

En opinión de los trabajadores de Salvamento Marítimo, sus aviones, helicópteros y embarcaciones sí pueden meterse en las aguas jurisdiccionales marroquíes, de tener permiso de la torre de control, por ser un cuerpo civil y, por tanto, entenderse que está cumpliendo con el derecho del mar de atender al deber del socorro sin que eso pueda ser interpretado como injerencia en el territorio de otro país.

Sin embargo, la clave está en la interpretación que haga de este hecho el país ribereño, en este caso Marruecos. En las aguas territoriales de un país, sólo se permite el derecho de paso inofensivo, consistente en la travesía para ir de un lugar a otro o para entrar o salir de un puerto marroquí. Pero no la incursión para realizar algún tipo de actividad, salvo que se llegue a un acuerdo específico.

En este sentido, Maleno recuerda que la Guardacostas marroquí “no tiene medios aéreos” y que “la Convención internacional de Salvamento establece que la colaboración tiene que ser activa entre los dos países, pero se ha protocolarizado que actúe Marruecos, no sé si para que se pueda echar las culpas a un tercer país de las muertes, y no a las nuevas medidas que se ha impuesto el gobierno español».

Desde Salvamento Marítimo responden a La Marea que «tal y como se hace habitualmente, se ofreció a Marruecos la posibilidad de que nuestros medios aéreo realizaran también búsqueda en su zona de responsabilidad», que no fue aceptada.

Ismael Furió, portavoz de la sección sindical de la de la CGT de Salvamento Marítimo, sostiene que “nuestra razón de ser como cuerpo civil es salvar vidas, por lo que la ley internacional me permite entrar. En cambio, las patrulleras con guardia civiles son militares, lo que complica su acceso a los rescates, además de que su función es interceptar a personas sospechosas”.

El artículo 14 de la ley de 1962 que regulan los salvamentos en España recoge que «la Autoridad de Marina deberá proveer siempre al salvamento de vidas humanas que se encuentren en peligro en el mar, empleando para ello todos los medios de que disponga, pudiendo a este objeto utilizar toda clase de buques y embarcaciones y ordenar a sus dotaciones la prestación del socorro, así como requerir el auxilio de las Autoridades de otros órdenes«. Incluyendo aquí también la de otros países.

Según Salvamento Marítimo, las dos embarcaciones que envió Marruecos a la búsqueda «rescataron varias pateras, las cuales se confirmó que lamentablemente no correspondían con la buscada».

Finalmente, la patera en cuestión fue encontrada por el ferry Vronsky, que cubre la ruta entre Nador y Motril, a sólo 12 millas al norte del cabo Tres Forcas, justo al límite de las aguas territoriales marroquíes y dentro de su zona SAR.

La cesantía ante los naufragios de migrantes de España

Maleno recuerda que para “un hombre que tuvo un accidente en Valencia con un kayak se movilizaron dos aviones y un helicóptero, pero para las personas que viajan en patera tardan horas en movilizar un avión, que además muchas veces son de control, no de rescate”.

Maleno compara esta situación con que se “impidiese a los médicos de la Seguridad Social operar a migrantes por el hecho de serlos”, y sostiene que los trabajadores de Salvamento Marítimo que se han negado a asumir este protocolo de actuación han sido cesadas de sus puestos de responsabilidad, como el jefe del centro de coordinación de este cuerpo civil en Almería, Miguel Zea, y sustituidos por “otros que sí acatan las decisiones políticas del gobierno”.

“Es una pena porque si se hubiesen activado los medios más que probablemente no hubiesen muerto; y si hubiesen sido europeos, tampoco. El nuevo protocolo impuesto a Salvamento Marítimo son las medidas de Salvini, pero maquilladas. Jamás había habido un deterioro de Salvamento Marítimo como el actual. La gestión de Ana Pastor como ministra de Fomento fue impecable”, explica la defensora de derechos humanos, reconocida con numerosos premios nacionales e internacionales.

De las 27 personas que sobrevivieron al naufragio, seis fueron ingresadas en el hospital de Almería por su deteriorado estado de salud. Y el resto, fueron ingresadas en el centro de detención para inmigrantes del puerto de Motril, que el Defensor del Pueblo pidió en febrero de 2018 que sea clausurado en varias ocasiones por sus condiciones incompatibles con la habitabilidad de seres humanos. En el verano de 2017, el Sindicato Unificado de Policía reclamó su cierre también porque según su comunicado, la temperatura en su interior superaba en determinados momentos del día los 47 grados.

“Nos preocupa mucho el tema de los protocolos racistas: que 27 personas que han visto morir a familiares y compañeros sean obligados a dormir en comisaría, que se les interrogue sobre temas de mafia, que se les aplique la Ley de Extranjería… En lugar de ser atendidos con un protocolo de víctimas de tragedias y que la Cruz Roja pueda atenderles psicológicamente, dice mucho”, analiza Maleno.

Y sostiene que “igual que el incremento de los controles migratorios en Ceuta y Melilla han convertido a estas ciudades en agujeros negros para los derechos humanos y la democracia, están haciendo lo mismo con las costas andaluzas. Van a haber más muertes, serán invisibilizadas, no permitirán que veamos los cuerpos ni informarán a sus familias… Y así seguirán construyendo una necrofrontera”, concluye.

Recuperamos el análisis en el que informábamos de las nuevas directrices del gobierno de Sánchez para los rescates de personas migrantes y advertíamos de sus posibles consecuencias. Desde Salvamento Marítimo niegan que «custodie embarcaciones para luego ser rescatadas por otro Estado», algo que siguen sosteniendo trabajadores y rescatadores del cuerpo civil.

Fuente: https://www.lamarea.com/2019/06/21/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Armas y libros

24 June, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Gustave Le Bon, 1895.

23 June, 2019 - 20:06

Las masas no han sentido nunca sed por la verdad. Se apartan de los hechos que no les gustan y adoran los errores que les conquistan. Quien sepa engañarlas será fácilmente su dueño; quien intente desengañarlas será siempre su víctima.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Masacre y levantamiento en Sudán

23 June, 2019 - 00:00

La revolución que está teniendo lugar en Sudán, aunque acorralada, es quizás la más organizada y políticamente avanzada de la región. Por ello Estados Unidos y Arabia Saudí están decididos a aplastarla.

En la madrugada del lunes 3 de junio las fuerzas paramilitares irrumpieron en la sentada frente al Comando General del Ejército en Jartum, Sudán, disparando contra los manifestantes y poniendo fin a seis meses de un levantamiento en gran medida pacífico. Los soldados se abrieron camino entre las barricadas de los manifestantes, quemaron sus tiendas de campaña y mientras les disparaban y golpeaban. Los testigos contaron que los soldados abrieron fuego indiscriminadamente, mientras arrojaban los cuerpos de los manifestantes asesinados al Nilo y violaban a dos de los médicos presentes en la sentada.

En cuarenta y ocho horas el número de muertos ascendió a más de cien, mientras decenas de cadáveres se recogían de las aguas del Nilo. Quinientos más resultaron heridos en lo que solo podría describirse como una masacre premeditada.

La sentada fuera del cuartel general militar se ha convertido en el epicentro de la actual Revolución sudanesa, con estudiantes y profesionales acampando para protestar contra el régimen militar que gobierna desde principios de abril. Liderados por la Asociación de Profesionales Sudaneses, un grupo de sindicatos prohibidos previamente por el régimen, el levantamiento ha mantenido un carácter no violento y altamente organizado y culminó en una huelga general de dos días a finales de mayo.

Dos meses después de las protestas iniciales que derrocaron al dictador Omar al-Bashir los revolucionarios siguieron expresando su misma exigencia principal: el fin del régimen militar en Sudán y un gobierno de transición dirigido por la población civil que pueda abrir camino hacia unas elecciones justas y democráticas. Semanas de negociaciones con los militares se estancaron y los militares se negaron a renunciar al control.

El ataque del lunes pasado fue encabezado por las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR), una filial estatal controlada por los Yanyauid, una milicia responsable de crímenes de guerra en Darfur. Después de asaltar y masacrar brutalmente a los manifestantes en la sentada de Jartum, la FAR se trasladó a los vecindarios circundantes -que también se habían jactado de las protestas contra el régimen y de las congregaciones de manifestantes en curso- para seguir dispersando, golpeando y disparando a los activistas.

Mohammed Elnaiem, residente en uno de los barrios aledaños, así como activista sudanés y estudiante de doctorado, nos contó la represión vivida de primera mano. Describió la escena que presenció esa mañana temprano y la continua represión de la siguiente manera:

Las FAR llegaron primero en un pequeño grupo de tres o cuatro camiones y comenzaron a hablar con el ejército. Pensamos que tal vez el ejército, compuesto por soldados de menor rango, estaría de nuestro lado. Sin embargo, las FAR atravesaron las barricadas que habíamos construido y el ejército no hizo nada. Poco después, los vehículos del ejército que estaban en nuestro barrio se marcharon. En ese momento, la mayoría de la gente comprendió lo que iba a suceder y comenzó a irse. Nos dimos cuenta de que el ejército y las FAR estaban coordinados entre sí, y que las FAR estaban completamente en control de la situación. Empezaron a dispararnos y huimos de las barricadas corriendo hacia las casas para escondernos. No he tenido la valentía de salir a reconstruir las barricadas como lo han hecho otras personas desde entonces. Es aterrador. Hay disparos por todas partes. En mi barrio hay un francotirador en un edificio abandonado. No se sabe dónde específicamente, así que es muy arriesgado. Quieren aterrorizarnos en casa.

LAS FAR también irrumpieron en tres hospitales de Jartum disparando contra los manifestantes heridos que habían sido llevados para recibir tratamiento. El martes pasado, en el Hospital Royal Care de Sudán, los soldados obligaron a evacuar a cincuenta manifestantes heridos tras disparar y detener a uno de los médicos que había formado parte del equipo médico durante la sentada. Otras sentadas revolucionarias en varias ciudades del país, incluso en el norte de Puerto Sudán y en el este de Gadarif y Sinja, también fueron atacadas por las FAR.

En una nueva demostración de fuerza y bloqueo los militares impusieron un apagón de Internet que paralizó la mayoría de los servicios telefónicos y de Internet en todo el país. El apagón de Internet todavía continúa. Y Jartum, como han explicado los activistas, está prácticamente bajo ocupación militar.

El objetivo de la masacre de la madrugada de la semana pasada y la posterior represión está claro: dispersar a los revolucionarios, poner fin a la sentada central y aplastar la demanda popular de arrebatarle el poder a los militares.

La brutal represión se produce seis años después de la masacre de Rabaa en El Cairo llevada a cabo por el entonces general y actual presidente Abdel Fattah el-Sisi, donde más de mil manifestantes de los Hermanos Musulmanes fueron masacrados, con lo que culminó el golpe de Estado llevado a cabo por el ejército egipcio y marcó un giro más agudo de la contrarrevolución en el país. Hoy la masacre de la sentada en Jartum marca un punto de inflexión contrarrevolucionario en Sudán, aunque en Sudán es el régimen, asociado con la Hermandad Musulmana, el que ha perpetrado los asesinatos.

Las fuerzas de la contrarrevolución en Sudán son consecuencia de la historia reciente de guerra genocida del país. Como muchos comentaristas han dicho de la brutal represión de las FAR, Darfur ha llegado a Jartum esta semana. De hecho, las Fuerzas de Apoyo Rápido tienen una historia de casi dos décadas de represión racista en Darfur, en el oeste de Sudán, así como de connivencia con la campaña de la Unión Europea para para la migración a través de sus fronteras.

En 2003 Omar al-Bashir creó el predecesor de las FAR, los Yanyauid, reclutándolos como la principal herramienta del gobierno en su guerra contra Darfur. Los dos años siguientes a la fundación de las milicias Yanyauid fueron testigos de los niveles más altos de violencia en Darfur, con más de cien mil muertos y hasta dos millones de personas asesinadas en una suerte de limpieza étnica. La política de tierra arrasada de Al-Bashir en Darfur condujo al llamamiento a su detención por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Casi una década después, en 2013, al-Bashir reconoció formalmente a las Fuerzas de Apoyo Rápido y nombró a Mohammed Hamdan Dagalo (General Hemedti), que había ascendido en las filas de los Yanyauid, como su líder. La milicia evolucionó y pasó de ser principalmente sectaria y paramiltar a convertirse en una milicia oficial, formalmente subordinada al régimen militar. Hoy este giro está más claro que nunca ya que Hemedti, jefe de las FAR, es también subdirector del llamado Consejo Militar de Transición, que ostenta quizás más poder que nadie en el país.

En 2014 las milicias de las FAR se hicieron cargo de la tarea de controlar la migración en connivencia con Europa que comenzó a estrechar la soga sobre los migrantes y refugiados que iban desde África y Oriente Medio. El año antes de que Europa volcara su atención en Turquía para frenar la migración proveniente de Siria e Irak intentó detener la ruta migratoria a través de Sudán y lanzó lo que se conoció como el Proceso de Jartum.

El objetivo del Proceso de Jarum es detener a los migrantes africanos en su objetivo de llegar a Europa. Las propias Fuerzas de Apoyo Rápido se desplegaron para impedir que los migrantes de diversos países cruzaran las fronteras de Sudán. Con la misión de detener y deportar a cientos de migrantes las FAR recibieron un cuarto de millón de dólares para que criminalizara a los migrantes en respuesta a la oferta de Europa. Así, el racismo europeo contra los inmigrantes ha sido el que ha alimentado y ayudado a profesionalizar el terror que vivieron los manifestantes esta semana.

La masacre del 3 de junio se produjo pocos días después de que los líderes del Consejo Militar de Transición, el General Abdel Fattah Abdelrahman al Burhan y su adjunto, el General Hemedti, asistieran a una serie de reuniones convocadas por los saudíes en La Meca con la Liga Árabe y el Consejo de Cooperación para los Estados del Golfo. Burhan y Hemedti tienen vínculos de larga data con Arabia Saudí por su participación en la guerra liderada por el reino saudí en Yemen que ha sumido al país a una crisis humanitaria sin precedentes. La coalición de los EAU saudíes ha utilizado soldados sudaneses para externalizar la guerra contra Yemen, disminuir el número de vidas saudíes perdidas en combate y atenuar así la disidencia interna.

Se ha informado de que entre las decenas de miles de soldados sudaneses enviados a combatir en el Yemen hay numerosos niños soldados de la región de Darfur. El motivo de la guerra contra Yemen es la continua rivalidad imperial de Arabia Saudí (con el apoyo absoluto de EE.UU) con Irán por el dominio regional. También hay que señalar que este posicionamiento antiiraní ha llevado a los países del Golfo a una cooperación más estrecha con Israel, una de cuyas consecuencias es la próxima conferencia de Bahrein en la que el gobierno de Trump tiene previsto dar a conocer su llamado "Acuerdo del Siglo" de venta del pueblo palestino.

El rifirrafe con Irán, en parte a instancias de Estados Unidos, impulsa el apoyo activo al Consejo Militar de Transición (CMT) por parte de las fuerzas regionales de la contrarrevolución y sus esfuerzos reprimen las aspiraciones del pueblo sudanés. El domingo 2 de junio Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos se comprometieron a enviar 3.000 millones de dólares de ayuda a Sudán. El príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos, Mohammed bin Zayed, se comprometió a "preservar la seguridad y la estabilidad de Sudán". El presidente egipcio -y estandarte de la contrarrevolución- Sisi, ha utilizado su posición a la cabeza de la Unión Africana (UA) para apoyar a la CMT y bloquear los intentos de la UA de condenarla, aunque la masacre del pasado lunes finalmente llevó a la UA a expulsar a Sudán. Sin duda el baño de sangre vivido a principios de junio fue estudiado minuciosamente y aprobado por estas potencias regionales.

Aunque Estados Unidos hizo declaraciones condenando los excesos de la reciente violencia, no se puede equiparar en modo alguno con el apoyo al levantamiento ya que el distanciamiento es sólo una fachada. Las acciones saudíes se llevan a cabo en paralelo con la estrategia su aliado estadounidense en sus intentos de aislar a Irán. Los planes de Trump de pasar por alto al Congreso para mantener el flujo de armas hacia Yemen representa sólo un pequeño ejemplo de esta tendencia.

Rusia ha adoptado una postura más beligerante haciéndose eco de las anteriores declaraciones de las FAR de justificar la masacre y afirmando que la violencia del 3 de junio "era necesaria para imponer el orden y luchar contra los extremistas" - el mismo lenguaje que usó para expresar su apoyo a la carnicería de Bashar al-Assad en la propia revolución siria.

Hay que decir que la revolución en Sudán tiene que lidiar con el hecho de que las fuerzas del capitalismo global, aunque a veces en rivalidad entre sí, no toleran movimientos democráticos como el que ha florecido en las calles del país desde enero. Los revolucionarios de Jartum lo saben y cantan consignas como "No queremos tu dinero" cuando anunciaron la ayuda económica emiratí-saudí en abril. La forma en que la lucha revolucionaria encare este desafío y se conecte con la solidaridad internacional a medida que se intensifica la contrarrevolución será crítica para su evolución y desarrollo. La revolución no tiene amigos en los pasillos del gobierno, sino en las calles.

Al principio, la respuesta de la CMT fue justificar los asesinatos; desde entonces ha pasado a minimizarlos y a minimizar el número de muertos. En una maniobra clásica de "buen policía" también ha afirmado que ahora -tras haber desmantelado uno de los centros simbólicos de la resistencia sembrando el terror y la muerte- está abierto a negociar de nuevo, incluso mientras continúa el apagón de Internet para encubrir sus crímenes.

Desde el fin de las negociaciones el CMT ha vuelto a anunciar que las elecciones se celebrarán en no más de nueve meses, lo que rompe el período de transición de tres años previamente acordado que la oposición había solicitado. La oposición exigió este plazo antes de las elecciones a fin de proporcionar una oportunidad adecuada para organizar fuerzas políticas independientes del régimen. Secciones del país (Darfur, Nilo Azul y Kordofán del Sur) todavía están tambaleándose por las guerras civiles que duran más de una década. La celebración de elecciones anticipadas sólo garantizaría que los elementos favorables al régimen estuvieran en mejores condiciones de cosechar los frutos de la votación debido al carácter antidemocrático del escenario político que apenas comienza a abrirse a causa de las protestas.

La Asociación de Profesionales Sudaneses (el núcleo de las Fuerzas de la Declaración de Libertad y Cambio) ha declarado que no mantendrá más negociaciones con CMT y ha llamado a una huelga general de duración indefinida y a la desobediencia civil masiva con el fin de derrocar al régimen militar como la "única medida que queda" para salvar la revolución. Mientras se escribe este artículo llegan los primeros informes de las campañas de desobediencia civil, y un "cierre social" ha despejado las calles en respuesta al llamado a quedarse en casa. Secciones de trabajadores petroleros también se han sumado a la huelga. La huelga y la desobediencia civil también significaría un boicot organizado de las elecciones en caso de que los militares continúen unilateralmente con ellas.

Esto pondrá a prueba algunas de las divisiones internas de la revolución. Algunos de los partidos de oposición más tradicionales, como el Partido de la Nación Umma de Sadiq al-Madhi (el primer ministro depuesto por Omar al-Bashir en el golpe de Estado de 1989), el Partido del Congreso sudanés y algunos de los movimientos armados en torno a Yassir Arman y Malik Agar, se organizan bajo el paraguas de la agrupación Sudan Call.

Estos partidos – junto al Partido Comunista sudanés, que es una agrupación de algunos pequeños partidos baazistas y naseristas en la Alianza de Consenso Nacional – durante años han jugado un papel de una oposición institucionalizada contra el gobierno de Bashir y su Partido del Congreso Nacional. Muchos de ellos, como al-Mahdi y el Partido del Congreso Popular (PCP) del difunto Hassan al Turabi, han desempeñado papeles en gobiernos anteriores (el PCP se unió a un gobierno de Unidad Nacional en 2017, que las fuerzas revolucionarias no han olvidado). Sus hábitos políticos de negociación con el antiguo régimen y de oposición parlamentaria al mismo seguirán adelante y les forzarán a llegar a un acuerdo con el régimen militar y la contrarrevolución.

Sin embargo, cabe señalar que los comunistas han mantenido hasta ahora una oposición de principios a los acuerdos sobre un gobierno civil. La política de aquellos elementos que claramente ven los peligros de estos acuerdos ha marcado los éxitos de la revolución hasta ahora. Como los manifestantes reconocieron inmediatamente después de derrocar a al-Bashir, a pesar de los cambios de gobierno, el aparato estatal sigue en gran medida intacto y esta contienda con el poder estatal sigue siendo el mayor obstáculo para el levantamiento.

De hecho, a pesar de la "transición" que supuestamente llevan a cabo en su nombre, el Consejo Militar de Transición representa la misma lógica que el antiguo régimen. El ejército ha demostrado ser el constante poder en la sombra de la política sudanesa y fue el que lideró los golpes de Estado de 1969 y 1989. Las huelgas generales y la lucha de masas se presentan como los único caminos que hay que seguir para lograr una alternativa política en el país.

La revolución estalló no desde los partidos de oposición sino desde la población sudanesa y de nuevas formaciones como el SPA que, a su vez, se creó a través de la lucha. Ahora es un momento crucial para ver cómo, después de la masacre del lunes pasado, se puede mantener la lucha contra el régimen militar.

Mohammed describe la situación actual en Jartum:

A pesar de todo el terror vivido todavía hay gente construyendo barricadas. Ponen en riesgo sus vidas y los aterrorizan. Van a casa durante unas horas y luego vuelven a seguir construyendo las barricadas.

La determinación y la voluntad política expresadas por la actual ola de huelgas generales y desobediencia civil son esenciales. Además, aunque no se informa bien, el prometedor desarrollo de los consejos revolucionarios de los barrios ofrece esperanza, y su crecimiento y reagrupamiento son fundamentales.

Venga lo que venga tras la masacre, explica Mohammed:

El CMT ha perdido legitimidad y por eso podemos tener un programa revolucionario más definido y exigir que el consejo soberano no tenga cinco [representantes] del ejército y cinco del gobierno civil, [pero] debemos decir "no, cero al CMT".

Aunque la revolución sudanesa ha demostrado ser hasta ahora una de las revoluciones más organizadas y políticamente avanzadas de la región, los desafíos a los que se enfrentan siguen siendo enormes. Nuestra atención y solidaridad debe estar con el pueblo sudanés, que ha entrado en una nueva etapa de la historia, y está luchando y muriendo por la libertad.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Denuncian indicios de un nuevo caso de torturas en el CIE de Aluche

23 June, 2019 - 00:00

Por Pablo 'Pampa' Sainz

Un interno del centro de internamiento para extranjeros de Aluche ha denunciado que la noche del 27 de abril, mientras dormía, un policía le golpeó en la cara “con un objeto”.

La titular del Juzgado de lo penal nº 19 que cumple funciones de control del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, Inmaculada Iglesias Sánchez, ha ordenado investigar “por posible delito de torturas” el caso de una persona interna de origen marroquí que habría sido agredida por un policía del Centro mediante el uso de un objeto contundente.

“En el centro de internamiento de Madrid se ha incumplido el deber legar de velar por el respeto a la integridad física y salud de las personas internas, sin que puedan en ningún caso ser sometidas a tratos degradantes, al existir indicios de que el interno fue agredido con un objeto contundente por un agente de la policía, no identificado, en la noche del 27 de abril, cuando se encontraba en su dormitorio”, afirma la jueza, y certifica que en el informe del servicio médico “se refleja que en la exploración física el interno presentaba herida producida por objeto contundente en región hemifrontal izquierda”.

Este nuevo auto, de fecha 10 de junio, viene a secundar otro dictado por la misma jueza hace apenas dos semanas, cuando ya por otros hechos ordenaba investigar algunas prácticas policiales que podían constituir “un delito de tortura”.

En este caso, el auto judicial deriva de acumular seis expedientes judiciales abiertos a partir de denuncias de las diferentes organizaciones sociales que realizan visitas a las personas encerradas en el CIE de Aluche, entre otras Karibú-Amigos del Pueblo africano, el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, Pueblos Unidos-Servicio Jesuita a inmigrantes, etc. También de dos visitas realizadas por la jueza, el 30 de abril y el 6 de mayo.

Las posibles torturas

En las quejas presentadas por las organizaciones se denuncian tratos vejatorios en los cacheos, realizados con malas formas y siempre a la intemperie, en el paso al comedor, en la premura con la que se ven obligadas a comer, y en el “carácter intimidatorio” de las prácticas empleadas para trasladar a las internas a los medios de transporte en los que van a ser deportadas.

Sin embargo, fue en la visita del 30 de abril, cuando Iglesias Sánchez tomó conocimiento de la posible agresión a uno de los internos por parte de un policía no identificado. Una trabajadora de la Cruz Roja —única ONG contratada por el Estado para llevar tareas de seguridad social dentro del CIE— informó a la jueza que uno de los internos le había manifestado que había sufrido una agresión policial teniendo que solicitar asistencia médica.

Los hechos se habrían producido en la noche del 27 de abril, cuando según manifestó el interno, mientras dormía un policía haciendo el recuento le golpeó en la cara “con un objeto”. Según la magistrada, en el parte médico, “que no había sido remitido en su momento a este juzgado en funciones de control” —cuestiona—, se refleja una “contusión frontal simple”, e indica que, en la exploración física, “el interno presentaba herida producida por objeto contundente en la región hemifrontal izquierda”.

“De nuevo se ha podido constatar que en el CIE de Madrid no se cumple el deber legal de protección de los internos. Por un lado, existen indicios de que un miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que están legalmente obligados a velar por la vida e integridad de las personas que se encuentren bajo su custodia, abusando de su cargo, ha sometido a un interno a sufrimiento físico, causándole incluso lesiones, conducta tipificada en el artículo 174 del código penal como delito de tortura”, concluye la jueza.

Asimismo, cuestiona que no teniendo todas las partes implicadas conocimiento de lo sucedido, tanto la ONG Cruz Roja como el servicio médico del centro, el CIE “haya omitido comunicar los hechos” y que tampoco se remitiera “el informe de lesionado”.

También critica que no pudiera tomar testimonio al interno denunciante “dado que ese mismo día a primera hora de la mañana había sido expulsado, dificultándose así la investigación de los hechos ante la inexistencia de cámaras del CCTV en el lugar en que presuntamente fue agredido, en el dormitorio”.

Otras medidas ordenadas por la jueza

Para dar respuesta a las denuncias presentadas por el tejido asociativo respecto a diferentes aspectos que hacen a la vulneración de derechos dentro del CIE de Aluche, la jueza ha ordenado al director, Antonio Montes Rodríguez, que se adopten “las medidas necesarias para garantizar” derechos hasta ahora vulnerados.

“El derecho a los internos a comunicarse en el horario establecido por el centro con sus familiares y allegados” y por consiguiente que las visitas sean informadas “de forma clara sobre los enseres y objetos que les pueden entregar”, manda.

Además, la jueza ha constatado en el visionado de cámaras que en algunos casos apenas disponían de 12 minutos para comer y bajo una estricta y “desproporcionada” presencia policial, por cuanto solicita al director del centro “el cumplimiento del horario de comedor con el fin de que puedan comer sin premura alguna”.

También ordena algo en lo que hace más de cinco años habían incidido los juzgados de vigilancia: “que todos los agentes de policía que presten servicios en el CIE lleven la placa reglamentaria con el número de identificación, adoptándose para ello todas las medidas oportunas incluidas las disciplinarias”.

De igual manera, Iglesias Sánchez recuerda que debe respetarse “el derecho de las personas internas a ser informadas sobre la ejecución de su deportación” y a “acceder a los impresos de solicitud de protección internacional”.

Por último, atendiendo a las recurrentes denuncias de personas internadas que sufren problemas psicológicos, lesiones o enfermedades, que se ponga en conocimiento de los juzgados de control “sin demora” del internamiento “de personas que sufran alguna dolencia física o psíquica, que necesiten tratamiento médico o estén sujetas a revisiones médicas periódicas, así como los internamientos que concurran circunstancias que puedan indicar que se trata de personas vulnerables”.

Las nuevas medidas, en general, han sido recogidas con anterioridad por otros jueces de control, una figura creada especialmente para vigilar el funcionamiento de los CIE que ha sido vital para intentar garantizar derechos básicos dentro de estos centros de encierro de personas migrantes en situación irregular.
Imagen de portada: Fachada del Centro de Internamiento para Extranjeros de Aluche, en Madrid. Álvaro Minguito.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/front...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Prosigue la oleada de protestas masivas en Honduras

22 June, 2019 - 00:00

Honduras: Tomas populares por todo el país, militares atrincheran Casa Presidencial

Agencias / La Haine

Las muertes se registraron durante la represión de policías y militares a las manifestaciones contra el dictador Juan Orlando Hernández en los que miles de personas bloquearon calles de Tegucigalpa. También se reportan más de 50 heridos. Ayer el dictador Hernández ordenó la salida del ejército a las calles para aumentar la represión.

La cifra de muertos a causa de la represión en Honduras ascendió a tres, tras conocer de del fallecimiento del joven, Eblin Noel Corea Maradiaga de 17 años en la localidad de Yarumela, departamento La Paz.

De acuerdo a las primeras informaciones, Corea Maradiaga murió tras ser impactado por un arma de fuego policial. Más temprano se reportaron la muerte de Luis Enrique Maldonado. (28 años) y Erick Peralta (38 años) por disparos también policiales durante las manifestaciones en la capital hondureña.

Según analistas, la decisión del mandatario de desplegar a las fuerzas armadas es una "muestra de desesperación y debilidad", que revela que Hernández "comienza a quedarse solo en un régimen carente de legitimidad y aceptación entre la población".

Honduras es una nación en crisis perpetua, que cumple ya dos meses de movilizaciones que demuestran el hartazgo de sus habitantes frente a la miseria, violencia, impunidad y corrupción que sufren día a día por las políticas neoliberales del régimen.

Aunque una parte de los transportistas lograron un acuerdo con el Ejecutivo la madrugada del jueves, los manifestantes continuaron durante todo el día con el cierre de carreteras en varios puntos del país, quemaron neumáticos y se enfrentaron a los antidisturbios.

El clima de insurrección resurgió en los hondureños la tarde de este miércoles. El pueblo se ha autoconvocado nuevamente a las calles para exigir la salida del dictador Juan Hernández, quien ha ordenado al Ejército atrincherar Casa Presidencial.

Hasta el martes, la lucha social estaba enfocada por la defensa de la Salud y Educación pública; sin embargo, luego que las Fuerzas Especiales de la Policía declararan “brazos caídos” denunciando violaciones a sus derechos y abusos por parte de sus autoridades, el pueblo hondureño decidio salir a tomar las calles.

«Le reiteramos al Gobierno que nuestra postura es firme, y que no vamos a reprimir más al pueblo hondureño. Que busquen una solución mediante el diálogo», comunicaron desde la facción en paro de la DNFE, pidiendo a los demás colegas sumarse al paro. No reprimirán a la población que se manifieste en las calles porque las protestas son justificadas.

Según cita Reuters, Orlin Cerrato, Comisionado de la Policía hondureña, declaró que estos agentes de brazos caídos corresponden a un 10 % de las fuerzas policiales de la DNFE, que suma cerca de 3.000 miembros alrededor del territorio nacional. Aunque otras fuentes hablan de un 20 % y de hasta un 25% de policías sublevados.

En las últimas seis semanas, la lucha social era comandada por la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, coalición que se formó contra la privatización de ambos derechos sociales; sin embargo, luego de conocer la postura de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, más la crisis de desabastecimiento de combustibles por el paro de transporte de carga, eso ha motivado al pueblo a exigir la renuncia del jefe de del régimen. Los hondureños han vuelto a las calles de forma masiva.

En Tegucigalpa ya se informa de tomas de avenidas en el bulevar Centroamérica, barrio El Guancaste, Hato de Enmedio, Prados Universitarios y la Colonia Kennedy. No obstante, las acciones se reportan en todo el país. A raíz de los incidentes entre los uniformados, la población reaccionó de manera espontánea y comenzó a tomarse puentes, calles y carreteras en los cuatro puntos cardinales. Momentáneamente la población está siendo reprimida por los elementos de la Policía Nacional Preventiva y de la Policía Militar del Orden Público.

Cabe destacar que más temprano este miércoles, en una radio hondureña, el expresidente de la República, derrocado en el golpe de Estado de 2009, Manuel Zelaya, informó que las bases de Libertad y Refundación (Libre), estaban obligadas a luchar con la Plataforma sin condiciones.

Además, dijo que Honduras está atravesando “brotes de insurrección popular en todo el país”. Zelaya también mencionó que hoy la salida de las elecciones “no representa nada para nosotros. La única opción que tenemos es la rebelión, amparada en la Constitución”.

El expresidente, advirtió a la población que durante las próximas horas debe estar “en vanguardia y alerta popular sin distintivos políticos”. Lo anterior porque desde anoche se vive un ambiente que según estimaciones de dirigentes políticos, podría significar el fin del régimen de Hernández.

En tanto, el candidato presidencial de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Salvador Nasralla, se dijo listo para tomar lo que considera que por derecho ganó en las elecciones de 2017.

Luego de la entrevista de Zelaya, por redes sociales giró un afiche que convocaba al pueblo a las calles inmediatamente. Ante esta alerta, poco a poco las estaciones de servicio empezaron a tener mucha más afluencia de vehículos que en la mañana, atendiendo hasta quedarse sin reservas de combustibles.

De igual manera, varios supermercados en toda la capital, poco a poco fueron llenándose de ciudadanos preocupados por un posible golpe al poder político del país. Esto luego del paro de transporte pesado que ha imposibilitado el abastecimiento de insumos.

Esta noche de juyeves se reportaban cierres en las carreteras que dan acceso a las fronteras con El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Mientras las empresas de transporte interurbano anunciaban el cierre de operaciones para mañana.

Asímismo esta noche los hondureños se siguen autoconvocado a las calles y han programado un cacerolazo a partir de las 8:00 de la noche.

Mientras la crisis se acentúa con el paso de las horas, el gobierno de Hernández no ha reaccionado al respecto. Lo único que se ha observado es el gran despliegue de militares en la Casa Presidencial.

Corrupción

Juan Hernández ha sido salpicado por la corrupción. En junio de 2015, cuando se descubrió el descomunal saqueo en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), confesó que su campaña política de 2013 recibió al mensos 150 mil dólares de empresas que participaron en el desfalco.

Según publicaciones de medios locales, Hernández y su entorno familiar habrían drenado al menos 4.500 millones de lempiras de instituciones del Estado mediante la utilización de organizaciones no gubernamentales.

Honduras viene enfrentando una crisis de ingobernabilidad que se acentuó con las elecciones de noviembre de 2017, por un fraude electoral y por la violación de la Constitución de la República, que prohíbe la reelección presidencial. Ese fue el supuesto motivo por el que le hicieron el golpe a Celaya en 2009: dijeron que quería reelegirse.

Hernández sigue a merced de una crisis de legitimidad y en medio de dos diálogos: uno gestado por él mismo con sectores afines y otro liderado por la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, integrado por los docentes, médicos y personal de la salud. Con el respaldo de la mayoría de los hondureños, exige un sistema sanitario y educativo gratuito y de calidad. La exigencia comenzó para hacerle frente a un proceso privatizador de la salud y la educación, iniciado en los últimos nueve años.

En medio de esa lucha, que inicio desde abril, los ciudadanos han seguido exigiendo, mediante protestas, la salida de Hernández.

El pueblo está a días de conmemorar el décimo aniversario del golpe de Estado, que para analistas de la vida social y política, ha significado el génesis de todos los males que sufren los hondureños: violencia, miseria, caravanas migrantes y violaciones a los derechos humanos.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas