Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 27 min 57 seg

Uso de la violencia

26 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

"La resistència noviolenta és un dret legítim que hem escollit. No resistim per morir, sinó per viure"

26 December, 2018 - 00:00

Entrevista a les activistes palestines Manal Tamimi i Munther Amira dels Comitès Populars de Resistència noviolenta Palestina (PSCC). Ambdues exerceixen la resistència no violenta contra l'ocupació i l'apartheid de l'Estat d'Israel. Amira ha estat detingut en diverses ocasions i arran de l'última va ser condemnat a sis mesos de presó i cinc anys de llibertat condicional per haver participat en una protesta de manera pacífica. A Tamimi, els soldats israelians l'han arrestada quatre vegades i l'han disparat altres dues.

Ester Fayos | @Ester_Fayos

Munther Amira és activista i treballador social. Es dedica, sobretot, a organitzar activitats d'animació per als xiquets i xiquetes palestines, les quals són les “principals víctimes” de la violència i repressió de l'Estat d'Israel. Manal Tamimi, tia d'Ahed Tamimi, la coneguda jove palestina que va passar set mesos a presó i que el passat mes de setembre va visitar València, va participar en la primera i segona intifada, en què estava disposada “fins i tot a pagar amb la meua vida” el dret del poble palestí, assegura. Alguns dels seus fills estan a la presó, fet que li causa fins i tot “més dolor” que la seua mort. Totes dues formen part dels Comitès Populars de Resistència noviolenta Palestina (PSCC). La Comissió Espanyola d'Ajuda al Refugiat al País Valencià (CEAR-PV) va convidar ambdues activistes a participar en una xerrada emmarcada dins les jornades “Octubre amb Palestina de BDS País Valencià”, que finalitzen el pròxim divendres amb una xerrada a Pego. A la trobada s'analitza i s'explica l'ocupació i l'apartheid israelià a Palestina, així com un dels centres més actius de la resistència palestina durant els últims mesos: el poble Khan al-Ahmar, que s'enfronta a la seua demolició.

Cada divendres, des de l'any 2009, el poble palestí organitza protestes a Nabi Saleh contra l'apartheid israelià. Quin nivell de repressió exerceixen els soldats israelians durant les mobilitzacions i la resta de dies?

Manal Tamimi (M.T): La situació a Palestina és extremadament explosiva cada dia. Les agressions s'han intensificat després que el president dels Estats Units, Donald Trump, declarara que Jerusalem és la capital de l'Estat d'Israel, protegit pel silenci internacional per continuar cometent els crims que du a terme. El nivell de repressió és l'assassinat a sang freda de xiquets i xiquetes palestines, així com de periodistes a la franja de Gaza. És a través de la construcció de centres d'internament militars molt prop de les poblacions palestines. A vegades, ens obliguen a desplaçar-nos durant quatre o cinc dies perquè puguen fer les seues maniobres i exercicis militars. També deixen explosius arreu del sòl, que exploten quan passem per damunt o quan les nostres filles estan jugant al carrer. Aquestes pràctiques militars reforcen l'actitud hostil i agressiva dels colons israelians, els quals continuen agredint la població. Fa poc, una mare va morir apedregada després d'assistir al casament de la seua filla. A tot açò cal sumar la violencia durant les mobilitzacions: agredeixen amb ganivets o assassinen joves que participen en les manifestacions per l'alliberament de Palestina.

“També deixen explosius arreu del sòl, els quals exploten quan passem per damunt o quan les nostres filles estan jugant al carrer. Aquestes pràctiques militars reforcen l'actitud hostil i agressiva dels colons israelians, els quals continuen agredint a la població”

Com ha afectat a Palestina la decisió de Donald Trump de traslladar l'ambaixada estatunidenca des Tel Aviv a Jerusalem?

Munther Amira (M.A): Després de la declaració de Donald Trump, les agressions s'han intensificat. No ens estranya la seua decisió, perquè, al cap i a la fi, Estats Units és una potència imperialista que vol tractar de controlar el món i comet dia a dia tota classe d'agressions contra el poble palestí. Una altra de les últimes decisions de Trump ha sigut cancel·lar la seua aportació econòmica a l'Agència de Nacions Unides per als Refugiats de Palestina a Orient Mitjà (UNRWA), a través de la qual es financen serveis educatius, sanitaris i socials a les refugiades palestines. Trump també comet agressions contra el dret de retorn de les exiliades, contemplat per Nacions Unides. Mentrestant, la resta de països no fan res.

Fa molts anys que denuncieu les condicions de vida a les presons israelianes. Quina violència sofreixen les preses polítiques palestines?

M.T: La situació a les presons és prou paupèrrima. No es pot descriure. L'alimentació és molt roïna. De fet, molts es veuen obligats a comprar el menjar a les tendes que hi ha a la presó, gràcies als diners que transfereixen les famílies als comptes bancaris d'eixos establiments. En relació a l'assistència mèdica, hi ha xiquets que tenen restes de metralla dins del cos. Aquests necessiten intervenció quirúrgica, però a les presons només els donen analgèsics o algun tipus d'antibiòtic. Coneixem el cas d'una presonera el cos de la qual té un 90% de cremades. No obstant això, quan demana un tractament, l'únic que rep és un antibiòtic. A més a més, només es permet una o dues visites al mes de 45 minuts de duració. La persona presa ha de sol·licitar un permís i la família un altre, els quals poden arribar a tardar entre tres o quatre mesos.

Quantes preses polítiques palestines hi ha en l'actualitat?

M.T: Actualment hi ha 7.000 preses polítiques palestines. El pres més menut és un xiquet de catorze anys. Quan en tenia dotze va ser condemnat a tres anys de presó per haver llançat una pedra contra un soldat. Tanmateix, en complir 14 anys va tornar a ser jutjat i el van tornar a empresonar. Açò és possible perquè fa dos anys va entrar en vigor una llei amb la qual es pot detindre a qualsevol xiquet palestí d'entre dotze i catorze anys i condemnar-lo a tres anys, però quan fa els catorze la pena pot elevar-se fins a vint anys. Les 7.000 persones empresonades no són només un número. Són famílies, llocs i cadires buides que deixen. Records que s'han truncat. Projectes que s'han interromput. I somnis que s'han esfumat.

“Els nens i les nenes acaben signant aquestes confessions i així poden detindre a altres manifestants que tenien sota el punt de mira, però no disposaven de cap prova que les incriminara en cap acte”

Abans de l'entrada a la presó, durant l'interrogatori, també s'incompleixen els drets de les palestines detingudes. A quines situacions es veuen obligades a enfrontar-se?

M.T: Instructores israelianes les porten als centres de detenció sense llegir els drets a les persones detingudes. Entre ells, per exemple, el dret a guardar silenci, a l'assistència lletrada i al fet que les visite la família. Tanmateix, sabem que s'incompleix i, per tant, sobretot els menors d'edat, es troben totalment perduts. Com els menuts ignoren els seus drets, l'Estat d'Israel els aterra perquè confessen allò que ni tan sols han comés. També se'ls entreguen confessions ja escrites en hebreu, una llengua que els xiquets palestins no entenen, on es responsabilitza de delictes a altres activistes palestines. Els nens i les nenes acaben signant aquestes confessions i així poden detindre a altres manifestants que tenien sota el punt de mira, però no disposaven de cap prova que les incriminara en cap acte. Si se'ls informara que tenen dret a restar en silenci no reconeixerien delictes que no arriben ni a cometre.

La lluita no està només al carrer. Des de les presons, les preses polítiques també exerceixen resistència, a través de boicots i vagues de fam,…

M.A: Dins de les presons la resistència s'accentua més. El mètode més utilitzat són les vagues de fam. L'última va ser en 2015 i va durar 42 dies, durant els quals van morir cinc joves. Actualment, les preses polítiques palestines estan realitzant un altre tipus de boicot, que consisteix en no eixir al pati per protestar contra la instal·lació de càmeres dins dels centres penitenciaris. En relació al boicot a la justícia israeliana, no l'hem dut a terme de manera completa. Només s'han boicotejat les vistes administratives, ja que no ens presentem. És un somni boicotejar tot el sistema judicial israelià, però, ara per ara, estem obligats a acudir als tribunals i no tenim una altra opció.

M.T: Així mateix, a les presons també s'intenta trobar la llibertat. Per això, s'organitzen xerrades, classes d'hebreu i d'anglès o d'assistència jurídica,… Les i els més menuts estan obligats a llegir llibres i, després, fer resums de les lectures, mentre que les persones majors poden escriure articles sobre diverses temàtiques per a les publicacions que hi ha a la presó. S'intenta crear vida dins dels centres. Es tracta d'una resistència que intenta doblegar l'ocupant.

Durant els últims mesos, esteu lluitant també contra la destrucció de Khan al-Ahmar. Per què Israel vol desplaçar aquesta població?

M.A: L'últim crim internacional que ha comés l'Estat d'Israel ha sigut contra la població del poble de Khan al-Ahmar. L'objectiu d'Israel és construir colònies en aquesta zona, connectar amb Jerusalem i així dividir Cisjordània entre nord i sud. Tanmateix, la població beduïna del lloc, amb el seu propi cos, intenta plantar cara a les excavadores israelianes que arriben per demolir-lo o a les aigües fecals que tiren a posta. Fins ara, ho hem aconseguit. Les activistes i les xiquetes fa 120 dies que resisteixen, asseient-se davant de les excavadores per impedir el seu pas. Khan al-Ahmar és una de les 22 agrupacions beduïnes que existeixen. El seu mitjà de vida és, principalment, la cuida del bestiar, per tant, el fet de desplaçar-se d'un lloc a un altre les perjudica i les priva del seu sustent principal.

“La població beduïna del lloc, amb el seu propi cos, intenta plantar cara a les excavadores israelianes que arriben per demolir-lo o a les aigües fecals que tiren a posta. Fins ara, ho hem aconseguit”

Com veieu el futur de la resistència palestina?

M.A: El futur de la resistència palestina és la victòria. Eixe és el resultat lògic de la revolució que s'alça contra una ocupació. Nosaltres fem una resistència no violenta i popular, a través de la conscienciació i l'enfrontament pacífic.

M.T: La resistència és un dret legítim que nosaltres hem escollit. No resistim per morir, sinó per viure. Eixe és el nostre objectiu. Cap pare o mare vol veure als seus fills i filles tancades a la presó o soterrades. Per això, els demanem que resistisquen contra l'ocupació i no renuncien als seus drets. Però, també els ensenyem a conservar la humanitat i el valor de la justícia. Volem canviar eixe pensament de què les palestines som terroristes. Som defensores dels Drets Humans.

Quina importància té per a Palestina que la resta del món faça boicot a Israel?

M.A: La pressió que s'ha d'exercir només es concep a través d'un boicot polític, social, cultural, acadèmic, econòmic i en qualsevol altre àmbit. El moviment de Boicot, Desinversions i Sancions (BDS) és un moviment moral per defendre la vida. Cada victòria del BDS, per menuda que siga, ens insufla més anys per continuar resistint.

M.T: Hem començat a veure com s'ha resistit l'ocupació, a través de les activitats i triomfs del BDS. El més important és continuar amb la lluita, no renunciar i no tindre por a l'ocupació i la seua repressió, perquè continuarem fins a la victòria.

Font: https://directa.cat/la-resistencia-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Serbia y la OTAN, entre los bombardeos del ayer y las presiones del hoy

26 December, 2018 - 00:00

Vicky Peláez

Así justifica, 19 años después, el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltemberg, los bombardeos masivos sobre objetivos civiles y militares.

Stoltenberg no podía evitar en su reciente visita a Belgrado volver a referirse a la operación 'Fuerza Aliada' que la OTAN llevó a cabo en 1999, contraviniendo todas las convenciones internacionales y sin la autorización de la ONU.

Por supuesto, el máximo jefe de la organización militar siempre se defiende diciendo que en ese momento él no trabajaba para la Alianza, pero esta vez, la justificación podría hacer reír, si no fuera por la tragedia vivida por los civiles serbios.

Casi 20 años y una capa de silencio entre los responsables políticos y mediáticos de los países que participaron en la ofensiva no pueden hacer olvidar en Serbia las consecuencias del primer conflicto provocado en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

A los miles de muertos "necesarios" para poder "liberarlos" de Slobodan Milosevic, hay que añadir los más de 10.000 heridos, muchos de los cuales siguen hoy haciendo frente a las enfermedades provocadas por el uso de armas químicas sobre territorio serbio. Ese polvo amarillo, esas sustancias en forma de piedras cristalinas que los testigos presentaron en su día, transmitieron el cáncer a cientos de personas que continúan luchando en los tribunales internacionales para que su condición sea reconocida.

Volver la vista atrás es obligado cuando el propio jefe supremo de la OTAN debe justificar cada vez que visita Belgrado lo que disfrazado de "intervención humanitaria" fue más tarde ejemplo de acción militar en otras latitudes, como Irak o Libia.

La operación 'Fuerza Aliada' fue también un ejemplo de campaña de propaganda coordinada entre Washington y sus aliados europeos en la OTAN.

La Alianza Atlántica estaba comandada, recordemos, por el socialista español, Javier Solana. Londres, París y Berlín construyeron lo que hoy se llama un relato que desde el inicio hasta el final comprendía lo que actualmente se conoce como noticias falsas, aunque se escribe en inglés.

Armas químicas y noticias tóxicas

Difícil es ser acusado de inventar teorías conspirativas cuando tenemos a personajes como Henry Kissinger, quien confesó a la prensa británica, en el mismo año 1999, que el llamado acuerdo de Rambouillet, en teoría un plan de paz entre serbios y kosovares, fue una "provocación a la parte serbia para justificar los bombardeos".

Y así fue; pues el apartado militar del acuerdo fue ocultado a la opinión pública europea, a la que se explicó simplemente que Belgrado rechazaba un plan que en realidad estipulaba una ocupación pura y simple de la, en ese momento, República Federal de Yugoslavia, donde no solo las fuerzas militares de la OTAN podrían moverse libremente, sino que, además, estarían por encima de las leyes soberanas locales. Evidentemente, el proyecto estaba escrito para obligar a Belgrado a no firmarlo.

El gobierno alemán de la época, dirigido por el socialdemócrata Gerhard Schroeder, tuvo también que explicar a su oposición en el Bundestag las razones por las que se había ocultado a la ciudadanía el contenido militar del acuerdo. Era un punto sensible para Alemania, pues por primera vez desde la derrota nazi, su aviación participaba en una guerra con los aviones Tornado, violando su propia Constitución.

El ministro alemán de Defensa en ese gobierno, Rudolf Scharping, necesitó también construir una campaña de intoxicación para justificar su colaboración en el lanzamiento de bombas sobre lo que quedaba de Yugoslavia. El llamado plan 'Caballo de Hierro', pergeñado por el agit-prop de la Bundeswehr, aseguraba que las tropas de Milosevic preparaban una masiva limpieza étnica de kosovares en la entonces provincia serbia.

En un libro publicado en Alemania un año después de los bombardeos, un general de brigada alemán, Heinz Loquai, escribió que el plan 'Caballo de Hierro' fue inventado simplemente para justificar la participación alemana en la guerra.

Los 'regalos' de la OTAN siguen matando a los serbios

En paralelo y en coordinación con las mentiras de Schoeder, Scharping y el representante de Asuntos extranjeros alemán, el siempre progresista, Joschka Fischer, el presidente norteamericano, Bill Clinton, azuzaba a su parroquia acusando a Milosevic de genocidio e invocaba al ejemplo de Churchill contra Hitler para justificar el ataque.

Otro socialdemócrata, a la manera británica, Tony Blair, quien puso al servicio de la OTAN a su equipo de propaganda, prometía que "Milosevic y su genocidio horrible será derrotado".

En Francia, el presidente Jacques Chirac y su jefe de gobierno, el socialista Lionel Jospin, lo tuvieron más fácil. La intoxicación es mucho más sencilla en este país, donde los periodistas sirven de fácil correa de transmisión de los dirigentes y cuya agencia estatal de prensa, France Presse, utiliza su monopolio para transmitir a los medios los mensajes oficiales bajo la apariencia de la independencia y la objetividad.

Entre las joyas periodísticas de la época, en el libro "Les diables sont dechainés" (Los demonios desencadenados), el médico y coronel francés, Patrick Barriot, ofrecía una selección sabrosa. En uno de los canales de la televisión estatal, un periodista comparaba a los paramilitares albano-kosovares del UCK (Ejército de Liberación de Kosovo) con los resistentes franceses contra la ocupación nazi. En el semanario de la izquierda progresista de salón, la "gauche caviar", Le Nouvel Observateur, se escribía, "Milosevic purifica. Cada uno tiene su método. En Serbia deben faltar cámaras de gas". En Le Monde, autoproclamado "diario de referencia", se asimilaba también a los kosovares con los judíos bajo el nazismo.

Y quien en Francia osara poner en duda el discurso oficial era tratado ipso facto de "revisionista", como le ocurrió a Regis Debray y a otros casos aislados dentro del periodismo.

Entre las maniobras de lavado de cerebro a la opinión pública europea pasará también a la historia la falsa matanza de ciudadanos kosovares en Racak, en la que colaboraron también expertos de la Unión Europea, cuyo informe final "se perdió", quizá, entre las toneladas de papeles que deglute la burocracia europea.

Sin OTAN no hay UE

Ahora, 19 años más tarde, Jens Stoltenberg visita Belgrado en su campaña de ampliación de la Alianza que dirige bajo la autoridad de EEUU.

De las repúblicas que componían la antigua Yugoslavia, solo Serbia se resiste, de momento, a integrar la OTAN. El resto, o forman parte o están en el proceso de integración.

La exprovincia serbia de Kosovo, cuya independencia sigue siendo no reconocida por países europeos como Grecia, Chipre, Rumania, Eslovaquia y España, tiene prometido también su entrada en la organización militar. De hecho, Kosovo es ya una base militar norteamericana en el patio trasero de Europa.

A Serbia se le hace ver que será rodeada por miembros de la OTAN y su postura de neutralidad será cada día menos soportable.

Y es así porque entre las condiciones no escritas para ser aceptado en la Unión Europea, se sugiere firmar antes la entrada en la alianza militar occidental. En la nueva guerra fría que enfrenta a EEUU y sus aliados con Rusia, es complicado mantenerse al margen y mucho más difícil ser sospechoso de rusofilia. Neutralidad es quijotismo, sobre todo cuando pasar por el aro de las imposiciones lleva incluida la promesa de una lluvia de dólares y euros.

https://mundo.sputniknews.com

Texto completo en: https://www.lahaine.org/serbia-y-la...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nadal 18

25 December, 2018 - 07:30

Tortuga vos desitja un Bon Nadal

Categorías: Tortuga Antimilitar

Liberad a Zaplana

25 December, 2018 - 00:00

Jonathan Martínez
Investigador en comunicación

Concededle el privilegio de que muera entre los suyos y demostrad la altura moral que no ha sabido tener su propia gente. Sacad a la calle a los presos enfermos, a todos sin excepción, y arrancadle los colores al cinismo del Partido Popular, a sus campañas de odio, a su populismo penitenciario y a sus leyes de excepción contra la población reclusa.

Este pasado miércoles, el Partido Popular solicitaba la excarcelación de Eduardo Zaplana para que pueda ser atendido de su leucemia en un hospital y no en un centro penitenciario. El ex ministro de Trabajo y ex presidente de la Generalitat Valenciana, que acababa de someterse a una revisión médica en la cárcel de Picassent, tuvo que ser ingresado en el Hospital la Fe de Valencia ante el avance de la enfermedad. «Un poco de humanidad», pedía el PP desde su cuenta oficial de Twitter. Hacía apenas un mes, José María Aznar había reclamado una solución «humanitaria y compasiva» en un acto de la Fundación FAES en Valencia. Eduardo Zaplana ha cumplido ya siete meses de prisión preventiva y los dirigentes populares insisten en el riesgo inminente de muerte.

Era 22 de mayo cuando los periódicos anunciaban que Zaplana había sido detenido en Valencia por un supuesto delito de blanqueo de capitales y cohecho. Además, la operación Erial se llevaba a los calabozos a otros seis implicados en una trama delictiva que salpica al Gobierno de la Comunidad Valenciana. La Guardia Civil está convencida de que Zaplana cobró más de diez millones de euros en comisiones e investiga movimientos bancarios de dinero oculto en Luxemburgo y en Uruguay. Su nombre aparece también en las investigaciones de la operación Púnica, en la operación Lezo y en la trama Gürtel. Al día siguiente de su detención, los abogados de Zaplana se aferraron a la leucemia que padece desde 2015 para reclamar su libertad. La Fiscalía se opuso.

La tensión entre enfermedad y política penitenciaria no plantea, ni mucho menos, un dilema novedoso. No hace falta recurrir a la insalubridad de las cárceles franquistas para recuperar algunas historias estremecedoras de enfermería y talego, presos condenados a una muerte de perro en la celda más aislada de la cárcel más recóndita. Ahora recuerdo a Joseba Asensio, Kirruli, que murió el 8 de junio de 1986 en su chabolo de Herrera de la Mancha con una infección de tuberculosis en los pulmones. Tenía veintisiete años. Dos días después, en un acto fúnebre que denunciaba la desasistencia sanitaria de Asensio, la policía arrancó literalmente el ataúd a sus familiares y amigos y provocó una treintena de heridos. Hubo disparos al aire. A Joseba Asensio le habían diagnosticado una pleuritis en Carabanchel en 1982 pero entonces nadie consideró oportuno ofrecerle tratamiento.

Si hablamos de muertes de perro es difícil no acordarse de Arkaitz Bellon, que el 5 de febrero de 2014 apareció muerto en su celda de Puerto I a causa de un edema pulmonar. Bellon cumplía trece años bajo la acusación de haber participado en un episodio de vandalismo callejero. Cuando murió se encontraba en primer grado y le quedaban apenas tres meses para recobrar la libertad. La médica de la familia atribuyó la muerte a la alimentación inadecuada, a la tensión y a un interminable periplo de agresiones y palizas de los funcionarios que el propio Bellon había denunciado en Algeciras en 2008, en Puerto III en 2010 y en Sevilla en 2013. Nadie impidió que muriera a los treinta y seis años, a más de mil kilómetros de su casa y después de haber pasado una tercera parte de su vida preso.

A Bellon le atribuían responsabilidades en el incendio de dos autobuses y un cajero automático durante la semana grande de Donostia en agosto del año 2000. Apenas un mes después de aquellos hechos, el Gobierno de Aznar abría un debate para endurecer el Código Penal. Proponía prisión de hasta diez años para menores de edad implicados en acciones callejeras, definía como terrorismo protestas sin daños humanos que hasta entonces habían sido catalogadas como vandalismo e introducía el delito de apología del terrorismo, que durante estos últimos años ha servido para procesar a raperos, tuiteros y titiriteros por los motivos más peregrinos. PSOE, CiU y CC se sumaron entonces a la misma retórica de garrote y mano dura que hemos escuchado esta semana pasada en boca de Pablo Casado y Santi Abascal con respecto a la prisión permanente revisable. Los ultras sobrevuelan estos días el cadáver de Laura Luelmo para abonarse al populismo carroñero de la cadena perpetua. Resulta enternecedor y de una cruel ironía escuchar ahora al PP implorar clemencia para Zaplana.

En mayo de este años, una semana después de que Zaplana ingresara en prisión, Etxerat convocaba una marcha en Ondarroa para reclamar la excarcelación de doce presos gravemente enfermos. Eran reclusos con cáncer en estado avanzado, con sida o con dolencias psíquicas agudas, enfermos que a menudo permanecen en el régimen penitenciario más estricto, en aislamiento y a centenares de kilómetros de sus familias. Recuerda Etxerat que doce presos enfermos obtuvieron la libertad atenuada entre 2008 y 2011. Pero desde que ETA se retiró de la vía armada, el Gobierno ha denegado las catorce solicitudes de excarcelación que ha recibido. En abril de 2017, el ejecutivo de Rajoy anunciaba que los presos solo serán liberados cuando se pueda corroborar que faltan menos de dos meses para su muerte. En junio de 2017, todos los partidos excepto el PP reclamaron en el Parlamento de Gasteiz la excarcelación de los presos enfermos. Un mes antes, PP, PSOE y C's habían rechazado una propuesta similar en el Congreso de los Diputados.

En estos días es imposible pasar por alto algunas efemérides. En primer lugar, el atentado contra el almirante Luis Carrero Blanco, el trabajo subterráneo del comando Txikia y el Dogde presidencial convertido en chatarra en la azotea de un convento jesuita. Pero también esta semana se han cumplido cuarenta años del atentado parapolicial contra José Miguel Beñaran, Argala. Los ejecutores habían querido vengar la muerte del ogro y se esforzaron en que coincidieran las fechas de ambos atentados. El día de nochebuena de 1978 llegó el féretro de Argala a Arrigorriaga para que los suyos pudieran darle sepultura. En un pasaje inolvidable de nuestra historia, las fuerzas policiales del nuevo régimen constitucional sitiaron el pueblo e impidieron que miles de personas llegadas de muy diversos lugares acompañaran la ceremonia. A modo de protesta, la familia pidió que los vecinos permanecieran en sus casas de forma que la comitiva que portó el cuerpo hasta el cementerio se redujo a una escalofriante estampa de quince personas junto a un ataúd cubierto por una ikurriña y el emblema de KAS.

Si ahora recuerdo aquel capítulo es porque, entre todas las fotografías que se conservan del entierro, hay una especialmente memorable. Desde la distancia y con el foco difuminado, en un pueblo desierto y tomado por las fuerzas de orden público, alguien capturó el momento exacto en que tres oficiales se cuadraban con la mano en la frente ante el féretro de Argala. Habrá quien diga que fue un gesto mecánico de respeto. El Gobierno Civil objetó que las ordenanzas militares obligan a los oficiales a rendir honores ante cualquier cortejo fúnebre. En todo caso, parece que aquellos tres hombres supieron guardar un mínimo sentido del honor ante su enemigo. No es habitual en las lides militares. Aún recuerdo los selfies triunfales de los soldados de George H. W. Bush junto al cuerpo anciano de Sadam Hussein. Las imágenes denigrantes del torturadero de Abu Ghraib. El linchamiento de Muamar el Gadafi grabado por la turba opositora y la exposición pública del cadáver.

Liberad a Zaplana. Concededle el privilegio de que muera entre los suyos y demostrad la altura moral que no ha sabido tener su propia gente. Sacad a la calle a los presos enfermos, a todos sin excepción, y arrancadle los colores al cinismo del Partido Popular, a sus campañas de odio, a su populismo penitenciario y a sus leyes de excepción contra la población reclusa. Dejad que resuenen en su conciencia, si es que conocen tal cosa, la voz de todos los presos que han muerto enfermos en sus celdas. Que escuchen, si es que no son sordos, las voces de los miles de civiles masacrados en Iraq. Que retumben las voces de los parados, de los desahuciados, de todos aquellos a quienes han robado tanto durante tantos años. Liberad a Zaplana y decidles que lo último que queremos es parecernos a ellos.

Fuente: https://www.naiz.eus/eu/iritzia/art...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Trump y China: ¿Guerra caliente o fría?

25 December, 2018 - 00:00

A primera vista el desacuerdo entre EEUU y China está unido a un conflicto comercial. Se acusa a China de competencia desleal y de robo de propiedad intelectual. Se supone que los aranceles comerciales remedian y palían el déficit comercial. Pero el análisis revela algo mucho más importante, esto es, los denodados esfuerzos de Washington por conservar la hegemonía en tres terrenos: tecnología, industrias del futuro y armamento. ¿Habrá un enfrentamiento entre ambos titanes?

Un poder absoluto y definitivo

EEUU sale de la Segunda Guerra Mundial como el gran vencedor. Todas las grandes potencias precedentes y emergentes están totalmente aplastadas. En Washington se sueña con un nuevo orden mundial en el que EEUU sea el único que controle y decida. Desgraciadamente, la rápida reconstrucción de la Unión Soviética y el final del monopolio nuclear se interponen en el camino de estos proyectos.

Pero, a pesar de todo, medio siglo después este sueño se ha cumplido con la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética. Ahora ya no hay obstáculos que se interpongan a la supremacía: EEUU se ha convertido en el líder indiscutible de la política mundial y pretende seguir siéndolo. En 1992 el Pentágono afirmaba: “Nuestro objetivo principal es impedir la aparición de un nuevo rival en la escena internacional. Debemos disuadir a los rivales potenciales incluso de aspirar a desempeñar un papel más importante en el ámbito regional o mundial” (la cursiva es del autor)*.

En este momento China no constituye (todavía) una amenaza. Su economía está subdesarrollada y su PIB no es más que una tercera parte del de EEUU. El país no representa nada militarmente. China es considerada sobre todo un territorio que promete unos beneficios económicos interesantes: dispone de un contingente gigantesco de fuerza de trabajo barata y disciplinada, y al contar con una quinta parte de la población mundial constituye a largo plazo un mercado atractivo para los productos occidentales. China, a la inversa, se orienta hacia la inversión extranjera y al mercado mundial para poder desarrollarse rápidamente.

Occidente se hace la ilusión de que gracias a la “apertura” económica de China el capitalismo se va a infiltrar indefectiblemente y a sustituir poco a poco al régimen comunista. Se matan así dos pájaros de un tiro: por un aparte, unas perspectivas económicas favorables para las multinacionales; por otra, la eliminación de un adversario ideológico. Esta es la razón por la que China pudo acceder a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001.

La adhesión a la OMC constituyó un buen empujón para la economía china. En 1995 el país todavía estaba en el undécimo puesto de la lista de los países exportadores de bienes. Veinte años después está a la cabeza de la lista. Desde su adhesión a la OMC su economía se han cuadruplicado .

Para EEUU también es una relación beneficiosa. Las multinacionales estadounidenses hacen unos negocios de oro en China. El año pasado sus ventas ascendieron a cerca de 500. 000 millones de dólares, esto es, 100.000 millones más que el déficit comercial entre EEUU y China. La importación de bienes de consumo chinos muy baratos aumenta el poder adquisitivo de la población estadounidense. También hay importantes ventajas monetarias. Para mantener un yuan alineado con el dólar China compra enormes cantidades de dólares y procura así créditos baratos a EEUU, lo cual permite mantener unas tasas de interés bajas.

Más allá de las ilusiones

Pero, porque hay un “pero” enorme, en lo que concierne al control interno capitalista o al debilitamiento del Partido Comunista, nada de ello ocurre como se había previsto. “El comercio no ha domado al Partido Comunista. El Partido-Estado sigue teniendo un control férreo de los puestos de mando de la economía china, tanto directamente como indirectamente, por medio de su influencia sobre grandes empresas “privadas”, que solo con el apoyo del partido pueden seguir teniendo éxito y seguir siendo privadas”, según el economista Brad W. Setser .

Eso es lo que han acabado por comprender los círculos dirigentes de EEUU. En un discurs o muy bien acogido el vicepresidente Mike Pence no se anduvo con rodeos: “Después de la caída de la Unión Soviética asumimos que una China libre era inevitable. Lleno de optimismo a principios del siglo XXI, EEUU aceptó dar a Pekín libre acceso a nuestra economía y acogimos a China en la Organización Mundial de Comercio. […] Pero esa esperanza no se ha cumplido”.

Los gigantes capitalistas, ya se trate de empresas financieras, industriales o digitales como Google, Amazon ou Facebook, hacen lo que les conviene en todas partes, pero no en China, que es uno de los raros lugares del mundo en el que estos gigantes tienen p oca o ninguna influencia . El “Reino del Medio” ha dejado de ser un país de tránsito en el que se ensamblan bienes de consumo sin aportar demasiado al propio país.

El hecho de que China ya no sea el terreno de juego de las grandes multinacionales es “grave”, pero lo más grave es que la posición mundial de EEUU se ha debilitado mientras que la de China se ha reforzado enormemente. En 1980 el PIB de EEUU representaba una tercera parte del PIB mundial, el de China una vigésima parte. Hoy ambos representan una cuarta parte.

Pero no se trata solo de una evolución cuantitativa. La economía china también ha dado grandes pasos desde el punto de vista cualitativo. Los progresos son notables en el plano tecnológico. Hasta hace poco se consideraban el país un imita dor de tecnología , ahora es un innovado. Actualmente el 40 % de todas las patentes del mundo son chinas, es decir, más que las de estos tres países juntos: EEUU, Japón y Corea del Sur. En 2015 se lanzaba el plan Made in China 2025 cuyo objetivo era aumentar la innovación y la autonomía en diez sectores importantes.

De este modo los productos chinos son cada vez más competitivos y a largo plazo suponen en una amenaza para la supremacía de las multinacionales occidentales, lo cual no es, evidentemente, lo que se quiere. Peter Navarro, un importante asesor económico de Trump, afirma: “El objetivo del gobierno chino en ‘Made in China 2025' es explícitamente las industrias que van desde la inteligencia artificial, la robótica y la informática cuántica hasta los vehículos autónomos […]. Si China conquista estas industrias, EEUU simplemente ya no tendrá ningún futuro económico”.

¡Es el ejército, estúpido!**

Pero, según Navarro, no se trata solo de la economía, la prosperidad o los beneficios. “Lo que está en peligro no es únicamente la prosperidad estadounidense. La propiedad intelectual que China trata de adquirir es el núcleo mismo de este concepto y la clave para la continuidad de la hegemonía militar de EEUU”.

Las declaraciones de Navarro son muy significativas. El gobierno Trump hace mucho ruido en torno al déficit comercial, pero en realidad esa no es su preocupación principal. De lo que se trata es de mantener el liderazgo en tres ámbitos: tecnología, industrias del futuro y armamento. China es la principal amenaza para este liderazgo.

Navarro no habla en su nombre sino que interpreta la política gubernamental. Esta política se expone claramente en un revelador informe del Pentágono fechado en septiembre de 2018. Según este informe, hay tres terrenos estrechamente relacionados. El avance tecnológico es necesario tanto para vencer a la competencia económica como para conservar la superioridad militar. El informe advierte: “El gasto chino en Investigación y Desarrollo (I+D) converge rápidamente con el EEUU y probablemente lleguemos a la paridad en un futuro cercano”. La referencia explícita es “Made in China 2025”. “El objetivo de las iniciativas industriales fundamentales del Partido Comunista Chino, ‘Made in China 2025', es la inteligencia artificial, la informática cuántica, la robótica, los vehículos autónomos e impulsados por nuevas energías, los dispositivos médicos de gran rendimiento, los componente de alta tecnología para buques y otras industrias emergentes que son fundamentales para la defensa nacional”.

La “Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda (BRI, por sus siglas en inglés) también debe creer en ello. Se trata de una red china de rutas marítimas y terrestres que se extiende por 64 países, con inversiones, créditos, tratados comerciales y decenas de Zonas Económicas Espaciales, todo ello por valor de 900.000 millones de dólares. “China ha tratado de adquirir infraestructuras fundamentales estadounidenses, incluidos ferrocarriles, puertos y telecomunicaciones, como parte de la doctrina Un cinturón, Una Carretera [Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda] para proyectar el poder blando y duro de China. Las estrategias económicas de China unidas al impacto adverso de las políticas industriales de otros países suponen una importante amenaza para la base industrial estadounidense y, por consiguiente, suponen un riesgo cada vez mayor para la seguridad nacional estadounidense”.

Pero la relación entre tecnología, economía y armamento va más lejos. Para poder conservar su superioridad militar EEUU necesita una sólida base industrial propia. Las deslocalizaciones de parte de la economía estadounidense han dañado a la industria de guerra y minado así la seguridad nacional. “La perdida de más de 600.000 fábricas y compañías claves estadounidenses, y de casi 5 millones de empleos de la industrial manufacturera desde 2000 amenaza con minar el rendimiento y las capacidades de los fabricantes estadounidenses para satisfacer las necesidades de la defensa nacional y suscita preocupación acerca de la salud de la base industrial manufacturera y de defensa. […] Actualmente dependemos de fuentes internas únicas para determinados productos y de cadenas de suministro extranjeras para otros, y nos enfrentamos a la posibilidad de no ser capaces de producir en EEUU componentes especializados para el ejército”.

La política proteccionista del gobierno Trump no está motivada por el déficit comercial. El informe solo alude a ello incidentalmente. El déficit comercial no es más que el efecto secundario de un problema más profundo. Se trata de garantizar una “base industrial de defensa sólida” basada en un “sector manufacturero interno fuerte” y unas “líneas de aprovisionamiento estables”. Es una “prioridad nacional”.

Capacidad de defensa, es decir, preparativos de guerra: de eso se trata. Y no de conflictos aislados a pequeña escala. Se trata en primer lugar de un esfuerzo de guerra masivo y de larga duración contra las “fuerzas revisionistas”, es decir, China y Rusia. El informe proporciona consejos para reestructurar fundamentalmente la economía estadounidense preparándola para un “escenario de conflicto entre grandes potencias”. En palabras de un alto funcionario de seguridad nacional: “Nos hemos preocupado de luchar en unos conflictos de baja tecnología contra personas que lanzan cohetes a partir de camiones. Durante todo este tiempo China ha sido inteligente y ha avanzado a grandes pasos. En eso es el que nos centramos ahora”.

En el siglo XX el objetivo principal de EEUU era la Unión Soviética, en el siglo XXI es “el peligro chino”. En el marco de los debates en torno al presupuesto para 2019 el Congr eso de EEUU declaraba que “la competencia estratégica a largo plazo con China es una prioridad fundamental para EEUU”. No solo se tata de aspectos económicos, sino de una estrategia global que se debe llevar a cabo en diferentes frentes, lo cual exige “la integración de múltiples elementos del poder nacional, incluidos los diplomáticos, económicos, de inteligencia, policiales y militares, para proteger y fortalecer la seguridad nacional”.

Nos limitaremos aquí al aspecto económico y militar.

Un telón de acero económico

El objetivo de Trump es reiniciar completamente las relaciones económicas entre EEUU y China. Según su conocido estilo: “Cuando llegué [a la Casa Blanca] íbamos en una dirección que iba a permitir a China ser más grande que nosotros en un corto periodo de tiempo. Ahora eso ya no va a ocurrir”. Por consiguiente, para impedir el ascenso de China es indispensable disociar todo lo posible economía china de la de EEUU. Hay que limitar y prohibir tanto las inversiones chinas en EEUU como las inversiones estadounidenses en China. El primer objetivo son los sectores estratégicos. Hay que limitar el comercio bilateral. EEUU impone ahora aranceles a casi la mitad de las importaciones chinas. Trump ha amenazado con imponer aranceles, si fuera necesario, a todas las importaciones. Las exportaciones a China están también en el punto de mira.

La economía china también es muy dependiente de componentes estratégicos como los chips electrónicos. En mayo de 2018 se tuvo que detener temporalmente la exportación de chips a ZTE , un gran fabricante chino de componentes electrónico, lo que puso en peligro esta empresa que emplea a 75.000 personas. Kathleen Gaffney , una alta ejecutiva, predice que esto no es sino el comienzo: “Somos líderes en materia de tecnología e innovación en las industrias de chips electrónicos. A largo plazo China también quiere convertirse en líder.

Para 2025 se producirán en China, por lo que es verdaderamente importante que se lo pongamos difícil: contr ola r s u s exporta c ion e s . Eso es una verdadera señal que perjudicará a China sin dañar la economía global. Ese es el tipo de acciones que vamos a ver”.

La mayoría de los observadores serios están convencidos de que los aranceles comerciales impuestos a China tendrán un efecto desfavorable sobre la economía de EEUU y apenas podrán solucionar el déficit comercial con China. Pero eso no es lo que preocupa verdaderamente a Trump y compañía. Lo que les preocupa es “tratar de entorpecer el ascenso tecnológico de China en vez de llegar a un acuerdo, que sería lo mejor para la economía estadounidense”, según un inversor .

El gobierno Trump trata de propagar su guerra comercial con China a otros países. En las recientes negociaciones con Canadá y México respecto a un nuevo acuerdo de libre comercio Trump hizo incluir una cláusula que prohíbe a ambos países cerrar un acuerdo comercial con “un país fuera de la economía de mercado”, esto es, China. El objetivo es llegar a acuerdos similares con Japón, la Unión Europea y Gran Bretaña. Si EEUU lo logra será un duro golpe para China y el inicio de una especie de “ telón de acero económico ” que cierre el país.

Esta actitud antichina no se limita a Trump y a algunos halcones de su gobierno. Amplios sectores de la clase dominante consideran que EEUU y China han entablado una rivalidad estratégica a largo plazo y que el ascenso del gigante asiático representa una amenaza para la posición de EEUU. Existe un consenso cada vez mayor acerca de que la política comercial y la gestión de la seguridad nacional son ahora indisociables y de que la Casa Blanca debe dar una respuesta firme a su rival estratégico. Aumenta la sed de confrontación.

Encontramos esta atmósfera antichina entre los republicanos, los ideólogos del libre mercado, los halcones de la seguridad nacional y los miembros del Pentágono, pero también entre los demócratas, en parte de los sindicatos y de la izquierda, lo que quiere decir que la hostilidad hacia China puede durar y sin duda no desaparecerá con la salida del presidente actual.

Ser el primero en disparar

La superioridad militar de EEUU es aplastante. Posee 800 bases militares repartidas por 70 países y más de 150.000 hombres en 177 países. Los gastos militares ascienden anualmente a más de 600.000 millones de dólares, es decir, más de una tercera parte del total mundial, tres veces más que China y por habitante es incluso 12 veces más.

Durante unos 70 años el ejército estadounidense dominó los mares y el espacio aéreo de casi todo el planeta, incluido el sudeste de Asia. Ha tenido una libertad de movimiento casi total y la posibilidad de privar de ella a sus enemigos. Trump quiere que las cosas continúen así: “EEUU no aceptará el segundo puesto. Haré que nuestro ejército sea más fuerte que nunca y nunca jamás tendremos que temer a otra potencia”.

En palabras de la Estrategia Nacional de Seguridad de 2017 , China construye “el ejército más competente y mejor financiado del mundo, después del nuestro” (la cursiva es del autor). Así pues, la “otra potencia” de la que hablaba Trump es China. Según el Pentágono, habrá que hacer todo lo posible para conservar el liderazgo en el sudeste de Asia y eso implica frenar a China. “Mientras China continúe su ascenso económico y militar, y reafirme su poder por medio de una estrategia nacional a largo plazo, seguirá desarrollando un programa de modernización militar que busca la hegemonía regional indo-pacífica a corto plazo y desplazar EEUU para alcanzar la preeminencia mundial en el futuro”.

En su Discurso sobre la Guerra Fría del pasado mes de octubre el vicepresidente estadounidense Pence no deja lugar a la menor duda: “Nuestro mensaje a los dirigentes chinos es el siguiente: este presidente no se echará atrás. Mientras reconstruimos nuestro ejército seguiremos defendiendo los intereses estadounidenses en el Indo-Pacífico”.

La estrategia militar contra China tiene dos aspectos: la carrera armamentística y cercar el país.

La carrera armamentística está en pleno apogeo. EEUU destina cada año 150.000 millones de dólares a la investigación militar , es decir cinco veces más que China. Trabaja febrilmente en una nueva generación de armas ultrasofisticadas, drones y robots varios contra los que no podrá competir un futuro enemigo. El F-35 integra tecnologías punta y va entre 15 y 20 años “por delante” de los aviones de combate chinos. La inteligencia artificial, la mecánica cuántica, la tecnología láser, unas velocidades supersónicas, los dispositivos nucleares y la guerra electrónica desempeñarán un papel preponderante en el desarrollo de estas armas de alta tecnología. Son las ciencias de la guerra del futuro.

Para preservar este liderazgo en la carrera armamentística hay que mantener las distancias con los chinos. Según la Estrategia Nacional de Seguridad de diciembre de 2017, “parte de la modernización militar y de la expansión económica de China se debe a su acceso a la innovación económica estadounidense, incluidas las universidades de primera fila mundial de EEUU”. El objetivo del proteccionismo cada vez mayor de la Casa Blanca no es solo el comercio, las inversiones o la tecnología, sino cada vez más el conocimiento.

Se presta una atención particular al armamento espacial. “Si fracasa la disuasión estoy convencido de que […] en caso de enfrentamiento con un igual o casi igual vamos a tener que luchar por la superioridad espacial” , declara el general John Raymond , comandante en jefe de Comando Espacial de las Fuerzas Aéreas. El año pasado Trump decidió crear una nueva sección en el ejército: el Ejército Espacial de EEUU .

No se excluye una guerra preventiva. El que fuera viceministro de Defensa Bob Work constata que China está desarrollando unos cohetes similares a los estadounidenses. “EEUU nunca ha tenido que luchar contra un adversario capaz de lanzar [cohetes] tan lejos y con tanta intensidad como EEUU”. En una guerra futura la utilización de municiones guiadas “estará generalizada y será intensa”, de modo que “será muy conveniente ser el primero en disparar” .

El segundo aspecto es el cerco militar. China depende al 90 % del transporte marítimo para su comercio exterior. Más del 80 % de su aprovisionamiento de petróleo pasa por el Estrecho de Malacca (cerca de Singapur), donde Estado Unidos tiene una base militar. Kissinger decía: “Controlen el petróleo y controlarán las naciones”. Washington puede así cerrar el grifo del petróleo sin que China pueda defenderse por el momento.

EEUU tiene más de 40 bases militares, puntos de apoyo o centros de adiestramiento (los puntos morados del mapa más abajo) alrededor de China. De aquí a 2020 se estacionará en la región el 60 % de toda su flota. Si se mira el mapa no es exagerado afirmar que China está cercada y rodeada. No podemos ni imaginar qué ocurriría si China instalara siquiera un punto de apoyo y no digamos ya una base cerca de instalaciones estadounidenses.

En este contexto hay que considerar la construcción de pequeñas islas artificiales en el Mar de China del Sur la reivindicación de una gran parte de esta zona. Para Pekín tiene una importancia vital vigilar las rutas marítimas a través de las cuales se transporta su energía y sus bienes industriales.

La trampa de Tucídides

China es una amenaza para le hegemonía autocrática de EEUU. ¿Llevará eso a la trampa mortal que describió Tucídides? Este historiador de la Antigüedad griega describió cómo el ascenso de Atenas suscitó el temor de Esparta, lo que la hizo recurrir a las armas para evitarlo. El historiador Graham Allison muestra que en el último medio milenio hemos tenido 16 periodos en los que una potencia ascendente amenazaba con sustituir a la potencia reinante. En doce ocasiones aquello terminó en una guerra. La historia no es una fatalidad sino un indicador importante. En todo caso, la permanente superioridad militar de EEUU garantiza el mantenimiento de su supremacía económica.

Esta supremacía económica es cuestión de miles de miles de millones de dólares, lo que supone un fuerte control sobre la política de la Casa Blanca, sea quien sea el presidente al que alberga. No se renunciará sin luchar a estos beneficios que ascienden a miles de millones de dólares. Como afirmaba Marx hace 160 años, “el capital tiene horror a la ausencia de beneficio o al beneficio pequeño. Cuando el beneficio es adecuado el capital se vuelve audaz”. Si el beneficio es importante “no hay crimen que no ose cometer”.

Algunas personas objetarán que la capacidad de aniquilación de las armas actuales es demasiado grande para arriesgarse a un conflicto a escala muy vasta. Pero, según Katrina Mason , es lo mismo que se pensaba hace ya cien años: “Hace poco más de cien años los comentaristas predijeron que las armas de guerra se habían vuelto tan avanzadas tecnológicamente y tan letales que nadie se atrevería a utilizarlas. Muchos consideraban que la implacable carrera armamentística era parte de un esfuerzo económico para estimular la base industrial interna y descartaron que esa pugna pudiera llevar a un conflicto. La Primera Guerra Mundial demostró que estaban equivocadas respecto a ambos aspectos” .

La cuestión clave para el futuro es cómo someter a un control democrático los gigantescos intereses económicos para que triunfe el sentido común y no el beneficio.

* Hemos traducido las citas en inglés del texto directamente de este idioma (N. de la t.).

** Alusión a la célebre frase “It's the economy, stupid!” acuñada por James Carville, asesor de Bill Clinton, como estratega de la campaña presidencial de 1992. La frase estaba destinada a las personas que trabajaban en la campaña a favor de Clinton y aludía a uno de los tres mensajes clave de dicha campaña (el cambio, la economía y la atención sanitaria). Desde entonces la frase se ha convertido en un cliché que se repite frecuentemente en la política estadounidense utilizando otra palabra en vez de “economía”. (N. de la t.).

Investig'Action. Traducido del francés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos. Extractado por La Haine

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bL8b

Categorías: Tortuga Antimilitar

El etnocidio del pueblo Mapuche: De vagos a terroristas

25 December, 2018 - 00:00

¿Qué tienen en común Augusto Pinochet, Patricio Aylwin, Eduardo Frei Ruiz Tagle, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y José Piñera? La respuesta puede incomodar. Les une ser presidentes legitimados por la vigente Constitución chilena de 1980, y practicar el etnocidio contra el pueblo Mapuche. Todos han dado orden de perseguir mediante el uso de la violencia extrema a comuneros y lonkos [caciques] Mapuche. Todos son responsables políticos de favorecer la privatización de la flora, fauna y recursos hídricos en territorios pertenecientes a los pueblos originarios. Sin excepción han hecho la vista gorda ante el hostigamiento, acoso y usurpación de propiedades comunales a manos de los terratenientes y sus guardias blancas. Han garantizado la expansión de las empresas madereras, las compañías trasnacionales de la soya y los megaproyectos como la Presa Ralco de la española Endesa, expulsando de sus tierras al pueblo Pehuenche.

Han avalado el uso torticero de la justicia, dando manga ancha a fiscales y fuerzas del orden público para encarcelar a dirigentes sin importar el cómo. Baste recordar la recientemente desenmascarada Operación Huracán, realizada en 2017, al amparo de la ley antiterrorista bajo la tutela de la Unidad de Inteligencia Operativa Especial de Carabineros en territorio Mapuche. Sólo los dos primeros meses de aplicación, según las propias fuerzas de carabineros, conllevo la detención de más de 200 comuneros. Posterior a la detención arbitraria, serían encarcelados ocho de sus dirigentes, entre ellos el vocero de la Coordinadora Arauco-Malloco, Héctor Llaitul, acusados de perpetrar actos terroristas y atentar contra la propiedad privada. Hoy, tras las investigaciones del juez instructor, se ha descubierto que fue un montaje orquestado por la fiscalía, el ministerio del Interior y carabineros para amedrentar y reprimir al pueblo Mapuche.

Sigue y suma..., todos han guardado silencio ante el expolio de las tierras comunales facilitando la extensión y expansión de los latifundios, aumentando el poder de los terratenientes. Para garantizar dicha acción los intendentes de las regiones son terratenientes, dueños de empresas forestales, agroindustrias o inversores en megaproyectos. Sin excepción han negado el reconocimiento como pueblo originario, desoyendo el artículo 169 de la OIT (1989) y la Declaración los Derechos de los Pueblos Indígenas aprobados en la Asamblea general de Naciones Unidas en 2007, donde se consagra el derecho a la autonomía y autogobierno; a conservar y reforzar sus propias instituciones políticas, jurídicas económicas, sociales y culturales, a vivir en libertad, paz y seguridad (...) sin ser sometidos a ningún acto de genocidio ni a ningún otro acto de violencia.

Augusto Pinochet, el dictador, y los presidentes putativos Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y José Piñera son cómplices, cuando no responsables subsidiarios o cooperadores necesarios de los asesinatos de comuneros mapuche, perpetrados por las fuerzas armadas y carabineros aplicando la ley antiterrorista. Si durante la dictadura el genocidio se transformó, en territorio Mapuche, en etnocidio, con Ricardo Lagos se continuó la saga. Durante su presidencia, fueron asesinados: Agustina Huenupe Pavian (2002), José Mauricio Huenupe (2002), Antonio Suárez Marihuan (2002), Alex Lemun Saavedra (2002) Julio Alberto Huentecura Llancaleo (2004), José Gerardo Huenante Huenante (detenido y desparecido en 2005) y Juan Collihuin Catril (2006); en el mandato de Michelle Bachelet fueron: Matías Catrileo Quezada (2008) Johnny Cariqueo Yáñez (2008), Jaime Facundo Mendoza Collío (2009), José Mauricio Quintriqueo Huaiquimil (2014) y Víctor Manuel Mendoza Collo (2014); durante el primer mandato de Sebastián Piñera cayó asesinado Rodrigo Melinao Lican (2013) y ahora fue ejecutado por la espalda, mientras conducía su tractor, el comunero Camilo Catrillanca.

El gobierno de Sebastián Piñera a fin de garantizar el poder de terratenientes y dar seguridad a los inversores extranjeros, ha creado un Comando Especial con licencia para matar mapuche. Ya no son vagos o maleantes a los cuales aculturar, cortar cabelleras o decapitar bajo el pretexto de guerras civilizatorias, hoy se transforman en terroristas a los cuales perseguir, violando todos sus derechos, como se hace desde los tiempos de la conquista. Es la criminalización de la protesta, la persecución de sus dirigentes y el acoso a todo el pueblo Mapuche bajo la acusación de ser terroristas en potencia.

El Comando Jungla, ensalzado por las autoridades como los nuevos pacificadores de la Araucanía, y que realiza cursos y simulacros de guerras asimétricas en Estados Unidos y Colombia, cuenta con una tecnología de uso militar de última generación. Drones, Big data, y algoritmos en la aplicación de modelos y simulacros.

El asesinato de Camilo Catrillanca a manos del Comando Jungla ha levantando, por primera vez en años, una protesta generalizada que ha sido acallada y violentamente reprimida por el gobierno de Sebastián Piñera. Tal vez y sólo tal vez, el colonialismo interno en Chile se esté resquebrajando.

La Jornada

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bJ9O

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nochebuena 18

24 December, 2018 - 15:00

Tortuga vos desitja un Bon Nadal

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Radiografiamos la industria militar, ese espectacular caso de éxito?

24 December, 2018 - 09:39

JCR-Amigos de Tortuga.

Comenzamos la colaboración con Tortuga y queremos hacerlo con esta primera andanada contra uno de los planos de este poliedro de caras ocultas que es el militarismo «made in Spain», una excrecencia singular, pero no tanto, respecto del militarismo genérico y aplastante que padecemos.

La industria militar autóctona goza de un innegable mimo por parte de los sucesivos gobiernos españoles y sus epígonos «comunidadautonómicos» (léase principalmente Euzkadi, Madrid, o Andalucía, los tres más involucrados), así como los medios de «información» usuales. Su caso de éxito está ampliamente difundido por la pléyade de propagandistas, predicadores y opinantes que pueblan el paisaje de la postverdad vigente.
Sus más celebrados argumentos son cinco: 1) que es una industria imprescindible para dotarnos de armas que necesitamos para defendernos de ser atacados en un momento dado; 2) que es una industria estratégica para el desarrollo de la economía y las capacidades industriales y tecnológicas españolas; 3) que es uno de los principales activos económicos y exportadores españoles (fluctuamos entre el sexto y el octavo puesto mundial en exportación de armas); 4) que ofrece mucho trabajo a una sociedad apaleada por el paro estructural, y 5) genera muchísimos retornos (beneficios sociales por inversión) para la sociedad.
Todos estos argumentos forman parte de un relato falso pero eficaz. Nadie, en esta especie de verdad oficial construida por un admirable «consenso» desde arriba, se ha puesto a preguntarse al respecto, dando por sentado que las cosas son así porque sí. Lo mismo ocurre con otras múltiples facetas del militarismo, donde todo es evidente e incuestionable y nadie se para a pensar si no habrá truco en tan aplastante certeza.
Nosotros, dado nuestro natural inconformismo, no nos hemos querido quedar quietos demasiado tiempo, por lo que hemos iniciado un aburrido trabajo de mirar debajo de la alfombra para ver si -como sospechábamos por otros casos referidos a las verdades militares del barquero- no iba a ser que ocultaran una trola -una más- destinada a acallar las conciencias más suspicaces hacia el dineral que se destina a fortalecer el negocio económico y político del militarismo.
Aunque no tenemos, de momento, todos los datos necesarios para publicar un desmentido en toda regla a la trampa de esta industria, sí podemos exhibir algunos de los argumentos que hemos ido descubriendo mirando entre papeles oficiales e informes laudatorios que, de vez en cuando, publican desde el Ministerio de Defensa, los sindicatos amarillos que piden más madera o la patronal del sector. También hemos hecho uso de otros datos sacados del INE y otros organismos «neutrales» que no enfocan sus análisis a este peculiar sector y, por tanto, aparecen desprevenidos al respecto.
Para no aburrir a las cabras (parece que ahora está de moda no hacerlo) vamos a exponerlos poco a poco, a razón de un pequeño aspecto por ocasión en que los amigos de Tortuga nos sigan permitiendo usar este medio, de forma que los datos, que son espesos, serán más digeribles y al final podremos contar con una radiografía que rebatirá, esperamos, el argumentario oficial, al que tan acrítica adhesión muestran los más desinformados alcaldes de nuestro emergente tacticismo de izquierda cambiante, que ha pasado en este aspecto de poder ser un previsible aliado del cambio hacia una sociedad más desmilitarizada, a mostrarse como un aliado de tomo y lomo para el oligopolio militar-industrial.

1.- Un oligopolio con una potente capacidad de lobby

Utilizando diversas fuentes, tanto de la propia industria militar y sus patronales (TEDAE, de empresas puramente militares y AESMIDE, de contratistas con Defensa que incluye otras como Telefónica, El Corte Inglés, UCALSA, etc.), como del Ministerio de Defensa y su Dirección General de Armamento, podemos decir que la industria militar española, de tan sólida salud, cuenta con unas 400 empresas puramente militares (algo más de 500 si contamos con otros contratistas del Ministerio de Defensa para tareas de lo más variopintas, desde papel de oficina a papel higiénico, las latas de comida, uniformes y otros menesteres mondos y lirondos).
El número puede fluctuar de un año a otro y no es importante en sí, porque en realidad las grandes «industrias» son más bien pocas y oligopólicas y por tanto bien conocidas.
Lo importante, en una primera aproximación, es aclarar precisamente este primer aspecto, el carácter oligopólico del sector.
Empresas supergrandes y empresas pequeñas:
Las empresas de defensa (en la terminología oficial BITD, «Base Industrial y Tecnológica de la Defensa») se distribuyen en varias categorías:

  • Pequeñas; las que tienen entre 1 y 50 trabajadores y facturan cantidades anuales de menos de 10 millones de euros -la mayoría muchos menos trabajadores y muchos menos millones.
  • Medianas (hasta 50 millones y menos de 250 trabajadores)
  • Y grandes (las grandes dominadoras del sector, que facturan de 50 millones anuales en adelante).
    Pues bien, según esta categoría, las pequeñas empresas suponen el 38% del sector y las medianas el 27, siendo así que las grandes empresas suponen el 34% restante (unas 75 empresas).

    Podemos afinar mucho más, porque las grandes empresas (UNAS 75) en realidad incorporan a algunas espectacularmente grandes, AIRBUS Defence and Space, AIRBUS Military y AIRBUS Helicopters (en realidad son una única empresa dividida en tres sectores por asuntos comerciales) y Navantia principalmente, seguidos de otras como General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas, IVECO Hispania, EXPAL, EXPAL Systems, EXPAL Ordnance (en realidad la misma empresa EXPAL) de carácter puramente militar, junto con otras de carácter militar/civil, como INDRA, Telefónica (con sus diversas marcas) o la dedicada a proveer de comida a los militares UCALSA SA.
    Para hacernos una idea, sólo 11 empresas del sector incorporan el 75% de las ventas directas o indirectas al Ministerio de Defensa y sólo 5 empresas el 90% de las ventas al exterior.

Pero dos datos más nos revelan el carácter oligopólico del sector:
1) Las 11 empresas “top” en realidad son menos porque tres de ellas son la misma (AIRBUS, que a su vez es accionista principal de otro número importante de empresas auxiliares), otra de ella es de carácter alimentario (se dedica a dar de comer a los militares y no tiene relevancia mayor), dos son empresa públicas (que además participan en el accionariado de otras tantas) y
2) Si bien el 88% del accionariado de las empresas del sector se compone de capital “nacional” , y sólo el 12% del mismo es capital internacional, en relación a las ventas el capital internacional supone el 67% de las mismas (principalmente armamento y tecnología de aplicación militar), mientras que el capital “nacional” sólo el 33%, incluyéndose en este último las empresas auxiliares que suministran bienes no específicamente “de defensa” (alimentación, materiales, ….).
De este modo, el oligopolio militar español se concentra en cuatro grandes conglomerados que constituyen su eje:
A) una empresa pública de fabricación de armamento naval, Navantia,
B) una empresa trasnacional de matriz europea, AIRBUS, con participación en su accionariado de España en una pequeña proporción y de otros países en la mayoritaria,
C) otra empresa pública que vende tanto al sector militar como al civil, INDRA, y
D) una cuarta, General Dynamics-Santa Barbara, que es una multinacional de EEUU, seguidas de otras de menor enjundia como como son EXPAL, IVECO, HISDESAT, uro y otras menos importantes aún.

2.- Dominio del Ministerio de Defensa en el sector y mezcla de intereses

Conviene conocer el papel estatal en este sector, tanto por su posición dominante dentro del oligopolio del capital público, español o etranjero:
a) Navantia pertenece al 100% al sector público, al pertenecer su accionariado a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) Y su control político al Ministerio de Defensa.
b) Indra tiene como accionista principal a la SEPI (el entramado empresarial del Estado) y controla al resto del accionariado gracias a sus pactos con otros accionistas principales y a la participación dominante en el accionariado de otras empresas que, a su vez, participan en Indra.
c) La tercera, Airbus, cuenta con capital estatal español (5´46 en manos de la SEPI, pero controla otro 4,42% de su capital al ser a su vez accionista de empresas partícipes) frente a un 40´56% de capital público alemán y otro 40´56 de capital público francés), y condiciona sus políticas privilegiando en sus programas militares a estas empresas y apoyando comercial y diplomáticamentemente sus exportaciones, lo que hace que en España AIRBUS se controle desde el accionariado español.

3.- Concentración de capital público español y privado de empresas transnacionales

Para caracterizas mejor este oligopolio nos fijamos ahora un su algunas características de su accionariado.
En cifras globales, el 87´5% de las acciones pertenecientes a las 407 empresas militares consignadas en el listado de la Dirección General de Armamentos, pertenece a capital autóctono, y el 12´5% a capital extranjero. Un alivio, podría pensar algún iluso, al menos la pasta se queda en casa.
Sentimos desilusionar, porque en realidad la cifra es engañosa. La mayoría de las acciones de las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector, que acumulan el 87´5% del accionariado (dado que son en su mayoría sociedades limitadas y pequeñas empresas) cuentan con una cifra de negocio del 33% de las compras del Ministerio de defensa, y de sólo el 6% de las ventas al exterior, donde en la práctica no tienen cacho (salvo INDRA y Navantia y algún otro afortunado el capital español brilla en estas por su ausencia) en el reparto del pastel.
El oligopolio de la defensa se caracteriza, por ello, por un papel dominante del capital público español y del capital extranjero, y por el papel predominante de cuatro empresas, dos de ellas públicas y participadas por Defensa, y dos transnacionales, una de ellas con capital público español minoritario pero de enorme influencia en el negocio interno español, que imponen, como en el resto del mundo, su peso, acaparando el 67% de las compras internas del sector de la defensa en España y el 95% de las enormes ventas de armas “made in spain”.

4.- Penetración de puertas giratorias y lobby militar-industrial

Podemos, acto seguido, traer a colación un tema consabido: la penetración del sector, mejor sería decir de los grandes intereses comerciales del sector, en el poder público, por medio de las puertas giratorias que trasvasan personas desde diversos ministerios al sector de la defensa y del sector de la defensa hacia los ministerios. Paradigmas de esto han sido varios ministros o secretarios de Estado, como Suárez Pertierra o García Vargas desde el PSOE o Serra Rexac (PSOE y PP), Morenés o Arguelles desde el PP. Hay otros más que obviamos, incluyendo en la nómina de puertas giratorias altos cargos militares.

5.- Alianzas para copar el negocio.

Otro factor más a tener en cuenta es que las grandes empresas del sector, a su vez, participan accionarialmente de las medianas empresas del sector o mantienen alianzas entre sí para copar el mercado.
Pongamos por ejemplo EADS, que a su vez es dueña de una significativa parte del accionariado de otras empresas del sector aeroespacial o las tiene subcontratadas para sus programas, o con NAVANTIA e INDRA que participan a otras empresas, las mantienen en alianza o mantienen alianzas mutuas para fortalecerse.
A título de ejemplo, el gráfico siguiente, extraído de una publicación de Navantia, nos muestra sus alianzas estratégicas en e sector de la defensa español.

Indra, por su parte, tiene un accionariado diversificado, siendo sus socios principales el estado español a través de la SEPI, con el 18´7% de su accionariado (a su vez dueña del 100% de Navantia, del 7´41% de Hispasatat y por medio del Hispasat del 49% de INDESAT, entre otras participaciones en industrias militares) , la Corporación Financiera Alba (a su vez pertenece al Grupo March y a herederos de la familia March) con un 16´5, el Banco de Noruega con un 4´1%, Fidelity Menagement Research (un fondo de inversión de EEUU) en un 9´4% y otros fondos más o menos especulativos.

6.- Apoyo bancario incondicional

Nueva característica del sector, de la que hablaremos en extenso en otra andanada, es que las grandes compañías del mismo cuentan con un amplio apoyo bancario, por medio de créditos asombrosos que han dado lugar a considerar a un sector de la banca como un verdadero brazo de apoyo a la industria militar, una verdadera banca armada, y con estímulos públicos por medio de ayudas y subvenciones espectaculares, así como por la fórmula jurídica de créditos ofrecidos por el estado a interés cero para la “prefinanciación” de los encargos de programas de armas que el Estado proporciona.

Primeras Conclusiones

De este modo, un mercado muy concentrado en pocas empresas influyentes, que cuenta con amplios apoyos políticos y capacidad de lobby, donde son múltiples los ejemplos de puertas giratorias, fuertemente participado por capital exterior, que produce principalmente para una exportación para la que cuenta con un amplio apoyo político y diplomático, que absorbe con grandes pedidos de armamento de cifras astronómicas una ingente cantidad de recursos públicos por medio de los programas especiales de armamento, que se encuentra ampliamente subvencionado por medio de ayudas, subvenciones y créditos a interés cero, que se sirve de una banca “armada” para otra gran parte de la financiación de sus mercaderías de muerte, y cuyas exportaciones principales sirven a un interés transnacional y a un capital extranjero… ¿no es un caso de libro de un oligopolio? ¿de un oligopolio que, como todos los conocidos, antepone sus intereses egoístas a las necesidades sociales?

En otra entrega veremos que, por razones que no alcanzamos a comprender, sus intereses no son los intereses de la sociedad ni, menos aún, los de la seguridad humana. Pero no nos adelantemos.

Categorías: Tortuga Antimilitar

El consejo de ministros de Barcelona autorizó un nuevo gasto de 26 millones en misiles

24 December, 2018 - 00:00

Defensa se gasta 26 millones de euros en misiles

Por E.B.

El Consejo de Ministros de este viernes celebrado en Barcelona ha autorizado un contrato para la adquisición de diez misiles SM-2 IIIB y diez canastas MK-13, por un valor estimado de 26,1 millones de euros.

El objeto de la compra, se explica en la referencia cita recogida en la web de Moncloa, “es dotar a la Armada española de Misiles Standard SM-2 y suministro asociado, para poder garantizar la defensa aérea en las operaciones futuras en las que participen las Fragatas F-100, completando parcialmente el cargo de misiles necesario, así como poder compensar caducidades y reponer posibles consumos en lanzamientos para instrucción de dotación y calificación de unidades”.

“La defensa aérea que realizan las fragatas españolas de la clase F-100 en las misiones encomendadas”, continúa, “se fundamenta, entre otros equipos y sistemas, en misiles Standard (SM) modelo 2 (SM-2) y misiles Evolved Sea Sparrow (ESSM)”.

Asimismo, se destaca que la empresa fabricante del misil, Raytheon, “ha comunicado oficialmente a todos los países usuarios del SM-2 que la última ventana de oportunidad para la adquisición de este modelo (entregas previstas a partir del 2020 hasta 2024) es marzo de 2018 y supone participar en la segunda extensión del contrato plurianual de fabricación del año 2019”.

La adquisición de los misiles y el suministro asociado se efectúa por un contrato con el Gobierno de EEUU a través del sistema FMS (Foreing Military Sales), remarca el Gobierno.

Fuente: https://www.elboletin.com/noticia/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

"Segurament moriré a la presó, però intentaré que les persones empresonades en un futur no siguen tractades com a escombraries"

24 December, 2018 - 00:00

Entrevistem per correu postal Toni Chavero i José Ángel Martins Mendoza, dos dels presos que participen activament en la proposta de lluita activa dins de les presons -que va començar fa més de dos anys-, i que avui inicien la tercera vaga de fam de 2018 per reivindicar que es respecten les lleis i els drets humans dins dels centres penitenciaris. L'acció, que comença avui i en la que participen vora una trentena de presos i preses, pretén estendre's fins al dimarts 25 de desembre a diferents presons de l'Estat espanyol.

Vicent Almela | @La_Directa

Fotografia d'Antonio Cascio (KrasnyiBCN)

L'atenció mediàtica en relació a les presons en les últimes setmanes ha estat molt centrada en la vaga de funcionaris de presó i en la vaga de fam dels presos polítics catalans, però poc -o res- s'ha parlat de la vaga de fam que comencen avui una trentena de presos socials a diferents centres penitenciaris de l'Estat espanyol -i ja és la tercera de l'any- per visibilitzar la taula reivindicativa de dotze punts, que no demana altra cosa “que l'Estat espanyol respecte les seues pròpies lleis i els drets humans dins les presons”. Per aconseguir testimonis en primera persona, la Directa ha contactat per correu postal amb dos dels presos que des de fa més de dos anys participen en aquesta proposta de lluita activa des de dins dels centres penitenciaris.

Una trentena de presos socials comencen una vaga de fam avui a diferents centres penitenciaris de l'Estat espanyol -i ja és la tercera de l'any- per visibilitzar la taula reivindicativa de dotze punts, que no demana altra cosa “que l'Estat espanyol respecte les seues pròpies lleis i els drets humans dins les presons”

Toni Chavero (TC) és de Madrid, té 47 anys i porta entrant i eixint de presó des de 1996, sempre per condemnes relacionades amb robatoris i alguna tensió amb els funcionaris de presó. Entre unes coses i altres, fa més de vint anys que està pres, i té prevista la seua eixida per l'any 2026. Segons es defineix ell mateix “vaig ser politoxicòman fins que vaig obrir els ulls i em vaig posar a lluitar”. Actualment es troba en primer grau -o règim tancat- al centre penitenciari d'Albocàsser (Castelló II).

José Ángel Martins Mendoza (JM) -alies Peque- és membre del col·lectiu anarquista de presos socials Colapso i en la seua actual condemna porta privat de llibertat vuit anys i mig -tot i que abans ja acumulava a l'esquena més de divuit anys en presó. Actualment es troba privat de llibertat, en primer grau, a la presó de Puerto III (Cadis). Es defineix com antimilitarista, antisistema, antiautoritari. “Si m'hagués de definir, diria que sóc lliure pensador, perquè només pel fet de dir que ets anarquista, ja estàs cometent un delicte”.

Què significa per vosaltres estar “en lluita activa”?

TC: Per mi estar en lluita activa significa tindre algun motiu pel qual viure aquí dins, per no deixar-me doblegar i viure amb dignitat. La meua decisió és complir aquestes condemnes com crec que he de complir-les, sense sotmetre'm, sense passar pels seus anells i sent lliure de tots els jous i cadenes. Lluitar és l'única forma de viure que entenc ací dins, si no em sentiria un menyspreable. I preferisc morir-me, a estar vegetant. Això és el que significa per mi. Estic en aquesta posició des de 2015, quan després d'un engravament de la meua condemna vaig vore i vaig sentir la necessitat d'estar en lluita. Ho vaig intentar agafant les idees d'experiències anteriors, com la Coordinadora de Presos En Lucha (COPEL) i l'Asociación de Presos en Régimen Especial (APRE), passant per carta les nostres idees i propostes als col·lectius de suport al carrer, per obrir-les a debat i crear aquesta proposta de lluita activa que segueix viva avui. Abans de 2015 jo ja era assidu escriptor de crítiques al sistema, però sense tanta intensitat.

JM: Per als companys que estem en lluita activa significa lluitar dia a dia per aconseguir uns drets dignes dins les presons, sentir-nos vius i realitzats com a persones i no dir que alguna cosa està bé, quan saps que està molt malament, tancant els ulls i mirant cap a un altre costat. És la lluita pels nostres drets i els dels nostres companys i companyes, amistat, fraternitat i dignitat. I la meua posició per la defensa d'aquests ideals va començar des de la meua entrada a presó en 1991, quan vaig començar a llegir escriptors com Proudhon, Bakunin o Kropotkin.

Quines són les vostres exigències des de dins?

TC: Les nostres exigències, d'acord amb la nostra taula reivindicativa, son que en primer lloc -i a curt termini- que complisquen amb les seues pròpies lleis i respecten els nostres drets com a presos. En segon lloc, i a llarg termini, aconseguir l'abolició de les presons per la seua inutilitat “resocialitzadora”. La presó és un simple negoci, un negoci que ara està en auge.

JM: Les nostres exigències són els dotze punts de la nostra taula reivindicativa. No volem privilegis, només els beneficis estipulats en el Reglament Penitenciari (RP) i la Llei Orgànica General Penitenciaria (LOGP). Sense haver de denigrar-nos perquè ens donen el tracte que ens pertoca per llei, en un país democràtic. Lluitem des de dins perquè pràcticament tots els que estem en lluita activa portem quasi tota la vida en presó. En el meu cas, des que tenia 16 anys

Des del passat mes de maig heu realitzat diferents vagues de fam i accions amb l'objectiu de visibilitzar la vostra taula reivindicativa. Quins resultats tenen les vagues i com s'estan vivint des de dins?

TC: Els resultats de les vagues de fam que hem anat realitzant no són quelcom palpable, que es puga vore ràpidament. Si tenim en compte que aquesta proposta de lluita es va començar a «cuinar» en 2015, i que es va iniciar en 2016, no crec que encara siga el temps correcte per valorar-la en relació a altres lluites anticarceràries. Si jo hagués de valorar aquestes vagues de fam diria que han ajudat molt a la coordinació entre dins i fora, i han generat més unió. El que més valore és la humanitat que s'ha desplegat, tant dins com fora. Sobre els presos que s'han unit, per la informació que m'ha arribat, diria que són una vintena. D'una població reclosa de més de 60.000 persones, una vintena pot semblar insignificant, però crec que igualment és molt positiu. En definitiva, preferim que els pocs que siguem estiguem conscienciats i lluitem amb serietat. Ara mateix ens trobem disposats a continuar endavant, reflexionant sobre com ha anat aquest 2018 i pensant que hauríem de canviar per millorar. Ara al desembre comencem una altra vaga de fam, i en 2019 farem les que siguen necessàries. És necessari dialogar i reflexionar entre nosaltres com continuarem. Crec que estem avançant molt.

JM: De moment, en la meua opinió, poc o res hem aconseguit amb les vagues de fam, ja que en lluita activa només ens trobem entre 18 i 25 companys i companyes. Si la nostra lluita continua com tenim pensat, i se sumen més presos i preses, la cosa canviara bastant. El nerviosisme per part de Instituciones Penitenciarias es nota cada cop més.

A nivell repressiu, us està afectant el fet de ser presos en lluita activa i participar en vagues de fam?

TC: A nivell repressiu tenim molts problemes. Jo sóc de Madrid, i estic pres a Castelló. M'han traslladat molts cops, i mai arribe a estar més d'un any en la mateixa presó. Per tant, m'afecta en la dispersió, la intervenció de les comunicacions, el règim d'aïllament continuat en primer grau, les pallisses, les subjeccions mecàniques… Hi ha un menyspreu constant dels funcionaris cap als presos en lluita activa. El més difícil és mantindre's psicològicament fort per seguir endavant, perquè tot això passa factura.

JM: La mostra del seu nerviosisme és la repressió que ens estan fent passar: escorcolls diaris, intervenció de la correspondència, cartes que es perden, dispersió, trencament d'objectes personals, aplicació d'aïllament per participar en dejunis i vagues de fam, formes despectives de parlar-nos i tracte degradant constant. Quan vam començar aquesta proposta de lluita només érem quatre o cinc presos, i actualment ja som més d'una vintena. En aquests moments ens trobem a punt de començar l'última vaga de fam de l'any, per després realitzar una assemblea interna i saber quants continuem i quants més se sumen a la proposta de lluita activa.

Què demanaríeu a la gent que us dona suport des de fora?

TC: Des de fora per mi és molt important visibilitzar als col·lectius que han estat amb nosaltres des del principi de la proposta el 2015, com el col·lectiu Tokata en València i el grup Pro-Presxs de Madrid. Després d'això, també s'han sumat altres col·lectius d'arreu de l'Estat, i crec que cada cop es van sumant més suports a la nostra proposta. Crec que un dels factors determinants per sumar suports han sigut les vagues de fam que vam començar el maig de 2018, i la visibilitat que ens ha donat el documental de la COPEL. Ara mateix sabem que s'estan fent accions de solidaritat amb la nostra lluita a diferents ciutats de l'Estat espanyol, i estem molt agraïts. A les persones que lluiten contra les presons des de fora els diria que moltes gràcies, que intenten mantenir-se unides i mantinguen la constància.

JM: La veritat que fora tenim companys i companyes molt qualificats que ho donen tot per aquesta lluita. Hi ha altres que tenen moltes ganes d'ajudar-nos, però que per ignorància van una mica perduts. Per altra banda, aquests grups tenen mitjans escassos, així que fan el que poden. El que m'agradaria demanar-los als companys antiautoritaris i anticarceraris és molta difusió. Ja siga mitjançant la publicació de fanzines, xarrades, projecció de documentals… Que tothom sàpiga el que va ser la COPEL i l'APRE. Podem avançar molt abans que ens aixafen.

Creieu que seria positiva i possible la coordinació entre tota la comunitat anticarcerària?

TC: Sí, crec que és possible i seria molt positiva la unió des de fora. Si millorara la coordinació ens podríem articular d'una forma més fluida. Ara bé, la realitat i l'experiència ens indica que si tenim en compte la forma de pensar de cada persona i grup, la coordinació no resulta gens fàcil. Que totes les persones d'un grup estiguen d'acord amb una manera d'actuar ja resulta difícil, així que coordinar-nos tots en aquesta lluita és molt complicat. Jo crec que es podria aconseguir establint unes bases lògiques d'acord amb el que es pretén aconseguir a curt i llarg termini. A partir d'ahí, dialogar i ser flexibles els uns amb els altres, ja que el fi de la nostra lluita és el mateix. Tots anem en una mateixa direcció, però per camins diferents. Per altra banda, això és el que ens enriqueix: la llibertat de pensament i acció.

JM: Clar que crec que seria possible i positiva qualsevol mena de coordinació anticarcerària, amb grups com l'Associació Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), els sindicats CGT i CNT, periòdics, revistes, advocats…i com no, amb grups anarquistes. Fa una mica més de dos anys ja es va celebrar una assemblea nacional amb quasi tots aquests grups. Molts dels que van acudir a l'assemblea van dir que ens ajudarien en la lluita anticarcerària, però molts d'aquests, al cap de poc, sembla que van oblidar el seu compromís. Segons la meua opinió, ara que nous grups de suport volen unir-se a la nostra lluita, seria aconsellable tornar a realitzar una assemblea on els que realment vulguen ajudar-nos ho deixen clar. I els que únicament ofereixen el seu suport per quedar bé, que no facen perdre el temps als companys i companyes del carrer, i menys a nosaltres. Necessitem diàleg i compromís. Sé que als companys que lluiten des de fora no els resulta fàcil, ni tenen massa recursos per poder ajudar, però tothom ha de ser sincer i deixar clar fins on pot arribar.

Quina és la vostra opinió sobre els presos polítics? Creieu que es podrien unir a la vostra lluita i reivindicacions?

TC: La meua experiència amb els presos polítics de Resistencia Galega, GRAPO i ETA sempre ha sigut molt positiva. Crec que són molt solidaris, que tenen molt clar el que volen i estan molt units. La meua visió d'ells i elles és molt positiva, i la veritat que he aprés moltes coses bones. Fa dos anys o més que se'ls va comunicar la nostra proposta de lluita, i tot i que estan d'acord amb les nostres reivindicacions, estan més centrats en la seua lluita que en implicar-se amb nosaltres. Crec que si s'uniren a la nostra lluita podria ajudar a millorar les condicions en les presons i la visibilitat de les nostres accions seria més amplia i contundent, perquè al darrere tenen molt de suport i perquè son persones amb una convicció moral i un posicionament indestructible. Per tant crec que si s'uniren seria molt positiu.

JM: Sobre els presos polítics opine que només miren pel seu cul, i no els interessen les nostres lluites a no ser que sàpiguen que poden ser beneficioses per ells i elles. I clar que es podrien sumar a la nostra proposta de lluita, ja que la presó funciona en contra de tothom. A banda de ser més participants en la proposta, serien més advocats, familiars i moviments implicats. Això ajudaria a fer que les nostres reivindicacions s'escoltaren molt més.

Cap a on va la vostra lluita? Com veieu el futur de la proposta de lluita activa que esteu portant a terme?

TC: L'objectiu de la nostra lluita consisteix, en part, en generar i recuperar l'esperit i la solidaritat de les anteriors lluites anticarceràries, on estaven molt més units i si colpejaven a una havien de colpejar-les a totes. Però també volem obligar, a través de les nostres accions, a què les insitucions complisquen les seues lleis teòriques i les posen en pràctica. A curt i mitjà termini és el que volem, que complisquen les seues lleis i respecten els nostres drets. A llarg termini pretenem destruir i abolir les presons per la seua inutilitat i falsedat. Diuen que la seua funció es reinsertar, però només castiguen. Diuen que recuperen a les persones per tornar a la societat, però l'únic que fan és doblegar la seua voluntat. El sistema carcerari només funciona com un negoci per l'Estat. Les presons no reinserten, no resocialitzen. Només són escoles de delinqüència, encobertes per una falsa aparença de cara a la societat.

JM: La nostra lluita, bàsicament, va encaminada a sentir-nos vius exigint els nostres drets i no sentir-nos éssers inerts. Jo ja estic condemnat a més de vint anys de presó i, segurament, per tindre dignitat i no deixar-me robotitzar, moriré aquí en la presó. Però almenys intentaré que les persones que siguen empresonades en un futur no siguen tractades com a escombraries, que és el que està passant ara mateix a les presons. A curt termini exigim que es respecten els nostres drets i que les condemnes es puguen pagar en dignitat. A llarg termini, volem l'absoluta abolició de l'estat-negoci carcerari.

Font: https://directa.cat/segurament-mori...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Noviolència i vaga de fam, una filosofia

23 December, 2018 - 00:00

La vaga de fam és una eina de lluita política que ve de lluny. El text més antic conservat que en parla és un papir que hi ha al museu Egipci de Torí, de l'any 1166 abans de Crist, quan els obrers de la piràmide de Ramsès III van posar-se en vaga. En temps de l'emperador Tiberi a l'antiga Roma es registrà la primera vaga de fam d'un intel·lectual, l'historiador Aule Cremuci Cordus, que es deixà morir per evitar la tortura. Estan documentades vagues dels indis americans contra els ocupants espanyols al segle XVI i fou la no-col·laboració dels indis amb els invasors el que obligà aquests a portar a Amèrica grans quantitats d'esclaus negres.

Per Ramon Alcoberro

“Feliços els pacífics perquè ells seran anomenats fills de Déu”, va dir Jesucrist. No-violència i vaga de fam són, respectivament, una doctrina de l'acció col·lectiva i una eina de lluita política radical que pretenen crear, a través d'un gest personal o col·lectiu trencador, un estat de consciència general per capgirar una injustícia. La vaga de fam, en particular, és una de les que es denominen “estratègies radicals” en política (conjuntament amb el boicot, la no-col·laboració i el no-reconeixement del poder opressiu). Tant l'una com l'altra impliquen qüestionar d'arrel un sistema polític considerat incompatible amb la dignitat humana. Fer vaga de fam és una manera de dir “prou” a una situació que es concep com a vexatòria, fins al punt que mantenir la pròpia vida es considera inacceptable si s'han de suportar determinats paràmetres d'inhumanitat. El dejuni i la vaga de fam toquen de prop el simbolisme de la mort i desencadenen sovint passions irracionals. Comprendre el que hi ha al seu darrere sovint és prou difícil.

No usar la força ni obeir-la

Hi ha hagut vagues de fam molt abans que hi hagués teories sobre les vagues de fam, simplement perquè protestar abstenint-se de menjar és una resposta immediata a una situació on la dignitat humana se sent menyspreada. Des de 1775 les colònies americanes del nord que lluitaven pel seu alliberament (Virgínia, Rhode Island, Massachusetts) organitzaven diades de vaga de fam massives per protestar contra la repressió anglesa. Gandhi va fer el seu primer dejuni en 1904, i des de 1905 la vaga de fam fou també l'eina de les sufragistes britàniques. Optar per no usar la força ni obeir-la (no-violència) i emprar el propi cos per fer un acte d'autodeterminació (vaga de fam) són decisions profundes que marquen la vida i serveixen com a gest radical per despertar consciències en un moment de radical injustícia.

Mentre la no-violència inclou una teoria sobre els fins i els mitjans del que és acceptable en política, la vaga de fam expressa, en allò essencial, un gest i un compromís personal portat fins a l'extrem. Sovint el concepte de vaga de fam es confon, però, amb el més genèric de dejuni, que, tot i ser similar, expressa també alguna cosa de radicalment diferent. Convé establir clarament la diferència entre tots dos àmbits per evitar una visió mística o religiosa del que és, com la vaga de fam, una opció política o una eina de lluita.

Del dejuni a la vaga de fam

El dejuni és una qüestió privada (algú deixa de menjar, simplement), mentre que la vaga de fam és una estratègia de no-violència activa i un acte públic que pretén aconseguir un ressò i col·laborar, com a mínim, a transformar consciències. El dejuni ha estat una eina molt habitual en diverses religions tant a Orient com a Occident i implica la privació, total o parcial, del menjar en un període determinat. Com a tal, és una pràctica present i obligada en les tres grans religions monoteistes. Per al judaisme (Yom Kippur), el cristianisme (la quaresma) i l'islam (ramadà), deixar de menjar en alguns dies especialment sants és una forma de mostrar la solidaritat amb els pobres, experimentant en carn pròpia l'angúnia de la fam. La quaresma cristiana, que recorda els quaranta dies que Jesús va passar al desert, ha produït fins i tot una tradició gastronòmica significativa, on la frugalitat, per cert, és més teòrica que real. Però fer vaga de fam és anar molt més enllà de l'acte de dejuni. És un acte polític i públic que pretén alertar l'opinió pública sobre una injustícia i que, quan s'allarga més de quinze dies, busca sobretot mobilitzar els grups socials en la perspectiva més transformadora possible.

Gene Sharp, un dels estudiosos més significatius del tema, que ha mort al gener d'enguany, va distingir al seu llibre clàssic La política de l'acció no violenta (1973) entre dejuni de pressió moral, vaga de fam i dejuni “satyàrgic” (o el que és el mateix, “gandhià”), prou més complex perquè inclou una barreja de profetisme religiós i acció política. El dejuni té un punt de conversió personal o d'intent de convèncer la gent, sobretot la propera, sobre algun fet o situació que es considera injusta. Pot ser una ofrena a la divinitat o un intent de moure el cor a la gent més pròxima. Per a l'avi que es nega a menjar perquè prefereix morir a viure en determinades circumstàncies, el dejuni és l'expressió d'un patiment íntim. Però el patiment de la vaga de fam és per una situació pública. Qui dejuna fa una pressió moral, però qui opta per la vaga de fam fa una pressió política. En la vaga de fam, segons Sharp, no es tracta de convèncer ningú, ni de moure a compassió l'enemic –que ja se sap d'entrada que no es commourà–. El que es busca és obligar l'oponent a acceptar determinades exigències i això, a més, amb el màxim de publicitat possible. Quan algú no obeeix i decideix anar fins al final, el poder queda fora d'òrbita i la vaga de fam té per objectiu desacreditar l'oponent. Tota vaga de fam s'adreça a l'exterior, al grup, i no es fa mai individualment, sinó que implica un equip, un acompanyament (mèdic, psicològic i polític) i un context polític propici.

Si el dejuni pot tenir un sentit purificador o reflexiu, més o menys proper a la pràctica religiosa, la vaga de fam és, com la vaga política o sindical, un acte de no-col·laboració i de sobirania personal contra algú. Una vaga de fam és sempre un acte de resistència, pública i política. Hervé Ott, un dels teòrics més importants del pacifisme francès, autor del clàssic La pédagogie des rencontres et des conflits transculturals (2014), va escriure que cap acció no violenta o cap vaga de fam (especialment si és limitada en el temps) ha posat fi a una situació d'injustícia. El que ha aconseguit és fer-la present i ineludible en l'agenda política, i ha obligant així a negociar i a reconsiderar posicions d'intransigència. Sharp parla de la vaga de fam com a “Jiu-jitsu polític”: quan l'adversari actua violentament, la resistència no violenta i el dejuni són eines que li treuen tota autoritat moral i legitimitat política davant la població. Per això, tan important com començar la vaga és saber acabar-la.

Fer vaga de fam és un acte de sobirania personal (una decisió radical sobre el propi cos), però obliga també a actuar sobre ressorts emocionals, tant de qui la fa com de la societat sobre la qual s'actua. La vaga de fam comença per la conscienciació prèvia i deixa de ser útil quan el propi cos es revela. Un mínim de dos litres d'aigua, mitja cullerada de sal i algunes gotes de llimona són imprescindibles per tal d'evitar problemes orgànics greus; però el principal problema és sempre psicològic. Per això la importància d'un equip auxiliar eficaç. Una persona de bona salut pot suportar entre trenta i quaranta dies de vaga de fam. No més. Per això és imprescindible que aquest període sigui aprofitat per un moviment com més ampli millor per divulgar la protesta i per promoure tant a l'interior com a l'exterior el més gran nombre d'accions solidàries, al carrer i en tots els nivells polítics possibles.

El repte d'una democràcia

Raymond Aron i Bertrand Russell, que no tenien gens de simpatia per Gandhi, van tendir sempre a menysvalorar l'eficàcia política de la no-violència considerant que només era possible exercir-la en un govern democràtic. La democràcia limita la pròpia violència, mentre que un govern totalitari pot imposar una brutalitat extrema. Quan un govern no té interès pel que opini la gent i es fonamenta en la violència institucional, tant li fa si els seus opositors fan vaga de fam. Més aviat, per contra, si se suïciden o es treuen ells mateixos de circulació, els vaguistes de fam fan un favor al sistema. La història ha donat la raó als pessimistes. És típic dels governs totalitaris que responguin als vaguistes de fam argüint que “només busquen notorietat” i que, més aviat, els ridiculitzin. Provar dolor als innocents no ha fet perdre mai ni un minut de son a cap totalitari. Les vagues de fam dels indis contra els espanyols o les dels dissidents soviètics al gulag no van aconseguir mai cap èxit significatiu, potser perquè prèviament el sistema polític ja es basava en el menyspreu a la dignitat humana. El respecte a l'opció presa pel qui protesta mitjançant vaga de fam és una prova del cotó per a una democràcia. A més, si la seva eficàcia a l'interior pot ser esmorteïda pel silenci mediàtic i per la repressió als moviments cívics, sempre és important a l'exterior. La reputació internacional d'un Estat que reprimeix els lluitadors no violents sempre inevitablement queda tacada.

Hegel, a la Fenomenologia de l'Esperit (1807), fou el primer a dir que al món no hi hauria esclaus si l'esclau no col·laborés ell mateix consentint la seva pròpia dominació. Per això la importància que els teòrics de la no-violència atorguen a tres principis estratègics que resulten cabdals en un context de vaga de fam. En primer lloc, l'afirmació del subjecte resistent. Per lluitar cal una conscienciació molt profunda que obliga a trencar amb el marc mental de l'opressor i a descobrir que potser moltes coses considerades fins aleshores normals no ho eren i, sobretot, no ho seran ja mai més. Tota acció no violenta no s'enfronta tant amb la violència com amb la passivitat. I en aquest context la vaga de fam és una eina que pot servir pedagògicament com a exemple i com a símbol per a la gent que vol canviar les coses.

En segon lloc, una vaga de fam no té només un protagonista individual. És una forma de no-cooperació col·lectiva, que demana un equip conscienciat i instruments d'unitat i solidaritat grupal. Rebutjar la cooperació amb qui oprimeix es fa palès a través del gest de rebutjar l'aliment, però també ha de mostrar-se en accions de grup que cada societat ha de decidir. Una vaga de fam ha d'anar necessàriament acompanyada de pressió al carrer per arribar a ser de debò eficaç. El tercer element bàsic és, òbviament, de caràcter mediàtic. La resistència no violenta s'ha de constituir com un contrapoder. L'avantatge que té la no-violència sobre la violència és que no produeix por a l'opinió pública. Però, per definició, l'opinió pública és canviant i mai no es pot estar segur que el gest que va triomfar en un moment donat aconsegueixi repetir la seva eficàcia mesos o anys més tard. Aquest és el risc.

Font: https://www.eltemps.cat/article/575...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Lucha de clases

23 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Aprendiendo de mi abuela

23 December, 2018 - 00:00

Pedro Prieto

¿Qué hubiera dicho mi abuela María del actual exceso de consumo de carne y los destrozos planetarios que provoca o del cambio al vegetarianismo o veganismo para solucionar el problema? Seguramente aquello de «ni tanto ni tan calvo, que se le vean los sesos».

Después de haber fallecido mi abuela y tras años de reflexión, he llegado a la conclusión de que si hay alguien que se hubiese merecido el premio Goldman, el equivalente al premio Nobel de Ecología, esa sería mi abuela. Vivió y murió analfabeta, a pesar de mis intentos de alfabetizarla, siendo ella ya muy mayor, cuando tomaba conciencia de la importancia de saber leer.

Sin embargo, mi abuela era la persona más sabia y más ilustrada que jamás he llegado a conocer. Sus conocimientos y sabiduría eran de otro mundo, de otro ámbito diferente al que solemos valorar hoy día en la sociedad moderna. Mi abuela sabía criar hijos (tuvo cinco) y lo hizo ella sola; su marido murió en la guerra civil con cuarenta y pocos años, con la espalda doblada como mozo de carga de los almacenes Prats en Madrid y antes como agricultor pobre y sin tierra en su pueblo natal de Extremadura.

Para esa época, mi abuela estaba licenciada en coser y remendar la poca ropa que había cuando se rompía. Tenía másters en bordar, zurcir, hacer ganchillo, en hilar lana y algodón y hacer ovillos, en encaje de bolillos..., todavía andan por casa sus primorosos manteles y cortinas hechas a mano. Se había doctorado cum laude en arreglar estreñimientos, cortar diarreas, curar muchas enfermedades comunes con elementos tan locales, baratos y accesibles como el aceite. Sabía dar friegas, componer un tobillo torcido, arreglar un dedo dislocado y hasta enderezar un hueso roto y entablillarlo si no era muy complicado. Aliviaba quemaduras con emplastes y reducía hinchazones y eliminaba eccemas en la cara con ciertos apósitos o ungüentos con hierbas del campo. Conocía todo tipo de plantas silvestres comestibles o utilizables como aromáticas y medicinales y sabía dónde encontrarlas, ya fuese en la orilla de un arroyo o en unos riscos escarpados. Psicóloga natural, sabía escuchar a los demás y entender y compartir sus problemas y solo daba consejos si se los pedían.

SINCRONIZADA CON LAS ESTACIONES

La abuela hubiera ganado un Masterchef con ventaja, si se hubiese tratado de aprovechar cada átomo de alimento que la temporada ofrecía y hacer conservas de frutas en embotados al baño María, con almíbar, como los melocotones, o secándolos al aire, haciendo embutidos con la carne, salazones, escabeches o conservando quesos en aceite y demás. Así había siempre provisión de higos en la troje, orejones (albaricoques desecados) o ciruelas pasas todo el año, al igual que almendras y nueces. El tomate y el pimiento que no se consumían en temporada, quedaban embotados, y parte del pimiento y los ajos se enristraban para utilizarlos secos, según necesidades aprendidas y bien calculadas. Los garbanzos se tostaban y rebozaban en harina (torraos, los llamaba) y servían para todo el año. Con sosa cáustica y la grasa sobrante de cocinar hacía jabón.

El contenido de proteína animal de una hamburguesa estándar con carne y queso de cualquier multinacional del sector le hubiese durado a mi abuela una semana para alimentar a todos los suyos.

Hacía trampas para moscas en verano, limpiaba y barría con primor su casa de suelo de arcilla comprimida y regaba el suelo con golpes sabios de mano sobre un cubo de agua, para evitar el polvo. En invierno se pasaba una piedra caliente envuelta en un trapo entre las sábanas, antes de irse a la cama entre mantas de buen abrigo. Andaba descalza por el pueblo en verano, como muchas mujeres de su edad. Aprovechaba al máximo la poca agua de que disponía en cántaros (su humilde casa no tenía agua corriente cuando yo era un niño) para cocinar, lavar el máximo de piezas de vajilla y para su propio aseo personal, pues se lavaba con trapos y por partes y así nos lavaba a los nietos. Nunca olía mal.

Su casita no tendría más allá de los treinta metros cuadrados, para cuando sus cuatro hijas y su hijo se habían independizado y ella vivía sola. La electricidad había llegado al pueblo poco antes de que yo fuese a su casa como niño, pero ella siempre se resistió a poner luz eléctrica, pues lo encontraba innecesario. Se adaptaba perfectamente a los ritmos circadianos y en invierno se comprimía vitalmente lo que se expandía en verano, como hacen todos los animales y se levantaba siempre con la luz del sol y se acostaba poco después de que se hubiese ido este.

Mi abuela, que nunca llegó a saber lo que era el feminismo, destacaba en su perfecta gestión de la energía, con un manejo tan eficiente como jamás he visto, pero hoy recuerdo especialmente la forma en la que criaba animales domésticos en su pequeño corral. Aquella mujer heroica a la que sus gallinas seguían a ciegas y se acercaban los conejos en busca de alimento y a quien la cabra agradecía su ordeño periódico, tenía mucho más presente que muchas personas urbanas vegetarianas, que sus animales eran sintientes. Los quería, los cuidaba, los curaba cuando era necesario, les hablaba, los acariciaba, pero no dudaba ni un ápice en sacrificarlos cuando llegaba su momento. Sabía, desde luego, que el animal sufría al morir, ¡cómo no lo iba a saber!

De hecho, era una experta matarife, capaz de sacrificar limpia y rápidamente cualquier animal y aprovechar hasta su sangre como alimento. Desollaba o desplumaba con rapidez y eficacia y aprovechaba cada átomo del animal sacrificado, desde la piel en los conejos (de ahí salieron algunas zambombas y tambores), hasta las patas de las gallinas o el gallo y desde luego, las cabezas y las vísceras o la casquería tradicional, que se podían comer con toda tranquilidad. La ganadería intensiva de hoy desecha muchas partes comestibles de los animales, intensamente inyectadas de antibióticos y hormonas, aunque seguramente esos despojos irán a hacer harinas para alimentar a otros animales o para las piscifactorías, vaya usted a saber.

ANIMALES SINTIENTES

Creo que uno de los graves errores de este mundo es comer carne, mucha o poca, sin corresponsabilizarse en la proporción adecuada del sacrificio de los animales que nos van a alimentar. Si nos viésemos en la obligación de criar y cuidar y después matar a los animales que nos vamos a comer y sintiésemos chillar a los lechones o los cerdos, o comprobásemos cómo mueren en silencio los corderos mientras se les vidrian los ojos o cómo las gallinas aletean cuando se les corta el cuello, seguramente no nos encontraríamos con esa sensiblería vacua de gentes urbanas incapaces de pisar una hormiga, pero que luego en una hamburguesería se meten medio kilo de carne entre pecho y espalda, sin preocuparse de averiguar de dónde procede. Precisamente, y muy seguramente por eso y por el esfuerzo que representaba criarlos, cuidarlos, sacrificarlos y preparar sus carnes y derivados, es por lo que antes se sabía que había que comer muy poca carne. El contenido de proteína animal de una hamburguesa estándar con carne y queso de cualquier multinacional del sector le hubiese durado a mi abuela una semana para alimentar a todos los suyos. Jamás estuvo gorda, jamás tuvo diabetes.

Los platos de mi abuela que recuerdo como los más sabrosos no tenían carne o tenían muy poca. La combinaban con mucha verdura, tubérculos, cereales o legumbres; calmaban el estómago y reponían las fuerzas físicas exigidas en un mundo preindustrial, rural y agrario, que no concebía tener que eliminar grasas corporales en un gimnasio.

En mis recuerdos de cuando era niño, se mantienen imborrables los sabores y olores de los excelentes guisos de mi abuela y esto es lo que me ha movido a intentar explicar por qué estoy a favor de cierta ganadería y en contra de eliminar completamente la cría y sacrificio de animales en nuestro provecho solo porque son sintientes. Si alguien sabe lo que es un animal sintiente ese es quien lo cría, lo alimenta y lo sacrifica para después nutrirse y nutrir a los suyos.

Cuando alguien vive en un medio absolutamente preindustrial como vivió mi abuela en el pueblo y tiene que realizar a mano todas las tareas y faenas de la vida en el campo y en un pueblo pequeño para vivir, sabe muy bien el esfuerzo que cuesta obtener leña para cocinar y calentarse del encinar cercano o sacar los sarmientos de una poda de vides cuando no hay motosierras que valgan y hay que hacerlo con sierra manual o con hacha o partiendo a mano las taramas para acomodarlas sabia y proporcionalmente en la albarda del lomo del animal de tiro y llevarlas a casa.

No hay forma mejor de saber lo preciosa que es el agua potable que tener que ir con dos cántaros en las aguaderas de la caballería a la fuente situada a dos kilómetros del pueblo porque la de los pozos del pueblo es algo salobre y los animales apenas la beben.

Si alguien sabe lo que es un animal sintiente ese es quien lo cría, lo alimenta y lo sacrifica para después nutrirse y nutrir a los suyos.

Nadie mejor que mi tío para saber lo sintiente que era su burro para mover una noria y sacar el agua en canjilones para regar la huerta. En la ida del pueblo al huerto, al lado del arroyo de Gualija, íbamos los dos montados. Al llegar al huerto, mi tío uncía el burro a la noria y me encargaba atizarlo con cuidado pero con diligencia, si se paraba, como solía pasar, pues el burro no era tonto y se resistía a dar vueltas a la noria empujando. Pero mientras, él se descalzaba e iba abriendo y cerrando surcos a mano con el azadón para regar todo el huerto. Cuando acababa la tarea, soltaba al burro para que comiese en el barbecho y de paso eliminase las hierbas y el pasto que competían con las plantas del huerto y para que bebiese en el arroyo, mientras nosotros comíamos una comida sustanciosa pero frugal y se hacía un gazpacho exquisito con los frutos del huerto, unos trozos de pan y el aliño que venía preparado al efecto en un cuerno con tapón de corcho. Después, una buena siesta a la sombra de algún árbol y por la tarde, arreglo de las plantas y frutales del huerto, recogida de los productos maduros en las alforjas y vuelta andando, para no machacar al burro, que ya había trabajado lo suyo, según mi tío.

Solo quien tiene animales a su cargo para cría y de tiro sabe del cuidado que hay que tenerles y de cómo hay que asegurar su vida, porque es asegurar mejor la nuestra. Sabe, por muy cansado que llegue a la cuadra, que hay que cepillar y lavar al animal y echarle una buena carga de paja y pienso.

Solo la gente que sabe el esfuerzo que cuesta vigilar un rebaño de cabras para que coma del barbecho y no perderlo de vista para que no se coma una plantación es consciente de lo sintientes que son estos animales y del valor de cada gramo de carne o leche que aportan para nuestra alimentación.

Por eso, estando de acuerdo con que comemos demasiada carne y de mala calidad, me despego, con todos los respetos, de los argumentos de personas vegetarianas y más aún, de las veganas, sobre todo de los que proceden de las insostenibles urbes, que en un país como el nuestro solo pueden vivir mientras funcione un suministro alimenticio vegetal muy variado y con suplementos que solo pueden aportarse desde la sociedad capitalista, industrial y principalmente urbana que es la que está causando los mayores destrozos al planeta y al soporte vital que debe asegurarnos la verdadera sostenibilidad.

Los animales de granja y corral de ganadería extensiva y algunos animales salvajes, en su justa medida, son un aporte necesario y conveniente de proteínas, calorías y grasas que no compite con los cultivos. Al contrario, ayuda a hacerlos más estables si se revierten los abonos que generan y generamos, debidamente desecados y tratados al sol, a la tierra que nos alimenta. Mi abuela María, en su infinita modestia, controlaba así su pequeño mundo en todo lo que hoy se conoce como «la cadena de valor».

Pedro Prieto
Injubilable aprendiz de agricultor ecológico, uno de los promotores del manifiesto «Última llamada» y cofundador de www.crisisenergetica.org

Fuente: https://www.soberaniaalimentaria.in...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Portes giratòries a l'exèrcit: De la cúpula militar al negoci de la guerra

22 December, 2018 - 00:00

De vestir uniforme i dirigir la defensa de l'Estat espanyol a assessorar grans empreses armamentístiques que signen suculents contractes amb l'executiu espanyol. Les portes giratòries a l'exèrcit són cada vegada més habituals, fins i tot per part dels polítics que dirigeixen el Ministeri de Defensa. L'opacitat i l'endogàmia alimenten, al seu torn, les suspicàcies en les forces armades i serveixen per ocultar algunes pràctiques corruptes.

Per Moisés Pérez

Com si es tractara d'una ofrena floral, tota la comitiva de la Falla Sapadors de València havia acudit a l'acte. Els “amics” de la falla, Rafael Comas Abad i Eduardo Acuña Quirós, membres del regiment 21 de transmissions, eren ascendits a general de divisió i general de brigada, respectivament. Un salt en la seua carrera que s'iniciaria l'any 2009 i que no s'aturaria fins a ser reservistes. Mentre Comas Abad es convertiria anys més tard en cap de la Caserna General Terrestre d'Alta Disponibilitat, ubicada a Bétera (Camp de Túria), Acuña Quirós seria designat comandament militar de València i Castelló.

Assenyalat per ignorar la denúncia per assetjament sexual i laboral a la capitana Zaida Cantera, Acuña Quirós va creuar la porta giratòria en passar a la reserva. La firma TRC Informática va fitxar-lo com a assessor després que la mercantil obtinguera l'any 2015 poc més d'un milió d'euros de l'exèrcit de terra. L'altre militar promocionat, el català Comas, també va incorporar-se l'any 2016 com assistent de la mateixa empresa de telecomunicacions. Envoltat de polèmica d'ençà que va apostar per reintroduir el servei militar obligatori a l'Estat espanyol, la seua porta giratòria fou doble: també va passar a la disciplina del projecte alacantí Suricatta Systems.

Aquests casos, però, no són els únics. Entre finals de l'any passat i principis d'enguany, tres generals de l'exèrcit de l'aire van fitxar per empreses armamentístiques. Autoritzats pel Govern espanyol, aquestes firmes van rebre 695 milions d'euros mentre els comandaments militars incorporats hi van exercir altes responsabilitats. Eduardo Gil Rosella, segon cap de l'estat major de l'exèrcit de l'aire fins a desembre de 2017, va enrolar-se al Grupo Oesía, que va pescar 23,7 milions d'euros en adjudicacions amb aquest general d'alt càrrec de Defensa. En el mateix mes, l'Executiu espanyol va permetre a Javier García Arraiz, cap de l'estat major de l'exèrcit de l'aire, passar a les files de Global Training Aviation, una tecnològica participada per Indra.

En Indra, de fet, va recalar Eugenio Ferrer Pérez, cap del comandament aeri de combat fins a maig de 2017. Amb una facturació de 680 milions d'euros a Defensa mentre Ferrer Pérez formava part de les altes esferes de l'exèrcit espanyol, aquesta multinacional esquitxada en algunes causes de corrupció practica habitualment el joc de la porta giratòria; especialment, a les forces armades. Manuel García Berrio, cap del comandament aeri de combat entre 2004 i 2007, i Francisco Boyero, inspector general de l'exèrcit de terra entre 2003 i 2006, van convertir-se en assessors de la firma mentre la mercantil pescava 535 milions quan aquests dos militars ocupaven llocs de responsabilitat a les forces armades.

Un altre excomandant de l'exèrcit de l'aire, el tinent general i exdirector del gabinet tècnic del Ministeri de Defensa Miguel Lens Astray, va ser vicepresident i conseller de Xtreme Satellite Communication, lligada accionarialment a Indra. Alberto López, ex director del gabinet de l'exministre de Defensa José Bono (PSOE), va ser gestor de projectes de la multinacional. I el ja desaparegut Leonardo Larios, general de divisió i alt càrrec de Defensa amb el PP, fou conseller de la tecnològica. Aquest mateix càrrec va ocupar Adolfo Menéndez, també destacat dirigent del Ministeri de Defensa durant els governs de José María Aznar i Mariano Rajoy. “És cert que qualsevol militar pot dedicar-se al seu àmbit una vegada passa a la reserva, però cal regular-ho per tallar els interessos de comandaments militars que proven determinats productes a l'exèrcit i després fitxen per aquestes empreses”, assenyala Zaida Cantera, ara diputada del PSOE al Congrés.

Aquestes pràctiques de portes giratòries, de fet, s'han produït també entre les empreses que copen les adjudicacions dels programes armamentístics, autèntics forats negres per a l'erari públic. El coronel Antonio J. Candil va qualificar de “pocavergonya, immoral i traïdor” el general Carlos Villar Turrau, excap de l'estat major de l'exèrcit de terra, per incorporar-se a General Dynamics Santa Bárbara Sistemas. “No va decidir res contra aquesta empresa”, va recordar el comandament militar sobre el tracte professat per Turrau a la mercantil armamentística. L'empresa va rebre 1.207 milions d'euros durant la seua etapa al si de la cúpula militar. Una societat, a més, privatitzada durant l'Executiu d'Aznar amb un sobrecost de 197 milions d'euros, segons un informe del Tribunal de Comptes.

Tanmateix, la firma compta amb un altre general al seu consell d'administració, però de la Benemèrita. Es tracta de José Ramon Tostón de la Calle, exdirector de l'escola del servei secret espanyola que va estar esquitxat per la suposada trama del Cesid a favor del 23-F. Un altre presumpte involucrat en aquesta trama —va ser processat pel colp d'Estat, tot i que més tard absolt—, el coronel i exagent de la intel·ligència José Luis Cortina, també va passar de les forces armades als negocis de les armes i la seguretat.

També privatitzada durant l'etapa d'Aznar, Airbus és una de les contractistes de capçalera de Defensa, amb contractes de 1.885 milions entre 2006 i 2013. La mercantil va fitxar Carlos Gómez Arruche, cap del comandament aeri general entre 2006 i 2009, i José Manuel Garcia Sieiro, director general d'armament i material des del 2008 fins al 2013. De gestió pública, Navantia va contractar com a assessor Sebastián Zaragoza Soto, excap de la Marina espanyola. “És significatiu recordar que l'exèrcit va contractar a Navantia submarins que no flotaven, que van causar sobrecostos. Uns sobrecostos que provoquen negligències que, de vegades, comporten morts a les forces armades”, denuncia l'extinent Luis Gonzalo Segura.

Un altre comandament de l'armada, l'almirall i secretari general de política de Defensa entre 2004 i 2007, Francisco Torrente Sánchez, va ingressar a les files d'Expal només 13 dies després de passar a la reserva. Coneixedor dels vols il·legals de la CIA, segons El País, l'empresa per a la qual treballa va rebre poc menys de 34 milions d'euros durant el seu pas per la cúpula militar. Torrente, al seu torn, treballa per a Lockheed Martin, que va obtenir 2,8 milions d'euros entre 2004 i 2007. A Expal, que fabrica explosius, coincideix amb Jesús del Olmo, general que va ser adjunt a la direcció del vell servei d'espionatge espanyol.

Ara bé, el màxim exponent d'aquesta pràctica fou l'exministre de Defensa Pedro Morenés (PP), amb vincles amb la indústria armamentística com per exemple exercint de conseller d'Instalaza de 2007 a 2011. Designat dos mesos després de plegar com a directiu de l'empresa fabricant de bombes, durant la seua etapa com a ministre va rebre 23,5 milions d'euros a través de 23 contractes, 21 dels quals mitjançant la fórmula de negociat sense publicitat. Fins i tot, Morenés va abstenir-se d'algunes compres atorgades pel seu ministeri. Segons va publicar eldiario.es, l'executiu de Rajoy va endarrerir durant dos anys la construcció d'uns vaixells de Navantia per adaptar-los als míssils que instal·lava MBDA, una firma que Morenés va presidir abans d'arribar al govern Espanyola. Encara més, Cospedal va encarregar a la societat de la qual va ser directiu Morenés que avaluara els mateixos projectils que col·locava aquesta companyia per 9,5 milions d'euros.

“És el cas més escandalós d'unes pràctiques força sospitoses”, censura Jorge Bravo, portaveu de l'Associació Unificada de Militars Espanyols (AUME). “Hi ha coronels o generals que saben que el seu destí normal en passar a la reserva després d'adjudicar contractes sucosos o ocupar altes responsabilitats són les empreses armamentístiques”, retrau el tinent Miguel Ángel López, membre del Foro Democracia y Milicia. “Caldria tallar de soca-rel aquest problema”, remata.

Julio Rodríguez, excap de l'estat major de la Defensa i secretari general de Podem a Madrid, denuncia “l'opacitat i la manca de transparència a les contractacions de l'exèrcit”. “Cal, a més, repensar el model econòmic de les forces armades, avui totalment insostenible”, afegeix. “No hi ha un debat seriós sobre les necessitats de la defensa espanyola. És una qüestió que hauria de discutir-se amb serietat, rigor i profunditat al Congrés”, demana Bravo.

Amb causes de corrupció rellevants com la trama de comissions que girava sobre l'empresa semipública Defex o els dos tinents coronels que van ser condemnats per cobrar a empreses contractistes de Defensa a canvi d'informació privilegiada, Segura recorda com “un frau de 10 milions d'euros a l'exèrcit de l'aire va acabar amb simples multes i prescripcions dels delictes”. “Un dels casos més alarmants fou el dels 127 quilograms de cocaïna al vaixell Juan Sebastián Elcano. L'aleshores capità de navili no va assumir cap responsabilitat i va ser ascendit dues vegades”, s'indigna.

“La corrupció és inherent a qualsevol institució. No n'hi ha més que en altres poders de l'Estat, però com a conseqüència del funcionament de l'exèrcit s'oculta”, indica López. “L'endogàmia i l'opacitat reforcen aquesta imatge”, afegeix Bravo. O com va advertir a Público.es Leticia Prieto, comandant auditora de les forces armades en excedència que ha rebutjat —per no exposar-se més als mitjans— participar en aquest reportatge: “Només coneixem la superfície de la corrupció existent dins l'exèrcit”.

Font: https://www.eltemps.cat/article/553...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Miseria de la‭ “‬vida intensa‭”

22 December, 2018 - 00:00

Cuando los días se suceden iguales los unos a los otros,‭ ‬como calcados,‭ ‬sin nada que reseñar de sus horas salvo que ya han pasado,‭ ‬cuando la vida se compone meramente de un sinfín de jornadas idénticas,‭ ‬siempre en torno a lo mismo,‭ ‬siempre haciendo lo mismo,‭ ‬cabe preguntarse entonces si se habrá errado el camino,‭ ‬si se estará desperdiciando la existencia,‭ ‬dando la espalda a la posibilidad de una vida diferente,‭ ‬martilleada por la novedad,‭ ‬sorpresiva,‭ ‬imprevisible,‭ ‬en la que cada día podría llevar nombre propio y no se conocería más rutina que el despertar por las mañanas‭; ‬cabe preguntarse si será un problema nuestro,‭ ‬de cobardía,‭ ‬incompetencia o raquitismo de la imaginación,‭ ‬lo que determina esa falta de sustancia,‭ ‬de inquietud,‭ ‬de‭ “‬viveza‭”‬,‭ ‬de nuestra existencia,‭ ‬o si,‭ ‬por el contrario,‭ ‬la vida misma será así de sencilla,‭ ‬monótona,‭ ‬tediosa y maquínica,‭ ‬así de ayuna de color,‭ ‬insípida,‭ ‬y no tenemos más remedio que adaptarnos,‭ ‬tomarla o dejarla‭; ‬cabe interrogarse acerca de‭ ‬dónde está el vacío,‭ ‬el hueco,‭ ‬eso que un escribidor de nuestro tiempo ha llamado‭ “‬levedad‭”‬,‭ ‬dónde la entraña de lo anodino,‭ ‬el imperio del gris,‭ ‬la esencia del‭ “‬ya no hay más‭”‬,‭ ‬si en la forma de ser de la vida o en la manera que tienen las gentes de vivirla,‭ ‬si en la existencia misma o lamentablemente en nosotros.

La respuesta que doy ahora no la hubiera hecho mía años atrás,‭ ‬cuando la épica enturbiaba mi percepción de la realidad.‭ ‬Y no la darán quienes todavía se consuman en el teatro vanilocuente de la‭ “‬vida intensa‭”‬.‭ ‬La vida es este sinsabor,‭ ‬así de poco pesa,‭ ‬lívida,‭ ‬lisa,‭ ‬descolorida,‭ ‬irrelevante‭; ‬la repetición devoradora,‭ ‬la ingravidez inconsolable,‭ ‬la ausencia de poesía,‭ ‬el hastío que no cesa,‭ ‬forman parte de la existencia misma.‭ ‬Una persona puede engañarse,‭ ‬recubriendo su existencia con un barniz de aventura,‭ ‬de irregularidad,‭ ‬de frenesí y melodrama,‭ ‬acaso de pulsión heroica,‭ ‬pero a poco que se arañe la superficie de sus días enseguida se descubrirá el suelo de rutina y tedio,‭ ‬de falta de sustancia y de‭ “¿‬esto es todo‭?”‬,‭ ‬sobre el que descansa su aspaventoso y gesticulante devenir.‭ ‬Risa nerviosa e inmotivada,‭ ‬esplendor de domingo por la mañana,‭ ‬trajín de patio de recreo,‭ ‬la‭ “‬vida intensa‭” ‬hiede a impostura y señuelo.‭ ‬Se puede correr tras la sexualidad lo mismo que si se huyera de la vejez y de la muerte,‭ ‬saltar de hombre en hombre como de hombre en mujer o de anciana en niño,‭ ‬jugando al desgarramiento pasional y a la incontinencia lúbrica‭; ‬puede cualquiera drogarse,‭ ‬afiliarse a lo demoníaco,‭ ‬autodestruirse ante el espejo,‭ ‬puede matar,‭ ‬y,‭ ‬sin embargo,‭ ‬no deja por ello de ser trivial su peripecia,‭ ‬no deja de estar vacía,‭ ‬espectáculo vano,‭ ‬nimiedad,‭ ‬fanfarria.‭ ‬Queda debajo de esa falsa tormenta,‭ ‬de ese inflar los días artificiosamente,‭ ‬un mismo hueco irrellenable,‭ ‬un no-color,‭ ‬nada de nada.‭ ‬Tírate a todos los hombres que te de la gana.‭ ‬Siete u ocho cada noche.‭ ¿‬Y qué es eso‭? ‬Bébete todas las botellas del bar‭; ‬llénate de agujeros los brazos,‭ ‬hasta que parezcan colmenas.‭ ¿‬Y qué‭? ‬Deja el trabajo,‭ ‬abandona a la familia,‭ ‬sal del país,‭ ‬rompe con todo.‭ ‬Seguro que volverás a empezar.‭ ‬Estarás donde estabas.‭ ¿‬Qué has hecho‭? ‬Mata,‭ ‬mata.‭ ¿‬Y eso es tanto,‭ ‬carnicero‭?

Al final,‭ ‬todo se resume en lo más simple:‭ ‬se duerme por las noches,‭ ‬se come cada cierto tiempo,‭ ‬se va de un lado para otro,‭ ‬algo se hace o no,‭ ‬y pasan los años,‭ ‬se vive una vida.‭ ‬Así de sencilla es la existencia de los animales‭; ‬y los humanos,‭ ‬aunque se nos antojen los peores de todos,‭ ‬no tienen por qué constituir una excepción.‭ ‬Así vive mi perro.‭ ‬Así son estas cabras,‭ ‬que,‭ ‬aparte de comer,‭ ‬dormir y procrear,‭ ‬se enfrentan con saña,‭ ‬a veces matándose,‭ ‬enloquecen temporalmente de celo,‭ ‬copulan entonces sin descanso,‭ ‬disfrutan desobedeciéndome,‭ ‬se rebelan,‭ ‬rompen todo lo que encuentran...,‭ ‬y no pretenden que por ello merezca el nombre de‭ “‬intensa‭” ‬esa vida suya tan apasionada...‭ ‬Así somos.‭ ‬Así vive Basilio,‭ ‬cada día a la cabeza del hato,‭ ‬cada noche regresando sobre su mulo,‭ ‬solo,‭ ‬sin otra cosa en el horizonte de su deseo,‭ ‬sin pedirle más a la existencia,‭ ‬incapaz de engañarse a ese respecto.‭ ‬Y así vive todo el mundo,‭ ‬cada día al pie de la fábrica o del terruño,‭ ‬cada noche persiguiendo el sueño o convidando al placer‭; ‬a veces,‭ ‬lo mismo de noche que de día,‭ ‬buscando esquinas donde sacar la navaja,‭ ‬clavándose agujas en la vena de la frustración,‭ ‬o apaleando sin piedad a la esposa que se pasó de sal en la comida...‭ ‬Así vive la gente,‭ ‬de paz o de guerra,‭ ‬solo que mintiéndose,‭ ‬poblando su cabeza de fantasmas,‭ ‬aspirando a exprimir de algún modo esta fruta seca de la vida,‭ ‬que nunca dio jugo,‭ ‬exigiéndole a la existencia un vago‭ “‬algo más‭”‬,‭ ‬no sé qué brillo,‭ ‬una especie de doble fondo,‭ ‬ruido y movimiento,‭ ‬todo lo que no tiene.‭

La esperanza que ha depositado la humanidad occidental en sí misma y en todo lo que compone su mundo,‭ ‬la esperanza que envuelve a la humanidad hegemónica como una segunda piel y que la lleva a enfrentarse con su propia condición animal,‭ ‬a no reconocer su propio mezquino ser físico,‭ ‬funda también esa ilusión de una‭ “‬vida viva‭”‬,‭ ‬de una existencia abigarrada,‭ ‬de unos días repletos e irrepetibles,‭ ‬ilusión de que aún resta un infinito por hacer y por vivir a condición de que en verdad se desee y al precio de la intrepidez,‭ ‬de la fantasía,‭ ‬de la inteligencia valerosa y de la imaginación que inventa caminos.‭ ‬Desesperada, la persona toma la verdadera medida de la vida,‭ ‬y puede entonces,‭ ‬si quiere,‭ ‬atiborrarse de sexo,‭ ‬maltratarse entre risas,‭ ‬irse,‭ ‬herir a los amigos,‭ ‬puede matarse o matar‭; ‬pero todo ello tranquilamente,‭ ‬sin afectación,‭ ‬consciente de que no hay en su obrar ni rastro de epopeya,‭ ‬no da a sus días un sabor especial,‭ ‬no tienta la intensidad,‭ ‬no acaricia la grandeza‭ ‬-simplemente,‭ “‬hace eso‭”‬.

Desesperada,‭ la gente‬ no se apena de Basilio‭; ‬no lo considera insignificante,‭ ‬reo de limitaciones insuperables,‭ ‬malgastador de la existencia.‭ ‬No percibe en sus jornadas‭ “‬menos vida‭” ‬que en las de los demás.‭ ‬Ve en el aldeano,‭ ‬simplemente,‭ ‬a otro hombre dedicado a otras cosas.‭ ‬Otras cosas también sin color,‭ ‬sin aureola,‭ ‬sin luz particular.‭ ‬Desesperado,‭ ‬lo mismo da irse que quedarse,‭ ‬estar en un sitio que en otro,‭ ‬cambiar que no cambiar.‭ ‬No dejando lugar a la épica,‭ ‬la vida sin esperanza desmitifica al ser humano y lo devuelve a su inocultable elementalidad animal‭; ‬limpiando de engañifas el horizonte de la existencia,‭ ‬ofrece a los ojos del entendimiento descreído la simpleza radical del vivir.‭ ‬A Basilio,‭ ‬todo esto que escribo no le dice nada que no haya sabido desde siempre.‭ “‬Comparando y no igualando‭ ‬-repite-,‭ ‬el hombre y el animal hacen lo mismo‭”‬.‭ ‬Lucidez de la desesperación.‭

‭[Cuando me releo, me enfrento a las palabras de un otro. La multiplicidad que nos constituye puede expresarse en textos heterogéneos, necesariamente contradictorios. Hoy quise reelaborar en cierta pequeña medida ‭esta composición, para llevarla a mis modos de expresión actuales. No lo logré del todo, y más bien la he dejado estar a su manera; pero lo que sí ha conseguido este escrito, en contrapartida, ha sido trasladarme a una forma de pensamiento que está en mí sin duda, a lado de otras contrapuestas, antitéticas, que también llevo conmigo. ¿Miseria de la vida intensa?]

‭Pedro García Olivo
‭_ A partir de un fragmento de “Desesperar”

www.pedrogarciaolivo.wordpress.com

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nuevos gastos

22 December, 2018 - 00:00
Categorías: Tortuga Antimilitar

El Gordo no ha caído en casa de Jonathan

22 December, 2018 - 00:00

(Artículo de diciembre de 2017).

La lotería es un invento del que se aprovechan quienes te arrebataron la posibilidad de vivir dignamente.

Pablo L.
De cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad. Periodista, de barrio.

Una familia bailaba flamenco, cantaba, daba palmas y tocaba la pandereta al celebrar que le había tocado El Gordo de la Lotería de Navidad del año pasado. Una anciana y un anciano, aparentemente de bajo poder adquisitivo, como la familia de la pandereta y las palmas, se besó con el amor que sólo transmite una pareja de viejecillos que lleva junta toda la vida. También tenían uno de los boletos agraciados. Al igual que un inmigrante subsahariano que vive en Madrid y que se encontraba sin trabajo y en una delicada situación económica, o los simpatizantes de la delegación del Partido Comunista de un pueblecito de Granada, agraciados también la pasada Navidad con una de las terminaciones ganadoras. La lotería es muy bonita al ver estas escenas, sobre todo cuando la suerte cae en una de esas familias pobres que vive en una de las casas más humildes de uno de esos barrios populares llenos de gente trabajadora. Pero la lotería no es eso, la lotería es cruel. Porque para que haya celebraciones en una de esas casas humildes de uno de esos barrios y pueblos trabajadores, tiene que haber una amplia mayoría de gente disgustada que no ha tenido tanta suerte. Y así, El Gordo no cayó en casa de Jonathan, ni en casa de Paqui, ni de Estefanía, ni de Álex.

No son pocos los estudios que demuestran que la lotería es mucho más seguida entre las clases populares y las familias pobres que entre esa porción de la población acomodada y pudiente

La probabilidad de que El Gordo toque es de 0,00001, o lo que es lo mismo, una entre 100.000. Menos que de morir atropellado en la calle. Nadie sale de su casa con miedo a que un coche sea lo último que vea en su vida, pero sí son muchos los que sueñan las semanas previas al sorteo con abrir la botella de champán delante de la cámara. Porque la lotería es una utopía factible, alimentada con bombardeos continuos en televisión, a veces protagonizados por un señor calvo, otras por una extraterrestre en forma de joven escandinava y otras, la mayoría, por un tipo que baja todas las mañanas al bar del barrio a tomarse un café y que podría ser cualquiera de nosotros, para que no se nos olvide de qué va esto, supongo.

La lotería es una ilusión levantada a golpe de publicidad, de presión social y de envidia preventiva, como la definen los que saben. Por eso, en ella caemos casi todos, no vaya a ser que toque el número que se vende en el trabajo y yo sea el único que no ha comprado, a pesar de que las posibilidades de salir sin un solo premio del sorteo son del 86%. Y así, millones de familias se han dejado una suma de millones de euros para poder adquirir sus boletos. En esta edición, según la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE), cada español se habrá dejado 66,16 euros de media en este juego. Una suma con la que el Estado recauda una cantidad ingente de beneficio para sus arcas, que el año pasado se cifró en 194 millones de euros, según los datos del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Un impuesto especial que se cobra, en su inmensa mayoría, de las capas humildes, de esa gente que lo está pasando mal y que deposita toda su ilusión en la mera casualidad. A mí, a día de hoy, perder 20 euros me supone un pequeño sacrificio que puedo permitir. Lo que no sé es si la compañera de trabajo que entra todos los días a las seis y media de la mañana para limpiar las oficinas, que vive a base de contratos temporales, que tiene al marido en paro desde hace dos años, y que se ha gastado 60 euros en tres décimos, puede decir lo mismo. De lo que sí estoy seguro, sin embargo, es que ella no tiene la culpa de dejarse atraer por la ilusión. Como tampoco la tiene el padre que se gasta en el sorteo el equivalente a una compra semanal o la pareja de ancianos que destina una parte de su pequeña pensión para intentar solucionarle la vida al nieto.

No son pocos los estudios que demuestran que la lotería es mucho más seguida entre las clases populares y las familias pobres que entre esa porción de la población acomodada y pudiente. Si se analiza en profundidad, además de ser un juego-impuesto pensado para la clase baja, su esencia destapa un mensaje de crueldad. La lotería es la única forma para salir de la mierda, de una situación de precariedad, la esperanza para dejar de mirar las facturas al final de mes. A ver si este año salimos de pobres. La lotería es quitarse de los pocos caprichos que alguien tiene para gastarse 20, 40 o 60 euros en sendos boletos; es pasar frío en la cola de doña Manolita; es restregar el cupón por la estampita de la Virgen, que seguro que este año nos toca; es aprenderse los números de memoria para, casi con certeza, desilusionarse el día 22. La lotería es aquello con lo que hemos soñado todos los que hemos crecido en esos barrios. Es eso que nos hemos imaginado para, después, inventar historias tremendas de lo que podríamos hacer con el dinero, como comprarnos un cochecito, poder independizarnos, tapar agujeros.

La lotería es indirectamente anestesia, es ansia de diferenciación, ganas de separarte de la realidad que has mamado desde crío, deseo de marcharte para siempre

La lotería es, sin embargo, algo que ni siquiera existe en otros barrios. Es un simple pasatiempo para muchas familias bien que si salen ganadoras engordarán un poco más su cuenta, pero que si no toca, tampoco pasa nada, que ya tenemos tanto o más de lo que reparte cualquiera de los premios. Tenemos tanto o más que pudimos comprarnos un cochecito, y dos y tres. Tenemos tanto que como ya nos hemos independizado, fuimos a por el casoplón de la playa. Tenemos tanto que tuvimos que excavar agujeros en los que guardar el dinero.

La lotería es indirectamente anestesia, es ansia de diferenciación, ganas de separarte de la realidad que has mamado desde crío, deseo de marcharte para siempre, apelar a la casualidad para intentar solventar una situación material que no te han dejado resolver con medidas reales. La lotería es un invento del que se aprovechan quienes no te dejaron labrarte un futuro, no te dejaron avanzar, te arrebataron la posibilidad de vivir dignamente y ahora te sugieren que la única forma de poder escapar del camino marcado es el azar. La lotería es una forma de soñar demasiado cara.

Fuente: https://elsaltodiario.com/nueva-rev...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Concertina

21 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas