Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 2 horas 19 min

Último año de los Villalobos, el bar más antiguo de Elche

4 September, 2019 - 00:00

Por Ana Pascual Boix

El bar Villalobos, situado en pleno corazón de la ciudad es, sin duda, uno de los lugares más emblemáticos de Elche. También lo es para todo ilicitano al que sus padres hayan llevado a comer el bocadillo de atún con tomate y anchoas o el cartucho de estraza con olivas. Un local que desde que abrió sus puertas en 1932, ha pasado por tres generaciones distintas. El próximo verano Vicente Villalobos, actual dueño del local, se jubilará y el bar cerrará definitivamente su persiana.

En 1901 ‘Casa Barceló' abría sus puertas en el centro de Elche. Fue en 1932 cuando este bar pasó a manos de la familia Villalobos para situarse en la calle Empedrats, sin pensar que un día llegaría a ser un lugar tan simbólico para los ilicitanos.

Especial porque nadie recuerda haber tomado un bocadillo mejor que el que hacía el padre de Vicente, el actual dueño de la casa, de atún con tomate y anchoas. Único por el modo en que lo hacían, usando solo el dedo pulgar, y lo servían en papel de estraza.

Después de 87 años sin dejar de funcionar, el bar cerrará su persiana el próximo verano porque nadie sucederá en el puesto al dueño, pero mientras tanto seguirán manteniendo la tradición para que Elche no se olvide nunca de los Villalobos.

Un bar por el que han pasado todo tipo de clientes, que ha pasado buenos y duros momentos como la Guerra Civil o la dictadura y que a pesar de su cierre, seguirá siendo recordado en Elche.

Teleelx

Adiós al mítico bocata de atún del bar Villalobos de Elche

El local anuncia su cierre para agosto de 2020 por la jubilación del dueño y la falta de un sucesor que quiera continuar.

daniel álvarez

El bar Villalobos, con 109 años a sus espaldas, cerrará sus puertas en agosto de 2020 por la jubilación de Vicente Villalobos, el actual dueño del local. La saga de hosteleros echa la vista atrás y recuerda su historia desde que llegó a manos de su bisabuelo en 1932 conocido como Casa Barceló, hasta sus famosas tertulias de los jueves para conseguir beneficios frente a la crisis. Sin olvidar de su bocadillo estrella que tanta fama le ha dado.

A tan solo unos metros de la Glorieta se encuentra el bar más antiguo del municipio con 109 años, un lugar que sigue siendo muy frecuentado tanto por ciudadanos de a pie como por figuras políticas de Elche. El bar Villalobos, que lleva abierto desde 1962 en la calle Empedrat, tiene previsto echar la persiana en agosto del próximo año ya que Vicente Villalobos, el actual dueño, se jubila.

Cruzar las puertas del local es lo mismo que hacer un viaje al pasado. Varios cuadros, algunos familiares y otros con políticos, cuelgan de las paredes como prueba de su larga trayectoria. Y es que en 1901 fue conocido como Casa Barceló, ubicado en otra calle, hasta que en 1932 pasó a manos de José Villalobos Soler, bisabuelo de Vicente. En 1962 tuvieron que trasladarse por reformas al edificio familiar que se encuentra en la calle Empedrat. Una vez que tuvieron opción de volver decidieron quedarse allí, pasando a ser un lugar emblemático tanto para el municipio como para los ilicitanos.

«Después de que muriese mi tía Manolita reuní a la familia», dijo Vicente Villalobos, actual dueño, sentado en la terraza del bar, «Les dije que en agosto del año que viene me voy a jubilar. Como mis hijas no quieren seguir trabajando en el local y ningún familiar tampoco quiere mantenerlo, el año que viene el Villalobos se despedirá de sus clientes». Y es que la historia tiene muchos lazos familiares al ser una herencia con tantos tíos y sobrinos. «Decir adiós es una verdadera pena porque dejamos entre estas paredes toda una saga familiar», lamentó Margarita Villalobos, prima y socia de Vicente.

Tan solo hay que pasar por delante del local y ver a la gente mientras piden su famoso bocadillo de atún con tomate y anchoas, o comen su cartucho de estraza con olivas. «Hay opiniones de todo tipo. Algunos se alegran porque son clientes de toda la vida y saben que necesito un descanso después de tantos años detrás de la barra. A otros le da pena porque tenemos una larga trayectoria y somos únicos en la ciudad.

Pero no todo ha sido de color de rosas. La tradicional tertulia de los jueves de 'Amigos de Villalobos' fue, hace ocho años, una vía de escape frente a las pérdidas que sufría el bar a consecuencia de la crisis económica. «Estaba a punto de cerrar. Un grupo de clientes, entre los que se encontraba Juan Perán -fundador de Pikolinos- y Enrique Sanchís -trompetista-, me dijeron que traerían a gente importante para darle vida al local. Con los años ha pasado gente de todo tipo, desde el ministro José Manuel García-Margallo, hasta Alberto Fabra. Sin contar los muchos políticos de la ciudad que vienen a desayunar todos los días».

Las puertas del bar Villalobos ha estado siempre abierta «para todos los colores políticos y todas las clases sociales». De esta manera, el municipio se despide de toda una saga familiar de hosteleros, que desde que llegó el local a sus manos en 1932, nunca dejó de servir sus famosos almuerzos.

Diario Información

Categorías: Tortuga Antimilitar

El ejército español quiere partir en dos el monte Ezkaba (Navarra) levantando una valla de 500 metros

3 September, 2019 - 00:00

Por Redacción Ahotsa

Colectivos montañeros han denunciado que el Ministerio de Defensa español está tratando de levantar una valla que dividiría en dos el monte Ezkaba.

Colectivos montañeros han denunciado que el Ministerio de Defensa español está tratando de levantar una valla que dividiría en dos el monte Ezkaba. Ha presentado un proyecto al Ayuntamiento de Berrioplano en el que detalla este cierre del espacio forestal con el fin de ampliar la zona de seguridad del Campo de Tiro que tienen en el acuartelamiento de Ainzoain . Se trataría de una valla de 4.550 metros de longitud que ocuparía 52 hectareas. Este cierre cinegético soportado por postes de acero galvanizado de 1,5 m de altura y señales informativas, prevé además un desbroce de la vegetación de un pasillo de 3 m de anchura. Dicho cierre discurriría por la ladera suroeste del monte cerrando unos terrenos que hoy en catastro son comunales del Concejo de Aizoain y que el Ministerio reclama como suyos alegando una expropiación de los años cuarenta del siglo pasado. El citado cercado uniría el Campo de Tiro, sito junto al acuartelamiento de Aizoain, con el Fuerte Alfonso XII.

Según las asociaciones montañeras, entre las que se encuentra la Federación de Montaña navarra, el impacto sobre el Monte Ezkaba sería muy importante. El Monte Ezkaba es un área natural y recreativa para miles de personas de Iruñea y su comarca que lo utilizan, desde siempre, para diferentes fines: deportivos, esparcimiento, educativos, etc. tanto a pie como en BTT. De un somero análisis de las características del cierre que el Ministerio proyecta colocar en el monte, obtenido a partir de las coordenadas del denominado Polígono de Maniobras y Tiro, cabe destacar su impacto sobre la movilidad de la fauna existente, pero especialmente su impacto sobre la red de circulación de vehículos (emergencias contraincendios, guarderío forestal y medioambiental…), bicicletas y personas.

A partir de la superposición de la propuesta de cierre con la red de senderos existente y que formará parte del futuro Parque Ezkaba, se obtiene que la malla de itinerarios recientemente creada (incluida la GR 225 Fuga de Ezkaba) sufriría significativas alteraciones. Además, se producirían cortes en los senderos de montaña marcados y en las rutas de BTT.

Estas asociaciones opinan que visto el proyecto existente del Parque Comarcal de Ezkaba, la iniciativa del Ministerio de Defensa no debería ser aprobada por entender que el impacto del cierre proyectado no es compatible con los usos y actividades propuestos en el futuro Parque, y solicitan tanto al Gobierno de Navarra y al Ayuntamiento de Berrioplano que establezcan una moratoria a la solicitud del Ministerio de Defensa hasta la aprobación definitiva del PSIS del Parque Comarcal de Ezkaba, y se deniegue el permiso para su instalación.

«Parece razonable que si se desea proteger a las personas, estableciendo una zona de seguridad para el Campo de Tiro, se deberían adoptar medidas de otra naturaleza dado que el cierre propuesto no solucionaría el problema de la seguridad del Campo», dicen estas asociaciones, que han iniciado una campaña contra este proyecto militar.

Fuente: http://ahotsa.info/edukia/el-ejerci...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Wallerstein sin anestesia

3 September, 2019 - 00:00

Atilio Boron

Una pérdida doblemente lamentable en un momento tan crítico como el actual, cuando el sistema internacional cruje ante las presiones combinadas de las tensiones provocadas por la declinación del imperialismo norteamericano y la crisis sistémica del capitalismo.

Wallerstein fue un académico de dilatada trayectoria que se extendió a lo largo de poco más de medio siglo. Comenzó con sus investigaciones sobre los países del África poscolonial para luego dar inicio a la construcción de una gran síntesis teórica acerca del capitalismo como sistema histórico, tarea a la que se abocó desde finales de la década de los ochentas y que culminó con la producción de una gran cantidad de libros, artículos para revistas especializadas y notas dirigidas a la opinión pública internacional.

Wallerstein no sólo cumplió a cabalidad con el principio ético que exige que un académico se convierta en un intelectual público para que sus ideas nutran el debate que toda sociedad debe darse sobre sí misma y su futuro sino que, además, siguió una trayectoria poco común en el medio universitario. Partió desde una postura teórica inscripta en el paradigma dominante de las ciencias sociales de su país y con el paso del tiempo se fue acercando al marxismo hasta terminar, en sus últimos años, con una coincidencia fundamental con teóricos como Samir Amin, Giovanni Arrighi, Andre Gunder Frank, Beverly Silver y Elmar Altvater entre tantos otros, acerca de la naturaleza del sistema capitalista y sus irresolubles contradicciones.

Su trayectoria es inversa a la de tantos colegas que, críticos del capitalismo en su juventud o en las etapas iniciales de su vida universitaria acabaron como publicistas de la derecha: Daniel Bell y Seymour Lipset, profetas de la reacción neoconservadora de Ronald Reagan en los años ochentas; o Max Horkheimer y Theodor Adorno que culminaron su descenso intelectual y político iniciado en la Escuela de Frankfurt absteniéndose de condenar la guerra de Vietnam. O a la de escritores o pensadores que surgidos en el campo de la izquierda -como Octavio Paz, Mario Vargas Llosa y Regis Debray- convertidos en portavoces del imperio y la reacción.

Wallerstein fue distinto a todos ellos no sólo en el plano sustantivo de la teoría social y política sino también en el de la discusión epistemológica como lo revela su magnífica obra de 1998: Impensar las ciencias sociales. En este texto convoca a realizar una crítica radical al paradigma metodológico dominante en las ciencias sociales, cuyo núcleo duro positivista condena a éstas a una incurable incapacidad para comprender la enmarañada dialéctica y la historicidad de la vida social. En línea con esta perspectiva de análisis sus previsiones sobre el curso de la dominación imperialista no podrían haber sido más acertadas.

En uno de sus artículos del año 2011 advertía que “la visión de que EEUU está en decadencia, en seria decadencia, es una banalidad. Todo el mundo lo dice, excepto algunos políticos estadunidenses que temen ser culpados por las malas noticias de la decadencia si la discuten.” Y agregaba que si bien “hay muchos, muchos aspectos positivos para muchos países a causa de la decadencia estadounidense, no hay certeza de que en el loco bamboleo del barco mundial, otros países puedan de hecho beneficiarse como esperan de esta nueva situación.” El curso seguido por la Administración Trump y el derrumbe irreversible del orden mundial de posguerra que tenía su eje en EEUU confirma cada una de estas palabras.

Para concluir, ¿dónde nutrirnos teóricamente para comprender y transformar al mundo actual, superando definitivamente al capitalismo y dejando atrás esa dolorosa y bárbara prehistoria de la humanidad? El mensaje que dirige a las jóvenes generaciones es cristalino: lean a Marx y no tanto a quienes escriben sobre Marx. “Uno debe leer a personas interesantes” –dice Wallerstein- “y Marx es el erudito más interesante de los siglos XIX y XX. No hay dudas al respecto. Nadie es comparable en términos de la cantidad de cosas que escribió, ni por la calidad de sus análisis.

Por lo tanto, mi mensaje a la nueva generación es que vale mucho la pena descubrir a Marx, pero hay que leerle, leerle y leerle. ¡Leer a Karl Marx!” Ese fue uno de sus últimos consejos para entender la naturaleza y dinámica de un sistema, el capitalismo, al que ya en el 2009 le asignaba como máximo dos o tres décadas de sobrevida. ¡Gracias Immanuel por las luces que has aportado a lo largo de tantos años!

Fuente www.pagina12.com.ar

Categorías: Tortuga Antimilitar

Amazonia: En la mira de laboratorio militar

2 September, 2019 - 00:00

Hace poco dimos a conocer por medio de la Serie ABC de la Geopolítica, en youtube, la existencia de una base militar de la marina de EEUU llamada NAMRU-6, que esta ubicada en Perú, donde funciona un laboratorio que investiga agentes causadores de patologías infecciosas. Su actuación es poco o casi nada conocida y es un […]
Hace poco dimos a conocer por medio de la Serie ABC de la Geopolítica, en youtube, la existencia de una base militar de la marina de EEUU llamada NAMRU-6, que esta ubicada en Perú, donde funciona un laboratorio que investiga agentes causadores de patologías infecciosas. Su actuación es poco o casi nada conocida y es un peligro latente para todos nosotros.

Pero partamos diciendo que la Guerra Biológica es el uso de «organismos vivos» o patógenos (bacteria, virus u otro organismo) adaptados militarmente para causar enfermedades en humanos, animales o plantas con el fin de aniquilar o causar el mayor daño en el enemigo.

Antes del siglo XX, el uso de agentes biológicos tomó tres formas principales: envenenamiento deliberado de comida y agua con material infeccioso y el uso de animales, vivos o muertos, en sistemas de armas.

Ya en el período, durante y después la segunda guerra mundial, las armas biológicas fueron sofisticadas en programas estatales, de grandes potencias, con el respaldo de científicos y laboratorios de poderosas corporaciones.

Innumerables experimentaciones fueron llevadas a cabo con seres humanos. Las más conocidas fueron realizadas en los campos de concentración nazi. Sin embargo, Gran Bretaña y EEUU tiene largo historial en hacer experimentos químicos y bacteriológicos con personas sin que ellas supieran o dieran su consentimiento para tales pruebas.

Con el fin de la Segunda Guerra, Estados Unidos, incluso, reclutó a científicos nazis, en la Operación denominada Paperclip, también conocida por Overcast, que eran especialistas en las llamadas armas maravillosas del Tercer Reich.

Uno de los más destacados era Eric Traub responsable de la sección de armamento biológico de Hitler. Este experto en patógenos virales, desde que llegó a EEUU trabajó para la Marina de este país (Naval Medical Research Institute, en Bethesda) y quedó en sus manos la investigación de las 40 cepas más virulentas del mundo. Eric Traub también prestó asesoría en Fort Detrick que está ubicado en la ciudad Frederick, en el estado de Maryland. Hasta 1969 fue el centro del programa de armas biológicas de EEUU, y hasta hoy es el blanco de distintas investigaciones y denuncias de manipulación de agentes infecciosos para fines bélicos.

Fort Detrick ha sido acusado formalmente de la propagación del dengue, en Nicaragua, en el año de 1985, por medio del esparcimiento del mosquito Aedes Aegypti (que además de dengue, es el transmisor de la chikungunya, zica y fiebre amarilla).

Años antes, el mismo mosquito Aedes Aegypti y otros vectores biológicos fueron utilizados contra Cuba.

En 1975, entró en vigor la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas (biológicas) y Toxínicas y sobre su Destrucción.

Aun así, pocos años después, el régimen del apartheid en Sudáfrica lanzó un programa secreto, llamado “Project Coast” que fue dirigido por el Dr. Wouter Basson (o Dr. Muerte), cuyo objetivo era desarrollar agentes biológicos y químicos que matarían o esterilizarían a la población negra y asesinarían enemigos políticos.

Entre los agentes desarrollados estaban los virus Marburg, Antrax y el Ébola. Se afirma que miles de personas murieron en esos experimentos.

El ex presidente Mandela fue uno de los intentos de asesinato del doctor Wouter Basson, que en 2002, tras una fianza simbólica, fue liberado de cualquier condena y, actualmente, trabaja de cardiólogo en Sudáfrica.

Basson afirma haber tenido contacto con agencias occidentales que proporcionaron “asistencia ideológica” al “Project Coast”, pese la expresión de preocupación de Washington de que el “Doctor Muerte” revelara las conexiones del “Project Coast” y el Pentágono.

Alerta en América Latina

En esta misma década, en que hubo secretas cooperaciones de agencias estadounidenses con el régimen del apartheid, fue instalado un laboratorio de investigación biomédica de la Marina de los EEUU, en Perú.

Actualmente, conocida como NAMRU-6 (Unidad de Investigación Médica Naval Seis).

Una de sus instalaciones está ubicada, nada menos que en la Amazonia Peruana, en las cercanías del Río Amazonas, en la ciudad de Iquitos, lo que debiera ponernos en alerta delante del grave riesgo de contaminación, difusión y proliferación de agentes infecciosos, aunque formalmente digan que están para identificar e intervenir contra enfermedades tropicales infecciosas.

Tras el largo historial, donde se contrastan discurso y práctica del gobierno estadounidense, queda la preocupación ante la manipulación de patógenos por instituciones militares foráneas y que estuvieron involucradas directamente en la elaboración de armas biológicas en diferentes períodos de la historia.

Todas las bases militares de EEUU, en Latinoamérica, hacen parte de una política de injerencia externa, y NAMRU-6 además de su carácter militar, desarrolla investigaciones bacteriológicas a servicio de un país que desde el principio demostró resistencia en aceptar la convención de la ONU que prohíbe las armas biológicas y que desde muchas décadas interviene con apoyo directo o logístico en la desestabilización de gobiernos democráticos en nuestro continente.

En Indonesia, también había sido instalada una NAMRU (2), pero este laboratorio militar fue cerrado posteriormente, tras el gobierno indonesio darse cuenta de sus controversiales actuaciones. Además de las denuncias de que el conocimiento de las medicinas elaboradas eran destinados a beneficio de transnacionales farmacéuticas que con esas enfermedades infecciosas adquirían voluptuosas ganancias, como fue con el laboratorio Gilead Science, del entonces Donald Rumsfeld, ex secretario de defensa de Bush, que patentó el fármaco Tamiflu, único utilizado para tratar el virus de la gripe, H1N1.

Puede ver el video en:

Fuente: https://kaosenlared.net/amazonia-en...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El militarismo en Estados Unidos: Arraigo y proyección global

2 September, 2019 - 00:00

Desde hace más de un siglo, los gobiernos de Estados Unidos han seguido vanagloriándose de asumir “una responsabilidad global”. El Informe en 2001 de su “ministerio de guerra” (engañosamente denominado Departamento de Defensa) decía que la estrategia militar estadounidense “descansa en la capacidad de sus fuerzas para proyectar su poderío a todas partes del mundo”.

La política exterior arrogante y agresiva, y la generación de tensiones bélicas no es coyuntural ni depende en lo fundamental de quién habite la Casa Blanca. En la misma se relega la diplomacia y lo multilateral para enfocarse en la intimidación y la fuerza.

Se centra en una campaña de generación de terror, basada en una muy alta tecnología militar, operaciones encubiertas, aviones no tripulados, la externalización de las labores de combate con el empleo masivo de mercenarios y ejércitos subalternos, y el uso de alrededor de 800 bases e instalaciones militares en el exterior en más de 130 países, desde muchas de las cuales, unidades de Fuerzas Especiales de EE.UU. efectúan acciones ‘quirúrgicas' letales, cacerías humanas, operaciones sicológicas y de control de disturbios.

Se ha calculado que los fondos destinados por EE.UU. para financiar la llamada ‘guerra contra el terrorismo' desde septiembre de 2001 a 2018, se acercaba entonces a la modesta cifra de 6 billones (millones de millones). Paralelamente, estimados conservadores referidos a tales acciones bélicas [en el Medio Oriente, los Balkanes y el Norte de África] señalan entre seis y ocho millones de personas la cifra de muertos, dos tercios de ellos civiles.

Recursos desproporcionados para fines militares

El total de gastos para fines militares y de seguridad estarían alcanzando cada año más de un millón y medio de millones de dólares, representan casi un 60% del presupuesto anual del pais y son de hecho la principal causa del déficit federal.

La parte de ese presupuesto más mencionada es la asignada al Pentágono (contratos para la producción de armas y sostenimiento de las FF.AA., entre otros) – que sobrepasa los $730 mil millones, cada año; equivalentes a casi el 40% de los gastos militares del planeta. Estados Unidos es también el mayor vendedor internacional de armas. Durante la década de 2001-2010, las ganancias de la industria militar casi se cuadruplicaron.

Por otro lado, generalmente se dejan de tomar en cuenta enormes partidas para fines militares adscritos a los presupuestos de otros ministerios y entidades. Hay gastos de naturaleza militar del Dpto. de Seguridad de la Patria (Homeland Security); el Dpto. de Energía paga por las armas nucleares, al Dpto. de Estado se asigna buena parte del costo de los mercenarios y la asistencia militar al exterior; los gastos por las bases militares están manipulados u ocultos en los presupuestos de varios departamentos, mientras que otras dependencias asumen el pago a veteranos y jubilados, el costoso Programa Espacial, y otros.

Son reiteradas las informaciones acerca de la falta de control, el libertinaje y la corrupción respecto al manejo de los enormes presupuestos militares y al sistema de adquisiciones y contratos. Está en entredicho el rigor con que se administran tales recursos. Estudios revelan un fuerte debilitamiento en las capacidades de innovación tecnológica. Trascienden informaciones acerca de pagos varias veces sobre su valor de determinadas adquisiciones o suministros.

Existe una falta de correlato entre tales recursos respecto a una evidente perdida de ventajas en las capacidades militares y tecnológicas estadounidenses. Parte de ello tiene que ver con el contagio especulativo existente, con Wall Street y sus presiones sobre los ejecutivos para adoptar decisiones diseñadas para impresionar (y sacar ventajas de corto plazo) en los mercados financieros.

Junto a su naturaleza e ínfulas imperiales, y el haber extendido sus negocios y bases de sustentación por todo el planeta, el estado capitalista y los poderes dominantes en EE.UU. han generado –como apuntamos antes- un entramado político y socioeconómico interno que nutre y garantiza el permanente crecimiento del gasto militar como uno de los fundamentos de reciclaje del sistema, como elemento contra cíclico y fuente de inmensas ganancias para sus más poderosas corporaciones, con fuerte impacto en los bolsillos y en las mentes de millones de estadounidenses.

De ahí se deriva un importante factor para que políticos de ambos partidos, apoyen las políticas agresivas y defiendan a capa y espada los proyectos y contratos que benefician a sus distritos. Para viabilizar el contubernio, jerarcas de la industria son traídos como directivos en el Pentágono, y viceversa, militares de alto rango son integrados a los directorios de las corporaciones del sector.

Es poco probable que se produzca una disminución de las tensiones en el escenario internacional en el corto plazo. La política del gobierno estadounidense trabaja en sentido contrario. Enormes recursos destinados a esa economía de guerra se justifican precisamente a partir de esas tensiones, y de continuas y manipuladas alarmas sobre “situaciones de emergencia” y campañas mediáticas sobre supuestos enemigos malignos y “peligros a la seguridad nacional”. Ello es parte de la preparación de la opinión pública para el conflicto.

El trasfondo real es la decisión o pretensión de mantener una posición de liderazgo global basado en la fuerza militar.

La política que se despliega responde principalmente a intereses comerciales; a respaldar con su poderío militar el sistema de comercio internacional administrado por occidente; así como la búsqueda del control de recursos energéticos; la influencia e intereses del complejo-militar-industrial y otros; hasta razones y prioridades geopolíticas que no dejan en segundo plano la prioridad de calzar a toda costa la integridad del capitalismo como sistema global, más los intentos de intimidar y demostrar que mantienen su poderío.

Externalizacion y privatizacion de la labores de combate

Pese al respaldo cómplice de los grandes medios de difusión y del prolongado y notable reflujo de los movimientos contra la guerra, aun e n el contexto de una creciente militarización y dominio neoconservador de la política exterior, se han producido modificaciones respecto a las concepciones y presencia militar en el exterior. En ello han pesado los cambios geopolíticos así como en la opinión pública ante el evidente fracaso del despliegue de tropas y guerras permanentes en el Oriente Medio y su periferia .

Durante el gobierno de Obama - sin desconocer que se llevó a cabo un mayor involucramiento logístico en múltiples e interminables conflictos b é licos -, se terminó de concretar un giro de estrat e gia para reducir las bajas y los costos que implicaba el llamado “estilo” de guerra del gobierno Bush y que se concreta en un proceso de externalización y privatización de la labores de combate.

Actualmente predomina el criterio de limitar el despliegue de grandes contingentes de tropas regulares en zonas de conflicto, y en su lugar se enfatiza subcontratar empresas privadas de tropas mercenarias, la expansión del uso de fuerzas especiales y las transferencias (ventas) masivas de armamento a aliados y estados clientes como un sustituto de la acción militar directa.

Es a transferencia creciente de funciones logísticas y militares a contratistas privados y a tropas mercenarias, les permite evadir aún más el control público acerca de los costos, las bajas y el cumplimiento de las normas en la conducción de la guerra.

Con un mayor protagonismo, las Fuerzas de Operaciones Especiales (Special Operations Forces, SOF) - los Boinas Verdes del Ejército, los SEALs de la Marina, Delta Force y otras unidades altamente entrenadas (Rangers, Night Stalkers) - , han duplicado el número de integrantes hasta casi 70,000, su presupuesto se ha triplicado, y actualmente supera los US$17 mil millones al año. Estas fuerzas operan mayormente en secreto, y habitualmente sin supervisión e incluso sin conocimiento del Congreso.

Con un sistema de respaldo logístico y de inteligencia altamente sofisticado, la guerra mediante las fuerzas especiales le permite a EE.UU. proyectar pequeñas unidades letales y de asalto, diseñadas según el objetivo, hacia cualquier lugar en el planeta. En 2015, se desplegaron en 135 de las 196 naciones del mundo. Entre 2007-2014 triplicaron sus operaciones en América Latina.

Por su importancia y por ser menos conocido y deliberadamente ignorado por los medios, antes de concluir no detendremos en el relativamente reciente pero amplio despliegue militar estadounidense en una veintena de países de África, con acuerdos de cooperación en seguridad en muchos países de ese continente, que les proveen inmunidad y con acceso a sus aeropuertos internacionales y al reabastecimiento de combustibles, etc.

La importancia geopolítica de ese continente se ha incrementado. La puja por el petróleo y los recursos naturales, junto a propósitos diversos, se manifiesta en la exacerbación interesada de los conflictos étnicos y religiosos y de la inestabilidad de esos países.

Desde que su comando para Africa (AFRICOM) comenzó sus operaciones en 2008, el personal militar de EE.UU. se ha triplicado, y ha crecido de manera exponencial el número de misiones, programas y ejercicios, golpes aéreos, etc. pero su efecto ha sido inefectivo o contraproducente dado que los hechos violentos, la inestabilidad y el número de grupos armados locales se ha expandido notablemente.

Bien sea con la contrata masiva de mercenarios, el suministro y venta de armas a países satélites para suplir tareas bélicas sobre el terreno o con el despliegue “discreto” por todo el planeta de sus tropas especiales, la llamada “guerra al terrorismo” no muestra signos de ser detenida a pesar de su espectacular fracaso.

En octubre de 2016, el ex congresista demócrata progresista Dennis Kucinich expresó: “…Nuestros líderes no han aprendido nada de las experiencia en Vietnam, Afganistán, Irak y Libia… Nuestras relaciones internacionales están estructuradas sobre mentiras para promover cambio de regímenes, la fantasía de un mundo unipolar dominado por EE.UU., y para proveer un cheque en blanco para el estado de seguridad nacional”.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php...

Ver también:

El militarismo en Estados Unidos y su deber moral como nación “predestinada”

Categorías: Tortuga Antimilitar

La guerra perfecta

2 September, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

La frágil masculinidad del siglo XXI

1 September, 2019 - 00:00

La frágil situación por la que atraviesa la masculinidad en el siglo XXI, no debe verse como una agresión al hombre, no es para nada una ofensa que nos haga dejar de ser hombres, pero sí es y debe ser, un grito urgente de atender para dejar de ser los hombres que hemos sido a lo largo de la historia.

Quienes soñamos con un mundo mejor, un “mundo donde quepan todos los mundos”, tenemos sin reparo en tiempo ni escusas, que replantearnos todo el sentido de la existencia humana, revisando la historia como ejercicio que proyecte los caminos venideros por los que habremos de andar para dar sentido y razón al eventual porvenir, los reclamos sociales de hoy tienen la misma fuerza del ayer, pero manifiestan significativas particularidades relegadas al fondo de los grandes manifiestos que guiaron la batallas acaecidas, uno de esos pendientes urgentes e impostergables a la luz del siglo XXI, es la revisión y el replanteamiento de la idea del hombre y su consecuente interpretación de la masculinidad. El feminismo a puesto las bases para que la mujer reclame su lugar en la historia y se apodere de él, pues las conquistas en la historia son todo menos paliativos derivados de la bondad o la merced del opresor, la voz del feminismo a logrado construir la fuerza más pujante en estos tiempos alrededor de la necesidad y el deseo de superar cada una de las estructuras déspotas que la han sojuzgado por siglos, los pasos que la mujer da para conquistar sus derechos plenos resquebrajan, cuarteadura por cuarteadura, las viejas paredes del sistema patriarcal sustentado en el seno mismo del capitalismo; la apuesta feminista es sin lugar a dudas anticapitalista por esencia.

En este contexto, de reclamos y reivindicaciones de los llamados grupos marginales por la igualdad y equidad, contra el racismo y la discriminación, por los derechos humanos y frente al despojo material y espiritual que sufrimos los seres humanos, el hombre, su idea y esencia, se ve cuestionado por el desarrollo de las demandas sociales, cada una de esas rajaduras en las paredes del patriarcado que genera el avance del movimiento feminista, es sin duda, una rasgadura en la vestidura tradicional del hombre y su masculinidad. Es un reclamo para el despertar consciente de la necesidad de aceptar la validez de esas demandas como una tarea que debemos asumir despojados del orgullo, el ego, la vanidad, la soberbia y cada uno de los rasgos que sustentan el supuesto poder del hombre, las reacciones violentas, despectivas y totalmente desquiciadas que miles de hombres asumen frente al feminismo, no es otra cosa que la manifestación del miedo generado por las inseguridades que subsisten en un sistema que se ha sostenido únicamente por la violencia, pues en el campo de las ideas, hace mucho tiempo que el patriarcado perdió la batalla y quedo demostrada su absurda existencia.

Hace algunos años, en la introducción de su célebre obra, El segundo sexo, Simone De Beauvoir, puso el dedo en la llaga, al referirse al hecho innegable de que el hombre, en la historia como en el presente, no ha tenido por principio que definirse a sí mismo para dar sentido a su existencia ante el colectivo social ni en la particularidad de la intimidad, esta situación sustentada por la idea de superioridad insertada como fundamento ideológico del patriarcado, el lugar del hombre se ha asumido como seguro y bien definido, en contra posición al lugar de la mujer, que por la opresión padecida, sí tiene en principio que definirse a sí misma como mujer para ser reconocida, una vieja injusticia compartida con otros grupos y sectores marginados como los pueblos originarios a quienes desde la conquista les fue negó su esencia cultural para ser redefinidos a partir de la mirada impuesta por el conquistador occidental. La propia Simone De Beauvoir, párrafos más adelante, vuelve a lanzar una importante llamada de atención cuando dice: “A un hombre no se le ocurriría la idea de escribir un libro sobre la singular situación que ocupan los varones en la Humanidad”. El tiempo de atender esta afirmación a llegado, seguir con el absurdo discurso que justifica la indiferencia como reafirmación sistémica y opresiva, únicamente acrecienta la violencia divisoria entre seres humanos, el replanteamiento de la idea del hombre y la masculinidad ha de ser un ejercicio expiatorio de aquello que nos ata al eterno condicionamiento del ser masculino representado por el macho, aquello que se ha creído y sostenido tiene que ser derribado y reconfigurado para desnaturalizar las formas opresivas ejercidas de manera consciente e inconsciente por el hombre sobre la mujer y también sobre otros hombres.

La frágil situación por la que atraviesa la masculinidad en el siglo XXI, no debe verse como una agresión al hombre, no es para nada una ofensa que nos haga dejar de ser hombres, pero sí es y debe ser, un grito urgente de atender para dejar de ser los hombres que hemos sido a lo largo de la historia, es decir, es para finalizar con el machismo, es aceptar nuestra responsabilidad en la reproducción del patriarcado y de la opresión violenta sobre la mujer, y por supuesto, debe ser la toma de conciencia de que para poder construir de verdad “un mundo donde quepan todos los mundos”, tenemos que reconstruirnos y reconstruir nuestras relaciones entre hombres y mujeres, replantearnos la idea misma de humanidad, trabajar en conjunto para ese otro mundo posible, emancipándonos de toda explotación, discriminación y desigualdad, en un mundo justo, democrático, anticapitalista y antipatriarcal.

* Cristóbal León Campos. Integrante del Colectivo Disyuntivas

Fuente: https://kaosenlared.net/la-fragil-m...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El antimilitarismo como apuesta hacia la cultura de paz: Caminando hacia la justicia y la igualdad

1 September, 2019 - 00:00

JUSTAPAZ

Foto: antimilitaristas.org

Colombia atraviesa por un proceso de transición política y social sin precedentes en su historia reciente, aún en medio de los diversos discursos de paz, nos enfrentamos a una serie de políticas sociales y económicas que favorecen a los poderes económicos y militares en detrimento de los sectores más vulnerables, impuesto con un creciente militarismo de los territorios y la militarización de nuestras vidas.

En Colombia, el reclutamiento legal e ilegal hace parte de la estrategia de militarización de los individuos, que se beneficia en la desigualdad social, llevando a que muchas personas se enlisten en los ejércitos, a reproducir valores militares y a construir masculinidades hegemónicas.

El momento histórico por el que atraviesa la sociedad colombiana es una oportunidad para problematizar las diversas formas de militarización y su relación con los diferentes ejercicios de violencia en los ámbitos de la vida de las personas. Además, para visibilizar las experiencias de resistencia que han sido acalladas en medio de un conflicto armado interno con diferentes actores armados legales e ilegales.

Para construir una paz integral y sustentable es necesario resistir la militarización social, política y económica y al mismo tiempo construir alternativas desde la noviolencia. Por esta razón, una coalición de organizaciones y procesos de la sociedad civil en Colombia, junto a la Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe (RAMALC) y la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) realizaron un espacio de encuentro para visibilizar experiencias colectivas que resisten y desarrollan alternativas a la creciente militarización de los territorios, más allá de los discursos de “paz” que ocultan las condiciones sociales, políticas y económicas de vulnerabilidad e injusticia, que son el soporte fundamental de la guerra.

La Conferencia Internacional: Antimilitarismos en Movimiento: Narrativas de resistencia a la guerra, reunió a más de 150 personas de: Inglaterra, Estados Unidos, Nicaragua, México, Chile, Sudán del Sur, España, Corea del Sur, Alemania, Palestina y otros 20 países del mundo en Bogotá, durante el 30, 31 de agosto y 1 de julio, quienes desde experiencias antimilitaristas y de noviolencia realizaron un análisis de los impactos de la militarización y el militarismo en la vida y los territorios en los contextos locales, regionales y globales.

Allí, se abordaron mesas temáticas en torno a las paces justas, sustentables y diversas, desde las cuales se generaron reflexiones en torno a la relación entre la militarización, el ambiente, el territorio, el desarrollo, el militarismo en la cultura, la interseccionalidad, los modelos represivos y las transiciones políticas en situación de conflicto. En el desarrollo de estas mesas se identificaron similitudes en las prácticas de militarización y las diferentes expresiones de resistencia frente a ella. También, se formularon estrategias conjuntas desde la incidencia, formación, investigación y comunicación a nivel local, regional y global para promover diferentes alternativas de resistencia tanto a las causas como a las consecuencias del militarismo y la militarización de nuestras vidas.

Una apuesta clara para avanzar en la consolidación de una cultura de paz en nuestro país es trabajar por la eliminación de la obligatoriedad del servicio militar. Obligar a una persona a pertenecer a un grupo armado (legal o ilegal) y utilizar armas, es un acto inhumano que contradice la libertad de expresión y pensamiento, atenta contra el libre desarrollo de la personalidad y somete a la sociedad a una lógica guerrerista, que poco aporta a la democracia y la construcción de paz. Colombia, tiene mucho que ofrecer a estos procesos, a lo largo del conflicto, diferentes comunidades de paz han resistido a la militarización de sus tierras mientras exploran nuevas formas de trabajar y vivir juntas.

El intercambio de experiencias y construcciones no se supedita a Colombia, toda vez que hay comunidades, colectivos y organizaciones de todo el mundo que buscan formas de transformar su realidad, alejándose de las culturas inmersas en la militarización, en formas de vida que promuevan justicia e igualdad.

En estos procesos es clave promover el empoderamiento social y colectivo desde abajo, el fortalecimiento o la construcción de comunidad, y tanto una visión al largo plazo como mejoras concretas de la vida de las personas al corto plazo. Es importante mantener una resistencia antimilitarista como mecanismo que aporte a la consolidación de la paz, desde la justicia, la igualdad y la sostenibilidad.

Por: Wendy Ramos – JUSTAPAZ.

Fuente: https://www.contagioradio.com/72501...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El gobierno omite información sobre la utilización de material antidisturbios

31 August, 2019 - 00:00

DANILO ALBIN

Hay fotos de Barcelona que han recorrido, literalmente, el mundo. Muchas son turísticas. Otras corresponden a las cargas policiales del 1 de octubre de 2017, cuando los Antidisturbios de la Guardia Civil y de la Policía Nacional requisaron votos y reprimieron a votantes. Tanto en aquella ocasión como en otros operativos, ambos cuerpos han contado con una amplia gama de materiales, tal como ahora describe el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez en una respuesta parlamentaria a Jon Inarritu, diputado de EH Bildu.

A finales de mayo pasado, el representante de la coalición abertzale preguntó al Ejecutivo “qué tipo de material antidisturbios” emplean en la actualidad los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, incidiendo también en la “marca y modelo” de dichos artilugios. Consultó además “cuál es la instrucción, protocolo o reglamento de utilización de cada uno de los materiales antidisturbios autorizados”.

Del mismo modo, requirió información acerca de la “cantidad de material antidisturbios utilizada por cada cuerpo policial” durante los últimos diez años, detallando concretamente “año, provincia y tipo de material utilizado”.

La respuesta del Gobierno tardó en llegar tres meses exactos, y lo hizo sin cubrir todas las preguntas del diputado. En la nota cursada el miércoles de esta semana a Inarritu, el Ejecutivo en funciones evita responder al requerimiento de información sobre el material antidisturbios utilizado durante la última década.

Sobre ese punto, el Gobierno sostiene que “se distribuye a las diferentes Unidades para cubrir las necesidades de materiales antidisturbios establecidas al efecto, no pudiéndose determinar la cantidad concreta utilizada por cada una”. “No obstante, cabe indica que este tipo de material es principalmente utilizado en actividades de formación de las Unidades antidisturbios”, puntualiza.

Respecto al tipo de medios antidisturbios de ambos cuerpos, la respuesta oficial señala que la Dirección General de la Guardia Civil cuenta con “artificios fumígenos (empresa Falken), artificios lacrimógenos (empresa Falken), sprays de defensa (empresa Falken) y bolas de caucho (empresa Tomás Barbero).

Por su parte, la Dirección General de la Policía tiene exactamente los mismos materiales, añadiendo el modelo SPS 350 de la escopeta franchi Según otras informaciones consultadas por este periódico, se trata de un arma que utiliza cartuchos de postas y que comenzó a ser empleada por la Policía Nacional en 1988.

En cuanto a la “instrucción, protocolo o reglamento” por el que se rigen las Fuerzas de Seguridad del Estado para emplear cada uno de esos materiales, el Gobierno responde a Inarritu que su utilización “es siempre selectiva” y que se siguen para ello “los protocolos de actuación establecidos”. Añade que su utilización está precedida “como no puede ser de otra forma, por los avisos previos que establece la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana”.

“Un sinsentido”

“La respuesta es insatisfactoria. No responde a la mayoría de los asuntos que se preguntan”, señaló Inarritu a Público. En tal sentido, calificó como “bastante grave que no tengan un control –o si lo tienen, que no den cuenta de ello, como es su obligación– sobre el material utilizado por provincia y año”. “Es un sinsentido. Simplemente con los albaranes de compra y de destino tendrían que saberlo”, remarcó.

Por tales motivos, Inarritu adelantó que volverá a insistir con este asunto, ya que da por hecho que el Ejecutivo “obviamente” dispone de esa información. “Sería de una monarquía bananera que no tuviesen un control del material antidisturbios que se utiliza. Cualquier estado serio la tendría”, precisó. El diputado abertzale criticó además que “el Gobierno, una vez más, ha dado muestras de tener la misma o incluso menos transparencia que tenía el PP en estos asuntos”.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

ADHIF y el glifosato

31 August, 2019 - 00:00

Desde Adhif (Asociación defensora de Herbívoros Contra Incendios Forestales adhif_@hotmail.com ) deseamos que nuestra lucha por la naturaleza sea global; pues muchos aspectos influyen en que vayamos exterminando la fauna y que cada verano padezcamos demasiados incendios graves en España.

Uno de estos problemas ambientales se originan en el glifosato y otros herbicidas que han sido clasificados por la Organización Mundial de la Salud como probablemente cancerígenos para los seres humanos. Sí, pero aunque sea cancerígeno que seguramente lo es, se siguen utilizando intensivamente por interés de las multinacionales que los venden y por la inconsciencia de quienes los utilizan sin querer reconocer el daño que provocan a la naturaleza.

Hace cuarenta años, cuando no estaba generalizado el uso de estos productos hasta en jardines, urbanizaciones, etc., se veían en las sierras alicantinas innumerables mariposas, saltamontes, erizos, insectos, abejas; gorriones, abubillas... que hoy en día han desaparecido en un porcentaje alarmante. Estamos destruyendo los campos y los montes como ya lo hemos hecho con el Mar Mediterráneo: hace cuarenta años lleno de vida, cuando hoy, si buceas por una cala preciosa de Alicante, es una paraje bello pero casi muerto de peces, pulpos y otros animales tan habituales cuando yo era joven. Las montañas tampoco son el paraíso de antaño: antes repletas de pájaros, saltamontes, mariposas, etc, y hoy llenas de vidrios, escombros.. y hasta de plásticos como los que están convirtiendo los mares en pocilgas.

Resulta muy rentable para los agricultores el fumigar con productos eficaces y a innumerables propietarios de fincas rústicas o en jardines el utilizar herbicidas potentes; sin embargo, que estamos provocando: destruir la cadena trófica necesaria para la vida: los fumigantes matan a los parásitos o no dejan crecer la hierba que no te interese, mas acaba también aniquilando a los insectos, a los pájaros que se alimentan de ellos, a las rapaces que se nutren de ellos; a los herbívoros salvajes que comen hierba contaminada... Por fin, llega a provocarnos cáncer a los seres humanos, lo animales más peligrosos de este planeta, que nos alimentamos de fruta, verdura, carne, pescado.. que antes nos hemos encargado de que estén bien atiborrados de pesticidas, mercurio y otros elementos nocivos.

Es una lástima que las llamadas personas estemos muriendo de éxito y si no paramos el crecimiento económico tan destructivo y la superpoblación humana tan agobiante para el planeta en general; habremos conseguido miles de millones de automóviles, millones de aviones de aquí para allá, 20.000 millones o más de humanos, guerras infinitas por el agua, y conflictos por huir de países convertidos en desiertos por el cambio climático.

Seremos poderosos, reyes del planeta; pero destruiremos gran parte de las plantas y de los animales; extinguiremos nuestra raza de "homo sapiens"; mas nunca lograremos aniquilar del todo este planeta; pues no lo puede destruir ningún ser humano ni falso dios, ya que su existencia se la debe a una estrella. Nuestra Tierra se originó de polvo y gas de nuestro dios Sol y cuando éste explote y se convierta en supernova, desaparecerá nuestro planeta para siempre. Antes de que eso suceda, respetemos la naturaleza y gocemos de ella sin tanta contaminación herbicida, atmosférica ni basura.

Raimundo Montero es Presidente de ADHIF

Categorías: Tortuga Antimilitar

Foto de la IRG

31 August, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Presos de Altsasu: “Estamos inmersos en un proceso judicial injusto y plagado de irregularidades”

30 August, 2019 - 00:10

Adur Martínez de Alda, Jokin Unamuno e Iñaki Abad, tres de los siete encarcelados por la pelea de bar, destacan que este caso "crea un precedente muy peligroso".

DANILO ALBIN

Ya nada volverá a ser igual en Altsasu. El municipio navarro de 7.400 mil habitantes es hoy conocido en toda España –e incluso en el ámbito internacional- por lo ocurrido hace algo menos de tres años en uno de sus bares. Sobre las 5.00 de la mañana hubo una pelea en la que se vieron involucrados dos guardias civiles sin uniforme. Pocos días después, los nombres de varios jóvenes de esa localidad empezaron a salir en los medios. Hoy, siete de ellos están en la cárcel.

Una de las manifestaciones realizadas en solidaridad con los jóvenes de Altsasu. EFE

Adur Martínez de Alda y Jokin Unamuno acumulan ya más de mil días en prisión, los mismos que también lleva Oihan Arnanz. Iñaki Abad, otro de los señalados desde el inicio de esta larga historia, fue encarcelado en junio de 2018, nada más conocerse la sentencia por la que eran condenados por delitos de atentado, lesiones, desórdenes públicos y amenazas con el agravante de abuso de superioridad y odio. Ese mismo día también fueron detenidos otros tres chavales del municipio.

Abad, Martínez de Alda y Unamuno están actualmente –junto a los otros condenados- en la cárcel alavesa de Zaballa. Desde allí han respondido por escrito a las preguntas de Público. Lo hicieron con una esperanza en el horizonte cercano: el próximo 18 de septiembre, el Tribunal Supremo analizará los recursos presentados por la defensa de los jóvenes.

¿Qué ocurrió el 15 de octubre de 2016 en Altsasu?

Que un hecho que en el Estado Español se repite fin de semana sí fin de semana también, se manipula y se convierte en un circo mediático que termina siendo un caso de terrorismo. ¿Por qué? Pues porque dos guardias civiles se ven involucrados y los hechos ocurren donde ocurren –en Euskal Herria– y esto despierta el interés de sectores del estado cuyo único objetivo es atacar el contexto político que se vive actualmente aquí. Un contexto con el que no se sienten cómodos y, por ello, intentan torpedearlo.

¿Qué palabras sirven para resumir lo vivido durante todo este tiempo?

Rabia e impotencia. A fin de cuentas, han pasado algo más de 1000 días desde aquella noche, llevamos casi tres años encarcelados e inmersos en un proceso judicial injusto y plagado de irregularidades, sin que a día de hoy seamos capaces de organizar o planificar nuestro futuro debido a la incertidumbre de no saber lo que puede ocurrir y a las penas tan descomunales de cárcel que tenemos.

Hubo medios de comunicación y partidos políticos que desde el inicio calificaron este hecho como un caso de terrorismo. ¿Qué ha significado eso para ustedes?

Esos medios de comunicación y partidos políticos son, en gran medida, culpables de la situación en la que nos encontramos, ya que desde el principio compraron y reprodujeron la versión de los denunciantes y la que sostuvo COVITE, ayudando a aumentar el tamaño de la bola que se cernía sobre nosotros. También intoxicaron el nombre de Altsasu y de sus vecinos, mostrando una completa ignorancia sobre la realidad de nuestro pueblo y utilizando todas esas mentiras para sus intereses, ya sean mediáticos, políticos o electorales, como hicieron Ciudadanos, Vox y PP en noviembre del año pasado. Es algo intolerable.

¿Cómo es la vida en la cárcel?

Intentamos hacer actividades para que el día a día nos sea más llevadero y, estando obligados a estar encarcelados, aprovechar el tiempo. Algunos hacemos cursos de formación, otros estudiamos grados universitarios y todos intentamos hacer ejercicio físico.

¿Qué ha supuesto a nivel personal este encarcelamiento?

Es una situación que te corta tu vida. No sólo el hecho de estar en la cárcel, sino también estar en libertad a espera de juicio, ya que todo gira en torno al proceso y no puedes hacer vida normal. Entramos (a la cárcel) con 22 años. Estábamos acabando los estudios y empezando a planear la vida, y todo eso se paralizó.

¿El acercamiento a la cárcel de Zaballa ha significado una mejoría?

Ha supuesto una mejoría para todos –tanto para nosotros como para nuestras familias y entorno-, porque ya no tienen que recorrer cientos de kilómetros para vernos 40 minutos con todos los inconvenientes y riesgos que un largo viaje tiene. El acercamiento a cárceles próximas a casa no es ningún regalo o beneficio, sino un derecho que todo preso tiene para mantener el arraigo familiar y social. No obstante, hay todavía muchos presos que se encuentran muy alejados de casa, y deseamos que esta situación cambie cuanto antes.

¿Qué papel han tenido sus familiares en todo este proceso?

Las familias han sido claves en todo el proceso, ya que han sido capaces de aglutinar a gente muy diferente en torno a una misma reivindicación, logrando muchos apoyos y poniendo sobre la mesa temas y debates muy interesantes. Por ello hay que agradecerles todo el trabajo realizado, pero tampoco podrían haberlo hecho sin la ayuda de la plataforma Altsasuko Aske y de los centenares de personas que han trabajado día sí y día también. Su labor ha sido imprescindible y por eso también les queremos dar las gracias. ¡Eskerrik asko!

"Precedente muy peligroso"

¿Qué explicación encuentran a todo lo ocurrido en torno al caso Altsasu?

Pensamos que hay varios y diferentes motivos para llevar nuestro caso como lo están llevando, pero aquí queremos centrarnos sobre todo en uno. Lo que se hace en la sentencia es castigar al máximo porque dice que los hechos se llevaron a cabo desde una determinada ideología, y aunque luego la propia sentencia se contradice explicando “que esto no queda probado”, la decisión se materializa en esa utilización que hace del “agravante de discriminación u odio” absolutamente tergiversada. Esto es muy importante porque crea un precedente muy peligroso en cuanto al ataque o reducción de los Derechos Civiles y Políticos, y de alguna manera es un aviso a la sociedad sobre el castigo que puede esperar quien tenga una determinada ideología o unos determinados planteamientos ideológicos. Esta es una de las cosas por las que lucharemos en el Tribunal Supremo el próximo 18 de septiembre.

¿Qué les parece la sentencia?

Es una sentencia que bien podría estar escrita desde el mismo 15 de octubre de 2016. Decimos esto porque en la sentencia solo se refleja la versión de los denunciantes -la que sostuvo COVITE- sin que haya una prueba objetiva que apoye o ratifique dicha versión, y omite nuestras declaraciones, así como las de los testigos y pruebas que presentamos. Unas pruebas que refutaban la versión oficial. Si se lee la sentencia, cualquiera podría pensar que en el juicio no hubo ni acusados ni defensa. Lo mismo ha ocurrido con la sentencia del tribunal de apelación, que es una copia de la primera y que no entra a argumentar nuestros motivos de recurso.

Una de las sesiones del juicio celebrado en la Audiencia Nacional contra los jóvenes de Altsasu. EFE

¿Qué pasos legales van a dar a nivel de España?

Pensamos agotar todas las vías. Ahora mismo nos encontramos en el Tribunal Supremo, donde la vista se celebrará el 18 de septiembre. El siguiente paso sería acudir al Tribunal Constitucional, donde se acabaría el recorrido judicial en el estado. Lo siguiente sería acudir a Europa.

¿Existen posibilidades de llevar el caso ante el Tribunal de Derechos Humanos?

Sí, hay posibilidad de acudir al TEDH, puesto que se nos ha vulnerado el derecho a un juicio justo con todas las garantías debido a temas como el Juez Natural, la imparcialidad de los jueces, penas desproporcionadas, etc. Sin embargo, se ponen muchas expectativas en los Tribunales Europeos, pero a efectos prácticos, para cuando llegue una resolución favorable del TEDH habrá pasado varios años y habremos cumplido una gran parte de la condena impuesta. Aún y todo, sería importante que nos dieran la razón. Significaría un gran apoyo moral, ya que, como acabamos de decir, esa sentencia llegaría tarde, después de muchos años. Por esos motivos, le damos más importancia a lo que ocurra en el Tribunal Supremo, ya que la condena que dicte será la que tengamos que cumplir y será donde se genere ese peligroso precedente que antes mencionábamos. El hito más importante del proceso es el que tenemos el próximo mes.

"Gran apoyo institucional"

Este caso ha provocado manifestaciones multitudinarias en Altsasu y Pamplona. ¿Esperaban una reacción de ese tipo por parte de la ciudadanía?

No, no esperábamos semejante respuesta. Cada nueva movilización nos sorprendía más, con la participación de mucha gente llegada de diferentes lugares. La desproporción de todo lo relacionado con nuestro caso, junto con otros procesos contrarios al sentir de la sociedad –como la resolución de La manada o el procés de Catalunya– han ayudado a aumentar la desconfianza de la gente hacia la justicia. Eso ha hecho que la sociedad se haya echado a la calle para denunciar estas cosas, así como al propio sistema judicial español.

¿Han echado de menos algún tipo de apoyo o respaldo por parte de determinadas instituciones o personas?

Ha sido un caso en el que todos se han tenido que retratar y en el que no ha habido posición neutra: o se estaba con la desproporción o en contra de ella, y ha habido un gran apoyo institucional, político y social con la segunda postura, sobre todo en Euskal Herria y en Catalunya, aunque se ha notado desde prácticamente todo el estado. Ha habido personas que en privado apoyan nuestra postura y que piensan que este proceso es injusto y desproporcionado, pero que luego públicamente han apoyado la versión oficial. Si algo hemos echado de menos es la falta de valentía que han demostrado esas personas.

¿Qué vida les gustaría tener cuando acabe todo esto?

Lucharemos para denunciar las injusticias que se den y para apoyar a las personas que las sufren. Estamos viviendo una situación en la que las condiciones de vida son las que son, pero intentaremos luchar para mejorarlas. Dejando todo esto a un lado, nos gustaría tener una vida normal, como la que tiene cualquier persona de nuestra edad: trabajar, encontrar pareja, viajar, disfrutar de las cosas que ahora nos estamos perdiendo. En resumidas cuentas, vivir.

¿Qué es lo peor de estar preso?

Lo peor de estar preso es el hecho de estarlo. Más allá de ser conscientes de que nuestra vida está parada desde aquella noche de octubre del 2016, es duro ver cómo cambian las cosas en la calle, ver cómo personas conocidas mueren, cómo amigos tienen hijos e hijas y no sabes cuándo vas a conocerlos.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Somonte, el SAT y la socialización de las tierras en Andalucía

30 August, 2019 - 00:00

Miguel Ángel Gómez

5h del lunes 26 de agosto. Varios militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) entran en Somonte, finca situada en el término municipal de Palma del Río, Córdoba, para volver a ocuparla. Hacía algo más de dos meses que habían sido desalojados de allí por la Guardia Civil, pero el SAT parece no rendirse.

La finca, puesta a la venta por la Administración en 2012, fue ocupada por primera vez el 4 de marzo de ese mismo año. El sindicato anticapitalista trataba de evitar que cayera en manos de los grandes terratenientes que podían pujar por ella, a quiénes, según Óscar Reina, su portavoz, “no les preocupa el trabajo sino el beneficio”. Para el SAT, Somonte no es un símbolo, “es una alternativa de resistencia, una necesidad y una posibilidad de empleo para cientos de trabajadores condenados a emigrar de una comarca, la de Palma del Río, profundamente deprimida”.

Desde entonces, los sindicalistas han sido expulsados de la propiedad en seis ocasiones por orden de la Administración y las fuerzas de seguridad. Seis desalojos que “implican mucho sufrimiento, mucho desgaste emocional después del esfuerzo para sacar adelante unas tierras que eran baldías sin ayuda, y sin riego por la imposibilidad de legalizar la situación”.

En las reuniones con las diferentes administraciones, en las solicitudes del sindicato, una constante: la cesión del uso de las tierras. Una vez legalizadas, aseguran, podrían invertir en dotar a la finca —de 400 hectáreas— de un sistema de regadío que hiciera posible más cultivos ecológicos, y más empleo. “No queremos la propiedad de las tierras, queremos asegurar que la tierra siga siendo pública y cumpla una función social”, explica Reina. “Nos hemos reunido con los dirigentes públicos de Posadas, Peñaflor, la propia Palma del Río y otras localidades cercanas, de distinto signo político, y están de acuerdo, apoyan lo que hacemos”.

El proyecto de Banco Público de Tierras de Andalucía, que ideó Izquierda Unida en 2013 y que Susana Díaz enterró apenas tres años después, prometía ser la herramienta para esta y otras cesiones de terrenos públicos con fin social, destinada a parados, cooperativas de trabajadores y ayuntamientos. Pero quizá el campo y sus apuros queden lejos de San Telmo. Ni cedió el anterior ejecutivo socialdemócrata, ni lo hace ahora la coalición conservadora.

Esta misma semana, la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (AGAPA) de la Junta de Andalucía urgía al sindicato, a través de una carta firmada por el director gerente de la agencia, Raúl Jiménez, al abandono inmediato y voluntario de la finca. “La Guardia Civil ha pasado por Somonte en varias ocasiones para hacer controles rutinarios. Nos identifican, nos preguntan, pero poco más. Ha sido la Junta de Andalucía quién, a través del AGAPA y la Policía Nacional Autonómica, nos ha instado a desalojar voluntariamente las tierras. Por supuesto, no vamos a marcharnos de aquí”.

Y tratan de resistir, aunque los problemas se acumulan. Todavía reciben citaciones por la expropiación simbólica de comida en 2012, por la ocupación del Cerro Libertad o por los piquetes en la huelga de Procavi, el matadero de pavos de Marchena. “En un país en el que los políticos corruptos se lo han llevado todo, en el que los Bárcenas de turno están en la calle, en el que los Borbones son impunes, los sindicalistas y jornaleros que luchamos por una tierra que poder trabajar somos perseguidos y encarcelados”.

Entre las numerosas causas que ha enfrentado en los últimos años el SAT se cuentan las de ocho de sus militantes, entre ellos el propio Óscar Reina, que fueron juzgados y absueltos en 2017 por una de las ocupaciones de Somonte. En 2018, otras 48 personas encausadas por la misma razón fueron absueltas por los juzgados tras no poder acreditar la voluntad o el ánimo de permanencia que implica el delito de ocupación. La próxima cita con la justicia será el próximo 5 de septiembre, en Sevilla, donde 20 militantes enfrentarán una petición de 30 años de cárcel, un año y medio por persona, por parte de la Fiscalía y Mercadona, que actúa como acusación particular.

Ya en el ocaso del verano, y a expensas de una reunión incierta con la Junta, los jornaleros y militantes del SAT se afanan por limpiar y rehabilitar los espacios y preparar la nueva campaña. El campo no espera. Entre encinas y algarrobos, dicen haber plantado más de 500 árboles en los últimos años, y unos 200 olivos. En temporada, siembran y cosechan cereales y algunas leguminosas, todo en secano. Sin sistema de riego, el pozo que podría alimentar Somonte solo abastece al huerto.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/ocupa...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Acoso en el ejército: Imputados un general y tres oficiales por atribuir vídeos porno a una soldado

29 August, 2019 - 00:00

Llegó a ser sancionada por incumplir “las normas de actuación del militar como servidor público” pese a que sus cicatrices y tatuajes no coinciden con los de la actriz y a que la mayoría de los testigos no la reconoce como quien sale en las imágenes.

eduardo Bayona

La magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Daroca (Zaragoza) ha imputado a un general, dos tenientes coronel y una capitana del Ejército de Tierra por su presunta implicación en la falsa atribución de tres vídeos pornográficos a una soldado, cargo que le ha acarreado a esta una sanción pese a las diferencias entre su cuerpo y el de la mujer que aparece en las filmaciones, activas en una web de contenidos X.

La jueza ha ordenado tomar declaración a los cuatro como investigados (antiguo imputados) al entender que “los hechos relatados hacen presumir la posible comisión de un delito”, aunque elude definirlo por tratarse de las primeras fases de la instrucción.

La denuncia de la soldado, que siempre ha negado tener ninguna relación con esos vídeos, apunta a la eventual existencia de uno de injurias graves, por “la intención de causar un ataque a la dignidad ajena, el propósito de ofender la dignidad personal, de menoscabar la fama de la persona, o atentar contra su propia estima”, y de otro de falsedad por la presunta manipulación de varias imágenes “con la clara intención de intentar aparentar que la persona protagonista de esos videos sexuales es la denunciante”.

Los investigados son el general Ángel Serrano, autor de la resolución que convirtió en definitiva la sanción; el teniente coronel Carlos Granados, auditor del Ministerio de Defensa, que es quien puso en marcha el expediente sancionador; la capitana Cristina Serrano, jefa de la batería a la que estaba asignada la denunciante y que actuó como testigo de cargo, y la teniente coronel María Gracia Cañadas, jefa de la unidad, adscrita al cuartel de El Goloso, y que firmó el informe que originó el expediente a la soldado, C. V. B.

Señalada por lo oficiales, pero no por la tropa

El asunto de los vídeos, que ha provocado a la denunciante un “trastorno adaptativo con síndrome de ansiedad”, se remonta a febrero del año pasado, cuando Granados ordenó abrir una investigación sobre la soldado tras recibir un informe en el que Cañadas afirmaba que aquella había explicado durante unas maniobras a cinco compañeros “que participaba en una página de carácter pornográfico, mostrando una serie de imágenes” y animándoles a entrar para ganar clicks, ya que eso le reportaría ingresos.

A partir de ese informe, acompañado de “pantallazos” de los vídeos y de fotos de la soldado que, según la denuncia, habían sido manipuladas, se pone en marcha el expediente “sin prueba alguna más que acreditara que C. V. A. es la protagonista de dichos vídeos” y “sin que se realizara previa ni posteriormente prueba pericial adjunta que concluya que la protagonista de los vídeos y la citada soldado sean la misma persona”.

Durante la investigación, Cañadas y la capitana Serrano señalaron a la soldado, sin dudarlo, como la persona que aparecía en los vídeos, algo que, con la excepción de un teniente y según consta en el expediente, no ocurrió con los demás testigos, militares de tropa todos ellos, quienes o no la identificaron con certeza o mostraron dudas acerca de que pudiera ser ella.

La sanción, doce días de suspensión de empleo y sueldo por una falta grave, le fue impuesta a pesar de que en el expediente consta un informe médico que describe cómo la soldado tiene en su cuerpo una serie de cicatrices, tatuajes y modificaciones estéticas de las que carece la mujer que aparece en los vídeos, la cual, por otra parte, habla inglés con soltura y sin ningún acento peninsular, algo de lo que no es capaz la militar.

La sanción, por una falta grave de “incumplimiento de los deberes militares propios del destino o puesto que se desempeñe”, le fue formalmente impuesta por “ofrecer el acceso a tales contenidos [pornográficos] a sus compañeros, durante la jornada de trabajo y con ánimo de enriquecimiento”, aunque la resolución anota que, en todo caso, grabarlos y subirlos a internet pertenece al “ámbito de la privacidad sexual”.
Un calvario que incluyó un aborto

Cañadas, que llegaría a ser investigada por los tribunales militares por los cargos de abuso de autoridad, acoso profesional y extralimitaciones en el ejercicio del mando por los que le había denunciado su subordinada, aunque finalmente acabó siendo exonerada, fue la primera mujer que alcanzó el fajín de Estado Mayor en España, sonaba en círculos militares como la principal candidata a convertirse en la primera generala del ejército.

La teniente coronel declaró en agosto del año pasado el alta de la soldado pese a que esta no estaba en condiciones de reincorporarse a su puesto, según el diagnóstico de la sanidad pública: llevaba seis meses de baja tras un pinzamiento de la columna que, a base de complicaciones, acabaría causándole un aborto.

Un ataque de ansiedad y un empeoramiento de su lesión le llevaron al hospital desde la estación de tren de Zaragoza, desde la que no llegó a partir hacia Madrid.

La imposibilidad de cumplir otro alta militar unas semanas después le acarreó la apertura de un expediente disciplinario por falta grave por no haberse incorporado a su destino.

El alta ordenada por la teniente coronel estaba directamente relacionada con el asunto de los vídeos: la emitió tras resultarle imposible al instructor del expediente citarla en su unidad, de la que estaba ausente como consecuencia de sus dolencias, para tomarle declaración.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

El intervencionismo militar español. ¡Menudo lavado de cara!

29 August, 2019 - 00:00

Juan Carlos Rois
Tortuga.

Como hemos dicho en la primera entrega, este gasto militar se encuentra en su mayoría escondido por diversos vericuetos y argucias que tienen como finalidad hacerlo invisible, incontrolado y digerible.

Nada como destapar la olla para saber cuál es el guiso, pues a veces los vapores engañan. Y en este caso, cuando levantamos la tapadera nos encontramos con una ingente cantidad económica oculta y no sometida a los mínimos controles.
Ello sirve, además, para hacer con este pastuzal lo que se quiera. Porque, otro rasgo más del mismo es que no sólo sirve para financiar las “operaciones” en el exterior, sino que ha sido usado de forma habitual por nuestras flamantes Fuerzas Armadas, precisamente gracias a su ausencia de filtros y controles suficientes, para financiar de tapadillo aquello que los “ajustados” presupuestos de Defensa no permitían cubrir, principalmente y la operatividad militar y el mantenimiento del armamento y material, que se encuentran infradotado en los presupuestos del Ministerio de Defensa.

Así se lo confirmó a un servidor en su día el que fue mucho tiempo atrás Director General de Armamento y Material (DGAM) en el Ministerio de Defensa, que algo debe saber del trapicheo, Don José Julio Rodríguez Fernández. Dicho sea de paso, Don José Julio pasó a ser más tarde Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) con la ministra Carmen Chacón y más tarde aún, tras su paso por Defensa, vino a ser conocido como Julio-Rodríguez-el-de-Podemos.

Pero no sólo es la confessio del ex-DGAM y ex-JEMAD. También el Informe de fiscalización ya citado del Tribunal de Cuentas señala, si leemos entre renglones torcidos, cómo el uso de las partidas destinadas a operaciones en el exterior por parte de los diversos cuerpos del ejército, dada la caótica situación de control, el despropósito de órganos de contratación que se solapan (83 órganos en 2009 y 91 órganos en 2010 para el ejército de tierra), y la indisciplina militar en el correcto uso de la contabilidad, ha dado lugar a que una gran parte de estas partidas se destinaran a usos peregrinos. Por ejemplo, de forma fragmentada y contraria a la ley, a la compra de combustible que no puede asegurarse que acabara en dichas operaciones, o a la ejecución de una cosa que se llama “SECOMSAT/potenciación de capacidades Gateway básico en bases de Torre Bermeja y de Torrejón” que teóricamente se ejecutó en un único día y que según hemos podido conocer, consiste en adquirir un sistema de comunicaciones por satélites; o la adquisición de un horno de gas para la manutención de los soldaditos de la base de Torrejón, entre otras simpáticas adquisiciones (zapatillas de deporte, contratos de obras y reparaciones menores en acuartelamientos, acondicionamiento de galería de tiro de la base de Getafe, reparación de motores fueraborda, otros repuestos del ejército de tierra, reparaciones y puesta a punto de naves, vehículos, etcétera) que difícilmente pueden calificarse como gastos referidos a operaciones en el exterior.

Debemos añadir que, parece ser, no se han respetado, nos dice el Tribunal de Cuentas, ni los procedimientos legales de adjudicación de contratos en lo que se refiere a la publicidad de las ofertas, y se ha abusado de la modalidad de ofertas negociadas sin publicidad, se han fraccionado indebidamente contratos mayores para poder acudir a contratos simplificados por contenidos menores y, en fin, se ha hecho de la capa un sayo.

A ello se une una especie de “encomienda de gestión” efectuada a diversas empresas militares para el mantenimiento de las unidades (por ejemplo, encomiendas a Navantia o INDRA que de paso han servido para inyectarle dinero a estas empresas); encomiendas que tampoco están lo suficientemente desglosado como para asegurar que se trata de gasto destinado directamente a operaciones en el exterior y no a otra cosa.

De modo que, destapada la olla, parecer que contiene un pufo. El pufo de constituir este gasto un culo de saco que sirve para un roto y para un descosido, con el que el ejército financia una parte no despreciable de su operatividad y mantenimiento, las cuales, por este empeño de nuestros avezados políticos en ocultar el gasto militar, no se consigna en los presupuestos generales del estado con el propósito de aparentar que el gasto militar es menor del que es en realidad.

Ahora bien, siempre podremos decir que garantizar la operatividad de las Fuerzas Armadas “aquí” y distraer partidas para arreglar los cachivaches necesitados de reparación, sirve además para promover la injerencia militar “acullá” y, cual pescadilla que se muerde la cola, que hacer ejercicios militares en escenarios reales de guerra “allende”, sirve para fortalecer las destrezas de nuestro aparato militar «aquende» (amén de para exhibir nuestro material militar y poderlo vender, otro de los grandes argumentos de nuestro militarismo y de su enorme e inmoral negocio), con lo que bien aplicado queda hacer trampas y utilizar subterfugios legales con el gasto incontrolado en operaciones en el exterior. De modo que volvamos a tapar la olla para que no huela mucho.

A ) Escenarios y misiones.

Hemos dicho más arriba que en total llevamos 90 misiones internacionales desde 1989 a la fecha, y de ellas 18 están actualmente vigentes y quién sabe las sorpresas que nos deparará el destino.

En la tabla 1 que acompañamos a este escrito desglosamos el histórico de operaciones militares, lo cual nos permitirá juzgar el dónde y barruntarnos el para qué de dichas operaciones, aspectos en los que profundizaremos en otras entregas.

Ahí va la tabla 1.



Como se ve, he utilizado una última columna de las de la tabla para destacar, en colores cada vez más desvaídos (por aquello de la cada vez más etérea diferenciación ideológica de cada interfecto) quién ha sido el gobernante (ciertamente todos ellos con ínfulas regias y personalidades singulares a su modo) bajo cuya “regencia” califal se han aprobado las diversas actuaciones, de modo que nos sale que bajo FG, el primero de la saga, el ejército español se involucró en 21 escenarios bélicos, y en 23 bajo el adusto Aznar, más otros 23 con el Bambi Zapatero y 22 más con el correcaminos Rajoy, más otro más (de momento) con el efímero y ofuscado Sánchez.

Es de observar que FG tuvo preferencia por las operaciones bajo paraguas ONU (9 de las 21, seguido de la UE y la OTAN con 4 cada una), mientras que Aznar la tuvo por las operaciones OTAN (8 de sus 23, seguido de operaciones propias de España y la OSCE con 4 cada una). A su vez Zapatero prefirió el mandato UE (8 de sus 23 seguido de la ONU 7) y Rajoy se apoyó también en la bandera UE (8 de sus 22, seguido de la ONU).
Podemos ver esta distribución en el cuadro siguiente (Cuadro 2)

Todo ello, y al margen de la preferencia de cada presidencia, nos habla además de la tremenda continuidad en esta política intervencionista que nos convierte en un país agresivo donde los haya y que convierte a una gran parte de nuestra política internacional y de “asuntos exteriores” (con más de 900 millones al menos destinados a ello cada año de media y ahora muy por encima de los 1.100) en aportar los mamporreros que aportan músculo para garantizar nuestro insostenible estatus quo Norte/Sur.

Otra evidencia más de que la llamada “política de estado” en materia de defensa consiste en un continuismo acrítico de la política intervencionista y militarista pactada por la derecha y la socialdemocracia del PSOE, uno de los ejes del régimen, entre los partidos políticos “de Estado” (así se llaman ellos), seguida de un fatalista, resignado o solidario (según los casos en que podamos encuadrar a las demás “ofertas” parlamentarias) consentimiento acrítico por parte de las restantes fuerzas partidarias, que no son capaces (o no quieren) presentar una alternativa a esta política militarista quintaesencia del régimen.

España, además, ha participado bajo cualquier banderín de enganche, a toque de corneta, actuando bajo diversos “mandatos”, como podemos ver en el cuadro 3.

Cuadro 3.

Según este cuadro, España, sobre todo, ha participado en operaciones de la OTAN (no podemos ocultar la adhesión férrea de nuestra casta política y los nuevos partidos al otanismo), que ocupan nada menos que el 26% del total de operaciones militares en las que hemos o estamos participando, seguido de la UE (porque también estamos en primera fila en construir militarismo europeo) crecientemente intervencionista, con un 24%, y de la ONU (ya que también nos sentimos muy solidarios, salvo cuando se trata de rescatar refugiados u otras menudencias), con un 22%.

Destaca también el alto grado de operaciones militares made in spain en las que vamos por libre, nada menos que 13 operaciones, especialmente enfocadas a lo que nuestra doctrina de seguridad avanzada, de la que hemos hablado en otro trabajo elaborado para esta página, considera como nuestra “frontera de seguridad” en el Sahel y el África subsahariana, donde, además, conservamos abrumadores intereses económicos y esperamos pingües beneficios.

Podemos comprobar, al respecto, el mapa que el Cuartel General del Ejército de Tierra aportó a las Jornadas «El ejército de tierra y los retos del futuro» celebrado en los días 25 y 26 de marzo de 2015 con el que se explicaba nuestra doctrina de fronteras de seguridad avanzada (Cuadro 4).

Cuadro 4.

Aunque nos referiremos más tarde a ello, un mapa de nuestra presencia militar en estos noventa escenarios militares de conflictos despeja la duda de nuestro papel mundial. Lo podemos ver en el cuadro 5, donde hemos pintado de rojo los lugares donde tenemos metidas las narices militares para pacificar el mundo y con unos barquitos de guerra los mares donde aseguramos la paz mundial.

Cuadro 5

Una elocuente muestra de nuestro quehacer como actores internacionales de primer orden: perpetuar, manu militari, los intereses de dominación-violencia que protagonizan las políticas del Norte rico frente al resto del planeta.

(Próxima entrega: 2. Destapando la Olla. B) Otras fuentes de Financiación).

Ver también:

El intervencionismo militar español: ¡Menudo lavado de cara! Primera parte: Las cifras brutas.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Dos fotos

29 August, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Encapuchados liberan las gallinas «encarceladas» de los 'okupas' de Errekaleor

28 August, 2019 - 00:00

La acción «supone una infracción en la seguridad del barrio» para los 'okupas'.

El Correo

Un colectivo denominado Frente de Liberación Animal (FLA) 'liberó' el pasado domingo las 40 gallinas que poseían los 'okupas' del barrio de Errekaleor, de titularidad municipal, en Vitoria. Esta agrupación ha reivindicado la actuación porque con el gallinero «el barrio da legitimidad a la explotación animal» y es una «expresión del privilegio humano».

Al parecer, encapuchados acudieron de madrugada al gallinero del barrio y se les llevaron. «No puede existir votación, asamblea, contrato ni consenso que legitime la situación de explotación y encarcelamiento que están sufriendo estas gallinas. Ante este tipo de decisiones nuestra opinión es muy clara: la libertad no es negociable», explican en una nota. Aún así, el FLA se declara afín a Errekaleor. «Una acción directa en nuestras propias barricadas», lo denominaron.

Vista del barrio

Desde el barrio okupado señalaron que «ha habido una infracción en la seguridad del barrio» y que «se ha pasado por encima» de lo acordado en el proceso de debate del gallinero. «Se ha difundido información sobre el funcionamiento interno. Esta irresponsabilidad entre militantes solo le favorece al Estado», recriminaron a los animalistas. Estos últimos, por el contrario, finalizan su acción con una promesa: «Contra todo tipo de opresión. Hasta que la última jaula quede vacía».

Fuente: https://www.elcorreo.com/alava/arab...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Thomas Paine: "El Sentido Común"

28 August, 2019 - 00:00

Idioma original: inglés
Título original: Common Sense
Año de publicación: 1776
Traducción: Miguel Ángel Ruz Viana y Max Lacruz
Valoración: quiero pensar que imprescindible, aunque en verdad, lo debo dejar en bastante recomendable...

Permitidme una pregunta (retórica y algo tonta): ¿qué os apetece más leer en veranito, cuando estáis en la playita, en la piscinita o la terracita? ¡Pues un best-seller como Dios manda, claro! No vais a ser tan raritos de poneros a leer, yo qué sé a Cartarescu... Fiel a su vocación de servicio público, Un Libro Al Día os ofrece hoy la reseña de uno de los mayores y más fulminantes best-sellers que la historia editorial ha conocido... Sí, vale que en el siglo XVIII, pero best-seller al fin y al cabo, ¿que no? Pues sabed que El sentido común de Thomas Paine logró vender 120000 ejemplares durante los tres primeros meses, en lo que poco después serían los Estados Unidos de América, y se publicó medio millón de ejemplares en muy poco tiempo. Lo cual, traducido a términos de población, niveles de renta y alfabetización actuales, sería algo así como si se hubiesen vendido 200 millones de ejemplares o una cosa parecida... (por lo visto, una de las causas del éxito, además de la coyuntura de ese momento histórico fue que estructuró sus ideas como si formaran un sermón religioso, que era lo que le molaba a los colonos americanos, además de incluir alusiones y ejemplos sacados de la Biblia).

De acuerdo que no se trataba de un libro al uso, sino de un folleto o panfleto (mejor dicho, un pamphlet, que en inglés no tiene el carácter peyorativo del término castellano), pero la cosa no deja de tener su mérito; más aún, y habida cuenta que la independencia de Estados Unidos se declaró apenas cinco meses después de la publicación de esta obrita, se considera que el panfleto tuvo mucho que ver en el buen término de tan venturoso hecho histórico. Y eso que Paine, en principio, no era norteamericano, sino inglés, y se trasladó a las Trece Colonias en 1774 después de haber conocido a Benjamin Franklin, para ayudar en lo posible en la consecución de la independencia de las mismas. Regresó luego a Inglaterra para defender los intereses estadounidenses y, al estallar la Revolución francesa, también los principios de ésta frente al gobierno británico, de forma que acabó siendo condenado por alta traición tras publicar en 1791 Los derechos del hombre. Huyó a Francia, donde llegó a ser miembro de la Convención, por el partido girondino, siendo, por tanto, mal visto por los jacobinos -aversión que acabó siendo mutua- y encarcelado por orden de Robespierre. En prisión escribió La edad de la razón, donde defendía los valores morales, el humanismo, la fraternidad y la fe en Dios, pero rechazando las religiones reveladas (era hijo de un cuáquero, después de todo). Se libró de conocer a Madame Guillotine, pues fue liberado por el golpe de Termidor y restituido a su puesto en la Convención, aunque, disgustado por la llegada al poder de Napoleón, volvió a Estados Unidos, donde murió. En fin, un tipo que se aburrió poco, como vemos y que nunca se casó con el poder sin pensárselo antes, por más que llevase el adjetivo "revolucionario".

Porque, además, este hombre era "muy de pensar" y de hacer pensar a sus coetáneos, ya de paso; de hecho, toda su doctrina política está basada en una lógica sencilla, pero aplastante y en la experiencia previa, tanto de sus contemporáneos como histórica. Su ideario político tampoco es que sea muy rebuscado y se puede resumir de forma muy sencilla: ERREPUBLIKA TA INDEPENDENTZIA (vale que en inglés suena menos agreste... pero eso, hoy en día, porque en el XVIII también se las traía, esta gente). Así pues, la primera parte del panfleto trata sobre la distinción entre sociedad y gobierno -"La sociedad es el resultado de nuestras necesidades y el gobierno de nuestras iniquidades: la primera promueve nuestra felicidad positivamente, uniendo nuestras afecciones y el segundo, negativamente, restringiendo nuestros vicios...", sobre la naturaleza de la monarquía -perversa y, según él, contraria a la voluntad del Todopoderoso, pues en realidad fue un castigo que impuso a los israelitas- y un análisis crítico de la Constitución inglesa. También una disertación sobre el indigno origen de la monarqía hereditaria y su sinsentido: "Poco importaría el absurdo de la sucesión hereditaria, si no fuese su resultado tan fatal para el género humano..." (baste saber que para Paine, Guillermo el Conquistador no era sino el jefe de una banda de malhechores). En fin, vosotros/as veréis, pero yo esta parte me la he leído sin parar de aplaudir con las orejas...

La sección "indepe" del libro, es más extensa y, si se me permite decirlo así, también un poco más peñazo, sobre todo porque, a diferencia de la anterior, que tenía un carácter más general, en ésta Paine aduce toda una serie de razones -todas llenas de "sentido común", eso sí- que hoy en día ya nos suenan un poco peregrinas, salvo para los historiadores duchos en la época. Irónicamente, una de las más recurrentes es poder mantener la paz con los países europeos, a pesar de que éstos, como Francia o España, puedan entrar en guerra con gran Bretaña (digo lo de la ironía, porque en este siglo XXI parece que desde ciertos poderes de los EEUU lo que les interesa es lo contrario: cargarse la Unión Europea y que el reino Unido se aleje de ésta, o sea, nosotros, vía Brexit.... que a ver si es verdad, por cierto). También habla de las ventajas de una autonomía militar y, sobre todo naval, norteamericana (aquí lo clavó) y en la independencia y el sistema republicano como antídotos para evitar guerras civiles (permitidme que me caracajee). Además, también añade toda una serie de razonamientos económicos que, sin llegar al "Anglaterra ens roba" (quizás porque él mismo era , hasta dos años antes de escribir el panfleto, más inglés que el té de las cinco), por ahí le ronda... Todo lo cual yo no discuto, pero en cuestiones de dineros, ya se sabe que las matemáticas son cualquier cosa menos una ciencia exacta... En todo caso, sus páginas de razones pormenorizadas se pueden condensar en esta frase: "El sol nunca brilló en una causa con mayor valor". Ya sabéis, Home of the Braves, y todo lo demás...

Por último, mencionar que en algunas ediciones, posteriores a la primera, de El sentido común incluyen una epístola a los cuáqueros (ya os lo dije) y en otras, posteriores a la Revolución Francesa, una interesante diatriba contra el sufragio censitario (es decir, que sólo pudieran votar los ciudadanos con ciertas riquezas) y advirtiendo, por otra parte de los peligros del poder revolucionario cuando se convierte en dictatorial, algo que Thomas Paine sufrió en sus propias carnes. Como comentó de él, Bertrand Russell: "...Se ganó la hostilidad de tres hombres a los que no se suele relacionar: Pitt, Robespierre y Washington. De éstos, los dos primeros trataron de matarle, mientras el tercero se abstuvo cuidadosamente de salvar su vida. Pitt y Washington lo odiaban porque era demócrata, Robespierre, porque se opuso siempre a su régimen del terror. Su destinos fue siempre ser honrado por los pueblos y odiado por los gobiernos."

Pues eso.

Fuente: https://unlibroaldia.blogspot.com/2...

Categorías: Tortuga Antimilitar

A robar

27 August, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Sant Tomàs, el Misteri d'Elx i les soses

27 August, 2019 - 00:00

Sant Tomàs, en el Misteri d'Elx, ha de ser interpretat per una persona de singulars aptituds fòniques.

En el passat per mantindre una persona, pobra de solemnitat però amb la veu més apropiada per interpretar Sant Tomàs en el Misteri, va destinar un "roal" de sosa perquè aquell puguera tindre un mitjà de vida digne gràcies a poder cultivar i recollir la sosa.

S'anomenen, genèricament "soses", algunes quenopodiàcies -Suaeda, Salsola...-. riques en sals sòdiques i que, cremades, fan una cendra molt apropiada per fer (en el passat), sabó i vidre.

Avui dia encara perdura el nom de "roal de Sant Tomàs" tot i que molta gent en desconeix el significat.

Per cert, Sant Tomàs és el darrer apòstol en arribar al Misteri, ja que ve de l'Índia, on havia anat a predicar; com que s'assabenta tard de la mort de la Mare de Déu corre i corre per arribar a temps de l'acomiadament que la resta dels apòstols li van mentre aquella inicia l'Assumpció al cel, en cos i ànima, segons la tradició.

Carles Martín Cantarino ens en parla a https://www.youtube.com/watch?v=xiZ...

I l'article sobre el mateix tema, a la revista "La Rella", d'Elx:
https://www.raco.cat/index.php/Rell...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas