Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 31 min 9 seg

Títere

26 December, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Navidad 19

25 December, 2019 - 07:30

Tortuga vos desitja un Bon Nadal.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Navidad en Oriente Próximo: De Palestina a Siria, de Egipto a Arabia Saudí

25 December, 2019 - 00:00

Árboles adornados, Papa Noel en maniquí o de carne y hueso, pesebres, y las calles abarrotadas de consumistas hacen que la mayoría de las grandes ciudades de Oriente Próximo se parezcan a cualquier urbe de países de mayoría cristiana en estas fechas. En esta región hay más “musulmanes” celebrando la Navidad que cristianos, y no sólo por el marketing de los centros comerciales, sino también porque los practicantes del islam encuentran el nombre de Isa (Jesús) en el Corán unas 25 veces y a María en al menos 70 versos, y siempre con devoción y respeto.

Las guerras imperialistas, los conflictos internos y las persecuciones religiosas de los regímenes de extrema derecha han ahuyentado a millones de fieles de Jesús de Nazaret de sus ancestrales tierras: hoy, representan solo el 5% de la población de esta región, mientras a mediados del siglo pasado componían el 20% de sus habitantes.

En El Líbano, donde el colonialismo francés estableció una teocracia y decidió dividir a los ciudadanos por su creencia religiosa, para así mantener su control sobre el estratégico país, están registradas 18 religiones. Aquí, cerca del 35% de la población es cristiana, en su mayoría católica maronita, iglesia fundada por el sirio San Marón (410). Beirut que hoy se ha sublevado contra un régimen disfuncional, clasista y corrupto, es una de las ciudades con mayor diversidad religiosa de la región, donde los fieles de cualquier credo pueden contratar por Navidad a un Santa Claus para entregar regalos a los niños.

En Siria, el árbol de Navidad de 20 metros de altura iluminado con luces de colores se exhibe en la plaza Abasyeen de Damasco. No hay nada que festejar sobre las ruinas que ha dejado una guerra que continuará un año más. Miles de cristianos, al igual que personas de todas las creencias y de ninguno, han perdido la vida o se han exiliado. Decenas de iglesias (y mezquitas) han sido destruidas y saqueadas. Pero, allí sigue en pide la majestuosa Catedral Mariamita de Damasco (S. II), y allí están preparados numerosos camellos que llevarán regalos a los niños el día de Año Nuevo.

En Palestina, las autoridades israelíes, al contrario de los años anteriores, han impedido que los cerca de 1000 cristianos de Gaza visiten Belén y Jerusalén para celebrar la Navidad y reunirse con sus familias, mientras sí que han autorizado a miles de turistas extranjeros pasar estas fechas las ciudades santas. En Ramallah, las luces de un gran árbol iluminan la plaza Yasser Arafat. .

En Iraq, del millón y medio de cristianos del censo de 1987, solo quedan un tercio. Decenas de iglesias centenarias han sido demolidas por las bombas de EEUU y sus socios y algunas otras por los terroristas del “Estado Islámico”. Bajo la dictadura de Saddam Husein, las minorías religiosas gozaban de libertad de culto, y podían ocupar altos cargos, como Tariq Aziz (m. 2015), cristiano, que fue ministro de exteriores. El actual régimen islámico kakistócrata instalado por EEUU, declaró en 2008 la Navidad como fiesta oficial, pero el poder permanecerá en manos de la élite islamista fiel a los intereses de EEUU “cristiano”.

En Irán, donde la fiesta preislámica de Yalda («Natividad» de la diosa solar Mitra), que anuncia el solsticio de invierno, coincide casi con la Navidad, los 150 mil cristianos viven bajo serias restricciones desde que se instaló la teocracia islámica en 1978. El gobierno permite a los que nacieron como fieles de Cristo (armenios, ashuries, y caldeos) realizar sus ceremonias en privado, aunque les prohíbe el proselitismo o construir templos, y castiga a los que se convierten a esta fe o a cualquiera otra, abandonando el islam. Este año, y después de las masivas “protestas de gasolina” que dejaron en cinco días cientos de muertos y cerca de 8000 encarcelados, las redes sociales han pedido a los ciudadanos llevar el luto y no celebrar ninguna de las dos ceremonias.

En este país, hay cerca de 300 iglesias, todas levantadas antes del régimen islámico, entre las que se encuentra Qara Kelisa «la Iglesia Negra», por sus bloques de piedra ennegrecidos, considerada la primera del mundo, fundada en el año 68. Se cree que alberga la tumba de San Tadeo, uno de los apóstoles de Jesucristo que viajó a Irán en los años 40-43 d.C. para difundir su religión. Es uno de los lugares de reunión cristiana más importante del país.

Los armenios, habitantes de Irán, fueron el primer pueblo no semita en creer en Jesús; mantuvieron sus tradiciones iranias de celebrar el Yalda, por el nacimiento de Mitra, y asignaron el 6 de enero – fecha del supuesto viaje de los “Reyes Magos”-, como la Navidad. Una semana antes, los practicantes guardan el ayuno, absteniéndose de comer carne para celebrar la Epifanía con un «estómago puro». En sus ceremonias, el árbol, símbolo de la naturaleza, ocupa un lugar central, y los regalos los reparte un anciano llamado Baba Gaghant.

En Arabia Saudí, no hay Navidad, ni Papa Noel, ni iglesias, pero hay un millón de cristianos, casi todos trabajadores extranjeros, que tienen absolutamente prohibidos celebrar sus fiestas en público. En cambio, en otras petromonarquías árabes del Golfo Pérsico, la festividad cristiana, al igual que otros eventos que celebran, tiene hedor de dinero: empresarios millonarios instalados en obscenos hoteles de mil estrellas no escatiman en gastar en caviar y Champaign: ¿Jesús? ¿Quién es Jesús?

En Egipto, los coptos, que componen el 10 por ciento de los cerca de 97 millones de habitantes del país, celebran la Navidad el 7 de enero, declarada fiesta nacional. Su nombre es el abreviado del término Aigyptios o sea, «egipcio» en griego: kuptios, y entre las singularidades de sus prácticas están el ascetismo y el valor que dan al trabajo con las manos. La Navidad pone fin a un ayuno de 43 días que comienza en noviembre, durante el cual practican el veganismo, absteniéndose de comer productos procedentes de animales. Los coptos han sufrido una persecución sistemática: Decenas de miles de sus hombres, mujeres e incluso niños fueron masacrados por el emperador romano Diocleciano. En los últimos años, decenas de sus fieles han sido asesinados en los ataques terroristas por el “Estado islámico” que pretende desestabilizar otro poderoso estado árabe.

Navidad fue Yalda

Cuentan que cuando la diosa Zarvan (Tiempo, en persa) empezó a soñar en tener descendencia, ofreció sacrificios a las deidades superiores durante mil años, inconsciente de que ya estaba gestando en su vientre a Ahura, la divinidad de la Luz, del Calor, la Inteligencia y la Bondad y, a su gemelo Ahriman, quien sería el Amo de las Tinieblas, del Frío, de la Ignorancia y de la Maldad. Más adelante, el pensamiento dualista les consideró “Dios” y a su antagónico, el “Demonio”. Así, la diosa solar, cada año en la noche más larga, (que para los persas es el primer día del primer mes del invierno, o sea, el 21 de diciembre el calendario occidental), vencía a la Oscuridad ayudada por la luz de un mar de antorchas y velas encendidas por las criaturas humanas que así ahuyentaban a Ahriman, dando la bienvenida a la reina del Cielo: Mitra.

La magia y la coherencia de este mito hicieron que, en el siglo III, el emperador Aureliano estableciera el 25 de diciembre el festival de Dies Solis Invicti, y el Mitraismo como la religión oficial del imperio. En los Mithaeum realizaban el bautizo empapando la cabeza del iniciado con la sangre del toro o vaca sacrificado, comían un pan redondo, símbolo del sol, y tomaban una bebida hecha de la sangre del animal sacrificado, mezclado con miel, agua y la esencia de Haoma, la mítica hierba alucinógena. El culto al Mitra fue reformado por el filósofo iraní, Zaratustra, quien prohibió el taurobolium, y restituyó el lugar privilegiados que ocupaban los bovinos en la ancestral cultura agrícola indio-irania, divulgando el culto a la vida, el triunfo del Bien sobre el Mal, y de la Luz sobre las Tinieblas.

Con la llegada del cristianismo, sus sacerdotes adoptaron buena parte de sus conceptos y liturgias: así Jesús fue identificado con Mitra y el demonio con Ahriman; celebraron bautizo y oblación del pan redondo como el cuerpo del sol, y se tomó nota del mito de la concepción virginal del zoroastrismo de un salvador llamado Sushiyans, que volverá algún día para poner paz en el mundo; declararon Yalda como la Natividad de Jesús, ya que no tenía conocimiento de la fecha del alumbramiento de Jesús, y sus curas se hicieron llamar padre y coronaron la cabeza de sus obispos con el tocado Mitra. Así, confirmaron que sólo hay una civilización: la humana, y lo demás son chiringuitos administrados por unos impostores.

Fuente: https://blogs.publico.es/puntoysegu...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Dies Natalis Solis Invicti

25 December, 2019 - 00:00

Contrario a lo que muchos creen, o dicen saber, la Biblia no hace referencia precisa de la fecha en que Jesús nació. Se cree, guiados por algunos cálculos tan precisos como el pulso de un anciano, que lo hizo o bien en abril, o por allá de septiembre, en plena víspera del otoño cuando, según narró Lucas en su libro, habían pasado ya seis meses del nacimiento de Juan el Bautista y todavía había manera de cuidar de las ovejas al aire libre.

Lo que debe quedar claro es que, tomando en cuenta ciertas referencias bíblicas, Jesús, el Profeta de los Cristianos, no pudo haber nacido en diciembre; época del año en que las temperaturas en Israel son tan bajas por las noches que los pastores y sus animalitos (incluidos el niño del tambor y los peces que beben en el río), la habrían pasado francamente mal de haber estado, como nos encanta imaginar, expuestos en los agrestes páramos de Belén.

¿Por qué entonces celebramos su nacimiento en diciembre?

El origen de la Navidad, como muchas otras cosas que religiosamente conmemoramos, tiene su origen en aquellos cultos paganos que la Santa Iglesia Católica nunca pudo desterrar de entre aquellos a los que cordialmente invitaban a unirse a su credo. Ante la necesidad de allegarse adeptos y fortalecerse como doctrina religiosa, aplicaron como hasta ahora lo hacen, la de jalar con el enemigo apenas vieron que no iban a poder contra él.

Históricamente el 25 de diciembre ha sido una fecha relevante para muchas culturas que se desarrollaron en el hemisferio norte del planeta. En esa fecha, de acuerdo al calendario juliano, se conmemora el solsticio de invierno, es decir, la llegada de las noches largas y los días cortos. A partir de ese momento el Sol comienza un largo camino, una larga lucha contra la oscuridad, a quien deberá ganarle paulatinamente horas de luz conforme avancen las semanas, hasta lograr su máximo esplendor en el solsticio de verano, donde, naturalmente, el ciclo se revierte con días largos y noches breves.

Si bien el invierno astronómico comienza unos cuantos días antes (el 21 de diciembre, según el calendario gregoriano que hoy en día nos rige), la noche previa al solsticio de invierno para las culturas de antaño marcaba el fin del ciclo de la abundancia y el comienzo del ciclo de la escasez. El temor de que el Sol muriera definitivamente y condenara a todos a la oscuridad perpetua era latente. Por ello, tras el amanecer había que celebrar que ahí estaba Helios, que la luz se había hecho de nuevo, que estaba resplandeciente en lo alto del cielo; que había nacido de nuevo el Sol y que estaba listo para triunfar sobre la oscuridad. Los romanos llamaban a esta fiesta el Nacimiento del Sol Invencible (Natalis Solis Invicti).

¿Ya entienden de dónde viene el Gloria a Dios en las Alturas?

Pero eso no lo es todo. Los días previos a la Natividad del Sol, se conmemoraban las fiestas de Saturnalia. Como su nombre lo indica, eran en honor a Saturno, Dios de la Agricultura; y tenían como finalidad, durante los 7 días que duraban (del 16 al 23 de diciembre), agradecer los frutos cosechados durante los tiempos de abundancia. Había durante esos días, a modo de gratitud, grandes banquetes, comida y bebida a granel, intercambio de regalos, se abrían las casas de todos para dar cobijo a los desprotegidos y ya en el camino se incurría en algunos excesos, pues recónditamente no había certeza alguna de lo que habría de pasar en el futuro inmediato.

¿Me entienden cuando les digo que en el nombre del Cielo pedimos posada?

Finalmente, la Saturnalia culminaba el día 24, dando inicio a la fiesta de la Bruma, la del día corto, la que había que pasar juntos por si acaso era la última; una fiesta en honor a la noche, que de ser buena, permitiría que el Dios Sol volviera a nacer.

¿Así o más claro?

Conforme se adentraba la noche, y con ella sus brumas, el anuncio de que el Sol nacería lo daba precisamente Saturno, al despuntar por encima del horizonte y anunciarse brillante en el firmamento, superando la copa de los árboles.

¿Ahora comprenden por qué se pone una estrella a lo alto de los árboles de Navidad? ¿Pueden darse una idea de quién es realmente la Estrella de Belén?

Como podrán ver, cuando la iglesia usurpó estas celebraciones todo tomó otro rumbo y quizá se fue perdiendo el contexto. Yo no sé ustedes. Cada quién su derecho a creer en lo que quiera. Para mí, por muchas razones, me parecen más bellas, más creíbles, más íntimas y congruentes, más arraigadas a nuestros naturales orígenes las fiestas paganas que hoy día han dado a la gran mayoría de ustedes la oportunidad de festejar la Navidad.

Como sea, aprovechando la inercia de las fiestas decembrinas, deseo de corazón Luz y abundancia para todos, no solo hoy, sino siempre.

Fuente: https://eloscurodivan.com/2018/12/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nochebuena 19

24 December, 2019 - 15:00

Tortuga vos desitja un Bon Nadal.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Acción contra la fabricación y exportación de armas: Santander, 28 de diciembre

24 December, 2019 - 00:00

Colectivo Noviolencia

Un grupo de activistas contra la fabricación y exportación de armamento de guerra recorrerán corriendo en 13 horas, el próximo sábado 28 de diciembre (día de los inocentes), los 130 kilómetros que separan el Puerto de Santander del burgalés pueblo Quintanilla de Sobresierra. La acción es convocada por el grupo de acción del Colectivo Noviolencia, un espacio abierto y plural, donde diversas realidades que nacen con objetivo de impulsar la noviolencia, se encuentran, colaboran y desarrollan su acción.

Junto al citado pueblo, tiene sede la empresa Maxam con su filial Expal, que se dedica al diseño y fabricación de material bélico. Maxam-Expal lleva suministrando armamento de guerra a Arabia Saudí con la aprobación ministerial del Gobierno de España desde el comienzo de la guerra de Yemen en 2015. En concreto, ha enviado material bélico (por valor de más de 1200 millones de euros entre 2015 y 2018) incluyendo granadas de mano, minas antipersona y munición para morteros y misiles.

Éstas armas se han venido transportando a Bilbao, desde dónde eran exportadas por la naviera oficial Saudí (Barhi) a Arabia Saudí. Las presiones ejercidas por los movimientos sociales lograron hace meses que cesara la actividad desde el puerto. Sin embargo, la actividad se trasladó al puerto de Santander y al de Motril. Desde el pasado mayo, la actividad ha cesado en el puerto de Santander, sin embargo, el pasado 10 de diciembre, el carguero Bahri Abha de la naviera pública saudí, ha vuelto al puerto español de Sagunto con gran secretismo.

Un total de 14 corredores cubrirán el recorrido en relevos de hasta 20 km. pasándose mano a mano un manifiesto por el cese de las exportaciones y de la guerra. Cabe recordar que la guerra de Yemen ha sido considerada por la ONU como la mayor crisis humanitaria actual, con posibles datos que hablan de hasta 100.000 muertes.

El año pasado, al término de la acción, fueron identificados por la Guardia Civil la mayoría de los participantes tras la entrada del último relevo en terreno propiedad de la empresa.
Con motivo de esta acción, la Plataforma La guerra empieza aquí, parémosla aquí de Burgos llevará a cabo una concentración frente a delegación de gobierno en la capital a las 12:00, continuando con corredores que recorrerán los 31 kilómetros que les separan de la fábrica de armas de Quintanilla de Sobresierra, para encontrarse con los relevistas de Santander. Una vez juntos, llevarán a cabo una pequeña marcha cortando la carretera hasta la entrada de la fábrica, donde se leerá el manifiesto que, corriendo mano a mano, llegará desde el puerto de Santander.

A su vez, Pasaje Seguro de Cantabria apoyará realizando una pequeña concentración en la capital cántabra el día antes, continuando con su insistencia en que no exista este tipo de comercio «ni en Cantabria, ni en Sagunto, ni en ningún otro lugar».

Fuente: https://www.briega.org/es/noticias/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Siniestro Total: "Afunfun afanfan"

24 December, 2019 - 00:00
Categorías: Tortuga Antimilitar

Expojove

23 December, 2019 - 11:30

Categorías: Tortuga Antimilitar

Agustín García Calvo: «Las fiestas son siempre malas, celebraciones de la nada»

23 December, 2019 - 00:00

Nos hacemos eco, porque nos parece una reflexión oportuna y atinada y porque nos encanta la figura de Agustín García Calvo, de esta entrevista publicada en La Opinión de Zamora el dos de enero de 2009. Nota de Tortuga.

jesús hernández.

Se recluyó. Como si de un monje laico se tratase. En su casona. «Para no asistir a este triste espectáculo de los bullicios y las celebraciones de la Nada». Para escribir de gramática y otras normas del lenguaje. Agustín García Calvo no tenía que despedir recuerdos, no tenía que recibir Futuros que siempre se anuncian halagüeños. El latinista, filólogo y poeta, observaba -en la mañana del primero de enero-, con esa mezcla de escepticismo e ironía, los restos de la feria de la jarana y de la cuchipanda. «Las fiestas son siempre malas, y la tristeza es inherente a ellas». Religiones y Dinero, Dios y Capital. Y los hombres tienen más fe, por lo visto, en los segundos que en lo otro.

Aquellas, ay, y estas fiestas. «Ya iban siendo parecidas». Y, revela, «no sólo hasta mi niñez, sino hasta bastante más tarde, yo seguí esforzándome en sacar lo que existía de verdadera recordación del Nacimiento del Verbo Encarnado, y cosas así, en ellas». Aplicado, García Calvo componía «versos, que repartíamos los amigos, durante unos cuantos años. Me duró hasta bastante tarde». Sucede que, «según han avanzado las cosas, y más clara se ha hecho la evidencia del Capital con el Señor, me he ido desengañando cada vez más».

Cree Agustín, tal vez es una de sus escasas seguridades -porque, para él, son como grama que debe erradicarse de raíz-, que «lo principal y dominante de Dios en este mundo es el Dinero. No tiene otra». En esa línea de reflexión, apunta que «para eso están las Navidades, el Año Viejo, el Año Nuevo». Y tales jolgorios «se deben al movimiento del Capital». Porque «los restos de las viejas religiones, lo mismo la Cristiana que otras cualesquiera, están como pretexto para esa función esencial, que es el movimiento del Dinero».

Si las fiestas son intrínsecamente malas... La tristeza ya aparecía en «los años de la primera juventud. Estaba allí. Siempre se hacía sentir. Incluso la gente lo decía: ese sentimiento de la nostalgia profunda que daban las fiestas, lo cual resulta natural». Porque es «como si la condenación a este sustituto de vida que se nos impone, cuando llegan estas fechas, se volviera más clara para quien desea sentirla». El calendario nos rige y, tal vez, nos dirige. Tiempo e historia. Dominio y condominio. «Esas fechas son un don de Dios, si lo tomas como el representante de los ideales que dominan lo existente, sin necesidad de molestarse en existir. De ahí la imposición de números, la creencia en el tiempo, que empieza siendo Futuro, y todo eso»... Eso y la creencia.

Llegó la Nochevieja y se recluyó entre cuatro paredes. Para no presenciar el «triste espectáculo» de la bulla y el festejo. «Hice lo de siempre. Como uno casi no sabe hacer más cosas que hablar y escribir, continué en esa línea».

«Hacía tiempo que no escribía lírica por esa tristeza que me ha entrado»

Trabajar. Es algo que no le cansa, como a tantos. Agustín García Calvo ha publicado cinco libros en el año 2008. «Hacía tiempo que no sacaba poesía, por esa tristeza que me ha entrado cada vez más profunda. Por todo eso de los poetas y la poesía. Así que ahora tendré que cambiar de tercio». Perfila los "Elementos gramaticales", esa empresa «a la que estoy dedicado para intentar meter en el sistema mismo de esta enseñanza, servil al Dinero, algo de un sentimiento que, según creo, es común, sobre lo que es la Lengua, y de lo que no es, y en contra de todo lo que les cuentan acerca de ella».

El lingüista sabe que «va a ser difícil», aunque «lo tengo más o menos montado». Sin embargo, declara, «no acabo de estar satisfecho de cómo meter eso». Pero lo intentará. Y, así, quiere volver a la escritura de cuentos. «Muchos». No obstante, aparece una brizna de escepticismo. «Cualquiera sabe. Lo que vaya saliendo». Y, siempre, recluido en el silencio del pensamiento y en la creación, en el estudio y en la reflexión. Que lo otro sólo es bullicio y ruido jaranero. A lo mejor: Nada.

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/za...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Guerra y paz, el gasto militar siempre mata

23 December, 2019 - 00:00

Cuando hablamos de guerra pensamos en muertos, heridos, mutilados, huérfanos, prisioneros, fusilados, torturados y gentes desplazadas a la deriva, hambre y severas secuelas físicas y psicológicas. Esto es, lo asociamos con el horror máximo, la destrucción de países, hogares, infraestructuras y vidas que jamás podrán desarrollar su potencial humano.

En efecto, los fríos datos históricos dan fe que en la Segunda Guerra Mundial, incluida la disputa bélica entre China y Japón, murieron más de 70 millones de personas, por encima de 19 millones de la URSS y unos 13 millones de nacionalidad china. Primera Guerra Mundial, alrededor de 10 millones de seres humanos muertos violentamente. En las contiendas de Iraq de este siglo, hasta 2011, 2,5 millones de personas: por cada soldado occidental caído en batalla, 24 ciudadanos iraquíes civiles fueron muertos por las balas del mundo rico. Por otra parte, en 2016 se registraban más de 65 millones de personas desplazadas de diversos territorios en conflicto en busca de pan, agua y techo huyendo del terror y de las represalias de los vencedores de la guerra. Hemos recogido las estimaciones más bajas de diferentes fuentes. El recuento de cadáveres también es un asunto político de primera magnitud que intenta esconder las verdaderas dimensiones de las guerras a campo abierto y tecnológicas de las sociedades posmodernas.

El pasado, pasado está. Las batallas pretéritas pueden ser incluso objeto estético de consumo masivo. Hay coleccionistas de casi todo. La memoria crítica y el olvido interesado suelen estar unidos por una vaso comunicante muy estrecho e invisible. Lo que es menos conocido es la enorme destrucción que causan los ejércitos durante los periodos de paz. La actividad militar es un dinosaurio que consume energía a raudales y contamina el medio ambiente más que ningún otro agente nocivo. A pesar del misterio que rodea el asunto se pueden escarbar y rescatar datos y hechos que ofrecen un panorama desolador acerca de la responsabilidad militar en la degradación alarmante de nuestro planeta.

Dando la vuelta a la célebre frase del general prusiano Von Clausewitz, “la guerra es la continuación de la política por otros medios”, hoy podríamos señalar que la paz es la segunda fase de la guerra por otros medios. Tal sentencia debe ser tomada en dos sentidos: se sigue devastando el territorio social y los hábitats naturales al tiempo que el caos que provocan sus catástrofes humanitarias sirven como motor productivo del capitalismo imperante. De las ruinas surgen plusvalías y negocios multimillonarios (teoría del caos de Naomi Klein).

Haciendo un poco de historia se calcula que el mítico Alejandro Magno desplegaba sus ingentes huestes guerreras de 100.000 soldados en un kilómetro cuadrado, un espacio similar a 10 campos de fútbol. Corriendo el tiempo, Napoleón necesitaba ya 250 km cuadrados para similar contingente militar. En la Primera Guerra Mundial la ocupación de terreno de los ejércitos alcanzaba un área de 250 km cuadrados.

El salto cualitativo se produce durante la Segunda Guerra Mundial: 100.000 soldados y sus pertrechos de diversa índole reclamaban 4.000 km cuadrados. Actualmente, ese mismo cuerpo militar acompañado de ingenios bélicos muy sofisticados, se extiende por 150.000 km cuadrados, media Italia, la isla de Jamaica entera o dos veces Costa Rica. Como en el aforismo tradicional referido a la furia de Atila, por donde pasa el fuego militar nunca más vuelve a crecer la hierba. El ir y venir de los ejércitos crea desiertos, literalmente.

Sigamos con la huella antiecológica de la bota militar. Un automóvil corriente consume por término medio 10 litros a la hora. En ese mismo lapso temporal un tanque M1 Abrams precisa 1.100 litros de combustible; un bombardero B52, cerca de 14.000 litros, y un portaaviones, ¡21.000 litros cada hora!, lo que piden los depósitos de 200 coches de gama baja para realizar unos 90 km cada uno.

Un dato elocuente: todos los ejércitos del mundo son los causantes del 10 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (“efecto invernadero”) a la atmósfera. Se considera que del 10 al 30 por ciento de la degradación ecológica es responsabilidad directa de la actividad diaria de los militares (guerras, maniobras, ensayos, escaramuzas, mantenimiento de material, retirada de desechos y armas obsoletas, simulacros de batallas, etc).

Otro daño colateral, solo imputable al ejército de EE.UU., son las 500.000 toneladas de residuos tóxicos “producidas” al año que se desconoce donde se apilan, entierran o vigilan. Otra cifra mareante es que el Pentágono despilfarra anualmente en energía para mover sus soldados y material bélico a escala internacional lo que consumen en 15 anualidades todos los vehículos matriculados en su propio país.

Las secuelas no terminan ahí. Hasta 1977, estadísticas oficiales contabilizan que los residuos radioactivos procedentes de pruebas nucleares secretas provocaron 86.000 malformaciones congénitas en fetos de mujeres embarazadas próximas al lugar de las explosiones atómicas y 150.000 muertes prematuras. A veces, paz y guerra no se distinguen en nada.

El gasto militar declarado en 2019 alcanzó la cifra de 1,8 billones de dólares (1,6 billones aproximadamente en euros), el 2,1 por ciento del producto interior bruto mundial. Tocamos a unos 240 dólares por cabeza o 220 euros. El gasto estadounidense significa el 36 por ciento del total y la OTAN en su conjunto supone el 53 por ciento de los recursos invertidos en esfuerzo militar. El país más exportador de material bélico es EE.UU. con un volumen de negocio internacional cercano al 60 por ciento de las ventas globales. Y el principal país importador es Arabia Saudí, la dictadura petrolífera más mimada por el Occidente opulento, que además tiene una dotación económica militar que hace acopio de casi el 10 por ciento de su presupuesto estatal al año.

Como ya se reflejó antes, EE.UU. es el rey supremo del gasto militar con casi 650.000 millones de dólares anuales. Le sigue China, 250.000 millones. Entre 50.000 y 70.000 millones se encuentran, por este orden, Arabia Saudí, India, Francia, Rusia, Reino Unido y Alemania. Japón y Corea del Sur cierran este “club selecto y siniestro de los diez grandes” con un gasto superior a los 40.000 millones de dólares anuales.

El lucrativo negocio de vestir y diseñar ejércitos mueve 400.000 millones de dólares cada año repartidos entre un centenar de empresas punteras del sector, correspondiendo un bocado sustancial de 150.000 millones a un élite de cuatro transnacionales estadounidenses, Lockheed Martin, Boeing, Raytheon y Nortthrop Grumman, y una británica, BAE Systems. Otros países que también figuran en los primeros puestos del escalafón exportador son Rusia, Francia, Alemania, China y España. En este exclusivo bazar puede adquirirse una amplia gama de artículos y quincallería militar de última generación: bombarderos, aviones de combate, misiles, buques de guerra, armamento, munición... Business is business: mantequilla o armas o coltan o películas, el beneficio reside en la plusvalía.

Corolario: el gasto militar es sinónimo de muerte, tanto en la guerra como en la paz.

Fuentes consultadas:

Instituto de Investigación para una Política de Paz, Alemania.

Instituto Internacional de Estudios para la Paz, Suecia.

La guerra contra el planeta, de Antonio Elio Brailovsky.

A Medium Corporation (web).

Daphnia (web).

El País (web), España.

eldiario.es (web), España.

BBC en castellano.

Sputnik News.

ONU.

Tomado de: http://www.rebelion.org/noticia.php...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Familias congoleñas denuncian a Apple, Google, Microsoft, Dell y Tesla por explotación infantil

22 December, 2019 - 00:00

europa press

Las familias de 14 menores muertos por derrumbes en una mina de cobalto de República Democrática del Congo (RDC) han presentado una demanda en los tribunales estadounidenses contra grandes empresas tecnológicas del mundo: Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla. En ella denuncian trabajos forzados y abusos perpetrados contra los menores.

Esta demanda sin precedentes contra estas empresas tecnológicas pide una compensación por daños para las familias de fallecidos y heridos, y otra cuantía por enriquecimiento ilícito, supervisión negligente y por infligir daños emocionales intencionados.

Los demandantes afirman que Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla tenían "conocimiento concreto" de que el cobalto empleado en sus dispositivos procedía de empresas que utilizaban trabajo infantil forzado en condiciones peligrosas y por ello consideran que son cómplices. Además, sostiene que no imponen control alguno, pese a tener la capacidad para supervisar estas minas, por lo que habrían contribuido a las muertes y lesiones sufridas por los familiares de los demandantes.

"En lugar de intervenir y ayudar a estos menores con una parte nimia de su riqueza y poder, estas empresas no hacen nada y siguen beneficiándose del cobalto barato extraído por niños a los que les han robado la infancia, la salud y para muchos, incluso la vida", señala International Rights Advocates en una nota de prensa.

El cobalto es fundamental para cargar las baterías de litio utilizadas en los productos de Apple, Google, Dell, Microsoft o Tesla y la demanda de este mineral se ha triplicado en los últimos cinco años y se espera que se duplique para finales de 2020. Más del 60% de la producción mundial de cobalto procede de República Democrática del Congo, uno de los países más pobres, conflictivos e inestables del mundo.

Algunas de las familias demandantes aseguran que sus hijos trabajaban ilegalmente en las minas propiedad de la empresa británica Glencore. Este cobalto era después vendido a Umicore, un intermediario con sede en Bruselas que es quien vende finalmente el mineral procesado a Apple, Google, Tesla, Microsoft y Dell. Otros demandantes sostienen que los niños trabajaban en las minas propiedad de la empresa china Zhejiang Huayou Cobalt, suministradora de Apple, Dell y Microsoft y posiblemente de otras multinacionales tecnológicas.

La demanda es el resultado de años de investigación y recopilación de datos con numerosos viajes del equipo de abogados al país africano. "Este es el principio del fin de la impunidad para quienes se han beneficiado del trabajo infantil en las minas de República Democrática del Congo", ha afirmado Liwanga, uno de los colaboradores congoleños de la investigación, identificado como doctor Liwanga.

"Jamás vi unos abusos tan graves contra niños"

Los niños empezaban a trabajar por salarios ínfimos de hasta dos dólares diarios en puestos de gran dureza física en los túneles excavando para extraer las rocas de cobalto con herramientas precarias y en total oscuridad. Algunos de los niños de las demandas murieron en hundimientos de túneles y otros han quedado paralíticos o con secuelas permanentes tras sufrir accidentes a cambio de salarios de entre uno y dos dólares diarios.

Uno de los demandantes asegura que un sobrino suyo se vio obligado a trabajar en las minas de cobalto cuando su familia no pudo pagar los seis dólares mensuales que costaba su escolarización. En abril del año pasado estaba trabajando en una mina gestionada por Kamoto Copper Company propiedad de Glencore cuando se produjo un derrumbe en un túnel que le sepultó vivo y ni siquiera se recuperó su cadáver.

Ninguna de las familias han recibido indemnización alguna

Otro niño relata que comenzó a trabajar en las minas a los 9 años y trabajaba como porteador de rocas de cobalto para Kamoto Copper Company por 0,75 dólares al día cuando cayó en uno de los pozos. Sus compañeros lograron rescatarle, pero fue abandonado dentro de las instalaciones y solo recibió atención cuando su familia se enteró de lo sucedido. Ahora está paralítico de pecho para abajo y jamás volverá a andar.

En otros casos se trata de miembros aplastados y columnas vertebrales rotas en derrumbes en los túneles o transportando cargas pesadas sin que ninguna de ellas recibiera indemnización alguna.

"En mis 35 años como abogado de Derechos Humanos jamás vi unos abusos tan graves y a tan gran escala contra niños inocentes. Esta asombrosa crueldad y avaricia deben cesar", ha subrayado el abogado principal de la demanda, Terry Collingsworth.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Trump quiere que los palestinos paguen por su defensa exterior al ejército israelí

22 December, 2019 - 00:00

La versión más detallada del “acuerdo del siglo” prevé que toda Jerusalén quede bajo control exclusivo de Israel, con excepción de la educación de la población palestina. El documento publicado por el canal libanés Al Mayadeen aporta detalles inéditos, pero es prácticamente imposible que sea aceptado por los palestinos, tanto por la situación en que quedaría Jerusalén como por el hecho de que no se desmantelaría ningún asentamiento judío de la Cisjordania ocupada.

JERUSALÉN

EUGENIO GARCÍA GASCÓN

El llamado “acuerdo del siglo” que la administración de Donald Trump prepara desde hace casi tres años para resolver el conflicto entre Israel y los palestinos, contiene una cláusula que obligaría a la “Nueva Palestina” a pagar por la defensa exterior de su minúsculo estado al ejército israelí, lo que equivaldría a encargar al lobo que guarde el rebaño de ovejas.

Esa es una de las cláusulas que figura en la última versión, que también es la más detallada, del “acuerdo del siglo” que esta semana ha difundido el canal de televisión libanés Al Mayadeen, y que se reproduce en su página web, con detalles inéditos hasta ahora.

Las posibilidades de que los palestinos acepten la iniciativa son nulas. El “acuerdo del siglo” ha sido elaborado por dos ultrasionistas de la administración americana, Jared Kushner, consejero y yerno de Trump, y Jason Greenblat, en estrecha colaboración con David Friedman, embajador de EEUU en Tel Aviv. Los tres han contribuido personalmente con donaciones a la expansión colonial judía en algunos de los asentamientos más radicales que se han levantado en los territorios ocupados.

Otra cláusula prevé justamente que todas las colonias judías sin distinción queden bajo la autoridad de Israel y formen parte del estado judío. En esos asentamientos viven más de medio millón de israelíes, en buena parte fanáticos, y la expansión crece día a día, sin atender a las leyes internacionales y respondiendo únicamente a la ambición expansionista de los dirigentes hebreos, mientras los líderes occidentales, especialmente los europeos, miran para otro lado.

Trump prevé que el documento sea firmado por tres partes: Israel, la Autoridad Palestina, y las facciones que controlan la Franja de Gaza, es decir Hamás y la Yihad Islámica. El documento se refiere al futuro estado que ocuparía una pequeña parte de Cisjordania y la Franja de Gaza como “Nueva Palestina”.

Lo más sangrante tiene que ver con el futuro de Jerusalén. La ciudad santa, que fue ocupada por Israel en la guerra de 1967, “no se dividirá” y “será compartida por Israel y la Nueva Palestina”. “Los palestinos serán ciudadanos de la Nueva Palestina y no israelíes”.

En la práctica, el ayuntamiento de la ciudad santa, controlado por los judíos, tendrá jurisdicción sobre todo el municipio, incluidos los barrios palestinos, donde ya viven unos 300.000 colonos judíos, y todo dependerá de Israel “con excepción de la educación (de los palestinos), que dependerá de la Nueva Palestina. La Nueva Palestina se encargará de recoger los impuestos municipales y las facturas del agua para entregar el dinero al ayuntamiento judío.

El documento ha circulado ampliamente por la prensa árabe y hebrea de Oriente Próximo y ni Estados Unidos ni Israel lo han desmentido. El “acuerdo del siglo” sobre la “Nueva Palestina” recoge las viejas ideas del primer ministro Benjamín Netanyahu y de los líderes israelíes más extremistas y parece destinado a forzar un rechazo de la Autoridad Palestina con el fin de demostrar una vez más al mundo que los palestinos no quieren la paz.

Otra cláusula señala que los palestinos no podrán adquirir ninguna vivienda judía, ni los judíos podrán adquirir ninguna vivienda árabe en Jerusalén; No se agregará al municipio ninguna otra parte de territorio, es decir que seguirá siendo tal y como lo han diseñado los israelíes en función de sus intereses, y la jurisdicción sobre los lugares santos continuará igual que ahora.

En cuanto a la Franja de Gaza, se prevé que Egipto ceda territorio para la construcción de un aeropuerto y otras dependencias, pero “sin permitir que los palestinos de la Franja residan en esa zona”. Contempla la construcción de una “autovía” que comunique Gaza con Cisjordania, así como la construcción de una conducción de agua potable entre las dos zonas de la Nueva Palestina.

Así mismo, se estipula que Estados Unidos, la Unión Europea y los países árabes del Golfo destinarán 30.000 millones de dólares a desarrollar la economía palestina durante los cinco años que seguirían a la firma del acuerdo. Los EEUU aportarían el 20 por ciento del montante citado, la Unión Europea aportaría el 10 por ciento, y los países árabes el 70 por ciento.

La Nueva Palestina no podrá disponer de ejército y sus únicas armas estarán en poder de la policía. El ejército israelí se encargará de defender a la Nueva Palestina de cualquier “agresión exterior”, para lo cual el nuevo estado tendrá que pagar a Israel.

Hamás tendrá que deponer todas las armas que tiene en su poder y entregarlas a los egipcios, incluidas las armas que se utilizan para la defensa personal de los líderes de la organización islamista. El personal de Hamás recibirá un salario de los países árabes. Se abrirán las fronteras de la Franja para el comercio.

En el plazo de un año habrá “elecciones democráticas” en la Nueva Palestina. Durante el siguiente año, y en un periodo máximo de tres años, Israel liberará gradualmente a todos los prisioneros palestinos. En el plazo de cinco años se construirá un puerto y un aeropuerto y hasta ese momento los palestinos usarán los puertos y aeropuertos israelíes. Las fronteras entre Israel y la Nueva Palestina estarán abiertas para ciudadanos y mercancías.

La versión más detallada del acuerdo publicada hasta ahora concluye que en cuanto al Valle del Jordán, “permanecerá en manos israelíes como ocurre hoy”, y termina diciendo que si alguna de las tres partes rechaza el documento, Estados Unidos adoptará sanciones específicas en su contra.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Gran árbol

22 December, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los jueces y el estado de derecho

21 December, 2019 - 00:00

Pablo San José
Tortuga

Uno de los imaginarios que venía manteniendo mejor el sistema es el de la independencia del poder judicial. Puede haber mucho político corrupto pero, para mucha gente, los jueces están por encima de eso; son honestos, imparciales y sus sentencias logran que finalmente impere la ley y la soberanía del pueblo. Vienen a ser, por encima de intereses de medios, políticos, poderes económicos, etc., los árbitros que velan por el estado de derecho. Se les concede ese valor hasta el punto de que lo que es real o no, lo que es cierto o no, lo que debemos creer o no, se determina en virtud de lo que ellos (y ellas) sentencian.

Pero mira tú por dónde que ahora llegan otros magistrados y dicen que los jueces supremos de aquí han hecho trampa y han cometido -llamémoslo así- ilegalidades en un procedimiento que se traían entre manos. Fíjate que resulta que estos próceres del derecho y la equidad, al final podrían ser tan corruptibles como el resto y podría suceder que si hay que prevaricar, prevaricaran lo que hiciera falta para que sus deseos personales (políticos, ideológicos) o los de quienes influyen en ellos (a cambio de...) prevalecieran por encima de leyes y procedimientos.

Los defensores del Estado de derecho deberían haber estudiado algo de Derecho

Iñigo Sáenz de Ugarte
El Diario.

Que si la Constitución. Que si el Estado de derecho. Que si el imperio de la ley. Que no hay democracia sin ley. Y ahora al final es el Tribunal Supremo el que aparece desnudo y a la vista de todos por haber montado una sucesión de acontecimientos que le permitió negar a Oriol Junqueras el derecho a tomar posesión del escaño obtenido en las elecciones europeas. No tuvo inconveniente en permitir que el líder de ERC se desplazara bajo vigilancia policial al Congreso para asistir al pleno en el que asumió la condición de diputado. Pero, para el Parlamento Europeo y como sus sedes están en Bruselas y Estrasburgo, los magistrados cambiaron de criterio y ganaron tiempo enviando tres preguntas al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Como si ellos no supieran cuál iba a ser la respuesta.

¿Quieren conocer algo más revelador? Cuando la presidenta del Congreso envió una carta al Supremo en mayo de 2019 para que clarificara ciertas dudas jurídicas, los magistrados respondieron que ellos no eran un órgano consultivo y que aplicara el reglamento de la Cámara para cortar el paso a los cargos electos procesados, algo ilegal según los letrados del Congreso. Lo que en su caso era intolerable había sido un recurso muy útil para dirigirse a los magistrados de Luxemburgo y conseguir que el reloj siguiera corriendo. Había empezado un juicio y necesitaban congelar la polémica hasta que se publicara la sentencia.

El Estado de derecho es sólido como una roca y tan flexible como un chicle. Milagros de la ley.

La justicia funciona a su ritmo, sin prisas, excepto cuando las tiene. Después de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea favorable a Junqueras, el Supremo ha trasladado ahora el asunto a todas las partes, incluida la defensa, para que manifiesten su opinión en el plazo de cinco días. A la Fiscalía del Supremo, le han sobrado casi todos, porque ya tenía la respuesta preparada: Junqueras fue condenado y tiene que cumplir la pena. Sobre lo que pasó antes de la sentencia, eso ya es historia.

Algo tendrá que decir el Supremo sobre Carles Puigdemont, además de Antoni Comín, pero eso se lo van a pensar un poco más. Quien se beneficia de la decisión judicial de modo inmediato es el expresidente de la Generalitat y eurodiputado electo, reclamado por la Justicia española pero aún no juzgado.

El presidente del Parlamento Europeo no ha necesitado mucho tiempo para leer la sentencia y obrar en consecuencia. En la mañana del viernes, Puigdemont y Comín han entrado en la Eurocámara para recibir una acreditación válida hasta diciembre de 2020 a la espera de cumplimentar todos los trámites necesarios después de las vacaciones navideñas.

Luego, el paso siguiente sería que el Estado español pidiera un suplicatorio para que se levante su inmunidad y pueda continuar el proceso judicial. Es lo que tenía que haber pasado con Junqueras. Es también lo que el Tribunal Supremo quiso evitar.

El impacto en las negociaciones de gobierno

Con una negociación pendiente con ERC y el deseo de no incomodar al Tribunal Supremo, el PSOE querría tomarse unos días para ver qué sucede con los próximos movimientos judiciales. Esquerra no lo ha consentido, porque no puede permitirse quedar a la zaga de JxCat en la competición particular que tienen ambos partidos. Además, es su líder el que vio anulados sus derechos políticos como europarlamentario electo y no van a dejar que se olvide lo que es una clara victoria jurídica. Una vez más, el PSOE está ante el dilema de posicionarse en temas sobre los que desearía no decir nada.

En ERC esperan muy interesados en saber lo que hará la Abogacía del Estado, que no es un organismo independiente y que depende del Gobierno. La apuesta es alta: la defensa de Junqueras quiere la libertad del líder de Esquerra y la anulación del juicio por lo que a él respecta.

El Tribunal de Justicia de la UE entra así a participar también de forma indirecta en las negociaciones para formar Gobierno con el Tribunal Supremo obligado a mover ficha. Demasiada gente en la fiesta para que acabe bien. A estas alturas, ya es un lugar común repetir que todo esto hubiera sido más fácil en julio.

El partido de la mano dura

En la derecha, han adoptado la misma respuesta que con la sentencia del juicio del procés. Les da igual si una decisión judicial confirma o desmiente sus ideas. Las alternativas se reducen siempre a dos: mano dura o mano aun más dura. Por eso, la frase clave en las declaraciones de Pablo Casado es: "Nada ha cambiado jurídicamente". Nunca cambia nada cuando ya has dictado la sentencia por tu cuenta, como ocurrió con el delito de rebelión.

Ese grado de confusión ya se apreció a primera hora de la mañana del jueves cuando el número dos del PP fue preguntado por el tema. Es casi seguro que Teodoro García Egea no había leído a esa hora la decisión judicial, pero en todo caso hay que fijarse en lo que dijo, porque resume lo que se ha escuchado en el PP en los últimos meses:

"Nosotros hemos pedido a Pedro Sánchez en sucesivas ocasiones, también esta semana, que inicie la modificación de la euroorden. Es decir, un señor como Puigdemont que está fugado, lo hilo un poco con la situación de Junqueras, no puede ser que un tribunal belga enmiende la plana al Tribunal Supremo de España. Por tanto, si nosotros estamos dentro de un sistema como la Unión Europea, que permite la libre circulación de personas y mercancías, no puede ser que la jurisdicción de un país no sea aplicable directamente en otro país, y las personas que salen de España utilizando la libre circulación de personas y mercancías puedan estar fuera de la jurisdicción española en otro país".

Por dónde empezar. Sánchez no puede modificar por su cuenta el sistema de la euroorden. Es un acuerdo político suscrito por muchos países que en general funciona bien y que es poco probable que se cambie porque moleste a algún Gobierno.

Aunque exista la euroorden, cada país cuenta con sus leyes y tribunales, y los españoles no pueden imponer su voluntad sobre los belgas o alemanes (ni al revés). Una cosa es la libre circulación de personas y mercancías –uno de los puntos fundamentales de la UE– y otra muy diferente que España pueda pasar por encima de los tribunales de otros países para, por ejemplo, obligarles a entregar a los españoles perseguidos por la justicia o negarles la condición de cargos electos.

Vale que Egea no es abogado, sino ingeniero, pero su uso de ciertos conceptos está muy extendido en su partido. Y eso es lo malo de algunos defensores del Estado de derecho en todo este conflicto. Hablan mucho de la independencia judicial, pero sólo se refieren a los tribunales que saben que les van a dar la razón. Cuando no es el caso, las nociones jurídicas comienzan a entrar en el terreno de la fantasía interpretativa.

Fuente: https://www.eldiario.es/politica/Ju...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Una demanda en La Haya exige responsabilidades penales a España por la venta de armas a Arabia Saudí

21 December, 2019 - 00:00

Seis organizaciones de derechos humanos presentan una demanda en el Tribunal Penal Internacional contra los gobiernos y empresas que han vendido o autorizado transferencias de armamento a Arabia Saudí a sabiendas que iba a ser utilizado para la guerra en Yemen.

Martín Cúneo

Las críticas por la venta de armas españolas al Gobierno de Arabia Saudí, que participa en la guerra de Yemen desde 2015, fueron zanjadas con pragmatismo por el presidente español en funciones, Pedro Sánchez: “Si me piden dónde tengo que estar hoy y aquí es en la defensa de los intereses de España y el trabajo de sectores estratégicos”.

Ahora, tras la iniciativa de seis organizaciones de derechos humanos que han presentado una demanda en La Haya, la complicidad de las empresas y los gobiernos europeos en “la peor crisis humanitaria de nuestro tiempo”, según palabras de la ONU, puede derivarse en “responsabilidades penales y criminales”.

Así lo cuenta a El Salto Jordi Calvo, integrante del Centre Delàs d'Estudis Per la Pau, una de las organizaciones que han interpuesto en el Tribunal Penal Internacional esta demanda de más de 800 páginas contra las empresas, los funcionarios y los cargos públicos europeos que autorizaron la venta de armamento o de material utilizado por Arabia Saudí en la guerra en Yemen.

En el caso español, explica Calvo, tanto los cazas Eurofighters —fabricados en parte en la fábrica de Airbus en Illescas, Toledo— como los aviones cisterna A-330, utilizados para el reabastecimiento en vuelo —fabricados íntegramente en Getafe, Madrid— han sido utilizados por Arabia Saudí en la guerra de Yemen. Según documenta la demanda presentada y confirma Calvo, los aviones A-330 han recibido mantenimiento en Barajas, así como repuestos por parte de Iberia Mantenimiento en todos estos años de conflicto y denuncias de violaciones de los derechos humanos.

Para Jordi Calvo, la responsabilidad de las empresas y el Gobierno español es clara, al haber permitido que estos aviones fueran transferidos a partir de 2015, “cuando todo el mundo estaba al corriente de las violaciones de derechos humanos” en el contexto del conflicto armado en la península arábiga.

La demanda, que ahora espera la decisión de la Fiscalía de la Haya sobre su admisión a trámite, pretende demostrar que los gobiernos y las empresas que autorizaron y siguieron vendiendo armas a Arabia Saudí “pese a toda la evidencia de que esto no debería hacerse, estaban animando y legitimando la acción de Arabia Saudí para continuar con su plan bélico en Yemen”. Unas acciones que, continúa Calvo, deberían tener responsabilidades penales.

La importancia de esta demanda para este integrante del Centre Delàs es que sirva de “precedente” para que las nuevas ventas o transferencias de operaciones acordadas en años anteriores “sean miradas con mucha más atención por la posibilidad que se derive de esto una responsabilidad criminal”.

Este sería el caso de las cinco corbetas actualmente en construcción en los astilleros de Cádiz que Navantia vendió a Arabia Saudí. El argumento de que estas corbetas no serán utilizadas en la guerra no se sostiene, defiende Calvo, ya que el bloqueo naval —destino previsible de estas embarcaciones— juega un “papel fundamental en la estrategia general de la guerra”.

El apoyo español a Arabia Saudí

El beneplácito del Gobierno español a la venta de armas a Arabia Saudí se explica, según afirma este investigador antimilitarista, por la “más que intensa relación entre ambos países con intereses económicos y de todo tipo, que hacen que España hoy en día sea el Gobierno de nuestro entorno que ha tenido una posición más tibia en cuanto a parar la venta de armas a Arabia Saudí”.

Los ataques a civiles —como los reportados por Amnistía Internacional en 2018, en los que murieron 141 civiles en ocho ataques aéreos—, el conteo de decenas de miles víctimas mortales y la situación de 22 millones de yemeníes que necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir no han sido argumentos suficientes para dejarse llevar por los “ideales”, según palabras de Pedro Sánchez en su comparecencia frente al Congreso en octubre de este año. Tampoco el hecho, reconocido por el propio presidente español, de que Arabia Saudí sea un régimen absolutista, implicado en el reciente escándalo por la tortura, asesinato por degollamiento y desmembramiento con una motosierra del disidente Jamal Kashoggi en el consulado saudí en Turquía.

La decisión del Gobierno de seguir adelante con la venta de armas a Arabia Saudí no solo ignora las medidas tomadas por otros gobiernos de la eurozona, como Alemania, que ha suspendido las operaciones de envío de armamentos a este país de Oriente Medio, sino que viola la legislación internacional, que prohíbe la venta de armas a países en conflicto o que violen los derechos humanos. También incumple la propia legislación española, que obliga a que sus exportaciones de armamento sean “coherentes con los compromisos vigentes de conformidad con el Derecho Internacional, de manera que se garantice que dichas exportaciones no fomenten la violación de los derechos humanos, no aviven los conflictos armados ni contribuyan de forma significativa a la pobreza”.

Poco ha servido que el propio Parlamento Europeo pacté una resolución que pide un embargo a toda la Unión Europea en la venta de armas de la dictadura saudí. El pasado octubre, Sánchez anunciaba que continuaría con las operaciones iniciadas de envío de armamento, eso sí, con el compromiso saudí de que el material bélico enviado no será utilizado en la guerra en la que está inmerso desde hace cinco años.

Según explica Jordi Calvo, este argumento y la aplicación de un certificado de uso final del material vendido a Arabia Saudí se queda en el papel. El caso presentado en La Haya, continúa, “intenta demostrar que tanto los A-330 como los Eurofighters han sido utilizados para bombardear hospitales y escuelas”, entre otros objetivos civiles.

El respaldo del Gobierno español al régimen saudí no se limita al suministro de armas. Preguntado por la celebración de la Supercopa española en Arabia Saudí en enero de 2020, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, se limitó a afirmar que él era “más de baloncesto” y que no tenía una opinión al respecto.

La decisión —que en última instancia depende de la Federación Española de Fútbol, que recibe subvenciones y ayudas del sector público y que está controlada parcialmente por el Consejo Superior de Deportes, dependiente del Gobierno— es una muestra más de la complicidad del Gobierno español con un régimen que viola los derechos humanos de forma sistemática, según Amnistía Internacional.

Si prospera la demanda ante el Tribunal Penal Internacional, los funcionarios públicos y los empresarios responsables tendrán que responder por ello.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/indus...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Gol a la Ley Mordaza: El lema "vergüenza me daría ser policía" está amparado por la libertad de expresión

20 December, 2019 - 00:00

Ver comentario de Tortuga:

La Ertzaintza castiga con Ley Mordaza la consigna "vergüenza me daría ser policía"

danilo albin

Eduardo González tenía razón. El portavoz de Sare Antifaxista (Red Antifascista) y militante del movimiento memorialista vasco acaba de recibir la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Bilbao por la que se le exime de pagar una multa vía Ley Mordaza que le había impuesto la Ertzaintza en marzo de 2018. Los agentes esgrimían que durante una concentración legalizada por el propio González se había gritado “vergüenza me daría ser policía”. El tribunal corrige ahora a los uniformados: esa consigna está amparada por la libertad de expresión.

Según ha informado la Plataforma Contra la Criminalización Ciudadana, el caso llevado por González al juzgado de Bilbao ha acabado con la anulación de la multa, por lo que desde dicho colectivo mostraron una mezcla de sentimientos. Por un lado, se alegraron del resultado. Por otro, manifestaron su indignación por “haber tenido que llegar al Contencioso Administrativo para defender lo evidente, es decir, que expresar una opinión es algo amparado ‘sin ningún posible atisbo de duda' por la libertad de expresión”.

“Qué habría pasado si Eduardo no hubiese decidido llegar al Contencioso? ¿Qué habría pasado si no contara con el apoyo de la sociedad civil autoorganizada en la plataforma?”, se preguntan sus compañeros. El 17 de marzo de 2018, esta misma plataforma se movilizó en la Plaza Moyua de Bilbao contra la Ley Mordaza, tal como ocurrió ese mismo día en medio centenar de ciudades de todo el Estado.

En el caso de la capital vizcaína, la Ertzaintza denunció que al pasar por allí una furgoneta de Antidisturbios se gritaron consignas como “vergüenza me daría ser policía” o “mucha Policía esconde porquería”. “Por no haber evitado esta situación se sancionó a nuestro compañero, quien en desacuerdo con la sanción la recurrió en el Juzgado correspondiente, recuerda la plataforma.

"Nula entidad vejatoria"

El colectivo cita tramos textuales de la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo de Bilbao, que advierte sobre “la escasísima, sino nula, entidad vejatoria de dichos eslóganes, que estaría amparada sin ningún posible atisbo de duda en el derecho fundamental a la libertad de expresión, no tuvo ninguna incidencia ni en el buen orden de la concentración, ni en el orden público, ni supuso ‘una desproporcionada perturbación' de otros bienes o derechos”.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Bolsonaro dice que ya está lista la ley que permite explotar las reservas indígenas de Brasil

20 December, 2019 - 00:00

"El presidente brasileño ha hecho un llamamiento a las comunidades nativas para que se incluyan en la sociedad, aludiendo que se les ha obligado injustamente a vivir separados en la miseria." Es decir, dejen de ser ustedes mismos; unos vagos, piojosos y míseros salvajes, y conviértanse en ciudadanos de la sociedad del capitalismo. Lo dice Bolsonaro, pero esta visión racista, etnocéntrica, simplificadora y emientemente falsa en relación a este tipo de sociedades la tiene mucha gente, y no toda de derecha. Nota de Tortuga.

El proyecto será enviado al Congreso para su aprobación. El presidente ha hecho un llamamiento a las comunidades nativas para que se incluyan en la sociedad y ha asegurado se les debería permitir esta práctica, hasta ahora prohibida.

europa press

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado este jueves que el proyecto de ley que permite explotar reservas indígenas protegidas ya está listo y será enviado al Congreso para su aprobación.

Bolsonaro ha asegurado que también se debería permitir a los indígenas explotar sus reservas, una práctica que estaba prohibida hasta el momento, y que las poblaciones nativas deberían involucrarse igualmente en la expansión de la producción cárnica.

El presidente brasileño ha hecho un llamamiento a las comunidades nativas para que se incluyan en la sociedad, aludiendo que se les ha obligado injustamente a vivir separados en la miseria. "Los indígenas podrán hacer en su tierra todo lo que hace un agricultor", ha destacado.

Sin embargo, varias tribus han asegurado que están sufriendo más ataques e invasiones de sus tierras por parte de leñadores, mineros y agricultores por las afirmaciones de Bolsonaro.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Noticias de Paz de diciembre

20 December, 2019 - 00:00

En este programa por una Revolución Noviolenta comenzamos con noticias de Paz, continuamos conociendo las desobediencias en América Latina, acercándonos a Colombia y sus resistencias de la mano de Paola; compartiremos conversa con Enrique de ecologistas en acción y Desarma Madrid para compartir la lucha por la Justicia climática y la cumbre social; contaremos noticias de la Internacional de resistentes a las guerras desde la voz de Pedro y romperemos las fronteras con las voces de Itaisa y Yeni que nos compartirán la lucha por el cierre de los CIES. Y hacia un 2020 de las luchas que empiezan, van y acaban bien.

Escuchar: https://www.ivoox.com/45513758

Categorías: Tortuga Antimilitar

Más que la bala

20 December, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Palabras para Patxi Andión

19 December, 2019 - 19:51

Aún vivía aquellos años en los que cabe un cuento de Poe en cada noche de invierno. Y, aunque era verano y de día, llegó Nacho, un amigo de mi padre, con unos discos a casa. Por lo visto, hacía años que mi progenitor no los escuchaba, a pesar de que se los conocía al dedillo.

No hace tanto de aquello —apenas dos décadas y media— pero parece que las prisas eran menores, incluso en una ciudad que, como Elche, padecía esa estúpida urgencia por sacar adelante la faena.

Esos vinilos se convirtieron en unas cintas de casete que fueron a parar al coche. Y, de este modo, entre atascos y baches, me estremeció poco a poco un tipo que, a mí me parecía, más que cantar recitaba. Y, sin entender demasiado, sentí la carne y el hueso y adiviné una belleza que, a diferencia de la de las palomitas de Paco Buyo, trascendía lo inmediato y la parafernalia circense.

Esa voz, esas palabras, si bien parecían evaporarse en mi mente infantil, fueron la madre de un barril que requería nuevas cosechas.

Pasaron unos pocos años y llegó a mi casa un disco compacto doble, ahora original, que incluía todas las grabaciones de aquellas cintas. Yo ya era un adolescente y, aunque sabía poco, ya intuía que el mundo se entiende mejor a través de la música y la poesía que mediante la ciencia. Desde entonces no he dejado de tener a Patxi Andión entre mis referentes.

Cada canción suya es un cuadro que nunca presidiría una estancia, un catalejo asomado a las fracturas de Occidente, una puñalada de sal que hiere y alimenta el alma, un puñetazo que desdeña la mentira.

Pero, sobre todo, Patxi retiene. Sus historias de olvidados y la rudeza de su verso tensan una cuerda entre la fantasía insolidaria y la desesperanza asesina, entre la crecida y el estiaje, entre todas las contradicciones humanas. Y es a eso a lo que llamamos verdad.

La obra de Patxi Andión es ante todo verdad. Y belleza. Y para mí, también, un regalo de mi padre.

Gracias, Patxi, por agredir a mi conformismo y a mi comodidad. Y, sobre todo, por hacerlo despacio para que pueda entender el porqué.

Santa Pola, a los diecinueve días de diciembre de dos mil diecinueve.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas