Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 39 min 54 seg

Antimilitarismo en Chicomuselo (Chiapas)

15 November, 2018 - 00:00

Xicoténcatl
Rebelión

El pueblo de Chicomuselo se encuentra a pocos kilómetros de la frontera con Guatemala. En 1956 aviones de guerra del vecino país sobrevolaron la zona sin mayores consecuencias.

Región montañosa pero con extensas planicies de selva deforestada para fincas ganaderas, es zona de paso de migrantes en su camino hacia el Norte y tráfico de drogas con el mismo destino. Se encuentra en un territorio de importancia estratégica para el poder imperial estadunidense por su situación geográfica y en la mira de las empresas transnacionales por sus riquezas minerales. En abril del 2017 inicia la construcción de un cuartel militar en el predio Piedra Blanca, a escasos diez minutos de Chicomuselo en carro, en la ruta que enlaza los municipios de Frontera Comalapa, Chicomuselo y La Concordia, ruta que utilizan los migrantes centroamericanos para evadir los controles policiales y militares que se ubican a lo largo de la carretera Panamericana.

Fue en febrero del 2017 que llegaron a Tapachula, la capital del también territorio chiapaneco fronterizo de Soconusco, las máximas autoridades del Comando Norte y el Comando Sur de Estados Unidos para “conocer de primera mano los desafíos que México enfrenta en la protección de sus fronteras” (vocero de la embajada estadounidense en México).

Inauguran el cuartel

Las autoridades municipales de Chicomuselo (partido MORENA) se habían puesto de acuerdo con los mandos militares para realizar un desfile militar de cerca de mil soldados por las calles de la cabecera municipal (4,600 habitantes) a modo de inauguración de las recién terminadas obras del 101 Batallón de Infantería. Todo se preparó para el jueves 8 de noviembre pero… las protestas de la Parroquia de San Pedro y San Pablo junto con el Comité para la Promoción de la Vida “Samuel Ruiz”, se regaron por todas las comunidades del municipio y el clima se fue tensando. Organizados en las filas del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE) los militantes católicos han planteado una eficaz resistencia contra las empresas canadienses y mexicanas que pretenden explotar barita y titanio a costa de la salud de los habitantes y la destrucción del agua y la tierra. También han cerrado filas y declarado alertas por las amenazas de muerte que el pasado mes de octubre recibió el sacerdote Eleazar Juárez Flores, párroco de Chicomuselo que ha encabezado las protestas contra el aumento exponencial de la violencia, los casos de feminicidios como el asesinato ahora hace un año de Virgilia Villatoro Pérez y la proliferación de cantinas. El activismo antimilitarista de La Parroquia y el Comité para la Promoción de la Vida “Samuel Ruiz” hizo desistir a los militares de su vistosa parada militar.

El cuartel fue inaugurado al interior de las instalaciones y contó con la destacada presencia del Secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos y el ex gobernador del Estado, gobernador interino de sí mismo y futuro senador, Manuel Velasco Coello. Durante el evento al que se invitó a la prensa, Manuel Velasco destacó que el nuevo cuartel del 101 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano en Chicomuselo, es una obra conjunta que fortalecerá la seguridad en la frontera sur del país. Las instalaciones cuentan con áreas de entrenamiento, unidades de reacción y administrativas, así como talleres, comandancia, tiendas y unidades habitacionales. No se menciona la posibilidad de que en algún rincón de las 60 hectáreas que ocupa el ejército mexicano hayan instalado hornos crematorios.

Marcha contra la militarización y en defensa de líder amenazado

El sábado 10 de noviembre la plaza central de Chicomuselo lucía colorida y plena de gente. A la puerta de la iglesia católica se hacen llamados para preparar los carros y camiones que trasladarán miles de personas hacia el ejido Pablo L. Sidar. Música de marimba alegra la multitud que entra y sale del patio donde se reparten frijoles y tamales para sostén de las personas que hacia las nueve treinta de la mañana saldrán en caravana desde Chicomuselo envueltos en la polvareda y el sofocante calor que ya no les dejará hasta llegar 45 minutos después al ejido Pablo L. Sidar. Alegre y ruidosa llegada para descender de los vehículos e iniciar la marcha protesta por la violencia (allí asesinaron el año pasado a Virgilia Villatoro Pérez y son frecuentes los asaltos a domicilios. El comisario ejidal de Pablo L. Sidar fue el que días atrás gritó al padre Eleazar “te estas ganando unos balazos” además de que lo persiguió e intimidó durante varias cuadras).

Recibimiento de alrededor de tres mil personas en la plaza central y lectura de comunicados en la cancha de basket cubierta con domo. Comunicados de la Nueva Constituyente Ciudadana y Popular, de la Red por la Paz Chiapas. Bienvenidas y aplausos para los militantes de las parroquias de Chenalhó, San Cristóbal de las Casas, Oxchuc, Bachajón, Sitalá, Altamirano, Tila, Margaritas, la Coordinadora Diocesana de las Mujeres - CODIMUJ -. Agentes de pastoral, presbíteros y seminaristas rodean en el estrado al padre Eleazar. El calor se alargó hasta la misa que cerró el evento y que fue la señal para el regreso hacia Chico.

Ley de seguridad interior inconstitucional

Con la inauguración formal el pasado 8 de noviembre del cuartel militar en Chicomuselo, se inicia una nueva etapa en esa zona de Chiapas, en la que todo activista y militante defensor del territorio estará en el punto de mira del ejército, y en el que los controles militares, el aumento de la prostitución y la venta de cocaína son hechos ya evidentes para la población.

La ley de Seguridad Interior promulgada en diciembre pasado por el presidente Peña Nieto, faculta a los militares para que realicen actividades de seguridad pública y legaliza el despliegue del ejército por un territorio sin que medie orden presidencial. El artículo 30 posibilita al Ejército intervenir comunicaciones privadas. Aunque la Constitución mexicana establece que el Ejército está subordinado a la autoridad civil, el artículo 17 de la Ley de Seguridad Interior faculta a los militares para actuar por cuenta propia y que el mando, en una acción coordinada, será siempre militar. (https://www.animalpolitico.com/2018...).

La frontera sur ha de funcionar como filtro controlado de drogas y migrantes; es el mandato que viene del Comando Norte. No pudieron desfilar por las calles ni mostrar su prepotencia pero aquí se ha instalado y desplegado la organización que más ha vulnerado los derechos humanos y está implicada en narcotráfico, crímenes de lesa humanidad como asesinatos colectivos y desaparición forzada: el Ejército Mexicano.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El ejército chileno remueve a casi la mitad de su cúpula en medio de un escándalo por fraude

15 November, 2018 - 00:00

Por 24matins.es / AFP

El ejército de Chile removió este viernes a 21 generales, una profunda renovación del alto mando de la institución sacudida por una investigación por un millonario fraude que involucraría a decenas de sus oficiales.

El retiro de los generales se resolvió “atendiendo a diversas consideraciones que comprenden la renuncia voluntaria, el término de la carrera militar, la evaluación de la gestión y las necesidades institucionales”, explicó el Ejército en un comunicado, sobre el mayor cambio del alto mando militar de los últimos años.

En total, en torno al 45% de los altos mandos han sido apartados y ya han sido sustituidos, según el comunicado del Ejército.

Las remociones de los 21 generales -la mayoría en edad de extender por varios años su carrera militar- se producen a semanas de que la justicia militar dictaminara prisión preventiva para el segundo mando del Ejército, el general John Griffiths.

El procesamiento de Griffiths, ya en libertad tras pagar la fianza, se dio en el marco del llamado “Milicogate”, una megacausa que investiga desde hace dos años a una red de uniformados y civiles por apropiación indebida de millonarios fondos -derivados de la ley reservada que entrega a las Fuerzas Armadas el 10% de las ventas de cobre de la cuprífera estatal Codelco- utilizados para viajes.

El militar está siendo investigado por orquestar maniobras con dinero público para usar a su favor y el de otros oficiales, que podrían incluir a algunos de los generales removidos, según medios locales.
Recuperar la confianza

Esta tarde, el ministro de Defensa, Alberto Espina, aclaró que “sería incorrecto e injusto deducir que todos los generales llamados a retiro están involucrados en los hechos investigados por la justicia”.

Sin embargo, reconoció que uno de los motivos de su paso a la reserva podría ser la investigación que intenta limpiar al Ejército de los implicados en maniobras fraudulentas, como la compra de pasajes a agencias compinchadas con ellos, que les “vendían” los más caros y después los devolvían comprándose otros más baratos para embolsarse la diferencia.

En las agencias de viaje implicadas trabajaban familiares cercanos.

Asimismo, la fiscalía de Aysén (sur) investiga el presunto desvío de recursos del Fondo de Ayuda Mutua del Ejército (FAM), en Coyhaique, destinado a pagos indebidos a funcionarios en ejercicio y en retiro, una práctica que se remonta a 2011 y que habría producido un desvío de cerca de 4,4 millones de dólares.

Los casos de corrupción en el Ejército se suman a múltiples causas por fraude abiertas en filas de Carabineros (Policía), por las que decenas de policías de distintos rangos fueron dados de baja, en medio de un megafraude al interior de la institución.

Más de 40 millones de dólares se habrían desviado a cuentas particulares de policías y civiles desde 2006, según la investigación.

El estallido de los casos de corrupción en el seno de los Carabineros y más recientemente del Ejército minó el apoyo de la población a estas instituciones, en particular a la Policía, que perdió la gran aceptación y popularidad que ostentó por décadas cautiva de los delitos financieros cometidos por sus oficiales.

Fuente: https://www.24matins.es/topnews/ame...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La ciudad y los árboles

15 November, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Absuelven a Boro LH, colaborador de La Haine

14 November, 2018 - 21:27
Categorías: Tortuga Antimilitar

Helena Maleno, galardonada con el premio Periodismo y Derechos Humanos de la APDH

14 November, 2018 - 00:00

La periodista e investigadora toma el relevo de 'Memoria Pública', que recibió el galardón de 2017. También han sido premiados en esta edición la ONG Proactiva Open Arms y en la categoría internacional han sido premiados Patricia Linares, Luz Marina Monzón y Francisco de Roux Rengifo por su papel en el proceso de paz en Colombia.

La periodista e investigadora Helena Maleno ha sido premiada con el galardón Periodismo y Derechos Humanos 2018 que entrega la Asociación Pro Derechos Humanos España (APDHE). La organización reconoce de esta manera la intensa labor de Maleno en defensa de los derechos de los migrantes, que actualmente está siendo investigada por la justicia marroquí por las llamadas de alerta que realiza a Salvamento Marítimo cada vez que los inmigrantes le avisan de que están en el mar con intención de llegar a las costas españolas.

Maleno recoge el relevo en esta categoría de Memoria Pública, la sección de Memoria Histórica de este diario, que fue premiada el año pasado. La APDH también ha premiado este año a la ONG Proactiva Open Arms, una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro cuya principal misión es rescatar del mar a los refugiados que llegan a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza.

El premio internacional de este año ha recaído sobre tres personas de Colombia por su implicación en el proceso de paz. Patricia Linares Prieto, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz; Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas; y Francisco de Roux Rengifo, responsable de La Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad.

El acto de Entrega de Premios tendrá lugar en el Auditorio Caja de Música del Edificio Cibeles de Madrid el 13 de diciembre de 2018 a las 20.00 horas. La gala contará con la música de Adriana Viñuela Simón (soprano) y Elisa Rapado Jambrina (piano), quienes interpretarán obras de Antonio José, compositor republicano que fue asesinado en Burgos a los pocos meses de comenzar la Guerra Civil.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

“Yemen ya no existe”, su población se muere

14 November, 2018 - 00:00

Omar Hassan

La guerra llevada a cabo por Arabia Saudita [el reino dirigido por la familia-dinastía Saud desde 1932; hoy en manos del clan del príncipe heredero Mohammed ben Salman, llamado MBS] contra Yemen ha devastado un país ya paralizado por una pobreza generalizada y un abandono sistemático.

El 25 de marzo de 2015 [con una preparación desde 2014], Arabia Saudita y sus aliados [en parte para dar cuerpo a la apariencia política de una coalición: Egipto, Jordania, Sudán, Marruecos y los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo, con excepción de Omán] lanzaron lo que se ha convertido en un asalto atroz e implacable- bautizado en el estilo de marketing del Pentágono Tempestad decisiva y renombrado rápidamente como Restaurar la Esperanza (sic)- contra una población indefensa. [Los Estados Unidos juegan un papel decisivo también en los servicios de información, la gestión de los bombardeos, la venta de armas y el aprendizaje de su utilización. Sobre la venta de armas españolas, ver https://vientosur.info/spip.php?art... ndt]. Su objetivo es vencer a la rebelión huthi, que se ha negado a apoyar al gobierno fantoche instalado por Arabia Saudita en 2011-2012 [Abdrabbo Mansur Hadi, antiguo mariscal y vicepresidente de 1995 a 2012, fue formalmente elegido como nuevo presidente de la República del Yemen, mediante “sufragio universal” como único candidato el 21 de febrero de 2012; con el acuerdo de Arabia Saudita y las “monarquías del Golfo”, de los Estados familiares patrimoniales].

A pesar de las decenas de miles de ataques aéreos y un bloqueo aéreo y naval agotador, no han logrado desalojar a los rebeldes de la capital Sanaa. En efecto, la rebelión huthi siguen controlando una parte significativa del país [ver el mapa de las zonas controladas en septiembre de 2018 por las diferentes fuerzas].

A menudo presentado cínicamente como marioneta iraní, el movimiento huthi recibe mucho menos apoyo de lo que se piensa generalmente. Y su movimiento está menos motivado por el amor a los ayatolás que por los agravios socioeconómicos recibidos durante mucho tiempo de los sucesivos dictadores apoyados por Arabia Saudita, y su exclusión de un gobierno de transición establecido tras la revolución de 2011.

Esta verdad molesta ha sido ignorada por el régimen saudita, que ha exagerado el riesgo planteado por un pretendido mandatario iraní a su puerta para justificar una intervención militar masiva. En consecuencia, Yemen se ve hoy confrontado a la mayor urgencia humanitaria del planeta[1].

Según un informe del Programa Alimentario Mundial, unos 14 millones de personas corren el riesgo de morir de hambre. Es la hambruna más grave que ha habido en el mundo desde hace más de 100 años. Diez y seis millones de personas no tienen acceso al agua potable y 22 millones de personas, es decir el 75% de la población, dependen de la ayuda.

Las Naciones Unidas estiman que más de 3 millones de yemeníes han huido de sus hogares, buscando desesperadamente la seguridad y la protección. Muchas de esas personas viven hoy en campos de fortuna para personas refugiadas, con sus tiendas desgastadas como únicos signos de vida en un paisaje tremendamente inhospitalario.

Para forzar al movimiento huthi a rendirse, Arabia Saudita ha atacado y cerrado en varias ocasiones el puerto de Hodeida, que gestionaba el 70% de las importaciones de alimentos antes de la guerra. Han intentado intimidar a las ONG para que pongan fin a los programas de ayuda en las regiones controladas por la rebelión. Cuando la persuasión ha fracasado, ha recurrido a la violencia. Hospitales gestionados por Médicos sin Fronteras (MSF) han sido bombardeados en varias ocasiones.

Save the Children, una organización internacional de defensa de los derechos humanos, estima que 50.000 niños y niñas han muerto por causas ligadas a la pobreza el año pasado. Son 137 “pares de ojos sonrientes” los que se apagan todos los días, con un último abrazo familiar cada 10 minutos.

Las divisiones sociales del país -étnicas, culturales y religiosas- se transforman en abismos con la segmentación geográfica. La gente huthi controla las regiones del norte y del centro; Al Qaeda en la Península Arábiga controla el sureste y las fuerzas leales a los Emiratos Árabes Unidos controlan la zona que rodea el puerto estratégicamente vital de Aden, contemplando una secesión unilateral del norte.

En realidad, “Yemen” no existe ya. “Demacrado” por decenios de subinversión, de corrupción de la clase dirigente y de ataques neoliberales, el país ha recibido un golpe muy duro de Arabia Saudita y sus aliados.

Esta calamidad es una acusación al autodenominado orden mundial. Se trata en particular de una acusación a los gobiernos americano y británico, que han extendido sus ventas militares a Arabia Saudita, así como a Francia[2] /2: un ejemplo de la barbarie bipartidista a menudo mostrada en las cuestiones de la política exterior imperial por los demócratas y republicanos y por la socialdemocracia y los partidos conservadores.

La bomba que ha matado a 40 niños y niñas en un autobús escolar en agosto de 2018 ha sido casi con seguridad fabricada en Texas por Lockheed Martin. No contentándose con facilitar así los asesinatos ciegos, Occidente ha proporcionado un apoyo secundario, en particular informaciones sobre posibles objetivos, reavituallamiento en vuelo para las campañas de bombardeo y un flujo sin fin de material militar de alta gama.

Un informe del personal de investigación de la ONU ha encontrado pruebas de masacres, de torturas y de violaciones de civiles. Sin embargo, confrontado a los hechos, el secretario americano de Defensa, Jim Mattis, ha insistido en que el asesinato de miles de personas yemeníes no armadas era un acto de autodefensa de las monarquías saudí y emiratí. El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha sido más honrado en una nota del Congreso que justificaba la intervención de Arabia Saudita en términos de reducción de la influencia iraní.

El gobierno australiano ha sido también cómplice. Este año la página independiente New Matilda ha informado de que las licencias para la venta de material militar a Arabia Saudita se han cuadruplicado recientemente. Christopher Pyne, ministro de industria de la defensa desde 2016 y ahora ministro de Defensa y otros ministros del gobierno han emprendido conversaciones de alto nivel sobre la expansión de la Royal Saudi Navy.

Además, se ha revelado que el año pasado navíos de guerra australianos llevaban a cabo ejercicios conjuntos con los Sauditas, es decir con la marina que bloquea la ayuda desesperadamente necesaria a 22 millones de civiles. Para coronar todo esto, un antiguo general del ejército australiano, Mike Hindmarsh, ha dirigido las fuerzas combatientes de los Emiratos. Su recompensa sería un salario anual de 500.000 dólares australianos. Es imaginable la histeria que se produciría si Irán pagara tal salario. Pero, en este caso no ha habido ninguna crítica o censura por parte del gobierno o de los grandes medios de Australia.

Cerca de 30 millones de yemeníes sufren un asedio militar brutal. Ya es hora de que Australia y otros países pongan fin a sus relaciones con el despreciable régimen saudita y a su implicación en los crímenes de guerra.

Notas

[1] Según la AFP del 29 de octubre de 2018, “Ahmed. Hassan grita de dolor cuando el médico le deposita delicadamente en una balanza para pesarle. Con el rostro y el cuerpo demacrados, este bebé yemenita de algunos meses está desnutrido. En el hospital de Sabaeen de Sanaa, las enfermeras preparan leche en polvo y llenan las jeringas, racionando así las porciones dadas a los niños y niñas desnutridas que llegan en búsqueda de tratamientos de urgencia y que a veces son incluso incapaces de tragar debido a la debilidad de su cuerpo. “La vida se ha vuelto muy difícil (…) pero hacemos lo mejor que podemos, teniendo en cuenta las circunstancias”, confía Oum Tarek, cuyo bebé de nueve meses es ingresado por desnutrición.

“No somos de aquí, alquilamos una vieja casa por 10.000 riales (alrededor de 35 euros) en Hiziaz”, en el sur de Sanaa, dice a la AFP. Su bebé, cuenta, cayó enfermo pues no tenía medios para comprarle leche en polvo, teniendo en cuenta la importante suma que representa el alquiler de la casa. Los cuatro años de guerra entre el gobierno yemenita y la rebelión huthi han hundido al país al borde de una “hambruna gigante e inminente”, según la ONU que estima que 14 millones de personas, la mitad de la población, podrían ser sus víctimas.

El secretario general adjunto de la ONU para asuntos humanitarios, Mark Lowcock, ha afirmado el lunes que el riesgo de hambruna en Yemen es “más importante que todo lo que un profesional del sector ha podido ver a lo largo de su carrera profesional”.

“Puerta de la muerte”: En el hospital Sabaeen, el pediatra Charaf Nachwan afirma que ciertas familias no tienen ni siquiera los medios para pagar el transporte para llegar a la clínica. “Sus hijos e hijas son por tanto dejados días, semanas, sufriendo malnutrición, hasta que alguien les ayuda con un poco de dinero. En ese estadio, hacemos frente a casos muy graves”, expresa desolado. Desde la intervención, en marzo de 2015, de una coalición militar dirigida por Arabia saudita en apoyo al gobierno yemenita, el conflicto ha provocado según la ONU cerca de 10.000 muertos, estimando algunas ONG de defensa de los derechos humanos que el balance sería cinco veces más importante, en su mayoría civiles, y habría provocado la peor crisis humanitaria del mundo.

La ONU ha reclamado esta semana “un alto el fuego humanitario” alrededor de las instalaciones que participan en la distribución de ayuda alimentaria, pero ni los rebeldes apoyados por Irán ni Ryad y sus aliados parecen haber respondido al llamamiento. Las dos partes se disputan el control del país que comparte una frontera con Arabia Saudita y posee varios puertos estratégicos.

La rebelión controla la capital Sanaa e importantes regiones en el norte y el oeste del país, donde se encuentra en particular la ciudad de Hodeida. Cerca de las tres cuartas parte de la ayuda humanitaria que entra en Yemen transita por su puerto.

La coalición bajo mando saudita, que controla el espacio aéreo en Yemen, impone un bloqueo casi total a ese puerto, así como al aeropuerto de la capital. Frente a esta situación, el doctor Nachwan asegura que el personal médico hace lo máximo que puede para salvar a los niños y niñas. “Los casos que tratamos en el hospital son graves. A la puerta de la muerte a veces. Hacemos nuestro trabajo, hacemos todo lo que podemos para devolverles la salud”. “Hay quienes salen adelante. Otros y otras mueren”.

Afirmando basarse en informaciones recogidas por el Civilian Impact Monitoring Project, ligado a la red “Global Protection Cluster” de la ONU, Oxfam subraya que 575 civiles, de ellos 136 niños y niñas, han sido muertos (en ataques militares) entre el 1 de agosto y el 15 de octubre.

“Oxfam llama a Gran Bretaña, los Estados Unidos y otros gobiernos a suspender las ventas de armas a Arabia Saudita debido a su desprecio por las vidas de civiles en la guerra del Yemen”, según el comunicado de la ONG (Red. A l´Encontre).

[2] El periódico suizo NZZ del 27 de octubre de 2018 subrayaba en un gráfico (pg 7) que de 2013 a 2017, las ventas de armas estadounidenses y británicas eran las más importantes, seguidas por Francia, España (para España, ver entre otros https://vientosur.info/spip.php?art... o https://elpais.com/politica/2018/09... o https://www.eldiario.es/internacion... ndt) y Suiza. En el caso de Suiza, de 2013 a 2017, la parte de las ventas de armas a Arabia Saudita totaliza el 20,4% de sus exportaciones de armas. Sin embargo, las y los descendientes de Henri Dunant -“hombre de negocios, humanista y cristiano protestante”, según la definición oficial - es decir, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) “se beneficia … de los fondos saudíes. El año pasado, la organización ha firmado con Arabia saudita un acuerdo de 10 millones de dólares para financiar sus operaciones en Yemen (sic). “Arabia Saudita es tratada como cualquier donante”, asegura una portavoz del CICR (…) Esta política de aceptación de los fondos de un beligerante suscita sin embargo un malestar en los medios humanitarios, aunque nadie desee lavar su ropa sucia en público. “Las Naciones Unidas no tiene quizás otra opción que aceptar los fondos de un gobierno. Pero hay ahí un verdadero problema ético. Las organizaciones humanitarias en Yemen ven cada día las consecuencias catastróficas de la intervención saudita. Riad intenta lavar su imagen, pero ¿hay que prestarse a su juego?”, pregunta un humanitario, que estaba recientemente cumpliendo su función en Yemen”, Le Temps 22 de enero de 2018 (Red. A l´Encontre).

Artículo publicado en la página australiana Red Flag; traducido de la versión publicada por A l´Encontre http://alencontre.org/moyenorient/a...

http://alencontre.org/moyenorient/a...

Traducción: Faustino Eguberri para viento sur

Tomado de: https://vientosur.info/spip.php?art...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Levantando Muros. Políticas del miedo y securitización en la Unión Europea

13 November, 2018 - 00:00

En el aniversario de la caída del muro de Berlín, este nuevo informe del Centro Delàs de Estudios por la Paz, copublicado por el Transnational Institute (TNI) y Stop Wapenhandel, identifica los muros físicos, marítimos, virtuales y los muros del miedo construidos por los estados en una Europa que vive un auge de la extrema derecha y que se fortifica cada vez más ante las migraciones y los desplazamientos forzados. El informe constata que "estados miembros de la Unión Europea y el Espacio Schengen han construido cerca de 1.000 km de muros, el equivalente a seis Muros de Berlín, desde los años 90, para frenar la llegada de personas desplazadas por la fuerza en Europa".

El informe analiza como Europa está abordando los flujos migratorios mediante la construcción de muros, el cierre de fronteras, el aumento de la vigilancia, la securitización y suspensión de la libre circulación. Todas estas medidas están reforzando la Europa Fortaleza, con muros físicos y mentales que se erigen para una mayor seguridad frente a una supuesta amenaza, pero que finalmente cada vez resultan más peligrosos para las vidas y los derechos de las personas adentro y fuera de Europa.

Autoras: Ainhoa Ruiz Benedicto y Pere Brunet

Editores: Jordi Calvo y Nick Buxton (TNI)

Puedes consultar y descargar el resumen ejecutivo en castellano, en catalán, en inglés, en alemán y en holandés, y el informe completo en castellano, en catalán y en inglés: http://www.centredelas.org/es/levan...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Amando a España

13 November, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

La balcanización del Cauca (Colombia)

13 November, 2018 - 00:00

Camilo Alzate
Colombia Plural

Boris Guevara me contó que hizo un viaje un par de meses atrás para asistir a una reunión comunitaria en Toribío. Él ha vivido los últimos dos años entre Cali y el Espacio Territorial de Reincorporación de La Elvira, en Buenos Aires, al final de la trocha de cuarenta kilómetros que empieza en el corregimiento de Timba, junto al río Cauca, y sirve de acceso al corredor geográfico del río Naya, donde incontables cultivos de coca llenan las montañas hasta el océano Pacífico. La caravana de camionetas en la que viajaba Boris se enfiló por la vía Panamericana, una carretera angosta que bordea pueblos como Caloto, Corinto, Miranda, Florida y Pradera. Allí, Boris quedó impresionado al confirmar que los cultivos de coca y marihuana ya bajan hasta los bordes mismos de la vía, pero la verdadera sorpresa lo esperaba más adelante, sobre el cruce que remonta la cordillera siguiendo el cañón del río Palo hasta el municipio de Toribío.

Boris tiene poco menos de cuarenta años, es un bogotano pequeño y macizo que hizo presencia en los diálogos de La Habana. Ya ha escapado de la muerte varias veces, porque fue uno de los guerrilleros que estuvo al lado de Alfonso Cano durante los bombardeos y operativos que derivaron en la muerte del máximo comandante de las FARC el 4 de noviembre de 2011 en una vereda del municipio de Suárez.

Durante su viaje a Toribío, un grupo de encapuchados con prendas militares detuvo su camioneta en una curva: eran los famosos disidentes. El episodio es ilustrativo pues él mismo, un ex combatiente que conoció los rigores del monte, quedó sorprendido con que unos tipos armados salieran tan cerca de la Panamericana como si nada. Dice que lo bajaron del carro y un muchacho joven lo mandó a llamar. “¿Si se acuerda de mí?”, le preguntó el muchacho. Guevara lo recordaba, era apenas un niño cuando ingresó a las FARC. “¡Pues claro, huevón!”, le respondió Boris: “¿No me vas a matar?”. “Ahora yo soy el comandante”, le dijo el otro con orgullo. Entonces se pusieron a discutir, aquel le recriminó que la dirigencia de la guerrilla había traicionado la lucha, Boris le repuso que eso era falso: ¿Acaso podrían tomarse el poder por las armas? ¿Si las FARC no lo lograron en medio siglo, ahora ellos cómo lo iban a hacer? Al final lo dejaron seguir pero se llevaron las pistolas de los policías de la UNIPEP que lo escoltaban.

Pero en el Espacio Territorial de La Elvira, donde vivía Boris, la zozobra es permanente. Los grupos de disidentes y narcos que controlan la trocha que sube por allí rumbo al cañón del río Naya han amenazado a los ex combatientes y dicen que van a matar a Pacho Quinto, uno de los antiguos comandantes que todavía vive en La Elvira. El Ejército retiró la base militar que tenía apostada en la vereda El Ceral, desde eso la zona “es un despelote”. En La Elvira han visto pasar grupos de 15 o 20 hombres armados, marchando por la noche. Son los que se han opuesto a la sustitución de cultivos y también a la pavimentación de la carretera, una de las iniciativas en las que más han insistido los desmovilizados de La Elvira. “Pero si esa es la política de los disidentes, le están haciendo el juego al Gobierno”, piensa Boris. “Era lo que planificábamos con los acuerdos”, dice finalmente, “que si no había una reforma estructural, esto se iba a convertir en un problema de mil cabezas”.

El 8 de agosto fui hasta San Francisco para conversar con la viuda de Ibes Trujillo, un reconocido dirigente afrocolombiano secuestrado y asesinado en las montañas de Suárez la primera semana de junio. Nada más salir de Jamundí, mientras cruzaba los pueblitos pequeños de la vía a Suárez, sentía como si viajara hasta los años noventa: el bus hacía paradas en los caseríos paupérrimos con fortificaciones militares forradas de trincheras y mallas metálicas para repeler las granadas, los soldados caminaban junto a la vía como sacados de un manual, todos de casco y morrales y pecheras y radioteléfonos a la espalda, las cantinas estremecían con su estridencia llenas de jornaleros, las paredes desconchadas, los toyotas cargados de insumos rumbo a las montañas que producen tanta coca como café.

Apenas dos días antes había ocurrido una seguidilla de bombas, atentados y ataques en varias regiones del departamento con motivo de la posesión del nuevo presidente Iván Duque: una moto cargada de explosivos mató a varios policías en Padilla, entre ellos el comandante de la estación, ocurrieron hostigamientos cerca a Santander de Quilichao, y un ataque en Suárez, todos atribuidos a grupos disidentes de las antiguas FARC.

San Francisco queda junto al río Cauca, a doce kilómetros de Suárez. Es una tira larga con las casas de bahareque y guadua, muchos de los habitantes son afrocolombianos. Maritza*, una muchacha que pertenece a un proceso organizativo de jóvenes en la zona, cuenta que han circulado infinidad de panfletos de las Águilas Negras y las Autodefensas amenazando a todo el mundo: a los seguidores de Petro, a los resguardos y cabildos indígenas, a los afros, a los dirigentes campesinos y ambientalistas, a los defensores de derechos humanos, a los sindicalistas, a las organizaciones de mujeres, a los congresistas y políticos de izquierda, a los desmovilizados de las FARC, a los profesores… Por eso, algunas personas evitan tomar la carretera hacia Buenos Aires en moto, pues es muy solitaria, prefieren hacerlo en el bus de servicio público.

Ibes Trujillo y Héctor Marino, dos líderes negros que coordinaban el Movimiento Marcha Patriótica en el norte del departamento, fueron amenazados. A Ibes lo secuestraron en su finca en los mismos días que tramitaba un esquema de escoltas para su protección con el Gobierno nacional. Según cuenta su viuda, Ibes tenía programada la vuelta para un miércoles pero el martes se fue a la finca y no volvió más. Antes, Héctor Marino había sufrido en Timba un atentado que lo tumbó de la moto y le fracturó el tabique. Héctor Marino tuvo que salir del Cauca pocos días después del asesinato de Ibes Trujillo.

“Creo que uno de los problemas más graves que están pasando en nuestra zona tiene que ver con los cultivos de uso ilícito y la llegada bandas emergentes”, sostiene un viejo dirigente afrocolombiano de la zona norte. “La gran mayoría de líderes y procesos organizativos son críticos con estos grupos armados. También está el empoderamiento en los territorios, son críticos con ciertos sectores políticos, con la corrupción administrativa, entonces todos estos temas se unen para dañarnos la convivencia. A la oficina nuestra llegó una amenaza, ya no estamos yendo a la oficina, sólo va la secretaria”, concluye.

Los programas de sustitución nunca arrancaron, o lo hicieron a medias con enormes lastres administrativos. “El panorama se veía venir desde antes de que empezara”, afirma un dirigente Nasa, quien asegura que nada se ha concretado en la zona norte. A esto se agregó el hecho de que el Ejército está llegando a varias regiones para hacer erradicación forzosa de la coca, con un resultado obvio que es la intensificación de la violencia y el fortalecimiento de las bandas armadas, que nadie sabe a ciencia cierta cuántas son ni cuántos hombres tienen. En las zonas veredales de Miranda y Caldono hubo una auténtica desbandada de guerrilleros que abandonaron el proceso de reincorporación desmoralizados y resentidos con el Gobierno.

Los corredores estratégicos como el cañón del Naya, el triángulo entre Corinto, Toribío y Tacueyó, o la zona rural de Argelia, se convirtieron en una tierra de nadie una vez salieron las FARC de las montañas. En Corinto, las autoridades indígenas aseguran que han aparecido hombres de aspecto paisa o costeño con armas largas, quienes firman como “EPL” y ya han tenido roces con las comunidades.

Y también el ELN, que se especulaba desde el año pasado si hacía o no presencia en el norte del departamento. Dos fuentes de lugares distintos del departamento aseguraron que la masacre ocurrida en una finca de Suárez a comienzos de año fue perpetrada por el ELN en contra de varios ex guerrilleros de las FARC que habían salido de la Zona Veredal de Caldono con el propósito de rearmarse. José Antonio Gutiérrez, un investigador que conoce la zona de Argelia donde ocurrió otra masacre que fue atribuida al ELN, sostiene que esta fue cometida por grupos paramilitares para crear pánico en la zona.

En julio, la guardia indígena de Corinto capturó en su territorio a dos muchachos con uniformes, armas, banderas y distintivos del ELN, lo que motivó la última asamblea extraordinaria del pueblo Nasa en la región. Aunque el Comando Central de esa organización ha negado varias veces la responsabilidad de ciertos hechos en la zona norte, a través de internet otras estructuras del ELN se han atribuido algunas como la instalación de banderas.

Como si todo pudiera ser peor, en una vereda de Caldono reventó un viejo litigio de tierras entre dos comunidades indígenas diferentes, los Nasa y los Misak, que reclaman la propiedad de un terreno en disputa. El ESMAD terminó favoreciendo a los Misak con un desalojo violento que dejó dos muertos. El Cauca avanza a un proceso de balcanización y fragmentación territorial que sólo sirve a las economías ilegales y los actores armados.

Edwin Mauricio Capaz, responsable de derechos humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, cree que los asesinatos y amenazas obedecen a dinámicas locales y no a un plan nacional y sistemático, como se ha sugerido en otras ocasiones con relación a los líderes sociales asesinados.

“Existen unos poderes locales en torno al narcotráfico, las economías ilegales, la extorsión, la circulación de armas, todo esto se nota mucho en la reagrupación de grupos armados”, dice Edwin Capaz. “Este tema en particular afecta mucho a los cabildos en el norte del Cauca, porque los cabildos han establecido una política de control territorial y ese control ha dado resultados: desde hace mucho tiempo las autoridades indígenas han decomisado cargamentos de marihuana, de cocaína, han detenido a personas pertenecientes a los grupos armados que han atentado contra las comunidades, han incautado y destruido armamentos, caletas. Muchos de los asesinatos y las amenazas están relacionados con ese tema del control territorial”. Los cabildos indígenas llevan décadas enfrentándose a los grupos armados con sus bastones de mando y ejerciendo soberanía en medio de los años más duros del conflicto. También se han opuesto a los intereses de los delincuentes; por citar un caso célebre: la guardia indígena ha recuperado y devuelto centenares de motos robadas que son vendidas en sus territorios de forma ilegal.

“Las autoridades están luchando contra un poder local muy fuerte apoyado por las economías ilícitas”, concluye Edwin. “Hay una coincidencia fatal, y es que cuando Duque se perfiló como opción fuerte en la carrera presidencial se cayó en un contexto propicio para las amenazas y atentados en todo el país, no sólo en el Cauca, debido al odio que promovía la opción de invalidar al otro. Eso es lo que vimos en todas las zonas: los poderes locales envalentonados”. El Cauca es el departamento del país con el mayor número de líderes asesinados. Algunas cifras hablan de 90 víctimas, mientras que la Defensoría en cabeza de Carlos Alfonso Negret registraba 81 a mediados de julio.

Apenas tres días después de la gran movilización por la vida convocada para el 7 de agosto fue asesinado el dirigente indígena Emiliano Trochez. Ocurrió el 10 de agosto en Santander de Quilichao. Emiliano Trochez no era cualquiera: había sido gobernador indígena de su comunidad, antiguo consejero de la Asociación de Cabildos del Norte, profesor y dirigente comunal. Los sicarios llegaron hasta la puerta de su casa, esperaron que saliera, después dispararon varias veces contra él, un viejo de setenta años que empuñaba un bastón y una pañoleta rojiverde.

*Algunos nombres fueron cambiados u omitidos.

Fuente original: https://colombiaplural.com/la-balca...

Tomado de Rebelión.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Parémoslas aquí

12 November, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Hablar seriamente de la despoblación de los territorios rurales

12 November, 2018 - 00:00

No se puede hablar con seriedad de la despoblación del medio rural obviando la crisis de civilización en la que estamos inmersos.

El cambio radical hacia un modelo de producción agraria desarrollista.
La despoblación de la geografía rural es un fenómeno tan antiguo como la humanidad. Hace diez mil años, la ciudad de Ur, la primera ciudad conocida, surgida en Mesopotamia, se conformó a partir de la despoblación de las aldeas en las que vivía su población anteriormente. Pero en nuestro tiempo y latitudes, la referencia más próxima fue el gran éxodo de los años 60 del pasado siglo, con el despegue industrial del regimen franquista. Su causa fue el tránsito de un modelo agrario ancestral, campesino-familiar, a un modelo de agricultura, ganadería, selvicultura y horticultura industrial, acorde con la ideología desarrollista que alcanzaría su pleno desarrollo en las décadas posteriores. Luego, cuando hablamos de la despoblación rural hay que referirse necesariamente a ese cambio radical del modelo agrario como causa directa de ese gran éxodo y de la consiguiente despoblación.

La gran ciudad es el modelo de poblamiento propio de la sociedad estatal-capitalista.

En esta sociedad el modelo campesino de poblamiento disperso es disfuncional y, por tanto, no le cabe otro destino que su marginalidad y eliminación progresiva. La dinámica productivista del capitalismo agrario, cuya finalidad es la acumulación de propiedades y capital para la maximización del beneficio, precisa de la concentración de la propiedad para disponer de grandes superficies productivas, además de la concentración de los centros de transformación y distribución de la producción primaria. La producción a gran escala necesita a su vez de un sistema de distribución que minimice los gastos de transporte y comercialización, por lo que le resulta esencial que la demanda de dichos productos transformados esté lo más concentrada posible. Es así como surgen los polígonos industriales asociados a grandes concentraciones urbanas, en las que resulta más barato hacer llegar las mercancías a los consumidores, lo que permite reducir precios, incrementar el consumo y, por tanto, el crecimiento de las ventas y del beneficio empresarial. Esta es la "racionalidad" de la dinámica productivista del capitalismo, la triunfante racionalidad cuya arrasadora potencia se sustenta en la democratización del consumo. Si éste quebrara, todo el sistema entraría necesariamente en quiebra sistémica.Y ésto, que es válido para la producción agrícola también lo es para todo tipo de mercancías. Las aglomeraciones urbanas son, pues, consustanciales al sistema productivo y mercantil capitalista. La ciudad contemporánea es, antes que nada, funcional al sistema de control social y político que es el Estado y al subsistema productivo de explotación, acumulación y beneficio capitalista.

El daño y los costes ecológicos son ocultados.

La “racionalidad” capitalista obliga a la reducción de costes y uno de los mayores costes es ocultado, me refiero al agotamiento de las tierras y de los recursos energéticos, al forzamiento de los ciclos vegetativos y a la contaminación química de los suelos. Daños y costes ecológicos no son asumidos, sino que son transferidos a la sociedad en general y especialmente a las generaciones futuras, por la merma productiva y por la reparación ambiental que será necesaria en el futuro, que en su mayor parte será irreversible.

La dinámica productiva del capitalismo es necesariamente crecentista, no puede estancarse y mucho menos decrecer, funciona con ignorancia de sus límites, es un sistema ciego. Su expansividad es consustancial, necesita crecer constantemente y eso le exige una ampliación permanente de sus territorios, recursos productivos y mercados. La explotación de los recursos nacionales no le basta, necesita salir de sus fronteras y explotar otros territorios y otros mercados. El neocolonialismo es así resultado de esa racionalidad capitalista: nuevos territorios y nueva mano de obra, mejor cuanto más baratos. La tierra es más barata en los países menos desarrollados y el trabajo también. Hay una etapa previa que ya ha pasado, se trata del abaratamiento del trabajo en los países desarrollados, mediante la masiva incorporación de las mujeres al mercado laboral. Nace así un feminismo secuestrado por esa racionalidad capitalista; agotada esa fase, toca maximizar el beneficio implantando centros productivos en los nuevos territorios colonizados, en los que los costes son muy inferiores y, por tanto, favorecen un extraordinario crecimiento de la tasa de beneficio capitalista, en los mercados de origen y mucho más en los mercados del mundo desarrollado, donde los precios pueden ser reducidos, lo que incrementará notablemente las ventas y el consumo. Esta es la racionalidad de la globalización capitalista.

Siguiente paso “racional”: la crisis demográfica y la utilidad de la emigración.

Siguiendo los favorables efectos de la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo capitalista, similar efecto tendrá la incorporación de baratas masas de emigrantes procedentes de países del tercer mundo, que ya vienen criados y educados; ese gasto, como el ecológico, también es ocultado, es un gigantesco ahorro que tienen los estados capitalistas, un beneficio a añadir a la ganancia capitalista, junto con el abaratamiento general del trabajo “nacional” que supone la llegada masiva de emigrantes “baratos”. La pobreza y la guerra inducida son los estímulos al éxodo masivo, a muy poca gente le gusta perder sus vínculos familiares, sociales y territoriales, es un éxodo forzado, provocado mediante la generalización de la guerra estatal-capitalista en todas sus manifestaciones: comercial, militar, cultural, política, etc.

Es una maniobra terminal, en la que se agotan las posibilidades de seguir manteniendo la tasa de beneficio, porque se agotan los recursos productivos y se agotan los recursos humanos baratos, como consecuencia de una descomunal e irreversible crisis demográfica (la tasa de reposición generacional ya es negativa, no sólo en los países desarrollados del occidente capitalista, también en las grandes reservas demográficas de Asia y Sudamérica). El Africa subsahariano es la última reserva demográfica. Pero la importación de emigrantes es una maniobra delicada, que los estados capitalistas abordan con tiento, bien planificada, porque no pueden las democracias capitalistas parecer “inhumanas”, ya que su mantenimiento depende de la conformidad, complicidad y sumisión de las masas trabajadoras-consumidoras; la emigración no puede parecer un mercadeo de personas al viejo modo esclavista, hay que guardar las formas. En esa operación estamos, vistiendo de humanismo el tráfico de emigrantes; y para ello se cuenta con la valiosa colaboración de una parte de la sociedad, la más descerebrada, el fascismo, nutrida por la otrora tradicional clientela proletaria de los partidos y sindicatos marxistas. Su brutalidad contra la emigración que “le roba el trabajo” hace rebrotar los más oscuros instintos xenófobos y racistas, al tiempo que provoca la reacción “humanitarista” de la otra mitad de la población, ganada para la causa “antifascista” que promueven las mismas democracias capitalistas que simultáneamente provocan las migraciones masivas y el auge del neofascismo. No es la primera vez que ésto sucede, ya se dio con la gran crisis capitalista del 29, ya tuvo lugar una guerra mundial en la que se dirimió la utilidad del fascismo para la causa del sistema estatal-capitalista. La política democrática es la modalidad “civilizada” de esa guerra generalizada, se trata de extender la confrontación y la competencia a todos los ámbitos de la existencia, que sea la única opción “racional”, por razón de supervivencia, de intereses e identidades irreconciliables. Se trata de alentar y alimentar la lucha de clases de manera permanente, para que sea una instancia superior, el Estado, quien administre la “racionalidad” de la que son incapaces tanto los individuos como las masas.

Un daño previo y superior.

Hay otro daño oculto, superior y previo a los ya mencionados; es la destrucción de la libertad de conciencia, del sujeto individual, responsable y consciente. Y a esta destrucción está asociada la del ideal humano de vida convivencial y comunitaria. Sin ese sujeto la comunidad es imposible, sólo puede darse en modo sucedáneo, como lo hace el Estado, en modo de ficticias comunidades “nacionales”, en las que lo único común es el propio artefacto estatal y la sumisión de las gentes (ciudadanía) a su racionalidad propietaria, consumista, capitalista. La reconstrucción de ese sujeto individual, autónomo y comunitario, que fuera representado durante siglos por el campesinado -hoy ya ¿definitivamente? aniquilado-, es condición necesaria para restaurar el ideal de convivencialidad. La destrucción de ese sujeto es el daño mayor y previo, el que ha hecho posible todos los demás daños infringidos contra el conjunto de la especie humana y contra el planeta vivo del que somos parte.

Por contra, el individuo producto de la civilización capitalista es un irresponsable convencido, alguien al que se ha liberado de la carga moral que supone hacerse responsable de sí mismo y corresponsable de la comunidad y el territorio en el que vive. Es un delegador enfermizo que, a cambio de su autonomía-libertad perdida, exige “derechos” en forma de servicios y consumo compulsivo; su moral no es diferente a la de las élites burguesas a las que sigue, vota, critica, emula y envidia, su ideal de vida es el mismo de esas élites: vivir sin necesidad de trabajar, que otros lo hagan en su lugar, porque no quiere ser menos, porque su ideal de vida es llegar a ser feliz, un parásito feliz.

Así que hablar de la necesidad de servicios e infraestructuras en el medio rural, hablar de conectividad a internet, de emprendimiento y economía circular...es marear la misma y antigua perdiz, no deja de ser entretenido, pero no sirve para nada más.

Fuente: https://blognanin.blogspot.com/2018...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Su miedo, nuestro miedo

12 November, 2018 - 00:00

El miedo siempre está presente. Es una emoción básica y uno de los motores para bien o para mal, de las sociedades humanas.

Siempre he oído que hay que hacerlo cambiar de bando; pero el miedo está en ambos lados. Simplemente, unos tienen las armas y las herramientas para protegerse de sus miedos. Otros, nos las negamos.

El sistema basado en la acumulación de capital se tambalea, se dirige a su fin tal y como lo hemos conocido hasta ahora. No parece que nada mejor vaya a surgir de sus cenizas (al menos para nosotros). Sus dos principales fuerzas motrices se agotan y se están volviendo insuficientes para mantener la dominación capitalista.
La explotación a través del trabajo asalariado ya no sirve para mantener su tan necesaria paz social. Por muchos trabajos inútiles que inventen ya no son suficientes para emplear a toda la masa obrera existente. Además los salarios de miseria hacen inviable el mantenimiento del nivel de consumo que necesita la maquinaria capitalista para mantener su función. Esto no tiene vuelta atrás por muchas motos que pretendan venderse desde el progresismo tecno-optimista oficial.
La depredación de recursos naturales y bienes comunes en todo el planeta ha llegado a límites insostenibles literalmente y las catástrofes se suceden y seguirán haciéndolo. Nada importa si reporta beneficios.

Esto es una bomba de relojería y lo saben, lo saben desde hace mucho tiempo, tal vez desde siempre. Nosotros, apenas empezamos a intuirlo. Ambos tememos la explosión de la bomba. Pero ellos siempre han tratado de controlarla y lo consiguen una y otra vez.

A golpe de leyes, de educación, de comunicación de masas, de sistemas de representación vacíos e inocuos… Siempre consiguen retornar las aguas a su cauce consiguiendo mantener esa paz social tan importante para poder seguir impunemente acaparando toda la riqueza. Al fin y al cabo se trata de eso. Cuando todo falla, siempre quedan los golpes. Es la única manera con la que logran dominar por completo su mayor miedo: el estallido de esa falsa burbuja en la que vivimos. La violencia es su bálsamo, su derecho, así lo dictaminan sus leyes.
Saben que la quiebra de esa burbuja sólo es posible si logramos desembarazarnos de esa falta de responsabilidad que nos han inoculado a través de todo ese entramado de representantes y gestores (partidos, sindicatos, iglesia, ongs…) que se encargan de nuestras vidas con nuestra complicidad. Hemos crecido bajo la premisa de acatar las acciones que hacen en nuestro nombre y aceptarlas como nuestras. Hemos aprendido a ser espectadores de nuestras propias vidas dejando que la voz cantante la lleven ellos. Superar el actual mundo depredador y formar parte de la construcción de un mundo mejor sólo es posible si lo hacemos en primera persona, sin intermediarios que nos digan lo que hay que hacer y cuándo hay que hacerlo, dando la cara a sabiendas de que eso implica dolor y represión. Y eso, sin duda, nos da mucho miedo. Un miedo que nos atenaza y nos hace creer que vivimos mucho mejor acatando y desahogándonos en el anonimato. Deseando, en la intimidad, que la eterna promesa de un mañana mejor sea renovada una vez más y nos permita seguir sin tener que arriesgar en demasía.

Lo siento, eso ya no es posible.

https://quebrantandoelsilencio.blog...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El truco ganador del último campeonato mundial de mágia

11 November, 2018 - 00:00

El truco ganador del Campeonato Mundial de Magia te dejará seis minutos con la boca abierta.

Pedirte que veas un vídeo de Youtube de seis minutos es mucho pedir cuando Internet ofrece otros entretenimientos que requieren solo unos segundos de tu atención. Pero el mago Eric Chien se las arregla para incluir tantos trucos imposibles en la rutina ganadora del Campeonato Mundial de Magia que en realidad desearías que durase más.

La Federación Internacional de Sociedades de Magia solo celebra sus campeonatos mundiales cada tres años, por lo que puedes imaginar cuántos ilusionistas competían por el gran premio. La rutina de la cinta de Chien es un aluvión de ilusiones rápidas que apenas te deja unos segundos para entender lo que acabas de ver antes de que su próximo truco te confunda de nuevo. Y todo lo que hace es un juego de manos, no hay asistentes ocultos creando la magia entre bastidores.

Tomado de: https://es.gizmodo.com/el-truco-gan...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Fiódor M. Dostoievski: "Memorias del subsuelo"

11 November, 2018 - 00:00

Idioma original: Ruso
Título original: Записки из подполья
Año de publicación: 1864
Traducción: Bela Martinova
Valoración: Imprescindible

Me da un poco de reparo reseñar esta obra. ¿Estaré a la altura de las circunstancias? ¿Lograré plasmar en estas líneas lo mucho que me gusta? ¿Qué puedo aportar yo, cuando se han escrito ríos de tinta analizando este clásico de la literatura universal? Bueno, no sé cómo saldrá esto, pero tenía que hablar de Memorias del subsuelo sí o sí. No es balde es, a día de hoy, mi novela favorita. Allá voy, pues.

Básicamente, Memorias del subsuelo narra la existencia gris de un funcionario anónimo. El minucioso retrato psicológico que Dostoievski hizo de este personaje permite al lector entender qué es lo que debe esperar de él tras las primeras páginas; y, pese a ello, nos seguirán sorprendiendo gratamente su comportamiento y su forma de actuar hasta que acabemos la novela. En otras palabras: Dostoievski acota la caracterización del «habitante del subsuelo», pero en ningún momento eso hace que sus acciones se vuelvan predecibles. Y es gracias a este margen para la sorpresa, precisamente, donde radica el poderoso giro final con que Memorias del subsuelo se cierra.

Pero, ¿por qué se habla tanto de esta obra? Por varias razones: es considerada una precursora del existencialismo; discurre a la misma altura (histórica y conceptual) que la moral del amo/esclavo nietzschiana; y anticipa ideas modernas como la psicopatía o la sombra junguiana. A estas dos últimas ideas, por cierto, las despatolagiza, además de volverlas amorales. Pero ya llegaremos a eso.

Lo primero que salta a la vista cuando uno lee este libro es la atípica estructura que presenta. Y es que Memorias del subsuelo tiene dos partes muy diferenciadas.

La primera, llamada "El subsuelo", está compuesta por once capítulos. Fue concebida de manera extraña: más que narrativa convencional, es una especie de monólogo introspectivo con que el protagonista del libro abruma al lector, una disertación semi-filosófica plagada de contradicciones, la densa exposición de ideas de un interlocutor que oscila entre el patetismo más derrotista y la arrogancia envalentonada. En esta sección se rompe constantemente con la cuarta pared, ya que el personaje apela de tanto en cuando al lector, ya sea de forma más o menos explícita.

Por otro lado, la segunda parte del libro, "A propósito del aguanieve", consta de diez capítulos. Está redactada con un carácter narrativo más convencional que su predecesora, a modo de pasaje de novela; alberga algunos diálogos, además de descripciones de acciones y situaciones. Para mí, hace más dinámica la lectura global de la novela, y aunque al principio choca bruscamente con el formato previo, la transición entre ambas secciones es completamente orgánica, jamás llega a hacerse desconcertante. Asimismo, esta parte ayuda a ilustrar e indagar en los temas expuestos en "El subsuelo".

Otro aspecto de Memorias del subsuelo que creo relevante es su protagonista, cuya presencia claramente absorbe todo el libro. Digámoslo sin tapujos: el habitante del subsuelo es un ser despreciable. Y no uno con quien puedas simpatizar, realmente. Al contrario que otros personajes dostoievskianos (que, precisamente, se basarán en este), nuestro protagonista apenas tiene aspectos redimibles. Lo mejor es que, nada más empezar el libro, él mismo lo reconoce. Nos confiesa: «Soy un hombre enfermo… Soy malo. No tengo nada de simpático.» Ciertamente, es alguien frágil y resentido. Malvado, incluso. O, al menos, a nuestros ojos. Porque según él, nosotros vivimos moral y racionalmente, y la vida sólo es interesante gracias a su negatividad. Uno no es libre si no opta por lo destructivo, por lo irracional. En otras palabras, y como ya había adelantado anteriormente, el hombre del subsuelo convierte en amoral su forma de ser. Y, según él mismo, es su forma de ser la que le eleva frente a los demás.

Este hombre, roto física y emocionalmente, reconoce que su frustración y su culpa lo acompañan todo el tiempo, pero no se victimiza por ello en ningún momento; de hecho, abraza su comportamiento, lo convierte en un estilo de vida. O, más bien dicho, en una filosofía de vida. Hay tintes autojustificatorios en esta decisión, no lo niego, pero lo fascinante del asunto es que él es a ratos consciente de ellos, a ratos no. Simplemente es una persona con tanto miedo a ser herido que prefiere atacar a los demás primero, un ser tan temeroso de ser rechazado por la sociedad que la acaba rechazando él primero. Y, al mismo tiempo, no lo es.

También el mundo, visto a través del habitante del subsuelo, es connotado por los dos ojos que lo escrutan. Así pues, sin que ésta sea realmente una intención patente de la novela, su autor nos arroja a través de ella ideas sobre la civilización, el amor, la sociedad, etc... Ideas de un carácter bastante nihilista, si se me permite.

En este tinglado, Dostoievski permanece neutral, no irrumpe en la historia para ensalzar a su personaje, sus opiniones, ni tampoco le recrimina nada. Sencillamente, se limita a entregarle las riendas de la historia. Y cuando las contradicciones de este ser del subsuelo afloran, jamás se obvian ni maquillan, sino que se ofrecen al lector para que éste extraiga sus propias conclusiones. Es una vez leído y releído este libro que uno debe preguntarse: ¿qué vas a hacer de ahora en adelante, cómo vas a vivir? Porque sí, por si no había quedado claro, Memorias del subsuelo es uno de esos libros que cala hondo en el lector, que le cambia la vida. Uno no es, no puede ser el mismo, tras cruzarse en su camino.

Fuente: https://unlibroaldia.blogspot.com/2...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La anarquía que viene

11 November, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

U.S. Military Is World's Biggest Polluter

11 November, 2018 - 00:00

By Whitney Webb

Last week, mainstream media outlets gave minimal attention to the news that the U.S. Naval station in Virginia Beach had spilled an estimated 94,000 gallons of jet fuel into a nearby waterway, less than a mile from the Atlantic Ocean.

While the incident was by no means as catastrophic as some other pipeline spills, it underscores an important yet little-known fact—that the U.S. Department of Defense is both the nation's and the world's, largest polluter.

Producing more hazardous waste than the five largest U.S. chemical companies combined, the U.S. Department of Defense has left its toxic legacy throughout the world in the form of depleted uranium, oil, jet fuel, pesticides, defoliants like Agent Orange and lead, among others.

In 2014, the former head of the Pentagon's environmental program told Newsweek that her office has to contend with 39,000 contaminated areas spread across 19 million acres just in the U.S. alone.

U.S. military bases, both domestic and foreign, consistently rank among some of the most polluted places in the world, as perchlorate and other components of jet and rocket fuel contaminate sources of drinking water, aquifers and soil. Hundreds of military bases can be found on the U.S. Environmental Protection Agency's (EPA) list of Superfund sites, which qualify for clean-up grants from the government.

Almost 900 of the nearly 1,200 Superfund sites in the U.S. are abandoned military facilities or sites that otherwise support military needs, not counting the military bases themselves.

"Almost every military site in this country is seriously contaminated," John D. Dingell, a retired Michigan congressman and war veteran, told Newsweek in 2014. Camp Lejeune in Jacksonville, North Carolina is one such base. Lejeune's contamination became widespread and even deadly after its groundwater was polluted with a sizable amount of carcinogens from 1953 to 1987.

However, it was not until this February that the government allowed those exposed to chemicals at Lejeune to make official compensation claims. Numerous bases abroad have also contaminated local drinking water supplies, most famously the Kadena Air Force Base in Okinawa.

Between 1946 and 1958, the U.S. tested 66 nuclear weapons near Bikini atoll. Populations living nearby in the Marshall Islands were exposed to measurable levels of radioactive fallout from these tests. National Cancer Institute

In addition, the U.S., which has conducted more nuclear weapons tests than all other nations combined, is also responsible for the massive amount of radiation that continues to contaminate many islands in the Pacific Ocean. The Marshall Islands, where the U.S. dropped more than sixty nuclear weapons between 1946 and 1958, are a particularly notable example. Inhabitants of the Marshall Islands and nearby Guam continue to experience an exceedingly high rate of cancer.

The American Southwest was also the site of numerous nuclear weapons tests that contaminated large swaths of land. Navajo Indian reservations have been polluted by long-abandoned uranium mines where nuclear material was obtained by U.S. military contractors.

One of the most recent testaments to the U.S. military's horrendous environmental record is Iraq. U.S. military action there has resulted in the desertification of 90 percent of Iraqi territory, crippling the country's agricultural industry and forcing it to import more than 80 percent of its food. The U.S.' use of depleted uranium in Iraq during the Gulf War also caused a massive environmental burden for Iraqis. In addition, the U.S. military's policy of using open-air burn pits to dispose of waste from the 2003 invasion has caused a surge in cancer among U.S. servicemen and Iraqi civilians alike.

While the U.S. military's past environmental record suggests that its current policies are not sustainable, this has by no means dissuaded the U.S. military from openly planning future contamination of the environment through misguided waste disposal efforts. Last November, the U.S. Navy announced its plan to release 20,000 tons of environmental "stressors," including heavy metals and explosives, into the coastal waters of the U.S. Pacific Northwest over the course of this year.

The plan, laid out in the Navy's Northwest Training and Testing Environmental Impact Statement, fails to mention that these "stressors" are described by the EPA as known hazards, many of which are highly toxic at both acute and chronic levels.

The 20,000 tons of "stressors" mentioned in the Environmental Impact Statement do not account for the additional 4.7 to 14 tons of "metals with potential toxicity" that the Navy plans to release annually, from now on, into inland waters along the Puget Sound in Washington state.

In response to concerns about these plans, a Navy spokeswoman said that heavy metals and even depleted uranium are no more dangerous than any other metal, a statement that represents a clear rejection of scientific fact. It seems that the very U.S. military operations meant to "keep Americans safe" come at a higher cost than most people realize—a cost that will be felt for generations to come both within the U.S. and abroad.

https://www.ecowatch.com/military-l...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Contra las maniobras militares Gruflex 2018 en Canarias

10 November, 2018 - 00:00

La Federación Ben Magec–Ecologistas en Acción muestra su rotundo rechazo a las a las maniobras militares previstas en Canarias y hace un llamamiento a la sociedad para que muestre su oposición.

La organización ecologista pide la suspensión de las maniobras militares previstas en Canarias del 13 al 19 de noviembre y exigen a las administraciones públicas que se hagan eco del sentido mayoritario de pueblo canario que apuesta por la paz y la noviolencia

Ante el anuncio de la armada de realizar nuevas maniobras militares a gran escala ‘Gruflex 2018', previstas en varias islas del archipiélago canario, del 13 al 19 de noviembre, la federación ecologista canaria reitera su firme rechazo a estas actividades bélicas por ser contrarias al sentir mayoritario del pueblo canario.

Estos ensayos de guerra vienen a pisotear la voluntad de la sociedad canaria por un territorio de paz, como así se demostró en los años 80, con el no mayoritario en el referéndum de integración en la OTAN, por lo que reclamamos respeto a la voluntad democrática del pueblo canario y hacemos un llamamiento a reactivar la oposición social para reiterar el rechazo de nuestro pueblo a estos ejercicios bélicos.

Las organizaciones ecologistas muestran su preocupación por el excesivo grado de militarización de Canarias y alertan del aumento progresivo de actividad militarista en Canarias, de tal forma que se nos está convirtiendo en un escenario internacional para los ‘juegos de guerra' de ejércitos de todo el mundo. Las ‘Gruflex 18' son un paso más en esta estrategia de militarización.

Reclaman respeto para la sociedad majorera y sus instituciones, que durante más de cuatro décadas se han mantenido firmes en contra de la militarización. Fuerteventura ha pagado un alto coste por la ocupación militar de su suelo desde le época de la descolonización del Sáhara. Ya es hora de que se respete su opinión, se cierre el campo de tiro de Pájara y se anulen las maniobras en sus costas.

Nos preocupa además que no aprendamos del triste ejemplo del Mediterráneo oriental, donde la militarización se ha convertido en el principal enemigo de la economía.

El uso militar del territorio canario genera graves impactos ambientales por lo que es especialmente alarmante la extensión de estas maniobras bélicas a los espacios naturales protegidos de Canarias, como en el barranco Veneguera, e incluso al área de Oriente de Fuerteventura y Lanzarote, donde se esta tramitando una Zona de Especial Protección de ámbito europeo por sus valores ambientales.

Exigen a las administraciones públicas, que se hagan eco del sentir mayoritario de la población canaria y se opongan rotundamente a las maniobras militares previstas en Canarias.

Pedro Sánchez y su gobierno tiene una magnífica oportunidad para escuchar a la sociedad canaria, a sus instituciones y a la comunidad científica. El PSOE debe demostrar de manera fehaciente que su política no va en la misma senda militarista marcada por Aznar y Rajoy. La ‘Gruflex 2018' no deben llevarse a cabo. Canarias no es el patio de armas de los ejércitos internacionales.

Fuente: https://www.ecologistasenaccion.org...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Bienvenido a la colonia, Mr. Marshall

10 November, 2018 - 00:00

Por Juanjo Ruiz Travieso.

Recibimos la noticia de que en Jerez se reúne los días 9 y 10 de noviembre el XXIII FORO ESPAÑA-ESTADOS UNIDOS. A primera vista podría parecer que se trata de un evento exclusivamente económico-cultural, sin ninguna otra implicación. Sin embargo, cuando leemos la publicación “Tribuna internacional” ligada a los Consejos existentes en Estados Unidos y España empezamos a ver más claro. En un número de 2013 nos encontramos a José María Aznar haciendo en Sevilla alabanzas de la OTAN como pieza clave de las relaciones hispano-norteamericanas. Pero es en un número de 2016 dedicado a la Defensa donde todo aparece diáfano: Frente a los peligros que acechan a Europa, la Unión europea es incapaz de tomar decisiones geopolíticas, por eso necesita de la OTAN para dirigir su Defensa y su Geoestrategia, debido al conocimiento, medios y capacidades militares del gigante atlántico.

España no tiene contenciosos con EEUU desde la Guerra de Cuba, y supuestamente nos han ayudado a la democratización de nuestro país y a su desarrollo industrial y tecnológico. Todo maravilloso. Pero ¿tiene EEUU alguna contrapartida a tanta generosidad hacia esta nación? Franco habría conseguido una de sus “victorias” al cederle gran parte de la soberanía nacional a EEUU mediante un acuerdo por el que se establecerían bases norteamericanas en territorio español. Así nos metíamos de lleno en la historia de la Guerra Fría y conseguíamos tener armas nucleares en territorio patrio… Como las bombas nucleares que cayeron en Palomares.

Leemos en la revista: “El binomio Rota-Morón es un pilar estratégico de la defensa de Occidente”. Ni más ni menos. Por eso el Foro de Jerez incluirá, aparte de reuniones, cenas y ágapes, una visita a la Base aeronaval de Rota.

Es momento de recordar que mientras en países anglosajones, Francia o Alemania existe una enorme cantidad de publicaciones sobre Estudios Estratégicos y sobre Alternativas de Defensa a la militarización social, en nuestro país esa cantidad en comparación es mínima. Algo muy curioso que ocurre entre nosotros es que cuando se habla de Defensa o de Seguridad en seguida pensamos en Fuerzas Armadas. Sin embargo, hace muchos años que los expertos en temas de estrategia distinguen varios tipos de seguridad: Política, económica, social, medioambiental y militar. No tenemos aquí espacio ni es el momento de extendernos sobre el tema, pero nadie puede negar la interrelación entre lo militar, lo económico y lo medioambiental. La producción y venta de armamentos, la producción económica en masa o el mantenimiento de la biosfera local y planetaria están íntimamente implicados. ¿Por qué aparece Pedro Morenés, ministro-comerciante de armas en la lista de patronos de estos Consejos hispano-norteamericanos? ¿O Solana, tan ligado a la OTAN? O la “Banca Armada”, que invierte enormes sumas en la industria militar? Son muchas las preguntas que podemos hacernos al respecto. Sin embargo, el Ministerio de Educación español promueve cursos dirigidos a docentes para que en sus clases se hable de Defensa como una cuestión meramente militar. Los Ejércitos serían la clave de la Defensa.

El de la Guerra sigue siendo uno de los grandes negocios a nivel mundial, junto a otros como el narcotráfico o la prostitución. Otros países nos llevan mucha ventaja cuando se habla de ALTERNATIVAS DE DEFENSA. Pero, ¿no es peligroso para la Paz mundial que las guerras generen tantos beneficios económicos?

El teniente expulsado de las FFAA, Luis Gonzalo Segura, nos ha dejado una obra, “El Libro Negro del Ejército español”, que es un retrato de casi novecientas páginas de un mundo que él ha conocido desde dentro y que define como “Ejército franquista con marchamo OTAN”, es decir, las mismas estructuras heredadas del franquismo pero con tecnología suministrada por la OTAN. Recordemos que Trump exige a España y al resto de la U.E. que gastemos el 2% del PIB en Defensa, lo que supondría más del doble del gasto actual, que ya es desorbitado. Todo ello para adquirir aparatos casi obsoletos que requieren un enorme gasto de mantenimiento y que muchas veces acaban con la vida de las personas que los manipulan. Un catálogo enorme de casos de corrupción, comisiones ilegales, abuso de poder a subordinados, acoso laboral y acoso machista, justicia militar paralela, falsas intervenciones “humanitarias”, la sumisión de los medios de comunicación, la herencia franquista, los negocios ligados a la “Defensa”, el papel de la Corona…

Recibimos la noticia de este foro hispano-norteamericano en un contexto con un horizonte muy negro: Trump abandona las negociaciones para la reducción de armas nucleares, como antes hizo con el tema del Cambio climático; se abandona al pueblo palestino y se aplaza una solución justa para la ocupación de Palestina; sale a la luz cómo Arabia Saudí pisotea los Derechos Humanos mientras es uno de los principales aliados de EEUU, y la comunidad internacional se indigna ante el vil asesinato del periodista Khashoggi; EEUU pone barreras a la importación de productos españoles como la aceituna de mesa, al tiempo que se firman acuerdos comerciales que benefician a los más ricos y perjudican a los más pobres del planeta; un país que se proclama gendarme del mundo occidental traslada a niños inmigrantes al desierto de Texas sin escolarización alguna y trata a las personas inmigrantes como si no fueran seres humanos; polémica a nivel europeo sobre la venta de armas a los saudíes, guerras silenciadas como la de Yemen…

Todo un rosario de motivos para protestar en noviembre en Jerez y pedir explicaciones ante tanta desinformación o información manipulada; para DEFENDER todos los Derechos Sociales, y el derecho a no ser marionetas de un gigante militar y económico; para pedir que se acaben los recortes sociales y se recorte el loco gasto militar; para exigir que no se nos engañe en cuanto a los gastos militares y salgan a la luz todas las partidas escondidas en los distintos ministerios como el de Asuntos Exteriores; para recuperar un poco de la soberanía que vendió el franquismo, incluyendo la soberanía económica y la cultural; para desobedecer los planes de militarizar las escuelas y las mentes (del 12 al 18 de noviembre tendrá lugar la Semana Internacional de Acción Contra la Militarización de la Juventud) y enseñar que la Cultura de Paz no se construye con armas; para construir una sociedad no patriarcal y no militarizada…

Lo peor de ser una Colonia es no querer saberlo. Y seguir dando la bienvenida a Mr. Marshall.

Breve bibliografía:

Mentes militarizadas. Cómo nos educan para asumir la guerra y la violencia (Jordi Calvo y otros autores, Ed. Icaria, 2016)

El Libro Negro del Ejército español (Luis Gonzalo Segura, Ed. Akal, 2017)

People, States and Fear. An agenda for International Security Studies in the post-cold War era (Barry Buzan, Ed. Harvester Wheatsheaf, 1991)

El ejército incruento de mañana (Gonzalo Arias, Ed. Nueva Utopía, 1995).

Webgrafía:

Centro Delas: Gasto militar http://www.centredelas.org/ca/base-...

Semana Internacional de Acción Contra la Militarización de la Juventud: https://www.wri-irg.org/es/articulo...

Utopía Contagiosa: Gasto militar
http://www.utopiacontagiosa.org/cat...

Publicado en: https://usteacadiz.com/2018/11/05/b...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Olvídelas

10 November, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas