Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 16 min 20 seg

La paz es la “única forma de avanzar” en Yemen

11 July, 2018 - 00:00

Nunca fue tan urgente como ahora atender la implacable guerra en Yemen, pues ese país de Medio Oriente quedó “al borde del abismo”, y las últimas iniciativas para contrarrestar la situación han dejado muchas lecciones que aprender.

La última conferencia sobre Yemen para hacer frente al conflicto y la crisis humanitaria fue una “oportunidad perdida”, según dijo a IPS el director para Europa del Consejo Noruego para Refugiados, Edouard Rodier.

“No contamos con la gente adecuada porque aquellas que están en posición de tomar decisiones políticas, el tipo de decisiones que necesitamos, no estaban allí”, explicó.

La conferencia estuvo presidida por Arabia Saudita, una de las partes en conflicto en Yemen, y por Francia, desde hace tiempo respaldando a la coalición encabezada por los saudíes, lo que dejó varias dudas sobre la credibilidad de la organización.

“Todos sabemos que el principal problema son las acciones humanas y si realmente quieren encontrar una solución, se necesitan las dos partes en la mesa”, observó Rodier.

“No podemos esperar que una conferencia que solo representa a una de las partes en conflicto, con apoyo de los aliados o de países con intereses en un lado, lleguen a un logro político significativo”, añadió.

Escalada de violencia

Desde que estalló la violencia hace tres años, 22 millones de yemeníes dependen de asistencia y más de ocho millones están al borde de la hambruna.

Después de una visita de cuatro días, la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore, observó lo que quedaba de niños y niñas en ese país asolado por la guerra.

“Vi el efecto que puede tener en los niños tres años de guerra intensa después de décadas de falta de desarrollo y de la indiferencia crónica global: sacarlos de la escuela, obligarlos a pelear, entregarlos en matrimonio, dejarlos hambrientos y muriendo de enfermedades evitables”.

Alrededor de 11 millones de niños, más que la población de Suiza, necesitan alimentos, atención médica, educación, agua y saneamiento.

Los centros de salud se redujeron a más de la mitad, miles de escuelas quedaron destruidas, y más de 2.000 niños y niñas murieron, según Unicef.

“Esos son los números que pudimos verificar. Las cifras reales podrían ser aun mayores. No hay nada que justifique esa matanza”, subrayó Fore.

La violencia no hizo más que escalar en los últimos meses tras la ofensiva saudí contra Hodeidah, que ya dejó 43.000 personas desplazadas, tres millones en riesgo de sufrir hambruna y cólera, lo que generó la indignación internacional.

Fore señaló que menguaron productos básicos como gas de cocina, casi no hay electricidad y la escasez de agua es severa en la mayor parte de esa ciudad portuaria.

Antes de la guerra, por el puerto de Hodeidah ingresaban 70 por ciento de las importaciones de combustible, alimentos y asistencia humanitaria de Yemen.

“En Hodeidah, como en el resto del país, nunca fue tan urgente la necesidad de paz”, urgió Fore.

“Las partes en conflicto y los que tienen influencia sobre ellas deberían apoyar los esfuerzos diplomáticos para evitar que empeore más la situación en todo el país y se reanuden las negociaciones de paz”, añadió.

Pero la lucha por el control de Hodeidah obligó a la conferencia humanitaria de París a reducir las expectativas y a dejar de ser una reunión ministerial para convertirse en un encuentro más técnico, evitando toda discusión política sobre la crisis.

“Se volvió una reunión muy técnica con diferentes talleres, lo que hubiera requerido la presencia de las personas que saben qué ocurre en el terreno”, subrayó Rodier.

“Es bueno tener talleres y discusiones técnicas con las personas adecuadas en la mesa”, apuntó.

¿Quiénes son las personas correctas?

¿Una nueva esperanza?

Los ojos están puestos en el nuevo enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, cuyos últimos esfuerzos devolvieron cierta esperanza de que se logre un posible cese del fuego y un acuerdo de paz.

“El enviado especial está en la mejor posición para liderar el proceso. Debe recibir todo el apoyo de todos los países que demuestran buena voluntad y quieren ver avances”, señaló Rodier a IPS.

Griffiths ha mantenido reuniones con ambas partes enfrentadas, las que acordaron interrumpir momentáneamente los ataques contra Hodeidah y se mostraron dispuestas a regresar a la mesa de negociaciones tras dos años de intentos fallidos.
El control de esa ciudad portuaria fue un motivo de disputa y llevó al fracaso de las anteriores conversaciones, pero Griffiths señaló que los rebeldes hutíes ofrecieron a la ONU un papel importante en la gestión del puerto, lo que fue aceptado por ambas partes y podría ayudar a reanudar las negociaciones y a evitar mayores ataques.

Además, se mostró esperanzada de que la próxima reunión del Consejo de Seguridad de la ONU termine en una propuesta para presentar a los yemeníes.

Pero es sumamente necesario el compromiso político y el apoyo internacional para que una iniciativa de ese tipo logre su propósito.

En los últimos tres años, el Consejo de Seguridad mantuvo el silencio en lo que respecta a la crisis en Yemen, y la ONU sigue débil frente a las graves violaciones de derechos humanos de Arabia Saudita.

El último informe sobre Niños en Conflictos Armados señaló que la coalición encabezada por ese país era responsable de más de la mitad de los niños muertos y heridos en Yemen en 2017.

El estudio también acusa a los hutíes y a la coalición saudí de reclutar a casi 1.000 niños soldados, y algunos de apenas 11 años.

Sin embargo, el secretario general no incluyó a la coalición saudí en la lista de la vergüenza.

En cambio, lo pusieron en una lista especial de países que implementan “medidas para mejorar la protección de los niños”, a pesar de que un grupo de expertos concluyó que las acciones adoptadas por Arabia Saudita para minimizar el número de víctimas menores han resultado “en gran parte ineficaces”.

Rodier urgió a la comunidad internacional a mantener un sentido de urgencia sobre Yemen.

“Necesitamos tener otro tipo de conferencia con el fin de obtener logros políticos, es decir encabezados por la ONU y tiene que ocurrir pronto”, dijo a IPS.

“Necesitamos algún tipo de mediación, no habrá solución militar a la crisis humanitaria actual en Yemen. Tiene que haber una solución política”, añadió Rodier.

“Debemos darle una oportunidad a la paz”, coincidió Fore. “Es la única forma de avanzar”, aseguró.

Ahora le toca a la comunidad internacional hacerse cargo de evitar más sufrimiento y violaciones. De lo contrario, será difícil concretar la paz con consecuencias que se verán durante varias generaciones.

Traducción: Verónica Firme.

Fuente original: http://www.ipsnoticias.net/2018/07/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Si exportas armamento

11 July, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Desenlace social-cínico del "principio Izquierda"

11 July, 2018 - 00:00

Saber lo que se hace y seguir adelante

Con el ascenso de la Ilustración, el principio izquierda no tiene más remedio que volverse «cínico». Pudo congeniar con ella, cuando esta blandía sus filos críticos contra las anacrónicas legitimaciones feudales; y, de hecho, se dejó investir, refundar, por el discurso de la Modernidad. El principio izquierda brilla así por derecho propio en la atmósfera intelectual que envuelve la génesis de la Revolución Francesa y en sus primeras fases, mientras aparecía como un poder de contestación, una instancia «negativa», una herramienta de desmontaje.

Pero, conforme se erige en «administración», en poder regulador (por fuerza, de conservación), conforme derriba a su adversario y lo «sustituye» en la cúpula del Estado, sus filos críticos se embotan (1), iniciando una loca carrera hacia el cinismo que hoy se manifiesta casi con obscenidad en todas las actividades englobadas bajo el rótulo de «lo social» y, particularmente, en el ámbito de la lucha, de las movilizaciones, de la praxis efectiva.

... ... ...

1. Cuando la izquierda se erige en “administración”... La denuncia pionera de Graco Babeuf

Graco Babeuf, el «tribuno del pueblo», señala, con una lucidez estremecedora, el «instante del peligro» en el proceso revolucionario francés (2). Como anotara Walter Benjamin, a mediados del siglo XX, «el peligro amenaza tanto al patrimonio de la tradición como a los que lo reciben. En ambos casos es uno y el mismo: prestarse a ser instrumento de la clase dominante» (1975, p. 180-1).

Y Babeuf lo detecta con dolor: «Gobierno revolucionario: talismán que oculta todos los abusos» (1975, p. 13). Cuando describe la "táctica del silencio" a que se acogen los izquierdistas adheridos a la maquinaria del Estado, pronto instalados en la estructura del gobierno, dispuestos a involucrarse en las labores de la organización, identifica ya uno de los rostros del cinismo contemporáneo, por aquellas fechas «callado», hoy insoportablemente locuaz.

Babeuf, tal un psicólogo de inspiración nietzscheana, practicando ese análisis psico-político en el que tanto ha redundado el autor de Crítica de la razón cínica, denuncia, escandalizado, el travestismo de los viejos patriotas, de los antiguos revolucionarios, que «cambian de código», arrinconan sus propios principios radicales y se disponen a colaborar con la Administración, a integrarse en los escalafones del gobierno —bajo la excusa de que solo así cabe transformar la realidad, de que es preciso «tomar las instituciones», luchar «desde dentro» del sistema político establecido (3).

... ... ...

2. Mezclándose necesariamente en las vilezas de la represión. La socialdemocracia como “muy inteligente perro sanguinario”

Que el principio izquierda hubiera de mezclarse desde entonces, necesariamente, en las vilezas de la represión marca una constante histórica, un ingrediente de ese cinismo devenido al fin "signo de los tiempos": en tanto «cuento de hadas monstruoso», que diría Cioran (1980, p. 46), cristalizó, bajo el emblema de la guillotina, en el período que execramos como El Terror, lo mismo que, un siglo y algunos años después, se manifestaría en los gulags y en el tracto histórico denominado «estalinismo».

El extraño anhelo de Sade (una revolución dentro de cada revolución, una lucha destructiva al interior de cada efecto consolidado de la destrucción) (4) nos hubiera mantenido, al menos, a salvo de este «viaje de regreso» de los proyectos revolucionarios, constituyente, en términos de Sloterdijk, de una suerte de «cinismo señorial» (2006, p. 161-9 y 365-371): se continúa esgrimiendo un discurso de la «crítica» y de la «transformación», de la «igualdad» y de la «autodeterminación», del «gobierno del pueblo por el pueblo» y de la «equidad sustancial», mientras las prácticas apuntan hacia la «justificación» y la «conservación», la «desigualdad de hecho» (bajo un nuevo orden del privilegio) y la «administración de la vida», el «gobierno del pueblo por unas minorías ilustradas» y la «inequidad definitiva».

Con una perspectiva de la que carecía Babeuf, Anatole France señalaría la circunstancia «inaugural» más reveladora de todo este proceso: el liberalismo se acompañó, nada más acariciar la idea de un asentamiento en el poder, de un campaña de matanzas sistemáticas (5).

Desde entonces, defender, a pesar de todo, los principios y los valores de la Ilustración precisamente al socaire de intenciones «progresistas» o «izquierdistas», empezó a oler mal, cada vez peor. Y molesta el tufo a racionalización de la socialdemocracia, que reclutó a Marx para el cinismo y más tarde se despidió, también cínicamente, de su legado.

En «El inteligente perro sanguinario. Una elegía socialdemócrata», Sloterdijk sintetizó, con sobrada elocuencia, en unas escenas brutales, todo este fenómeno de la «división» (de la «escisión», de la «esquizofrenia») que estigmatiza a los afanes izquierdistas cuando se instituyen como un momento de la organización, como un poder ávido de auto-legitimación, como un elaborado burocrático.

Afincada en la cúpula del Estado, sustentada por un poderoso aparato político, nutrida por una intelligentsia de origen «escasamente popular», la dirigencia socialdemócrata, tal una jauría homicida, dará una y otra vez la orden de fuego contra los descontentos, contra las masas, incluso contra sus propias bases, siguiendo el patrón establecido en 1919...

«Por orden de Ebert, en estos días y noches, se liquidó a tiros la revolución de Berlín (...).Ebert se había decidido a poner el lema «calma y orden» por encima de la nueva configuración revolucionaria, rica en perspectivas, de la situación alemana (…). Ebert y Noske reunieron las tropas reaccionarias de voluntarios (…). Sobre quienes tenían que disparar estas tropas (…) no era un grupo de conspiradores ultraizquierdistas. Eran en su mayor parte masas de obreros socialdemócratas a las que resultaba obvio que, tras la bancarrota de la burguesía feudal del Estado de los Hohenzollern, debía surgir un nuevo orden social democrático que sirviera a los intereses del pueblo (…).

Ebert, Scheidermann y Noske, a los ojos de las masas, ya no eran verdaderos socialdemócratas (…). El 11 de enero, el Cuerpo de Cazadores voluntarios Maercker («Por fin otra vez soldados de verdad») marchaba sobre una manifestación por los barrios del oeste burgués de Berlín. A su cabeza, un civil, alto, con gafas, Gustav Noske, «socialdemócrata». Así se imaginaba él lo que llamaba «asumir la responsabilidad»: ponerse a la cabeza de una tropa irresponsable (…) y reaccionaria.

Algunos días más tarde los asesinos, protegidos socialdemocráticamente, de la «División de Guardia de tiradores de Caballería» mataban a las mejores cabezas de la revolución: Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht (…).

El nombre de Noske se convirtió a partir de entonces en el símbolo del aparente realismo socialdemócrata. «La era Noske» es una expresión que recuerda el asesinato en pro de la calma y el orden repetido miles de veces. Designa los sangrientos meses de enero a mayo de 1919, en los que en Alemania un gobierno socialdemócrata ahogó un movimiento de masas en su mayor parte socialdemócrata, con clara tendencia reformista en los modos (…).

El papel desempañado por Noske lo convirtió en un cínico de la tendencia más burda. Su concepto de «responsabilidad» tenía la tonalidad de un desafío cínico que se hace fuerte profesando su propia brutalidad «desgraciadamente necesaria». «Alguien tenía que ser el perro sanguinario...». En esta trágica consignade la contrarrevolución socialdemócrata se percibe ya un aliento fascista» (2006, p. 613-4).

Para el caso de la revolución rusa, I. Babel ya lo había captado también tempranamente, anotándolo en su Diario de 1920 y teniendo la desgracia de «ejemplificarlo» con su propio encarcelamiento y posterior ejecución, acusado de «actividades anti-soviéticas». «El modo en que llevamos la libertad —apuntó— es horrible» (1992, p. 104): no se puede expresar mejor, ni con mayor concisión, la manera en que el principio izquierda se vuelve loco cuando toma el poder... Como Saturno en el cuadro de Goya, dios hecho monstruo,la Revolución, fuera de sí, enajenada, devora a sus hijos (6).

... ... ...

3. Una mentira homicida: «No hay más cura para las heridas de la Ilustración que una radicalización de la Ilustración misma»

Siempre cabe, por supuesto, sostener que el monstruo no es un monstruo, sino solo un enfermo; y que se puede curar homeopáticamente, administrándole la sustancia misma que produce su dolencia. «No hay más cura para las heridas de la Ilustración que una radicalización de la Ilustración misma»: este sería, según Habermas, el «credo» de los profesores de Frankfürt, que no ven un monstruo en la Ratio, en el Proyecto Moderno, sino más bien un enfermo susceptible de restablecer, de sanar, mediante la inoculación de una sobredosis de Razón y de Modernidad misma (1986, p. 102).

No fueron pocos los «patriotas» que, como Danton y como Robespierre, no quisieron admitir del todo la corrupción del proceso revolucionario y soñaron con reconducirlo, curarlo, llevarlo de nuevo a los cauces saludables del proyecto emancipatorio (7). Pero, frente a ellos, se plantó Babeuf, con los ojos abiertos, más abiertos de lo que exigía su propia autoconservación: fue guillotinado.

Y no fueron pocos los «bolcheviques» que, como Medvedkin, no quisieron aceptar del todo que el jardín del socialismo se había llenado de malas hierbas y que las flores todas se habían secado.Pero, frente a ellos, se plantó Babel, con los ojos demasiado abiertos: fue ejecutado (8).

Y no están siendo pocos los «socialistas», los «socialdemócratas», los apologistas del Estado del Bienestar que, como Habermas, ven todavía en la Modernidad un «proyecto inconcluso» y no quieren asumir del todo que esa Comunidad Liberal de Grandes Dimensiones (Taylor) por la que suspiran se está fundando de hecho en las guillotinas del geno-etnocidio, del avasallamiento político-cultural y de la explotación socio-económica «global» (9). Pero, frente a ellos, se plantan gentes como Bergfleth, como Dussel, como Cioran, etcétera, tan alejados en lo teorético unos de otros, abriendo los ojos allí donde la terapia oficial contra «el malestar en la cultura» (una cultura que se presiente despótica) aconseja cerrarlos: están siendo simbólicamente fusilados.

4. ¿Por qué el “posmodernismo de resistencia” molesta tanto a los fundamentalistas de izquierda?

Curiosamente, esta definición «totalitaria» de nuestra formación cultural, inhabilitada conceptualmente para tolerar la Diferencia, pasa desapercibida siempre a los hagiógrafos del Proyecto Moderno, que descubren «ideologías fundamentalistas» por todas partes (en el Islam, en el comunismo, en el ecologismo radical, en los movimientos alternativos, en determinadas propuestas pacifistas y feministas, en las concepciones del postmodernismo, etc.; expresiones, todas, del «dogmatismo» y del «irracionalismo», según A. Künzly y T. Meyer, entre otros), salvo en sus paupérrimas, redundantes y sustancialmente acríticas apologías de la democracia liberal.

La particular saña con que descalifican el llamado postmodernismo de resistencia (Foster)(10) revela, por lo demás, que se han sentido «afectados» por sus invectivas, por la desacralización de una Razón que, en lo sucesivo, será señalada por su responsabilidad en las destrucciones (de los individuos, de los pueblos, de la naturaleza,...) y en los horrores de los últimos tiempos, promotora del aniquilamiento de Lo Diferente (Bergfleth: «Razón y terror son intercambiables», «democratización significa adaptación, y adaptación es homogeneización»). Véase, a este respecto, el acento con que Arnold Künzly denigra a los «postmodernos»:

“Quedan los «postmodernos». Este multicolor tropel de superficiales filosóficos, acróbatas lingüísticos del cuchicheo, vaporizadores del sentido que brillan por su incomprensibilidad, nietzscheómanos, freudistas y heideggeristas, este quijotismo filosófico recreativo que ha erigido la Ilustración y la Razón en sus particulares molinos de viento, tras los cuales presuponen las causas de todos los desastres de esta época y contra los que arremeten con incansable bravura a lomos de sus esqueléticos rocinantes conceptuales. La diversión del espectáculo desaparece por completo, sin embargo, cuando se ve con qué argumentos se esgrime y qué irracionalismos se predican. Se podría dejar tranquilamente a su suerte a esta moda, que parece conquistar el ámbito lingüístico alemán gracias, esencialmente, al carisma de su origen parisino, si no fuera porque tratan de destruir precisamente lo que hoy tan imperiosamente necesitamos en la polémica con el fundamentalismo: Ilustración y Razón” (1990, p. 76) (11).

... ... ...

INSISTENCIA

En la contemporaneidad, el principio izquierda se vuelve «social-cínico»; y su doblez se percibe tanto en el ámbito de la administración, cuando toma el poder como socialdemocracia, Estado del Bienestar, liberalismo progresista, etc., como en el dominio de la protesta, de la reivindicación política y de la praxis social pseudo-antagonista.

NOTAS

1) Véase, a este respecto, Dialéctica de la Ilustración, de T. W. Adorno y M. Horkheimer. En «Crisis de la Razón», Horkheimer caracterizó también, de un modo sintético, el marco general de este proceso (en Sociológica, Taurus, Madrid, 1980).

2) Véase el escrito que G. Babeuf tituló «El Manifiesto de los Plebeyos» (en El Tribuno del Pueblo, 2005, México, Ediciones Roca, p. 52-4).

3) Consúltese «¿Qué hacer?», de Graco Babeuf (op. cit., p. 107-8).

4) Para esta lectura del pensamiento de Sade, remito a «La razón de Sade», texto de M. Blanchot, en Lautréamont y Sade, 1990, México, FCE, p. 11-63).

5) En este sentido, y retomando la perspectiva de Anatole France, Emil M. Cioran aglutinó las ideologías, que gustan de auto-proclamarse «emancipatorias», bajo el rótulo de «farsas sangrientas» (véase la «Introducción» de La caída en el tiempo, 1986, Barcelona, Planeta-De Agostini, p. III).

6) Para la intelección de esta metáfora, véase «Los ojos de la locura», texto que incluí en Cadáver a la intemperie (2013, p. 390-4).

7) Aspecto muy bien reflejado en el film Danton, del director polaco Andrzej Wajda (1983).

8) Remito a El último bolchevique, ensayo fímico de Chris Marker a propósito del cineasta ruso A. I. Medvedkin (1992).

9) Para una crítica de esos posicionamientos, afines al liberalismo social o a la socialdemocracia, véase «El mito de la sociedad civil», «Literaturas de la Globalización» y «La deriva del pensamiento que un día se nombró contestatario», composiciones que formaron parte de El enigma de la docilidad (2005) y reaparecen en Cadáver a la intemperie (2013, p. 109-142).

10) Como señala H. Foster, «en la política cultural existe hoy una oposición entre un posmodernismo que se propone deconstruir el modernismo y oponerse al statusquo, y un posmodernismo que repudia al primero y elogia al segundo: un posmodernismo de resistencia y otro de reacción» (La Posmodernidad, Madrid, Kairós,1985, p. 11).

11) Opiniones vertidas en el libro Zur Kritik der pala vernden Auf klärung (Munich, 1984, p. 17 y p. 186), citado por A. Künzli, con fines crítico-satíricos, en «En defensa de un pensamiento radical contra el fundamentalismo» (en Debats, núm. 32, Valencia, Edicions Alfons el Magnànim-IVEI, 1990, p. 76). [Este ensayo forma parte del libro Fundamentalismus in der modernen Welt, (1989) Meyer Th. ed., Suhrkamp Verlag]

Con Awka y Pikmin de Pikmin De Lucia

Pedro García Olivo

www.pedrogarciaolivo.worpress.com

Buenos Aires, 18 de mayo de 2018

https://www.facebook.com/pgarciaoli...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La policía alemana requisa datos sensibles de activistas del anonimato electrónico

10 July, 2018 - 00:00

La policía alemana ha requisado material informático y documentación fiscal de Zwiebelfreunde, una organización clave del activismo pro-anonimato electrónico. Nombres y números de cuenta de donantes de diferentes proyectos, así como datos de los activistas que los gestionan han ido a parar a manos de la policía, que podrá crear con esta información suculentos mapas relacionales sobre el activismo electrónico en Europa.

Aunque la redada fue el 20 de junio, los hechos no se han dado a conocer hasta ahora. Zwiebelfreunde es desde hace 7 años el punto central de recogida de donaciones económicas para proyectos tan importantes como el proveedor de correo Riseup, la distribución GNU/Linux extra segura Tails o el proyecto Torservers, que nutre de servidores a la red anónima Tor. Además de las donaciones, Zwiebelfreunde gestiona Torservers con la colaboración, entre otros, de Reporteros Sin Fronteras.

La Policía alemana entró en los domicilios de los tres miembros de la junta de Zwiebelfreunde y en la de un exmiembro que tenía aún acceso a la cuenta corriente de la organización. También registraron su sede, en Dresden. La rocambolesca excusa para esta redada era la aparición, en un desconocido blog de extrema izquierda, de amenazas contra el partido de ultraderecha Alternativa por Alemania (AfD).

En el blog, creado pocos meses antes, el 30 de abril, y sin la típica estética de la extrema izquierda, aparece una dirección de contacto de Riseup.net. En condiciones normales, esto habría llevado al cierre del blog, que sigue en pie, y al envío de una demanda a Riseup para descubrir la identidad de la persona que maneja esta cuenta de correo.

Pero la solución del fiscal general de Munich fue más imaginativa: ordenar el registro de la central de donaciones de Riseup.net en Europa, Zwiebelfreunde, cuyos miembros aseguran no haber oído hablar jamás de este blog. A pesar de ello les requisaron abundante material informático: discos, portátiles, PCs, teléfonos móviles y tarjetas y tokens de cifrado.

Zwiebelfreunde ha emitido un comunicado para aclarar que los servidores Tor que administra, así como la infraestructura de Riseup, las conocidas Cryptoparties y otras infraestructuras de almacenamiento y gestión de claves seguras que gestionaban no han sido comprometidas por la actuación policial.

En cambio, avisan: “Si alguna vez has hecho una donación a Torservers, Tails o Riseup realizando una transferencia vía un banco europeo, es muy posible que tus datos estén ahora en manos de la policía alemana (número de cuenta IBAN, nombre del titular, cantidad y fecha)”. Zwiebelfreunde denuncia que la policía se extralimitó, requisando material y documentación que no entraba en la orden judicial o que ni siquiera pertenecía a la organización sino a las familias de las personas investigadas.

La veterana organización hacker alemana Chaos Computer Club (CCC) ofreció soporte logístico a Zwiebelfreunde tras el golpe policial, lo que sorprendentemente motivó una segunda redada, esta vez en un “hackerspace” del CCC, OpenLab, en Ausburgo. La organización ha hecho pública una descripción de esta surrealista actuación que vale la pena reproducir entera: “Aquí los oficiales de policía se vieron confrontados con hackers en su hábitat natural: sustancias para limpiar y marcar tarjetas de circuitos así como blanqueador de cabello. Después de interpretar los contenidos de una pizarra como un manual para hacer bombas, acusaron a las personas que en aquel momento había en el hackerspace de planear un ataque con bombas. Tres fueron detenidas en el acto y el hackerspace fue registrado sin orden judicial ni testigos. La policía usó la fuerza para abrir armarios cerrados que contenían datos de miembros y registros bancarios”.

Aún anonadados, los miembros de Zwiebelfreunde han explicado a los medios que se han tomado un tiempo de vacaciones “para procesar lo que ha pasado”. La Policía alemana se ha negado a dar explicaciones públicas.

Torservers, Tails, Cryptoparty o Riseup se financian totalmente con donaciones. Una actuación policial de este tipo, donde se han incautado datos altamente sensibles tanto de los donantes como de los activistas de estas organizaciones, podría tener el efecto de desalentar las donaciones y minar económicamente los proyectos.

La indignación es grande en la escena hacker. Frank Rieger, portavoz del CCC, escribía: “Este es un ejemplo de manual de lo fácil que es que los derechos fundamentales de ciudadanos completamente inocentes y sus familias pueden ser violados como resultado de una cadena de evidencias construida artificialmente, sin importar lo ridículo que esto sea”.

Cabe recordar que la táctica del hostigamiento policial funcionó muy bien para acabar con el otrora importante movimiento de los Indymedias en Europa, dedicados a la difusión de información libre y de las ideas de la izquierda alternativa. Precisamente uno de los últimos capítulos se escribió también en Alemania, en agosto del año pasado, cuando el ministro del Interior ordenó el cierre de Indymedia Linksunten, en plena macro-operación contra el anarquismo en aquel país.

Fuente: https://www.lamarea.com/2018/07/06/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Els deu gegants de la indústria militar

10 July, 2018 - 00:00

La despesa militar dels estats va augmentar fins als 1.739 bilions de dòlars el 2017, un 1,1% més que l'any anterior. Expliquem qui són les empreses del rànquing elaborat per l'Institut Internacional d'Estocolm per a la Investigació de la Pau (SIPRI)

Pau Fabregat
Celia Castellano

La despesa militar dels estats va augmentar l'any 2017 fins als 1.739 bilions de dòlars, un creixement d'un 1,1% respecte al 2016. Així ho recull el nou informe del Stockolm International Peace Research Institute (SIPRI), que es va presentar la passada setmana a set ciutats del món, en el marc dels Dies d'Acció Global d'una campanya per reduir la despesa militar en un 10%. Però l'any anterior, la despesa mundial ja arribava a 1.686 bilions de dòlars, equivalent al 2,2% del PIB mundial.

El 2016, la venda d'armes global va créixer després de cinc anys de disminució, segons les dades de SIPRI de desembre del 2017. Només les cent empreses més poderoses segons volum van vendre armament per un import de 374.800 milions de dòlars, un augment d'un 1'9% respecte a l'any 2015, sense comptar les empreses xineses, ja que, segons el think tank, les dades no estan contrastades, tot i que es creu que estarien entre les 20 primeres companyies. El 58% de les vendes del top 100 corresponen a companyies dels Estats Units, que dominen el rànquing en un 38%, amb unes vendes el 2016 de 217.200 milions de dòlars, moltes d'elles amb producció d'armament nuclear, seguides de vuit empreses britàniques, un 9,6%.
Només les cent empreses més poderoses segons volum van vendre armament per un import de 374.800 milions de dòlars, un augment d'un 1'9% respecte a l'any 2015

Tot i que no es troben entre les deu primeres, és destacable el creixement del conjunt d'empreses russes el 2016: fins a un 3,8%, 26.600 milions de dòlars. Un exemple és la companyia United Aircraft, en la tretzena posició. Des del SIPRI destaquen també l'increment de les vendes d'empreses de potències emergents com Corea del Sud en un 20,6%, en part fruit de les recents amenaces al país. També continuen a l'alça empreses turques, amb un creixement global del 27,6% aquell mateix any. En contrast, l'Índia ha disminuït en un 1,2% la seva producció de l'últim l'any registrat.

L'institut suec detalla que gran part la venda de les grans empreses del sector correspon a demandes dels departaments de Defensa nacionals i a agències equivalents. La resta són de ministeris de defensa d'altres països mitjançant exportacions, un part important de les quals es transfereix a aliats. Part de les vendes són degudes a programes de modernització dels estats. En aquest panorama, quins són els gegants de la indústria militar?

1. Lockheed Martin: la més poderosa del món

40.830 milions de dòlars

És l'empresa d'armament més poderosa del món per venda, amb un creixement d'un 10,7% respecte a l'any anterior. Amb seu a Bethesda, s'ha convertit en la principal contractista del Departament de Defensa dels Estats Units i recentment, ha signat un nou contracte amb el Pentàgon de 928 milions de dòlars per a la modernització de sistemes. És la productora del míssil JASSM-ER de baixa visibilitat emprat en un atac a Síria coordinat amb l'Estat francès i Regne Unit, el passat mes d'abril, en resposta a un suposat atac químic de Bashar Al Assad. Entre altres, també fabrica els avions F-22 Raptor i els míssils nuclears tridents II (D5) per als EUA i el Regne Unit. També és el principal productor dels avions de combat F-35, les entregues dels quals a l'exèrcit nord-americà ha provocat el creixement de venda del 2016, segons SIPRI. Lockheed Martin forma part del consorci AWE-ML, que fabrica els caps nuclears del Regne Unit. Des de l'any 2017, la companyia és responsable del sistema de defensa antimíssils THAAD dels EUA, instal·lat a Corea del Sud, però inactiu.

El president de Lockheed Martin és Robert J. Stevens, qui va formar part durant l'administració Bush de la Comissió per Examinar el Futur de la Indústria Aeroespacial del país.

2. Boeing: favors al Pentàgon

29.510 milions de dòlars

Segona el rànquing, Boeing és la principal proveïdora dels míssils balístics intercontinentals LGM-30G Minuteman III al Departament de Defensa dels EUA, els únics operatius d'aquest tipus amb què s'equipen els vaixells nuclears, en aquests moments en alerta màxima, desplegats fins a l'any 2030. A més, és el productor del coet Space Launch System (SLS) i el segon fabricant d'avions bombarder i caces del món. El 2016, la companyia va augmentar les seves vendes en un 0,4% respecte a l'any anterior.

L'any 2004, un alt càrrec del Pentàgon, Darleen A. Druyun, va ser condemnada a nou mesos de presó després de reconèixer que havia afavorit contractes multi milionaris de Boeing, entre ells, un contracte de 4.000 milions de dòlars per actualitzar l'aviònica C-130, un contracte de 20.000 milions de dòlars per 100 vaixells i la reelaboració d'un sistema d'alerta per a l'OTAN, com a agraïment a l'empresa per haver contractat diversos familiars. Fins el 2007, Boeing dominava el top 100 de les vendes d'armes.

3. Raytheon: el frabricant dels míssil de la Guerra del Golf

22.910 milions de dòlars

Popular per haver fabricat els míssils MIM-104 Patriot emprats a la Guerra del Golf, el gegant nord-americà s'encarrega de desenvolupar sistemes d'electrònica militar i actualment treballa per allargar la vida dels míssils Trident II de la marina dels Estats Units. L'any 2017 va rebre un contracte de la Defensa nord-americana de 900 milions de dòlars per desenvolupar un míssil de creuer nuclear de llarg abast. L'abril de 2017, EUA va llançar 59 míssils Tomahawk contra la base aèria Al Shayrat, prop de la frontera amb el Líban, fabricats per Raytheon, abans per General Dynamics, la primera operació militar de l'administració Trump.

4. Bae Systems: comptabilitat falsa i venda irregular

22.790 milions de dòlars

Amb seu al Regne Unit, té adjudicats contractes per proveir serveis d'informació al Sistema d'Arma Estratègica dels míssils Trident II (D5) i els Sistemes d'armes d'atac. Fins a l'any 2021, s'encarregarà de l'assistència tècnica dels Míssils Balístics Intercontinentals Minutemann III dels EUA. Bae Systems forma part de MBDA-Systems, una joint venture, juntament amb companyies Airbus i Leonardo, que va subministrar el míssil ASMPA de mig abast a la força aèria francesa, model que tenen previst actualitzar per ampliar la seva vida útil fins a l'any 2035.

L'any 2010, l'empresa va acceptar declarar-se culpable d'un delicte de comptabilitat falsa i venda irregular d'un sistema de radar a Tanzània, després de més de deu anys d'acusacions de corrupció, entre elles la de suborn a països com Aràbia Saudita i Hongria per obtenir il·legalment contractes de Defensa. La companyia va haver de pagar multes de 400 milions de dòlars als EUA i 50 milions al Regne Unit. Bae Systems està actualment presidida per Roger Carr, assessor sènior del gegant de capital risc KKR, i fins a l'any 2015 ocupava la tercera posició del top 100.

5. Northrop Grumman: l'avió indetectable pels radars

21.400 milions de dòlars

L'empresa és coneguda per haver dissenyat l'avió polivalent B-2 Spirit durant els governs de Richard Nixon i Ronald Reagan. L'aeronau no era detectable pels radars i va ser emprat a l'Afganistan i a l'operació Força aliada a Kosovo, i tenia capacitat per transportar 16 bombes nuclears B83. El conglomerat nord-americà es dedica també a la fabricació de portaavions, sistemes de míssils i d'electrònica. L'any 2016, el Departament de Defensa dels EUA li va adjudicar la fabricació d'un sistema d'arma làser integrat en vaixells de guerra, una de les seves principals línies de producció. Actualment, és una de les companyies que treballen al Nevada National Security Site (NNSS), on s'experimenta per modernitzar les ogives nuclears dels EUA.

6. General Dynamics Corp.: amb un exoficial de la CIA al capdavant

19.230 milions de dòlars

Amb una producció exclusivament militar i de defensa, és un conglomerat nord-americà dedicat a la fabricació de bombes, vehicles blindats, submarins nuclears i participa en els sistemes guia de míssils nuclears per als EUA. Fa poc, la divisió Land Systems Canadà va presentar el nou vehicle blindat LAV 700, desenvolupat per a l'Aràbia Saudita. Integrada en l'empresa hi ha la companyia espanyola Santa Bárbara Sistemas, un dels principals contractistes de l'Estat espanyol, absorbida l'any 2001 per cinc milions d'euros, a canvi de contractes milionaris.

L'any 2013, després de finalitzar el contracte per a la fabricació de 234 carros Leopardo, l'empresa va fer un ERO i va tancar la factoria de Palència. General Dynamics està dirigida per Phebe Novakovic, exoficial de la CIA i, durant catorze anys, membre del Departament de Defensa dels EUA.

7. Airbus Group: la segona companyia militar europea

12.520 milions de dòlars

El consorci europeu, creat l'any 2000, està format per les empreses Bae Systems (Regne Unit), Daimle-Chrysler (Alemanya), Aerospatiale-Matra (Estat francès), Alenia (Itàlia) i Construcciones Aeronaúticas (Estat espanyol), anteriorment anomenat European Aeronautic Defence and Space (EADS). Fabrica els avions de combat F-2000, helicòpters Tigre, els míssils nuclears M51 per a l'armada francesa i és líder dels sistemes de míssils MDBA. L'empresa proveeix principalment l'avió de transport militar a400 a l'Exèrcit de l'aire espanyol. És la segona companyia militar europea i està participada en un 4% per la Societat Estatal de Participacions Industrials (SEPI) espanyola.

Airbus ha estat investigada diverses vegades per corrupció a l'Estat francès i el Regne Unit en la gestió de contractes d'aviació comercial. L'actual CEO, Thomas Enders, també va ser investigat el 2017 a Àustria per presumpta estafa en la venda de 15 avions de combat Eurofighter Jagdflugzeug l'any 2003, per 1.750 milions d'euros. Enders va treballar dos anys a l'equip de planificació del Ministeri de Defensa alemany.

8. L-3 Communications: beneficiària de les tortures a Abu Ghraib

8.890 milions de dòlars

La companyia cofundada per Lehman Brothers, actualment L-3 Technologies, proveeix de serveis Command, Control & Intelligence (C3ISR), guia electrònica de projectils i Raig X, principalment al mercat aeroespacial i a l'exercit dels EUA. L'any 2010, el Departament de Defensa estatunidenc va trencar temporalment relacions amb l'empresa perquè suposadament havia emprat un sistema governamental d'informació sensible per recaptar informació d'ús comercial, tot i que finalment una sentència federal va fallar favorable a l'empresa.

Segons l'Observatori de Drets Humans i Empreses a la Mediterrània, L-3 va ser una de les principals empreses beneficiàries dels contractes dels EUA durant la invasió i guerra d'Iraq el 2003 i és corresponsable de les tortures a Abu Ghraib, per les quals va haver de pagar cinc milions de dòlars a 71 detinguts iraquians. Fins el gener del 2003, l'exmilitar Jay Garner, posteriorment anomenat Director de l'Oficina per a l'Ajuda Humanitària i Reconstrucció d'Iraq (ORHA) per l'expresident George Bush, va ser president de SY Technology, Inc, empresa adquirida per L-3 un any abans. Garner és també conegut per haver estat un dels redactors del projecte Guerra de les Galàxies de Ronald Reagan i haver donat suport al govern Ehud Barak de l'Estat d'Israel l'any 2000.

9. Leonardo: al consorci europeu de frabricació de míssils

8.500 milions de dòlars

La companyia italiana, abans Finmeccanica, fabrica avions de combat, vehicles aeris no tripulats i vehicles blindats. Entre d'altres, desenvolupa els vehicles per al transport dels Minnuteman III. Des de l'any 2001, forma part del consorci europeu de fabricació de míssils MBDA, el segon fabricant del món d'aquest tipus d'armament. Actualment, també proporciona serveis de transport civil. Les vendes militars de l'any 2016 van disminuir un 8,2% respecte a l'any anterior. Des de l'any 2014, està dirigida per Mauro Moretti, president de l'AeroSpace and Defence Industries Association of Europe (ADS).

10. Thales: al servei de la informació de Defensa

8.170 milions de dòlars

L'empresa francesa s'encarrega de desenvolupar serveis d'informació per als departaments de Defensa i el mercat aeroespacial en equips de satèl·lits i avions no tripulats. L'any 2004, va rebre un contracte estimat en 3.000 milions d'euros juntament amb Airbus, Safran, SNPE i Naval Group, per a la construcció dels míssils nuclears M-51 de submarins per a la marina francesa. L'empresa té un 35% de les accions de l'empresa Naval Group, i n'és el segon accionista després de l'Estat francès (62,5%). El President i actual Director executiu de la companyia és Patrice Caine, exasessor en el Departament d'energia del govern francès i de la Direcció Regional d'Indústria, Investigació i Medi Ambient (DRIRE), antic servei del Ministeri d'Ecologia.

Font: https://directa.cat/deu-gegants-de-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un futuro ecofeminista

9 July, 2018 - 00:00

CARMEN MORÁN

A Françoise D'Eaubonne, hija de madre aragonesa y padre anarcosindicalista francés, se le atribuye el bautizo en 1974 del abrazo entre la preocupación por el medio ambiente y la igualdad entre hombres y mujeres. Lo llamó ecofeminismo. En aquellos años el ecologismo estaba en auge y la segunda ola sacaba a la calle al feminismo radical: las mujeres defendían una sexualidad y maternidad libres a la vez que crecía la inquietud por la falta de alimentos debido a las alarmantes proyecciones de población. La amenaza del hambre y, consecuentemente, la sobreexplotación de los recursos calaban en el feminismo, siempre atento a lo que ocurre a su alrededor. D'Eaubonne relacionó pronto ambas cuestiones. Si las mujeres no estuvieran obligadas a parir todo el tiempo, si ellas pudieran decidir, espaciarían los nacimientos. Pensó también en lo devaluadas que estaban las tareas de los cuidados, siempre en manos femeninas, tanto la crianza como la vejez, y lo asoció con el respeto al entorno… Stop. Ahí llegó el primer choque con una de las grandes, Simone de Beauvoir, quien recordó que esos cuidados no eran cualidades femeninas, sino una construcción social. En esa zarza se enreda todavía el asunto. Y el asunto está de nuevo en auge.

El acelerado calentamiento global, por un lado, la extendida asunción del dominio patriarcal, la mayor sensibilidad entre las nuevas generaciones ante el maltrato animal, el capitalismo de consumo que sobreexplota los recursos y a las personas, el abuso de ciertas tecnologías que envenenan las relaciones, la necesaria interculturalidad para el bienestar geopolítico… La reflexión actual acerca de todo esto coloca de nuevo al ecofeminismo en un buen puesto de salida. No faltan quienes piensan que podría sustituir al fatigado capitalismo. Un libro de la filósofa y pensadora Alicia H. Puleo, Ecofeminismo. Para otro mundo posible (Cátedra, 2011), ya en su quinta edición, es “la biblia” de la Red Ecofeminista, coordinada por Dina Garzón. La organización nació en España hace un lustro, cuando la respuesta que más escuchaban era una pregunta: “¿Ecoqué?”. Dina Garzón sostiene que el desconocimiento del ecofeminismo se debe, en parte, al recelo que el feminismo, a secas, ha tenido con parte de este discurso, dividido en dos familias principales desde sus orígenes. “Las que nos encuadramos en el ecofeminismo crítico [el así denominado por Alicia H. Puleo] no estamos por la labor de que la mujer vuelva al hogar y a los cuidados como si eso fuera intrínseco a su sexo, ni compartimos esas nuevas concepciones sobre la crianza y el eterno amamantamiento de los hijos que ahora está de moda”, afirma. O sea, más del gusto de Simone de Beauvoir.

Amelia Valcárcel: “Quien no sea ecologista hoy está loco, pero el ecofeminismo es quizá una actitud política”

Vandana Shiva, de quien Capitán Swing acaba de publicar¿Quién alimenta realmente al mundo?, es un nombre clave de este movimiento en la actualidad. La activista india defiende algunas tesis con las que no todas están de acuerdo, pero ha puesto el ecofeminismo en el mapa. “Es la referencia, le guste más o menos a quien sea. Lo que defiende no es más que un ecologismo templado y moderado por el feminismo, porque la mayor parte de los planteamientos que contemplaba el ecologismo original no eran de ayuda para la vida de las mujeres, sino lo contrario, como por ejemplo que dejemos de usar compresas o que lavemos a mano…, en fin, suponía una huida al pasado”, dice la filósofa Amelia Valcárcel. Un camino de vuelta que la mayoría de las feministas no están dispuestas a transitar. Por otro lado, hay quien liga el ecofeminismo con la idea de la mujer como salvadora del planeta. “Eso es pura metafísica. Esa continuidad con la naturaleza ya se rompió, para hombres y mujeres”, zanja Valcárcel. Y resume así: “Cualquiera que no sea ecologista hoy está loco, pero el ecofeminismo es quizá una actitud política todavía, no una filosofía política, le falta mucho para eso”.

Esencialistas o críticas, no es ese el debate en cuestión, sino los mimbres y la penetración de este pensamiento para dotar de valores a un nuevo orden. Un mundo distinto, contenido en el consumo y en la sobreexplotación de los recursos y, por supuesto, igualitario. Una sociedad que, sin volver a roles y esclavitudes pasados, embride un poco los excesos en todos los ámbitos: de la alimentación a la tecnología, del trabajo sin horarios al consumismo ciego. El ecofeminismo defiende “el ideal epicúreo que se ha perdido en el tiempo, el de la obtención de la felicidad a través de los placeres sencillos. Una comida sana es mejor que un gran banquete”, resume la filósofa Alicia H. Puleo, autora de Ecofeminismo. Para otro mundo posible, profesora de la Universidad de Valladolid, gran defensora de un ecofeminismo templado, o quizá actualizado, el que ella ha subtitulado como crítico.

Los estudios económicos desarrollados por las feministas también abundan en esta tesis de renovación del sistema actual, no desde un punto de vista soteriológico, es decir, de salvación del mundo o la humanidad, pero sí dotada de fundamento económico. “No es fácil decir que el feminismo sustituirá al capitalismo, pero solo aplicando una perspectiva feminista tendremos un modelo económico que no sea devastador sino sostenible para la propia vida y los ecosistemas, ahora esquilmados por métodos extractivos que solo buscan la acumulación de beneficios cercenando las posibilidades de regeneración de los recursos”, empieza Carmen Castro, doctora en Economía, que el año pasado publicó Políticas para la igualdad. “La justicia redistributiva es social, de género y ecológica. Que sigamos dando vueltas al cambio climático es un indicador del estrabismo en el que vivimos. La necesidad de generar otro modelo económico va más allá del equilibrio de sexo y género, hay que regenerar la economía, los sistemas de producción y los problemas que están creando. En todo esto puede engarzarse el ecofeminismo”.

“Las políticas extractivas expulsan a generaciones de jóvenes bien formadas, por ejemplo, y la cultura de la inmediatez, esa que predica que todo tiene que estar aquí y ahora a golpe de clic, es otra secuela de la sociedad consumista. Todo ello, tanto la explotación de recursos como de las personas, genera marginalidad”, añade. Propone construir indicadores de riqueza distintos del PIB, que “solo está concebido para medir la evolución de la renta monetarizada. Si hay un incendio o una guerra computarían de forma favorable en el PIB, por ejemplo, debido a la posterior dinamización económica para reconstruir lo asolado”. Castro también menciona entre las perversiones del modelo económico actual “las resistencias para incorporar el valor del trabajo invisible y no remunerado que desempeñan millones de mujeres en todo el mundo, mientras que la cuantificación de actividades ilegales como el tráfico de armas o la prostitución en el balance de cuentas encuentra mayor eco”. Así pues, concluye, “la subida del PIB no siempre significa progreso”.

O, como decía D'Eaubonne, “la falocracia está en la base misma de un orden que no puede sino asesinar a la naturaleza en nombre del beneficio si es capitalista, y en nombre del progreso si es socialista”.

Las ecofeministas alertan, sin embargo, siguiendo a la filósofa Celia Amorós, de las “alianzas ruinosas”. Las mujeres no deben arrostrar en exclusiva la recuperación de un mundo verde, dicen. El feminismo ya puso todos sus ejércitos para otras causas (abolicionismo de la esclavitud, Revolución Francesa, etcétera) que, una vez ganadas, expulsaron a las mujeres de sus filas. Por eso, cierta vuelta al pasado, cuasirreligiosa, el abrazo de antiguos roles femeninos que se aprecian en algunos grupos sociales, preocupan a Carmen Castro: la falta de sostén público no debe empujar a las mujeres a la recuperación de la crianza en casa, a la educación en familia, a la división del trabajo por roles. “El modelo económico no puede caer en esa trampa: el resurgir de la mística de la maternidad o la reproducción como salvadora del mundo”. Advierte, además, que esto no es casual. “En tiempos de crisis siempre emerge ese papel bucólico de crianza y maternidad asociado a la mujer, o iniciativas ciudadanas de subsistencia… En definitiva, lo individual frente a lo colectivo”, lamenta Castro.

Alicia H. Puleo explica: “Mi tarea ha sido elaborar una propuesta ecofeminista que no se basa en identidades estereotipadas de la mujer-madre o la mujer-naturaleza. Hay que conservar los valores de autonomía que ha ido ganando el feminismo moderno. Ojo con volver a esos lugares naturales de la mujer”, advierte. Así que Puleo plantea el lema: “Libertad, igualdad, sostenibilidad”, incluyendo en la libertad “los derechos sexuales y reproductivos por los que tanto han luchado las mujeres”.

“El modelo económico no puede caer en la trampa de la maternidad como salvadora del mundo”, dice una experta

Esta forma de entenderlo es distinta de la idea que sostiene, por ejemplo, la autora de Mujer y cambio social en la Edad Moderna, la profesora María Antonia Bel Bravo: “Las mujeres tenemos superávit de experiencia al cuidado de la naturaleza. Por otro lado, el siglo más cruel de la historia lo han acaudillado los hombres. No es volver a viejos roles, sino pedir al varón que se implique en los cuidados. Aunque los valores emergentes son valores de mujeres”, dice. Opina también que “desde las leyes internacionales se está fomentando el aborto; un lince tiene más protección que un feto”, asegura, y cree que “no se puede defender a ultranza la ecología y despreciar al protagonista del medio ambiente, el ser humano”.

El respeto extremo por los animales y por la naturaleza en su conjunto es, sin embargo, uno de los pilares del ecofeminismo. “Ya algunas sufragistas vieron una conexión entre la violencia ejercida sobre las mujeres y la que sufrían los animales. Por eso, al mismo tiempo que luchaban por la obtención del voto, crearon las primeras ligas contra la vivisección y participaron activamente en sociedades protectoras de animales. Les llamó la atención la similitud de la violencia patriarcal contra las mujeres y animales domésticos que se ejerce en el sacrosanto espacio privado y para las que las leyes no daban respuesta”, dice Puleo. No son pocos los libros, las películas y la vida ­real donde los accesos de ira masculina se pagan primero acuchillando a una mula (La familia de Pascual Duarte) o matando al perro de la mujer (En el valle de Elah). Ahora esa violencia se ceba en ocasiones con los hijos. “Dañar o matar a los hijos o a los animales de compañía son a menudo formas de aterrorizar a las mujeres y conseguir su obediencia”, opina Puleo.

“Tenemos que alcanzar una educación emocional y ecológica de la igualdad que no sea solo instrumental. Hay que superar los dualismos: naturaleza versus cultura; razón versus emoción; humano versus animal; mente versus cuerpo; hombre versus mujer; Occidente versus Oriente… Somos naturaleza y cultura”, añade la filósofa.

Un ejemplo del lugar preeminente que ocupan los animales en este movimiento se encuentra en el arte de Verónica Perales. También profesora en la Universidad de Murcia, Perales desarrolló entre 2008 y 2011 el proyecto Grandes Simios en Femenino y dibujó a todos los gorilas hembra de los zoos españoles. “Cuando se trata de animales también se representa en mayor medida a los machos, incluso en esa icónica imagen en la que el mono se va irguiendo y transformando en hombre. Yo he querido hacer la contrapropuesta. Puedo reconocer a cada una de las gorilas: unas son amistosas y otras esquivas, cada una tiene un carácter único. Investigué sus cicatrices y trabajé los retratos haciendo hincapié en esas diferencias”, dice Perales.

Finalmente, Puleo resume: “El ecofeminismo es, pues, un movimiento ambicioso porque se plantea una sociedad sin dominación, ni de sexo, ni de clase, opción sexual, raza o especie. La naturaleza nos está dando señales de alerta. Se nos dice que iremos a una sociedad más austera. Bien, pues cuando eso ocurra estaremos preparadas para que el nuevo modelo sea también el más igualitario. Pero no podemos reparar los destrozos al medio ambiente mandando otra vez a la mujer a casa. La división de los roles genera guerreros, explotación y dominación. ¿Es ahí a donde queremos volver?”.

El País

Categorías: Tortuga Antimilitar

Ducha

9 July, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las fosas del olvido y el Partido Popular de Castilla y León

9 July, 2018 - 00:00

Reflexión en torno a la "sorprendente" declaración institucional del Consejo de Gobierno del Partido Popular de Castilla Y León, sobre las fosas existentes todavía en esta Comunidad de cara a solucionar este problema que implica que "algo estamos haciendo mal", después de cuarenta años desde que fuera instaurada esta supuesta Democracia y 80 años después de finalizada la Guerra Civil Española.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Relaciones entre el autoritarismo y la educación en el Paraguay

9 July, 2018 - 00:00

Ya están disponibles para descargar los Volúmenes II y III de la investigación Relaciones entre el autoritarismo y educación en el Paraguay, estos volúmenes abarcan los periodos entre 1930 – 1954, y 1954 – 1989, respectivamente. Está en elaboración el cuarto y último volumen que abarca el periodo 1989 – 2012.

El segundo volumen del proyecto abarca el periodo 1931-1954, es sumamente esclarecedor para comprender el giro ideológico en el sistema educativo paraguayo.

Inicia narrando el proceso mediante el cual el nacionalismo lopista se convierte en la ideología predominante y cómo la misma se va insertando en los diferentes grupos políticos tanto conservadores como progresistas. El modelo liberal entró en crisis por que no pudo dar mejores condiciones de vida a gran masa de la población trabajadora, ese fue el caldo de cultivo para el paso a esa visión más autoritaria de la organización de la sociedad y el predominio del estado.

El libro va explicando cómo la Escuela Activa de Ramón Indalecio Cardozo daba paso a una escuela más controlada por el estado, un estado que proclamaba públicamente el nacionalismo heroico y el autoritarismo como forma de gobierno, y que sumado al creciente prestigio militar por el triunfo en la Guerra del Chaco, llevó a que el ejército tuviera una mayor injerencia en la vida política y social del país.

Se explica cómo, a lo largo del periodo, el conservadurismo va influyendo en la educación. Por ejemplo, a través de la separación por sexos en los colegios, para lo cual se crea el Colegio Nacional de Niñas en sustitución de la Sección Femenina del Colegio Nacional de la Capital.

Conservadurismo y autoritarismo sumados al nacionalismo van a configurar la matriz de la sociedad paraguaya en general pero muy particularmente la del sistema educativo; los gobiernos tienen claro que a través de la educación pueden configurar el tipo de ciudadanía que precisan para sus proyectos políticos. El autor analiza con una adecuada ejemplificación cómo durante el período se busca que tanto docentes como estudiantes no tengan ninguna actividad política y la poca actividad gremial permitida es al solo efecto de realizar actividades «culturales o educativas», es decir, una supuesta «educación neutra» que será la facilitará el establecimiento del gobierno autoritario de Alfredo Stroessner, el más prolongado de la historia política paraguaya.

El estudio histórico riguroso sobre lo que implicó la larga dictadura de Alfredo Stroessner, aún es incipiente e insuficiente, se tratan de hechos aún recientes que tienen a muchos de sus protagonistas vivos y ocupando puestos importantes de poder y de prestigio en la política paraguaya. La mayoría de los análisis e investigaciones se concentran en los aspectos del sistema policial y militar de coerción, represión y control sobre la población civil, pero poco sabemos aún sobre los mecanismos de construcción de consenso que permitieron la permanencia de una de las dictaduras más largas del continente.

Como en los dos volúmenes anteriores, este inicia como todo análisis histórico riguroso debe iniciar, brindándonos algunas claves del contexto sociopolítico, podemos encontrar a través de los tres tomos, un hilo conductor que nos permite seguir la construcción de la trama del autoritarismo en nuestra sociedad. En la primera parte podemos entender el contexto que hizo posible el ascenso e instalación de Alfredo Stroessner en el poder, la comprensión de esta trama nos permite también trascender el imaginario sobre la personalidad del líder, su sagacidad e inteligencia como elemento único que permitió la consolidación del régimen, y darle peso al contexto internacional de inicio de la Guerra Fría y de consolidación de la hegemonía del predominio de los Estados Unidos en nuestro continente.

A partir del segundo capítulo se empieza a describir cuál fue el rol específico de la educación dentro de este nuevo orden, a través de dos Reformas educativas, las primeras realizadas con apoyo técnico y financiero de organismos internacionales como las UNESCO y el SCIDE. En las declaraciones de las autoridades educativas se hace explícita la intención de, a través de la educación, modelar un tipo de ciudadano dócil a los planes de transformación económica y política que desarrollaría el gobierno autoritario, en palabras de un técnico del MEC: una reforma que parta de una interpretación adecuada de “todo un fenómeno sociológico-educacional” y que pueda “prever las modalidades de un nuevo comportamiento de la sociedad paraguaya”.

Las principales acciones de las reformas de los años 1957 y 1973 se orientaron a formar a la población joven para las transformaciones económicas y productivas previstas para Paraguay dentro de la división internacional del trabajo capitalista durante la Guerra Fría. Estas tocaron aspectos como: oficialización de la enseñanza comercial; creación del Colegio Nacional de Niñas; formación docente – habilitación de nuevos colegios y escuelas normales; avances en la gratuidad de la educación básica y media; creación de nuevos colegios privados; reglamentos represivos de educación básica y secundaria.

La relectura de estas reformas desde la situación actual y los debates sobre los límites, avances y fracasos de la reforma educativa transicionista nos permiten comprender las implicancias de las reformas stronistas. Estas reformas previeron deliberadamente ampliar la brecha de acceso al sistema educativo de las clases medias y bajas a través de algunas inversiones de infraestructura descentralizada y capacitación técnica a los docentes con contenidos y métodos caracterizados por un énfasis en aspectos como la tecnificación, burocratización y administración de la enseñanza y el desplazamiento de los aspectos filosóficos y humanistas, considerados obsoletos.

La reforma fue eficiente en ampliar cuantitativamente el acceso a un sistema educativo caracterizado por la rigidez, el control, la obsecuencia a la autoridad, la delación y el castigo al pensamiento crítico de docentes, estudiantes y familias. Sus instrumentos fueron: El currículum, Los textos escolares y La formación docente, sobre los cuales el libro realiza un análisis que devela los discursos que justifican: los roles de género rígidos, el nacionalismo y el racismo; y la propaganda de las autoridades.

Este modelo educativo no se impuso sin resistencias, en el libro encontramos la narración de 3 hitos que no son los únicos pero sí son muy significativos de las expresiones de oposición al sistema educativo stronista: La huelga estudiantil de 1959, Las ligas agrarias campesinas que crearon sus propias escuelas de educación popular liberadora y La intervención del Colegio Cristo Rey.

El libro constituye un avance dentro de la gran tarea pendiente que tenemos como sociedad de debatir y comprender cuán vigente sigue la lógica stronista autoritaria en nuestra pedagogía nacional aún muy orientada al control y a la homogeneización del pensamiento y la cultura, y cuales son nuestros desafíos en el camino a construir una pedagogía emancipadora, crítica y respetuosa de la diversidad para una sociedad más justa y libre.

Fuente: http://www.serpajpy.org.py/porandu/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

"La verdad judicial es que Grande-Marlaska no investiga suficiente las denuncias de torturas"

8 July, 2018 - 00:00

ALEJANDRO TORRÚS

El ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska compareció el miércoles en el Congreso para responder a las preguntas de los diputados. Entre ellos, las de Marian Beitialarrangoitia, de EH Bildu, que preguntó al ministro por el informe encargado por el Gobierno vasco que señala que en Euskadi se produjeron 4.113 casos de torturas desde 1960, el 73% después de la muerte de Franco. La respuesta de Grande-Marlaska fue tajante. En España no se produce una práctica sistemática de la tortura. Digan lo que digan los informes. Ya sean de gobiernos autonómicos o de la sociedad civil, como el de la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura.

"Hay informes que pueden decir 4.000, 5.000 ó 6.000, me podrá decir lo que quiera, pero ya le digo que no. No hay resoluciones judiciales que digan 4.000 o 5.000. Si queremos podemos generar las verdades, pero acostúmbrese a que la verdad es la verdad judicial", señaló el ministro del Interior.

La respuesta del ministro llamó la atención de abogados y expertos en la lucha contra la tortura. Por varios motivos. Por una parte, sorprende que el ministro del Interior niegue la importancia de un informe tan completo y contundente como el encargado por el Gobierno de Euskadi y elaborado por un equipo del Instituto Vasco de Criminología liderado por el prestigioso forense Paco Etxeberria. "La negación es la tónica habitual en Interior. La defensa del corporativismo y de la Policía. Pero el ministro debe serlo de todos los ciudadanos no solo de los policías y debería alarmarse, y mucho, ante informes que reflejan tal cantidad de casos de torturas", dice Jorge del Cura, portavoz de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT).

En segundo lugar, las declaraciones de Marlaska llaman la atención porque el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sí que ha condenado a España hasta en cinco ocasiones por no investigar suficiente las denuncias de torturas a seis detenidos por su presunta integración o colaboración con ETA que estuvieron bajo custodia, precisamente, de Grande-Marlaska, cuando era juez de la Audiencia Nacional. Se trata de los casos de Igor Portu y Mattin Sarasola (2018); el de Beatriz Etxebarria (2014); de Oihan Ataun Rojo (2014);​ de Patxi Arratibel Garciandia (2015); y de Xabier Beortegui Martínez (2016).

"La verdad judicial es que España ha sido condenada por el TEDH por no investigar denuncias de torturas bajo su custodia. Eso es, utilizando su lógica, una verdad judicial. El máximo organismo judicial europeo ha dictaminado que Grande-Marlaska no ha investigado suficientemente denuncias verosímiles de torturas. Por lo tanto, no sabemos si se tortura, pero sí sabemos queno investiga", dice Jorge del Cura.

En este sentido, Jorge del Cura alerta de los peligros de que los jueces traten de monopolizar "lo que es verdad y lo que no". "No pueden jugar a ser oráculos ni a tener la única verdad. Las resoluciones judiciales dictan lo que se ha podido probar y tratan de administrar la justicia. Pero no siempre se hace justicia, por lo que tampoco se puede decir que sean la única verdad", señala Del Cura.
"Un absurdo"

La abogada penalista Laia Serra, miembro de la Associació Catalana per a la Defensa dels Drets Humans, considera que decir que la única verdad es la judicial es un "absurdo". "Desde todas las instancias internacionales se sabe que las denuncias de torturas que se producen cada año son mucho menores de los casos reales. Por la clandestinidad en la que se producen. La conocida resistencia judicial a condenar funcionarios o el miedo a denunciar. Y después, una vez se denuncia, hay muchas complicaciones para que la denuncia salga adelante por la imposibilidad de demostrar los hechos", señala Serra.

La abogada recuerda también que la Coordinadora para la Prevención y la Denuncia de la Tortura hace apenas un mes presentó un demoledor informe que cifra en más de 1.000 las denuncias de ciudadanos malos tratos o tortura policial en el año 2017. "En la Coordinadora tenemos criterios muy estrictos a la hora de incorporar casos al informe. Recibimos una cantidad ingente de denuncias que no difundimos", apunta Serra, que considera que cuando un ministro del Interior recibe informaciones de este tipo la reacción debería ser más de preocupación que de negación: "Espana ha sido condenada por el TEDH varias veces por no investigar las torturas. No se puede alardear de que no existe... Negar su práctica es el primer obstáculo para erradicarla".

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

La protesta y el discurso del poder

8 July, 2018 - 00:00

“Si les das más poder al poder, más duro te van a venir a coger…” (Molotov)

Los crímenes trascienden por su espectacularidad, o sea, por su por potencial para convertirse en espectáculo. La sociedad demanda morbo y necesita horrorizarse, quiere ver: aviones chocando y hombres arrojándose de edificios ardiendo, huesos carbonizados de niños asesinados, los detalles escabrosos sobre una mujer violada. Los casos más espectaculares, más sangrantes, disparan los índices de audiencia de una industria que se rige por la ley de la oferta y la demanda, y donde el sensacionalismo es lo más cotizado. El derecho a la información es una coartada que utilizan de forma irresponsable para difundir todo tipo de basura, de trapos sucios, de desviaciones elevadas a la categoría de generalidad. Frente al rigor y la objetividad de un documental, la violencia excesiva y descarnada convertida en telerrealidad, y por ende, en realidad.

La mediatización de los hechos determina la intensidad de la alarma social y la dimensión de la protesta, lo cual provoca que un problema entre a formar parte de la agenda política. Tras el 11-S y demás atentados terroristas, se aprobaron leyes que recortaban libertades (civiles, de movimiento, etc.) en nombre de la seguridad. En los casos tipo Marta del Castillo, José Bretón, el niño Gabriel, etc. se ha exigido la cadena perpetua revisable, el endurecimiento de las penas (en proceso): populismo punitivo.

Vemos como en muchos casos, a falta de razones, el poder necesita manipular nuestras emociones para legislar, precisa que tengamos miedo al otro para gestionarlo, y justificar una sociedad cada vez más normativizada, represiva y panóptica. Sin embargo, otorgar mayor potestad al Estado sobre la vida de los individuos no sirve para detener el crimen, sirve para que este sea ejercido de manera legal por jueces y policía. La ideología de la víctima no sirve para defender a las víctimas potenciales ni reparar el dolor de las que existen, sino que es el discurso pronunciado por el poder para ponernos a todos en la picota.

Jimmy Muelles.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Feminismo antipunitivo: Eliminando la manzana podrida no salvamos todo el cesto

7 July, 2018 - 21:02

Un texto del Grupo Anarquista Cencellada de Valladolid donde se plantea una reflexión en torno al feminismo y el populismo punitivo

La violencia que vivimos cada día puede ser directa, pero lo es también simbólica y estructural. La violencia institucional y su cometido se hace evidente con casos recientes como el mediático caso de La Manada. A pesar de denunciar el sesgo androcéntrico, e incluso misógino, de muchas de las sentencias judiciales, el feminismo no pide más años de prisión como solución a nuestros problemas, como se deja entrever en la mayoría de los medios de comunicación, sino que intenta poner de manifiesto lo escandaloso que supone no considerar esos hechos una violación.

No queremos reproducir las dinámicas de las estructuras jerárquicas de dominación con las que nos someten, generadoras de tantas desigualdades, y por lo tanto no creemos que la vía judicial y penal sea la única alternativa para las mujeres. Es más, en el caso de las mujeres migradas, o con otro tipo de dificultades o situaciones, el acceso a la justicia puede suponer un problema en su situación administrativa.

La construcción de los problemas sociales en clave delictiva evita que se señale al Estado como responsable de las consecuencias de sus políticas y facilita su uso electoralista por la lucha contra la inseguridad. El populismo punitivo es una fórmula política y penal conservadora surgida del neoliberalismo y su aplauso proviene en gran parte de la distorsionada percepción social del funcionamiento del sistema carcelario y de su imaginaria relación con la seguridad en la calle, explotando las inseguridades de la colectividad. Un ejemplo de ello es la utilización, últimamente habitual, de asesinatos de menores a través de un discurso populista para la defensa de la prisión permanente revisable. En la estrategia de marketing hoy entran las violaciones a mujeres. Nos preocupa que se haga tanto hincapié en soluciones de castigo en vez de en propuestas educativas, así como la obsesión punitivista del feminismo institucional.

“Adoptar el encarcelamiento como estrategia es abstenernos de pensar en otras formas de responsabilización”, dice Angela Davis. La violencia machista, los problemas sociales, son problemas colectivos y como tal se han de abarcar. Eliminando la punta visible del iceberg en vez intervenir englobando toda la estructura que es el Patriarcado obviamos que existe todo un sistema social que mantiene y genera, e incluso se nutre, de esas violencias y da pie a dar por eliminado el problema. El heteropatriarcado funciona porque parece el estado natural de las cosas y señalando a ciertos individuos como “seres extraños” o “no-personas” nos exculpamos como sociedad ante cualquier responsabilidad colectiva y nubla la necesidad de revisión de cada persona socializada como hombre.

Son soluciones fáciles y rápidas ante fenómenos complejos, que despolitizan los hechos y eliminan del discurso el concepto de “opresión estructural”, aportando más bien nada a la transformación social en pro del control social. Mª Luisa Maqueda critica este discurso paternalista exponiendo que “La “colonización legal” nos priva del control de nuestras necesidades y de la autonomía de nuestras decisiones“.

Creemos en un feminismo para dejar de socializar como víctimas y poner en práctica el apoyo mutuo entre iguales y la autodefensa. Echamos en falta una estructura autoorganizativa que dé respuesta a la violencia recibida, pero a la vez y sin quererlo nosotras mismas generamos otro atropello: invertimos gran parte de nuestro tiempo en no morir. Lo que nosotras queremos es vivir.

Valladolid, junio de 2018

Fuente: https://diariodevurgos.com/dvwps/fe...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Presentación colectiva de desobedientes al gasto militar en Canarias

7 July, 2018 - 00:00

El lunes 2 de Julio presentamos nuestra Objeción fiscal al Gasto militar en LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, con el comienzo de una breve representación teatral a cargo de la Escuela Libre de Teatro.

En el presupuesto total de Gasto Militar del estado para 2018 es de 23.577 ́96 millones de euros, lo que supone 15.122 millones (1 ́77 veces) de euros de gasto militar que el gobierno oculta fuera del presupuesto que reconoce. Esto supone 6 ́42 euros ocultos de cada 10 euros de gasto militar. Con la suma del control social (resto de presupuesto del Ministerio de Interior) al gasto
militar de 2018 nos sitúa en la cifra de 29.589 ́21 millones de euros que el Estado
destina al pago de la estructura militarista. La cifra aumenta si a todo ello sumamos aún los presupuestos destinados a control social por parte de las Comunidades autónomas En este caso la suma alcanza los 32.144 ́20 millones de euros, una cifra que supera toda comparación y es absolutamente escandalosa.

La Objeción fiscal al Gasto Militar es un acto de Desobediencia Civil que consiste en la no colaboración con el Estado a la hora de sufragar los gastos empleados en preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar. Técnicamente se desobedece de forma activa en el momento de realizar la declaración de impuestos sobre la renta(IRPF) mediante el desvío de una parte de esos impuestos a un proyecto que trabaje por la Justicia social.
Más de 500 personas, de 37 provincias del conjunto del Estado, se negaron en 2017 a contribuir con sus impuestos a financiar los ejércitos y sus guerras a la hora de hacer la declaración de la renta. Esta acción de desobediencia colectiva se enmarcó en la campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar, en marcha desde 1983.
La Objeción fiscal al Gasto Militar es una herramienta que nos permite superar la pasividad y el papel de meras víctimas de las políticas injustas. Es una invitación a la esperanza, un gesto sencillo de resistencia y desobediencia a todo militarismo que visibiliza la coacción que el poder impone para perpetuarse y defender sus privilegios.

Repercusión en prensa:

Presentación colectiva de objetoras fiscales al gasto militar.
http://www.lacasademitia.es/articul...

Presentación en las Islas de la plataforma de 'Desobedientes al Gasto Militar'(Periódico La Provincia)

03.07.2018

Ayer se presentó en Las Palmas de Gran Canaria, ante la Delegación de Gobierno, la plataforma 'Desobedientes al Gasto Militar' que denuncia que el presupuesto del Ministerio de Defensa aumentó el pasado año un 10 ?74%, superando a los ministerios de Educación y Sanidad juntos en más de 1.200 millones de euros. La Plataforma asegura que el gasto militar del Estado para este año alcanza los 23.577 millones , de los que 15.122 millones están "ocultos" fuera del presupuesto. A lo que se suma el resto del gasto del ministerio de Interior y de las comunidades autónomas para "el control social". Como protesta la plataforma llama a la desobediencia civil con la objeción fiscal, que consiste en la "no colaboración con el Estado a la hora de sufragar los gastos empleados en preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar". Técnicamente se desobedece en la declaración de IRPF desviando una parte de esos impuestos a un proyecto social

LA PROVINCIA
https://www.laprovincia.es/canarias...

Radios:

8 minutos de entrevista en este enlace de la Radio de Canarias
2 de Julio de 2018, desde el minuto 29 hasta el 38
http://www.rtvc.es/canariasradio/mu...

En Radio Nacional de España y la Televisión Canaria, en breve colgamos el enlace.

PARA LA GUERRA NADA

http://canariasporlapaz.blogspot.co...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Utopía o desastre

7 July, 2018 - 00:00

La mayoría de las crisis a las que nos enfrentamos son manifestaciones de un mismo mal: una lógica basada en la dominación por la que se considera que la mayoría de seres humanos somos simples cosas de las que se pueden prescindir. Esto mismo, se aplica al planeta mismo en el que habitamos.

En primer lugar, es necesario que seamos capaces de reconocer las conexiones existentes y los intereses que se esconden tras las guerras, las migraciones forzosas, el cambio climático, la absoluta dependencia de los combustibles fósiles, el racismo, la represión, la violencia contra el débil como forma de situarse en el mundo… Como decía, todo esto no son compartimentos estancos. Todo sigue una lógica y obedece a unos intereses.

Generación tras generación vamos aprendiendo a pensar en compartimentos estancos. El paradigma de la terapia rápida y centrada en la solución se impone y nos condena a prescindir del trabajo de largo alcance, de soluciones duraderas que nos parecen siempre inalcanzables.

La necesidad de recuperar el pensamiento utópico es acuciante. Cada año que pasa queda menos rastro, al menos en Occidente, de otra forma de vida que no sea la vivida bajo el capitalismo en cualquiera de sus diferentes formulaciones. Además, pronto ni siquiera quedará el recuerdo del llamado Estado del Bienestar, ya que las nuevas generaciones sólo conocen el yugo del capitalismo salvaje y competitivo que no ofrece ninguna contrapartida por mínima que sea. En estas condiciones es difícil poder llegar a soñar, ya no digamos pensar y realizar, una alternativa que evite el cataclismo hacia el que nos conducimos.

Estamos totalmente integrados en el esquema del capitalismo, somos sus hijos y sus perpetuadores. De esta forma, la capacidad de exigir nada que no sean pequeñas reformas o reajustes al marco actual se nos escapa. Mantenemos la capacidad de decir NO; pero cada vez nos queda más lejos la posibilidad de proponer. Entre otras razones, es esto lo que hace tan maleables y fáciles de aplacar los movimientos de protesta surgidos en las últimas décadas.

Hemos perdido la capacidad de imaginar, la facultad de soñar se nos ha extirpado a fuerza de ir reduciendo el marco dentro del cual somos capaces de pensar. El esquema mental del capitalismo se ha impuesto y queda lejos cualquier concepción de sociedad que no se base en la propiedad, en el salario, en la obtención de algún tipo de beneficio. Sin embargo, justo ese es el camino que nos está conduciendo al desastre a nivel planetario.

Hay que recuperar la utopía como fuerza que guía nuestro imaginario. Debemos hacer frente a esa enfermedad llamada pragmatismo que tanto daño hace a cualquier intento de transformación, que inevitablemente conduce a la filosofía del mal menor y al apuntalamiento de aquello que queremos transformar.

Es necesario leer, escribir, hablar, recuperar las palabras que representan los conceptos que nos mueven. Si no usamos las palabras, dejaremos pensarlas y si eso sucede ya no las podremos sentir. Y eso es el final, porque si algo no nos conmueve, no nos interpela; simplemente desaparece de nuestra vida.
Pero al mismo tiempo hay que construir en la vida diaria, sin descanso. Cada vez es más urgente. La emergencia aumenta por momentos, la situación requiere recuperar la utopía frente al desastre que vivimos y frente al que nos está esperando a la vuelta de la esquina.

Fuente: https://quebrantandoelsilencio.blog...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Romance de la Guardia Civil

7 July, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Se salvan los memes: El Parlamento Europeo vota contra la directiva de copyright

6 July, 2018 - 19:11

El Parlamento Europeo rechaza la Directiva con la que se pretendía limitar el uso de materiales con copyright en internet.

Han movilizado a figuras como Tim Berners-Lee, uno de los creadores de internet, al equipo de Wikipedia o al autor Neil Gaiman. Y han ganado. Pasadas las 12 del mediodía, el pleno del Parlamento Europeo ha rechazado el mandato sobre la Directiva del Copyright propuesta por el comité de Asuntos Jurídicos y su polémico artículo 13. Un artículo que, según el comité

“obliga a los proveedores de servicios de la sociedad de información que almacenan y dan acceso a grandes cantidades de obras y otras prestaciones cargadas por sus usuarios a tomar medidas adecuadas y proporcionadas para garantizar el funcionamiento de los acuerdos celebrados con titulares de los derechos y para impedir la disponibilidad en sus servicios de contenidos identificados por los titulares de derechos en colaboración con los proveedores de servicios”.

Tras una campaña digital basada en la defensa de la libertad de expresión, la directiva, que suponía el principio del fin de uso de fotos, audios y vídeos con copyright para la mezcla, remezcla y tuneado, queda rechazada con 318 votos en contra y 278 a favor.

Además del citado artículo 13, también se ha rechazado el 11, la llamada “link tax”, cuya intención era “proteger a las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales”, pero que, según sus detractores, puede suponer una serie cortapisa a enlaces a prensa en páginas como Wikipedia. Esta enciclopedia ha llevado a cabo una campaña contra la directiva y a favor de un “debate más amplio” entre la ciudadanía.

En concreto, se votaba el llamado uploadfilter —filtro para los materiales subidos a la web—, un “embudo” digital por el que los creadores de contenidos tendrían la potestad de eliminar contenidos que utilizasen otros contenidos con licencias restrictivas. El mecanismo sería automático, lo que, denuncian los grupos que han votado que no a la directiva, daría luggar a una censura previa de contenidos digitales.

La votación de hoy supone que el Parlamento reenvía la propuesta a los ponentes iniciales, que tendrán que redactar un nuevo texto que volverá a a ser estudiado y votado por el Parlamento en el mes de septiembre. Los colectivos de defensa de Internet han celebrado la noticia pero instan a mantenerse alerta ante las votaciones del próximo otoño. Más de 850.000 personas han instado a los diputados del Europarlamento a votar en contra durante la sesión de hoy.

El Salto

Categorías: Tortuga Antimilitar

Adónde va Nicaragua

6 July, 2018 - 00:00

Ante las interpretaciones contradictorias -según la orientación política de cada medio- que llegan, acerca de la crisis social de Nicaragua, consideramos necesario tratar de acceder a contenidos que emanen de fuentes independientes y, en la medida de lo posible, no polarizadas. Tal vez éste artículo pueda cumplir esas premisas. Nota de Tortuga.

Por Iosu Perales

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Me resulta ya muy difícil permanecer callado acerca de los últimos acontecimientos que se suceden en Nicaragua. Por prudencia y por no “defraudar” a ciertas izquierdas me he limitado a pronunciarme en círculos muy cercanos. Pero siento que es hora de hacerlo públicamente. Para mí, es doloroso reconocer la deriva autoritaria de Daniel Ortega y su gobierno. No en vano, me vinculé a la solidaridad con la revolución sandinista a finales de los setenta, he viajado a ese país del que me siento parte, no menos de 25 veces, llegando a vivir y trabajar un tiempo como periodista, y me siento sandinista intelectual y sentimentalmente.

De modo que, al menos últimamente, yo también he sido participe de un comportamiento de la izquierda que consiste en callar, silenciar y dar la espalda a realidades que no nos gustan criticar porque entendemos, erróneamente, que al hacerlo perjudicamos a nuestra causa. Al contrario, deberíamos ser partícipes de ese principio ético de que la verdad es siempre revolucionaria. Realmente, lo que nos hace daño es tapar y justificar actuaciones de la izquierda que deben ser criticadas por otras izquierdas. Desde una posición sana, deberíamos interesarnos en esclarecer la verdad, para fortalecernos política y moralmente.

Cuando escribo este artículo, las cifras dadas por Amnistía Internacional superan el centenar de muertos y más 800 heridos, gran parte de ellos de bala. Cifras coincidentes con las que ofrece el CENIDH de Nicaragua que también señala un número indeterminado de desaparecidos. Las cifras oficiales ya se colocan en cifras parecidas. Semejante matanza ha sido el resultado de un despliegue represivo cuya responsabilidad política recae en el presidente Daniel Ortega. Si un gobierno calificado de izquierda dispara a quienes protestan ¿en que nos diferenciamos de la derecha?

Las protestas contra la disminución de las pensiones en un 5%, y contra el aumento de las cotizaciones de los trabajadores y empresarios al INSS, debiera haber conducido a la apertura de un diálogo con las partes sociales interesadas. También debieron ser debatidas como exigen las leyes de Nicaragua en la Asamblea Nacional, pero se pretendieron imponer por decreto presidencial. Es verdad que el Gobierno reculó ante la oleada de protestas, pero los manifestantes en lugar de guardar las pancartas las han vuelto a sacar a las calles y plazas, extendiendo sus reivindicaciones al cuestionamiento de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Todo el país, desde hace semanas, está jalonado por barricadas, hogueras y enfrentamientos desiguales de jóvenes estudiantes con fuerzas represivas gubernamentales y también con las famosas “milicias motorizadas” que forman un cinturón de hierro en defensa del régimen. Hasta que el lunes 23 de abril un río humano de más de cien mil personas, la mayoría de menores de 30 años y la mitad por lo menos de mujeres, recorrió Managua, e hizo ver a Ortega y Murillo que no les quedaba mejor alternativa que negociar. Decenas de muertos después, la negociación parecía abrirse camino, lo que explica al mismo tiempo el fracaso de un régimen algo más que autoritario y el poder, en este caso heroico, de la calle. Pero lo cierto es que el diálogo está estancado después de la última represión, el día de la Madre, que dejó un saldo de 11 muertos y 79 heridos, lo que fue la repuesta del Gobierno a una manifestación muy superior a todas las anteriores. Otra vez Ortega-Murillo optó por la vía autoritaria.

Pero ¿qué pasa en Nicaragua? ¿Por qué tanta gente se ha sublevado? Daniel Ortega accedió al poder en 2007, casi dos décadas después que lo perdieran los sandinistas ante la Unión Nacional Opositora que ganó las primeras elecciones tras la década revolucionaria, con Violeta Chamorro de candidata. Ortega tuvo que hacer una travesía política y personal para ganar por fin la presidencia y en su caso además el poder, tras perder tres elecciones presidenciales desde 1990. Su victoria mucho tuvo que ver, con el apoyo del cardenal Obando y Bravo que logró, a cambio, que los diputados del Frente Sandinista derogaran la ley de aborto terapéutico, haciendo de Nicaragua uno de los cinco países del mundo que lo prohíbe.

Inmediatamente de ser investido presidente, Ortega debió haber abierto un proceso de reconciliación interna en el FSLN, pero en lugar de hacerlo se alejó de muchos dirigentes del Frente Sandinista, otrora en el poder. De los nueve comandantes que formaron la Dirección Nacional del FSLN durante el gobierno revolucionario, tomaron distancia de sus políticas y liderazgo, su hermano Humberto Ortega, y los comandantes Víctor Tirado, Henry Ruiz, Jaime Wheelock y Luis Carrión. Quedaron con Ortega, Bayardo Arce y Tomás Borge, ambos muy implicados en negocios algunos de ellos cuando menos opacos. Imposible saber en qué lugar estaría hoy Carlos Núñez, fallecido en 1990. Por su parte, los hermanos Fernando y Ernesto Cardenal, las comandantes Dora María Téllez y Mónica Baltodano, el ex jefe de la policía René Vivas, la poetisa y novelista Gioconda Belli y el escritor Sergio Ramírez, encabezan un ingente número de hombres y mujeres que reivindicando el sandinismo se han apartado de un FSLN propiedad de la poderosa pareja Ortega-Murillo que rápidamente se rodeó de un grupo de incondicionales, con cuya complicidad ejercen el poder de forma no democrática.

La pareja gobernante parece querer instaurar una dinastía en el poder, al punto de que sus propios hijos ocupan de manera irregular responsabilidades de estado por mandato autocrático, sustituyendo en viajes oficiales a ministros e incluso al canciller. Lo cierto es que todo el poder está concentrado en la familia Ortega-Murillo y en un pequeño grupo de incondicionales que alimentan la existencia de un caudillaje que les proporciona seguridad para ejercer de cargos públicos con derecho a mejorar su patrimonio. Como afirma el histórico guerrillero Henry Ruiz, «ya no hay ideología, no hay mística, no hay normas, no hay debate, no hay nada». Pero este vacío no impide que con el lenguaje del antiimperialismo Ortega siga manteniendo un ascendente significativo sobre una amplia parte de la sociedad. En parte por apoyos que vienen de tiempos de la revolución, en parte por una práctica de clientelismo que se alimenta de un asistencialismo en forma de pequeños lotes agrarios, de láminas de zinc, de bicicletas, y otras donaciones cubiertas hasta ahora con dinero procedente de la generosidad petrolera venezolana. Además, favores personales, premios y castigos, que se completan con una vigilancia diaria a través del cinturón de hierro tejido por la vicepresidenta Rosario Murillo, que ha sabido crear una fuerza social que presta servicios al Gobierno bajo la fórmula de participación ciudadana.

Hay que remontarse a las derrotas electorales de Ortega frente a Violeta Barrios de Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, para comprender cómo se ha llegado al momento presente. He de decir que nunca me gustó el acercamiento interesado al cardenal Obando con el fin de lograr al menos la neutralidad de la Iglesia Católica, ya que ello llevaba consigo el precio de políticas de gobierno confesionales. Ortega comenzó a asistir a los oficios de la catedral desde donde pidió perdón al pueblo de Nicaragua por los excesos de la Revolución, llevándose consigo a las misas televisadas al que fue el poderoso jefe de los servicios secretos Lenin Cerna. Así es como Daniel Ortega comenzó a fabricarse una imagen de hombre devoto, bien guiado por Rosario Murillo que a su vez expresó públicamente su rechazo al aborto en cualquier circunstancia. De esta conversión surgió su gran lema político que sigue vigente «Nicaragua cristiana y socialista». Un socialismo confesional que no deja de ser una originalidad surrealista.

La conversión no fue sólo religiosa. El mítico comandante Henry Ruiz, el más veterano de la guerrilla en la montaña, lo denuncia: «Al principio nos pareció que su programa apuntaba a una economía de desarrollo nacional. Fue un espejismo. Se fue rapidito al INCAE para asegurar a los grandes empresarios nacionales que respetaría sus negocios e impulsaría privatizaciones. Ustedes hagan la economía y yo haré la política, les dijo». Pero lo cierto es que el país sigue prisionero de un problema estructural que mantiene al 80% de la población económicamente activa en la economía informal. Nada está cambiando, si no es a peor, en una economía que funciona bajo la obediencia al Fondo Monetario Internacional, y por consiguiente aumenta las desigualdades sociales. La estrategia del asistencialismo siempre otorga ventajas a un gobierno, pero es poco recomendable cuando se trata de transformar la sociedad.

Pero como digo, muchos son los motivos que confluyen en la indignación de una multitud. En primer lugar las izquierdas tenemos que abrir los ojos y ver las políticas reales de Daniel Ortega. Mónica Baltodano señala algunos elementos:

No, no estamos en ninguna segunda etapa de la Revolución, no se están realizando transformaciones que consoliden en Nicaragua un sistema de justicia social. Todo lo contrario: se ha fortalecido, como nunca antes, un régimen económico-social en el que los pobres están condenados a rebuscarse la vida en trabajos informales, precarios, por cuenta propia o a trabajar por salarios miserables y en largas jornadas, condenados a emigrar a otros países en busca de trabajo, condenados a pensiones de jubilación precarias. Se trata de un régimen de inequidad social con un creciente proceso de concentración de la riqueza en grupos minoritarios.

En segundo lugar se ha profundizado la subordinación del país a la lógica global del capital. Nicaragua, se ha ido entregando a las grandes transnacionales y a los capitales extranjeros, que llegan a explotar riquezas naturales o a aprovecharse de la mano de obra barata, como sucede en las zonas francas. El caso más patético de esta lógica entreguista del país y de sus recursos es la concesión para la construcción del Canal Interoceánico, pero ha habido previamente muchas otras concesiones mineras, forestales, pesqueras, en la generación de energía, que han ido ocupando todo el país.

En tercer lugar el actual sistema económico-social imperante en Nicaragua trata de reducir a la mínima expresión las resistencias sociales.

Por otra parte se ha desarrollado un desmedido proceso de concentración de poder en la pareja Ortega-Murillo y su círculo más cercano. Es un poder que amenaza con destruir todo vestigio de institucionalidad democrática.

¿Tiene remedio Nicaragua? La comandante guerrillera Mónica Baltodano, hoy socióloga e historiadora, pone sus esperanzas en la sociedad civil y en particular en una nueva generación de jóvenes no contaminados por el poder. Ella critica a la oposición: «Desde que subió Ortega al Gobierno, todas las luchas que ha empujado la oposición han girado alrededor de las elecciones. Vamos a las elecciones para conseguir alcaldías, o para lograr diputados, y vamos a las presidenciales en condiciones de desventaja, pero aquí no existe un movimiento popular autónomo independiente. Yo creo que la única manera de construir otra correlación con la gente a la que no le parece cómo se hacen las cosas en este país, es con otras formas de organización que superen el electoralismo».

Lo cierto que la sublevación frente al gobierno Ortega-Murillo podía haber estallado por otros motivos. De ninguna manera se trata de una operación orquestada desde el exterior. El mayor enemigo de la pareja Ortega-Murillo es su modo de ejercer el gobierno. La reforma del INSS ha sido un detonante como podía haber sido el canal interoceánico contra el que ya se han llevado a cabo más de cien marchas en los últimos años. La sublevación lo es por las libertades y la democracia, contra el intento de una familia por instaurar una especie de monarquía absolutista. Una familia que ha desnaturalizado el Frente Sandinista de Liberación Nacional, aunque afortunadamente el sandinismo sigue vivo fuera de sus filas, entre los que me cuento.

¿Se puede sostener la idea de que el movimiento de protesta esté orquestado por el imperialismo? Es verdad que el imperialismo norteamericano está detrás del ataque a los gobiernos clasificados como de izquierda y progresistas de América Latina. No podemos negar la campaña sistemática contra el chavismo. Ni su participación en los golpes de estado en Honduras y Paraguay. Su hostilidad hacia Evo Morales. ¿Podemos creer que el imperialismo nada tiene que ver con lo que está sucediendo en Brasil? Sí, también en Nicaragua hay un interés norteamericano en debilitar a Daniel Ortega. La Casa Blanca siempre juega a este juego en América Latina. Y no porque a Estados Unidos moleste las políticas económicas de Daniel Ortega que cumple con el Fondo Monetario Internacional, sino que más bien por razones de ajustes de cuentas pendientes con el sandinismo. Pero, no nos engañemos, las multitudes que se manifiestan en Nicaragua, con estudiantes a la cabeza de la protesta tienen razones propias, nacionales, y no obedecen a ninguna dirección exterior. Quien quiera pensar lo contrario, está en su derecho, pero es poco razonable. No, no creo que a las izquierdas nos haga ningún bien el achacar todos nuestros males al imperialismo. En el caso de Nicaragua sólo hay que analizar, desapasionadamente, la deriva seguida por Daniel Ortega y Rosario Murillo, desde 2007. En Venezuela hay partidos y políticos con nombre y apellidos responsables de la inestabilidad del país, en Nicaragua, por más que el Gobierno habla de que todo está manipulado por partidos políticos no nombra a ninguno. Muchos de los que seguimos la vida política de Nicaragua sabemos que las fuerzas opositoras ni tienen la fuerza ni la credibilidad para hacerse seguir por decenas de miles de personas. Ya digo que los mayores enemigos de Ortega-Murillo son ellos mismos con su concentración de poder y su mentalidad autoritaria.

Hay un hecho significativo que quiero recordar. Era noviembre de 2017 cuando el ex presidente Pepe Mújica estaba a punto de arribar a Managua desde Panamá, para recibir la distinción del Doctorado Honoris Causa de parte de la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN) Sorpresivamente, Daniel Ortega suspendió unilateralmente el acto que ya no se celebró. Durante un tiempo pensé sobre cuál sería la razón. Pasado un tiempo, ahora sí creo saberlo.

Fuente: https://www.nodal.am/2018/06/adonde...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Gijón: El colectivo ciudadano "Güeligaites" exige a la alcaldesa que suspenda el Festival Aéreo

6 July, 2018 - 00:00

A través de una carta abierta dirigida a la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón Entrialgo, el colectivo ciudadano asturiano Güeligaites pide que se suspenda el próximo Festival Aéreo Internacional. En su misiva, el citado colectivo considera que "ese despilfarro de recursos por parte del Ayuntamiento y la Policía Local (desvío de tráfico), en los días previos (reuniones y derivaciones municipales relacionadas con el desfile militar) y lo que se destina a la parafernalia militarista por el propio Ejército -considerando que solamente una hora de vuelo de uno de esos instrumentos de destrucción supone sólo en combustible 15.000 mil euros, a lo que hay que sumar desplazamientos, mantenimiento y un seguro de accidente de 23 millones para cada aparato-, es incompatible con las necesidades de la gente: si ese dinero 'sobra', que se dedique a la gente desfavorecida del concejo, que es mucha".

Además, el colectivo valora "como impresentable" que "en el Consejo de Cooperación -que votó en contra de este festival militarista- el gobierno local haya dado la cifra de 30.000 euros de aporte municipal, cuando, a una pregunta de concejales, se ha dado otra respuesta (70.000 euros), con un desvío de más del 100%. Una mentira burda y una falta de respeto a las asociaciones que participan en el Consejo".

A Güeligaites también le preocupa que "dos de esos aparatos, un F2000 y un F-18, se hayan estrellado el 12 y el 17 de octubre pasados, falleciendo el capitán Borja Aybar y el teniente Fernando Pérez Serrano. Ya ha habido nueve accidentes con F-18 involucrados y la lista de accidentes de cazabombarderos es muy amplia en nuestro país".

El colectivo señala, por último, "la contradicción de que Liberbank haya cerrado centros culturales a los pensionistas y, sin embargo, siga colaborando con esta propaganda de guerra en Gijón" y auspicia que "nuestro Ayuntamiento defienda y difunda unos principios de paz y no violencia, coherentes con una ciudad abierta como Gijón".

Fuente: https://www.lne.es/gijon/2018/07/04...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La crisis de Jordania y el factor de la ‘guerra contra Siria'

6 July, 2018 - 00:00

Seis años después del fracaso de su Primavera, Jordania vuelve a las calles para exigir justicia social, trabajo y el fin de la corrupción y el régimen policial. Decenas de miles de hombres y mujeres llevan protestando contra las medidas de austeridad del gobierno y la reforma tributaria exigida por el FMI, que aumentará el gravamen a los ingresos tanto a los sectores más desfavorecidos como a las empresas. Los más afectados serán la clase media y el sector más pobre de los desheredados: los refugiados palestinos, que componen el 60% de los cerca de 10 millones de habitantes del país. Los precios de pan, electricidad y combustibles no paran de aumentar, sobre todo desde el inicio del año.

Jordania es uno de los países con menos agua del mundo, con algunas minas de fosfato, potasa y pocas reservas de petróleo y gas. La ausencia de políticas ingeniosas, capaces de romper el eslabón entre el bienestar de los ciudadanos y una tierra poca generosa, agrava la crisis estructural de Jordania y lo hace dependiente de la ayuda externa que nuca viene gratis: EEUU y las petromonarquías del Golfo Pérsico han condicionado sus dólares a la alineación de la política exterior del reino jordano con sus intereses regionales, siendo éste uno de los principales factores de la actual crisis política, económica y social de Jordania.

El pequeño reino ha tenido que sufrir las consecuencias de la guerra de Israel contra palestinos, y el de EEUU y sus aliados contra Irak y Siria. La entrada de millones de refugiados palestinos, iraquíes y sirios han cambiado el rostro y el destino del país.

Siria: la paradoja de una guerra

Jordania, junto con el Líbano, Turquía e Irak han sido los principales receptores de los sirios que huyen de una guerra interminable. La llegada de 1,4 millones de refugiados a este pequeño país ha causado graves problemas de gestión para sus autoridades no preparadas. Abundan las denuncias de familias sirias de malos tratos, tortura, expulsión bajo la falsa acusación de “pertenecer a Daesh” y deportación forzosa al espantoso campo Zaatari. Instalado en el desierto que comparte con Siria, el tercer campo de refugiados más grande del mundo (después de Dadaab y Kakuma en Kenia que juntos acogen a 400.00 personas), encierra a 80.000 sirios, sobre todo a mujeres y niños, expuestos a todo tipo de abusos y escaseces de primera necesidad, a pesar de que Jordania recibe miles de millones de dólares de ayuda para refugiados desde diferentes organismos y estados.

Desde junio de 2016, y después de que un atentado matara a seis jordanos, el reino ha cerrado sus fronteras de 375 km con Siria y ya no deja pasar a los que huyen de una guerra en la que ha participado activamente y que ahora está haciendo tambalear las columnas del propio régimen.

A pesar de declararse ”neutral”, Jordania ha sido partícipe del complot de sus aliados para desmontar el Estado sirio, acatando las ordenes de EEUU y el Reino de Arabia. Desde 2011, miles de hombres armados han sido entrenados en el Centro de Operaciones Militares de la CIA en Ammán para hundir Siria en una guerra que ha dejado cientos de miles de muertos y millones de heridos, mutilados y desplazados. La recompensa para el rey y sus hombres han sido unos cuantos sacos de dinero y, para su pueblo, más miseria. Y eso a pesar de que Abdalá II teme a la facción antimonárquica del “Yihadismo” patrocinado por sus aliados; incluso en marzo de 2017 ejecutó a 10 acusados del terrorismo. Los extremistas sunnitas de Hermanos Musulmanes, brazo político de esta clase del yihadismo, han sido una de las principales amenazas a la estabilidad del estado jordano. El diario The Jordan Times (del 7 de febrero de 2018) revela el “doble juego” de Israel con Daesh y Al Qaeda: en Siria les entrega sueldos y ayuda logística con el objetivo de convertirlos en el contrapeso del grupo libanés proiraní de Hizbolá. Los servicios de inteligencia israelí y jordano cooperan estrechamente con estos elementos que son la espada de doble filo para Amman, justo cuando Washington y Riad le asignan una nueva misión: ser la base de operaciones contra Irán en Siria y en Irak, ahora que Turquía se ha centrado en la lucha contra los kurdos.

El impacto económico-social de la guerra se refleja en la pérdida de las rutas de exportación a Siria, que le conectaban con Europa y el resto de la región; en la subida de los precios de la vivienda (el campo Zaatari solo acoge a unos 80.000 sirios); la bajada de los salarios reales de los trabajadores jordanos; además de la pérdida de ingresos fiscales por el trabajo informal que realizan los sirios; y problemas con el suministro de agua, electricidad, saneamiento y servicios de transporte. La corrupción impide que las ayudas internacionales palíen el sufrimiento de la población.

El malestar aumenta entre los trabajadores jordanos que ven a los sirios (jóvenes, preparados y “baratos”) como una gran competencia. La Unión Europea ha creado Zonas Económicas Especiales para emplear a los refugiados no cualificados, en talleres de textil y servicios de alimentación. Sus bajos sueldos y la distancia de estos centros a los barrios que residen ni ayuda a ellos ni contribuye a la mejora de la débil economía jordana. ¿No sería más lógico que, en vez de decir a los refugiados lo que necesitan, invitarles a la toma de decisiones y poner en la agenda sus necesidades reales?

Lidiar con Arabia

Jordania, al igual que otros pequeños estados árabes (Qatar, Líbano, Siria, etc.), asfixiada por las injerencias de Arabia, intenta buscar aliados y se acerca a Turquía, Rusia o Qatar. Pero, el rey Salman de Arabia, que ha convertido este país en su medio para influir en escenario sirio, resiste utilizando todos sus medios: en diciembre pasado secuestró al millonario palestino-jordano Sabih al Masri, presidente del Arab Bank, para enviar un mensaje tanto al rey Abdulá como al presidente de Palestina, Mahmoud Abbas: “¡Aceptad el nuevo estatus de Jerusalén (aceptado por el propio jeque por 2 condiciones), y absteneros a acudir a la cumbre de la Organización de Cooperación Islámica, celebrada en Turquía, por la “Crisis de la Ciudad Santa!”, sino les cortaría las ayudadas y hundiría a sus pueblos en la miseria absoluta. Además, podrá expulsar a decenas de miles de trabajadores jordano-palestinos de todos los países árabes del Golfo Pérsico, como lo hizo en 1991 cuando Arafat apoyó a Sadam Husein durante la agresión militar liderada por EEUU a Irak. Aun temblando de miedo, ambos mandatarios acudieron a Ankara y, para más inri, se hicieron fotos con los dirigentes de Turquía e Irán.

El reino de Jordania no puede vender los intereses de la nación a otras potencias, destruyendo, además, la vida de millones de personas en Siria y pensar que podrá salvarse del fuego del infierno que ha atizado. Ahora, debe responder por sus pecados ante el pueblo.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Absuelven a los mossos acusados de romper la nariz, abrir la cabeza y causar otras heridas a tres jóvenes durante los hechos de Can Vies

5 July, 2018 - 19:38

Por Maties Lorente | @mtslorente

La Audiencia de Barcelona ha tomado la decisión al considerar que no había quedado probada la autoría y no dar credibilidad a los testimonios de los denunciantes. Los jóvenes, por el contrario, sí fueron condenados por un delito de desórdenes públicos y daños en el año 2016 después de haber sido denunciados por los mismos policías.

La sección segunda de la Audiencia de Barcelona ha absuelto a siete agentes de la Brigada Móvil de los Mossos de los delitos contra la integridad moral y de lesiones por los que eran acusados ​​a raíz de la detención de tres jóvenes durante los hechos de Can Vies, ocurridos en mayo del 2014.

Los jóvenes acusaban a los agentes de ser responsables de contusiones, heridas y traumas: uno de ellos presentaba una herida abierta en la cabeza que obligó a ponerle siete grapas y otro, una fractura de la nariz. Los tres jóvenes formaban parte del grupo que se llamó “Cuatro rosas” -porque la detención se produjo en la calle Rosés del barrio de Sants, ellos y una cuarta persona fueron denunciados por los mismos agentes de los Mossos y en aquella ocasión sí fueron condenados por un delito de desórdenes públicos y daños en el año 2016.

Llama la atención el tono empleado -por dos juezas y un juez- en la sentencia para referirse a los acontecimientos posteriores al intento de derribo del histórico centro social de Sants, que contó con un amplio apoyo vecinal y de colectivos barceloneses. La concentración de aquel 28 de mayo, “convocada por colectivos antisistema y anarquistas”, según la sentencia, “derivó en incidentes violentos que se prolongaron varias horas, protagonizados por varios grupos que alteraban la paz pública derribando motocicletas y contenedores, incendiando algunos de ellos con riesgo para la circulación, causando desperfectos en escaparates, entidades financieras y mobiliario urbano al tiempo que arrojaban botellas de vidrio y piedras contra los efectivos policiales que trataban de restablecer el orden y eran acosados ​​por varios grupos ” .

En la absolución, firmada por los magistrados Javier Arzú Arrugaeta, María José Magaldi Paternostro y Maria del Carmen Hita Martiz, se dictamina que “no ha resultado acreditado que las heridas que presentaban los tres jóvenes se produjeran cuando habían sido detenidos y no al ser dispersados o detenidos por los agentes en el curso de la necesaria actuación que tuvo como resultado su detención “. Además, para el tribunal tampoco queda probada la autoría de las lesiones por parte de los mossos acusados. Por el contrario, considera la sentencia condenatoria impuesta contra los jóvenes en el año 2016 como “la verdad materia declarada, es decir, hechos ciertos que vinculan a este Tribunal”, y desacredita las declaraciones de los denunciantes: “las versiones ofrecidas por los lesionados según las que, después de haber asistido a la manifestación se ‘encaminaban pacíficamente hacia sus domicilios' no merecen ninguna credibilidad a la Sala “.

Los jueces hacen especial énfasis en desmontar la acusación de delito contra la integridad moral interpuesta por las abogadas de los tres jóvenes. “Desde ningún prisma jurídico integran el delito contra la integridad moral que se les atribuye en no merecer la calificación de acto degradante, ni del tipo menos, ninguna de las actuaciones conducidas por los agentes”, y llegan a calificar la petición de las acusaciones particulares de “frivolidad jurídica”.

Con respecto al uso inapropiado de las porras (dos de los denunciantes presentaban heridas en la cabeza, cuando el protocolo exige que estas armas se utilizan solamente por debajo de la cintura), el tribunal la reconoce, pero no condena los mozos en “no haberse probado cuáles fueron los autores directos de las mismas ” y justifica la posibilidad de haberse producido en el “contexto de acoso” hacia los policías que utilizan para referirse al día en el que se produjeron los hechos.

Fuente: Directa.cat

VERSIO EN CATALÀ

Absolen els mossos acusats de trencar el nas, obrir el cap i causar altres ferides a tres joves durant els fets de Can Vies

L'Audiència de Barcelona ha pres la decisió en considerar que no havia quedat provada l'autoria i no donar credibilitat als testimonis dels denunciants. Els joves, per contra, sí van ser condemnats per un delicte de desordres públics i danys l'any 2016 després d'haver estat denunciats pels mateixos policies

La secció segona de l'Audiència de Barcelona ha absolt set agents de la Brigada Mòbil dels Mossos d'Esquadra dels delictes contra la integritat moral i de lesions pels que eren acusats arran de la detenció de tres joves durant els fets de Can Vies, ocorreguts el maig del 2014. Els joves acusaven els agents de ser responsables de contusions, raspades i traus: un d'ells presentava una ferida oberta al cap que va obligar a posar-li set grapes i un altre, una fractura del nas. Els tres joves formaven part del grup que es va anomenar “Quatre roses” –perquè la detenció es va produir al carrer Rosés del barri de Sants–, ells i una quarta persona van ser denunciats pels mateixos agents dels Mossos i en aquella ocasió sí van ser condemnats per un delicte de desordres públics i danys l'any 2016.

Crida l'atenció el to emprat –per dues jutgesses i un jutge– en la sentència per a referir-se als esdeveniments posteriors a l'intent d'enderroc de l'històric centre social de Sants, que va comptar amb un ampli suport veïnal i de col·lectius barcelonins. La concentració d'aquell 28 de maig, “convocada per col·lectius antisistema i anarquistes”, segons la sentència, “va derivar en incidents violents que es van prolongar diverses hores, protagonitzats per diversos grups que alteraven la pau pública tombant motocicletes i contenidors, incendiant alguns d'ells amb risc per la circulació, causant desperfectes en aparadors, entitats financeres i mobiliari urbà al mateix temps que llançaven ampolles de vidre i pedres contra els efectius policials que tractaven de restablir l'ordre i eren assetjats per diversos grups”.

En l'absolució, signada pels magistrats Javier Árzua Arrugaeta, Maria José Magaldi Paternostro i Maria del Carmen Hita Martiz, es dictamina que “no ha resultat acreditat que les ferides que presentaven els tres joves es produïren quan havien sigut detinguts i no en ser dispersats o detinguts pels agents en el curs de la necessària actuació que va tenir com a resultat la seva detenció”. A més, per al tribunal tampoc queda provada l'autoria de les lesions per part dels mossos acusats. Per contra, considera la sentència condemnatòria imposada contra els joves l'any 2016 com “la veritat matèria declarada, és a dir, fets certs que vinculen a aquest Tribunal”, i desacredita les declaracions dels denunciants: “les versions oferides pels lesionats segons les quals, després d'haver assistit a la manifestació ‘s'encaminaven pacíficament cap als seus domicilis' no mereixen cap credibilitat a la Sala”.

Els jutges fan especial èmfasi en desmuntar l'acusació de delicte contra la integritat moral interposada per les advocades dels tres joves. “Des de cap prisma jurídic integren el delicte contra la integritat moral que se'ls atribueix en no merèixer la qualificació d'acte degradant, ni del tipus menys, cap de les actuacions conduïdes pels agents”, i arriben a qualificar la petició de les acusacions particulars de “frivolitat jurídica”.

Pel que fa a l'ús inapropiat de les porres (dos dels denunciants presentaven ferides al cap, quan el protocol exigeix que aquestes armes s'utilitzen solament per sota de la cintura), el tribunal la reconeix, però no condemna els mossos en “no haver-se provat quins van ser els autors directes de les mateixes” i justifica la possibilitat d'haver-se produït en el “context d'assetjament” cap als policies que utilitzen per referir-se al dia en el qual es van produir els fets.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas