Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 6 min 56 seg

Rubén Blades: "Pedro Navaja"

29 February, 2020 - 00:00

Pedro Navaja es una canción de salsa, escrita por el músico panameño Rubén Blades e interpretada por él mismo junto con Willie Colón, sobre un criminal con ese nombre. Inspirada en la canción Mackie Messer de Bertolt Brecht con música de Kurt Weill, narra los últimos momentos del criminal y una prostituta en una calle del "viejo barrio". La canción fue incluida en el álbum Siembra, en 1978, y aborda los temas de la vida, la muerte y lo inesperado con un humor negro.

Vídeo editado por Steban Producciones basado en la película mexicana Pedro Navaja.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cuerpos equivocados

28 February, 2020 - 00:08

Categorías: Tortuga Antimilitar

El Garzal: La resistencia pácifica de una comunidad campesina por más de 40 años por el derecho a la tierra

28 February, 2020 - 00:00

El siguiente artículo recoge la experiencia del caso El Garzal, en el Sur de Bolívar en Colombia y comparte elementos de la ponencia realizada por el Pastor Salvador Alcántara durante la Conferencia "Antimilitarismos en Movimiento"

La propiedad de la tierra y su concentración han hecho parte de la historia del conflicto armado colombiano. Históricamente las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes han denunciado la distribución inequitativa de la tierra, el despojo y han pedido por el acceso digno a la tierra.

Diferentes intentos de reforma agraria han tratado sin éxito de redistribuir la propiedad rural que se ha concentrado en pocos sectores de la sociedad colombiana. En el entre tanto, actores del conflicto armado, se han apropiado de tierras, aumentando la concentración en unos cuantos y dejando millones de víctimas en ese camino.

Muchas comunidades rurales en nuestro país han tenido que sufrir a la violencia, la corrupción, la indiferencia y el abandono estatal. En el Sur de Bolívar, en el municipio de Simití, se encuentra una de ellas: la comunidad de El Garzal, que en la actualidad acoge a más de 300 familias y quienes reclaman la propiedad sobre tierras del Estado que han venido trabajado por dos generaciones.

Hace más de 40 años, familias provenientes de los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba y Santander llegaron hasta El Garzal para asentarse principalmente en cerca de 4.000 hectáreas de baldíos (tierras del Estado) en las cuales, se han dedicado a la producción agrícola y pecuaria y la sostenibilidad y seguridad alimentaria familiar con cultivos de maíz, cacao, plátano, arroz, yuca, aguacate, mango, entre otros. El resto de la tierra del corregimiento El Garzal, que asciende a unas 15.000 hectáreas, está integrada por las sabanas, playones y cuerpos de agua de 7 ciénagas y humedales.

Durante los años 80 y la mitad de los 90, el ELN y las FARC-EP tuvieron el control total del sur de Bolívar. En este contexto llegó a la región Manuel Enrique Barreto, posteriormente vinculado con las actividades ilícitas del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), y quien a través de supuestos títulos de propiedad pretendió obtener el pleno control y dominio sobre estas tierras. Debido a sus actividades relacionadas con el narcotráfico, a finales de la década de los 80's salió del sur de Bolívar sin que se tuviera noticia durante casi una década sobre su paradero.

La comunidad de El Garzal ha sido víctima de desplazamiento forzado, extorsión y amenazas con el objetivo de despojarles la tierra que han dedicado por más de medio siglo a la sostenibilidad alimentaria familiar, para beneficiar intereses económicos como la ganadería extensiva, los monocultivos y el extractivismo. Estos hechos han sido documentados por la Defensoría del Pueblo[1] y puestos en conocimiento de las autoridades locales.

Entre finales de 2003 y comienzos de 2004, las amenazas de despojo volvieron a ser pan de cada día. A la comunidad llegaron comentarios de que Manuel Enrique Barreto entraría a El Garzal para sacar a sangre y fuego a los que consideraba invasores de sus tierras. En este escenario la figura de Salvador Alcántara, Pastor de la Iglesia Cuadrangular de El Garzal, cobró relevancia pues fue el quien lideró a través de la fe un proceso de resistencia pacífica ante estas advertencias.

A partir de la oración, campesinos y campesinas permanecieron en sus tierras sabiendo que en cualquier momento podrían ser desterrados. Algunos que no pertenecían a la iglesia prefirieron salvaguardar sus vidas y se fueron del corregimiento, pero otros al ver la determinación del Pastor y los miembros de la iglesia se unieron en conjunto para hacer frente a la amenaza.

Sin embargo, estos no han sido los únicos medios para intentar despojar a las familias campesinas de El Garzal de sus tierras, pues desde 2004, Manuel Enrique Barreto, sus sucesores y aliados, han interpuesto diversas acciones judiciales y administrativas con la finalidad de impedir que el Estado les entregue la propiedad de la tierra a los campesinos y campesinas de El Garzal. La inseguridad jurídica que han generado estas acciones ha significado que en la actualidad estas familias no sean propietarias de la tierra que han labrado durante tantos años, impidiendo además que puedan tener acceso a servicios públicos esenciales como el agua potable y la electricidad, así como a subsidios agrícolas que puedan asegurarles una seguridad alimentaria y una sostenibilidad económica.

El proceso de resistencia pacífica de la violencia y la organización de la comunidad alrededor del objetivo de que le sean reconocidos sus derechos sobre la tierra que han trabajado y cuidado, ha sido acompañado por organizaciones nacionales como Justapaz e internacionales como Equipos Cristianos de Acción por la Paz – ECAP y Peace Watch Switzerland.

Tras años de resistencia pacífica y como una luz de esperanza ante la inacción por tantos años del Estado, la Corte Constitucional revisará una acción de tutela interpuesta por la comunidad en 2018, con la cual los campesinos solicitaron que se protegieran sus derechos a la tierra y el territorio, a la dignidad humana, al trabajo, a presentar peticiones, al acceso a la información y al debido proceso administrativo.

Se espera que la Corte Constitucional proteja los derechos de la comunidad y ordene a la autoridad agraria, hoy la Agencia Nacional de Tierras (ANT) dar respuesta a sus reivindicaciones por la tierra, dentro de un plazo razonable y sin demoras injustificadas.

Mientras tanto, con la fuerza e imponencia del río Magdalena, esta comunidad organizada y pacífica continuará con el ejercicio de resistencia desde la fe, la exigencia y la reivindicación de sus derechos. El Garzal, al igual que cientos de comunidades campesinas y étnicas, seguirá exigiendo el respeto por la vida y la garantía de los derechos fundamentales como herramientas para la construcción de una cultura de paz en Colombia.
Notas

[1] Defensoría del Pueblo. Sistema de Alertas Tempranas, Informes de Riesgo No. 010 – 04 AI del 26 de febrero de 2004; No. 015 – 07 AI del 15 de junio de 2007; No 0188 – 011 del 9 de diciembre de 2011; No. 008 – 12 AI del 22 de junio de 2012.

Información del autor

Wendy Ramos y Danilo Sepúlveda

Fuente: https://wri-irg.org/es/articulo/201...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Contra la felicidad

28 February, 2020 - 00:00

Santiago Alba Rico

Hace poco, mientras esperaba en una consulta médica, reparé en un cartel sanitario que advertía de los peligros de la depresión: “si se siente usted triste y desesperanzado, si ha perdido las ganas de vivir, si no logra concentrarse y se siente falto de energía o contempla el futuro con pocas esperanzas, consulte a su médico: puede tener usted una depresión”. No digo que no. Pero -pensaba yo un poco díscolo- también podría ocurrir algo más dramático y banal: si está usted triste, si no tiene ganas de vivir y si contempla el futuro con pocas ilusiones, puede que eso se deba a que ha perdido a su mujer o a su hijo en un accidente de coche, a que ha sido despedido del trabajo o a que acaba de ver -sencillamente- el noticiario. Lo que quiero decir es que la vida está llena de -consiste en- una sucesión de motivos para el duelo y el sufrimiento y que reaccionar con pesadumbre o desesperación frente a una muerte, una separación o una guerra no es una enfermedad: eso se llama normalidad y hasta salud mental.

Nuestra sociedad -llamémosla capitalista, de consumo o hiperliberal- invierte enormes esfuerzos, económicos y publicitarios, en combatir la normalidad. No tanto en evitar la muerte, la separación o, mucho menos, la guerra sino en impedir reacciones saludables frente a estas inevitables (o inducidas) fracturas vitales. ¿En nombre de qué? De la Felicidad. ¿A través de qué instrumento? De la psiquiatrización del dolor. Un dato elocuente: sólo en Estados Unidos, pionero siempre en todos los negocios, los del cuerpo y los del alma, la venta de psicofármacos ha pasado en veinte años de 800 a 40.000 millones de dólares, explosión comercial para la que ha hecho falta multiplicar -planteemos bien la secuencia causal- el número de pacientes: en 1955 había 355.000 personas en hospitales con un diagnóstico psiquiátrico; en 1987, 1.250.000 recibían pensiones en EE UU por discapacidad asociada a enfermedad mental; en 2007 eran 4 millones; en 2015 eran ya 5 millones. En un libro reciente, Anatomía de una epidemia, el periodista especializado Robert Whitaker ha denunciado esta colusión entre la APA (Asociación Estadounidense de Psiquiatría) y la industria farmacéutica: “están fabricando pacientes para el mercado”, y ello a partir del presupuesto falso de que el malestar psíquico es un “problema biológico” que puede curarse con una pastilla. Este presupuesto, que el caso de países como la India o Nigeria revela infundamentado, es inseparable -dice Whitaker- de nuestra obsesión con la felicidad: “La nueva filosofía es: debes ser feliz todo el tiempo, y, si no lo eres, tenemos una píldora”.

Ahora bien, la cuestión no es tanto, o no sólo, que se nos quiera hacer creer que las pastillas, funcionales sobre todo a efectos de fomentar la cronicidad de las enfermedades mentales, pueden resolver todos los problemas y proporcionarnos la felicidad sino que hayamos acabado por asumir con toda naturalidad que la felicidad es un derecho y, aún más, una obligación individual. Y que, por lo tanto, la infelicidad es un fracaso y un pecado. Esta perversión cultural del concepto de felicidad, de la que se nutre la industria farmacéutica y el mercado del ocio en general, tiene que ver con el hecho de que los consumidores occidentales consideramos culpable cualquier reacción normal frente al sufrimiento: si lloramos tras el fallecimiento de nuestra madre, si no tenemos ganas de ir a una fiesta tras separarnos de nuestra mujer o si consideramos sombrío y desesperanzador el futuro de la humanidad tras escuchar el noticiario, es que tenemos un problema personal. Nuestro problema, pues, no es la muerte, la separación o la guerra; es nuestra incapacidad para seguir siendo felices -y olvidar y gozar y desmelenarnos- en la adversidad. La desculpabilización del placer ha llegado a extremos tales que se ha invertido en su contrario: la culpabilización del dolor. ¿Lloro porque han matado a mi hermano? Soy un fracasado. ¿Sufro después de divorciarme? Soy insociable y maleducado. ¿Me preocupa el destino de la humanidad? Soy un criminal.

Robert Whitaker tiene razón en que las medicinas no son la solución pero ni acierta con las causas ni aporta un verdadero remedio. Su referencia a países como Nigeria o la India, países donde sin duda se vive peor que en EEUU y donde sin embargo hay menos consumo de psicofármacos y menos casos de depresión, puede inducirnos a una conclusión precipitada y general: la de que la causa de la enfermedad mental es precisamente el tratamiento médico y la de que el verdadero tratamiento médico es, por tanto, suspenderlo. Pero no. Lo que insinúa este dato es más bien que la distribución y cronicidad de las dolencias psíquicas está relacionada con el modo de vida y, si se quiere, con la clase social, con aquella clase social precisamente que tiene acceso al mercado capitalista, tanto al de psicofármacos como al de trabajo, automóviles o entretenimiento manufacturado.

En definitiva, digamos que los pobres se deprimen menos y que, gracias a eso, no consumen psicofármacos que cronificarían su depresión. O también: digamos que los pobres, ausentes del mercado, no consumen psicofármacos -ni carros ni ipads ni ocio proletarizado- y gracias a eso se libran de la depresión. Pero cuidado. No se trata de que la pobreza, es decir, la privación de bienes de consumo, que nos deja desprotegidos frente a la enfermedad y la muerte, nos proteja de la enfermedad mental. Si así fuese, ¡viva la depresión! Tampoco se trata de que la riqueza, fuente de longevidad y bienestar, sea en sí misma patógena. Si así lo fuera, ¡viva la pobreza! Mucho antes de que Whitaker escribiera su Anatomía de una epidemia , nos lo había explicado con sensatez y precisión un psiquiatra español, Guillermo Rendueles, autor de Egolatría, muy crítico, desde hace 40 años, con la psiquiatría clínica estadounidense. En la misma línea se pronunciaba Martín-Baró, fundador de la “psicología de la liberación”, asesinado en 1989 en El Salvador junto a Ignacio Ellacuría y sus compañeros jesuitas. Me arriesgaré a hacer un resumen extremadamente banal: lo que implica la pobreza, de manera forzada y a costa de muchas y muy dolorosas privaciones, y lo que impide la riqueza, en su modalidad capitalista, son los vínculos . Es el menor o mayor dominio de los vínculos colectivos, y no la mayor o menor riqueza, lo que explica la menor o mayor difusión de la depresión y la enfermedad mental en nuestras sociedades. La causa de la “epidemia” depresiva en las ciudades occidentales tiene mucho que ver con la despolitización o, si se quiere, la personalización o privatización del conflicto social (paralela a la privatización de la sanidad, la educación o los recursos energéticos). La solución a esta epidemia, por tanto, no es el voto de pobreza sino la repolitización o recolectivización o “nacionalización” de la felicidad. Como dice Guillermo Rendueles, siempre habrá “locos” y la psiquiatría tendrá que hacerse cargo de ellos sin demasiadas esperanzas; pero lo que hay hoy en nuestras ciudades -y en nuestras consultas- no son locos sino “egoístas” dolidos, desgraciados, rotos. Hemos enfermado porque nos han separado; sólo podremos curarnos juntos.

La Calle del Medio

Tomado de Rebelión

Categorías: Tortuga Antimilitar

Se acelera la militarización del gobierno en Brasil

27 February, 2020 - 00:00

Por Eric Nepomuceno

Desde principios de febrero Jair Bolsonaro, el ultraderechista presidente brasileño, viene reforzando de manera vehemente sus reiteradas muestras de agresividad y desequilibrio emocional.

Ese cambio en su siempre muy oscilante postura se hizo más evidente a partir de la ejecución del ex capitán de la Policía Militar de Río, Adriano da Nóbrega, en una acción conjunta de fuerzas de seguridad de su estado de origen y de Bahia, donde se encontraba refugiado desde hacía meses.

Nóbrega fue miembro de la élite de la Policía Militar de Río hasta 2014, cuando fue expulsado luego de tres detenciones bajo acusación de asesinato. De inmediato pasó al comando de la milicia conocida como Oficina de la Muerte, una agrupación de sicarios que controla vastas áreas del conurbano de Río de Janeiro.

Sus vínculos con la familia Bolsonaro son evidentes: cuando fue diputado estatal por Río, el hijo del presidente –Flávio–, actualmente senador, empleó en su despacho a la hija y a la ex mujer de Nóbrega, cuya única función era devolverle parte sustancial de sus sueldos.

En Brasil, muertes como esa son llamadas de quema de archivo: frente al riesgo de que la víctima cuente parte de lo que hizo y sabe, mejor silenciarla. En este caso, fue así: cercado por 70 policías, el solitario Nóbrega habría decidido enfrentarlos. En lugar de mantener la guardia y esperar por su rendición, optaron por liquidarlo.

Eso ocurrió al amanecer del domingo 9 de febrero. Y en los días siguientes, luego de un largo y comprensible silencio, Bolsonaro dio inicio a una profunda reforma de su ministerio.

Para la Casa Civil de la Presidencia, que funciona como una especie de jefatura de gabinete, convocó a un militar de la activa, el general Walter Braga, que ocupaba la jefatura del Estado Mayor del Ejército. Desde 1980, todavía bajo la dictadura militar que Bolsonaro niega su existencia, ningún uniformado cometía la contradicción irónica de ocupar la Casa Civil.

El puesto de ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, a su vez, le toca al general retirado Augusto Heleno.

Es la persona con más influencia directa (a excepción del trío de hijos) sobre Jair Bolsonaro. Conocido por su aversión radical a todo lo que suene a izquierda, se hizo famoso cuando comandó, bajo el mandato de Lula da Silva, las tropas pacificadoras que Brasil mandó a Haití, y ocurrieron seguidas masacres multitudinarias de haitianos.

Otro militar en activo, el almirante Flávio Viana Rocha, fue convocado para asumir la secretaria especial de Asuntos Estratégicos, que, aunque sin contar formalmente con rango ministerial, se reporta directamente a la presidencia.

Con eso, como el mismo Bolsonaro admitió, la sede presidencial, el Palacio do Planalto, que abriga cuatro ministros, fue militarizado: los cuatro despachos están ocupados, además del general Augusto Heleno, por otro general retirado, Luiz Eduardo Ramos, en la secretaría de Gobierno; la secretaría general de la Presidencia está en manos de un comandante retirado de la Policía Militar, Jorge Oliveira; y Braga conforma el trío formal de ministros.

De los 22 ministerios de Bolsonaro, nueve son militares. Además, conviene recordar que el vicepresidente también es un general retirado.

Sin embargo, lo que más impresiona es el número de uniformados esparcidos por todos los sectores del gobierno, que van de direcciones de fundaciones a integrantes de consejos específicos de diferentes ministerios: en total, rondan los 2 mil 500.

Ni siquiera en tiempos de la dictadura militar (que duró desde 1964 hasta 1985) hubo tantos.

Todo eso ocurre mientras queda claro de toda claridad que la tan anunciada retoma de la economía no ocurrió, la situación de más de un millón de jubilados abandonados a la propia suerte amenaza con transformarse en una más que seria crisis social, que el desempleo sigue a niveles estratosféricos, el sistema de educación pública (en especial las universidades federales) está al borde del colapso.

La vulnerabilidad del clan presidencial (un hijo senador, otro diputado nacional, otro concejal en Río de Janeiro) frente a lo que podrá salir a la superficie a medida en que avancen las investigaciones sobre el archivo quemado, el matador de alquiler Adriano da Nóbrega, acentuó de manera contundente la agresividad y el desequilibrio de Jair Bolsonaro.

Para enturbiar aún más el ambiente, el general Heleno (vicepresidente) decidió convocar a los apoyos del gobierno a salir a las calles para presionar el Congreso e impedir la implantación de un parlamentarismo disfrazado. Como se recuerda, Bolsonaro carece de canal de diálogo con los congresistas, que imponen seguidas amputaciones a los proyectos del poder ejecutivo.

Lo que se trata de entender ahora, dicen con razón analistas políticos, es si Bolsonaro decidió rodearse de militares de alta patente para imponer sus decisiones o si los militares en activo decidieron rodearlo en un intento inicial de contener sus desvaríos.

Fuente: jornada.com

Tomado de: https://contrainformacion.es/se-ace...

Categorías: Tortuga Antimilitar

‘Senderos de gloria', una película contra todas las guerras

27 February, 2020 - 00:00

Muchos años después del estreno de ‘Senderos de gloria', Kirk Douglas contó en 1969 al crítico de cine Roger Ebert que estaba convencido de que la película seguiría siendo un clásico para siempre, además de su mejor actuación. «Esa es una película que siempre será buena, también dentro de muchos años. No tengo que esperar 50 años para saberlo. Lo sé ahora». Douglas era consciente de que la película se había hecho gracias a él en primer lugar. El proyecto de Stanley Kubrick no había recibido ningún apoyo en los grandes estudios de cine. El interés de Douglas por el guión y por interpretarla lo cambió todo y United Artists aceptó financiarla con 935.000 dólares.

La muerte de Kirk Douglas con 103 años el pasado 5 de febrero ha recordado ahora algunas de sus mejores actuaciones. ‘Senderos de gloria' (1957) es una de ellas, a lo que se une el hecho de que está considerada una de las grandes películas de guerra y una con el mensaje antibelicista más claro y nítido de entre todas ellas. Desde el primer momento, su fuerza resultó evidente, aunque no fuera un éxito de taquilla. El Gobierno francés dejó claro que no permitiría su estreno en el país, con lo que la distribuidora prefirió no intentarlo. No llegó a Francia hasta 18 años más tarde, en marzo de 1975.

Kubrick, con sólo 29 años, demostró una habilidad casi impropia de su edad. Ya entonces tenía un temperamento autoritario en el rodaje al ser un hombre con las ideas muy claras sobre lo que debía hacer. Tuvo choques con Douglas, ya entonces una gran estrella, lo que no impidió que dos años después el actor le ofreciera la dirección de ‘Espartaco' después de que Anthony Mann sólo durara una semana.

Si saber engañar o cautivar a los actores es una tarea imprescindible en algún momento para un director, no cabe duda de que Kubrick demostró un gran talento al convencer a Adolphe Menjou de que interpretara el papel del general Broulard. Nacido en EEUU de padre francés, Menjou era un republicano radical que pensaba que Roosevelt era un socialista que sólo quería arrebatar a los ricos el dinero que habían ganado (él incluido). Cooperó sin problemas con la caza de brujas, porque sostenía que Hollywood estaba lleno de comunistas. Había participado en la IGM como capitán en una unidad de ambulancias. Era improbable que quisiera participar en una película de mensaje antibélico.

Kubrick lo consiguió jugando la carta del ego. Le dijo que su papel era básico en la película –lo que era cierto, pero no el sentido en que pensaba Menjou– y que Broulard era un buen general que intentaba asumir la responsabilidad del mando en circunstancias difíciles. Para completar la jugada, el director sólo le entregó las páginas del guión en las que aparecía su personaje.

En el rodaje, Menjou tuvo que soportar una de las características por las que es conocido Kubrick. La repetición de las escenas hasta que quedaran exactamente como él quería. En una de esas ocasiones, el actor montó en cólera, dijo a gritos que no podía hacerlo mejor y se quejó de la inexperiencia del director en la dirección de actores. Kubrick no perdió la calma. Dejó que Menjou explotara y le dijo sin levantar la voz: «No ha quedado bien y vamos a seguir haciéndola hasta que quede bien. Y lo conseguiremos, porque vosotros sois muy buenos». La dosis justa de elogios tranquilizó al actor, que aceptó hacer una toma más.

Años después, Kubrick explicó a Gene Philips la razón de su perfeccionismo en los rodajes: «El cineasta debe recordar que tendrá que vivir con esa película el resto de su vida, una vez que la haya terminado». Si el director hace demasiadas concesiones en el rodaje con los actores o cualquier otra persona para evitar conflictos, esos errores quedarán fijos para siempre.

Al igual que en otras de sus películas como ‘La chaqueta metálica' o ‘Barry Lyndon', Kubrick plantea al espectador el elemento deshumanizador que caracteriza a cualquier guerra, donde los soldados sólo son carne de cañón con la que satisfacer los deseos de los gobiernos o los generales. Ambientada en la Primera Guerra Mundial, el escenario del segundo acto es un ataque imposible contra las defensas alemanas para el que el general Mireau (George Macready) no tiene en cuenta ni la fortaleza de las posiciones enemigas ni el estado de sus tropas. El coronel Dax (Kubrick) se convierte en una pieza fundamental de la maquinaria de guerra, pero al mismo tiempo es consciente del destino que espera a sus hombres. Sólo puede cumplir órdenes, aunque intuye que todo acabará en una matanza.

Será en el tercer acto –los generales ordenan la celebración de un consejo de guerra a tres soldados elegidos de forma arbitraria para castigar el fracaso del ataque– cuando Dax da un paso al frente. Defiende en el juicio a los acusados y después reprocha al general Broulard (Adolphe Menjou) su falta de humanidad. Broulard ha sabido que Mireau llegó a ordenar un ataque de artillería contra sus propias tropas para que no se retiraran. De forma astuta, le comunica que habrá una investigación, a la que resta toda importancia, y le releva del mando. De inmediato, ofrece el puesto a Dax, que no puede creer lo que oye. Convencido de que todos son como él, el general se burla de su perplejidad: «No exagere la sorpresa», le dice sonriendo. «Ha buscado ese puesto desde el principio. Todos lo sabemos, chico». Obviamente, Broulard piensa que todos son como él. Dax ya no puede disimular: «Señor, ¿puedo sugerirle lo que puede hacer con ese ascenso?». Broulard le exige que se disculpe y Dax estalla: «Pido disculpas por no haberle dicho antes que es un viejo degenerado y sádico».

La película está basada en la novela del mismo nombre de Humphrey Cobb publicada en 1935 que a su vez estaba inspirada en un hecho real ocurrido en la IGM. El 17 de marzo de 1915, el general francés Delétoile ordenó fusilar a seis soldados elegidos al azar para castigar a una unidad por cobardía en el frente. La práctica de ejecutar a un número de soldados en representación de un grupo numeroso procede de las legiones romanas. La ‘decimatio' consistía en dividir a una cohorte señalada por un motín o cobardía en grupos de diez soldados y ordenar que uno de ellos fuera asesinado por el resto.

Las condenas a muerte por deserción fueron frecuentes en la IGM, aunque la mayoría eran conmutadas por una pena de prisión. En el caso del Ejército británico, hubo por este motivo cuatro ejecuciones en 1914, 55 en 1915 y 95 en 1916, según cuenta Adam Hochschild en su libro ‘Para acabar con todas las guerras. Una historia de lealtad y rebelión (1914-1918). Hochschild precisa que la cifra real puede ser mayor, porque desaparecieron los registros de las ejecuciones realizadas en los destacamentos de los 100.000 soldados indios que combatieron en Europa.

Los enfermeros se llevan a un soldado herido de una trinchera alemana conquistada en la batalla del Somme en 1916. Imperial War Museum

Los mandos militares de esa guerra, como de muchas posteriores, nunca entendieron que pudiera existir algo como la neurosis de guerra. El síndrome de estrés postraumático no se empezó a considerar como una dolencia hasta los años 70. La experiencia de soportar durante largos periodos de tiempo el bombardeo de la artillería o morteros terminaba destrozando los nervios de muchos soldados y provocaba crisis nerviosas, pánico a morir o a quedar enterrado en la trinchera, o deseos irrefrenables de huir. «Aparte de la cantidad de personas que volaban en pedazos, las explosiones eran tan aterradoras que cualquiera que se encontrara en un radio de cien metros podía perder la razón después de varias horas, y el séptimo batallón tuvo que enviar lejos del frente a varios hombres en un estado de balbuceante indefensión», escribió un teniente británico después de pasar por esa experiencia en Ypres (citado por Hochschild en su libro).

Una escena de ‘Senderos de gloria' muestra esa realidad. El general Mireau está inspeccionando las trincheras y entablando breves conversaciones con los soldados. Uno de ellos tiene la mirada pérdida y no termina de responder a las preguntas. «Tiene neurosis» (shell-shocked), dice un sargento. «Perdone, sargento. No existe tal cosa», dice Mirabeu. El soldado termina viniéndose abajo. «Compórtese. Está actuando como un cobarde», grita el general. «Yo soy un cobarde, señor», responde el soldado y Mireau le da una bofetada.

En la película, el consejo de guerra a los tres soldados se celebra en el cuartel general de las tropas francesas para el que Kubrick eligió un palacio alemán situado cerca de Múnich. El contraste entre el lujo del edificio con sus muros altos y relieves en las paredes no puede ser más llamativo con las trincheras abarrotadas de soldados que hemos visto antes. El juicio es una farsa. Está claro desde el principio que serán condenados, a pesar de todos los esfuerzos de Dax. Los soldados pagarán con su vida, porque los generales no aceptarán que el fracaso de la operación se debía a sus planes irreales.

Kubrick filma la ejecución con toda su crudeza sin hurtar al espectador el plano en el que figuran tanto el pelotón disparando como los soldados muriendo bajo las balas. No hay una elipsis ni se resume el fusilamiento en los rostros de las personas que lo presencian. Una de las víctimas está atada a una camilla al estar inconsciente a causa de un golpe en la cabeza producido por una caída en la celda la noche anterior. En una película no demasiado larga, 87 minutos, Kubrick se toma su tiempo para no obviar ningún detalle de la ejecución.

Lions led by donkeys (leones dirigidos por burros). En los años posteriores a la IGM, la devastadora carnicería extendió la idea de que los bravos soldados británicos o franceses habían sido comandados en el campo de batalla por generales imbéciles que los habían enviado a la muerte con una estrategia que no podía tener éxito. Con el paso del tiempo, ese punto de vista ha sido discutido o matizado por los historiadores. El empate estratégico producido a finales de 1914 provocó una guerra de trincheras y sucesivas ofensivas de las que ningún bando obtuvo una ventaja significativa durante mucho tiempo. El segundo acto de ‘Senderos de gloria' refleja con verosimilitud ese escenario sin entrar en un análisis histórico preciso de las condiciones en que produjo la guerra.

Pocos acontecimientos reflejan tan bien ese drama como la batalla del Somme en 1916. El primer día de esa batalla (1 de julio) tuvo un balance estremecedor para los británicos: 57.470 bajas, incluidos 19.240 muertos. El peor día en la historia de su Ejército. Al final de los combates en noviembre, los aliados habían avanzado diez kilómetros. El precio en vidas humanas fue increíble en ambos bandos. 146.000 muertos y desaparecidos entre los aliados, 164.000 entre los alemanes. Batallas como esa fueron lo que hizo que el general Douglas Haig, jefe máximo de las fuerzas británicas, fuera denominado ‘el carnicero del Somme'. Al igual que otros militares de la época, también entre los alemanes, Haig pensaba en 1914 que la guerra duraría meses, no años.

El historiador británico Max Hastings me contó en una entrevista que esos generales se subieron superados por unas circunstancias que no podían controlar: «En los años treinta se pensaba que, si los generales (de la IGM) hubieran sido más inteligentes, habrían podido ganar la guerra sin que muriera tanta gente. Pero los académicos actuales creen que la tecnología de la defensa era mucho más fuerte que la tecnología del ataque».

Es evidente que cuando la aviación jugó en la IIGM un papel mucho más importante la posibilidad de establecer una defensa infranqueable en campo abierto era mucho más reducida (un caso distinto es el de los combates en ciudades, como Stalingrado). Entre 1914 y 1918, cuenta Hastings, los generales pensaban que esas ofensivas masivas contra posiciones bien defendidas por un alto número de soldados eran la única forma de ganar la guerra, de provocar tal desgaste en el enemigo que más tarde o más temprano tendría que ceder. Eso sólo ocurrió en 1918 en el momento en que Alemania llegó al límite de su resistencia después de sucesivas y constantes matanzas.

La realidad es que «por pura inocencia, hay gente que piensa que hay una forma humana de luchar en una guerra, pero eso no es así», decía Hastings.

La única forma de hacerlo es no empezar esa guerra.

Fuente: http://www.guerraeterna.com/sendero...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Intercambio de semillas

26 February, 2020 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los primeros 100 días de gobierno de Jeanine Áñez

26 February, 2020 - 00:00

CELAG

Gobierno de “transición y pacificación”

Jeanine Añez es el rostro femenino y amable del golpe de Estado en Bolivia, de la mano de campañas exitosas en los medios de comunicación masiva instaló en la opinión pública la necesidad de la pacificación del país como condición sine qua non para “lograr la reconciliación” del pueblo boliviano. Se autodenominó como gobierno de transición para aplacar las voces que no reconocían su legitimidad, aunque posteriormente haya quebrado ese pacto, presentándose como candidata. Necesitaba generar alguna certidumbre, luego de 36 muertos, cientos de detenidos ilegales y decenas de heridos. El denominativo de gobierno de transición le ofreció a la población la posibilidad de avizorar salidas a la crisis luego del golpe de Estado: conformando un nuevo órgano electoral y convocando nuevas elecciones. Evitando generar grandes cambios en las políticas públicas, para reservar esas decisiones para el nuevo gobierno.

Con el pretexto de la necesidad de pacificación se inicia una persecución judicial tenebrosa contra exautoridades del MAS, en la que se pisotean todos los procedimientos judiciales y en muchos casos hasta los más básicos principios del derecho. Con esta persecución se pretende evitar la reorganización eficiente del MAS en lo inmediato de cara a las próximas elecciones y acallar a las y los líderes políticos del bloque indígena, campesino y urbano popular. Un extremo se muestra en la investigación absolutamente arbitraria de más de 5000 funcionarios jerárquicos de la administración de Evo Morales y sus familiares, y el enjuiciamiento de Evo Morales y Álvaro García Linera, junto a todo el gabinete de ministras y ministros por delito de fraude electoral, sin presentar ninguna prueba fehaciente de la comisión del delito. Un informe de CELAG demuestra técnicamente que en Bolivia no hubo fraude electoral.

El gobierno de la autoproclamada presidenta Añez se caracteriza por la utilización de símbolos que tienen un respaldo de grandes sectores de la población boliviana como la fe religiosa, por eso usa la Biblia como señal de que “Dios vuelve a Palacio”, trata de reafirmar en la familia como núcleo homogéneo desde donde las y los bolivianos despliega la vida y tiene presente también acciones que generan simpatía y conexión con sectores urbanos y jóvenes, no desde la generación de políticas públicas para estos sectores, sino desde lo discursivo y simbólico.

La gestión del Gobierno de facto

El Gobierno de facto no ha sido igual de contundente en todos los ámbitos de su gestión a 100 días de haberse instalado. Sin dudas, el área en la que más rápida y profundamente ha intervenido Jeanine Áñez, ungida presidenta el 12 de noviembre de 2019, ha sido la política exterior. El mismo día de su asunción ya emitió señales claras de que su Gobierno -presentado como “de transición”- alinearía al país, sin fisuras, a los mandatos estadounidenses, esto es, restablecimiento de las relaciones diplomáticas con ese país y aliados (Israel), ingreso de agencias de cooperación, como la USAID, salida de organismos de integración regional (Unasur y Alba) y diplomacia hostil con países de izquierda o progresistas (Cuba, Venezuela, México, Argentina y España).

En cuanto a la gestión de la política interna, Áñez ha oscilado entre la negociación con sectores potencialmente conflictivos, como los sindicales, el continuismo respecto de programas y proyectos puestos en marcha por el Gobierno de Evo Morales (como bonos y construcción de viviendas), y la persecución y demonización de la anterior administración y sus figuras representativas. En efecto, la presidenta -en su carácter de interina y, ahora, de candidata también- ha optado por no tomar medidas que puedan generar conflictos sociales de calado, en tanto carece de legitimidad representativa. Por ejemplo, ha mantenido a la gran mayoría de empleados públicos en sus cargos, no ha eliminado programas sociales que alcanzan a amplias capas de la población y ha negociado -más bien prometido- mejoras sociales y laborales y obras públicas, como hospitales.

Sí ha sido contundente en cuanto a la persecución política y judicial de opositores y a su alineamiento con las fuerzas de seguridad, a las cuales ha dotado de mayor protagonismo y presupuesto. Las denuncias realizadas por el Ministerio de Gobierno hacia exfuncionarios del Gobierno del MAS -que van desde sedición y terrorismo hasta fraude electoral- son innumerables y el trato policial a los detenidos, como el exministro Romero y la apoderada de Evo Morales, se ha caracterizado por la brutalidad. Asimismo, ha ejercido una fuerte presión sobre los medios críticos, particularmente con las radios comunitarias, consiguiendo un blindaje mediático casi absoluto. La tónica de este blindaje es la imagen de eficiencia, firmeza y honestidad de su Gobierno, así como la demonización del Gobierno anterior, el cual es mostrado como corrupto, autoritario y fraudulento.

En materia económica, el Gobierno en estos 100 primeros días tampoco ha tomado decisiones contundentes para cambiar el rumbo, por las mismas razones que no lo ha hecho en el resto de las áreas; más bien ha mantenido los lineamientos de la gestión anterior. Sin embargo, en algunos aspectos ha abonado el terreno para el giro neoliberal del país que se materializará, sin lugar a dudas, de no ganar el MAS las elecciones. Claro ejemplo de ello ha sido, por un lado, la designación de funcionarios liberales y empresarios en las empresas públicas estratégicas, como Boliviana de Aviación y, por otro, la conformación de un gabinete con sobrerrepresentación de figuras vinculadas al poderoso complejo agroganadero cruceño.

Anexo:

Política exterior: cambio radical de rumbo

Retiro de la exigencia de visados para ciudadanos estadounidenses e israelíes (12/11/19)
Reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela (14/11/19)
Acusación de sedición a periodistas argentinos que cubrían el golpe (14/11/19)
Cancillería anuncia salida del ALBA y posible retiro de Unasur (15/11/19)
Expulsión de médicos y funcionarios cubanos del país (18/11/19)
Designación de Jaime Aparicio como embajador de Bolivia ante la OEA (20/11/19)
Nombramiento de Óscar Serrate como representante de Bolivia en EE. UU. (26/11/19)
Restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Israel (28/11/19)
Designación de “Tuto” Quiroga como delegado ante la comunidad internacional (2/12/19)
Fortalecimiento de las relaciones diplomáticas con el Estado chileno (5/12/19)
Denuncia contra Evo Morales en La Haya por “crímenes de lesa humanidad” (10/12/19)
Designación de Rubén Darío Cuéllar como embajdor de Bolivia ante la ONU (10/12/19)
Ingreso al Grupo de Lima (22/12/19)
Designación de Jacqueline Murillo (hermana del ministro de Gobierno) como cónsul en Miami (23/12/19)
Denuncia contra México por “tergiversar y distorsionar la realidad sobre las medidas de seguridad tomadas en los alrededores de la Embajada de México e intentar lavar la imagen “autoritaria y antidemocrática” del expresidente Morales (26/12/19)
Denuncia de Cancillería a España por “abuso y atropello a la soberanía” boliviana (27/12/19)
Retorno de la USAID para los programas Fortalecimiento de la democracia y la transparencia en las elecciones y Recuperación de la Chiquitania (30/12/19)
Declaración de personas no gratas y expulsión de la embajadora de México y a diplomáticos españoles (31/12/19)
Designación de Gualberto Rodríguez como encargado de Negocios en España (2/1/20)
Petición a Fiscalía para que investigue supuesto financiamiento del MAS a políticos españoles (4/1/20)
Condena a la “manipulación” del Gobierno venezolano en Poder Legislativo de ese país (6/1/20)
Allanamiento de las oficinas de PDVSA en La Paz (8/1/20)
Inasistencia de Bolivia a la Cumbre de la CELAC (8/1/20)
La Fiscalía General llama a declarar a Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero y el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y pide a España un informe sobre la presencia en territorio boliviano de miembros del Grupo Especial de Operaciones (9/1/19)
Petición a Interpol para aprehensión de Evo Morales (9/1/20)
Declaración de personas no gratas y expulsión de la embajadora de México y a diplomáticos españoles (14/1/20)
Congelamiento de cuentas de PDVSA en Bolivia (14/1/20)
Solicitud al Gobierno argentino que repudie las declaraciones de Evo Morales sobre la creación de milicias armadas (14/1/20)
Cancillería invita a ONGs extranjeras para colaborar con el desarrollo del país (16/1/20)
Longaric se reúne con el secretario de Estado de EE. UU. (20/1/20)
Bolivia cierra relación con Sahara Occidental para impulsarla con Marruecos (21/1/20)
Bolivia suspende relaciones con Cuba tras declaraciones del canciller Bruno Rodríguez contra el Gobierno boliviano (24/1/20)
Diplomáticos israelíes fueron recibidos en Bolivia, acordaron reestablecer programas de cooperación (5/2/20)
Aceptación de credenciales del nuevo embajador de Alemania en Bolivia (5/2/20)
Reunión con autoridades peruanas en el hito 21 de Kasani por tema limítrofe (6/2/20)
Cancillería comunica su apoyo al Acuerdo de Paz en Medio Oriente (6/2/20)
La Comisión Nacional del Refugiado (CONARE) otorgadó refugio a 54 extranjeros de nacionalidad venezolana (7/2/20)
Eddy Luis Franco es nombrado gerente general de ENTEL tras la dimisión de Elio Montes, acusado de corrupción y detenido en EE. UU. tras su fuga. (8/2/20)
El Gobierno designa a Jaime Aparicio (también embajador ante la OEA) como nuevo agente de Bolivia ante la CIJ (10/2/20)
Áñez designa como vicecanciller a Manuel Suárez Ávila, exsecretario privado de Gonzalo Sánchez de Lozada (12-2-20)
Áñez posesiona a Mohammed Mostajo Radji como Embajador de Ciencia y Tecnología (13/2/20)
Bolivia reconoce que las aguas del Silala corren de forma natural a Chile (15/2/20)
Gobierno anuncia juicio contra Evo Morales y demás responsables por aceptar que las afluentes del Silala corren naturalmente a Chile en la contrademanda que presentaron a la Haya (15/2/20)

Política interna: tendencia al continuismo y la negociación

El Gobierno emite decreto de exención de responsabilidades penales para las fuerzas militares, anulado el 28 del mismo mes (16/11/19)
Entrega por decreto de 5 millones de dólares a las Fuerzas Armadas para compra de equipamiento (19/11/19)
ENTEL anuncia retiro de su grilla de la multiestatal TeleSur (21/11/19)
ENTEL anuncia el retiro de su grilla de la señal Russia Today (27/11/19)
Auditoría externa a 90 procesos de contratación en el Ministerio de Comunicación, entre ellos la asignación de publicidad estatal en gestiones pasadas (3/12/19)
Ministerio de Comunicación realizó auditoría financiera de las redes televisivas ATB, PAT, Abya Yala y el diario La Razón. (7/12/19).
El Ministerio de Comunicación presentó el proyecto de decreto “La recuperación de la libertad de expresión en Bolivia”, que en uno de sus artículos establece “asignar o reasignar las radios de los pueblos originarios en el marco de la inclusión social para ampliar el derecho del acceso a la información”. (10/12/19)
Modificación del nombre, la estética y la orientación ideológica del medio oficialista “Cambio”, ahora denominado “Bolivia” (22/12/19)
Construcción de 20.000 viviendas sociales en 2020 (continuidad de programa anterior) (25/12/19)
Anuncio de que en julio de 2020 se reanudará la entrega de computadoras a docentes (contiuidad de programa anterior) (26/12/19)
El Ministerio de Culturas interviene la empresa estatal Boliviana de Turismo (BolTur) por denuncias de irregularidades (26/12/19)
Anuncian entrega de 5.587 televisores a 315 municipios durante 2020 como continuidad del proyecto “Televisión satelital libre y comunitaria para la inclusión social” (1/1/20)
El Gobierno anuncia que USAID ayudará a reconstruir tribunales quemados durante los días del golpe (5/1/20)
Áñez anuncia mayor presupuesto para el Poder Judicial, particularmente para la construcción de nuevos juzgados (5/1/20)
El Gobierno anuncia procesos judiciales contra 592 exautoridades del Gobierno de Morales. Para recuperar los activos cuestionados se creó un grupo de tareas conformado por el Ministerio de Justicia, la Procuraduría General del Estado, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Gobierno. (8/1/20)
El Ministerio de Deportes cambió el nombre del Polideportivo Evo Morales en Quillacollo por Polideportivo Olímpico de Quillacollo. También se destruyó el busto del expresidente (13/1/20)
Acuerdo con la OEA para financiar estudio para instalar una planta almacenadora de hidrocarburos en la zona sur de La Paz (13/1/20)
Firma de preacuerdo entre Gobierno con representantes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de El Alto y de la Asociación de Familiares y Víctimas de Senkata para avanzar en la aplicación del decreto de pago de indemnización y ayuda a heridos en la violencia de noviembre. (15/1/20)
Se desmantela la Escuela Antiimperialista de las FF. AA. Y sus instalaciones pasan a la Escuela Militar de Ingeniería con el nombre de “Héroes de Ñancahuazú” (16/1/20)
Traspaso de la administración del aeropuerto de Chimoré desde Aasana a los ministerios de Defensa y de Gobierno (17/1/20)
Militarización “preventiva” de calles con equipos antimotines ante posibles movilizaciones el (17/1/20)
23-1-20. El Gobierno crea “Empresa Digital”, proyecto por el cual las empresas podrán crearse en 24 horas.
Se posesiona al nuevo Presidente de Directorio de ENTEL Ibo Blazicevic Rojas (31/1/20)
El Instituto Nacional de Reforma Agraria entrega de 4030 títulos de propiedad de la tierra en Tarija (como continuidad de un proceso iniciado durante el anterior Gobierno) (2/2/20)
Representantes de las víctimas de Senkata firman un acuerdo por 100.000 Bs, como indemnización (05/2/20)
Periodista Eddy Luis Franco es posesionado como reemplazo del destituido Elio Montes en la gerencia general de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (8/2/20)
El aeropuerto de Chimoré será administrado por las Fuerzas Armadas (8/2/20)
Añéz asiste al aniversario de Oruro e inaugura edificio de YPFB (10/2/20).
ENDE denuncia al Ministerio Público que el anterior gobierno gastó Bs 6 millones en un proyecto “Guerreros Digitales” que usaban un software espia de redes sociales (17/02/20)
Áñez entrega equipamiento a centros integrales en Cochabamba (19/2/20)

Política económica: continuismo y bases para el neoliberalismo

Anuncio de garantía de pago de salarios y mantenimiento del tipo de cambio y precio de los carburantes (14/11/19)
El Gobierno de facto solicitó un crédito al Banco Central de Bolivia por Bs.2.800 millones para pagar gastos corrientes (salarios y aguinaldos). Se trata de un monto que todos los años desde 2006 se inscribe en el Programa Fiscal Financiero y se debiera utilizar para situaciones de emergencia. Durante los 14 años de gobierno del MAS no fue necesario utilizar esos recursos y por tanto nunca fueron solicitados. (20/11/19)
Se incrementa un 4% el haber básico dela escala salarial vigente de la Administración Central de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) y de la empresa Minera Corocoro. (6/12/19)
Anuncio de nueva escala tarifaria de electricidad. La nueva escala significa hasta un 55% de rebaja en la tarifa eléctrica para consumidores de más de 1000 kWh/mes en la categoría domiciliaria de los departamentos de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Tarija y Beni, sin tomar en cuenta Pando porque no recibe energía del SIN. (18/12/19)
ENTEL lanzó un plan promocional de paquetes de internet llamado “Mega Pitita” (21/12/19)
YPFB y Petrobras amplían venta de gas por 70 días y acuerdan perfilar nuevo acuerdo (27/12/19)
Rendición de cuentas públicas del ministro José Luis Parada. La misma ha sido prácticamente idéntica a la que habitualmente presentaba el anterior ministro, Luis Arce. (31/12/19)
Economía anuncia incremento salarial del 10% en 2020: “Se va a dar, vamos a analizarlo con calma”, previas negociaciones tripartitas entre Gobierno, empresarios y sindicatos (10/1/20)
Economía anunció la continuidad del Decreto Supremo 2137, lo que permitió que las entidades financieras reguladas del país, reactivaron el cobro del aporte propio de entre el 5% y 20%, para los beneficiarios de créditos de vivienda de interés social (11/1/20)
BoA suprime algunos destinos nacionales (22 vuelos de dos rutas) y amplía frecuencias y destinos internacionales. La nueva administración afirma haber ahorrado Bs 20 millones en sólo un mes (14/1/20)
El Gobierno impulsa acciones para ampliar el mercado de China y abrir los de Rusia y Chile para la producción boliviana de carne. Al primero, se sumarán a los productos bovinos los de ave y cerdo, mientras que los otros están en diferentes niveles. (15/1/20)
“Trabajan” alza salarial a policías, ya autorizado por Áñez, pero señalan que el aumento jubilatorio quedará para el próximo Gobierno (15/1/20)
Ajustes al Presupuesto General de la Nación para destinar el el 10% del mismo a Salud (16/1/20)
EMAPA firma convenio para construir una plata de acopio de granos en La Paz (continuidad de acuerdo anterior) (16/1/20)
Acuerdo entre EMAPA y la Confederación Nacional de Panificadores para mantener el precio del pan (17/1/20)
El Gobierno suspende el pago del Bono Juana Azurduy a las madres gestantes y niños recién nacidos. Este es un incentivo económico para mujeres gestantes condicionado al cumplimiento de 4 controles prenatales, parto institucional y control post parto. Para niños y niñas menores de dos años condicionado a 12 controles integrales de salud bimensual. Se anuncia el posible reinicio del pago en marzo 2020. (17/1/20)
Anuncio de elaboración de Decreto Supremo para liberación de las exportaciones, tras reunion del ministro de Desarrollo Productivo con empresarios congregados en la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) (18/1/20)
El anuncio hecho por el gobierno (ya desde diciembre 2019) de la liberalización de las exportaciones de productos agrícolas y alimentarios, generó una reacción pública de los avicultores el 29 de enero de 2020 que alertaron al país que la liberación de exportaciones de soya repercutirá en el alza de precio del pollo. (29/1/20)
La medida de liberación plena de exportaciones se tomó en fecha 22 de enero de 2020 aunque recién se publicó el decreto el 30 de ese mes (D.S. 4139) que determina que “el “Certificado de Abastecimiento Interno a Precio Justo” queda sin efecto para el despacho de las exportaciones ante la Aduana Nacional”. (22/1/20)
No se ampliará el contrato con Cuba de venta de Urea, por haber sido vendido con precios menores a los del mercado interno y se plantea su traslado de Cochabamba a los límites con Brasil para abastecer ese mercado (5/2/20)
Ministro de Hidrocarburos anuncia medidas para disminución de subvención de hidrocarburos se anuncia que se importará petróleo crudo para procesarlo en Bolivia (en la que existe capacidad ociosa). Esto reduciría los gastos entre un 30 y 40%. (6/2/20)
YPFB lanza licitación para la importación de combustibles al precio más bajo y de mejor calidad. (7/2/20)
El Gobierno paraliza la construcción de la planta Nuclear en El Alto (12/2/20)
La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA) firma convenio con el Instituto Nacional de Seguro Agrario para que los agricultores de trigo puedan acceder a un seguro agrario. (14-2-20)
El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, mediante el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), suscribieron ayer un convenio de aporte económico voluntario para agilizar el proceso de saneamiento de tierras el cual permitirá la titulación de propiedades para el sector agropecuario del departamento de Santa Cruz y de otras regiones del país. (18/2/20)
Aduanas anuncia un “perdonazo” a exportadores e importadores que mantienen una deuda tributaria con la institución, considerando los “abusos y persecuciones” de la anterior gestión. (19/2/20)

Fuente: https://www.celag.org/los-primeros-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Libia: "La guerra nunca ha estado tan cerca de Europa"

26 February, 2020 - 00:00

Seguramente muchos de ustedes pensarán que Libia, tras la discreta, eficiente, suave y rápida operación militar humanitaria de la OTAN (en la que participó España) para acabar con la "terrible dictadura" de Gadafi, necesariamente es hoy un paraíso de paz y democracia, en el que sus gentes viven felices, con abundancia y armonía. Pues no, desengáñense: Libia es un país destruído, económicamente arruinado (cuando era uno de los más prósperos de África) y en guerra y caos permanente. Por si no lo sabían, es lo que suele ocurrir cada vez que nuestros humanitarios y democráticos ejércitos ponen sus ojos sobre algún estado en el que hay algo que les interesa. No se crean lo que les cuentan en la tele. Tampoco al columnista que firma el artículo que viene a continuación, cuando evita abordar la responsabilidad europea como causante de la actual situación del país africano, o aboga por -todavía- más intervención militar en él. Nota de Tortuga.

Tabula Rasa

Diego Crescente
Analista político

Ojalá esta fuera una frase de un simple analista. Por desgracia es del Teniente General Claudio Graziano, Jefe del Comité Militar de la Unión Europea, y tiene toda la razón. Lo que se está viviendo estos días en Libia solo es imaginable en la peor de las pesadillas de los europeos.

Después de varios meses sin ninguna acción contundente, la Unión ha decidido subir un escalón diplomático en un conflicto que se desarrolla a escasos kilómetros de su frontera. Libia se ha convertido en nuestra Siria, en nuestro rincón de la vergüenza particular que, por cercano, nos corresponde afrontar con responsabilidad.

Tras su reunión del lunes pasado, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE constataron el fracaso de las conferencias internacionales en las que se ha debatido la situación de la antigua colonia italiana. El cuestionado Acuerdo de Berlín, que se supone fue alcanzado por las partes en liza, y la Conferencia de Seguridad de Múnich han puesto de manifiesto la ineficacia de una diplomacia europea bilateral y la necesidad de apostar por una respuesta común de los 27 países miembros.

Y parece que estos fracasos han tenido efecto, puesto que los mismos ministros, liderados por el Alto Representante, Josep Borrell, lograron un acuerdo político para el comienzo de una nueva operación en el Mediterráneo que suceda a la ya extinta Operación Sofía. El objetivo principal de esta encomienda será aplicar el embargo de armas impuesto a Libia por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en su Resolución 2473 (2019), que amplia, hasta junio de 2020, la anterior Resolución 2292 (2016), por la que se autoriza la inspección en alta mar y frente a las costas de Libia a aquellos buques que tengan su origen y destino en este país y sobre los que existan motivos razonables para creer que transportan armas o material susceptible de empleo bélico.

A efectos prácticos, la futura misión europea tendrá como objetivo casi exclusivo el control del armamento que se tiene constancia que está llegando a mansalva a los puertos de Misurata, Benghasi y Trípoli, pero (y realmente es lo más importante) supondrá un punto de inflexión en la política de seguridad europea en el Mediterráneo, hasta ahora dedicada a luchar contra las redes de tráfico de personas y los flujos de migración irregular en el Mediterráneo Oriental.

No será una operación fácil. Los protocolos que rigen las resoluciones mencionadas imponen a los Estados, como condición previa a la inspección del buque, que procuren de buena fe la obtención del consentimiento del Estado que ostente el pabellón del barco, como requisito ineludible para la autorización por parte del Comité previsto en la Resolución 1970 (2011).

Hasta aquí la precaria regulación internacional que, como siempre, está muy alejada de lo que ocurre mar adentro. Los protocolos tienden a no responder a la realidad. Desde la finalización de la anterior misión de la UE -recordemos centrada en los flujos de migración irregular-, el envío de material militar a Libia se ha multiplicado, incluso con premeditación y alevosía, a través de la escolta descarada de fragatas turcas en el puerto de Misurata. A modo de ejemplo, en los últimos 4 días, tres cargueros con pabellón turco (Parpali, Recep Reis 1 y Mehmet Kahveci) han atracado en este puerto. A nadie se le escapará la tensión futura que puede llegar a producirse en el momento de la identificación de un barco, por parte de un navío militar de un Estado miembro de la Unión, a otro con bandera turca, que además esté escoltado por otro buque de guerra de la misma nacionalidad.

En cualquier caso, la acción naval europea servirá de contrapeso a la presencia marítima de Ankara, que patrulla sin ningún tipo de miramiento, desde Zuwarah a Tubruq, para apoyar al Gobierno de Unidad Nacional (GNA) en su lucha por sobrevivir en Trípoli. No hay que olvidar que, a día de hoy, es el Gobierno legítimo reconocido por Naciones Unidas. La situación, internacionalmente hablando, es complicada puesto que la otra facción, el Ejército Nacional Libio (ENL), dice responder ante la legítima Cámara de Representantes libia, además de controlar de facto la mayor parte del país.

La situación ha cambiado radicalmente en apenas en mes. El ojo de Ankara no se ha limitado únicamente al mar. El flujo de mercenarios -en el mejor de los casos- procedentes de Siria se ha incrementado brutalmente espoleados por el juego estratégico entre Rusia y Turquía con presencia sobre la zona y que apoyan respectivamente a los dos bandos enfrentados. El GNA incluso contrata directamente a estos mercenarios con un sueldo muy superior al que ganaban en este país, como muy bien explica Marta García Outón, de GIASP en “Turquía en el escenario libio y principales desafíos del conflicto”.

Todo esto nos ofrece un panorama que, desde el punto de vista geopolítico, es cuando menos difícil de gestionar. A los dos bandos que luchan encarnizadamente en Libia se unen dos grandes potencias regionales como Rusia y Turquía y una altísima presencia de grupos terroristas islámicos, entre ellos Al Qaeda en el Magreb Islámico y facciones afiliadas a ‘Daesh' procedentes de Siria.

El envite europeo parece que ha entendido esta realidad y permitirá a los países que acudan al llamado político a utilizar medios aéreos, satélites y recursos marítimos que serán proyectados en la definición futura del teatro de operaciones. De ser cierto, Europa afrontaría por sí sola un mandato en una zona de altísimo riesgo que requerirá, además de las capacidades militares, un alto grado de resolución política tanto en Bruselas como en él o los Estados miembros que lideren la operación.

No descartemos, ni mucho menos, que España pueda presentarse voluntaria en concurso con otros países para dar cumplimiento a lo establecido. Los intereses de nuestro país en la región son muy importantes, como ha reflejado Elena Labrado en la revista Ejércitos bajo el título “El enemigo ausente: la posición de España en el conflicto libio”.

Europa siempre ha sido timorata. Los anhelos por dotarse de una política y de una industria europea común de Defensa siempre se han contrapuesto con una visión ‘soft' de nuestra acción exterior. A diferencia de nuestra posición en otros rincones del mundo, el problema deviene cuando descubrimos que las ondas expansivas de las explosiones en Trípoli también se sienten en Roma, Paris, Berlín o Madrid.

Es aquí cuando la conciencia de la UE se revuelve y se da cuenta de la necesidad de que la acción diplomática deba tener necesariamente una visión ‘hard'. Cuando esto ocurre, no queda más remedio que recurrir a lo de siempre: la presencia armada sobre el terreno. Confiemos en que su único efecto sea el disuasorio, por el bien de la Unión y por el bien de todos.

Fuente: https://www.lainformacion.com/opini...

Categorías: Tortuga Antimilitar

En 2018 murieron de malaria 405.000 personas en el planeta

25 February, 2020 - 00:00

Según se dice en el artículo que sigue, la malaria o paludismo afectó el pasado año a 228 millones de personas en el mundo. En 2018 mató a más de 400.000 personas. Vean qué cifras solo para esta enfermedad, la cual se da sobre todo en el mundo empobrecido, ese que a los medios de comunicación y a los ciudadanos occidentales nos importa poco o nada. Se podría hablar de otras enfermedades y pandemias también de gran impacto y morbilidad. Sin embargo estos días y desde hace semanas, los medios de comunicación alarman sin cesar con otra enfermedad, la causada por el llamado coronavirus, la cual, al menos hasta ahora, tiene una incidencia más que escasa y un índice de mortalidad también bastante bajo. Nota de Tortuga.

Las muertes por malaria bajan un 2,6 %, pero la OMS considera lentos los progresos

En 2018 murieron de malaria 405.000 personas, un 2,6 % menos que el año anterior, lo que indica progresos en la lucha contra la enfermedad pero no lo bastante rápidos para lograr los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló hoy esta agencia de la ONU.

Según su informe anual sobre la incidencia de esta enfermedad, la malaria o paludismo afectó el pasado año a 228 millones de personas en el mundo, un 1,29 % menos que en 2017, y pese a los descensos en casos y muertes las tasas de reducción en los últimos tres años son más bajas que las conseguidas entre 2010 y 2015.

"Llegan mensajes positivos desde India (con 2,5 millones de casos menos), Indonesia o Uganda, que muestran que el progreso es posible, pero necesitamos más esfuerzos y mejores herramientas para cambiar la dinámica", subrayó al presentar el informe el español Pedro Alonso, director del Programa Global contra la Malaria de la OMS.

La malaria es una enfermedad que puede ser mortal. Está causada por un parásito del género Plasmodium que se hospeda primero en un mosquito, del tipo Anopheles, y finalmente, a través de la picadura del insecto, en el ser humano.

El pasado año, el número de casos mortales bajó en todas las regiones excepto en Latinoamérica y el Caribe, por el aumento de casos en Venezuela, y en Oriente Medio-Cuerno de África, con más fallecimientos en Somalia, Yemen y Sudán.

En Latinoamérica se registraron 750.000 casos confirmados y 338 muertes en 2018 (la OMS estima que la cifra real podría ser de un millón de afectados y 600 fallecidos), frente a los 434.000 casos y las 96 muertes de 2015.

La mitad de los afectados de la región se registraron en Venezuela (con especial incidencia de la enfermedad en el estado suroriental de Bolívar), país que contabilizó 471.000 casos y 423 muertes, cifras similares a las de 2017 pero que se han cuadruplicado en un lustro.

ÁFRICA SIGUE LLEVÁNDOSE LA PEOR PARTE

Con todo, África sigue siendo la región más afectada del mundo por la malaria o paludismo, con un 93 % de los casos globales, y más de la mitad en sólo seis países: Nigeria, República Democrática del Congo, Uganda, Costa de Marfil, Mozambique y Níger.

Dos terceras partes de las muertes totales (unas 272.000) fueron de niños menores de cinco años, por lo que la OMS ha incluido en su informe especiales llamamientos a mejorar la atención médica y la prevención de estos colectivos, especialmente en el continente africano.

En este sentido, el documento de la OMS señala que en 2018 once millones de embarazadas de países africanos con casos de malaria (casi una de cada tres) estaban infectadas por el parásito que causa la enfermedad, poniendo en peligro su salud y la del feto.

La atención rápida de niños con síntomas de fiebre es esencial en la prevención de la malaria, pero sondeos realizados en el África subsahariana entre 2015 y 2018 mostraron que un 36 % de los niños febriles no reciben cuidados médicos.

Para la mejora de esta atención, "aumentar la financiación es esencial, ya que estamos lejos de los 5.000 millones de dólares que necesitamos para lograr los objetivos necesarios", subrayó Alonso, al recordar que el pasado año la lucha antimalaria sólo logró recaudar 2.700 millones de dólares.

LA ERRADICACIÓN, AÚN MUY LEJOS

La organización, en alianza con gobiernos y otras instituciones, se ha fijado el ambicioso objetivo de reducir la incidencia de malaria y las muertes en un 90 % de 2015 a 2030, algo que por ahora parece inalcanzable (las muertes sólo han bajado un 9 % en cuatro años y los casos incluso han subido ligeramente).

Pese a ello, hay espacio para el optimismo, y cuatro nuevos países fueron declarados completamente libres de malaria en los últimos dos años, dos de ellos en Latinoamérica (Argentina, Paraguay, Uzbekistán y Argelia).

Además, en 2019 tres naciones, Ghana, Kenia y Malawi, introdujeron una vacuna antimalaria en el marco de un programa piloto coordinado por la OMS con la que se busca reducir en un 40 % el número de niños afectados.

La OMS calcula que si los niveles de incidencia de la malaria y mortalidad de principios de siglo se mantuvieran en la actualidad el número de fallecidos anuales rozaría el millón (más del doble que en la actualidad) y los casos totales superarían los 320 millones, o 100 millones más.

Fuente: https://www.diariodenavarra.es/noti...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El gobierno chileno no se querella contra compradores pinochetistas de AK-47 y si contra un joven que lanzó un huevo

25 February, 2020 - 00:00

La ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, indicó las razones de por qué no aplicar Ley de Seguridad del Estado a los compradores de metralletas AK-47.

Muchísimas críticas recibió el Gobierno de Sebastián Piñera luego que no se querellara por la Ley de Seguridad del Estado contra los cinco imputados, de tendencia pinochetista y de clase social ABC1, por compra de metralletas AK-47.

Los reproches crecieron de nivel luego de enterarse que desde La Moneda sí se querellaron, pero contra el joven que le lanzó un huevo a la gobernadora subrogante de Valparaíso, Leslie Briones.

Ante esto, la ministra vocera Karla Rubilar salió al paso para explicar que, sobre los compradores de metralletas “la información que tenemos es que la Fiscalía ha declarado secreta la investigación y, por lo tanto, que nosotros podamos querellarnos todavía no es una posibilidad cierta dada la falta de antecedentes, pero por supuesto que si tenemos los antecedentes públicos que ameriten una querella por Ley de Seguridad Interior del Estado con un hecho como este la vamos a utilizar".

"En cuanto tengamos información, si es que amerita una querella por Ley de Seguridad del Estado, no le quepa la menor duda que vamos a accionar de esa manera", añadió a Radio Cooperativa.

Cabe recordar que de los cinco imputados por las compras de AK-47, con residencias en Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea, cuatro de ellos quedaron en libertad, pese a la gravedad de los hechos.

Fuente: https://www.elperiscopio.cl/noticia...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Realizada la presentación del libro de Pablo San José "El ladrillo de cristal"

24 February, 2020 - 20:35

El pasado viernes 21 de febrero, en la librería Ali i Truc de Elche tuvo lugar la presentación del libro de Pablo San José Alonso "El ladrillo de cristal. Estudio crítico de la sociedad occidental y de los esfuerzos para transformarla".

Ante una asistencia de personas del entorno cercano al autor y de público en general, Pablo San José fue desgranando una a una las motivaciones que le llevaron a escribir esta obra, haciendo un resumen de los temas abordados en la misma.

Tras la exposición hubo un diálogo entre el autor y las personas asistentes.

Más información sobre el libro y cómo adquirirlo: https://www.grupotortuga.com/El-lad...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El show del general Queipo de Llano

24 February, 2020 - 00:00

Supongo que este general asesino no se imaginaría nunca que estaría en el año 2020 dando tanto de qué hablar. En todo caso, no le gustaría que sobre sus ruines huesos toda la sociedad estuviera hablando mal, no le agradaría que su nombre estuviese todos los días en boca de jueces, creyentes, memorialistas, periodistas, políticos, sacerdotes, ciudadanos, feministas, militares… quizás Queipo de Llano querría descansar en paz, cosa que por el momento parece que no le va a ocurrir.

En estos días se ha dicho que sus restos, y los de su esposa, saldrían de la basílica de la Macarena, pero de pronto la hermandad propietaria del templo ha desmentido la noticia, señalando que no hay fecha de inicio ni de finalización del traslado. Esto es, la hermandad ha desmentido que se vayan a trasladar de forma inminente los restos de Queipo a la zona de la sacristía del templo. Mientras tanto, los memorialistas, toda la sociedad democrática en que hoy vivimos, se preguntan cómo es posible que esta situación siga coleteando sin que el gobierno tome cartas en el asunto y solucione definitivamente el caso, al igual que se han sacado los restos del sangriento general Franco del Valle de los Caídos.

Esta tardanza de la democracia española en tomarse en serio el fomento de la memoria histórica y democrática viene de muy atrás, viene, como todo el mundo sabemos, del pacto de silencio en que se fraguó la Transición. Y de aquellos polvos estos pestilentes lodos. Porque, seamos claros y sinceros, este “episodio” de los restos de Queipo de Llano no es más que la punta de un iceberg enorme, es decir, son la prueba más colorida de un abandono sistemático, intenso, crónico y doloroso de la memoria histórica en todo el país. Ahí siguen los restos de José Antonio Primo de Rivera en el Valle de los Caídos y como si nada… Las contradicciones del estado español son tantas en este ámbito de la memoria histórica y democrática que vale hablar de una complicidad directa de la estructura del estado español con la desmemoria. La apuesta del estado por el olvido es férrea.

La reposición de calles franquistas, el tachar textos de Miguel Hernández, la vuelta a los callejeros de antaño (esos que decía Rajoy que ahí han estado de toda la vida sin que pase nada…), la no exhumación de cientos de fosas, la no inscripción en los registros civiles de todos los asesinados, la inexistencia de una comisión de la verdad, los casos de Martín Villa o Billy el Niño, etc., etc. son hechos que contextualizan lo que le está ocurriendo a las ignominiosas cenizas de Queipo.

La Iglesia Católica también está implicada en este asunto hasta el corvejón. La Iglesia, desde la muerte de Franco hasta aquí, se ha dedicado a disfrazarse de víctima de la guerra civil, aireando a los cuatro vientos su martirologio… guardando silencio respecto a la alianza, más que estrecha, entre el régimen y su muy derechosa cúpula. Por supuesto, hay que reconocer que en la guerra civil fueron asesinados miles de sacerdotes y de monjas, lo cual es un hecho condenable en todos los sentidos, pero, por el contrario, la Iglesia Católica dio alas, sin descanso, al concepto de “santa cruzada” y al golpe de estado que los generales africanistas llevaron a genocida efecto. La Iglesia se llenó las manos de sangre en la contienda mediante una implicación ideológica sin cuartel. Y luego vino la connivencia con el régimen a lo largo de 40 años, y luego su Transición como víctima… Este itinerario es, como mínimo, poco o nada democrático. Y así sigue, como el caso Queipo de Llano demuestra sin ambages.

Entonces, es el caso que el franquismo social, ese que se mueve en el fondo intergeneracional de España avivado por organizaciones como Vox y otras, está adquiriendo hoy alguna fuerza política y está llegando hasta donde era previsible: la retorcida propuesta de ley de concordia, intentando derogar la legislación hasta ahora vigente en materia de memoria histórica (por lo demás, tan alicorta y tardía).

Una surrealista ley de concordia que, de estar aprobada ya, quizás podría hacer posible que Queipo de Llano permaneciera otros 90 años en la Basílica de la Macarena. ¿Será eso lo que quiere la hermandad susodicha?, ¿que el PP se atreva con el asunto y pueda obtener una victoria ideológica, cuasi bélica, sobre el rojerío de Sevilla?.

Es muy increíble que la religión del amor, la religión del Jesús de Nazareth, pueda permanecer en una actitud tan turbia en un asunto como el de los restos mortales del genocida Queipo de Llano. Se ve que el perdón y la compasión no son las características de esta cúpula eclesial, se ve que el amor no tiene nada que ver con su conducta real. Lo cual representa, aparte de algo políticamente preocupante, una propuesta moral, cultural y social retrógrada e inmovilista cuyas repercusiones a medio plazo podrían ser muy negativas.

Parece que la Iglesia Católica se empeña, mediante una cruzada medievalista digna de un estudio antropológico, en devolvernos a una vida en blanco y negro, un mundo donde ella, en la primera escena del Nodo, nos vuelva a pastorear como siempre lo hizo en el pasado desde Trento al Concordato… El no a la salida de Queipo de Llano, como la resistencia de los monjes benedictinos en el Valle de los Caídos, es una hazaña numantina a lo Santiago y cierra España, un nuevo y calculado Alcázar de Toledo que las derechas azuzan y gestionan mediáticamente para no condenar la dictadura franquista y lograr que eche a andar la tan ansiada, por ellos, Ley de Concordia. Todo está atado y bien atado por algunos viejos actores del sistema ahora decididos a salvarnos de la degradación roja (eutanasia, aborto…)

Está en juego, de fondo, en último término, lo que el historiador José Luis Gutiérrez recordó en una reciente conferencia en Jerez: que los rojos de los años 30 “habían perdido el respeto” (usando una vieja expresión de la derechona de Andalucía), es decir, que ya no estaban dispuestos a seguir tragando sapos y cantinelas absurdas que solo eran tapaderas para la dominación y la esclavitud de siempre. Hoy también le hemos perdido el respeto a una iglesia católica que se ha convertido en una correa de transmisión de las ideas más reaccionarias e inmovilistas. Hoy también hemos perdido el respeto a unos políticos y militares que quieren hacernos creer que el golpe de estado de 18 de julio de 1936 tuvo algún tipo de justificación y fundamento de derecho. Y efectivamente, hemos perdido el respeto a quienes, desde las instituciones poderosas del país, han perdido el respeto a la democracia y a los derechos humanos de todos y de todas.

Veamos cuánto más dura esa resistencia de los responsables de la basílica de la Macarena a despertar a Queipo de Llano de su dulce sueño en un país donde todavía existen títulos nobiliarios franquistas, donde el jefe del estado fue elegido por Franco, donde siguen si retirarse miles de símbolos franquistas de la vía pública, donde no ha habido ni un juicio por genocidio… Algún logro han obtenido ya, es cierto, quienes protagonizan esa resistencia, retratarse bien delante de la historia.

Fuente: http://noviolencia62.blogspot.com/2...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Carteles: " Destruye lo que te oprime. Contra las redes sociales, las nuevas tecnologías y su mundo"

24 February, 2020 - 00:00

Os adjuntamos dos carteles contra las redes sociales y nuevas tecnologías.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Disfraz

24 February, 2020 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Zaldibar debe sepultar el actual modelo de gestión como negocio de las basuras

23 February, 2020 - 00:00

Como bien dice Joxerra Bustillo en su excelente artículo Zaldibar como metáfora ”El derrumbe del vertedero no ha sido un accidente, sino que es el fiel reflejo del modelo económico depredador que padecemos en el planeta. Un modelo basado en gran medida en la generación de residuos que es preciso esconder, aunque sea al mismo lado de una autopista como la AP8. La desgracia que ha sepultado a dos trabajadores de la empresa que gestionaba el vertedero saca a la luz el abanico de miserias en que se sustenta el capitalismo neoliberal que nos toca aguantar“

Tras quince días desde el derrumbe, con dos trabajadores desaparecidos y un fuego sin sofocar, el departamento de Salud del Gobierno Vasco ha recomendado no ventilar las viviendas, cerrar las ventanas de noche, no hacer deporte al aire libre en las zonas de Zaldibar, Eibar y Ermua, y aconseja el uso de mascarillas, ya que las emanaciones de dioxinas y furanos son tóxicas y potencialmente cancerígenas.

Esto nos hace recordar que en el 2017 la plataforma de padres y madres GuraSOS advertía mediante estudios científicos que 12 sustancias tóxicas que no estaban en la Declaración de Impacto Ambiental iban a ser emitidas por la incineradora de Zubieta. ¿Os acordáis de las veces que nos machacaron diciendo que con incineradoras se acabarían los vertederos para vendernos la incineradora de Zubieta? Pues he aquí el resultado, tenemos dos incineradoras, y decenas de vertederos, la mayoría de gestión privada, que no van a desaparecer porque muchos de ellos están ligados al proyecto de las incineradoras, y todos ellos, vertederos e incineradoras, a su vez están ligadas a las carreras empresariales de ciertos jelkides.

Conviene también recordar que hace 8 años, hubo un intento serio de poner en marcha un modelo de gestión de residuos que les desmontaba la cacareada necesidad de vertederos e incineradoras, pero ellos (PNV, PSE, PP) sacaron toda su artillería mediática y consiguieron llevar el debate a su terreno, tanto partidista como de marketing mediático- manipulador, intentando ocultar el debate sobre nuestro modelo de consumo, de generación de residuos, de responsabilidad en ello, y de capacidad de reducir, eliminar y gestionar de la mejor manera- colectivamente- los residuos inevitables.

Tenemos el capitalismo tan incrustado en la piel que el pequeño esfuerzo demandado a los ciudadanos para un bien común, fue fácilmente transformado en una cuestión de ataque a la libertad individual. Cuando se pierde la visión de conjunto, es fácil dejarse manipular por ese discurso liberal que decía que el puerta a puerta coartaba los derechos individuales porque “obligaba a los ciudadanos a amoldar sus costumbres y horarios personales a un arbitrario sistema de recogida selectiva asignada a días y horas concretos, condicionando gravemente su vida cotidiana” y olvidarse que con esta apuesta no estaba solo en juego una incineradora, sino todo un modelo de desarrollo.

Los datos que Nekane Jurado nos daba allá por el 2008 eran escalofriantes: Entre 1987 y 2006 una sola generación del PNV cementó 3.283 hectáreas de Euskadi. El PNV es el principal abanderado de Euskal Hiria, el PNV y PSOE no quieren a Euskal Herria, lo que quieren es Euskal Hiria. Bajo el concepto de Euskal Hiria se esconde un proyecto que se basa en la metropolización del territorio, un proyecto que abanderando la causa de la civilización y el progreso, sacrifica el territorio y fomenta la proliferación de todo tipo de infraestructuras, es la civilización del “cuanto más mejor” que está dispuesta a sustituir tierra por asfalto, a edificar para rellenar espacios y a sacrificar en el altar de la competitividad, el presente más valioso, más escaso e imposible de reproducir: el territorio, es decir, nuestra tierra.

El caso es que, muchas veces, parece que no nos damos cuenta pero todos esos proyectos son muy importantes para el gran capital. La práctica nos ha enseñado que los sucesivos gobiernos regionales de Hego Euskal Herria (PNV, PSE, UPN) defienden el mismo modelo de desarrollo; ellos tienen bien claro que proyectos como el TAV, el Superpuerto de Bilbao, la Supersur, Variante Sur Ferroviaria, los transgénicos, la térmicas, las incineradoras… etc son de carácter estratégico, y por esa regla de tres, para nosotros y nosotras, debería de ser también de carácter estratégico intentar paralizarlos pues está en juego nuestra propia supervivencia como pueblo.

El movimiento ecologista, y Eguzki en particular, hemos destacado por una visión desinteresada, global, buscando el interés general, tanto del planeta como de nuestro entorno, defensora de las futuras generaciones, aplicando el principio de pensar global y actuar local en nuestro pueblo, siendo conscientes de que nuestra conducta- y capacidad como pueblo de gobierno y gestión de recursos- deriva en un modelo para el planeta y para las futuras generaciones (lo que se ha socializado bajo el término de “huella ecológica”. Por ello, trasladamos la siguiente pregunta: ¿Qué Euskal Herria se pretende construir en un territorio devastado, que será ya incapaz de autoabastecerse y de producir alimentos básicos?

Cuando desde Eguzki nos enfrentamos a todos esos proyectos, a los puertos deportivos, a los campos de golf o a la ocupación de nuestro escaso espacio rural por urbanizaciones dispersas, no sólo estamos defendiendo la naturaleza, también nos estamos oponiendo a la extensión de la propiedad privada a lo que nos es esencial: el agua y la tierra.

En la actual situación de nuestro pueblo, desde Eguzki, estamos luchando por poner freno a un proceso de capitalización progresiva de la tierra y del espacio que, caso de seguir al mismo ritmo, va a imposibilitar materialmente cualquier proyecto alternativo de futuro que se asiente sobre criterios de justicia social y equilibrio ecológico. Es el reto colectivo que tenemos, una sociedad que reduzca consumos, residuos y actúe con responsabilidad ante el planeta, o el negocio cortoplacista de unos pocos para ofrecer como alternativa más negocios para gestionar el problema generado.

Por ello, desde Eguzki emplazamos a informarnos, cuestionar el modelo y las causas de cada noticia o titular alarmante, cambiemos de raíz mirando a nuestra tierra, Chernobil, Amazonas, pero también Garoña, Zubieta y Zaldibar, poniendo fin a la devastación social y ecológica para ganar como pueblo, responsable de nuestra situación y generación, como gestores temporales de una parte del planeta.

La Haine

Categorías: Tortuga Antimilitar

Estibadores italianos se niegan a reabastecer el barco de 'armas' sauditas

23 February, 2020 - 00:00

Traducimos este artículo de su fuente original en inglés, empleando un traductor automático. Nota de Tortuga.

Los trabajadores portuarios italianos se han negado a cargar generadores de electricidad en un notorio buque de carga saudita sospechoso de llevar armas para usar en la guerra en Yemen.

Esta es la última de una serie de protestas de activistas contra la guerra contra el barco, ya que ha llegado a varios puertos europeos.

A finales del mes pasado, el Bahri Yanbu fue bloqueado de atracar en Bremerhaven, Alemania, después de que Amnistía Internacional buscara acciones legales a través de los tribunales. Luego se le impidió atracar en Amberes, Bélgica, por "inspectores de armas ciudadanos" antes de mudarse a Gran Bretaña, donde se enfrentó a nuevas protestas; tuvo que atracar en Sheerness, en lugar de la parada programada en Tilbury.

Navegando hacia el puerto francés de Cherburgo, el Bahri Yanbu fue recibido con más activistas con carteles que decían "Crímenes de guerra en Yemen" y "Hecho en Francia", una referencia a las armas francesas que se sospechaba que estaban cargadas en el barco. En el puerto español de Bilbao, Greenpeace informó que se había puesto material explosivo a bordo.

Los trabajadores portuarios italianos se declararon en huelga el año pasado en una disputa sobre la carga del mismo buque saudí y están planeando nuevas acciones a finales de este año. Se informó que estaban en huelga y se unieron a otras organizaciones ayer cuando el Bahri Yanbu atracó. Los sindicatos han expresado en repetidas ocasiones su oposición a la carga de "carga caliente" que está destinada para su uso en la guerra en Yemen.

Los manifestantes creen que los envíos de armas violan un embargo de la ONU, ya que podrían usarse contra civiles en Yemen, donde la coalición liderada por Arabia Saudita ha intervenido militarmente en un intento por derrocar al Gobierno de Salvación Nacional liderado por Houthi con sede en la capital, Sanaa. Riad también quiere restituir al presidente exiliado Abdrabbuh Mansour Hadi, que ha estado viviendo en la capital saudita desde que huyó de Yemen después del comienzo de la guerra. Más de 100,000 personas han sido asesinadas desde 2015, y Yemen ahora enfrenta lo que se ha descrito como la peor crisis humanitaria del mundo.

En los próximos días, se espera que el Bahri Yanbu cruce el Mar Mediterráneo para atracar en Alejandría en Egipto antes de dirigirse al puerto saudita de Jeddah a través del Canal de Suez la próxima semana.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Mody Cissoko, el joven maliense al que España devolvió a la guerra

22 February, 2020 - 00:00

Cissoko completó la travesía entre Malí y el archipiélago canario pasando por Senegal. Tras varias semanas en el CIE de Barranco Seco, fue deportado en un vuelo con destino Nuadibú. Finalmente, se le trasladó a la frontera maliense. Denuncia que no se le permitió pedir asilo.

Oliver Campo Mateos

Tiene 23 años y aficiones y gustos más que comunes en la juventud de cualquier lado. Se llama Mody Cissoko y sueña con “jugar al fútbol en un gran equipo”. Dice que es fan del Real Madrid y que “su mayor deseo” es visitar un día el Santiago Bernabéu para ver jugar a Sergio Ramos, aunque para él “el mejor del mundo es CR7 (Cristiano Ronaldo)”. Pero no va a ser nada fácil: Cissoko nació en Malí, un país atrapado en las garras de una guerra silenciada que sólo el año pasado dejó 5.000 muertos y un millón de desplazados.

Según cuenta este joven, el 19 de noviembre decidió meterse en una barcaza en busca de una vida mejor. Partió de Senegal con destino a las Islas Canarias. Cuando llegó a España el creía que estaba “a salvo”, pero no. Tres meses después fue deportado por las autoridades españolas y europeas a Mauritania. Acabó abandonado en la frontera con Malí sin agua ni comida.

Después de siete días de dura travesía por el mar Atlántico, su bote acabó tomando tierra en una playa del archipiélago. Desde allí fue trasladado al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en Las Palmas de Gran Canaria donde pasó encerrado 54 días hasta la madrugada del 20 de enero. Aquella última noche, Cissoko descansaba en su celda cuando oyó unos golpes en la puerta, esta se abrió y apareció una mujer escoltada por dos policías que les saludó en francés antes de anunciarles lo siguiente: “Mañana os vais a Mauritania. Vuestro vuelo está previsto a las 11”. Sus seis compañeros y él se miraron atónitos ante lo que acaba de suceder. No encontraban explicación y la preocupación se instaló entre ellos a la espera de nuevos acontecimientos.

“Después de varios días encerrados, nos esposaron y nos subieron a un autobús para llevarnos a la frontera con Malí. Una vez allí, me las arreglé para salir a toda costa”

El joven recuerda que cuando el reloj marcaba las once en punto, una veintena de agentes de policía reunieron a 46 internos, “nos ataron las muñecas con unas cuerdas, de dos en dos, y nos trasladaron al aeropuerto. Hasta la hora de la comida no nos desataron las manos”. La siguiente parada sería Nuadibú. “Una vez aterrizamos en Mauritania nos llevaron a la policía y estos nos transportaron a un centro donde pasamos tres días sin agua ni comida. Después de varios días encerrados, nos esposaron y nos subieron a un autobús para llevarnos a la frontera con Malí. Una vez allí, me las arreglé para salir a toda costa”.

Tuvo suerte. Ya en territorio maliense, Cissoko fue acogido por su amigo Mohamed en la casa que este tiene en Bamako, capital de Malí. Actualmente reside con él, pero el miedo está presente cada día: “Aunque estoy en casa no estoy seguro. Hay muchos bandidos en las calles”.

Casi 3.000 migrantes llegaron a Canarias en 2019

El ascenso de llegadas de migrantes a las Islas Canarias en los últimos meses ha encendido las alarmas en el seno del Gobierno central. En el pasado mes de enero llegaron más de 700 personas y en 2019 las llegadas se cifraron en casi 3.000, según datos del Ministerio de Interior. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) 16 migrantes perdieron su vida este último año cuando intentaban alcanzar las islas. Nueve de ellos se ahogaron después de que su patera volcara en los primeros días de noviembre frente a Lanzarote debido a las malas condiciones del mar. La amplitud del área y la dificultad a la hora de seguir la trayectoria de las embarcaciones, empuja a temer que haya un subregistro de las muertes en esta vía.

Respecto el repunte de la afluencia a las islas, no se recuerda algo parecido desde el año 2006 con la denominada ‘crisis de los cayucos', esos días llegaron a Canarias más de 31.500 personas en unas embarcaciones desvencijadas que se aventuraban a surcar las aguas del mar Atlántico poniendo sus vidas al servicio de sus sueños.

Esto ha llevado al Ministerio de Interior a reactivar las deportaciones a Mauritania, amparadas en el acuerdo de readmisión que ambos ejecutivos sellaron en 2003. Las autoridades mauritanas aceptan a sus nacionales y aquellas personas de terceros países siempre que se “acredite” que han transitado por su territorio. Desde el pasado mes de junio han partido siete vuelos a Mauritania, todos ellos documentados por el Defensor del Pueblo.

En el avión de Cissoko —que fletó la Agencia Europea de Fronteras (Frontex)— viajaron otros 33 malienses. Siete días más tarde, en otro vuelo, el 27 de enero, expulsaron a 42 personas y entre estas había 38 oriundos de ese país, según los informes de los técnicos del Defensor del Pueblo. Por su parte, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, defendió esta medida hace unos días en Rabat: “No van a Mali, sino que van a Mauritania”.

En cambio, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, ha mostrado su preocupación ante la recurrente repatriación de ciudadanos malienses. “La continua inseguridad ha debilitado la autoridad de las instituciones estatales en algunas partes del país, particularmente en las regiones norte y central. Civiles, políticos, funcionarios públicos y fuerzas de seguridad están siendo objeto de ataques y asesinatos”. En esta línea se han pronunciado diferentes ONG que han pedido que se investiguen estas expulsiones y “que se suspenda esta práctica contraria al derecho internacional”.

La Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) considera “que estas personas, en ningún caso, deben ser expulsadas o devueltas a situaciones donde su vida o su libertad estén bajo amenaza. Y, aunque hayan tenido la oportunidad de solicitar protección internacional y no lo hayan hecho, no se puede poner sus vidas en riesgo con una deportación a un país tercero a sabiendas de que su destino final será un país en conflicto”.

Los Cies como “cárceles de la dictadura”

Las situaciones de violencia y las imágenes del tortuoso viaje a mar abierto se han quedado grabadas para siempre en la retina de este joven maliense, por esto denuncia con insistencia que su abogada de oficio no le informara de su derecho a pedir asilo en España, trámite que podría haber evitado su deportación del país. “Nos dieron un documento donde al parecer nos informaban de nuestros derechos, pero yo no conozco el idioma”.

Según ha podido saber este periodista, en el último auto judicial emitido por el magistrado Arcadio Díaz Tejera, quien actualmente dirige el Juzgado encargado de controlar los CIE en las islas, se ponen en cuestión las condiciones de los migrantes en estos edificios. “Los internos en el CIE han estado desatendidos de todo asesoramiento jurídico durante su estancia”. A continuación, se puede leer que “los olores y los ruidos siguen siendo los mismos que los de una cárcel, pero no una de las cárceles de la democracia parlamentaria, sino que mantiene la estética, los olores y los ruidos de las cárceles de la dictadura”.

Cuenta Cissoko que afrontar la vida no es fácil tras haber perdido a su madre, su única familia. Además, se vio obligado a vender las vacas que esta le dejo para costearse el viaje a España, que alcanzó la cantidad de 1.000.000 de francos (algo más de 1.500 euros). “Nuestro país está en guerra así que necesitaba buscar una salida. Decidí coger un coche y marcharme yo solo a Senegal a través de Mauritania. Una vez en Senegal conseguí algo de comida y me subí a una barca con otras 35 personas. El cuarto día en el mar se acabaron las 16 latas de gasolina que llevábamos y no sabíamos que hacer, pero de repente avistamos un pequeño bote con 6 o 7 personas incluyendo una mujer y un niño pequeño. Les pedimos que nos prestaran gasolina y, aunque al principio nos tenían miedo, finalmente nos lanzaron una lata al agua y pudimos continuar nuestro camino hacia España”.

Cissoko relata dolido que “lo que hicieron las autoridades españolas fue un asesinato” y solicita que la embajada española le permita pedir asilo sin tener que poner su vida en riesgo en el mar. De no conseguirlo así se volverá a lanzar al Atlántico. “Sufrí mucho en el mar, pero no puedo quedarme en Malí. No quiero ir a España porque es un país agradable. No. Lo hago para encontrar una mejor situación y estudiar para servirme en la vida. Eso es todo.”

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/migra...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La ministra española de defensa anuncia la incorporación de 7.000 nuevos militares a las Fuerzas Armadas

21 February, 2020 - 00:02

El gobierno español vuelve a cometer el error de redimensionar al alza el ejército, mostrando no haber aprendido la lección de los problemas del pasado. Pero más allá de estas cuestiones de gestión ilógica e ineficiente, cabe hablar de que el ejército es una institución perfectamente prescindible toda ella, cuya desaparición causaría un gran bien a la sociedad. Aunque la cuestión que a nuestro colectivo le parece más importante va más allá de la utilidad y del beneficio o perjuicio. El militarismo, en sí, no solo es inmoral: también es criminal y como tal debe ser abolido. Nota de Tortuga.

europa press

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha anunciado este jueves la elaboración de una nueva plantilla de las Fuerzas Armadas hasta alcanzar los 127.000 efectivos, lo que supone un aumento de alrededor de 7.000 militares a distribuir entre el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire.

Robles ha anunciado este incremento de la plantilla militar durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso, donde ha señalado el personal como el pilar básico de las Fuerzas Armadas. "Son profesionales comprometidos con servir a España defendiendo los valores de la Constitución y la Carta de Naciones Unidas, con preparación y mucha generosidad", ha alabado.

Las Fuerzas Armadas sufrieron un importante recorte de personal durante los años de crisis económica. Ahora, Robles ha anunciado que se trabaja en revertir esta situación con el objetivo de atender las necesidades "cuantitativas" de los Ejércitos y la Armada y alcanzar los 127.000 militares a distribuir por Ejércitos, escalas, cuerpos y empleos.

Esto supondría un incremento de alrededor de 7.000 efectivos. Con fecha de 31 de diciembre de 2018, las Fuerzas Armadas contaban con un total de 119.921 profesionales -42.263 de carrera, 76.584 de tropa y marinería y 1.074 de complemento-, según los últimos datos estadísticos publicados por el Ministerio de Defensa, consultados por Europa Press.

En este contexto, Robles han insistido en el compromiso del Ministerio de Defensa con atender las necesidades de las Fuerzas Armadas con una apuesta "firme" apcon potenciar el talento y la vocación de servicio de los militares, con una igualdad efectiva entre hombres y mujeres y su desarrollo profesional.

Militares de 45 años

Pero además, Defensa trabajará en buscar "la excelencia", tanto en la etapa formativa como en los ascensos y el desempeño de los distintos destinos dentro de cada unidad. "Todo ello con una carrera que les motive y que les dé oportunidades de crecimiento profesional", ha manifestado.

En este punto, ha dedicado un apartado a repasar las actuaciones dirigidas a los militares de tropa y marinería que deben abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años, entre las que ha reiterado el estudio abierto por el Ministerio para que estos puedan ocuparse de determinadas actividades ahora externalizadas.

Además, ha destacado la adecuación de los currículos formativos para facilitar a todos los efectivos la constitución de los títulos de Técnico de Grado Medio, facilitando así su retorno al mercado laboral civil, y ha apuntado un incremento del número de plazas para el acceso a permanente de los militares de tropa y marinería o el trabajo con otras administraciones para la reserva de plazas una vez que dejan la carrera militar.

Robles ha dedicado también un apartado a las políticas de igualdad y conciliación y ha destacado la construcción de nuevas guarderías en los cuarteles, el apoyo a los heridos y familias de los fallecidos o los denominados "planes de calidad de vida" con actuaciones como la instalación de redes wifi o medidas de igualdad y conciliación en todo el ámbito ministerial.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas