Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 14 min 36 seg

Marta Peirano: "El 5G es una gran trampa para espiarnos, nos están engañando a todos"

5 July, 2019 - 00:00

Marta Peirano es una de las voces más respetadas en nuestro país sobre privacidad y seguridad en internet. Ahora publica el libro "El enemigo conoce el sistema". Hablamos con ella.

Manuel Ángel Méndez

Marta Peirano se queda congelada mirando la pantalla apagada de su móvil. Por unos segundos ha entrado como en shock. "Me acabo de dar cuenta que esta mañana quité las pegatinas de las cámaras y no las he vuelto a poner". Peirano, periodista, escritora y una de las voces más respetadas en nuestro país sobre privacidad y seguridad en internet, no da un paso sin las cámaras de su móvil y portátil totalmente cubiertas. No es paranoia ni postureo. 'Hackear' hoy en día el micro o la cámara de un 'smartphone' es cosa de niños. Lo hizo hasta la LaLiga. Para ella, colega de Snowden y una de las mayores críticas del millonario negocio que han montado Facebook, Google o Amazon a costa de nuestros datos, proteger la privacidad es lo último que nos queda. Y ya ni eso. "Con el 5G, despídete".

El discurso de Peirano para algunos suena a puro delirio. Para otros es la lectura más fina y valiente de lo que de verdad se esconde tras la maquinaria de las grandes tecnológicas paridas en Silicon Valley. "Internet ya no es una red que conecta a todo el mundo con todo el mundo. China es un internet aparte. EEUU es una internet aparte. Y Europa es una internet aparte. Por eso se pelean por ver quién desarrolla el 5G. Internet, tal y como surgió, ya no existe ni va a exisitir, habrá diferentes redes conectadas a diferentes empresas", explica en una entrevista con Teknautas. Es solo una de las teorías que desarrolla a base de ejemplos, datos y bofetadas en su último libro, "El enemigo conoce el sistema" (Debate) que sale a la venta este jueves. Hablamos con ella.

PREGUNTA. Su definición de internet desasosiega. Asegura que se ha convertido en una herramienta de manipulación de masas. ¿Por qué?

RESPUESTA. Internet está dominado por un modelo económico basado en la extracción de datos para la manipulación de personas con el fin de venderles objetos, servicios, experiencias, candidatos políticos... Y está en manos de cada vez menos empresas que pelean entre ellas a muerte por dominar ese mercado. Los gobiernos de hecho son clientes de esas compañías y usan sus infraestructuras para controlar a la población, producir 'fake news' o perseguir a disidentes.

P. El libro empieza fuerte. Sobre Facebook: "Su principal gasto no tiene que ver con la innovación, sino con la compra de gobernantes para que les deje explotar el planeta, explotar a los trabajadores y explotar a los usuarios para ganar dinero".

R. Una de las formas de ver toda la infraestructura que está detrás de internet es como un gasto energético. Cada vez que le das al me gusta, subes una foto a Google o envías un mensaje idiota con un emoticono, usas esa infraestructura que consume una gran cantidad de energía. ¿Explotación de empleados? Facebook subcontrata muchísimo en EEUU y fuera, en ciudades como Barcelona. En estos sitios los empleados están sujetos a horarios infernales y, sobre todo, a un trabajo que en la mayor parte de países civilizados estaría prohibido: ver decapitaciones, gente torturando animales, vídeos de adultos manoseando niños... Sobre la explotación de los usuarios, más allá de cómo usan nuestros datos, hay un ejemplo: Facebook te hace etiquetar a todo el mundo solo para perfeccionar su algoritmo. Ha explotando tanto a los usuarios para esto que su algoritmo de reconocimiento facial es uno de los más infalibles del mundo, con una precisión del 97%, más que el del FBI o la gente que lleva años dedicándose a esto. Y todo porque ha tenido a sus miles de millones de usuarios etiquetando fotos durante 15 años.

P. Facebook, Google o Apple se llevan las críticas, pero usted anima a culpar antes a gente como B. J. Fogg, uno de los primeros investigadores de Stanford en dar con la tecla de cómo engancharnos al móvil. Silicon Valley se frotó luego las manos.

R. Hablo de Fogg porque fue de los primeros que ha aplicado teorías del conductismo al mundo digital actual. Mucha gente me dice, ¿por qué nos dejamos espiar así, somos idiotas o qué nos pasa? No creo que seamos del todo responsables de lo que nos pasa porque la pelea contra el poder de estas aplicaciones es muy desigual. Estas empresas contratan a cientos de genios para componer un pedazo de código cuya función es mantenerte pegado al móvil durante el mayor tiempo posible. La gente tiene que ser consciente de que estas aplicaciones no son inocuas, están diseñadas literalmente como máquinas tragaperras, para ser irresistibles, no porque ellos quieran crear adictos, sino como consecuencia de su modelo de negocio, que consiste en extraer datos. Y para que ese modelo funcione, necesitan tenerte colgado del móvil.

P. El Pentágono inventó internet y luego la CIA y la NSA invirtieron muy al inicio en Google. ¿No empezó todo ahí?

R. Sí, y me cuesta resistirme a la ironía de que el problema que tenemos ahora, después de 20 años, sea la vigilancia, cuando se trataba en un principio de una infraestructura creada para vigilar los movimientos del Viet Cong. La semilla de la vigilancia es parte del concepto mismo de la red.

P. Luego vinieron otros visionarios. En su libro nombra a Steve Jobs, pero lo califica de tóxico.

R. Jobs era un genio, un visionario absoluto, pero un genio del mal: siempre puso su genialidad al servicio de su propio beneficio. Si lo comparas con Richard Stallman, por ejemplo, que también es un genio, él ha usado su don en beneficio de lo común. Creó un sistema y un movimiento irrepetible, el del software libre, en el que obligaba a que todo el mundo saliera ganando.

P. Hay mucha controversia sobre si realmente existe o no la adicción a internet. ¿Cómo puedo saber si estoy enganchado?

R. No creo que exista la adicción a internet sino a las aplicaciones, a WhatsApp, Instagram o Twitter. Están diseñadas para que sientas que están pasando cosas ahí y que tú necesitas estar pendiente porque si te quedas fuera te quedas fuera para siempre. Están creadas para que tengas miedo a quedarte atrás. Entras el metro y está todo el mundo pegado a su pantalla. Si eliminas al 32% de quienes están jugando al Candy Crush, que también está diseñado para ser adictivo, la mayor parte de la gente está en su Facebook, en su Instagram etc.

P. ¿Qué hay de malo en eso? Igual se están informando, leyendo, están aprendiendo cosas nuevas. ¿En qué punto pasa a ser eso un problema?

R. Cuando no sabes hacer otra cosa. Yo estoy suscrita a una revista de papel, hace unos años me la leía del tirón, ahora la leo y estoy todo el rato deteniéndome para mirar cosas en el móvil. Y eso que hablamos de una revista de papel. Como estés leyendo online, olvídate. La gran mentira es que pensamos que somos adictos al contenido, a la información de fútbol, cocina, economía, tecnología... lo que sea. La realidad es que somos adictos a la aplicación.

P. Oficialmente no está reconocido ni demostrado que exista adicción a internet o a las aplicaciones. No se ha incluido en la 'biblia' de las adicciones, el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5) y, además, todo indica que quienes sufren casos de extrema dependencia de internet o de las 'apps' es porque es manifestación de trastornos ya existentes como ansiedad o depresión. ¿Estamos culpando a la tecnología cuando el problema lo tenemos nosotros?

R. Las estadísticas de los últimos años sobre depresión adolescente vinculada con el uso de redes sociales son contundentes, hay una relación altísima. Hay países como Reino Unido donde se ha creado un ministerio de la soledad. El mismo proceso de segmentación en el que tú prefieres encontrarte online con gente que solo comparte tus mismos gustos, que te valida como persona, genera que en cuanto sales de ese entorno y no hay gente que te valide todo el rato, te vas aislando cada vez más porque no te hacen sentir cómoda.

P. ¿No cree que eso le ocurre a una minoría de la población y que es por la existencia de problemas psicológicos previos que la tecnología solo amplifica?

R. No, no estoy de acuerdo. ¿Has estado últimamente en una fiesta de cumpleaños de adolescentes? Te encuentras con que están todos sentados mirando su móvil. Se lo están pasando guay, pero están todos con su móvil, algunos de ellos hablando con otros que tienen al lado, pero a través del móvil. Ellos identifican que se lo están pasando bien, pero no es lo mismo estar entretenido que estar comunicándote. Creo que ese tipo de relación social hará que no tengan los vínculos donde los necesitan, que es en su entorno, en su proximidad.

P. Nuestra capacidad de atención en el 2000 era de 12 segundos. Ahora es de ocho, menos que un pez de colores. ¿Es este el verdadero problema que ha traído internet?

R. Creo que es un síntoma. La clave de todo esto es que somos vulnerables a determinado tipo de estímulos y hay una industria que contrata a genios para explotar esa vulnerabilidad. Y ha pasado tan deprisa y ha sido tan guay que hemos sido incapaces de evaluar el daño que nos está haciendo. Todo esto nos ha hecho darnos cuenta que, uno, no somos multitarea y dos, y más importante, esta dependencia nos hace infelices. Lo que hemos aprendido de múltiples estudios psiquiátricos y psicológicos en la última década es que estar constantemente interactuando con un dispositivo, por mucha satisfacción que te genere a corto plazo, en realidad te produce una gran infelicidad. Te desconecta de la gente. Conduce a un estado de soledad, te aísla de las personas.

P. Es tan grave como suena pero, aún así, seguimos usando los móviles, las 'apps' y aparentemente nos da igual. ¿Por qué?

R. Pensamos que no tiene consecuencias, pero no lo pensamos de manera racional. Yo lo comparo siempre con el tema del tabaco. Sabemos que da cáncer pero seguimos fumando. Es una paradoja estudiada por psicólogos durante años y la conclusión a la que han llegado es que aunque sepas algo racionalmente, en realidad no la sabes de verdad, porque cada vez que te fumas un cigarro no te da cáncer. La manera de entender esto es que cuando acercas la mano al fuego te quemas, cuando la acercas a un cuchillo te cortas. Pero cuando te fumas un cigarro no ocurre nada. Pasa parecido con nuestros datos: pensamos que no tienen valor, que si no soy rico o famoso, no tengo nada que ocultar, que da igual que sepan mi ubicación, mis gustos... No se dan cuenta que esos datos son retroactivos.

P. ¿Cómo se puede volver esa recopilación de datos en nuestra contra?

R. De muchas maneras. Todas estas aplicaciones están vendiendo información sobre ti que se concentra en distintos lugares. Por ejemplo, empresas de seguros. En países con seguridad social privatizada, el precio que pagues para tener asistencia médica variará mucho dependiendo de la información que tengan sobre ti. Y otro ejemplo que enfada mucho a la gente: yo no pago lo mismo que tú por un billete de avión porque vivimos en distintos barrios, ganamos diferente, yo viajo de una forma y tú de otra... Todos esos datos determinan el precio que pago, que será mayor o menor que el que paga el de al lado.

P. De usar aparatos como el Apple Watch o pulseras de actividad, mejor ni hablamos, ¿no?

R. Me parece una locura. La información sobre tu salud es lo más protegido que hay. Una vez las conté: hay 54 leyes diferentes en España protegiendo nuestros datos sanitarios. Algunas europeas, otras regionales, otras nacionales. ¿Y la gente qué hace? Se pone una pulsera que lo mide todo y se lo envía a Apple o a otra compañía estadounidense. Entiendo que alguien compre estos dispositivos: si sé lo que como y lo que camino, puedo modificar mi conducta para estar más delgado o más sano. Pero lo que te estás diciendo a ti mismo es que eres una máquina, y esto no funciona así.

P. En su libro define Twitter, WhatsApp o Facebook como máquinas de propaganda infinita, lugares donde más y más gente se forma su opinión en lugar de acudir a los medios.

R. Creo que ahora mismo estamos divididos entre la gente que lee los medios, la prensa, y los que leen cosas que le llegan por redes. No es una línea divisoria clara porque mucha de la gente que lee medios en realidad llega a ellos a través de redes sociales. El problema es que la redes crean una visión del mundo diseñada para ti a partir de todo lo que saben de ti. Es lo que se llama filtro burbuja: pensamos que somos nosotros los que elegimos fuentes de información que nos generan confianza o nos dan la razón. No es así. Tú no vas a buscar las noticias, las noticias te buscan a ti. Todos pensamos que estamos leyendo lo mismo, pero en realidad leemos cosas que han sido seleccionadas para nosotros por un algoritmo.

P. ¿Qué hacemos? ¿Cuál es la solución para evitar esto?

R. Creo que la solución es legislar. Ahora tenemos una regulación europea de protección de datos, que es la más estricta del mundo, y sin embargo no la podemos ejecutar. Pero es la única salida. También se pensaba que era imposible regular los paraísos fiscales, pero ha habido avances.

P. La guerra entre China y EEUU con Huawei y el 5G de por medio, ¿es una batalla económica, una batalla por el dominio de los datos, o ambas a la vez?

R. La clave no es económica. EEUU no puede competir con China en precio, Huawei está vendiendo sus redes 5G muy baratas. La clave está en que el 5G no es como la infraestructura tradicional de internet, basada en los protocolos de TCP/IP, que era el sistema diseñado en los 80 precisamente para impedir que los dueños de las infraestructuras, en ese momento las operadoras de telefonía, tuvieran control sobre el tráfico de datos. El 5G deja pleno control de todo. ¡Por supuesto que se están peleando por dominar esta infraestructura!

P. No hay pruebas de que Huawei sirva de puerta trasera para el espionaje chino y, aún así, EEUU lo usa de excusa para mantener su batalla.

R. Es tan lógico pensar que Huawei pueda enviar datos al gobierno chino como que cualquier compañía estadounidense tecnológica lo haga para su gobierno. Ahora mismo se están peleando por Europa, somos la parte del mapa que no se tienen repartida. Todo el mundo en Europa tiene contratos firmados con Huawei pero si eso se deshiciera sería una brutal victoria para EEUU. A Europa ahora mismo no le queda más remedio que elegir que le chuleen los americanos o que le chuleen los chinos. Para mi el problema está en creer que necesitamos una infraestructura 5G.

P. ¿No cree que será un gran avance tecnológico?

R. No, creo que la infraestructura 5G es una necesidad creada para la explotación de datos. Nuevamente, no creo que su objetivo sea servir al bien común sino tener un control absoluto y mucho más granular de todo lo que pasa en el espacio en el que opera. Es una red de vigilancia mucho más densa y rápida. Nos venden que con el 5G habrá coches autónomos, operaciones quirúrgicas a distancia... cuando en realidad tienes problemas comprando un medicamento en una región que no es la tuya. ¿Qué realidad nos están vendiendo? En realidad nos están engañando a todos, el 5G es una farsa, es una gran trampa para espiarnos.

Lo que de verdad implica es que todas nuestras infraestructuras críticas van a estar gestionadas por un gigante de EEUU o China que ni siquiera paga impuestos o cumple la legislación en el sitio en el que opera. Cualquier infraestructura crítica que usemos en Europa debería ser desarrollada en Europa, aunque solo sea por cumplir la normativa europea. Mira el caso del incendio de Seseña. Llevamos un año esperando a que Google facilite los datos. Hace un año que tenemos una regulación europea que dice que los datos generados por usuarios europeos tienen que quedarse en territorio europeo y tienen que estar legislados por la normativa europea. Google se la salta por completo. Es así de sencillo: no puedes regular una infraestructura cuando no es tuya.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecn...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Muere un joven en un centro de menores de Almería al que se le aplicó un protocolo de contención por "agresividad"

4 July, 2019 - 00:05

Se investigará si estas medidas del protocolo se aplicaron conforme a dicho plan. Las acusaciones de maltrato en el centro se remontan a 2012. En 2015 varias familias denunciaron el trato vejatorio a los menores: "Una vez le tuvieron amarrado cuatro horas, con la luz apagada, sin darle de beber", confesó una de las madres a 'Público'.

Un joven de 18 años ha muerto en el centro de menores Tierras de Oria en Almería tras aplicarle el protocolo de contención ante una "situación de agresividad". El Juzgado de Instrucción Único de Purchena ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte.

Se investigará si estas medidas del protocolo se aplicaron conforme a dicho plan, que establece que se debe inmovilizar y atar sobre una cama de hierro a los menores.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha instado a esperar el resultado de la autopsia y ha señalado que se les informó del fallecimiento, sobre las 15.30 horas, de nacionalidad marroquí, que tenía convulsiones y que sufrió una parada cardiorrespiratoria en el citado centro.

Denuncias por maltrato

En 2015, el centro Tierras de Oria fue acusado de maltrato a los menores. Ese año varios padres denunciaron el trato vejatorio y la aplicación del protocolo de contención de forma agresiva. "Una vez le tuvieron amarrado cuatro horas, con la luz apagada, sin darle de beber", confesó una de las madres a Público.

Otra de las madres aseguraba entonces que a los menores "les dan un rollo de papel higiénico cada 15 días y en invierno les obligan a ducharse con agua fría. No les dan pasta de dientes y ahora ni siquiera dejan que se la llevemos nosotros", explicaba. "No sé dónde irá a parar el dinero que invierte la Junta de Andalucía en

En febrero de 2015 se difundió un vídeo en el que se podía ver a dos menores atados a una cama, llorando y gritando: "¡Dadme agua, por favor, os lo pido!" Un vídeo que la Junta quiso despreciar al afirmar que "estaba manipulado y que el centro de menores de Oria actuó aplicando la ley”.

Sin embargo, las acusaciones de maltrato se remontan a 2012. La Delegación de Gobierno de la Junta en Almería tuvo que abrir un expediente para investigar su funcionamiento después de que la familia de un interno denunciara "continuadas represiones físicas y verbales".

Un menor murió en un centro de Melilla

Sin embargo, esta nueva muerte pone en el punto de mira a estas actuaciones en los centros de menores ya que en 2017 Mamadou Barry, de 17 años, murió tras pasar 20 días en coma en el Hospital de Melilla después de que fuera inmovilizado por el personal del seguridad del centro.

Barry sufrió una parada cardiorrespiratoria. El Defensor del Pueblo apreció "cierta rudeza" por parte de los responsables de llevar a cabo el plan de contención tras investigar el caso.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Salud y militarismo

4 July, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cansancio y control

3 July, 2019 - 00:00

Retomando el último texto publicado en el blog, sigo dándole vueltas a como parece ir evolucionando el modelo social en el que estamos inmersos y las diferentes consecuencias que eso tiene para nosotros.

Hablaba de esa sociedad de la cadena de montaje, de la fábrica, de su rigidez de valores, en definitiva, de esa sociedad tan atada en corto. Así en ese momento se podía ver claramente aquello que más la definía en ese aspecto.

Una sociedad de control delimita claramente con sus muros físicos lo aceptable de lo inaceptable, convirtiendo así en locos y/o criminales a todos aquellos que no encajan en el estrecho marco de acción que estable. Sus parlamentos, sus cárceles, cuarteles, hospitales, colegios,… se encargan perfectamente de esta función. Sin embargo, toda esta maquinaria es harto pesada de mantener engrasada y a pleno rendimiento. Y vemos como, poco a poco, con la aparición y el predominio de ese nuevo modelo donde la fábrica pierde peso y la economía financiera (con todo lo que implica) se hace dueña y señora, surge la necesidad de acotar su funcionamiento para tan sólo casos especiales. Adoptando una nueva forma para su desempeño diario mucho más “económica” y que consume menos recursos y, por tanto, que la proporción del pastel a repartir entre las élites sea mayor. Una forma de control que es una “consecuencia natural” (así lo predisponen las teorías científicas) de la sociedad de consumo y del emprendimiento en la que estamos hundidos hasta el cuello.

Ahora el controlador ya no es externo, nosotros mismos nos encargamos de realizar esta labor. Y parece que lo hacemos realmente bien. La verdad es que nos lo ponen fácil. Basta con hacernos creer que lo tenemos todo a nuestro alcance, que cualquier hijo de vecino puede ser el nuevo rey del mambo y llevar una vida de lujo para que entreguemos todo nuestro arsenal de rebeldía interior. Miedo, avaricia, idiotez… razones múltiples que conducen al mismo lugar: sumisión a las reglas que otros han diseñado para nosotros.

Abandonada toda esperanza, nos lanzamos a la carrera por los senderos marcados, sin darnos cuenta de que todos son circulares. Todos nos llevan al punto de inicio, o lo que es lo mismo, a ninguna parte. Porque en esta sociedad, el final de la carrera es la muerte, sólo con el movimiento perpetuo puedes mantenerte a flote dentro de ella. Aunque eso signifique cronificar un cansancio vital que nos lleva a una especie de suicidio del espíritu, a una vida artificial, vacía. Ese cansancio vital es uno de los mayores factores de control en este nuevo modelo. A veces, lo podemos identificar como conformismo o apatía, pero en cualquier caso, eso no surge de la nada. Nace de una estrategia predeterminada por la que la velocidad se ha apoderado de todas nuestras acciones, no sólo produciendo beneficios para los capitalistas sino que también en todo aquello que debiera definirnos: el amor, la reflexión, la lucha y la resistencia, el compromiso… todo debe hacerse rápido, todo nos cansa en extremo. Así, es difícil no caer en el fracaso una y otra vez. Así es como nos sentimos cada vez más cansados, más derrotados, más predispuestos a controlarnos y ser controlados. Nos conduce a un inmovilismo vital que nos encierra en nosotros mismos o, en el mejor de los casos, en pequeños grupos humanos creados alrededor de una idea común que con el paso del tiempo se vacía de significado, si es que alguna vez lo tuvo.

El bucle puede no tener fin, quién sabe. Lo único cierto, al menos para mí, es que pasan los años y nada parece cambiar, nada hace sospechar que podamos ser capaces de romper sus paradigmas, sus estrategias. Aunque siempre he creído que en la derrota es donde uno empieza a vislumbrar la esperanza.

Fuente: https://quebrantandoelsilencio.blog...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un informe revela la gigantesca huella de carbono que dejan los militares estadounidenses en el planeta

3 July, 2019 - 00:00

Brian Kahn

Hay muchos superlativos que pueden usarse para describir a los militares de Estados Unidos. Representa la mayor parte del presupuesto federal. Es extremadamente bueno matando gente. Y también es un prolífico emisor de carbono y un usuario de aceite en serie.

Un nuevo informe del Instituto Watson de Brown examina la huella de carbono diaria del Pentágono, el uso de petróleo y la cantidad de carbono que ha emitido la interminable Guerra contra el Terror. Muestra que si bien los militares son progresivos en términos de reconocer la amenaza que el cambio climático representa para el mundo, también es una gran parte del problema. Y si bien esto representa uno de los análisis más exhaustivos de la cantidad de carbono que emiten los militares, es probable que no capte lo contaminante que es el Pentágono.

El ejército es notoriamente cauteloso acerca de su huella de carbono. El Protocolo de Kyoto, el precursor de 1997 del Acuerdo de París, exigía que los países desarrollados del mundo rindieran cuentas de sus emisiones, pero dejaron una laguna notoria para optar por informar o reducir las emisiones militares. (La laguna fue diseñada por EE.UU., que luego, por supuesto, no firmó el tratado). El Acuerdo de París cerró esa laguna, aunque no dice nada sobre la reducción de la huella de carbono militar de los países. El Departamento de Defensa tiene una enorme flota de vehículos, gestiona aproximadamente medio millón de instalaciones y tiene un gran amor por el secreto, lo que crea más obstáculos cuando se trata de estimar su impacto ambiental.

El nuevo informe recorre los registros públicos del Departamento de Defensa sobre su uso de combustible, así como la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía, que rastrean las emisiones de carbono de todas las agencias federales. Los hallazgos muestran que desde el 11 de septiembre, los militares compraron un promedio de 120 millones de barriles de combustible fósil por año. En 2017, emitió 59 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. Si fuera un país, los militares serían básicamente Portugal.

“La máquina de guerra está sedienta de petróleo”, dijo a Earther Neta Crawford, científica política de la Universidad de Boston que escribió el informe. “Eso es así debido a su necesidad de movilidad y operan en áreas con temperaturas extremas. Necesitan mucha energía. Bueno, “necesidad” debería estar entre comillas”.

En el frente de las emisiones de carbono, el informe estima que la campaña Guerra contra el Terror que los militares de EE. UU. lanzaron a raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre son responsables del 35 por ciento de todas sus emisiones en el siglo XXI. El informe señala que el Comando Central de Estados Unidos, el centro de comando responsable de las operaciones militares en el Medio Oriente y, por lo tanto, librando una vasta franja de la guerra posterior al 11/9, ha sido una gran fuente de esas emisiones.

Pero incluso el promedio anual de emisiones de 59 millones de toneladas métricas que Crawford estimó no captura la imagen completa del gran problema de la contaminación por carbono del ejército. Crawford observó qué porcentaje de la fuerza laboral industrial de EE. UU. está empleado específicamente en el complejo militar-industrial (alrededor del 15 por ciento) y realizó un cálculo de la parte posterior de la cantidad del complejo industrial-militar emitido al construir todas esas bombas, drones predadores, humvees, y otras herramientas de guerra. El informe muestra que la huella del complejo militar-industrial promedió 153 millones de toneladas métricas de contaminación por carbono al año. Eso lo pone aproximadamente a la par con las emisiones de Países Bajos.

El informe no incluye las emisiones relacionadas con la reconstrucción después de los horrores de la guerra, la quema de campos petroleros en Irak o la cantidad de otros países involucrados en la campaña militar internacional. Pero entiendes la idea: la Guerra contra el Terror no solo ha sido un desastre absoluto para los millones de personas asesinadas y desplazadas, sino también para el clima.

El enorme apetito de las fuerzas armadas por el combustible y las emisiones deslumbrantes se debe en parte a las enormes ineficiencias inherentes a los equipos que utiliza. Un humvee, por ejemplo, obtiene menos de 12 kilómetros por 4 litros de combustible diesel, mientras que un bombardero furtivo obtiene menos de medio kilómetro por 4 litros de combustible de avión. De acuerdo con el informe, con un alcance de 10.000 kilómetros, cada vuelo completo emite 251 toneladas métricas de dióxido de carbono.

Todo esto está sucediendo incluso mientras el Pentágono se prepara para mares crecientes que inundarán sus bases y un futuro más caliente y más violento.

“Hay una ironía y tensión entre estar tan preocupado por los riesgos del cambio climático para las operaciones e instalaciones y los conflictos, y ser uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo”, dijo Crawford. “Es como si dos y dos no fueran cuatro aquí. Si uno ve un problema en el futuro, tratará de evitarlo. Pero en lugar de tratar de evitarlo, Estados Unidos actúa como si los conflictos del cambio climático fueran inevitables. Nada sobre los peores resultados es inevitable, todavía podemos prevenirlos”.

Para ese fin, el informe de Crawford muestra algunas vías para reducir las emisiones en el ejército, como la elaboración de planes para que cada instalación militar reduzca su uso de energía. También existen otras ideas como el plan recientemente lanzado de Elizabeth Warren para descarbonizar al ejército, incluida la cadena de suministro que es una fuente de emisiones aún más monstruosa. O bien, EE. UU. podría reducir su ejército y tal vez dejar de iniciar guerras. Pero en última instancia, algo debe suceder porque la manera en que los militares arrojan carbono ahora está en oposición directa a su misión.

“Tenemos fuerzas de defensa, así que nos protegen”, dijo Crawford. “Si a largo plazo, estas fuerzas de defensa nos hacen menos seguros, entonces debemos reconsiderar lo que estamos haciendo”.

Fuente: https://es.gizmodo.com/un-informe-r...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Reflexiones

2 July, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Pardo Bazán, l'absolutisme i alguna idea de la guerra

2 July, 2019 - 00:00

A propòsit de
"Emilia PARDO BAZÁN. Teoría del sistema absoluto". Zaragoza: Institución Fernando el Católico, 2016. Edición y estudio introductorio de Jesús Millán.

El món intel·lectual europeu i espanyol del final del segle XIX era certament viu i interessant. Per aquella època convivien i es relacionaven entre elles figures tan significatives com Pérez Galdós i Leopoldo Alas o, més prop del meu univers, Pi i Margall o Blasco Ibáñez.

Per iniciativa de dos professors del Departament d'Història Contemporània de la Universitat de València, fa un trienni es van rescatar per al públic uns manuscrits inèdits d'Emília Pardo Bazán qui, després de visitar el candidat exiliat carlí al tron d'Espanya, Carles VII, a Venécia, semblava voler justificar ideològicament els seus plantejaments polítics d'un poder absolut, en línia amb els vents ferris que bufaven des de Berlín.

El llibre porta una utilíssima introducció a càrrec del seu editor, Jesús Millan, que contextualitza ben bé l'escrit (no del tot enllestit) de Pardo Bazán. Per a la meua mirada, parcial, una de les qüestions que m'hi ha cridat l'atenció ha estat la seua referència a Rúsia i Suècia, que, sent refractàries a la veu dels seus poetes, necesitan que la férrea mano de un conquistador las talle y forme a hachazos.

El cas, però, és que aquestes dues potències bàltiques han evolucionat en sentits bastant diferents. Malgrat una industrialització tardana, la llei d'accés als documents públics, pionera, de 1766, semblava marcar un camí ben diferent per a Suècia i, més tard, en eix mateix fi del segle XIX, evolucionava cap a una democràcia parlamentària, pujava la socialdemocràcia i es frenava la revolució de 1917. Ço és, front a les temptacions autoritàries i/o revolucionàries, emprenia un altre tomb històric.

Suècia es mantenia també neutral en la II Guerra Mundial i ha esdevingut amb el temps un model de benestar i de convivència pacífica. Potser això no siga etern (res no és etern), però ve a manifestar com a viables una part de les utopies pacifistes des d'un punt de partida clarament bel·licista. No oblidem que Suècia era la gran potència que dominava totes les vores del Bàltic, allà pel segles XVII i XVIII.

D'altra banda, els plantejaments d'Emília sobre la guerra semblen un tant pelegrins. Afirma que Kant es contradiu en dir que el ciutadà deu consentir la guerra mitjançant els seus delegats... Per contra, pretén separar la guerra de la societat i de la història tot definint-la com una situació anormal, violenta, morbosa, que no debería producirse lógicamente, pero que la fuerza superior de la necesidad determina. La consequència és que cal un poder fort per afrontar aqueixa situació sense condicionants populars.

Tot amb tot, al meu entendre, allò cert és que tenim les vies expedites. El futur no està tancat. Malgrat tots els malgrats, som lliures per remar en el sentit que ho ha fet Suècia o per conduir la nostra societat cap a la intransigencia, l'odi i el col·lapse guerrer.

https://jesuseduard.blogspot.com/20...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cómo presionar a Washington para la muerte: Un modelo de negocio del infierno y la guerra en Yemen

2 July, 2019 - 00:00

Nuevamente recurrimos al traductor de inglés del navegador (disculpas por la baja calidad de la traducción) para ofrecer este artículo que une en un solo escrito conceptos como el de las personas civiles asesinadas en Yemen por armas pagadas por Arabia Saudía y los Emiratos Árabes. Armas, a su vez, vendidas por los cinco fabricantes más grandes de EEUU, mediante los oficios del lobby de empresas ad hoc, y el nombre del senador de EEUU en un alto comité del senado sobre defensa, y a la vez pagado por ese lobby.
Sin olvidar la imposición de Trump al Congreso para proseguir con la venta a Arabia Saudí, los dineros que se mueven en las campañas políticas para que el senador renueve su asiento, etc.
Más abajo está el enlace para leer el artículo original en inglés.

Nota de Tortuga.

Co-escrito por Mashal Hashem y James Allen

Una boda de primavera en el pueblo de Al-Raqah en el norte de Yemen se llevó a cabo en abril de 2018 , un momento de alivio de la agitación y devastación de ese país devastado por la guerra, un momento para celebrar la vida, el amor y el nacimiento de una nueva familia. Desde las carpas construidas para el evento, la música inundó el pueblo y, como en cualquier buena boda, el baile exuberante fue una parte central de las festividades.

Sin el conocimiento de los invitados, la música enmascaró el zumbido de un avión de combate por encima. De repente, en un horrible giro de los acontecimientos, las fuerzas lideradas por Arabia Saudita lanzaron un ataque aéreo mortal y la boda del novio de 20 años Yahya Ja'afar se transformó en una escena de carnicería. Ensordecidos por la explosión, los huéspedes buscaron a sus seres queridos en un mar de confusión y partes del cuerpo. En una foto reveladora , las coronas de flores que lucen los celebrantes yacen sobre un paisaje de escombros. Al menos 20 asistentes a la boda perdieron la vida en la brutal campaña de cuatro años de la coalición liderada por Arabia Saudita en ese país.

Poco después, los informes de los medios de comunicación identificaron la bomba como fabricada en Estados Unidos: un PGBway II GBU-12 vinculado a Raytheon, uno de los contratistas de defensa más grandes del Pentágono. Sin embargo, tragedias como esta no impidieron que el presidente Trump ejerciera su poder de veto el 16 de abril para rechazar una resolución aprobada por el Congreso para poner fin a la participación estadounidense en el conflicto yemení. Tampoco convencieron a la mayoría de los republicanos en el Congreso para usar su poder de anulación para matar el veto el 2 de mayo. Después de todo, para muchos de los actores de Washington, tales tragedias, aunque devastadoras, son parte de un modelo de negocios notablemente lucrativo.

Obviamente, este es el caso de las compañías de defensa estadounidenses que han estado suministrando armas y equipos de todo tipo a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en su guerra en curso. Pero no es menos para los grupos de presión poco publicitados que los representan. En 2018, más de una docena de esas firmas trabajaban en nombre de los saudíes o los emiratíes, al tiempo que prestaban sus servicios a los contratistas de defensa cuyas armas estaban siendo utilizadas en el conflicto.

Dos ejemplos destacados de firmas de cabildeo con intereses significativos en la guerra de Yemen son el Grupo McKeon y la American Defense International (ADI). Ambas firmas lograron representar inteligentemente tanto a los fabricantes de armas más poderosos de Estados Unidos como a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Este modelo de cabildeo, que les permite satisfacer a múltiples clientes al mismo tiempo (contratistas ansiosos por conseguir acuerdos de armas y poderes extranjeros que dependen del apoyo político y militar de los Estados Unidos) ha desempeñado un papel importante para mantener a Estados Unidos enraizado en el conflicto de Yemen.

Un modelo de cabildeo para obtener ganancias de Yemen

La boda de Yahya Ja'afar ilustra un patrón perturbador . Los informes indican que, en los sitios de muchos ataques aéreos de la coalición saudí-EAU en Yemen, se pueden encontrar evidencias de municiones producidas por los cuatro grandes contratistas de defensa estadounidenses: Lockheed Martin, Boeing, General Dynamics y Raytheon. Estas cuatro compañías representan a los mayores proveedores de armas para la coalición saudí y de los Emiratos Árabes Unidos y han gastado millones de dólares en esfuerzos de cabildeo para retener el apoyo político en Washington. Su arsenal de cabilderos trabaja tenazmente en Hill, asegurando reuniones con altos funcionarios en comités clave del Congreso para abogar y presionar para aumentar las ventas de armas.

En 2018, según el sitio web de la Ley de Divulgación de Cabildeo, que proporciona información sobre dichas firmas y sus clientes domésticos, Boeing gastó $ 15 millones en cabilderos, Lockheed Martin $ 13.2 millones , General Dynamics $ 11.9 millones y Raytheon $ 4.4 millones . Si bien esto puede parecer una cantidad exorbitante de dinero, tales gastos han generado un extraordinario retorno de la inversión a través de la venta de armas a los saudíes y los emiratíes. Un informe publicado por el Centro para la Política Internacional el año pasado documentó que tales compañías y otras como ellas vendieron armas por valor de $ 4.5 mil millones a Arabia Saudita y $ 1.2 mil millones a los Emiratos Árabes Unidos en 2018 solo. Y en el corazón de esta red de dinero se encuentran firmas como ADI y el Grupo McKeon que obtienen sus beneficios tanto de los fabricantes de armas como de los fabricantes de la guerra.

Dirigido por el ex congresista republicano y presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, Howard "Buck" McKeon, el Grupo McKeon se ha sumido dos veces en esta "guerra olvidada" durante tres años. Después de todo, la firma representa a muchos de los más vendidos de armas y municiones, entre ellos Lockheed Martin, Northrop Grumman, Orbital ATK, MBDA y L3 Technologies, así como a Arabia Saudita. En otras palabras, el Grupo McKeon presiona la maquinaria política de Washington tanto para los vendedores como para el comprador.

Desde sus primeros días en la Cámara, Buck McKeon ha tenido vínculos con la industria de defensa de los Estados Unidos. Su trayectoria dentro y fuera del Congreso ofrece, de hecho, un ejemplo perfecto de cómo es la "puerta giratoria" militar-industrial de Washington. Desde 1991 hasta 2014, años en los que ocupó el 25º asiento del distrito del Congreso de California, McKeon recibió contribuciones de campaña por un total de $ 192,900 de Lockheed Martin y $ 190,200 de Northrop Grumman. Esas dos compañías eran entonces sus principales contribuyentes de campaña y ahora son sus clientes actuales. A cambio, él avanzó sus intereses dentro del Congreso, especialmente como el poderoso presidente del Comité de Servicios Armados, y ahora hace lo mismo desde afuera como un cabildero importante. Su firma recibe una retención anual de $ 190,000 de Lockheed Martin y $ 110,000 de Northrop Grumman por sus esfuerzos en la colina. Solo en 2018, de hecho, la empresa recibió la enorme suma de $ 1.697.000 de 10 de los contratistas de defensa más grandes para, entre otros objetivos, continuar el flujo de armas a Arabia Saudita.

Al mismo tiempo, McKeon y su firma también trabajan directamente para Arabia Saudita, que resulta ser uno de los mayores compradores extranjeros de armamento Lockheed Martin y Northrop Grumman. Los registros de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) revelan que, el año pasado, el Grupo McKeon se pagó $ 920,148.21 por el Reino y participó en un cabildeo político agresivo en el Congreso contra los proyectos de ley que habrían afectado negativamente el comercio de armas de los Estados Unidos con los saudíes. Por encima de todo, hubo SJ 54, la Resolución de Yemen patrocinada conjuntamente por el Senador Bernie Sanders (I-VT) y el Senador Mike Lee (R-UT), destinados a poner fin a la participación estadounidense en esa guerra. Las presentaciones de FARA indican que la firma realizó numerosas llamadas telefónicas y envió múltiples correos electrónicos a los miembros del Senado y la Cámara de Representantes a medida que se acercaban los votos clave. En particular, el 14 de noviembre de 2018 , exactamente dos semanas antes de que se llevara a cabo una votación sobre la resolución, el Grupo McKeon se contactó con el senador republicano de Oklahoma Jim Inhofe, el actual presidente del Comité de Servicios Armados, en nombre de los saudíes. La oficina del Congreso de Inhofe fue convocada en "respecto a la KSA [Reino de Arabia Saudita]” Y nuevamente el 29 de noviembre, el día después de la votación, “ con respecto a SJ Res. 54 . ”El día 14, la firma también dio una donación de $ 1,000 al Senador. En última instancia, Inhofe votó a favor de continuar con el apoyo militar para los saudíes, sin inmutarse por las miles de muertes de civiles que ha causado la guerra.

Cuando el Grupo McKeon logra avanzar en la agenda de los saudíes y los fabricantes de armas gigantes en Washington, demuestra su valor y recibe una compensación significativa. Y nada, incluido el asesinato del columnista del Washington Post Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul o los continuos informes sobre la brutal guerra y el bloqueo del país en Yemen, que han dejado un número significativo de yemeníes muertos o al borde de la hambruna . detuvo a Buck McKeon y su firma de continuar incrementando sus actividades de cabildeo.

En cuanto a American Defense International, también se ha sumergido en la guerra de Yemen. También representa una lista impresionante de contratistas de defensa, incluidos Raytheon, General Dynamics, Northrop Grumman, L3 Technologies y General Atomics, y también los Emiratos Árabes Unidos, miembro de la coalición de la guerra de Arabia Saudita que a menudo se desliza bajo el radar de los medios.

En un momento lleno de informes desgarradores de muerte, inanición y devastación en Yemen, los cabilderos de ADI pasaron sus días promoviendo agresivamente los intereses de sus clientes emiratíes y contratistas de defensa. Por ejemplo, los informes de FARA revelan que, en septiembre de 2018, ADI llamó a la oficina del senador demócrata Martin Heinrich de Nuevo México, miembro del Comité de Servicios Armados, en nombre de la embajada de los EAU en Washington. La discusión, según FARA, se centró en la “situación en Yemen” y en la “venta de Paveway a los Emiratos Árabes Unidos”, en otras palabras, en la venta del tipo de bomba de Raytheon que convirtió la boda de Yahya Ja'afar en la escena de un ataque aéreo mortal. FARA limaduras También indique, por ejemplo, que durante el mismo mes, ADI se reunió con el asesor de políticas del congresista republicano de Luisiana Steve Scalise para cabildear contra la resolución del Congreso sobre Yemen. Para estos y otros esfuerzos similares, los Emiratos Árabes Unidos continuaron inyectando $ 45,000 al mes en ADI. Al mismo tiempo, dichos esfuerzos de cabildeo claramente beneficiaron a otro cliente de la firma: Raytheon. El fabricante de bombas Paveway pagó ADI $ 120,000 en 2018.

Para firmas como American Defense International y McKeon Group, la guerra es una cuestión de ganancias y clientes y poco más.

El futuro incierto de Yemen

El veto del presidente Trump a la resolución de terminar con el apoyo estadounidense a la coalición saudí de los Emiratos Árabes Unidos en Yemen y la incapacidad del Congreso de anularlo (contra los deseos de gran parte del público estadounidense ) han dejado, por el momento, a grupos de cabildeo como el Grupo McKeon y ADI en el asiento del conductor. Ese veto, después de todo, dejó claro que, por Donald Trump y muchos republicanos en el Congreso, el bienestar de la familia real saudí y de los contratistas de defensa es más importante que un autobús de niños en edad escolar que lleva destruidas por un láser guiado por MK-82 bomba hecha por Lockheed Martin; que el bienestar de Raytheon es mucho más importante que una familia que viaja en su automóvil golpeada por un GBU-12bomba guiada por láser hecha por esa misma compañía; que las ganancias de dichos contratistas de defensa son mucho más importantes que las vidas de los hombres, mujeres y niños que se encontraban en un mercado en Yemen en una tarde tranquila en marzo de 2016, cuando otra bomba MK-82 se quitó la vida al menos a 80 de ellos.

Además de ser utilizadas repetidamente en ataques aéreos que han matado a civiles, las municiones estadounidenses evidentemente también han llegado a las manos de organizaciones terroristas en Yemen. Los informes indican que las armas que las compañías como Lockheed Martin y Raytheon están vendiendo a los saudíes y los emiratíes han sido, en algunos casos, robadas o incluso vendidas a organizaciones vinculadas a al-Qaeda en la península árabe , armas que algún día podrían ser utilizadas contra el personal militar de los Estados Unidos.

Hoy, con el veto del Presidente y el fracaso del Congreso en anularlo, a la coalición de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, a los contratistas de defensa de los Estados Unidos ya sus cabilderos estadounidenses se les ha dado luz verde para proceder con un modelo de negocio que considera las muertes de los yemeníes inocentes como El costo de hacer negocios. Aun así, aunque se haya perdido otra batalla en esa guerra en casa, la oposición a ella todavía no puede ser relegada al basurero de la historia. Ciertos miembros del Congreso todavía están buscando nuevas formas de abordar el problema, incluida la posibilidad de eliminar la participación estadounidense en la guerra y las violaciones de derechos humanos que la acompañan.

Claramente, todavía hay oportunidades para enviar un mensaje de que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos ya no pueden simplemente escribir cheques a firmas de cabildeo como el Grupo McKeon y ADI para comprar influencia y asegurar que los políticos estadounidenses miren hacia otro lado. Algún día, tal vez, los Estados Unidos ya no se dejarán implicar en tragedias como la boda de Yahya Ja'afar que termina con un paisaje de escombros y los restos de una bomba estadounidense.

Mashal Hashem y James Allen son asociados de investigación con la Iniciativa de Transparencia de Influencia Extranjera en el Centro para la Política Internacional .

Publicado originalmente por TomDispatch.com

Fuente: https://countercurrents.org/2019/05...

Categorías: Tortuga Antimilitar

16 guardias civiles condenados en Navarra por cobrar ayudas por mudanzas falsas

1 July, 2019 - 00:00

Pamplona- El juicio que comenzaba ayer en la Audiencia Provincial de Navarra contra 18 agentes de la Guardia Civil, la esposa de uno de ellos y el titular de una empresa de mudanzas por cobrar de forma fraudulenta indemnizaciones por cambio de residencia concluyó con la condena de conformidad de 16 agentes, la mujer y el transportista. De este acuerdo se descolgaron otros dos de los guardias civiles acusados que serán juzgados el próximo 27 de mayo por los delitos que inicialmente pedía la fiscalía, uno de fraude y exacciones ilegales en concurso con un delito de estafa -con petición de 6 años de inhabilitación y 22 meses de cárcel- y otro de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público -con 3 años de cárcel, inhabilitación por dos años y multa de 3.000 euros-.

En cuanto a los condenados, el agente que gestionaba la trama -Juan Jesús O.T.- aceptó la condena de 1.200 euros de multa y 7 meses de suspensión de empleo público -por lo que pierde su destino- por un delito continuado de exacciones ilegales y por otro de falsedad en documento oficial por imprudencia. A su mujer -María Pilar C.S.- se le impuso la misma multa y al transportista -Juan José S.M.- se le condenó a 8 meses de cárcel y a una multa de 1.350 euros. Además, entre los tres deberán pagar 27.135 euros de responsabilidad civil.

Por otra parte, los 15 agentes condenados y que se beneficiaron de la trama también fueron declarados culpables de un delito de exacciones ilegales y otro de falsedad en documento oficial por imprudencia, en concurso medial, lo que se pena con una multa de 910 euros y la suspensión de empleo y cargo público durante 3 meses y un día, un espacio de tiempo por el que no perderán su destino. No obstante, a todos ellos se les ha aplicado las atenuantes de reparación del daño y de confesión tardía y han pedido perdón y reconocen los hechos, que no han causado un perjuicio grave a la Administración. Además, también se pedía inicialmente para la empresa de transportes una multa de 400.000 euros por un delito continuado de estafa, si bien se ha retirado al comprobarse que esta empresa no existía.

Según había avanzado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), el fiscal acusaba a 17 de los guardias de haberse beneficiado de la trama, mientras que al agente Juan Jesús O.T., a su mujer -María Pilar C.S.- y al titular de la empresa de mudanzas -Juan José S.M.- los acusaba de gestionar los documentos que acreditaban las supuestas mudanzas de muebles y tramitaban las solicitudes de Indemnización por Traslado de Residencia (ITR). Concretamente, estas compensaciones las percibe un guardia civil cuando cambia de residencia (por asignación de un nuevo destino o por el pase a la situación de reserva, entre otros), y que el propio cuerpo abona por los gastos generados por la mudanza, que en este caso resultaban ser falsas.

Para cobrar estas indemnizaciones de manera fraudulenta, Juan Jesús O.T. gestionaba la trama, contactaba con agentes que iban a cambiar de residencia para ofrecerles la tramitación de la ITR. Para percibir esta ayuda económica, el guardia civil afectado debe presentar los presupuestos de tres empresas de mudanzas. Una vez examinadas las ofertas, la Guardia Civil abona al agente que se traslada el importe correspondiente al presupuesto que ofrece el menor precio. Así, estos tres acusados habían elaborado un sistema mediante el cual la empresa de mudanzas procesada ofertaba siempre el presupuesto más bajo, lo que era posible gracias al conocimiento previo que tenía Juan Jesús O.T. de las otras dos cuentas presentadas.

De esta manera, los agentes que pedían el traslado se lucraban (en algunos casos con hasta 9.000 euros) sin llegar a hacer uso de los servicios de la empresa supuestamente adjudicataria. Sin embargo, el artículo 29 del Real Decreto 462/2002 sobre indemnizaciones por razón del servicio fija un mes de plazo para llevar a cabo las ITR, por lo que los condenados, pese a que firmaron la documentación para hacerla efectiva, desconocían si la mudanza se había efectuado o no. Además, el transportista sí percibía cantidades de dinero a cambio de simular que había completado el trabajo. Según la acusación, los guardias que aceptaron este sistema también pagaron dinero a Juan Jesús O.T. y a su mujer, que percibieron entre 900 euros y 1.800 euros de cada uno de estos casos. - D.N.

Los guardias civiles que solicitaban la ITR por una mudanza que no se llegaba a realizar se lucraban con la totalidad o la mayor parte de la indemnización, que en algunos casos llegaba a ascender a los 9.000 euros.

Los ideólogos de la trama. El agente Juan Jesús O.T. y su mujer, María Pilar C.S., idearon una trama mediante la que gestionaban indemnizaciones por cambio de residencia de manera fraudulenta para cobrar dichas ayudas.

Los beneficiados. Los otros 17 agentes se beneficiaban del importe de la ITR, aunque la mudanza nunca se llegaba a realizar.

El transportista. El titular de una empresa de mudanzas, que resultó no existir, era quien recibía el encargo y percibía cantidades de dinero a cambio de simular que había completado el trabajo.

Noticias de Navarra

Categorías: Tortuga Antimilitar

Por un derecho penal sexual no punitivista

1 July, 2019 - 00:00

El Código Penal ya considera que la ausencia de consentimiento vuelve delictiva la conducta. Según la regulación ya vigente, sólo el "sí es sí".

Un sistema procesal que base en exclusiva la prueba de los hechos en el testimonio de la mujer es un sistema procesal que carece de perspectiva de género.

Yolanda Rueda Soriano / Marisa Cuerda Arnau / Amaya Olivas Díaz / Miriam Cugat Mauri / Carmen Juanatey Dorado

Después de décadas de luchas y reivindicaciones, el movimiento feminista ha conseguido introducir en la agenda pública el trascendental debate sobre el ejercicio de la libertad sexual por las mujeres, permitiendo evidenciar que la realidad efectivamente vivida por muchas de ellas está muy alejada de las proclamaciones de igualdad formal o de seguridad y libertad contenidas en la Constitución y en las leyes.

La respuesta penal a los ataques a la libertad sexual forma parte de ese debate tan necesario como inaplazable, y es, sin duda, positivo, que se asuma como uno de sus aspectos centrales. Ahora bien, la respuesta feminista no debería incurrir en el error de defender la idea de que la forma de baremar el grado de compromiso con la defensa de la libertad sexual de las mujeres pasa necesariamente por la criminalización de más conductas, la elevación de las penas asociadas a esas conductas y el aumento de las tasas de condenas por dichos delitos. En múltiples ámbitos, las mujeres progresistas hemos denunciado la instrumentalización, el abuso del derecho penal o las reformas legislativas puramente simbólicas como vías de desresponsabilización política. Como pretextos útiles para dejar de abordar la complejidad de los conflictos sociales, enarbolando las banderas de las soluciones fáciles. También hemos denunciado la confusión interesada entre la defensa de las garantías penales y procesales con la complicidad con los autores de hechos criminales. No incurrir en esos errores puede ayudarnos a enriquecer el debate, a hacerlo más riguroso y, como consecuencia, a garantizar más eficazmente la libertad sexual de las mujeres.

Manifestación feminista frene al Tribunal Supremo en Madrid, el 21/06/2019. Fernando Sánchez

En no pocas ocasiones las mujeres que denuncian haber sufrido ataques contra su libertad sexual padecen una victimización derivada de su entorno social o de las propias instituciones. Es imprescindible que nos tomemos en serio el diseño de la atención en estos casos en todas sus fases, desde los ámbitos sanitarios y policiales, receptores de las primeras denuncias, hasta las instituciones judiciales. Y esa atención ha de mantenerse desde la investigación hasta la misma ejecución de las eventuales condenas. No se trata, o no se trata sólo, de reformas legales, sino de extender usos y prácticas impregnadas de la necesaria mirada de género que defienda y cuide a las mujeres que han de pasar por todas las fases del proceso. Y ello no es en absoluto incompatible, no debe serlo, con la defensa de las garantías procesales de toda persona investigada o acusada.

El actual Código Penal sanciona con penas altas los ataques a la libertad sexual. Su esquema básico parte de considerar que constituye un ataque a la libertad sexual el actuar sin el consentimiento de la víctima e incluso, en algunos casos, con el consentimiento obtenido bajo determinadas circunstancias. El Código Penal ya considera que la ausencia de consentimiento vuelve delictiva la conducta. Según la regulación ya vigente, sólo el "sí es sí". Lecturas machistas obsoletas pretendieron introducir matizaciones atendiendo a si el "no" había sido más o menos intenso, pero esas posturas no encuentran amparo en el texto legal. Por ello, quienes pretendan responder a esas lecturas trasnochadas no precisan abogar por una reforma del Código Penal. Afirmar que esa reforma es necesaria, es abrir la puerta a esas inaceptables interpretaciones.

En el actual esquema de delitos contra la libertad sexual se sancionan con más gravedad las conductas dependiendo de si concurre o no violencia o intimidación. No es que sea necesaria la existencia de violencia o intimidación, sino que en el caso de que concurran, la conducta se castiga más. Además, la conducta se castiga más en caso de que se produzca penetración en el sentido amplio que define el propio Código Penal (introducción de miembros u objetos por vía vaginal, anal o bucal, según el caso). Es cierto que cabría valorar si algún concreto tipo de conducta podría ser equiparada a los supuestos de uso de violencia o intimidación. No lo es que ese esquema pueda ser tildado de machista ni de patriarcal, cuando las limitaciones consustanciales a los conceptos de violencia o intimidación son las mismas en delitos "neutros", desde el punto de vista del género, como el robo o las coacciones. En todo caso, no es el esquema de conductas que describe el Código Penal el que determina los efectos de victimización. El (mal) trago de pasar por un proceso penal es consecuencia de la necesidad de probar los hechos por los que se pretende la condena. Ello es así, y debe serlo, cualquiera que sea la redacción de los tipos penales en un sistema constitucional basado en la presunción de inocencia y en el derecho de defensa. La forma de minimizar la victimización fruto del contacto con el proceso penal debe abordarse en las prácticas procesales de toma de declaración. Y, especialmente, en la búsqueda de fuentes de investigación ajenas a la mujer que corroboren su testimonio, pues cuando todo el peso de la prueba recae sobre el testimonio de aquélla, el único mecanismo que le queda a la defensa para negar la acusación es atacar el testimonio. Un sistema procesal que base en exclusiva la prueba de los hechos en el testimonio de la mujer es un sistema procesal que carece de perspectiva de género, porque ejerce una excesiva presión sobre la víctima. Los hechos deben ser investigados debidamente.

Se ha reclamado que se proceda a equiparar los ataques a la libertad sexual con independencia de si se ha producido violencia o intimidación. Ello iría acompañado del incremento de los márgenes de pena disponibles, pues si todas las conductas son igualmente graves, las anteriormente consideradas menos graves (sin violencia o intimidación) tendrían idéntica pena. No compartimos que esa diferencia deba ser abandonada, pues objetivamente, o como mínimo, según el criterio aplicado a lo largo de todo el Código penal, son más graves los ataques en que el autor emplea medios violentos o intimidatorios. Con ello no negamos que todo ataque contra la libertad sexual deba ser rechazado, sino que destacamos que un Derecho Penal racional y justo tiene que garantizar la proporcionalidad entre la gravedad de la conducta que castiga y la pena que asocia a ella, en la línea seguida por el Grupo de Estudios de Política Criminal en su último comunicado de 25 de mayo de 2019.

La terminología actualmente empleada por el legislador define un tipo de ataque como agresión y otro como abuso, además de reservar el término violación para supuestos de penetración con violencia o intimidación. Se ha afirmado que ello parece relativizar la importancia de los supuestos definidos como abuso. Sin embargo, creemos que lo relevante deben ser las concretas conductas sancionadas y no tanto el nombre que a efectos de clasificación sea otorgado. Ello no obsta para que pueda sustituirse el término abuso, siempre que se mantenga la diferenciación de las conductas en función de su gravedad.

La lucha por la libertad de las mujeres y por la igualdad que representa el feminismo supuso históricamente la lucha contra un Derecho Penal desproporcionado. También tenemos experiencia en el uso de nuestra defensa para legitimar políticas regresivas contra la libertad. Como mujeres progresistas que creemos que la defensa de los derechos de mujeres es compatible con las garantías penales y procesales que merece cualquier imputado, nos preocupa especialmente que la reforma de una regulación sustancialmente adecuada, como la vigente, que sólo merecería una modificación de aspectos puntuales, pueda instrumentalizarse para debilitar el sistema de garantías penales y procesales. Aprobar leyes que castigan más conductas con más penas, tiene un coste económico cero. Luchar contra las causas estructurales, en especial las económicas, que generan asimetría y son el caldo de cultivo de la dominación sexual puede ser más costoso, pero supone tomarse en serio la lucha de las mujeres.

Fuente: https://www.eldiario.es/tribunaabie...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nagore

30 June, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Más de 1.600 niños migrantes murieron o desaparecieron en los últimos cinco años

30 June, 2019 - 00:00

La Voz
Redacción

Más de 1.600 niños murieron o desaparecieron entre el 2014 y el 2018 cuando intentaban llegar solos o junto a sus familias a un lugar que les ofreciera una vida mejor, según ha registrado en un informe la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que advierte de que la cifra real puede ser mucho mayor.

Una vez más, las rutas migratorias del Mediterráneo central y occidental surgen como las que se cobran el mayor número de vidas.

Los niños forman parte de los 32.000 migrantes muertos o desaparecidos registrados en ese mismo periodo, aunque la OIM advierte que los datos son incompletos y la cifra real de víctimas seguramente es mucho mayor, especialmente entre los menores, cuyos casos son menos reportados que los de adultos.

Todos estos datos son recopilados por el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM, que emite un informe anual desde el 2014 y que este año cuenta por primera vez con la colaboración de la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Ambos organismos de la ONU expresan su voluntad de reforzar esta colaboración para mejorar los datos sobre niños migrantes, incluidos aquellos que se quedan en el camino.

Las estadísticas confirman que el mayor número de víctimas ocurren en el Mediterráneo, con 17.900 víctimas (2014-2018), sin que se conozca el paradero o se hayan recobrado los cadáveres de 12.000 de ellas. En el 2018 se produjo un descenso del 26 % en las muertes en el Mediterráneo (2.299 frente a 3.239 en el 2017), aunque OIM advierte de que vino acompañada de una fuerte reducción -en dos tercios- del número de migrantes que intentan cruzarlo (de 144.301 hace dos años a 45.648 el año pasado).

En realidad, «el peligro de morir allí se incrementó en el 2018», se señala en el informe, puesto que incluso las estadísticas más conservadoras calculan que un 3 % de migrantes en el Mediterráneo fallecieron el año pasado, frente al 2 % en el 2017.

En el 2018 se registró además un fuerte ascenso de las víctimas en la ruta occidental del Mediterráneo, que corresponden a la que toman los migrantes que intentan llegar a la costa de España, con 811 fallecimientos, frente a 224 un año antes.
Los cuerpos de dos inmigrantes muertos recuperados en junio del pasado año de un naufragio de una patera en el Estrecho

La ruta central, para los que intentan llegar a Italia o Malta desde Libia, se mantuvo como la más peligrosa, con 1.314 muertes y desapariciones, si bien el número supuso una reducción de más de la mitad con respecto al 2017.

Otra arriesgada ruta para los migrantes es la que pasa por la frontera entre México y Estados Unidos, donde 1.907 personas fallecieron en los últimos cinco años, entre ellas 26 niños, aunque solo en la primera mitad de este año hay que sumar otros 13.

Imágenes de menores fallecidos cuando intentaban llegar a zonas más seguras o prósperas, como la del niño sirio Aylan (cuyo cadáver fue encontrado en las playas de Turquía en 2015) o la salvadoreña Valeria (ahogada recientemente en el Río Grande), han sensibilizado a la opinión pública sobre el drama de la migración infantil.

La Voz de Galicia

Categorías: Tortuga Antimilitar

Historia de una versión policial que se desmorona pero que puede llevarte a la cárcel

30 June, 2019 - 00:00

Es también la historia de unas grabaciones destruidas por la policía y de otro joven que fue acusado de inducción a un delito de atentado a la policía cuando estaba trabajando en un pueblo a 52 kilómetros.

Iker Armentia

Esta es la historia de un globo de pintura que se convirtió en una pancarta y de un joven que huía de la policía sin echar a correr. Es también la historia de unas grabaciones destruidas por la policía y de otro joven que fue acusado de inducción a un delito de atentado a la policía cuando estaba trabajando en un pueblo a 52 kilómetros. Es la historia de más grabaciones eliminadas. Esta es la historia de un policía al que tiraron un piedra. Este es el guión perfecto para un documental de Netflix pero se ha quedado en una anécdota local que casi nadie conoce en España. Es, en definitiva, la historia de una versión policial que se desmorona pero que puede llevar a Pablo Alberdi a la cárcel.

Esta historia ocurrió hace 7 años. El 14 de noviembre de 2012. En Logroño.

Aquel día había amanecido con el llamamiento de los sindicatos a la huelga general contra los recortes durante la crisis. En Logroño, como en el resto de capitales españolas, una multitudinaria manifestación recorrió las calles del centro. La protesta derivó en graves incidentes entre la policía y grupos de manifestantes: hubo cargas policiales y lanzamientos de objetos a la policía. Un policía recibió el impacto de una piedra en la pierna. Necesitó tres días para recuperarse. Pablo Alberdi, miembro de la CNT, fue acusado de haber lanzado esa piedra y, después de rechazar un acuerdo con la fiscalía, afrontó un juicio en el que el pasado mes de septiembre fue condenado a cuatro años y nueve meses de prisión por atentado contra la autoridad y desórdenes públicos. Ahora espera la respuesta al recurso que pueda salvarle de pisar la cárcel.

El globo convertido en pancarta

La versión policial señaló que en plena tensión entre antidisturbios y manifestantes, Pablo Alberdi lanzó un globo de pintura rosa que impactó en el pecho del responsable del dispositivo policial, el inspector jefe Fernando Fernández Beneite. Se produjo una carga policial y tres agentes se dirigieron hacia Alberdi para atraparlo. Pablo huyó "a la carrera" y tras una persecución fue arrestado. Fue en el momento de la detención cuando uno de los policías le identificó como el joven que unos minutos antes también había tirado la piedra que golpeó en la rodilla a un policía. "Este es el de la piedra", dijo.

Esto fue lo que hasta cuatro policías diferentes firmaron en el atestado y que durante años refrendó la fiscalía en su acusación contra Pablo Alberdi.

Lo que había ocurrido, sin embargo, era muy diferente.

Alberdi nunca echó a correr, se mantuvo con las manos en alto. De hecho, no tiró un globo con pintura a la policía tal y como afirman varios policías en el atestado. A Beneite no le impactó ningún globo en el pecho. Era pintura que le había salpicado en la espalda del globo que cayó en el escudo de otro policía. No fueron tres policías a por él, sólo uno. El propio Beneite. Todo esto se supo mucho después, cuando la defensa de Alberdi consiguió un vídeo grabado por un manifestante que echaba por la borda la versión policial.

Repentinamente, en el juicio, el globo que Alberdi había tirado -antes de la carga policial- desapareció pero se convirtió en una pancarta que "estampó" a Beneite cuando la carga policial ya se estaba produciendo. Repentinamente, los policías dijeron que ellos no habían visto a Alberdi tirar un globo y Beneite sacó a colación que el globo lanzado por Alberdi desde lejos era en realidad una pancarta que le había estampado de cerca un rato después. La acusación se amoldó a esta nueva versión policial y la jueza, en su sentencia condenatoria, añadió algo más de épica y escribió que Alberdi "golpeó violentamente con la pancarta contra su cuerpo". Una afirmación que no se sostiene en las imágenes del vídeo sobre ese incidente.

Así que tenemos a unos policías que firman un atestado en el que acusan a Alberdi de tirar el globo de pintura, pero luego dicen en el juicio que no lo vieron, y la acusación se agarra a la explicación de la pancarta que ocurre después. Sorprendentemente lo que, por pura lógica, debería poner en cuarentena la versión policial sobre todo lo ocurrido aquella noche, para la jueza no son más que "precisiones" y "aclaraciones". Un cambio de versión policial tan significativo para los derechos del acusado es tan sólo una matización sin importancia para la justicia.

Entretanto, a Alberdi le acusan de haber tirado la piedra a la policía antes de este incidente. La única prueba contra él es el testimonio de un policía que dice verle lanzar la piedra (y digamos que los testimonios de estos policías no son muy fiables si nos atenemos al globo-pancarta y la no-huída). En realidad, el policía ve a un joven encapuchado lanzar la piedra. Cuando detienen a Alberdi más tarde por el incidente del no-globo no lleva ninguna capucha. Va a cara descubierta. El policía ni siquiera puede identificarlo por el rostro. En el juicio, este policía afirmó que lo identificó "por la forma de vestirse y de moverse". Cuando le pusieron un vídeo con varias personas encapuchadas en las protestas para que señalara quién podía haber sido, el policía respondió:

En ese vídeo, ahora mismo podría ser cualquiera.

Eso es todo lo que hay.

Las grabaciones eliminadas por la policía

Pero quizás podría haber habido más. Porque aquella noche hubo más grabaciones en vídeo que las que la defensa encontró para desmontar las acusaciones policiales. La propia policía grabó los incidentes -se aprecia en un vídeo a un policía de pie, calmado y con la cámara en la mano- pero esas grabaciones nunca se han visto. Bueno, sí, las vio la policía y las destruyó porque "técnicamente por su calidad de imagen eran ineficaces desde la perspectiva policial". La defensa las había reclamado pocos días después de los incidentes pero la policía nunca las entregó a la investigación judicial. ¿Por qué alguien que supuestamente es culpable de tirar una piedra a la policía se arriesgaría a reclamar las grabaciones de la policía? ¿Por qué la policía no dejó que fuera la justicia quien determinara si las imágenes eran útiles para la causa? Las autoridades no investigaron la destrucción de las imágenes. A día de hoy no se sabe qué policía fue quien ordenó su borrado.

Pero es que todavía quedaban otras imágenes que podían haber aclarado lo ocurrido y que fueron reclamadas también por el abogado de Pablo Alberdi. Eran las grabaciones realizadas desde las cámaras fijas del Palacete del Gobierno de La Rioja justo frente al lugar donde se estaba viviendo la bronca. Pero tampoco se han podido ver. La empresa encargada de la seguridad, Eulen, indicó a los tribunales que esas grabaciones también habían sido eliminadas a pesar de que la empresa tiene la obligación legal de conservarlas ante "la existencia de un delito o incidencia". Como era el caso. También, a día de hoy, se desconoce quién borró esas imágenes.

Es decir, la defensa removió Roma con Santiago para conseguir grabaciones de los incidentes, mientras las autoridades borraron sus propias grabaciones.

El caso tiene muchas más sombras, tantas como la estrambótica acusación contra otro joven, también miembro de la CNT, Jorge Merino -condenado a un año por un delito de desórdenes públicos por dar el discurso final de la manifestación que, según la jueza, alentó los incidentes-, pero contra quien durante años la fiscalía mantuvo una acusación añadida de, entre otros, un delito de atentado a la autoridad por inducción. Llegaron a pedirle nueve años de cárcel. Sin embargo, Merino no estaba allí cuando se armó la bronca. Él se había marchado después de terminar su discurso porque poco después entraba a trabajar en una empresa en San Adrián, a 52 kilómetros de allí. Ni siquiera se había enterado de las cargas policiales posteriores. Lo demostró con pruebas desde el principio pero la fiscalía tardó tres años en rebajarle la petición de pena a dos años de prisión. Merino también ha recurrido su condena por desórdenes públicos.

En Logroño llaman a este caso el 'no caso'. Un nombre muy apropiado.

El Diario

Categorías: Tortuga Antimilitar

A orillas del arroyo de la Riguera por Donadillo (Zamora)

29 June, 2019 - 00:00

javier sainz

El arroyo de la Riguera, también llamado del Abranal, del Regato o de Fuentalba, es un modesto curso acuático, afluente del río Negro por su margen izquierda. Nace en las estribaciones del la Sierra de la Cabrera y drena, casi totalmente, los términos de los pueblos de Donado y Donadillo. Dispuestos a caminar junto a su cauce, elegimos como punto de partida esta última localidad. Conoceremos así de los parajes recónditos y serenos por donde discurre, en contacto directo con una naturaleza un tanto áspera, pero libre y primigenia.

Iniciamos el recorrido desde las proximidades de la iglesia del citado Donadillo, tomando una calzada que enfila hacia el mediodía. Dejamos atrás unas últimas casas y en dos bifurcaciones sucesivas nos desviamos por los ramales de la izquierda. Avanzamos a continuación por una especie de carril, trazado entre las paredes de las fincas, para alcanzar enseguida el cauce que buscamos. Existió en este enclave un rústico puente. De él permanecen sus sólidos estribos de mampostería, pero desapareció hace mucho su plataforma originaria de troncos. Ante esa circunstancia, para cruzar a la otra orilla y seguir por ella un breve trecho, utilizamos una rudimentaria pasarela de piedras alineadas. En momentos de caudales abundantes no es posible tal acción. Entonces hemos de rodear la finca contigua y bajar más allá. Unos ciento cincuenta metros por debajo de los restos de ese destruido puente encontramos otro, ahora firme y bien cuidado. Aprovechamos su funcionalidad para retornar sin esfuerzo a la margen derecha. Es por ese lado por donde vamos a caminar toda la primera mitad del trayecto.

En un talud inmediato sorprenden los muñones rojizos de un muro. Al parecer son los restos de un viejo tejar que fue propiedad del concejo. La persona que se hacía cargo de su explotación, aparte de concertar de antemano el precio de cada teja, tenía que entregar cien unidades a cada vecino del pueblo. Con ello la venta sólo era libre con gentes de otras localidades.

Sorprenden y agradan estos parajes, sombreados por hileras de fresnos, con sauces y alisos intercalados. Singulares se presentan tres viejos cerezos, altos, frondosos, emplazados en terrenos comunales. Alguno más resiste en las cercanías. Se generan así densas masas forestales que esconden y camuflan cualquier obra humana disonante. A su vez las praderas ribereñas exhiben suave césped, mantenido a raya por los rebaños que aún deambulan y aprovechan estos pastos. Las tenadas ganaderas quedan relativamente cerca, pero apenas llegamos a notar su presencia. Deambulamos por un valle apartado y silencioso. A trechos se angosta, constreñido entre taludes rocosos, para abrirse a continuación en navas húmedas y fecundas. Por ciertos sectores nos desplazamos al lado mismo del cauce, para retirarnos en otros, forzados a esquivar riscos agrestes o áreas encharcadas. La serenidad resulta total. Sólo percibimos el chapoteo de las aguas al saltar por encima de rudimentarias presas. Algunas de esas barreras desviaron las corrientes hacia los caces de molinos desaparecidos. Queda memoria de la existencia de tres de ellos. Bien hermosos y bucólicos resultan los remansos, sobre los que flotan, en primavera, las delicadas flores de los ranúnculos. Aprovechando una cuesta, bien orientado hacia el tibio sol y protegido por una recia pared, encontramos un modesto colmenar. Allí las abejas han de beneficiarse con la esplendorosa floración de multitud de escobas, cantuesos, caparzas y otros matorrales que prosperan por el contorno.

Tras un último encajonamiento, el valle se abre en una vasta pradera de muy poco desnivel. Allá el arroyo se retuerce en cerrados meandros, diluyéndose a tramos entre hirsutos herbazales. Para evitar corros pantanosos conviene introducirnos en el robledo inmediato. Ese frondoso bosque ha sufrido talas recientemente. Bien evidentes son tocones, con los cortes aún frescos, que todavía emiten el tan característico aroma de madera recién cortada.

Nuestra caminata se torna monótona, un tanto rutinaria; hasta que, sorpresivamente, topamos con un camino bien marcado que aprovechamos para nuestro avance. Es esta pista el enlace principal entre Donadillo y Peque, la localidad oriental más inmediata. Hacia el sur, a media distancia, se hace presente un extenso pinar, ya adulto. Ocupa los espacios del viejo desolado de El Villar. Cuentan que las últimas moradoras de ese lugar fueron dos mujeres. Decididas a abandonarlo, no se pusieron de acuerdo para irse juntas y una emigró a Otero de Centenos y la otra a Donadillo. Por ello no pudo adjudicarse el término yermo a ninguno de los dos pueblos, quedando indiviso. Por detrás, más allá, emerge el poderoso Castro de Otero, un cerro dominante en cuya cumbre quedan vestigios de un asentamiento fortificado.

Atravesamos el arroyo por un paso creado con grandes tubos e iniciamos el retorno por las riberas orientales del valle. Se nos presentan ahora incómodos obstáculos. El primero es un regato convergente, el cual genera un área semiencharcada que hemos de salvar. Ese tremedal se prolonga algunas decenas de metros, pero si pretendemos esquivarlo por la ladera adyacente la espesura de los brezos que allí crecen dificulta el avance en gran medida. Ya más arriba concluyen los impedimentos para de nuevo recuperar del sosiego. El sotobosque se hace practicable y desaparece el chapazal. Encontramos en esta parte robles de notable envergadura. Tres de ellos, juntos, forman un conjunto admirable. También hallamos un rodal de encinas, una docena de ellas que resultan interesantes por su escasez en la zona.

La vaguada principal recibe por este lado la convergencia de otra secundaria, suave y amplia. Nos adentramos por ella para conocer otros rincones del término. La drena el regato del Mular, el cual carece de verdadero cauce en largos sectores. Todos los espacios están ocupados por pastizales, ralos y pobres en las cuestas, pero mucho más tupidos en los bajos. Seguimos por ahí hasta encontrar las trochas transversales de los rebaños o las roderas de algún tractor. Aprovechando su realidad viramos hacia el oeste para penetrar de nuevo en el pueblo.

Dispuestos a disfrutar de los atractivos del casco urbano, comprobamos su amena dispersión. Posee cuatro barrios bien definidos, denominados El Cabo, El Couso, Medio y Arriba, separados entre sí por diversos huertos, dotados de densas arboledas. El más oriental se emplaza al otro lado del arroyo. Aunque encontramos algunas ruinas y edificios en precario estado, dominan las casas bien acondicionadas, de magnífico aspecto. Unas presentan nueva hechura, pero otras son las tradicionales que se han beneficiado de modélicas rehabilitaciones. Entre los inmuebles más vetustos y peculiares destaca la vieja fragua, imprescindible antaño para la vida rutinaria del pueblo. Aunque en nuestros días yace solitaria, aún se conserva en buen estado. Posee paredes de mampostería y en los tejados combina losas de pizarra, reservadas para los aleros, con teja curva en los faldones. A su servicio, para facilitar un buen temple, a pocos pasos de su puerta acondicionaron una modesta laguna. Necesario es evocar también las fuentes locales más conocidas, la de las Calinas y la de Fuentalba.

Actuando de nexo espiritual y centro común de encuentros, la iglesia es el edificio más emblemático. Desde lejos se hace presente con una esbelta espadaña de tres ventanales, animada con salientes cornisas y parejas de bolones esquineros. Aparte de ese campanario, posee larga nave y rotunda cabecera cuadrada, a la que agregaron dos capillas laterales. Centrando la atención en detalles, apreciamos que la mencionada cabecera es la parte más antigua y descollante. Sus muros, potenciados con gruesos contrafuertes esquineros, son de mampostería regularizada con gruesas llagas de mortero. No obstante, para los aleros se reservaron labores de cantería. Crearon así una cornisa decorada con una interminable sucesión de pomas, apoyada en canecillos poco salientes, provistos de gruesas bolas Se repitieron aquí las formas existentes en Villar de los Pisones, Palacios de Sanabria, Vime y otras localidades de la comarca, pero con menos delicadeza y minuciosidad. La utilización de la piedra local "ollo de sapo" no debió de consentir mayores sutilezas. Como en los lugares citados, es posible que esa parte se levantara entre los siglos XIV y XV. Conocimos el interior hace ya unos cuantos años y suponemos se conserve igual que entonces. Como punto central de atenciones descuella el retablo principal. Se nos muestra con una vistosa policromía, lograda con jaspeados de variados tonos. Adopta así unas formas neoclásicas peculiares, pero ciertos detalles incitan a pensar que en origen fue una obra barroca que en momentos posteriores a su creación debió de sufrir la eliminación de los ornatos para generar el estado actual. Persisten columnas salomónicas, insólitamente lisas, desprovistas de los sinuosos sarmientos. En su nicho central, además de imágenes de yeso, entroniza una figura de San Miguel, dejando para el ático la de la Santa Eufemia, titular de la parroquia. Sirviendo de dosel, por encima se tiende un notable artesonado leñoso, en el que pechinas esquineras tornan la planta cuadrada en octogonal. Su vistosidad se logra en la repetición geométrica de elementos, a la que se agregan labores de sogueado en vigas y estrellas pintadas en tableros. De las capillas laterales destaca la del Ecce Homo, cuyo retablo, barroco, muy denso, expone la escultura de Cristo, con todos los signos de su humillación y ultraje. Aparece sentado sobre una especie de dragón o monstruo. Por encima la escena del Calvario se completa con la presencia de Dios Padre y la paloma del Espíritu Santo, para reproducir una peculiar Trinidad.

Un segundo edificio religioso existe en la localidad. Es una pequeña ermita titulada de la Vera Cruz, ubicada a las afueras, hacia el oriente, a orillas de un camino antaño mucho más transitado. Por sus formas posee planta cuadrada, con un portalillo o tejavana amparando la puerta. A través de un enrejado de listones es posible contemplar el interior. En el centro muestra una especie de estampa a modo de retablo, quedando a los lados, apoyadas en la pared, un par de grandes cruces de madera. Su encanto proviene de su modestia y del campestre entorno en el que se emplaza. Una restauración moderna ha consolidado el edificio. Como tributo ha perdido parte del bucólico encanto que poseía.

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/za...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Objetar a la guerra

29 June, 2019 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

La militarización de la empatía

29 June, 2019 - 00:00

Por su notorio interés reproducimos este artículo de la página counterpunch.org. El artículo está en inglés y hemos empleado solamente el traductor del navegador para pasarlo a castellano. Disculpas por los errores de traducción. Al final del artículo está el enlace a la página original. Nota de Tortuga.

ABC News llevó a cabo un segmento de tipo "Estados Unidos fuerte" de un niño, a punto de celebrar su novena edición.Cumpleaños, abriendo un gran regalo, con su madre, fuera de la vista de la cámara, preguntándole: “¿Quién te envió este paquete especial?”. Refiriéndose a su padre soldado desplegado, responde: “El mejor papá en todo el mundo. . ”Abre el paquete grande, y encuentra un paquete más pequeño dentro, y una nota. Él mira fijamente la nota, luego exclama: "¡En realidad escribió esto!". Empieza a leer el mensaje de su padre: "Lo siento mucho, pero aquí han ocurrido algunos problemas, y parece que no podré estarás en casa para tu cumpleaños este año ". El niño comienza a atragantarse, y lentamente y con tristeza continúa leyendo la nota de su padre:" Lo siento mucho. Espero que entiendas. Habría hecho cualquier cosa por estar contigo. Pude conseguirte una sorpresa especial. Así que espero que me compense no volver a casa. Te amo con todo mi corazón. Te extraño mucho. Papá ". Luego se lleva la carta a la cara y se echó a llorar.("Papá desplegado sorprende a su hijo en su cumpleaños", ABC News, 6 de mayo de 2018)

La madre del niño lo alienta a abrir la caja más pequeña, como si lo que había leído no la hubiera afectado. Él reacciona con enojo: "¡Tú también estabas a punto de llorar!". Pero él sigue su consejo y abre el pequeño paquete. Dentro había una nota que decía: "Sorpresa". Mira a su alrededor, desconcertado. Luego mira hacia arriba y ve a su padre, que de repente aparece desde un pasillo. Él tira a un lado la caja grande, corre por la habitación y vuela a los brazos de su padre, gritando: "¡Papá! ¡Papi! ¡Te echo de menos! ¡Te echo de menos! ”( Ibid ) Fue suficiente para derretir el corazón y hacer que uno no piense en lo que“ papá ”pudo haber estado haciendo en el extranjero.

La militarización de la empatía es empleada repetidamente por los principales medios de comunicación para transmitir historias conmovedoras de las sorpresas fiestas de los soldados. Están los soldados disfrazados: como el padre, después de un año en Afganistán, llegando a casa en un camión de bomberos , ataviado con equipo de combate de incendios y máscara antigás. Arrodillándose ante sus dos hijas, se quitó la máscara de gas y las sorprendidas gritaron "¡Papá!", Y lo abrazaron "con lágrimas de alegría", para deleite de una multitud reunida.

Otro es un hijo con los ojos vendados en una clase de artes marciales , entrenando con su instructor. Luego, su padre, vestido de uniforme, reemplaza al instructor, y mientras combaten, con una bandera estadounidense en el fondo, el padre dice con una sonrisa: "Sigue así". El hijo habla más despacio, y su padre comenta: ¡Venga! ¿Eso es todo lo que tienes? "Conociendo esa voz, el hijo rápidamente se quita la venda y ve a su padre justo frente a él. Él dice: "¡Papá!", Y salta a los brazos de su padre, mientras la clase estalla en aplausos.

Papá Noel es un disfraz común que usan los soldados que regresan para sorprender a sus seres queridos. Pero un soldado se enfrentó a Santa para sorprender a sus dos hijas. Las hijas, junto con su madre, se sentaron junto a Santa en un centro comercial de Tennessee. Santa preguntó a las dos niñas: “¿Saben lo que quieren para Navidad?” El narrador respondió: “Todo lo que Jordan quiere para Navidad fue para su papá, quien estuvo en el Ejército y desplegado durante nueve meses, para volver a casa para las vacaciones. . ”Jordan y su hermana pequeña no sabían que su padre se escondía detrás de Papá Noel. De repente, apareció con los brazos extendidos, y Jordan gritó: "¡Papá!", Y corrió a sus brazos, con su hermana pequeña siguiéndolo. Una gran multitud se había reunido, y el narrador dijo: "No había un ojo seco en el centro comercial".

La militarización de la empatía es ciertamente extensa. Un soldado viene a casa para sorprender a su esposa, que está en la UCIN de un hospital , sosteniendo a una de sus dos hijas gemelas prematuras, con sus otros dos hijos pequeños en casa. Ella lo mira y se rompe, sollozando.

Una niña de segundo grado habla en una asamblea escolar sobre la importancia de apoyar a hombres y mujeres militares en el extranjero, ya que su padre, en uniforme militar, aparece detrás de ella en el escenario y se acerca y la sorprende, con toda la asamblea aplaudiendo. Una madre del ejército , fuera de casa por más de un año, regresa a la escuela de sus hijas de cuarto y segundo grado y, durante una asamblea, "les da la sorpresa de su vida".

La graduación de la escuela secundaria de un hijo adquiere un significado aún más especial cuando su padre soldado lo sorprende en ese día especial. Un jefe suboficial-padre desplegado en el extranjero regresa para sorprender y abrazar a su hijo en el campo de fútbol, ​​mientras el hijo juega en su último partido de fútbol en la escuela secundaria . Una madre de la Armada , desplegada durante cinco meses, sorprende a su hija de nueve años en la ceremonia del Día de los Veteranos en su escuela, el auditorio lleno de niños con banderas estadounidenses y veteranos de guerras pasadas como invitados y, "en un momento conmovedor", todos aplaudiendo cuando la madre aparece en el escenario y su hija desprevenida la ve, se mueve rápidamente hacia el escenario y se abrazan.

Estos ejemplos son la punta de la militarización de la empatía de los principales medios de comunicación. Las familias de militares, separadas por la llamada "guerra global contra el terrorismo" de Estados Unidos, se reúnen repentinamente, brevemente, en fiestas de bienvenida. Estas reuniones cargadas de emociones hacen que los espectadores se identifiquen con lágrimas con las familias y, por extensión, con las guerras globales de nuestro gobierno. O bien, la alegre identificación de los espectadores con la reunión de familias militares sirve para que no piensen en la interminable guerra de Estados Unidos. El resultado es el refuerzo de la lealtad patriótica y la amnesia. Aquí la empatía se militariza al servicio de la búsqueda de la dominación mundial por parte de Estados Unidos.

Las sorpresas de las fiestas militares conmueven los corazones de los espectadores, desviando su atención de realidades contrarias creadas por el ejército de los Estados Unidos. El padre soldado que sorprende a su hija de segundo grado en una asamblea escolar, y trae vítores y lágrimas a los ojos de todos, aleja la atención de los horrores creados por el ex presidente George W., la invasión criminal de Irak basada en la falsedad y apoyada por ambos partidos. .

Una encuesta realizada en enero de 2004 por el Ministerio de Educación de Iraq, con la asistencia de UNICEF, revela la realidad oculta por la sorpresa de los soldados en la escuela. El representante de UNICEF en Irak, Roger Wright, declaró los hallazgos de la encuesta: "Hoy en día, millones de niños en Irak asisten a escuelas que carecen de instalaciones básicas de agua y saneamiento, tienen muros de alcantarillado, ventanas rotas y techos con goteras". negligencia y falta de fondos, y la invasión y bombardeo estadounidense de marzo de 2003 a "más de 700 escuelas primarias -" un tercio de las de Bagdad - con más de 200 quemadas y más de 3.000 saqueadas ". Wright revela una realidad común no denunciada:" Irak solía tenga uno de los mejores sistemas escolares en el Medio Oriente '" (" Las escuelas de Irak sufren de negligencia y guerra ", www.unicef.org)

Los televidentes ven repetidamente a niños escolares estadounidenses llorar de alegría ante las sorpresas visitas escolares a sus padres militares, pero no a niños iraquíes de escuela que lloran de dolor por la pérdida de sus escuelas, y especialmente lloran por las innumerables muertes y heridas de sus padres. y las madres y otros miembros de la familia. La empatía que trasciende las diferencias y permite que todas las personas se identifiquen entre sí está tribalizada , es decir, transformada al servicio del imperialismo estadounidense, borrando la humanidad y los derechos de aquellos que nuestro gobierno identifica, y nuestros medios informan debidamente, como enemigos.

La realidad es mucho más que un soldado estadounidense que regresa a casa para sorprender y consolar a su esposa y dos hijas prematuras en la unidad de cuidados intensivos neonatales de un hospital (UCIN). En 2015, en Afganistán, un avión de combate de Estados Unidos bombardeó un hospital de traumatología de Médicos Sin Fronteras / Sin Fronteras (MSF), golpeando repetidamente "el edificio principal del hospital central, albergando la unidad de cuidados intensivos, salas de emergencia y sala de fisioterapia", matando a "12 miembros del personal y 10 pacientes, incluidos tres niños ”. MSF proporcionó una identificación de su ubicación para evitar ser bombardeado; y luego "condenó el ataque como un crimen de guerra", y "exigió [ed] que una investigación internacional completa y transparente sobre el evento sea realizada por un organismo internacional independiente". ("Afganistán: Kunduz Trauma Center Bombing", www.doctorswithoutborders7 de octubre de 2017)

Los espectadores de la televisión pueden ver el alivio en la cara exhausta de la prematura madre que da a luz a los gemelos cuando su esposo aparece repentinamente y le toca el hombro, y ella lo mira y comienza a sollozar. Pero los espectadores no verán el horror de los pacientes bombardeados en Estados Unidos gritando mientras se queman hasta morir en sus camas de hospital. ( Ibid )

La realidad es mucho más que una madre y sus dos hijas que visitan a Santa Claus en un centro comercial, y que Santa "concede" el deseo de la hija mayor: su padre aparece repentinamente para las vacaciones, sus hijas lo abrazan alegremente y todos los compradores. que se habían reunido aplaudir y se emocionaron hasta las lágrimas.

La realidad también tiene que ver con otro centro comercial: un mercado bullicioso en Siria que fue repentinamente devastado por las bombas estadounidenses. Según un nuevo informe de Human Rights Watch, "un avión militar de los EE. UU. Bombardeó un mercado abarrotado de gente" y "una escuela que alberga a personas desplazadas". Los investigadores de HRW "visitaron los sitios ... y recopilaron los nombres de al menos 84 civiles que murieron en los atentados, incluidos 30 niños ". ('Docenas de ciudadanos civiles murieron cuando Estados Unidos se enfrentó a una escuela y un mercado en Siria,' Por Murtaza Hussain, The Intercept, 25 de septiembre de 2017)

Además, “el grupo de monitoreo independiente AirWars” informó que “los ataques de la coalición en Irak y Siria han matado a entre 5.343 y 8.223 civiles desde las bombas empezaron a caer en agosto de 2014.” ( Ibid ) AirWars proporciona un servicio al contrarrestar la subestimación repetida del Pentágono de civil Víctimas en las guerras de Estados Unidos. Pero estos son todavía números sin los nombres de las víctimas, hechos sin las caras de los muertos y sus angustiados seres queridos y vecinos.

El teniente general Stephen Townsend, jefe de operaciones militares de EE. UU., Parecía estar hablando desde tres lados de su boca para explicar las causas civiles. Como se informó, dijo: "La Coalición continuará teniendo mucho cuidado en nuestro objetivo de proteger a los civiles, pero debemos mantener nuestro rumbo". Agregó que "la responsabilidad de cualquier muerte de civiles recae exclusivamente en ISIS". '' ( Ibid ) Mientras tanto, en todos los bulliciosos centros comerciales de Estados Unidos, el presidente Trump prometió que los compradores podrán "decir feliz Navidad de nuevo". ”

Las realidades contrastantes son numerosas. Sargento Joseph P. Collette , un soldado muerto en combate en Afganistán, es recordado en una iglesia, después de que una caravana lleva sus restos a su ciudad natal, mientras "los espectadores se alineaban en las calles para honrarlo". En Afganistán, la conmemoración de un ser querido fallecido conlleva un grave riesgo. Se informó que un avión de combate de los Estados Unidos había bombardeado una casa, matando a “cuatro mujeres y 10 niños. . . así como dos hombres ". Según" Mohammad Hashim Alokzai, un miembro del parlamento de Helmond, al día siguiente, los familiares varones de las víctimas se reunieron para un funeral masivo, y mientras enterraban a sus muertos, fueron capturados por otro ataque aéreo estadounidense, dijo Alokzai, matando a 13 hombres ". Se preguntaba:" No sabemos qué pasó con la OTAN cuando están atacando a civiles inocentes ".("Ataques aéreos estadounidenses en el área de los talibanes matan a 29 afganos a pesar de las conversaciones de paz", por Taimoor Shah y Fahim Abed, The New York Times , 26 de enero de 2019)

Es la misma historia de terror en las bodas, en Afganistán e Irak, y en Yemen. Tom Engelhardt, creador y editor de tomdispatch.com , proporciona un registro del bombardeo aéreo estadounidense en las bodas en Afganistán, Irak y Yemen. Cita matanzas de bodas, entre ellas “siete. . . Erika Eichelberger, de TomDispatch ”. Una masacre es de“ más de 100 juerguistas [que] mueren en una aldea en el este de Afganistán después de un ataque de los bombarderos B-52 y B-1B ”. En Irak, otra boda es bombardeada, con“ al menos 42 muertos ", incluidos 27 miembros de la [familia anfitriona de la ceremonia de boda], sus invitados a la boda, e incluso la banda de músicos contratados para tocar en la ceremonia 'en un ataque de aviones estadounidenses". (" Tomgram: Engelhardt, El álbum de bodas del infierno de Washington ", por Tom Engelhardt,www.tomdispatch.com )

El punto de Tom Engelhardt: "Si los talibanes o los iraníes o los norcoreanos acumulan esas cifras". . . Los clasificaríamos como bárbaros, salvajes, malhechores. Podrías imaginar que un embotellamiento de muerte y destrucción al menos merecería una atención a más largo plazo ", continúa Engelhardt. "Pero con las excepciones más raras, no se encuentra en ningún lugar, ni a la derecha, a la izquierda ni al centro, en Washington o Topeka, en las conversaciones cotidianas ni en las charlas de expertos". ( Ibid ) Este es un ejemplo de la complicidad de la corriente principal. Los medios de comunicación en la promoción de las guerras globales innecesarias de Estados Unidos.

Casi 3,000 personas murieron y más de 6000 resultaron heridas durante los horribles ataques del 11 de septiembre contra Estados Unidos. En lugar de cualquier autoexamen nacional para determinar la causa de los ataques, el ex presidente George W. Bush utilizó los ataques como pretexto para lanzar una guerra global contra el terrorismo e invadió innecesariamente a Afganistán y luego a Irak, afirmando falsamente que el presidente Saddam Hussein Tenía armas de destrucción masiva.

¿Cifras recientes sobre el número de civiles asesinados por el ejército estadounidense desde los ataques del 9/11? Una encuesta realizada por el Proyecto Costo de la Guerra en la Universidad Brown, a la que hace referencia The InterceptLa escritora Murtaza Hussain, revela el número total de muertos "en los números de las guerras de EE. UU. en. . . . Irak, Afganistán y Pakistán. . . aunque se estima que son conservadores, son asombrosos ”. La encuesta de Brown“ estima que al menos 480,000 personas han sido asesinadas directamente por actos directos de violencia en el transcurso de estos conflictos, más de 244,000 de ellos civiles ”. Y“ el número de las muertes, aquellas que resultan de enfermedades, desplazamientos y la pérdida de infraestructura crítica, se cree que son varias veces más altas y llegan a millones de personas ”. La encuesta no incluye“ los conflictos en Libia, Yemen, Somalia o Siria, donde EE. UU. ha llevado a cabo importantes operaciones militares en los últimos años ". (" América necesita contar con el número de muertos en las guerras posteriores al 11/9 ", por Murtaza Hussain, The Intercept19 de noviembre de 2018)

Murtaza Hussain señala: "La confrontación inicial con Al Qaeda, una organización clandestina que quizás sume unos pocos cientos de personas en el momento de los ataques del 9/11, de alguna manera se ha transformado en una guerra sin fin contra un universo en expansión de grupos terroristas aún más extremos. muchos de los cuales ni siquiera existían el 11 de septiembre de 2001 ”en el momento de los ataques del 11 de septiembre. Hussain continúa con el cálculo de los Estados Unidos: "Ciudades enteras se han quedado en ruinas, y Estados Unidos no ofrece una estrategia coherente para un retorno a la estabilidad, o incluso a la normalidad, en los lugares donde ha estado en guerra". ( Ibid ) El objetivo aparece ser la de crear enemigos interminables para garantizar la normalización de la guerra interminable, y las ganancias corporativas y el poder político interminables.

La periodista Hussain luego cita a Daphne Eviatar, directora del programa de Seguridad con los Derechos Humanos de Amnistía Internacional de EE. UU., Quien hace una pregunta que debería estar en la mente de todos los estadounidenses. Ella dice: "'Cientos de miles de personas han muerto en nombre de la lucha contra el terrorismo' 'y agrega:" Necesitamos preguntar quién se beneficia de esto, quién ha sufrido y cuáles son los efectos acumulativos' "( Ibid )

Nuestro gobierno nos sigue diciendo a los ciudadanos que nos estamos beneficiando porque el ejército de Estados Unidos está protegiendo nuestra seguridad. Dígale eso a los niños ansiosos y deprimidos cuyos padres y madres militares están desplegados y separados de ellos durante muchos meses o un año o más a la vez. Los niños cuya fragilidad emocional se ve cuando su padre regresa repentinamente y los sorprende, lo abrazan y gritan: “¡Papá, te extraño! ¡Te echo de menos!"

Un informe de "gran cuerpo de investigación. . . muestra el impacto negativo en los niños, los jóvenes y las familias del personal militar de EE. UU. ”y“ los hijos de familias de militares a menudo experimentan múltiples factores de estrés antes y durante el despliegue de sus padres y cuando regresan a casa ”. Además,“ según el Departamento de Asuntos de Veteranos. . . Uno de cada cinco de Irak y Afganistán veteranos, cerca de 300.000 personas, sufren de trastorno de estrés postraumático o depresión mayor.”Y‘veteranos con TEPT cometen actos de violencia doméstica a tasas superiores a los veteranos sin TEPT, y a tasas mayores que la población general.' (“ Trauma al que se enfrentan los niños de familias militares ", por Fianna Sogomonyan y Janice L. Cooper, Centro Nacional para los Niños en la Pobreza, mayo de 2010) Las guerras de Estados Unidos están creando inseguridad, no seguridad.

¿Quién se beneficia de la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo, que se ha transformado en un conflicto global armado sin fin? Ciertamente, el complejo militar / industrial / de inteligencia se beneficia, con una guerra interminable, un ganso dorado que sigue dando. El ex presidente George W. Bush, quien inició las guerras innecesarias contra Afganistán e Irak, se benefició, ya que las guerras lo ayudaron a él y a los miembros de su gobierno a obtener un segundo mandato.

Hay cerca de 800 bases militares de EE. UU. En unos 70 países de todo el mundo. No se trata de proteger a los estadounidenses, sino de obtener un beneficio en la producción de armas y en la protección de la búsqueda de la dominación mundial por parte del capitalismo. (Consulte "Las bases militares globales de Estados Unidos en realidad socavan la seguridad nacional. Aquí está cómo", por David Nine, Foreign Policy in Focus, originalmente publicado en TomDispatch, 26 de septiembre de 2015)

Obviamente, la mayoría de los estadounidenses no se benefician de la guerra contra el terrorismo. Unos 7.000 han sido sacrificados en el altar de las actividades imperialistas de Estados Unidos, con cientos de miles más heridos. La prioridad del gobierno es reducir los impuestos de las corporaciones y los ricos y aumentar el presupuesto del Pentágono, no proporcionar una educación adecuada, oportunidades laborales y atención médica a los ciudadanos. La falta de oportunidades obliga a las personas desfavorecidas de color y personas blancas a unirse al ejército, ya que es la única opción que ofrece trabajo, capacitación en vivienda, comida, viajes, beneficios y futuros beneficios educativos. Trágicamente, los hombres jóvenes y los jóvenes de medios limitados son manipulados para proporcionar los cuerpos para las interminables guerras imperialistas de Estados Unidos. Y, irónicamente, la atención médica proporcionada para los veteranos que regresan no coincide con la expulsión de los héroes que reciben como reclutas de políticos y deportistas en eventos públicos. (Ver"La falta de acceso a los servicios de salud mental que contribuyen a las altas tasas de suicidio entre los veteranos", por Ronald D. Hester, ijmhs.biomedcentral.com , 18 de agosto de 2017) Trágicamente, sirven como peones en la promoción patriótica de las guerras imperiales.

La guerra global de Estados Unidos contra el terrorismo debe ser una preocupación moral importante de las personas de fe. Las víctimas de esta guerra inmoral, ahora normalizada e interminable, son los innumerables seres humanos muertos, heridos y desarraigados por el ejército de Estados Unidos. Sus víctimas también son hombres y mujeres en las fuerzas armadas de los EE. UU. Y sus familias, y otros estadounidenses impidieron, por un presupuesto abultado del Pentágono, recibir una educación adecuada, oportunidades laborales y atención médica.

Moralmente indigna también a las personas de fe debería ser la militarización de la empatía: el robo y la nacionalización de una ética religiosa universal que inspira a las personas a trascender el tribalismo e identificarse entre sí. Esa ética es compartida por la mayoría de las religiones.. En el cristianismo: “En todo, haz a los demás como lo harías debido a ti; porque esto es la ley y los profetas”. (Mateo 7:12) En el judaísmo: “Lo que es odioso para ti, no lo hagas a tu vecino. Esta es toda la Torá; Todo lo demás es comentario. Ve y aprende ". (Hillel, Talmud, Shabbath 31a) En el Islam:" Ninguno de ustedes realmente cree hasta que desea para los demás lo que desea para sí mismo ". (El Profeta, Muhammad, Hadith) En Jainismo:" Uno debe tratar a todas las criaturas del mundo como a uno le gustaría ser tratado ". (Mahavira, Sutrakritanga 1.11.33)

Todos los niños de todas partes vuelan a los brazos de su padre y gritan: "¡Papá, te extraño. ¡Te echo de menos!"

El Reverendo William E. Alberts, Ph.D., ex capellán de un hospital en el Centro Médico de Boston, es un ministro Universalista Unitario y Metodista Unido. Su nuevo libro, The Counterpunching Minister (que no podría ser "preso" de distancia) ahora está publicado y disponible en Amazon.com. El prólogo del libro, Drawing the Line, está escrito por el editor de Counterpunch, Jeffrey St. Clair. Alberts también es autor de Un capellán del hospital en la encrucijada de la humanidad, que "demuestra cómo se ve el cuidado pastoral de primera categoría, tal vez incluso huele", afirma la revisión en el Journal of Pastoral Care & Counseling. Su dirección de correo electrónico es wm.alberts@gmail.com .

Fuente: https://www.counterpunch.org/2019/0...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Seis años de cárcel para el militar que se masturbaba ante una subordinada, a la que los mandos superiores no creyeron

28 June, 2019 - 00:00

Madrid

P. R.

El Tribunal Militar Territorial Primero ha condenado a un teniente en la reserva del Ejército del Aire a seis años de cárcel y a pagar a una subordinada —a la que acosó dos años y frente a la que se masturbó en varias ocasiones— una indemnización de más de 106.000 euros. A la víctima, que había sido además expulsada del Ejército (aunque Defensa suspendió esta expulsión a la espera de esta sentencia), no la creyeron sus superiores.

La mujer vivió un calvario de dos años en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia), en los que un veterano subteniente (hoy teniente en la reserva) se masturbó en varias ocasiones delante de ella cuando se quedaban solos, le pidió felaciones e hizo comentarios vejatorios, como por ejemplo: "Te gustaría comértela. Me gustaría correrme en tu boca", mientras le enseñaba el pene encerrados en un despacho.

Según declaró la soldado, su superior se masturbaba "hasta 15 veces al mes" delante de ella en ese periodo de tiempo. Ningún superior la creyó cuando denunció varias veces el acoso hasta que pudo sacarle una fotografía con el móvil en plena vejación. Y hasta ese momento no se puso en marcha ningún protocolo.

Incluso con un expediente abierto por estos hechos, el instructor asignado desplazado a la base "le aconsejó que no presentara denuncia". Ella, que no hizo caso del instructor, denunció este acoso en comisaría. Una juez de Elche concluyó que el testimonio de ella cumplía los requisitos de "verosimilitud, credibilidad y ausencia de contradicción". La instrucción del caso pasó de la Justicia civil a la militar, que inicialmente intentó revocar la orden de alejamiento contra el brigada dictada por la juez civil, aunque luego rectificó.

Ahora, la Justicia militar hace caso a la Fiscalía y condena al militar a seis años de cárcel y a una indemnización de 106.754 euros por los 720 días de baja médica que ha sufrido, más las secuelas de estrés postraumático y el perjuicio personal y moral.

Según subraya El País, el tribunal no tiene "ninguna duda de que la soldado no prestó su consentimiento ni tuvo voluntad de acceder a las relaciones sexuales que el acusado le vino proponiendo, ni a los tocamientos sexuales de que fue objeto. El acusado, sencillamente, se aprovechó de la situación de dominio en que se encontraba y se prevalió intencionadamente de esa circunstancia".

No obstante, uno de los miembros del Tribunal Militar ha formulado un voto particular en el que propone absolver al teniente por apreciar “incoherencias en las declaraciones de algunos testigos” y por su “trayectoria profesional intachable y más de 30 años de servicio”.

La sentencia es recurrible ante la Sala Quinta del Tribunal Supremo. El abogado de la víctima, Antonio Suárez-Valdés, manifiesta en declaraciones a El Mundo su satisfación por la sentencia, aunque apunta que "ahora Defensa debe enmendar el error de haber expulsado a la víctima por la patología psicológica sufrida, declarando que su depresión no tenía relación con dicho acoso, cuando los jueces corroboran que sí fue así".

sentencia by on Scribd

Público

Un teniente del ejército del aire condenado a seis años y medio de cárcel por acoso sexual a una militar de Elche

El juzgado togado de Madrid le obliga, además de la pena, a indemnizar a la víctima con 100.000 euros tras considerar probado que se masturbaba delante de ella.

i. j. iniesta

Un juzgado togado militar de Madrid ha condenado a seis años y medio de prisión, y a una indemnización de 100.000 euros a un teniente del ejército del aire tras considerar probado que cometió varios delitos de acoso sexual a una militar de Elche, según han confirmado desde el despacho de abogados Suárez-Valdés, que ha representado a la militar.

La joven denunció los hechos, ocurridos en la base de Alcantarilla, en la comisaría de Elche, y acto seguido fue suspendida y apartada el Ejército. La militar ya había solicitado una baja por el trauma que había sufrido.

La principal prueba de cargo contra el militar ha sido una imagen de móvil captada por la militar en la que se observa al que entonces era subteniente masturbándose.

En su denuncia, la mujer expuso que los primeros signos de acoso por parte del subteniente al que denunció comenzaron cuando ingresó en el cuerpo militar, hace unos once años, y que los comentarios fuera de tono se iniciaron de forma inmediata. Las humillaciones desde entonces han venido siendo una constante pese a haber dado cuenta a superiores, según detalla la militar en la denuncia presentada.

Con todo, la situación empeoró aún más en los últimos años, a raíz de que la destinaran a un puesto de trabajo en la misma oficina que el hombre y junto a algunas personas más, tal y como consta en la denuncia.

Entre otras cuestiones, la mujer relató que el hombre se masturbaba continuamente delante de ella en el lugar de trabajo que compartían, que le proponía con reiteración tener relaciones sexuales y que le hacía preguntas íntimas sobre su vida personal.

Incluso, tal y como pone en conocimiento de los agentes, la mujer comunicó a otros cargos superiores su situación y llegó a manifestar su disconformidad en alguna ocasión en la que se le ordenó que acompañara al hombre en desplazamientos fuera de las instalaciones de trabajo.

En todo este proceso, la denunciante aseguró que ha sufrido y sigue padeciendo un trastorno psiquiátrico a consecuencia del trato «degradante» al que se ha visto expuesta a lo largo de años.

Fue en marzo de 2016 cuando aprovechó un instante para tomar una fotografía al hombre en un momento en el que él, en la oficina en la que estaban trabajando, le mostraba los genitales. Con esa imagen, consiguió que le dieran algo de credibilidad a sus denuncias internas, y se activó el protocolo de actuación ante casos de acoso sexual, según especifica la denunciante.

Diario Información.

Ver más casos de violencia machista en el ejército español

Categorías: Tortuga Antimilitar

Solo dos psiquiatras atienden a los 455 enfermos mentales internados por cometer delitos en España

28 June, 2019 - 00:00

Los psiquiátricos de Fontcalent y Sevilla, cuya misión es contener y curar, deberían tener el triple de especialistas, admite el Gobierno.

EL PAÍS (IGNACIO ZAFRA).- Los dos hospitales psiquiátricos penitenciarios españoles, ubicados en Alicante y Sevilla, solo tienen un psiquiatra cada uno cuando según su relación de puestos de trabajo deberían contar con el triple. Los expertos consideran imposible en tal circunstancia que cumplan su objetivo de curar a los 455 internos que suman entre ambos, algunos de los cuales fueron declarados autores, pero no responsables, de graves crímenes. El motivo: bajas que llevan años sin cubrirse y la dificultad de Instituciones Penitenciarias para encontrar médicos. Sus responsables admiten el problema, pero no lo ven “alarmante”.

Los hospitales penitenciarios alojan a personas cuya participación en un delito ha sido declarada en un juicio, pero que son inimputables al no ser consideradas responsables de sus actos. Un ejemplo son los actos cometidos durante un episodio psicótico, un delirio que implique una ruptura con la realidad. La ley contempla su internamiento en centros específicos como “medida de seguridad”. Su reclusión está diseñada con una finalidad de contención, evitar que hagan daño a otros o a sí mismos, y de curación. Sin contar Cataluña, que tiene transferidas las competencias penitenciarias y presenta una ratio mucho mejor de psiquiatra por interno, en España hay dos hospitales penitenciarios. Fontcalent (Alicante), que tiene 298 reclusos y Sevilla, con 157. Los tipos de trastornos que sufren son muy heterogéneos. Y el motivo que les ha conducido allí también: desde actos penados con menos de tres años de cárcel a homicidios múltiples.

Cuatro expertos en psiquiatría penitenciaria consultados consideran inviable que con un solo psiquiatra los internos puedan recibir el tratamiento que precisan. “Es completamente insuficiente”, afirma Iñaki Markez, que fue responsable del grupo de investigación Salud Mental en Prisión y es miembro de la Asociación Española de Neuropsiquiatría. “Un solo psiquiatra no permite hacer prácticamente nada más que los informes rutinarios para la justicia y los tratamientos más básicos. Es una situación muy precaria”, añade Enrique Pérez, psiquiatra en la prisión de Alicante que trabajó también en el psiquiátrico de Fontcalent.

“Hay que cubrir esas plazas, por supuesto. Pero los equipos multidisciplinares que trabajan en ambos hospitales también están compuestos por psicólogos clínicos, educadores, trabajadores sociales, monitores terapéuticos y deportivos, enfermeros, médicos de atención primaria, auxiliares... Personas muy vocacionales que trabajan para recuperar como personas a los internos. Hay que solucionar la falta de psiquiatras, pero la situación no es alarmante”, afirma el responsable del Programa de Atención Integral al Enfermo Mental en Centros Penitenciarios de Instituciones Penitenciarias, Julián Sanz.

Solo 12 solicitudes para 37 plazas

Instituciones Penitenciarias tiene graves dificultades para encontrar no solo psiquiatras, sino también médicos de atención primaria para las cárceles. En la última convocatoria ofertaron 37 plazas y solo recibieron 12 solicitudes. En parte, señala Markez, porque los facultativos “cobran más y están más tranquilos” trabajando en los sistemas de salud de las comunidades.

Los psiquiatras de los hospitales penitenciarios elaboran los diagnósticos, supervisan los tratamientos, se encargan del seguimiento farmacológico y tienen que elaborar, cada seis meses, un informe de cada paciente dirigido a los tribunales con una propuesta sobre si el interno debe continuar en el centro o está preparado para salir. En un psiquiátrico del tamaño de Fontcalent, ello significa que su único psiquiatra tiene que redactar más de dos informes al día.

Estas propuestas son muy importantes porque los internos no tienen asignado un tiempo concreto de reclusión, solo un tiempo máximo; el que les habría correspondido en prisión de haber sido considerados responsables de sus actos. La ley prevé que abandonen la reclusión cuando se hayan recuperado y presenten un nivel bajo de “peligrosidad”.

Para determinarlo, los tribunales se guían por los informes de los psiquiátricos, pero no siempre siguen su criterio. “En los casos que en su día generaron gran alarma social y tuvieron más repercusión mediática, a los psiquiatras nos cuesta mucho convencer a los jueces de que la persona pueda salir, incluso estando bien”, afirma Enrique Pérez, que pone como ejemplo de ello el caso de la doctora Noelia de Mingo, que pasó 11 años en Fontcalent como medida de seguridad tras matar a tres personas en la clínica La Concepción de Madrid.

Más fácil entrar que salir

"De un hospital psiquiátrico es más fácil entrar que salir", coincide Pablo Gómez, fiscal decano de Vigilancia Penitenciaria de Alicante. Entre otros motivos porque apenas hay "centros civiles intermedios que permitan modificar la medida de seguridad al disminuir la peligrosidad cuando todavía no aparece indicado el tratamiento externo en los recursos comunitarios", lugares por donde los internos puedan pasar al salir del psiquiátrico antes de quedar en libertad bajo seguimiento ambulatorio. El director de la ONG penitenciaria Àmbit, Javier Vilalta, atribuye en buena medida la falta de alternativas a las comunidades autónomas.

La ausencia de recursos menos con características menos carcelarias hace que los hospitales psiquiátricos penitenciarios contengan a muchas personas que no deberían estar en ellos, porque su estado clínico y su grado de "peligrosidad" no lo justifica, asegura José Manuel Arroyo-Cobo, que fue máximo responsable de la sanidad penitenciaria española entre 2008 y 2018. Arroyo-Cobo estima que en esa situación se encuentran más del 30% de los internos, y que para una parte de ellos su permanencia resulta "claramente perjudicial para su proceso terapéutico".

El estigma de persona peligrosa

Julián Sanz, responsable psiquiátrico en Instituciones Penitenciarias, resalta, por otro lado, que los enfermos mentales sufren un "estigma de personas violentas y peligrosas" que no se corresponde con la realidad. "Deteriora muchísimo a la persona de cara a su integración y no es cierto. Las estimaciones dicen que menos del 5% de las personas con trastorno mental grave tienen episodios graves de violencia, y dentro de ese porcentaje, en la mayoría de los casos son contra sí mismos".

No todas las personas con trastornos mentales graves son declaradas inimputables —no responsables de sus actos— y enviados a hospitales psiquiátricos penitenciarios. La mayoría, 1.800 según Instituciones Penitenciarias, acaban en una prisión común. El motivo es que los tribunales no consideraron que su enfermedad les eximiera completamente de sus actos. Unos 300 de estos pacientes están en fase aguda y permanecen ingresados en las enfermerías de las prisiones. Los estudios reflejan que, además, en torno al 40% de los presos padecen algún trastorno mental común (menos graves).

El director de la ONG Àmbit denuncia que la atención que reciben en prisión es insuficiente. En 17 de las 69 cárceles dependientes de Instituciones Penitenciarias, según datos oficiales, no entra un psiquiatra ni siquiera una vez a la semana y los reclusos que lo necesitan tienen que ser trasladados al hospital para recibir su tratamiento. Vilalta coincide con una portavoz de Instituciones Penitenciarias en criticar la actitud de las comunidades autónomas, ya que desde 2003 tienen transferidas todas las competencias sanitarias de los presos, a excepción de la atención primaria, que sigue siendo competencia del organismo dependiente del Ministerio del Interior.

Fuente: http://www.derechopenitenciario.com...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas