Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 48 min 2 seg

Yemen: Más venta de armas, menos ayuda humanitaria

16 January, 2021 - 00:00

“Ganar miles de millones con las exportaciones de armas que alimentan el conflicto y, al mismo tiempo, proporcionar una pequeña fracción de eso en ayuda a Yemen es inmoral e incoherente”. Muhsin Siddiquey, director de Oxfam en Yemen.

Enormes ganancias del G20 con la venta de armas de la guerra civil de Yemen e irrisorias cantidades de los paises que componen es foro compuesto por los paises industrializados y emergentes ((Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía) y la Unión Europea.

“Ganar miles de millones con las exportaciones de armas que alimentan el conflicto y, al mismo tiempo, proporcionar una pequeña fracción de eso en ayuda a Yemen es inmoral e incoherente”. Así denunció el director de Oxfam en Yemen, Muhsin Siddiquey, después de consultar cifras del Instituto de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI) que muestran que los miembros del G20 han exportado armas por valor de más de 17.000 millones de dólares a Arabia Saudita desde que el Reino entró en conflicto en Yemen. “Las naciones más ricas del mundo no pueden seguir poniendo las ganancias por encima del pueblo yemení”.

Lo hacen, y seguirán haciéndolo, a pesar del brote de cólera, el coronavirus, los hospitales que funcionan mal y 10 millones de bocas hambrientas. La última ilustración de esto es la venta apresurada de 23.000 millones de dólares de la administración Trump de 50 aviones de combate F-35, 18 aviones no tripulados MQ-9B Reaper, misiles aire-aire y varias otras municiones a los Emiratos Árabes Unidos. Los Emiratos Árabes Unidos solían ser un miembro más entusiasta de la coalición liderada por Arabia Saudita que ha estado golpeando a Yemen desde 2015. A pesar de completar una retirada militar gradual del conflicto en febrero de 2020 con mucha fanfarria, Abu Dhabi sigue involucrado en la coalición y un influyente agente. Amnistía Internacional ha emitido una severa advertencia que esas armas bien podrían usarse en “ataques que violan el derecho internacional humanitario y matan, así como lesionan, a miles de civiles yemeníes”.

Las gigantescas ventas de armas continúan siendo un asunto de negocios y política, y los negocios tienden a ser los representantes masivos. Detener o frenar la venta de armas solo está de moda y nunca es permanente. Oxfam nos recuerda esa verdad empapada de sangre. “Cuando se incluyen las exportaciones de armas de las naciones del G20 a otros miembros de esta coalición [árabe], la cifra de 17.000 millones de dólares aumenta a al menos 31.400 millones de dólares entre 2015 y 2019, el último año del que hay registros disponibles”.

Además de los miembros del G20, se invita a participar a otros países:

España es invitada permanente a las reuniones del G20.
En 2020, Jordania, Singapur y Suiza están invitados como países invitados.

También se invita a las organizaciones internacionales que históricamente han contribuido al trabajo del G20. Estos incluyen:

Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
Junta de Estabilidad Financiera (FSB)
Organización Internacional del Trabajo (OIT)
Fondo Monetario Internacional (FMI)
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)
Naciones Unidas (ONU)
Grupo del Banco Mundial (GBM)
Organización Mundial de la Salud (OMS)
Organización Mundial de Comercio (OMC)

En 2020, las organizaciones regionales también están invitadas, incluido: el Fondo Monetario Árabe (AMF), el Banco Islámico de Desarrollo (IsDB), así como Vietnam, Presidente de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), Sudáfrica, Presidente de la Asociación Africana. Unión (UA), los Emiratos Árabes Unidos, el presidente del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y la República de Ruanda, el presidente de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD).

Fuente: https://oiradilos.wordpress.com/202...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La industria armamentística saca pecho por estar a la cabeza de a inversión en I+D en España

15 January, 2021 - 00:00

¡Curioso! Lo que nosotros denunciamos como una tragedia es celebrado como una bendición del cielo por la industria de defensa. Con sus medias verdades y sus trolas (principalmente la referida a los "retornos" de la industria militar) el artículo que publicita la patronal de la industria militar no tiene desperdicio y no necesita comentarios (nota de J.C. Rois).

La industria aeronáutica y militar, a la cabeza de la inversión en I+D en España

Las empresas del sector invirtieron 2.000 millones de euros en investigación y desarrollo en 2019.

Benjamín Carrasco (Infodefensa.com)

Las empresas de defensa, aeronáutica, espacio y seguridad están a la cabeza de la inversión en investigación y desarrollo en España. Estos sectores industriales, reunidos en torno a la Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (Tedae), dedicaron el año pasado a actividades directas de I+D+i el 8% de su facturación, unos 1.120 millones de euros, lo que los convierte en el principal motor de la innovación, por delante de gigantes como la industria farmacéutica (1.060 millones) y la de vehículos a motor (990 millones).

La cifra asciende hasta los 2.000 millones si, además de tener en cuenta las inversiones directas en proyectos propios de las empresas del sector, se suman las inversiones indirectas gracias a estos programas. Estos datos están extraídos de un reciente informe elaborado por la consultora KPMG que mide el impacto de estas industrias en la sociedad. El esfuerzo en inversión en I+D+i, subraya este documento, permite a los sectores citados mantener un alto nivel de competitividad, resistir mejor ante situación de crisis económica como la actual y, por último, retener, atraer y mantener el talento en España.

El estudio también pone de manifiesto que las compañías de estos sectores se consolidan como uno de los principales contribuyentes a la economía española. Las empresas de defensa, seguridad, aeronáutica y espacio aportan de manera directa o indirecta 20.630 millones de euros al Producto Interior Bruto (PIB) nacional, cifra que representa el 1,7% del total en 2019.

El Estado recaudó en 2019 entre las industrias de Tedae unos 2.540 millones de euros, lo que representa en torno al 1,2% del total. El 45% corresponde a recaudación directa; el 2% a indirecta; y el 53% restante es resultado del efecto inducido. El análisis destaca que, a pesar de ser un sector exportador y por tanto con un reducido impacto en el IVA, presenta una elevada aportación a través del IRPF y el impuesto de Sociedades.

Récord de facturación

Un año más, y ya van cuatro seguidos, la facturación batió un nuevo récord situándose en los 14.101 millones de euros. El salto es considerable respecto a los 12.600 millones de 2018. Por áreas, seguridad generó 180 millones; espacio, 967 millones; defensa, 2.035 millones -excluyendo la aeronáutica militar y espacio militar-, y aeronáutica, 10.918. El grueso de las ventas está en los mercados internacionales.

Aproximadamente del 70% de la facturación corresponde a ventas a clientes situados en el extranjero, lo que, según recoge el informe, pone de manifiesto el impacto tanto dentro de como fuera de España de estas empresas, que no depende únicamente de la demanda doméstica ni de los presupuestos generales del Estado.

El informe también hace hincapié en el empleo. Las industrias de defensa, seguridad, aeronáutica y espacio generan 50.600 puesto de trabajo directos. A esto hay que sumar más de 160.000 empleos indirectos e inducidos, dedicados a satisfacer las necesidades de la cadena de suministros del sector y dar respuesta al gasto generado por los empleos directos e indirectos.

En total, son responsable directa o indirectamente de un total de 211.921 empleos en España. Respecto a los directos, la aeronáutica (civil y militar) produce 35.280 empleos; defensa (solo la parte naval y terrestre) 9.898; espacio (civil y militar) 4.322; y seguridad 1.100

En plena crisis de la Covid, Tedae reivindica que las industrias que componen la asociación se caracterizan por un empleo de calidad con un salario medio bruto de 42.800 euros anuales, un 83% superior a la media nacional, a la par que el de la industria farmacéutica y notablemente superior al de otras industrias como la química, vehículos del motor o manufacturas metálicas.

El sector aeronáutico y la Covid

Las cifras del informe están sustentadas en buena medida en el sector aeronáutico, tanto civil como militar, en el que Airbus actúa como empresa tractora. En el caso, por ejemplo, del PIB, las compañías de este sector contribuyen con el 77% del total, mientras que en inversión en I+D+i aportan 1.452 de los 2.000 millones. Algo similar ocurre con el empleo. El 75% se concentra en aeronáutica.

El estudio pone el foco en la actividad durante el año 2019 y no entra a medir el impacto de la pandemia de la Covid, que ha golpeado especialmente al negocio aeronáutico civil. El coronavirus ha reducido considerablemente el tráfico aéreo mundial, lo que ha tenido efectos inmediatos en el ritmo de producción y entrega de aviones.

Para mitigar los efectos de la crisis, a principios del próximo año verá la luz un fondo de rescate bautizado como “Aerofondo”, impulsado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales y Airbus, que contará con un presupuesto superior a los 100 millones de euros. Este mecanismo es uno de los puntos del acuerdo suscrito por el Gobierno de Pedro Sánchez y el consorcio europeo el pasado mes de julio, con el objetivo de apoyar a la industria aeronáutica a recuperar la actividad previa a la Covid. El fondo estará dirigido, sobre todo, a las empresas aeronáuticas de la cadena de suministro con menos margen de maniobra financiero ante el parón de la producción de aviones.

Los resultados de 2020 estarán, sin duda, condicionados por la Covid, sin embargo, la experiencia de anteriores crisis demuestra que la competitividad, la exportación y la inversión en I+D, tres de las señas de identidad de las compañías aeronáuticas y militares españolas, son la clave para capear mejor el temporal y afrontar con rapidez la recuperación.

Fuente: https://www.larazon.es/espana/20210...

Categorías: Tortuga Antimilitar

En esta guerra solo hay un bando, y estamos todos dentro

15 January, 2021 - 00:00

¿Te imaginas qué pasaría si el multimillonario presupuesto de Defensa se destinase a defendernos de la mayor amenaza que ha tenido nunca la humanidad? La lucha contra el cambio climático debería ser una parte central del presupuesto de Defensa.

Hope! En pie por el planeta

Categorías: Tortuga Antimilitar

El estado mata

15 January, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las declaraciones de Alberto Garzón (sobre las bases militares de Andalucía) son vergonzosas

14 January, 2021 - 00:00

Con todo respeto a Alberto Garzón y a la organización que representa, a su trabajo en el gobierno y a su trayectoria como persona comprometida de izquierdas, digo públicamente, y por supuesto a él se lo diría igual si lo tuviera delante, que sus declaraciones en el programa de La Sexta acerca de las bases militares son sencillamente vergonzosas e impropias de alguien que sabe bien lo que significa la militarización de Andalucía y del Mediterráneo a través de la VI Flota:
http://www.izquierdadiario.es/Alber...

Minuto 1:35 del vídeo:

Estas declaraciones, desgraciadamente, coinciden con la política tan conciliadora de Unidas Podemos con el PSOE en materia de política exterior y de defensa:
http://noviolencia62.blogspot.com/2...

Fuente: http://noviolencia62.blogspot.com/2...

Véase también: Entrevista a Ángeles Diez: Las razones de Alberto Garzón para defender las bases de EE.UU. al descubierto (vídeo)

Categorías: Tortuga Antimilitar

El poder del ejército y el artículo de la Constitución que hace soñar a los golpistas

14 January, 2021 - 00:00

Los movimientos protogolpistas de una serie de militares retirados son el último síntoma de la crisis de las instituciones en España. Cuatro décadas después de la Transición, las Fuerzas Armadas siguen siendo el mismo poder fáctico que impuso límites a la democracia y aseguró que un artículo de la Constitución las facultase para intervenir si detectaban que la “unidad de la patria” o la soberanía están en peligro.

Pol Serra
Pablo Elorduy

Tienen su propia universidad, su farmacia, sus seguros, sus residencias vacacionales, centros deportivos y bibliotecas. Se administran por su cuenta, y sus pensiones y prestaciones van en una caja distinta a la del sistema de la Seguridad Social. Tienen una Justicia distinta a la que se aplica para cualquier otro ciudadano, y las deliberaciones de esos procesos no son de dominio público salvo en el caso de que lleguen al Tribunal Supremo. El mandato aconfesional de la Constitución Española ni está ni se lo espera: de hecho tienen una catedral propia. Se ha definido a las Fuerzas Armadas como un “Estado dentro del Estado”. Indiscutiblemente, si existe eso que se ha llamado “Estado profundo”, los militares tienen su silla en el consejo de administración, a la derecha de la de los servicios secretos. Hubo un tiempo en el que cualquier noticia sobre el “malestar” de sus altos mandos cambiaba el tono de piel de ministros y presidentes. En 2020, ese tiempo ha vuelto.

La banda sonora del ruido de sables la ha puesto la publicación de dos cartas enviadas por militares retirados de la XIX promoción del ejército del aire y la XXIII promoción de la Academia General Militar de Zaragoza. Cartas dirigidas al rey Felipe VI y, en el primer caso, también a David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo. Junto al contenido de un chat privado de la XIX promoción —en el que un general de división aseguró desear el fusilamiento de 26 millones de personas—, las cartas han sido identificadas, en su estilo y por el contexto político, con el programa de Vox.

Entre todos los elementos inquietantes de este despertar de los sables, uno de los más relevantes es el hecho de que al menos uno de los firmantes de la carta de la Academia de Zaragoza sea agente “retirado” del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), y que según Voz Pópuli hayan firmado la carta entre cinco y diez exmiembros más de “La Casa”, como se conoce a los servicios secretos. En los últimos años, el CNI ha variado su composición y dado entrada a más y más agentes civiles pero en su origen y su historia sigue funcionando como un apéndice de los altos mandos de las Fuerzas Armadas.

La conjunción de publicidad y propaganda política, las balas de fogueo de mensajes de WhatsApp, y la presencia recurrente del antiguo CESID cuando se habla de, o se amaga con, tumbar gobiernos, sin embargo, devuelve al primer plano el poder de lo que el catedrático de Filosofía del Derecho Juan Ramón Capella llamó “el partido militar”. Un factor clave, un “poder fáctico” en la Transición de Régimen que jugó un papel fundamental en la construcción del actual sistema y que inspiró directamente el artículo 8 de la Constitución, el punto ciego en la Carta Magna que serviría eventualmente para desarrollar el golpismo avalado por el texto de 1978.

Del golpismo al escándalo

El coronel de Infantería en la reserva Enrique Vega Fernández, que ejerce como portavoz del Foro Milicia y Democracia, considera que no existe en este momento ninguna posibilidad de un golpe de Estado. Los propios militares de la XIX lamentaban en el chat que no se “entendería” un golpe como aquel con el que fantasearon para expulsar al Gobierno de Pedro Sánchez del poder. “Todo el mundo es consciente de que en el mundo de hoy en día, en la Europa de hoy en día no sería posible”, remacha Vega Fernández, para quien las amenazas veladas parten de personas de una generación de militares retirados y que eso “no se puede equiparar” con lo que piensa el cuerpo de oficiales, suboficiales y la tropa. Así, para este militar retirado, “como institución” el Ejército está comprometido con la Constitución del 78, aunque eso no quiere decir, apunta, “que como en cualquier sector haya nostálgicos de otra época”. Vega Fernández reconoce que lo que él ha visto en sus años de servicio ha sido más conservadurismo que otras tendencias, pero descarta que el aumento de la tendencia ultra sea más alta en los cuarteles que en el resto de la sociedad.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, hizo la misma distinción cuando el problema generado por esa vieja guardia de militares en la reserva se hizo explícito. En una entrevista en La Vanguardia, Robles defendió las Fuerzas Armadas actuales como “totalmente democráticas”. La ministra ha presentado el actual runrún como el fruto del “miedo y el prejuicio” de figuras aisladas que no están ya dentro del Ejército. Durante la Pascua Militar del 6 de enero, la ministra de Defensa insistió en que se trata de una “insignificante minoría, que sólo se representa a sí misma”. Le respondió pocas horas después el general retirado Emilio Pérez Alamán, promotor del manifiesto de defensa de la Fundación Franciso Franco. Reclamó “un giro de timón” y advirtió de que los enemigos del Consejo de Ministros en el ejército son “algo más que minoría”.

Para Juan Carlos Rois, abogado y fundador del colectivo antimilitarista ya desaparecido Utopía Contagiosa, la pátina de democracia del Ejército “no ha pulido lo que hay por debajo de arraigo de la cultura, de la mentalidad, de los valores y, a veces, de la ideología franquista”. Gemma Amorós, del Centro Delàs d'Estudis per la Pau, cree que no se puede considerar democrática a una institución “opaca” como el Ejército, que funciona como una sociedad de clases, en la que no se permite la sindicalización ni el derecho de huelga ─derechos que sí reconocen países de nuestro entorno─ y en la que tradicionalmente no se ha investigado la corrupción. La organización Transparencia Internacional destacó que España “aún no ha realizado ninguna evaluación exhaustiva de los riesgos de corrupción en el ejército” y el caso Defex, que supone el mayor caso de fraude en una empresa pública en la historia reciente de España, implica a un coronel y a un puñado de nombres ligados a la casta militar del Franquismo y la restauración borbónica.

Tres días después de la entrevista de Margarita Robles en La Vanguardia, La Marea publicaba un vídeo grabado en diciembre de 2019 en el que se ve a varios soldados en una fiesta en las instalaciones de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) de Paracuellos del Jarama saludando al modo fascista y cantando una canción del grupo neonazi Estirpe Imperial. No es el primer caso y parece que no será el último en el que militares en activo son grabados haciendo apología del fascismo. En este caso se trata de la BRIPAC, junto a la División Brunete, una de las más destacadas del conjunto de las Fuerzas Armadas.

Luis Gonzalo Segura, exteniente expulsado de las Fuerzas Armadas en 2015, considera que Robles “miente” cuando asegura que la ultraderecha no está presente en el Ejército. “No sé cuántos episodios más necesitamos para demostrar que las Fuerzas Armadas son ultraderechistas”, dice, en referencia al vídeo publicado en La Marea. En su libro, El ejército de Vox (Foca, 2020), demostró que el porcentaje de votos de este partido ultra en las secciones censales que integran a los cuarteles es muy superior a la del resto del territorio donde se asientan. Para Gonzalo Segura, no cabe duda de que los tentáculos de la extrema derecha sobrepasan lo anecdótico y alcanzan incluso a la cúpula militar. Este exteniente acusa a la actual Jefatura de Estado Mayor del Ejército de Tierra de España (JEME) de aplicar un prejuicio de ultraderecha para expulsar al cabo Marco Antonio Santos.

Santos fue expedientado por firmar un manifiesto “en contra del franquismo en las Fuerzas Armadas” y, a raíz de aquello, el JEME denunció también una serie de opiniones vertidas en las redes sociales que derivaron en su expulsión. Eran mensajes en contra de la condena de jóvenes de Alsasua por una pelea en un bar y a favor del derecho a decidir del pueblo catalán, “elementos que solo pueden ser vistos como una falta muy grave, como un motivo para expulsar a alguien del ejército, por alguien de ultraderecha”, desarrolla Luis Gonzalo Segura, en referencia al JEME.

El profesor de filosofía del Derecho José Luis Gordillo apunta a que hay una cuestión económica dentro de esa presencia de la ultraderecha en el Ejército, y es la tendencia de elementos de esa ideología a buscar empleo en contacto con las armas. Por otro lado, señala, la historia de España durante el siglo XX arroja una tradición específica de injerencia de los ejércitos en la política que se superpone a sus contactos con los movimientos civiles de extrema derecha.

Si el siglo XIX fue el de los pronunciamientos liberales, el golpe del general Pavía contra la I República marcó un nuevo hito en la asunción por parte del ejército “de una función política interna, un partido conservador con distintas alas que llega, de manera mitigada, a nuestros días”, señala Gordillo. A partir del comienzo de siglo XX, los ejércitos europeos adquirieron un perfil colonial. En el ejército español se generalizó el llamado “africanismo” entre quienes sirvieron en la Guerra de Marruecos, un punto de inflexión entre dos épocas que determinó el crecimiento de un sector ultra dentro de las Fuerzas Armadas. Un sector que protagonizó dos golpes definitivos para la historia de España: el de 1920 y el de 1936.

Tras cuarenta años de depuración de las tendencias democráticas o liberales dentro del cuerpo, en los años clave desde 1973 —asesinato del presidente Luis Carrero Blanco— hasta 1978, las Fuerzas Armadas pasaron, no sin enormes resistencias, de servir a una dictadura a estar supeditadas a un sistema democrático. Un proceso que, para Gemma Amorós, modeló un Estado y una sociedad con los valores del capitalismo, el colonialismo y el patriarcado. En su opinión, el Ejército funciona en ese sentido como espejo del Estado, que por su parte trata de obviar que quienes ahora firman cartas con aroma golpista defendieron ese modelo de “paz y seguridad” que dice perseguir el Gobierno y que, añade, “se apropia” de valores como la democracia o el sentimiento nacional. “La sorpresa es que no haya consecuencias, no puede pasar a la ligera que quien dice que quiere fusilar a 26 millones de personas es un funcionario, alguien que ha representado de forma profesional al Estado”, apunta Amorós.

“No es verdad, como ha dicho la ministra, que esos señores no son militares, son militares hasta que se mueran —denuncia Juan Carlos Rois—, forman parte de un cuerpo muy corporativo hasta que se mueran; están en contacto con ese cuerpo tan corporativo hasta que se mueran. Y lo que es más llamativo es que esas clases militares incorporan un voto cautivo muy importante”, dice este abogado antimilitarista, en referencia a 3,5 millones de personas, “muchas de ellas de sagas familiares” que perciben rentas por el régimen de clases pasivas y por prestaciones de la asistencia militar del Instituto Social de las Fuerzas Armadas.

Tolerancia ultra

Los episodios de exhibicionismo de ideas de ultraderecha han tenido respuestas moderadas. El 16 de diciembre, el Ejército anunciaba que un suboficial y dos soldados, protagonistas del vídeo de la base de Paracuellos del Jarama, habían sido sancionados con una falta leve, cuyo máximo castigo puede ser 14 días de arresto. Las sanciones provocadas por un manifiesto de apología del dictador Francisco Franco firmado por un millar de militares alcanzaron apenas a cinco de los firmantes y fueron igualmente “leves”, según las informaciones facilitadas por el Ejército.

Ese es otro de los puntos delicados de una de las potestades de las Fuerzas Armadas: el hecho de que su Justicia no es pública, de modo que no se pueden examinar las deliberaciones en estos y otros procesos, como por ejemplo los de acoso y abuso sexual. Una anomalía en la Unión Europea, como reseña Luis Gonzalo Segura: “En los últimos cien años la justicia militar en Alemania solo existió en tiempos de Hitler; en Francia desapareció en los años 80”.

En junio de 2020, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, anunciaba la disolución de una de las unidades del Kommando Spezialkräfte, las fuerzas especiales del ejército, por la infiltración de agentes de la extrema derecha. En Italia, el escándalo de la logia Propaganda Due, en los años 80, convulsionó el panorama político y arrojó luz sobre los vínculos de altos mandos militares con el fascismo en el marco de la Operación Gladio y las prácticas de contrasubversión y terrorismo de Estado.

El caso español se presenta, sin embargo, como una historia de éxito. Después del 23F, y a pesar de que hubo dos tentativas golpistas más, se terminó oficialmente la tentación “nostálgica” en el seno de las Fuerzas Armadas. La integración en la OTAN ─que, de hecho, fue uno de los detonantes de la caída del presidente Adolfo Suárez─ transformó la idea de las Fuerzas Armadas mediante el uso de la propaganda en torno a la idea de un “ejército humanitario” y la entrada en conflictos fuera de nuestras fronteras.

Tras el acatamiento por parte del Partido Comunista de España de las reglas del juego impuestas para su legalización, el cuestionamiento de las Fuerzas Armadas ha quedado solo en el haber de los movimientos antimilitaristas, que lograron erradicar el Servicio Militar Obligatorio, a través de la desobediencia de la objeción de conciencia y la insumisión, pero en los últimos 30 años no han conseguido permear en el programa de ningún partido político de ámbito estatal.

Juan Carlos Rois critica el ingenuo “maximalismo” de propuestas políticas que, sin embargo, son completamente minimalistas a la hora de discutir la capacidad de las Fuerzas Armadas. La Directiva de Defensa Nacional, detalla, no es evaluada ni discutida por el Parlamento y la Comisión de Defensa del Congreso no fiscaliza la acción de los Ejércitos. “La militarización social es muy elevada en nuestra sociedad”, lamenta, si bien precisa que antes de hablar de un “partido militar” lo que hay es “un partido militarista tácito, transversal, y que está en todos los partidos políticos”.

Actualmente, solo Estados Unidos tiene presencia de militares en más países que España. El Ejército está presente en 16 misiones internacionales ─en operaciones conjuntas─ y tiene cuatro misiones propias en el exterior en curso. Un aspecto recurrente en el análisis del sector militar en España es su “macrocefalia”. Por cada dos soldados regulares hay un mando militar, una tasa sin parangón en el entorno europeo. Para José Luis Gordillo, el periodo de expansión de los ejércitos fuera de nuestras fronteras obedeció a una consigna tácita del PSOE de Felipe González y el entonces ministro de Defensa, Narcís Serra: “Vamos a combatir el golpismo con imperialismo”. En palabras de Juan Carlos Rois, eso ha tenido como consecuencia un enorme despilfarro a favor de la industria militar “a costa de pobreza, aquí y en otros países”.

La potencia industrial y militar

La entrada en la OTAN y el desarrollo de la Industria Armamentística han convertido a ese “Estado dentro del Estado” en un poder económico en sí mismo. Siguen goteando los casos de puertas giratorias entre las industrias de armamento y material de Seguridad y el propio presupuesto público se encarga, año tras año, de aumentar el gasto militar y las concesiones a empresas del sector. El dinero ejerce de combustible para mantener el militarismo como algo “transversal” a los partidos de izquierda y de derecha, denuncia Juan Carlos Rois, quien critica que la diferencia entre lo presupuestado y lo ejecutado se dispara “un 30% cada año” sin que en el Congreso o en la Comisión de Defensa del mismo se mueva un dedo.

En 2021, los préstamos a grandes empresas armamentistas privadas como Airbus, Santa Bárbara, Indra, Escribano o SAPA aumentarán más del 400%. Son, con mucha diferencia, las industrias mejor tratadas por los gobiernos del bipartidismo. Después de analizar partidas escondidas en el gasto y las inversiones de otros ministerios, el Centre Delàs ha situado recientemente el presupuesto militar para 2020 en 21.623 millones. Para Gemma Amorós, la industria militar constituye “el techo” de las aspiraciones de limitar el poder de los ejércitos. “Estamos tocando muchos poderes distintos”, indica, antes de recordar que tres de cada cuatro armas “no se podrían fabricar sin los bancos”.

El teniente coronel retirado Fernando Reinlein, que fue expulsado en 1975 del ejército por pertenecer a la ilegal Unión Militar Democrática (UMD), señalaba recientemente en un artículo en Infolibre que “los movimientos golpistas (...) no hay que buscarlos en los cuarteles sino en grandes corporaciones y palacios”. Desde el Foro Milicia y Democracia, sucesora de la UMD, Enrique Vega Fernández comunica su esperanza de que el rey Felipe VI emita, durante la Pascua Militar del 6 de enero, un posicionamiento en contra “de quienes lo han involucrado” durante 2020 en los intentos de derrocar el Gobierno de coalición formado hace un año. “El Foro cree que una alusión del rey a este asunto sería positiva”, zanja Vega Fernández.

El hecho es que, se distancie o mantenga su silencio, la relación del actual rey con las Fuerzas Armadas sigue siendo potencialmente conflictiva. La “autonomía” del Ejército queda corroborada por el artículo 8 de la Constitución, al que se remitieron los golpistas del 23F, el exjefe de la Casa Real, Sabino Fernández Campo en 2000 cuando defendió que se recurriera a él ante las "concesiones separatistas o el teniente general José Mena durante la Pascua Militar de 2006 cuando explicó que los tres ejércitos tienen “como misión garantizar la soberanía e independencia de España” si se sobrepasan unos límites. Hace exactamente un año, un eurodiputado de Vox que pidió una intervención de las Fuerzas Armadas para que interrumpan “un obvio proceso golpista de voladura de España como nación”.

Luis Gonzalo Segura considera que, efectivamente, el discutido artículo 8 “te faculta literalmente para dar un golpe de Estado, algo que sería impensable en cualquier país de Europa”. El artículo, indica por su parte José Luis Gordillo, “está calcado del artículo 37 de la Ley Orgánica del Estado Franquista de 1967”. En el difícil proceso de elaboración de la Constitución, una nota de la que no se podía “tocar ni una coma” enviada por Moncloa tras una discusión con “interlocutores fácticos”, fijó de esta manera el artículo octavo: “Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

Ese punto de la Carta Magna entra en diálogo con otro de los consensos tácitos de la Transición, el papel del monarca. Tan pronto meramente honorífico como de “garante de la Constitución”, Felipe VI y antes Juan Carlos I están sujetos a dos artículos que pueden ser contradictorios entre sí, el 97 y el 61. La literatura en torno a un mantra que tuvo cierto éxito durante la fase plácida de la Transición ─“el rey reina pero no gobierna”─ ha sido puesta a prueba en distintos episodios de intervención política a la que, también en esa época, se le dio el verbo de “borbonear”. El citado artículo 8, pese a que nunca se ha interpretado oficialmente de esta manera, confiere al actual rey como “jefe de las Fuerzas Armadas” la potestad de poner en marcha la defensa “de la soberanía e independencia de España” por encima del poder civil, que no aparece reflejado en ese punto.

Comunistas y separatistas

En su ensayo La Transición. Historia y Relatos (Siglo XXI, 2018), los profesores Carme Molinero y Pere Ysás recogen documentalmente las motivaciones generales de los movimientos del golpismo y de los “amagos golpistas” que confluyeron en la primera etapa de la Transición: “Erradicar legalmente y de hecho el comunismo y legislar para impedir la existencia de la mayor parte de los partidos regionales y de todos los de ideología nacionalista”. Objetivos muy similares a los que ahora encarna Vox y que están fijados por la persistencia de un sentimiento de hostilidad hacia el enemigo interno: el comunismo y los partidos independentistas de País Vasco ─donde los ejércitos consideran que libraron una guerra en la que cayeron 301 militares a manos de ETA─ y Catalunya. Ese sentimiento revitalizado por Vox y los sectores ultras de la sociedad civil aparece, punto por punto, en las cartas remitidas a Felipe VI y divulgadas en diciembre de 2020.

La preocupación de Defensa por la presencia de agentes del CNI en las cartas, sentimiento que aventura o recoge Voz Pópuli, no se extiende hacia la Casa Real que, a fecha del 21 de diciembre, no ha emitido ninguna señal de repulsa ante las informaciones que le implican en estos pronunciamientos. Al contrario que en otras épocas, recuerda la periodista Rebeca Quintáns, autora de Juan Carlos I: la biografía sin silencios, la ultraderecha está cerrando filas con el actual monarca, “se ve que lo necesitaban, porque realmente la monarquía no tiene apoyos; puede que no haya una gran beligerancia contra la monarquía, un movimiento republicano fuerte, que el PSOE pase ampliamente del tema; pero no hay afecto por la monarquía en la población”.

El paso dado por militares en la reserva tiene un efecto simbólico importante en un contexto de crisis multiorgánica o ciclogénesis explosiva de las instituciones del 78. El poder judicial, con un mandato caducado, o la propia Casa Real, que afronta las consecuencias de la corrupción en torno a las comisiones del rey Juan Carlos, se encuentran atacadas. Los llamamientos a acabar, por varias vías, con el Gobierno, son el pan de cada día de algunos medios de comunicación, como ya lo fueron en el golpismo del ciclo 77-82.

La solución no es fácil. José Antonio Zarzalejo, un periodista con información de la Zarzuela, deslizó que la Casa Real estaría preparando un “Estatuto Real” para clarificar sus funciones. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también ha marcado línea en ese sentido. El 29 de diciembre, después de un discurso navideño en el que el rey no hizo alusiones de ningún tipo a la cuestión, el Gobierno anunció que se trabaja en una ley de la Corona basada en los conceptos de renovación y “rendición de cuentas”. Del papel militar del rey no se dijo palabra.

Junto a medidas de transparencia, el papel del monarca, que recibió formación militar y es capitán general “sin mando en plaza”, y su sucesora, la princesa Leonor, al frente de las Fuerzas Armadas es la clave de un movimiento del que, hasta ahora, solo llegan rumores. Una retirada del rey de esa jefatura de los ejércitos aliviaría la presión sobre cualquier Gobierno y disiparía muchas dudas en torno a una probable tentación autoritaria que está en el ADN de los Borbones.

Expertos consultados por El Salto dudan de que, sin una reforma constitucional, sea viable una solución duradera que pueda enterrar la percepción de que hay un agujero en el texto de 1978 que faculta una solución golpista. Pero esa reforma constitucional implica cortes constituyentes y que se reabran debates fundamentales sobre la jefatura de Estado o la unidad de España. Implica, por consiguiente, cuestionar principios establecidos a hierro en la ideología del poder fáctico que determinó unos cuantos límites a la Transición de los años 70 y a la Constitución actual. Implicaría sacar al dragón de su guarida y tener la fuerza suficiente para cuestionar su poder. Casi nada.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/regim...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Titular alternativo: "un guardia civil mata a un enfemo mental en Teruel"

13 January, 2021 - 00:00

Titular de Diario de Noticias de Navarra: "Muere un joven en Teruel abatido por un guardia civil". Subtítulo: "El hombre, que estaba fuera de sí y amenazaba a sus familiares, atacó al agente con un cuchillo".

Y leemos en el artículo: "...según las fuentes, que añaden que el fallecido podría tener problemas mentales (...) Al parecer, uno de los hermanos del joven resultó herido al recibir un impacto de bala en la rodilla."

Pues no, aparte de que el titular de la noticia es una verdadera abominación que rema todo lo que puede para criminalizar al muerto y absolver al homicida de uniforme, matarlo a balazos y herir al hermano, no parece una actuación ni lógica, ni proporcionada, ni competente por parte del benemérito. Más teniendo en cuenta que la situación que dio lugar al homicidio no cogió por sopresa a nadie, y sucedió "junto con un equipo de sanitarios que intentaron calmar al joven" y "tras una larga conversación".

Lamentable; ni los enfermos mentales merecen ser tratados con esa violencia brutal, ni los lectores de prensa merecemos que nos traten como imbéciles.
Nota de Tortuga.

Ver también en Tortuga: Nuestros soldados "abaten”, ellos “asesinan”

Muere un joven en Teruel abatido por un guardia civil

El hombre, que estaba fuera de sí y amenazaba a sus familiares, atacó al agente con un cuchillo

efe / teruel

Un joven de 30 años ha muerto en la localidad turolense de Andorra tras ser abatido por un guardia civil que había acudido a su domicilio después de que la familia alertara de que estaba muy agresivo y que les estaba amenazando con un cuchillo y un destornillador.

Según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil de Teruel, los agentes recibieron el aviso del 112 en torno a las 17.00 horas de este lunes y una patrulla se desplazó hasta el domicilio familiar junto con un equipo de sanitarios que intentaron calmar al joven, que continuó agresivo.

Tras una larga conversación, el hombre atacó a uno de los agentes de la Guardia Civil con un cuchillo que llegó a rajar la chaqueta pero que no le hirió porque llevaba chaleco antibalas, según las citadas fuentes.

Fue en ese momento cuando el guardia civil se defendió y abatió al joven, disparando con su arma reglamentaria, según las fuentes, que añaden que el fallecido podría tener problemas mentales.

Los sanitarios intentaron reanimarle durante una hora, pero no lo consiguieron.
Al parecer, uno de los hermanos del joven resultó herido al recibir un impacto de bala en la rodilla, por lo que tuvo que acudir al centro de salud de Andorra, desde donde fue derivado al hospital de Alcañiz.

Fuente: https://www.noticiasdenavarra.com/a...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un planeta agotado cojea hacia el 2021

13 January, 2021 - 00:00

Por Robert Hunziker

A principios de este nuevo año, la Alianza de Científicos Mundiales (13.700 miembros) presentó un informe mordaz, sin rodeos:

Los científicos consideran actualmente que el catastrófico cambio climático podría hacer inhabitable una porción significativa de la Tierra como consecuencia de las continuas altas emisiones, los bucles de retroalimentación climática auto-reforzados y los inminentes puntos de inflexión. (1)

La misión: "Los científicos tenemos la obligación moral de advertir claramente a la humanidad de cualquier amenaza catastrófica".

Aunque es muy difícil aceptar una afirmación caricaturesca de que "Estamos destruyendo la Tierra", acostúmbrate a ello porque está sucediendo, aunque no ante nuestros ojos o bajo nuestras narices. Para entender mejor la carnicería, revisa la ciencia y descubre los ecosistemas que se están colapsando dentro de un sistema climático caóticamente amenazado, especialmente donde en las zonas deshabitadas.

Ahí es donde comienza y se destaca con todo su colorido a la vista de todos en el Ártico, la Antártida, Groenlandia, Australia, Siberia, las selvas tropicales del mundo y dentro de la vasta extensión de los océanos. Casi nadie vive en esos ecosistemas.

¿Qué es lo siguiente?

Se están llevando a cabo esfuerzos incipientes para detener el impacto de un sistema climático dañado. Cada vez más, en toda la tierra, se está reconociendo una grave emergencia climática por lo que es. De hecho, en los últimos dos años el diez por ciento de la población mundial ha reconocido una emergencia climática:

1) 1.859 jurisdicciones de 33 países han emitido declaraciones de emergencia climática en nombre de 820 millones de personas. Cerca de mil millones de personas "se han dado cuenta”.

2) 60 millones de ciudadanos del Reino Unido, el noventa por ciento de la población, vive en zonas donde las autoridades locales han declarado una emergencia climática.

(3) Australia, el hijastro del Reino Unido - Más de un tercio de la población ha reconocido una emergencia climática.

(4) El Senado argentino, que representa a 45 millones de personas, declaró una emergencia climática el 17 de julio de 2019.

(5) Las asambleas canadienses, que representan casi el cien por cien de la población, declararon una emergencia climática en 2019-20.

(6) En Italia, casi el cuarenta por ciento de la población a través de asambleas declaró una emergencia climática en 2019-2020.

(7) España el cien por cien.

(8) Mientras tanto, en Estados Unidos el diez por ciento, bajo la férrea directiva de Trump el noventa por ciento restante rechaza vigorosamente cualquier consideración sobre el cambio climático.

En agudo contraste con la postura de Estados Unidos antes del 20 de enero, la Alianza de Científicos Mundiales no se anda con rodeos sobre el desafío que se avecina:

La emergencia climática ha llegado y se está acelerando más rápidamente de lo que la mayoría de los científicos anticipaban, muchos de ellos están profundamente preocupados. Los efectos adversos del cambio climático son mucho más graves de lo que se esperaba, y ahora amenazan tanto a la biosfera como a la humanidad. (2)

Esto son palabras fuertes: "...amenazando tanto a la biosfera como a la humanidad...." Significa: "Los científicos consideran actualmente que el catastrófico cambio climático podría hacer inhabitable una porción significativa de la Tierra. (3)

El calentamiento global ya ha hecho que algunas partes del mundo sean más calientes de lo que el cuerpo humano puede soportar décadas antes de lo que esperaban los modelos climáticos. Las mediciones realizadas en Jacobabad, en Pakistán, y Ras al Khaimah, en los Emiratos Árabes Unidos, han pasado repetidamente al menos una o dos horas por encima de un umbral mortal. (4)

En realidad, el calor excesivo combinado con la humedad excesiva conduce a la muerte en seis horas. Los primeros signos de esto ya están apareciendo décadas antes de lo esperado. Después de todo, el cuerpo humano tiene límites. Si el índice de temperatura/humedad es lo suficientemente extremo, incluso una persona sana sentada en la sombra con abundante agua para beber sufrirá gravemente o probablemente morirá. Es el Wet-Bulb Temperature (WBT: termómetro de bulbo húmedo: termómetro de mercurio que tiene el bulbo envuelto en un paño de algodón empapado de agua, que se emplea para medir la temperatura húmeda del aire). En términos generales, se alcanza un umbral cuando la temperatura del aire sube por encima de los 35 grados centígrados (95 grados Fahrenheit) combinada con una humedad superior al noventa por ciento.

Según los científicos, para detener el inicio del peligro de la temperatura de bulbo húmedo, las emisiones de CO2 deben reducirse drásticamente y con rapidez, especialmente teniendo en cuenta el inquietante hecho de que los cinco años más calurosos de los que se tiene constancia se han producido desde 2015.

Un estudio reciente descubrió que las combinaciones extremas de humedad y calor se producen mucho más allá de la tolerancia fisiológica humana prolongada durante una a dos horas de duración, concentradas en Asia meridional, Oriente Medio costero y el sur costero de América del Norte. (5)

Mientras tanto, el principal culpable, el CO2, el principal impulsor del calor global, recientemente alcanzó un récord histórico para la Época del Holoceno, que representa 11.700 años de comportamiento climático estable, la Era del Gran Paseo del Sueño de Ricitos de Oro a través del Tiempo (cuento infantil con moraleja, Ricitos de oro, sobre las trastadas de una niña traviesa). Eso es hasta que los niveles excesivos de CO2 comenzaron a aumentar el calentamiento global, después de 1750.

El artículo de la Alianza de Científicos del Mundo ha declarado el año 2020 como uno de los años más calurosos de los que se tiene constancia y añade que provocó una actividad masiva extraordinaria de incendios forestales en todo el planeta, Siberia, el oeste de EE.UU., el Amazonas y Australia. Estas alteraciones sin precedentes son indicativas de un mal funcionamiento del sistema climático. Claramente, el planeta está enfermo.

Según la Alianza:

Debe hacerse todo lo posible para reducir las emisiones y aumentar la absorción del carbono atmosférico.

En consonancia varios países se han comprometido a tener cero emisiones netas de carbono para 2050-60; sin embargo, cada vez hay más pruebas de que esos objetivos son inadecuados. Más bien, las nuevas pruebas sugieren que el carbono neto cero debe lograrse para 2030, y no 20-30 años después. Eso es demasiado tarde.

Para lograr algo más que una mera apariencia de equilibrio del sistema climático (si es que eso es posible) será necesario adherirse a los objetivos de la Iniciativa de Restauración Global "Desafío de Bonn" de 2011, que consiste en restaurar 350 millones de hectáreas de bosques y tierras para 2030. Setenta y cuatro países han respaldado esta solución basada en la naturaleza.

La Alianza de Científicos del Mundo ofrece soluciones al dilema:

Acabar con los combustibles fósiles, una prioridad máxima.

Detener las emisiones industriales como el metano, el carbón negro (hollín) y otras emisiones similares, para reducir drásticamente la tasa de calentamiento.

Restablecer los ecosistemas naturales, especialmente la agricultura, en especial: "la tala del Amazonas, bosques tropicales del sudeste asiático y otras selvas tropicales, incluida la propuesta de tala en el Bosque Nacional Tongas de Alaska, es especialmente devastadora para el clima ".

Reducir la carne de vacuno y los productos cárnicos para ayudar a reducir las emisiones de metano. Las plantas son comestibles y más sanas.

La transición a una economía libre de carbono, lo que reflejaría nuestra dependencia de la salud de la biosfera afectuosamente llamada Madre Tierra. Adoptar la eco-economía como un saludable reemplazo del estilo neoliberal de capitalismo de crecimiento eterno, navegando por un camino pavimentado de oro hacia la tierra de nunca jamás de la fantasía y el éxtasis.

La actual tasa de crecimiento de la población humana de 200.000 recién nacidos por día debe estabilizarse y disminuir mediante el apoyo y la educación de las jóvenes de todo el mundo.

Por consiguiente, la Alianza proclama:

En diciembre de 2020, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, pidió a todas las naciones que declararan una "emergencia climática". Por lo tanto, pedimos que el gobierno de Estados Unidos proclame una emergencia climática con Joe Biden declarando una emergencia climática nacional a través de una orden ejecutiva o que el Congreso apruebe una importante financiación para la mitigación del clima y una declaración de una emergencia climática que ha sido enterrada en un comité del Congreso a lo largo de 2020. Hace un año, estábamos preocupados por el pobre progreso en la mitigación del cambio climático. Ahora estamos alarmados por el fracaso de un progreso suficiente durante el 2020.2

Foto tomada de aquí.

...........

Notas

William J. Ripple, et al, The Climate Emergency: 2020 in Review, Scientific American, 6 de enero de 2021. (1)

Científico americano. (2)

Ibid. (3)

"El cambio climático ya ha hecho que partes del mundo sean demasiado calientes para los humanos", NewScientist, 8 de mayo de 2020. (4)

Colin Raymond, et al, "The Emergence of Heat and Humidity Too Severe for Human Tolerance", Science Advances, Vol. 6, no. 19, 8 de mayo de 2020. (5)

Traducción y notas de Agustín Velloso con ayuda de https://www.deepl.com/translator

Fuente: https://dissidentvoice.org/2021/01/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Gran Teatre

13 January, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

El Ministerio de Defensa publica un disco con canciones de la Legión en versión flamenco

12 January, 2021 - 00:01

Si hay un cuerpo en el ejército español que se ha distinguido históricamente de los restantes por ser, aún más, un dechado de acciones inmorales, garrulas e, incluso, delictivas, ese es la legión. El ministerio de defensa se ha empeñado en celebrar el centenario de su fundación, a cargo del reconocido fascista Millán Astray, por todo lo alto. De momento, los expertos y finos analistas del ministerio han diseñado esta propuesta cultural de altos vuelos que, sin duda, enriquecerá notablemente el acerbo de publicaciones culturales del ejército español. Expectantes quedamos a ver cuánto tarda en salir a la luz algún mix de éxitos legionarios interpretados por Bertín Osborne con cobertura orquestal de Luis Cobos. Nota de Tortuga.

La iniciativa forma parte de las actividades oficiales impulsadas en 2020 por el centenario de la fundación de esa fuerza militar. "Es una magnífica obra musical plena de sentimiento, honestidad y emoción que resumen cien años de respeto y pasión por España", sostiene la cartera que dirige Margarita Robles.

danilo albin

El cancionero legionario suena a flamenco. La nueva versión de "El novio de la muerte" está ya disponible en el catálogo oficial del ministerio de Defensa, que ha editado y publicado un disco con esa y otras 12 canciones tradicionales de la Legión española. La iniciativa forma parte de los actos oficiales impulsados para celebrar el centenario del cuerpo militar fundado por José Millán-Astray.

"Con motivo de la celebración del centenario de la Legión española, unidad emblemática de nuestro Ejército, conocida por su particular idiosincrasia, por su eficacia en el combate y, sobre todo, por el valor de sus hombres y mujeres, el alma del legionario es pasión, alegría y profundo sentimiento vinculado a la canción y a la música", señala la descripción del producto que ha incluido Defensa en su listado de publicaciones oficiales.

El ministerio que dirige Margarita Robles indica que "de este modo, los himnos y cánticos legionarios muestran el amor a España y la devoción por la tierra". "A pesar de que estas canciones no fueron compuestas como cantes flamencos, por lo que fue necesario realizar las correspondientes adaptaciones en las letras originales para que éstas cuadrasen con la métrica y ritmo de los correspondientes palos, el resultado es una magnífica obra musical plena de sentimiento, honestidad y emoción que resumen 100 años de respeto y pasión por España", añade.

En los detalles del CD se indica expresamente que su edición ha estado a cargo de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Defensa. Además, el producto cuenta con un código NIPO, el número de identificación de las publicaciones oficiales de los organismos gubernamentales. Su precio de venta al público es de 10 euros.

Durante los últimos días, Público se ha dirigido en cuatro ocasiones por escrito al ministerio de Defensa para conocer el coste de la edición de ese material y el número de discos vendidos hasta ahora. Sin embargo, de momento no ha sido posible recibir una respuesta.

En el disco se indica que tanto la dirección artística como la "adaptación musical, literaria y métrica" de las viejas canciones legionarias ha estado a cargo del cantaor flamenco Alfredo Arrebola. Por su parte, las canciones son interpretadas por distintos cantaores y guitarristas de ese ámbito.

"Extravagante adaptación"

La Fundación Tercio de Extranjeros, que tiene entre sus fines "la promoción social de aquellas personas que habiendo servido en las filas de La Legión, se encuentran en la actualidad en situación de desamparo, desarraigo, sin familia, o simplemente sin techo", ofrece ese mismo CD en su "tienda solidaria".

De hecho, el pasado 13 de noviembre el Ejército de Tierra publicó una breve reseña en la que señala que fue precisamente esa fundación la que "tuvo la genial idea de fusionar el cancionero legionario con el arte flamenco". "En colaboración con la Subdirección General de Publicaciones del Ministerio de Defensa, ha editado una obra única en su género", señalaba ese texto.

"El maestro Alfredo Arrebola (Premio Nacional de Nacional de Flamenco y Flamencología 1974), ha dirigido la grabación del disco, que reúne a importante elenco de artistas –cantaores, guitarristas y palmeros– para dar vida a una muy extravagante adaptación de las canciones legionarias a los distintos palos del flamenco". Señalaba que se trataba de una "iniciativa altruista" y que la Fundación Tercio de Extranjeros "destinará sus beneficios a satisfacer las necesidades de aquellos que más lo necesiten".

Sin embargo, la descripción del producto en el catálogo oficial de Defensa no incluye ninguna alusión a esa colaboración con la Fundación Tercio de Extranjeros. De hecho, la imagen de la portada del disco sufre una significativa alteración según quien la publicite: en el listado de publicaciones oficiales de Defensa lleva el emblema de ese ministerio, mientras que en la tienda de Tercio de Extranjeros aparece en su lugar el logo de dicha fundación.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cuatro magistrados del Supremo que aprobaron la Doctrina Botín fueron presuntamente víctimas de chantaje

12 January, 2021 - 00:00

José Antonio Gómez

Documentación a la que ha tenido acceso Diario16 y que se adjunta a una denuncia presentada por la asociación contra la corrupción ACODAP, revelaría una trama de presuntos chantajes y sobornos a cuatro magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, en la actualidad jubilados. Dichos documentos manuscritos mostrarían cómo, supuestamente, a estos jueces se les habría condicionado su decisión respecto a una querella presentada contra un fiscal quien, en base a la documentación, sería la persona que presuntamente chantajeó a los magistrados a través de supuestas actividades de sus esposas.

Los hechos sucedieron en el año 2006, según manifiestan los documentos. Un año después, estos mismos cuatro magistrados intervinieron un año después en la Sala que tenía que resolver la Doctrina Botín y votaron a favor de exonerar de cualquier tipo de responsabilidad al entonces presidente de Banco Santander, Emilio Botín, respecto al caso de las Cesiones de Crédito.

Según los documentos manuscritos incorporados en la denuncia de ACODAP, los magistrados Joaquín Giménez García, Carlos Granados Pérez, Antonio Ramos Gancedo y José Ramón Soriano Soriano se les indicó lo siguiente para que apoyaran al fiscal en una querella presentada contra él.

A Joaquín Giménez: «Tú me das tu apoyo y yo no divulgo la procedencia del dinero con que tu esposa compró 40.000 m2 de terreno en Jaén el 4-9-2005 días antes de que resolvieses favorablemente un recurso presentado por el autor de una estafa, en la que robaron 8 millones de euros, sin que apareciera el dinero por ninguna parte».

A Carlos Granados: «Tú me das tu apoyo y yo no divulgo la titularidad de tu esposa sobre un depósito de 1.000.000 € que Emilio Botín le abrió en Suiza el pasado mes de febrero en compensación por tus gestiones acerca del problema personal del banquero con la justicia».

A Diego Antonio Ramos Gancedo: «Tú me das tu apoyo y yo no divulgo cómo te hiciste con tu casa de Menorca, que era patrimonio, a través de sociedades interpuestas, del narco Fajardo, al que tú dejaste en libertad y se dio a la fuga».

A José Ramón Soriano: «Tú me das tu apoyo y yo no divulgo el depósito de 600.000.-€ abierto en el Santander en mayo de 2003, a nombre de una sociedad administrada por tu esposa, justo 2 días antes de que dictaras una sentencia absolutoria de un conocido narcotraficante gallego. Si tenemos en cuenta que la profesión de tu esposa es sus labores, el citado depósito es harto sospechoso, ¿no lo crees así también?».

Estas cartas estarían mostrando, además del presunto chantaje por parte del fiscal que se quería proteger de una querella, algunos supuestos manejos internos de determinados miembros de la Administración de Justicia que mostrarían la presunta corrupción judicial existente en España y que, tal y como hemos publicado en Diario16, ha provocado la presentación ante la Justicia Europea de denuncias por parte de cientos de ciudadanos y ciudadanas que se encuentran desamparados por las decisiones favorables a determinadas élites por una parte de la judicatura.

La gravedad de las acusaciones de la denuncia de ACODAP obligan al fiscal y a los magistrados ya jubilados a, en el caso de no ser ciertos los hechos denunciados, hacer un comunicado público o convocar una rueda de prensa para exponer su versión de los hechos denunciados o para desmentirlos.

Las Cesiones de Crédito y la Doctrina Botín

Tal y como indicamos anteriormente, estos cuatro magistrados votaron a favor de la exoneración de Emilio Botín y de la implantación de la Doctrina Botín, uno de los mayores escándalos judiciales de la historia de España. No hay más que recordar cómo, durante la declaración del entonces presidente del Santander, un furgón blindado, que cargaba en su interior 3.000 millones de pesetas (18 millones de euros), daba vueltas por los alrededores de la Audiencia Nacional en espera de que el juez Moreiras le impusiera una fianza para no entrar en prisión calculada en esa cifra.

Entre 1987 y 1991 el Santander captó 430.000 millones de pesetas (2.584,35 millones de euros) a través de las cesiones de crédito, un producto que ofreció la posibilidad de eludir el pago a Hacienda del 25% del capital invertido. La entidad cántabra colaboró con el fisco, pero quedó sin resolver un asunto: un importante número de suscriptores tenían identidad falsa. Por tanto, el Santander había incurrido en un presunto delito de falsedad documental y colaboración necesaria para el fraude.

El fiscal Jesús Santos, junto a varios peritos fiscales, elaboró un informe demoledor que demostraba, precisamente, que el Santander había ocultado la titularidad de algunos suscriptores con nombres falsos o con identidades de personas fallecidas. Por ello, en contra del criterio de la Fiscalía, propuso la imputación de Emilio Botín, Rodrigo Echenique y del resto del Comité Ejecutivo del banco. Tal fue la presión que debió asumir Santos que dejó el caso para que continuara con su labor Eduardo Fungairiño que apenas tardó un par de meses en retirar la acusación en contra del criterio de la jueza instructora: Teresa Palacios. A principios de 2001 Fungairiño volvió a la carga y volvió a pedir el archivo de la causa.

Fuente: https://diario16.com/cuatro-magistr...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El presocidio español

11 January, 2021 - 00:01

[El término presocidio no existe en el Diccionario de la Real Academia Española. Quizás después de leer estas reflexiones entendamos porqué. Así como genocidio significa “aniquilación o exterminio sistemático y deliberado de un grupo social por motivos raciales, políticos o religiosos”, presocidio significa lo mismo solo que por motivos políticos relacionados con la aplicación de determinadas políticas criminales. El utilizarlo como neologismo tiene como objetivo visibilizar este tipo de genocidio por motivos políticos que se produce en las cárceles.]

Estamos asistiendo, desde hace décadas, a un proceso de inflación punitiva que se materializa en el incremento del gasto público destinado entre otras políticas, a la llamada modernización y profesionalización del ejército, al incremento del número y medios policiales, a impulsar reformas penales que suponen el incremento de la población encarcelada. Éste incremento del recurso al encarcelamiento, se debe a que las reformas penales provocan que cada vez haya más personas presas y sujetas a medidas de seguridad, durante más tiempo y por una mayor cantidad de nuevos delitos tipificados, lo cual, a medio plazo, justificará el desarrollo de una industria carcelaria muy rentable, políticamente, para el Estado y, económicamente, para las empresas privadas y paraestatales que se lucran con ella. No olvidemos que en Estados Unidos esta industria es una de las más importantes de las que cotizan en los mercados bursátiles norteamericanos y, por tanto, mundiales.

Mujeres asesinadas, violadas y maltratadas que recurrieron al Estado y no se les brindó protección, personas afectadas por malversación de fondos, por estafas inmobiliarias, por adulteración de alimentos, bebidas y medicamentos que jamás recibieron la protección legal que el Estado está obligado a garantizar y un sinfín de víctimas no reconocidas más, son el componente humano de la construcción de esta guerra selectiva contra el delito, que ya se ha cobrado en España decenas de miles de víctimas.

Por tanto, reconocer el presocidio, consiste en hacer recuento, y sobre todo memoria, no sólo de las víctimas reconocidas de todo tipo de delitos que a su vez también son víctimas en segunda instancia de un sistema punitivo que las condena a ser convidadas de piedra en el proceso penal y su desenlace, sino también hacer recuento, y sobre todo memoria, de las no reconocidas por su autor material o cómplice (el Estado) y negadas sistemáticamente. De ellas y de aquellas otras víctimas cuyo único delito ha sido no ya desenterrar los cadáveres para rescatarlas del olvido, sino atreverse a sugerir que existen como tales.

Así, categoría especialmente relevante de víctimas directas del presocidio son aquellas que se han producido en condiciones de especial sujeción y custodia por parte del Estado y sobre las que éste tiene una responsabilidad más directa. Incluso han sido identificadas por la propia administración, como son, por ejemplo, según los propios datos oficiales publicados, las más de 10.000 personas muertas en prisión o nada más haber sido excarceladas para morir fuera durante las cuatro últimas décadas, cuya vida hubiera podido salvarse si se hubiera respetado su derecho a la salud y a la vida.

Son personas que han muerto dentro de la cárcel, o nada más ser excarceladas para que se murieran fuera, y cuya causa aparentemente natural de muerte ha sido en realidad la desidia burocrática, la desatención sanitaria, el retraso en su hospitalización, en una intervención quirúrgica, o en la aplicación de un tratamiento médico especializado, o la falta de medidas de prevención y educación para la salud, por no citar el funcionamiento mafioso en el tráfico y consumo de drogas ilegalizadas en prisión que culmina en muchas casos en supuestos ahorcamientos y sobredosis. Y esto ocurre en el seno de una institución, que no nos olvidemos, habría de ser modélica en el respeto estricto de las leyes como elemento ejemplificador para aquellos sujetos que son privados de libertad por transgredirlas, y sin embargo, muy al contrario, es el ejemplo más descarado de cómo los poderes ejecutivos del Estado funcionan con demasiada frecuencia al margen de la ley con total impunidad, pateando derechos fundamentales, como es el derecho a la salud y a la vida, de personas que dependen totalmente de su voluntad, y lo que es peor, gestionando la instrumentalización de estos derechos, mediante la privación o concesión de los mismos como dispositivo de disciplinamiento y mecanismo para garantizar la gobernabilidad de la propia institución.

Pero las víctimas de este presocidio no sólo han sido personas encarceladas, sino también familiares suyos que jamás perpetraron ningún delito, ni estuvieron imputadas en causa penal alguna. Unas, en calidad de víctimas mortales, otras de heridas, y muchas más de maltratadas, han sido agredidas con consecuencias irreparables por una curiosa arma: la privación de los derechos reconocidos a sus familiares penalizados y de sus propios derechos ciudadanos, llegando a sufrir una condena a veces consistente en la aplicación extrajudicial de la pena de muerte. Entre estas víctimas invisibilizadas, que nadie quiere contar, y menos identificar, no nos olvidemos, también se cuentan criaturas y personas ancianas.

Efectivamente, a lo largo de demasiados años, además de las víctimas directas, que han sido digeridas dentro del vientre de la bestia, el sistema de justicia criminal ha practicado el secuestro institucional con miles de personas cuyo único delito es pertenecer a una minoría étnica o consumir drogas ilegalizadas, ha privado a cientos de criaturas de la posibilidad de ser criadas por sus madres presas, ha institucionalizado la violencia contra las mujeres convirtiéndolas en víctimas de una institución patriarcal como es la cárcel, ha dejado morir en la carretera a cientos de familiares por no respetar el cumplimiento de condenas en una prisión ubicada cerca del lugar de origen de la persona presa (y no sólo, ni únicamente, han sido familiares de personas presas sujetas a las políticas especiales de dispersión). En definitiva, ha condenado y perseguido a muerte la pobreza y la exclusión social. No ha sido capaz de aplicar políticas sociales fundamentadas en los principios de reconciliación y reinserción, y ha apostado definitivamente por la criminalización de la pobreza, de la inmigración, de la diversidad ideológica, étnica y cultural.

Pero aún no ha llegado lo peor. Este presocidio no ha hecho más que empezar. En un futuro se endurecerán aún más las penas, y no nos hemos de extrañar de que en el Reino de España, además de la ya reinstaurada cadena perpetua de facto, se reinstauren formalmente la pena de muerte y demás penas corporales y de tortura, al más puro estilo de la Inquisición, propias del Antiguo Régimen, anterior a la modernidad, inspiradas en el retorno a las oscuras épocas de la historia europea en las que se apelaba a la venganza penal como doctrina de la seguridad, claro, de la seguridad del Estado, no de la ciudadanía.

Las preguntas resultan obvias. Esta actuación por parte del Estado ¿qué efectos sociales provoca?, ¿elimina de cuajo la violencia o, por el contrario, genera resentimiento o deseos de venganza en los sectores sociales perseguidos y estigmatizados?, ¿tiene por objetivo eliminar la violencia manifiesta o impulsar estructuras para provocar e incentivar la violencia social necesaria que justifique la necesidad de más seguridad, de más tutela represiva por parte del Estado, de más mano dura?, ¿estas tendencias buscan la seguridad de las personas o inyectar el miedo en las personas? Estas son las preguntas que han de responder quienes con sus votos respaldan las actuales mayorías. Que no les pase nada si piensan que el resultado de toda esta inflación punitiva, de todo este presocidio, será menos violencia o más seguridad para ellos y sus familias. Ya lo dicen las “Sagradas Escrituras”, el que siembra tormentas, tan sólo recoge tempestades.

César Manzanos Bilbao, Doctor en Sociología, Profesor en la UPV/EHU, especialista en Sociología del Delito, miembro de Salhaketa.

Fuente: https://vientosur.info/el-presocidi...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La UME y el caos que causan las nevadas

11 January, 2021 - 00:00

La gran nevada desenmascara de nuevo la falta de recursos públicos enfocados a la seguridad humana y a la atención hacia la sociedad en Madrid. Caos total y falta de instrumentos de respuesta que dejan a miles de personas congelándose y tiradas en la calle. Y, de colofón, el único que tiene medios de respuesta adecuados es la Unidad Militar de Emergencias que nos cuesta anualmente un pastón y que, para colmo, pasa factura al Ministerio de Transición Ecológica y a las comunidades autónomas cada vez que despliega sus medios.

Si se hubiera invertido más en recursos públicos civiles para emergencias y crisis, y menos en ejércitos y en dotarles de medios similares, tal vez la respuesta habría sido más adecuada y eficaz y, desde luego, no habrían convertido un ámbito cómo este en otro ejemplo de expansión del militarismo a cada vez más esferas sociales.

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Podemos saber el gasto militar de 2019? (2ª parte)

11 January, 2021 - 00:00

Juan Carlos Rois
Tortuga

Ver: ¿Podemos saber el gasto militar de 2019? (1ª parte)

3 COMPARANDO MINISTERIOS

Defensa e Interior son los ministerios que más «sobregastan», a mucha distancia del resto.

De hecho, la suma de su sobregasto supera el presupuesto total de otros ministerios menos afortunados y, oh casualidad, más sociales.

Llama también la atención la atípica subida del sobregasto en uno de los ministerios cenicienta de nuestro Estado, el de Transición Ecológica, pero tiene una explicación coyuntural, que es la celebración de la Cumbre del clima que se celebró en Madrid en el mes de diciembre de 2019 por la cancelación del evento en Chile, donde se tenía previsto, a raíz de las protestas sociales que se produjeron allí.

Curiosamente dos ministerios gastaron menos de lo previsto: Agricultura, Pesca y Alimentación (-7,2 millones de euros sobre los previstos) y Ciencia e Innovación (-6,17 millones), otro indicio de la despreocupación política por aspectos que constituyen parte de la seguridad humana a la que, dicho sea de paso, en poco o nada contribuyen nuestras políticas de Defensa o Interior.

La suma de Ministerio de Defensa + Ministerio del interior ofrece una panorámica muy esclarecedora de las preferencias de sobregasto de nuestro Estado.
Suponen, conjuntamente, 2.019,25 millones de euros de sobregasto ministerial, un 43,8%, casi la mitad del sobregasto ministerial.

Se justifica agregar el sobregastode estos dos ministerios por dos razones: la primera, porque gran parte del exceso de gasto del Ministerio del Interior tiene mucho que ver con la equiparación salarial de la Guardia Civil, un cuerpo militar incardinado en interior, al resto de fuerzas del orden. Y la segunda porque la creciente militarización del enfoque de la seguridad, bajo la influencia de los enfoques securitizadores y de control social, convierte, cada vez más, las políticas de interior en parte consustancial del planeamiento militarista y del entramado de seguridad/defensa dominante bajo el paradigma militarista de dominación violencia.
Dicho esto, hay varias maneras de representarse esta magnitud tan apabullante.
La primera nos ofrece una panorámica de los principales ministerios derrochadores y su contribución al sobregasto destacando la magnitud de Interior y de Defensa como los más destacados manirrotos respecto del resto de ministerios, con casi el 50% del sobregasto sumados ambos.

La segunda nos arroja un esclarecedor cuadro comparativo de los enfoques de nuestro sobregasto (y con ello de la orientación de las políticas públicas españolas). En este caso he agrupado en un lado del cuadro la suma de los ministerios más «securitizadores», donde junto a Defensa e Interior debería incluir al de Exteriores, dado que un pellizco muy considerable de su sobregasto (un sobregasto por otra parte muy pequeño) se debe a las operaciones militares en el exterior.
En el otro he puesto los que tradicionalmente se encuadran como ministerios sociales, es decir, donde se contempla la mayoría del gasto social. Aquí incluyo Educación, Trabajo, Agricultura, Pesca y Alimentación, Transición ecológica, Cultura, Sanidad y Ciencia.

Y en el tercero he situado los ministerios que llamaríamos «neutros», porque asignan recursos a unos u otros (por ejemplo, Hacienda efectúa autorizaciones de ampliación de crédito para Defensa, pero también para otros ministerios, o controla la SEPI, que también inyecta pasta al gasto militar mediante pagos, créditos y otros ingresos a Navantia o a los organismos autónomos militares, o paga las pensiones militares). En este he incluido a Justicia, Hacienda, Fomento, Industria (que también asigna una cuantiosa cantidad de pasta a Defensa con créditos de investigación militar), Política Territorial, Presidencia y Economía.

Según este nuevo cálculo, la agrupación del sobregasto nos arroja este panorama esclarecedor de las preferencias políticas de nuestros gobernantes y sus predecesores (dado que la cantinela es muy similar a la de años anteriores).

El cuadro no necesita otros comentarios. Ojos tiene cada cual para ver por su cuenta y riesgo y sacar más conclusiones.

(Próxima entrega: ¿Podemos detectar o estimar más sobregasto militar en otras partidas fuera del Ministerio de Defensa?)

Categorías: Tortuga Antimilitar

Felicidad en el nuevo año

11 January, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los del Capitolio, los de Podemos, y Coco, el de Barrio Sésamo

10 January, 2021 - 13:23

Estos días, los derechistas españolistas y forofos electoralistas de la trinchera pepera tratan de comparar el asalto al capitolio de yankilandia con una concentración ante el parlamento español (Rodea el Congreso) que el izquierdismo antipepero organizó en 2016. He visto memes en los que Coco, el de Barrio Sésamo, explica las diferencias entre uno y otro evento, que son absolutamente evidentes para cualquiera que no tenga una intención interpretativa interesada y tendenciosa.

Dicho esto, leo también análisis de la izquierda (la trinchera onda Podemos y alrededores) que tratan de evidenciar la diferencia entre lo de EEUU y lo de Madrid en base a su diferente formato: unos se manifestaron y, como mucho, rodearon (1), mientras que otros entraron y asaltaron, dando lugar a hechos noticiables de, la muy deseada por los medios y el gran público, tipología "violenta" (algún día escribiré largo y tendido sobre la "violencia").

También leo, y esto es una digresión, a quien dice que, aunque los asaltantes del capitolio fueran fachas, y además de fachas, memos, que ver asaltado un palacio del poder, su gracia tiene. Reflexión con la que coincido y que me recuerda al incendio aquel de una comisaría de policías racistas, también en yankilandia hace unos meses, cierro la digresión.

Y lo que me parece más importante en esta diferencia de análisis entre unos y otros es que, en esta ocasión (y en otras muchas) el quid de la cuestión no deberían ser tanto los medios empleados (buscar la distinción legitimadora o criminalizadora en el hecho de haber "rodeado" o haber "asaltado"), sino saber cuáles eran los fines pretendidos.

Más allá de que los analistas respectivos simpatizan o antipatizan con los señores que se visten de piel de bisonte y que expropian atriles, o con las muchedumbres que se concentran ante el dispositivo policial del congreso, en función de si, de alguna manera, son "de los suyos", el centro del debate debería ubicarse, repito, no en qué hicieron sino en qué querían. De hecho, ni siquiera resulta demasiado fácil determinar eso con cierta exactitud en ninguno de los dos casos. Pareciera que el sentido de los hechos políticos que acontecen fuera (o al menos en la periferia) de la contienda electoral consistiera meramente en su formato y en la taxonomía de sus participantes, siendo irrelevante cualquier tipo de fin pretendido en caso de haberlo.

Una vez queda tácitamente convenido por todas las partes que el fin del propio acto es el acto en sí, ya solo queda valorarlo en ese sentido, como el público que asiste a una representación teatral y ha de examinar el interés de la trama, la puesta en escena y la correcta interpretación del elenco artístico. Así, si la obra resulta un esperpento, como en el caso de la "toma" del capitolio por parte de seguidores de Donald Trump, los de la izquierda antipepera lo tendrán "a huevo" para hacer chanzas de la derecha y relacionarla con violencias y golpes de estado. Por su parte, desde la derecha, a causa de su carácter circense, la defensa de la acción será complicada y la estrategia estará dirigida al siempre socorrido "y tú más" (de ahí la apelación a "Rodea el Congreso") que, a su vez, conducirá el debate a una discusión vez más lateral, estéril y alejada de los hechos que se querían valorar.

Como guinda del pastel, no faltan tampoco en la derecha conspiracionistas que, dada la chapuza y el fracaso de la acción del capitolio no dudan en atribuir la autoría de los hechos a cualquiera de sus villanos favoritos: sean ultraizquierdistas organizados, sean sectas masónicas con extrañas agendas.

Así nos luce el pelo.

Nota:

1-Aunque no hay que olvidar que hubo algún que otro incidente, forcejeo, detenciones y tal atribuible -es casi imposible conocer en qué proporción- a un pequeño grupo de manifestantes agresivos o a una maniobra de los numerosos policías infiltrados, con la intención de tratar de darle un aspecto violento a la convocatoria.

Ver más artículos de Vicent Teulera en Tortuga

Categorías: Tortuga Antimilitar

La inocencia de las imágenes sensibilizadoras

10 January, 2021 - 00:00

El periodista Youssef M. Ouled critica el tratamiento mediático de las imágenes sobre personas migrantes que suelen aparecer en los medios de comunicación: "Siempre enfocados como víctimas, sin prestar demasiada atención a sus verdugos".

Youssef Ouled

Llevamos años viendo en los medios de comunicación imágenes de migrantes africanos flotando en el agua al hundirse sus barcazas en el Mediterráneo, ser disparados por la Guardia Civil, viendo cómo las concertinas desgarran su piel. ¿Sirven esas fotografías para sensibilizar y concienciar? ¿Han generado una alarma social que impulse cambios políticos? ¿Contribuyen los periodistas a informar o comunican las consecuencias de unas lógicas políticas y económicas sin atender las causas e intereses que las generan?

Son preguntas que surgen cada vez que los medios nos inyectan a la hora de la comida y de la cena una sobredosis de imágenes de cuerpos no blancos violentados con el fin de ‘sensibilizar y concienciar'. Y estos días, ante la numerosa llegada de migrantes a Canarias a través de una de las rutas más mortíferas que les queda a quienes huyen del hambre y las guerras que otros provocaron, han ocupado nuestras pantallas para afectar a nuestras emociones, al menos durante unos segundos. “¿Hay alguna imagen que hayamos visto más en nuestra vida que las de personas negras sufriendo, muriendo y ya muertas?”, se pregunta en Twitter el periodista Moha Gerehou. Más que sensibilizar, se nos ha insensibilizado.

El doctor en Lingüística Mohamed El Madkouri señala que “el papel de los medios de comunicación en la configuración de imágenes y de la representación del objetivo de la noticia es insuperable por cualquier otro, por su prontitud y alcance”. El discurso, entendido como un proceso comunicativo que usa el lenguaje escrito, visual o verbal, juega un papel fundamental en la conformación de ideas, prejuicios y estereotipos. No solo hablamos de formas de interacción, transmiten significados que influyen en los valores y creencias que tenemos sobre Nosotros y el mundo que nos rodea.

Los medios son una fuente primaria de conocimiento. La sociedad en general alude a la televisión o al periódico para reafirmar y justificar sus opiniones. “La repercusión de los medios obliga en muchas ocasiones a tomar decisiones políticas”, continúa El Madkouri. Sin embargo, esto no sucede en la política migratoria, independientemente del color del gobierno, lo que nos lleva a replantearnos la manera en la que se informa. Cuestionar el sensacionalismo de las imágenes para que no acaben sirviendo a otros intereses y normalizando la violencia que describen.

Con frecuencia, los medios nos hablan de ese Otro (no occidental), como un grupo ajeno a Nosotros (occidentales), enfatizando las diferencias de apariencia o de cultura, en un proceso que solo nos permite ver a través de la lente de la desigualdad y borra toda similitud, toda empatía. En general, ese Otro (migrante y racializado) es construido, primero como un sujeto pasivo, sin voz ni agencia política, al que hay que salvar, y segundo, como un sujeto asociado con todo lo negativo: el hambre, la guerra, la violencia, el crimen, la muerte, etc. Lo más positivo que encontramos en el tratamiento mediático es una postura paternalista en la representación. Siempre enfocados como víctimas, sin prestar demasiada atención a sus verdugos.

A lo largo de estas últimas décadas, las imágenes de esos cuerpos han servido para reforzar su deshumanización. “Un inmigrante salva a un hombre”, titulaba Antena 3 en su informativo. Tiempo después, utiliza una ilustración que señala un foco de contagio por COVID-19 en Cartagena, los datos que lo acompañan son: “9 inmigrantes y 70 personas”. “El 1,5% de los inmigrantes que llega en patera a la costa andaluza, positivo en COVID”, titulaba la semana pasada El Mundo.

Esta mirada sensacionalista, estereotipada y paternalista, moldea el imaginario social y altera la percepción que se tiene en la sociedad. Se suele pensar que la vía principal de acceso de la migración es a través de pateras; sin embargo, la mayoría de las entradas anuales en península son de personas latinoamericanas, en un porcentaje muy superior al de africanos. Esto permite sostener el relato de la Industria del Control Migratorio, que genera pingües beneficios a las grandes multinacionales de este país. Sucede lo mismo cuando se habla de islam, la sobreexposición informativa e iconográfica lleva a la sociedad española a creer que hay un número de población musulmana muy por encima del real. La criminalización hace el resto.

“A nosotros/as, los/as que hemos pasado por esto, nos vuelve a remover y no conseguimos terminar con el duelo. Respetad nuestras sensibilidades y sobre todo, la dignidad de esas personas y sus familiares”, apunta también en sus redes sociales Sani Ladan, africanista de origen camerunés y especialista en migraciones. Apunta a quienes difunden esas imágenes sin preservar la identidad de los afectados, rostros de menores, de hombres y mujeres extenuados, heridos, con graves problemas de salud debido a la travesía o directamente, cuerpos sin vida. La autocensura a la hora de publicar imágenes de europeos blancos en situaciones que atentan contra su dignidad humana “para no herir sensibilidades”, se compensa con la sobreexposición de los rostros de las personas no blancas. “Las imágenes no son inocentes y condicionan nuestra manera de ver el mundo y de aceptar las reglas del juego sin necesidad de entenderlas”, explica el politólogo y filósofo Saiba Bayo, en un texto donde desgrana “la colonialidad de la imagen”.

Acostumbradas a asociar África y el resto del Sur global con esos cuerpos famélicos, sin vida, desvestidos, polvorientos… conformamos una imagen que justifica la subordinación misma de esos países frente a una Europa que conserva una imagen de vitalidad y bonanza. “Llevamos años pidiendo, en vano, que os enfoquéis en las causas reales y estructurales de la inmigración para incidir en vuestros respectivos países”, reitera Ladan. Las muertes en el Mediterráneo –Aylan, Lampedusa, Lesbos, las imágenes de los CIE, de las redadas policiales, los vuelos de deportación…– son consecuencias. Las migraciones no son “movimientos naturales” ni azarosos como se suele repetir, son unidireccionales, del Sur al Norte Global, resultantes de procesos imperialistas, coloniales y extractivistas que vienen desarrollándose desde hace siglos. La población africana o latinoamericana no reside en este país por una cuestión arbitraria.

El sentimiento de pena y lástima que nos generan esas imágenes impide pensar en toda causalidad, el sensacionalismo y el morbo de la imagen violenta priman por encima de la función fundamental del periodismo: hacernos pensar. No obstante, no debemos dejarnos llevar a engaños, como señala Bayo, “las imágenes no son inocentes y el uso que se hace de ellas determina las relaciones de poder”. Los migrantes ponemos el cuerpo, y nuestra muerte, evitable por ser consecuencia de políticas de los estados, es la única a la que se ponen cámaras y focos. Una muerte que se ha convertido, exclusivamente, en un espectáculo de consumo cotidiano para miradas inocentes que las observan mientras se sientan a la mesa.

Fuente: https://www.lamarea.com/2020/11/18/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

La Ribera en Bici contra la ubicació en Alzira del centre logístic de l'exèrcit

9 January, 2021 - 00:00

Redacció -

Menys despeses militars més Sanitat, Educació, Investigació, Serveis Públics, Pensions, …

Llegim amb sorpresa la notícia que l'alcalde d'Alzira ofereix els terrenys del fallit PAI de la Garrofera per a albergar una seu de l'exèrcit de terra. Aquesta proposta ens sorprèn per molts motius:

Al març de 2017 va ser Compromís per Alzira, el partit que va incorporar en l'últim moment una modificació a la revisió del PGOU per a declarar la Garrofera com a sòl no urbanitzable de protecció agrícola per a defensar-lo de futures reclassificacions, destacant el seu gran valor agrícola… Cóm és possible que aquest valor agrícola s'haja perdut en estos tres anys? S'ha evaporat per la calor?

Segons l'alcalde, la proposta suposarà una important inversió semblant a la que va suposar la instal·lació de la Ford a Almussafes i dissortadament, la comparació no pot ser més encertada, doncs de tots és conegut que la Ford d'Almussafes porta anys amb bastants problemes en la producció de vehicles i rebent molts milions públics per a no anar-se'n a altres països.

És evident que la Ford d'Almussafes respon a un model de consum del passat, les noves generacions afortunadament ja no somien amb aprovar l'examen de conduir i comprar-se un cotxe, la indústria de l'automòbil fa molt temps que està sent subvencionada per l'Estat, i fins i tot així el seu futur penja d'un fil. A més el transport és el principal causant de l'emergència climàtica i cal reduir-lo a la meitat…

De la mateixa manera, les inversions en Defensa pertanyen a un model del passat, i així ha quedat àmpliament demostrat per la crisi sanitària mundial causada pel Covid-19. La pandèmia ha posat en evidència la indiscutible necessitat d'augmentar les inversions en Sanitat, Educació, Investigació, Pensions (moltes famílies sobreviuen gràcies a les xicotetes pensions dels avis…), etc., en lloc de gastar l'escàs pressupost nacional en armament o en logística militar.

Cal remarcar també que els mateixos diners emprats en temes socials i ambientals creen molts més llocs de treball i beneficis per a tots que quan es dediquen a temes militars com per exemple comprar armaments sofisticats, caríssims i amb molts intermediaris (i corrupció). Per cert que l'exèrcit espanyol arrossega un deute acumulat astronòmic, d'uns 30.000 milions d'€, i cada any es gasta més de 20.000 milions, a costa de tots nosaltres…

Hi ha nombrosos països sense exèrcit (Islandia, Costa Rica, Panamà, Mauricio, Vanuatu, Tuvalu, …) i són precisament els que millor viuen en les seues regions, de manera que ací hauríem d'imitar-los, dissolguent o reciclant l'exèrcit espanyol per a protecció civil o vigilància forestal. Perquè a estes altures ningú va a envair-nos i en cas d'una guerra, amb les armes NBQ actuals, cap exèrcit ens salvaria perquè la destrucció total estaria assegurada…

Per això mateix els ecologistes som pacifistes, ja que quan els exèrcits utilitzen les seues armes el medi ambient és una altra víctima de la destrucció. Hui més que mai, defensar el medi ambient és defensar la pau.

Així doncs, des de la Ribera en Bici demanem a l'Ajuntament d'Alzira que retire la candidatura de la ciutat per albergar la seu logística per a l'exèrcit de terra i que fomente un model econòmic basat en l'ecologia, la sostenibilitat i la cultura de la pau.

La Ribera en Bici-Ecologistes en Acció

Font: https://www.riberaexpress.es/2020/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Muti

9 January, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas