Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 48 min 29 seg

El virus más letal no es el covid-19, es la guerra

9 January, 2021 - 00:00

Por John Pilger
Fuentes: Counterpunch [Photograph Source: Sjwells53 – CC BY-SA 3.0]

Traducido para Rebelión por Paco Muñoz de Bustillo

El Memorial de las Fuerzas Armadas Británicas es un lugar evocador y silencioso. Situado en la hermosa campiña de Stattfordshire, en un parque donde crecen 30.000 árboles en amplias colinas, sus figuras homéricas conmemoran la determinación y el sacrificio. Los nombres de más de 16.000 soldados, hombres y mujeres están grabados en piedra. La leyenda dice que “murieron en el teatro de operaciones o víctimas de un atentado terrorista”.

El día que lo visité un cantero estaba añadiendo nuevos nombres de los caídos en unas 50 operaciones en todo el mundo, durante lo que se conoce como “tiempo de paz”. Malasia, Irlanda, Kenia, Hong Kong, Libia, Palestina y muchos otros lugares, incluyendo operaciones secretas como la de Indochina.

Desde que se declaró la paz en 1945, no ha pasado un solo año sin que Gran Bretaña haya enviado fuerzas militares a combatir en las guerras del imperio. No ha pasado un solo año sin que algunos países, la mayoría empobrecidos o desgarrados por conflictos, hayan comprado armas británicas (o las hayan conseguido mediante “créditos blandos”) para promover las guerras o los “intereses” del imperio.

¿El imperio? ¿Qué imperio? El periodista de investigación Phil Miller ha desvelado recientemente en [el sitio web británico] Declassified que el Reino Unido de Boris Johnson mantiene 145 plazas militares (llamémoslas bases) en 42 países. Johnson alardea de que Gran Bretaña pronto será “la principal potencia naval de Europa”.

En medio de la mayor emergencia sanitaria de los tiempos modernos, cuando el Servicio Nacional de Salud (NHS) ha retrasado más de 4 millones de operaciones quirúrgicas, Johnson ha anunciado un incremento de 16.500 millones de libras en el llamado “gasto de defensa”, una cifra que serviría para restaurar varias veces la maltrecha sanidad británica.

Pero estos miles de millones no son para la defensa. Gran Bretaña no tiene más enemigos que aquellos que traicionan desde dentro del país la confianza de sus ciudadanos corrientes, de sus enfermeros y sus médicos, sus cuidadoras, ancianos, indigentes y jóvenes, tal y como han hecho los sucesivos gobiernos neoliberales, tanto conservadores como laboristas.

Según iba dejándome invadir por la serenidad del Memorial Nacional de la Guerra me di cuenta de que ningún monumento, plaza, pedestal o rosaleda honraba la memoria de las víctimas de Gran Bretaña, los civiles fallecidos en las operaciones “en tiempo de paz” que aquí se conmemoran.

No hay ningún recuerdo para los libios asesinados cuando su país fue deliberadamente destruido por el primer ministro David Cameron y sus colaboradores en París y Washington.

No hay una sola palabra de arrepentimiento por las mujeres y niños serbios caídos bajo las bombas británicas, arrojadas desde la seguridad que proporciona la altura sobre escuelas, fábricas, puentes y ciudades por orden de Tony Blair; o por los empobrecidos niños yemeníes muertos por disparos de los aviones saudíes, pertrechados por Gran Bretaña desde la seguridad de sus cuartos con aire acondicionado de Riad; o por los sirios muertos por falta de alimentos a consecuencia de las “sanciones”.

No hay monumento alguno en recuerdo de los niños y niñas palestinos asesinados con la prolongada connivencia de la élite británica, como la reciente campaña que destruyó el modesto movimiento reformista que se estaba produciendo en el interior del Partido Laborista con engañosas acusaciones de antisemitismo.

Hace dos semanas el Jefe del Estado Mayor Militar de Israel y su homónimo británico firmaron un acuerdo para “formalizar y perfeccionar” la cooperación militar. Pero dicho acuerdo no fue considerado de importancia para salir en las noticias. A partir de ahora, aumentará el armamento y el apoyo logístico de Reino Unido hacia el régimen despiadado de Tel Aviv, cuyos francotiradores disparan contra muchachos y cuyos funcionarios psicópatas someten a interrogatorio a menores recluidos en régimen de aislamiento (véase el reciente y escalofriante reportaje de la ONG Defense for the Children, Isolated and Alone).

Tal vez lo más llamativo del memorial de guerra de Staffordshire sea la total ausencia de reconocimiento del millón de iraquíes cuyas vidas fueron destruidas, junto con su país, por la invasión ilegal capitaneada por Tony Blair y George W. Bush en 2003.

Un miembro del British Polling Council *, [la organización] ORG International, cifra ese número de muertes en 1,2 millones de personas. En 2013, la consultora ComRes preguntó a una muestra representativa de la población británica cuántos iraquíes habían muerto en la invasión. Una mayoría contestó que menos de 10.000.

¿Cómo es posible mantener ese silencio letal en una sociedad avanzada? En mi opinión, esto se debe a que la propaganda resulta mucho más efectiva en una sociedad que se considera libre que en las dictaduras y autocracias. Aquí incluyo la censura por omisión.

Nuestras industrias de la propaganda –tanto cultural como política, incluyendo a la mayor parte de los medios de comunicación– son las más poderosas, extensas y refinadas de la Tierra. Es posible repetir sin cesar las mayores mentiras con la cadencia confortable y creíble de las voces de la BBC. Las omisiones no son problema.

Lo mismo ocurre con la guerra nuclear, cuya amenaza “carece de interés”, citando a Harold Pinter. Rusia, toda una potencia nuclear, está cercada por el grupo belicista conocido como OTAN, y tropas británicas efectúan regularmente “maniobras” justo en la frontera en la que se produjo la invasión de Hitler.

La difamación de todo lo relacionado con Rusia, en particular la ocultación de la verdad histórica de que fue principalmente el Ejército Rojo el que ganó la Segunda Guerra Mundial, ha penetrado en la consciencia pública. Los rusos “carecen de interés”, excepto como demonios.

China, otra potencia nuclear, es el principal foco de una provocación continua: los bombarderos estratégicos y los drones de Estados Unidos rastrean constantemente su espacio aéreo y el nuevo portaviones HMS Queen Elizabeth, que ha costado 3.000 millones de libras, pronto zarpará para recorrer 6.500 millas con el fin de proteger la “libertad de navegación” frente al continente chino.

China está rodeada por unas 400 bases estadounidenses, “atrapada en el lazo”, como me dijo en una ocasión un antiguo funcionario del Pentágono. Se extienden a lo largo de todo el Pacífico, desde Australia hasta China meridional y septentrional y a través de Eurasia. Y en Corea del Sur, el sistema de misiles balísticos denominado THAAD (Terminal High Altitude Air Defense) apunta directamente a China, al otro lado del estrecho Mar de China Oriental. Imaginen qué pasaría si hubiera misiles chinos en México, en Canadá, o en la costa californiana.

Unos pocos años después de la invasión de Irak realicé una película llamada The War You Don't See (La guerra que usted no ve) en la que preguntaba a destacados periodistas británicos y estadounidenses y a directivos de noticiarios de televisión –todos ellos colegas de profesión– cómo era posible que Bush y Blair fueran a escabullirse del enorme crimen cometido en Irak, dado el caso de que sus mentiras no eran muy inteligentes.

Su respuesta me sorprendió: si hubiéramos cuestionado las afirmaciones de la Casa Blanca y de Downing Street, si hubiéramos investigado y sacado a la luz las mentiras, en lugar de amplificarlas y repetirlas, probablemente la invasión de Irak de 2003 no se hubiera producido. Hoy día seguiría vivo un gran número de personas. Cuatro millones de refugiados no habrían tenido que huir de su país. Posiblemente el siniestro Estado Islámico, un producto de la invasión de Blair/Bush, no habría sido engendrado.

David Rose, que entonces escribía en el Observer londinense (diario que apoyaba la invasión) explicaba que “la sarta de mentiras me llegó a través de una sofisticada campaña de desinformación”. Por su parte, Rageh Omah, entonces corresponsal de la BBC en Irak, me contó: “No logramos presionar los botones más incómodos lo bastante fuerte”. Dan Rather, presentador de la BBC, estaba totalmente de acuerdo, como muchos otros.

Admiro a estos periodistas que rompieron el silencio, pero lo cierto es que constituyen honrosas excepciones. En la actualidad nuevos personajes baten con entusiasmo los tambores de guerra en Gran Bretaña, Estados Unidos y “Occidente”.

Elija usted mismo a su favorito entre la legión de quienes despotrican y promueven ficciones como el escándalo de la trama rusa. Yo daría el Oscar a Peter Hartcher, del Sydney Morning Herald, cuyas imparables e impactantes estupideces sobre la “amenaza existencial” (de China y de Rusia, especialmente de China) iban acompañadas de la foto de un sonriente Scott Morrison, el relaciones públicas que ocupa el cargo de primer ministro en Australia, vestido como Churchill, con el signo de la victoria y todo. “Desde los años 30 no había ocurrido…” entonaban ambos. Ad nauseum.

El covid ha proporcionado una excusa para esta pandemia de propaganda. En julio, Morrison siguió el ejemplo de Trump y anunció que Australia, que carece de enemigos, destinaría 270.000 millones de dólares en crearse uno, con la compra de un sistema de misiles capaces de llegar a China. El hecho de que las exportaciones de minerales y productos agrícolas a China genere importantes ingresos económicos para Australia “carecía de interés” para el gobierno en Camberra.

Los medios de comunicación australianos alabaron está medida prácticamente con una sola voz, soltando un montón de exabruptos sobre China. El gobierno chino aconsejó a los miles de estudiantes chinos, que permiten los sabrosos salarios de los vicedecanos de las universidades australianas, que se fueran a estudiar a cualquier otro lado. Se calumnió a los chino-australianos y algunos repartidores sufrieron agresiones. No resulta difícil revivir el racismo colonial.

Hace años entrevisté a un antiguo director de la CIA para Latinoamérica, Duane Claridge. En pocas y sorprendentemente sinceras palabras, vino a decir que Washington era quien ordenaba y dirigía la política exterior de “Occidente”. La superpotencia, afirmó, podía hacer lo que quería, donde quería, cuando sus “intereses estratégicos” lo requerían. Sus palabras fueron: “El mundo tendrá que acostumbrarse a ello”.

He sido reportero en diversas guerras. He presenciado restos de niños, de mujeres y de ancianos que habían sido bombardeados y quemados vivos; sus aldeas convertidas en escombros, sus árboles petrificados con restos humanos. Y mucho más.

Quizás esa sea la razón por la que siento un especial desprecio por quienes promueven el crimen de las guerras voraces, que las fomentan con mala fe y blasfemias sin haberlas experimentado nunca. Es nuestro deber romper con su monopolio.

Este artículo es una versión de un discurso que John Pilger dirigió a la organización Artists Speak Out, una de las que financian la coalición pacifista Stop the War.

Se puede contactar con John Pilger a través de su web: www.johnpilger.com

Fuente: https://www.counterpunch.org/2020/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Carta «sin-bomba» a l'Ajuntament d'Alzira

8 January, 2021 - 00:00

Durant estes festes de Nadal he llegit en premsa que l'Exèrcit de Terra està buscant ubicació per a una macrobase logística, i que l'Ajuntament d'Alzira ha oferit uns terrenys del poble per a la seua instal·lació. Eren dies de nadales i simbombes, que jo m'esperava tranquils, i... nyas! bomba al meu poble.

Diu l'alcalde que el projecte podria dur una inversió de 350 milions d'euros i la creació de 900 llocs de treball per a civils. Situem-nos en el context actual abans de parlar de diners i d'ocupació. Durantl'emergència sanitària en que estem immersos, dos coses han quedat prou clares. D'una banda, tenimuna xarxa sanitària insuficient (en personal i en equipaments) per fer front a emergències com la que patim i com les que, probablement, patirem en el futur. D'altra banda, la crisi econòmica conseqüència de l'emergència sanitària serà llarga i profunda, el que exigirà de les diverses administracions que avaluen al detall, més que mai, la rendibilitat de cada euro invertit, rendibilitat mesurada en termes de benefici a la societat. Són temps, sense dubte, de reconsiderar inversions i ajustar pressupostos.

El pressupost militar espanyol suposa una mitjana de 20.000 milions d'euros cada any. Això ha generat un deute acumulat, i creixent, de més de 30.000 milions d'euros. I amb tota eixa inversió, poca cosa poden fer les Forces Armades (FAS), especialitzades en assumptes de guerra, davant la situació sanitària (recordem que el personal de la Unitat Militar d'Emergència és només el 3% del total de les FAS, i que el seu pressupost anual és tant sols el 0,15% del total dedicat a les Forces Armades). ¿Podem imaginar per un moment l'ocupació i el benestar social que podria generar eixa exorbitant quantitat de diners, i recursos humans, si es dedicaren a altres menesters? Són temps d'avaluar les amenaces reals que tenim davant i d'actuar en conseqüència. Canvi climàtic i riscos sanitaris són, sense dubte, dos de les més importants.

Diu l'alcalde que no voldria una base militar amb armament però sí una base d'un exèrcit modern al servei de la societat. Però és que, senyor alcalde, un exèrcit sense armament no és un exèrcit, és unaaltra cosa. Resulta evident que la logística d'una macrobase militar té a vore, indefectiblement, amb el cercle viciós de la guerra i la seua preparació. Regidores i regidors de l'Ajuntament, els demane per favor, un esforç d'imaginació, de coherència, i que impulsen els desitjos que s'endivinen sota lesparaules del senyor alcalde: treballem per la reconversió de les Forces Armades en cossos desarmats, civils i realment útils per al poble, amb especialistes per actuar en l'àmbit sanitari, en la protecció ambiental,... D'eixa manera podrem defensar-nos de les amenaces del present i de les que vindran: malalties, pobresa, desastres ambientals.

Considere que éste sería un millor camí per al futur de l'ocupació o, clar i ras, per tindre qualsevol tipus de futur.

Alzira, gener de 2021

Santi Almiñana Saez
(insubmís alzireny en la reserva)

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las cooperativas como estrategia revolucionaria

8 January, 2021 - 00:00

Heval Zinar reflexiona sobre sus experiencias en el Comité Económico y ve las cooperativas como una estrategia revolucionaria.

ANF REDACCIÓN

La Comuna Internacionalista de Rojava ha publicado un nuevo folleto. Bajo el título "La revolución y las cooperativas: Reflexiones sobre mi tiempo en el comité económico de Rojava" en el que la internacionalista Heval Zinar reflexiona sobre su experiencia con las cooperativas como estrategia revolucionaria contra la modernidad capitalista. El folleto tiene 20 páginas y se puede consultar en internet: https://internationalistcommune.com...

El objetivo de las cooperativas es "construir un espíritu de responsabilidad social para el desarrollo de una sociedad moral y política, haciéndose ellas mismas los cimientos", así como "la producción de las necesidades básicas de la sociedad según las condiciones de la economía de guerra".

El autor ha adquirido una visión de la realidad económica actual de Rojava a través de discusiones con otras personas. También se trata de resolver las grandes cuestiones en la construcción de un sistema social alternativo. El folleto dice:

"Tienes que renovarte continuamente. El agua que fluye continuamente está siempre limpia. El agua que se queda en el mismo lugar y no se renueva comienza a pudrirse y se contamina. ¿Cómo nos renovamos? A través de la práctica y la educación. No es el caso de que alguien reciba una educación y luego pase a la práctica, no, la educación continúa con la práctica. Así que mientras no te separes de tu población y continúes con la educación, siempre tendrás este sistema de discutir tu experiencia y decidir qué paso dar a continuación. Con tu población, te renuevas continuamente y eres capaz de luchar contra el estancamiento y el camino que lleva al capitalismo".

Fuente: https://anfespanol.com/noticias/fol...

Categorías: Tortuga Antimilitar

No queremos fuerza armada

7 January, 2021 - 00:00

No queremos fuerza armada
que nos resuelva nada.
Por un dos mil veintiuno
sin militar ninguno.
Gastos militares
para sanitarios y hospitales.

Categorías: Tortuga Antimilitar

"La vida": Llibre de poemes de l'històric objector de consciència Arbre Agulló i Guerra

7 January, 2021 - 00:00

LA VIDA. RECULL DE POEMES.

Arbre Agulló i Guerra

És la primera vegada que em demanen escriure la presentació d ́un poemari. D'un llibre de poemes que, a més a més, ha escrit un amic.

Així que aprofite per a compartir amb vosaltres el que vaig sentiral llegir “la vida”:

La totalitat dels poemes em fan sentir a gust perque els comprenc, em diuen coses. Perque són i transmeten vida. Arbre li dona valor, presència, consistència i amera de poètica humanitat els actes quotidians.

Descriu les sensacions que li fa el primer café, o les relaccionsamb membres de la família, també l'enyorança d'aquell temps passat emprat per fer xarrades profundes, amb un context de tranquilitat i de relaxació. O coses tan quotidianes, tan variades i del dia a dia com el calor de la llar, o enfrontar la cruesa de l ́envelliment, reflexionar sobre el ser humà i les etapes que sucessives etapes que va vivint i fins i tot, els records dels anys passats al “talego”.

Veure passar la vida és anar per les medicines, és anar al mercato fer el dinar.

Amb quina tendresa parla , també, de la vellesa!

També ocupen el seu espai al llibre espurnes de vida, vivències amb la natura, guerres, crims, misèries... o veritats com que el canvi climàtic afecta a la vida, o que l'increment de la militarització produeix calamitats.

Al mateix temps, no deixa de posar-nos al davant dels ulls poemes reivindicant que la felicitat és tan sencilla que està al abast de totes i tots.

De segur que, quan el llegiu, gaudireu i es sentireu identificades, perque és la vida sense ornamens innecessaris, la que totes les persones sentim i vivim, plasmada en poemes i compartidade manera totalment assequible per a qualsevol persona sensible,amb unes dosis mínimes d'humanitat.

Asun Navarro

RECORD DEL “TALEGO”

Em desperto suat
En la retina l'ampolla de vidre
Reflexos de llum
A un pam del rostre
Com m'he posat al bell mig?
La baralla sorollosa
Per sort, s'ha paralitzat

A trenc d'alba
Penetra el raig de sol
Enllumenant
El quadre de l'avi
Sorolls de cuina
El pare fa cafè
La Lucia xiscla:
Mare on està el vestit?
Sento el calor de la llar
Després d'anys al penal.

(recreació literària a partir d'un fet real 1971 al Penal Naval militar Cartagena)

Descarregar el llibre sencer (pdf):

Categorías: Tortuga Antimilitar

Miguel Hernández: "Las abarcas desiertas"

6 January, 2021 - 00:01

Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.

Y encontraban los días,
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río,
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.

Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.

Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.

Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.

Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.

Por el cinco de enero,
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.

Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.

De Otros poemas del ciclo de
"Viento del pueblo". En Viento del pueblo.

"Las abarcas desiertas" (poema de Miguel Hernandez musicalizado por Ines Saavedra, cantautora)

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Qué estás haciendo con tu vida?

6 January, 2021 - 00:00

Un viernes estas dando tu primer beso en un botellón, entre licor 43, vino Don Simón y tecno italiano noventero y al viernes siguiente estás viendo una película antigua, con un omeprazol y un Enantium para calmar el dolor de espalda.

El tiempo pasa rápido y más para esas personas que, como yo, adolecen de una memoria decente.

Los signos son cada año más evidentes. Odias más las Navidades, le coges el gusto a eso de estar solo, las resacas son cada vez peores y esa media hora antes de dormir, cuando lees un libro, suele ser, cada vez más, el mejor momento de lunes a jueves. Los amigos se van quedando calvos y tienen hijos. Las amigas hablan cada vez más de guarderías y cada vez menos de sexo. Te da una pereza terrible entrar a sitios donde no pongan música decente (aunque eso es algo con lo que siempre he tenido que bregar), el fútbol se convierte en una inercia cada vez más tenue y ya no pasa nada si te pierdes un partido, o dos, o veinte. Aborreces los fenómenos culturales juveniles, te asombras de las pintas que llevan los adolescentes y escuchas cada vez más música vieja y cada vez menos música nueva. Cuando vas a comprar ropa te sorprendes a ti mismo buscando la comodidad antes que la moda. La vergüenza ajena se incrementa, la vergüenza propia se atenúa. Y mientras te muestras más en guerra que nunca contra la mierda de mundo en el que vivimos, haces, por fin, las paces contigo mismo. Y hasta con tus padres.

Puede que a muchos les parezca terrible todo lo que digo, pero a mi me parece maravilloso. Hace ya muchos años que no me despierto pensando: "¿qué estás haciendo con tu vida?". Y no porque ahora lo tenga claro, sino porque ya sé que la vida tiene sentido porque precisamente no lo tiene. Y ese limbo existencial, lejos de aterrarme me parece tan confortable y entrañable como una cabaña de madera con una chimenea encendida en mitad de una ventisca polar y tan prometedor y seductor como el beso que dí aquella noche, entre Licor 43 y Vino Don Simón.

Fuente: https://www.meneame.net/m/Art%C3%AD...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Tres reyes

5 January, 2021 - 16:00

Tortuga vos desitja feliços Reis Mags (si vos heu portat bé enguany).

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Podemos saber el gasto militar de 2019?

5 January, 2021 - 00:00

Juan Carlos Rois
Tortuga.

Conocer el gasto militar español requiere al menos dos momentos: el primero, cuando se elaboran y aprueban los presupuestos, que indica lo que dicen que van a gastar, y el segundo, cuando acaba cada ejercicio y se revisan las cuentas, y aparece lo que no dicen que se han gastado.

En este segundo momento resulta especialmente interesante leer las liquidaciones de gasto que publica la intervención General del Estado, que también dice y no dice el gasto militar. Por desgracia IGAE tarda al menos dos añitos en tener datos concluyentes, pero es lo que hay.

Y a vueltas con las liquidaciones de gasto que publica el organismo oficial encargado de verificar la contabilidad pública, la Intervención General del Estado (IGAE), vamos a fijarnos en la recientemente publicada «Liquidación del presupuesto 2019» referido a la contabilización efectuada durante el ejercicio 2019.

Lógicamente muchos de sus capítulos, con tener su enjundia, no nos interesan para este trabajo sino como demostración del agravio comparativo que, año tras año, padecen las partidas más sociales de gasto público del Estado frente a las enfocadas a la seguridad, la defensa y nuestro control disciplinario, en realidad una de las materias políticas más mimadas por nuestras autoridades.

El informe, al ser más extenso y pormenorizado que los avances mensuales, nos ofrece una cifra en la que esperamos ser capaces de «desagregar» partidas de gasto militar que se encuentran disfrazadas en otros ministerios (las más groseras, no todas) y aproximarnos a la cifra que nuestra propia contabilidad consignó como gasto indiscutiblemente militar en el año 2019.

Un gasto diferente

Un gasto éste que, para sorpresa nuestra, difiere enormemente del que el Ministerio de Defensa reconocía como tal al inicio del año y, en general, con el que difunden cualquier año con el propósito ya suficientemente desenmascarado de hacernos creer (porque en esta materia esperan nuestra creencia, no nuestra razón) que en materia de gasto militar estamos tiesos en comparación con nuestros «socios» militares y políticos.

Ignoramos si los citados socios son tan tramposos a la hora de contabilizar su gasto como nuestros preclaros contables (y algo de eso hay a juzgar con las estimaciones que hacen determinadas instituciones en general no cuestionadas como el SIPRI, por poner un ejemplo de la que nos parece más cercana a nuestros planteamientos, o el IISS o el Banco Mundial, por poner otros referentes alejados de nuestra visión) pero no cabe duda que la comparación ofende cuando lo es de su gasto social respecto a nuestro mini-gasto social, donde no sólo no competimos, sino que tampoco llegamos a calificar para ponernos en la línea de salida.

1) EL SOBREGASTO DEL MINISTERIO DE DEFENSA

Con arreglo a las cifras que arroja el texto «Liquidación del presupuesto 2019» encontramos que, de entrada, el crédito inicial consignado por la IGAE, 8.737,40 millones de euros, acabó siendo un gasto real de 9.730,66 millones de euros. Esto supone 993,25 millones de euros más que ha gastado defensa respecto de los que presupuestó inicialmente.

Es decir, el Ministerio de Defensase ha gastado el 111,3% del dinero que presupuestó inicialmente, un desvío que no parece muy razonable, sobre todo porque no es la primera vez.

Primera sorpresa: el crédito inicial consignado pro IGAE, 8.737,40 millones de euros, supera en 200 millones de euros el presupuesto del año 2018 del Ministro Montoro, ese vetusto presupuesto que se ha prorrogado por una eternidad. Y para este cambio «sorpresa» no contamos con una explicación suficiente de por qué razón, si el presupuesto se prorrogaba sin más, la cifra inicial que consigna IGAE es otra distinta a la que se aprobó con Montoro y teóricamente se ha venido prorrogando desde entonces sin ampliaciones.

Les voy a dar mi impresión: en parte porque el desbarajuste de la cuenta de Defensa es así in secula seculorum, razón de fe que evita acudir a las razones más conspicuas, y en segundo lugar, porque, de alguna manera, resultaba difícil esconder más partidas y era preferible, ya que era poco el aumento en comparación con los desajustes de otras ocasiones anteriores, aflorar esos 200 millones desde el inicio y disimular.

Segunda sorpresa, el de defensa es el segundo Ministerio que más desvío ha tenido en 2019. Sólo el Ministerio del Interior, la otra pata del sistema de control securitizador y de la idea de seguridad cada vez más militarizado, gastó de más por encima del de defensa. Nada menos que 1.126,11 millones de euros, en parte debido a la demagógica equiparación salarial de la guardia civil, el cuerpo militar disfrazado en el Ministerio del Interior, con los otros cuerpos policiales.
Luego volveremos sobre la comparativa de ministerios en cuanto al gasto de unos y otros.

De este modo, con este nuevo gasto ejecutado por encima del presupuestado, defensa consolida su política habitual desde tiempos de Maricastaña de gastar más de lo que presupuesta.

En la tabla que acompañamos consignamos el gasto inicial presupuestado para el Ministerio de Defensa estrictamente (es decir, sin contar los organismos autónomos militares) y el gasto contabilizado para el mismo período por IGAE. Hemos señalado los años en color azul (para años y presupuestos del PP) o rojo (para gobiernos del PSOE) para verificar que la tónica es exactamente la misma con uno y otro gobierno, ambos siameses en política de defensa.

Han sido suficientes 18 años con gobiernos de uno y otro signo para gastar de más 23.725,43 millones de euros en Defensa sobre lo presupuestado, un +118,42 % de promedio y una cantidad ingente de sobregasto que hemos soportado las más de 47 millones de pagadores cautivos del Estado para sostener la estructura militar de defensa que nadie nos ha consultado. ¿Podríamos pensar en destinos mejores para 23.725,43 millones de euros? A mi se me ocurren miles.

Por otra parte, este sobregasto se verifica, de forma más gráfica, en el cuadro siguiente:

¿Dónde se han producido los desfases de Defensa?

Aunque la magnitud del desvío escandaliza, lo más importante se esconde más al fondo de la cifra fría y habitualmente queda eclipsado por ésta.
Empecemos por despejar los gastos de Defensa por los distintos programas con los que cuenta.

El mayor gasto desembolsado por Defensa en 2019 ha sido el que ha tenido lugar en la los llamados gastos operativos (3.274,62 millones de euros), que son los gastos de acuartelamientos, alimentación, los gastos de despliegue y adiestramiento, las miniobras, etc., incluyendo las retribuciones de los militares en activo.

Como diremos después los gastos de personal (de todo el personal de Defensa, incluyendo los oficiales en situación de reserva, los funcionarios civiles y militares que no se consideran «fuerza» a los efectos oportunos, y los cargos ministeriales) suponen un gasto mayor del presupuestado para gastos operativos, lo que quiere decir que el gasto de personal, además de aquí, se distribuye en los restantes programas del Ministerio de Defensa. De hecho es un gasto desproporcionado, porque también es desmesurado el número de militares existente, y ahoga el resto de gastos y actividades del Ministerio de Defensa, porque, a pesar de la enorme cifra de gasto militar que mantenemos, o tiene para pagar suelos o para hacer cosas.
Se supone que una parte del despliegue de las operaciones militares en el exterior también se consigna en este capítulo, concretamente tres de sus capítulo, 4 millones de euros como gastos de personal originados por las operaciones de paz (se refiere a retribuciones además del sueldo de los soldados, debemos aclarar), más otros 33 millones de gastos corrientes por esta participación, y otros 277,74 millones que se destinan a inversiones reales.

¿Dónde está el resto de los gastos que originan estas operaciones, que superan los 1.000 millones anuales por regla general? Pues en dos partidas presupuestarias, una de Defensa y otra de Asuntos Exteriores, y en un crédito suplementario que el gobierno da durante el ejercicio y que por tanto no está en los presupuestos.
Veamos: una primera partida casi insignificante del propio Ministerio de Defensa en su programa de servicios generales, por importe de 1.000 euros; más la partida que aparece en el Ministerio de Asuntos Exteriores, donde encontramos otros 211,34 millones de euros más para «operaciones de mantenimiento de la «paz» de la ONU.
Se supone que, por tanto, la principal partida de actividad del ejército es, amén de pagar los sueldos de los militares, que es la principal partida de gasto por capítulos, tener los cuarteles listos, alimentar a la tropa y tenerla entrenada. Sigamos.
Después de los gastos operativos, la segunda partida militar consiste en comprar armas que no necesitamos desde el punto de vista militar y que tienen como principales explicaciones el intento de impulsar nuestra industria militar como una de las grandes exportadoras del mundo y no quedarse atrás en el rearme occidental, sin despreciar su uso, muchas veces con carácter de mera exhibición destinada a la venta de armas, en lugares recónditos o al menos muy alejados del sitio donde se supone que deben estar para «defendernos» (si es que se le puede dar al armamento ese marchamo de servir para defendernos, lo cual es un atrevimiento intelectual de campeonato), o el empleo en la 18 operaciones de injerencia militar en el exterior en las que andamos involucrados.

A esto destinamos nada menos que 2.164,47 millones de euros en 2019, una cifra brutal tanto en lo cualitativo como en la intención de su uso en esa estrategia de defensa militar de la OTAN y la UE en la que somos uno de los estados más proactivos en el envío de tropas al exterior y que está provocando gran parte de los desajustes y agresiones a la paz con contenidos del planeta.

Debemos señalar, además, que estos gastos en armas son interminables porque arrastramos una deuda por armas ya encargadas importante y que no podrá acabar de pagarse hasta dentro de más de una década. A esta hay que sumar el segundo y tercer ciclo de adquisición de armas español, que nos va a poner la deuda militar otra vez por encima de los 30.000 millones de euros a pagar hasta más allá de 2035. ¿Le han consultado a alguien si queremos mantener una ingente deuda militar o si queremos adquirir estos sistemas de armas en vez de usar el dinero para causas mas nobles? Ni lo han hecho ni lo harán, porque en materia de defensa la soberanía no reside en el pueblo, sino en el complejo militar-industrial y sus colaboraciones en la élite mediática y política.

La burocracia y los cuarteles generales incorporan el tercer gran gasto de Defensa, con 1.417,88 millones de euros.

Le sigue el apoyo logístico, con 1.156,45 millones de euros.

El apoyo logístico consiste en el mantenimiento de los sistemas de armas, y los gastos directos de entretenimiento, mantenimiento y conservación, tanto de la infraestructura como de los distintos sistemas de armas y equipos que utilizan o apoyan a las Fuerzas Armadas.

Una parte de estos gastos se endosa a un organismo autónomo militar, el INVIED, que además de vender terrenos militares y especular con la venta de inmuebles del enorme patrimonio militar, se encarga de reinvertir en infraestructuras militares y armas con el producto de su negocio.

Una de las partidas más desafortunadas del gasto militar español consiste en los 517,61 millones de euros que el Ministerio de Defensa desembolsa para pagar sueldos a los militares en la reserva que sobran, al llegar a cierta edad, conforme al grado militar que se tenga y determinadas especificaciones que señala el art 113 de la Ley de la Carrera Militar y hasta cumplir los 65 años en que pasan a la jubilación. Según los índices de estadística militar hay cerca de 15.000 personas en esta situación de semijubilación dorada y compatible con otro empleo civil.

Nos parece un abuso excepcionalmente grave, porque es obvio que se trata de militares que, en el mejor de los casos, sobran y no se necesitas (de ahí su pase a la reserva) y que, al envejecer, no resulta eficaz mantener en activo, pero al que retribuyen muy generosamente para que no la líen.

Si no los necesitamos, primera pregunta, ¿Por qué mantener un ejército tan abultado? ¿por qué cuando, como es el caso, tenemos encima una ratio de un mando por cada 1´7 soldados? ¿No sería mejor hacer las cosas con un mínimo de lógica?
Y, segunda pregunta, para el caso de entenderse que estos señores tan bien preparados no pueden ser útiles en un momento dado y hay que tener una cierta opción por su regreso al plano activo, ¿no es verdadero agravio comparativo con sectores civiles estratégicos donde nuestra característica principal es la de desentendernos y mandar a personas de gran valía a la porra, como es el caso de los científicos, que acaban emigrando a ambientes menos insensatos, o docentes, que tampoco interesan demasiado en un país donde el papanatismo prima sobre la cultura?. También podríamos utilizar una política parecida para sectores sociales castigados por la dureza de sus trabajos en la vida civil, o para otros que tienen personal excesivo pero que en un momento dado pueden ser deficitarios, pero es a los militares a quienes destinan este dinero privilegiado y a cargo del erario público.
La asistencia hospitalaria de los militares, una partida que básicamente se transfiere al organismo autónomo militar ISFAS, una gran parte de cuyo gasto no computa como gasto militar en los cálculos de nuestro Ministerio de Defensa porque consideran que es un gasto social, no militar, constituye la tercera actividad de Defensa y arrastra una cifra nada despreciable del presupuesto militar.
En su conjunto, las partidas de gasto del presupuesto directo que maneja el Ministerio de Defensa (en otras entregas veremos que hay otros ministerios que contribuyen a multiplicar por varios guarismos el gasto militar) se representa en el siguiente cuadro:

El personal de la defensa.

Vistos los programas, no lo sabemos todo de la distribución del gasto militar. Una mirada a sus capítulos nos permite, a la vez, verificar el enorme sinsentido del gasto del Ministerio.

En cuanto al gasto de personal, es el mayor de los gastos de Defensa. Incorpora nada menos que 4.971,75 millones de euros, más de la mitad de lo que consume defensa. Podemos responder a una primera pregunta ¿Cuál es la principal acción de Defensa? Pagar sueldos.

Parece una perogrullada, pero no ocurre así en todos los Ministerios. Sólo Defensa e interior destinan la gran mayoría de su presupuesto a pagar sueldos. Defensa estos 4.971,75 millones de euros en 2020 e interior 6.681,70 millones de euros.

En el caso de estos dos ministerios, ocurre además que, a diferencia de la ratio que mantenemos en cualquier otro tipo de funcionarios, nuestra ratio de militares y policías por cada mil personas es de las más altas de nuestro entorno y no se justifica por las necesidades que aparentemente deben cubrir estos señores, sino por el endémico fervor de nuestras élites a mantener y mimar estas estructuras de orden y la no menos triste adherencia de las mismas élites a despreciar a médicos, educadores, científicos u otros sectores socialmente más valiosos.

De hecho, en el caso de los militares, la enorme dimensión de nuestros ejércitos no ha sido solventada nunca. Lo intentó en su día Azaña, pero fracasó. Lo intentó en la transición Serra, pero le salió mal la jugada. Y desde entonces el despropósito no ha hecho sino incrementarse, porque los militares que sobran pero están aún en edad activa, son mandados a esa especie de jubilación dorada que hemos dicho y a la espera de la jubilación de verdad, pero no son dados de baja y por tanto siguen mamando de la teta del presupuesto, mientras que los soldados que envejecen, gracias a la hábil campaña de sus reivindicaciones corporativas, han conseguido hacer otro tapón y seguir enganchados a pesar de habérseles pasado el tiempo legal de contrato.

Tal es la situación que nuestro ejército incumple la propia ley en cuanto al número de generales que legalmente podemos tener, rebasándola sin que nadie ponga coto al asunto. Mantenemos un número de oficiales por encima de la ratio homologable en los países del entorno y con una ratio soldado/oficial de 1´7 soldados por oficial, algo imposible de gestionar.

Veamos un cuadro esclarecedor y comparativo de los ministerios que relación con lo que se gastan en personal (en azul) respecto al volumen total de presupuesto que mantienen.

Como se ve, sólo Justicia, Defensa e Interior aplican la mayoría de su presupuesto a pagar sueldos, frente a los otros ministerios que se aplican a hacer cosas.

Además de esto, y gracias al consenso parlamentario tan solidario y sindicalista en el que coinciden desde Podemos a Vox, la vía de evacuación de tantísimo militar sobrante que era su desembocadura a otras profesiones por medio del PROPIDEF para dar salida a los soldados de más de 45 años que llegan al final de su ciclo legal como soldados (al parecer un soldado viejuno no puede darse de barrigazos con igual empeño que uno más joven y no está bien visto llevarlos a las operaciones en el exterior con achaques) se ha despachado con el acuerdo de mantener sus prerrogativas a estos soldados innecesarios, envejecidos y protestones. No adivinamos cómo el celo en mantener militares a troche y moche no se acompaña de medidas para mantener civiles con igual énfasis y a costa del erario público cuando vencen sus contratos temporales.

De modo que el gasto de personal, recapitulando, es el gasto número uno del ejército, pero además es un gasto que acumula un enorme peso porque el número de militares es exagerado, el número de oficiales es exagerado, tanto que hay que mandar algunos a la reserva (pero pagándoles como si no) para que no haya líos a la hora de distribuirse los soldados existentes, y la sostenibilidad del gasto público en mantener toda esta tropa se ve comprometida, lo que arrastra a su vez a la secular insostenibilidad de nuestro gasto militar, que, amén del enorme coste de oportunidad que implica un gasto tan innecesario, genera para financiarlo un enorme déficit que se financia emitiendo deuda.

Veremos más adelante que la enorme dimensión de nuestro ejército es aún mayor, porque además de estos militares y guardias civiles en activo o en la reserva, contamos con más de 2.500.000 pensionistas y jubilados militares que, a pesar de su jubilación, siguen siendo militares y actuando con el mismo peso corporativo que todos los demás. De hecho, los últimos días hemos asistido al ruido de sables generado por estas almas cándidas, lo que nos da reflejo del enorme peso militarista que pagamos sufridamente.

Sobregasto en defensa. ¿Para qué?

¿En qué se ha gastado «de más» Defensa esos cerca de mil millones de euros que se han calzado por encima de los presupuestados?

Pues, principalmente, para tres grandes partidas:

  • La más golosa, de 728,23 millones de euros para financiar fuera de presupuesto y con cargo a los fondos de contingencia la parte gorda de las operaciones militares en el exterior que realiza España.
  • La segunda gran magnitud es el chute que el INVIED mete al presupuesto militar para financiar infraestructuras militares gracias a los ingresos que obtienen por la enajenación de patrimonio militar, por importe de 224,5 millones
  • Y el resto, alrededor de 33 millones más, dispersos entre partidas variopintas que no están desagregadas en la información del IGAE.

De este modo, y una vez que Defensa se ha decidido a contabilizar los pagos anuales que realiza por los programas especiales de armamentos (PEAS) dentro del presupuesto, la principal partida que esconden en el fondo de contingencia financia las operaciones en el exterior que, como se sabe, nos cuestan al año más de 1.000 millones de euros de los que entre Defensa y Asuntos Exteriores no afloran en sus presupuestos sino el 30% aproximadamente.

2) ORGANISMOS AUTóNOMOS MILITARES

Defensa cuenta con tres organismos autónomos militares que dependen del Ministerio pero que tienen personalidad jurídica propia; uno dedicado a la investigación militar (INTA), otro a las prestaciones sociales y hospitalarias de las fuerzas armadas (ISFAS) y el tercero a la gestión del patrimonio inmobiliario y adquisición de sus infraestructuras (INVIED).

Dado su carácter autónomo el Ministerio de Defensa, no contabiliza el enorme gasto de estos tres monstruos como gasto militar.

En el ejercicio 2019 esto organismos incorporaron al presupuesto militar nada menos de 1.088,23 millones de euros de gasto militar, sin sumar con las cuotas que Hacienda abona por el INVIED como cuotas sociales de los militares y guardias civiles a cargo del erario público.

Dicha cantidad ha sufrido un ligero incremento, de 0,84 millones de euros, que se han añadido a la cuenta del INTA según la liquidación de organismos autónomos ofrecida por IGAE y relativa a diciembre de 2019.
De este modo, el cuadro de Organismos Autónomos quedaría del siguiente modo:

Como decimos, la cifra es equívoca, porque no contabiliza la partida que Hacienda asigna para el pago de cuotas de ISFAS por los militare y guardias civiles, otros 649,02 millones de euros que recibe del programa 923S del Ministerio de Hacienda.
De este modo, los organismos autónomos, si consideramos que el presupuesto de éstos no creció y que las aportaciones, conforme a la liquidación referida a cuotas de mutualismo administrativo en general (es decir, ISFAS, MUFACE y la mutualidad de la Justicia) ha tenido una baja global de 54 millones de euros que no queda claro a cuál de las tres mutualidades se refiere o si lo es varias o a todas ellas, nos hace estimar que el gasto militar del Ministerio de Defensa más los organismos autónomos militares (incluidas las aportaciones al mutualismo administrativo) es de 1.737,34 millones de euros. Es decir, un gasto directo desde el presupuesto del ministerio de defensa y sus organismos autónomos de 11.467,99 millones de euros, como vemos en la tabla siguiente:

¿Eso es todo? Es todo lo explícito pero el gasto militar es algo parecido a las matrioshkas rusas, esas muñecas que siempre esconden otra dentro, porque el gasto militar no sólo se disimula en Defensa y se obvia en sus organismos autónomos, sino que además se esconde en otras partidas y ministerios, como quien no quiere la cosa. De ello hablaremos en otra entrega.

(PRÓXIMA ENTREGA: COMPARANDO MINISTERIOS)

Categorías: Tortuga Antimilitar

Cinco enormes avances médicos productos de experimentos poco éticos

5 January, 2021 - 00:00

Existe un entendimiento implícito detrás de cada avance que se hace en la medicina, ya sean trasplantes de órganos, cirugías de alto riesgo o vacunas para erradicar enfermedades – bastante personas tuvieron que morir por nosotros para que se descubrieran estas cosas. Y aunque sea verdad que no se puede hacer un omelete sin romper algunos huevos, hay algunos pioneros de la investigación médica que, sin duda alguna, rompieron bastantes docenas más de las necesarias para llegar a sus descubrimientos que finalmente terminaron por cambiar al mundo.

1 – La odontología moderna se construyó en base a la tortura.

A nadie le gusta asistir a la consulta con el dentista, por eso, en un momento u otro, probablemente todos hayamos asumido que esta profesión comenzó como un desafió entre dos enfermeros psicópatas de algún manicomio. Obviamente, no todos creemos que esto sea verdad. Después de todo, los dentistas no son más que profesionales médicos con las mejores intenciones, ¿verdad?

En Suecia, a principios del siglo XX, a algunos científicos se les encomendó la noble tarea de encontrar una solución para el problema incapacitante de las caries dentales en la nación. Los odontólogos más reconocidos de Suecia visitaron hospitales psiquiátricos en sus localidades buscando conejillos de india para llevar a cabo un estudio de una década sobre el origen de la caries dental, ya que en aquel tiempo el “consentimiento informado” no se extendía a las personas con “fiebre cerebral”. Los locos eran utilizados como muñecos de entrenamiento por la comunidad científica.

Los científicos suecos sospechaban que la caries dental estaba directamente relacionada con el consumo de azúcar. Con el objetivo de poner a prueba esta teoría, agregaron enormes cantidades de azúcar a las dietas de los sujetos de prueba, para ver como la substancia destruía los dientes. Los investigadores alimentaron a sus conejillos de india con golosinas y refrescos, e incluso inyectaban azúcar diluida en el pan de los pacientes, con el objetivo de acelerar la velocidad a la que los dientes se pudrían para convertirse en esponjas negras en sus bocas.

El experimento se extendió durante dos años. No existe ningún informe sobre la forma en que muchas de las víctimas de este experimento pudieron haber desarrollado serios problemas de salud a largo plazo (como la diabetes, por decir lo menos, ya que la caries dental puede conducir a otros tipos más graves de problemas de salud). Tampoco está claro si a alguno de ellos se le dio una paleta con forma de diente al final de las consultas.

Pese a la naturaleza criminalmente antiética de todo este asunto, el descubrimiento de una relación definitiva entre el azúcar y la caries dental dio origen a una revolución en la salud dental en Suecia, y ayudó a formar nuestro acervo actual de higiene bucal en general. Finalmente sí es verdad, uno de los pilares de la odontología moderna se construyó en base a la tortura de pacientes mentales.

2 – La psicología infantil se desarrolló atormentando monos.

Como un eufemismo, el psicólogo Harry Harlow no mostraba amor alguno por los animales – declaró que no importaba si eran monos, gatos o perros. Este sujeto expresó su insatisfacción con la vida salvaje sometiendo animales a pruebas de laboratorio con métodos brutales, incluidas herramientas “científicas” como “puerta violadora” y “pozos de desesperación” (términos utilizados por el propio Harry para describir sus invenciones).

Algunas teorías señalan que las técnicas de investigación innecesariamente horripilantes de Harlow prácticamente por sí mismas dieron origen al movimiento de liberación animal.

¿Acaso no era más que un demente que torturaba animales en nombre de la ciencia porqué su salario no le permitía ser un asesino en serie?

Aunque esto pueda ser verdad, en realidad existía un objetivo detrás de los macabros experimentos de Harry: su investigación resultó crucial en el desarrollo de la psicología infantil moderna.

En un esfuerzo por demostrar que el amor de los padres es más importantes para un ser humano que las necesidades básicas como comida y agua, Harlow crio a un grupo de monos de prueba y los aisló de sus padres biológicos. A continuación, los colocó en jaulas con dos divisiones, una con un aterrorizante mono hecho con alambre que daba leche por una mama falsa horrible, y otra con un mono de madera, con calefacción y envuelto en una tela suave, pero que no proporcionaba leche.

Harlow obligó a los animales a vivir durante meses en estas jaulas. Lo que descubrió fue que la mayoría de los monos jóvenes evitaban a la aterradora madre de alambre, pese a que le garantizaba su supervivencia, favoreciendo al maniquí más lindo, incluso si aquello significaba pasar hambre.

Este experimento sirvió para validar las teorías psicológicas más importantes de la época – que los niños dan prioridad al confort y apego antes que a sus necesidades fisiológicas (como la nutrición). Dicha información fue tomada en cuenta por consejos de cuidado de niños en todo el mundo e influyó en las directrices de asistencia a niños necesitados. Específicamente, implantó la idea de que los niños estarían mucho mejor si eran enviados a un ambiente familiar y seguro con padres adoptivos, en lugar de permanecer en una institución estatal, donde apenas se atendían sus necesidades básicas.

Parece enfermo que necesitemos de un científico sádico para descubrir esto, pero a veces así funciona el mundo. Harry Harlow realmente intentaba hacer una contribución duradera para un bien mayor. El hecho de que su investigación se alineara directamente con su odio irracional hacia los animales fue apenas una coincidencia.

3 – Los trasplantes entre especies surgieron de una apuesta.

El trasplante entre especies – literalmente trasplantar un órgano de un animal en un ser humano – muy bien podría ser una solución a la escasez de órganos en todo el mundo. E hicimos algunos avances en este sentido. La cirugía de corazón, muchas veces usa válvulas y otros elementos trasplantados de corazones de cerdo o de vaca – y casi ninguno de los pacientes se convierte en un villano medio humano con forma animal.

El problema en el camino de una trasplante completo de órgano entre las especies es que desarrollar y perfeccionar el proceso requeriría experimentación humana con una tasa de mortalidad groseramente elevada, y pocos médicos quieren ser recordados como personajes que mataron a 90 personas durante el intento de darles el riñón de un mono.

Sin embargo, a Keith Reemtsma no le importaba en lo más mínimo poner en riesgo la vida de una persona en nombre de la ciencia. Este hombre era un cirujano de trasplantes tremendamente exitoso que también pudo haber estado demente, y en 1963 terminó administrando la atención a 13 enfermos que requerían donaciones de riñón. Desafortunadamente, los riñones válidos eran extremadamente escasos y la diálisis aún no se inventaba. Además, con la más fina de las ironías, Reemtsma decía no sentirse cómodo realizando trasplantes de riñones de humanos vivos, debido a “razones éticas, científicas y legales”. Era otra forma de decir que él no les daría esos riñones a los pacientes aunque tuvieran riñones de sobra.

Entonces, el médico hizo lo que cualquier hombre razonable de ciencia habría hecho: tomó un montón de riñones de chimpancés y se los trasplantó a los pacientes. Si te estás preguntando de dónde diablos sacó tantos riñones de chimpancés en tan poco tiempo, la respuesta es de los programas espaciales y circos – y no, no es una broma. Parece que los monos que habían dejado de ser útiles como artistas o astronautas podían ser ejecutados con una llamada.

La cirugía resultó en una tragedia casi inmediata para la mayoría de los pacientes, que murieron en el transcurso de semanas después de recibir los órganos de nuestros colegas primates, debido a infecciones en sus cuerpos que rechazaban el tejido ajeno. Pero un profesor de 23 años sobrevivió durante nueve meses después del trasplante, antes de sucumbir ante un desequilibrio de electrolitos catastrófico.

Aunque nadie haya vivido una vida larga y gratificante después de tener órganos de chimpancés trasplantados en sus cuerpos, el experimento de Reemtsma logró probar que los trasplantes entre especies son posibles, toda vez que la tecnología médica alcance los requisitos necesarios. Si algún día llegamos a andar por el mundo con ojos de gorila e hígados de león, podemos dar las gracias al Dr. Reemtsma por su valentía al conseguir robar órganos animales.

4 – La ginecología moderna se desarrolló con la práctica quirúrgica en esclavas.

El individuo más directamente responsable por la ginecología moderna es J. Marion Sims, un médico del siglo XIX que descubrió los tratamientos y las técnicas que se siguen empleando hasta hoy. Sin embargo, Sims era un acaudalado hombre blanco que vivía al sur de los Estados Unidos, o lo que es lo mismo: probó sus técnicas experimentales en numerosas esclavas que le pertenecían.

Para ser justos con el hombre, existe cierta controversia sobre el consentimiento de las esclavas para la realización de los procedimientos, pero es un hecho que Sims desarrolló y perfeccionó sus técnicas en ellas antes de aplicarlas en las mujeres blancas en un escenario clínico real. Además, solo requería tener el consentimiento del propietario de los esclavos (que, en algunos casos, significaba que solo requería de su propio consentimiento). El médico no creía en el uso de la anestesia, porque pensaba que la cirugía para reparar fistulas vaginales no era lo suficientemente dolorosa como para requerirla.

Algunas pacientes de Sims fueron operadas más de 10 veces antes de que él estuviera satisfecho con su técnica (una esclava en particular fue sometida a 30 operaciones – sin anestesia). Una vez que las suturaba, las mujeres negras eran libres para vivir sus vidas con dolores terribles y debilitantes. Por lo menos hasta que los puntos se abrieran o sufrieran alguna otra herida al ser arrojadas de vuelta al trabajo esclavo.

Así, aunque sea verdad que Sims tiene el crédito pro “inventar” la ginecología, curar fistulas urogenitales, inventar la cirugía de la vesícula biliar e influir tremendamente en el procedimiento quirúrgico de nuestros días, no queda exento de ser un idiota. Y por una razón en especial, por haber decidido que una cirugía genital no era una causa lo suficientemente dolorosa como para emplear anestésicos, y también por haber probado las cirugías en sus esclavas, independientemente del hecho de que algunas requerían de las operaciones.

5 – La vacuna contra la gripe fue probada en enfermos mentales.

El descubrimiento de las vacunas es uno de los avances médicos más significativos en la historia de la humanidad. La teoría de varias vacunas fue desarrollada por los investigadores Jonas Salk y Thomas Francis Jr.

Salk confiaba tanto en la efectividad de la vacuna que la probó en sí mismo, en su esposa y en sus tres hijos (“confianza” y “falta de escrúpulos” muchas veces se sobreponen en los anales de la medicina). Pero la arrogancia de este científico no se detuvo allí. Durante su trabajo en la vacuna contra la gripe común, Salk y Francis requerían estudios de caso para probar que la vacuna contra la gripe era eficaz, pero se toparon con dificultades para encontrar voluntarios dispuestos a tener una jeringa llena de misterio científico siendo inyectado en sus venas.

Así, los investigadores fueron tras un grupo de personas que no podían negarse, legal y literalmente – enfermos mentales (los suecos no estaba solos). A partir de 1942, Salk y su colega comenzaron la administración de vacunas contra la gripe en pacientes mentales en un hospital de Michigan. Y, a continuación, para probar que funcionaban, deliberadamente infectaban a estos pacientes con la gripe para mostrar cómo, milagrosamente, no eran afectados. Hacían esto obligando a los pacientes a inhalar un fluido repleto del virus.

Debemos recordar que la gripe mata a decenas de miles de personas cada año, por lo que su contribución fue importante, pese a todo ese asunto de emplear “seres humanos como conejillos de india reacios”.

Sin embargo, la campaña terminó influenciando a las personas en favor de la vacunación y, en materia de historia y ciencia médica, Salk y Francis tiene reputaciones admirables, excepto por una ocasión en que decidieron convertirse en villanos. Cracked

Fuente: http://marcianosmx.com/5-avances-me...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Sunday, bloody sunday... Tarajal

4 January, 2021 - 00:00

El 30 de Enero de 1972 en Irlanda del Norte, en la población de Derry, hubo una matanza de civiles a manos del ejército británico. Catorce personas perdieron la vida por las balas disparadas contra la manifestación en la que participaban.

El primer ministro británico, E. Heath encargó una investigación inmediata tras los incidentes al Presidente del Tribunal Supremo. Dicha investigación fue presentada en menos de tres meses, y sus conclusiones exoneraban a los soldados que habían participado en la matanza, al entender que actuaban en defensa propia.

¿No os suena eso de exonerar a los que disparan?

Pues sí

Ese nefasto holocausto causó impacto internacional inmediato, pero también fue origen en años y décadas posteriores de un aluvión de acontecimientos.

En los días siguientes la embajada británica en Dublín fue incendiada, en Belfast se produjeron atentados con bomba por parte del IRA. Manifestaciones en Milán, atentados en Berlín Occidental. Incluso en Nueva Yorkse registraron amenazas a los establecimientos comerciales británicos, con disturbios frente al Consulado de Boston.

A lo largo de los años el Domingo sangriento, el Bloody Sunday, no fue olvidado
y ha sido inspiración para diversas manifestaciones artísticas:

En expresiones plásticas hay una infinidad de chapas, láminas y camisetas conmemorativas. Si visitáis Derry en la calle Rossville podréis ver la obra mural “la galeria del pueblo” de los artistas del “Bogside”que con sus pinturas recrean escenas del fatídico domingo. Por otro lado y en otro arte en 2002 apareció la película Bloody Sunday de Paul Greengrass; y, sin dudas, la más conocida consecuencia cultural de aquella barbarie es la canción 'Sunday Bloody Sunday' de U2 que se presentó en 1983 incluida en el disco War.

Como podréis ver en la “red” los sucesos están perfectamente documentados, se sabe todo sobre los asesinados, no sólo sus nombres si no donde estaban, hacia donde corrían, en que momento y por dónde les atravesó el proyectil, etc.…

En junio de 2010 el primer ministro británico, David Cameron, admitió con pesadumbre “que la famosa matanza conocida como el Domingo Sangriento del 30 de enero de 1972 en Irlanda del Norte "ni estaba justificada ni es justificable" y se ha declarado "profundamente consternado" por lo que hizo aquel día el Ejército británico. A partir de las conclusiones del llamado informe Saville, que empezó sus trabajos hace 12 años. Cameron ha aceptado que los 14 manifestantes muertos a tiros por el Ejército británico en las calles de Derry -como la gran mayoría denomina a la oficialmente llamada Londonderry- eran inocentes...

….Luego, los familiares de las víctimas del Domingo Sangriento fueron desfilando una a una para proclamar que sus seres queridos, hermanos, hijos, padres o sobrinos, eran inocentes y no suponían una amenaza de ningún tipo para los soldados que dispararon contra ellos. Al final, rompieron simbólicamente reproducciones del primer informe oficial británico, que tan solo 10 semanas después del Domingo Sangriento exoneró al Ejército de cualquier responsabilidad.”

Casi cuarenta años después el gobierno británico quiso pasar página, decir la verdad y pedir perdón.

Todo el mundo recuerda qué día era el 30 de Enero de 1972. Era Domingo.

El 6 de febrero de 2014 en España, sucedió lo que se conoce como la “Tragedia del Tarajal”.
¿Sabes qué día era?

En la ciudad de Ceuta, en la playa del Tarajal, 15 personas perdieron la vida. Se ahogaron intentando llegar a la orilla, a territorio español. Pero no se ahogaron por su falta de pericia natatoria.

“Las 15 víctimas formaban parte de un grupo de entre 200 y 300 personas que intentaban alcanzar nadando las costas españolas, cuando un operativo de 56 agentes de la Guardia Civil descargó sobre ellos 145 balas de goma y cinco botes de humo de ocultación, con el objetivo de frustrar la tentativa y dispersarlos.”

A día de hoy los que dispararon y los que dieron la orden de hacerlo están tan ricamente; no habrá consecuencias por haber participado en la muerte de 15 personas Están protegidos, tal y como lo estuvieron los integrantes de la brigada paracaidista que mataron a 14 irlandeses.

La jueza archiva la causa contra los 16 guardias civiles procesados por la tragedia del Tarajal
octubre de 2019

“La muerte de 15 inmigrantes en el mar en 2014 cuando intentaban llegar a la playa del Tarajal (Ceuta) no irá a juicio. La jueza de Ceuta que hace un mes procesó a 16 agentes de la Guardia Civil ha aceptado el recurso de la Fiscalía, que pidió archivar el caso. La jueza explica que lo hace en aplicación de la doctrina Botín, según la cual cuando no acusa la Fiscalía hay delitos que no se pueden perseguir solo con la acusación popular, en este caso, las ONG de defensa de los inmigrantes. “

Normal, al fin y a la postre los integrantes de la benemérita sólo estaban haciendo su trabajo. Defender la frontera. Y vaya si la defendieron.

Pero, para más inri, las familias de los fallecidos no han podido recuperar a los suyos.
Tarajal: seis años después las familias siguen sin poder identificar a las víctimas

Aunque no lo parezca hay gente que no quiere que tamaña salvajada quede en el olvido.

La Marcha por la Dignidad año tras año ha recordado a las 15 personas a las que arrebataron la vida en el Tarajal. Como cada año desde el 6 de febrero de 2014 acuden a Ceuta a la Marcha por la Dignidad para exigir justicia para Yves, Samba, Daouda, Armand, Luc, Roger Chimie, Larios, Youssouf, Ousmane, Keita, Jeannot, Oumarou, Blaise por otro compañero cuyo nombre desconocemos. Pero también, por todas aquellas personas que yacen en el fondo del mar, enterradas sin nombre, por las que no salieron del desierto y por las que siguen sufriendo la crueldad de la frontera.

El colectivo “Ca-minando fronteras” publicó en 2016 un documental que muestra la consternación y el sufrimiento de los familiares de las víctimas. Quieren que se haga la luz, que se sepa dónde se encuentran enterrados sus familiares para poder honrarles según sus costumbres. Los cadáveres que aparecieron en el lado marroquí fueron identificados y recibieron sepultura con su nombre en el cementerio de Rincón (Tetuán). En España, los cuerpos han sido enterrados sin identificar y las autoridades españolas parecen no mostrar mucho interés en subsanar tal defecto.

TARAJAL: Transformar el dolor en justicia.

En 2017 la plataforma Entre Fronteras realizó un audiovisualen el que recordar que todas las vidas tienen valor. El objetivo no es otro que no olvidar. No olvidar y reclamar que, frente a la inmigración, se actúe con el respeto siempre de los derechos humanos. Sin devoluciones en caliente, sin violencia, sin asesinatos.

Los Ribonucleicos, asociación alicantina teatrera y carnavalera, creó una serie limitada de camisetas con un logo reflexivo que invita a no olvidar aquel 6 de febrero:

Desde luego no son los murales de Derry, ni películas de filmoteca, ni marchas de miles de personas, pero esos pocos con sus humildes actos no dejan que se ahogue en la playa del olvido el recuerdo de aquel día 6 de febrero de 2014.

Por cierto, ¿sabes qué día fue?

And it's true we are immune
When fact is fiction and tv reality
And today the millions cry
We eat and drink while tomorrow they die

(sunday, bloody sunday)

“Y es verdad que somos inmunes
Cuando el hecho es ficción y la televisión es realidad
Y hoy los millones lloran
Comemos y bebemos mientras mañana ellos mueren”

de U2 ,disco War de1983

Categorías: Tortuga Antimilitar

La tortura en España

4 January, 2021 - 00:00

Un grupo de historiadores analiza los malos tratos institucionales desde la Transición. De los abusos y encubrimientos de entonces a la situación actual de los presos de los CIES, los menores y los migrantes.

Gutmaro Gómez Bravo

Es invisible. Ahí radica su fuerza para someter a personas y colectivos a lo largo de la historia. Su capacidad y sus efectos imprevisibles se estudian y se debaten, especialmente en el mundo del Derecho, casi siempre en la misma línea crítica y de denuncia de la utilización política y social de las penas, empezando por la pena de muerte. Una delgada línea, cada vez más fina, que ha girado, desde comienzos del siglo XXI, hacia una nueva versión de la polémica entre “garantía” y “seguridad”, ante una opinión pública conmocionada por los efectos del terrorismo y las amenazas globales. La tortura sigue siendo una de esas cosas feas de las que nadie quiere hablar, y mucho menos estudiar, razón por la que mantiene un marcado acento teórico. Su trayectoria y evolución práctica, fragmentaria e incompleta, ya que no suele dejar rastro, sigue siendo una asignatura pendiente y su historia pasa todavía por poder ser documentada a lo largo del tiempo. Tarea desalentadora que a menudo conduce a la frustración o desemboca en algún tipo de relato, narrativa personal o ficción. Valga un ejemplo cercano, ya que aquí no se ha realizado un estudio sistemático desde el trabajo que hiciera Francisco Tomas y Valiente sobre la historia de la tortura en España, publicado en 1973. Por aquel entonces se vio obligado a limitarse temporalmente a los siglos XVI-XVIII y a una definición casi estricta de la tortura inquisitorial, como una serie de procedimientos habituales en la administración de justicia para conseguir las declaraciones de los acusados y testigos acorde con el proceso. Algo similar le había ocurrido a Pierre Vidal-Naquet diez años antes, cuando su historia sobre la tortura en Francia, recién terminada la guerra de Argelia, tuvo que publicarse fuera del territorio francés. En esa línea de interés por la violencia institucional como una característica de los Estados modernos, un grupo de historiadores, coordinados por el profesor Pedro Oliver, han recogido el guante para ver qué ha pasado desde la abolición de la tortura judicial, allí donde lo dejara Tomas y Valiente, hasta nuestros días, fraguando esta obra, La tortura en la España contemporánea (Catarata, 2020).

A pesar de que comparten una idea de continuidad de este tipo de prácticas inhumanas y vejatorias, a diferencia de otros trabajos que ajustan una tesis a un tiempo mucho más inmóvil y estructural, los autores han seguido las reglas del juego de las discontinuidades y los ritmos desiguales que suponen las divisiones cronológicas de la historia política. Y, aunque parten o comparten también un enfoque biopolítico de las relaciones sociales, beben de una definición del poder mucho más amplia. La tortura es una de sus anomalías, de sus reacciones ilógicas, que permite desmenuzar y entender el funcionamiento de los aparatos de Estado. La dificultad, una vez más, es cómo historiar esta realidad cambiante, en modelos políticos tan distintos y distantes entre sí a lo largo del tiempo.

La tortura es el último ejercicio sobre la dominación de los cuerpos e ideas pero no es desde aquí, insistimos, de donde parte este estudio. Para llegar a este punto, los autores han hecho explícita la necesidad de reconstruir, no deconstruir, el repertorio de violencia colectiva. La aproximación al castigo no pende ya solo del hilo de la lógica disciplinaria que va de la modernidad al capitalismo, enfoque todavía muy utilizado en otros estudios, sino como ha demostrado la historiografía para el caso de los Estados de la Europa del sur, a través de una de sus formas: la violencia política. El campo de lo penal se abre, pues, a una historia social del castigo, sin perder de vista nunca su objetivo principal: la tortura, su marco institucional, su arquitectura y su hábitat común, no en casos aislados o excepcionales.

Excepcionales o anormales fueron los periodos de la Restauración, y sobre todo el de la II Republica, en el que los casos de tortura y las denuncias de malos tratos, se investigaron y desembocaron en responsabilidades políticas y judiciales. No es solo el estatus del poder judicial, con todo lo que conlleva su fijación e inamovilidad en la historia contemporánea española, el que queda cuestionado con la práctica y la impunidad de la tortura. Es todo el engranaje, la dinámica y la maquinaria de la Administración pública, compuesta por una serie de figuras que recorren de arriba abajo y de abajo a arriba los cimientos del Estado, el que queda en entredicho al ser parte activa o necesaria de esa oscuridad que precede a la desaparición forzosa de los seres humanos. De ahí la trascendencia de casos que marcan la entrada en una época, como los sucesos de Cullera, que afectó a varios miembros de la CNT en 1911 o el más conocido Crimen de Cuenca, del mismo período, que inspiró la película de Pilar Miró en 1979, pero que no se pudo estrenar hasta la autorización del Tribunal Supremo dos años después.

De ahí la importancia también de analizar una época en la que la tortura se puede entender por la quiebra de la normalidad y la convivencia, y a la que de hecho se atribuye prácticamente todo el convulso legado del siglo XX, como fue la Guerra Civil. Se aborda, en efecto, desde la deshumanización del enemigo que se produjo en ambos mundos enfrentados ya abiertamente desde el fracaso del golpe de estado, pero sobre todo, desde un punto absolutamente fundamental en la comprensión de los conflictos armados modernos: la obtención de información. La tortura, mucho más porosa y atomizada, aunque no por eso carente de dirección, alcanzó en la retaguardia republicana una enorme dimensión, que se mostró compatible e inseparable de la gestión de los núcleos rurales o de los grandes centros urbanos. Mientras, en el mundo sublevado, la utilización de la fuerza alcanzó un objetivo sagrado desde el primer momento: el orden público militar. En el se incluía un repertorio de castigos consagrados, al menos desde el siglo XVIII, a un modelo de orden público fuerte, con la utilización del destierro, la mano de obra forzada, y, muy especialmente, la pena de muerte, atenuada por largas penas de prisión de forma masiva. Este fue su núcleo tradicional e involucionista, en cuyos mecanismos se solaparon especialmente bien los poderes locales que vieron realizada su aspiración de promoción social, junto con todos aquellos que aprovecharon la ventana de oportunidades abierta con las denuncias, las delaciones y las depuraciones profesionales de la posguerra. Entonces, la tendencia de ocultar la tortura se invirtió, con la eliminación de la justicia ordinaria, y la omnipresencia de una justicia militar cuyas actuaciones se sustentaban sobre la base permanente de la amenaza y la coacción. El sistema penitenciario, que afectaba y controlaba por igual a los presos y sus familias, y la policía política, heredera profesionalmente de la etapa anterior y de parte de los servicios de información creados durante la guerra, fueron sus agentes principales. Las cárceles y las comisarías, sus espacios predilectos. Ambos marcos ajustaron las costuras de un sistema de larga duración que incorporó innovaciones y préstamos, como bien muestra este trabajo (acuerdo de cooperación hispano alemán de 1940, cursos de contrainsurgencia en Estados Unidos en los años 60 etc) pero que, en esencia, estaba definido antes de terminar la guerra civil. Se desmiente igualmente uno de los mitos franquistas mas del gusto de nuestros días, la ansiada paz social, y la armonía entre todas las familias del régimen, algunos de cuyos disidentes también sufrieron tortura aunque se mantuvo un trato especial para los procedentes de la protesta universitaria, frente a otros grupos activos en la oposición a la dictadura. Malos tratos habituales que en los comienzos de la Transición, cuya relectura hoy es mucho más conflictiva y violenta que hace unos años, siguieron costando muchas vidas por abusos, encubrimientos y, finalmente, se convirtió en método para acabar con ETA, cuya influencia se prolongó a lo largo de varias décadas.

Queda tal vez hacer una reflexión sobre la deriva de toda esa violencia hacia dentro, hacia la esfera privada, donde esa mentalidad autoritaria ha seguido creciendo convertida en violencia doméstica, en violencia de género, y que ha terminado impregnando y proyectando odio hacia todo lo que ha limado y socavado su poder. Aunque el trabajo se detiene cronológicamente en la legislatura de Jose Maria Aznar, con la alternancia política, su análisis continúa hasta fechas muy recientes, como 2017, momento en que se identifica los picos de denuncias relacionados con la irrupción del 15-M y sobre todo, con el desplazamiento hacia los colectivos susceptibles de mayor violencia institucional: los presos de los CIES, los menores, y los migrantes, aquellos que no se ven y se han convertido además en el chivo expiatorio de todos nuestros males. Seguimos, pues, esperando a los bárbaros.

Gutmaro Gómez Bravo es historiador y profesor en la UCM.

Fuente: https://ctxt.es/es/20201201/Firmas/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

PAH 1 - Empresa de «Desokupación» 0

3 January, 2021 - 00:00

Pongámonos en contexto en estos tiempos caóticos de sindemia y estado de alarma. Los intentos de desahucio continúan y sigue creciendo el número de afectados por la crisis social, económica y sanitaria. A pesar de esto la PAH continúa su lucha por una vivienda digna dentro de la cual se incluye la labor de asesoramiento a los afectados por desahucio.

El caso que aquí vamos a relatar trata de un capítulo más de la lucha entre pobres que provoca la crisis del capitalismo tardío que se niega a morir sin llevarse a una mayoría social por delante. Yendo a lo concreto, este caso es un intento de desahucio de un particular a su inquilino por impago de las rentas de alquiler. Aclaremos que la PAH, no se implica en este tipo de casos si el propietario no es un gran tenedor de viviendas; es decir, si no tiene diez viviendas o más o es un banco o fondo de inversión, conocido popularmente como fondo buitre. En este caso nuestra implicación viene dada porque la propietaria de la vivienda, que no debe confiar mucho en la justicia burguesa ni en el imperio de la ley, decidió tomarse la justicia por su mano —en este caso mano interpuesta— y usar para proceder al desalojo a una empresa privada de «Desokupación».

Esta envió a casa de los inquilinos a unos intrépidos chicos mazados y musculados como armarios roperos de tres puertas que llevaban una «graciosa» uniformidad paramilitar que recuerda mucho a las bandas neonazis. Esta empresa te garantiza ahorrarte los engorrosos trámites burocráticos que conlleva un procedimiento civil de desahucio y, por unos pocos miles de euros, te asegura que te quitarán de encima al molesto moroso u okupa en un plazo de 48 o 72 horas. Esta es la versión rampante de la nueva justicia neoliberal y privada, más rápida y más cara que la periclitada justicia burguesa.

Pero si la parte que va a ser desahuciada tiene las cosas claras todo este bluf de desalojo rápido queda en nada y el dinero invertido en el desalojo es inútil.

Toda esta reflexión hecha anteriormente viene a cuento del intento de desalojo ejecutado el 28 de diciembre a una inquilina con un hijo menor, que además estaba en cuarentena COVID, el 28 de diciembre en el barrio Porfirio Pascual de Elx, conocido popularmente como el barrio de la Rata. La empresa de "desokupas" intentó echar de su casa a la inquilina con acoso y de malas formas, llegando a decir, sin que por ello se les cayera la cara de vergüenza, que venían a ayudarles con la mudanza. La inquilina tuvo que llamar a la Policía Nacional en dos ocasiones para que estos individuos dejaran de acosarla.

Varios miembros de la PAH Elx-Crevillent estuvimos en la vivienda haciendo una labor de mediación entre la propietaria y la inquilina. Solicitamos a la propietaria que no usase métodos de dudosa legalidad para desahuciar a la inquilina y que arreglase los problemas de impago por la vía legal, así como que le diera un plazo para encontrar una solución habitacional, en la que las administraciones públicas (ayuntamiento y Generalitat Valenciana) buscasen una vivienda para la inquilina.

Paco, PAH Elx-Crevillent

Categorías: Tortuga Antimilitar

IRG 100

3 January, 2021 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Couto Mixto, un estado independiente en Galicia durante 700 años

3 January, 2021 - 00:00

Iván Fernández Amil

Durante 700 años, al sur de la provincia de Ourense, existió una pequeña república democrática independiente de las Coronas Española y Portuguesa, con su propia organización política y privilegios especiales: no aportaba soldados, estaba exenta de impuestos, tenían libertad de comercio y de cultivos… Además, sus habitantes podían elegir la nacionalidad que más les conviniese, española, portuguesa o del Couto.

En aquel territorio de 26,7 kilómetros cuadrados, reconocido por España y Portugal, no gobernaban reyes ni señores feudales, sino que era regido por los vecinos. Hasta que, en 1864, el Tratado de Lindes de Lisboa marcó el fin de este microestado y de los derechos que ostentaban sus habitantes, pasando a formar parte de España. Esta es la historia del Couto Mixto, posiblemente uno de los primeros estados democráticos de la historia Europa.

El origen del Couto Mixto no está del todo claro, aunque todo apunta a que proviene, oficialmente, del Tratado de Zamora, en 1143, cuando Alfonso I de Portugal y Alfonso VII de León llegaron a un acuerdo que dio lugar al nacimiento del Reino de Portugal. Algo más nació con esa firma, un pequeño territorio fuera de la ley, demasiado pequeño como para preocuparse por él, pero lo suficientemente grande como para que pudiera organizarse como estado independiente: el Couto Mixto.

Su forma de gobierno se basaba en la República Federal y estaba compuesta por tres poblaciones: Santiago de Rubiás, capital y centro de administración política, Rubiás dos Mixtos y Meaus. Cada pueblo estaba representado por una persona, al que llamaban “home de acordo”, que era elegido entre todos los vecinos. Estos tres homes de acordo”, a su vez, elegían cada tres años al “Xuíz”, representante ejecutivo y judicial del estado.

El Couto poco a poco fue adquiriendo sus sorprendentes privilegios: los vecinos no tenían obligación alguna de adquirir nacionalidad portuguesa o española, pudiendo ser, simplemente, ciudadanos del Couto. No pagaban impuestos, no podían ser arrestados ni dentro del Couto ni en una legua a la redonda, no tenían obligación de aportar soldados a España o Portugal y gozaban de un autogobierno absoluto.

Además, existía una ruta entre Couto Mixto y la localidad portuguesa de Tourem, que era conocida como “Camiño Privilegiado”. Esta vía, de unos 6 kilómetros de longitud, estaba exenta de control policial, militar o fiscal por parte de España y Portugal. No se podía apresar a nadie que usara esta vía (siempre que no fuera por delito de homicidio) lo que convirtió a este sendero en un refugio y asilo habitual para el contrabando y los perseguidos por la justicia.

La historia y la documentación de la concesión de todos estos privilegios se encontraban depositados en el “Arca de las Tres Llaves”, que sólo podían abrir los “homes de acordo”. Este cofre era de vital importancia, pues en él se reunía toda la documentación histórica del Couto pero, en 1809, las tropas napoleónicas en su huida de los ingleses quemaron el Arca y todo lo que en su interior contenía.

Recreación actual del Arca de las Tres Llaves. http://ferruxo.blogspot.com/

Así transcurrió la vida en este pequeño reducto independiente durante más de 700 años hasta que, el 29 de septiembre 1864, España y Portugal firmaban el Tratado de Lisboa, en el que se fijaban las fronteras definitivas de ambos países. El Couto Mixto pasaba a ser de titularidad española y perdía su soberanía y sus privilegios.

De haber existido una fuente de riqueza (o de poder) de gran envergadura dentro de sus fronteras, quizá la historia del Couto hubiera sido distinta, llegando a alcanzar el estatus de nación soberana. A pesar de que tenía reconocido el “Derecho de Asilo”, facultad que solo corresponde a países soberanos, nunca llegó a consolidarse como nación ni llegó a alcanzar la madurez necesaria para defender su estatus frente a España o Portugal.

En la actualidad, cada mes de julio, los vecinos de Santiago, Rubiás y Meaus se reúnen en la antigua capital del Couto Mixto para rendir homenaje al último “Xuíz” de su historia, Delfín Modesto Brandán, y nombran a tres “homes de acordo” para que guarden los documentos de la celebración dentro del Arca.

En el año 2007 el Parlamento Español reconocía la singularidad del Couto Mixto como enclave cultural e histórico y en 2018 el Senado pidió impulsar el Couto Mixto como patrimonio inmaterial de la Unesco.

Así fue como durante más de 700 años un pequeño reducto gallego al sur de Ourense fue uno de los primeros estados democráticos de la historia de Europa, aunque nunca fue reconocido como tal.

Historias de la Historia…

Iván Fernández Amil. Storyteller. Experto en Compras y Aprovisionamiento. Procurement Manager.

https://www.linkedin.com/in/ivan-fe...

https://www.instagram.com/ivanfamil...;

Referencias:

GARCÍA MAÑÁ, J.L. Couto Mixto: Unha república esquecida. Edicións Xerais de Galicia, 2005.
es.wikipedia.org
sientegalicia.com
galiciamaxica.eu
lavozdegalicia.es
jotdown.es
calvosderandin.com
historiaespanaymundo.com
microsiervos.com
elpais.com
labrujulaverde.com
talesofawanderer.com
traveler.es
abc.es

Tomado de: https://www.elespanol.com/quincemil...

Categorías: Tortuga Antimilitar

PAH Elx-Crevillent 1 empresa Desokupación 0

2 January, 2021 - 19:19

Pongamonos en contexto en estos tiempos caóticos de sindemia y estado de alarma, los intentos de desahucio continuan y sigue creciendo el número de afectados por la crisis social,ecónomica y sanitaria. A pesar de esto la PAH continua su lucha por una vivienda digna dentro la cual se incluye la labor de asesoramiento a los afectados por desahucio.

El caso que aquí vamos a relatar, trata de un capítulo más de la lucha entre pobres que provoca la crisis del capitalismo tardío que se niega a morir sin llevarse a una mayoría social por delante,yendo a lo concreto este caso es un intento de desahucio de un particular a su inquilino por impago de las rentas de alquiler,aclaremos que la PAH,no se implica en este tipo de casos si el propietario no es un gran tenedor de viviendas,es decir tiene 10 viviendas o mas o es un banco o fondo de inversión conocido popularmente como fondo buitre,en este caso nuestra implicación viene dada porque la propietaria de la vivienda que no debe confiar mucho en la justicia burguesa ni en el imperio de la ley, decidió tomarse la justicia por su mano,en este caso mano interpuesta, y usar para proceder al desalojo a una empresa privada de "Desokupacion" que envia a casa de los inquilinos a unos intrepidos chicos mazados y musculados como armarios roperos de 3 puertas y que llevan una "graciosa" uniformidad paramilitar que recuerda mucho a las bandas neonazis, con lo cual te garantizan ahorrarte los engorrosos trámites burócraticos que conlleva un procedimiento civil de desahucio y que por unos pocos miles de euros te aseguran que te quitaran de encima al molesto moroso u okupa en un plazo de 48 o 72 horas,esta es la versión rampante de la nueva justicia neoliberal y privada más rápida y mas cara que la periclitada justicia burguesa.

Pero si la parte que va a ser desahuciada tiene las cosas claras todo este bluf de desalojo rápido queda en nada y el dinero invertido en el desalojo es inútil.Toda esta reflexión hecha anteriormente viene a cuento del intento de desalojo ejecutado el 28 de diciembre a una inquilina con un hijo menor,que además estaba en cuarentena COVID, el 28 de diciembre en el barrio Porfirio Pascual de Elx,conocido popularmente como el barrio de la rata,la empresa de "desokupas" intento echar de su casa a la inquilina con acoso y de malas formas,llegando a decir sin que por ello se les cayera la cara de vergüenza que venian a ayudarles en la mudanza,la inquilina tuvo que llamar a la Policia Nacional en 2 ocasiones para que estos individuos dejaran de acosarla.

Varios miembros de la PAH Elx-Crevillent estuvimos en la vivienda haciendo una labor de mediación entre la propietaria y la inquilina,solicitamos a la propietaria que no usase metodos de dudosa legalidad para desahuciar a la inquilina y que arreglase los problemas de impago por la via legal,así como que le diera un plazo para encontrar una solución habitacional,en la que las administraciones públicas,ayuntamiento y Generalitat Valenciana, buscasen una vivienda para la inquilina.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Exigimos al gobierno que detenga la venta de armas destinadas a países en conflicto armado

2 January, 2021 - 00:00

Esta semana se han producido dos noticias que, de nuevo, han hecho saltar todas las alarmas sobre la política de exportación de armas del Gobierno. Por un lado, la Comisión de Defensa del Congreso ha aprobado una PNdL que insta al Gobierno a la vigilancia en la exportación de armas a Arabia Saudí y el resto de países implicados en la guerra de Yemen, que además pide que se refuerce la ayuda humanitaria en este país. Pero por otro lado, según informa El País, quien recibe los datos de exportación de armas antes que los propios miembros de la Comisión de Defensa, en el primer semestre de 2020 España ha aumentado considerablemente sus autorizaciones a las exportaciones de armamento.

La iniciativa impulsada por UP parece un gesto del socio minoritario para mostrar cierto perfil propio a sabiendas de que los números de las estadísticas de exportación de material de defensa y doble uso del primer semestre de 2020 reflejaran que el gobierno actual haya alcanzado una cifra récord de autorizaciones de ventas de armas y que haya dejado de aplicar las de por sí ya insuficientes restricciones a la venta de armamento a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Ambas noticias llegan tan solo una semana después del paso de la naviera saudí traficante de armas Bahri Abha por el puerto de Sagunto (Valencia), la séptima que ha atracado en puertos españoles este año 2020. Desde el Centre Delàs d'Estudis per la Pau, junto a organizaciones y colectivos de todo el Estado español, llevamos años denunciando que desde el Gobierno español se ofrezca puerto seguro a quienes hacen la guerra y no a quienes la sufren.

Y es que, tal y como demuestran numerosas evidencias recogidas en los informes de Naciones Unidas y de diversas ONG humanitarias, el armamento exportado por España a Arabia Saudí y el resto de países de la coalición que lidera en la guerra contra Yemen, es armamento que probablemente esté siendo utilizado contra la población civil yemení, sumida en una de las peores crisis humanitarias que ya dura 5 años. Por ello, llevamos manifestando hace años, consideramos muy preocupante que estas exportaciones no sean vetadas o suspendidas por parte del gobierno, tal como ya han hecho otros países europeos como Suecia o Alemania.

Es el caso, por ejemplo, de las exportaciones de aeronaves militares y piezas de repuesto a Arabia Saudí, los EAU y Egipto, en concreto de los aviones de abastecimiento de combustible A-330 MRTT, el caza Eurofighter Typhoon y el avión de combate Tornado, en las cuales está implicada la filial española de Airbus Group, Airbus Defence and Space.

El Centro Delàs, sentando un precedente con la denuncia de las exportaciones de armas, en diciembre de 2019, presentamos conjuntamente con organizaciones de paz y defensa de los derechos humanos europeas y yemeníes, a la Oficina del Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) una Comunicación (denuncia) sobre el papel de las empresas armamentistas europeas y de los actores gubernamentales en la situación en Yemen que insta a la CPI que los investigue por su potencial implicación en presuntos crímenes de guerra.

Es el caso también de las corbetas fabricadas por la empresa estatal Navantia que alrededor de tanta controversia están siendo fabricadas y algunas de ellas ya han sido entregadas a Arabia Saudí, que probablemente sean utilizadas en la guerra para establecer un bloqueo naval a Yemen.

Con todo esto, no queda más que interpretar que la petición al Gobierno para que destine más ayuda humanitaria a Yemen y que haga un “esfuerzo diplomático” para impulsar el fin del conflicto armado y la paz en el país, no sea más que retórica engañosa destinada a hacer más digerible esta decisión para los responsables del envío de armas a países en guerra.

De este modo, tras los datos de exportación de armas españolas en el primer semestre de 2020, la aprobación en el Congreso de la PNdL que insta al Gobierno a extremar el control del comercio de armas con Arabia Saudí y EAU queda en papel mojado. Exigimos una rectificación del gobierno, que abandone su política irresponsable de promoción de las exportaciones de armas y que detenga de inmediato la transferencia de armas a países en guerra.

Fuente: http://centredelas.org/actualitat/e...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El gobierno augura un año agitado y engrosa el presupuesto para reforzar el material antidisturbios

2 January, 2021 - 00:00

Javier de Benito Hernández

Vienen momentos convulsos y el Gobierno parece que quiere reforzar el material para mantener “la paz”, tal y como lo denominan. Tal y como ha podido comprobar MONCLOA.com, el Ejecutivo ha destinado 31.000 euros para comprar material antidisturbios, especialmente cascos pesados con pantalla para la Guardia Civil, justo los que se emplean para disolver protestas o manifestaciones violentas, como las que sucedieron en Cataluña hace un año. Todo esto responde no tanto a una necesidad, sino a una previsión del Gobierno que se espera que con la crisis económica la sociedad implosione. Desde el PSOE aseguran que es algo rutinario, pero fuentes cercanas al Gobierno no descartan un 2021 convulso.

El Gobierno ha encargado a la empresa especializada Fábrica Española de Confecciones, S.A. (más conocida como FECSA) la compra de un número concreto de cascos para la Guardia Civil que aún no han especificado. Este empresa es la misma a la que acudió la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para vestir con chalecos antibalas a su Guardia Urbana. Ahora, darán un buen impulso a la Guardia Civil con nuevo material antidisturbios para encarar el 2021 en buenas condiciones. Al menos textiles.

La administración pública ha recurrido en repetidas ocasiones a FECSA, muchas veces en fechas oportunas. Cuando Colau dedicó 120.998,79 euros públicos para comprar chalecos antibalas en agosto de este año, Barcelona encaraba la Diada y el aniversario del 1-O. Casualidad no es, o al menos no lo parece. Pero no es nuevo, pues ya se había hecho otro contrato de suministro de chalecos antibalas de 2015 por 758.186 euros. Y en 2018 esta empresa textil también se hizo con un contrato de suministro de chalecos antibalas interiores por 400.000 euros.

El 2021 puede ser un año convulso por la crisis económica. Ya se deja notar, pero aún no se ha visto qué ocurrirá con muchos empleos que aún están en la cuerda floja. Si la recuperación no es tan positiva como se espera, puede que el 2021 se ponga muy cuesta arriba para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Los hosteleros, el taxi, los hoteles y otros muchos sectores están completamente al límite y puede que solo haga falta un pequeño empujón para que se encienda la mecha. Y el Gobierno es consciente de ello.

En cualquiera de los casos, el Ejecutivo no lo ve como una forma de disolver a porrazos las manifestaciones. Los cascos se esconden bajo el nombre de “adquisición de cascos pesados con pantalla para la GC destacadas en operaciones de mantenimiento de paz”, tal y como figura en un documento a que ha tenido acceso este medio. Y el procedimiento de la concesión ha sido negociado y sin publicidad.

Ahora, además de lo que pueda dejar tras de sí la crisis económica, se aproximan fechas complicadas marcadas por la aprobación de los Presupuestos y, sobretodo, las elecciones de Cataluña, un punto caliente en España que volverá a ser plena actualidad. Son en febrero.

FECSA es una empresa cuya sede se encuentra en el municipio de San Sebastián de los Reyes (en Madrid) y se dedica a 1.001 cosas, entre ellas, la fabricación de material de combate, ya sea urbano, como ropa o accesorios policiales, o en la guerra, pues también provee a ejércitos de muchos países. La compañía a la que ha recurrido el Gobierno pertenece de otra denominada Blascoren, cuyo propietario es Fausto Loren Blasco. En FECSA, figuran en el consejo de administración su hermano Ignacio Loren Blasco, Carlos de Cos Blanco y Juan Angel Pares Boj, este último representante de la firma coruñesa Galicia Textil.

Fuente: https://www.moncloa.com/gobierno-ag...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas