Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 45 min 45 seg

El mutualismo como iniciación al anarquismo

30 December, 2018 - 00:00

Víctor GARCÍA

En su pesimista, pero bien documentada obra, George Woodcock1 señala que el Marqués de Condorcet «ya adelantó, cuando se ocultaba de los jacobinos, la idea de mutualidad, que habría sido uno de los dos pilares en que se asentó el anarquismo proudhoniano». El otro fue el federalismo.

Puede que para su idea fundamental, Proudhon, se basara en las enseñanzas del científico francés que fue víctima de la Revolución de 1789, pero parece mucho más probable que lo hiciera en lo que aprendió de los obreros de Lyon, con quienes convivió durante una fase larga de su vida y que le facilitaron todo el material que nuestro filósofo precisaría para la estructura de su idea matriz.

A su vez, el mutualismo no tiene su origen en Lyon sino en Rouen, como muy sesudamente fue estudiado por Fernand Rude en Le Role de P. Charnier, fondateur du Mutualisme a Rouen y en Le Mouvement ouvrier a Lyon de 1827 a 18322 y de él arranca el movimiento sindicalista francés, mayormente organizado con un sorprendente anonimato a pesar de que destacaron figuras como las de Charnier, Bernard, Bouvery entre otras.

«La historia del mutualismo –dice también Ansart–, daba a Proudhon un ejemplo notable de la espontaneidad que él atribuía a la práctica organizativa de la clase obreras. Los orígenes del mutualismo muestran, en efecto, que ese movimiento tenía sus raíces históricas en tradiciones anteriores a la Revolución. Se advierte, además, que en el espíritu de su fundador, Pierre Charnier, pervivían modelos de asociaciones constituidas antes del advenimiento de la gran industria. Muestran, también, qué poco debe esta asociación a los reformadores sociales. Entre los motivos que lo condujeron a sugerir una reunión de los jefes de taller, Charnier no cita la lectura de Fourier, Saint-Simón o Owen, autores que, sin duda, desconocía en 1825, cuando empezó a concebir su plan simbólico, cita en cambio las dificultades económicas existentes y la necesidad de asociarse. Como afirmará Proudhon en Capacidad política de la clase obrera, «los productores no necesitaron maestros para inventar las formas sociales de la mutualidad».3

Se equivoca, pues, Gastón Leval cuando afirma que «Proudhon ha creado la teoría del mutualismo»,4 paternidad, además, que Proudhon nunca se arrogara. Este se valió de la experiencia directa y cotidiana de los trabajadores para confeccionar un edificio sólido, consistente, reforzado por una crítica demoledora de la sociedad paleocapitalista y una visión promisora de un futuro de bienestar y justicia para el ser humano. Por el contrario, Gastón Leval está en lo cierto cuando añade que «En el orden económico, el mutualismo ha sido la primera escuela del anarquismo, y mutualistas eran los proudhonianos de la Primera Internacional…».5

Esto nos llega ratificado igualmente por Nicolás Walter: «El tipo de anarquismo que aparece cuando los individuos comienzan a poner sus ideas en práctica es el mutualismo. Es la idea que, en lugar de contar con el Estado, señala que la sociedad debería estar organizada por individuos que concluirían entre ellos acuerdos voluntarios sobre una base de igualdad y de reciprocidad. El mutualismo es un aspecto de toda asociación que sea más que instintiva y menos que oficial, y no es necesariamente anarquista. Pero ha sido históricamente importante para el desarrollo del anarquismo, y casi todas las proposiciones anarquistas que tienden hacia la reorganización de la sociedad han sido, esencialmente, mutuales…».6

El mutualismo significa para Proudhon algo de mucha mayor proyección que la concebida por Charnier y será una idea que irá estructurando a lo largo de su vida hasta alcanzar las proporciones que logra en su obra póstuma, La capacidad política de la clase obrera.

Cuando Proudhon está trabajando en Lyon con los hermanos Gauthier, amigos de escuela y de infancia, en un negocio de transporte fluvial, comienza a descubrir las bondades del mutualismo que asoman, en el comienzo, bastante confusas. Proudhon ve, en primer lugar, cómo la plusvalía se divide en partes tan desiguales entre el capital y el trabajo. En 1843 le dirá a su corresponsal M. Maurice que «el efecto del progreso industrial, así como el de la libre concurrencia es el de hacer bajar sobre todos los puntos los beneficios hasta concurrir con el precio del trabajo. Estamos alcanzando el momento en el cual los grandes capitales sólo servirán, en el comercio, para asegurar el empleo, del cual, como le señalo, todo el ingreso pasará a ser el precio del trabajo personal…».7 El lector verá, dicho sea de paso, la imagen fiel contemporánea que, a través de la participación, ya bastante generalizada, de los trabajadores en las ventajas y prerrogativas de la industria y el comercio, se manifiesta en nuestros días. Bajo un punto de vista estrictamente revolucionario ya asiendo, prácticamente, el deslinde del milenio, estamos frente a una solución reformista que, además, no soluciona más que casos particulares para colectividades restringidas.

Para las circunstancias proudhonianas, en 1850, el enfoque exigía, con toda seguridad, otras perspectivas: «En la década de 1850 –escribe Cole–, su evangelio del mutualismo se adaptaba mucho mejor a las condiciones restrictivas del Segundo Imperio que cualquier otra forma de evangelio socialista; y el movimiento obrero francés renovado, basado sobre todo en mutualidad o sociedades de amigos de los varios oficios creció principalmente bajo el influjo de Proudhon».8 Tocaba a los pensadores sociales más cercanos a nosotros el hallar nuevas fórmulas para la manumisión de los explotados y de ahí que, incluso en el seno del mismo anarquismo organizado, el mutualismo fuera rebasado después y a partir, sobre todo, de Bakunin, que lo erosionó en el seno de la Primera Internacional en favor del colectivismo.

«Subrayemos –dirá Gastón leval, sin embargo– que Proudhon ha tenido algunos continuadores. Gustav Landauer era proudhoniano. Ciertos individualistas lo fueron. Recordamos entre ellos a Pierre Chardon, que murió durante la guerra –no en la guerra– de 1914-1918. Hoy este concepto de la retribución personal seduce todavía a algunos de ellos. Pues puede concebirse el mutualismo como un socialismo individualista en el cual, incluso cuando hay asociación, el objetivo es meramente de satisfacción personal, en el sentido estrecho de la palabra».9 Este egoísmo no encaja, naturalmente, en el enfoque proudhoniano, donde solidaridad y federalismo controlan los efectos que podrían estimarse como nocivos de aquél. Ya en la cárcel, cuando el mensaje mutualista contenido en La capacidad política de la clase obrera» todavía debía esperar tres lustros para que se publicara, Proudhon escribía en Las confesiones de un revolucionario: «La solidaridad, si no se basa en otra cosa que en la mutualidad, es la negación de la libertad individual: es el comunismo, el gobierno del hombre por el hombre. Si tiene por fundamento la mutualidad, no tiene nada que hacer con la comandita del Estado; no tiene siquiera necesidad de asociación…».

«Siempre la solidaridad comunista –dirá más adelante– en lugar de la solidaridad mutualista; siempre el gobierno del hombre por el hombre, siempre la servidumbre.» 10

En cuanto al federalismo y su afinidad con el mutualismo lo expresa Proudhon en síntesis perfecta más tarde: «Así, en la esfera política, lo que hemos llamado hasta aquí mutualismo o garantismo, toma el nombre de federalismo. En una simple sinonimia tenemos la revolución entera, la revolución política y económica».11

Hay error craso, pues se desestima uno de los dos pilares del anarquismo proudhoniano, como lo denomina Woodcock. Un planteamiento económico que se ve respaldado por un exponente tan humanista como el solidario y otro tan universalista como el federalismo no puede ser ni egoísta ni injusto. Si el mutualismo ha sido rebasado por los tiempos actuales las causas deberán buscarse, sobre todo, en la evolución de la ciencia, de la tecnología, la desaparición del taller, la presencia de las multinacionales y toda una gama de incidencias que a mediados del siglo XIX eran incipientes o, simplemente, no existían.

Hay, indiscutiblemente, un progreso social entre el colectivismo bakuniniano y el mutualismo de Proudhon, pero no debemos perder de vista que fue necesaria la presencia de Kropotkin y el comunismo libertario para superar el egoísta concepto de «a cada cual de acuerdo con su trabajo» y abrazar el de «a cada uno de acuerdo con sus necesidades, cada cual de acuerdo con su capacidad». La sociología anarquista es dinámica, no es estática y su dinamismo tiende a ir limando todo atisbo de autoridad, de explotación, de insolidaridad, de inhumanidad. Las generaciones futuras hallarán, posiblemente, que también el pensamiento kropotkiniano reclama buena cantidad de retoques.12

Proudhon nos define el mutualismo: «la palabra mutual, mutualidad, mutuo –que tiene por sinónimo recíproco y reciprocidad–, viene del latín mutuum, que significa préstamo (de cosa fungible) y, en un sentido más lato, cambio. Es sabido que en el
préstamo de cosa fungible, el objeto prestado es consumido por el mutuatario, que no devuelve sino su equivalente, ya en la misma especie, ya bajo cualquier otra forma. Supóngase que el mutuante pase a ser, a su vez, mutuatario, y se tendrá un préstamo mutuo, y por consecuencia, un cambio. Tal es el lazo lógico que ha hecho que se dé el mismo nombre a dos operaciones distintas. Nada más elemental que esta noción; por lo tanto, no insistiré más en su parte lógica y gramatical. Lo que nos interesa es saber cómo sobre esa idea de mutualidad, de reciprocidad y de cambio, de justicia –que sustituye a las de autoridad, comunidad o caridad–, se ha construido en política y en economía un sistema de relaciones que tiende, nada menos, a cambiar de arriba a abajo el orden social».13

Proudhon añade que lo antagónico al mutualismo es «la relación del hombre y del ciudadano con la sociedad y el Estado», es decir, una relación de subordinación. La organización autoritaria, en fin. Frente a ella se encaran los partidarios de la libertad individual que conciben la sociedad como un sistema de «equilibrio entre fuerzas libres», el cual funcionará porque cada uno gozará de sus derechos a cambio de cumplir con sus deberes. «En consecuencia, [un] sistema esencialmente igualitario y liberal, que excluye toda excepción de fortunas, de rango y de clases».14

«De esas premisas deducen una organización basada sobre la más vasta escala del principio mutualista. Servicio por servicio, producto por producto, préstamo por préstamo, seguro por seguro, crédito por crédito, caución por caución, garantía por garantía; tal es la ley. Es el antiguo talión –ojo por ojo, diente por diente, vida por vida– vuelto en cierto modo al revés y trasladado del derecho criminal y de las atroces prácticas de la vendetta al derecho económico, a las obras del trabajo y a los buenos oficios de la libre fraternidad».15

Nos hallamos ante una sociedad sin Estado. una sociedad anarquista, que tiene todavía muchas imperfecciones. Citar la Ley del Talión como punto de referencia implica, obviamente, que los anarquistas que han seguido a Proudhon han tenido que limar duro, procurando reemplazar justicia por bondad. Se nos ocurre pensar en el Pentateuco y el Nuevo Testamento que superó, con el Sermón de la Montaña, la rígida de la frígida justicia de Moisés. Para Proudhon la justicia tenía prioridad sobre la bondad. Su ley de la selva era mucho más drástica que la de los días actuales.

Pero la brecha estaba abierta y el anarquismo tenía paso franco. El mutualismo, en tanto que sociedad que puede y quiere prescindir del Estado, era ofrecido al trabajador sobre una base mucho más amplia y mejor estructurada que la que conocieron los obreros, de Lyon y de Rouen.

Habiendo, por otra parte, apuntalado el mutualismo con la solidaridad y el federalismo. como ya ha ido señalado, el aporte proudhoniano tiene que recibir el espaldarazo del socialismo antiestatal: «la idea de mutualismo conduce a consecuencias prodigiosas, entre ellas a la de la unidad social del género humano…». Al contrario de lo que se han propuesto todos los Estados a través de la historia, desde «las cuatro monarquías anunciadas por Daniel» hasta el catolicismo evangélico pasando por los romanos, Alejandro y todos los emperadores del orbe… «Ahora bien, lo que no han podido ni el poder de los grandes imperios ni el celo de la religión tiende a conseguirlo la lógica del mutualismo. Y como esta lógica procede de abajo a arriba, empezando por las clases explotadas y tomando la sociedad al revés, se puede prever y esperar que lo consiga».16

Proudhon, como es de esperar, participa de la embriaguez de todos aquellos revolucionarios que, hasta la primera gran guerra, consideraban posible la revolución a corto término. y ello debido a que, por otra parte, sólo admitían en el ser humano una marcha ascendente, progresista.

«Los comunistas libertarios –señala Daniel Guerin– reprochan al mutualismo de Proudhon y al colectivismo, más consciente, de Bakunin, el no haber querido establecer de antemano en qué forma se retribuiría el trabajo en un régimen socialista. Quienes así los critican, parecen olvidar que ambos fundadores del anarquismo no deseaban encuadrar prematuramente a la sociedad dentro de rígidos límites».17

Y que, habría que añadir, la escala de valor de nuestros ideólogos distaba mucho de ser la misma de medio siglo más tarde, cuando el auge kropotkiniano era arrollador. Para Proudhon existía un objetivo primordial y era el de la eliminación del Estado en el seno del mundo de la producción. Del Estado y su sinónimo máximo, la autoridad. Sus resabios campesinos, por otra parte, lo aferran a la tenencia de la tierra que todo cultivador desea como propia. Su alergia al comunismo, precisamente, parte de la intromisión de los sociólogos de ciudad, como Marx y Engels, en los asuntos del campo del que nada conocen incluida la idiosincrasia del agricultor: «Quien dice mutualidad dice partición de la tierra, división de propiedades, independencia del trabajo, separación de industrias, especialidad de funciones, responsabilidad individual y colectiva, según se trabaje individualmente o por grupos; reducción al mínimo de los gastos generales, supresión del parasitismo y la miseria. Quien por el contrario dice comunidad, jerarquía, indivisión, dice centralización, multiplicidad de resortes, complicación de máquinas, subordinación de voluntades, pérdida de fuerzas, desarrollo de funciones improductivas, aumento indefinido de gastos generales y, por consecuencia, creación de parasitismo y aumento de la miseria».18

La vehemencia que Proudhon pone en su exposición –por algo escribió que «La imparcialidad es un mito»– es consecuencia directa de que está sumergido en sus propios asuntos, de trabajador e hijo de campesinos, y no analizando fríamente, desde el laboratorio inmunizado, el drama del productor. La marcha del tiempo y no el laboratorio hará que mucho de lo indicado por Proudhon quede relegado a cita histórica bien que, paradójicamente, y como van indicando los exégetas de turno que a Proudhon le salen, su pensamiento continúa siendo fresco y lozano a pesar de los embates del tiempo.

«Al dogma comunista de la unidad –escribe uno de ellos–, opone en todos los dominios, el principio del pluralismo y de la autonomía de los distintos agrupamientos. Proudhon hace tanto hincapié en la necesidad de basar la sociedad en el equilibrio, en el mutualismo y no en la síntesis porque, a su ver, sólo así se podrá crear un sistema socialista que, en lugar de propender a la total unificación social, se proponga establecer la unidad en la diversidad, respetar la independencia en la cooperación. Por ser la cuestión social mucho más compleja de lo que supone la utopía comunista, lo ideal sería conciliar la pluralidad de grupos con la cooperación entre ellos, la independencia de planes y decisiones con las necesidades del intercambio económico. La teoría del mutualismo persigue el claro propósito de evitar la unificación centralizadora y asegurar el mantenimiento de la pluralidad de grupos y de asociaciones de producción.»19

Gastón Leval afirmará por su lado: «Socialismo supone anarquía como anarquía supone socialismo. Mutualismo supone ausencia de gobierno político y de Estado como ausencia de Estado y de gobierno político supone mutualismo».20

Es la jácena maestra del mutualismo proudhoniano, la eliminación del Estado del sistema mutualista, lo que perdura como asidero anarquista. En nuestro hurgar de textos perdemos, a veces, el punto de referencia sin el cual tantas veces nos extraviamos; el hilo de Ariadna que podrá permitirnos el regreso del laberíntico mundo de Proudhon y sus paradójicas antinomias. Esto lo tuvieron en cuenta los teóricos libertarios que consolidaron el cuerpo de doctrina social cimentado por Proudhon. Bakunin reconoció siempre en Proudhon al supremo maestro, y proudhoniano fue el pensamiento de la Primera Internacional, a despecho de Marx, hasta el Congreso de Bruselas en 1868;21 igual sucede con Kropotkin en sus comienzos, antes de que se proclame mayor de edad frente al gigante de Besançon.22 Proudhonistas y mutualistas fueron los primeros atisbos anarquistas en el Jura, en Italia, en España23 y en la propia Alemania, feudo de Marx, Engels, Lasalle, Eccarius y todos los socialistas estatales; el virus proudhoniano prendió fuerte en Weitling, posiblemente por su condición de obrero, que se llevó su bagaje mutualista a Estados Unidos,24 en Rusia donde, como señala G. Gurvitch, «Los primeros soviets rusos han sido organizados (en 1917) por los proudhonianos».

«La mutualidad, o la sociedad mutua, es la justicia, y en justicia, como en religión, no se retrocede»,25 afirma Proudhon. Cierto, el pensamiento social se proyecta cada día más lejos. Puede que el mutualismo no engarce con una sociedad que está ya alcanzando el año 2000. Es innegable, no obstante, en lo que al socialismo libertario
concierne, que éste dispuso de una base sólida para alcanzar puestos más cimeros, en el mutualismo proudhoniano.

NOTAS

1-George Woodcock, Anarchism, pág. 52-53, f\leridian Books. Cleveland, 1962.

2-Citado por Edouard Dolléans en Histoire du Momvement Ouvrier» tomo 1, pág. 60 y 72. Estas páginas, las de Rude, amparan la célebre y sangrienta revuelta de los «Canuts» o tejedores de 1832. El mutualismo, que debería ser la doctrina social permitiendo a los trabajadores una revolución pacífica, recibió un bautismo de sangre y fuego, a 40 años tan sólo de la Revolución f
encia la falacia de la burguesía. Invita todo esto, además, a señalar que, coincidentemente, fueron los trabajadores de Rouen, los precursores del mutualismo, los que motivaron, en carta redactada conjuntamente con algunos obreros parisinos y dirigida a Proudhon, La capacidad política de la clase obrera, en donde el autor desarrolla la totalidad, prácticamente, de su teoría mutualista: «Ustedes me han inspirado esta obra –les dice al comienzo de la misma– y, por ello, les pertenece» (La capacidad…, ya cit. pág. 19).

3- Pierre Ansart, El nacimiento del anarquismo, págs. 144 y 145. Amorrortu Editores. Buenos Aires, 1973.

4 y 5- Gastón Leval, «El Constructivismo Proudhoniano», Solidaridad Obrera, París, 14 de febrero de 1953.

6-Nicolas Walter en «Incitación al Anarquismo», pág. 15, Ruta, n.º 5, Caracas, 1 de Septiembre 1971, Walter es algo renuente en conceder condición libertaria al mutualismo. Lo compara al cooperativismo que «sigue reglas más democráticas que anarquistas», id, id. pág. 16.

7- «Lettres» ya cit. pág. 50.

8- «G.D.H. Cole, Historia del pensamiento socialista, ya cit. Vol. 2, pág. 21.

9- Gastón Leval, «Solidaridad Obrera». Paris, 21 de Febrero de 1953.

10- Las Confesiones…, ya cit. pág. 201 y 202.

11- La Capacidad…, ya cit. pág. 150. Antes, pág. 145, en nota suya ya lo señala: «… ese principio, nombrado y definido hace largo tiempo. no es otro que el federativo, sinónimo de mutualidad o garantía reciproca…».

12- Bakunin, en el Tomo I de sus Oeuvres, Féderalisme, Socialisme et Antithéologisme de P.V. Stock, 1895, clama por la organización de «una sociedad que, al hacer imposible para cualquier individuo, sea quien sea, la explotación de otro, permita a cada uno participar en la riqueza social –que en realidad no se produce más que por el trabajo– sólo en la medida en que haya contribuido a producirla mediante su propio trabajo».

13- La capacidad…, ya cit. pág. 62.

14- id. id. pág. 63.

15- id. id. pág. 64.

16- id. id. pág. 67.

17- Daniel Guerin, El Anarquismo, pág. 60. Proyección. Buenos Aires 1968.

18- La capacidad…, ya cit. pág. 65.

19- Pierre Ansart, Sociología de Proudhon, pág. 238. Proyección. Buenos Aires, 1971.

20- Gastón Leval, Solidaridad Obrera, París, 14 de febrero 1953.

21- En Bruselas «la influencia proudhoniana es patente aún. Ha tenido que ceder pie en la propiedad individual de la tierra pero está presente en el crédito mutual…» (Víctor García, La Internacional Obrera, ya cit. pág. 71).

22- La influencia de Proudhon –en el primer folleto que se conoce de Kropotkin. «¿Debemos ocuparnos de examinar los ideales de una sociedad futura?» –aparece en una sugerencia de que los cheques de trabajo han de sustituir al dinero y en la recomendación de fundar cooperativas de productores y de consumidores incluso bajo el régimen zarista» (en Anarchism de George Woodcock, ya cit. pág. 196).

23- Il Proletario, editada por Niccolo il Savio, de Florencia, primera publicación socialista italiana, era de inspiración proudhoniana. En España, a pesar de que el anarquismo internacional entró con Giuseppe Fanelli, enviado directo de Bakunin, la influencia de Proudhon es, igualmente, innegable. No podía ser de otro modo si pensamos que tuvo como introductor y traductor a Francisco Pi y Margall. Las polémicas en torno a las cooperativas serian el reflejo del enfrentamiento de los dos gigantes del anarquismo: Proudhon y Bakunin. Luego, vinieron las pugnas entre colectivistas y comunistas libertarios, con lo que parece que se le acordó un respiro a Proudhon para que el enfrentamiento tuviera lugar entre bakuninistas y kropotkinianos.

24- Wilhelm Weitling (1808-1871) era sastre y ejerció gran influencia, tanto en Alemania como en Estados Unidos. Marx también elogió a Weitling en el comienzo, como hiciera con Proudhon antes de la Filosofía de la miseria, para declararlo como enemigo más tarde.

25- La capacidad…, ya cit. pág. 147.

Publicado en Polémica, n.º 45, abril-mayo 1991

Fuente: https://revistapolemica.wordpress.c...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Siria, 2019 y porqué la guerra liderada por EEUU y Rusia continuará

29 December, 2018 - 00:00

A pesar de que algunos jugadores de la guerra internacional que tiene lugar en Siria han conseguido sus objetivos, otros en busca de maximizar sus beneficios impiden el final del dolor y sufrimiento de los supervivientes. Al contrario de la guerra contra Irak, donde salvo su ejército, nadie se enfrentó a la coalición de diez país agresores unidos por diez objetivos comunes, en Siria todos luchan contra todos, persiguen distintas metas y discrepan sobre cómo terminar el conflicto y qué tipo de orden establecer en la región (y en el mundo). Hoy, EEUU controla un tercio del suelo sirio, Rusia casi la mitad y los grupos terroristas proturcos y prosaudíes el resto del país.

¿Quién ganó y quién perdió?

EEUU ha logrado:

Continuar con el proyecto del “Nuevo Oriente Próximo”(NOP), cuyos pilares son: a) eliminar a los rivales de Israel, b) debilitar los poderosos estados y convertirlos en minicolonias, y c) desmantelar los sistemas seculares e implantar teocracias, puesto que el capitalismo religioso tiene más capacidad de impedir el progreso de los pueblos: Siria es el último estado semilaico de la región.
Convertir Siria en una trampa, ideada por Obama que se negó a derrocar a Asad, para así desgastar a Turquía, Rusia, Irán y Hizbolá. Por ello, nunca entregó a la oposición la ayuda necesaria para ganar ya que su función ha sido simplemente demoler el estado y el país. Y han cumplido con esta misión.
“Otanizar” todo el Mediterráneo.
Cortar la ruta siria de la Seda de China.
Implantar por primera vez unas 20 instalaciones y bases militares en este corazón de Eurasia, creando por fin una zona de amortiguación en Siria, y no para proteger a los refugiados sino para sus efectivos.

Sin embargo, la discrepancia entre el Pentágono (que apuesta por centrarse en el NOP y Rusia) y los dos últimos presidentes, Obama y Trump que dan prioridad a la contención de China, le impide a EEUU terminar el conflicto. Ahora se dedica a separar a Ankara de Rusia y a Siria de Irán.

Rusia, el único país interesado en terminar la guerra, ha conseguido:

Evitar que Bashar al Asad corriera (de momento) la suerte de Sadam y Gadafi.
Convertirse de una potencia regional a una global.
Fortalecer su influencia en la región.
Detener el avance de los yihadistas, en parte gracias a sus acuerdos con Arabia Saudí.
Salvar su base naval en Tartus e inaugurar otra aérea en Hmeymim
Ganar una de las guerras de gas, evitando la construcción del “Gaseoducto Árabe” y el de Irán-Mediterráneo
Crear una brecha en la OTAN, al permitir que Turquía atacase a los kurdos protegidos por EEUU, mientras entretiene al imprevisible Tayyeb Erdogan en una interminable batalla segundaria.

Pero, los logros de Rusia dependen de la voluntad de Israel y EEUU. Además, su “aliado” iraní se niega a salir de Siria, dando pretexto a Netanyahu para seguir atacando a este país, destrozando las tropas de Asad. Por otro lado, el derribo del avión ruso por Israel el 18 de septiembre ha dañado gravemente las magníficas relaciones ruso-israelíes, dificultando consolidar los acuerdos.

Israel, ha podido:

Desintegrar el Eje de Resistencia formado por Teherán, Damasco, Hizbolá y Hamas, y privar a Irán de su “profundidad estratégica”, en parte gracias a una insólita alianza con Arabia Saudí, Qatar y Turquía, con los que ha compartido el patrocinio del “yihadismo sunnita”.
Acabar con la idea del estado palestino. Ahora, para mayor preocupación de Irán, Netanyahu amenaza con atacar al Líbano.

Pero, Israel menosprecia a un Teherán que no tiene ninguna intención de salir de Siria. Por lo que ambos continuarán su guerra en el suelo sirio. El temor de Israel, de que las milicias chiítas reclutadas por Irán (en gran parte afganos y pakistaníes), se conviertan en otro Hizbolá, es absurdo, ya que éstas no son nativas, y no están allí para morir por un país que no es suyo.

Turquía ha sido el gran perdedor, no consiguió:

Recuperar la hegemonía “otomana” y sunnita (versión Hermandad Musulmana) sobre Siria, ni su mercado, ni sus reservas de gas y petróleo, y pasó de tener un crecimiento del 8.8% en 2011 al 2,3% en 2018. Además, tuvo que gastar al menos 4.5 millones de dólares (hasta el 2014) en ayuda directa a los 3 millones de refugiados sirios.
Aplastar a los kurdos de Turquía, y para más inri se encontró con una entidad kurda en Siria, dirigida por las Unidades de Defensa del Pueblo (YPG), alineado con el PKK. Ankara, ha dado un ultimátum a EEUU para que expulse a esta fuerza de la ciudad árabe de Manbich, sino lanzaría una ofensiva a la urbe. Pero, El Mando Central de EEUU para Oriente Próximo (CENTCOM) se niega a perder el control sobre la parte oriental de Éufrates, una línea natural que le servirá para separar las regiones árabes de las kurdas, como rebeló el “sirialeaks”.El pueblo kurdo, al igual que el resto de sirios, son las principales víctimas de los pactos infames de las potencias.

Más leña para el infierno

. Los ganadores no han logrado eliminar la resistencia de los “perdedores”.

. Las fuerzas de la oposición no han sido capaces de formar un gobierno alternativo a Damasco. EEUU es consciente de que parte de los “rebeldes” es tan antiestadounidense como anti Asad. La filial de la Hermandad Musulmana, organización de derecha sunnita respaldada por el Partido Demócrata de EEUU, que es el sector más fuerte de la oposición, en Siria es más reaccionaria que sus ramas en Egipto o Túnez: de perfil talibán, en caso de ganar pueden, en colaboración de los caníbales “yihadistas”, afganizar el país, donde cada señor de guerra controle una zona, empujando a los alauies armados a las montañas. Al no haber una alternativa viable a Asad, la guerra continuará, a pesar de que el único actor que necesita realmente al presidente es Irán.

. La inexistencia de un proyecto aglutinador para levantar un nuevo sistema político: El propio Asad, que se presenta como ”Yo o el caos” (señalando a Libia), se opone al borrador de la Constitución elaborada por Rusia, que prevé un sistema parlamentario que pondría fin a la dinastía Asad.

. El desacuerdo sobre quiénes deben formar parte de las negociaciones de paz: EEUU e Israel se oponen a la participación de Asad e Irán; Rusia a los grupos “yihadistas”, y Turquía a los kurdos de YPG. Llama la atención que el equipo del presidente Asad este ausente en las negociaciones de de paz de Astaná y de Ginebra.

Nueva tragedia kurda

Entre los motivos del fracaso del independentismo kurdo está su geografía, no tener acceso al mar, y estar rodeado por estados hostiles. El destino de Rojava es una carta en manos de EEUU y Rusia para regular sus relaciones con Ankara: el 90% de las reservas de petróleo y gas de Siria, sus recursos hídricos, y la producción de cereales están en la región kurda. Para Washington los kurdos tenían una fecha de caducidad, al igual que los kurdos de Irak. En Siria, los utilizó como su “fuerza terrestre”. Según Aldar Khalil, un dirigente de YPG, cuando rechazaron el ultimátum ruso de devolver a Afrin a Asad, o serían atacados por Turquía, EEUU ignoró su petición de ayuda mientras Erdogan arrasaba Afrin dejando miles de víctimas civiles a su paso. Pero, Damasco dejo a la guerrilla pasar por su territorio para ayudar a los compañeros en Afrin, pensando que ganaba de todas formas: los kurdos y los turcos se mataban en aquella ciudad azotada.

La jugada del CENTOCOM con los kurdos sirios para engañar a Turquía no ha funcionado: para que nadie le acusase de cooperar los “terroristas pro PKK”, les bautizó como Unidades de Protección del Pueblo, y después de las protestas turcas, contrató a miles de mercenarios árabes y los introdujo en el grupo llamándole “Fuerzas Democráticas Sirias (SDF)”. Turquía ahora también exige la disolución de esta fuerza paramilitar. EEUU les ha ofrecido a los turcos dejar en paz a SDF a cambio el entregará la cabeza de tres líderes de PKK, a los que ya ha puesto en busca y captura con una recompensa de 12 millones de dólares.

Asad, en caso de permanecer el poder, no tiene otro remedio que alcanzar un acuerdo con EEUU para reconocer una autonomía kurda, siempre y cuando no sea dirigida por YPG, aunque seguramente con menor autonomía que los kurdos de Irak, quienes curiosamente han establecido una buena relación con Ankara. Pero, Erdogan no permitirá una segunda “autonomía kurda” en Siria, a la que podrá seguir una tercera en Turquía y una cuarta en Irán.

Mientras, el número de víctimas de este devastador guerra sigue aumentando: por no tener acceso a la atención sanitaria, al agua potable, a alimentos; por morir bajo los bombardeos (la ultima 33 personas en Deir al Zur, el 18 de noviembre por EEUU); en el camino de la huida del infierno, y por quedarse atrapados en las zonas controladas por los terroristas, a pesar de que las televisiones ya silencian sus barbaridades.

Fuente: https://blogs.publico.es/puntoysegu...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Apostando por los barrios contra la trampa de los juegos de azar

29 December, 2018 - 00:00

El pasado 29 de octubre se celebró el Día Internacional Sin Juegos de Azar. Mientras los salones de juegos y las casas de apuestas se extienden por los barrios, vecinas, investigadores, exjugadores y cargos públicos buscan salidas ante este alarmante escenario.

Sarah Babiker

Un hombre golpea con furia la máquina tragaperras que ha engullido sus últimas monedas. Le miran estoicas las trabajadoras del salón de juego, muy jóvenes y muy maquilladas. Un grupo de chavales juega a la ruleta controlando intermitentemente sus teléfonos móviles, repartiendo su atención entre lo que se están jugando presencialmente y las apuestas en las que se embarcan en una plataforma online. Otro muchacho obsequia con una caricia a su máquina, que con voz femenina le anuncia una efímera victoria. Un puñado de adolescentes echa una tarde más entre cervezas gratis y apuestas deportivas. En el ambiente cerrado se huele el humo de los cigarros que fuman algunos usuarios del lugar, jugadores habituales que gastan más de lo que ingresan, esperando que llegue su suerte.

De todas estas situaciones da cuenta el antropólogo Rafa Díaz. Son algunas de las escenas que ha presenciado en las distintas casas de apuestas y salas de juegos de la ciudad de Madrid. Observación participante que lo ha llevado por varios barrios de la capital pero, sobre todo, por el centro y el barrio de Tetuán (Madrid) principal escenario de su trabajo de campo. Son cosas que estarán pasando ahora mismo, en alguno de los miles de establecimientos de juegos de azar que se han instalado en el Estado en los últimos años. “Pareciera que uno de los pilares centrales de muchos barrios de los distritos trabajadores de Madrid sea precisamente este modelo de negocio y de casa de empeños, así nuestros barrios tienden a ser otra parte más de la barbarie postcapitalista ultraliberal”, afirma Díaz. Pequeños hurtos para seguir apostando, espirales de créditos para cubrir deudas: no son solo los individuos quienes sufren las consecuencias, si no las familias que acaban destrozadas.

Gonzalo López, asesor de la Junta de Tetúan que trabaja el tema de las casas de apuestas, cita las cifras de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM): 73 establecimientos en Carabanchel, 72 en el centro, 63 en el Puente de Vallecas, en Tetuán 61 y en Ciudad Lineal 50. Este sería el top cinco de los distritos con mayor número de salones de juego. “Solo en la calle de Bravo Murillo, en este distrito, desde la parada de Cuatro Caminos hasta Valdeacederas tenemos abiertas 16 casas de juego”. Fue Bravo Murillo la calle elegida por vecinas y vecinos para manifestarse el pasado lunes 29 de octubre. “¡Tetuán no es un casino!”, denunciaban. Era el Día Internacional Sin Juegos de Azar y por el territorio se multiplicaban las protestas y acciones.

Y es que en todas partes han saltado las alarmas. El fenómeno es reciente pero poco sutil. “Vimos que cada vez que un comercio tradicional cerraba en el barrio, se instalaban en los locales estos establecimientos con el correspondiente aluvión de personas jóvenes, sobre todo hombres de entre 18 y 45 años, también menores de edad, que no pueden entrar pero que se sabe que lo hacen”, resume López. El mapa del azar accesible se dibuja sobre los barrios de renta baja, hábitat de trabajadores locales e inmigrantes, “el tema de la clase social es evidente”, certifica Díaz, y sigue “las personas más maltratadas y afectadas por el capitalismo que en este caso son personas inmigrantes de los barrios trabajadores, son los que más acuden a los centros allá donde he desarrollado mis investigaciones”. Un caso particular es el de los jóvenes marroquíes que ha entrevistado en su investigación y que se enfrentan a un doble estigma, pues el islam no permite el juego de azar, y su entorno puede rechazarles.

“En Villaverde, en una calle enana hay dos casas de apuestas, están muy cerca de entornos escolares”, señala Silvia González, de la Junta directiva de la FRAVM, y quien también integra el grupo de jóvenes y la asociación de vecinas de Villaverde. En su distrito también aprovecharon el lunes 29 para visibilizar el problema: “Sacamos un cartel que dice ‘Apuesta por tu barrio', un cartel fake porque copia el formato de los de las casas de apuestas. Lo hemos colocado en lugares estratégicos del distrito, y en redes sociales se movió muchísimo”. Explica González que, si bien en un primer momento se plantean ese “Apuesta por tu barrio” como una denuncia, quieren adentrarse en una nueva fase más propositiva, en la que “apostar por el barrio” implique pensar nuevas formas de ocio, que alejen a los jóvenes de estos establecimientos.

“Lo que se está haciendo es normalizar las apuestas y generando en ocasiones situaciones muy susceptibles de acabar en problemas de adicción: chavales que se enganchan y que son de zonas muy vulnerables de los barrios que no sabemos de dónde están sacando los recursos para poder apostar”, denuncia González. Ocurre que, como señala López, la Comunidad de Madrid no tiene ninguna regulación en torno al juego, no ha puesto ningunos límites en cuanto a la apertura de los establecimientos. Se pueden abrir en cualquier lado y no debería ser así, el juego no es inocuo, produce adicción”.

Al frente de la Asociación Extremeña de Jugadores de Azar en Rehabilitación (AEXJER) está Antonio Regalado. Tras superar su propia adicción al juego, preside esta organización ubicada en Almendralejo, que ha visto en los últimos cuatro años cómo cambiaba el perfil de las personas que acudían en busca de ayuda. “La edad media de cuarentaytantos ha pasado a 20, 21 o 22, nosotros tenemos un grupo muy numeroso que son jóvenes todos, quizás el más grande de España. El jugador de tragaperras, lo hay todavía en personas mayores, pero en jóvenes muy poquito, ellos hacen juego online, apuestas, otro mundo”. La asociación atiende anualmente a unas doscientas personas, la vergüenza hace que muchas se abstengan de pedir ayuda hasta que se encuentran en una situación crítica o les obliguen sus familias, “y claro, allí es más difícil salir”, valora Regalado.

En Extremadura se aprobó el pasado 26 de octubre una propuesta de Podemos para prohibir la instalación de establecimientos de juego a menos de 200 metros de centros escolares y otros espacios sensibles, limitar la concentración de salones y también los horarios de apertura. Para Regalado la medida es más que bienvenida. “En Almendralejo, en un tramo de 50 metros hay tres casas de apuestas y todas cerca de colegios donde hay chavales de 15, 16, 17 años, que al final son su fuente de ingresos. Estas personas empiezan a crearse una adicción, con las pagas que le dan los domingos ya se van a jugar”, apunta Regalado quien se pregunta, qué pasa a partir de ahora con estas casas de apuestas, si serán cerradas o trasladadas lejos de los centros escolares.

En el 2017 se actualizó el reglamento general de juego de Euskadi, explica el concejal de Equo-Berdeak en Vitoria Gasteiz, Óscar Fernández. En ese momento se ponen también una serie de límites: no puede haber más de 210 en toda Euskadi. “Nosotros, sin embargo, pensamos que se debe hacer una limitación, ya no en cada municipio sino en cada barrio, porque ya empieza a haber zonas saturadas, que generalmente son de rentas muy bajas”. Además de esta circunstancia extendida en todo el territorio Fernández identifica otra problemática: Al considerar diversas tipologías dentro de los establecimientos dedicados a juegos de azar —bingo, salón de juegos, local exclusivo de apuestas deportivas— la distancia obligatoria de 500 metros no se impone para todas las variantes pudiendo acortarse significativamente.

También el 29 de octubre, a iniciativa de los cargos electos de Equo Berdeak, en torno al espacio Elkarrekin Podemos, se presentaron mociones en varios ayuntamientos para debatir en los plenos, propuestas que pretenden afinar la regulación existente, para empezar, unificando las categorías de establecimientos para asegurar que se cumpla uniformemente con el criterio de distancia, pero también comprometiendo a los municipios en la prevención. Por lo menos hemos empezado a generar un debate y ya todo el mundo está hablando esta semana en Vitoria del tema, es importante que esta problemática que estaba algo escondida se pueda discutir”, valora Fernández.

Alejar salones de juego y casas de apuestas de los centros educativos es una necesidad que cuenta con un alto consenso. Sin embargo el hecho de que las apuestas sean online dificulta profundamente su abandono. “Todos llevamos una casa de apuestas en el bolsillo”, alerta Regalado, “yo he estado años sin entrar en bares por miedo a las tragaperras, ahora las veo y estoy tranquilo. Pero ¿cómo le escapas al móvil?”.

El concejal de Equo-Berdeak en Vitoria Gasteiz explica que los límites deberían establecerse por municipios: “Empieza a haber zonas saturadas, que generalmente son de rentas muy bajas”

En Madrid, Castilla la Mancha o Aragón Podemos ha presentado distintas PNL que persiguen limitar este “auge” de los juegos de azar a costa de los recursos de quienes atraviesan peores contextos materiales. Por otro lado, González señala la importancia de que “entre la juventud se está dando un movimiento bastante importante de alerta, aquí estamos jóvenes de todas las asociaciones vecinales de la Comunidad de Madrid Coordinados a través de la FRAVM impulsando charlas informativas”. Desde Almendralejo Regalado incide en la necesidad de tener encuentros con padres y madres para completar las sesiones de prevención, para ello señala la centralidad de los AMPAs. Con la mirada entrenada, es fácil detectar los casos. “Yo voy a los colegios y cuando digo el nombre de un juego o algo más o menos así, te los cazas a la primera. Quien haya jugado a ello, se empieza a poner nervioso, a cuchichear con el de al lado...”, cuenta.

Para Díaz la problemática es profunda: “se está construyendo el deseo, como una especie de ausencia y en este sentido una ausencia de dinero. El que mediante el trabajo no se puede llegar a conseguir. Es de esa ausencia que se produce ese deseo por intentar ganar dinero”. El antropólogo plantea la necesidad de de volver a otro deseo basado en la presencia, en lo que está y no en lo que no está. También considera necesario reconstruir los tejidos sociales descompuestos en los barrios.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/secto...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Reivindiquemos el concepto de "España Una"

28 December, 2018 - 00:05

A pocas personas mínimamente informadas escapa el hecho de la importancia que los sentimientos de índole nacionalista despiertan entre la ciudadanía aquí y allá. Resulta tristemente lamentable ver a grupos enfrentados: amigos, familias, vecinos... por ser portadores de diferentes sensibilidades en dicho sentido. En concreto en nuestro país, España, resulta penoso observar cómo se ha truncado la convivencia y la fraternidad que hasta hace unas décadas unía a los españoles y las españolas de unas y otras regiones de la piel de toro.

Hoy, sin duda por algún tipo de progresismo mal entendido -cuando no por afloraciones individuales de odio dignas de la consulta de los psiquiatras- proliferan los separatismos. Cataluña, Vascongadas -incluso Galicia y el Levante- albergan en sus hermosas y feraces tierras a no pocas de estas personas resentidas, ignorantes de que, cual si fuera a su propia madre, muerden la mano que les da de comer.

Es imperioso poner freno a esta situación antes de que vaya a más y sean irreparables las heridas causadas entre hermanos que jamás deberían abandonar la senda fraternal. Desde el Grupo Antimilitarista Tortuga queremos decir que todo nacionalismo es malo en sí: es un nocivo germen de división en el que está larvada la violencia. Es por ello que debemos, hoy más que nunca, reivindicar el ideal de España y su unidad. Esa comunión de identidades, historia, paisajes, gastronomías, floklores... que confluyen en un mismo ideal compartido: una unidad de destino.

Como bien se dijo siempre, en la unidad está la fuerza. O también: divide y vencerás. Es por ello que debemos permanecer unidos para conjugar las amenazas que se ciernen sobre nuestra convivencia democrática. Reivindiquemos también la solidaridad entre las regiones españolas más ricas y aquellas con menores índices de desarrollo. Como también se dice: compartir es amar. Y, a nivel macroeconómico, la cohesión reforzará nuestro carácter de potencia en Europa y en el mundo.

Por otra parte, como colectivo antimilitarista y de izquierdas, Tortuga quiere hacer suyas las indicaciones del líder de Podemos, Pablo Iglesias, y del -también muy razonable- miembro del mismo partido, Íñigo Errejón, de que no se debe abandonar la idea de "España", y su defensa, a la derecha. Tan orgullosos como ellos de ser españoles, aquí nos presentamos también los miembros y miembras de este humilde colectivo antimilitarista, poniendo nuestro granito de arena para sostener, juntos, el mástil de nuestra bandera roja y gualda.

Cigala News

Categorías: Tortuga Antimilitar

Vendedores de armas

28 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Enrico Ferri: Antropología del poder y de la libertad

28 December, 2018 - 00:00

Toda teoría política está ligada a una antropología determinada y “comparable”, es decir, a una visión específica del ser humano. Es posible hablar de antropología –literalmente “tratado sobre el ser humano”– solo si pensamos que pueda haber una representación unitaria de la naturaleza humana, que todos los humanos tengan unas características esenciales, es decir, “naturales”, comunes. Por otro lado, cuantos opinan que todos los hombres tienen la misma naturaleza, dan por descontado que en su dimensión social y comunitaria los humanos deben vivir de forma coherente con tal naturaleza.

Antropología y teoría política

Lo recordado no se relaciona solo con la antropología, sino también con la lógica: si por ejemplo considerásemos al hombre como una criatura de Dios –como sucede en las religiones monoteístas– deberemos estar de acuerdo en la necesidad de que el hombre, tanto en la dimensión pública como en la privada, viva de manera conforme a la voluntad percibida a través de la revelación de su creador.

Existe también una prueba de lo contrario de lo recordado: por ejemplo, cuantos piensan que todos los hombres son antisociales y agresivos por naturaleza, no pueden imaginar una forma de convivencia fundada sobre la primacía de la libertad, que exaltaría las naturales tendencias agresivas e imposibilitaría la convivencia pacífica.

El gran monstruo, el Estado absoluto

Tres mil años de historia nos muestran una serie diferenciada y alternativa de formas de gobierno; en la época moderna se contraponen, entre otras, dos teorías extremas e incompatibles: la del Estado absoluto totalitario, que se rige por la fuerza y la brutalidad, y la basada en la libertad de los individuos, vistos como individuos privados tanto como sujetos políticos. La primera es la del “Estado Leviatán”, fórmula que retoma el título del famoso libro de Thomas Hobbes, que a su vez se refiere a un monstruo marino del que se habla en varios pasajes de la Biblia. El Leviatán es utilizado en la Biblia también en sentido metafórico, como símbolo de reyes y naciones potentes, retomado por Thomas Hobbes en su obra principal como sinónimo de Estado absoluto: una especie de monstruo que se impone esencialmente gracias a su potencia. Absoluto significa “superiorem non recognoscens”, disponer en el propio ámbito específico de un poder omnímodo, es decir, no limitado ni condicionado por nadie. Tal poder está concentrado en las manos de uno o de unos pocos, mientras todos los demás son súbditos, sujetos a tal poder. En este punto surge espontáneamente una pregunta: ¿por qué motivo y a cambio de qué los miembros de una comunidad deberían someterse a un poder tan totalitario, renunciando a la condición de ciudadanos libres para convertirse en súbditos?

El hombre lobo y la agresividad humana

Hobbes explica en todas sus obras políticas, en los Elementos, en De Cive y en Leviatán, precisamente a partir de una visión del hombre rigurosa y dramática, que se puede resumir en la famosa fórmula homo homini lupus (el hombre es un lobo para el hombre); el hombre entre los demás hombres se comporta como una fiera. Esto es el hombre en estado original, en estado natural, que para Hobbes es un “estado de guerra” donde los individuos gozan de una libertad absoluta que solo es teórica, porque se expresa con una extensa agresividad, que hace precaria e insegura la vida de los individuos. El paso del estado natural al estado civil llega a través de la creación de una realidad artificial que centraliza y monopoliza el poder de los individuos, que ceden al Estado-Leviatán su poder y su libertad a cambio de seguridad. Hobbes seguramente estuvo influido por los acontecimientos de su época, ya que vivió gran parte de su existencia en una precaria condición de guerra. Su modelo de Estado absoluto, si bien no puede asegurar la paz en el ámbito internacional, la garantiza en el interior del Estado, con la fuerza y la autoridad que impone a todos los súbditos, los cuales renuncian a una parte considerable de su libertad a cambio de seguridad y paz.

Sociabilidad humana y asociaciones libres

En las antípodas de la teoría hobbesiana hay una visión del hombre y de la política fundada sobre el imperio de la libertad y la natural sociabilidad del hombre, que encontramos ya en el pensamiento clásico y en la filosofía política de la democracia antigua. Es la teoría que considera al hombre un zoon politikon, un animal sociable, y a la polis, la comunidad política, como un conjunto de libres e iguales que se autogobiernan, gestionando por turno y por tiempo las diferentes tareas. El límite de la teoría aristotélica, como el de la democrática, reside en el hecho de que no se refiere a todos los hombres, sino solo al varón adulto, libre y ciudadano, excluyendo a las mujeres, los esclavos y los extranjeros. Por ejemplo, si bien Aristóteles considera al hombre naturalmente sociable, justifica la marginación social de las mujeres y llega a considerar “natural” la esclavitud; es decir, distingue a los hombres en dos categorías, libres y esclavos, casi una teoría protorracista. La propia democracia griega, aunque valora extraordinariamente la libertad, el compartir y distribuir el poder entre todos los polites, los ciudadanos, niega la participación en la gestión del poder a las mujeres y mantiene en la condición servil a una parte de los habitantes de la ciudad. No obstante, no hay que minimizar la aportación de tal concepción del hombre y de la comunidad política: por primera vez se plantea que todos los miembros de una comunidad deben gestionar el poder en régimen de autoadministración y defenderse a sí mismos a través de lo que representa el primer ejército del pueblo en la historia.

Antropología libertaria

En la base de la democracia antigua, como en el moderno pensamiento libertario, hay una visión “pesimista”, casi “trágica”, del poder a la que se contrapone una concepción positiva y optimista de las capacidades humanas, es decir, una antropología de signo positivo que considera a cualquier hombre digno y capaz de ser libre y de utilizar de manera positiva y socialmente útil la libertad. La libertad puede ser entendida como un valor, como un principio positivo solo si pensamos que los humanos son capaces de usarla de modo provechoso para sí mismos y para la comunidad en la que viven.

Existe una relación inseparable entre toda teoría de la sociedad y la visión del hombre en que se basa y en la que se identifica. Los dos extremos, al menos en el pensamiento clásico, pueden identificarse en la filosofía aristotélica y en la de Thomas Hobbes. Al zoon politikon, al hombre animal político, es decir, social, de Aristóteles, se contrapone el “hombre lobo” del filósofo de Malmesbury.

Ambivalencia impulsiva

Entre ambas hay una serie de teorías, por así decir, “intermedias”: por ejemplo la antropología en la base del cristianismo describe un hombre que, en términos freudianos, podremos definir con una ambivalencia impulsiva. Criatura de Dios, hecho a su “imagen y semejanza”, pero al mismo tiempo imperfecto, presa de las pasiones y capaz de pecar, hasta despreciar su papel de criatura y rebelarse al creador, culpa por excelencia que está en la base del “pecado original”. Esta visión por la que el hombre no es ni ángel ni demonio, pero puede convertirse en lo uno o lo otro, ha sido justificada por la Iglesia, considerada necesaria para orientar y guiar a los cristianos en su elección.

Lo que Freud define como “ambivalencia impulsiva”, es decir, como duplicidad en el hombre tanto de impulsos agresivos, de muerte (identificados con Tánatos), e impulsos eróticos, que abocan a las relaciones (identificadas con Eros) es difícilmente rebatible. Los testimonios históricos y los datos de las crónicas nos facilitan las pruebas irrefutables de cómo el individuo es capaz de ser solidario y fraterno con los demás, pero también violento y sádico. Todo hombre puede ser al mismo tiempo, si bien en contextos diferentes, tanto ángel como demonio, tanto solidario como agresivo. Una serie de estudios freudianos a partir de las Consideraciones sobre la guerra y la muerte de 1915, explican por qué el hombre en tiempo de guerra, una vez despreciadas las rémoras sociales, puede con toda naturalidad transformarse en una máquina de matar, en un asesino, ya que la agresividad es un componente estructural, “natural”, de su psique.

Optimismo antropológico

La visión del hombre fundada en la “ambivalencia impulsiva”, en la doble presencia de sociabilidad y agresividad, está presente también en el pensamiento anarquista, si bien prevalece la primera perspectiva: el hombre, todo hombre, es considerado sustancialmente sociable, capaz de la cooperación y la solidaridad con los demás hombres, capaz de vivir libremente y sin la necesidad de una organización jerárquica de la sociedad. En otras palabras, con posibilidades de crear una sociedad sobre bases igualitarias y libertarias, en un régimen de autoadministración, de democracia directa. Es una teoría que retoma el pensamiento político y la antropología de la democracia griega y que conjuga lo que yo defino como “optimismo antropológico”, con una visión “escéptica” si no trágica del poder. Los griegos, por primera vez en la historia, teorizan y traducen en realidad la idea de que todo hombre es capaz de gobernar la polis, la sociedad política en la que vive. No uno, no unos pocos, sino todos los miembros de una comunidad política, pueden y deben, según teóricos como Protágoras y personajes como Pericles, gestionar la cosa pública, común a todos. Al comienzo de este artículo, subrayaba cómo la democracia, si por un lado significaba “gobierno de todos los ciudadanos”, por otro lado excluía a los “no ciudadanos”, como los extranjeros y los esclavos. Al mismo tiempo, sin embargo, hay que recordar que en sus orígenes la democracia ateniense permitía (si bien como excepción) que individuos como los metecos (extranjeros residentes) e incluso los esclavos pudieran convertirse en ciudadanos. En otras palabras, ningún hombre era considerado incapaz por naturaleza de convertirse en ciudadano, o sea, un sujeto políticamente activo, capaz de (auto)gobernarse. La moderna teoría libertaria no dice nada diferente: cualquier humano tiene la posibilidad de vivir como ser libre, es decir, de autogobernarse cooperando con sus semejantes, sin necesidad de construir realidades políticas basadas en la jerarquía, en las que el individuo asume el papel de súbdito, de siervo y no de hombre libre.

Esto significa “optimismo antropológico”: pensar que todo hombre, al menos en potencia, sea capaz de ocuparse de la organización y la gestión de la sociedad en la que vive. “En potencia” no quiere decir de forma abstracta e hipotética; significa que quienes parecen desmentir este asunto, revelándose incapaces de autogobierno, no son tales por incapacidad natural, congénita, sino por limitaciones de tipo cultural, histórica o contingente, ligados a una específica condición social, cultural y temporal. Una vez eliminados esos impedimentos, por ejemplo ayudando a las personas a tener una formación cultural adecuada, cualquier humano, si bien con diferentes modalidades, llegará a cooperar con sus semejantes y será capaz de tener y ejercer el “arte de la política”.

La cuestión de la libertad

Solamente una teoría de este tipo puede poner como central la cuestión de la libertad. La libertad es considerada un valor, incluso “el valor” por excelencia, solo si imaginamos un hombre naturalmente sociable, “bueno”, que a través de la libertad realiza de manera espontánea y natural su sociabilidad. Para cuantos, como Thomas Hobbes, piensan que el hombre es agresivo por naturaleza, la libertad es un no-valor, puesto que libera la agresividad humana, libera al “lobo” de las cadenas y le permite agredir, hacer el mal a sus semejantes. Ante tal perspectiva, el valor sería la autoridad y no la libertad.

La teoría libertaria, por antigua o moderna que sea, une a la visión optimista de la sociabilidad humana y de sus capacidades políticas una visión escéptica del poder. El poder no es considerado como poseedor de un valor en sí, sino que tiene solo un valor de uso, por añadidura solo a condición de que no sea prerrogativa de uno o de pocos, de un soberano, una clase o un partido, sino que sea de toda la comunidad, de forma paritaria y rotatoria, sin que sean profesionales de la política o personas que detenten el poder de forma permanente, sin límites y sin tener que rendir cuentas.

Esta visión “escéptica” del poder, al menos en parte empaña el optimismo antropológico: todo hombre es sociable y solidario a condición de que no ostente un poder sin límites ni condicionamientos, sino que sea compartido, ejercido por turno y dirigido al bien común bajo el control de todos. Existe una cuestión importante ligada a estas dos teorías: ¿por qué el hombre capaz de autogobernarse en el curso de la historia ha vivido a menudo en sociedades jerárquicas y autoritarias, contrarias a su naturaleza más profunda? Cuestión importante pero que no nos es posible afrontar en esta ocasión.

Enrico Ferri

Publicado en el Periódico Anarquista Tierra y Libertad, octubre de 2018

Fuente: https://www.portaloaca.com/pensamie...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Un mundo oculto: La red global del comercio de armas

27 December, 2018 - 11:18

Agustín Velloso
Tortuga.

Hoy presento el documental de Aljazeera del 22 de diciembre de 2018:

"Un mundo oculto: la Red Global del Comercio de Armas.
Investigación sobre la industria global de armas que cuenta sus beneficios en miles de millones y sus pérdidas en vidas humanas"

Las Navidades son fechas propicias para los estrenos de cine. Éstas de 2018-19 traen además un documental de inmundicia y horror con un título peliculero, típico de publicistas y medios de comunicación.

De todos modos el documental merece la pena pues aparecen algunos de los principales asesinos en serie del mundo a sueldo de las multinacionales más poderosas, habitualmente conocidos como jefes de Estado, presidentes de gobierno, secretarios de Estado, príncipes, etc.

Uno de los participantes en este enorme negocio (en el argot un fixer: intermediario, correveidile, conseguidor) que habla en el documental sobre esos políticos con la soltura de un sumiller, los describe así: “son como las putas, con la diferencia de que ganan muchísimo más”.

Llamo la atención sobre esta comparación no por su mal gusto –lógico en un degenerado como él, no parece caer en la cuenta de que aquellas no asesinan- sino porque a lo largo de los 46 minutos de narración, como ya se aprecia en el subtítulo, todo se reduce a obtener dinero por cualquier medio, cuanto más mejor, sin límite, continuamente. Lo demás es circo, trucos de magia, teatro sangriento del absurdo, espiritismo.

En la cinta aparecen aviones de guerra, víctimas, analistas políticos, sesiones parlamentarias, declaraciones altisonantes, escenas de represión, palacios, lujos, etc., miles de fotogramas muy diferentes unos de otros, pero la trama es siempre la misma: cómo conseguir más y más dinero.

Una de las conclusiones que se extraen es que no existe ninguna otra razón para este magnífico negocio. Ni la defensa nacional, ni el control del mundo, ni la guerra contra el terror, ni la escasez de materias primas, ni la naturaleza humana, ni la teoría de la conspiración… Todo esto y más se convierte en un medio para ese fin: personas, recursos, la política, la empresa, el mundo entero en definitiva

Tanto es así que otro participante declara que “da igual que perdamos la guerra en Afganistán, es bueno para el negocio”. Este punto de vista resulta del todo razonable, lo mismo diría el entrevistado si la hubieran ganado, ya que lo único imprescindible para el negocio es querer hacerlo.

Con eso basta porque todo lo demás se confabulará para que prospere: un fabricante de armas por allá, allí un gobernante incómodo de un país pequeño o mediano del tercer mundo, mejor si es con petróleo, aquí dos o tres editoriales por los que éste pasa a ser dictador en unas semanas, a mano siempre hay un político preocupado por las mujeres musulmanas, otro por los terroristas, acullá aparecen armas biológicas y en el momento adecuado surgen los telediarios emitidos desde playas turísticas en las que aparecen niños muertos y desde hospitales remotos donde incubadoras vacías son la prueba definitiva de que alguien maligno los ha sacado para estrellar sus sesos contra las paredes.

El pueblo y el populacho se apiada y se excita respectivamente ante su televisor y empieza la carnicería, seguida por el envío de ONGs sin fronteras, donativos, firmas y tuits; luego es el turno de la huida de refugiados y de nuevas medidas para proteger a aquellos de las invasiones que causan, es decir, nuevas armas, nuevas intervenciones, nuevas reuniones de alto nivel y sus correspondientes comunicados, nuevas víctimas.

Nada nuevo, se dirá. Desde luego que es así, más aún, es el sino de la historia de la humanidad, sólo que ahora se conoce a través de la televisión e Internet. Ocurre además que en la actualidad ya no se trata de grandes penalidades sino del riesgo de Armagedón, por su capacidad destructiva, de consumo de energía y de contaminación. Además por su efecto pervertidor y deshumanizador.

El ser humano individual, impotente y temeroso ante esa fuerza, se acostumbra para seguir viviendo, aunque sea mal, y se resigna a su destino. La gente, especialmente si está lejos de las bombas, hace como que no ve lo que ocurre. Por supuesto a algunos anormales les parece necesario y a otros hasta bueno.

Entre los que ven y saben hay una tendencia a olvidar lo fundamental y a enredarse en lo demás: legalidad, legitimidad, intervención humanitaria, derecho a proteger, atacar para no tener que defendernos y otras gilipolleces. Esta alucinación impide cambiar este estado de cosas antes de que una nueva guerra –que ya anticipa el documental para los próximos años- acabe con todo definitivamente.

El documental está en inglés y se puede ver en:

https://www.aljazeera.com/programmes/specialseries/2018/12/shadow-world-global-arms-trade-network-181222094047143.html

(Nota: no me parece oportuno en estas líneas salir del documental para entrar en las razones de Aljazeera para emitirlo en estas fechas y soltar unas cuantas coces a Arabia Saudí, el Reino Unido, Estados Unidos, etc.)

A continuación sigue un extracto del texto de presentación del documental. Posteriormente dejaré otras notas personales sobre varias escenas que más me han llamado la atención.

El negocio del comercio internacional de armas asciende a cien mil millones de dólares por año, según Pieter Wezemen, investigador principal del Stockholm International Peace Research Institute (Sipri). El volumen del negocio ha crecido paulatinamente en los últimos 15 años.

Basado en el libro de Andrew Feinstein, The Shadow World: Inside the Global Arms Trade, el documental revela algunas de las operaciones de venta de armas más corruptas de la historia.

El acuerdo más notable entre el Reino Unido (el principal productor de armas de Europa Occidental) y Arabia Saudí (su principal país de exportación) es el acuerdo de Al-Yamamah con la empresa británica BAE Systems (British Aerospace). Las primeras ventas tuvieron lugar en septiembre de 1985.

Arabia Saudita encargó armas por valor de 54 mil millones de dólares. Una corrupción masiva aseguró el contrato a BAE. La Oficina Británica de Fraude a Gran Escala identificó pagos corruptos por valor de siete mil millones.

Para allanar el camino hacia el príncipe Bandar Bin Sultan Al Saud, embajador saudí en Estados Unidos entre 1983 y 2005, BAE le regaló un enorme avión comercial para él solo y mil millones de libras durante años.

Según el editor de The Guardian David Leigh, Mark Thatcher, el hijo de la primera ministra Margaret Thatcher, se llevó más de 15 millones de dólares en efectivo como intermediario del acuerdo de Al-Yamamah.

El negocio internacional de armas ha llevado al mundo a un estado de guerra perpetua.

Lawrence Wilkerson, coronel retirado y Jefe del Gabinete del Secretario de Estado Colin Powell, afirma que la muestra definitiva de la voluntad de un estado de seguridad nacional es hacer lo que sea preciso para crear una situación de guerra perpetua.

“La élite de la seguridad nacional hoy se compone principalmente de gente que usa una y otra vez las puertas giratorias”. Dick Cheney, secretario de defensa y vice presidente de Estados Unidos, es un ejemplo de libro (se refiere a su etapa de director de la Compañía Halliburton entre 1995 y 2000).

Wilkerson añade que este sistema giratorio entre empresas privadas y gobierno “da como resultado que la seguridad nacional esté formada por una élite muy reducida y muy rica".

Estados Unidos es también el principal suministrador de ayuda militar a Israel. El economista israelí Shir Hever dice: “cada dos años más o menos Israel ataca a la Franja de Gaza y justo después hay una feria comercial en la que las compañías de armas israelíes exponen sus tecnologías. La primera publicidad que realizan es: Las hemos probado ya sobre seres humanos”.

A través del comercio mundial de armas se deteriora la democracia, mientras disminuyen las oportunidades de trabajar por la paz global.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Siria: La guerra que no nos han querido contar (I)

27 December, 2018 - 00:05

El conflicto en el país de Oriente Próximo se sustenta en mentiras: las grandes potencias defienden sus intereses políticos y económicos. El pueblo es lo de menos.

Alberto Rodríguez

En Siria no hubo en 2011 ninguna revolución. La guerra de Siria es el resultado de un conflicto entre dos sistemas; el secularismo socialista del Partido Baaz frente al islamismo liberal en lo económico de los Hermanos Musulmanes. Se trata de un enfrentamiento que lleva desangrando Siria desde los años sesenta, cuando los baazistas tomaron el poder por primera vez, y que en 2012 se recrudeció cuando islamistas de todo el mundo acudieron a la llamada de la yihad hasta provocar el conflicto que, entre disputas de poder y fuego cruzado, ha convertido a Siria en un puzzle de cientos de milicias, organizaciones e intereses que se sostienen sobre la muerte.

Desde el principio, la guerra se sustentó en mentiras. Estados Unidos busca mantener la hegemonía de sus aliados en la región para que sus empresas sigan operando en el mercado de los recursos. Junto a Estados Unidos, Francia, Qatar y Arabia Saudí necesitaban encuadrar la opinión pública a su favor para que ésta respaldase una intervención directa dentro de Siria dando apoyo logístico, militar y financiero a los rebeldes. En ningún momento se planteó qué porcentaje de población local estaba a favor de su gobierno y qué porcentaje de población estaba a favor de derrocarlo porque, sencillamente, no importaba.

Rusia por su parte, bajo la excusa de defender Siria, decidió involucrarse en el conflicto para proteger tanto su estratégica salida al Mediterráneo en el puerto de Tartús como sus intereses comerciales y políticos. Con la Siria de Bashar al-Assad, Putin sabe que sus enemigos regionales no podrán construir un gaseoducto desde Qatar hacia Europa pasando por Siria, por lo que los rusos se aseguran ser los únicos que suministren gas natural a Alemania y países vecinos a través del mar Báltico. Al beneficio económico se le añade la ventaja política de poder chantajear con recursos básicos.

Irán, Israel, Turquía y Arabia Saudí están enfrascados en una disputa por la dominación regional, algo en lo que Estados Unidos juega un papel vital a favor de su principal aliado Israel.

Con la Siria de Bashar al-Assad, Putin sabe que sus enemigos regionales no podrán construir un gaseoducto desde Qatar hacia Europa

Entre las manifestaciones legítimas por reformas de 2011 y quienes querían derrocar al gobierno, hay una gama de grises que, tanto los Hermanos Musulmanes en el exilio como las Estados Unidos, Arabia Saudí, Francia y aliados supieron explotar, y que las organizaciones yihadistas aprovecharon para hacerse un hueco dentro de Siria.

Éstos países ya tenían en 2011 un objetivo claro: pedir una intervención para salvar al pueblo sirio, pero sin preguntar al pueblo sirio.

“Esta revolución es por dignidad”, “la ‘primavera árabe' tumba a tres dictadores y otros tres permanecen en el poder” o “la primavera árabe se marchita”, titulaban algunos medios, la gran mayoría refiriéndose a la primavera árabe como un movimiento democratizador homogéneo; como una receta que podía aplicarse en cualquier país.

Las revueltas de Bahrein estaban lideradas por la oposición chií, mientras que en Túnez el movimiento islamista suní Ennahda buscaba aprovechar las protestas contra la dictadura para hacerse con el poder. Del mismo modo, Siria siguió un camino distinto que desembocó en la guerra que los Hermanos Musulmanes, un partido ilegalizado y responsable de varios intentos de golpe de Estado y magnicidio, llevaba deseando iniciar desde hacía tres décadas.

Lejos de lo que decían los titulares de prensa, la Siria presidida por Bashar al-Assad no era un país de partido único. Si bien hasta la reforma constitucional de 2012 el Partido Baaz Árabe Socialista gozaba de una posición privilegiada como partido del Estado, también son legales el Movimiento Socialista Árabe, Unión Socialista Árabe de Siria, Partido Comunista Sirio, Partido Comunista Sirio (unificado), Unionistas Socialdemócratas, Unionistas Socialistas, Partido de Unión Árabe Democrática, Partido Unionista Socialista Democrático, Movimiento de Pacto Nacional, Partido Social Nacionalista Sirio y Nasseristas.

Para entender el conflicto irreconciliable entre el Estado sirio y los Hermanos Musulmanes hay que conocer la base ideológica de ambos.

El Partido Baaz surge tras la descolonización y tiene como base ideológica el secularismo y el socialismo no marxista. Su ideología nacionalista árabe busca unir a una población desarraigada y sin identidad tras el Imperio Otomano y la colonización francesa, al tiempo que hace frente al panislamismo. Para ello apuesta por la construcción de un estado secular y anti-imperialista que reconozca todas las etnias y confesiones que conforman el país más diverso de Oriente Medio.

Los Hermanos Musulmanes, en cambio, buscan recuperar la identidad islámica de los países árabes y son liberales en lo económico y conservadores en lo social. Aunque se presentan como una organización islamista moderada, los Hermanos Musulmanes tienen un largo historial de violencia en Oriente Medio y el Norte de África. En los años 40 asesinaron al primer ministro de Egipto Mahmud Pasha, en los años 50 intentaron asesinar al presidente egipcio Gamal Abdul Nasser, y en 1988 se unieron al Frente Islámico de Salvación en Argelia, en un alzamiento islamista que provocó una guerra civil en la que murieron más de 200.000 personas.

La hermandad bebe del deobandismo, una corriente integrista del islam que busca volver a los orígenes del mismo para vivir como en los tiempos del profeta Mahoma y que también comparten los talibanes. Esta escuela persigue eliminar cualquier vestigio cultural, social y político que no tenga raíces islámicas.

En Siria no tardaron en convertirse en la principal fuerza de oposición sectaria al secularismo del Baaz, y desde que este llegase al poder en los años 60, han intentado derrocar al gobierno en múltiples ocasiones.

Además del rechazo que sienten los HHMM hacia las ideologías claramente seculares y “occidentalizadas” como la del Baaz (Renacer), hay que añadir que Bashar al-Assad es alauita, una minoría dentro del chiísmo. Según las escuelas jurídicas que engloban el integrismo suní, los chiíes son herejes a los que hay que eliminar, lo cual lleva la lucha política también al ámbito religioso sectario.

Hay que matizar que los HHMM no representan a todas las corrientes integristas que actualmente combaten en Siria, ya que, a pesar de compartir raíz ideológica, cada una busca aplicar la ley islámica de su escuela jurídica. Por ejemplo, los principales clérigos salafistas han declarado fatwas contra la hermandad porque consideran la actividad política un peligro para la da'wa y su objetivo final de instaurar la sharía destruyendo las instituciones previas.

El problema de ideologías pan-islamistas como la de los Hermanos Musulmanes reside en que Siria no es un país musulmán sino multiconfesional y multiétnico. Un Estado gobernado por la sharía llevaría inevitablemente a limpiezas étnicas y el exterminio de la mitad de la población.

Cuando Bashar al-Assad llegó al poder en el año 2000, hizo reformas que limitaban el control del Estado sobre la población. Esto provocó que la oposición islamista contase cada vez con menos base social, lo que se tradujo en que fracasasen todos sus intentos de golpe de Estado, por lo que se vieron forzados a buscar apoyos en el exterior; principalmente británico, francés y de EEUU. Poco antes de que estallase el conflicto, la oposición ligada a los Hermanos Musulmanes y asentada en Londres creó Barada TV, el medio de referencia que se utilizó para pedir el derrocamiento de Bashar al-Assad e informar en Europa de forma parcial y propagandística sobre las protestas sirias.

Según Barada TV, cientos y hasta miles de personas eran asesinadas por “las fuerzas de Assad” cuando protestaban contra el estado de emergencia, situación que vivía Siria desde hacía más de cincuenta años debido a los constantes golpes de Estado y la guerra con Israel, que lejos de haber terminado se mantiene con la ocupación israelí de los Altos del Golán. Según cables difundidos por Wikileaks, desde 2006 y tras congelar sus relaciones con Siria en 2005, los Estados Unidos entregaron a Barada TV más de 6 millones de dólares para operar el canal y financiar “actividades de la oposición” dentro de Siria. La financiación no terminó tras el mandato de Obama, sino que continuó con la administración Trump. Se estima que, entre 2005 y 2010, Estados Unidos introdujo en Siria unos 12 millones de dólares para financiar a grupos insurgentes opositores al Gobierno de Al-Assad antes de que estallase la guerra, una cifra que aumentaría exponencialmente durante la guerra hasta alcanzar los 12.000 millones.

Las diversas injerencias muestran que el conflicto se forzó desde el exterior, principalmente de la mano de potencias extranjeras y del entorno de los Hermanos Musulmanes en Europa, donde cuentan con 500 asociaciones ligadas a la Federación de Organizaciones Islámicas en Europa (FOIE), entre las que destaca el Movimiento para la Justicia y el Desarrollo, que entró en Siria –donde estaba ilegalizado– durante la guerra.

El conflicto se forzó desde el exterior, principalmente de la mano de potencias extranjeras y del entorno de los Hermanos Musulmanes en Europa

La demonización de Siria permitió justificar políticas como la de sanciones impuestos por parte de EE.UU., que tenían como objetivo debilitar la economía y agravar una crisis acentuada por la corrupción y el aperturismo económico que trajo por ejemplo consigo la retirada de algunos subsidios en zonas rurales afectadas por una sequía que en 2011 cumplía su quinto año. Estas políticas llevaron la economía al límite, acentuaron la desigualdad en un país más equitativo que Rusia, EE.UU. o España según el índice GINI y buscaron provocar una debilidad con la cual forzar el conflicto social.

Aprovechando el contexto de las protestas de 2011, los islamistas pudieron infiltrarse entre las masas e introducir combatientes extranjeros para derrocar al Gobierno o, de no lograrlo, iniciar la guerra. El plan había funcionado.

Hacia un nuevo orden mundial: la guerra ha reinventado las Relaciones Internacionales

Desde 2011 Siria se ha convertido en una especie de tablero de ajedrez en el que cada país tiene su pieza. El eje Estados Unidos, Israel, Arabia Saudí, Jordania y Emiratos Árabes Unidos está enfrentado a Rusia, Irán y China. Qatar y Turquía se mueven entre dos aguas, y países como Corea del Norte llegan a acuerdos con Siria sin hacer demasiado ruido. En medio, se encuentra la población siria, que solo anhela la paz y que todo vuelva a la normalidad.

¿Pero por qué terceros países iban a querer invertir millones de dólares en una guerra que no es la suya? En unos casos lo que persiguen no son más que acuerdos comerciales y el dominio de una región que conecta Asia con Europa. En otros, se trata de sobrevivir.

La supervivencia es lo que mueve a Israel y Arabia Saudí, que se sienten bajo asedio. Tras la guerra de 2006 en la que Hezbollah se impuso a Israel en el sur de Líbano, el Eje de Resistencia formado por Hezbollah, Siria, Irán y Palestina se popularizó enormemente en el mundo árabe. Esto suponía un riesgo para la monarquía de los Saud, con una inestabilidad interna –acentuada por la minoría chií fuertemente reprimida– que el Estado nunca llega a controlar y un riesgo para Israel, que no podía ver fortalecidos a los enemigos con los que comparte frontera. Además, Israel es una potencia emergente con problemas demográficos debido al gran número de población judía de todo el mundo que acoge, por lo que mantener su política de asentamientos y el territorio ocupado del Golán se ha convertido en una necesidad. Todo apunta a que tras la guerra de Siria, habrá un recrudecimiento de las tensiones con el sur de Líbano donde hay una importante reserva de gas natural.

Las protestas de 2011 fueron una gran oportunidad para descabezar el Eje de Resistencia al intentar aislar Líbano, Siria y Palestina de Irán. Para ello, Israel y Arabia Saudí se valieron de compartir un objetivo común con los integristas suníes que buscaban eliminar el eje ante el temor de una dominación chií y pro-iraní en todo Oriente Medio.

Irán, al igual que Arabia Saudí, sabe que su supervivencia está en juego. La disolución de la Media Luna Chiíta (Irán, Irak, Siria y Líbano) haría que el país persa quedase completamente aislado y a merced de sus enemigos regionales e internacionales. Irán se ha involucrado en la guerra de tal modo que anualmente invierte miles de millones de dólares en dar apoyo a Siria tanto a nivel militar como logístico, entregando petróleo y ayuda humanitaria. Las cifras varían según las fuentes entre los seis mil millones y los veinte mil millones de dólares. Además del gasto monetario, los iraníes han perdido más de un millar de soldados en suelo sirio.

Este enfrentamiento entre Arabia Saudí e Irán ha afectado a las relaciones de los saud con Qatar, que es un importante aliado de los iraníes, desembocando en una crisis política en 2017 con bloqueos a Qatar por parte de Arabia Saudí y el cese de las relaciones diplomáticas de Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Bahrein y Arabia Saudí con Qatar. Durante unas semanas se llegó a hablar de una invasión saudí, pero eso jamás sucedió ya que en la capital de Qatar, Doha, Estados Unidos cuenta con una de sus mayores bases en la región, al-Udeid, con 11.000 efectivos y 100 aviones operativos.

Rusia no ha entrado en Siria por solidaridad internacionalista. Siria proporciona actualmente a Rusia la baza estratégica de la salida al mar Mediterráneo, por esta razón intervino militarmente para salvar del colapso al gobierno sirio cuando los rebeldes se encontraban más fuertes –antes de las luchas de poder que les han sentenciado–.

Los rusos no entraron a Siria hasta 2015. Durante los primeros años de la guerra, el Kremlin mostró cierta disposición a colaborar con EE.UU. en propuestas como la destrucción del arsenal químico sirio en 2013, pero vetaba constantemente las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra el gobierno de Bashar al-Assad. Hasta 2015 sus bases de Tartous, Latakia y Hmeymim se encontraban en zonas relativamente estables controladas por el Gobierno sirio. En 2015, sin embargo, el Gobierno se encontraba en una posición muy frágil y Rusia veía peligrar su salida al Mediterráneo. Es entonces cuando el Kremlin decide atender la petición del parlamento sirio y entrar con fuerza en Siria.

Otro interés central de Rusia es el tráfico de gas natural, que juega un papel fundamental en sus relaciones internacionales. Los rusos venden su gas a Alemania y países vecinos por el mar báltico, a través de Gazprom, a unos precios contra los que Estados Unidos no puede competir. Por ello, cuando hay una crisis diplomática Rusia siempre puede amenazar, como hizo durante la crisis en Ucrania, con cortar los suministros de gas. Evitando que Estados Unidos venda gas natural catarí a través de un gaseoducto que tendría que pasar por Siria, Rusia consigue mantener su dominio diplomático del centro de Europa y mitiga el efecto de las sanciones impuestas por EE.UU.

Estados Unidos que busca mantener la hegemonía de sus aliados en la región para que sus empresas sigan operando en el mercado de los recursos, ha invertido al menos 500 millones de dólares según los datos oficiales solo en entrenar a los rebeldes. Sin contar el gasto de sus dos ataques con misiles Tomahawk en 2017 y 2018 contra múltiples posiciones sirias. Solo entre 2014 y 2018 reconocen haber invertido 12 mil millones de dólares en Siria para crear nuevas fuerzas de seguridad en territorios de la oposición, entregarles armamento, estabilizar localidades, organizar operaciones militares y civiles… según el exembajador de EE.UU. en Damasco.

Estados Unidos ha invertido al menos 500 millones de dólares según los datos oficiales solo en entrenar a los rebeldes

Una de las razones que alega Estados Unidos para justificar su inversión y apoyo a los rebeldes son los crímenes que atribuye al Gobierno sirio, entre los que juegan un papel clave ante la opinión pública los ataques químicos. Sin embargo, su atribución al gobierno de Al Assad es controvertida, ya que la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), respaldada por Naciones Unidas, sigue sin encontrar evidencias que inculpen al Gobierno sirio y organismos como Médicos Suecos por los Derechos Humanos o Theodore Postol del Instituto Tecnológico de Massachusets la cuestionan.

Los supuestos ataques químicos son claves para lograr la demonización de Siria y el desgaste de la imagen de Rusia ante la opinión y en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Erdogan, desde Turquía, busca convertirse en el máximo referente entre la comunidad suní a nivel mundial. A pesar de liderar un gobierno declaradamente hostil al de Damasco, el intento de golpe de estado que sufrió Erdogan en 2016 supuso un punto de inflexión en sus Relaciones Internacionales, por lo que se acercó cada vez más a Irán y Rusia. Esto ha repercutido en las negociaciones trilaterales de Ankara sobre el proceso de paz en Siria, haciendo que Erdogan esté más dispuesto a negociar un final de la guerra favorable para Assad.

La actual crisis económica que amenaza a Turquía tras las sanciones impuestas por Estados Unidos ha hecho que un indeciso Erdogan se aleje aún más de la OTAN para intentar buscar un lugar al amparo de la economía rusa y el BRICS, un mercado común compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La próxima semana publicaremos la segunda parte de este análisis, titulada La democracia era la excusa; la guerra, el objetivo.

Alberto Rodríguez es periodista independiente, activista y amante de la fotografía. Escribe sobre Siria.

Fuente: https://ctxt.es/es/20181226/Politic...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Así se mata en España

27 December, 2018 - 00:00

Manuel Ansede

Ha sido “una tarea de amanuenses de monasterio”, asegura el psicólogo José Luis González. A lo largo de tres años, su equipo, compuesto por medio centenar de investigadores, ha obtenido los atestados policiales de 632 homicidios que estaban “criando polvo en las estanterías” de las comisarías provinciales y ha extraído decenas de variables nunca estudiadas. El resultado es “el primer informe nacional sobre el homicidio en España”, un análisis del Ministerio del Interior que aporta 85 páginas de datos a un fenómeno invadido por eslóganes alarmistas y proclamas racistas. “Esto es ciencia, no política”, sentencia González.

El estudio examina más de la mitad de los homicidios —algunos de ellos múltiples— cometidos entre 2010 y 2012, un margen de tiempo suficiente para que estén esclarecidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El informe constata, por ejemplo, que solo tres de las 661 víctimas (el 0,45%) sufrieron una agresión sexual antes de ser asesinadas. “Afortunadamente, en España no es nada frecuente agredir sexualmente a una chica y matarla”, señala González, jefe de área del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad.

HOMICIDAS Y VÍCTIMAS POR SEXOS

Análisis de 632 homicidios, cometidos por 871 autores con 661 víctimas

Fuente: Secretaría de Estado de Seguridad. EL PAÍS

“No se facilitan los datos de los hombres que mueren a manos de las mujeres. Se ocultan los datos porque no interesa reconocer que hombres mueren también a manos de mujeres”, aseguró hace unos días en la cadena SER el secretario general de VOX, el ultraderechista Javier Ortega Smith. Los datos ya existen y muestran que el 62% de los homicidios son de hombres a manos de hombres; el 28% son mujeres asesinadas por hombres; el 7% son hombres muertos a manos de mujeres, y apenas el 3% de los casos son de mujeres que acaban con la vida de otras mujeres. En el caso específico de violencia en la pareja, de 871 autores citados en el informe, 131 son hombres que matan a su pareja o expareja mujer y 17 son mujeres que matan a su pareja o expareja hombre.

Las cifras de homicidios, no obstante, pueden ser engañosas, al incluir a madres muy jóvenes que ocultan su embarazo y acaban tirando al recién nacido en un contenedor, por cuestiones familiares o religiosas. Los atestados policiales reflejan los asesinatos de 24 bebés, cometidos por 12 mujeres y 9 hombres. “Principalmente lo que tenemos es fetos que aparecen en cubos de basura. Casos como el del niño Gabriel de Almería son muy excepcionales”, explica González, que ha colaborado con expertos policiales y especialistas de cinco universidades.

Los hombres matan y mueren mucho más: son el 89% de los homicidas y el 61% de las víctimas. “Un homicidio se puede dar en cualquier contexto, pero hay más probabilidad de que se dé en unos contextos que en otros”, apunta el criminólogo Jorge Santos, del Instituto de Ciencias Forenses y de la Seguridad de la Universidad Autónoma de Madrid. El 69% de los hombres homicidas ya tenía antecedentes policiales. Y el 31% de los casos están relacionados con las drogas.

En 2012, casi el 12% de la población española tenía nacionalidad extranjera. El informe del Ministerio del Interior muestra que el 35% de los homicidios estudiados fueron cometidos por personas extranjeras y que el porcentaje roza el 47% en el caso de los asesinatos relacionados con actividades criminales, especialmente los vinculados a bandas (59%) y crimen organizado (95%). Es un 32% en el caso de la violencia de género. “Si desgranas la pirámide de población en España, hay un mayor porcentaje de extranjeros entre los jóvenes, que son los que más cometen homicidios. No tiene nada que ver con que los extranjeros sean más violentos”, señala Santos.

Los homicidios asociados a actividades criminales son, además, una minoría: el 18% del total. La mayor parte de las muertes se produce en peleas o reyertas (22%), en episodios de violencia de género (21%) y en el resto de actos de violencia doméstica o familiar (20%). Los investigadores han detectado “una cierta estacionalidad” en los asesinatos, con pico en septiembre (9,8%) y valle en noviembre (5,85%). El domingo es el día de la semana con mayor proporción de casos, un 16,3%. El lunes, con un 11,5% de las muertes, es el día más tranquilo. La noche y la madrugada acumulan el 60% de los homicidios.

DISTRIBUCIÓN POR AUTORÍA Y RELACIÓN PREVIA

Análisis de 632 homicidios, cometidos por 871 autores con 661 víctimas

Fuente: Secretaría de Estado de Seguridad. EL PAÍS

Los autores citan multitud de estudios científicos internacionales que sugieren “una relación directa entre la pobreza y vivir en un entorno social disfuncional, y el homicidio”. Una de estas investigaciones, dirigida por la psicóloga finlandesa Ghitta Weizmann-Henelius, apunta al “abuso de sustancias, el ambiente socioeconómico bajo y los antecedentes criminales como factores de riesgo para la comisión de homicidios”. La tasa de riesgo de pobreza entre la población extranjera de fuera de la UE triplica la de la población española, según un estudio de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. En una próxima fase, el equipo de González tiene previsto entrevistar a los homicidas en prisión para certificar esta presunta influencia de la miseria en la violencia en España.

“¿Quiénes son los autores de los asesinatos de mujeres este año? ¿Cuál es su procedencia? ¿De qué nacionalidad son? Porque igual más que con el ADN de la masculinidad tiene también que ver con algunos problemas culturales, con una parte de la inmigración que piensa que la mujer es un objeto, a la que se puede agredir”, se preguntaba el presidente de VOX, Santiago Abascal, hace dos meses en una entrevista en Intereconomía.

El nuevo informe del Ministerio del Interior le da una respuesta. El 68% de los homicidas en casos de violencia de género fueron españoles. El porcentaje llega al 80% en el resto de casos de violencia doméstica o familiar. “Cruzando la nacionalidad de las víctimas y de sus autores, resultó que las mujeres españolas mueren significativamente más a manos de españoles (85%), y viceversa, es mucho más probable que una mujer extranjera (77%) muera a manos de un autor también extranjero”, destaca el documento.

Una tasa ínfima de homicidios

“Los homicidios son pocos y a la baja. Cada vez hay menos”, subraya el criminólogo Jorge Santos. Su informe, colgado sin publicidad en la web del Ministerio del Interior hace unos días, muestra una caída desde los 587 homicidios del año 2003 a los 302 casos de 2015. Los debates sobre la nacionalidad o el sexo de los asesinos magnifican un fenómeno absolutamente residual. En España, la tasa anual de homicidios por cada 100.000 habitantes es de 0,6, una cifra ínfima comparada con los 1,3 de Francia, los 1,4 de Finlandia, los 5 de EE UU, los 19 de México o los 30 de Brasil. “Hay que transmitir un mensaje de mucha tranquilidad. España es un país muy seguro”, defiende el psicólogo José Luis González. “Lo habitual son arrebatos relacionados con conflictos interpersonales entre gente que se conoce, no son sicarios. Además, entre el 90% y el 95% de los homicidios se esclarecen”, recalca.

El País

Categorías: Tortuga Antimilitar

Uso de la violencia

26 December, 2018 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

"La resistència noviolenta és un dret legítim que hem escollit. No resistim per morir, sinó per viure"

26 December, 2018 - 00:00

Entrevista a les activistes palestines Manal Tamimi i Munther Amira dels Comitès Populars de Resistència noviolenta Palestina (PSCC). Ambdues exerceixen la resistència no violenta contra l'ocupació i l'apartheid de l'Estat d'Israel. Amira ha estat detingut en diverses ocasions i arran de l'última va ser condemnat a sis mesos de presó i cinc anys de llibertat condicional per haver participat en una protesta de manera pacífica. A Tamimi, els soldats israelians l'han arrestada quatre vegades i l'han disparat altres dues.

Ester Fayos | @Ester_Fayos

Munther Amira és activista i treballador social. Es dedica, sobretot, a organitzar activitats d'animació per als xiquets i xiquetes palestines, les quals són les “principals víctimes” de la violència i repressió de l'Estat d'Israel. Manal Tamimi, tia d'Ahed Tamimi, la coneguda jove palestina que va passar set mesos a presó i que el passat mes de setembre va visitar València, va participar en la primera i segona intifada, en què estava disposada “fins i tot a pagar amb la meua vida” el dret del poble palestí, assegura. Alguns dels seus fills estan a la presó, fet que li causa fins i tot “més dolor” que la seua mort. Totes dues formen part dels Comitès Populars de Resistència noviolenta Palestina (PSCC). La Comissió Espanyola d'Ajuda al Refugiat al País Valencià (CEAR-PV) va convidar ambdues activistes a participar en una xerrada emmarcada dins les jornades “Octubre amb Palestina de BDS País Valencià”, que finalitzen el pròxim divendres amb una xerrada a Pego. A la trobada s'analitza i s'explica l'ocupació i l'apartheid israelià a Palestina, així com un dels centres més actius de la resistència palestina durant els últims mesos: el poble Khan al-Ahmar, que s'enfronta a la seua demolició.

Cada divendres, des de l'any 2009, el poble palestí organitza protestes a Nabi Saleh contra l'apartheid israelià. Quin nivell de repressió exerceixen els soldats israelians durant les mobilitzacions i la resta de dies?

Manal Tamimi (M.T): La situació a Palestina és extremadament explosiva cada dia. Les agressions s'han intensificat després que el president dels Estats Units, Donald Trump, declarara que Jerusalem és la capital de l'Estat d'Israel, protegit pel silenci internacional per continuar cometent els crims que du a terme. El nivell de repressió és l'assassinat a sang freda de xiquets i xiquetes palestines, així com de periodistes a la franja de Gaza. És a través de la construcció de centres d'internament militars molt prop de les poblacions palestines. A vegades, ens obliguen a desplaçar-nos durant quatre o cinc dies perquè puguen fer les seues maniobres i exercicis militars. També deixen explosius arreu del sòl, que exploten quan passem per damunt o quan les nostres filles estan jugant al carrer. Aquestes pràctiques militars reforcen l'actitud hostil i agressiva dels colons israelians, els quals continuen agredint la població. Fa poc, una mare va morir apedregada després d'assistir al casament de la seua filla. A tot açò cal sumar la violencia durant les mobilitzacions: agredeixen amb ganivets o assassinen joves que participen en les manifestacions per l'alliberament de Palestina.

“També deixen explosius arreu del sòl, els quals exploten quan passem per damunt o quan les nostres filles estan jugant al carrer. Aquestes pràctiques militars reforcen l'actitud hostil i agressiva dels colons israelians, els quals continuen agredint a la població”

Com ha afectat a Palestina la decisió de Donald Trump de traslladar l'ambaixada estatunidenca des Tel Aviv a Jerusalem?

Munther Amira (M.A): Després de la declaració de Donald Trump, les agressions s'han intensificat. No ens estranya la seua decisió, perquè, al cap i a la fi, Estats Units és una potència imperialista que vol tractar de controlar el món i comet dia a dia tota classe d'agressions contra el poble palestí. Una altra de les últimes decisions de Trump ha sigut cancel·lar la seua aportació econòmica a l'Agència de Nacions Unides per als Refugiats de Palestina a Orient Mitjà (UNRWA), a través de la qual es financen serveis educatius, sanitaris i socials a les refugiades palestines. Trump també comet agressions contra el dret de retorn de les exiliades, contemplat per Nacions Unides. Mentrestant, la resta de països no fan res.

Fa molts anys que denuncieu les condicions de vida a les presons israelianes. Quina violència sofreixen les preses polítiques palestines?

M.T: La situació a les presons és prou paupèrrima. No es pot descriure. L'alimentació és molt roïna. De fet, molts es veuen obligats a comprar el menjar a les tendes que hi ha a la presó, gràcies als diners que transfereixen les famílies als comptes bancaris d'eixos establiments. En relació a l'assistència mèdica, hi ha xiquets que tenen restes de metralla dins del cos. Aquests necessiten intervenció quirúrgica, però a les presons només els donen analgèsics o algun tipus d'antibiòtic. Coneixem el cas d'una presonera el cos de la qual té un 90% de cremades. No obstant això, quan demana un tractament, l'únic que rep és un antibiòtic. A més a més, només es permet una o dues visites al mes de 45 minuts de duració. La persona presa ha de sol·licitar un permís i la família un altre, els quals poden arribar a tardar entre tres o quatre mesos.

Quantes preses polítiques palestines hi ha en l'actualitat?

M.T: Actualment hi ha 7.000 preses polítiques palestines. El pres més menut és un xiquet de catorze anys. Quan en tenia dotze va ser condemnat a tres anys de presó per haver llançat una pedra contra un soldat. Tanmateix, en complir 14 anys va tornar a ser jutjat i el van tornar a empresonar. Açò és possible perquè fa dos anys va entrar en vigor una llei amb la qual es pot detindre a qualsevol xiquet palestí d'entre dotze i catorze anys i condemnar-lo a tres anys, però quan fa els catorze la pena pot elevar-se fins a vint anys. Les 7.000 persones empresonades no són només un número. Són famílies, llocs i cadires buides que deixen. Records que s'han truncat. Projectes que s'han interromput. I somnis que s'han esfumat.

“Els nens i les nenes acaben signant aquestes confessions i així poden detindre a altres manifestants que tenien sota el punt de mira, però no disposaven de cap prova que les incriminara en cap acte”

Abans de l'entrada a la presó, durant l'interrogatori, també s'incompleixen els drets de les palestines detingudes. A quines situacions es veuen obligades a enfrontar-se?

M.T: Instructores israelianes les porten als centres de detenció sense llegir els drets a les persones detingudes. Entre ells, per exemple, el dret a guardar silenci, a l'assistència lletrada i al fet que les visite la família. Tanmateix, sabem que s'incompleix i, per tant, sobretot els menors d'edat, es troben totalment perduts. Com els menuts ignoren els seus drets, l'Estat d'Israel els aterra perquè confessen allò que ni tan sols han comés. També se'ls entreguen confessions ja escrites en hebreu, una llengua que els xiquets palestins no entenen, on es responsabilitza de delictes a altres activistes palestines. Els nens i les nenes acaben signant aquestes confessions i així poden detindre a altres manifestants que tenien sota el punt de mira, però no disposaven de cap prova que les incriminara en cap acte. Si se'ls informara que tenen dret a restar en silenci no reconeixerien delictes que no arriben ni a cometre.

La lluita no està només al carrer. Des de les presons, les preses polítiques també exerceixen resistència, a través de boicots i vagues de fam,…

M.A: Dins de les presons la resistència s'accentua més. El mètode més utilitzat són les vagues de fam. L'última va ser en 2015 i va durar 42 dies, durant els quals van morir cinc joves. Actualment, les preses polítiques palestines estan realitzant un altre tipus de boicot, que consisteix en no eixir al pati per protestar contra la instal·lació de càmeres dins dels centres penitenciaris. En relació al boicot a la justícia israeliana, no l'hem dut a terme de manera completa. Només s'han boicotejat les vistes administratives, ja que no ens presentem. És un somni boicotejar tot el sistema judicial israelià, però, ara per ara, estem obligats a acudir als tribunals i no tenim una altra opció.

M.T: Així mateix, a les presons també s'intenta trobar la llibertat. Per això, s'organitzen xerrades, classes d'hebreu i d'anglès o d'assistència jurídica,… Les i els més menuts estan obligats a llegir llibres i, després, fer resums de les lectures, mentre que les persones majors poden escriure articles sobre diverses temàtiques per a les publicacions que hi ha a la presó. S'intenta crear vida dins dels centres. Es tracta d'una resistència que intenta doblegar l'ocupant.

Durant els últims mesos, esteu lluitant també contra la destrucció de Khan al-Ahmar. Per què Israel vol desplaçar aquesta població?

M.A: L'últim crim internacional que ha comés l'Estat d'Israel ha sigut contra la població del poble de Khan al-Ahmar. L'objectiu d'Israel és construir colònies en aquesta zona, connectar amb Jerusalem i així dividir Cisjordània entre nord i sud. Tanmateix, la població beduïna del lloc, amb el seu propi cos, intenta plantar cara a les excavadores israelianes que arriben per demolir-lo o a les aigües fecals que tiren a posta. Fins ara, ho hem aconseguit. Les activistes i les xiquetes fa 120 dies que resisteixen, asseient-se davant de les excavadores per impedir el seu pas. Khan al-Ahmar és una de les 22 agrupacions beduïnes que existeixen. El seu mitjà de vida és, principalment, la cuida del bestiar, per tant, el fet de desplaçar-se d'un lloc a un altre les perjudica i les priva del seu sustent principal.

“La població beduïna del lloc, amb el seu propi cos, intenta plantar cara a les excavadores israelianes que arriben per demolir-lo o a les aigües fecals que tiren a posta. Fins ara, ho hem aconseguit”

Com veieu el futur de la resistència palestina?

M.A: El futur de la resistència palestina és la victòria. Eixe és el resultat lògic de la revolució que s'alça contra una ocupació. Nosaltres fem una resistència no violenta i popular, a través de la conscienciació i l'enfrontament pacífic.

M.T: La resistència és un dret legítim que nosaltres hem escollit. No resistim per morir, sinó per viure. Eixe és el nostre objectiu. Cap pare o mare vol veure als seus fills i filles tancades a la presó o soterrades. Per això, els demanem que resistisquen contra l'ocupació i no renuncien als seus drets. Però, també els ensenyem a conservar la humanitat i el valor de la justícia. Volem canviar eixe pensament de què les palestines som terroristes. Som defensores dels Drets Humans.

Quina importància té per a Palestina que la resta del món faça boicot a Israel?

M.A: La pressió que s'ha d'exercir només es concep a través d'un boicot polític, social, cultural, acadèmic, econòmic i en qualsevol altre àmbit. El moviment de Boicot, Desinversions i Sancions (BDS) és un moviment moral per defendre la vida. Cada victòria del BDS, per menuda que siga, ens insufla més anys per continuar resistint.

M.T: Hem començat a veure com s'ha resistit l'ocupació, a través de les activitats i triomfs del BDS. El més important és continuar amb la lluita, no renunciar i no tindre por a l'ocupació i la seua repressió, perquè continuarem fins a la victòria.

Font: https://directa.cat/la-resistencia-...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Serbia y la OTAN, entre los bombardeos del ayer y las presiones del hoy

26 December, 2018 - 00:00

Vicky Peláez

Así justifica, 19 años después, el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltemberg, los bombardeos masivos sobre objetivos civiles y militares.

Stoltenberg no podía evitar en su reciente visita a Belgrado volver a referirse a la operación 'Fuerza Aliada' que la OTAN llevó a cabo en 1999, contraviniendo todas las convenciones internacionales y sin la autorización de la ONU.

Por supuesto, el máximo jefe de la organización militar siempre se defiende diciendo que en ese momento él no trabajaba para la Alianza, pero esta vez, la justificación podría hacer reír, si no fuera por la tragedia vivida por los civiles serbios.

Casi 20 años y una capa de silencio entre los responsables políticos y mediáticos de los países que participaron en la ofensiva no pueden hacer olvidar en Serbia las consecuencias del primer conflicto provocado en Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

A los miles de muertos "necesarios" para poder "liberarlos" de Slobodan Milosevic, hay que añadir los más de 10.000 heridos, muchos de los cuales siguen hoy haciendo frente a las enfermedades provocadas por el uso de armas químicas sobre territorio serbio. Ese polvo amarillo, esas sustancias en forma de piedras cristalinas que los testigos presentaron en su día, transmitieron el cáncer a cientos de personas que continúan luchando en los tribunales internacionales para que su condición sea reconocida.

Volver la vista atrás es obligado cuando el propio jefe supremo de la OTAN debe justificar cada vez que visita Belgrado lo que disfrazado de "intervención humanitaria" fue más tarde ejemplo de acción militar en otras latitudes, como Irak o Libia.

La operación 'Fuerza Aliada' fue también un ejemplo de campaña de propaganda coordinada entre Washington y sus aliados europeos en la OTAN.

La Alianza Atlántica estaba comandada, recordemos, por el socialista español, Javier Solana. Londres, París y Berlín construyeron lo que hoy se llama un relato que desde el inicio hasta el final comprendía lo que actualmente se conoce como noticias falsas, aunque se escribe en inglés.

Armas químicas y noticias tóxicas

Difícil es ser acusado de inventar teorías conspirativas cuando tenemos a personajes como Henry Kissinger, quien confesó a la prensa británica, en el mismo año 1999, que el llamado acuerdo de Rambouillet, en teoría un plan de paz entre serbios y kosovares, fue una "provocación a la parte serbia para justificar los bombardeos".

Y así fue; pues el apartado militar del acuerdo fue ocultado a la opinión pública europea, a la que se explicó simplemente que Belgrado rechazaba un plan que en realidad estipulaba una ocupación pura y simple de la, en ese momento, República Federal de Yugoslavia, donde no solo las fuerzas militares de la OTAN podrían moverse libremente, sino que, además, estarían por encima de las leyes soberanas locales. Evidentemente, el proyecto estaba escrito para obligar a Belgrado a no firmarlo.

El gobierno alemán de la época, dirigido por el socialdemócrata Gerhard Schroeder, tuvo también que explicar a su oposición en el Bundestag las razones por las que se había ocultado a la ciudadanía el contenido militar del acuerdo. Era un punto sensible para Alemania, pues por primera vez desde la derrota nazi, su aviación participaba en una guerra con los aviones Tornado, violando su propia Constitución.

El ministro alemán de Defensa en ese gobierno, Rudolf Scharping, necesitó también construir una campaña de intoxicación para justificar su colaboración en el lanzamiento de bombas sobre lo que quedaba de Yugoslavia. El llamado plan 'Caballo de Hierro', pergeñado por el agit-prop de la Bundeswehr, aseguraba que las tropas de Milosevic preparaban una masiva limpieza étnica de kosovares en la entonces provincia serbia.

En un libro publicado en Alemania un año después de los bombardeos, un general de brigada alemán, Heinz Loquai, escribió que el plan 'Caballo de Hierro' fue inventado simplemente para justificar la participación alemana en la guerra.

Los 'regalos' de la OTAN siguen matando a los serbios

En paralelo y en coordinación con las mentiras de Schoeder, Scharping y el representante de Asuntos extranjeros alemán, el siempre progresista, Joschka Fischer, el presidente norteamericano, Bill Clinton, azuzaba a su parroquia acusando a Milosevic de genocidio e invocaba al ejemplo de Churchill contra Hitler para justificar el ataque.

Otro socialdemócrata, a la manera británica, Tony Blair, quien puso al servicio de la OTAN a su equipo de propaganda, prometía que "Milosevic y su genocidio horrible será derrotado".

En Francia, el presidente Jacques Chirac y su jefe de gobierno, el socialista Lionel Jospin, lo tuvieron más fácil. La intoxicación es mucho más sencilla en este país, donde los periodistas sirven de fácil correa de transmisión de los dirigentes y cuya agencia estatal de prensa, France Presse, utiliza su monopolio para transmitir a los medios los mensajes oficiales bajo la apariencia de la independencia y la objetividad.

Entre las joyas periodísticas de la época, en el libro "Les diables sont dechainés" (Los demonios desencadenados), el médico y coronel francés, Patrick Barriot, ofrecía una selección sabrosa. En uno de los canales de la televisión estatal, un periodista comparaba a los paramilitares albano-kosovares del UCK (Ejército de Liberación de Kosovo) con los resistentes franceses contra la ocupación nazi. En el semanario de la izquierda progresista de salón, la "gauche caviar", Le Nouvel Observateur, se escribía, "Milosevic purifica. Cada uno tiene su método. En Serbia deben faltar cámaras de gas". En Le Monde, autoproclamado "diario de referencia", se asimilaba también a los kosovares con los judíos bajo el nazismo.

Y quien en Francia osara poner en duda el discurso oficial era tratado ipso facto de "revisionista", como le ocurrió a Regis Debray y a otros casos aislados dentro del periodismo.

Entre las maniobras de lavado de cerebro a la opinión pública europea pasará también a la historia la falsa matanza de ciudadanos kosovares en Racak, en la que colaboraron también expertos de la Unión Europea, cuyo informe final "se perdió", quizá, entre las toneladas de papeles que deglute la burocracia europea.

Sin OTAN no hay UE

Ahora, 19 años más tarde, Jens Stoltenberg visita Belgrado en su campaña de ampliación de la Alianza que dirige bajo la autoridad de EEUU.

De las repúblicas que componían la antigua Yugoslavia, solo Serbia se resiste, de momento, a integrar la OTAN. El resto, o forman parte o están en el proceso de integración.

La exprovincia serbia de Kosovo, cuya independencia sigue siendo no reconocida por países europeos como Grecia, Chipre, Rumania, Eslovaquia y España, tiene prometido también su entrada en la organización militar. De hecho, Kosovo es ya una base militar norteamericana en el patio trasero de Europa.

A Serbia se le hace ver que será rodeada por miembros de la OTAN y su postura de neutralidad será cada día menos soportable.

Y es así porque entre las condiciones no escritas para ser aceptado en la Unión Europea, se sugiere firmar antes la entrada en la alianza militar occidental. En la nueva guerra fría que enfrenta a EEUU y sus aliados con Rusia, es complicado mantenerse al margen y mucho más difícil ser sospechoso de rusofilia. Neutralidad es quijotismo, sobre todo cuando pasar por el aro de las imposiciones lleva incluida la promesa de una lluvia de dólares y euros.

https://mundo.sputniknews.com

Texto completo en: https://www.lahaine.org/serbia-y-la...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nadal 18

25 December, 2018 - 07:30

Tortuga vos desitja un Bon Nadal

Categorías: Tortuga Antimilitar

Liberad a Zaplana

25 December, 2018 - 00:00

Jonathan Martínez
Investigador en comunicación

Concededle el privilegio de que muera entre los suyos y demostrad la altura moral que no ha sabido tener su propia gente. Sacad a la calle a los presos enfermos, a todos sin excepción, y arrancadle los colores al cinismo del Partido Popular, a sus campañas de odio, a su populismo penitenciario y a sus leyes de excepción contra la población reclusa.

Este pasado miércoles, el Partido Popular solicitaba la excarcelación de Eduardo Zaplana para que pueda ser atendido de su leucemia en un hospital y no en un centro penitenciario. El ex ministro de Trabajo y ex presidente de la Generalitat Valenciana, que acababa de someterse a una revisión médica en la cárcel de Picassent, tuvo que ser ingresado en el Hospital la Fe de Valencia ante el avance de la enfermedad. «Un poco de humanidad», pedía el PP desde su cuenta oficial de Twitter. Hacía apenas un mes, José María Aznar había reclamado una solución «humanitaria y compasiva» en un acto de la Fundación FAES en Valencia. Eduardo Zaplana ha cumplido ya siete meses de prisión preventiva y los dirigentes populares insisten en el riesgo inminente de muerte.

Era 22 de mayo cuando los periódicos anunciaban que Zaplana había sido detenido en Valencia por un supuesto delito de blanqueo de capitales y cohecho. Además, la operación Erial se llevaba a los calabozos a otros seis implicados en una trama delictiva que salpica al Gobierno de la Comunidad Valenciana. La Guardia Civil está convencida de que Zaplana cobró más de diez millones de euros en comisiones e investiga movimientos bancarios de dinero oculto en Luxemburgo y en Uruguay. Su nombre aparece también en las investigaciones de la operación Púnica, en la operación Lezo y en la trama Gürtel. Al día siguiente de su detención, los abogados de Zaplana se aferraron a la leucemia que padece desde 2015 para reclamar su libertad. La Fiscalía se opuso.

La tensión entre enfermedad y política penitenciaria no plantea, ni mucho menos, un dilema novedoso. No hace falta recurrir a la insalubridad de las cárceles franquistas para recuperar algunas historias estremecedoras de enfermería y talego, presos condenados a una muerte de perro en la celda más aislada de la cárcel más recóndita. Ahora recuerdo a Joseba Asensio, Kirruli, que murió el 8 de junio de 1986 en su chabolo de Herrera de la Mancha con una infección de tuberculosis en los pulmones. Tenía veintisiete años. Dos días después, en un acto fúnebre que denunciaba la desasistencia sanitaria de Asensio, la policía arrancó literalmente el ataúd a sus familiares y amigos y provocó una treintena de heridos. Hubo disparos al aire. A Joseba Asensio le habían diagnosticado una pleuritis en Carabanchel en 1982 pero entonces nadie consideró oportuno ofrecerle tratamiento.

Si hablamos de muertes de perro es difícil no acordarse de Arkaitz Bellon, que el 5 de febrero de 2014 apareció muerto en su celda de Puerto I a causa de un edema pulmonar. Bellon cumplía trece años bajo la acusación de haber participado en un episodio de vandalismo callejero. Cuando murió se encontraba en primer grado y le quedaban apenas tres meses para recobrar la libertad. La médica de la familia atribuyó la muerte a la alimentación inadecuada, a la tensión y a un interminable periplo de agresiones y palizas de los funcionarios que el propio Bellon había denunciado en Algeciras en 2008, en Puerto III en 2010 y en Sevilla en 2013. Nadie impidió que muriera a los treinta y seis años, a más de mil kilómetros de su casa y después de haber pasado una tercera parte de su vida preso.

A Bellon le atribuían responsabilidades en el incendio de dos autobuses y un cajero automático durante la semana grande de Donostia en agosto del año 2000. Apenas un mes después de aquellos hechos, el Gobierno de Aznar abría un debate para endurecer el Código Penal. Proponía prisión de hasta diez años para menores de edad implicados en acciones callejeras, definía como terrorismo protestas sin daños humanos que hasta entonces habían sido catalogadas como vandalismo e introducía el delito de apología del terrorismo, que durante estos últimos años ha servido para procesar a raperos, tuiteros y titiriteros por los motivos más peregrinos. PSOE, CiU y CC se sumaron entonces a la misma retórica de garrote y mano dura que hemos escuchado esta semana pasada en boca de Pablo Casado y Santi Abascal con respecto a la prisión permanente revisable. Los ultras sobrevuelan estos días el cadáver de Laura Luelmo para abonarse al populismo carroñero de la cadena perpetua. Resulta enternecedor y de una cruel ironía escuchar ahora al PP implorar clemencia para Zaplana.

En mayo de este años, una semana después de que Zaplana ingresara en prisión, Etxerat convocaba una marcha en Ondarroa para reclamar la excarcelación de doce presos gravemente enfermos. Eran reclusos con cáncer en estado avanzado, con sida o con dolencias psíquicas agudas, enfermos que a menudo permanecen en el régimen penitenciario más estricto, en aislamiento y a centenares de kilómetros de sus familias. Recuerda Etxerat que doce presos enfermos obtuvieron la libertad atenuada entre 2008 y 2011. Pero desde que ETA se retiró de la vía armada, el Gobierno ha denegado las catorce solicitudes de excarcelación que ha recibido. En abril de 2017, el ejecutivo de Rajoy anunciaba que los presos solo serán liberados cuando se pueda corroborar que faltan menos de dos meses para su muerte. En junio de 2017, todos los partidos excepto el PP reclamaron en el Parlamento de Gasteiz la excarcelación de los presos enfermos. Un mes antes, PP, PSOE y C's habían rechazado una propuesta similar en el Congreso de los Diputados.

En estos días es imposible pasar por alto algunas efemérides. En primer lugar, el atentado contra el almirante Luis Carrero Blanco, el trabajo subterráneo del comando Txikia y el Dogde presidencial convertido en chatarra en la azotea de un convento jesuita. Pero también esta semana se han cumplido cuarenta años del atentado parapolicial contra José Miguel Beñaran, Argala. Los ejecutores habían querido vengar la muerte del ogro y se esforzaron en que coincidieran las fechas de ambos atentados. El día de nochebuena de 1978 llegó el féretro de Argala a Arrigorriaga para que los suyos pudieran darle sepultura. En un pasaje inolvidable de nuestra historia, las fuerzas policiales del nuevo régimen constitucional sitiaron el pueblo e impidieron que miles de personas llegadas de muy diversos lugares acompañaran la ceremonia. A modo de protesta, la familia pidió que los vecinos permanecieran en sus casas de forma que la comitiva que portó el cuerpo hasta el cementerio se redujo a una escalofriante estampa de quince personas junto a un ataúd cubierto por una ikurriña y el emblema de KAS.

Si ahora recuerdo aquel capítulo es porque, entre todas las fotografías que se conservan del entierro, hay una especialmente memorable. Desde la distancia y con el foco difuminado, en un pueblo desierto y tomado por las fuerzas de orden público, alguien capturó el momento exacto en que tres oficiales se cuadraban con la mano en la frente ante el féretro de Argala. Habrá quien diga que fue un gesto mecánico de respeto. El Gobierno Civil objetó que las ordenanzas militares obligan a los oficiales a rendir honores ante cualquier cortejo fúnebre. En todo caso, parece que aquellos tres hombres supieron guardar un mínimo sentido del honor ante su enemigo. No es habitual en las lides militares. Aún recuerdo los selfies triunfales de los soldados de George H. W. Bush junto al cuerpo anciano de Sadam Hussein. Las imágenes denigrantes del torturadero de Abu Ghraib. El linchamiento de Muamar el Gadafi grabado por la turba opositora y la exposición pública del cadáver.

Liberad a Zaplana. Concededle el privilegio de que muera entre los suyos y demostrad la altura moral que no ha sabido tener su propia gente. Sacad a la calle a los presos enfermos, a todos sin excepción, y arrancadle los colores al cinismo del Partido Popular, a sus campañas de odio, a su populismo penitenciario y a sus leyes de excepción contra la población reclusa. Dejad que resuenen en su conciencia, si es que conocen tal cosa, la voz de todos los presos que han muerto enfermos en sus celdas. Que escuchen, si es que no son sordos, las voces de los miles de civiles masacrados en Iraq. Que retumben las voces de los parados, de los desahuciados, de todos aquellos a quienes han robado tanto durante tantos años. Liberad a Zaplana y decidles que lo último que queremos es parecernos a ellos.

Fuente: https://www.naiz.eus/eu/iritzia/art...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Trump y China: ¿Guerra caliente o fría?

25 December, 2018 - 00:00

A primera vista el desacuerdo entre EEUU y China está unido a un conflicto comercial. Se acusa a China de competencia desleal y de robo de propiedad intelectual. Se supone que los aranceles comerciales remedian y palían el déficit comercial. Pero el análisis revela algo mucho más importante, esto es, los denodados esfuerzos de Washington por conservar la hegemonía en tres terrenos: tecnología, industrias del futuro y armamento. ¿Habrá un enfrentamiento entre ambos titanes?

Un poder absoluto y definitivo

EEUU sale de la Segunda Guerra Mundial como el gran vencedor. Todas las grandes potencias precedentes y emergentes están totalmente aplastadas. En Washington se sueña con un nuevo orden mundial en el que EEUU sea el único que controle y decida. Desgraciadamente, la rápida reconstrucción de la Unión Soviética y el final del monopolio nuclear se interponen en el camino de estos proyectos.

Pero, a pesar de todo, medio siglo después este sueño se ha cumplido con la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética. Ahora ya no hay obstáculos que se interpongan a la supremacía: EEUU se ha convertido en el líder indiscutible de la política mundial y pretende seguir siéndolo. En 1992 el Pentágono afirmaba: “Nuestro objetivo principal es impedir la aparición de un nuevo rival en la escena internacional. Debemos disuadir a los rivales potenciales incluso de aspirar a desempeñar un papel más importante en el ámbito regional o mundial” (la cursiva es del autor)*.

En este momento China no constituye (todavía) una amenaza. Su economía está subdesarrollada y su PIB no es más que una tercera parte del de EEUU. El país no representa nada militarmente. China es considerada sobre todo un territorio que promete unos beneficios económicos interesantes: dispone de un contingente gigantesco de fuerza de trabajo barata y disciplinada, y al contar con una quinta parte de la población mundial constituye a largo plazo un mercado atractivo para los productos occidentales. China, a la inversa, se orienta hacia la inversión extranjera y al mercado mundial para poder desarrollarse rápidamente.

Occidente se hace la ilusión de que gracias a la “apertura” económica de China el capitalismo se va a infiltrar indefectiblemente y a sustituir poco a poco al régimen comunista. Se matan así dos pájaros de un tiro: por un aparte, unas perspectivas económicas favorables para las multinacionales; por otra, la eliminación de un adversario ideológico. Esta es la razón por la que China pudo acceder a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001.

La adhesión a la OMC constituyó un buen empujón para la economía china. En 1995 el país todavía estaba en el undécimo puesto de la lista de los países exportadores de bienes. Veinte años después está a la cabeza de la lista. Desde su adhesión a la OMC su economía se han cuadruplicado .

Para EEUU también es una relación beneficiosa. Las multinacionales estadounidenses hacen unos negocios de oro en China. El año pasado sus ventas ascendieron a cerca de 500. 000 millones de dólares, esto es, 100.000 millones más que el déficit comercial entre EEUU y China. La importación de bienes de consumo chinos muy baratos aumenta el poder adquisitivo de la población estadounidense. También hay importantes ventajas monetarias. Para mantener un yuan alineado con el dólar China compra enormes cantidades de dólares y procura así créditos baratos a EEUU, lo cual permite mantener unas tasas de interés bajas.

Más allá de las ilusiones

Pero, porque hay un “pero” enorme, en lo que concierne al control interno capitalista o al debilitamiento del Partido Comunista, nada de ello ocurre como se había previsto. “El comercio no ha domado al Partido Comunista. El Partido-Estado sigue teniendo un control férreo de los puestos de mando de la economía china, tanto directamente como indirectamente, por medio de su influencia sobre grandes empresas “privadas”, que solo con el apoyo del partido pueden seguir teniendo éxito y seguir siendo privadas”, según el economista Brad W. Setser .

Eso es lo que han acabado por comprender los círculos dirigentes de EEUU. En un discurs o muy bien acogido el vicepresidente Mike Pence no se anduvo con rodeos: “Después de la caída de la Unión Soviética asumimos que una China libre era inevitable. Lleno de optimismo a principios del siglo XXI, EEUU aceptó dar a Pekín libre acceso a nuestra economía y acogimos a China en la Organización Mundial de Comercio. […] Pero esa esperanza no se ha cumplido”.

Los gigantes capitalistas, ya se trate de empresas financieras, industriales o digitales como Google, Amazon ou Facebook, hacen lo que les conviene en todas partes, pero no en China, que es uno de los raros lugares del mundo en el que estos gigantes tienen p oca o ninguna influencia . El “Reino del Medio” ha dejado de ser un país de tránsito en el que se ensamblan bienes de consumo sin aportar demasiado al propio país.

El hecho de que China ya no sea el terreno de juego de las grandes multinacionales es “grave”, pero lo más grave es que la posición mundial de EEUU se ha debilitado mientras que la de China se ha reforzado enormemente. En 1980 el PIB de EEUU representaba una tercera parte del PIB mundial, el de China una vigésima parte. Hoy ambos representan una cuarta parte.

Pero no se trata solo de una evolución cuantitativa. La economía china también ha dado grandes pasos desde el punto de vista cualitativo. Los progresos son notables en el plano tecnológico. Hasta hace poco se consideraban el país un imita dor de tecnología , ahora es un innovado. Actualmente el 40 % de todas las patentes del mundo son chinas, es decir, más que las de estos tres países juntos: EEUU, Japón y Corea del Sur. En 2015 se lanzaba el plan Made in China 2025 cuyo objetivo era aumentar la innovación y la autonomía en diez sectores importantes.

De este modo los productos chinos son cada vez más competitivos y a largo plazo suponen en una amenaza para la supremacía de las multinacionales occidentales, lo cual no es, evidentemente, lo que se quiere. Peter Navarro, un importante asesor económico de Trump, afirma: “El objetivo del gobierno chino en ‘Made in China 2025' es explícitamente las industrias que van desde la inteligencia artificial, la robótica y la informática cuántica hasta los vehículos autónomos […]. Si China conquista estas industrias, EEUU simplemente ya no tendrá ningún futuro económico”.

¡Es el ejército, estúpido!**

Pero, según Navarro, no se trata solo de la economía, la prosperidad o los beneficios. “Lo que está en peligro no es únicamente la prosperidad estadounidense. La propiedad intelectual que China trata de adquirir es el núcleo mismo de este concepto y la clave para la continuidad de la hegemonía militar de EEUU”.

Las declaraciones de Navarro son muy significativas. El gobierno Trump hace mucho ruido en torno al déficit comercial, pero en realidad esa no es su preocupación principal. De lo que se trata es de mantener el liderazgo en tres ámbitos: tecnología, industrias del futuro y armamento. China es la principal amenaza para este liderazgo.

Navarro no habla en su nombre sino que interpreta la política gubernamental. Esta política se expone claramente en un revelador informe del Pentágono fechado en septiembre de 2018. Según este informe, hay tres terrenos estrechamente relacionados. El avance tecnológico es necesario tanto para vencer a la competencia económica como para conservar la superioridad militar. El informe advierte: “El gasto chino en Investigación y Desarrollo (I+D) converge rápidamente con el EEUU y probablemente lleguemos a la paridad en un futuro cercano”. La referencia explícita es “Made in China 2025”. “El objetivo de las iniciativas industriales fundamentales del Partido Comunista Chino, ‘Made in China 2025', es la inteligencia artificial, la informática cuántica, la robótica, los vehículos autónomos e impulsados por nuevas energías, los dispositivos médicos de gran rendimiento, los componente de alta tecnología para buques y otras industrias emergentes que son fundamentales para la defensa nacional”.

La “Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda (BRI, por sus siglas en inglés) también debe creer en ello. Se trata de una red china de rutas marítimas y terrestres que se extiende por 64 países, con inversiones, créditos, tratados comerciales y decenas de Zonas Económicas Espaciales, todo ello por valor de 900.000 millones de dólares. “China ha tratado de adquirir infraestructuras fundamentales estadounidenses, incluidos ferrocarriles, puertos y telecomunicaciones, como parte de la doctrina Un cinturón, Una Carretera [Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda] para proyectar el poder blando y duro de China. Las estrategias económicas de China unidas al impacto adverso de las políticas industriales de otros países suponen una importante amenaza para la base industrial estadounidense y, por consiguiente, suponen un riesgo cada vez mayor para la seguridad nacional estadounidense”.

Pero la relación entre tecnología, economía y armamento va más lejos. Para poder conservar su superioridad militar EEUU necesita una sólida base industrial propia. Las deslocalizaciones de parte de la economía estadounidense han dañado a la industria de guerra y minado así la seguridad nacional. “La perdida de más de 600.000 fábricas y compañías claves estadounidenses, y de casi 5 millones de empleos de la industrial manufacturera desde 2000 amenaza con minar el rendimiento y las capacidades de los fabricantes estadounidenses para satisfacer las necesidades de la defensa nacional y suscita preocupación acerca de la salud de la base industrial manufacturera y de defensa. […] Actualmente dependemos de fuentes internas únicas para determinados productos y de cadenas de suministro extranjeras para otros, y nos enfrentamos a la posibilidad de no ser capaces de producir en EEUU componentes especializados para el ejército”.

La política proteccionista del gobierno Trump no está motivada por el déficit comercial. El informe solo alude a ello incidentalmente. El déficit comercial no es más que el efecto secundario de un problema más profundo. Se trata de garantizar una “base industrial de defensa sólida” basada en un “sector manufacturero interno fuerte” y unas “líneas de aprovisionamiento estables”. Es una “prioridad nacional”.

Capacidad de defensa, es decir, preparativos de guerra: de eso se trata. Y no de conflictos aislados a pequeña escala. Se trata en primer lugar de un esfuerzo de guerra masivo y de larga duración contra las “fuerzas revisionistas”, es decir, China y Rusia. El informe proporciona consejos para reestructurar fundamentalmente la economía estadounidense preparándola para un “escenario de conflicto entre grandes potencias”. En palabras de un alto funcionario de seguridad nacional: “Nos hemos preocupado de luchar en unos conflictos de baja tecnología contra personas que lanzan cohetes a partir de camiones. Durante todo este tiempo China ha sido inteligente y ha avanzado a grandes pasos. En eso es el que nos centramos ahora”.

En el siglo XX el objetivo principal de EEUU era la Unión Soviética, en el siglo XXI es “el peligro chino”. En el marco de los debates en torno al presupuesto para 2019 el Congr eso de EEUU declaraba que “la competencia estratégica a largo plazo con China es una prioridad fundamental para EEUU”. No solo se tata de aspectos económicos, sino de una estrategia global que se debe llevar a cabo en diferentes frentes, lo cual exige “la integración de múltiples elementos del poder nacional, incluidos los diplomáticos, económicos, de inteligencia, policiales y militares, para proteger y fortalecer la seguridad nacional”.

Nos limitaremos aquí al aspecto económico y militar.

Un telón de acero económico

El objetivo de Trump es reiniciar completamente las relaciones económicas entre EEUU y China. Según su conocido estilo: “Cuando llegué [a la Casa Blanca] íbamos en una dirección que iba a permitir a China ser más grande que nosotros en un corto periodo de tiempo. Ahora eso ya no va a ocurrir”. Por consiguiente, para impedir el ascenso de China es indispensable disociar todo lo posible economía china de la de EEUU. Hay que limitar y prohibir tanto las inversiones chinas en EEUU como las inversiones estadounidenses en China. El primer objetivo son los sectores estratégicos. Hay que limitar el comercio bilateral. EEUU impone ahora aranceles a casi la mitad de las importaciones chinas. Trump ha amenazado con imponer aranceles, si fuera necesario, a todas las importaciones. Las exportaciones a China están también en el punto de mira.

La economía china también es muy dependiente de componentes estratégicos como los chips electrónicos. En mayo de 2018 se tuvo que detener temporalmente la exportación de chips a ZTE , un gran fabricante chino de componentes electrónico, lo que puso en peligro esta empresa que emplea a 75.000 personas. Kathleen Gaffney , una alta ejecutiva, predice que esto no es sino el comienzo: “Somos líderes en materia de tecnología e innovación en las industrias de chips electrónicos. A largo plazo China también quiere convertirse en líder.

Para 2025 se producirán en China, por lo que es verdaderamente importante que se lo pongamos difícil: contr ola r s u s exporta c ion e s . Eso es una verdadera señal que perjudicará a China sin dañar la economía global. Ese es el tipo de acciones que vamos a ver”.

La mayoría de los observadores serios están convencidos de que los aranceles comerciales impuestos a China tendrán un efecto desfavorable sobre la economía de EEUU y apenas podrán solucionar el déficit comercial con China. Pero eso no es lo que preocupa verdaderamente a Trump y compañía. Lo que les preocupa es “tratar de entorpecer el ascenso tecnológico de China en vez de llegar a un acuerdo, que sería lo mejor para la economía estadounidense”, según un inversor .

El gobierno Trump trata de propagar su guerra comercial con China a otros países. En las recientes negociaciones con Canadá y México respecto a un nuevo acuerdo de libre comercio Trump hizo incluir una cláusula que prohíbe a ambos países cerrar un acuerdo comercial con “un país fuera de la economía de mercado”, esto es, China. El objetivo es llegar a acuerdos similares con Japón, la Unión Europea y Gran Bretaña. Si EEUU lo logra será un duro golpe para China y el inicio de una especie de “ telón de acero económico ” que cierre el país.

Esta actitud antichina no se limita a Trump y a algunos halcones de su gobierno. Amplios sectores de la clase dominante consideran que EEUU y China han entablado una rivalidad estratégica a largo plazo y que el ascenso del gigante asiático representa una amenaza para la posición de EEUU. Existe un consenso cada vez mayor acerca de que la política comercial y la gestión de la seguridad nacional son ahora indisociables y de que la Casa Blanca debe dar una respuesta firme a su rival estratégico. Aumenta la sed de confrontación.

Encontramos esta atmósfera antichina entre los republicanos, los ideólogos del libre mercado, los halcones de la seguridad nacional y los miembros del Pentágono, pero también entre los demócratas, en parte de los sindicatos y de la izquierda, lo que quiere decir que la hostilidad hacia China puede durar y sin duda no desaparecerá con la salida del presidente actual.

Ser el primero en disparar

La superioridad militar de EEUU es aplastante. Posee 800 bases militares repartidas por 70 países y más de 150.000 hombres en 177 países. Los gastos militares ascienden anualmente a más de 600.000 millones de dólares, es decir, más de una tercera parte del total mundial, tres veces más que China y por habitante es incluso 12 veces más.

Durante unos 70 años el ejército estadounidense dominó los mares y el espacio aéreo de casi todo el planeta, incluido el sudeste de Asia. Ha tenido una libertad de movimiento casi total y la posibilidad de privar de ella a sus enemigos. Trump quiere que las cosas continúen así: “EEUU no aceptará el segundo puesto. Haré que nuestro ejército sea más fuerte que nunca y nunca jamás tendremos que temer a otra potencia”.

En palabras de la Estrategia Nacional de Seguridad de 2017 , China construye “el ejército más competente y mejor financiado del mundo, después del nuestro” (la cursiva es del autor). Así pues, la “otra potencia” de la que hablaba Trump es China. Según el Pentágono, habrá que hacer todo lo posible para conservar el liderazgo en el sudeste de Asia y eso implica frenar a China. “Mientras China continúe su ascenso económico y militar, y reafirme su poder por medio de una estrategia nacional a largo plazo, seguirá desarrollando un programa de modernización militar que busca la hegemonía regional indo-pacífica a corto plazo y desplazar EEUU para alcanzar la preeminencia mundial en el futuro”.

En su Discurso sobre la Guerra Fría del pasado mes de octubre el vicepresidente estadounidense Pence no deja lugar a la menor duda: “Nuestro mensaje a los dirigentes chinos es el siguiente: este presidente no se echará atrás. Mientras reconstruimos nuestro ejército seguiremos defendiendo los intereses estadounidenses en el Indo-Pacífico”.

La estrategia militar contra China tiene dos aspectos: la carrera armamentística y cercar el país.

La carrera armamentística está en pleno apogeo. EEUU destina cada año 150.000 millones de dólares a la investigación militar , es decir cinco veces más que China. Trabaja febrilmente en una nueva generación de armas ultrasofisticadas, drones y robots varios contra los que no podrá competir un futuro enemigo. El F-35 integra tecnologías punta y va entre 15 y 20 años “por delante” de los aviones de combate chinos. La inteligencia artificial, la mecánica cuántica, la tecnología láser, unas velocidades supersónicas, los dispositivos nucleares y la guerra electrónica desempeñarán un papel preponderante en el desarrollo de estas armas de alta tecnología. Son las ciencias de la guerra del futuro.

Para preservar este liderazgo en la carrera armamentística hay que mantener las distancias con los chinos. Según la Estrategia Nacional de Seguridad de diciembre de 2017, “parte de la modernización militar y de la expansión económica de China se debe a su acceso a la innovación económica estadounidense, incluidas las universidades de primera fila mundial de EEUU”. El objetivo del proteccionismo cada vez mayor de la Casa Blanca no es solo el comercio, las inversiones o la tecnología, sino cada vez más el conocimiento.

Se presta una atención particular al armamento espacial. “Si fracasa la disuasión estoy convencido de que […] en caso de enfrentamiento con un igual o casi igual vamos a tener que luchar por la superioridad espacial” , declara el general John Raymond , comandante en jefe de Comando Espacial de las Fuerzas Aéreas. El año pasado Trump decidió crear una nueva sección en el ejército: el Ejército Espacial de EEUU .

No se excluye una guerra preventiva. El que fuera viceministro de Defensa Bob Work constata que China está desarrollando unos cohetes similares a los estadounidenses. “EEUU nunca ha tenido que luchar contra un adversario capaz de lanzar [cohetes] tan lejos y con tanta intensidad como EEUU”. En una guerra futura la utilización de municiones guiadas “estará generalizada y será intensa”, de modo que “será muy conveniente ser el primero en disparar” .

El segundo aspecto es el cerco militar. China depende al 90 % del transporte marítimo para su comercio exterior. Más del 80 % de su aprovisionamiento de petróleo pasa por el Estrecho de Malacca (cerca de Singapur), donde Estado Unidos tiene una base militar. Kissinger decía: “Controlen el petróleo y controlarán las naciones”. Washington puede así cerrar el grifo del petróleo sin que China pueda defenderse por el momento.

EEUU tiene más de 40 bases militares, puntos de apoyo o centros de adiestramiento (los puntos morados del mapa más abajo) alrededor de China. De aquí a 2020 se estacionará en la región el 60 % de toda su flota. Si se mira el mapa no es exagerado afirmar que China está cercada y rodeada. No podemos ni imaginar qué ocurriría si China instalara siquiera un punto de apoyo y no digamos ya una base cerca de instalaciones estadounidenses.

En este contexto hay que considerar la construcción de pequeñas islas artificiales en el Mar de China del Sur la reivindicación de una gran parte de esta zona. Para Pekín tiene una importancia vital vigilar las rutas marítimas a través de las cuales se transporta su energía y sus bienes industriales.

La trampa de Tucídides

China es una amenaza para le hegemonía autocrática de EEUU. ¿Llevará eso a la trampa mortal que describió Tucídides? Este historiador de la Antigüedad griega describió cómo el ascenso de Atenas suscitó el temor de Esparta, lo que la hizo recurrir a las armas para evitarlo. El historiador Graham Allison muestra que en el último medio milenio hemos tenido 16 periodos en los que una potencia ascendente amenazaba con sustituir a la potencia reinante. En doce ocasiones aquello terminó en una guerra. La historia no es una fatalidad sino un indicador importante. En todo caso, la permanente superioridad militar de EEUU garantiza el mantenimiento de su supremacía económica.

Esta supremacía económica es cuestión de miles de miles de millones de dólares, lo que supone un fuerte control sobre la política de la Casa Blanca, sea quien sea el presidente al que alberga. No se renunciará sin luchar a estos beneficios que ascienden a miles de millones de dólares. Como afirmaba Marx hace 160 años, “el capital tiene horror a la ausencia de beneficio o al beneficio pequeño. Cuando el beneficio es adecuado el capital se vuelve audaz”. Si el beneficio es importante “no hay crimen que no ose cometer”.

Algunas personas objetarán que la capacidad de aniquilación de las armas actuales es demasiado grande para arriesgarse a un conflicto a escala muy vasta. Pero, según Katrina Mason , es lo mismo que se pensaba hace ya cien años: “Hace poco más de cien años los comentaristas predijeron que las armas de guerra se habían vuelto tan avanzadas tecnológicamente y tan letales que nadie se atrevería a utilizarlas. Muchos consideraban que la implacable carrera armamentística era parte de un esfuerzo económico para estimular la base industrial interna y descartaron que esa pugna pudiera llevar a un conflicto. La Primera Guerra Mundial demostró que estaban equivocadas respecto a ambos aspectos” .

La cuestión clave para el futuro es cómo someter a un control democrático los gigantescos intereses económicos para que triunfe el sentido común y no el beneficio.

* Hemos traducido las citas en inglés del texto directamente de este idioma (N. de la t.).

** Alusión a la célebre frase “It's the economy, stupid!” acuñada por James Carville, asesor de Bill Clinton, como estratega de la campaña presidencial de 1992. La frase estaba destinada a las personas que trabajaban en la campaña a favor de Clinton y aludía a uno de los tres mensajes clave de dicha campaña (el cambio, la economía y la atención sanitaria). Desde entonces la frase se ha convertido en un cliché que se repite frecuentemente en la política estadounidense utilizando otra palabra en vez de “economía”. (N. de la t.).

Investig'Action. Traducido del francés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos. Extractado por La Haine

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bL8b

Categorías: Tortuga Antimilitar

El etnocidio del pueblo Mapuche: De vagos a terroristas

25 December, 2018 - 00:00

¿Qué tienen en común Augusto Pinochet, Patricio Aylwin, Eduardo Frei Ruiz Tagle, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y José Piñera? La respuesta puede incomodar. Les une ser presidentes legitimados por la vigente Constitución chilena de 1980, y practicar el etnocidio contra el pueblo Mapuche. Todos han dado orden de perseguir mediante el uso de la violencia extrema a comuneros y lonkos [caciques] Mapuche. Todos son responsables políticos de favorecer la privatización de la flora, fauna y recursos hídricos en territorios pertenecientes a los pueblos originarios. Sin excepción han hecho la vista gorda ante el hostigamiento, acoso y usurpación de propiedades comunales a manos de los terratenientes y sus guardias blancas. Han garantizado la expansión de las empresas madereras, las compañías trasnacionales de la soya y los megaproyectos como la Presa Ralco de la española Endesa, expulsando de sus tierras al pueblo Pehuenche.

Han avalado el uso torticero de la justicia, dando manga ancha a fiscales y fuerzas del orden público para encarcelar a dirigentes sin importar el cómo. Baste recordar la recientemente desenmascarada Operación Huracán, realizada en 2017, al amparo de la ley antiterrorista bajo la tutela de la Unidad de Inteligencia Operativa Especial de Carabineros en territorio Mapuche. Sólo los dos primeros meses de aplicación, según las propias fuerzas de carabineros, conllevo la detención de más de 200 comuneros. Posterior a la detención arbitraria, serían encarcelados ocho de sus dirigentes, entre ellos el vocero de la Coordinadora Arauco-Malloco, Héctor Llaitul, acusados de perpetrar actos terroristas y atentar contra la propiedad privada. Hoy, tras las investigaciones del juez instructor, se ha descubierto que fue un montaje orquestado por la fiscalía, el ministerio del Interior y carabineros para amedrentar y reprimir al pueblo Mapuche.

Sigue y suma..., todos han guardado silencio ante el expolio de las tierras comunales facilitando la extensión y expansión de los latifundios, aumentando el poder de los terratenientes. Para garantizar dicha acción los intendentes de las regiones son terratenientes, dueños de empresas forestales, agroindustrias o inversores en megaproyectos. Sin excepción han negado el reconocimiento como pueblo originario, desoyendo el artículo 169 de la OIT (1989) y la Declaración los Derechos de los Pueblos Indígenas aprobados en la Asamblea general de Naciones Unidas en 2007, donde se consagra el derecho a la autonomía y autogobierno; a conservar y reforzar sus propias instituciones políticas, jurídicas económicas, sociales y culturales, a vivir en libertad, paz y seguridad (...) sin ser sometidos a ningún acto de genocidio ni a ningún otro acto de violencia.

Augusto Pinochet, el dictador, y los presidentes putativos Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y José Piñera son cómplices, cuando no responsables subsidiarios o cooperadores necesarios de los asesinatos de comuneros mapuche, perpetrados por las fuerzas armadas y carabineros aplicando la ley antiterrorista. Si durante la dictadura el genocidio se transformó, en territorio Mapuche, en etnocidio, con Ricardo Lagos se continuó la saga. Durante su presidencia, fueron asesinados: Agustina Huenupe Pavian (2002), José Mauricio Huenupe (2002), Antonio Suárez Marihuan (2002), Alex Lemun Saavedra (2002) Julio Alberto Huentecura Llancaleo (2004), José Gerardo Huenante Huenante (detenido y desparecido en 2005) y Juan Collihuin Catril (2006); en el mandato de Michelle Bachelet fueron: Matías Catrileo Quezada (2008) Johnny Cariqueo Yáñez (2008), Jaime Facundo Mendoza Collío (2009), José Mauricio Quintriqueo Huaiquimil (2014) y Víctor Manuel Mendoza Collo (2014); durante el primer mandato de Sebastián Piñera cayó asesinado Rodrigo Melinao Lican (2013) y ahora fue ejecutado por la espalda, mientras conducía su tractor, el comunero Camilo Catrillanca.

El gobierno de Sebastián Piñera a fin de garantizar el poder de terratenientes y dar seguridad a los inversores extranjeros, ha creado un Comando Especial con licencia para matar mapuche. Ya no son vagos o maleantes a los cuales aculturar, cortar cabelleras o decapitar bajo el pretexto de guerras civilizatorias, hoy se transforman en terroristas a los cuales perseguir, violando todos sus derechos, como se hace desde los tiempos de la conquista. Es la criminalización de la protesta, la persecución de sus dirigentes y el acoso a todo el pueblo Mapuche bajo la acusación de ser terroristas en potencia.

El Comando Jungla, ensalzado por las autoridades como los nuevos pacificadores de la Araucanía, y que realiza cursos y simulacros de guerras asimétricas en Estados Unidos y Colombia, cuenta con una tecnología de uso militar de última generación. Drones, Big data, y algoritmos en la aplicación de modelos y simulacros.

El asesinato de Camilo Catrillanca a manos del Comando Jungla ha levantando, por primera vez en años, una protesta generalizada que ha sido acallada y violentamente reprimida por el gobierno de Sebastián Piñera. Tal vez y sólo tal vez, el colonialismo interno en Chile se esté resquebrajando.

La Jornada

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bJ9O

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nochebuena 18

24 December, 2018 - 15:00

Tortuga vos desitja un Bon Nadal

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Radiografiamos la industria militar, ese espectacular caso de éxito?

24 December, 2018 - 09:39

JCR-Amigos de Tortuga.

Comenzamos la colaboración con Tortuga y queremos hacerlo con esta primera andanada contra uno de los planos de este poliedro de caras ocultas que es el militarismo «made in Spain», una excrecencia singular, pero no tanto, respecto del militarismo genérico y aplastante que padecemos.

La industria militar autóctona goza de un innegable mimo por parte de los sucesivos gobiernos españoles y sus epígonos «comunidadautonómicos» (léase principalmente Euzkadi, Madrid, o Andalucía, los tres más involucrados), así como los medios de «información» usuales. Su caso de éxito está ampliamente difundido por la pléyade de propagandistas, predicadores y opinantes que pueblan el paisaje de la postverdad vigente.
Sus más celebrados argumentos son cinco: 1) que es una industria imprescindible para dotarnos de armas que necesitamos para defendernos de ser atacados en un momento dado; 2) que es una industria estratégica para el desarrollo de la economía y las capacidades industriales y tecnológicas españolas; 3) que es uno de los principales activos económicos y exportadores españoles (fluctuamos entre el sexto y el octavo puesto mundial en exportación de armas); 4) que ofrece mucho trabajo a una sociedad apaleada por el paro estructural, y 5) genera muchísimos retornos (beneficios sociales por inversión) para la sociedad.
Todos estos argumentos forman parte de un relato falso pero eficaz. Nadie, en esta especie de verdad oficial construida por un admirable «consenso» desde arriba, se ha puesto a preguntarse al respecto, dando por sentado que las cosas son así porque sí. Lo mismo ocurre con otras múltiples facetas del militarismo, donde todo es evidente e incuestionable y nadie se para a pensar si no habrá truco en tan aplastante certeza.
Nosotros, dado nuestro natural inconformismo, no nos hemos querido quedar quietos demasiado tiempo, por lo que hemos iniciado un aburrido trabajo de mirar debajo de la alfombra para ver si -como sospechábamos por otros casos referidos a las verdades militares del barquero- no iba a ser que ocultaran una trola -una más- destinada a acallar las conciencias más suspicaces hacia el dineral que se destina a fortalecer el negocio económico y político del militarismo.
Aunque no tenemos, de momento, todos los datos necesarios para publicar un desmentido en toda regla a la trampa de esta industria, sí podemos exhibir algunos de los argumentos que hemos ido descubriendo mirando entre papeles oficiales e informes laudatorios que, de vez en cuando, publican desde el Ministerio de Defensa, los sindicatos amarillos que piden más madera o la patronal del sector. También hemos hecho uso de otros datos sacados del INE y otros organismos «neutrales» que no enfocan sus análisis a este peculiar sector y, por tanto, aparecen desprevenidos al respecto.
Para no aburrir a las cabras (parece que ahora está de moda no hacerlo) vamos a exponerlos poco a poco, a razón de un pequeño aspecto por ocasión en que los amigos de Tortuga nos sigan permitiendo usar este medio, de forma que los datos, que son espesos, serán más digeribles y al final podremos contar con una radiografía que rebatirá, esperamos, el argumentario oficial, al que tan acrítica adhesión muestran los más desinformados alcaldes de nuestro emergente tacticismo de izquierda cambiante, que ha pasado en este aspecto de poder ser un previsible aliado del cambio hacia una sociedad más desmilitarizada, a mostrarse como un aliado de tomo y lomo para el oligopolio militar-industrial.

1.- Un oligopolio con una potente capacidad de lobby

Utilizando diversas fuentes, tanto de la propia industria militar y sus patronales (TEDAE, de empresas puramente militares y AESMIDE, de contratistas con Defensa que incluye otras como Telefónica, El Corte Inglés, UCALSA, etc.), como del Ministerio de Defensa y su Dirección General de Armamento, podemos decir que la industria militar española, de tan sólida salud, cuenta con unas 400 empresas puramente militares (algo más de 500 si contamos con otros contratistas del Ministerio de Defensa para tareas de lo más variopintas, desde papel de oficina a papel higiénico, las latas de comida, uniformes y otros menesteres mondos y lirondos).
El número puede fluctuar de un año a otro y no es importante en sí, porque en realidad las grandes «industrias» son más bien pocas y oligopólicas y por tanto bien conocidas.
Lo importante, en una primera aproximación, es aclarar precisamente este primer aspecto, el carácter oligopólico del sector.
Empresas supergrandes y empresas pequeñas:
Las empresas de defensa (en la terminología oficial BITD, «Base Industrial y Tecnológica de la Defensa») se distribuyen en varias categorías:

  • Pequeñas; las que tienen entre 1 y 50 trabajadores y facturan cantidades anuales de menos de 10 millones de euros -la mayoría muchos menos trabajadores y muchos menos millones.
  • Medianas (hasta 50 millones y menos de 250 trabajadores)
  • Y grandes (las grandes dominadoras del sector, que facturan de 50 millones anuales en adelante).
    Pues bien, según esta categoría, las pequeñas empresas suponen el 38% del sector y las medianas el 27, siendo así que las grandes empresas suponen el 34% restante (unas 75 empresas).

    Podemos afinar mucho más, porque las grandes empresas (UNAS 75) en realidad incorporan a algunas espectacularmente grandes, AIRBUS Defence and Space, AIRBUS Military y AIRBUS Helicopters (en realidad son una única empresa dividida en tres sectores por asuntos comerciales) y Navantia principalmente, seguidos de otras como General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas, IVECO Hispania, EXPAL, EXPAL Systems, EXPAL Ordnance (en realidad la misma empresa EXPAL) de carácter puramente militar, junto con otras de carácter militar/civil, como INDRA, Telefónica (con sus diversas marcas) o la dedicada a proveer de comida a los militares UCALSA SA.
    Para hacernos una idea, sólo 11 empresas del sector incorporan el 75% de las ventas directas o indirectas al Ministerio de Defensa y sólo 5 empresas el 90% de las ventas al exterior.

Pero dos datos más nos revelan el carácter oligopólico del sector:
1) Las 11 empresas “top” en realidad son menos porque tres de ellas son la misma (AIRBUS, que a su vez es accionista principal de otro número importante de empresas auxiliares), otra de ella es de carácter alimentario (se dedica a dar de comer a los militares y no tiene relevancia mayor), dos son empresa públicas (que además participan en el accionariado de otras tantas) y
2) Si bien el 88% del accionariado de las empresas del sector se compone de capital “nacional” , y sólo el 12% del mismo es capital internacional, en relación a las ventas el capital internacional supone el 67% de las mismas (principalmente armamento y tecnología de aplicación militar), mientras que el capital “nacional” sólo el 33%, incluyéndose en este último las empresas auxiliares que suministran bienes no específicamente “de defensa” (alimentación, materiales, ….).
De este modo, el oligopolio militar español se concentra en cuatro grandes conglomerados que constituyen su eje:
A) una empresa pública de fabricación de armamento naval, Navantia,
B) una empresa trasnacional de matriz europea, AIRBUS, con participación en su accionariado de España en una pequeña proporción y de otros países en la mayoritaria,
C) otra empresa pública que vende tanto al sector militar como al civil, INDRA, y
D) una cuarta, General Dynamics-Santa Barbara, que es una multinacional de EEUU, seguidas de otras de menor enjundia como como son EXPAL, IVECO, HISDESAT, uro y otras menos importantes aún.

2.- Dominio del Ministerio de Defensa en el sector y mezcla de intereses

Conviene conocer el papel estatal en este sector, tanto por su posición dominante dentro del oligopolio del capital público, español o etranjero:
a) Navantia pertenece al 100% al sector público, al pertenecer su accionariado a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) Y su control político al Ministerio de Defensa.
b) Indra tiene como accionista principal a la SEPI (el entramado empresarial del Estado) y controla al resto del accionariado gracias a sus pactos con otros accionistas principales y a la participación dominante en el accionariado de otras empresas que, a su vez, participan en Indra.
c) La tercera, Airbus, cuenta con capital estatal español (5´46 en manos de la SEPI, pero controla otro 4,42% de su capital al ser a su vez accionista de empresas partícipes) frente a un 40´56% de capital público alemán y otro 40´56 de capital público francés), y condiciona sus políticas privilegiando en sus programas militares a estas empresas y apoyando comercial y diplomáticamentemente sus exportaciones, lo que hace que en España AIRBUS se controle desde el accionariado español.

3.- Concentración de capital público español y privado de empresas transnacionales

Para caracterizas mejor este oligopolio nos fijamos ahora un su algunas características de su accionariado.
En cifras globales, el 87´5% de las acciones pertenecientes a las 407 empresas militares consignadas en el listado de la Dirección General de Armamentos, pertenece a capital autóctono, y el 12´5% a capital extranjero. Un alivio, podría pensar algún iluso, al menos la pasta se queda en casa.
Sentimos desilusionar, porque en realidad la cifra es engañosa. La mayoría de las acciones de las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector, que acumulan el 87´5% del accionariado (dado que son en su mayoría sociedades limitadas y pequeñas empresas) cuentan con una cifra de negocio del 33% de las compras del Ministerio de defensa, y de sólo el 6% de las ventas al exterior, donde en la práctica no tienen cacho (salvo INDRA y Navantia y algún otro afortunado el capital español brilla en estas por su ausencia) en el reparto del pastel.
El oligopolio de la defensa se caracteriza, por ello, por un papel dominante del capital público español y del capital extranjero, y por el papel predominante de cuatro empresas, dos de ellas públicas y participadas por Defensa, y dos transnacionales, una de ellas con capital público español minoritario pero de enorme influencia en el negocio interno español, que imponen, como en el resto del mundo, su peso, acaparando el 67% de las compras internas del sector de la defensa en España y el 95% de las enormes ventas de armas “made in spain”.

4.- Penetración de puertas giratorias y lobby militar-industrial

Podemos, acto seguido, traer a colación un tema consabido: la penetración del sector, mejor sería decir de los grandes intereses comerciales del sector, en el poder público, por medio de las puertas giratorias que trasvasan personas desde diversos ministerios al sector de la defensa y del sector de la defensa hacia los ministerios. Paradigmas de esto han sido varios ministros o secretarios de Estado, como Suárez Pertierra o García Vargas desde el PSOE o Serra Rexac (PSOE y PP), Morenés o Arguelles desde el PP. Hay otros más que obviamos, incluyendo en la nómina de puertas giratorias altos cargos militares.

5.- Alianzas para copar el negocio.

Otro factor más a tener en cuenta es que las grandes empresas del sector, a su vez, participan accionarialmente de las medianas empresas del sector o mantienen alianzas entre sí para copar el mercado.
Pongamos por ejemplo EADS, que a su vez es dueña de una significativa parte del accionariado de otras empresas del sector aeroespacial o las tiene subcontratadas para sus programas, o con NAVANTIA e INDRA que participan a otras empresas, las mantienen en alianza o mantienen alianzas mutuas para fortalecerse.
A título de ejemplo, el gráfico siguiente, extraído de una publicación de Navantia, nos muestra sus alianzas estratégicas en e sector de la defensa español.

Indra, por su parte, tiene un accionariado diversificado, siendo sus socios principales el estado español a través de la SEPI, con el 18´7% de su accionariado (a su vez dueña del 100% de Navantia, del 7´41% de Hispasatat y por medio del Hispasat del 49% de INDESAT, entre otras participaciones en industrias militares) , la Corporación Financiera Alba (a su vez pertenece al Grupo March y a herederos de la familia March) con un 16´5, el Banco de Noruega con un 4´1%, Fidelity Menagement Research (un fondo de inversión de EEUU) en un 9´4% y otros fondos más o menos especulativos.

6.- Apoyo bancario incondicional

Nueva característica del sector, de la que hablaremos en extenso en otra andanada, es que las grandes compañías del mismo cuentan con un amplio apoyo bancario, por medio de créditos asombrosos que han dado lugar a considerar a un sector de la banca como un verdadero brazo de apoyo a la industria militar, una verdadera banca armada, y con estímulos públicos por medio de ayudas y subvenciones espectaculares, así como por la fórmula jurídica de créditos ofrecidos por el estado a interés cero para la “prefinanciación” de los encargos de programas de armas que el Estado proporciona.

Primeras Conclusiones

De este modo, un mercado muy concentrado en pocas empresas influyentes, que cuenta con amplios apoyos políticos y capacidad de lobby, donde son múltiples los ejemplos de puertas giratorias, fuertemente participado por capital exterior, que produce principalmente para una exportación para la que cuenta con un amplio apoyo político y diplomático, que absorbe con grandes pedidos de armamento de cifras astronómicas una ingente cantidad de recursos públicos por medio de los programas especiales de armamento, que se encuentra ampliamente subvencionado por medio de ayudas, subvenciones y créditos a interés cero, que se sirve de una banca “armada” para otra gran parte de la financiación de sus mercaderías de muerte, y cuyas exportaciones principales sirven a un interés transnacional y a un capital extranjero… ¿no es un caso de libro de un oligopolio? ¿de un oligopolio que, como todos los conocidos, antepone sus intereses egoístas a las necesidades sociales?

En otra entrega veremos que, por razones que no alcanzamos a comprender, sus intereses no son los intereses de la sociedad ni, menos aún, los de la seguridad humana. Pero no nos adelantemos.

Categorías: Tortuga Antimilitar

El consejo de ministros de Barcelona autorizó un nuevo gasto de 26 millones en misiles

24 December, 2018 - 00:00

Defensa se gasta 26 millones de euros en misiles

Por E.B.

El Consejo de Ministros de este viernes celebrado en Barcelona ha autorizado un contrato para la adquisición de diez misiles SM-2 IIIB y diez canastas MK-13, por un valor estimado de 26,1 millones de euros.

El objeto de la compra, se explica en la referencia cita recogida en la web de Moncloa, “es dotar a la Armada española de Misiles Standard SM-2 y suministro asociado, para poder garantizar la defensa aérea en las operaciones futuras en las que participen las Fragatas F-100, completando parcialmente el cargo de misiles necesario, así como poder compensar caducidades y reponer posibles consumos en lanzamientos para instrucción de dotación y calificación de unidades”.

“La defensa aérea que realizan las fragatas españolas de la clase F-100 en las misiones encomendadas”, continúa, “se fundamenta, entre otros equipos y sistemas, en misiles Standard (SM) modelo 2 (SM-2) y misiles Evolved Sea Sparrow (ESSM)”.

Asimismo, se destaca que la empresa fabricante del misil, Raytheon, “ha comunicado oficialmente a todos los países usuarios del SM-2 que la última ventana de oportunidad para la adquisición de este modelo (entregas previstas a partir del 2020 hasta 2024) es marzo de 2018 y supone participar en la segunda extensión del contrato plurianual de fabricación del año 2019”.

La adquisición de los misiles y el suministro asociado se efectúa por un contrato con el Gobierno de EEUU a través del sistema FMS (Foreing Military Sales), remarca el Gobierno.

Fuente: https://www.elboletin.com/noticia/1...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas