Tortuga Antimilitar


Subscribe to Tortuga Antimilitar feed
Actualizado: hace 48 min 56 seg

Any Nou 2021

1 January, 2021 - 08:00

Tortuga vos desitja un feliç Any Nou 2021

Categorías: Tortuga Antimilitar

Caminando Fronteras contabiliza 2.170 muertes de migrantes en las rutas hacia España en 2020

1 January, 2021 - 00:00

jairo vargas

El total de víctimas mortales de las fronteras españolas ascendió en 2020 a la escandalosa cifra de 2.170, según ha denunciado este martes el colectivo Caminando Fronteras, que realiza un monitoreo continuo de las tragedias que se llevan por delante la vida de los migrantes que intentan alcanzar las costas españolas a bordo de precarias embarcaciones. "Asistimos a una pérdida de
seis vidas diarias en nuestros mares", puntualiza el colectivo de Derechos Humanos.

Según ha explicado en rueda de prensa Helena Maleno, periodista especializada en migraciones y trata de personas y portavoz de este colectivo, los muertos y desaparecidos en el mar tratando de llegar a España han aumentado un 143 % respecto a 2018, cuando contabilizaron más de 800 fallecidos y desaparecidos. "Estos números son un fracaso y una vergüenza. Son los más mortíferos de los últimos años", ha dicho la activista por la defesa del derecho a la vida.

Los datos, afirman, serán peores con total seguridad, aunque explican que todos los contabilizados están totalmente confirmados gracias a su sistema de alertas telefónicas realizadas por los propios migrantes y por los testimonios de las familias de los desaparecidos. Sus datos son muy superiores a los facilitados por el proyecto Missing Migrants (Migrantes Desaparecidos) que realiza la Organización Internacional para las Migraciones, que contabiliza 706 víctimas en las rutas hacia España.

Por rutas migratorias, la que tiene Canarias como destino es la más mortífera de todas, con 1.851 víctimas, el 85% del total, con 45 naufragios de embarcaciones salidas desde países como Marruecos, Senegal, Gambia o Mauritania. Son "trayectos son excesivamente largos", por lo que se contabilizan un gran número de embarcaciones desaparecidas en pleno océano. La ruta canaria presenta una tasa de mortalidad del 32,1 %, explica. Es decir, que "tres de cada diez personas que cruza la ruta atlántica muere".

Entre las causas de este aumento de salidas sin precedentes desde 2005 y 2006, el colectivo apunta al golpe de Estado en Mali y al conflicto abierto en el norte de país africano, pero también al empuje de la juventud senegalesa por las crisis del turismo generada por el cierre de fronteras por la covid-19, la corrupción y la falta de democratización, así como los acuerdos pesqueros con Europa, que siguen esquilmado las aguas para los pequeños pescadores locales.

La ruta desde Argelia —con destino Beleares, Murcia y Cartagena— también ha aumentado su flujo considerablemente este año, como ya alertó Público. Y con el alza de salidas, también ha crecido el número de tragedias, con 23 naufragios que se han llevado 231 vidas.

Las razones de este éxodo, apunta Caminando Fronteras, hay que buscarlas también en la crisis generada por la pandemia, que ha empobrecido aún más a la sociedad argelina. Pero también en la represión gubernamental al movimiento pro democracia Hirak, que ha desembocado en una persecución
política contra la juventud, aseguran. La ruta también es larga y peligrosa, aunque con embarcaciones algo más resistentes. Sin embargo, los migrantes pocas veces alertan cuando están en peligro por "miedo a ser repatriados a los países de origen", puntualizan. Según Maleno, la mayoría de rescates en esta ruta no son realizados por Salvamento Marítimo, sino que se trata de interceptaciones de la Guardia Civil, que "aplica un protocolo más de control migratorio que de salvaguarda de la vida en el mar".

Aunque mucho más disminuida que en años anteriores, las rutas del Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán ha registrado al menos siete naufragios la primera, con 26 víctimas; y 13 la segunda, con 62 fallecidos.

Falta de transparencia interesada

Maleno ha criticado la ocultación interesada de estas cifras por parte de los Gobiernos, tanto de los países de origen como de España. "A las personas desaparecidas, que se las busque; a los cuerpos encontrados que se les identifique y que tengan un entierro digno; que no se oculten más a las víctimas de las fronteras y que dé un paso adelante para señalar que las políticas de control de fronteras están matando a miles de personas", ha aseverado. "Si estas víctimas fueran oficiales no sé qué reacción habría. La Administración tapa el drama y la catástrofe humanitaria en la frontera", ha lamentado.

"Con estas muertes hay empresas que que están ganando mucho dinero"

El colectivo denuncia también la falta de coordinación entre los países implicados cuando se trata de salvaguardar el derecho a la vida y de buscar y rescatar pateras, pero que las comunicaciones sean constantes y fluidas cuando se trata de militarizar y vigilar las fronteras. Maleno también ha insistido en que la industria del control migratorio sigue creciendo, al mismo ritmo que las muertes. "Con estas muertes hay empresas que que están ganando mucho dinero", ha apostillado.

Público

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nit de Cap d'Any

31 December, 2020 - 16:00

Els xics de Tortuga vos desitjan una molt bona Nit de Cap d'Any

Categorías: Tortuga Antimilitar

Sergio Ramos visita la UME para hacer un vídeo de propaganda militar y no rompe nada

31 December, 2020 - 00:01

El capitán de la selección española de fútbol, Sergio Ramos, ha agradecido a las Fuerzas Armadas su labor en la lucha contra el coronavirus y ha pedido que su "trabajo y generosidad sirvan para luchar contra este virus todos juntos".

En un vídeo publicado por el Ministerio de Defensa en redes sociales, el departamento que dirige Margarita Robles ha felicitado el nuevo año con imágenes de militares durante los meses más duros de la pandemia, acompañado del agradecimiento del futbolista. "Ganaremos este partido al coronavirus. Y una vez más, solo puedo deciros muchas gracias", ha afirmado.

En este sentido, Ramos ha recordado que 2020 ha sido un año "que nunca olvidaremos". "Ninguno de nosotros saldrá de este año igual que como entró", ha apuntado el sevillano, al tiempo que ha señalado que "todos hemos llorado con el dolor propio y el de nuestros compañeros, pero es en los momentos difíciles cuando se demuestra el valor".

"Y es en estos momentos cuando todos los españoles hemos podido ver a las Fuerzas Armadas ayudando, poniendo su esfuerzo al servicio de todos y arriesgando su salud para cuidar de la nuestra", ha defendido Ramos, quien ha recalcado que las FFAA ha levantado hospitales de campaña "para ayudar a nuestros sanitarios y cuidar a nuestros enfermos" o desinfectando residencias de mayores. "Queda mucho por hacer pero toda España quiere daros las gracias por todo lo que habéis hecho", ha apuntado.

Por último, Ramos ha agradecido "como capitán de la selección y ciudadano" el trabajo de las FFAA. "Gracias, gracias y gracias. Que vuestro ejemplo de trabajo y generosidad sirvan para luchar contra este virus todos juntos", ha concluido.

Fuente: https://salamancartvaldia.es/not/25...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Camarada Arensivia, presente

30 December, 2020 - 00:00

Xandru Fernández

Ahora que ya es tarde, lamento no haber prestado la debida atención a las historias del servicio militar que me contaba mi padre. Más de una carrera literaria ha salido de ese anecdotario cuartelero, aunque ninguna de fuste, que yo sepa, si exceptuamos esa epopeya a cuatro tintas que fueron las Historias de la puta mili publicadas por Ivà en la revista El Jueves.

El único personaje fijo de las historias de Ivà era el sargento Arensivia, un completo inútil, atrabiliario y sentimental, que manejaba a la tropa como si estuviera hecha de niños o de ganado, fiel reflejo de cómo el ejército español trataba a los reclutas que ingresaban año tras año en sus filas. Supongo que en las historias de mi padre habría también Arensivias, pero, como he dicho, no las recuerdo, y yo no tengo experiencia de primera mano en cuarteles y sitios así: al igual que tantos otros de mi generación, mi relación con el servicio militar fue la del temor ante una amenaza que, finalmente, no se materializó. Pero para que no se materializara hicieron falta sacrificios. Muchos. Y muy variados.

No sé si en el siglo XX era costumbre aderezar las pitanzas navideñas con anécdotas de la mili. Tampoco en este caso puedo recurrir a la memoria de mi atípica familia. Sí sé, no obstante, que durante los años de la objeción de conciencia, primero, y de la insumisión al servicio militar, después, la Navidad era un período muy fértil para las campañas de protesta. Tanto es así que, si asocio estas fechas con un frío persistente y helador entre 1987 y 1992, es justamente a causa de la costumbre del movimiento antimilitarista de reunirse en locales subterráneos sin calefacción. Las Navidades de mi infancia eran más cálidas. Las posteriores, también. Pero esos seis años de mi vida están llenos de sabañones y la culpa la tiene la mili (o la oposición a).

A estas alturas de desorden civilizatorio, desde las cumbres pandémicas de 2020, se puede pensar que los que se negaban a pasar un año llevando uniforme y obedeciendo órdenes gratuitas de criminales en potencia eran unos niños mimados, egoístas e insolidarios. Está el submundo criptoizquierdista tan enredado en sus propias impotencias que ya dispara sin munición siquiera, da lo mismo que el objetivo sea un día el colectivo trans, al día siguiente Greta Thunberg y el tercero miles de jóvenes que, en aquellos años en que una decisión de ese calibre podía comportar no solo penas de prisión sino también torturas y vejaciones y un futuro laboral sombrío, insistían en desobedecer la ley y no incorporarse a filas. El entonces ministro de Justicia (por decir algo), Enrique Múgica, manifestaba parecidos sentimientos hacia los insumisos, sobre quienes prometió que caería todo el peso de la ley (y lo cumplió). Pocas veces se ha visto a un Estado europeo emplearse tan a fondo contra un colectivo tan bien informado, organizado y cargado de razones. Hay que remontarse unas cuantas décadas en la historia de Europa para encontrar algo similar. El PP de Aznar leyó bien la situación cuando optó por profesionalizar el servicio militar, una maniobra que, más que reforzar el individualismo de unos jóvenes egoístas e incapaces de pensar en colectivo (¿les suena?), como pregonaba un agónico PSOE, pretendía desactivar el movimiento más exitoso de resistencia contra el régimen del 78 cuando aún no se le llamaba así.

Hubo Navidades antimilitaristas antes de que uno tuviera conciencia de la mili ni de nada. Las de 1975, recién inaugurada la monarquía (aún no la democracia constitucional), vieron nacer la declaración de Can Serra, en la que un grupo de jóvenes de L'Hospitalet de Llobregat manifestaba su negativa a incorporarse a filas y su disposición a trocar ese presunto servicio por otro de carácter civil. No eran los primeros. Pepe Beunza llevaba cinco años entrando y saliendo de la cárcel por negarse a hacer la mili. De su magisterio y del de otros (Rafael Rodrigo, Gonzalo Arias, Jordi Agulló) surgirían organizaciones variopintas, entre ellas el MOC (Movimiento de Objeción de Conciencia), no violento, hegemónico a mediados de los años 80, cuando se aprobó la ley que regulaba ese derecho (también durante las fiestas navideñas, en 1984; se publicó en el BOE, deliberadamente o no, el Día de los Inocentes), a la que se opuso tenazmente. Las objeciones colectivas arreciaron a finales de la década, respaldadas por el MOC y Mili KK; en 1989 serían juzgados y condenados los primeros insumisos. Otro ministro de Justicia, Juan Alberto Belloch, también del PSOE, calificaría a la insumisión de “problema de Estado” en 1994 (y actualizaría el Código Penal en consecuencia).

Sin ánimo de ofender, hay que tener la cabeza muy desordenada para creer que un movimiento capaz de poner patas arriba la maquinaria del Estado constitucional obedecía al capricho de una izquierda quejica y sobrealimentada, como ha sugerido estos días algún que otro mandarín de esos que apuntan y disparan pero sin moverse, no sea que el sudor. También en aquellos años había más de un compañero de la izquierda radical (sector ML: los ML, para los que no lo hayan vivido, eran comunistas que vivían la mitad del tiempo en una China imaginaria y la otra mitad añorando a Stalin, sin acabar de decantarse) que despreciaba a los insumisos y consideraba que un buen camarada debía aprovechar la mili y entrenarse a fondo para cuando llegara el momento de dar el paso. ¿El paso hacia dónde? Hacia la lucha armada, supuestamente, aunque nunca llegué a saberlo porque no hubo ningún paso. Como quiera que sea, si el ejército español sirviera para formar militantes revolucionarios, hace tiempo que estos se habrían manifestado de algún modo. Con una revolución, supongo. No parece que fuera el caso.

Conozco pocas personas más comprometidas y solidarias que José Manuel Chico, Pin, el primer insumiso asturiano juzgado y encarcelado. Desde la discreción, aún en estos tiempos sigue siendo un referente moral para quien quiera escucharlo. No puedo decir lo mismo de esos que sueñan causas imaginarias por las que se sacrifican en Twitter sin siquiera sospechar que, con su torpeza o su gazmoñería o las dos cosas, lo único que hacen es fabricar armamento retórico para que luego lo dispare, con éxito, la extrema derecha. Hemos llegado a leer que el posmodernismo (léase caballo de Troya del liberalismo contra la clase obrera organizada y triunfante) fue un invento de Ronald Reagan para destruir la izquierda. Quizá también el sargento Arensivia era el Che Guevara de mi generación y, en nuestra ignorancia egoísta y posmoderna, no supimos ver en él al líder revolucionario que necesitábamos. Ya estaremos atentos la próxima vez.

Autor:
Xandru Fernández

Fuente: https://ctxt.es/es/20210101/Firmas/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

¿Renovar las bases de la OTAN en Andalucia? No, gracias, ¡¡yankee go home!!

30 December, 2020 - 00:00

Antonio López Rodríguez

Será en mayo del año entrante, dentro de 5 escasos meses finaliza el plazo concedido a la OTAN para el uso y disfrute de suelos, cielos y aguas en nuestro territorio. Tristemente Andalucía ocupa un lugar de «privilegio» en la cesión de nuestra soberanía por la presencia de las bases militares de Morón y Rota. Terrible cosa sería que el actual Gobierno central accediera a la renovación de dicho convenio. Igual de terrible sería la complicidad de la Junta de Andalucía en caso de que el social imperialista Pedro Sánchez y su canciller Sra. Arancha Glez. Laya apostaran por la ampliación de la concesión, aunque ante tema tan grave y de tantísimo calado la corresponsabilidad sería compartida por todos los componentes de ambos gobiernos, independientemente de ministerios, carteras, consejerías y responsabilidades específicas, ya que de lo que se trata es ni más ni menos de finiquitar, de enterrar definitivamente los instrumentos de muerte que la OTAN representa para los pueblos del mundo, instrumento permanente también en nuestra comunidad. Porque las bases son a la destrucción, a la barbarie como el oxígeno y el hidrógeno al agua misma. No podemos dejar de señalar con el dedo índice de nuestra ira y acusación a esas bases desde donde segaron las vidas de miles y miles de personas en cualesquiera confines del mundo, de esas bases desde donde despegan bombarderos o zarpan portaaviones cargados de metralla asesina como corresponde a una organización criminal en su génesis, en sus raíces y en su devenir.

Las bases, esas bases que, desde Andalucía, nos hacen pedir perdón a los pueblos bombardeados transmitiéndoles desde la distancia física, pero cercanía solidaria de clase, «en nuestro nombre no». Esas bases capaces de opacar la sonrisa, las emociones de felicidad, el ansia por vivir, la alegría de jóvenes, de ancianos, de hombres y mujeres que a bombazo limpio o no tan limpio, pero igual de asesino, condiciona la existencia misma de quienes se ven expuestos, (porque así lo decide el imperio y lo materializa su organización terrorista OTAN con la complicidad de gobiernos y medios de manipulación desalmados ), a sobrevivir con el corazón acelerado, rompiendo los ritmos de pulsaciones, amenazado cada cual en el terrorífico espacio de improvisados refugios si la próxima bomba lanzada por las plataformas de guerra cargada en nuestro territorio andaluz sepultaran definitivamente el inalienable y privativo derecho de esas personas a seguir respirando, a seguir viviendo sin la amenaza permanente de ensordecedores ruido de motores y sirenas, preludio de muertes, anunciando la nueva visita que en forma de bombas más o menos inteligentes, (aunque más parecen burras), de racimo o cualquiera de las nuevas modalidades que en el terreno imperialista son lanzadas bajo el manto de impunidad del matón para desgarrar miembros , abrir estómagos o descuartizar órganos del ser humano agredido. Esas bases desprenden olor a azufre y a sangre inocente, representan el dolor, el sufrimiento, la barbarie, la sinrazón, el horror, el espanto, también representan al sistema que sustenta, financia y decide el destino de cada bomba. Bombas y bases patibularias, propiedad del régimen imperialista que huele a cadáver desde los 4 puntos cardinales del planeta, también encarna a los instrumentos económicos, comerciales y financieros que actúan de vampiros contra los pueblos, (FMI, BM, OCDE, WALL STREET, BID), instrumentos creados por ellos, protegidos por las bombas que despegan en cualesquiera de las 700 bases OTAN repartidas por el globo incluidas las existentes en Andalucía.

También las bases encarnan el llanto y el pánico vivido y sufrido por miles de libios, sirios, iraquíes, afganos, serbios, y un largo etc… de países que, fruto de la codicia y los instintos asesinos imperiales, vieron recortada su población y destruidas sus infraestructuras víctimas del bombazo quirúrgico o de sus daños colaterales. Otros en el mundo celebran las carnicerías de la OTAN y sus instrumentos de muerte. Otros demandan intervenciones de los belicosos servicios otanistas en sus propios países, ejemplos de seres mezquinos e indeseables. Las extremas derechas de Cuba, Venezuela o Nicaragua tomadas de prototipo. Los herederos de Stefan Bandera en la Ucrania fascista es otro ejemplo significativo de la indolencia miserable de sujetos. El lobby sionista israelí, el narco estado colombiano, la mismísima OEA y una U.E. cada día más mostrando ante los ojos del mundo lo desajustado y poco esbelto que luce en lo político, convertida para lo que fue diseñada, en macro estructura económica, política y militar al servicio de las oligarquías y de obediencia rastrera y ruin con respecto a Washington. Si bien en las pasarelas mediáticas pretende alumbrar como gigante económico, no puede esconder su enanez política y su permanente vocación de sanguijuela en lo militar. También representan a las bases de la OTAN instaladas en nuestro espacio geográfico.

No desmerecen, por apátridas, los encofradores del ejército hispano, garantistas durante décadas de conceder calma social a las bases de la muerte en nuestro territorio. Algún contingente de ellos con uniformes ya colgados en armarios en su condición de reservistas de considerables retribuciones económicas con cargo al erario público y de armas aceitadas apuntando a 26 millones de españolitos entre los que no figuran como amenazados ni oligarcas, ni burgueses, ni banqueros, ni latifundistas, ni borbones, ni tipejos miembros de organizaciones delictivas. Una de ellas por coincidencia ideológica, ubicada en C/ Génova. La del partido filial de franquistas engominaos, no les será difícil su localización. Ambas son habitualmente usadas por estos “perdonavidas”.

En el centro audiovisual del imperio, Hollywood, en el centro económico Wall Street y en el militar, el Pentágono. Los Ángeles, New York y Washington encarnando el estado canalla. Para legitimar sus políticas imperialistas en lo externo y las represivas hacia el interior el único partido de dos nombres para diferenciación de los despistaos, Demócratas y Republicanos, manijeros ambos del Pentágono y multinacionales dedicadas al establecimiento militar, se reparten proporcionalmente los criminales congresistas y senadores a los que (con alguna honrosa excepción ) no les tiembla el pulso ni les quema la conciencia en su condición de reos delincuentes a la hora de votar en esas cámaras, modelo de parlamentarismo podrido de occidente, en favor de intervenciones asesinas destinadas a eliminar a inocentes. Las criminales bases de la OTAN y los delincuentes que aplican su ferocidad contra los pueblos no han de reducirse a sinónimos edulcorados ni a equivalentes parejos en atención a la coyuntura histórica. Trumpismo, Pompeismo, Elliot-abrismo, Obanismo, Clintorismo, Hillarismo, Bushismo Jr o Senior, Dickchenismo, Powelnismo, Donalrumsfelsismo, Condolezaricesismo, Reeganismo o Nixonismo, solo son etiquetas o sobrenombres asociados tod@s a la criminalidad y al cuatrerismo de miembros de gabinetes de guerra en Washington. Son solo un reducido ejemplo de criminales avalistas de bases de la OTAN causantes de la destrucción en vidas de, posiblemente, millones de personas. Andalucía, la dolorida tierra andaluza no merece de más violaciones de nuestra soberanía en manos de organizaciones terroristas como la del Atlántico Norte. Andalucía prefiere recuperar el olor a pan nuevo en cualquier mañana de cualquier pueblo de nuestra querida tierra y abandonar definitivamente el apestoso aliento de pilotos, mecánicos navales, oficiales y resto de tripulación imperial ocupante de nuestra región. No hay patata caliente que pueda quemar a gerifaltes negociantes políticos y militares en Madrid o Sevilla, lo que hay que tener es dignidad, fidelidad y lealtad a un pueblo que al compás de su himno en gargantas de los “nadies” repite “sea por Andalucía libre, los pueblos y la humanidad “. En definitiva, lo que demanda ésta nuestra Andalucía guapa, gitana y mujer morena son dos cojones u ovarios y determinación en aquellos que políticamente nos representen ante el ogro imperial en la certificación definitiva de la defunción de las bases de la OTAN. Morón y Rota no se prestan más y aún menos a prestamista tan bárbaro, tan sanguinario, tan fiero para los pueblos del mundo como la OTAN. Contra las bases de la OTAN, bases de la razón, del humanismo, del conocimiento, de la sensatez, del amor al prójimo, contra las bases de la OTAN hermandad entre los pueblos, solidaridad, internacionalismo, principios, compromiso, contra las bases de la OTAN, pugna por la PAZ.

Son tiempos éstos de angustias e incertidumbres por la pandemia. Quizás el momento sea propicio para recordar a los defensores de nuestros intereses con la contraparte imperialista como otra pandemia engendrada en la base de la OTAN en Torrejón de Ardoz a principios de los años 80, tras un escape provocado accidentalmente con armamento bacteriológico que llegó a afectar a 20.000 personas, ocasionando la muerte de más de un millar de ellas. UCD primero, PSOE después, medios de comunicación, judicatura, servicios secretos… colaboraron para extender en nuestros pueblos una de las más grandes imposturas e inexactitudes jamás conocidas: la llamada enfermedad del aceite de colza. Vaya un modestísimo homenaje al recuerdo de Grimaldos, quien tristemente nos dejó hace unos días, por sus investigaciones recogidas en el libro de obligada lectura LA CIA EN ESPAÑA. Más cercano en el tiempo, a principios de 2015 un accidente provocado por un F 16, avión militar de la OTAN en la base de los Llanos en Albacete, dejó 11 muertos y 13 heridos de balance. Fue en un curso para pilotos de cazas de la OTAN. Las víctimas de la bola de fuego y personal de tierra formaban parte de la escuela de adiestramiento de pilotos de países integrados en las estructuras de OTAN. De ambos hechos de claro saldo otanista ya se encargaron los sepultureros mediáticos de los grandes medios de mantenerlos arrinconados del recuerdo colectivo y crítico de nuestros pueblos.

Llegó el momento de poner fin a las bases del terrorismo occidental en Andalucía, momento de un adiós categórico, contundente, fulminante a quienes ejercitan la cacería humana con tanta cobardía desde espacios aéreos o marítimos, momento de despedidas sin retorno a los cazabombarderos y otras naves que practican el sufrimiento de pueblos y la destrucción de hospitales, centrales eléctricas, universidades, puentes , plantas de tratamiento de agua, etc. en aldeas, ciudades y países designados por ellos mismos para la hecatombe , momento de acabar con uno de los sostenes de la ideología fascista que invade nuestras sociedades y por ende salpica a nuestras vidas. Desde el Cabo de Gata hasta Ayamonte, desde la Sierra de Los Pedroches a la Punta de Tarifa , desde lo alto de los montes hasta sus playas de arena fina, desde la canción protesta de Carlos Cano a la soleá de Camarón de la Isla, desde el trino del jilguero hasta el ruido de la cascada de agua cristalina, Andalucía le dice alto y claro al imperio ¡¡¡¡FUERA BASES DE LA OTAN, ASESINOS ¡¡¡ y también, como no, a sus notarios, funcionarios, escribanos y políticos de diversa ralea ideológica encargados de defender a esta tierra sin necesidad de mesa de negociación con el imperio ¡¡¡ NO NOS DEFRAUDEIS, ESTÁ EN JUEGO LA SUPERVIVENCIA DE MILLONES DE PERSONAS EN EL MUNDO ¡¡¡

Fuente: https://frenteantiimperialista.org/...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Repitiendo errores

30 December, 2020 - 00:00

Categorías: Tortuga Antimilitar

Antipolítica judicial

29 December, 2020 - 00:00

El debate sobre la renovación del “Consejo General del Poder Judicial”, es la disputa sobre el control partidista y tecnocrático-corporativo de un ámbito del estado, cuya función histórica no ha sido garantizar derechos y libertades para todas las personas, sino la de legitimar y abalar las decisiones tomadas por instancias externas al propio estado, a quienes este, rinde pleitesía. Instancias que han puesto permanentemente la justicia, al igual que al poder legislativo y ejecutivo, al servicio de un Poder que no reside en las instituciones formales “democráticas”, sino en corporaciones supraestatales y mercantiles controladas por élites informales de poder. En definitiva, un poder judicial dedicado a reproducir un modelo socio-económico cuyo desarrollo ha sido favorecido por un peculiar “garantismo”, cual es, garantizar que el ánimo de lucro, la concentración patrimonial y la acumulación de capital sean los motores de la vida social, a cualquier precio.

Jueces, políticos y legisladores han instrumentalizado y se han pasado por el forro los derechos constitucionales, han privatizado el estado y la justicia, consolidado y expandido sus privilegios de clase. Han instaurado una justicia vengativa y legitimadora de una normatividad fundamentada en el derecho de imposición, no de convicción o de justicia social. No nos olvidemos que, en cuanto a su extracción social, pertenecen de un modo aplastante a las clases ricas o enriquecidas mediante el estatus, prestigio y riqueza que les ha conferido su posición dominante.

Solo desde aquí se entiende que lejos de avalar la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, y salvo honrosas excepciones, la judicatura haya sido quien con mayor profusión ha potenciado su uso bélico e implantado un derecho, en todos los ámbitos jurisdiccionales, adherido a grupos de presión contrarios a la defensa de los principios formales que habrían de hacer valer. Han pasado más de 40 años de la apodada “reforma política” y la devaluación de los derechos laborales y sociales de las clases populares sigue en alza, a la par que sus condiciones de vida jamás han sido tan paupérrimas y precarias, todo ello, gracias a la inacción de la justica. Cómo transformar esta dependencia y supeditación del denominado Poder Judicial, habría de ser el auténtico debate, de lo contrario, lo que va a ocurrir es que finalmente serán los mismos jueces, con distintos collares.

César MANZANOS BILBAO

Soziologia eta Gizarte Langintza Saila/Departamento de Sociología y Trabajo Social

Categorías: Tortuga Antimilitar

Las corbetas que vende Navantia se usan para bloquear puertos en Yemen y que no pueda entrar ayuda humanitaria

29 December, 2020 - 00:00

"¿Sabéis para que son las corbetas de Navantia? Son barcos de guerra que van a bloquear el acceso de auda humanitaria a los puertos de Yemen para que la población se muera de hambre, de sed y de enfermedades y se rinda."

Con la pequeña organización que fundaron hace casi seis años, Eva, Noelia y Faten, junto a Hussein y Widad, logran llevar ayuda a una población abandonada por la Comunidad Internacional, que prefiere seguir vendiendo armas a Arabia Saudí, el país que bombardea al pueblo yemení y le condena a sufrir la peor emergencia humanitaria del mundo.

Las ONG alertan de que uno de cada tres muertos en la guerra de Yemen son civiles.

Judith Prat
Isa Ferrero

Eva Erill es cofundadora de Solidarios Sin Fronteras, la única ONG creada en España, que opera en Yemen. Antes, ha trabajado durante 14 años en ayuda humanitaria en Etiopía. Su objetivo es ayudar lo máximo posible a un pueblo que ha sido ninguneado por nuestras sociedades occidentales, que llevan casi seis años apoyando y echando gasolina a una guerra que ha dejado casi 300 mil muertos, entre los cuales más de 180 mil son niños. Gracias a su equipo, Noelia, Faten, Hussein y Widad consiguen hacer cosas increíbles: atender a miles de personas que lo han perdido todo.

Has comentado en varias ocasiones que desde el primer momento en el que viste Yemen te quedaste enamorada del país. ¿Qué fue lo que te dejó fascinada?

Viajé a Yemen por primera vez en el año 2013, aunque hacía muchos años que quería ir. Me gusta la gente, su hospitalidad y su amabilidad. Todo lo que Europa ha perdido de su espíritu de comunidad. En los países árabes y Yemen especialmente, existe este sentimiento del bien común, de todos juntos. Si “yo tengo arroz, mi vecino tendrá arroz”.

Una noche estaba en una terraza en Sana'a y a mi lado se celebraba un cumpleaños. Debí mirarlos tan fijamente que la chica del cumpleaños me acabó trayendo un trozo de pastel y me invitó a la mesa. Ella era Faten. Ni ella ni yo sabíamos que aquello iba a cambiar nuestra vida para siempre. Nos intercambiamos las redes sociales, y yo seguí volviendo a Yemen porque me enamoré del país, de la gente y de su pureza. A Yemen le llamaban la Arabia Feliz y realmente era un país donde no había ni tan siquiera souvenirs porque no había turistas. Era un país muy, muy auténtico. Volví a Yemen hasta que el 10 de enero de 2015 salí del país y no pude volver a entrar.

Ese 10 de enero me di cuenta de la gravedad de la situación. Había muchísimos hombres con Kaláshnikov y mucha violencia alrededor del aeropuerto. Ya no pude volver a entrar en el norte. Sí que entré dos veces en el 2017 y 2018 en la isla de Socotra porque allí tenemos también un proyecto humanitario. El 26 de marzo empezó la guerra. Es entonces cuando percibo que la gente está muy asustada y contacto con Faten.

En seguida empezamos a trabajar para ayudar a la gente. Noelia, una amiga mía íntima, entró al equipo porque quería ayudar. El conocimiento previo del país nos ayudó a poner en marcha un proyecto en el que nosotras hemos tratado de conseguir los fondos (porque entendemos que el dinero está en Europa y en Occidente) pero decidiendo siempre con Faten lo que se hace en Yemen, al igual que con Widad y Hussein (nuestra traductora y nuestro responsable en Socotra).

¿Cómo gestionaste a nivel emocional cuando en el año 2015 empezó la guerra?

Yo llevaba muchos años en cooperación, pero no en un país en guerra. Estaba en Etiopía, que era complicado, pero no al mismo nivel que Yemen. La empatía en Yemen no es la misma al tratarse de un país árabe y musulmán. Hay que tener en cuenta que vivimos en una Europa marcadamente islamófoba. El miedo, el desconocimiento y el odio al islam puede con muchas cosas. Es muy complicado y hay varias premisas que son básicas: Están en guerra y está bloqueado. No se puede enviar absolutamente nada. Nada está abierto. Y la única opción que se mantiene es el envío de fondos.

Actualmente es el país más difícil del mundo para trabajar. La ayuda de la UE en Yemen es bastante menor si lo comparamos con países como Afganistán o Siria. Lo justifican porque en Yemen es un país donde dicen que no se puede trabajar y no se puede entrar por los hutíes.

¡Pero son la UE y las Naciones Unidas! Nosotras somos una organización pequeña y hemos demostrado que se puede ayudar y dar agua y alimentos a más de 10 mil personas cada mes, haciendo lo increíble, por tanto, que no venga la ONU con sus organismos UNICEF o ACNUR, o la UE a decir que en Yemen es difícil trabajar porque lo sabemos mejor que nadie. Quien quiere encuentra una fórmula, quien no quiere encuentra una excusa. A mí no me sirve eso de bueno, como no podemos salvar a todo Yemen no hacemos nada.

Las remesas que vienen de Arabia Saudí han caído considerablemente este año. A esto hay que sumarle también la depreciación del rial...

Hoy Faten nos ha dado el valor más alto respecto al dólar desde que trabajamos en Yemen. Ella nos va informando cada día. Nosotras tenemos unos precios base de nuestros proyectos y tenemos que recalcularlo, por tanto, cada mes. Desde el principio, nos hemos planteado cómo es posible poner en marcha un proyecto que necesita financiación cada mes si la gente ni tan siquiera sabe lo que pasa en Yemen porque la televisión ni ningún sitio informa de lo que pasa allí.

Un buen ejemplo fue que nada más empezar a publicar en redes sociales, la gente no sabía siquiera que Yemen estaba en guerra. Yemen es actualmente la mayor emergencia humanitaria del mundo, con más de 24 millones de persona en emergencia humanitaria y con una población que no tiene acceso a agua, comida o medicinas. Y este 2020 todo fue a peor con la llegada del Coronavirus.

Estos son datos de antes del Coronavirus. Probablemente los datos sean ahora mucho peores.

Tengo ciertas reflexiones sobre esto: ¿qué pasaría si en Europa, un solo niño muriese por una enfermedad totalmente prevenible como la desnutrición o el cólera? Otra reflexión es: hace unos meses se jugó la final de la supercopa en Arabia Saudí.

Si el partido de fútbol duró 90 minutos y en Yemen muere un niño cada 11 minutos, ¿cuántos niños murieron en Yemen? Eso hay que decirlo. La realidad es que Arabia Saudí blanquea y aquí España también lo hace. Se dice que están mucho más abiertos, que las mujeres pueden conducir”, pero ¿en esos 90 minutos cuántos niños ha matado Arabia Saudí con armamento español? Personalmente, no puedo frenar que esto siga sucediendo, pero sí puedo hacer algo. Y ayudar es lo que estamos haciendo.

¿La guerra se llevaba años gestando?

Yemen siempre ha sido un país convulso. La reunificación del año 90 entre el norte, más islamizado y más cercano a Arabia Saudí, y el sur, el único país árabe del mundo comunista, era una bomba de relojería. No obstante, el último conflicto se venía gestando con los hutíes.

Ellos llevaban años pidiendo al expresidente Saleh ciertas demandas que tenían cierta lógica. Saleh se las iba prometiendo, pero nunca las cumplía. Cuando finalmente Saleh se ve obligado a dimitir, y Arabia Saudí y Estados Unidos colocan a Hadi en el 2012, los hutíes continúan con sus reivindicaciones. Hadi, que, además es un presidente no querido por el pueblo, continuó dando largas y al final todo aquello estalla. Entre el 2014 y 2015 los hutíes entran en Sana'a y obligan a Hadi a marcharse, primero a Adén y después pidiendo asilo en Arabia Saudí.

Arabia Saudí ataca Yemen con la supuesta idea de que quiere restaurar el poder de Hadi, pero esto no es verdad. Arabia Saudí quiere quedarse con los recursos de Yemen. Yemen ha sido siempre su patio trasero. En Yemen hay zonas donde hay mucho petróleo. Quiere hacer un gaseoducto en el sur, en la zona del golfo de Adén y necesita el territorio de Yemen. Son muchas cosas. En un inicio, los hutíes tienen el apoyo del pueblo. Lo tienen porque al final los hutíes están luchando contra las potencias extranjeras: EE. UU, Israel y Arabia Saudí. En un principio es David contra Goliat. Esto explica que en un primer momento la gente apoye a los hutíes. Pero eso no dura porque los hutíes empiezan a comportarse de una forma tan deplorable como los otros. No tiran bombas desde el aire, pero empiezan a tener cárceles secretas, a desaparecer gente, a maltratar a mujeres, a humillarlas, a obligarlas a taparse. En Europa existe una idea muy romántica de los hutíes, porque son anti-Estados Unidos. Pero mucho cuidado con eso.

Es curioso porque el pueblo que echó a Saleh en la primavera árabe ahora lo ha endiosado tras haber sido asesinado por los hutíes. El pueblo ahora mismo te dice: “Sí... Saleh era un corrupto, robaba, era un dictador, pero Saleh no nos metió en ninguna guerra así. Con Saleh mis hijos pudieron ir al colegio y no les caía un misil en la cabeza. Así que, dentro de lo que hay ahora, preferiría a Saleh”.

Aparte de vuestra gran labor, ¿visibilizar esta guerra no ha sido vuestro mayor reto y logro a la vez?

Sí, a ver, nosotras somos una organización muy pequeña. Rosa Montero nos llamó en una ocasión las hormiguitas de la solidaridad. Pienso que a veces en países como Yemen es mucho más operativo una pequeñísima organización con un perfil muy bajo, sin llamar la atención y trabajando sin pausa, que grandes organismos. Llevamos más de cinco años dando charlas, conferencias, escribiendo, haciendo entrevistas, pero la verdad es que en España lo que no aparece en la televisión no existe. Allí de momento, no lo he logrado. Un Jordi Évole o un Wyoming harían más por visibilizar Yemen dándonos voz que todas las conferencias que yo pueda hacer. En un programa de televisión, ¿cuántos millones de espectadores no tienen ni idea de lo que está pasando en Yemen? Sería muy potente salir en televisión y poder decir que España es el cuarto vendedor mundial de armamento a Arabia Saudí, que este armamento, que se ha multiplicado desde que empezó la guerra, mata a un niño en Yemen cada 11 minutos y que esto se financia además con el dinero de nuestros impuestos.

El quid de toda la desinformación sobre Yemen es la venta de armamento. Es la razón por la que la guerra ha sido silenciada. Aquí se ha hablado de Siria y de otras guerras, pero de Yemen nada. Ahora mismo en Europa todos venden armas, salvo unas pocas excepciones en los países nórdicos, y salvo Alemania y Dinamarca que juegan al sí, pero no.

Alemania, de hecho, sigue vendiendo armas a Emiratos Árabes Unidos.

Alemania suspendió la venta de armas hasta que se aclarara la muerte de Khashoggi, pero, sin embargo, de vez en cuando autorizan algún contrato. Todos los demás países: España, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, Australia, etc., están vendiendo masivamente armamento a Arabia Saudí. Y esas armas están asesinando a civiles en Yemen.

En España también está el caso de las corbetas que se fabrican en Navantia y que ha defendido Kichi, el alcalde de Cádiz, argumentando que hay mucho paro.

Si yo tuviera espacio en televisión diría a la gente. ¿Sabéis para que son estas corbetas? Son para bloquear los puertos de entrada en Yemen, los puertos para que no pueda entrar la ayuda humanitaria. Son barcos de guerra que van a bloquear el acceso para que la población se muera de hambre, de sed y de enfermedades y se rinda.

¿Os desmotiva que España siga vendiendo armas a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos?

Desmotivador no. A mí me encabrona mucho, pero me sirve para sacar fuerzas. Me enfada vivir en un país que está haciendo lo que está haciendo y ver la desfachatez tan grande de un señor como Borrell que dice que las armas españolas son de “precisión”, y que “no matan yemeníes”, porque dan en el “blanco con una precisión extraordinaria”. Me encabrona muchísimo. Soy muy pasional, pero luego tengo esa parte muy racional de “objetivo: salvar vidas”.

Naciones Unidas ha hablado de la “peor crisis humanitaria de la historia reciente de Yemen”. ¿Estamos ante una de las mayores catástrofes humanitarias del siglo XXI?

Sin duda. Sin duda y cada vez está peor. Piensa que antes de la guerra, antes del 2015, ya Yemen necesitaba importar el 90 por ciento de sus productos. Es el único país del mundo donde la capital no tiene agua potable. La gente tiene que comprar depósitos de agua e instalarlos en el techo de sus casas y luego pagar el agua a pequeños camiones cisterna privados, a pesar de que su precio ha aumentado un 300%. Es impagable para mucha gente y la mayoría no disponen de esos depósitos.

En abril de 2017 empezó el brote de cólera. En dos meses, el número de muertos ya es muy grande. La Organización Mundial de la Salud hizo un comunicado meses después diciendo que había tantos infectados de cólera que no merecía la pena entrar a vacunar, no iba a servir de nada... No se puede evitar pensar que, si hubieran vacunado en abril del 17, no se tendría esta mortalidad infantil tan grande.

Pero es que estamos en el 2020 y la epidemia de cólera continúa. La mayor epidemia de cólera de la historia de la humanidad. Se dice rápido. Pero no es sólo es el cólera, es también el dengue, la difteria, la malaria... Y ahora llega el cpvid-19. Una enfermedad que está atacando a una población absolutamente desnutrida que no tiene medios sanitarios para combatirla. Al principio, había 500 respiradores para los 30 millones de habitantes, y además estaban en el sur. Pruebas PCR apenas hay. El 80 por ciento de los hospitales no funciona, no hay electricidad, no hay agua potable, por lo tanto, no funcionan las máquinas.

Los datos oficiales no son reales porque todas las partes están ocultando datos. Resulta que al final es el país con mayor letalidad del mundo, alrededor del 30 por ciento. La realidad es que la población no va al hospital porque tienen terror. Porque además circulan rumores que dicen que se matan a gente en los hospitales con inyecciones o que el virus es fruto de estar con el demonio.

Se escucha frecuentemente que el mundo árabe es más cosa de hombres y que las mujeres lo tenéis mucho más difícil para operar allí.

Es un mundo muy masculino, muy machista. Pero también es cierto que esa es la idea que a Occidente nos interesa tener. La mujer sometida, tapada, casi abusada por el marido que llega. Eso existe, pero también existen mujeres como Faten, que es una mujer de 35 años, soltera, no casada, sin hijos, trabajadora y que dedica su vida a una gran labor humanitaria. Existen mujeres así. Aunque es verdad que son países machistas. Hay que romper esa idea. Hay cada vez más fuerzas en las mujeres. Y de hecho son las que van a cambiar la sociedad.

Uno de los cambios que ha traído la guerra es que las mujeres han tenido que salir de casa a trabajar y a mantener el hogar. A nivel de proyecto, yo creo que el hecho de que seamos todas mujeres no deja de ser más que una ventaja. Primero, Faten puede hacer lo que muchos hombres en Yemen no podrían, que es hablar con las familias, meterse en las casas, hablar con las mujeres, con las profesoras, con los niños y preguntar. Todo eso a los hombres les está prohibido. Un hombre no puede entrar en una casa en Yemen y hablar con una mujer.

Hay una norma en ayuda humanitaria importantísima: siempre que se pueda, no dar dinero. Nosotras nunca entregaremos dinero. Entregamos las mantas, las cajas de alimentación, pagamos el agua, pero jamás damos dinero. Pero mucho menos a los hombres. Siempre a las mujeres. Porque la mujer va a utilizar el dinero en alimentar a los niños. En los hombres no está tan claro. Hay que tener en cuenta el problema del qat, una droga que mascan el 95 por ciento de los hombres en Yemen y que puede llegar a costar hasta seis dólares la ración diaria. A veces se me ponen los pelos de punta cuando veo a hombres recibiendo billetes de cien dólares de grandes ONG. Hay una norma básica en todo esto: darles todo el dinero a las madres, a las mujeres.

Entonces, ser mujer es una grandísima ventaja. En nuestro caso, hay que decir también que el 80% de los donantes son mujeres. Me encantaría que hubiera muchos más hombres... La empatía con mujeres es más fuerte. Una de las cosas que hemos conseguido y que a mí me tiene más enamorada es que aquí nuestros donantes adoran a Faten a pesar de no haberla visto nunca. La verdad es que es para adorarla.

¿Se juega la vida Fatem a diario?

Piensa que estamos hablando de un país en guerra en el que el 80 por ciento de la población no tiene nada y en el que sales a la calle con el temor de que te pueda caer una bomba en la cabeza. Si Faten no hiciese lo que está haciendo y se dedicara a sobrevivir nadie podría juzgarla. Nadie. Para mí es la mujer más increíble del mundo. Los proyectos han ido creciendo y creciendo y ella no desfallece. Hace unos días, mientras conducía estuvo a punto de morir por un proyectil que cayó sobre su coche. Milagrosamente no le ocurrió nada...

Háblame de vuestra labor.

Nuestro trabajo lo hacemos en nuestros ratos libres, fines de semanas, tardes, vacaciones..., de hecho, ¡¡todo el tiempo!! A veces hasta las dos de la mañana porque es el horario en el que estamos las tres. Cuando empezamos, ninguna de las tres imaginamos donde nos estábamos metiendo. No es fácil para nosotras mantener nuestros proyectos. No aceptamos subvenciones públicas por varias razones y dependemos plenamente de donantes particulares. Nuestra ONG funciona mucho con la plataforma Teaming, que es para donar 1 euro al mes, pero también damos la posibilidad a la gente de hacer donaciones o hacerse socia.

En un principio, empezamos con nuestro proyecto alimenticio para atender a la emergencia de hambruna. Empezamos con 15 cajas de comida al mes y ahora estamos dando unas 200 que se reparten a 200 familias. Siete u ocho meses después, empezamos el proyecto de agua e instalamos depósitos para dar agua a 5.000 personas cada mes. También estamos en tres campos de desplazados y gracias a estos proyectos hemos conseguido que el brote de cólera caiga en picado en ellos. Realmente es increíble. Si lo piensas, por cada euro que la gente paga, somos capaces de dar 128 litros de agua.

También, hemos instalado depósitos en las escuelas. Hay unos 2.600 niños y niñas que reciben agua. De igual modo, tenemos el proyecto en la isla de Socotra, una isla diferente en el que la gente vive en cuevas y hablan un idioma que no está escrito. Se le llama la isla más extraña del planeta. Allí dos ciclones dejaron a más de 15 mil personas sin casa (de una población de 60 mil). Como yo había tenido la oportunidad de ir varias veces y tenía amigos allí decidimos ayudar. Hemos ayudado a construir 183 casas proporcionándoles el material para que la gente de allí pueda reconstruir las casas al estilo socotrí.

También me gustaría hablar de nuestro último proyecto que lleva dos años y medio con nosotras, es el de desayuno en las escuelas para proteger a los niños y niñas. Durante la guerra ha aumentado muchísimo el matrimonio infantil y se secuestran continuamente a niños para que vayan a la guerra. Ya antes de la guerra, el matrimonio infantil era un problema en Yemen, pero se había conseguido reducir, gracias a la presión internacional, a un 17 por ciento (niñas casadas antes de los 18 años). Ahora estamos en un 72 por ciento. Es brutal. Más del 50% las casan antes de los 15 años.

Eso forma parte todo de un proceso: la familia no puede alimentar a sus hijos. En Yemen, los hijos son el futuro del hogar y la familia se entiende de una manera muy diferente a la manera occidental. La persona mayor es cuidada por sus hijos. Cuando las familias no tienen dinero y no pueden alimentar a sus hijos, ¿cuál es su recurso? Casar a la niña. Cuando les preguntas a la gente, te responden que debido a la violencia y a que las niñas son violadas, prefieren que otra familia las proteja y les de comida, con la promesa de que no las van a tocar.

Pero esto no es cierto. De hecho, lo primero que pasa es que la niña sale de la escuela, y se la llevan a una casa donde es esclavizada, abusada, violada y embarazada muchas veces, sin ningún contacto con su familia ni sus amigas. Niñas de menos de 12 años que no tienen ninguna infancia. Entonces este proyecto empieza porque una profesora nota que empiezan a faltar muchas niñas al colegio.

Empezamos a llevar comida en una primera escuela en la que faltaban 120 niñas. De repente, empieza a correr la voz y empiezan a volver muchas de las niñas que se han ido. Las familias aceptan que si le damos alimentos las van a mantener un poquito en el cole. Con lo cual, la educas, la mantienes contactada con sus amigas y la estás protegiendo de que la casen con un desconocido. Al cabo de dos meses las niñas del cole parecían otras. Saltando, cantando y jugando en el patio. Es lo más bonito que he hecho en mi vida. Lo que se puede lograr dando un desayuno completo. Empezamos a darnos cuenta de que muchas niñas partían el plátano y salían disparadas a su casa para dárselas a su hermanito.

Un año después, ampliamos, por iniciativa de Faten, a una segunda escuela mixta. El coste es muy grande, pero era necesario hacerlo. Porque si a las niñas las casan, a los niños los ponen a pedir en la calle y corren el riesgo de ser secuestrados por los camiones de los hutíes y ser utilizados para combatir. Según UNICEF, antes de la guerra había 112 niños soldados, (una estimación mucho menor que la realidad), pero ahora mismo estamos en 5000-6000 y los datos ya se han perdido... Esos niños son usados como bombas humanas, como esclavos sexuales.

Al final, empezamos en una segunda escuela con 1.200 alumnos y nos volvió a pasar lo mismo que en la primera. Nuestro sueño sería hacer una tercera o cuarta escuela, pero el precio es muy elevado… Además, el coronavirus ha llevado a que gente se haya dado de baja de sus donaciones, gente que no tiene salario, que ha perdido su trabajo. Aunque también es verdad que hay gente que ha aumentado mucho su aportación. Necesitamos mucho dinero mensualmente, pero lo estamos haciendo...

El coronavirus ha sido nefasto en muchos sentidos, pero también en este año 2020 no solo ha sido el coronavirus en Yemen. Este año el país ha sufrido los peores efectos de la crisis climática con las inundaciones en primavera y verano.
Sana'a es patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Que la Unesco no esté actuando me parece increíble. Las inundaciones provocaron 300 mil desplazados más de los que ya había. En los vídeos que circulaban se podían ver cómo las casas se caían por las lluvias y todos estos años de guerra. Es el dicho español “a perro flaco todo son pulgas”. Es así. A la Comunidad Internacional no le importa Yemen en absoluto. Si se mueren 20 millones de yemenís les da absolutamente igual.

Por último, me gustaría preguntarte sobre los programas que estáis llevando a cabo y que explicaras por qué es tan importante que la gente siga colaborando con vuestra organización.

Pues que la gente que lea la entrevista y le parezca bien lo que hacemos, se mire bien las maneras de ayudar1 y que piensen que cada vida es importante. Ahora mismo es verdad que lo estamos pasando mal con esto del covid-19, pero, a pesar de todo, seguimos siendo ese lado del mundo privilegiado. Siempre. Yo solo le pido a la gente que piensen cómo es un covid-19 en Yemen, en un campo de refugiados, sin agua, sin medicinas, sin comida… Con eso es suficiente. Tenemos muchas fórmulas, incluso con un euro mensual pueden ayudar. Gracias a eso hay una gran parte importante de nuestros proyectos que se están pudiendo hacer.

Desde el primer día, nuestra forma de trabajar ha sido mostrar en redes y en nuestra web todo lo que hacemos. Ponemos fotografías de cada familia que recibe alimentos, cada vez que llenamos los depósitos de agua o cada vez que se reparten desayunos… Yo siempre he pensado que el donante tiene el mismo derecho a saber lo que estás haciendo independientemente de lo que done. El año pasado nos dieron el premio a la transparencia y la buena gestión en la plataforma del euro mensual.

Por ejemplo, el programa de los desayunos es precioso, la gente que nos sigue en Facebook nos habla del cambio en la cara de los niños... Qué cambio más grande hay en el momento en el que puedes darles alimentos, un espacio protegido y les posibilitas la relación con sus amiguitos. Ahora mismo con el covid-19 hemos tenido un problema muy grande y nos planteábamos qué hacer con los niños. Primero, no les podíamos dar el desayuno en la calle porque los hutíes nos lo van a robar. Segundo, no podemos hacer que una niña y un niño vayan al colegio solo a buscar un desayuno porque le puede caer una bomba en la cabeza. Una cosa es que venga todo el día a la escuela y otra que venga a buscar un desayuno. Entonces lo que hicimos es repartir packs de alimentos a las madres de los niños y niñas pidiéndoles por favor que aguantasen a los niños en casa hasta que pudiesen volver al cole. ¡Ahora hemos vuelto a los coles y los tenemos llenos! Esas pequeñas cosas que no son los números, que aquí la gente quiera tanto a Faten por todo lo que está haciendo o que haya tres familias que le hayan puesto Faten a su bebé recién nacido. Eso no tiene precio.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/mapas...

Categorías: Tortuga Antimilitar

El Grupo Tortuga: Por fin localizado y desenmascarado

28 December, 2020 - 00:01

El C.N.I. (Centro Normalmente Incompetente), con ayuda del Estado Mayor de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad, junto con otros soplones, han conseguido averiguar quién está detrás del Grupo Tortuga y cómo intenta socavar el Estado, además de destruir el bienestar de los muy españoles y mucho español.

Ante el pleno del Congreso, el marco más incomparable para subrayar la importancia de la operación, lo primero que el Teniente General y Maquinista Buster Keaton, su Director, ha resaltado de la operación, comenzada en 1999, casualmente la fecha del origen del GT, es que no ha sido fácil localizar e identificar al grupo, razón por la que su duración ha sido de 21 años de trabajo intenso.

Esto es comprensible, especialmente si se lee la propia información ofrecida en la página web del GT: “Somos un grupo antimilitarista compuesto por una decena de personas de diferentes localidades de Alacant.

Lógicamente, como explica muy bien Buster Expert:

El Ejército Yanqui no pudo tomar Tora Bora,
ni con todos sus Boinas Verdes, en una hora.
La tropa venga que ora y labora, ora y labora…
mientras el mando la asesora pero no se azora.
Lo demás no importa, la operación es de gloria acreedora,
la información al respecto es siempre reservada, antes y ahora.
"

En ese momento sus señorías han rompido a aplaudir en pie a izquierda, derecha y derechita cobarde del hemiciclo, mientras que sólo se han mantenido imperturbables en sus escaños los sospechosos habituales: mancos, mudos y sordos.

Una cuestión de la máxima preocupación para el operativo todos esos años ha sido localizar e identificar a subversivos afines, bien establecidos y armados en los países tradicionalmente enemigos de España, además de otros que “nos tienen ganas: Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Afganistán y China. Éstos podrían dar entrenamiento y armamento al Grupo Tortuga”, concretó Busty Dusty con su preclaro razonamiento. A lo cual añadió a modo de aviso a navegantes:

"La cifra ronda 9.000, lo cual da pavor,
pero al C.N.I. le sobran pelotas y valor.
"

Según La Vanguardia del 24 de diciembre pasado: “Desde aquí os hago llegar nuestro afecto, nuestro reconocimiento y nuestra más firme expresión de gratitud, ha dicho Sánchez a los 8.120 militares, 630 de ellos mujeres, que este año han cumplido con su deber fuera de España, contribuyendo a un mundo más pacífico y estable.”

El GT se ha dado por aludido y se ha reunido de urgencia en una Noche Buena especialmente fastidiosa por el toque de queda, el frío y el discurso del Rey. Tras deliberar la mitad de la noche sobre diez propuestas sin acuerdo, la otra media la dedicaron a libar diez botellas, estrategia que fue mano de santo, concretamente de San José, quién exigió al presidente del Gobierno:

Si felicita a los efectivos, entonces a los del Grupo Tortuga tendría que concederles la Real y Militar Orden de San Fernando, las Cruces del Mérito Militar, la Medalla al Servicio de la Política Común de Seguridad y Defensa y la Orden de Jaume I el Conqueridor.

Anunció luego que “con la venta de toda esa chatarra para fetichistas y nostálgicos, podrían realizar más actividades antimilitaristas como cursos y campamentos de verano para alejar a los jóvenes de los ejércitos antes de que lo tengan que hacer mutilados, traumatizados o envueltos en la bandera.

Buster Duster ha respondido en Radio María que “el peligro es mayor de lo que se pensaba, pues también se dedican a la educación para la paz, la contrainformación, el trabajo de denuncia de la presencia militar en nuestra sociedad, la denuncia del Gasto Militar y de la Investigación Militar en la Universidad”.

El líder la oposición ha prometido colaboración y lealtad en estos momentos de prueba para el país, mientras mantenía la mirada fija en los ojos de Sánchez y se llevaba la mano derecha con los dedos juntos a la sien o a la visera de la gorra, si es que la hubiese llevado puesta:

Lo peor -ha dicho Buster Hustler- es que estos tíos se vanaglorian de que ‘no pedimos ni recibimos subvención alguna por principio, no tenemos el más mínimo afán de lucro (al contrario, financiamos nuestro trabajo de nuestros propios bolsillos) y no funcionamos con personas liberadas', y nos hacen competencia desleal, porque nosotros hacemos lo contrario, inflamos el presupuesto y además cobramos el IVA pero no damos factura.”

Finalmente ha sentenciado: “Pedro, sabes que son bolivarianos-comunistoides-cubanos-miedicas-gays-chupa-subvenciones y encima valenciano-parlantes, tienen todas las papeletas para que vayas a por ellos.”

Ambos se han dirigido hacia Busting Disgusting y se han fundido en un abrazo.

Puede usted, amigo lector, dormir tranquilo y sin mascarilla, todo está bajo control.

El GT en una de sus reuniones del Comité Central Político-Antimilitar

Categorías: Tortuga Antimilitar

"Manistarts": El nuevo portal de apuestas sobre activismo contestatario

28 December, 2020 - 00:00

Cigala News

Quienes creían haberlo visto todo aún están a tiempo de sorprenderse con la última novedad de emprendimiento en el negocio de las apuestas. La empresa francesa de apuestas on line "Manistarts" ha comenzado a operar en España abriendo el sector hacia un ámbito por ahora inexplorado en nuestro país por este tipo de iniciativa empresarial.

Manistarts es la primera empresa de apuestas on line que, yendo más allá del mundo deportivo, pone su mirada en el acontecer político nacional. Éste es, en palabras de Julia Baraja, portavoz de la división nacional de la empresa en España, "un segmento de gran interés para el público, muy similar al futbolístico, y seguido por la gente con una actitud equivalente". Sin embargo, Manistarts no solo empleará los procesos electorales como material para sus apuestas. Dado que éstos están espaciados en el tiempo, la acción preferente de la empresa estará dedicada al seguimiento de eventos políticos de tipo popular y contestatario.

Los productos de apuesta on line que Manistarts pondrá en el mercado, a imitación de lo que viene haciendo en Francia y otros países de la Unión Europea, serán muy variados. Podrá apostarse por el número de manifestantes de un acto público, así como por el contenido de pancartas, eslóganes, etc. También se pagará el que haya o no intervención policial, cargas, uso de medios antidisturbios, personas detenidas, o que exista algún tipo de contramanifestación. Con posterioridad a estos hechos se podrá apostar por las posibles multas y condenas judiciales a las personas manifestantes.

Manistarts seleccionará el evento político a seguir en función de su importancia mediática, pero también teniendo en cuenta otros factores, especialmente el grado de conflictividad que pueda suscitar. De esta forma una apuesta habitual será el seguimiento de un proceso de desahucio, pudiendo apostarse por el resultado del mismo (ejecutado, aplazado, pacto...) así como si suceden actos de resistencia (pasiva, violenta) por parte de los manifestantes, o cómo se desarrolla la acción policial (cargas, detenciones, denuncias, etc.). Del mismo modo se subirán a la mesa on line de apuestas eventos como desalojos de centros okupados, acciones pacifistas al estilo "Greenpeace" y similares.

La citada portavoz de la empresa asegura que el seguimiento de estos eventos por parte del público apostante incrementará la difusión de los objetivos de los organizadores de todo este tipo de acciones y la sensibilidad de la ciudadanía hacia estos problemas "de gran relevancia social". Por otra parte Manistarts no descarta dedicar alguna parte de los beneficios publicitarios derivados del seguimiento de este activismo para apoyar algunas de sus causas, especialmente "las que tienen un mayor cariz de tipo humanitario".

La redacción de esta agencia ha contactado con el Ministerio de Consumo, dirigido por Alberto Garzón, de Unidas Podemos, para averiguar si hay intención de tomar alguna medida en relación a esta novedosa actividad empresarial. Fuentes del mismo manifiestan que el tema está en estudio pero que si Manistarts cumple con todos los requisitos que exige la normativa, podrá seguir operando como cualquier otra empresa de apuestas, sometida, eso sí, a las mismas limitaciones publicitarias que las restantes.

Categorías: Tortuga Antimilitar

Los Desgraciaus: "Los Coches Chocones"

28 December, 2020 - 00:00
Categorías: Tortuga Antimilitar

Vinguda de la Marededéu

28 December, 2020 - 00:00

L'arca de la patrona d'Elx, a la platja del Tamarit (Santa Pola)

Categorías: Tortuga Antimilitar

Años de bromas en las páginas de Tortuga

27 December, 2020 - 00:02

Unos cuantos años ya gastando pícaras bromitas aprovechando el día de los inocentes. Nos hemos reído de páginas de contrainformación, de partidos políticos y de personajes públicos, pero sobre todo de nosotras mismas, de Tortuga y de nuestra querida Alternativa Antimilitarista-MOC. Hay que agradecer que, salvo alguna pequeña excepción, todos los colectivos y personas que han sufrido nuestras bromas no se lo han tomado a mal y se han reído en nuestra compañía.

No tratamos de alcanzar altas cotas en el género literario humorístico (incluso hay bromas que se van repitiendo de año en año sin gran variación temática) sino de hacer algún que otro guiño al buen rollo y al buen humor y alegrarle un poco la vida a nuestros sufridos lectores, que bien ahítos les tenemos con informaciones sobre desgracias.

Y por cierto que hay más de una o más de dos que se han tragado hasta el fondo las bromitas. Si es que hay que poner más atencioooooón a lo que se lee.

Que uds. lo disfruten.

"Manistarts": El nuevo portal de apuestas sobre activismo contestatario

El Grupo Tortuga: Por fin localizado y desenmascarado

Moda y regalo para las Navidades 2019

Acción Directa de Tortuga en Alacant por la libertad de Oriol Junqueras

El ex-JEMAD Julio Rodríguez abandona Podemos y pide la integración en Alternativa Antimilitarista-Moc

Reivindiquemos el concepto de "España Una"

Tensión en Tortuga por un ERE con drásticos recortes de plantilla

El objetor electoral, Adrián Vainillo, sentenciado a seis meses de trabajos comunitarios en un cuartel militar

Tortuga creará una comuna naturista y vegana en l'Illa de Tabarca

La Patrulla Canina, nuevo emblema promocional del Ejército Español

El ejército español del aire usó grasa de liposucción para cocinar

Expertos antropólogos etiquetan al Grup Tortuga como “tribu primigenia”

Tortuga despedirá el año con un maratón de sexo libre

Los miembros del Grup Tortuga que hacemos la web posamos para nuestros lectores

Rajoy anuncia la supresión de las Fuerzas Armadas

Un nuevo cable de Wikileaks descubre la colaboración de diferentes colectivos antisistema españoles con la CIA

El Grup Antimilitarista Tortuga abandona la política y se reconvierte en sociedad gastronómica

Ya está a la venta Manifa 2.0

La CIA creó Wikileaks para apartar el foco mediático de los políticos valencianos de la trama Gürtel

Un miembro de AA-MOC dio positivo por doping durante las protestas contra la cumbre de la OTAN de Lisboa

A partir del día uno el Grupo Tortuga se escindirá en dos

Zapatero anuncia la salida de España de la OTAN en un plazo de cinco años

El príncipe y doña Leticia pasarán la cena de fin de año en compañía de miembros del Grupo Tortuga

Belén Esteban será la cabeza de lista de Izquierda Unida en las próximas generales

Alternativa Antimilitarista-MOC pasa página y se deshace de su seña de identidad hippie

La UME rescata un gato que no podía bajar de un árbol

Un antiguo miembro del Grupo Tortuga detenido en Alicante cuando trataba de reconstruir una célula de los GRAPO

Alternativa Antimilitarista-MOC adquiere un edificio de diez plantas en plena Gran Vía madrileña para convertirlo en su nueva sede

El miembro del MOC València Carlos P. Barracón presenta su nuevo videolibro “En Legítima Fiesta: técnicas para aprender a bailar salsa y reguetón antimilitarista”

Alternativa Antimilitarista-MOC negocia incorporarse como corriente independiente en la coalición Izquierda Unida

Miembros del Grupo Antimilitarista Tortuga serán recibidos en Roma por su Santidad Benedicto XVI con motivo del Año Nuevo

Luis Aragonés se afilia a CNT

Tortuga se transformará en partido político e ingresará en el PSOE

El gobierno español designa al historiador y antimilitarista Perico Oliver como mediador único entre el Estado y ETA

Se descubre un importantísimo yacimiento petrolífero en Torrevieja (Alacant)

El Grupo Tortuga declara que sería favorable a la existencia de un hipotético Ejército Valenciano

Escándalo en Alternativa Antimilitarista-MOC: Desaparece el tesorero con los fondos de la organización

Los portales de contrainformación La Haine y Rebelión deciden fusionarse

Descubierto un nuevo infiltrado del Movimiento Antimilitarista

Ejército profesional: de lo que se entera uno

Alternativa Antimilitarista-MOC concluye su IV Congreso

Categorías: Tortuga Antimilitar

Nota de la ONU sobre el indulto presidencial a contratistas que mataron a civiles iraquíes

27 December, 2020 - 00:01

Nota de la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Marta Hurtado, sobre el indulto presidencial de Estados Unidos a los contratistas encarcelados por matar a civiles iraquíes.

Estamos profundamente preocupados por los recientes indultos presidenciales de los Estados Unidos a cuatro guardias de seguridad de la empresa militar privada Blackwater (1), que fueron condenados por matar a 14 civiles iraquíes. (2)

Estos cuatro individuos fueron condenados a penas que van desde 12 años a cadena perpetua, por cargos de asesinato en primer grado entre otros. El indulto contribuye a la impunidad y tiene el efecto de envalentonar a otros para que cometan esos crímenes en el futuro.

Al investigar estos crímenes y completar los procedimientos legales, Estados Unidos cumplió con sus obligaciones en virtud del derecho internacional. Las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos y de violaciones graves del derecho internacional humanitario también tienen derecho a una reparación. Esto incluye el derecho a ver a los autores de los delitos cumplir con castigos proporcionales a la gravedad de su conducta.

La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas pide a Estados Unidos que renueve su compromiso en la lucha contra la impunidad de las violaciones manifiestas de derechos humanos, las violaciones graves del derecho internacional humanitario y que cumpla sus obligaciones de garantizar la rendición de cuentas por esos delitos. (3)

Para más información de los medios de comunicación, por favor contacte con Liz Throssell- + 41 22 917 9296 / ethrossell@ohchr.org y Marta Hurtado - + 41 22 917 9466 / mhurtado@ohchr.org

Etiqueta y comparte - Twitter: @Derechos Humanos y Facebook: unitednationshumanrights

Traducción y notas de Agustín Velloso

(realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator)

(1) Academi​ (anteriormente conocida bajo los nombres Xe Services LLC, Blackwater USA y Blackwater Worldwide), es una empresa militar privada estadounidense de mercenarios que ofrece servicios de seguridad

(2) www.lahaine.org/mundo.php/los-merce...

www.democracynow.org/es/2008/6/2/bl...

www.thenation.com/article/archive/b...

(3) Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, los contratistas abrieron fuego en la plaza Nisour (Bagdad) y su entorno, un área muy concurrida adyacente a la Zona Verde.

Cuando cesaron de disparar, al menos 14 civiles resultaron muertos, diez hombres, dos mujeres y dos niños de 9 y 11 años.

Los fiscales estadounidenses afirmaron que el contratista Nicholas Slatten fue el primero en disparar sin que mediara provocación por parte de los civiles.

Slatten fue condenado a cadena perpetua en 2014.

Tuvo dos juicios más con el resultado de la misma condena en 2018 y en 2019.

Trump lo ha perdonado en 2020. He aquí sus razones:

La Casa Blanca informó de que Slatten, Slough, Liberty ay Heard tenían una "larga historia de servicio a la nación" como veteranos del Ejército de Estados Unidos y los Marines, además de que los indultos contaban con la aprobación de la mayoría de los ciudadanos y de las autoridades que han sido elegidas por éstos".

Más información de la ONU sobre Blackwater:

Nisour Square Massacre September 16, 2007 Blackwater

http://search.ohchr.org/results.asp...
...............

Views of the Human Rights Council's Working Group on Mercenaries.

www.ohchr.org/_layouts/15/WopiFrame...
................

Submission by the Working Group on the use of mercenaries as a means of impeding the exercise of the right of peoples to self-determination

www.ohchr.org/_layouts/15/WopiFrame...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Les IX Jornades de Cultura Popular El Sarangollo s'ajornen a 2021

27 December, 2020 - 00:00

Com ja us vam comunicar al juny, quan vam anunciar que la celebració de la XVII Marxa a Aitana es posposava fins a 2021, en Tortuga seguim pendents de la situació actual. I continuem lamentant que tantes festes, jornades de convivència i actes culturals no s'hagen pogut celebrar: des del Festival del Cirerer en Flor al Japó fins a l'ascens de l'Elx.

També, com fa uns mesos, hem d'informar-vos de que una altra de les activitats que el nostre grup (junt a uns altres) duia a terme cada any, no tindrà lloc en 2020: les IX Jornades de Cultura Popular El Sarangollo se celebraran en 2021.

Sembla que les úniques coses que no esperen per a l'any vinent són el pas de les estacions, l'evolució de la vida i els abusos de poder. Quasi tota la resta cau sota el pes de les imposicions, del sentit comú, d'unes circumstàncies inconvenients o de la incomprensió.

Mai hem volgut idealitzar la cultura popular, però si n'hi ha col·lectius que organitzen aquestes jornades és perquè creiem que, de manera crítica, hem de valorar allò que hem heretat de les gents del carrer i del camp. No copiem, però volem construir des d'ací. I aquesta herència es perd a tota velocitat.

En fi…, que ens mengem el torró sense jornades, però ens agradaria anar d'ací a uns mesos a fer herbetes, jugar al sarangollo i fer alguna excursioneta.

Ens veurem en un…

Feliç 2021!

Categorías: Tortuga Antimilitar

No me gustan ni la "burrocracia" ni los bancos (2 y 3)

27 December, 2020 - 00:00

2.

Corrían los años 90. Vivía en Galicia con mis abuelas maravillosas: ellas me regalaron mi primer coche, era un Ford Fiesta rojo. Era de una tía mía, bien cuidado, pero con la chapa carcomida por la sal del mar. Parecía rosa... Bueno, al grano.

Al tiempo lo quise vender, muy a mi pesar, y lo llevé a un taller de compra-venta de coches. Sabéis que no me gusta hacer propaganda gratuita, pero otra vez haré una excepción: se llamaba, o se llama, Motor Bueu, en la localidad de Pontevedra del mismo nombre. Les vendí el coche y me dieron 100.000 ptas, unos 600 euros de ahora. Sé que me dieron algún papel, pero no me acuerdo dónde lo puse, de joven me pasaba a menudo. Bueno, y ahora también... Al cabo de un tiempo volví a Valencia, me puse a currar e hice la declaración de la renta. Me salía a devolver. El Ayuntamiento de Pontevedra me quitó la miseria que cobré. Llamé por teléfono y me dijeron que debía un montón de pasta de los impuestos de circulación. Les dije que si eso no prescribía como todos los casos de aquella época, y me dijeron que lo publicaban en el B.O.E. para que eso no sucediera nunca jamás.

Llamé al sinvergüenza del taller y me dijo que “onde vai o coche...", que lo había llevado todo el tiempo un familiar suyo hasta que lo desguazó y que pasaba de todo, que me buscara la vida. Me tocó ir a tráfico de Pontevedra, ya era el año 2000, y jurar que ese coche ya no existía. Me dieron de baja muy amablemente, pero que tenía que pagar todos los impuestos de circulación hasta ese momento. Por supuesto no he vuelto a hacer declaración de la renta: igual me toca regularizarme como el Rey emérito.

3.

Corría el pintoresco año 2003. Me quedé un pintoresco kiosco/bodega de un pintoresco/jubilado, y me tocaba arreglar todos los papeles-pintorescos. Dejé a mi padre, otro pintoresco/jubilado en el kiosco y con mucha celeridad fui a ponerme al día.

Me informaron que, si pedía un préstamo, no me cobrarían intereses y pedí 3000 euros. Los usé para pagar la entrada de la furgoneta. También me dijeron que como había estado trabajando hasta el día anterior e iba a montar mi propio negocio, me correspondía cobrar todo el paro junto. También que si pedía una subvención me correspondía por mujer-empresaria-emprendedora. Bueno, pues lo pedí todo, todo, mientras mi padre en el kiosco se hacía la picha un lío.

Me dieron el préstamo, que pagaba religiosamente. Me dieron el paro todo junto, después de decirme que me faltaba tal papel y me tocaba volver al INEM (Instituto Nacional de Empleo) ahora Labora. Me dieron unos 1200 euros y dos palmaditas en la espalda.

La subvención me la denegaron después de presentar una memoria engorrosa y un montón de requisitos que ni me acuerdo. Recuerdo que me puse a llorar, pero no porque me la denegaran sino por el tiempo que había perdido.

Empiezo a currar en el kiosco, y me dicen al cabo del tiempo que el paro lo tenía que devolver. Que no me correspondía porque me di de alta de autónomos el mismo día que pedí el paro. Si lo hubiera hecho al día siguiente sí que me hubiera correspondido; entonces no constaba en el paro. Nadie fue capaz de informarme en el INEM. Menos mal que me dejaron devolverlo en “módicos” plazos, creo que con intereses. Por cierto, el paro prescribía a los cinco años: no pude cobrarlo nunca jamás.

Conclusión: si me hubiese quedado en el kiosco “sin hacer nada” hubiera salido ganando, y mi padre sin sofocos. La “buena gente y pintoresca del lugar” encima le decían a mi padre que si lo pillaban en el kiosco le iban a quitar la pintoresca-pensión porque trabajaba ilegalmente, a la picaresca...

Categorías: Tortuga Antimilitar

Páxinas