Historically, Australian medical schools have followed the British tradition by conferring the degrees of Bachelor of Medicine and Bachelor of Surgery (MBBS) to its graduates whilst reserving the title of Doctor of Medicine (MD) for their research training degree, analogous to the PhD, or for their honorary doctorates. A notable exception is the Bachelor of Medicine (BMed) joint program of the University of Newcastle and the University of New England. Although the majority of Australian MBBS degrees have been graduate programs since the 1990s, under the previous Australian Qualifications Framework (AQF) they remained categorised as Level 7 Bachelor degrees together with other undergraduate programs. The latest version of the AQF includes the new kamagra ireland buy kamagra category of Level 9 Master's degrees (Extended) which permits the use of the term 'Doctor' in the styling of the degree title of relevant professional programs.





guerra

Achegamos un artigo de denuncia e reflexión sobre as feridas de guerra que temos máis próximas a cargo de Julen Arzuaga e David Fernàndez:

Las mismas preguntas, los mismos silencios, las mismas mentiras

No estamos acostumbrados a atender heridas de guerra». Estrella Fernández, oftalmóloga del Hospital Clínic de Barcelona, zanjaba así el debate con clínica precisión. Su comparecencia en Comisión del Parlament evidenciaba la radiografía definitiva de las secuelas irreversibles y la lesividad aleatoria que las balas de goma, caucho de 54 gramos disparado a 720 km/h, producen cuando impactan contra la ciudadanía. En otra comparecencia, esta en el Parlamento vasco, la madre de Iñigo Cabacas, Fina Liceranzu, reforzaba la idea, reclamando «un poco de humanidad». Ambas voces dejaban al rey desnudo, certificando ante unos diputados enmudecidos, hasta entonces tal vez ciegos y sordos, lo ya sabido en la calle y negado durante tantos años en los despachos oficiales.

Tags:

Oposición ao dereito dun pobo a expresar a súa opinión como defensa da liberdade e a democracia; prohibición de manifestacións para facer respectar a liberdade de todos; privatización da sanidade para asegurar o dereito á asistencia médica universal; eliminación de bolsas e peche de escolas como máxima expresión da garantía de acceso á educación e, desde logo, intervencións militares, ataques e bombardeos a poboación civil feitos pasar por intervencións humanitarias. A perversa manipulación da linguaxe levada a cabo polo poder, para vendernos as cousas polo contrario do que son, non ten límites, confiando quizais na máxima de que unha mentira mil veces repetida, convértese en verdade.

É evidente que, igual que talar un bosque evita que arda nun incendio, bombardear e matar a poboación civil nun “ataque lóstrego” evita que sufran unha guerra. Agora ben, é unha solución que non consideramos aceptable, e moito menos “humanitaria”.

Pero en todo caso, sabemos que, ao igual que en Afganistán ou Iraq, están moi lonxe de ser os motivos humanitarios os que moven a actuación dos Estados Unidos e os seus aliados.

Axudar aos sirios?

04 Set 2013

As compas de Utopia Contagiosa veñen de publicar no seu blogue esta interesante reflexión sobre Siria que leva por título: Axudar aos sirios? A maiores deste artigo recomendamos tamén a lectura de "Siria: la intervención soñada" de Santiago Alba Rico.

Axudar aos sirios?

Es un buen propósito. Un deseo loable. Ahora también un reclamo de la mas soez propaganda militarista para justificar una nueva intervención militar de la coalición “ad hoc” que EE.UU sea capaz de armar para intervenir militarmente en Siria y mejorar sus posiciones geoestratégicas.

¿Por qué un juicio tan rotundo?

Pues, sencillamente, porque las propuestas que están barajándose no hablan de otra cosa que de ataque militar y apoyo a la guerra, para que la gane el bando que interesa.

Dende o programa La casa incendiada da emisora libre e autoxestionada "Radio Ela" de Madrid fannos chegar polas ondas -neste caso pola rede- as entrevistas a Jose da asemblea antimilitarista de Madrid e a Julián que presenta o documental "Donde se cuece la guerra".

Así nolo contan na web da emisora"En este programa hablamos con José de la asamblea antimilitarista de Madrid sobre la campaña de objeción fiscal al gasto militar, práctica de desobediencia civil que expresa su rechazo a sostener el gasto de preparación de las guerras y del mantenimiento del ejército y otros cuerpos armados, negándose a pagar a Hacienda una cantidad que va a estos destinos

Unhas compañeiras de Mallorca, que nos axudaron na acción das minas que fixemos como acto de peche da campaña pola OF 2012, achégannos un vídeo documental que fixeron para rematar a campaña pola OF en Mallorca.

Dura ao redor de quince minutos y para a súa promociónb colocaron nas rúas máis de 1200 minas (antipersonais) de escaiola pintada.

Como conta eles no vídeo "está reflejado el trabajo de varios compañeros que han realizado esta labor de manera voluntaria, con una técnica, a veces, que no tiene que envidiar a la de los cauces comerciales.... Hay animación, efectos especiales, y está pensado desde un enfoque global, al hilo de una revolución integral a la que se pretende hacer alusión, y es necesaria construir entre todas, de aquí al futuro.

Desde hai varios anos véñense celebrando anualmente en varias cidades do estado español os chamados festivais aéreos, consistentes no desfile de unidades do exército de aire, a mariña, o corpo de paracaidistas, así coma pilotos civís de acrobacias e unidades de bombeiros e salvamento.

Consideramos que este tipo de eventos, presentados ante a cidadanía como atracción turística, son en realidade actos de propaganda dos exércitos e as forzas militares para mellorar a súa imaxe pública e diminuír a percepción negativa que a sociedade ten deles.

A atracción que supón a observación de acrobacias ou de alta tecnoloxía úsase coma escusa para achegar á sociedade o poder militar do estado español coma algo positivo. Mentres tanto continúa habendo presenza militar en conflitos internacionais e seguen exportándose armas a países onde non se respectan os DDHH, converténdose así en cómplice das guerras que ocorren noutros países afastados do noso.

Alén diso estamos nun contexto de crise económica no que se lle pide á cidadanía facer un esforzo e, por iso, recórtase o orzamento para prestacións básicas, servizos públicos ou cooperación ao desenvolvemento. Mentres tanto o gasto en investigación militar e en mantemento do exército segue sendo moi superior ao gasto en educación, servizos sociais, administración pública (funcionariado) e pensións.

Hoy, 24 de mayo, con motivo del “Día Internacional de las Mujeres Contra la Guerra”, diferentes asociaciones de mujeres y antimilitaristas se han concentrado a las puertas de la Hacienda Estatal de Plaza Moyua para realizar una acción simbólica por la Objeción Fiscal a los gastos militares.  Esta iniciativa se enmarca dentro de las movilizaciones que colectivos de mujeres y grupos antimilitaristas están desarrollando a lo largo de estas semanas en el trascurso de la campaña de la declaración de la renta.

Cada año que pasa constatamos como desde  las instituciones se aumentan las partidas presupuestarias destinadas al militarismo y sin embargo se sigue sin dar solución y respuestas concretas a los problemas más graves que las mujeres padecen:  agresiones y malos tratos; asesinatos; discriminación laboral y feminización de la pobreza; carencia de servicios sociales y comunitarios: guarderías y residencias de la tercera edad... Las activistas feministas y antimilitaristas aspiramos a una paz basada en las necesidades de la población civil y no de los ejércitos.

A xente do grupo antimilitarista Tortuga publicou este manifesto:

Diariamente la televisión trata de forjar nuestra forma de ver las cosas bombardeándonos con discursos elaborados y altisonantes de quienes rigen nuestras vidas y de quienes les van sucediendo, como si de un turno se tratara, en sucesivas legislaturas. Su teatral puesta en escena de una especie de antagonismo que no es tal cada vez engaña a menos gente. Nos consta que terceras opciones que llegaran al poder tampoco harían las cosas de forma muy diferente, puesto que el hecho de que tal cosa suceda depende del apoyo determinante de los grandes grupos de comunicación y de sus propietarios, los bancos.